Your SlideShare is downloading. ×
Aguconf3
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Aguconf3

161

Published on

Resumen de la persentación de imágenes sobre las curiosidades del tiempo físico-

Resumen de la persentación de imágenes sobre las curiosidades del tiempo físico-

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
161
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Curiosidades del tiempo físico Charla para todo público Agustín RelaLos latidos del corazón del emperador; días, lunas y años (en el año draconítico el dragón se traga la Luna); ladronas de agua, relojes de arena y de péndulo, y los latidos del átomo de cesio; anillos de árboles, capas de nácar en almejas, sedimentos geológicos y el calentamiento global; la analema del náufrago que hablaba con su pelota, relatividad, y el antiguo tiempo en el que todavía no existía el tiempo. charla. (De charlar). (...) 2. f. Disertación oral ante un público, sin solemnidad ni excesivas preocupaciones formales. (...) Real Academia Española. El siguiente texto, escrito el 7 de setiembre de 2011, corresponde aproximadamente a lapresentación de imágenes que se planea presentar el 30 de setiembre de 2011 a la tarde en el ciclo de Fundalma.. El autor no garantiza que esto refleje fielmente el real transcurso de laactividad, ya que los comentarios del público, y hasta su actitud durante el desarrollo, suelen influir en el curso de la exposición.El tiempoEl concepto del tiempo atrajo desdesiempre la atención de filósofos,científicos y artistas. Salvador Dalí(1904 – 1989) reflejó en los famososrelojes blandos de sus pinturas laperplejidad que le causó entender que unintervalo de tiempo, lejos de ser unamagnitud rígida que transcurre porigual para todos los observadores,puede variar entre cero e infinito,según el sistema de referencia.La palabra tiene en nuestro idioma dossignificados; el meteorológico y elfísico. ¿Por qué llamamos tiempo al primero? (En otros idiomas les dan nombres diferentes.)Posiblemente porque cuando alguien permanecía quieto o se desplazaba a escasa velocidad,los cambios meteorológicos se observaban con el transcurrir de las horas; en cambio si secaminaba o se corría hacia un lado y otro no se apreciaba diferencia alguna. En cambio, hoy aveces oímos por los altavoces de un avión que se aterrizará en un aeropuerto alternativo,porque en el previsto originalmente hay mal tiempo. En rigor, lo que hay ahí es mal espacio,ya que al mismo tiempo hay buenas condiciones meteorológicas en otro sitio. Así, cuandovamos en coche en una ruta, no sabemos si se largó a llover, o si pasamos a un lugar dondellueve.
  • 2. Medición del tiempo¿Cómo se mide un lapso? ¿Cómo se lo transforma en un número, para ponerlo en unafórmula.? Se lo hace del mismo modo que con cualquier otra magnitud extensiva: se elige unaunidad, y se compara su duración con la del intervalo que se desea medir: Voy a hacerle mis preguntas, ya que a tanto me convida, y vencerá en la partida si una esplicación me da sobre el tiempo y la medida, el peso y la cantidá. (...) El ser de todos los seres sólo formó la unidá; lo demás lo ha criado el hombre después que aprendió a contar. José Hernández, La vuelta de Martín Fierro, 1879.La historia del tiempo es la de los diferentes patrones de referencia que se utilizaron, desde loque la intuición nos dice que son intervalos regulares (como en la música: andante, allegroma non troppo), los latidos del corazón que usó Galileo para medir el período de un péndulo,el propio péndulo o perpendículo de los antiguos médicos, con los que observaban el ritmocardíaco, relojes de arena, de agua, el giro aparente del Sol, el más regular de la Tierra, y lasoscilaciones del átomo de cesio que se emplean actualmente como patrón. A propósito: ¿quésignifica hablar de los primeros segundos después del big bang, cuando todavía no habíacesio, ni siquiera átomos, y todo lo que existe estaba concentrado en un espacio de extensióninsignificante, o en un punto, achicharrado a una altísima temperatura? Stephen Hawking, ensu Breve historia del tiempo (2005), nos da la clave, que comentaremos al final.Tiempo y lenguajeAntiguamente las doce horas del día se contaban desde el amanecer hasta el anochecer.A primera hora significa a las seis de la mañana. Dormir la siesta era dormir la sexta, almediodía. Y quizás hacer nono haya sido dormir la hora nona, o novena del día, las tres de latarde. Clepsidra, el reloj de agua, tiene la misma raíz que cleptómano, el ladrón compulsivoque roba aunque no lo necesite; lo hace por enfermedad mental. Es que clepsidra significa, engriego, ladrona de agua, o bomba chupadora, lo que aquí llamamos el robador, una bombailegalmente conectada a la red de agua potable para succionar agua sin tener que usar unacisterna. Eso es insalubre, porque si hubiera un caño roto en la calle, entraría barro, y quizásaguas servidas, a la tubería de la que se sirve el vecindario.Antiguas unidades, todavía en usoJorge Luis Borges, en su Fundación mítica de Buenos Aires (1923) habló de antiguosnavegantes que para llegar al Río de la Plata se atrevieron a cruzar un mar de cinco lunas deanchura. Y seguramente todos sabemos que luna de miel significa el mes dulce, en alusión aque la Luna tarda aproximadamente un mes en mostrarnos todas sus fases y dar una vueltaalrededor de la Tierra. Ése es el tiempo que dura, según muchos creen, el placer inicial delmatrimonio, aunque sea sólo una creencia popular; en rigor ese tiempo podría ser muchomayor. (O mucho menor.)
  • 3. Distintas clases de añoParece sencillo definir un año. Es el tiempo que tarda la Tierra en dar una vuelta alrededordel Sol. Pero... ¿con respecto a cuál sistema de referencia? Podríamos elegir las estrellas, queantiguamente se llamaron las estrellas fijas, para distinguirlas de las estrellas vagabundas oplanetas (planeta es vagabundo en griego). Tú me desprecias por ser vagabundo y mi destino es vivir así; ¡si vagabundo es el propio mundo que va girando en un cielo azul! El vagabundo, bolero de Víctor Simón y Alfredo Gil, del Trío Los Panchos, 1958.Esos poetas ofrecieron para nuestro mundo una interpretación más moderna del carácter devagabundo; una visión copernicana que acepta la rotación y la traslación. (Comentemos depaso que el cielo astronómico no es azul como la atmósfera; es negro. Razones de métrica yrima justifican esa licencia poética.) En la antigüedad la Tierra no se consideraba ni unaestrella fija, ni una estrella vagabunda, ni una estrella, ni un astro. Era sólo la Tierra.Si elegimos el sistema de referencia estelar, ese tiempo, el año sideral, no es el mismo que elque transcurre entre dos primaveras sucesivas. Si usáramos el año sideral con fines sociales,sufriríamos la precesión de los equinoccios. Preceder significa ir detrás. Los equinoccios seatrasan en el año sideral, como una consecuencia de que la Tierra es más gruesa en el ecuadorque a lo largo de un meridiano; eso hace que el Sol ejerza un momento de fuerzas, ya queatrae con una fuerza mayor la parte del ecuador más cercana, y ese momento o cupla generaun movimiento de precesión. Si usáramos el año sideral con fines de organización social, laprimavera vendría cada vez más tarde en el año, y cada 25.780 años se repetiría el ciclo. Paralos fines políticos y sociales conviene usar una clase de año que mantenga fijas las fechas delas estaciones. Ése es el año trópico.Hay aun más clases de años.Año embolismal, o preñado. Es el que tiene trece lunaciones en vez de doce.El término se aplica más a los calendarios lunares o lunisolares,como el chino y el judío. En el calendario gregoriano que usamosactualmente en todo el mundo los meses no se sincronizan con lasfases lunares. Sin embargo, la Semana Santa católica finaliza elDomingo de Resurrección, que es el que sigue a la primera lunallena de otoño en nuestro hemisferio, o la de primavera en el norte.El Papa Gregorio XIII (1502 – 1585) reformó el calendario delemperador Julio César. En 1583 se saltó directamente del 10 al 20de diciembre. La gente nacida en esa semana cumplió años toda elmismo día, o bien no los cumplió, según cuál haya sido su coquetapreferencia.El año anomalístico es el que transcurre entre dos periheliosconsecutivos, o distancias mínimas entre la Tierra y el Sol.El año draconítico es el del mítico dragón que devora el Sol o laLuna en los eclipses, y cuyo comienzo es el Tet, o año nuevo lunarchino, que justamente festejan con un colorido dragón de papel queconducen jóvenes que saltan y bailan.El año sinódico es el comprendido entre conjunciones con elmismo planeta.
  • 4. El año académico tiene sólo dos cuatrimestres, o tres trimestres; de modo que con esa clase deaño valen las cuentas 2 × 4 = 12, y 3 × 3 = 12. En el mismo ambiente del estudio se usa lahora cátedra, de cuarenta minutos en vez de sesenta; y algo similar ocurre en el ámbitopsicoanalítico, y en el de la hotelería.El día solar está sujeto a variaciones debidas a la elipticidad de la órbita de la Tierra, y a lainclinación de su eje con respecto al plano de la órbita. El día sideral es más estable, perotampoco podemos confiar del todo en él, porque la Tierra se va frenando, y el año dura cadavez menos días. Se ve eso en los caparazones de los moluscos. Esos invertebrados tienen elllamado dermatoesqueleto. El animal lo disuelve por adentro, y deja que crezca por afuera.dermatoesqueleto. (De dermato- y esqueleto). 1. m. Zool. Piel o parte de ella engrosada ymuy endurecida, ya por la acumulación de materias quitinosas o calcáreas sobre la epidermis,frecuentemente en forma de conchas o caparazones, como en los celentéreos, moluscos yartrópodos, ya por haberse producido en la dermis piezas calcificadas u osificadas, como sonlas escamas de los peces y las placas óseas cutáneas de muchos equinodermos, reptiles ymamíferos.El espesor de la concha de una ostra aumenta unos 0,2 micrones diarios, y unos 40 micronesanuales. Puesto que en verano y de día el molusco crece más velozmente que en invierno y denoche, las líneas de crecimiento diario del caparazón de un molusco. están más distanciadasen el verano. Eso permite calcular cuántos días duraba el año hace mucho, ya que la cantidadde capas diarias en cada estrato anual revela cuántos días tenía el año en la época en que vivióel molusco. En el Paleozoico, hace 400 millones de años, un año tenía 400 días de 21 horasactuales cada uno.En esa época comenzaban a aparecer los grandes reptiles.. Posiblemente algunas especies dedinosaurios vivían casi todo el tiempo con el agua al cuello. Por su tamaño, no podían estarmucho tiempo fuera del agua. Las hembras, en vez de empollar, enterraban los huevos en laplaya, como lo hacen hoy muchas especies de tortugas.El argentinosaurio es, según lo que se sabe hoy, el reptil más grande que existió. Lo descubrióun argentino en la Patagonia. Tuvo una masa treinta veces mayor que la del tiranosaurio rey.DendrocronologíaIgual que se lo hace con el estudio de las capas de nácar en lasalmejas, se pueden dataracontecimientos antiguos mediante elestudio de los anillos de crecimiento delos árboles; y lo mismo se obtiene delestudio de las capas de sedimentos en loslechos de los lagos, o en el de lascapas anuales de nieve en laslocalidades donde no se derrite enninguna época del año.Calentamiento globalEl estudio de los espesores de sedimentos y de anillos sirvió para saber qué clima hubo enépocas pasadas. sin embargo, los anillos gruesos podrían significar a la vez la presencia demucha cantidad de dióxido de carbono, o una temperatura muy alta, o simplemente muchaagua, o mucho sol.Craig Loehle, a partir del estudio de la acidez de los estratos de sedimentos, determinó elcontenido de CO2 de la atmósfera antigua.
  • 5. Sus trabajos parecerían mostrar que hubo otras épocas de calentamiento global, anteriores a lapresente, y previas a la civilización industrial.Relojes de SolA pesar de su imprecisión, son agradables objetos de adorno, y sirven para entender mejor elmovimiento relativo del Sol.Los incas usaron un reloj y a la vez almanaque de Sol, llamado intiwuatana. Muchosestudiosos traducen ese nombre como lugar donde se ata el Sol, o quizá solsticio (el Solquieto, en alusión a que en esa época el Sol al mediodía alcanza la máxima o la mínima alturaangular sobre el horizonte, según sea el solsticio de invierno o el de verano. Pero muchossaben que en quechua Inti es el Sol, y wata el año, o el tiempo. El intiwuatana sería entoncesel reloj de Sol, o el calendario solar. ¡Qhepa wata ripusqanmanta tinkasun! (¡Brindemos por el año que se va!)El temor de Dios en los relojesMuchos relojes de números romanos representan el cuatro con elsímbolo IIII, en vez de IV. Quizás esa costumbre obedezca a que en elidioma hebreo las vocales no se escriben, entonces la palabra IV, o JV,sería Jehová, el nombre de Dios, que en la cultura judía ortodoxa, porrespeto, se evita escribir o pronunciar directamente. La presencia delnombre del Eterno en un instrumento para medir el tiempo sería, según esta especulación,una doble blasfemia.Los relojes de sol atrasan 14 minutos y 20 segundos el 12 de febrero; adelantan 16 minutos y20 segundos el 4 de noviembre; y dan bien la hora el 15 de abril, el 14 de junio, el primero desetiembre y el 25 de diciembre.
  • 6. La tecnología actual torna innecesarios los relojesde sol y los campanarios. Se conservan algunossólo por nostalgia, o por su valor artístico.El reloj de Sol de los pastores tiene la ventaja deque utiliza sólo la altura solar, y no el ángulohorizontal o azimut; entonces alcanza con ponerlovertical para leer la hora. E F M A M J J A S O N D 7, 17 6; 18 8; 16 9: 15 10; 14 El ancho de la figura es de 157 milímetros. Su altura, 57 milímetros. Este reloj de sol funciona en Buenos Aires, La Pampa, San 11; 13 Luis, Corrientes, Santa Fe, Córdoba, Mendoza, y en cualquier otra localidad que esté cerca del paralelo 34. 12 Este reloj no distingue la mañana de la tarde; marca lo mismo a las 10 y a las 14. Estaciones y culturas En nuestro país la primavera se asocia con las flores, el verano con el calor, el otoño con la caída de hojas, y el invierno con el frío. Pero cerca delecuador no se producen esos cambios. Las estaciones apenas se distinguen, y se lo hace máspor los vientos y las lluvias que por la insolación y la temperatura.A pesar de eso, y al igual que nosotros en la zona subtropical, en las escuelas ecuatoriales seusan los mismos íconos convencionales para las estaciones del año: el muñeco de nieve, lasflores y mariposas, las hojas caídas y las escenas de playa.Después de hacerle notar eso a una maestra venezolana, ella replicó con el argumento de quelos maestros argentinos, cuando enseñan a los niños a dibujar una casa, la hacen siempre contecho a dos aguas, aunque muchos vivan en departamentos, o en casas de techo de losahorizontal.
  • 7. La analemaCHUCK NOLAND WAS HERE 1500 DAYS ESCAPED TO SEA. TELL KELLY FREARS,MEMPHIS, TN. I LOVE HER.CHUCK NOLAND ESTUVO AQUÍ 1500 DÍAS FUGITIVO DEL MAR. DÍGANLE AKELLY FREARS, DE MENFIS, TENESÍ, QUE LA QUIERO.Así grabó la piedra el personaje de Náufrago (Cast away, Robert Zemeckis, 2000). En esapelícula, una persona queda abandonada en una isla. Ya no sabe cómo entretenerse, y hablacon su pelota para no enloquecer. Mientras le funciona su reloj, llega a trazar tres cuartaspartes de analema en su cueva; de eso deducimos que pasó casi un año. El filme no explicaese detalle; pero todos entienden que esa persona se aburría mucho.Diariamente, o periódicamente(y siempre a la misma hora) semarca la sombra de cualquierobjeto; por ejemplo, la puntadel mástil. Al cabo de un año secompleta el ocho. eso muestraque el Sol no aparece en lamisma posición del cielo todoslos días a la misma hora. Suposición al mediodía sedesplaza 23,5 grados hacia elnorte y 23,5 grados hacia el suren invierno y verano; peroademás se adelanta o se atrasahasta 16 minutos. Eso sucede por la inclinación del eje terrestre y por la elipticidad de laórbita.Cuesta entender que aunque la órbita terrestre careciese de excentricidad, igualmente seformaría el ocho, esta vez simétrico. Para interpretar eso es útil imaginar una inclinación deleje terrestre de 89,999 grados. Durante casi todo el año, y en tal supuesto planeta, el día solarduraría casi exactamente lo mismo que el día sideral. Pero en cada uno de los solsticios deinvierno y de verano, y en menos de una semana, el día solar se prolongaría bruscamente docehoras. La figura sería, para ese caso, un ocho formado por cuatro segmentos casi rectos, enfigura semejante a la de una corbata de moño, o un reloj de arena.Para el caso de excentricidad sin inclinación, la figura sería un segmento de ecuador. Si hayinclinación sin excentricidad, se forma un ocho simétrico.En ningún caso, y en contra de lo que se podría creer inicialmente, se obtendría un segmentode meridiano.El antiguo problema de saber la longitud geográficaPara saber la longitud en alta mar no alcanza que un navegante realice observacionesastronómicas; necesita además saber la hora con una precisión de cuatro minutos si quiereconocer su posición con un error de un grado, o sesenta millas. El problema era que hasta elsiglo XVII no había relojes confiables. Los navegantes sabían la latitud en la que estaban, perono el meridiano. Cristóbal Colón no sabía dónde estaba, y siguió adelante, en lo que elmatemático Leonardo Moledo llamó una gloriosa tozudez..
  • 8. Cuentan que algunos navegantes herían un perro a medianoche en el puerto, lo curaban y loembarcaban. Amigos que quedaban en tierra, todas las medianoches, acuchillaban una figuradel perro adornada con pelos del animal. Según esa superstición, se suponía que exactamenteen ese momento el perro a bordo se ponía a aullar, y daba con eso la hora exacta.Por supuesto, el perro aullaba o n cuando se le daba la gana, y esos navegantes se perdíanigualmente en la inmensidad del océano, o llegaban a tierra por casualidad.La bolita de Galileo: empecinamiento, paciencia, observación y libertadEl principio de inercia lo enunció por primera vez Galileo Galilei en 1638; al menos eso es loque hoy se acepta oficialmente. Pero el argumento del sabio se parece mucho a los deArquímedes, del siglo tercero antes de Cristo. Galileo imaginó que, idealmente, si a partir del reposo se deja deslizar un cuerpo sobre un plano inclinado, ese cuerpo podrá remontar otro plano de inclinación opuesta, hasta alcanzar la misma altura desde la que se lo soltó. Si el segundo plano está menos inclinado que el primero, el cuerpo recorrerá mayor distancia. Y si el plano que sigue es horizontal, el objeto seguirá en marcha eterna a la misma velocidad que alcanzó al llegarabajo. Los conceptos de idealidad, conservación y reversibilidad dejan suponer que Galileoleyó algo de eso en obras de Arquímedes después perdidas, o que el griego influyó mucho enel pensamiento del italiano.Si en aquella época se dejaban caer verticalmente cuerpos durante mucho tiempo, laresistencia del aire complicaba los cálculos. Y si se los dejaba caer durante breve lapso, eltiempo era difícil de medir. Por esoGalileo experimentó con el planoinclinado, una verdadera cámara lentarenacentista, que usó paraexperimentar con la caída de unabolita de bronce. Al leer sus escritos,notamos que le asombraba que suaceleración no fuera g.sen α, sinocinco séptimos de ese valor. Pulió concienzudamente la bolita, puso la tabla de canto y forróel canal labrado con pergamino para reducir el rozamiento, que él creía que le impedíacorroborar su expectativa teórica. Abandonó esa hipótesis, pero con las ideas de la época nollegó más que a intuir la influencia de la inercia de rotación de la esfera, o sea su momento de inercia. La colgó entonces de un hilo, para que se moviese casi sin rotar (aunque ahora no en línea recta, sino curva). Pero en ese instante se olvidó por completo de la caída de los cuerpos, porque descubrió el isocronismo del péndulo: su frecuencia de oscilación depende muy poco de la amplitud. Ese notable hecho lo distrajodel objetivo primario, y no retomó después el hilo de aquella primitiva investigación.El reloj de péndulo resultó un instrumento de precisión formidable. Bien construido podía mantenerse en hora durante meses, y por eso
  • 9. resultó muy apto para conocer la longitud geográfica en la navegación. Ya nadie pensó, de ahíen más, en herir perros supersticiosamente, ni en explorar otras posibilidades verdaderas desincronización, como la observación de los eclipses de los astros mediceos, los cuatro satélitesmayores de Júpiter, descubiertos también por Galileo.La línea del lunes¡Pobre meridiano ciento ochenta! Es el patio trasero del mundo. La palabra bikini nos evocaescenas de verano, goce y salud; pero el atolón Bikini, de longitud 165 grados, fue uno de loslugares elegidos para hacer estallar bombas atómicas experimentales con fines bélicos durantela guerra fría de 1960. Ahí tiramos también la incómoda línea del lunes. Cuando en elmeridiano 180 son las dos de la tarde, de un lado de ese meridiano puede ser lunes, y todavíadomingo del otro, a pocos pasos. La elección de la hora solar para fines civiles hace inevitableesa particularidad, de la que nos salvamos tirando esa línea en el medio del Pacífico, dondetodavía vive poca gente. Cuando haya ahí populosas ciudades, de un lado de la calle habrá untránsito infernal de un lunes, y miles de personas correrán presurosas a sus trabajos. Del otrolado de la calle será domingo y estará todo cerrado, mientras algunos jubilados escuchan elpartido en una radio portátil, en las mesas de la vereda de un solitario café.Relatividad especial del tiempo Si aceptamos el principal postulado de la teoría de la relatividad (mejor nombre sería a teoría de la absolutidad), que consiste en que la velocidad de la luz en el vacío no depende de la velocidad de la fuente ni de al velocidad del observador que recibe la luz, se llega a la conclusión de que el tiempo, en contra de lo que afirmaba 1 Emmanuel Kant, depende del sistema de T = 2a/c v2 referencia. 1+ 2 c Albert Einstein pasó meses, quizás años, pensando cómo es posible que la velocidadde la luz en el vacío no dependa de la velocidad del observador. Si la observadora –o elobservador– se monta sobre la propia onda como una jineta, o como un jinete –consideraba elsabio– la velocidad de la luz, para ella o para él, tiene que ser forzosamente igual a cero,puesto que un desplazamiento nulo dividido por unintervalo de tiempo... –y en ese feliz instantededujo que ese lapso debía ser también nulo, paraque todo cuajase.Relatividad general del tiempoCuando arrojamos una piedra hacia arriba, amedida que gana energía de altura, pierde energíade velocidad. Lo mismo pasa si arrojamos haciaarriba una partícula de luz. Pero ¿cómo puedeperder energía cinética un fotón, si su velocidad essiempre la misma? Pues la manera en que un fotónarrojado hacia arriba pierde energía cinética, esmediante una disminución de su frecuencia.Mientras la luz sale de un pozo, se corre al rojo. Si
  • 10. se usa la vibración de un átomo para medir el tiempo (es lo que ocurre hoy), la observadora dearriba considera que el reloj de su amigo en el pozo, atrasa.Ella envejece –o madura– antes que él. Para un pozo de veinte metros, cuando para el que estáen el fondo del pozo pasen cien años, para la que está arriba habrá transcurrido ese tiempo¡más siete millonésimas de segundo! Cuando se vean después frente a frente, él le dirá: – Tenoto algo fatigada. –y ella: – A vos te veo muy bien.Hay quienes recomiendan que si los niños ven un programa de televisión después de las diezde la noche, lo hagan acompañados de un adulto. Pero ese adulto no debería haberpermanecido mucho tiempo en el fondo de un pozo, ni haber remontado grandesaceleraciones. (Ésta fue una exageración recreativa.)AnacronismosA veces por convención humorística, y en otros casos por error, se suelen presentar comocontemporáneos hechos de épocas históricas distantes; por ejemplo los Picapiedras, del dibujoanimado de Hana Barbera, son seres humanos que viven en el paleolítico, y sin embargotienen de mascota un dinosaurio, reptilextinguido ochenta millones de añosantes, lo mismo que el pterodáctilo quePedro usa para cortar el cerco, y que aveces interviene, con gestos de asombroen la conversación con su vecino.Un político reclamó al Gobierno que hagacumplir las leyes, porque de otro modovolveríamos al Paleozoico. Seguramentequiso decir el Paleolítico, la antigua Edadde Piedra, ya que es muy improbable quelos organismos unicelulares protagonicenhechos delictivos. (En rigor, en esa erageológica ya había peces y reptiles.)El tiempo real y el imaginarioLa idea del big bang u origen del universo incomoda tanto a creyentes como a ateos. A losprimeros, porque perciben una invasión científica del terreno de la fe. A los segundos, porquela idea de que algo haya comenzado de improviso requiere admitir una Causa. ¿Por qué eluniverso surgió hace quince mil millones de años, y no mucho antes, mucho después, variasveces, o nunca?Para Stephen Hawking, de acuerdo con Albert Einstein, el tiempo imaginario es una de lascuatro dimensiones del espacio tiempo; pero agrega que a la vez es una de las doscomponentes de un tiempo complejo. Para él, hubo una componente real del tiempo que hoyes insignificante e imposible de detectar, pero que tenía principal relevancia en las etapasprimitivas del universo, y era la única en su origen. Ese sabio británico agrega que el sólohecho de usar conjugaciones de verbos (tenía, hubo, es, hay) es una imprecisión conceptualque sólo se resolvería con el empleo de conjugaciones de dos dimensiones, en las que hayapares de acontecimientos que no son simultáneos, y que tampoco uno es anterior al otro. Esuna idea asombrosa, y quizá verdadera.¿Por qué el big bang ocurrió en un momento dado, y no antes o después? Porque en losorígenes del universo no había un antes ni un después, ya que el tiempo no avanzaba ni
  • 11. retrocedía; carecía de parte imaginaria orientada en la dirección pasado – futuro. En aquellaremota época inicial ¡el tiempo iba de costado!En el tiempo complejo de Stephen Hawking las conjugaciones abarcan modos y tiemposdesconocidos en las lenguas actuales y propias de esta etapa actual de la historia del universo.En esa gramática no hubo un principio ni habrá un final, porque las palabras hubo y habrácarecen de significado cuando la componente real del tiempo era nula, o lo vuelva a ser en elfuturo.La representacióngeométrica del big bangtradicional es la de unsombrero chino invertido.Su vértice, el big bang, esel causante de escozorintelectual o místico.Hawking lo reemplaza porun wok de la mismanacionalidad, cuya parteredonda al menos eliminael punto singular. No haynada que haya sucedido antes del big gang, porque en ese instante (la nuca del wok) no habíaun antes y un después; sólo se podía ir de costado, en una dirección del tiempo perpendiculara la línea del pasado y del futuro. Pero Hawking explica mucho mejor todo esto mejor en suBreve historia del tiempo. Agustín Rela agustrela@yahoo.com.ar http://agusrela.260mb.com Versión del 16.Sep.2011♦

×