Nº 283
                                                                                                                   ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La conciencia tiene nombre se llama Monseñor Romero

759 views
694 views

Published on

La conciencia tiene nombre, se llama
Monseñor Romero

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
759
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
9
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La conciencia tiene nombre se llama Monseñor Romero

  1. 1. Nº 283 26/03/10 La conciencia tiene nombre, se llama Monseñor Romero Han pasado 30 años del espantoso asesinato de Mon- señor Óscar Arnulfo Romero, decidido por la oligarquía y operativizado por Roberto dʼAubuisson, fundador de ARENA. Desde entonces, cada 24 de marzo Romero se consagra como símbolo de la conciencia popular y de la anticonciencia de los poderosos que lo mataron. ¿Quiénes y por qué mataron a Monseñor? Monseñor fraude; y el asesinato por parte de la Romero dictadura, el 12 de marzo, de uno de tomó pose- los sacerdotes más apreciados por sión del Ar- Monseñor, el padre Rutilio Grande. zobispado el 22 de febre- Monseñor Romero se convirtió ro de 1977, en la principal voz de denuncia en una de contra las injusticias que sufría la las etapas población pobre. Fue también un más violentas de la dictadura oli- formador de conciencia popular, gárquica-militar que reprimía las cuando en sus homilías explicaba las luchas del pueblo que demandaba causas estructurales de la injusticia tierras para trabajar, aumentos sala- económica y de la opresión política riales y libertad política. y alentaba la organización del pueblo para cambiar esa realidad. Tras su llegada al Arzobispado, tres acontecimientos ocurridos en menos Para la oligarquía, que se de un mes marcaron el destino de autoproclama fiel creyente, Monseñor Romero: el descarado Monseñor Romero era un estorbo. fraude en las elecciones del 26 de Y se asustó con el llamado que febrero de 1977, en las que se impuso Monseñor hizo a los soldados un el candidato oficialista del PCN, el día antes de que lo mandaran a general Carlos Humberto Romero; matar: “¡Cese la represión!” Con ese La anticonciencia la masacre del 28 de febrero en San asesinato, la oligarquía y el gobierno Salvador de la cual fueron víctimas de Estados Unidos le declararon la El pasado 4 de de esperarse, se opusieron los di- quienes protestaban contra el guerra total al pueblo. marzo, en la putados de ARENA, cómplices de Asamblea Legis- D’Aubuisson. Atrás de esa negativa lativa, se decre- está, desde luego, la reincidencia “La voz de la justicia nadie la puede matar” tó que el 24 de criminal de los grupos oligárquicos marzo es el “Día que no ceden con tal de mantener Después de 30 por primera vez, el nuevo gobier- de Monseñor Ós- sus privilegios a costa del sudor y el años, la voz no reconoce que el asesinato de car Arnulfo Romero”. Como era sufrimiento del pueblo pobre. de Monseñor Romero fue un crimen de Estado, Romero sigue perpetrado por órdenes de Rober- siendo la voz to d’Aubuisson y encubierto por Hoy más que nunca, Monseñor Romero nos llama a dar de la concien- las instituciones judiciales. Así se podrá investigar y enjuiciar a los otros pasos en el camino de la “opción preferencial por los cia de este pueblo, que autores del crimen, sin que éstos pobres”, pero que esa opción no la llevemos en la boca supo reivindicarlo sacando a sus se sigan amparando en la Ley de asesinos del poder Ejecutivo. Hoy, Amnistía decretada en 1993. para vivir de ella sino en el corazón para morir por ella.

×