Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Poesía lírica griega
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Poesía lírica griega

  • 13,198 views
Published

 

Published in Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
13,198
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3

Actions

Shares
Downloads
66
Comments
0
Likes
2

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. POESÍA LÍRICA GRIEGA GRIEGO 2º BACHILLERATO IES ARANGUREN
  • 2.
    • En tendemos por poesía lírica un tipo de poesía personal que toma al propio poeta y a sus sentimientos como tema principal, es, por tanto una poesía subjetiva .  
    POESÍA LÍRICA GRIEGA
  • 3.
    • Es cantada, con acompañamiento musical y dirigida al hombre individual. Hubo también una fase oral o popular y otra en la que el poeta se sirve de la escritura y se convierte en creador: lírica culta .
    POESÍA LÍRICA GRIEGA
  • 4.
    • La lírica culta surge en Grecia sobre le s VII a C , en un momento de profundos cambios sociales y literarios en la que se consolida el individualismo y el interés del hombre por lo que le rodea. Mantiene su vitalidad durante la época arcaica .
    POESÍA LÍRICA GRIEGA
  • 5.
    • Se desarrolla en el ambiente de los ἀγῶνες o competiciones poéticas.
    • Puesto que la prioridad la tienen los sentimientos y emociones el mito casi desaparece.
    POESÍA LÍRICA GRIEGA
  • 6.
    • Se trata de poesía cantada con acompañamiento musical de cítara o flauta principalmente
    • Deja el hexámetro para introducir nuevos tipos de versos breves variados.
    POESÍA LÍRICA GRIEGA
  • 7.
    • En la lengua cada género consagra el dialecto griego en que se compuso primero.
    • POESÍA MONÓDICA:
      • MELOS: EOLIO
      • ELEGÍA: JÓNICO-ÁTICO
      • YAMBO: JÓNICO-ÁTICO
      • POESÍA CORAL :
      • DORIO
    POESÍA LÍRICA GRIEGA
  • 8.
    • 1. Rasgos generales de la poesía monódica
      • 1.1 Rasgos generales de la poesía poesía mélica: Safo (finales del VII- principios del s VI a C, Plegaria a Afrodita, Epitalamios ), Alceo y Anacreonte
      • 1.2 Rasgos generales de la poesía elegíaca: Solón ( Elegía a las Musas) y Teognis ( Elegías a Cirno ..)
      • 1.3 Rasgos generales de la poesía yámbica: Arquíloco (s. VII a C, yambos de diferente tema)
    • 2. Rasgos generales de la poesía coral
      • Píndaro (522-448 a C Odas y Epinicios )
    POESÍA LÍRICA GRIEGA
  • 9. POESÍA LÍRICA MONÓDICA
    • POESÍA MÉLICA: μέλος
    • La poesía mélica canta sobre todo al amor, el vino y las mujeres; es la canción de banquete por excelencia y se acompañaba del bárbitos, especie de lira grande con muchas cuerdas; se utilizaban muchos tipos de versos siempre formando estrofas de pocos versos y su dialecto fue el EOLIO sobre todo
  • 10. POESÍA MÉLICA: μέλος
    • SAFO
    • ALCEO
    • ANACREONTE
  • 11.
    • Safo , una de las pocas poetisas que nos ha dejado la antigüedad. De la isla de Lesbos y familia aristocrática vivió a finales del s VII y principios del VI a C. Constituyó con otras mujeres una especie de círculo , para rendir culto a las Musas, o contrapunto de los círculos aristocráticos masculinos como el de Alceo. Dejando al lado la cuestión sáfica , su obra nos ha llegado muy fragmentada. Lo principal son los Epitalamios , cantos de boda que solían ser de encargo y llenos de motivos populares. Su Plegaria a Afrodita tiene forma de himno, pero de motivos personales. El tema casi único de su poesía es el amor, dirigido a veces a mujeres de su círculo: motivos como los celos el despecho, la separación son habituales, como los dioses relacionados con el amor y deseo – Eros, Afrodita... - en medio de un ambiente de refinado lujo. Su poesía excluye todo lo que no sea la expresión de sus sentimientos y sus versos desnudan su alma. Gozó de admiración en la antigüedad.
    POESÍA MÉLICA: μέλος
  • 12.  
  • 13. Φαίνεταί μοι κῆνος ἴσος θέοισιν ἔμμεν᾽ ὤνηρ, ὄττις ἐνάντιός τοι ἰσδάνει καὶ πλάσιον ἆδυ φωνεί-       σας ὐπακούει Me parece igual a los dioses el hombre aquel que frente a ti de sienta, y a tu lado absorto escucha mientras dulcemente hablas y seductora sonr í es. Lo que a m í el corazón en el pecho me arrebata; apenas te miro y entonces no puedo decir ya palabra. Al punto desfallece mi lengua y de pronto un sutil fuego me corre bajo la piel, por mis ojos nada veo, los o í dos me zumban, me invade un fr í o sudor y toda entera me estremezco, m á s que la hierba p á lida estoy, y apenas distante de la muerte me siento, infeliz.
  • 14. Δ έδυκε μὲν ἀ σελάννα καὶ Πληίαδες· μέσαι δὲ νύκτες, παρὰ δ᾽ ἔρχετ᾽ ὤρα·  γω  δὲ μόνα κατεύδω.   Se han sumergido la luna y las Pl é yades … es media noche; pasan las horas … y yo, duermo sola.    
  • 15. Ο]ἰ μὲν ἰππήων στρότον οἰ δὲ πέσδων οἰ δὲ νάων φαῖσ᾽ ἐπ[ὶ] γᾶν μέλαι[ν]αν ἔ]μμεναι κάλλιστον, ἔγω δὲ κῆν᾽ ὄτ-       τω τις ἔραται· D icen unos que un ecuestre tropel, la infanter í a otros, y é sos, que una flota resulta lo m á s bello en la tierra oscura., pero yo digo que es lo que uno ama.
  • 16.           .   D e nuevo, Eros que relaja los miembros me perturba. Subrepticio, incombatible, dulceamargo. Para ti, Atis, es odioso preocuparte por mí, y revoloteas hacia Andrómeda.
  • 17. Ποικιλόθρον᾽ ἀθανάτ᾽ Ἀφρόδιτα, παῖ Δίος δολόπλοκε, λίσσομαί σε, μή μ᾽ ἄσαισι μηδ᾽ ὀνίαισι δάμνα,       πότνια θῦμον· I nmortal Afrodita, la de trono pintado, hija de Zeus , tejedora de engaños, te lo ruego: no a mí, no me sometas a penas ni angustias el ánimo, diosa. Pero acude acá, si alguna vez en otro tiempo, al escuchar de lejos de mi voz la llamada, la has atendido y, dejando la áurea morada paterna, viniste, tras aprestar tu carro. Te conducían lindos tus veloces gorriones sobre la tierra oscura. Batiendo en raudo ritmo sus alas desde el cielo cruzaron el éter, y al instante llegaron. Y tú, oh feliz diosa, mostrando tu sonrisa en el rostro inmortal, me preguntabas qué de nuevo sufría y a qué de nuevo te invocaba, y qué con tanto empeño conseguir deseaba en mi alocado corazón. “ ¿A quién, esta vez voy a atraer, oh querida, a tu amor? ¿Quién ahora, ay Safo, te agravia? Pues si ahora te huye, pronto va a perseguirte; si regalos no aceptaba, ahora va a darlos, y si no te quería, en seguida va a amarte, aunque aún no lo sepa”. Acúdeme también ahora, y líbrame ya de mis terribles congojas, cúmpleme que logre cuanto mi ánimo ansía, y sé en esta guerra tú misma mi aliada.
  • 18.  ἶον τὸ γλυκύμαλον ἐρεύθεται ἄκρωι ἐπ᾽ ὔσδωι , ἄκρον ἐπ᾽ ἀκροτάτωι, λελάθοντο δὲ μαλοδρόπηες· οὐ μὰν ἐκλελάθοντ᾽, ἀλλ᾽ οὐκ ἐδύναντ᾽ ἐπίκεσθαι [. . . . . . . . . . . .]   S ola, en alta rama, enrojece una dulce manzana, alto, en lo m á s alto, inadvertida a los recolectores. No, no inadvertida, es que no pudieron alcanzarla.
  • 19.  E ρος δ᾽ ἐτίναξέ < μοι > φρένας , ὠς ἄνεμος κὰτ ὄρος δρύσιν ἐμπέτων .   Amor ha agitado mis entra ñ as como el hurac á n que sacude monte abajo las encinas.  
  • 20. Ἦλθες, κά‹λ᾽› ἐπόησας, ἔγω δέ σ᾽ ἐμαιόμαν, ἂν δ᾽ ἔφλυξας ἔμαν φρένα καιομέναν πόθωι χαῖρε πόλλα . . ἰσάριθμά ‹τε› τῶι χρόνωι     Viniste. Hiciste bien. Yo te estaba aguardando. Has prendido fuego a mi coraz ó n, que se abrasa de deseo.
  • 21. ANACREONTE DE TEOS 8 (69 D) Almorc é pellizcando un poco una ligera torta, y apur é una jarra de vino. Ahora suavemente toco la seductora lira festejando a mi querida ni ñ a. 9 (17 D) Saltando de nuevo desde la roca de L é ucade en el blanco oleaje me sumerjo, ebrio de amor. 10 (52 D) Remonto ahora mi vuelo hacia el Olimpo con alas ligeras para quejarme de Eros. Pues no quiere el ni ñ o compartir su juventud conmigo 11 (34P) Eros, que al ver que mi barba encanece, entre brisas de sus alas de reflejos de oro me pasa de largo volando. 13 (44 D) Canosas ya tengo las sienes y blanquecina la cabeza, pas ó ya la juventud graciosa, y tengo los dientes viejos; del dulce vivir el tiempo que me queda ya no es mucho Por eso sollozo a menudo, estoy temeroso del T á rtaro. Pues es espantoso el abismo del Hades, y amargo el camino de bajada... Seguro adem á s que el que ha descendido no vuelve.
  • 22. ALCEO 19 (90 D) Zeus hace llover, baja del cielo una enorme tormenta y est á n helados los cursos de las aguas... Desprecia la tormenta, aviva el fuego, sazona, sin escatimarlo, el vino dulce como miel, y luego reclina tus sienes sobre un blando coj í n. 20 (96 D) Bebamos. ¿ A qu é aguardar las candelas? Hay un dedo de d í a. Descuelga y trae las grandes copas pintadas, en seguida. Porque el vino lo dio a los humanos el hijo de S é mele y Zeus para olvido de penas. Escancia mezclando uno y dos cazos, y llena los vasos hasta el borde, y que una copa empuje a la otra...
  • 23.
    • POESÍA ELEGÍACA
    • La elegía estaba relacionada en su origen con el banquete; de temática diversa, generalmente seria, era acompañada de flauta y se componía en dísitico elegíaco y dialecto jónico-ático:
    LÍRICA MONÓDICA
  • 24. POESÍA LÍRICA MONÓDICA ELEGÍA
    • Calino,
    • Tirteo,
    • Solón,
    • Mimnermo,
    • Teognis
    • Jenófanes
  • 25. POESÍA LÍRICA MONÓDICA ELEGÍA
    • Solón Elegía a las Musas
    • Teognis Elegías a Cirno
  • 26.
    • Solón (640-558 a C) de Atenas utilizó la elegía como arma política sobre todo en su defensa de su reforma constitucional. Donde mejor se ve su pensamiento es en la Elegía a las Musas : su tema es el de la prosperidad , la riqueza debe ser conseguida por medios lícitos; los deseos humanos son vanos e inciertos, pues es el destino el que decide. En otra exhorta a la moderación – σωφρωσύνη  En general hace reflexiones morales .
    LÍRICA MONÓDICA ELEGÍA: Solón
  • 27. LÍRICA MONÓDICA El dístico elegíaco
  • 28.   SOLÓN Relación causal de los actos del hombre y sus consecuencias:   De la nube proceden la nieve y el granizo; y el trueno del brillante relámpago nace: el estado perece a manos de los fuertes, y el pueblo, ignorante, se postra a los pies del tirano.
  • 29. Sol ó n. Eleg í a a las Musas Famosas hijas de Mnem ó sine y Zeus Ol í mpico, Musas Pi é ridas, escuchadme cuando os invoco. Concededme la felicidad que otorgan los dioses bienaventurados y gozar siempre entre todos los hombres de una buena fama; ser muy dulce para los amigos, y amargo para los enemigos, que mi vista sea para unos objeto de respeto, para otros de temor. Si bien deseo tener riquezas, no quiero obtenerlas de manera injusta. M á s tarde, llega certero el castigo.
  • 30.   SOLÓN Eunomía
  • 31.
    • Diferentes son los 600 dísticos elegíacos conservados de Teognis (s VI-V a C), defensor a ultranza de los valores aristocráticos en una época en que se inician los valores democráticos; conocemos por su obra su carácter pesimista que invita a vivir el día, su fuerte espíritu de clase, para él a virtud   es connatural a los nobles, la necesidad de riquezas y la fidelidad del amigo. Los temas son variados: autobiográficos, himnos a los dioses, de contenido erótico como las dirigidas a Cirno u otras que son elegías de tipo gnómico
    LÍRICA MONÓDICA ELEGÍA: Teognis
  • 32. TEOGNIS ELEG Í AS (Eleg í as, Libro I, versos 27-82)* /.../ Como tu amigo que soy voy a darte los consejos que yo mismo, oh Cirno, de ni ñ o, recib í de los hombres de bien. Se prudente y no busques honores, é xitos ni riquezas mediante acciones deshonrosas ni injustas. Conv é ncete de ello; y no trates con hombres viles, sino est á siempre unido con los buenos; bebe y come con aquellos, re ú nete con aquellos y s é grato a aqu é llos cuyo poder í o es grande. De los buenos aprender á s cosas buenas; pero si te juntas con los malos, estropear á s incluso tu buen natural. Aprende esta m á xima y trata con los buenos, y alg ú n d í a dir á s que aconsejo bien a mis amigos
  • 33.
    • POESÍA YÁMBICA  
    • El yambo surgió con el culto a Deméter, su contenido era burlesco y satírico y se acompañaba de iambiká y otros instrumentos desconocidos; se componía distintas combinaciones de yambos y dialecto jónico-ático. Semónides e Hiponacte cultivan el yambo junto a Arquíloco, principal representante del género .
    LÍRICA MONÓDICA
  • 34. LÍRICA MONÓDICA POESÍA YÁMBICA
    • Semónides
    • Hiponacte
    • Arquíloco
  • 35. LÍRICA MONÓDICA POESÍA YÁMBICA: Arquíloco
    • Arquíloco , principal representante del género. Natural de Paros vivió en pleno s VII a C, poeta, mercenario, debió tener un serio problema con un noble por negarse a entregarle a su hija. Los temas de su poesía son muchos: la guerra, de la que nos da imagen realista alejada de la exaltación épica, el odio expresado con dureza y sátira , el vino y el amor , tradicionales en la lírica en él tienen un sello directo y personal; es el primer poeta que utiliza la sexualidad abierta y conscientemente, los dioses que reparten éxitos y desventuras... Fue un poeta original, el primero en mostrar sin tapujos sus pensamientos y emociones.
  • 36.  
  • 37.
    • Arquíloco
    • Guerrero y poeta
    •   Soy yo, a la vez, servidor del divino Enialio
    • y conocedor del amable don de las Musas .
    • El escudo
    •   Algún sayo alardea, con mi escudo, arma sin / tacha,
    • que tras un matorral abandoné, a pesar mío.
    • Puse a salvo mi vida. ¿Qué me importa el tal / escudo?
    • ¡Váyase al diantre! Ahora adquiriré otro no peor.
  • 38.
    • Ansias de amor
    •   Jugueteaba ella con un ramo de mirto
    • y una linda flor del rosal...
    • Su melena
    • le aureolaba de sombra los hombros y la frente.
    • … De su perfumado cabello y su pecho
    • hasta un viejo se habría enamorado.
    • Tal ansia de amor me envolvió el corazón
    • y densa niebla derramó sobre mis ojos
    • robando de mi pecho el suave sentido.
    • Yazgo, infeliz, por la pasión vencido,
    • sin vida, hasta los huesos traspasado
    • de fieros dolores que los dioses me envían.
    • Pero el perturbador deseo me domina
    • y no me cuido de yambos ni placeres.
    • Ojalá que pudiera tocar la mano de Neóbula...
    • Y caer, presto a la acción, sobre el odre,
    • y aplicar el vientre al vientre y mis muslos a sus muslos.
  • 39.
    • 16 (58D)
    •   A los dioses atribúyelo todo. Muchas veces le/ vantan
    • de las desdichas a hombres echados sobre el / oscuro suelo;
    • y muchas veces derriban y tumban panza arriba
    • a quienes carninan erguidos...
    •   
    •   33 (88D) Padre Licambes, ¿qué es lo que tramaste?
    • ¿Quién perturbó tu entendimiento? Antes
    • estabas en tus cabales. Pero ahora eres
    • en la ciudad gran motivo de burla.
  • 40.
    • 15 (67ª D)
    • Corazón, corazón, de irremediables penas agitado,
    • álzate! Rechaza a los enemigos oponiéndoles
    • el pecho, y en las emboscadas traidoras sostente
    • con firmeza. Y ni, al vencer, demasiado te ufanes,
    • tú, vencido, te desplomes a sollozar en casa.
    • En las alegrías alégrate y en los pesares gime
    • sin excesos. Advierte el vaivén del destino humano.
  • 41.
    • SEMÓNIDES DE AMORGOS
    • El yambo de las mujeres
    •   7 (7 D)
    • De modo diverso la divinidad hizo el talante de la mujer
    • desde un comienzo. A la una la sacó de la híspida cerda:
    • en su casa está todo mugriento por el fango,
    • en desorden y rodando por los suelos.
    • ella sin lavarse y con vestidos sucios,
    • revolcándose en estiércol se hincha de grasa.
    • otra la hizo Dios de la perversa zorra,
    • una mujer que lo sabe todo. No se le escapa
    • inadvertido nada de lo malo ni de lo bueno.
    • de las mismas cosas muchas veces dice que una es mala,
    • u otras que es buena. Tiene un humor diverso en cada caso
    • ni el bien conoce una mujer de esa clase .
  • 42.
    • Otra, de la perra salió: gruñona e impulsiva,
    • que pretende oírlo todo, sabérselo todo,
    • y va por todas partes fisgando y vagando –
    • y ladra de continuo, aun sin ver a nadie.
    • No la puede contener su marido, por más que la amenace,
    • ni aunque, irritado, le parta los dientes a pedradas,
    • ni tampoco hablándole con ternura,
    • ni siquiera cuando está sentada con extraños;
    • ¡no que mantiene sin pausa su irrestañable ladrar.
    • A otra la moldearon los Olímpicos del barro,
    • y la dieron al hombre como algo tarado. Porque ni el mal
    • ni el bien conoce una mujer de esa clase .
  • 43.
    • Era interpretada por un coro en fiestas o acontecimientos colectivos religiosos o cívicos de la polis.
    • El coro lo formaban ciudadanos que ejecutaban la canción acompañados de lira, cítara o flauta mientras danzaban
    • En su origen la mayoría eran himnos a los dioses, aunque poco a poco se introduce la temática humana.
    POESÍA LÍRICA CORAL
  • 44.
    • Se compone por tríadas formadas por estrofa, antistrofa y épodo; su lengua fue el dorio y entre sus subgéneros distinguimos:
    • himnos , o cantos rituales dirigidos a alguna divinidad como
    • el pean (Apolo),
    • el ditirambo (Dióniso),
    • cantos dedicados a los hombres, como
    • el elogio o encomio ,
    • el epinicio o canto de victoria
    • el canto de guerra .
    • Y otros cantos como
    • el canto procesional ,
    • el canto fúnebre o treno ,
    • el epitalamio o canto de bodas
    POESÍA LÍRICA CORAL
  • 45. POESÍA LÍRICA CORAL
    • Alcmán,
    • Estesícioro,
    • Íbico,
    • Simónides
    • Baquílides y
    • Píndaro
  • 46. POESÍA LÍRICA CORAL
    • Píndaro
    • (522-448 a C., Odas y Epinicios )
  • 47. POESÍA LÍRICA CORAL
    • Pïndaro , nacido cerca de Tebas de familia noble, que vivió entre 522-448 a C y recorrió el mundo griego cantando a personajes diversos, ganadores de juegos atléticos.
    • Solo nos han llegado completos los Epinicios organizados por la importancia de los juegos:
    • Olímpicas, Píticas, Nemeas e Ístmicas .
  • 48.
    • El epinicio es la gran creación de Píndaro, cantado en la ciudad del vencedor como parte de su homenaje.
    • En su estructura destacamos:
      • datos sobre la persona del vencedor,
      • inclusión del mito y
      • sentencias -   o breves fórmulas de pensamiento
    POESÍA LÍRICA CORAL
  • 49.
    • Es defensor de los ideales aristocráticos : su tipo humano ideal es un noble con aspiraciones e ideal competitivo, dinero, una sincera religiosidad tradicional, oligárquico y que muera rodeado de su familia recordado por la posteridad.
    • Obtuvo gran fama y popularidad.
    POESÍA LÍRICA CORAL
  • 50.
    • Lo mejor, el agua. Y el oro como fuego incandescente
    • se destaca de noche sobre la soberbia riqueza. Mas si es
    • cantar unos juegos lo que anhelas, corazón mío, no
    • busques ya de día con tu mirada por el cielo desierto un
    • astro esplendoroso más ardiente que el sol y no
    • podremos hablar de certamen más ilustre que el de
    • Olimpia. De allí brota el himno celebérrimo que corona
    • la fantasía de los poetas para cantar al vástago de
    • Crono, llegados al opulento hogar venturoso de Hierón,
    • quien por derecho divino posee el cetro en Sicilia
    • fecunda en rebaños, cosechando la cima de todas las
    • virtudes. Asimismo se goza en la flor de la poesía con
    • la que con frecuencia jugamos los hombres como yo en
    • torno de su mesa acogedora. Baja pues de la escarpia la
    • forminge doria, si de algún modo la gloria de Pisa y
    • Ferenico sumió tu inteligencia en los más dulces
    • desvelos, —cuando a orillas del Alfeo se lanzó
    • Ferenico en la carrera ofreciendo su cuerpo no
    • precisado de acicate— y emparejó con la victoria a su
    • dueño, el rey siracusano entusiasta de corceles ...
    A Hierón de Siracusa (fragmento)
  • 51.  
  • 52.
    • A Hierón de Siracusa (fragmento) &quot; Reluce su fama en la colonia, por sus hombres célebres, del lidio Pélope. Por éste sintió pasión el poderoso Posidón, el que la tierra conduce, cuando Cloro lo sacó del inmaculado caldero provisto de un brillante hombro de marfil, ¡ En verdad que es mucho lo asombroso ! E incluso puede acontecer que los rumores de los mortales, habladurías adornadas con abigarradas ficciones, trasgrediendo el relato verdadero, nos engañen por completo. &quot;
  • 53. Εγ ὼ δ ᾿ ἔ σοπτρον ε ἴ ην, ὅ πως ἀ ε ὶ βλέπ ῃ ς με· ἐ γ ὼ χιτ ὼ ν γενοίμην, ὅ πως ἀ ε ὶ φορ ῇ ς με·   ¡ Ojala fuera yo espejo, para que siempre me miraras!, ¡ Yo en vestido me convertir í a, para que siempre me llevaras! Agua quiero ser para lavar tu piel, ¡ En ung ü ento, mujer, me tornar í a para yo ungirte! ¡ Hasta cinta de tu pecho, perla en tu cuello y sandalia llegar í a a ser! ¡ S ó lo a m í con tus pies p í same! ( Anacre ó ntica )