• Save
EL ESPIRITU SANTO: ¿qué es o quién es?
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

EL ESPIRITU SANTO: ¿qué es o quién es?

on

  • 1,558 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,558
Views on SlideShare
1,558
Embed Views
0

Actions

Likes
3
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    EL ESPIRITU SANTO: ¿qué es o quién es? EL ESPIRITU SANTO: ¿qué es o quién es? Document Transcript

    • afabrag46@gmail.comPage1EL ESPIRITU SANTO“Y al que diga una palabra contra el Hijo del hombre, se le perdonará; pero al que la diga contra el EspírituSanto, no se le perdonará ni en este mundo ni en el otro” (Mateo 12:32)IntroducciónInnumerables veces hemos oído hablar del Espíritu Santo; muchísimas veces lo hemos mencionado eincluso invocado. En muchas ocasiones el Espíritu Santo ha actuado en nuestra vida, casi siempre demanera inconsciente para nosotros. Sólo pensemos cuántas veces, sin saber cómo, hemos soportado ysuperado una situación personal difícil. Cuántas veces nos hemos reconciliado con otros hermanos, loshemos tolerado, aceptado, amado y personado. Esa fuerza interior que no sabemos de dónde proviene,es nada menos que la acción del Espíritu Santo que habita en nosotros.El Espíritu Santo ha actuado durante toda la historia humana. En la Biblia se le menciona desde elprincipio, aunque muchas veces de manera velada. Pero en el Nuevo Testamento ya es citado en 94ocasiones. Es desde la Encarnación cuando el Espíritu Santo se nos revela y nos es dado, cuando esconocido y recibido. Pero en realidad no sabemos quién es.¿Quién es en realidad el Espíritu Santo?Hay muchos conceptos totalmente erróneos sobre la identidad del Espíritu Santo. Algunos lo ven comouna fuerza mística. Otros entienden al Espíritu Santo como el poder impersonal que Dios pone alservicio de los seguidores de Cristo. Y la mayoría de las iglesias cristianas ven al Espíritu Santo comouna persona individual que, junto con Dios y con Jesús, forman la Santísima Trinidad.Y la Biblia dice, clara y sencillamente, que el Espíritu Santo es Dios. Que es un ser con mente,emociones, fuerza y voluntad. El hecho de que el Espíritu Santo es Dios es visto con toda claridad enmuchas partes de las Escrituras. Pero quizás quien más claramente lo menciona es Pedro cuandoconfronta a Ananías por haber mentido al Espíritu Santo. Textualmente le dijo Pedro: “Ananías, ¿cómoes que Satanás se adueñó de tu corazón para mentir al Espíritu Santo y quedarte con parte del precio delcampo? ¿Es que no era tuyo mientras lo tenías y, una vez vendido, no podías disponer del precio? ¿Por quédeterminaste en tu corazón hacer esto? No has mentido a los hombres, sino a Dios” (Hechos 5:3-4). Loanterior es una clara declaración de que mentir al Espíritu Santo es igual a mentir a Dios.También vemos que el Espíritu Santo, al igual que Dios, es omnipresente (1). Esto nos lo confirma elsalmista al decir: “¿Adónde iré lejos de tu espíritu, adónde podré huir de tu presencia? Si subo hasta elcielo, ahí estás tú; si me acuesto en el Seol, allí estás” (Salmo 139:7-8).Comprobamos también la omniscencia (2) del Espíritu Santo cuando Pablo de Tarso nos dice: “Porque anosotros nos lo reveló Dios por medio del Espíritu; y el Espíritu todo lo sondea, hasta las profundidades de
    • afabrag46@gmail.comPage2Dios. En efecto, qué hombre conoce lo íntimo del hombre sino el espíritu del hombre que está en él? Delmismo modo, nadie conoce lo íntimo de Dios, sino el Espíritu de Dios” (1Corintios 2:10-11).Sobre la procedencia del Espíritu Santo existe cierta unanimidad entre las diferentes confesionescristianas. A excepción de la interpretación triteísta (3), que asume al Espíritu Santo como un serincreado e independiente de Dios, las otras tres interpretaciones consideran que es y que procede deDios, aunque se diferencian en la forma. En el modalismo (4), el Espíritu Santo procede como fuerza; enel arrianismo (5) como criatura; y en el trinitarismo (6) como persona. Pero las tres coinciden que es elEspíritu de Dios.El trinitarismo aborda, además, una cuestión adicional propia de su marco teológico: distingue entre laprocedencia del Padre y la procedencia del Hijo, cuestión conocida como cláusula filioque (7). Lasinterpretaciones de carácter trinitario consideran al Espíritu Santo como una persona divina, nocióncon la que se asume la divinidad del Espíritu Santo manteniendo, sin embargo, la unicidad del principiodivino. Esta es la doctrina del cristianismo católico, del cristianismo ortodoxo, y de algunasdenominaciones protestantes.Si analizamos más detenidamente las interpretaciones mencionadas anteriormente, podremosidentificar con mayor detalle cada una de las cuatro principales:Modalista: El Espíritu Santo es una fuerza o cualidad divina al modo de la sabiduría, la belleza, elamor o la bondad. Esta teología fue defendida principalmente por Sabelio (215), y por ello denominada amenudo como sibelianismo, y afirma que no hay distinción entre las personas divinas y, por lo tanto, elPadre, el Hijo y el Espíritu Santo son una única entidad, Dios, que se manifiesta de diversas formas omodalidades. Por tanto, según esta teología, el Espíritu Santo no es mas que una manera de expresar laacción de Dios mismo en el mundo.Unitarista: Si bien guarda diferencias teológicas básicas con el modalismo, comparte esa visión de unEspíritu Santo impersonal que actúa siendo el poder o fuerza activa de Dios. En cualquier caso, ambascorrientes comparten la visión de que el Espíritu Santo no es algo, sino alguien. La teología unitariaclásica se basa en el rechazo del dogma católico de la Trinidad. Aunque algunos de los pioneros deunitarismo, como Miguel Servet (1511-1553), defendían una interpretación modalista de la divinidadcristiana, a partir de Fausto Socino (1539-1604) se va imponiendo la concepción de que Dios es una únicapersona, el Padre, por lo que ni el Hijo ni el Espíritu Santo pueden considerarse entidades divinas nimodalidades de Dios. Por ello el Espíritu Santo es interpretado en el Catecismo Raconiano (8) de 1605como el poder de Dios, procedente de Dios, y no como Dios mismo.Arrianista: El Espíritu Santo es una entidad espiritual o naturaleza angélica de carácter excelso, muycercana a la divinidad, pero diferente a ella por su condición de criatura. Es uno de los ángeles oespíritus que sirven a Dios.Triteísta: Dado que el triteismo es un politeísmo (9) de exactamente tres dioses, el Espíritu Santo esuno de esos dioses, quizás de carácter inferior al Dios principal, pero que comparte con él la cualidad deser increado. Suele confundirse a veces el término triteísta con el de trinidad o trinitarismo; ladiferencia es que en el sistema triteísta hay tres naturalezas distintas completamente, y en trinitarismo
    • afabrag46@gmail.comPage3hay tres personas. De ahí que el triteismo sea considerado como una forma de politeísmo, pero eltrinitarismo no.En la teología cristiana el Espíritu Santo, también conocido como Espíritu de Dios, Espíritu de verdad oParáclito (10), es una expresión bíblica que se refiere a una compleja noción teológica a través de la cualse describe una realidad espiritual suprema, y que ha sufrido múltiples interpretaciones en lasdiferentes confesiones cristianas y escuelas teológicas, tal como hemos visto.De esta realidad espiritual se habla en muchos pasajes bíblicos con las expresiones citadas, sin que se déuna definición única. Esto fue el motivo de una serie de controversias que se produjeron principalmentea lo largo de tres períodos históricos:El siglo IV como siglo trinitario por excelencia.Las crisis cismáticas de oriente y occidente acaecidas entre los siglos IX y X.Las distintas revisiones doctrinales nacidas de la reforma protestante.Aunque la mayor parte de las principales iglesias cristianas se declaran trinitarias, existen tambiéniglesias no trinitarias que confiesan alguna de las otras modalidades interpretativas.El Pneuma divinoEl vocablo espíritu es la traducción del griego pneuma y del hebreo ruaj, aunque ambos términos tienentambién el significado de aire. Aunque tanto aire como espíritu son dos términos distintos paranosotros, en el hebreo y en el griego antiguos aparecían relacionados. Lo que actualmente es una dobleacepción, en esos dos idiomas era una identidad de conceptos.La historia de la pneumología no tiene unas fronteras definidas. Puede decirse que empieza con laformación de las primeras comunidades cristianas y la redacción de los evangelios y epístolas en el sigloI. En el siglo IV se llevaron ambos planteamientos hasta el final y eso produjo un grupo de heterodoxiasmuy conocidas y persistentes, como lo fueron el arrianismo y su consecución lógica, el movimientopneumatómaco o macedoniano. La cuestión quedó resuelta en el Concilio de Nicea (325) y en el deConstantinopla (381) a favor de la tesis trinitaria.La discusión ocurrida entre los siglos IV al XVI se centró en definir las relaciones entre el Padre, el Hijoy el Espíritu Santo. La teología occidental o latina asumió la tesis del filioque (7). Esta modificación delCredo Niceno no fue aceptada en oriente, lo cual se tradujo en una escisión entre la actual IglesiaCatólica y la Iglesia Ortodoxa. Es lo que se conoce como el Cisma de Oriente y Occidente, que perduraaún hasta nuestros días. Ambas iglesias se declaran por tanto trinitarias, aunque difieran en el matizfilioque, o sea, en que el Espíritu Santo proceda o no del Hijo o sólo del Padre.En el siglo XVI nació el cristianismo protestante en el occidente centroeuropeo, por lo que desdeentonces hasta el siglo XX se formaron multitud de nuevas iglesias que revisaron unos u otros aspectosde la teología cristiana. El cuerpo general de las iglesias protestantes sostuvo la tesis trinitaria, aunquealgunas de ellas retomaron las tesis modalistas, las arrianas y las triteistas. Todo ello, más los intentospor acercar las tesis católicas y las ortodoxas, mantienen viva esta cuestión.
    • afabrag46@gmail.comPage4Nombres dados el Espíritu SantoLa Biblia contiene un conjunto de expresiones que aluden a una realidad divina en la que creen tanto eljudaísmo como el cristianismo. La siguiente es una lista de tales expresiones y sus citas bíblicas:Espíritu Santo Salmo 50:13Espíritu de Santidad Romanos 1:4Espíritu de Dios Génesis 1:2, Romanos 8:14, 1 Juan 4:2Espíritu Santo de Dios Efesios 4:30Espíritu de la verdad Juan 15:26Espíritu recto Salmo 50:12Espíritu generoso Salmo 50:14Espíritu de Cristo Romanos 8:9, 1 Pedro 1:11Espíritu de adopción Romanos 8:15Mente de Cristo 1 Corintios 2:16Espíritu del Señor Sabiduría 1:7Espíritu de libertad 2 Corintios 3:17Dedo de Dios Lucas 11:20Paráclito Juan 14:16Señor y dador de vida Romanos 8:11De todas las anteriores expresiones, Espíritu Santo es la principal, la más conocida y la que más seutiliza en el cristianismo. El libro de la Sabiduría caracteriza a este Espíritu en los siguientes términos:“Espíritu inteligente, santo único y múltiple, sutil, ágil, perspicaz, inmaculado, claro, impasible, amantedel bien, agudo, libre, bienhechor, filántropo, seguro, sereno, que todo lo puede, todo lo controla y penetraen todos los espíritus, los inteligentes, los más sutiles” (Sabiduría 7:22-23).El hecho de que el Espíritu Santo habite en el hombre, da una dignidad superior a la persona humana,que adquiere una relación particular con Dios y da un nuevo valor a las relaciones interpersonales.Los dones del Espíritu SantoEn el judaísmo y el cristianismo se cree que el Espíritu Santo puede acercarse al alma de la persona ytransmitirle ciertas disposiciones que la perfeccionan. Estos hábitos se conocen como los dones delEspíritu Santo, cuya relación varía entre las diferentes denominaciones cristianas. La teología católica yla ortodoxa reconocen siete dones, ya que siguen tradicionalmente la cita contenida en Isaías 11:2 dondese enumeran estos siete dones, a los cuales se añade una ligera descripción. Son los siguientes:Temor de Dios: Nos impulsa a apartarnos de cualquier acto que pueda ofender a Dios.Sabiduría: Nos comunica el gusto por las cosas de Dios.Entendimiento: Nos da un conocimiento más profundo acerca de las verdades de la fe.Consejo: Nos ayuda a resolver con criterios cristianos los conflictos de la vida.Piedad: Nos enseña a relacionarnos con Dios como nuestro Padre y también a relacionarnos connuestros hermanos.
    • afabrag46@gmail.comPage5Fortaleza: Despierta en nosotros la audacia que nos impulsa al apostolado y nos ayuda a superarel miedo de defender los derechos de Dios y de los demás.Ciencia: Nos enseña a darle a las cosas terrenales su verdadero valor.Los dones del espíritu Santo nos permiten conocer más profundamente la voluntad divina en nuestravida personal y, con ello, la posibilidad de asimilar a Dios en nuestro ser y en nuestro obrar.Los frutos del Espíritu SantoEn la teología cristiana se dice que la cercanía del espíritu Santo induce en el alma una serie de hábitosbeneficiosos que se conocen como frutos del Espíritu Santo, y que vienen enumerados en la Carta dePablo a los Gálatas, capítulo5, versículo 22. Los frutos son los siguientes:AmorAlegríaPazPacienciaAfabilidadBondadFidelidadModestiaDominio de sí mismoLos frutos son producto de los dones del Espíritu santo. Son actos virtuosos y se distinguen por laalegría que causan en quien los realiza. Aunque en el Nuevo Testamento se detallan solamente nuevefrutos del Espíritu Santo, ese número es sólo simbólico pues, como afirma Tomás de Aquino (1225-1274),“son frutos de cualquier obra virtuosa en la que el hombre se deleita” (Suma Teológica).Los símbolos del Espíritu SantoAl espíritu Santo se le representa de diversas formas, aún cuando que las más conocidas son lassiguientes:Agua: El simbolismo del agua es significativo de la acción del Espíritu santo, ya que Jesús fuebautizado con agua en el río Jordán ante la presencia del espíritu Santo.Fuego: Simboliza la energía transformadora de los actos del Espíritu Santo.Nube: Es un síntoma inseparable en las manifestaciones del Espíritu Santo. Así ocurrió, porejemplo, cuando descendió sobre María para cubrirla con su sombra, en el Monte Tabor cuandola Transfiguración, el día de la Ascensión de Jesús y, anteriormente, a Moisés en la Tienda en eldesierto.Paloma: En el bautismo de Jesús por su primo Juan, el Espíritu Santo apareció en forma depaloma y se posó sobre El.
    • afabrag46@gmail.comPage6ConclusiónLa Iglesia, nacida con la resurrección de Cristo, se manifestó al mundo por el Espíritu Santo el día dePentecostés; su gran celebración. Por eso aquel hecho de que se pusieron a hablar en idiomas distintos,como dice Lucas en los hechos de los Apóstoles 2:4, era para que todo el mundo conociera y entendierala Verdad anunciada por Jesús en su Evangelio.La palabra Pentecostés proviene del griego y significa quincuagésimo, o sea, cincuenta. Por ello a loscincuenta días de la pascua, los judíos celebran la fiesta de las siete semanas o Shavuo’t. Esta fiesta en unprincipio fue agrícola, pero se convirtió después en recuerdo de la Alianza del Sinaí.Pentecostés es fiesta pascual y también la fiesta del Espíritu Santo. Fue entonces cuando los Apóstolescomprendieron para qué fueron llamados por Jesús y para qué fueron preparados durante esos tres añosde convivencia con El. Aquel día el Espíritu Santo descendió sobre aquella comunidad naciente ytemerosa, infundiendo sus dones sobre ella y dándoles el valor necesario para anunciar el mensaje deJesús.Es el mismo Espíritu Santo que, desde hace dos mil años hasta ahora, sigue descendiendo sobre quienescreemos que Cristo vino, murió y resucitó por nosotros; sobre quienes sabemos que somos parte ycontinuación de aquella pequeña comunidad, ahora extendida por tantos lugares; sobre quienessabemos que somos los responsables de seguir extendiendo su Reino de amor, justicia, verdad y pazentre los hombres.“Así pues, el que esto desprecia, no desprecia a un hombre, sino a Dios, que os hace don de su EspírituSanto” (1 Tesalonicenses 4:8)ReferenciasOMNIPRESENCIA (1)Es la capacidad de estar presente en todas partes simultáneamente, una cualidad que generalmente se atribuye alas deidades. En el caso particular de las religiones cristianas, es una de las perfecciones atribuidas a Dios.OMNISCENCIA (2)Proviene del latín omnis (todo) y scientia (ciencia) y es el conocimiento de todas las cosas reales y posibles,atributo exclusivo de Dios.TRITEISTA (3)Es la enseñanza de que la Divinidad es realmente tres seres separados formando tres dioses separados.MODALISMO (4)Esta es una negación de la Trinidad, la cual establece que Dios es una sola persona, quien a través de la historiabíblica, se ha revelado a Sí Mismo en tres modalidades o formas. Por lo tanto, Dios es una sola persona el cual semanifestó a Sí Mismo en la forma del Padre en el Antiguo Testamento. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo nuncaexisten todos al mismo tiempo, sólo uno después de otro. El Modalismo niega las distinciones de las trespersonas en la Trinidad, aún cuando sostiene la divinidad de Cristo.
    • afabrag46@gmail.comPage7ARRIANISMO (5)El arrianismo es definido como enseñanzas atribuidas a Arrio opuestas al Dogma Trinitario, determinado en losdos primeros concilios ecuménicos y mantenido en la actualidad por la Iglesia Católica, las Iglesias OrtodoxasOrientales y la mayoría de las Iglesias protestantes. Este término también se utiliza en ocasiones de formainexacta para aludir genéricamente a aquellas doctrinas que expresen negación de la naturaleza divina de Jesús.TRINITARISMO (6)En el año 325, en el Concilio de Nicea, y de la mano del emperador Constantino I, así como en el Primer Conciliode Constantinopla, en 381, se estableció la doctrina oficial de la Iglesia Católica, que abarcaba todo el territoriodel Imperio Romano (desde España hasta Siria). Esta estableció que Cristo era eterno, una encarnación divinaconsustancial con Dios Padre; una sola persona pero con dos naturalezas, completamente divina ycompletamente humana. En el trinitarismo, Dios es la primera persona de la Santísima Trinidad, Jesucristo esconsiderado como la segunda persona, y el Espíritu Santo es la tercera.FILIOQUE (7)En la teología cristiana la cláusula filioque, o controversia filioque, hace referencia a la disputa entre la Iglesiacatólica y la Iglesia ortodoxa por la inclusión en el Credo del término latino filioque que significa «y del Hijo». LaIglesia de Oriente difiere de la Occidental en lo que expone el Credo Niceno acerca del Espíritu Santo. En laforma Oriental se dice que el Espíritu Santo procede del Padre. En la forma Occidental se añaden las palabras ydel Hijo, filioque en latín. La Iglesia Occidental confiesa que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo. LaIglesia Oriental considera que esto es una herejía.POLITEISMO (8)Es la doctrina religiosa cuyos seguidores creen en la existencia y adoración de múltiples dioses o divinidadesorganizadas en una jerarquía o panteónPARACLITO (9)Es una de las denominaciones del Espíritu Santo. La palabra Paráclito proviene del griego parakletos, quesignifica consolador.CATECISMO RACOVIANO (10)Es el texto publicado por los Hermanos Polacos que resume y ordena sus enseñanzas, generalmente conocidascomo socinianismo, según el nombre de su pensador principal, el reformador Fausto Socino (1539-1604). Seconsidera la primera obra teológica sistemática del antitrinitarismo.BibliografíaAYAN, JUAN JOSÉ: Padres Apostólicos. Ed. Ciudad Nueva, Madrid 2000.The Ante-Nicene Fathers, tomo III. Edición preparada por Alexander Roberts & JamesBASILIO DE CESAREA: El Espíritu Santo. Editorial Ciudad Nueva. Madrid 1996.BECKER, JÜRGEN: Pablo, el apóstol de los paganos. Editorial Sígueme. Salamanca 1992.BULGAKOV, SERGEI: Il paráclito. Ediciones Dehonianas, Bolonia 1971.CONGAR, YVES: Credo nello Spirito Santo. Ed. Queriniana, Brescia 1984DENZINGER, ENRIQUE: El Magisterio de la Iglesia, 1963.DIZIONARIO PATRISTICO E DI ANTICHITA CRISTIANA. Ed. Marietti, 1984.DOCUMENTOS DE LA IGLESIA PRIMITIVA: Los Padres apostólicos. Edición DB, 1949.GRANADO, CARMELO: El Espíritu Santo en la teología patrística. Editorial Sígueme, 1987.GREGORIO DE NISA: Vida de Moisés. Editorial BAC. Madrid 2001.
    • afabrag46@gmail.comPage8GREGORIO NACIANCENO: Los cinco discursos teológicos. Editorial Ciudad Nueva, 1995.ILLANES-SARANYANA: Historia de la teología. Edit. Biblioteca de autores cristianos,2002.JUAN PABLO II, Catequesis sobre el Credo (III): Creo en el Espíritu Santo, Palabra,LOSSKY, VLADIMIR: Teología mística de la iglesia de oriente. Ed. Herder. Barcelona 1982.MATEO SECO, LUCAS: Teología trinitaria. Dios Espíritu Santo. Ediciones RIALP, 2005.NEW CATHOLIC ENCYCLOPEDIA, 1967, tomo IV y VII.MARTÍN, TEOFILO: Obras completas del Pseudo Dionisio Areopagita. Edit. Biblioteca de autorescristianos, 1995.ORÍGENES: Contra Celso. Ed. Biblioteca de Autores Cristianos. Madrid, 2001.QUASTEN, JOHANNES: Patrología I. Editorial Biblioteca de autores cristianos, 2004.QUASTEN, JOHANNES: Patrología II. Editorial Biblioteca de autores cristianos, 2004.RODRÍGUEZ CARMONA, ANTONIO: La religión judía. Editorial BAC. Madrid, 2001.RUIZ BUENO, DANIEL: Padres Apostólicos. Edit. Biblioteca de autores cristianos, 1979.TREVIJANO, RAMÓN: Patrología. Editorial BAC. Madrid, 2004.