1T2014 Lección 6 - Discipular a La Gente Común - Presentación

707 views
489 views

Published on

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
707
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
65
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

1T2014 Lección 6 - Discipular a La Gente Común - Presentación

  1. 1. Lección 6 para el 8 de febrero de 2014
  2. 2. “Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte” (1ª de Corintios 1:26-27) A. Jesús y las personas comunes.  Jesús, ejemplo de persona común.  Trabajando con las personas comunes.  Transformando a las personas comunes. B. Las personas comunes a los ojos de Dios. C. La igualdad de todos los hombres.
  3. 3. Pudiendo haber escogido su hogar de nacimiento, Jesús no escogió nacer en un hogar adinerado o socialmente influyente. Su lugar de nacimiento: “Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón” (Lucas 2:7) Su nivel económico: “y para ofrecer conforme a lo que se dice en la ley del Señor: Un par de tórtolas, o dos palominos” (Lucas 2:24) “Y si no tiene lo suficiente para un cordero, tomará entonces dos tórtolas o dos palominos…” (Levítico 12:8 p.p.) El “barrio” donde se crió: “Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve” (Juan 1:46)
  4. 4. “El Redentor del mundo fue hijo de padres pobres, y cuando en su infancia fue presentado en el templo, su madre pudo llevar tan sólo la ofrenda establecida para los pobres: un par de tórtolas o dos palominos. El constituyó el don más precioso hecho por el cielo a nuestro mundo, un don que escapa a todo cálculo, y sin embargo se dio testimonio de él sólo mediante la ofrenda más pequeña. Nuestro Salvador, durante su estada en el mundo, compartió la suerte de los pobres y humildes. La abnegación y el sacrificio caracterizaron su vida” E.G.W. (Consejos sobre mayordomía cristiana, cp. 33, pg. 166-167)
  5. 5. Jesús trabajó especialmente entre la gente común, preocupándose por sus necesidades. Realizó su primer milagro para sacar de apuros a una pareja de recién casados, transformando en vino unos 500 litros de agua (Juan 2:1-11) En dos ocasiones, se compadeció de las multitudes que le seguían proveyéndoles de alimento con solo unos pocos panes y un poco de pescado (Mateo 16:9-10) Muy a menudo, Jesús buscó personas que eran consideradas comunes u ordinarias, que no tenían suficiencia propia y estaban preparadas para confiar completamente en Dios para su éxito.
  6. 6. “Entonces viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban; y les reconocían que habían estado con Jesús” (Hechos 4:13) Pedro era una persona común, un pescador que vivía del fruto de su trabajo. ¿Cómo fue transformado? 1. Percibió su indignidad, se postró a los pies de Jesús y le siguió (Lucas 5:1-11) 2. Se dejó influenciar por el Espíritu Santo (Mateo 16:13-17) 3. Se arrepintió sinceramente cuando pecó (Mateo 26:75) Pedro fue transformado de hombre común a un gran predicador, siendo usado por Dios para llevar el Evangelio a judíos y gentiles por todo el mundo. Al igual que a él, Dios te puede transformar también a ti.
  7. 7. ¿Qué valor concede Dios a las personas? “Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé” (Isaías 43:4 p.p.) “Es sólo por medio de la cruz como podemos estimar el valor del alma humana. Es tan grande el valor de los hombres por quienes Cristo murió que el Padre está satisfecho con el precio infinito que él paga por la salvación del hombre al entregar a su propio Hijo para morir por su redención. ¡Qué sabiduría, qué misericordia y qué amor en su plenitud se manifiestan aquí! El valor del hombre se comprende sólo al ir al Calvario. En el misterio de la cruz de Cristo podemos estimar el valor del hombre” E.G.W. (Exaltad a Jesús, 16 de agosto)
  8. 8. “Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gálatas 3:28) Es importante comprender que, ante Dios, todas las personas tienen el mismo valor (1ª de Pedro 1:17) Por esta razón, no debemos nosotros despreciar ni ensalzar desmedidamente a nadie. Ricos y pobres, hombres y mujeres, foráneos y extranjeros, personas de todas las razas… todos son ciudadanos del Cielo en potencia. A todos debemos enseñar que Jesús es su Salvador.
  9. 9. “No es la posición, no es la sabiduría finita, no son las cualidades, no son los dones de una persona los que la colocan en eminencia en la estima de Dios. El intelecto, la razón, los talentos de los hombres son los dones de Dios que han de ser empleados para la gloria divina, para la edificación de su reino eterno. Lo que es de valor a la vista del cielo es el carácter espiritual y moral, y éste es el que sobrevivirá a la tumba y será hecho glorioso con inmortalidad por los siglos infinitos de la eternidad. La realeza mundanal, tan altamente honrada por los hombres, nunca saldrá del sepulcro en el que entra. Las riquezas, los honores, la sabiduría de los hombres que han servido a los propósitos del enemigo, no pueden proporcionar a sus poseedores una herencia, un honor, o una posición de confianza en el mundo venidero. Tan sólo los que han apreciado la gracia de Cristo, que los ha hecho herederos de Dios y coherederos con Jesús, se levantarán de la tumba llevando la E.G.W. (Mensajes selectos, tomo 1, pg. 303) imagen de su Redentor”

×