(2014-06-06)Trastornos de la conducta alimentaria (PPT)

1,062 views
868 views

Published on

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) engloban varias enfermedades crónicas y progresivas que, a pesar de que se manifiestan a través de la conducta alimentaria, en realidad consisten en una gama muy compleja de síntomas entre los que prevalece una alteración o distorsión de la auto-imagen corporal, un gran temor a subir de peso y la adquisición de una serie de valores a través de una imagen corporal.

Published in: Health & Medicine
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,062
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
377
Actions
Shares
0
Downloads
11
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

(2014-06-06)Trastornos de la conducta alimentaria (PPT)

  1. 1. Las personas que los padecen cambian su manera de comer de forma desmesurada en busca de la delgadez. Ello conlleva diversas alteraciones - en lo físico, en lo psicológico y en las relaciones con los demás – que, a su vez, favorecen que el deterioro en la salud se mantenga o empeore. Mujeres de 12 a 24 años. Prototipos de TCA: Anorexia nerviosa (AN) - 0’4% Bulimia nerviosa (BN) - 1% TCANE – x3 AN y BN juntos Trastorno por atracón (30% programas de adelgazamiento final adolescencia o hacia los 30 años, y en mujeres)
  2. 2. La anorexia era vista como una meta espiritual a alcanzar, de hecho, se habló de la "santa anorexia" y "el ayuno ascético" en un período histórico en el cual se perseguía con frecuencia la búsqueda de las virtudes espirituales mediante la mortificación del cuerpo Las víctimas ilustres de la enfermedad eran en ese momento mujeres santas que se convirtieron más tarde. Buscando un "matrimonio con Cristo" se negaban la comida, entre estas mujeres estaban santa Catalina de Siena y la beata Ángela de Foligno. Médico genovés en 1500, Simone Porta, el primero en estudiar y describir el cuadro clínico de la anorexia nerviosa En 1689, fue publicado por el médico británico Richard Morton el primer informe de dos pacientes que, en ausencia de enfermedad manifiesta, se negaban a comer. Morton llamó a este trastorno "consumición nerviosa": El hijo del reverendo Steele, en torno a los dieciséis años de edad, cayó gradualmente en una total falta de apetito, y posteriormente atrofia universal, anhelando poco, poco siempre por más, por dos años, sin que hubiera fiebre, tos u otros síntomas de cualquier otra enfermedad de los pulmones u otras vísceras, incluso sin diabetes o diarrea u otras señales de evacuación coliacional o no naturales. Así que juzgo este consumo como nervioso, como una cosa que tiene sus raíces en el hábito de su cuerpo y se derivan de una perturbación de su sistema de nervioso. Numerosos autores La categoría de diagnóstico de anorexia nerviosa apareció en el DSM (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) desde su segunda edición (DSM-II), 1968, y desde entonces la enfermedad sigue presente en el DSM a través de todas las ediciones y revisiones hasta el actual DSM-IV-TR.
  3. 3. Criterios diagnósticos de AN según la DSM-IV-TR y diferencias con la CIE-10: • Peso corporal inferior al mínimo normal para su edad y talla. Se considera como normal hasta el 85% del peso (según la CIE-10, IMC 17’5 )que le correspondería tener según las tablas de crecimiento al uso. El profesional debe contemplar este valor como orientativo y tener en cuenta también la constitución física de la paciente y su historia de peso previa. • Miedo intenso a ganar peso o a convertirse en obesa, incluso estando por el peso normal. • Distorsión de la percepción del peso del cuerpo o de su silueta, exageración de la importancia que tienen ambos en la valoración propia, o negación del peligro que conlleva tener un peso tan bajo. • Presencia de amenorrea de al menos tres ciclos menstruales en mujeres pospuberales, o retraso de la menarquia en las niñas prepuberales (según la CIE-10 en el hombre, añade el criterio de pérdida del interés y de la potencia sexual). • Subtipos: Tipo restrictivo: la paciente consigue bajar de peso fundamentalmente mediante dieta hipocalórica (según la CIE-10 evitación de comidas grasas), ayuno y ejercicio excesivo, no recurriendo regularmente a atracones o purgas. Tipo compulsivo/purgativo (la CIE-10 excluye el diagnóstico de anorexia nerviosa si se han dado atracones de forma regular): la paciente, además de la restricción de alimento, habitualmente se da atracones que luego purga (provocando el vómito, o haciendo uso reiteradamente de laxantes, diuréticos o enemas).
  4. 4. Criterios diagnósticos de BN según la DSM-IV-TR y diferencias con la CIE-10: • Atracones recurrentes: – Que consisten en ingerir mucho más alimento que el que se comería la mayoría de las personas en sus mismas circunstancias y en mucho menos tiempo. – Y se acompañan de sensación de pérdida de control (de no poder parar de comer o de no poder controlar el tipo o la cantidad de comida que se está ingiriendo). • Para no ganar peso, utilización repetida de conductas compensatorias inapropiadas, tales como: la provocación del vómito, o el uso desmedido de laxantes, diuréticos, enemas u otros fármacos, o el ayuno y el ejercicio excesivos. • Lo señalado en los criterios anteriores se repite, como promedio, al menos dos veces a la semana durante un período de 3 meses. • La valoración propia está exageradamente influida por el peso del cuerpo y por su silueta. • Todo lo anterior no aparece exclusivamente en el transcurso de la AN (según la CIE-10 si se ha dado atracones de forma regular no se diagnostica de anorexia, sino de bulimia). • Subtipos: Tipo purgativo: la paciente habitualmente se provoca el vómito o hace uso reiterado de laxantes, diuréticos o enemas. Tipo no purgativo: la paciente no recurre asiduamente a las purgas, sino que para compensar los atracones utiliza el ayuno y el ejercicio excesivos.
  5. 5. Criterios diagnósticos de trastorno por atracón (modificado de DSM-IV-TR): • Atracones recurrentes: igual que en la bulimia nerviosa. • Cada atracón tienes tres o más de las siguientes características: • Ingerir mucho más rápido de lo normal. • Comer hasta sentirse odiosamente repleto. • Engullir tremendas cantidades a pesar de no tener hambre. • Ser realizado a solas para ocultar la voracidad. • Tras el atracón, sentirse tremendamente triste, culpable o a disgusto consigo mismo. • El recuerdo del atracón produce un profundo malestar. • Los atracones se repiten, como promedio, al menos dos días a la semana durante un período de 6 meses. • Los atracones no se siguen de conductas compensatorias • Todo lo anterior no aparece exclusivamente en el transcurso de la anorexia nerviosa o la bulimia nerviosa.
  6. 6. Predisposición genética Factores familiares: preocupación familiar, obesidad materna, antecedentes psiquiátricos familiares o dinámica familiar alterada Factores personales: baja autoestima, dificultad para ser independientes, períodos de negativismo, profesiones (modelos, bailarina o gimnastas), responsables, hiperexigente Vulnerabilidad constitucional: sexo femenino, obesidad previa, adolescencia, ambiente urbano
  7. 7. Situación vital estresante Cambios adaptativos: colegio, pareja, pubertad… Conflictos familiares con alteraciones de la dinámica familiar: divorcio, duelo importante… Obesidad previa o inicio de una dieta •Comentarios inoportunos sobre el aspecto físico
  8. 8. Personalidad muy insegura, responsable y obsesiva (anorexia nerviosa) Preocupación excesiva por agradar Tendencia a la extroversión, labilidad emocional, descontrol de impulsos (bulimia nerviosa) Cambios de humor bruscos e inesperados Actitudes distorsionadas hacia la comida cualitativa y cuantitativamente Alteración de la propia imagen corporal Hiperactividad física como conducta compensatoria y a escondidas Reducción drástica de la ingesta de hidratos de carbono y grasas en la dieta
  9. 9. Favorecer la aceptación del propio cuerpo y los cambios que se presentan durante la pubertad Favorecer la autoestima, crear un clima de confianza y conceder las responsabilidades adecuadas según la edad de los jóvenes, respetando la intimidad y evitando ejercer un control exagerado hacia ellos Potenciar un espíritu crítico hacia los estereotipos culturales y los modelos que propone el mundo de la publicidad y la moda Dar pautas adecuadas para conseguir un comportamiento alimentario saludable: la importancia de comer de todo, evitar dietas extrañas, potenciar la hora de la comida como un tiempo de convivencia familiar…
  10. 10. Debe centrarse en 3 conceptos Dieta saludable Mantener peso adecuado dentro del punto de vista de la salud Promoción de los “factores protectores” Educación para la salud en la escuela: hábitos alimenticios saludables y crítica a la imagen como valor esencial en la autoestima y el éxito Implicación de las administraciones: regulación a nivel de los medios de comunicación, publicidad y pasarelas de moda con extrema delgadez y de productos dietéticos “milagro” La detección precoz mejora de forma considerable las posibilidades de éxito en el tratamiento
  11. 11. Familia preocupada por su excesiva pérdida de peso Demanda de dieta para adelgazar: primero a valorar… Dietas variadas y saludables Ejercicio físico Posibles factores de riesgo y factores protectores Cambios de conducta poco precisos que nos obligan a profundizar en las características de la ingesta: astenia, irregularidades menstruales, edemas en tobillos por hipoproteinemia, alteraciones dentales o faríngeas crónicas por vómitos, trastornos del estado de ánimo, demanda excesiva de purgantes, dolor abdominal, escaso rendimiento escolar, dificultad en las relaciones familiares…
  12. 12. Las pacientes NO revelan sus síntomas, ni siquiera a la familia En casos de normopeso, como la bulimia nerviosa, pasan desapercibida la clínica Coger a tiempo NO etiquetar Inseguridades del propio paciente Miedo a su situación Inicio a las relaciones sexuales
  13. 13. Recursos bibliográficos Muchísimos!! Guía de práctica clínica del SNS
  14. 14. Algoritmo detección de potenciales casos
  15. 15. Detección de potenciales casos (Algoritmo 2)
  16. 16. Tratamiento de la AN
  17. 17. Tratamiento de la BN y TA
  18. 18. Vídeo
  19. 19. ¿Seríamos capaces de identificar un potencial TCA?

×