Your SlideShare is downloading. ×
BASES RADIOLÓGICAS
DEL RAQUIS
Fernando Lahoz García
Joaquín Millán Pérez
1
ÍNDICE
1.- COLUMNA VERTEBRAL……………….3
2.- EVALUACIÓN RADIOLÓGICA………..4
3.- LESIONES VERTEBRALES
TRAUMÁTICAS…………………………….9
4....
1.- COLUMNA VERTEBRAL
La columna vertebral está compuesta por:
7 vértebras cervicales
12 vértebras dorsales
5 vértebras lu...
1.1.3 – Vértebras Lumbares.
El cuerpo es voluminoso. El diámetro transverso es mayor que el antero posterior. El
agujero e...
- Todo traumatismo por encima de las clavículas.
Las regiones extremas del raquis cervical son las que plantean más frecue...
vertebral. Una anulación mayor de 11º entre dos vértebras contiguas puede indicar la
existencia de una fractura inestable
...
La fractura de los pedículos de C2 ("del ahorcado") suele acompañarse (aunque no
siempre) de anterolistesis de C2 sobre C3...
En ambas deben visualizarse las 12 vértebras dorsales y las dos primeras lumbares,
debido a la frecuencia de lesiones en e...
3.- LESIONES VERTEBRALES
TRAUMÁTICAS
ANATOMÍA
• ANATOMÍA DEL EJE RAQUIMEDULAR
• Elemento óseo
• Disco intervertebral
• Lig...
columna de tres pilares va desde los pedículos hasta el extremo de las apófisis
espinosas. La mayoría de las fracturas en ...
relativa y el peso de 2 vehículos y la fricción entre los frenos en frontal del carro
y la superficie de la pista.
• si la...
3.2 Según el tipo de fractura.
3.2.1 Fracturas "en cuña".
Son aplastamientos cuneiformes de la parte anterior del cuerpo v...
3.2.8 Luxaciones costovertebrales
No plantean problemas neurológicos si no se asocian a otras lesiones vertebrales.
Acompa...
4.- ALTERACIONES DEGENERATIVAS
Artrosis enfermedad articular degenerativa con desgaste osteoarticular.
Espondilosis proces...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

(2013-09-24) Bases radiologicas del raquis (doc)

877

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
877
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
6
Actions
Shares
0
Downloads
27
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "(2013-09-24) Bases radiologicas del raquis (doc)"

  1. 1. BASES RADIOLÓGICAS DEL RAQUIS Fernando Lahoz García Joaquín Millán Pérez 1
  2. 2. ÍNDICE 1.- COLUMNA VERTEBRAL……………….3 2.- EVALUACIÓN RADIOLÓGICA………..4 3.- LESIONES VERTEBRALES TRAUMÁTICAS…………………………….9 4.- ALTERACIONES DEGENERATIVA…14 5.- VARIOS…………………………………14 6.- BIBLIOGRAFÍA………………………..14 2
  3. 3. 1.- COLUMNA VERTEBRAL La columna vertebral está compuesta por: 7 vértebras cervicales 12 vértebras dorsales 5 vértebras lumbares 5 vértebras sacras fundidas 4 huesos coxígeos fundidos. 1.1 PECULIARIDADES DE CADA TIPO DE VÉRTEBRAS 1.1.1 – Vértebras Cervicales. El cuerpo, alargado transversalmente presenta como caracteres distintivos: 1 – por delante, en la línea media: una pequeña prominencia vertical 2 – en las extremidades laterales de su cara superior dos pequeñas eminencias, ganchos o apófisis semilunares. 3 – en los extremos laterales de su cara inferior dos pequeñas escotaduras que, en el esqueleto armado, están en relación con los ganchos de la vértebra subyacente. El agujero es triangular, de base anterior. Las apófisis están es cada lado colocadas exactamente una encima de la otra. Sus carillas articulares miran hacia atrás y arriba en las apófisis superiores, hacia delante y abajo en las apófisis inferiores. Las láminas son cuadriláteras, más anchas y dirigidas oblicuamente hacia abajo y atrás. Los pedículos se implantan en el cuerpo vertebral en un punto algo menos distante de su cara superior que la de la inferior. Las dos escotaduras no son exactamente iguales, la inferior es algo más profunda que la superior. 1.1.2 – Vértebras Dorsales. El cuerpo vertebral presenta en cada lado y cerca de la extremidad anterior del pedículo dos semi carillas articulares, superior e inferior, para la cabeza de las costillas. El agujero raquídeo es relativamente pequeño e irregularmente circular. La apófisis es muy larga, prismática, triangular y fuertemente inclinada hacia atrás. Las apófisis transversas nacen por detrás del pedículo. Su vértice es más o menos redondeado, y en su cara anterior se ve una pequeña carilla articular para la tuberosidad de la costilla correspondiente. Las apófisis articulares superiores, muy marcadas, se dirigen verticalmente por encima de la base de las apófisis transversas; sus carillas miran hacia atrás y un poco hacia fuera. Las inferiores quedan reducidas a simples carillas articulares situadas en la cara anterior de las laminas; miran hacia delante y un poco hacia dentro. Las láminas son cuadriláteras, tan altas como anchas. Los pedúnculos unen el cuerpo vertebral a las apófisis transversas y a las articulaciones. De las dos escotaduras, la inferior es mucho más profunda que la superior 3
  4. 4. 1.1.3 – Vértebras Lumbares. El cuerpo es voluminoso. El diámetro transverso es mayor que el antero posterior. El agujero es triangular. La apófisis espinosa es de cuadrilátera, y muy desarrollada de posición horizontal. Las apófisis transversas están relativamente poco desarrolladas. Se desprenden de la parte media del pediculo. Las apófisis articulares tienen una dirección vertical. Las carillas articulares superiores tienen forma de canales verticales, mirando hacia atrás y adentro y las inferiores, la forma de eminencias verticales, representando porciones de un cuerpo cilindroide y mirando hacia delante y afuera. En la parte posteroexterna de las apófisis articulares superiores se ve un tubérculo más o menos desarrollado, el tubérculo mamilar. Las láminas son cuadrilateras, más altas que anchas. Los pediculos tienen una dirección anteroposterior. Las escotaduras son muy desiguales, las inferiores son tres o cuatro veces más considerables que las superiores 2.- EVALUACIÓN RADIOLÓGICA 2.1 - RADIOLOGÍA SIMPLE Sistemática de estudio La valoración de la radiología simple debe ser sistematizada y ordenada, de forma que le permita al clínico un estudio secuencial, lógico y rápido de las radiografías obtenidas. 2.1.1 - Columna cervical Proyecciones Lateral Sus indicaciones son: - Todo traumatizado con alteración del nivel de conciencia. - Mecanismo lesional de alto riesgo: accidentes de tráfico, caídas de alturas mayores de 3 m. y saltos de cabeza. - Existencia de lesiones asociadas muy dolorosas que distriagan al paciente y nos impidan una correcta valoración. 4
  5. 5. - Todo traumatismo por encima de las clavículas. Las regiones extremas del raquis cervical son las que plantean más frecuentemente problemas diagnósticos. En la charnela occipitoatloaxoidea, la superposición de estructuras óseas puede obstaculizar una correcta valoración de la zona. En el segmento cervicodorsal, ciertas particularidades anatómicas como cuello corto u obesidad, y la superposición de estructuras (hombros y región superior del tórax), motivan el que frecuentemente no pueda visualizarse completamente. Estos inconvenientes pueden ser minimizados de dos formas: - Traccionando los brazos hacia abajo (axialmente).- Proyección de nadador modificada (sin movilizar el cuello) . Anteroposterior (AP) Debe practicarse rutinariamente, con las mismas indicaciones que la proyección lateral. Requiere el traslado del paciente a la sala de rayos, por lo que habitualmente se hace en un segundo tiempo junto al resto del estudio, con el paciente estabilizado. Podemos evaluar los cuerpos y espacios intervertebrales, la línea de las apófisis espinosas, pedículos y macizos articulares, pero en líneas generales aporta menos información que la lateral, ya que no se suelen ver adecuadamente las primeras vértebras por interposición de estructuras faciales. Sin embargo, la zona cervicodorsal puede visualizarse mejor, por lo que complementa a la lateral en su valoración. Una ventaja adicional puede ser la posibilidad de observar fracturas de la 1ª costilla asociadas en no pocas ocasiones. Transoral (TO) Es una magnifica proyección para la valoración de la charnela occipitoatloaxoidea. En ella podemos valorar las masas laterales, apófisis transversas y arcos del atlas, las articulaciones laterales y la odontoides, cuerpo y espinosa bífida de C2. Oblícuas laterales No son rutinarias en el estudio de urgencia. Sus indicaciones clásicas han ido siendo relegadas por la TC. Pueden solicitarse cuando a pesar de la normalidad de las anteriores, se sospeche lesión cervical. Laterales en flexión y extensión Cualquier proyección que requiera la movilización del cuello debe estar contraindicada en el manejo urgente del TRM cervical. Evaluación Alineación La pérdida de la lordosis fisiológica, con rectificación e incluso inversión de la misma, puede estar originada por contractura muscular o ser un signo indirecto de lesión 5
  6. 6. vertebral. Una anulación mayor de 11º entre dos vértebras contiguas puede indicar la existencia de una fractura inestable Las disrrupciones de las líneas anterior y posterior de los cuerpos vertebrales sugieren luxación o subluxación con inestabilidad de la columna; el desplazamiento de una vértebra superior sobre la inferior mayor de 3 mm debe hacernos sospechar estas lesiones. Las luxaciones de las interapofisarias originan anterolistesis de la vértebra superior; las luxaciones unilaterales producen un decalaje inferior al 25% del diámetro anteroposterior del cuerpo, mientras que en la dislocación bilateral de las facetas articulares es mayor del 50%. La desalineación de la línea de las apófisis espinosas en la proyección AP puede ser debida a rotación vertebral, y es sugestiva de luxación unilateral de facetas articulares. En la lateral puede verse afectada por desplazamientos vertebrales en sentido anteroposterior, y por fracturas de las propias apófisis espinosas. Partes óseas Deben valorarse el contorno y la altura de los cuerpos vertebrales. Las soluciones de continuidad de la cortical y los patrones de trabeculación anómalas son claros indicadores de fracturas. En las fracturas por compresión, la altura anterior del cuerpo vertebral es menor que la posterior en más de 3 mm. En los traumatismos por hiperextensión se produce una rotura del ligamento longitudinal anterior con avulsión de un fragmento del borde anteroinferior del cuerpo y luxación posterior del mismo, con frecuente daño neurológico. Cuando el fragmento arrancado está en el borde anterosuperior suele tratarse de una fractura estable, debiendo diferenciarla de la persistencia de un núcleo de osificación secundaria no fusionado, en cuyo caso observaremos esclerosis de los límites óseos. El aumento de la distancia interpedicular en la proyección AP es un signo indirecto de fractura sagital del cuerpo vertebral. Pueden objetivarse líneas de fracturas en pedículos, apófisis articulares, láminas, apófisis transversas y espinosas. La fractura de Jefferson se ve en la proyección lateral como una fractura de lámina, aunque también puede verse la del arco anterior. En la TO podemos observar el desplazamiento hacia fuera de las masas laterales del atlas y aumento de la distancia entre éstas y la odontoides. En esta proyección se ven además fracturas de las masas laterales Cl y C2, cuerpo del axis y odontoides. Las fracturas y desplazamientos de esta última se observan también en la lateral, pero en ocasiones no puede identificarse una línea de fractura clara, por lo que deberemos buscar signos indirectos: - Anulación de la pared anterior del axis. - Desdoblamiento de la pared posterior del axis. - Separación interespinosa C1-C2. - Angulación lateral de la odontoides en la TO. 6
  7. 7. La fractura de los pedículos de C2 ("del ahorcado") suele acompañarse (aunque no siempre) de anterolistesis de C2 sobre C3. Partes no óseas El ensanchamiento del espacio intervertebral se produce cuando existe una considerable alteración de las fijaciones intervertebrales que sugiere una lesión inestable. El estrechamiento de los espacios discales de origen traumático puede ser resultado de lesiones por hiperflexión, y debe diferenciarse del estrechamiento de origen degenerativo tan frecuente en pacientes mayores. Las luxaciones de facetas articulares se manifiestan por asimetrías, falta de paralelismo, ensanchamientos y bostezos de la interlinea articular. El grado máximo es el signo de la "faceta desnuda" cuando se ha perdido toda la relación articular. Un ensanchamiento abrupto del espacio interlaminar o un cambio en la distancia interespinosa pueden también ser signos de este tipo de luxaciones. 2.1.2 - Columna dorsal y lumbar Generalidades De forma general, el estudio radiológico de ambas regiones raquídeas sigue los mismos principios básicos enumerados para la columna cervical, pero existen diversos rasgos distintivos que deben ser analizados. Indicaciones Las radiografías dorsales y lumbares no se realizan rutinariamente. Sus indicaciones son básicamente las mismas que en la columna cervical, aunque con algunos matices que hay que reseñar. Pueden ser resumidas en los siguientes puntos: - Paciente con traumatismos múltiples. - Alteración del nivel de conciencia. - Sospecha clínica: dolor, signos neurológicos... - Anormalidad en la radiografía de tórax. - Presencia de lesión cervical. - Mecanismo lesional de alto riesgo. - Presencia de lesiones asociadas con dolor competitivo, que distraiga al paciente y dificulte la valoración Proyecciones básicas Las proyecciones básicas que hay que realizar en la columna dorsal son AP y L. 7
  8. 8. En ambas deben visualizarse las 12 vértebras dorsales y las dos primeras lumbares, debido a la frecuencia de lesiones en esta zona de transición. En la proyección AP se observan las estructuras descritas en la columna cervical, pero además muestra las articulaciones costovertebrales y costotransversas. Estas dos proyecciones son básicas también en el estudio de la columna lumbar. Deben visualizarse las 5 vértebras lumbares y las últimas dorsales si no disponemos de radiografías de esta zona. Es preciso estar atentos a la posible existencia de anomalías congénitas de la transición lumbosacra (sacralización y lumbarización) que puedan confundirnos. Las apófisis transversas son particularmente visibles por su gran tamaño, sobre todo las de L4 y L5, y se fracturan frecuentemente en traumatismos directos. Al igual que en la columna dorsal, no se deben pasar por alto otras estructuras presentes en la radiografía, como las últimas costillas, siluetas renales, borde hepático, polo inferior del bazo, líneas del psoas y estructuras pélvicas. Las proyecciones oblicuas de la columna lumbar no suelen dar información adicional en el TRM, pero pueden solicitarse cuando existan dudas con las anteriores. Evaluación sistemática Sigue los mismos pasos que en el resto de la columna, con las particularidades reseñadas. Deben tenerse en cuenta las desviaciones preexistentes (escoliosis, cifosis) y las debidas a una posición anómala del paciente en la mesa de rayos, para valorarlas alteraciones de la alineación. Es necesario recordar que el canal medular torácico es estrecho con relación a la médula, por lo que las LMT a este nivel son completas con frecuencia. 8
  9. 9. 3.- LESIONES VERTEBRALES TRAUMÁTICAS ANATOMÍA • ANATOMÍA DEL EJE RAQUIMEDULAR • Elemento óseo • Disco intervertebral • Ligamentos • Agujeros intervertebrales o de conjunción • Conducto raquídeo • Componente vascular • Segmento Cervical • Arterias radiculares • Arteria espinal anterior • Arteria espinal • Gran arteria radicular para el segmento cervical inferior • Anastomosis múltiples entre las arterias descritas y las arterias vertebrales. • Segmento Dorsal • Arterias intercostales para los primeros segmentos dorsales (nace en la intercostal superior, rama de las subclavias). • - Arterias intercostales para los segmentos dorsales D3 hasta D11 (nace directamente en la Aorta). • Segmento lumbosacro • Arterias radiculares: provienen de 5 pares de arterias que nacen de la Aorta. • - Arterias para las raíces sacras que se originan de las laterales sacras, rama de la ilíaca interna o de la sacra medial. EL CONCEPTO DE TRIPLE COLUMNA DE DENIS La columna vertebral está dividida en tres pilares desde lo anterior a lo posterior según un estudio realizado por Denis. Este concepto suplantó al concepto previo de "la columna vertebral de dos pilares" de Holdsworth debido a que Denis demostró que la mayoría de las fracturas vertebrales son en la mitad anterior de los cuerpos vertebrales de la columna tóracolumbar inferior y son fracturas de flexión- compresión. Él propuso que la columna de tres pilares sea dividida en las siguientes secciones: La primera es la mitad anterior del cuerpo vertebral, la segunda es la mitad posterior del cuerpo vertebral y los pedículos, y la tercera sección de la 9
  10. 10. columna de tres pilares va desde los pedículos hasta el extremo de las apófisis espinosas. La mayoría de las fracturas en el estudio de Denis fueron en la columna 1 en el nivel L1. Allen modificó la clasificación de Denis para que sea aplicable a la columna cervical inferior • a. Columna anterior, constituida por la parte anterior del anillo fibroso, más el ligamento longitudinal anterior, y la pared anterior del cuerpo vertebral. • b. Columna posterior, formada por las estructuras osteoligamentarias situadas posteriormente al ligamento longitudinal posterior, sin incluir a éste (arco vertebral y ligamento supra-espinoso, interespinoso, capsular y amarillo). • c. Columna media o 3ra. columna de Denis, formada por la mitad posterior del anillo fibroso, más el ligamento longitudinal posterior y la pared posterior del cuerpo vertebral. 3.1 Según mecanismo lesional. 3.1.1. Columna cervical • La configuración de las facetas cervicales permite considerable movimiento en flexión y extensión. • Los límites fisiológicos de extensión están sólo por el annulus, El ligamento longitudinal y los músculos cervicales. algunas veces con la aplicación de una fuerza inesperada se produce una contracción muscular refleja o voluntaria que no ocurre rápidamente para contribuir a una resistencia significativa. A - Lesiones por extensión-aceleración • Lesiones en extensión pueden ocurrir cuando la aceleramos sin aplicación directa de fuerza. la colisión posterior de un automóvil es el ejemplo más común. La aceleración frontal del carro a un rango proporcional a la velocidad 1
  11. 11. relativa y el peso de 2 vehículos y la fricción entre los frenos en frontal del carro y la superficie de la pista. • si la aceleración es suficiente se puede producir un deslizamiento posterior, la diferencia de aceleración entre una parte y el soporte del cuerpo por el deslizamiento y el vehículo es relativamente pequeña. • Tratamiento • es restricción del movimiento, con ortéticos, analgésicos, relajantes musculares, antiinflamatorios. después de la fase aguda, el nivel de actividad debe aumentarse, la fisioterapia anima a la actividad física. el uso de tracción cervical intermitente, aplicación de calor y otras medidas pueden mejorar temporalmente los síntomas pero parecen acortar el tiempo que se requiere para la recuperación. • Resultado y pronóstico • la mayoría de los pacientes se recuperan satisfactoriamente, aunque muchos tengan persistencia de síntomas. Hohl siguió 146 pacientes cuya edad promedio era 29,4 años, quienes no tuvieron en Rx iniciales evidencia de cambios degenerativos en las vértebras cervicales. en 43% hubo síntomas residuales, 39% desarrolló evidencia radiográfica de degeneración de disco dentro de un promedio de 7 años, frente a la incidencia prevista de 6%. sin embargo, la incidencia de cambios degenerativos estuvo sobre los mismos pacientes con o sin síntomas. B - Lesión por fuerza en hiperextensión • el daño se produce al aplicar una fuerza en la cara o la frente, y no verse en las placas Rx luxación o fractura. • sin embargo, en algunos casos, el paciente puede tener la ampliación del espacio fiscal. • si no es claramente evidente, se pueden obtener placas tomadas en extensión y flexión activa, para esto los pacientes tienen que estar conscientes y colaboradores. C - . Daño en hiperflexión • en el individuo normal las vértebras cervicales se mueven desde lordosis en la extensión, y cifosis en la flexión, con las superficies anteriores y posteriores de los cuerpos vertebrales que forman una curva simétrica. • aunque hay un normal movimiento translacional de los cuerpos vertebrales en la flexión y llega a ser progresivamente mayor a cada nivel desde c7 a c2, esto no debería exceder 3,5, mm medidas en placas tomadas en proyección lateral. 3.1.2 La columna lumbar A - Daños en rotación • la rotación entre las vértebras lumbares es limitada por la orientación vertical de los procesos articulares. • la resistencia a la rotación ejercida por las facetas limita la posibilidad de daño B - Daños en extensión y flexión • los movimientos de extensión y flexión en la espina lumbar son considerables a causa de la orientación vertical de los procesos articulares • sin embargo, a causa de la lordosis lumbar, las fuerzas considerables se ejercen sobre los pares interarticulares, la mayoría frecuentemente en l5-s1. 1
  12. 12. 3.2 Según el tipo de fractura. 3.2.1 Fracturas "en cuña". Son aplastamientos cuneiformes de la parte anterior del cuerpo vertebral. Son más frecuentes entre D1 y D10, habitualmente estables y frecuentes en pacientes osteoporóticos con traumatismos mínimos e incluso de forma espontánea, por lo que puede ser difícil diferenciar si se trata de lesiones antiguas o producidas en el traumatismo actual. 3.2.2 Fracturas-estallido Son las lesiones vertebrales más frecuentes, ya que representan el 36% de todas las lesiones dorsales y lumbares. Son fracturas conminutas con máxima inestabilidad, a pesar de que habitualmente se conserva la integridad discoligamentaria, ya que el retroceso de la pared vertebral posterior puede invadir el canal medular. 3.2.3 Fractura en diábolo Es una fractura frontal del cuerpo vertebral por compresión axial, que adopta dicha forma en la proyección lateral. 3.2.4 Fractura de Chance Se observa mejor en proyecciones laterales, visualizándose una línea de fractura en apófisis espinosa, pedículos y cuerpo vertebral, que divide la vértebra en dos fragmentos, superior e inferior. Puede ser estable si la fractura se extingue al llegar al cuerpo vertebral. 3.2.5 Fracturas de apófisis transversas lumbares Pueden verse en la proyección AP con el fragmento distal separado por la acción muscular. Se asocian con lesiones de estructuras intraabdominales. 3.2.6 Otras fracturas Las fracturas en "gota de lágrima", pedículos, láminas y macizos articulares son similares a las de la región cervical. 3.2.7 Dislocaciones de facetas Expresan los mismos signos radiológicos que las cervicales (anterolistesis, faceta "desnuda", aumento de los espacios interespinosos, ensanchamiento de los agujeros de conjunción...). Pueden asociarse fracturas marginales del borde anterosuperior de la vértebra subyacente. 3.2.8 Luxaciones de cuerpos vertebrales Pueden producirse en traumatismos por contorsión (flexión y rotación violentas), y se asocian con graves lesiones óseas y ligamentosas. 1
  13. 13. 3.2.8 Luxaciones costovertebrales No plantean problemas neurológicos si no se asocian a otras lesiones vertebrales. Acompañan frecuentemente a los traumatismos torácicos. 3.3 Según su Localización. Características específicas en primeras cervicales 3.3.1 . Lesiones de la articulación atlantooccipital • Normalmente no ocurre rotación a nivel Occípito-C1, si este movimiento es forzado, sin embargo, muchas veces se produce dislocación. • El proceso articular occipital, en un lado muchas veces se dislocan anterior o posteriormente, en relación a las masas laterales de C1, y por lo general es mortal. También se produce arrancamiento de los cóndilos del occipital. • 3.3.2. Fractura del atlas • Se han identificado tres tipos primarios de fracturas del anillo de C1: • 1. Fractura del arco posterior • 2. Fractura de la masa lateral, • 3. Fractura por estallido (fractura de Jefferson) 3.3.3 Fractura de jefferson • La fractura estallada del arco de C1, es atribuida a la excesiva compresión axial, con múltiples fragmentos. Si la separación de las masas laterales de C1 es más de 6,9 mm en el plano radiográfico anteroposterior, es probable que se acompañe con desgarro del ligamento transverso. • Infrecuentemente, la fractura de Jefferson se puede combinar con fractura de odontoides. Y es presumiblemente por compresión axial con hiperextensión traumática y espondilolistesis de C2. 3.3.4 Fractura del ahorcado 3.3.5 Fractura de odontoides • Se requiere una fuerza significativa para producir una fractura de odontoides en un individuo joven • La flexión es el más común mecanismos de injuria, con desplazamiento de C1 sobre C2 como resultado. 3.3.6 Fractura y dislocación de la columna cervical baja • Muchas veces se clasifican de acuerdo a si el cuerpo vertebral y el disco intervertebral, las masas laterales o facetas posteriores, láminas y procesos espinosos son dañados, ya sea anterior, menos comúnmente, el desplazamiento posterior de una vértebra sobre otra puede ser clasificada: ligero (1 a 3 mm), moderado (3 a 5 mm) o máximo (más de 5 mm), una angulación de vértebras adyacentes de más de 11° que indica una ruptura ligamentosa posterior importante y, además, lesión del disco intervertebral. 1
  14. 14. 4.- ALTERACIONES DEGENERATIVAS Artrosis enfermedad articular degenerativa con desgaste osteoarticular. Espondilosis proceso degenerativo y gradual que afecta a los discos intervertebrales. Hiperostosis crecimiento excesivo de hueso, generalmente a expensas de un engrosamiento de la cortical. Puede deberse a una exostosis. Espondilitis anquilosante. es una enfermedad autoinmune reumática crónica con dolores y endurecimiento paulatino de las articulaciones. 5.- VARIOS Artritis infecciosa Patología tumoral BIBLIOGRAFÍA https://www.google.es/imghp?hl=es&tab=wi http://tratado.uninet.edu/c110608.html http://es.scribd.com/doc/92631605/Perrito-de-La-Chapelle 1

×