GUÍA DIDÁCTICA Y MÓDULO


   JOSÉ FERNANDO GONZÁLEZ DOMINGUEZ




FUNDACIÓN UNIVERSITARIA LUIS AMIGÓ
     FACULTAD DE EDUC...
Pedagogía y comunicación                                                                 2




COMITÉ DIRECTIVO

Fray Mari...
Pedagogía y comunicación                                      3




                      CONTENIDO
                      ...
Pedagogía y comunicación                                  4




                                                     81
  ...
Pedagogía y comunicación   5
Pedagogía y comunicación   6
Pedagogía y comunicación   7
Pedagogía y comunicación   8
Pedagogía y comunicación                                             9




                                              I...
Pedagogía y comunicación   10
Pedagogía y comunicación   11
Pedagogía y comunicación                                              12




                                         INTR...
Pedagogía y comunicación                                              13




comunicación? Y por último, ¿La forma de la c...
Pedagogía y comunicación                                              14




perspectiva o postura ético-pedagógica que ya...
Pedagogía y comunicación   15
Pedagogía y comunicación   16
Pedagogía y comunicación                                                17




                           1. INTENCIONALID...
Pedagogía y comunicación                                              18




1.2       COMPETENCIAS


•     El estudiante ...
Pedagogía y comunicación                                                                                                  ...
Pedagogía y comunicación   20
Pedagogía y comunicación                                               21




                    3. METODOLOGÍA GENERAL

...
Pedagogía y comunicación                                               22




pretendido conocimiento del propio docente),...
Pedagogía y comunicación                                               23




3.1 SISTEMA DE EVALUACIÓN

La propuesta eval...
Pedagogía y comunicación   24
Pedagogía y comunicación                                                          25




                      4. GLOSARIO...
Pedagogía y comunicación                                              26




La Teoría del conocimiento en el contexto de ...
Pedagogía y comunicación                                              27




estratégica. Y por supuesto desde su valor co...
Pedagogía y comunicación   28
Pedagogía y comunicación   29
Pedagogía y comunicación                                              30




                      5. BIBLIOGRAFÍA

ARANGO...
Pedagogía y comunicación                                                    31




FUNES, Virginia. Espectadores, los alum...
Pedagogía y comunicación                                             32




Nueva     Revista,    Julio-Agosto     2000,  ...
Pedagogía y comunicación                                          33




SILVA, Armando. Ponencia: El Cuerpo Imaginado. Se...
Pedagogía y comunicación   34
Pedagogía y comunicación   35
Pedagogía y comunicación                                               36




1. ACTIVIDADES DE
  RECONOCIMIENTO

ACTIVIDA...
Pedagogía y comunicación                                               37




Este manifiesto deberá estar argumentado. Es...
Pedagogía y comunicación                                                 38




ACTIVIDAD 3. LOS LENGUAJES: ALTERNATIVAS P...
Pedagogía y comunicación                                                39




ACTIVIDAD 4. EDUCACIÓN “ON LINE”: ¿MODA O M...
Pedagogía y comunicación                                                      40




2. ACTIVIDADES DE
  PROFUNDIZACIÓN

A...
Pedagogía y comunicación                                                       41




‘responsables’ ante la ‘Historia’ y ...
Pedagogía y comunicación                                                         42




La falta es un hecho positivo. Tra...
Pedagogía y comunicación                                                           43




persona capaz de obrar en concie...
Pedagogía y comunicación                                                 44




Otra actividad sencilla consiste en que el...
Pedagogía y comunicación                                               45




ACTIVIDAD 2. ¿SOY UN DOCENTE O UN DISPOSITIV...
Pedagogía y comunicación                                              46




ACTIVIDAD 3. “EL PODER DE LA NOTA, LA AUTORID...
Pedagogía y comunicación                                              47




La perspectiva para el abordaje de estos conc...
Pedagogía y comunicación                                              48




3. ACTIVIDADES DE
TRANSFERENCIA
TRANSFERENCIA...
Pedagogía y comunicación                                               49




ACTIVIDAD 2. Manifiesto del ideal cultural (...
Pedagogía y comunicación                                                  50




• Desde la metodología: en la capacidad d...
Pedagogía y comunicación   51
Pedagogía y comunicación   52
Pedagogía y comunicación   53
Pedagogía y comunicación        54




             El INTERÉS DE LA
                    PEDAGOGÍA
Pedagogía y comunicación                                               55




Tratar de definir en esta introducción cuále...
Pedagogía y comunicación                                                     56




específicas de la persona, en lo posib...
Pedagogía y comunicación                                              57




construcción social. En palabras más sencilla...
Pedagogía y comunicación                                                          58




                           CAPÍTU...
Pedagogía y comunicación                                                    59




versos de Tirteo, constituía uno de los...
Pedagogía y comunicación                                                          60




Ellos bucearon profundo en la hum...
Pedagogía y comunicación                                               61




[...] Hay [...] en Areté, un significado de ...
Pedagogía y comunicación                                                 62




cumplimiento de la función educadora del m...
Pedagogía y comunicación                                                         63




importantes elementos constitutivo...
Pedagogía y comunicación                                                         64




De aquí se desprende el poder peda...
Pedagogía y comunicación                                                 65




[...] Pero sólo puede ser propiamente educ...
Pedagogía y comunicación                                                 66




imperecedera de aquellos poemas”.15 Por ot...
Pedagogía y comunicación                                               67




mantenimiento y exaltación constituye el sen...
Pedagogía y comunicación                                              68




felicidad y la miseria ajenas. [...] Un valor...
Pedagogía y comunicación                                                           69




espiritual del ser humano: intel...
Pedagogía y comunicación                                                    70




administre una justicia más universal, ...
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam

4,303

Published on

Published in: Travel, Technology
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
4,303
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
308
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Modulo Y Guia Pedagogia Y Comunicacion Funlam

  1. 1. GUÍA DIDÁCTICA Y MÓDULO JOSÉ FERNANDO GONZÁLEZ DOMINGUEZ FUNDACIÓN UNIVERSITARIA LUIS AMIGÓ FACULTAD DE EDUCACIÓN Colombia, Medellín 2005
  2. 2. Pedagogía y comunicación 2 COMITÉ DIRECTIVO Fray Marino Martínez Pérez Rector Hernán Ospina Atehortúa Vicerrector Administrativo y Financiero Director de Planeación José Jaime Díaz Osorio Vicerrector Académico Francisco Javier Acosta Gómez Secretario General PEDAGOGÍA Y COMUNICACIÓN José Fernando González Domínguez Coordinación General: Ana Isabel Aranzazu Montoya Asesoría Conceptual y metodológica: Jorge William Guerra Montoya Asesoría Metodológica; Corrección de Redacción y Estilo: Nélida María Montoya Ramírez Diseño: Facultad de Educación 1ª Edición: Departamento de Publicaciones FUNLAM www.funlam.edu.co www.genesis.funlam.edu.co TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS Medellín – Colombia 2005
  3. 3. Pedagogía y comunicación 3 CONTENIDO Pág 5 GUÍA DIDÁCTICA 7 PROTOCOLO ACADÉMICO 9 IDENTIFICACIÓN 11 INTRODUCCIÓN 15 1. INTENCIONALIDADES FORMATIVAS 15 1.1 OBJETIVOS 16 1.2 COMPETENCIAS 17 2. MAPA CONCEPTUAL 19 3. METODOLOGÍA GENERAL 21 3.1 SISTEMA DE EVALUACIÓN 23 4. GLOSARIO DE TÉRMINOS 27 5. BIBLIOGRAFÍA 31 GUÍA DE ACTIVIDADES 33 ACTIVIDADES DE RECONOCIMIENTO 37 ACTIVIDADES DE PROFUNDIZACIÓN 45 ACTIVIDADES DE TRANSFERENCIA 49 MÓDULO 51 UNIDAD 1. El INTERÉS DE LA PEDAGOGÍA CAPÍTULO 1. 55 “ARETÉ”: EL IDEAL CULTURAL GRIEGO CAPÍTULO 2. LA CIENCIA Y LA COMUNICACIÓN DE LA CIENCIA (APUNTES 87 DESDE LA TEORÍA DEL CONOCIMIENTO)
  4. 4. Pedagogía y comunicación 4 81 UNIDAD 2. LA COMUNICACIÓN CAPÍTULO 1. 101 EL “PROBLEMA” DE LA COMUNICACIÓN CAPÍTULO 2. 117 TEORÍAS DE LA COMUNICACIÓN 153 UNIDAD 3. EDUCACIÓN Y COMUNICACIÓN CAPÍTULO 1. 159 LA COMUNICACIÓN EN EL AULA DE CLASE CAPÍTULO 2. ¿SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN O SOCIEDAD DEL 167 CONOCIMIENTO? CAPÍTULO 3. LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓ COMO RECURSOS PARA EL 181 PROCESO EDUCATIVO
  5. 5. Pedagogía y comunicación 5
  6. 6. Pedagogía y comunicación 6
  7. 7. Pedagogía y comunicación 7
  8. 8. Pedagogía y comunicación 8
  9. 9. Pedagogía y comunicación 9 IDENTIFICACIÓN IDENTIFICACIÓN FICHA TÉCNICA Pedagogía y comunicación Curso: José Fernando González D. Autor: Fundación Universitaria Institución: Luís Amigó Facultad de Educación Unidad Académica Pedagógico Campo de formación El estudiante de educación Competencia general de aprendizaje: se apropia críticamente de las relaciones dinámicas entre la comunicación y la pedagogía, de manera tal que las usa estratégicamente en la práctica educativa, desde la adopción de una postura ética. 3 (tres) Créditos 1ª, abril de 2005, Medellín Impresión
  10. 10. Pedagogía y comunicación 10
  11. 11. Pedagogía y comunicación 11
  12. 12. Pedagogía y comunicación 12 INTRODUCCIÓN De manera simple, es posible creer ver la relación entre la Pedagogía y la Comunicación. Basta pensar en el docente que enseña y ya se tiene una noción poderosa de esa relación: Un estudiante-receptor “escuchando” sentado, en un extremo; un docente-emisor desde el otro extremo, “hablando”; un medio, es decir lo que literalmente está “en el medio” de los dos: aire contenido en un lugar llamado aula; aire cuya constitución física favorece la transmisión del mensaje, y que se podría nombrar canal –así como se dice que los canales de TV emiten sus mensajes los cuales atraviesan el aire para llegar hasta los receptores. Se ha visto hasta aquí la mecánica simple de un acto comunicativo, insinuando un elemento adicional –el contexto– que complementa lo que, a priori, podría llamarse acto educativo. Y como se sabe, todo acto educativo está sostenido por una –alguna– teoría pedagógica. Al parecer, pues, la relación entre Pedagogía y Comunicación, es obvia. Sin embargo, un análisis juicioso –no demasiado exhaustivo– permitiría introducirle preguntas a esta mecánica simple de la comunicación para poner de manifiesto situaciones que volverían complejo el asunto, o por lo menos no tan obvio: ¿Cuál es la perspectiva pedagógica del maestro que “habla” para garantizar que el receptor le “escucha”, es decir, cuál pedagogía hace posible el acto comunicativo, en ese medio? ¿Cuáles son los sentimientos y predisposiciones tanto del maestro como del estudiante frente al otro y su mensaje? Y ¿Eso importa para el “éxito” del acto comunicativo y por ende del pedagógico y en consecuencia, del educativo? ¿Eventualmente es posible creer que esta ilustración lo que podría estar mostrando es precisamente la imposibilidad real, a veces, de relacionarse la pedagogía con la comunicación? O dicho de otra manera: ¿Puede haber ciertas posturas pedagógicas que imposibiliten la
  13. 13. Pedagogía y comunicación 13 comunicación? Y por último, ¿La forma de la comunicación puede provenir de una determinada postura o expectativa pedagógica? Parece obvio que la relación entre Pedagogía y Comunicación puede o no existir, y que no es un a priori que se derive de la existencia formal de estas dos disciplinas, sino que deviene de las posturas, expectativas y perspectivas teóricas de ambas y de la manera como los seres humanos se las apropian y practican. Desde este punto de vista se podría afirmar entonces que esta relación, cuando se produce, es un acto deliberado y conciente del ser humano o de los pueblos, particular y característico de una época, o de una forma de pensar o de ser, o de querer ser. Vista así, esta relación es más un problema que el educador debe abordar, debe construir de manera compleja y personal, para lo cual necesita tener las perspectivas teóricas más importantes de ambos fenómenos y desarrollar la capacidad crítica que le permita situarse ética y profesionalmente. Para lograrlo se propone un curso que plantea en principio, Unidad uno, el asunto de la Areté o ideal helénico del hombre, cuyos dispositivos educativos y pedagógicos, van desde la poesía homérica, pasando por la idea de ciudadanía del hombre griego espartano y finalmente, por la figura de Sócrates y su método dialógico, brillante y puntiagudo, interrogador por excelencia, humilde y librepensador. Luego se abordan tópicos de la teoría del conocimiento que ubican necesariamente al futuro docente en perspectiva pedagógica frente a las preguntas esenciales ¿Qué es conocimiento? ¿Cómo se conoce? En la segunda unidad, el estudiante tendrá la oportunidad de escudriñar el problema de la comunicación para conocer sus lógicas, su evolución, el desarrollo de los medios y sus relaciones con la cultura. Por último, en la tercera unidad, el estudiante encontrará la posibilidad de analizar los fenómenos de la sociedad de la información y del conocimiento. A esta altura, habrá logrado ya, , una apropiación teórico- práctica de la comunicación y algunas de sus aplicaciones técnicas, como herramientas que le permitan diseñar o criticar de manera pertinente estrategias educativas que materialicen en lo curricular, en sus prácticas docentes y en sus relaciones socioafectivas, esa
  14. 14. Pedagogía y comunicación 14 perspectiva o postura ético-pedagógica que ya habrá venido madurando y perfilando. En otras palabras, al final de este curso el estudiante tendrá cimientos sólidos para construir una consistente y por lo mismo flexible, compleja, ética y crítica relación entre Pedagogía y Comunicación. Tendrá especial fuerza de apoyo para los aspirantes a educadores, para el buen desarrollo de este curso y el logro de los objetivos propuestos, toda su formación en pedagogía como eje fundamental de su plan de estudios, desde los abordajes de la historia y la epistemología de la pedagogía, hasta las reflexiones y discusiones que a lo largo de su carrera hayan desarrollado.
  15. 15. Pedagogía y comunicación 15
  16. 16. Pedagogía y comunicación 16
  17. 17. Pedagogía y comunicación 17 1. INTENCIONALIDADES FORMATIVAS 1.1 OBJETIVOS • Valorar las perspectivas pedagógicas clásicas para adoptar una postura pedagógica crítica y ética a través de la aproximación a los ideales culturales de la Grecia Clásica y su análisis desde el contexto actual. • Comprender las teorías de la comunicación, el desarrollo de los mass media y su influencia en la cultura, mediante el abordaje de diferentes autores y los resultados de sus investigaciones. • Inferir las diferencias entre los conceptos “información” y “conocimiento”, al comparar y sustentar distintas teorizaciones al respecto. • Interpretar los elementos de la educación virtual, basada en el carácter hipermedial de las nuevas formas o lenguajes de la comunicación, a partir de la reflexión sobre las NTICs y su relación con la educación. • Identificar las tendencias actuales en educación, concretamente las que se soportan en las NTICs, a través de la exploración de diversas propuestas de educación virtual. • Identificar las posibilidades de los recursos didácticos estratégicos de la comunicación, mediante su caracterización. • Relacionar de manera compleja y personal, aunque desde una construcción altamente intersubjetiva, los aprendizajes obtenidos en torno a la pedagogía y a la comunicación.
  18. 18. Pedagogía y comunicación 18 1.2 COMPETENCIAS • El estudiante adopta una postura o perspectiva pedagógica que funciona como paradigma de su futura práctica docente. • El estudiante comprende en términos generales las lógicas de la comunicación para usarlas estratégicamente en los escenarios educativos. • El estudiante conoce las relaciones intrínsecas entre la pedagogía y la comunicación y aprende a descubrir y generar nuevas relaciones entre estas dos disciplinas para mantener viva la reflexión pedagógica en sus prácticas docentes. • El estudiante es capaz de diseñar o criticar con argumentos pedagógicos y comunicacionales estrategias didácticas basadas en las técnicas y herramientas de la comunicación.
  19. 19. Pedagogía y comunicación 19 MAPA CONCEPTUAL 2. El fenómeno de LA PEDAGOGÍA LA COMUNICACIÓN es un problema complejo que mirada y desde su relación provoca se convierte en + la globalización: implica la simbiosis LA PAIDEIA La Teoría (Areté) Teorías Comunicación Sociedad del Comunicación y educación. de Masas conocimiento y sociedad de o ideal cultural griego para apropiarse del y el método de la información. que luego origina Conocimiento La solución a través de objetivo (Popper) de problemas Las Industrias Esta simbiosis implica Y se convierte en Culturales otra simbiosis: a través del y del y con Sócrates, de El uso de los Las NTICs, y medios en la su incursión educación Arte como Sentido de El poder en el mundo vehículo Estado y pedagógico de la pedagógico ciudadanía de la pregunta educación. tanto el como los Medio Medios verificable en Impreso audiovisuales a Para potencializar Converge aquí el lenguaje “escrito-audio-visual”, La Poesía y su Por una pedagogía de la hipermedial, y desde ahí se propone una moderna poder comunicación del arte, la pedagógico ética y la ciencia. Educación Virtual El agente Educador, su actitud pedagógica y su actuación Para potencializar a Para potencializar a educativa.
  20. 20. Pedagogía y comunicación 20
  21. 21. Pedagogía y comunicación 21 3. METODOLOGÍA GENERAL Como ha quedado consignado, las competencias que este curso aspira a desarrollar en el estudiante, se espera que éste adopte una perspectiva pedagógica como punto paradigmático de su futura actividad docente. Además, se busca que comprenda de manera general los fenómenos de la comunicación y, a partir de este logro, que conozca las relaciones intrínsecas entre la pedagogía y la comunicación. Este será el punto de partida para que él, de manera crítica y sistemática, a partir de la observación y de su creatividad, aprenda a descubrir y generar nuevas relaciones entre Pedagogía y Comunicación. Así podrá, finalmente, ser capaz de diseñar o criticar con argumentos pedagógicos y comunicacionales, estrategias didácticas basadas en técnicas y herramientas de la comunicación. Durante este tránsito académico, el estudiante aprenderá a manejar las herramientas más importantes de las NTICs., las cuales serán de obligatorio uso para el desarrollo de este proceso académico. Este curso, diseñado según el nuevo sistema de créditos, en aras de privilegiar los procesos académicos e intelectuales del estudiante de manera problémica y por la vía del enfrentamiento a la dificultad. El nacimiento y reconocimiento de la duda, la puesta de manifiesto de los vacíos teóricos, la debilidad conceptual que esconde la apariencia de lo nocional, la identificación de los saberes previos y el esfuerzo personal por aprender por la vía de la comprensión, es un proceso que debe comenzar desde la “invisibilidad” del docente. Sólo así es posible poner al estudiante en situación de tener que aprender por sí mismo, lo cual es garantía de solidez, autonomía y, a la vez, solidaridad de su aprendizaje. Esta estrategia permite de entrada establecer claramente los roles de los actores del proceso educativo, cuya lógica en este curso se establece desde el protagonismo del estudiante en el desarrollo de su aprendizaje, y del acompañamiento estratégico del docente, quien facilitará dicho proceso desde sus estrategias didácticas y su consistencia pedagógica, más no, preeminentemente, desde un “enseñar lo que sabe”. El saber en este caso, (y en todos), está en la interacción compleja del estudiante con “el conocimiento” (no el
  22. 22. Pedagogía y comunicación 22 pretendido conocimiento del propio docente), que el profesor, de manera organizada y estratégica, valiéndose de instrumentos como por ejemplo, este Material Didáctico, pone a su disposición. Se comenzará con una evaluación y toma de conciencia de saberes previos para conocer las diferencias formativas en cuanto a las temáticas del curso. Se conformarán pequeños grupos colaborativos que buscarán lograr un equilibrio a partir de las diferencias formativas al balancear y maximizar en lo posible el desarrollo del proceso de aprendizaje y de los resultados finales de los menos aventajados. Otras de las intenciones que se persiguen con esta estrategia de los grupos son favorecer la formación de líderes, propiciar la re-construcción intersubjetiva del conocimiento y fomentar una buena actitud hacia el trabajo en equipo. Se harán sesiones en grupo de clase, mediadas siempre por actividades de producción intelectual como lecturas de textos, protocolos, relatorías, ensayos, mapas conceptuales y otros, o asistencia a eventos (películas, foros, conferencias, entre otras.) programados desde esta guía, o por el docente cuando lo estime pertinente. En dichas sesiones se privilegiarán las estrategias didácticas de las llamadas pedagogías activas basadas en el trabajo en equipo; en la construcción y re-construcción intersubjetiva del conocimiento; en la identificación y solución creativa de problemas; en la exposición oral de los resultados del trabajo de los pequeños grupos colaborativos; en la puesta en escena (a manera de simulacros) de cómo a partir del desarrollo del curso el estudiante, de manera argumentada, empieza a determinar sus prácticas como docente, entre otros. Se generará un sistema de comunicación permanente a través de un “Grupo de discusión” en Internet, a través del cual se mantendrán conversaciones temáticas referidas a los objetivos y contenidos del curso, para mantener la “frescura” de los temas y potencializar aún más el proceso de aprendizaje. Vía correo electrónico el docente podrá dar asesorías a los estudiantes o a los grupos colaborativos en horas diferentes a las del encuentro físico. Se exigirán consultas bibliográficas tanto físicas como virtuales que serán expuestas en público ante el grupo de curso.
  23. 23. Pedagogía y comunicación 23 3.1 SISTEMA DE EVALUACIÓN La propuesta evaluativa se centra en el carácter formativo del curso mas no en la adquisición de conocimientos. Se diseñarán pruebas para medir el desarrollo de las competencias y el logro de los objetivos propuestos en las intencionalidades formativas. La evaluación consistirá básicamente en pruebas que pongan de manifiesto la capacidad de relacionar complejamente los conceptos abordados con las prácticas referidas a sus actuaciones como docente o como estratega del currículo. Se evaluará también la autonomía intelectual, la capacidad de trabajo en equipo, la habilidad para exponer públicamente las ideas, percepciones y posiciones, la actitud y aptitud para el debate los conceptos. Se evaluará la adquisición de competencias básicas en el uso de NTICs. Se evaluará el nivel esperado de comprensión de las teorías de la comunicación social. Se evaluará la capacidad y juicio crítico para utilizar, diseñar y analizar estrategias curriculares y didácticas desde las herramientas de la comunicación. Las pruebas serán de carácter teórico, algunas, como protocolos, relatorías, ensayos, mapas conceptuales, entre otras. Otras de carácter práctico como talleres, diseños de estrategias didácticas con tecnologías de la comunicación, presentación de informes de consultas y visitas a medios masivos de comunicación, informes y elaboraciones a partir de observaciones sistemáticas de fenómenos de comunicación y simulacros de actuaciones docentes. El proceso evaluativo se acogerá al Reglamento Estudiantil de la FUNLAM, del cual se destacan el Portafolio Personal de Desempeño y las técnicas de evaluación a partir del modelo cuali-cuantitativo y de sus fases auto, hetero y co-evaluativa.
  24. 24. Pedagogía y comunicación 24
  25. 25. Pedagogía y comunicación 25 4. GLOSARIO DE TÉRMINOS PEDAGOGÍA: en este curso en particular, “Pedagogía” es, más que todo, una pregunta ética, que exhorta a responderse con una actitud intencional frente a un ideal de algo: del alma propia, o de la de los futuros estudiantes del estudiante; del país que quisiera; o de alguna utopía creativa, ética y estética. O de todas estas cosas juntas. PAIDEIA: “Estructuración sistemática y por principios de la vida individual, de acuerdo con normas absolutas”1. Se podría interpretar también, por Paideia, la relación poderosa que los griegos construyeron a través del tiempo y en distintas épocas entre los ideales culturales y los “modelos pedagógicos” que privilegiaron para lograrlo. Es además, una relación relativamente inconciente entre una utopía del ser griego y una ética del cómo llegar a serlo. ARETÉ: ese ideal cultural griego, que encontró en diversas épocas de la Grecia Clásica, caminos pedagógicos diferentes que permitieron ir perfilando en el ser griego lo que hoy en día se nombra –o se añora– de diversos modos, (como quien “bautiza” a un niño que aún no ha nacido, con el profundo deseo de que cuando nazca se parezca mucho a su nombre): uno de esos nombres, el más anhelado, es el “hombre integral”. En aquella época, en concreto, se aspiraba a educar al hombre hacia el ideal del “bien”, el cual estaba asociado directa y explícitamente al cultivo del cuerpo y el intelecto, este último en términos de la ética. Ese tipo de educación es la que la tradición pedagógica occidental ha nombrado siempre como “formación”. Por esto se puede afirmar, como complemento, que el Areté es un ideal que sólo es posible por la vía pedagógica de la formación. TEORÍA DEL CONOCIMIENTO: para hablar de las relaciones entre pedagogía y comunicación, es necesario reflexionar sobre la manera como aprehendemos el conocimiento, y cuáles y de qué características, en ese proceso, son las intervenciones de los procesos comunicativos. 1 JEÄGER, Werner. Paideia: Los ideales de la cultura griega. Libro I. p. 102.
  26. 26. Pedagogía y comunicación 26 La Teoría del conocimiento en el contexto de este curso se constituye en vehículo para la percepción de las relaciones operativas–¿pedagógicas?– entre algunos procesos de comunicación y la adquisición de nuevo conocimiento. COMUNICACIÓN, COMUNICACIÓN DE MASAS (MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACIÓN), INDUSTRIA CULTURAL: la comunicación es un fenómeno estudiado bastamente desde muchas perspectivas. Como acto simple, como fenómeno complejo y como ciencia prospectiva, es decir, como actividad humana con efectos e impactos trascendentes y en gran parte predecibles. Existe la comunicación entre personas, a través de aparatos interactivos (computadores, teléfonos...) o de otros unidireccionales (TV, periódicos, radio, entre otros) Existe la comunicación entre instituciones que, a pesar de ser hecha por personas, la mayoría de las veces lo que logra es invisibilizar a las mismas. Existen los medios masivos de comunicación a través de los cuales un “algo” le habla a muchas personas, es decir, a masas. Y en ese proceso, las informaciones y mensajes que circulan por estos medios masivos se van convirtiendo en mercancía de una nueva industria de intangibles llamada “Industria Cultural”. MEDIO-MENSAJE-LENGUAJE: al principio la comunicación era concebida según el esquema Emisor-mensaje-receptor. Cuando entran los medios a mediar la comunicación nace el esquema Emisor-mensaje a través de un medio-receptor. Los medios pierden casi de inmediato su inocencia y Marshall Mc Luhan descubre que “el medio es el mensaje”. Luego aparecen las NTICs y con ellas el imperio de la imagen, su avasallador poder simbólico y sus usos posmodernos, y tenemos que decir: “El medio es el LENGUAJE”. NTICs: nuevas Tecnologías de Informática y Comunicación. Hace alusión a las relaciones dinámicas de hardware y software. Estas expresiones anteriores rebasaron ya a los objetos que se identifican como computadores, y se encuentran instalados y funcionando en muchos ámbitos imaginables, incluso adentro del cuerpo humano. Sin embargo, en la perspectiva desde la que se abordará este curso, las NTICs se enfocarán en términos de comunicación y circulación interactiva y supervertiginosa de información estratégica y no
  27. 27. Pedagogía y comunicación 27 estratégica. Y por supuesto desde su valor como herramienta para la educación. SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO: término con el que se describe la nueva fisonomía del mundo, en la cual las nuevas relaciones económicas se basan en el uso oportuno y estratégico del conocimiento, lo que a su vez pone a la investigación científica, como el motor más poderoso del desarrollo económico y competitivo de las naciones. Aunque también es posible, dadas así las cosas, concebir una sociedad del conocimiento que investiga cosas para usar estratégica y oportunamente el conocimiento adquirido para resolver problemas de inequidad, dolor y sufrimiento humano, para generar bienestar y justicia, entre otros. Sociedad del conocimiento es a la vez realidad y utopía.
  28. 28. Pedagogía y comunicación 28
  29. 29. Pedagogía y comunicación 29
  30. 30. Pedagogía y comunicación 30 5. BIBLIOGRAFÍA ARANGO MUTIS, Arturo. Pedagogía y Comunicación: un acercamiento a la teoría pedagógica del grupo de la Universidad Nacional de Colombia. Tesis de grado Maestría en Educación-Docencia. Universidad de Antioquia y Universidad de los Llanos. Villavicencio, 1998. AUSTIN M., Tomás. Hacia nuevas formas de pensar de la comunicación. (“La página del profe...”) http://es.geocities.com/tomaustin_cl/com/modelos/modeloscom.htm BRAVO Salinas, Néstor H. Pedagogía Problémica: acerca de los nuevos paradigmas en educación. (Convenio Andrés Bello). Bogotá: TM Editores, 1997. BRUNNER, José Joaquín. Educación Superior, integración económica y globalización”, conferencia para el Primer Simposio Regional “Educación, Trabajo y la Integración Económica del Merconorte”. Consejo de Educación Superior de Puerto Rico. CABEZA LAINEZ, José María. Ensayo sobre el espíritu de la tragedia. 9 Mayo de 1997. http://tesalia.metropoliglobal.com/mitologia/inferior/nemesis.htm. CABRERA Paz, José. Televisión y convergencia digital: los procesos de incorporación de Internet en la producción televisiva en Colombia. Informe final de investigación, presentado a la Comisión Nacional de Televisión. DIUC UNIVERSIDAD CENTRAL. Programa de Comunicación- Educación. Febrero de 2004. DELL’ORDINE Banfield, José Luis (Profesor). Provincia de Buenos Aires, Argentina. Marzo de 2005. En: http://www.monografias.com/trabajos5/eticon/eticon.html FUENTES Navarro, Raúl. Educación y telemática. Enciclopedia Latinoamericana de Sociocultura y Comunicación. Bogotá: Editorial Norma, 2004.
  31. 31. Pedagogía y comunicación 31 FUNES, Virginia. Espectadores, los alumnos del siglo XXI. Rosario, Pcia. de Santa Fe (Argentina), 10 de noviembre de 2004. http://www.dialogica.com.ar/archives/001894.html GAÑÁN ROJO, Lina. Pedagogía y medios audiovisuales: imagen, cine, comic, video educativo. Medellín: Editorial Universidad Autónoma Latinoamericana, 2000. GARCÍA CANCLINI, Néstor. Culturas Híbridas: estrategias para entrar y salir de la modernidad. Argentina: Editorial Suramericana, 1992. JÄEGER, Werner. Paideia: Los ideales de la cultura griega, (libros I, II y III). Méjico: Editorial Fondo de Cultura Económica, 1994. LANDOW, George P. Hipertexto: La convergencia de la teoría crítica contemporánea y la tecnología. Barcelona: Ed. Paidós, 1995. LUQUE, Mónica G. Dinámica del aprendizaje y de la mediación en aulas virtuales: una visión desde la perspectiva de la formación humana. La Revista (Revista Interamericana de Desarrollo Educativo) http://www.educoas.org/portal/bdigital/lae-ducacion/home.html MARTÍN-BARBERO, Jesús. De los medios a las mediaciones: comunicación, cultura y hegemonía. Editorial Gustavo Gili, 1998. ______________________. La educación desde la comunicación. Bogotá: Ed. Norma, 2004. _____________________. Proyectar la comunicación. Bogotá: Editorial III Mundo, 1997. MATTELART, Armand y Michèle. Historia de las teorías de la comunicación. España: Editorial Paidós, 1997. _________, Armand. Historia de la sociedad de la información. Buenos Aires: Editorial Paidós, 2002. ORIHUELA, José Luis. Sociedad de la información y nuevos medios de comunicación pública: claves para el debate. Publicado originalmente en
  32. 32. Pedagogía y comunicación 32 Nueva Revista, Julio-Agosto 2000, p. 44-50. En http://www.unav.es/digilab/nr/. Universidad de Navarra, Facultad de Comunicación. Pamplona, España. PATARROYO, Manuel Elkin. Medellín: Periódico Alma Mater. Universidad de Antioquia, número 511, junio de 2003. POPPER, Karl. Conocimiento objetivo: un enfoque evolucionista. España: Editorial Tecnos, 1974. PRIETO Castillo, Daniel. La Televisión: Críticas y defensas. Medellín: Universidad Pontificia Bolivariana. Facultad de Comunicación Social. Colección Mensajes, 1996. RAMÍREZ, Pedro J. Areté y Qadosch en los ideales culturales educativos de Grecia e Israel. Revista Acta Académica, Universidad Autónoma de Centro América. Número 20. P: 169-177. ISSN 1017-7507. Mayo 1997. http://www.uaca.ac.cr/acta/1997may/pedror02.htm RESTREPO Gómez, Bernardo. Conceptos y aplicaciones de la investigación formativa, y criterios para evaluar la investigación científica en sentido estricto. Conceptos y aplicaciones de la investigación formativa, y criterios para evaluar la investigación científica en sentido estricto. En: http://www.iesalc.unesco.org/ve/programas/legislación/nacionales/colo mbia/con_apl_inv_for_cri_par_eva_inv_cie_sen_est_ber_res_gom.pdf Resumen de la Odisea, Canto I. Noviembre de 2004, en: http://www.odisea.com.mx/Resumen/Resumen_Odisea.html Revista virtual Comunicación y Relaciones. http://comunicacion.idoneos.com/index.php/335169. Última revisión, 24/05/2004. SACRISTÁN, José Gimeno. El significado y la función de la educación en la sociedad y cultura globalizada. Comité Interinstitucional de Maestro Gestores. Cuadernillo No. 26. Valencia, España: Universidad de Valencia.
  33. 33. Pedagogía y comunicación 33 SILVA, Armando. Ponencia: El Cuerpo Imaginado. Seminario Información y Sociedad, organizado por Periódico El Pulso. Teatro Metropolitano. Medellín, octubre 7 de 2004. TORRICO VILLANUEVA, Erick R. Abordajes y períodos de la teoría de la comunicación (Enciclopedia Latinoamericana de Sociocultura y Comunicación). Bogotá: Ed. Norma, 2004.
  34. 34. Pedagogía y comunicación 34
  35. 35. Pedagogía y comunicación 35
  36. 36. Pedagogía y comunicación 36 1. ACTIVIDADES DE RECONOCIMIENTO ACTIVIDAD 1. RECONOCIMIENTO DE LOS PROPIOS IDEALES CULTURALES Desde los saberes previos, sin otras lecturas, se propone una actividad individual escrita en la cual el estudiante manifestará cuáles son sus ideales culturales en diversos ámbitos, al contestar las siguientes preguntas: • En el ámbito de su profesión: -¿Cuál es su “apuesta” pedagógica?, es decir, ¿cuál modelo pedagógico considera adecuado y por qué? -¿Qué valoración da a la “pregunta” como herramienta metodológica del conocimiento? -¿Qué valoración da a la ciencia, la tecnología y el arte en el proceso de la “formación”? -¿Qué valoración da al diálogo en dicho proceso? Hará, además, una enumeración y descripción de los momentos que considera apropiados para el uso del diálogo. • En el ámbito de su identidad cultural: -¿Cuáles son sus maneras de construir la felicidad? -¿En qué consisten sus goces individuales y colectivos? -¿Cuáles son sus aspiraciones culturales? -¿Cuáles valores culturales propagaría entre sus futuros y/o actuales estudiantes? • En su relación con el Estado: -¿Cuál es su ideal de ciudadanía; su idea de los derechos, los deberes, la co-responsabilidad social?, entre otros.
  37. 37. Pedagogía y comunicación 37 Este manifiesto deberá estar argumentado. Esto quiere decir que no se trata sólo de un manifiesto a priori (una simple idealización), sino que deberá responder a un proceso de toma de conciencia en el que medie la reflexión que posibilita la formación académica y vital del estudiante adquirida hasta ahora en el proceso formativo de su carrera. Este documento será retomado luego en la fase de Transferencia, al final del ciclo académico de este curso. Por lo tanto, el estudiante debe consignarlo en su Portafolio Personal de Desempeño. ACTIVIDAD 2. LECTURA COMPRENSIVA Y COMPLEJA DEL MÓDULO Es importante que el Módulo, ya sea que se lea por subtemas, temas, capítulos, unidades completas o el Módulo completo, de acuerdo a la estrategia que utilice el estudiante, tenga una lectura comprensiva y compleja. Esta clase de lectura implica: • Valoración de palabras, frases y/o párrafos, que constituyan ideas interesantes, novedosas, cuestionables, confusas o difíciles. Se subrayan. • También, deben escribirse las reflexiones asociadas al texto, tanto en el momento mismo en que se está leyendo, como en otros momentos en los que acontecimientos externos posteriores, puedan asociar aspectos relacionados de manera directa o indirecta con la lectura, (descubrimientos, tomas de conciencia, identificaciones, correlaciones, ejemplificaciones, o, posiblemente, mayores confusiones). Estas anotaciones serán materia de conversación y debate en grupo de curso, o en pequeños grupos colaborativos. • Las dudas, confusiones y dificultades tanto semánticas como conceptuales (significados de palabras, términos y expresiones), deberán consultarse en diccionarios, bibliotecas, Internet y demás fuentes de información.
  38. 38. Pedagogía y comunicación 38 ACTIVIDAD 3. LOS LENGUAJES: ALTERNATIVAS PARA LA COMUNICACIÓN. (IDENTIFICACIÓN DE LAS FORMAS DEL LENGUAJE, CARACTERÍSTICAS Y POTENCIALIDADES) Los estudiantes en pequeños grupos colaborativos, redactan una idea relativamente sencilla extraída de la vida cotidiana. Una idea que en principio ha de ser construida textualmente y que tenga por lo menos dos oraciones para que sea suficientemente simple pero con algún grado de dificultad para ser expresada. Por ejemplo, “el amor es fuente de felicidad, pero a la vez es capaz de deprimirte hasta la muerte”. Cada grupo escogerá una forma de lenguaje: gestual, oral, sólo imagen, audiovisual, e hipermedia, para expresar la idea. Los que escojan el lenguaje gestual, deberán preparar y representar con mímica la idea. • Los del lenguaje oral, sólo podrán hacer una exposición verbal del asunto, sin pronunciar la frase. • Los del lenguaje de imagen pura, harán una cartelera que a partir de imágenes y ningún texto, exprese la frase o idea. • Los del lenguaje audiovisual deberán escoger, conseguir y presentar un video, programa o película que expresa la idea. • Los de la hipermedia, deberán conseguir un CD Rom de multimedia o identificar un sitio WEB, ojalá interactivo, en el cual se exprese la idea o frase, y presentarlo en público. El propósito es tomar conciencia, respecto al uso de cada lenguaje, de sus potencialidades comunicativas, a partir de la siguiente pregunta: ¿Cuál es la frase o idea que el “público” lee o percibe? Finalmente, se realiza una evaluación de cada lenguaje, es decir, una descripción de los logros y fracasos comunicativos en cada una de las presentaciones. Además, se hará una caracterización comparativa en términos de ventajas y desventajas de los diferentes códigos.
  39. 39. Pedagogía y comunicación 39 ACTIVIDAD 4. EDUCACIÓN “ON LINE”: ¿MODA O MODELO? (CONSULTA Y EXPOSICIÓN POR GRUPOS DE PROPUESTAS DE EDUCACIÓN VIRTUAL.) El estudiante de buscar en Internet dos propuestas de educación superior virtual, para analizarlas desde la identificación de aspectos pedagógicos como: • Propuesta formativa humanística, es decir, aquella orientada al “ser”. • Propuesta didáctica, es decir, las estrategias y recursos tecnológicos dispuestos por la institución para el aprendizaje. • Valoración de aspectos positivos, negativos e interesantes de la propuesta con la respectiva explicación, a manera de un informe escrito de la consulta.
  40. 40. Pedagogía y comunicación 40 2. ACTIVIDADES DE PROFUNDIZACIÓN ACTIVIDAD 1. COMUNICACIÓN: MILAGRO ENTRE SORDOS. (RECONOCIMIENTO DE LAS DIFICULTADES DE LA COMUNICACIÓN) Los estudiantes deberán realizar varios ejercicios en los cuales se pondrán en escena las posibilidades de fracaso de la comunicación. a. El estudiante debe leer el siguiente texto: quot;Justicia e indulto, dos ideas que parecen oponerse radicalmente. Un jesuita, profesor de filosofía, analiza la razón por la cual no debe considerarse el perdón como el olvido de la historia de los errores. La justicia exige una forma de equivalencia entre dos actos donde el segundo retribuye al primero; correctamente aplicada, la justicia asegura la paz social y la democracia. El perdón rompe esta equivalencia e introduce la gratuitidad; quita a nuestro obrar todo criterio éticamente mensurable, alienta lo arbitrario y amenaza la paz de la vida en común. La deuda sólo tiene sentido a partir de una relación socialmente mediatizada de la libertad con las otras libertades, es decir a partir del compromiso de cada uno en la sociedad, ya sea en el ámbito de la producción de bienes elementales o el de los bienes más elaborados. La expresión aristotélica “a cada uno según lo que le es debido”, debe ser aceptada, pero flexibilizando nuestros cálculos, sometiéndonos a un saber social cuyos jueces son
  41. 41. Pedagogía y comunicación 41 ‘responsables’ ante la ‘Historia’ y no ante una calculadora. No es posible pensar que la justicia alcance alguna vez un estado de perfección cuyo modelo sería un equilibrio perfecto entre las personas, es decir una estabilidad definitivamente establecida gracias a un cálculo perfecto y redondo. La justicia es de un orden distinto del matemático, no participa en el mismo género de necesidad. El dictamen judicial no puede dejar de ser arbitrario por algún lado, y por ende, discutible, en el sentido de que depende también de la conciencia del juez. El ejercicio de la justicia nunca es mecánico, como si ahí sólo entraran en juego causas claramente determinables. El establecimiento de un sistema legal justo nunca está terminado ni es la expresión pura y definitiva de una sociedad que pretendiera expresar ahí su forma eterna y perfecta. Todo sistema jurídico está destinado a evolucionar. Pero esto no lleva a pensar que la justicia sea relativa, dependiente del entero arbitrio de los jueces. Hay leyes no escritas. Es interesante observar a ese propósito que las leyes están al servicio de la existencia histórica de las personas y los pueblos. Pronunciar justicia es un acto altamente humano, una apreciación tan riesgosa como cualquier acto humano. Nuestra cultura contemporánea exige, erradamente, que los dictámenes judiciales puedan ser considerados como si tuvieran la misma certeza que los juicios científicos, pero tal cosa es no entender correctamente lo que es la justicia, donde la certeza matemática no existe ni puede existir. El perdón es la antítesis de condenación y depende por tanto a la racionalidad inmanente a la justicia; el perdón limita el juicio condenatorio, le quita la pretensión de ser la única manifestación de la justicia, completa la comprensión verdadera de ésta. Pero el fin de la justicia no es condenar sino equilibrar la relación entre las personas; la condenación tiene como objetivo restablecer el equilibro social, y esto, sobre todo, mediante la imposición de multas o castigos. En ese contexto, el perdón consistiría en mantener un desequilibrio o un desorden, de ahí el peligro que hace correr a la sociedad. Mientras el cumplimiento de la condena liquida la deuda del condenado con la sociedad, el perdón no hace sino acelerar ese proceso concentrándolo en el instante del perdón. Se distingue de la condenación por ese elemento temporal. Puesto que la justicia no es en primer lugar distributiva o de orden matemático, el pago de la deuda judicial tampoco puede ser en primer lugar matemático. El perdón puede revelar la esencia de la justicia mejor que la condena. La justicia, si presta más atención a su poder de instauración que al de condenación, considera las faltas de los individuos en sociedad sin calificarlas inmediatamente de culpas. Toda falta debe ser completada o corregida, pero quien la comete puede no ser culpable; corresponde entonces a la sociedad civil el proveer positivamente a esa falta estableciendo sus formas de justicia con vistas a restablecer el justo equilibrio de la sociedad.
  42. 42. Pedagogía y comunicación 42 La falta es un hecho positivo. Tratada en la justicia, despierta al hombre a su propia racionalidad. Pero no es todavía generación de libertad; la libertad nace de ella misma o no es libre. Se define en general la libertad como siendo la capacidad de comenzar una nueva serie de acciones en el mundo; la libertad razonable es la que emprende nuevas series de efectos en el mundo con vistas al acrecentamiento de la universalidad; surge ahí mismo donde el hombre asume la responsabilidad de sus actos realizados en el mundo con vistas a realizar más su forma universal. Sin embargo, la libertad no está hecha para algo, en ningún caso es un instrumento; no se puede decir que ella exista intrínsecamente en función de la ley. Infringir la ley, entonces, no la pervierte radicalmente. El perdón tiene aquí su lugar. Se dirige a una libertad que de alguna manera ha querido reconciliarse consigo. No se dirige a lo que es la falta. Una falta se corrige. Una culpa se perdona. El problema es que una culpa es imputada necesariamente a un responsable. Pero ¿a quién atribuir la responsabilidad de una culpa cuando se trata de un grupo? La culpa debe ser perdonada. Pero muchas veces se la entiende como una falta que bastaría con corregir, esto equivaldría empero a borrar todo vestigio de responsabilidad. Sin embargo, hay una distancia infinita entre la falta y la culpa. El bien rechazado por la culpa es por cierto el que determina la ley en nombre del bien común. En la mayoría de los casos la culpa se produce contra la ley. Pero una pura sumisión a la ley sin la voluntad del compromiso singular sería igualmente culpable. El único bien necesario es la alianza con el prójimo, mi semejante y mi otro en la ‘razonabilidad’. El primer papel de la ley es codificar las intenciones elementales nacidas de la conciencia humana razonable, para que esta conciencia, viviendo en sociedad, pueda permanecer recta en su naturaleza originaria. Rechazar la ley es rehusar a la libertad, el vivir según el ser excelente o la rectitud. Pero no es la ley sola la que forma la conciencia; muy por el contrario, una conciencia limitada por la sola ley sería inmediatamente pervertida. La recta conciencia es la que se alía con el prójimo, aquella para la que el prójimo es fuente de derecho. El perdón debe, por tanto, ser considerado como un acto de restauración de la libertad en su posibilidad de obediencia a la conciencia. El perdón se dirige a la sola conciencia. Supone por parte del culpable un acontecimiento racional (la toma de conciencia de su error) y una decisión (la conversión en favor de su conciencia). La semántica del perdón no pertenece, entonces, a la de lo opuesto a la justicia, a lo injusto. El perdón constituye un momento de la génesis misma de la justicia, es interior a ella. No concierne en primer lugar a las acciones realizadas sino a la persona capaz de obrar en conciencia. La
  43. 43. Pedagogía y comunicación 43 persona capaz de obrar en conciencia es capaz de ser perdonada. Se puede reconocer que el perdón puede preceder al retorno a la justicia. Pero si el perdón es solamente amnistía, amnesia política o construcción legal, el efecto corre el peligro de ser más perverso que la causa. El perdón no consiste en cerrar los ojos ante la historia de los errores; más bien hace posible la excelencia de la libertad. El perdón revela a la libertad que ella vale más que su historia de errores.quot;2 b. Se hace una primera lectura y a continuación se responderá en una hoja el siguiente cuestionario: • ¿La justicia es buena o mala y porqué? • ¿El olvido es bueno o malo y porqué? • ¿El perdón es bueno o malo y porqué? • ¿La ley es buena o mala y porqué? • ¿Perdonar es bueno o malo y porqué? c. A continuación le leerá el texto de nuevo, con mucha más atención y se responderá otras vez a las preguntas en una hoja diferente. Luego se realizará una comparación entre ambas hojas de respuestas, y se tratará de identificar y valorar las diferencias entre una y otra. d. La segunda fase de la actividad consiste en que el estudiante lea el texto a diferentes personas de su entorno, ya sea a cada uno por separado o, preferiblemente, reunidos. Igualmente les pedirá que contesten las preguntas del cuestionario de manera individual y por escrito. Al final el estudiante hará caer en la cuenta a sus lectores de las diferencias de apreciación y tratará de averiguar con ellos las causas de éstas. En su pequeño grupo colaborativo, se compararán las respuestas y discutirán las razones. Las diversas respuestas pondrán de manifiesto que no entendemos lo mismo siempre y que hay múltiples factores que inciden en el éxito de la comunicación. Finalmente, el estudiante anotará sus reflexiones al respecto del posible origen de las diferencias. 2 GILBERT, Paul. (S.J.), Profesor de Filosofía, Universidad Gregoriana, Roma. El texto fue presentado en extenso en una reunión de jesuitas en Buenos Aires. Condensó Vicente Durán Casas (S.J.) (eltiempo.com / lecturas, Octubre 15 de 2004.) http://eltiempo.terra.com.co/REVISTAS/lecturas/2004-10-16/ARTICULO-WEB- _NOTA_INTERIOR-1822710.html. Consultado en octubre de 2004.
  44. 44. Pedagogía y comunicación 44 Otra actividad sencilla consiste en que el estudiante haga el mismo ejercicio, pero reemplazando el texto por un mensaje verbal que otra persona, (preferiblemente alguien con quien tenga nexos afectivos importantes), le haya comunicado espontáneamente. • El estudiante escribirá lo que cree que esa persona quiso decirle. • A continuación, le preguntará a la otra persona si efectivamente eso fue lo que quiso decirle. • Como seguramente habrá aciertos y desaciertos, el estudiante, con ayuda de su interlocutor, en lo posible, tratará de encontrar las razones de tales aciertos y desaciertos. El estudiante podrá hacer innovaciones alrededor de esta actividad, con juegos de interpretación de gestos (mímica), alteración leve de ortografías o puntuaciones, identificación de actitudes a través de la observación de las distintas actuaciones de las personas, entre otros. Estas actividades generalmente resultan graciosas y entretenidas. Sin embargo, es importante que el estudiante sea conciente que en otros ámbitos, las fallas de comunicación suelen tener consecuencias no deseables y, en ocasiones, graves. Es también interés de esta actividad, establecer el papel de las relaciones de poder en la comunicación en el acto educativo en sus diversos escenarios, (el aula, el laboratorio, las instancias administrativas, entre otros). Así como los lenguajes y semióticas ocultas que expresan actitudes culturales, socioeconómicas y por lo mismo, políticas, de los actores del proceso educativo. Por esto, también es clave que el estudiante tome conciencia de las diversas maneras como él, en calidad de docente (actual o futuro), se relaciona(ría) con los estudiantes; referido también al significado que el estudiante da a la forma de vestir, de moverse, de hablar del docente, entre otras cosas.
  45. 45. Pedagogía y comunicación 45 ACTIVIDAD 2. ¿SOY UN DOCENTE O UN DISPOSITIVO MECÁNICO? (APROXIMACIÓN, DEBATE Y ENSAYO AL CONCEPTO DE FORMACIÓN) Con base en los saberes previos del estudiante y en la lectura comprensiva de la primera unidad del Módulo, “LOS INTERESES DE LA PEDAGOGÍA”, en grupos colaborativos se discutirá alrededor del concepto de “formación”, con las siguientes preguntas orientadoras: • ¿Qué es formación? • ¿Quién es sujeto de formación? • ¿Quién es el sujeto formador? La estrategia para la socialización será: • Realización de una relatoría escrita de los conceptos y posiciones expuestos en la discusión o reflexión. • Luego, en un encuentro del curso cada grupo nombrará un representante quien expondrá lo trabajado por el grupo, durante 10 minutos, apoyado en la relatoría. • Luego se realizará un debate abierto, moderado por el tutor, o por alguien nombrado por el grupo de curso. • Finalmente, como actividad de cierre de cada estudiante, es preciso que elabore, cada uno, un ensayo relativo al tema para ser revisado y valorado por el tutor. Este trabajo se consignará también en el Portafolio Personal de Desempeño.
  46. 46. Pedagogía y comunicación 46 ACTIVIDAD 3. “EL PODER DE LA NOTA, LA AUTORIDAD DEL SABER, Y EL SER DOCENTE” (ENSAYO) Se elaborará un ensayo sobre los discursos y lenguajes del poder en la comunicación en los procesos educativos. Es un trabajo individual con base en la formación pedagógica del estudiante. Para este ensayo, deberá partirse de la identificación de: • Frases comunes de los docentes que constituyen discursos de poder. • Actitudes evaluativas y didácticas en los docentes que reflejan discursos verbales y no verbales de poder. • Otras actitudes personales y culturales que reflejan discursos de poder en el docente. Para esta identificación lo más expedito es referirse a la propia experiencia, desde la relación que los estudiantes han tenido con docentes durante toda su vida. Una vez realizada la identificación de dichas expresiones de poder en el sujeto docente, se procede a hacer un ensayo. ACTIVIDAD 4. DEL HOMBRE IN-FORMADO AL HOMBRE FORMADO (CONSULTA, REFLEXIÓN Y ENSAYO) Para esta actividad se recomienda el texto completo del Capítulo 2 de la Unidad 3: “¿Sociedad de la información o sociedad del conocimiento?”, además de textos sobre el tema, disponibles no sólo en Internet, de manera abundante, sino también en bibliotecas públicas. Se trata de consultar desde diferentes fuentes la temática propuesta, cuyas expresiones claves para la búsqueda son “Sociedad de la Información” y “Sociedad del Conocimiento”.
  47. 47. Pedagogía y comunicación 47 La perspectiva para el abordaje de estos conceptos consiste en llegar a diferenciar lo más claramente posible, las lógicas, funciones y formas de distribución de la información, hoy en día, y las lógicas del conocimiento: su producción, sus patrocinadores, su uso intensivo, y la multiplicidad de intereses que lo dinamizan. También es necesario plantearse este abordaje desde la perspectiva pedagógica del maestro como potencial usuario de estos dos productos de la globalización. Luego de la consulta, selección y lectura comprensiva de los textos allegados por el estudiante para el trabajo, procederá a realizar el ensayo, el cual se anexará al Portafolio Personal de Desempeño.
  48. 48. Pedagogía y comunicación 48 3. ACTIVIDADES DE TRANSFERENCIA TRANSFERENCIA ACTIVIDAD 1. ROMPER LA BARRERA DEL ESPACIO- TIEMPO. (COMUNICACIÓN INTERACTIVA) El estudiante hará una serie de actividades por la WEB, orientadas a poner en escena procesos de interactividad a distancia, tanto sincrónicos, –es decir, de interacción en tiempo real– como los chats, y asincrónicos, –es decir, en diferido–, como el foro y el correo electrónico. Las temáticas serán, precisamente, reflexiones sobre la interactividad. Para estas actividades se recomienda la lectura “La Cibercultura”, de la Unidad 2: LA COMUNICACIÓN. Otras lecturas sobre interactividad pueden ser encontradas en Internet a través de los motores de búsqueda más conocidos, como Google, Yahoo y otros. • Se deben hacer al menos, dos sesiones de “chateo”, (conversación virtual a través de Internet) con algunos estudiantes del grupo colaborativo u otra clase de par académico sobre las ventajas y desventajas de esta herramienta, sobre las sensaciones agradables o desagradables causadas por su uso, sobre las posibilidades educativas que tiene, y otras reflexiones pertinentes al tema educativo. • Debe crearse un “Grupo de Discusión”, conformado por integrantes de este curso, y administrado por uno de ellos. Esto obliga a crear también una cuenta de correo electrónico para cada uno de los participantes. El “Grupo de Discusión” se alimentará en principio de reflexiones sobre el tema de la interactividad, pero deberá convertirse en una herramienta de uso permanente para muchas otras interacciones de los estudiantes de este curso, al igual que sus cuentas de correo electrónico.
  49. 49. Pedagogía y comunicación 49 ACTIVIDAD 2. Manifiesto del ideal cultural (punto de partida ético-pedagógico para el ejercicio docente) Se retoma el documento producto de la primera actividad de reconocimiento llamada “Reconocimiento de los ideales culturales propios”. En lo posible se realizará en grupos colaborativos y finalmente en grupo de curso. El estudiante revisa las respuestas que dio a estas preguntas y las complementa y enriquece a partir de los aprendizajes que ha obtenido en el curso. Hay que reiterar que no se trata sólo de un manifiesto a priori o de simple idealización, sino que deberá responder a una toma de conciencia intelectual y formativa, para formadores. Por lo tanto, además de que el estudiante debe consignar este “Manifiesto del ideal cultural” en su Portafolio Personal de desempeño, deberá convertirlo en punto de partida ético-pedagógico para su ejercicio como profesional docente. ACTIVIDAD 3. MONTAJE DE CURSOS VIRTUALES: NUEVA COMPETENCIA DOCENTE” (DISEÑO DE UNA UNIDAD DE CURSO PARA UNA PLATAFORMA VIRTUAL.) El estudiante realizará el diseño de una unidad de curso en plataforma virtual (WEB-Multimedia), en la que deberá especificar: • Propósitos • Objetivos • Competencias • Contenidos • Actividades didácticas • Recursos didácticos • Metodología general • Sistema de evaluación Se debe tener especial atención en los siguientes aspectos:
  50. 50. Pedagogía y comunicación 50 • Desde la metodología: en la capacidad de poner en funcionamiento el potencial pedagógico de la hipermedia, de la interactividad y de la potenciación del aprendizaje autónomo. • Desde el contenido y las didácticas: la capacidad de proponer enfoques pedagógicos para la “formación” como concepto complejo y renovado. • Desde el diseño de la comunicación: en el diseño de un guión general de navegación, acceso e interactividad, que sean expeditos, claros, sencillos, eficaces y eficientes. Esta actividad sólo llega hasta el diseño de la propuesta y se consigna en el Portafolio Personal de Desempeño.
  51. 51. Pedagogía y comunicación 51
  52. 52. Pedagogía y comunicación 52
  53. 53. Pedagogía y comunicación 53
  54. 54. Pedagogía y comunicación 54 El INTERÉS DE LA PEDAGOGÍA
  55. 55. Pedagogía y comunicación 55 Tratar de definir en esta introducción cuáles son los legítimos intereses de la pedagogía, más que ser pretencioso, resulta imposible; pero sí es posible, por lo menos, proponer una perspectiva de la pedagogía que rescate una mirada por y para el hombre, desde una concepción holística, que abarque sus dimensiones intelectual y emocional, de modo que pueda pretenderse una relación armónica y equilibrada de tales dimensiones, que permita alcanzar la verdadera trascendencia del ser humano, es decir, la elevación permanente de su condición, o si se quiere, su evolución en todos los sentidos en que ella pueda entenderse. Esta perspectiva pedagógica, entonces, se propone desde los ideales de la antigua cultura griega, basados en el desarrollo y formación equilibrados y armónicos de las dos componentes fundamentales del ser humano –mente y cuerpo– como una unidad indisoluble. Esta “unidad” – el ser humano– gracias a este cultivo permanente, se “eleva” una y otra vez sobre su propia condición, en un proceso que podría nombrarse – usando palabras muy contemporáneas– como “de maduración” desde una concepción de educación integral. A este respecto, Néstor H. Bravo Salinas dice: “Hoy sabemos por los resultados de las neurociencias, la genética y la psicología del desarrollo, que el movimiento y la potenciación sensorio–motora, y físico–muscular influyen –especialmente en edad temprana– de manera notoria en la evolución y plasticidad del cerebro y sus procesos mentales de pensamiento y conciencia; y, a su vez, la potenciación de la mente y sus capacidades inteligentes y creadoras, hacen posible el despliegue onírico y volitivo, obteniéndose máximos rendimientos del movimiento corporal, de destreza física y fuerza muscular, sólo posibles cuando cuerpo y mente actúan integrados, energizándose mutuamente. De aquí que la formación integral tenga como base y fundamento la unidad activa cuerpo–mente. Por lo dicho, toda formación integral se dirige a desarrollar las capacidades sensorio–motoras y volitivas, intelectuales –cognitivas, ideológico –valorativas y productivas transformadoras; todas ellas suponen desempeños y acciones
  56. 56. Pedagogía y comunicación 56 específicas de la persona, en lo posible, interactuando armónicamente, a pesar de su diversidad y diferencia, en un todo estructural y vital.”3 El cultivo armónico y equilibrado de mente y cuerpo, es decir, una educación integral potencialmente hace mejores a los hombres. Esta maduración, Salinas la entiende de la siguiente manera: “Lo importante, desde los principios de una formación integral, no es ser primero ni último en todo acto de nuestra existencia, sino hacer posible la construcción de personalidades armónicas, multifacéticamente desarrolladas en todas las posibles dimensiones del Ser y el Hacer humanos. Lo definitivo en educación integral es sentir y vivir con plenitud y autenticidad cada acto que realicemos, no para ganar o tener más, sino para ser más.”4 Retomando esta última expresión, ser más, llama la atención el que muchas veces, para reconocer el proceso de maduración de alguien, suela decirse que se convirtió en un “ser más humano”. Esta expresión pone de manifiesto otro fenómeno interesante, clave en esta perspectiva conceptual de los intereses de la pedagogía. El ser humano es a la vez un hecho y un proyecto. Cabe parafrasear aquí a Píndaro, filósofo pos- socrático de la Grecia Antigua, para quien el asunto de ser humano consiste básicamente en llegar a serlo, en virtud de estos procesos de educación del hombre. Por supuesto, esta visión de proceso, de cultivo, de transición, de llegar a ser, no puede entenderse sin la presencia de un elemento fundamental representado en las visualizaciones de lo que hay en ese llegar a ser. La pregunta es por lo que está en la meta de la educación, es decir, los ideales formativos: ¿Cuál es el objetivo de llegar a ser más y mejor humano? ¿Qué sentido tiene el que una persona se esfuerce para alcanzar su propia grandeza humana, su potencial? En la construcción compleja de la respuesta a los anteriores interrogantes se centrará esta unidad. Como anticipo, hay que ser claros en que, por supuesto, no se forma a un ser humano sólo para que él se acepte y se ame cada vez más a sí mismo, en un sentido narcisista, sino para que a partir de esa autoconstrucción física, intelectual, afectiva, individual, equilibrada y armónica, sea capaz de aportar mucho a la 3 BRAVO Salinas, Néstor H. Pedagogía Problémica: Acerca de los nuevos paradigmas en educación. (Convenio Andrés Bello). Bogotá: TM Editores, 1997. P: 25. 4 Ibid. p. 26.
  57. 57. Pedagogía y comunicación 57 construcción social. En palabras más sencillas: mientras más humano se es, mejor será la humanidad. Finalmente es importante advertir que en esta unidad se procurará, por un lado, que el énfasis repose esencialmente en la identificación de unos ideales educativos más o menos universales, partiendo del ideal cultural de la Grecia Antigua, el cual ha sido referente de prácticamente todos los modelos de sociedad del Hemisferio Occidental, y por otro, hacer consideraciones esenciales de la teoría del conocimiento, dada la necesidad palpable en este siglo XXI, de rupturas a todo nivel, de recuperar un sentido de formación integral en los sistemas educativos que le apueste a una Paideia local... universal.
  58. 58. Pedagogía y comunicación 58 CAPÍTULO 1. “ARETÉ”: EL IDEAL CULTURAL GRIEGO Como se había anunciado en la introducción a la primera unidad, se abordará el tema de los ideales culturales de la Grecia Antigua, cuyo concepto de “formación” no pudo ser concebido sin una perspectiva pedagógica que propusiera una educación integral. Para hacerlo, se tomará como apoyo principal a Werner Jaëger, autor de Paideia: Los ideales de la Cultura Griega (Vol. I II y III), texto que rastrea con lujo de detalles toda la evolución de la pedagogía griega siguiendo las piezas literarias y filosóficas más importantes de esta cultura, y por supuesto a sus autores. En menor medida, otros textos auxiliares asistirán esta lectura. Para una lectura sistemática de la cultura helénica, en busca de las raíces históricas del ideal cultural griego, los investigadores se han basado en antiguos escritos, de los cuales se privilegian La Ilíada, poema épico que narra la guerra de Troya, el rapto de Helena y las hazañas de Héctor y Aquiles; La Odisea, poema que narra el periplo de Ulises (Odiseo) y los argonautas, las tentaciones de Calipso y la fidelidad de Penélope, ambas obras atribuidas a Homero. Se conjugan, también de forma imprescindible, los poemas de Tirteo, los cuales, según los investigadores, son esencialmente “poesía de puro pensamiento en la cual hallan sólo la formulación de un ideal”5, el ideal del ciudadano de Esparta, cuya inspiración es ese sentimiento ciudadano particular de los espartanos, único en la Grecia de su tiempo. Desde el propio Platón, se “reconoció también que la idea política que se halla inmortalizada en los 5 JAËGER, Werner. Paideia: Los ideales de la Cultura Griega, Vol. I. México: Ed. Fondo de Cultura Económica. 1962, 1994. P: 97
  59. 59. Pedagogía y comunicación 59 versos de Tirteo, constituía uno de los fundamentos permanentes de toda cultura ciudadana”6. Son también esenciales los Diálogos de Platón, registros escritos por Platón, de las conversaciones filosóficas entre su maestro, Sócrates, y sus discípulos. Sócrates, por virtud de la oportuna “toma de notas” de su discípulo Platón, es considerado como un gran legado para toda la humanidad, en todos los tiempos. A propósito, Jaëger dice: “Sócrates se convierte en guía de toda la Ilustración y la filosofía modernas; en el apóstol de la libertad moral, sustraída a todo dogma y a toda tradición, sin más gobierno que el de su propia persona y obediente sólo a los dictados de la voz interior de su conciencia; es el evangelista de la nueva religión terrenal y de un concepto de la bienaventuranza asequible en esta vida por obra de la fuerza interior del hombre y no basada en la gracia, sino en la tendencia incesante hacia el perfeccionamiento de nuestro propio ser.”7 Estas lecturas muestran un sentido histórico en la configuración del Areté, el cual no aparece de manera definida y acabada en ninguno de los momentos de aparición de los factores arriba mencionados que aportan a la construcción del ideal cultural helénico. Tales elementos tienen diferente ubicación en el tiempo, por lo cual, al hablar de el ideal cultural de la Antigua Grecia se hace referencia, en términos generales, al período clásico, que comprende los siglos V y IV a.c. A continuación se hará un acercamiento a los conceptos de Paideia y Areté para vislumbrar la intención de esta primera Unidad: “La vocación humanística de los Griegos coronó con éxito un esfuerzo milenario, que otros pueblos antiguos no lograron en la misma profundidad, proporción y dimensión. Desde los cantos epopéyicos de Homero, pasando por el drama, la prosa, las artes, la filosofía y las ciencias, hasta la vida política y social, no hubo nada relacionado con el querer y el saber, en la que los Griegos no mostraran, como dice Hegel, madurez. 6 Ibid. P: 105 7 Ibid. p. 13
  60. 60. Pedagogía y comunicación 60 Ellos bucearon profundo en la humanidad del hombre y descubrieron el mundo del espíritu, de la subjetividad y de la conciencia personal del hombre. Este descubrimiento de la intimidad del alma llevó a este pueblo a percibir espiritualmente sus relaciones con la naturaleza y con la sociedad, a percibir y cultivar valores, y sobre todo ‘prototipos’, ‘modelos’, ‘ideales’, que bajo la función educativa fueron configurando en el tiempo el carácter, la personalidad y la cultura. En este contexto, afirma Jaëger, la Paideia es la más alta obra de arte que se propuso crear un hombre viviente a partir de grandes ideales o modelos de vida, como son Aquiles, Ayax, Héctor.”8 Es evidente el carácter ético–estético impreso en el ideal de vida de los griegos helénicos; el arte era un concepto íntimamente relacionado con la vida ciudadana, y una de sus mejores expresiones era el cultivo de la nobleza, entendida no tanto como un rango social, sino como una forma artística de ser, a partir de la modelación del alma con el cincel de las virtudes. “Entre estos destacados héroes la más elevada y común virtud ejemplar fue la que los Griegos llamaron Areté. El concepto de Areté tiene el significado de virtud. Este término, casi desconocido y sin gran relevancia dentro de nuestra escala actual de valores, para los griegos, sin embargo, tenía un origen noble y aristocrático por cuanto estaba vinculado en sus raíces con la educación, que ha sido diferenciadora de clases y promotora de los valores espirituales del hombre. Pero en un sentido más propio del pueblo griego Areté o virtud se refieren ‘a una imagen ideal de belleza’. Los preceptos morales de justicia, prudencia y sabiduría tienen una motivación profunda que no es la utilidad, sino el gusto por la belleza, ‘kalón’. Así, alcanzar la Areté era alcanzar una especie de ‘belleza espiritual integral’, la excelencia humana, o la cima del valor humano. 8 RAMÍREZ, Pedro J.; Areté y Qadosch en los ideales culturales educativos de Grecia e Israel. Revista Acta Académica, Universidad Autónoma de Centro América. Número 20. P: 169-177. ISSN 1017-7507. Mayo 1997. http://www.uaca.ac.cr/acta/1997may/pedror02.htm
  61. 61. Pedagogía y comunicación 61 [...] Hay [...] en Areté, un significado de magnanimidad, de entrega y de desprendimiento. [...], el héroe para alcanzar la Areté debe dar el paso supremo hacia la gloria: la muerte por la patria. Por eso, el poeta Calino, con evidente influencia homérica y tirteica escribió el siguiente epigrama sepulcral para los caídos de Potidea: ‘Los hijos de los atenienses, pagándolo con sus vidas recibieron a cambio la Areté y colmaron de gloria a su patria’.”9 Hoy, época de contrastes sociales, en la cual el poder económico se encarga de imponer la “verdad” suprema de todas las cosas, revelada desde el oráculo del mercado –la publicidad–, cuya doctrina no es más que el discurso moral que justifica la negación de la ciudadanía y el interés de un legítimo Estado sobre la suerte de sus ciudadanos, –es decir, el interés de los ciudadanos por los demás ciudadanos– urge el encontrar en la propia alma y sus misteriosas fuerzas, y poniendo en ello toda la capacidad intelectual, esa Areté que permita salvarse de las hegemonías del mercado, y alzarse como nación hacia una Paideia colombiana, latinoamericana y, al tiempo, universal. Es tiempo de actuar como poetas, como héroes, como filósofos y como nobles educadores de hombres, para formarlos nobles. Es hora de redescubrir la virtud, obra de arte de la vida humana. 1. EL ARTE COMO CAMINO PEDAGÓGICO Quizás sea este el momento más apropiado para poner en relación con la pedagogía un elemento absolutamente indispensable para el 9 Ibid.
  62. 62. Pedagogía y comunicación 62 cumplimiento de la función educadora del maestro, como es el de la comunicación. Es claro que para que suceda el aprendizaje debe existir algo que se constituye en lo educable. Pero lo educable sólo lo es en virtud de un proceso de comunicación. Éste parte de un elemento clave llamado lenguaje, una tecnología compuesta por un conjunto de códigos más o menos comunes, que se usan para poner en común cosas de interés para un colectivo humano. En el abordaje de los elementos que dan origen a las primeras formas de la pedagogía, –en un comienzo, la literatura épica de la Grecia Antigua–, se encuentra como elemento primordial al lenguaje como agente educador en sí mismo, puesto que en ese momento de la historia de este pueblo no existía, al menos de manera conciente e intencional, la figura del pedagogo o del educador, o algo que se pareciera a la figura del docente de hoy. Existían, sí, hombres de gran talento, inteligencia y sensibilidad, quienes, gracias a su extraordinaria capacidad comunicativa, reflejada en obras escritas cuyo valor radica en su calidad literaria, imprimieron en las sociedades de su tiempo huellas tan profundas que les valieron ser erigidos por sus mismos conciudadanos como prolijas fuentes de sabiduría y conocimiento. Y la clave del asunto cuando se hace referencia a la calidad literaria, consiste en el hecho de que ésta no radica en un asunto meramente formal–gramatical, sino en una potencia educadora que deviene de la indisoluble relación entre el lenguaje y lo que se dice con él. Al igual que la unidad cuerpo–mente es capaz de producir una trascendencia hacia lo espiritual, fondo y forma del lenguaje dan como resultado la literatura, primera forma de la pedagogía, que a su vez fue el primer interés de la comunicación. Cabe aquí mencionar obras literarias de infinita belleza, como el caso del Quijote de la Mancha, que exhibe no sólo una perfección formal, sino que permite al lector apropiarse de una gran sabiduría. Esta sabiduría no está dada en función de su perfección formal, pero no sería tan potente –tal vez ni existiría– sin dicha perfección. A la vez, puede decirse que el empeño en la perfección formal gravita en torno a la sabiduría misma, y que es uno de sus más
  63. 63. Pedagogía y comunicación 63 importantes elementos constitutivos. De modo que cuando falta calidad en una obra pretendidamente literaria, sea en su fondo o en su forma, se produce un vacío en la percepción de la obra, que la delata y pone en duda, que le resta credibilidad. Esa credibilidad, que es un principio pedagógico fundamental, proviene de la coherencia del mensaje comunicado –entendida como esta reciprocidad de fondo y forma–, que además de constituir un empeño formal, contiene una sabiduría. Esto es evidenciable con frecuencia en múltiples facetas de la vida humana y sucede, invariablemente, en términos de una creación, ya de carácter estético, filosófico o científico. Piénsese en el futbolista en quien la reciprocidad de su talento innato e inteligencia, y su entrenamiento técnico y táctico, dan como resultado jugadas inconcebibles para todos los demás, por lo cual se le llama, con frecuencia y mucha razón, artista. Así, la verdadera obra de arte literario, al igual que este ejemplo trivial, presentados de esta manera, poseen una innegable y evidente sinceridad, que por lo demás, es tan intrínseca a la sabiduría, que ni siquiera necesita ser pretendida. Se resuelve por la vía de la obra artística, pues, una comunicación sincera, creíble y sabia por la gracia de la perfección formal del lenguaje. He aquí porqué, desde una pedagogía de la comunicación, además del dominio de un saber, es claro que el dominio del lenguaje es competencia sine cuanon en quien tenga la pretensión de comunicarse, máxime si además tiene la intención de transmitir o enseñar, sinceramente, a otras lo que sabe. A propósito, la siguiente reflexión: “El dominio de la palabra es anterior al actuar y se constituye en requisito indispensable para pensar el presente y el futuro de esa acción. Si el oficio del maestro se ejerce en la comunicación con sus alumnos y en la mediación entre tradiciones y culturas, quien no domine el lenguaje no podrá participar en ninguno de estos procesos. El alumno que establece con sus maestros sólidas bases lingüísticas enfrentará con ventaja la realidad de la vida y sus acciones sobre esa realidad. La relación cada vez más estrecha de la educación y los educadores con los problemas de su sociedad obliga a que el lenguaje se vincule cada vez más a acciones eficaces sobre sólidos discursos sobre el presente y el futuro.”10 10 ARANGO Mutis, Arturo. Pedagogía y comunicación: Un acercamiento a la teoría pedagógica del grupo de la Universidad Nacional de Colombia. Tesis de grado Maestría
  64. 64. Pedagogía y comunicación 64 De aquí se desprende el poder pedagógico de la poesía, o del lenguaje hecho arte, en virtud de su reciprocidad de fondo y forma, y sobre todo, de la sincera sabiduría que irradia generosa; es la muestra clara de un alma que escribe para alcanzar –y que otras lo hagan– un estado superior, una Areté. 1.1 HOMERO: POETA Y EDUCADOR, O LA POESÍA QUE EDUCA. Entre la nobleza griega primitiva, clase privilegiada con acceso a la educación, era consideraba que la poesía era el vehículo perfecto para el logro de una educación equilibrada en la ética y la estética, entidades que se concebían como una unidad11 que definía a la poesía. La concepción del arte como forma pura es bastante posterior y nada tiene que ver con el Areté de la Grecia clásica. Esta concepción hacía posible que la poesía fuese reconocida y aprovechada a la vez como fuente de conocimiento y de placer estético. Particularmente, la poesía de Homero ejercía un influjo predominante, a tal punto que, –según narra Platón–, en aquella época se pensaba de forma generalizada que el poeta había sido el educador de toda Grecia. Para Jeäger, Homero debe ser considerado “como el primero y más grande creador y formador de la humanidad griega.”12 Esta calidad pedagógica de la poesía Homérica, deriva de modo esencial de la forma como el poeta era capaz de conjugar la unidad ético– estética del hombre para movilizar sus acciones y su manera de asumirse y comportarse en el mundo. Dice Jeäger: “La poesía sólo puede ejercer esta acción si pone en vigor todas las fuerzas estéticas y éticas del hombre. en Educación-Docencia. Universidad de Antioquia y Universidad de los Llanos. Villavicencio, 1998. 11 Esta unidad ética-estética es la expresión de la búsqueda de la coherencia entre fondo y forma, la cual a su vez, refleja la unidad cuerpo-mente ya mencionada. 12 JAËGER, Werner. Op. Cit. P: 53
  65. 65. Pedagogía y comunicación 65 [...] Pero sólo puede ser propiamente educadora una poesía cuyas raíces penetren en las capas más profundas del ser humano y en que aliente un ethos, un anhelo espiritual, una imagen de lo humano capaz de convertirse en una constricción y en un deber. La poesía griega, en sus forma más altas, no nos ofrece simplemente un fragmento cualquiera de la realidad, sino un escorzo de la existencia elegido y considerado en relación con un ideal determinado. Por otra parte, los valores más altos adquieren generalmente, mediante su expresión artística, el significado permanente y la fuerza emocional capaz de mover a los hombres. El arte tiene un poder ilimitado de conversión espiritual. Es lo que los griegos denominaron psicagogía. Sólo él posee, al mismo tiempo, la validez universal y la plenitud inmediata y viva que constituyen las condiciones más importantes de la acción educadora.”13 El planteamiento básico en este punto consiste en afirmar que la poesía, cuando alcanza esos altos niveles ético–estéticos, aún partiendo de los eventos de la vida real como referentes de su expresión, es más filosófica que la vida real misma. La vida real está plena de sentido, pero carece de sentido universal propio de la poesía. Así mismo, el planteamiento va aún más allá, cuando se afirma que la reflexión y el conocimiento filosófico sobre las enseñanzas intelectuales y las verdades racionales, si bien son capaces de alcanzar la universalidad y logran penetrar la esencia de las cosas, éstas sólo actúan de esta manera en quienes han experimentado en sus pensamientos la intensidad de lo vivido personalmente. “De ahí que la poesía aventaje a toda enseñanza intelectual y a toda verdad racional, pero también a las meras experiencias accidentales de la vida individual. Es más filosófica que la vida real [...] pero es, al mismo tiempo, por su concentrada realidad espiritual, más vital que el conocimiento filosófico”.14 La poesía homérica cobró tal fuerza que incluso motivó la creación de la ciencia de la filología, “consagrada a la investigación de su tradición y de su forma originaria, la cual vivió exclusivamente de la fuerza 13 Ibid. p. 54-55 14 Ibid. P. 55
  66. 66. Pedagogía y comunicación 66 imperecedera de aquellos poemas”.15 Por otra parte, esta tradición literaria originó en la literatura griega posterior importantes formas literarias que encarnaban nuevas formas de espíritu: “la tragedia, la comedia, el tratado filosófico, el diálogo, el tratado científico sistemático, la historia crítica, la biografía, la oratoria jurídica y encomiástica, la descripción de viajes, las memorias, las colecciones de cartas, las confesiones y los ensayos.”16 Homero se comunicó con su pueblo de manera tal que fundó la semilla de una nación en tanto que sembró y fertilizó en cada ateniense un ideal heroico, una aspiración a la virtud y a la nobleza que se convirtió en referente común a todos. Produjo su poesía un fortalecimiento del individuo en cuanto tal, lo que a la postre fue definitivo a la hora de construir los ideales de la ciudadanía, es decir, de la convivencia social. 1.2 EL HEROÍSMO: IDEAL “FANTÁSTICO” En la Ilíada, se establecen claras idealizaciones sobre la heroicidad, en el marco de un estado de guerra predominante. El hombre de rango, noble y valiente, –atributos obligados que definen al héroe– y el desempeño constante de estos valores en los escenarios de las luchas contra ejércitos, dioses enfurecidos, o fuerzas indómitas de la naturaleza, son los acontecimientos más frecuentes del poema. Estos acontecimientos son intencionalmente gloriosos, puesto que no tiene mucho sentido narrar lo que no tiene mucho de admirable. Así, puede decirse que hay una fuerte tendencia idealizadora en la épica, destinada de manera clara a la creación de ejemplares heroicos. En las batallas campales, por ejemplo, se recrean de manera especial las escenas individuales del héroe; tanto, que llegan a ser obras casi independientes dentro del gran poema, destinadas a destacar y poner de relieve el valor y alto sentido de Areté de los héroes, incluidos sus mejores enemigos. Pero además de esta clara función ejemplarizante, en la cual no se descarta –y de hecho se da por sentada– una alta dosis de fantasía idealizadora, existía el propósito de “mantener vivos en la memoria de la posteridad ‘los hechos de los hombres y de los dioses’. La gloria y su 15 Ibid. p. 56 16 Ibid. p.5
  67. 67. Pedagogía y comunicación 67 mantenimiento y exaltación constituye el sentido propio de los cantos épicos”.17 Platón define así el acto poético idealizador: “La posesión y el delirio de las musas se apoderan de un alma bendita y tierna, la despiertan y la arroban en cantos y en toda suerte de creaciones poéticas, y en tanto que glorifica los innumerables hechos del pasado, educa la posteridad”.18 Esta función de exaltación –¿exageración?, ¿fantasía?– de la épica, cumple el importante papel de alimentar el acervo cultural de las tradiciones. “Los mitos y las leyendas heroicas constituyen el tesoro inextinguible de ejemplos y modelos de la nación. De ellos saca su pensamiento los ideales y normas para la vida.”19 A manera de conclusión, la épica y los mitos en los que se canta al heroísmo capaz de vencer lo más adverso en búsqueda de altos fines, no individuales, sino de la más alta Areté, constituye un claro camino pedagógico para el fortalecimiento de la identidad colectiva, a través de las acciones admirables del héroe como ciudadano ideal, como inspiración y como meta de formación. 1.3 LA NOBLEZA: “ELEVACIÓN” DE LA CULTURA En la Odisea, a diferencia del carácter heroico y hasta cierto punto fantasioso de la Ilíada, se nos ofrece la imagen del héroe en los escenarios de la paz. Su vida familiar, y casera, sus relaciones fraternales de amistad, en este poema, son referidos de manera directa a la verdadera clase aristocrática, en una época más contemplativa y dada al goce pacífico. En esta nueva representación realista de la nobleza, el noble posee “una dignidad especial que se muestra mediante sus nobles y grandes hechos y por su irreprochable actitud ante la 17 Ibid. p.58 18 Ibid. p. 58 19 Ibid. p. 59
  68. 68. Pedagogía y comunicación 68 felicidad y la miseria ajenas. [...] Un valor puramente humano irradia constantemente de la nobleza de su vida”.20 Esta nobleza se expresa en el trato con los demás, en la humanidad y amabilidad, lo cual pone en evidencia a una sociedad que tiene en la más alta estimación las maneras y conductas distinguidas. Vive de acuerdo a su conducta y maneras. Las tres características del noble aristócrata son: llevar una vida sedentaria, la posesión de bienes, y la tradición. Esto permite que haya un especial interés en transmitir a los hijos las formas de vida propias de la época, lo cual incluye una educación distinguida, una “educación conciente de los jóvenes de acuerdo con los imperativos de las costumbres cortesanas”.21 Aquí el poeta está comprometido de lleno con la exaltación a los hombres que representan la “elevación de su cultura y costumbres”, compromiso que adquiere un claro designio pedagógico. La nobleza representada en la Odisea es una casta con fuerte conciencia de sus privilegios y su poder. También de sus finas costumbres y sus modos de vivir. Esto no es extraño, pues “la educación considerada como la formación de la personalidad humana mediante el consejo constante y la dirección espiritual, es una característica típica de la nobleza de todos los tiempos y pueblos. Sólo esta clase puede aspirar a la formación de la personalidad humana en su totalidad; lo cual no puede lograrse sin el cultivo fundamental de determinadas cualidades fundamentales. [...] El rango y el dominio preeminente de los nobles exige la obligación de estructurar sus miembros durante su temprana edad de acuerdo con los ideales válidos dentro de su círculo. Aquí la educación se convierte por primera vez en formación, es decir, en modelación del hombre completo de acuerdo con un tipo fijo.”22 Aparecen, pues, nuevos elementos en la configuración del Areté, derivando hacia otros valores más humanos, menos heroicos, arraigados vigorosamente en una dimensión más 20 Ibid. p. 38 21 Ibid. p. 39 22 Ibid. p. 39
  69. 69. Pedagogía y comunicación 69 espiritual del ser humano: inteligencia, prudencia, sabiduría... “En los siglos posteriores la Areté se interiorizó más y dejó de tener un sentido meritorio para significar cualidades más antropológicas como la templanza, la justicia, y la sabiduría.”23 Para redondear este tema, más que una clase social –mirada que suele dificultar el hallazgo de otros significados y valoraciones potencialmente educadoras– la nobleza se constituye básicamente por la adquisición de las mencionadas virtudes, a partir de una educación para la formación del ser humano, que si bien históricamente fue un privilegio de las clases dominantes, no necesariamente se entendió siempre sólo como un medio para conservar los privilegios y el poder. La nobleza, desde el Areté, desde una educación para la formación del ser humano, constituye la elevación de la cultura y el espíritu humanos, por encima de consideraciones económicas, sociales o étnicas. 1.4 EL SENTIDO PEDAGÓGICO DEL CASTIGO (NÉMESIS) Es cierto que en la cultura occidental, a través de todos los tiempos, se ha vivido el castigo en el sentido de la justicia humana, a través del cual unos hombres han infligido a otros hombres penas sobre sus cuerpos y/o sus mentes. La pena de muerte, los suplicios medievales y la nueva tecnología del encarcelamiento, se han aplicado siempre en virtud de una “justicia política”, que conmuta, con pretensión matemática, una ofensa con otra24. Que haya habido un tránsito de la pena de muerte al encarcelamiento y que las culturas diverjan tanto en la severidad de sus penas y lo que consideran punible, pone de manifiesto que a la ley se le escapan muchos asuntos de la ética, y viceversa. Por esto es imprescindible una entidad divina que 23 RAMÍREZ, Pedro J. Op. Cit. 24 Puede argumentarse que el encarcelamiento busca la reeducación del criminal, y por lo tanto no lo “contraofende” sino que lo redime. Esta función de redención, es usurpada por los hombres a Dios. Tal vez esto explica que en tanto facultad divina, en manos de los hombres no pasa de ser una pantomima grotesca. Esta discusión está más viva que nunca, y al respecto convendría leer la obra “Vigilar y Castigar: Nacimiento de la prisión”, de Michel Foucault.
  70. 70. Pedagogía y comunicación 70 administre una justicia más universal, más implacable y más exacta. Esta es Némesis: “Era hija de Nix. Némesis era la deidad vengadora y ejecutora de la llamada justicia divina. Némesis no debe confundirse con las Erinias, las tres deidades vengadoras. La diferencia entre ambas parece difusa aunque se puede considerar que las Erinias vengaban todos aquellos actos criminales mediante el castigo de sus autores mientras que Némesis se vengaba en nombre de los dioses de todas aquellas personas que no hubieran recibido castigo por parte de la justicia humana. Némesis era más bien una mensajera divina que atacaba en su nombre a los pecadores de soberbia y altivez y a los transgresores de la ley. La representan con alas como forma de indicar que el castigo sigue rápidamente al crimen que lo llama. Lleva una lanza y una copa con licor para fortalecer las virtudes y está cubierta con un velo con el que indica que la venganza de los cielos es impenetrable y llega de improviso ante los criminales.”25 Némesis representa pues una interiorización psicológica del castigo divino en tanto se sabe merecido, conciente de la posibilidad de la culpa, aquella que sólo aparece después del crimen o la falta ética. La Némesis desde este punto de vista, tiene un sentido profundo de toma de conciencia, de madurez que impide al ser humano la ejecución de ciertos actos por el conocimiento exacto de las consecuencias que desataría, no sobre su persona en términos de la sanción o lo pena – perspectiva totalmente individualista– sino por los males que puede acarrear a otros, lo cual constituye un ideal ético de la más alta Areté. En la cultura actual, podríamos presentir esta “conciencia” con la popular expresión que dice que “todos obtienen lo que se merecen”. El asunto, desde el punto de vista educativo, es contribuir a esa toma de conciencia de los méritos. Némesis es, en este sentido, contraria a la idea del pecado original: “Respecto a la idea del mal en el mundo dice Ricouer: ‘el concepto de pecado original es un falso saber y tiene que ser roto como saber; saber 25 CABEZA LAINEZ, José María. ENSAYO SOBRE EL ESPÍRITU DE LA TRAGEDIA. 9 Mayo de 1997. http://tesalia.metropoliglobal.com/mitologia/inferior/nemesis.htm Consultada el 27 de septiembre de 2004.
  1. A particular slide catching your eye?

    Clipping is a handy way to collect important slides you want to go back to later.

×