Your SlideShare is downloading. ×
Desarrollo local y cambio social
Desarrollo local y cambio social
Desarrollo local y cambio social
Desarrollo local y cambio social
Desarrollo local y cambio social
Desarrollo local y cambio social
Desarrollo local y cambio social
Desarrollo local y cambio social
Desarrollo local y cambio social
Desarrollo local y cambio social
Desarrollo local y cambio social
Desarrollo local y cambio social
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Desarrollo local y cambio social

372

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
372
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Autor: Pablo Martínez de Anguita DLC-11-01343-01DESARROLLO LOCAL Y CAMBIO SOCIAL(Extraído de Martínez de Anguita, P. 2006. Desarrollo Rural Sostenible).La evolución del desarrollo rural como resultante de acciones que enfocadas no sólo a generar una mejorcondición de vida a la población del entorno agrario/rural, sino de todo el territorio alrededor de lasregiones más deprimidas social y económicamente, y utilizando los recursos disponibles de formasostenible, conlleva al surgimiento de una nueva definición. La gran innovación conceptual de esa nuevadefinición es la de superar los límites rurales y urbanos de los territorios, centrando su área de actuaciónen la población y en las zonas más deprimidas bajo un enfoque integrador, el de Desarrollo Local.Se entiende el desarrollo local como el proceso integral, global y sostenible de cambio socialprotagonizado por la comunidad, organizada en un territorio bien definido, rural o no, que participaactivamente en el aprovechamiento de los recursos locales: humanos, materiales, naturales, financieros ysociales, para la mejora de sus condiciones de vida. Una síntesis de sus características se muestran másadelante.Prácticamente todos los autores coinciden al señalar la participación como el punto de partida deldesarrollo local. FLECHA y OLIVER (2000) señalan que “todos los procesos de transformación social hande partir de las propias personas que habitan la zona, ya que son los que conocen y saben exactamentelo que está pasando, lo que necesitan y lo que desean. El compromiso de tirar adelante depende de todala comunidad”.El carácter local de desarrollo, hace referencia, no sólo a la circunscripción del desarrollo de un espaciolocal determinado, sino también al hecho de su concepción y materialización por los propios efectivos dela población local interesada, los actores del desarrollo (HERREROS 1990).GONZÁLEZ ROLDAN (2003) señala como característica diferenciadora del desarrollo local frente a otrasmodalidades de desarrollo que le anteceden, le suceden o con las que convive, que la actuación no seconcreta tanto en un espacio delimitado como en la oportunidad que se concede a la población local paraparticipar, para implicarse activamente en su propia mejora vital, aprovechando, de manera sostenible,los recursos que posee en el espacio que ocupa. Consiste en una serie de medidas que, organizadas enuna programación estratégica, permiten a la población dar solución a sus propios problemas a partir de laoptimización de los recursos que la comunidad posee y sólo pide del exterior aquella ayuda que necesitade modo específico. La aplicación de esta programación estratégica implica que los problemas ynecesidades de la comunidad y del territorio son analizados y estudiados por la propia población que lospadece y las soluciones se plantean desde la valoración de los recursos locales. De tal manera que,siendo una fórmula de desarrollo eminentemente endógena, requiere, en cierta medida, apoyo exógeno.Asimismo, sugiere que el desarrollo local es una estrategia concreta de desarrollo, más aun, unamodalidad de desarrollo económico y social, con características peculiares. Éstas son:• Es una transformación fundamental de la comunidad, más que la simple expansión de la actividadeconómica y la productividad.• Supone un incremento acompañado de transformaciones profundas de las estructuras sociales yeconómicas.• Es un método adecuado de mejora general, que parte de las necesidades específicas de la poblaciónlocal para proponer aquellas soluciones que de manera más idónea pueden atender la demanda social. pág. 1CLASE EJECUTIVA2011 © Pablo Martínez de Anguita © Clase Ejecutiva Editorial, S.L. Todos los derechos reservados. De uso exclusivo para los alumnos de Clase Ejecutiva.Prohibida la reproducción total o parcial del documento y su distribución por cualquier medio impreso o electrónico sin la autorización escrita de Clase Ejecutiva.
  • 2. Autor: Pablo Martínez de Anguita DLC-11-01343-01• Es eficaz y rentable porque es la propia comunidad la que en mayor grado ejecuta su programa decambio social, adecuado a las carencias locales y diseñado de tal modo que permite el ahorro deesfuerzos, tiempo y dinero.• Es realista puesto que se plantea desde la situación local.• Es sostenible en la medida en que la comunidad procura una optimización o aprovechamiento de losrecursos locales, intentando preservarlos para sí misma en un futuro inmediato y para sus descendientesen un futuro más lejano.• Es duradero en tanto que huye de actuaciones oportunistas (como algunas que pueden ocasionarsepor cuestiones políticas) y busca soluciones definitivas, permanentes, al menos a largo plazo, de losproblemas.También señala este autor como característico de esta modalidad de desarrollo que “tener en cuenta alos miembros de la comunidad en desarrollo supone considerarlos como seres humanos, como personas.No son “clientes” como suelen denominarlos algunos trabajadores sociales, sino personas y en cuantotales han de ser la preocupación central del Agente de Desarrollo: Cada persona, en lo más profundo,siente necesidad de ser tratada como `alguien, no como `algo, como un `objeto ”.ORDUNA 2004, señala que para comprender lo que es el desarrollo local es necesario tambiéncomprender el concepto de Cambio Social, entendido como el desarrollo de la personalidad de cadaindividuo a partir de la afirmación de la propia identidad cultural y, en definitiva, la buena salud mental.Ayuda a cada sujeto a liberarse de la amenaza psicológica del cambio, a permanecer integrado en susgrupos sociales.El cambio social no es espontáneo, es intencional, requiere planificación, para tomar decisionessistemáticas y así alcanzarlo del modo más eficaz posible. La planificación requiere combinar nuevosmedios, estrategias, modos de actuar, exigiendo criterios de operatividad, efectividad, creatividad yexcelencia para realizar los objetivos que respondan a la demanda social. El cambio social necesita seraprendido de manera intencional, requiere educación, y la manera que adopta la educación para laparticipación, la acción educativa que favorece la implicación activa de la población en su proceso demejora es la animación.Las acciones educativas determinan el proceso de mejora social. Esto no quiere decir que sea laeducación la única acción, aunque sí es IMPRESCINDIBLE, y condiciona de forma determinante elproceso. La educación es condición necesaria del desarrollo en la medida en que, como proceso decomunicación humana, establece los cauces adecuados para que los propios individuos aprendan aintegrarse en los grupos comunitarios, sean capaces de participar en la organización de mejoras locales yestén capacitados para emprender acciones que faciliten el aprovechamiento óptimo y sostenible delresto de los recursos a su alcance (ORDUNA 2003). Características del Desarrollo Local 1Globalidad: Consiste en propiciar el crecimiento integral, individual y colectivo de las personas quecomparten un espacio. Debe beneficiar a los distintos sectores de personas e intereses profesionales ysociales y extender su actuación a los diversos ámbitos: educativo, cultural, económico y social.Complejidad: Es debida al carácter interdisciplinar que impone su globalidad, su carácter de proceso queperdura en el tiempo y no se limita a una acción concreta, y más aún, su deber de conciliar los intereseslocales, con las intenciones de desarrollo a escala regional, nacional e incluso internacional. Demanda la1 Extraído de: La organización como proceso de mejora de la calidad de vida de la comunidad, en ”La educación para el desarrollo local” ORDUNA(2000) pág. 2CLASE EJECUTIVA2011 © Pablo Martínez de Anguita © Clase Ejecutiva Editorial, S.L. Todos los derechos reservados. De uso exclusivo para los alumnos de Clase Ejecutiva.Prohibida la reproducción total o parcial del documento y su distribución por cualquier medio impreso o electrónico sin la autorización escrita de Clase Ejecutiva.
  • 3. Autor: Pablo Martínez de Anguita DLC-11-01343-01organización de los miembros de la comunidad, los únicos sujetos que están en condiciones de aprendera conocer qué se necesita y con qué se cuenta para solucionar los problemas locales.Representación: Debe estar fundado en la demanda social, en las necesidades sentidas y manifestadaspor la comunidad en desarrollo, siempre dentro de la concepción de un proceso complejo, donde no setrata de ofrecer una respuesta instintiva, un reflejo ante un problema; sino de, ante una necesidad común,plantear el estudio de un problema, sus causas, sus desencadenantes y circunstancias, la forma en queafecta a la comunidad, y reclamar una acción para solucionar el conflicto.Innovación: Se busca el cambio de la situación actual, la comunidad actuará en generación continua decultura protagonizando un proceso permanente de aspiración y ascensión al bienestar social. Eldesarrollo local como cambio social innovador, es el movimiento resultante de la articulación de cuatrodinámicas diferentes presentes en cada población: un movimiento exógeno y vertical, un movimientoendógeno y ascendente, un movimiento de integración sectorial y un movimiento de integración social ygeográfica (HERREROS, 1989).Integración: Entendida como el proceso por el que los miembros de un grupo actúan según normas yvalores del mismo que comparten en grado suficiente para mantenerlo en el cumplimiento de susfunciones sociales. Se consigue mediante la promoción de la participación social, supone aceptarsemutuamente, elevar la autoconfianza individual y colectiva, defender algunos objetivos comunes, perotambién asumir las diferencias y las contradicciones. La educación puede capacitar a los integrantes dela comunidad para que articulen las medidas y medios que favorezcan esa integración.Carácter democrático: Busca crear un funcionamiento en la que cada sujeto tenga derecho a realizarseplenamente y a participar en la construcción de su propio porvenir.Sostenibilidad: Entendida no sólo como un proceso que satisfaga las necesidades de la generaciónpresente sin comprometer el desarrollo de las generaciones futuras, sino como el proceso que garanticela rentabilidad, la eficiencia y la equidad en el tiempo.Planificación: Se trata de garantizar una actuación pertinente e intencional con la finalidad de concretarel proceso que se proyecta. Es decir, persigue unos objetivos precisos, elegidos por métodosdemocráticos, determinados en el tiempo, que prevé los medios y los instrumentos para la realización yque combina entre sí, dentro de un conjunto armónico y eficaz, los objetivos admitidos y, para cada unode los objetivos, los medios seleccionados para la actuación.Subsidiaridad: En cualquier proyecto de abajo arriba, es necesaria la intervención subsidiaria de lospoderes públicos. “El desarrollo duradero es un proceso ascendente, producto, por un lado, de recursoslocales que pueden ser valorizados y transformados; y por otro, de las iniciativas de los protagonistaseconómicos, de los diversos grupos sociales, todo esto completado con el apoyo exterior” (AEIDL, 1994). La educación y animación para el desarrollo local ¿Qué es la educación para el desarrollo?La Educación se puede definir (ORDUNA 2003) como aquella acción humana que conduce al proceso demaduración de cada individuo (educere), alimentando (educare) lo que en potencia está en su interior. Esuna acción intencional que contribuye a proyectar las posibilidades, capacidades y la personalidad decada individuo, y a crear, corregir y ordenar los hábitos y tendencias para crecer como personas. Unaacción positiva capaz de lograr de cada sujeto su aportación personal a su sociedad.ORDUNA (2003) define la educación para el desarrollo como el “conjunto de acciones que buscan elconocimiento y entendimiento de quienes protagonizan el proceso de mejora socio-económica” e indica pág. 3CLASE EJECUTIVA2011 © Pablo Martínez de Anguita © Clase Ejecutiva Editorial, S.L. Todos los derechos reservados. De uso exclusivo para los alumnos de Clase Ejecutiva.Prohibida la reproducción total o parcial del documento y su distribución por cualquier medio impreso o electrónico sin la autorización escrita de Clase Ejecutiva.
  • 4. Autor: Pablo Martínez de Anguita DLC-11-01343-01que la educación es un proceso de promoción personal y colectiva 2 . La persona y la comunidad no soncapaces de mejorar sin ayuda externa que los mueva y los motive (ORDUNA, 2004). La intervención deun agente externo, el educador, impulsará el proceso de mejora individual y comunitaria. La educaciónprocura que las personas, como individuos y como miembros de una comunidad, estén y sean cada vezmejor (figura 1). La población generalmente SABE QUÉ QUIERE: VIVIR MEJOR (Desarrollo) Pero NO SABE CÓMO conseguirlo EDUCACIÓN es la acción social que AYUDA a las personas para protagonizar en la acción de mejora social y económica de su marco de vidaFigura 1. La necesidad de un agente educador.La Educación para el Desarrollo, además de ser un fin en sí misma: el perfeccionamiento de cada uno delos hombres y grupos que conforman una comunidad. Es un instrumento, una herramienta que procura alos individuos los medios para culminar con éxito el proceso de mejora socio-económica global. ¿Por qué educar en el desarrollo local?El desarrollo local se refiere en principio a la problemática de un territorio específico, y por lo tanto a losrecursos y a los actores sociales existentes en el mismo. Surge como una noción superadora de lasvisiones sectoriales, apuntando más hacia la búsqueda de integridad entre actividades -por ejemplo entreagrarias y no agrarias- y entre dimensiones de las mismas - por ejemplo, sociales, económicas,productivas, institucionales, entre otras. La creación de entornos competitivos, de eslabonamientosproductivos y de redes organizacionales, son instrumentos claves en la generación de procesossustentables de desarrollo. Impulsar el desarrollo rural exige que los sujetos asuman una participaciónmás activa y decisiva en la construcción y gestión de su futuro, fortaleciendo sus acciones desde el nivelcomunal y regional con miras a un posicionamiento estratégico de las actividades agropecuarias y delmedio rural. Esto exige una institucionalidad diferente, activa, que vincule los esfuerzos de todos susprotagonistas. No habrá desarrollo rural sin un marco de articulación, coordinación y solidaridad quecontenga a los actores del medio rural frente a los procesos de desintegración que conlleva laglobalización.La educación ha de formar parte de un entramado de acciones, que juntas propicien que la comunidadavance en la mejora de sus condiciones de vida, procurando la activación de los demás recursoscomunitarios. En esta situación, la educación tiene el rol fundamental de impulsar que el medio ruralcomience a ofrecer nuevas perspectivas de desarrollo generadas por sus mismos actores, tanto delámbito público como del privado.2 ORDUNA (2003) distingue la educación para el desarrollo de la “EDUCACIÓN PARA LA COOPERACIÓN AL DESARROLLO”, que es definida comoel Conjunto de acciones que buscan el conocimiento y el entendimiento del que da la ayuda, así como su capacitación y preparación para darla,siendo uno de sus modos la SENSIBILIZACIÓN. Asimismo define la cooperación al desarrollo como el proceso de ayuda y acompañamiento a unasociedad en desarrollo. pág. 4CLASE EJECUTIVA2011 © Pablo Martínez de Anguita © Clase Ejecutiva Editorial, S.L. Todos los derechos reservados. De uso exclusivo para los alumnos de Clase Ejecutiva.Prohibida la reproducción total o parcial del documento y su distribución por cualquier medio impreso o electrónico sin la autorización escrita de Clase Ejecutiva.
  • 5. Autor: Pablo Martínez de Anguita DLC-11-01343-01En tanto que proceso permanente, la educación para el desarrollo busca fomentar el equilibrio interno delas personas en un mundo cambiante y capacitar a sujeto para adoptar decisiones responsables en lamejora de sus condiciones de vida y de quienes le rodean. Persigue en cada individuo, la estabilidadnecesaria para resistir los posibles efectos negativos que un cambio social acelerado pueda generar yque, tal vez, se conviertan en una amenaza para sus valores, su moral o su sentimiento de identidad ypertenencia comunitaria. Sin esta estabilidad cada individuo puede llegar a estados de alienación ymarginación social y exclusión económica.La Educación para el Desarrollo debe tener coordinados tres niveles de acción:• una acción social para y por la comunidad. Una acción externa, que sin ser desarrollo, resultaimprescindible para ponerlo en marcha. Incluiría la intervención del EDUCADOR sobre la comunidad,• una acción social en la comunidad, bien sea de asistencia, de prevención o de promoción. En losprocesos de mejora social interesa fomentar la PROMOCIÓN, que para ser efectiva debe movilizar, deforma positiva a la comunidad: BUSCAR LA INTEGRACIÓN A TRAVÉS DE LA PARTICIPACIÓNACTIVA DE QUIEN SE DESARROLLA,• y una acción social con la comunidad. Cuando se pretenda el desarrollo de la población, lospropios habitantes deben estar en disposición de lograrlo.La educación contribuye al crecimiento en razón de la invención y su difusión y, si dispone de autonomíaeficiente, es también instrumento de desarrollo para el análisis crítico. La educación es condiciónnecesaria del desarrollo en la medida en que, como proceso de comunicación humana, establece loscauces adecuados para que los propios individuos, aprendan a integrarse en los grupos comunitarios,sean capaces de participar en la organización de mejoras locales y estén capacitados para emprenderacciones que faciliten el aprovechamiento óptimo y sostenible del resto de los recursos a su alcance.Desde las perspectivas de los actores, el desarrollo consiste en aprender a detectar problemas, plantearposibles soluciones y actuar en consecuencia, evaluar y volver a iniciar el ciclo, tal como el conjunto deacciones que se engloban en la planificación estratégica. Pero le siguen nuevas acciones: lamaterialización de la respuesta elegida, la organización de la comunidad para permitir a sus miembrosparticipar responsablemente de la materialización de la respuesta y la evaluación de lo realizado tantopara mejorar futuras acciones comunitarias como para dirigir trayectorias de acción posteriores. Todo ellorequiere enfrentarse a situaciones desconocidas, reflexionar sobre acciones realizadas, aplicar nuevasdestrezas, desarrollar nuevas habilidades, en una palabra, requiere aprender.El aprender a participar requiere una madurez humana y social que también necesita aprendizaje. Así, laeducación para el desarrollo es el medio adecuado para lograr que las personas progresen. El mismoproceso de desarrollo, en tanto que cambio social, se plantea como transformación educativa que suponeentre otras cosas, un aprendizaje de nuevas técnicas y distintos modos de hacer; idear solucionesnovedosas; adquirir nuevos conocimientos y ensayar comportamientos diferentes de los habituales,establecer relaciones sociales; diseñar una estrategia de actuación, poner en funcionamiento manerassociales para el trabajo en grupo, etc (NAVAL y ORDUNA, 2000).La participación ha de ser introducida a través de un proceso educativo. Señala ORDUNA (2002) que “laparticipación activa que permite a la gente realizar todo su potencial y aportar su mayor contribución a lasociedad es un fin intermedio, que debe ser estimulado o inducido a través de procesos de educación.”La educación es la apuesta por el desarrollo, mediante la potenciación de los hombres y mujeres de lospueblos, mediante la incentivación de todas sus potencialidades como personas, es apostar sobreseguro, aunque sea una apuesta larga, necesita constancia y tener un planteamiento claro y medido,tanto a corto, medio y largo plazo” CALVIN (1992). pág. 5CLASE EJECUTIVA2011 © Pablo Martínez de Anguita © Clase Ejecutiva Editorial, S.L. Todos los derechos reservados. De uso exclusivo para los alumnos de Clase Ejecutiva.Prohibida la reproducción total o parcial del documento y su distribución por cualquier medio impreso o electrónico sin la autorización escrita de Clase Ejecutiva.
  • 6. Autor: Pablo Martínez de Anguita DLC-11-01343-01La educación para el desarrollo local, se concibe por tanto, como una modalidad de educación social,cuya finalidad es ayudar a crecer como persona a cada uno de los individuos que integra la comunidad,para que sea un elemento activo, capaz de participar, organizadamente con otros, en lo que todosconsideran un bien común (NAVAL y ORDUNA, 2000). Es el instrumento que procura a los individuos losmedios para alcanzar con éxito el proceso de mejora local. No se reduce a una fórmula coyuntural de unaprendizaje determinado, sino que supone una apertura de mentalidad, de actitudes, de formas deentender las cosas, de maneras de actuar, de maneras de participar (CIAN 1995 en ORDUNA 2002).El desarrollo local y rural exige arraigo por la tierra, el cual implica quedarse en la comunidad con unproyecto de vida, lo que a su vez conlleva asumir la decisión consciente de formarse como gestor ypartícipe de un proyecto de Desarrollo Local. Fomentar el arraigo de la población rural a través delmejoramiento de su calidad de vida, exige la obligación de garantizar a las comunidades rurales elacceso a una educación de calidad en el mismo ámbito rural, que forme y capacite a los jóvenes y susfamilias, tanto para que puedan asumir un proceso de educación permanente, como para insertarse enun mercado laboral complejo dinámico, incierto y cambiante (SUBDIRECCIÓN DE ENSEÑANZAAGROPECUARIA 2001). Objetivos de la educación para el desarrollo localLa educación para el desarrollo local pretende preparar al individuo, para que, a través de los grupos alos que pertenece, participe en la elevación del nively de la calidad de vida de su comunidad. El desarrollo local busca mejorar las condiciones de vida localescon la participación de la población afectada, busca el BIENESTAR SOCIAL. Por lo tanto su objetivo esaprender a aprender cómo mejorar las condiciones de vida comunitarias, esto es, a facilitar la adquisiciónde destrezas, hábitos y virtudes que permitan a los miembros de la comunidad resolver un problemaconcreto, a la vez que generar una aptitud para emplear en la resolución de problemas futuros (ORDUNA2003).Este objetivo general se concreta en los siguientes objetivos intermedios (ORDUNA 2003):1. Elegir la solución adecuada a cada problema: Los miembros de la comunidad al adoptardecisiones, deben saber enfrentarse con situaciones contradictorias o difíciles de resolver, deben sercapaces de asumir responsabilidades en la esfera familiar, laboral, social, política, etc. y efectuarelecciones responsables en cualquier ámbito de actividad vital que les afecte personal o colectivamente.2. Fomentar en el hombre el sentimiento de filiación a su comunidad: Identificarse con la culturalocal, siendo capaz de comprender y respetar la diversidad de costumbres, promover la apreciación yvaloración de las relaciones que le unen con su medio ambiente físico y cultural, así como el afán demejorar ese medio, respetar y proteger la naturaleza, el patrimonio histórico-artístico y los bienescomunes. Es necesario incardinar el aprendizaje en el entorno más inmediato y vecino del educando, 3profundizando en la identidad cultural y la personalidad y sentimiento de comunidad .3. Cooperar con sus semejantes: Creando una conciencia de ciudadanía, de integración social, queimpulse a los miembros de la comunidad a participar responsablemente en los procesos sociales ypolíticos de la comunidad a la que pertenece.4. Adaptarse a la vida comunitaria: De forma activa, buscando cómo hacer frente a los problemas,carencias y limitaciones, introduciendo cambios sociales y técnicos actuales. No se trata de integrar a los3 ORDUNA (2003) define IDENTIDAD CULTURAL como el conjunto de rasgos y elementos.que definen a una comunidad, por los que sus miembros se reconocen y son reconocidos por otros individuos extracomunitarios y el SENTIMIENTODE COMUNIDAD como el afecto de pertenencia aun grupo, se esté o no de acuerdo con la identidad cultural. pág. 6CLASE EJECUTIVA2011 © Pablo Martínez de Anguita © Clase Ejecutiva Editorial, S.L. Todos los derechos reservados. De uso exclusivo para los alumnos de Clase Ejecutiva.Prohibida la reproducción total o parcial del documento y su distribución por cualquier medio impreso o electrónico sin la autorización escrita de Clase Ejecutiva.
  • 7. Autor: Pablo Martínez de Anguita DLC-11-01343-01sujetos en un orden social, que es en muchos casos injusto, sino de ayudarle a adquirir una concienciacrítica que le permita analizar y en su caso, transformar la realidad que le rodea.5. Suscitar la autorrealización del individuo: Mediante una adecuada preparación, reciclaje yperfeccionamiento intelectual, técnico y profesional que le capacite también para una adecuada insercióno reinserción laboral o social.La Educación para el Desarrollo capacita para el cambio, prepara a los individuos con losconocimientos necesarios para emprender, y a través de conductas solidarias y democráticas, encontrarsoluciones adecuadas a sus carencias, individuales y sociales. En la medida en que las personas, através de la educación, crezcan como seres humanos, estarán más y mejor capacitados para impulsarreformas positivas en su marco de vida personal y para participar en la mejora del marco de vidacomunitario. Educar en la solidaridadMARTÍNEZ DE ANGUITA (2002) define la solidaridad como una exigencia derivada de la razón quebusca hasta sus últimas consecuencias avanzar hacia un destino común. Como proceso racional implica:• Objetividad: La solidaridad no es tolerancia sobre algo que no se comparte. Parte del reconocimientode una misma realidad, previa y dada.• Participación: Requiere tantas perspectivas como posiciones y experiencia como existan. El diálogo yparticipación, por lo tanto, son obligados, son exigencia de nuestra naturaleza limitada que necesita delotro para entender su destino común.• Unidad de destino. No se puede ser solidario a menos que exista algo previo dado, un lugar al queacercarse conjuntamente. La solidaridad no es un pasajero interés coincidente.ORDUNA (2004) describe a la educación para la cooperación al desarrollo como la educación en lasolidaridad. Solidario es el individuo o grupo que vive con otros sujetos o grupos formando un ente sólido,esto es, cohesionado, fuerte, resistente, consistente, denso, movido por un fin común y por uncompromiso personal con el bien común. Esta determinación solidaria, firme y perseverante, se funda enconvicciones tales como el intento de hacer la vida más agradable, más rentable, más justa, máscómoda, en definitiva, mejor. Y este progreso, en cualquier civilización requiere Desarrollo yCooperación. Desarrollo porque los seres humanos han de satisfacer unas necesidades esencialmenteiguales para todos y mejorar sus condiciones de vida; y Cooperación porque para cubrir sus necesidades,las personas deben complementarse, es decir, ayudarse mutuamente, integrarse. Desarrollo ycooperación en un fin común que nacen del reconocimiento de la solidaridad entre las personas.GONZÁLEZ ROLDAN (2003) señala además otros principios que deben guiar la educación para que éstasea efectiva para el desarrollo local (tabla 6.2). Principios de la educación para el desarrollo localFuente: GLEZ ROLDAN (2003)1.- Principio de dignidad humanaBasado en el concepto de persona, como sujeto de derechos y deberes. Cada persona es un sersingular, dotado de capacidad para adherirse o no al proceso de desarrollo comunitario. pág. 7CLASE EJECUTIVA2011 © Pablo Martínez de Anguita © Clase Ejecutiva Editorial, S.L. Todos los derechos reservados. De uso exclusivo para los alumnos de Clase Ejecutiva.Prohibida la reproducción total o parcial del documento y su distribución por cualquier medio impreso o electrónico sin la autorización escrita de Clase Ejecutiva.
  • 8. Autor: Pablo Martínez de Anguita DLC-11-01343-01Independientemente de su decisión a participar en ese proceso de forma activa todo miembro de lacomunidad tiene, por su dignidad humana, el derecho de hacerlo.2.- Principio de solidaridadSin ayuda mutua, colaboración, cooperación entre las personas, no habrá coherencia en los Grupos deAcción Local; integración social, ni participación en la vida comunitaria. La participación comunitaria es lamarca diferenciadora que distingue los procesos de desarrollo local de otras modalidades de mejorasocial y económica. Sin estimular el valor de la solidaridad, sin mantener relaciones con otrascomunidades, ni establecer sinergias, la comunidad puede estar amenazada; corre el riesgo deencontrarse con dificultades para la organización; o, aun en el caso de que encuentren una forma deactuación, ésta puede ser costosa, lenta, difícil porque los individuos que integran la comunidad no seimplican generosamente en la resolución del bien común. El desarrollo local no es un movimientoconcéntrico, sino un impulso solidario de ‘abajo hacia arriba’, de ‘dentro hacia fuera’, que procura elestablecimiento de relaciones humanas a modo de redes, capaces de vincular a las personas en losgrupos, a estos en su comunidad y a las comunidades entre sí.3.- Principio de identidad localToda comunidad está posibilitada por las circunstancias espacio-temporales que caracterizan el territorioen el que aquella se asienta y la cultura que genera; ambos elementos le confieren una identidadpeculiar, una personalidad distinta a cualquier otra comunidad. .Su progreso se apoya no sólo en esaidentidad sino también en el afecto que dicha identidad genera en la población, el sentimiento decomunidad. Identidad local y sentimiento de comunidad favorecen la integración social necesaria paraponer en marcha procesos de ayuda mutua y solidaria, que busquen organizar democráticamente laactuación de una comunidad que aspira a aprovechar sensatamente los recursos a su alcance paramejorar su calidad de vida y necesarios para generaciones futuras. La educación para el desarrollo localdebe preparar a cada persona de la comunidad para conocer su propio bagaje cultural, valorarlo en sujusta medida, para saber cuando usarlo como referencia vital, etc. Esta educación debe generar unsentimiento de aprecio y valoración de la tradición contenida en la identidad local, a la par que estimularla innovación necesaria, capaz de transformar la vida comunitaria conduciéndola al progreso. Asimismo,y como educación intercultural, debe capacitar a cada persona para aceptar y respetar otras culturaspresentes en su comunidad o próxima a ella, de tal manera que sea posible establecer sinergias yrelaciones que permitan la expansión de la comunidad más allá de sus límites locales.4. Principio de democraciaComo garantía del pluralismo y transparencia en la gestión del Grupo de Acción Local y en la comunidad.Un Grupo de Acción Local que emprende un proceso de cambio social local debe tener una organizacióndemocrática que garantice la participación de toda la comunidad. Como sistema de autogobierno debeasegurar la libre participación de la población, incluso cuando no forman parte del grupo que decide .Paralograr relaciones democráticas en el funcionamiento de la comunidad local es importante que laeducación sea una verdadera capacitación para la convivencia.5. Principio de globalidadDebe ser norma de actuación, sin privilegiar ningún sector o ámbito de actuación en detrimento de otro:como condición que facilite la mejora integrada de la calidad de vida, incluidos aspectos no materiales .Laeducación que aspire a conseguir un desarrollo local global ha de ser también global, incorporandoacciones de información, animación y de formación que atiendan tanto las áreas sociales comoeconómicas, que permitan a cada individuo mejorar en cuanto que persona humana, emprendedoreconómico y miembro activo de un grupo social con una cultura peculiar. Las acciones de desarrollo localdeben situarse en un mundo globalizado. pág. 8CLASE EJECUTIVA2011 © Pablo Martínez de Anguita © Clase Ejecutiva Editorial, S.L. Todos los derechos reservados. De uso exclusivo para los alumnos de Clase Ejecutiva.Prohibida la reproducción total o parcial del documento y su distribución por cualquier medio impreso o electrónico sin la autorización escrita de Clase Ejecutiva.
  • 9. Autor: Pablo Martínez de Anguita DLC-11-01343-016. Principio de subsidiariedadComo principio garante de asistencia, siempre que sea requerida. Como requisito para que ningunanecesidad urgente de la comunidad se quede sin cobertura por falta de recursos locales y como mediopara asegurar la igualdad de oportunidades a todas las comunidades. (tendencia bastante frecuente,incluso, considerándolo como mero desarrollo de un territorio. Contenidos de la educación pare el desarrollo ruralSeñala ORDUNA (2003) que si bien el desarrollo local se despliega en un territorio, en un momentodelimitado y con una duración determinada, no consiste en una acción aislada que pretende solucionarun problema concreto. Se trata más bien de una cadena de actuaciones que aspiran a elevar la calidadde vida de la comunidad y que forman un PROCESO CONTINUO de experiencias entrelazadas yextendidas sin interrupción en el tiempo. Por ello, los contenidos de la educación para el desarrollo local,dependen de dos coordenadas: el ESPACIO o territorio en el que se asienta la comunidad con suspeculiaridades, y el TIEMPO o devenir histórico de ese territorio y sus pobladores.Son estas coordenadas las que determinan una CULTURA y una IDENTIDAD peculiares, sobre las quedeben diseñarse los contenidos específicos de la educación para el desarrollo local. Algunos de esoscontenidos pueden ser:• el aprendizaje de HÁBITOS (como la capacidad de trabajar en equipo, de escucha, de autoayuda,etc.),• el aprendizaje de DESTREZAS (como el conocer de forma práctica las fases de la PlanificaciónEstratégica),• el aprendizaje de VIRTUDES necesarias para actuar de manera organizada, próspera y sensata(como la tolerancia, el respeto, la prudencia, la flexibilidad, la lealtad, etc.),• el aprendizaje de CONOCIMIENTOS ESPECÍFICOS (como los relativos a la formación, el trabajo,para convertirse en emprendedor, para conocer nuevas tecnologías y saber aplicarlas, etc.).Por otra parte, las acciones educativas pueden clasificarse como de formación, información y animación.La INFORMACIÓN es la adquisición del conjunto de datos imprescindibles para plantear el progresoeconómico y social de la comunidad. La FORMACIÓN es la capacitación de las personas para mejorarcomo seres humanos y como agentes de cambio social y la animación se detalla a continuación. La animaciónLa animación es el estímulo, interno y externo, que moviliza a la comunidad a participar en su propiodesarrollo, aprovechando al máximo la información y la formación recibidas. La animación es la accióneducativa que facilita la integración social, requisito esencial de la participación. La integración social esun elemento fundamental en un proceso que se basa en la participación social. Es la única forma degarantizar que se puedan tomar las decisiones de manera compartida y que se acepten esas decisiones.Sólo se participa cuando se está integrado (ORDUNA 2003).En muchas ocasiones, no existe esa cohesión interna necesaria para que se dé la participación. Es fácilreconocer la falta de integración de las personas en los asuntos de la comunidad, desde el interior de susgrupos, por sus orígenes y raíces y más aún, por sus consecuencias o secuelas. La consecuencias de lafalta de integración son el individualismo, el aislamiento, el fatalismo, el inmovilismo o rutina, laindefensión o impotencia, el temor, recelo, desconfianza y hostilidad ante lo desconocido, la bajaautoestima, la incapacidad de reacción o avance o el conformismo. La animación facilita el aceptarsemutuamente, elevar la autoconfianza individual y colectiva, defender algunos objetivos comunes, asumirlas diferencias y hasta las contradicciones e integrar posturas (ORDUNA 2003). pág. 9CLASE EJECUTIVA2011 © Pablo Martínez de Anguita © Clase Ejecutiva Editorial, S.L. Todos los derechos reservados. De uso exclusivo para los alumnos de Clase Ejecutiva.Prohibida la reproducción total o parcial del documento y su distribución por cualquier medio impreso o electrónico sin la autorización escrita de Clase Ejecutiva.
  • 10. Autor: Pablo Martínez de Anguita DLC-11-01343-01 Las instituciones de educación en el desarrollo localSe puede afirmar que sin educación no hay desarrollo local, ya que aquella aparece como la acción deperfeccionamiento del elemento más importante del desarrollo, que son las personas. “La educación escondición necesaria para el desarrollo, constituye la base fundamental del sistema de creación-difusiónque impulsa el proceso técnico, elemento fundamental del crecimiento y la productividad. Aún así, laeducación es una condición necesaria, pero no suficiente, para el desarrollo, el cual implica además lacreación o extensión de las instituciones motivadoras y un instrumento de transformación social”(MALASSIS, 1975).Entre todas las instituciones posibles de educación en el medio rural, especial importancia tiene por lotanto una: las escuelas en el medio rural, que soportan el medio y la cultura. Las escuelas concentran lasexperiencias, el día a día de la gente, es un ámbito de cotidianeidad, donde acaban definiéndose lasnecesidades y las respuestas consideradas satisfactorias para la comunidad. Son las que construyen laidentidad comunitaria. Las escuelas no tienen los fuertes nexos afectivos de una familia u otro grupoprimario con fuerte densidad de relaciones y vínculos, pero la especificidad e intensidad de la tarea quedesarrollan genera una trama de intereses comunes que puede producir fuertes procesos de integración.Desde la escuela se puede hacer cultura, civismo, sentido del territorio y desde la comunidad se puedehacer educación, discutir sobre enseñanza, contenidos y valores educativos. La comunidad encuentra enla escuela una colaboración esencial para preparar y educar a sus habitantes en los valores cívicos y enlas capacidades intelectuales necesarias para afrontar las nuevas exigencias culturales y productivas. Yla escuela ha de encontrar en la comunidad, el marco esencial en el que integrar su trabajo, proyectar supotencia formativa. Si se desean comunidades más responsables, deben fomentarse comunidades másparticipativas. Por lo tanto desarrollar la comunidad deberá querer decir, desarrollar la participación, y esoimplica, educar para la participación (SUBIRATS, 2002).La educación para el desarrollo pretende el progreso de los hombres y no sólo su adecuación a unasdeterminadas formas sociales (varios autores en ORDUNA, 2000). El civismo, la democracia, lasostenibilidad, los modelos de vida, la integración individual y social, la igualdad, las nuevas tecnologías,el tratamiento de la información, son algunos de los nuevos contenidos educativos, que no podrán faltaren el programa de formación de una comunidad en desarrollo. (SUBIRATS, 2002), así como, porsupuesto, la consideración ambiental y de los recursos naturales. El papel de los educadores y animadores del desarrollo localLa educación es un medio para alcanzar el desarrollo local empleado por el grupo social para formar lapersonalidad de los individuos, enriqueciéndoles con la capacidad de afrontar las contingencias de la viday crear oportunidades de superación; establecer las mejores relaciones recíprocas posibles entre susmiembros, velar por la conservación de los valores del patrimonio cultural; promover y afianzar en losindividuos la adquisición de intereses que procuren un mayor bienestar individual y colectivo; y orientarlas múltiples actividades de la vida social hacia metas que aseguren una existencia más próspera y feliz(WARE, 1979 en NAVAL y ORDUNA, 2000).El educador/animador debe encargarse de estimular la participación social y favorecer la articulación deltejido asociativo, potenciando los valores de cooperación y solidaridad. Debe promover procesosorganizativos que conduzcan a la iniciativa y la creatividad colectiva, que potencien la capacidadciudadana de actuar autónomamente en respuesta a sus necesidades e intereses.“El educador debe considerar la participación como un objetivo estratégico, un punto de partida y no dellegada. No se participa por participar, sino para ser y estar mejor, para que todos juntos consigan algúnobjetivo en común que beneficie a la comunidad” (ORDUNA, 2000). pág. 10CLASE EJECUTIVA2011 © Pablo Martínez de Anguita © Clase Ejecutiva Editorial, S.L. Todos los derechos reservados. De uso exclusivo para los alumnos de Clase Ejecutiva.Prohibida la reproducción total o parcial del documento y su distribución por cualquier medio impreso o electrónico sin la autorización escrita de Clase Ejecutiva.
  • 11. Autor: Pablo Martínez de Anguita DLC-11-01343-01En cuanto a la tarea educativa, la educación para la participación debe estar basada en valoresindividuales y sociales. Debe tener sentido para los educandos; estar inspirada en la identidad cultural;respetar las diferencias sociales e individuales entre los educandos; acoger a todos; ser una educaciónpara el trabajo en común, que sensibilice para valorar la construcción colectiva, que enseñe a escuchar aotro. Debe ser una educación para todos (ORDUNA en NAVAL, 2002).La educación para la participación debe proporcionar a los hombres y mujeres de una comunidadmotivación y preparación; dar motivos para participar y facilita información y enseñanza de destrezas ycontenidos necesarios para participar. Para ello es fundamental conseguir la implicación de losprofesionales docentes, tanto a través de programas para la innovación, la reflexión y la formaciónpermanente vinculados a su tarea cotidiana, como facilitándoles estrategias y canales de comunicaciónentre éstos y la sociedad (SUBIRATS, 2002). Los agentes de desarrollo localDe acuerdo a la Orden Ministerial de 15 de julio de 1999 del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales queregula las “Bases de concesión de subvenciones públicas para el fomento del desarrollo local e impulsode los proyectos y empresas calificados como I + E”, cuyo objeto es favorecer la creación y elmantenimiento de instrumentos de apoyo a la creación de actividad económica y empleo en zonasdesfavorecidas, los Agentes de Empleo y Desarrollo Local se configuran “como trabajadores de lascorporaciones locales o entidades dependientes o vinculadas a una Administración local que tienen comomisión principal colaborar en la promoción e implantación de las políticas activas de empleo relacionadascon la creación de actividad empresarial, desarrollándose dicha colaboración en el marco de actuaciónconjunta y acordada de la entidad contratante y el Instituto Nacional de Empleo” (ORDUNA 2003).El objetivo general del trabajo del Agente de Desarrollo es lograr la permanencia de la población en esteterritorio, el impulso de la actividad económica y la mejora integrada de las condiciones de vida de sushabitantes. Sus tareas principales son 1) la atención a promotores privados que quieren poner en marchauna iniciativa empresaria, 2) el asesoramiento y acompañamiento a proyectos promovidos por entidadespúblicas, 3) la elaboración y participación en proyectos municipales de desarrollo, 4) la prospección derecursos ociosos o infrautilizados, 5) detección de necesidades insatisfechas y diseño de las actuacionescorrectoras, 6) la puesta en marcha y colaboración en la zona de programas, proyectos o actuacionespromovidos por las distintas Administraciones Públicas, 7) la información a la población de lasconvocatorias, proyectos u oportunidades que se presenten puntualmente, 8) la creación y dinamizaciónde comisiones sectoriales comarcales y 9) cubrir la falta de algún servicio inexistente en la zona,relacionado con el desarrollo rural (ORDUNA 2003).Pero además, el agente de Desarrollo Local (ADL) es también un educador y animador que debeestimular una mentalidad abierta a la innovación; sensibilizar de la necesidad de un cambio socialparticipativo; favorecer situaciones de aprendizaje, ayudar a que las personas crezcan en su habilidadpara aprender; hacer posible el conocimiento científico del entorno y del crecimiento del grupo; facilitarinformación que dé soporte o que genere actividades en los propios grupos; ofrecer recursos, ideas,alternativas y cauces para que los colectivos puedan desarrollar su propia acción; asistir en las accionesde animación de los organismos de los cuales es responsable; y, en general, ayudar a que maduren porsí mismos. Para ello ORDUNA (2003) considera que el ADL como educador para el desarrollo ruralademás de una capacitación y cualificación profesional sólida debe tener una serie de aptitudes yactitudes que le permitan desempeñar con eficacia su ejercicio profesional. Estas aptitudes y actitudes semuestran a continuación. pág. 11CLASE EJECUTIVA2011 © Pablo Martínez de Anguita © Clase Ejecutiva Editorial, S.L. Todos los derechos reservados. De uso exclusivo para los alumnos de Clase Ejecutiva.Prohibida la reproducción total o parcial del documento y su distribución por cualquier medio impreso o electrónico sin la autorización escrita de Clase Ejecutiva.
  • 12. Autor: Pablo Martínez de Anguita DLC-11-01343-01 Capacidades que debe tener un educador para el desarrollo rural• Capacidad de infundir vida: El educador debe vivir de tal manera, que transmita ilusión, entusiasmoy ganas de superación a aquéllos con quienes trabaja respetando la dignidad de cada una de laspersonas con las que se trabaja.• Vocación de servicio: Educar es ayudar a las personas a encontrar su rumbo, el auxilio prestado aotro ser humano, mediante un proceso educativo que se propone hacerle capaz de crecer como persona.El educador ha de reconocer a cada persona la libertad de aceptar su ayuda; de ser ella quien decida sudestino, aconsejándole y asesorándole sobre las opciones que más puedan convenirle. Se concreta en:Sensibilidad ante las necesidades humanas, la alegría y el sufrimiento, disponibilidad hacia las personas,entrega a la tarea y, sobre todo, a las personas y acogida cordial a todas y cada una de ellas.• Confianza en las personas: Que se traduce en la convicción de que éstas tienen capacidad parasuperar su situación y hacerse protagonistas de su promoción social y cultural; así como en un respeto yconsideración de los individuos• Habilidad para motivar: Sin motivación no hay educación: Dar razones a las personas para moversey emprender una acción. La mejor forma de motivar es la de “retar” a realizar un proyecto. La ilusión es laalegría que nace de ver realizado ese empeño.• Don de gentes: Implica amabilidad y simpatía hacia otras personas, capacidad para saber escuchar,palabra fácil y convincente, facilidad de comunicación, capacidad de acogida, apertura y disponibilidad alos otros. Supone habilidad para crear una relación personal de confianza y comprensión y capacidadpara superar las situaciones tensas y conflictivas. Aquí es importante la virtud de la TOLERANCIA yciertas dosis de EMPATÍA para lograr ponerse en el lugar del otro.• Sentido del humor: las potencialidades del Humor en la Animación consisten en hacer másagradable las relaciones interpersonales y como medio para salir airoso de situaciones tensas yembarazosas.• Madurez emocional: Para intervenir con espíritu sereno y quieto, cuando se está bajo diferentestipos de presiones. La madurez emocional, como consecuencia de la integración de las cualidadesmencionadas, se fundamenta en una actitud prudente, que en muchas ocasiones puede ser modelo deconducta a imitar, especialmente por aquellos que en el seno de la comunidad tienen que decidir elrumbo a seguir• Fortaleza para vencer dificultades: Intentar con tenacidad, una y otra vez, implicar activamente a lapoblación en el progreso que les atañe. Si fuera fácil animar a las personas cualquiera podría sereducador, o todavía más, no haría falta educación. Fortaleza para ser fiel al desempeño de su labor yTENACIDAD para superar los obstáculos que se presentan, en ocasiones en la misma relación con losmiembros de la comunidad. Y como complemento de la fortaleza, la PERSEVERANCIA: firmeza yconstancia en la ejecución de los propósitos y en las resoluciones del ánimo.• Flexibilidad: Actitud de apertura, de consideración que nos dispone a contar siempre con el otro, a nocerrarnos cerrilmente en nuestras opiniones. Se comporta de hecho con flexibilidad, la persona que tienefacilidad para aceptar otras opiniones cuando las considera aceptables y razonadas, que no es rígidacomo “una barra de hierro forjado” sino moldeable, plegable, amable y acogedora, comprensiva. pág. 12CLASE EJECUTIVA2011 © Pablo Martínez de Anguita © Clase Ejecutiva Editorial, S.L. Todos los derechos reservados. De uso exclusivo para los alumnos de Clase Ejecutiva.Prohibida la reproducción total o parcial del documento y su distribución por cualquier medio impreso o electrónico sin la autorización escrita de Clase Ejecutiva.

×