Verrugas genitales provocadas por el VPH

917 views

Published on

Verrugas genitales provocadas por el VPH

Published in: Health & Medicine
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
917
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Verrugas genitales provocadas por el VPH

  1. 1. caso clinico Dra. Aurora Guerra. Jefa de Sección de Dermatología. Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid Verrugas genitales Caso clinico Mujer de 37 años de edad, sin antecedentes personales de intere's, que acude a consulta por presentar un cuadro de 3 meses de evo- lución consistente en lesiones en vulva sin ningún síntoma asociado más que discreto prurito. Mantiene relaciones sexuales con tres parejas de forma frecuente y alternada, sin protección. :1 V17‘? w un vnm- Ill]: ul. rinlill- uíiltuia Il¡l- A. lll-Atina atamu- «te k ísruflh: ¿‘qyIÍÍhluhH/ ïtïrkrc. un): VI": A. ¡{afin-au J-“clïln -l ¡Iliáxigr-tx el jim-ta or. ¿alert-mii ¿i-uliïtv: um um»- wi-fliunnzirnuvr «t; l: ufhnur: ¿tua-n- ri «tu; iiriaqmu En la exploración fisica se objetivan lesiones excrecentes de tamaño inferior a lcm en labios mayores y menores. de aspecto vege- tante y carnoso. con una coloración parda o grisácea y de consistencia blanda [Figura 1]. Figura 1. Lesiones verrucosas en vulva. Se realizan serologias que descartan otras enfermedades de transmision sexual que pudieran estar asociadas, y se practica una biopsia, encontrando en el estudio histológico acantosis epidérmica con areas de hiper- queratosis y paraqueratosis, papilomatosis, elongación de las papilas dérmicas y la presencia de células vacuoladas con cuerpos de inclusión basdfilos en las capas superfi- ciales de la epidermis [Figura 2]. Con el diagnóstico clínico e histológico de verrugas genitales (condilomas acuminados]. se pauta tratamiento tópico con lmiquimod crema@ al 5% tres dlas en semana. desapa- reciendo al mes. fi‘- ‘It- ‘lei sllfnï ii"- hi II! nrÏlc ¡‘xau-unirte un ¡trienio uta-itv” «mi ¡uni iudï-‘landïm uulhll il; 0.: » 4'71» aiii ar-llliiur Tñuairam ¡nei- n; ÍÁÍ‘ ¡Ifllilhlik Il’- ‘lnlifllflil I): ¡tema «mamar ¿{atrio-liar ‘vlli Ill ill ulllnlilc Comentario Los condilomas acuminados, verrugas geni- tales o papilomas genitales. son infecciones producidas por el virus del papiloma humano (VPH). El contagio suele producirse por trans- misión sexual. aunque también puede produ- cirse a través de fomites, autoinoculacion, transmisión vertical durante el parto o infec- cion en otras localizaciones. Se trata quizá de la ITS más frecuente en nuestro medio”, con una incidencia anual de 0.54% en adultos jóvenes‘: más de 28 millones de individuos tiene verrugas genitales en todo el mundo. El 90% de las verrugas genitales se deben a los tipos 8 y 11 del VPH. Existe una tasa de transmisión de un 65% en un unico coito. A los 24 meses de inicio de las relaciones sexuales de un individuo, la tasa de adqui- sición de infección VPH es de un 40%. Entre el 8 y el 33% de las verrugas volverán a salir después del tratamiento. 6 o El VPH es un virus DNA de doble hélice que se incluye dentro de la familia Papillomaviridae. Los VPH se clasifican segun el huésped al que infectan y el grado de relación genética con otros papilomavirus de la misma especie. Se han identificado más de 100 tipos dife- rentes, designados numéricamente, que se asocian con lesiones específicas y se clasi- fican en dos grandes grupos: cutáneos y mucosos. El aparato genital es el principal reservorio de los VPH mucosos. Los VPH 6 y 11 se asocian con verrugas genitales, pero también en la mucosa respiratoria. oral o conjuntiva. Los VPH 13 y 32 sólo infectan la cavidad oral. Otros genitales como VPH 16, 1B, 31 y 45 se asocian con cáncer genital’. Entre los factores de riesgo para la infección por VPH se encuentran: número de parejas sexuales, edad temprana en el primer coito. alteraciones del sistema inmune e influencias hormonales‘. Las diferencias en el compor- tamiento sexual en el hombre y la mujer también pueden considerarse como factores predictores de la infección por VPHZ. El tiempo de incubación es variable, entre 3 semanas y 8 meses, con un promedio de 2-3 meses, siendo máxima la excreción viral en torno a los 6 meses. La infección puede ser asintomática [latente). detectable sólo por técnicas moleculares; subcllnica, que puede ponerse de manifiesto tras aplicación de ácido acético al 3-50/0, lugol o técnicas histológicas, y clinica ‘r3. Esta última se manifiesta como masas carnosas, exofíticas y vegetantes, con digitaciones o de aspecto polipoide, pediculadas, con superficie irregular o en forma de cresta de gallo, sonro- sadas, localizadas en las zonas húmedas más traumatizadas por el coito. El papel del sistema inmune del huésped en relación con la infeccion por VPH es esencial para comprender su etiopatogenia. Mientras la respuesta inmune sea capaz de controlar la replicación del VPH, el paciente se mantendrá como un portadorasintomático: y sólo cuando ésta fracase producirá la proliferación y/ o transformación de las celulas del huésped, dando lugar a la enfermedad VPH en cual- quiera de sus manifestacionesi“. El estudio histológico muestra una prolife- ración de estructuras vasculares, junto con acantosis, paraqueratosis e hiperplasia de células basales. El criterio más fiable para el dignóstico histológico de infección por VPH es la presencia de un área clara perínuclear con alteraciones nucleares que se conoce como "atipia coilocítica“. Pueden darse falsos negativos en casos en los que la infec- ción sea muy precoz, mala toma o escaso material de muestra, o bien valoración confusa de los halos perinucleares por parte del patólogo. Se debe informar al paciente del posible tiempo de evolución y las dificultades de tratamiento, explicando razonablemente las implicaciones y trascendencia de su problema, para asegurar el cumplimiento terapéutico y los controles periódicos a los que debe ser sometido. tanto el como su pareja sexual. Una vez conseguida la remisión clinica, se aconsejan revisiones periódicas en los siguientes 6 meses. Los resultados de eficacia de la vacuna tetra- valente Gardasil® en verrugas genitales son un 94% de protección y la eficacia del l00°/ o frente a los VPH-G y VPH-ll. Las vacunas frente a VPH probablemente hagan que la prevalencia de la enfermedad por VPH disminuya a medio plazo. m. Figura 2. Condiloma acuminado. Estudio anatomopatológico. Acantosis con áreas de hiper- queratosis y paraqueratosis, papilomatosis, elongación de las papilas dérmicas y la presencia de células vacuoladas con cuerpos de inclusión basofilos en las capas superficiales de la epidermis. Bibliografia: 1 Guerra Tapia A. Gonzalez-Guerra E. El virus del papiloma humano. Repercusión en la patologia dermatolúgica de las nuevas vacunas. Más DermatoIZO08;5:4-13. Z Partridge JM, Koutsky LA. Genital human papi- Ilomavirus in men. Lancet Infect Dis. 2006 Jan‘, n5(i):21-3l, 3 Palacio López V. infección VPH en el área genital. Clinica, diagnóstico y tratamiento. 3M España SA, Madrid Z000. 4Schneider A. Pathogenesis of genital HPV infec- tion. Genitourin Med, 1993 J; S9(3):165-73.

×