Libro final 2003 pablo sanz
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Libro final 2003 pablo sanz

on

  • 167 views

 

Statistics

Views

Total Views
167
Views on SlideShare
145
Embed Views
22

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

1 Embed 22

http://kidblog.org 22

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Libro final 2003 pablo sanz Libro final 2003 pablo sanz Document Transcript

  • 1 EL HÉROE DE LAS PÁGINAS Pablo Sanz García
  • 2 CAPÍTULO 1 EL DÍA ANTERIOR
  • 3 Mañana es mi cumpleaños, tengo muchas ganas de celebrarlo con mis amigos, con mi familia y comernos la deliciosa tarta que preparará mi madre. Pero sobre todo tengo muchísimas ganas de recibir mis regalos. Yo le he pedido a mamá que me compre un video juego nuevo pero no sé yo si eso va a ser posible porque mamá dice que ya tengo muchos y seguramente me compre un libro como todos los años. Hacia las 17’00 h van llegando los familiares que se quedan a pasar la noche en casa. Pero yo tengo especiales ganas de que llegue mi abuelo Antonio, el otro día cuando hablé con él por teléfono me dijo que me iba a regalar algo muy especial. También tendré que llamar a mis amigos para decirles que la pista de karts que habíamos alquilado para las 4:30 está ocupada, me han dicho que nos lo han retrasado media hora y que por el error nos harán un 10% de descuento en el precio total, ¡genial!
  • 4 CAPÍTULO 2 EL GRÁN DÍA
  • 5 Estoy muy emocionado, esta noche casi no he podido dormir. Mi madre me había hecho mi desayuno favorito: creps recién hechas con nocilla. Nos han dicho que el resto de familiares irán llegando sobre las 12:00 porque en el restaurante que vamos a comer con toda la familia teníamos la reserva a las 14:00 h. Para las 11:30 ya habían llegado casi todos los parientes pero el que no había llegado todavía era el abuelo Antonio. Cuando al fin a las 12:15 desde la ventana vi entrar a mi calle el coche de mi abuelo Antonio bajé corriendo las escaleras abrí muy deprisa la puerta pero solo era un coche igual que el suyo. Que larga se me hacia la espera de mi abuelo, tenía muchísima curiosidad por averiguar cuál era ese regalo tan especial que me iba a entregar. Al final tuvimos que comer sin el Abuelito. Cuando al fin sobre las 4:00 mis familiares se fueron marchando. A las 4:45 mi madre y yo cogimos el coche para ir dirigiéndonos a la pista de karts. Sobre las 5:05 ya habían llegado todos. Lo primero que hicimos fue echar una carrera en el circuito, y gané yo. Luego fuimos a comernos la tarta y cuando soplé las velas pedí un deseo, que por fin llegara
  • 6 mi abuelo. Y cuando acabé de soplar las velas entró por la puerta… ¡Mi abuelo Antonio!, era increíble mi deseo se había cumplido. Cuando el abuelo entró llevaba una gran caja en la que había unos libros con pinta de ser todos muy viejos y aparentemente eran todos de la misma colección que se llamaba el Héroe de las páginas (La verdad yo me esperaba algo más). Cuando llegamos a casa mi madre me obligó a irme a mi cuarto a leer los libros que me había regalado el abuelo Antonio. Entonces, empecé a leer el capitulo que se llamaba “comienza la aventura’’. No terminé porque se hizo la hora de cenar.
  • 7 CAPÍTULO 3 COMIENZA LA AVENTURA
  • 8 Hoy cuando he ido a sacar los libros de la caja para guardarlos en mi armario he visto dos extrañas cajas con pinta de ser muy antiguas, las cajas llevaban una especie de gema roja, pero las cajas estaban cerradas. En una ponía esta inscripción: Aquí comenzará tu aventura Héroe de las páginas y en la otra ponía: Con las º llaves hallaras el tesoro se las páginas. Cuando abrí el libro lo primero que encontré fue una nota que decía: Querido Nicolás ya me estoy haciendo mayor y quiero que el legado del Guerrero de las páginas siga y por eso te lo confío a ti, ahora abre la primera caja con la llave que hay al final del libro, firmado: tu abuelo. Introduje la llave en el cofre que ponía aquí comienza tu aventura Héroe de las páginas, apareció una especie de holograma que decía: al acabar la era de el guerrero de las páginas tiene que comenzar la de su heredero, ahora si aceptas el cargo de guerrero de las páginas se te someterá a la prueba de iniciación que tendrá lugar en los º libros. Acepto. A continuación se iluminó la gema que tenía como una especie de escáner y me metió en una armadura de metal, a continuación me dio una espada con otra gema roja que brillaba mucho y al momento me teletransportó. A continuación aparecí en el centro de una plaza de lo que parecía ser un castillo. Había una especie de criatura
  • 9 que vestía una de túnica de mago, yo le pregunté que quien era, pero no me contestó y me llevó a una gran sala donde había un trono en el que descansaba una especie de dama de cristal. El mago dijo en voz alta: Su majestad, le he traído el heredero del Guerrero de las páginas. Después, el mago se fue y la reina me dijo: Tú eres el heredero a héroe de las páginas, tu abuelo ha decidido darte a ti su herencia… -- Eh… eh… eso creo-dije yo, -Bueno… te hemos traído aquí por una única razón.- Ella se bajó del trono y dijo –sígueme- .Yo, con la duda de si esto era un sueño o era realidad decidí seguirla. Ella me llevó hasta una gran sala con una enorme piedra roja, igual que la de mi espada,- esta es la gema protectora, que protege al reino de cristal, te hemos traído aquí por una única razón, la gema se está debilitando y nuestro malvado enemigo, el Rey Sombra está pensando en conquistar El Reino de Cristal, pero tú vas a realizar una larga misión que requiere mucha valía y esfuerzo, vas a tener que llegar hasta la torre de elixir que es la fuente de energía que alimenta la gema, pero antes de embarcar en esta aventura vamos a tener que ir a la capital del reino para buscarte un escudero que será el que te acompañe y te guie y te proteja. Bueno, una vez que lleguemos a la ciudad te acompañaré hasta el cuartel de los caballeros
  • 10 imperiales para que escojas a uno de ellos como tu escudero. Cuando llegamos a la ciudad todo el mundo murmuraba y creo que todos ellos se preguntaban quién era yo y que hacía acompañando a la Reina. Cuando llegamos al cuartel había un montón de caballeros imperiales, pero yo no buscaba el típico caballero fuerte y valiente, no, yo buscaba a uno inteligente y astuto, que tuviera muchos conocimientos que nos pudieran servir en nuestra gran aventura. Atravesamos un montón de pasillos en los que había muchos soldados, cuando pasábamos al lado de cada soldado, me informaban su punto débil, fuerte, sus conocimientos y condición física. Cuando ya nos íbamos sin encontrar lo que yo iba buscando… un caballero dijo: punto débil fuerza, punto fuerte inteligencia, condición física mala y 13 títulos de la Cristal University. Y en cuanto acabó de hablar yo le pregunté – ¿cómo te llamas?- y él tartamudeando me contestó muy educadamente – Ma, Ma, Max mi señor- y yo le pregunté – y Max, ¿Cuántos estudios tienes?- y el tímidamente contestó – Química, física, geografía…--bueno, eso está muy bien- me volví y le dije a la reina – Max va a ser mi escudero, majestad. – y le dije – enhorabuena Max, vas a ser mi nuevo escudero- Max no daba crédito a lo que oía y dijo – ¿ en serio señor? – y yo le respondí – en serio Max – a continuación la Reina nos dio un caballo a cada uno, tiendas de campaña
  • 11 etc. Y enseguida partimos en lo que los dos sabíamos que iba a ser una gran aventura. CAPÍTULO 4 LA MURALLA DEL REINO OSCURO
  • 12 A la mañana siguiente nos estábamos dirigiendo a la frontera del Reino de Cristal con el reino oscuro, que cuenta con una inmensa muralla construida por el Rey Oscuro para evitar intrusos indeseables para el cómo es el caso de nuestro héroe. La muralla tenía un montón de peligros acechando. Cuando llegamos a la muralla, nos escondimos detrás de una gran roca para trazar un plan. Yo le pregunté a Max - ¿tienes algún plan?- y él respondió –sí, cuando los guardias estén despistados tú derribas a dos, les quitamos sus armaduras y nos las ponemos para camuflarnos entre ellos.- yo le respondí – vale, es un buen plan.- y en cuanto se despistaron un poco fui a por los dos que vigilaban la puerta, los derribé y les quité las armaduras y a continuación nos las pusimos. Al entrar a la muralla vimos que había un montón de guardias armados hasta los dientes, pensábamos que ya estaba todo hecho pero cuando fuimos a salir por la otra puerta, un guardia nos retuvo y nos dijo con tono sospechoso – ¿Sois nuevos?, nunca os había visto por aquí.- entonces un escalofrió me recorrió todo el cuerpo, pero Max respondió ágilmente – somos espías infiltrados en el reino de cristal y le llevamos a su majestad una información muy valiosa.- A continuación él respondió –
  • 13 ¡vale! es que pensaba que erais espías del reino de cristal o algo así. Bueno, no os voy a retener más, pasad. CAPíTULO 5 COMIENZA LA
  • 14 BATALLA Decidimos pasar la noche en una aldea próxima, para a la mañana siguiente proseguir con el viaje. Desayunamos mucho porque ese día teníamos que hacer un largo recorrido. El Reino oscuro era un lugar desolador, todo estaba lleno de montes rocosos, paisajes secos y muchos huesos de animales. En el Reino oscuro hacía mucho calor, así que decidimos quitarnos las armaduras . Al rato, entramos en un inmenso valle desértico, el ruido de una corneta nos alertó y al momento oímos una voz que decía – ¡¡¡ intrusos en el valle, intrusos en el valle!!!- esta vez, decidimos que lo mejor era defendernos, así que nos armamos de valor y empezamos a luchar. Tenían tal desorden que se empezaron a matar entre ellos, al final murieron más de la mitad y fue más fácil derribar a los que quedaban. Pero ahora teníamos que tener más cuidado porque ya sabían que estábamos allí. Como habían matado a nuestros caballos, les cogimos unos a ellos.
  • 15 CAPÍTULO 6 LAS MAZMORRAS
  • 16 DEL REINO OSCURO Esa noche decidimos pasarla en el valle, pero cometimos un gravísimo error, ¡¡no nos habíamos puesto las armaduras falsas!! A la mañana siguiente no nos despertamos en el valle, si no en una celda que estaba enganchada a un oscuro carruaje que no sabíamos ni a donde iba ni quien lo llevaba. Intentamos escapar, pero no pudimos. Al final nos dimos cuenta de que era un carruaje de los caballeros del Rey Oscuro que se dirigía a las mazmorras del castillo del Rey. Nos encerraron en dos celdas separadas para que no pudiéramos trazar ningún plan de huida. Pasamos la primera noche atrapados en las mazmorras pensando que nuestra aventura había terminado. Al final se me ocurrió una cosa: les diría a los guardias que me encontraba mal y que necesitaba salir fuera un momento. A la noche puse en marcha mi plan. En cuanto me sacaron de la celda cogí mi espada que estaba colgada en
  • 17 la pared y de dos golpes les dejé cao. En cuanto me puse la armadura, le quité las llaves a uno de los guardias y le abrí la puerta a Max. Repetimos lo que habíamos hecho en la muralla, les quitamos las armaduras a los guardias y nos las pusimos, pero esta vez encerramos a los guardias en nuestras celdas para que no se dieran cuenta de que habíamos escapado. Esperamos al cambio de guardia para escabullirnos del castillo, pero teníamos que hacer una cosa: robarle al rey las llaves de la torre del elixir. CAPíTULO 7 UN
  • 18 ROBO INESPERADO Cuando los guardias de cambio entraron, nosotros nos escabullimos lo antes posible para evitar ser descubiertos. Salimos del castillo, y entonces yo pensé - ¿y… entonces, cómo abriremos la torre del elixir?- a lo que mi escudero respondió – se abre con una llave.- -y ¿quién tiene esa llave?- respondí yo – el Rey oscuro.- a lo que yo añadí – y no sería mejor entrar a robarle la llave al Rey oscuro en vez de arriesgarnos a ir a la torre del elixir sin la llave.- - sí, creo que será lo mejor.- y a continuación entramos al castillo. Como era de noche, el rey estaba durmiendo y era la ocasión ideal para robarle la llave. Pero había un problema, en la puerta de la habitación del rey oscuro había siempre dos guardias, como los dos llevábamos las armaduras falsas se nos ocurrió un plan: iríamos a la puerta de la habitación del Rey oscuro y les diríamos a los guardias que tocaba cambio de turno y nos quedábamos
  • 19 como si fuéramos dos guardias hasta que nadie mirara, entonces nos infiltraríamos en la habitación del Rey. Y así lo hicimos, nos colamos en su habitación y nos dispusimos a quitarle la llave, pero… la llevaba enganchada en un collar, ¿Cómo se la sacaríamos de allí?. Max me dio una navaja y me dijo que cortara el collar con mucha cautela y le quitara la llave, y así fue, todo salió genial, en cuanto le robamos la llave salimos corriendo de allí con rumbo a la torre del elixir. Pero el rey no tardó en enterarse de que nos habíamos escapad ¡¡ y encima robado su llave!!. CAPÍTULO 8 LA TORRE
  • 20 DEL ELIXIR El camino hacia la torre era muy largo. Transcurrieron días hasta que llegamos, pero al fin, en una montaña rodeada de acantilados rocosos se alzó la majestuosa torre del elixir. Para acceder a ella había que cruzar un viejo y destartalado puente colgante. Cruzamos el puente, pero… al otro lado del puente había un problema todavía mayor, para pasar a la torre había que cruzar un barranco apoyándonos en unos simples salientes que se podían derrumbar en cualquier momento. Primero pase yo y luego Max comenzó a cruzar, pero no tuvo en cuenta donde pisaba y… ¡¡por poco no se cae!! Al final consiguió cruzar sano y salvo. Abrimos la puerta con la llave y nos encontramos con que para llegar a los almacenes había
  • 21 que bajar varios metros y no podíamos hacerlo sin ayuda de algún utensilio y eso hizo Max, saco de su mochila dos cuerdas para que pudiéramos bajar rapelando. Una vez abajo, nos dimos cuenta de que había otra salida en vez de subir había una puerta en los sótanos de la torre. Pero, de pronto se oyeron unos pasos y a quien vimos aparecer al malvado y siniestro rey oscuro. El rey desde arriba dijo – tenéis una hora para entregaros o si no, bajare ahí.- entonces pensamos un plan, el elixir iba en un contenedor que estaba subido en un carro al que Max le agregó unos ensamblajes para poderlo llevar con el caballo, y esto fue lo que pensamos: Max se llevaría el contenedor con el caballo por la puerta de atrás y entonces yo lucharía contra el Rey Oscuro e iría detrás de él con mi caballo. Y así fue Max salió de la torre sin ser visto y yo reté al Rey Oscuro. Éste bajó de un salto y empezamos a luchar. El desenfundó su temible espada y yo hice lo mismo. Nos enzarzamos en una lucha en la que probablemente muriéramos alguno de los dos. Empezamos a luchar: el me intentó dar varias veces pero yo, aprovechando mis buenos reflejos los esquivé todos. En realidad mi objetivo no era derrotarle, si no debilitarle o hacerle algún rasguño para que no me siguiera, y así fue yo
  • 22 esquivé un último golpe y cuando menos se lo esperaba, yo le hice un corte profundo en el brazo y a continuación como un rayo, cogí mi caballo y salí corriendo, cerré la puerta y empecé a cabalgar a toda velocidad. Después de un tiempo cabalgando, al fin alcancé a Max y nos dispusimos a derribar una parte de la muralla del Reino Oscuro con una bomba que Max había diseñado y curiosamente, funcionó, derribó la muralla y pudimos entrar al Reino de Cristal sanos y salvos. Pero no solo nosotros entramos, sino que también entró el Rey Oscuro con su ejército. En seguida sonó una alarma de advertencia de ataque. Yo estaba pensando en cómo parar el ataque, y al final lo averigüé, si llevábamos el elixir a la central del escudo lo reactivaría y destruiría al rey y a su ejército. Se lo dije a Max y él se fue hacia el castillo mientras yo iba al cuartel de los caballeros de la corte para enfrentarnos contra el rey y su ejército.
  • 23 CAPÍTULO 8 LA LUCHA FINAL
  • 24 Entonces, empezó la batalla. Nos dimos cuenta de que iban muchos más que nosotros y decidimos que solo había que entretenerlos hasta que Max llegara a la central del escudo y lo reactivara pero, vi que el rey oscuro no estaba allí y entonces supuse que estaría siguiendo a Max por eso salí rápidamente hacia donde estaba Max. Cuando llegué, pasó lo que yo esperaba, el Rey Oscuro iba subido en el almacén de elixir, quería desengancharlo para que no pudiéramos reactivar el escudo, pero yo le dije a Max que moviera bastante el contenedor para que el rey oscuro se cayera, pero no funcionó, así que tuve que subir a luchar contra él. Empezamos la batalla, yo esquivaba todos los golpes que me daba pero él no sabía que nos dirigíamos hacia un arco. Cuando llegamos al arco yo me agaché y el rey oscuro se quedó estampado contra el arco. Al fin, llegamos a palacio para recargar el escudo. Lo recargamos y automáticamente el ejército del rey oscuro y el mismo rey quedaron convertidos en piedra. Al día siguiente la reina nos recompensó a Max y a mí con unas medallas conmemorativas y organizó un banquete en nuestro honor, ¡fue muy emocionante! Yo con mucha pena tuve que volver a casa, pero convencido de volver para librar más batallas épicas con mí escudero Max y junto al ejército del reino de cristal.
  • 25 FIN Pablo Sanz García