Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Guia acogimientos comunidad madrid
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Guia acogimientos comunidad madrid

  • 889 views
Published

 

Published in Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
889
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
14
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. la familia cuenta
  • 2. Acogimientoen laComunidadde MadridUna guía para orientar y ayudar a las familiasacogedoras y para aquellas familias que esténpensando acoger un menor
  • 3. Autores Isabel Paradela Torices, Marta Juárez Barrios, Leticia Sanz Sáez eIrene Ramos Gonzalez (equipo de Psicólogos) y URRAINFANCIA, S.L. Con la colaboración de ADAMCAM. Diseño Mi Querido Watson. Coordinación Instituto Madrileño del Menor y la Familia. Dirección Creativa Mi Querido Watson. / equipocreativo. Ilustraciones Rafa Hernández. Edita Instituto Madrileño del Menor y la Familia, Comunidad de Madrid. Imprime B.O.C.M. Deposito Legal: M-26531-2009
  • 4. ÍndiceConceptos básicossobre el sistema de protección del menor 4 Instituciones competentes en la Comunidad de Madrid. 5 Conceptos básicos: Desamparo, Tutela, Guarda, Acogimiento, Centro de Menores protegidos, Familias acogedoras. 6 Acogimiento residencial y Acogimiento familiar. 8Conceptos básicos sobre acogimiento familiar 10 Acogimiento familiar y Adopción. Diferencias básicas. 11 Tipos de Acogimiento Familiar. 13 ¿Qué menores pueden ser acogidos? 17Requisitos, procedimiento y cuestionesque hay que conocer 18 ¿Quién puede acoger a un menor? 19 ¿Qué pasos hay que dar para ser acogedor de un menor en la Comunidad de Madrid? 20 Finalización del Acogimiento Familiar. 22 El Acogimiento Familiar como alternativa al Acogimiento Residencial. 23El menor llega a casa 24 Preparando al menor para el encuentro con su familia acogedora. 25 Preparando a la familia acogedora para recibir al menor. 26 El encuentro con la familia de acogida. 29El día a día del menor acogido 34 Relación con los padres acogedores. 35 El papel de los hijos en el acogimiento familiar. 37 Relación con los padres biológicos, las visitas. 39 Los menores acogidos en el entorno de la familia. 41 Los menores acogidos en el entorno escolar. 42Factores que influyen en el éxito o fracasodel acogimiento familiar 44 Factores que contribuyen al éxito del acogimiento familiar. 45 Algunos factores que inciden en el fracaso de la acogida. 47 Dificultades de adaptación y su resolución. 47Recursos de apoyo de la Comunidad de Madrida las familias acogedoras 50Compartiendo experiencias:algunas historias de familias acogedoras 52 Experiencias de los padres de acogida. 53 Experiencias de menores acogidos. 55Bibliografía 59Direcciones y teléfonos de interés 60Normativa jurídica aplicable al acogimiento familiar 62
  • 5. Conceptos básicos sobre el sistema de protección del menor. Conceptos básicos sobre el sistema de protección del menor. “La Comisión de Tutela del Menor es la competente para acordar medidas individuales de protección con trascendencia legal sobre los menoresresidentes en la Comunidad de Madrid” 4
  • 6. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.Instituciones individuales de protección con trascendencia legal sobre los me-competentes en nores residentes en la Comunidadla Comunidad de Madrid.de Madrid Para el efectivo cumplimiento de las medidas de protección acor-En la Comunidad de Madrid las dadas por la Comisión de Tutelacompetencias en materia de pro- del Menor, el Instituto Madrileñotección de menores las tiene atri- del Menor y la Familia dispone debuidas el Instituto Madrileño del los medios que gestiona la Sub-Menor y la Familia (IMMF), orga- dirección General de Recursos ynismo autónomo administrativo Programas, entre los cuales seadscrito a la Consejería de Familia encuentran los de acogimiento fa-y Asuntos Sociales. miliar con familia ajena, cuya direc- ción depende del Área de Adop-A su vez, como órgano colegiado ción y Acogimiento Familiar; y losintegrado en el Instituto, la Co- programas de acogimiento en fa-misión de Tutela del Menor es la milia extensa, bajo la dirección delcompetente para acordar medidas Área de Protección del Menor. Consejería de Familia y Asuntos Sociales Instituto Madrileño del Menor y la Familia (IMMF) Comisión de Tutela del Menor (CTM) Menor en riesgo o desamparo Acogimiento Acogimiento Familiar Residencial Familia Acogedora: Centros Extensa de Menores Ajena Protegidos 5
  • 7. Conceptos básicos sobre el sistema de protección del menor.Conceptos básicos: en la familia, inducción a cualquie- ra de las formas de explotaciónDesamparo, Tutela, económica (mendicidad, prostitu-Guarda, Acogimiento, ción, delincuencia, etc.), carencia,Centro de Menores incapacidad, ausencia o enfer- medad del cuidador principalprotegidos, Familias junto a la ausencia de una redacogedoras de apoyo social que se encargue del cuidado del menor, escasosEn el presente apartado vamos a recursos económicos, marginali-exponer una serie de conceptos dad o déficit personales y socio-básicos que facilitan la compren- culturales que dificulten o imposi-sión de los procesos de protección biliten el ejercicio de los deberesdel menor: de la patria potestad.DESAMPARO: Para que pueda declararse el de-De acuerdo con el Código Civil, el samparo es necesaria la existenciadesamparo se produce cuando los de una relación directa entre elmenores quedan privados de su incumplimiento, inadecuado o im-necesaria asistencia moral o ma- posible ejercicio de los deberesterial a causa del incumplimiento, de protección por parte de losinadecuado o imposible ejercicio padres y la desatención, moral y/ode los deberes de protección es- material, del menor.tablecidos en la ley para la guar-da de los menores. Es decir, la La consecuencia inmediata de lasituación de desamparo se pro- declaración de desamparo es laduce cuando los encargados del asunción de la tutela del menorcuidado del menor, generalmente por parte del órgano administra-los padres biológicos, dejan de tivo que tenga atribuida la com-cumplir o cumplen inadecuada- petencia en materia de protecciónmente los deberes que la Ley les de menores, en la Comunidad deimpone: velar por los hijos, tener- Madrid, la Comisión de Tutela delles en su compañía, alimentarlos, Menor.educarlos y procurarles una for-mación integral. TUTELA: Es una medida de protecciónLas situaciones que pueden dar del menor, en la que la Comisiónlugar al desamparo del menor son de Tutela del Menor declara lamuy variadas, e implican grados situación de desamparo y sus-de intervención muy diferentes pende provisionalmente la patriasegún el caso: abandono del potestad del padre y de la madre,menor por la familia, negligencia o en su caso, del tutor, asumiendoen sus cuidados, ausencia de es- la entidad pública el ejercicio decolarización habitual del menor, la misma.malos tratos físicos o psíquicos,trastornos mentales graves, adic- La tutela crea una relación jurídicaciones habituales de las personas entre el menor y la Comisión deque integran la unidad familiar, Tutela del Menor, en la que laafectando al menor en su desa- Administración asume todas lasrrollo y cuidado; abusos sexuales obligaciones que corresponden al6
  • 8. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.tutor, esto es, velar por el menor, Esta medida de protección finalizaprocurarle alimentos, educarlo y en el momento en que desapareceprocurarle una formación integral. la causa que motivó su adopción, debiendo reintegrarse el menorEl ejercicio de esta medida de con su familia de origen.protección puede realizarse, biena través de un acogimiento re- Existe también la posibilidad desidencial, o de un acogimiento que un órgano judicial decida quefamiliar. la Administración asuma la guarda del menor en un supuesto deter-La tutela tiene carácter provisional, minado. En este caso, la cesaciónya que se mantiene durante el de la guarda se producirá igual-tiempo que perduran las causas mente por resolución judicial.que la motivaron. Por tanto, laAdministración debe ofrecer a la ACOGIMIENTO:familia todos los recursos que El acogimiento es la forma enestén a su alcance para resolver que se ejerce la medida de protec-la situación, lo que implicará ac- ción asumida, respecto a lostuaciones de distintos organismos. menores que se encuentran enLa tutela también finaliza cuando una situación de desamparo, y queel menor alcanza la mayoría de tiene como fin la integración pro-edad, por emancipación o habi- visional del menor en otro núcleolitación de edad, por adopción del familiar (familia extensa o ajena)menor o por la constitución de o en un Centro de Menores.tutela ordinaria. En el caso del acogimiento fami-GUARDA: liar, la guarda es ejercida por laEs la medida de protección por la familia acogedora; mientras queque la administración ejerce las en el caso del acogimiento resi-funciones guardadoras cuando el dencial es asumida por el Direc-padre y la madre, o en su caso los tor de la Residencia de menorestutores, lo solicitan por existir cir- protegidos.cunstancias graves y temporalesque les impiden ejercerla a ellosmismos.En este supuesto,se requiere unapetición expresa delos padres para laconstitución de laguarda y se formali-za mediante un con-trato que establecelas condiciones acor-dadas entre el padrey la madre, el menor(si es mayor de 12años) y la Comisiónde Tutela del Menor. 7
  • 9. Conceptos básicos sobre el sistema de protección del menor.En los capítulos siguientes se Acogimientoexpondrá con más detalle todolo referido al acogimiento familiar. residencial y AcogimientoPRINCIPIOS DE ACTUACIÓN: familiarLa Ley de Garantías de los De-rechos de la Infancia y Adolescen-cia de la Comunidad de Madrid, La Ley 1/1996 de Protección Ju-aprobada el 28 de marzo de 1995, rídica del Menor, de 15 de enero,recoge entre los principios que desarrolla esta medida, diferen-deben regir la protección social y ciando entre acogimiento familiarjurídica de los menores en la Co- y residencial.munidad de Madrid, los siguientes: El acogimiento residencial supone El principio del beneficio del el ingreso de un menor en si-menor, que significa que todas tuación de desamparo en unalas medidas que se adopten para residencia de la red de centrosla protección de los menores de- dependiente, en nuestro caso, delberán estar orientadas por el be- Instituto Madrileño del Menor yneficio e interés del mismo, siendo la Familia. El director de dicha re-este principio prevalente a cual- sidencia ejercerá la guarda delquier otro. menor. Se priorizará la acción preven- Esta medida se utilizará cuandotiva, la integración y normalización no es posible el acogimiento fami-de la vida del menor en su medio liar y durante el menor tiemposocial y la atención del menor en posible, pues la prioridad es quesu propia familia siempre que ello el menor regrese a su entornosea posible. familiar de origen o sea integrado en una familia, ya sea la extensa o En caso necesario, se facilita- una seleccionada.rán a los menores recursos alter-nativos a su propia familia, que Los menores acogidos en la mo-garanticen un medio idóneo para dalidad residencial presentan lossu desarrollo integral, adecuada siguientes perfiles:evolución de su personalidad yatención educativa, procurándo- Menores entre 0 y 3 años, suse mantener la convivencia entre permanencia en los centros dehermanos. protección se intenta que sea del menor tiempo posible dadas las Se protegerá a la familia como necesidades físicas, afectivas ynúcleo básico y esencial de la so- sociales que presenta el niño enciedad para el normal desarrollo de esta etapa de la vida.los niños. Menores con patologías asocia- Se procurará recuperar la con- das. Son menores que presentanvivencia como objetivo primero de discapacidades o patologías detoda acción protectora de un menor, diferente intensidad, a los quebien en el núcleo familiar de origen se les presta la atención especia-o con otros miembros de su familia. lizada que requieran.8
  • 10. Acogimiento en la Comunidad de Madrid. Menores con circunstancias menor en situación de riesgo opersonales o relaciones familiares desamparo, que no puede o noespeciales. Se trata de niños de debe vivir con su familia biológica,más de 9 o 10 años, grupos de pasa a integrarse con una familiahermanos que se considera ne- de acogida. Produce la plenacesario no separar, menores que participación del menor en la vidaprecisan de una ayuda especia- de la familia, y son obligacioneslizada, niños que están esperando de quien lo recibe el velar por eluna familia adecuada para ser menor, tenerlo en su compañía,acogidos,... Cuando se trata de alimentarlo, educarlo y procurarlemenores con los que se prevé una formación integral.un acogimiento residencial delarga duración se les suele ubicar Es una medida preferente, puesen centros más pequeños y a- estar con una familia proporcionacogedores donde prestarles una un ámbito seguro, estable, afecti-atención más individualizada. vo, además de una atención indi- vidualizada y personalizada, que Menores preadolescentes y repercutirán positivamente en suadolescentes, entre los 12 y 18 desarrollo personal y social.años. Puede tratarsede menores extran- El acogimiento familiar puede es-jeros no acompaña- tablecerse en una fami-dos, o bien menores lia ajena al ámbito delque por una u otra menor o bien en su fa-razón se encuentran milia extensa, siempreen el sistema de pro- preferible si es viabletección. atendiendo al interés superior del niño.Como señalamos an-teriormente, en la Co- En el acogimientomunidad de Madrid el familiar la guarda delInstituto Madrileño del menor será ejercidaMenor y la Familia se por los acogedores,encarga de dirigir, ges- delegada desde la Co-tionar y en su caso misión de Tutela delsupervisar los distintos Menor, que previamen-recursos residenciales. te habrá asumido una medida de protecciónExisten distintos tipos de Centros del menor.en función de la edad, o espe-ciales necesidades de los menores No obstante, existe la posibilidadque acogen: Centros de Primera de que el acogimiento familiar seAcogida o de Acogida de Urgen- formalice por decisión judicial, sincia, Residencias de Primera Infan- que previamente la administracióncia, Residencias Infantiles, Hoga- haya asumido ni guarda ni tutela.res, Recursos de Adolescentes, y Al igual que en determinadosCentros Específicos. supuestos de acogimiento perma- nente, a los acogedores se les de-El Acogimiento familiar es una me- legará por el juez las facultades dedida de protección por la que el la tutela. 9
  • 11. Conceptos básicos sobre acogimiento familiar. Conceptos básicos sobre acogimiento familiar.“El acogimiento familiar tiene carácter temporal y puede cesar por diversos motivos” 10
  • 12. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.Acogimiento El acogimiento familiar tiene carácter temporal y puede cesarfamiliar y Adopción. por diversos motivos:Diferenciasbásicas Por decisión judicial. Por decisión de la entidadA pesar de que tanto el acogimien- pública.to familiar como la adopción sonrecursos de protección del menor, Por decisión de la familiason muchas y esenciales las di- acogedora.ferencias existentes entre ambosrecursos. Porque existan las condiciones requeridas para que el menorA continuación vamos a exponer pueda regresar con sus padresbrevemente las diferencias básicas biológicos (se hayan subsanadoentre los procesos de acogimiento los problemas que dieron origenfamiliar y adopción: al acogimiento). El acogimiento familiar consiste Por la mayoría de edad delen la integración del menor en una menor acogido.familia hasta que pueda retornarcon su familia de origen o se de- La adopción tiene carácter perma-termine otra medida de protección nente y definitivo, de manera quemás apropiada para la situación el menor se convierte a todos lospeculiar del menor. La adopción es efectos en hijo del adoptante.una medida de protección por laque se constituye la relación de En el acogimiento familiar losfiliación entre el adoptante y el padres biológicos conservan eladoptado, al mismo tiempo que derecho de relacionarse con eldesaparecen los vínculos jurídicos, menor acogido, excepto que unapersonales y familiares entre el resolución judicial dictamine lomenor adoptado y su familia bio- contrario, por lo que la familialógica. Cuando queda constitui- acogedora tiene obligación de per-da la adopción del menor, entre mitir y facilitar las visitas de lospadres e hijos adoptivos surgen padres biológicos en los términosidénticos derechos y obligaciones establecidos por la Comisión dea los que existen por la filiación Tutela del Menor. También puedenbiológica. conservar los derechos de la patria potestad cuando no se ha asumi- El acogimiento familiar se puede do la tutela sino sólo la guarda. Enconstituir por resolución adminis- la adopción, se produce la extin-trativa, cuando todas las partes ción de los vínculos jurídicos entreimplicadas están de acuerdo (ver el menor y su familia biológica.acogimiento administrativo) o porresolución judicial (ver acogimien- En el acogimiento familiar losto judicial), cuando los padres padres biológicos pueden man-no consienten en el acogimiento tener la patria potestad (en elfamiliar. La adopción siempre se supuesto de que se haya acorda-constituye por resolución judicial. do una medida de guarda del 11
  • 13. Conceptos básicos sobre acogimiento familiar.menor). En la adopción, la patria Teniendo en cuenta todas las dife-potestad la ejercen los padres rencias expuestas entre acogimien-adoptivos. to familiar y adopción, las personas que se decidan a acoger a un menor En el acogimiento familiar se deben tener claro que el menor quepermite acoger a un menor fami- acogen no va a ser su hijo, a excep-liar, en cualquiera de los grados ción del acogimiento preadoptivo ode parentesco (ver acogimiento en el caso de que por darse deter-familiar en familia extensa). En el minadas circunstancias, el acogi-caso de la adopción, no se per- miento termine en adopción. Pormite adoptar a un descendiente tanto, el acogimiento familiar no debeo a un pariente de segundo grado ser utilizado por los acogedores parade la línea colateral por consa- cubrir sus deseos de maternidadguinidad o afinidad. /paternidad con el menor acogido.Diferencias entre Acogimiento Familiar y Adopción Acogimiento Familiar Adopción En ningún caso, se producen Produce cambios de filiacióncambios en la filiación del menor. del menor. No produce la extinción de los Produce la extinción de los vínculos jurídicos entre el menor vínculos jurídicos entre el menor y la familia biológica. y su familia biológica. Se constituye por resolución Se constituye únicamente administrativa o judicial. por resolución judicial. Es de carácter temporal Es de carácter permanente y puede cesar. y definitivo.Los padres biológicos tienen, en principio y generalmente, el Los padres biológicos no tienen derecho de relacionarse con el derecho a relacionarse con el menor, salvo en circunstancias menor. tasadas. Los padres acogedores sóloejercen la guarda del menor o las facultades de la tutela de forma Los padres adoptivos ostentan delegada, mientras que la tutela la patria potestad del menor.la ejerce generalmente la entidad pública. No se puede adoptar a un Se puede acoger a un familiar descendiente, cualquiera que en cualquier grado y línea sea su grado (nietos, biznietos…) (acogimiento familiar en familia ni a un pariente en segundo extensa) grado de la línea colateral por consanguinidad o afinidad.12
  • 14. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.Tipos de El acogimiento en familia extensa es la primera opción a considerarAcogimiento Familiar cuando un menor debe ser sepa- rado de sus padres, aunque no siempre es posible o deseable.El Acogimiento Familiar puede cla-sificarse en función de diferentes Frente a la institucionalización o elcriterios: acogimiento en familia ajena pre- senta numerosas ventajas, como Según la vinculación de los me- favorecer los sentimientos de se-nores acogidos con las familias guridad (el niño convive con fami-acogedoras. liares conocidos por el menor), de pertenencia (son de su misma Según el tipo de intervención. familia) y continuidad. Según la forma de constitución. El acogimiento en familia ajena es la alternativa al acogimiento resi-Como podrá observarse en las dencial, cuando la propia familiasiguientes páginas, las categorías del menor, incluida la familia exten-no son excluyentes entre distintos sa, no puede o no es convenientecriterios. Asimismo las anteriores que se haga cargo del menor.categorías no abarcan todos lostipos de acogimiento, pudiendo El acogimiento en familia ajenaexistir otras modalidades. no implica necesariamente que el menor rompa las relaciones cona. Modalidades de sus padres biológicos y familiaacogimiento según la extensa. Generalmente, los meno-vinculación de los menores res suelen tener contacto a travésacogidos con la familia de visitas programadas tanto conacogedora. los padres biológicos como con otros miembros de su familia, enEl acogimiento familiar del menor función de las características ypuede clasificarse, según la vincu- posibilidades de cada caso, conlación familiar de los menores con la finalidad de que se mantenganla familia acogedora en: acogimien- los lazos afectivos entre padresto en familia extensa o acogimien- e hijos.to en familia ajena.El acogimiento en familia exten-sa, es decir, por alguno/s de losmiembros de su propia familia,es uno de los recursos más im-portantes en el ámbito de pro-tección a la infancia con los quecuenta la Administración. Gene-ralmente, el acogimiento en fa-milia extensa implica sólo la for-malización de una situación queya se da previamente en algunamedida. 13
  • 15. Conceptos básicos sobre acogimiento familiar.b. Modalidades de La disposición de familiasacogimiento según el acogedoras adecuadas paratipo de intervención. dar respuesta a las necesidades de los menores implicados.En función del tipo de intervención,la finalidad y temporalidad del aco- El acogimiento permanente esgimiento podemos distinguir 3 ca- aquel tipo de acogimiento en eltegorías: acogimiento familiar sim- que razonablemente se estima ople o con previsión de retorno, se prevé que no es posible o no esacogimiento familiar permanente o deseable el retorno del menor a suindefinido y acogimiento familiar entorno familiar, a medio o largopreadoptivo. plazo, ni la adopción.El acogimiento simple es de carác- El acogimiento familiar permanenteter transitorio, ya que se prevé la suele estar condicionado por lavuelta del menor a su propia fami- edad y las características espe-lia una vez que se resuelven las ciales de los menores y/o por lacondiciones que han dado lugar a existencia de referentes familiares,la separación provisional, o bien en que no recomiendan la adopción.tanto se adopta una medida deprotección que revista un carácter El acogimiento preadoptivo comomás estable. su propio nombre indica es aquel que tiene como finalidad la adop-Entre los factores que favorecen ción. Es necesario que el menoro que dificultan la posibilidad tenga una situación jurídica ade-de retorno del menor a su entor- cuada para su adopción y queno familiar, podemos señalar los los acogedores cumplan todos lossiguientes: requisitos para ello. El acogimien- to preadoptivo puede utilizarse con La posibilidad de recuperación dos objetivos: durante la tramitación de la familia biológica, que judicial de la adopción cuando ésta tiende a no ser superior a los se eleva al juez de forma inmediata 2 años. a la entrega del menor o, en deter- minados supuestos cuando es pre- El tipo de problemática que ciso asegurarse del éxito de la me- da lugar al acogimiento y las dida antes de presentar al juez la ayudas y apoyos recibidos demanda de adopción. por la familia biológica. La aceptación voluntaria de c. Modalidades de la situación de acogimiento por acogimiento según la forma parte de los padres biológicos y de constitución. de los menores implicados (en función de la edad). Podemos señalar dos posibles vías de constitución del acogimiento La existencia de unos buenos familiar: el acogimiento administra- vínculos afectivos entre padres tivo y el acogimiento judicial. e hijos mientras dura el acogimiento, a través de visitas El acogimiento administrativo se frecuentes y de calidad. produce cuando todas las partes14
  • 16. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.implicadas están de acuerdo en el acogido al menor mientras el Juezacogimiento. Es decir: tramita el procedimiento, sin que el menor deba esperar en una Los padres biológicos no residencia. privados de la patria potestad. Suelen tomar esta forma los aco- La Entidad Pública responsable gimientos familiares permanentes. de la adopción de la medida de protección (en adelante Entidad Pública). d. Otras modalidades de acogimiento. Los menores que van a ser acogidos (si son menores de Además de las modalidades seña- 12 años, en determinados ladas anteriormente, el acogimien- casos es necesaria su opinión to familiar simple o permanente o ser oídos y si son mayores puede adoptar otras modalidades, de 12 años, es necesario su que como previamente se señaló, consentimiento). no tienen por qué ser excluyentes de las anteriores categorías. Y los acogedores consienten en el proceso.El Acogimiento administrativo loformalizará la Entidad Pública, me-diante un contrato, en el que seespecificarán la duración delacogimiento y los derechos y de-beres de cada una de las partesimplicadas.Suelen tomar esta forma los aco-gimientos familiares simples demenores en situación de guarda.El acogimiento judicial se consti-tuye por auto del juez a propuestade la Comisión de Tutela, cuandoel menor se encuentra en situaciónde riesgo y cualquiera de los pa- El acogimiento remunerado es aqueldres biológicos o tutores no acce- en el que los acogedores percibenden voluntariamente al acogimien- de la Administración Pública com-to de los menores o no ha podido petente unas prestaciones econó-recabarse su consentimiento por micas para contribuir a sufragar losestar en paradero desconocido o gastos originados por la atenciónno haber comparecido. General- y el cuidado del menor acogido,mente, como el procedimiento así como la dedicación de la fami-judicial requiere cierto tiempo, se lia acogedora. La administraciónlleva a cabo un acogimiento pro- gestiona y distribuye las ayudas yvisional por parte de la Comisión compensaciones en función tantode Tutela, que permite mantener de la especial atención sanitaria o 15
  • 17. Conceptos básicos sobre acogimiento familiar.educativa que pueda requerir el El acogimiento de urgencia-diag-menor como de las necesidades nóstico tiene la doble finalidad dede la familia acogedora. ofrecer una atención inmediata a los menores, evitando su institu-El acogimiento profesionalizado es cionalización, y llevar a cabo unaquel tipo de acogimiento en el proceso de diagnóstico durante unque al menos un miembro de la tiempo que debe ser entre 3 y 6familia acogedora actúa con ca- meses.rácter profesionalizado, consecuen-temente retribuido, y acredita una Se utiliza generalmente con me-formación y capacitación adecua- nores de corta edad, y demandanda (psicólogos, trabajadores so- de la familia acogedora una pre-ciales, pedagogos, etc.) que facilite paración adecuada para enfren-asumir el acogimiento de menores tarse a la creación de vínculos ycon necesidades especiales y separación posterior, la colabo-mantiene la disponibilidad nece- ración en el proceso de diagnós-saria para la atención y cuidados tico y una estrecha colaboraciónde estos menores. Generalmente con el equipo de profesionales.el acogimiento profesionalizadose lleva a cabo con menores Además de las modalidades se-que presentan una enfermedad ñaladas podríamos hablar delgrave, trastornos de conducta im- acogimiento abierto, que sin serportantes, discapacidad física, sen- estrictamente una fórmula de aco-sorial o psíquica, menores que pre- gimiento, implica que una fami-cisen un apoyo especial debido a lia tenga al menor consigo losmalos tratos o abusos sexuales, etc. fines de semana y las vacaciones. El acogimiento familiar implica laEl acogimiento especializado es plena participación en la vida deaquel destinado a ofrecer un am- la familia, lo que no se da en labiente familiar a menores que pre- convivencia de fines de semana.sentan necesidades especiales o Pero esta fórmula es un recursociertas particularidades que re- adecuado para algunos de losquieren una atención más espe- menores institucionalizados de eda-cializada. Se trata de acoger a des entre 9 y 18 años y una formamenores con enfermedades cróni- de colaboración ciudadana concas, discapacidad física, psíquica, la Administración Pública compe-sensorial, trastornos graves del tente de su tutela y/o guarda.comportamiento, etc.El acogimiento especializado de-manda a la familia acogedora una Modalidades deformación permanente, una mayor Acogimiento Familiarcapacidad de adaptación a las de-mandas del menor y una mayor a. Según la vinculación dededicación. La administración dis- los menores acogidos conpone de programas que ofrecen las familias acogedoras:los recursos profesionales espe-cializados necesarios para el se- Acogimiento en familia extensa.guimiento y apoyo al menor y a la Acogimiento en familia ajena.familia acogedora.16
  • 18. Acogimiento en la Comunidad de Madrid. b. Según el tipo ¿Qué menores de intervención: pueden Acogimiento simple. ser acogidos? Acogimiento permanente. Acogimiento preadoptivo. Pueden ser acogidos todos aque- llos menores que no pueden vivir c. Según la forma con su familia, por encontrarse en de constitución: situación de riesgo o desamparo, y que la administración ostenta la Acogimiento administrativo. guarda o tutela de los mismos. Acogimiento judicial. A excepción de los menores que son acogidos por su familia exten- d. Otras modalidades sa (suponen en torno al 50% dede acogimiento familiar: la población protegida), la mayor parte de estos niños provienen Acogimiento remunerado. de la Red de Residencias de Pro-Acogimiento profesionalizado. tección. Con el acogimiento fami- liar se pretende dotar al menor de Acogimiento especializado. un ambiente estable y seguro, en el que establecer vínculos afecti- Acogimiento de vos normalizados, además de una urgencia-diagnóstico. atención individualizada y perso- nalizada, evitando los riesgos po- Acogimiento abierto. tenciales de la institucionalización. 17
  • 19. Requisitos, procedimientos y cuestiones que hay que conocer. Requisitos, procedimientos y cuestiones que hay que conocer.“La Comisión de Tutela del Menorrealizará un estudio socio-familiar para valorar el acogimiento” 18
  • 20. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.¿Quién puede su vivencia no interfieran el posible acogimiento.acoger a un menor? Existencia de una vida familiar estable y activa.En la Comunidad de Madrid pue-de optar al acogimiento familiar Que el deseo de acogimientotoda aquella pareja o persona que, de un menor sea compartido porsiendo mayor de 25 años y resi- todos los miembros que convivendente en la Comunidad, sea valo- en la familia.rada como óptima en un estudiosocio-familiar llevado a cabo por Que exista un entorno relacionalel equipo técnico del Área de amplio y favorable a una integra-Acogimiento familiar del Instituto ción del menor acogido.Madrileño del Menor y la Familia. Capacidad de cubrir las necesi-Los requisitos para dichos acoge- dades de desarrollo de un niño.dores se recogen en el artículo 58de la Ley 6/1995, de 28 de marzo, Carencia, en las historias per-de Garantías de los Derechos de sonales, de vivencias que impli-la Infancia y la Adolescencia de quen riesgo para la acogida della Comunidad de Madrid, y en el menor.artículo 8 de la Orden 175/91, dela citada Comunidad. Flexibilidad de actitudes y adap- tabilidad a nuevas situaciones.Así pues, la Comisión de Tutela delMenor realiza una valoración pon- Comprensión de las dificultadesderada de los siguientes criterios: que entraña la situación para el niño. Ser residente en la Comunidadde Madrid y mayor de veinticinco Respeto a la historia personalaños. En caso de que realizara el del niño, con aceptación de susofrecimiento una pareja, bastará características particulares.que un miembro de la misma hayacumplido dicha edad y que el otro Aceptación de relaciones con lasea mayor de edad. familia de origen del menor, en su caso. Tener medios de vida establesy suficientes. Actitud positiva para la forma- ción y el seguimiento. Gozar de un estado de saludfísica y psíquica que no dificulte el La toma en consideración de todasnormal cuidado del menor. estas circunstancias se hace en conjunto y de forma ponderada. En caso de matrimonios o pare-jas, convivencia mínima de tres En el Acogimiento Familiar es fun-años. damental la actitud de los acoge- dores hacia la familia biológica: se En caso de esterilidad en la busca el respeto y la solidaridadpareja, que dicha circunstancia y frente a la rivalidad y al litigio. 19
  • 21. Requisitos, procedimientos y cuestiones que hay que conocer.¿Qué pasos Para ello hay que presentar la si- guiente documentación:hay que darpara ser acogedor Impreso normalizado de ofre-de un menor cimiento para acoger a un menor dirigido al Área de Acogimiento Fa-en la Comunidad miliar del IMMF.de Madrid? Un escrito redactado por los so- licitantes en el que se expongan las motivaciones de la familia aa. La información. acoger y la clase de ofrecimiento que presentan.Lo primero que deben hacer laspersonas o familias que estén pen- Certificado literal original de lasando la posibilidad de formalizar inscripción de nacimiento de losun acogimiento familiar, es infor- solicitantes, expedido por el Re-marse, a través del órgano com- gistro Civil.petente, que en el caso de la Co-munidad de Madrid es el Instituto Certificado original de matrimo-Madrileño del Menor y la Familia nio o convivencia, según proceda.(IMMF) situado en la calle Gran Vía14 de Madrid. Certificado de empadronamieto original, expedido por las Juntas Mu-La información sobre el acogimien- nicipales de distrito, en el caso de lato se facilita en sesiones informati- ciudad de Madrid, o Ayuntamiento.vas programadas periódicamentea las personas y familias intere- Documentos que acrediten lossadas que asisten en grupo previa ingresos económicos de la familiapetición de cita. Para solicitar cita solicitante.para acudir a estas sesiones debedirigirse al IMMF o llamar al telé- Certificado médico original quefono 902 02 44 99. acredite no padecer enfermedades infecto-contagiosas o cualquier otraDurante la sesión, los asistentes que dificulte el cuidado del menor.podrán formular las dudas y pre-guntas que les surjan y se les Certificado original de antece-entregará la documentación nece- dentes penales, expedido por elsaria para que en caso de desear- Ministerio de Justicia.lo, puedan realizar el ofrecimientopara acoger. Fotocopia del DNI de cada per- sona.b. La formulación Fotocopia del Libro de Familia.del ofrecimiento. Dos fotografías de tipo carné deUna vez que se ha asistido a la cada persona.sesión informativa, el siguiente pa-so es la formalización del ofreci- El ofrecimiento formulado pormiento para acoger. escrito dirigido al Área de Aco-20
  • 22. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.gimiento Familiar y la documen- Visita domiciliaria.tación correspondiente podránpresentarse en los registros decualquier órgano administrativo, d. La formación.que pertenezca a la AdministraciónGeneral del Estado, de las Comu- Las personas o familias dispuestasnidades Autónomas o las Entida- a acoger, deben realizar un cursodes Locales que tengan suscrito el de formación, durante el cual seoportuno convenio, así como en abordan cuestiones relacionadaslas oficinas de Correos o en las con el procedimiento de acogi-representaciones diplomáticas u miento, las motivaciones de losoficinas consulares de España en acogedores, y las característicasel extranjero. de los niños a acoger, para pre- parar a los acogedores para enten- der su propio papel y hacer frente a los retos y esfuerzos especiales que implica el acogimiento. e. La aceptación del ofrecimiento. A partir del estudio psico-social llevado a cabo, y de la participa- ción en el curso de formación, se realizarán los correspondientes in- formes por los profesionales que hayan intervenido en ellos. El equipo técnico especializado en acogimiento realizará un informe relativo a los diferentes extremos del ofrecimiento y el vocal corres-c. El estudio psico-social. pondiente elevará la propuesta a la Comisión de Tutela del Menor.Recibido el ofrecimiento comen-zará un proceso de estudio socio- La Comisión de Tutela del Menorfamiliar a fin de garantizar la idonei- valorará las circunstancias quedad para asegurar la cobertura de concurran, acordando la acepta-las necesidades objetivas y subje- ción o no del ofrecimiento y la ins-tivas del menor y el cumplimiento cripción, en caso de aceptación,de las obligaciones legalmente es- de la persona o pareja en el Re-tablecidas. gistro de Familias Acogedoras. La inclusión en el Registro únicamenteEste proceso constará de los si- supone el reconocimiento admi-guientes pasos: nistrativo de la idoneidad para recibir a un menor en acogimiento, Al menos dos entrevistas con en ningún caso se entenderá co-distintos profesionales (entrevista mo el reconocimiento del derechopsicológica y social) a que se produzca efectivamente. 21
  • 23. Requisitos, procedimientos y cuestiones que hay que conocer.En el caso de que la Entidad Públi- 2. Emancipación o mayoría deca considere que hay un menor edad del menor, sin perjuicio de laadecuado al ofrecimiento y capa- convivencia posterior.cidades de la familia aceptada yen espera, y si se ajusta a la dis- 3. Por decisión judicial.ponibilidad de la familia, tras seraceptado el ofrecimiento por la 4. Por decisión de la ComisiónComisión de Tutela del Menor, se de Tutela del Menor, en interés delprocederá a la formalización del menor.acogimiento. 5. Por decisión de las personasLas personas interesadas debe- que lo tienen acogido, previa co-rán participar en las actividades de municación de éstas a la Entidadformación y preparación necesa- Pública.rias para el correcto desarrollo delacogimiento, que se harán en ho- 6. Por la existencia de las con-rario flexible. La ausencia a las con- diciones requeridas para el regre-vocatorias que se efectúen a tal so del menor a su familia bioló-fin, podrán dar lugar al archivo del gica, valorado por la entidadexpediente. pública de protección, al haberse subsanado los problemas que motivaron la adopción de la medida de protección. En los acogimientos dispuestos por un Juez, será necesario una resolu-Finalización ción judicial para su cese. En eldel Acogimiento caso de no haber intervención ju-Familiar dicial, la decisión de los padres no puede por sí misma cesar el acogimiento familiar.El Acogimiento Familiar puede fi- 7. El acogimiento familiar pre-nalizar por: adoptivo puede finalizar con la adopción. 1. Cumplimiento del plazo fijadoen el caso de acogimiento familiarsimple.22
  • 24. Acogimiento en la Comunidad de Madrid. 8. En determinados supuestos A pesar de todo, el acogimientode acogimiento familiar, la entidad residencial es, en muchos casos,pública puede promover la adop- la mejor alternativa para aquellosción, si las circunstancias del caso menores que deben ser separadosson adecuadas para ello. de su familia y para los cuales no es posible encontrar familias alter- nativas. El acogimiento familiar, por su parte, permite establecer con mayor fa- cilidad esa relación afectiva es-El Acogimiento trecha, personalizada y estableFamiliar como marcadas por el afecto, el com-alternativa al promiso y la atención continuada que necesitan los menores.AcogimientoResidencial Las necesidades actuales y las carencias pasadas del menor, al encontrarse éste en un entornoContando en la actualidad con más reducido como es el de la fa-buenos recursos residenciales, en milia, son captadas más fácilmentelos que los menores conviven en por los adultos y, por tanto, es másgrupos pequeños y están a cargo probable su satisfacción.de profesionales especializados, losproblemas que puedan tener los Al formar parte de un núcleo fami-menores por vivir durante un largo liar, los sentimientos de inseguridadplazo de tiempo en una residencia se van reduciendo, al sentirse elde menores no se originan por una menor arropado por su nuevo en-mala institucionalización, sino por la torno. Este entorno facilita las rela-institucionalización en sí misma. ciones con iguales, así como con amigos de la familia y otros famil-En el acogimiento familiar es más iares. Desde esa perspectiva, lafácil ofrecer a los menores el tipo variedad de estimulación ofrecede relacionales emocionales estre- una mayor riqueza que la que pue-chas, personalizadas y con con- da generarse en la institución.tinuidad que son características delcontexto familiar. 23
  • 25. El menor llega a casa. El menor llega a casa. “Resulta indispensable que elmenor pueda opinar sobre su salida del centro y que sea escuchado” 24
  • 26. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.Preparando al de la importancia de que pase por un proceso de desvinculación demenor para el dichos adultos y del propio centroencuentro con su antes de su salida.familia acogedora Terminado el proceso de prepa- ración del niño y habiéndonosUna vez que se ha adoptado una asegurado de que el menor com-decisión (Acuerdo) por la Comisión prende que va a salir del centrode Tutela respecto al acogimien- para ir con la familia de acogidato familiar y se ha notificado a (explicándole el tipo de acogimien-la familia biológica, se procede a to al que se acoge y sus particu-buscar la familia acogedora más laridades, siempre que el menoradecuada para el menor. esté capacitado para comprender- lo), es importante que previamenteDadas las implicaciones de la de- al encuentro con los acogedores elcisión es importante que el menor menor conozca algunos datos depueda ser capaz de aceptar este la familia y de su ambiente:nuevo vínculo con la familia aco-gedora, de manera que es fun- Nombre y edad de el/los aco-damental explicarle en todo mo- gedores, también en qué trabajan.mento lo que está ocurriendo, demanera clara y adaptada a su Nombre y edad de los hijos deedad o nivel madurativo. éstos, en caso de que los tengan.Es inevitable que el menor cree Álbum de fotografías de losfantasías sobre la familia acogedo- miembros de la familia con los quera y lo que va a ocurrir cuando se vaya a convivir en las que se refle-vaya con ella; por tanto, es impor- jen sus formas de vida.tante eliminar estas fantasías, quepueden variar desde situaciones Lugar de residencia (un piso, unsobrecogedoras (en las que piense chalet, en el campo o la ciudad,…).que no le van a aceptar, o que levan a hacer algo que él no desee) Otros datos que se considerenhasta situaciones idílicas (en las relevantes.que piense que allí nadie le rega-ñará o que va a vivir en un castillo). Durante este proceso es naturalTambién es conveniente contem- que surjan determinadas dudasplar los sentimientos que el menor en el menor sobre los cambios quetiene hacia su familia de origen o se van a producir en su vida. Es“la pérdida de la Residencia”. fundamental que pueda expresar sus miedos e inseguridades y queEn el proceso de adaptación a la los adultos que le rodeen sean ca-vida familiar, se deberá tener en paces de dar respuesta a sus pre-cuenta que el menor ha pasado un guntas.tiempo determinado en el CentroResidencial y que en éste ha es- Estas preguntas variarán en fun-tablecido unos vínculos con los ción de la edad del menor pero, enadultos que conviven con él, por términos generales, pueden girarlo que no podemos olvidarnos en torno a qué ocurrirá con sus 25
  • 27. El menor llega a casa.padres biológicos, qué va a pasar la diferencia entre familia bioló-con el colegio al que asiste en ese gica, familia de acogida y familiamomento y preguntas relacio- adoptiva.nadas con sus hermanos -en casode que tenga y no vayan a salir del Un aspecto reseñable es el rela-centro con él- y otros compañeros cionado con que la familia seay amigos del centro. capaz de comprender y aceptar el pasado del menor, los motivosResulta indispensable que el menor por los que ha sido tutelado porpueda opinar sobre su salida del la Entidad Pública y sus circuns-centro y que sea escuchado, así tancias personales y familiares.como que sus palabras sean to-madas en consideración. Respec- Es importante, a su vez, que lato a las dudas que le puedan ir familia de acogida sepa qué ocu-surgiendo, deben ser respondidas rrirá con los hermanos del menorcon sinceridad y de una mane- en caso de que los tenga y nora comprensible y adaptada a su vayan con él, para así poder res-edad. ponder a las dudas del menor du- rante su estancia con la familia. LaEn relación con la familia biológica relación con los hermanos no sedel menor, hay que explicarle que rompe debido al acogimiento, sinosus padres biológicos seguirán que se intenta fomentar facilitandosiendo sus padres, haciendo hin- encuentros entre ellos.capié en qué es el acogimiento ysu función. En caso de que siga Respecto a los padres biológicos,habiendo visitas de la familia lo ideal es que estos en cierta me-biológica, puede ser útil distancia- dida “den permiso” al menor pararlas en los primeros momentos de salir con la familia acogedora, yala acogida, sobre todo en el caso que esto le aportaría seguridad y lede que los padres biológicos no eximiría de cierto sentimiento deacepten la medida. culpa. Los padres acogedores han de tener constancia de cuándo serán las visitas con los padres bioló- gicos, de dónde se van a producirPreparando a la y de cuánto van a durar.familia acogedorapara recibir al menor En cuanto a los datos sobre el menor antes de la salida del cen- tro, del mismo modo que al menorAsí como es fundamental que se le pueden entregar fotografíasel menor entienda la medida de de la familia que le va a acoger,acogimiento, la familia acogedora a la familia acogedora se le en-debe comprender totalmente en tregan fotografías de éste, expli-qué consiste el acogimiento fami- cándoles sus características per-liar y las implicaciones que conlle- sonales. Toda información previava. Se debe explicar con detalle que obtengan, siempre que noy haciendo énfasis en los aspec- estigmatice al menor y se hagatos específicos, para que se capte en los términos correctos, será de26
  • 28. Acogimiento en la Comunidad de Madrid. Estos aspectos irán variando a lo largo del desarrollo del menor, co- mo características aso- ciadas a su edad, pero en un primer momento es útil conocer estos datos para que la fa- milia acogedora se ha- ga una idea más concreta del menor y así se minimice su ansiedad. Por ejem- plo, si la familia sabe que el color favorito del menor es el azul, es muy proba- ble que se sientan más relajados agran utilidad, facilitando el cono- la hora de elegir ropa para elcimiento y comprensión del niño. menor o a la hora de decorar su habitación; o si la familia sabe queLa familia de acogida ha de tener una menor “odia” que la haganconstancia de aspectos de sa- dos coletas, se evitarán el impactolud (enfermedades padecidas, ten- de una rabieta en los primeros díasdencia a padecer alguna enfer- al hacerle este peinado pensandomedad en concreto, si existe o ha que le podría gustar.existido enuresis,…), de aspectoscognitivos (si el menor tiene algún Respecto a la comprensión delretraso cognitivo o si este desa- menor sobre las características delrrollo es adecuado para su edad, acogimiento, la familia acogedorasi tiene buena capacidad de me- no puede esperar que el menormoria, lenguaje,…), etc. Todos es- sea capaz de entender los aspec-tos aspectos quedan reflejados en tos de esta medida hasta que nolos informes médicos, psicológicos tenga un desarrollo cognitivo ade-y educativos, así como entrevistas cuado, por lo que han de sabercon los respectivos profesionales que dicha comprensión no se pro-que son facilitados a la familia. No ducirá por aportar al menor unobstante, también deben conocer gran cúmulo de datos o de suce-otros aspectos que en un principio sos que lo expliquen, ya que sepueden parecer menos relevantes: refiere a un desarrollo afectivo-hay que comprender que por muy cognitivo, que implica una ciertapequeño que pueda ser el menor, madurez emocional.es una persona, y como tal tienegustos o predilecciones propias; Al inicio del acogimiento el menorpor tanto, puede ser muy inte- puede presentar conductas re-resante para la familia saber el gresivas, es decir, conductas quecolor favorito del menor, si le corresponden a etapas anterioresgusta alguna canción en concreto, de su desarrollo y que ya estabansi tiene algún ritual antes de superadas, como: hacerse pis encomer, dormir, si le gusta que le la cama, chuparse el dedo, reac-peinen de una manera determina- cionar llorando ante la frustración,da, etc. etc. Los acogedores deben saber 27
  • 29. El menor llega a casa.que estas conductas regresivas temer, por un lado, dar muestrasson producto de la inseguridad y de su afecto, ni temer, por otro,ansiedad que produce la nueva reprender o castigar cuando lasituación, pero que desaparecerán situación así lo requiera.en cuanto el menor se sienta se-guro con la familia acogedora. Por Tengamos en cuenta que las ha-tanto, es importante que sepan ser bilidades sociales necesarias paraflexibles y sensibles ante este tipo la adaptación comienzan a desa-de conductas. rrollarse muy pronto. Estas pri- meras adaptaciones ocurren en elUna de las funciones de las fa- seno de la familia, de manera quemilias acogedoras es otorgar al la imagen que el menor construyemenor un ambiente afectivo y emo- de sí mismo va a estar mediadacional sano, dentro de un entorno por la historia inicial de las rela-adecuado, evitando así determi- ciones con los otros.nados efectos de la instituciona-lización. Por tanto, al encontrar- La familia es el contexto de socia-se en un ambiente familiar, en el lización del ser humano y es unque hay sentimientos de afecto y entorno constante en la vida de lasrespeto por parte de todos los personas, a lo largo del ciclo vitalmiembros, no deben temer dar se irá solapando con otros en-muestras de este afecto al menor tornos: escuela, amigos...acogido: los besos, los abrazos ylas caricias, forman parte del pro-ceso vital y siempre tienen un efec- En el caso del acogimiento fami-to positivo sobre las personas; liar, se ha de tener en considera-desde luego, este tipo de mues- ción que dependiendo de la edadtras de afecto han de tener en del menor acogido el bagaje so-consideración los deseos del cial y personal es diferente. Es de-menor, respetando sus tiempos de cir, no es lo mismo acoger a unadaptación y comprendiendo el bebé de apenas unos meses -queimpacto que supone para el menor apenas ha tenido experienciasla entrada en una familia nueva sociales y, por tanto, será másque no es la suya propia. moldeable en este sentido-, que acoger a un adolescente -que yaAunque las demostraciones de ha tenido experiencias propias yafecto, el regalar juguetes o ropa, que tiene una determinada ideaetc. son fundamental en todo este del mundo-.proceso, los padres acogedo-res no deben temer sancionar al Es en su marco familiar o en elmenor cuando lo merezca, ya que contexto institucional donde sees muy importante que conozca establecieron las primeras inter-los límites dentro de la familia y de relaciones y los primeros intercam-la sociedad en general. bios comunicativos; a partir de estas relaciones, el menor habráTanto el afecto como la estructura interiorizado determinadas normas(los límites) son indispensables en del comportamiento social.el desarrollo de toda persona, yesto es algo que los padres aco- Se espera que la familia acoge-gedores deben conocer para no dora propicie un clima de segu-28
  • 30. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.ridad emocional, en el que se Se caracteriza por un aire de an-procurarán interrelaciones más siedad, esperanza, dudas, alegríaadecuadas. Se entiende a la fa- y, sobre todo, emoción. El primermilia como un subsistema de la contacto de la familia acogedorasociedad, de manera que actúe con el menor se realiza únicamen-como filtro de actitudes, normas e te con los padres acogedores, deideas del grupo social; la manera manera que si hay hijos u otros fa-de facilitar la socialización será miliares conviviendo en la casa, nodiferente, como ya hemos men- suelen ir a la residencia en loscionado, en función de la edad del primeros encuentros.menor y del bagaje -tanto socialcomo emocional- que haya tenido. El proceso de salida del centro de acogida difiere en cada caso aquíLa familia acogedora va a aportar expondremos una forma general,elementos de construcción a los que puede variar en función de lasmenores en lo que respecta a sus circunstancias.comportamientos sociales (afecto,desarrollo emocional...), sus apren- Como ya se ha mencionado, pre-dizajes básicos y su sistema de viamente al encuentro, tanto la fa-control de comportamiento (disci- milia acogedora como el menorplina, normas, valores). tienen datos los unos de los otros (fotografías, nombres y apellidos, edades, lugar del domicilio, per- sonas que conviven en la casa,…). Es necesario preparar al menorEl encuentro con frente a la nueva situación que vala familia de acogida a vivir. Se le transmite la medida que se va a tomar y se tiene en consideración su opinión al res-El momento del encuentro de los pecto, ésta información no se dapadres de acogida con el menor de manera puntual, sino que sees muy importante y requiere una va aportando a lo largo de la es-planificación y preparación ade- tancia del menor en el centro y secuada e individualizada. hace hincapié una vez que se ha 29
  • 31. El menor llega a casa.planteado la posibilidad de salir La salida del menor de la resi-de la residencia, para facilitar que dencia se plantea de forma pau-el menor pueda ir asimilándolo y latina, ya que así se reduce lapueda plantear sus dudas e inse- ansiedad por ambas partes, al to-guridades. En el centro se explica mar un contacto previo y no en-a los menores que la familia de frentarse directamente ante algoacogida se encargará de cuidarles, completamente desconocido; tam-de llevarles al colegio, etc. bién se evita así que el menor viva la situación como una nueva rup-Al menor se le dice el día que tura y abandono de la vida queconocerá a la familia de acogi- estaba llevando y a la que se habíada, así como el día que se prevé adaptado.que abandone definitivamente elcentro, para que pueda ir despi- Teniendo en cuenta todo esto, ladiéndose de sus compañeros del toma de contacto inicial del menorcolegio, del centro y de sus edu- y los padres acogedores se harácadores de referencia; así, ade- en un lugar adecuado y enmás, se le otorga cierto tiempo de presencia de su educador deduelo y de adaptación al cambio referencia; éste facilitará que elque se va a producir en su vida. menor se quede en compañía de los padres acogedores, de ma-El día del primer encuentro con el nera que pueda enseñarles la ha-menor, los padres de acogida se bitación, su cama, o sus perte-reúnen con los distintos profesio- nencias (juguetes favoritos, lugarnales del centro, para que éstos preferido de la sala,…). En lales expliquen en primera perso- despedida, se dará un intercambiona aspectos relacionados con el de información y de impresionesmenor: se trata el desarrollo cog- de los acogedores con el edu-nitivo y general del menor, sus cador en presencia del menorhabilidades, sus peculiaridades, y, si el menor lo solicita o se creeetc.; también se les explica cómo conveniente, también se repetiríase llevará a cabo el plan de salida este proceso entre el menor y eldel menor del centro; y, por últi- educador.mo, se responden las dudas quepuedan surgir (generalmente rela- El encuentro del primer día secionadas con los padres biológi- puede hacer una sola mañana ocos, las rutinas del menor, dónde una sola tarde, o se puede pasarva a dormir,…). parte de la mañana y que los acogedores regresen a pasar par-El primer contacto del menor con la te de la tarde, posibilitando alfamilia de acogida debe hacerse en menor tener un tiempo de intimi-la residencia, de manera que los pa- dad. En caso de menores más pe-dres acogedores puedan conocer queños, los acogedores podríanla vida del menor, a sus educadores pasar el tiempo de la comida conde referencia y a sus amigos; dan- el menor, sus compañeros y eldo de esta forma continuidad a educador de referencia, hasta ella historia del menor. Además, se momento de la siesta y regresardebe dar intimidad, tranquilidad por la tarde, pasando la cena yy tiempo para que el menor y la el momento de acompañarle a lafamilia se vayan conociendo. cama. Todos estos aspectos se30
  • 32. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.han de valorar en el propio centro Ya en un cuarto encuentro con lay siempre en función de las carac- familia acogedora se plantea laterísticas y necesidades del menor. estancia de un fin de semana conEs interesante que en el primer en- la posibilidad de que el menor secuentro los padres acogedores le quede de manera definitiva en lalleven al menor algún detalle u ob- casa. Esta estancia definitiva conjeto (un peluche, un disco de músi- la familia debe estar valorada porca si es más mayor,…), de manera los diferentes profesionales, tenien-que el menor lo viva como un sím- do en cuenta la actitud de losbolo de su nueva familia -no tiene acogedores, la del menor y las ver-que ser de un gran valor económi- balizaciones de ambos ante dichaco, sino algo ofrecido con afecto-. opción.En el segundo encuentro, valoran- En lo que respecta al encuentrodo lo acontecido el día anterior, se con la familia extensa (abuelos,ofrece la posibilidad de que acu- tíos, primos,…), no existe un mo-dan también al centro los hijos mento ni una forma “ideal” de pre-biológicos u otros familiares que sentarla. Una opción puede serconvivan en la casa; de manera que el menor les conozca en laque el menor tenga un primer con- última salida con vuelta al centro,tacto con ellos dentro del propio una vez que ya conoce mejor acentro, propiciando esta sensación los padres acogedores y a lasde continuidad o de no ruptura. En personas que convivirán con él,este encuentro ya se puede bara- además de haber tenido un con-jar la opción de que la familia tacto previo con su nuevo hogar; oacogedora salga del centro con el que les conozca cuando ya seamenor, pero sin pernoctar. definitiva su estancia en la familia. Una duda que suele surgir a la fa-Es en el tercer encuentro cuando milia de acogida es si deben pre-el menor podría ir a conocer su sentar al resto de la familia todanueva casa, de manera que ya hu- junta o poco a poco. En este ca-biese tenido contacto dos veces so, hay que valorar la personalidadcon los padres acogedores y al del menor, observar cómo se hamenos una con los hijos biológicos ido adaptando a los cambios, te-u otros familiares. La salida del ner en cuenta su edad y su desa-menor a conocer la casa puede rrollo, etc.ser de un día sin pernoctar o de unfin de semana; siempre teniendoen cuenta el proceso de adap-tación del propio menor.Llegado este punto y en vistas dela inminente salida del menor, sehace una fiesta de despedida enla residencia, se recogen los obje-tos personales del menor (sus fo-tos, juguetes propios o ropa) y seprepara, tanto a él como a losdemás, para la futura salida delcentro. 31
  • 33. El menor llega a casa.Algo que se puede poner en prác- a todos juntos, haciendo una pe-tica es ir enseñándole las fotos y queña fiesta o una pequeña reu-los nombres de los familiares más nión, lo cual le permitirá ver lacercanos y aquellas personas con relación de la familia y podría evitarlas que tendrá una relación más di- el tener que pasar varias veces porrecta e inmediata (por ejemplo, las mismas preguntas.puede que apenas haya familiares,pero sí amigos íntimos que le Como ya hemos dicho, esto de-conocerán pronto), de manera que penderá de lo que los padres dese vaya haciendo una idea de las acogida valoren mejor en funciónpersonas que conocerá. del menor. Independientemente de la forma de presentación, es im-Respecto a la forma de presen- portante que los familiares mane-tación, se puede variar desde co- jen la situación con naturalidad,nocer a la familia de uno en uno, lo evitando hacer preguntas insidio-cual le permitirá tener más infor- sas sobre su pasado o su familiamación sobre ellos y recordarlos biológica y tratando al menor conmejor a corto plazo; o conocerlos afecto y respeto.32
  • 34. Acogimiento en la Comunidad de Madrid. 33
  • 35. El día a día del menor acogido. El día a día del menor acogido. “Los acogedores han de tenerclaras sus motivaciones sin confundir acogimiento con adopción” 34
  • 36. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.Relación con los parte de éstos un compromiso afectivo, y que no le abandonaránpadres acogedores por portarse mal, como puede creer que le ha ocurrido con sus padres biológicos u otras famili-Las características de los padres as. Si este comportamiento no esacogedores van a influir directamen- entendido como tal por los padreste en el proceso de adaptación y acogedores, lo interpretarán comoposterior desarrollo del proceso de un fracaso para controlar al menor.acogimiento. El menor puede vivir la nuevaLos acogedores han de tener situación como un conflicto declaras sus motivaciones sin con- lealtades, sintiendo que es infiel afundir acogimiento con adopción. sus padres por acercarse a suComo hemos señalado anterior- nueva familia, este sentimiento demente, los padres acogedores culpabilidad puede dar lugar a queno deben aspirar a que el menor el menor se muestre muy aferradoacogido se convierta en su hijo y a sus padres biológicos, inclusomenos aún crear esta expecta- habiendo sido maltratado, recha-tiva en el menor. Su papel no es zando el cariño y atención brinda-sustituir a los padres del menor da por los padres acogedores.acogido, sino el de colaborar conellos y ayudarles en el cuidado de Por lo tanto, los padres acoge-sus hijos y en los reencuentros o la dores deben mantener una pos-vuelta definitiva con ellos. tura comprensiva con el menor acogido, pero no compasiva. EsLa información previa que los cierto que los menores acogidospadres acogedores tengan, rela- pueden haber vivenciado expe-cionada con características de los riencias traumáticas, pero no pormenores y de sus familias biológi- ello hay que privarles de correc-cas, les permitirá hacerse una idea ciones, sanciones o recompensar-de las situaciones a las que ten- les en exceso. En el día a día esdrán que hacer frente. fundamental integrar las muestras de afecto y cariño con el estable-Es esencial que los padres aco- cimiento de límites, ya que estagedores hagan un ejercicio de em- es la base de toda relación sanapatía, es decir, deben ponerse en y de todo proceso de crecimientoel lugar del menor, teniendo en individual.cuenta sus experiencias previas,para poder entender y compren- Es esencial que el menor acogi-der muchos de los comportamien- do entienda que se le ha sancio-tos de éste. nado por algo que no ha hecho o ha hecho mal y que no lo inter-A continuación mencionamos dos preten como una forma de aban-ejemplos que tienen que ver con dono. Las recompensas vendráneste aspecto: de la mano de comportamien- tos adecuados por parte de los El menor puede poner a prueba menores y no por el hecho de serlos límites de sus padres acoge- menores que han vivido experien-dores para confirmar que hay por cias traumáticas. 35
  • 37. El día a día del menor acogido.Las recompensas pueden ser de la tele por no haber realizado losvarios tipos: deberes. Materiales: cuentos, caramelos, Para que correcciones o sancionesjuguetes, etc. resulten eficaces hay que tener en cuenta ciertos aspectos: Actividades: ver la televisión, iral cine, acostarse más tarde,… La sanción o corrección debe incluir información clara tanto so- Atención por parte de los padres: bre lo que está mal hecho comoafecto, interés, aprobación, besos, sobre lo que es deseable que elabrazos,… niño haga.Los dos primeros tipos de recom- La sanción o corrección debepensa son aplazados en el tiempo, ser proporcionada y adecuadamientras que el último es inmedia- al hecho que lo ha provocado, deto, siendo una recompensa fuerte manera que el niño debe darseque casi siempre influirá en la con- cuenta que es consecuencia deducta del menor y será interioriza- sus comportamientos. Las san-da en menor tiempo, por lo que es ciones o correcciones despropor-importante dar prioridad a este tipo cionadas e inadecuadas generande refuerzo. en el niño sentimientos de ser in- justamente tratados, lo que con-Es esencial valorar al menor aco- lleva un deterioro en la relación en-gido tal y como es, siendo cons- tre hijos y padres acogedores.ciente de sus dificultades y limita-ciones en determinados aspectos, La sanción o corrección noayudándolo a desarrollar sus habi- debe repetirse de forma excesivalidades y capacidades a la vez que y debe aplicarse inmediatamen-valorándolas y reconocer explíci- te después del comportamientotamente sus pequeños o grandes inadecuado, ya que si se aplazalogros y esfuerzos. en el tiempo, el menor puede no saber relacionar la sanción o cor-Es importante tener en cuenta que rección con lo que hizo mal.las sanciones modifican una con-ducta de forma inmediata, pero La sanción o corrección debetambién transitoria. Además, gene- ser breve en el tiempo y manteni-ralmente las sanciones aportan da. Una vez que los padres acoge-al niño información sobre lo que dores han decidido llevarla a cabo,no se debe hacer, pero en ningún por regla general, ha de cumplirse.caso sobre lo que es deseable quehaga. Por ello, antes de sancionar, Es importante que los padres aco-los padres acogedores deberían gedores tengan en cuenta que escentrarse más en reforzar o premiar necesario que transcurra un tiem-conductas que sí son deseables. po para que el menor acogido se ajuste a la nueva situación, enPor ejemplo, resulta mucho más relación con los nuevos límites,eficaz dejar al menor ver la tele roles y autoridad, a cómo han demientras cena por haber hecho tratar a su nueva familia, cómolos deberes que sancionarle sin ver comportarse, etc…Todo esto pue-36
  • 38. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.de generar sensación de inseguri- qué postura tomar ante determi-dad tanto a unos como a otros. nadas conductas de los menores,… Además hay que tener en cuenta que los padres acogedores son una valiosa fuente de información en el proceso de intervención del acogimiento, ya que están en con- tacto directo con el menor, obser- vando cómo éste se comporta y se siente ante determinadas situa- ciones y si se adapta o no a la nueva situación. Los padres acogedores han de tener unos recursos afectivos, sociales y cognitivos satisfactorios para facilitar el adecuado desarrollo emocional y la vinculación del menorLos menores acogidos requieren,en ocasiones, de un alto nivel deatención. Los padres acogedo-res han de aportarle seguridad El papel de los hijosemocional, así como elementos de en el acogimientoconstrucción referidos a compor- familiartamientos sociales (afecto, desa-rrollo emocional...), aprendizaje ycontrol de comportamiento (disci- Muchas de las familias acogedorasplina, normas, valores). tienen hijos. Como ya mencio- namos, es esencial tener en cuen-Al mismo tiempo que los padres ta la opinión de éstos antes deacogedores se centran en los cui- tomar la decisión de acoger a undados del menor acogido, han de menor, puesto que es una decisiónpreservar momentos de privaci- que va a influir en todos los miem-dad y cohesión familiar, no olvidan- bros de la familia y requiere impli-do que tienen una familia, con o cación por parte de éstos, refirién-sin hijos, que también requiere donos a compartir, ser accesibles,atención. comprensivos, saber negociar,…El seguimiento y apoyo por parte Los hijos de la familia acogedorade los profesionales es un factor desempeñan un papel muy impor-clave y necesario para facilitar a tante ya que son compañeros ylos padres acogedores ayudas “hermanos” acogedores de losen cuanto a buscar soluciones a menores, por ello deben de estarproblemas que pueden aparecer, informados, conforme a su edad, 37
  • 39. El día a día del menor acogido.de quién es este nuevo miembro misma edad, ya que si esto es así,de la familia, por qué está con ellos, probablemente existan más con-que su estancia es temporal,… flictos y rivalidades entre ellos.Para los hijos de la familia acoge- Paralelamente a la consecucióndora suele ser beneficioso el tener de estos aspectos es esencial iren sus hogares un menor acogido, preparando a los hijos en la difí-puesto que suelen entenderlo co- cil tarea de la despedida de sumo una forma de poder prestar “hermano” acogido, aunque ellosayuda a menores que lo necesi- desde el principio sabían que estatan y de estar acompañados, y situación llegaría tarde o temprano.normalmente se implican y se La separación será difícil porqueadaptan favorablemente a la nue- entran en juego sentimientos deva situación, si bien parece ine- pérdida y pena, sobre todo si lavitable que surjan conflictos de- relación entre hijos y menoresrivados del trato que sus padres acogidos era intensa, si el acogi-le brindan al menor acogido, per- miento ha sido largo y si descono-diendo parte de su protagonismo, cen dónde irán, no siendo posiblede la intromisión en su privacidad el contacto posterior entre ellos.por parte de éste,…Para mitigar Los hijos podrán adaptarse mejoreste tipo de sentimientos es esen- a su nueva vida tras la separacióncial hacer a los hijos partícipes, im- de los menores acogidos si en-plicándoles y dejando que expre- tienden realmente por qué está elsen sus opiniones. menor en casa y si durante el pro- ceso de acogimiento han ido ela-Es importante que todos los miem- borando poco a poco el dolor quebros de la familia participen en las supone una separación.conversaciones que se lleven acabo acerca de su nueva situación Se ha de tener en cuenta que hayfamiliar, así como en las que se situaciones en las cuales la familiatraten conflictos. Para negociar, acogedora no tenía hijos biológicosaclarar diferencias, conseguir acuer- en el momento de acoger, perodos, comprender al otro y ser que tiempo después loscomprendido, es necesario saber tuvieron, de manera que los hijoscomunicarse de una forma eficaz, biológicos han crecido vivenciandoque no es más que la expresión la figura del menor acogido comode pensamientos, sentimientos y si de un hermano real se tratase oemociones de manera clara, abier- entendiéndole como una figura deta y honesta; intentando no inte- referencia. De ahí la importancia derrumpir, juzgar ni descalificar. Los explicar la situación de acogimien-menores también se comunican, to con naturalidad desde una edady aunque suele costarles hablar temprana, de manera que los hijosde ciertos temas y expresar sen- sean capaces de comprender latimientos, es muy importante es- posibilidad de que el “hermano”cucharles, ya que son una parte acogido abandone el hogar.esencial de la familia. Este sentimiento de que el menorEs recomendable, en la medida acogido es un “hermano” más node lo posible, que los hijos y los sólo se da cuando el hijo biológicomenores acogidos no sean de la ha nacido una vez que ya existía la38
  • 40. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.medida de acogimiento, sino que proceso de acogimiento.puede surgir en cualquier circuns-tancia en la que haya pasado un Los padres biológicos suelen te-tiempo determinado y se haya ner características complejas, encreado un vínculo estable. En es- ocasiones, con muy poca o nulatos casos, es primordial explicar estabilidad emocional, con con-la medida de una forma clara y flictos graves en la convivencia yconcisa, adecuada al nivel de en la relación, en los que puedendesarrollo del niño y respondiendo estár presentes factores de ries-a las dudas e inseguridades que go, tales como pobreza extrema,puedan surgir a lo largo del pro- problemas de salud mental, dro-ceso, de manera que -tanto los hi- gadicciones, violencia,…jos biológicos como los menoresacogidos- sepan qué pueden es- Es necesario llevar a cabo progra-perar y qué no, facilitando una idea mas de intervención con la familialo más precisa posible de lo que biológica, éstos deben ser rigu-acontecerá en el futuro, de manera rosos, estar bien coordinados, te-que se minimice su ansiedad y se ner una duración adecuada y es-disipen sus preocupaciones. tar coordinados por profesionales especializados. Los padres bio- lógicos, si el acogimiento es ju- dicial, generalmente sienten que el sistema de protección les ha arrebatado a sus hijos de forma injusta, viéndoles como enemi- gos. Esta visión irá variando según vayan entendiendo que no han perdido el control sobre sus vidas y que sus hijos volverán con ellos cuando las circunstancias sean las adecuadas. Uno de los puntos im- portantes a llevar a cabo en estas intervenciones son los contactos con los hijos. La norma general es que se establezca un régimen de visitas que permita el mantenimiento de las relaciones entre padres e hijos, aunque cabe la posibilidad de sus- pender las visitas y la relación de los padres con el menor acogidoRelación con los cuando así lo exijan las circunstan-padres biológicos, cias y teniendo siempre presentelas visitas el interés del menor. El tipo de contacto que va a tenerEs esencial tener en cuenta que lugar entre padres e hijos, así co-los padres biológicos del menor mo dónde tendrán lugar las visitas,son una parte muy importante del cada cuánto tiempo, duración de 39
  • 41. El día a día del menor acogido.éstas, personas que estarán pre- sa índole, tales como: confusión,sentes,… dependerá de la medi- desesperanza, culpabilidad, an-da adoptada y de la evolución gustia y enfado. Es esencial quedel caso. Toda esta información los padres acogedores muestrenquedará señalada en el acuerdo una actitud positiva, respetuosa yde acogimiento. de consideración hacia la familia biológica del menor, recibiendo, siEn ocasiones, los menores aco- es necesario, ayuda concreta paragidos no tienen contacto con su el manejo de estas visitas. Estafamilia biológica por diversas cau- actitud facilitará el bienestar delsas: padres en la cárcel, en cen- menor, así como la valoración y eltros psiquiátricos, desaparecidos,… entendimiento de éste en relaciónestos menores también necesitan con su situación y la de susentender su historia y la de sus padres.familiares, así como por qué noestá con ellos. Es conveniente preservar el anoni- mato del menor acogido, mante-En los momentos iniciales del aco- niendo la privacidad de datos co-gimiento o si la familia biológica no mo nombres, dirección,…Esto esacepta esta situación, las visitas una tarea de la que deben hacerseserán más espaciadas en el tiem- cargo los técnicos que atiendenpo, con el fin de que la adaptación las visitas.tanto de unos como de otros vayasiendo progresiva. Para los menores puede ser muy contradictorio el hecho de vivirLa proximidad geográfica y facili- con una familia acogedora y tenerdad de transporte son dos facto- que acudir a visitas con su familiares importantes para que las visi- biológica. Es un sentimiento muytas obligatorias puedan llevarse a normal en los menores que irácabo de forma efectiva. Lo que desapareciendo en la medida enposibilita la vuelta a la familia no que vaya entendiendo su situación.son las visitas propiamente dichas,sino la frecuencia, calidad de éstasy evolución del caso.Es importante que los padres aco- ¿Qué se pretendegedores acepten la relación del con las visitasmenor con su familia biológica, ya a padres biológicos?que éste es un factor esencial Mantener una relación afectivapara el desarrollo del bienestar del con los padres biológicos,menor. Siempre han de apoyar a con el fin de que, si evolucionalos menores para que las visitas el caso, se produjese el retornosean los más positivas posibles del menor a su casa.para ellos, dando respuesta a susmiedos y ansiedades, tanto antes Posibilitar la reinserción familiar.como después de las visitas. Enalguna ocasión, los padres biológi- Facilitar que el menor conservecos incumplen reiteradamente el el concepto de sí mismo, susrégimen de visitas, lo cual genera orígenes e historia familiar.en el menor sentimientos de diver-40
  • 42. Acogimiento en la Comunidad de Madrid. Hacer entender al menor que Los menores su nueva situación no es un castigo, sino que es beneficiosa acogidos en el para él debido a que sus padres entorno de la familia no pasan por un buen momento y necesitan estar bien para poder ocuparse de ellos y Es algo obvio que vivimos en so- aportarles todas las necesidades ciedad y que, por tanto, no sólo que requieren (afecto, cuidado,…). nos relacionamos con la familia con la que vivimos, sea ésta bio- Disminuir el sentimiento de lógica o de acogida. De manera abandono de los menores por que hemos de tener en cuenta que parte de sus padres. cuando un menor es acogido por una familia, no se encuentra sólo Mitigar el sentimiento de culpa con ésta, sino con todo el ambi- de los menores, que se sienten ente de la propia familia: los abue- responsables de los conflictos los, tíos, primos, etc., así como los que precipitaron su salida del amigos y conocidos de la familia y hogar. los vecinos. Es un punto clave en la intervención con los padres puesto que las visitas aportan información acerca de cómo se implican éstos, cómo interactúan, cómo se comportan, cómo se sienten. La vivencia del menor hacia las visitas con sus padres biológicos va a depender de cómo éste entienda y valore su situación. Los lazos con la familia biológica no son suficientes para asegurar el éxito, pero son esenciales para el buen desarrollo del menor. Es importante que la familia de los El respeto a la historia del padres acogedores esté informa- menor es fundamental para da de la medida, que sepan queque se sienta comprendido ante van a acoger a un menor y lo que las situaciones por las que esto implica y significa. ha pasado y para que se entiendan las dificultades que Cuando se pone en conocimiento de las personas allegadas el futuro han tenido sus padres. (Amorós y Palacios, 2004) acogimiento de un menor, surge la duda de qué es lo que se debe 41
  • 43. El día a día del menor acogido.contar y lo que no; esto dependerá que en cierto modo diesen sude cada familia, de la relación que aprobación y su apoyo, ya quetengan con los demás y de lo que esto se puede convertir en un granse crea conveniente que conoz- apoyo en momentos futuros.can, pero lo que hay que tener enconsideración en todo momentoes que se debe mantener la pri-vacidad de determinados aspec-tos de la vida del menor.A la hora de decidir qué explicar, Los menoressería conveniente hacerse la pre- acogidos en elgunta: ¿qué me gustaría que con- entorno escolartasen de mí? Y hablar sobre el niñoen función de nuestra respuesta.Se ha de pensar en primer lugar La escuela es un entorno en el queen el bienestar del niño y de su los niños utilizan las habilidadesderecho a la intimidad, de manera ya adquiridas y aprenden otras,que bastaría con explicar en qué además de ser un espacio de en-consiste el acogimiento y exponer cuentro social entre iguales. Peroque la medida de acogimiento este entorno tan enriquecedorse determina a raíz de una difí- para unos puede no serlo paracil situación familiar del menor, sin otros, los menores que han sidonecesidad de dar grandes explica- sometidos a algún tipo de mal-ciones. trato pueden tener problemas de capacidad, de motivación; de es-De la misma manera que se reco- trategias cognitivas, tales comomendaba a los padres acogedores atención, capacidad memorísti-el no hacer preguntas insidiosas ca,… y de interferencia emocional.sobre el pasado del niño, éstos Dichas dificultades pueden traerdeberían explicar este mismo as- problemas de adaptación escolar,pecto al resto de familiares y ami- reflejadas en el rendimiento y elgos facilitando que la experiencia comportamiento del menor.sea lo más natural y satisfactoriaposible. Lo primordial es que se Es importante recordar que mu-trate al menor con todo el afecto chos menores acogidos han su-y respeto que merece, teniendo frido algún o distintos tipos deen cuenta que para él se trata de maltrato (negligencia, maltrato psi-una situación nueva y complicada cológico, físico, sexual) y puedeny que necesitará un periodo de haber experimentado diversas situa-adaptación, a partir del cual él mis- ciones de abandono.mo decidirá a quién, qué, cómo ycuándo contar (o no contar) lo que Los menores acogidos puedencrea necesario. presentar ciertas características derivadas del trato que les hayanSería deseable que todos los miem- dado así como de las situacionesbros de la familia extensa y amigos más o menos traumáticas por lasíntimos estuviesen de acuerdo y que han tenido que pasar. Muchoscompartiesen el anhelo de acoger de estos menores presentan unaa un menor en la familia, es decir, falta de habilidades de comuni-42
  • 44. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.cación e interacción debido a la surgen,etc…traerá como conse-falta de estimulación de éstas por cuencia un retraso evolutivo de lasparte de su entorno. Si el menor capacidades cognitivas y lingüísti-ha sido tratado con indiferencia, cas del menor (atención, memoria,agresividad, falta de estimulación, comprensión y expresión del len-de empatía y de cariño, es muy guaje, capacidad imaginativa,…)posible que tenga dificultades en que derivará, entre otras cosas, enel desarrollo de las habilidades un bajo rendimiento escolar.sociales, que puede desencadenaren aislamiento y/o rechazo social. Es muy importante tener en cuen-Por ello, será interesante trabajar y ta que los menores acogidos pue-modificar conductas relacionadas den tener dificultades para confiarcon estas habilidades. en los adultos, puesto que pueden sentir que éstos les han abando- nado en muchas ocasiones. Esta Conductas que visión puede obstaculizar la rela-requieren competencia ción que el menor mantenga con y habilidades sociales los profesores. Llevarse bien con los otros. Es esencial llevar a cabo un buen diagnóstico de las dificultades Prestar atención a las y necesidades de los menores necesidades y emociones con el fin de establecer pautas (empatía) del otro. de trabajo con profesionales, para aumentar la adaptación, bienestar Saber responder a esas y desarrollo del menor, tanto en necesidades y emociones el entorno escolar como en el (conducta prosocial). familiar. Reaccionar de forma adecuada en situaciones de conflicto y frustración, aprendiendo a ganar y perder.Si el ambiente en el que el menorse ha ido desarrollando no es eladecuado y no ha recibido esti-mulación en cuanto a capacidadpara la comunicación, el lenguaje,el aprendizaje de cosas nuevas, elenfrentamiento a problemas que 43
  • 45. Factores que influyen en el éxito o fracaso del acogimiento familiar. Factores que influyen en el éxito o fracaso del acogimiento familiar.“El acogimiento ha de ofrecer una protección y buena experiencia familiar a ese menor que generalmente carece de ella” 44
  • 46. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.El acogimiento familiar surge como Una vez seleccionada la familia,alternativa para cubrir las necesi- otros factores que inciden en undades de los menores que no pue- buen desarrollo del acogimientoden permanecer en su núcleo fa- son:miliar de origen de manera tempo-ral o indefinida. Es una medida que La disposición de las familias yrequiere ser programada, diseña- los profesionales para la colabo-da y preparada con el mayor rigor ración mutua.y cuidado para garantizar que seala mejor medida para ese menor La adecuada formación y prepa-concreto. ración de los padres acogedores. La alta sensibilidad y flexibilidad de los padres acogedores para adaptarse a las especiales necesi-Factores que dades del menor acogido.contribuyen al éxitodel acogimiento La combinación de una relación cálida y estrecha, y altos niveles defamiliar comunicación, con elevados ni- veles de exigencia y control. Esta combinación es muy importanteEl acogimiento ha de ofrecer una en el desarrollo de una alta auto-protección y buena experiencia estima, que generalmente es es-familiar a ese menor que general- pecialmente baja en los niños quemente carece de ella. Se trata de han sufrido algún tipo de maltra-buscar una familia que responda a to, como es el caso de los niñoslas necesidades y características acogidos. Una vez que se esta-de ese menor. blece una relación significativa con los acogedores, los niños los va-Es fundamental el trabajo, segui- loran. Si además, se establecenmiento y apoyo en las distintas fa- normas claras y razonables y seses del proceso, desde la selec- exige su cumplimiento, los niñosción y seguimiento de las familias saben a que atenerse y su cum-acogedoras, la preparación del plimiento produce sentimiento demenor para el acogimiento y su autosatisfacción.integración en la familia. Una actitud positiva hacia laRespecto a los padres acogedo- familia de origen, que les permitares, la ley marca unos requisitos alentar el contacto entre los padresque, buscando un buen resultado y el menor, hablar con el menoren el acogimiento, perfilan la familia acerca de su familia original, etc.“idónea” para acoger, haciendo ref- Esto repercutirá especialmente enerencia a la estabilidad familiar, la elaboración del sentimiento desalud, medios de vida estables y culpa y del conflicto de lealtadessuficientes, relaciones sociales, hacia su familia biológica al vivir ymotivaciones y condiciones para el sentirse bien con la familia acoge-acogimiento (ver punto III.1: ¿Quién dora, que algunos niños acogidospuede acoger a un menor?). presentan. 45
  • 47. Factores que influyen en el éxito o fracaso del acogimiento familiar. Contar con redes de apoyo y establecer nuevas relaciones, sabersoporte social, que en los momen- comunicar sus necesidades.tos difíciles puedan ayudar a losacogedores en el cuidado de los La capacidad de resilencia co-menores. mo aptitud para resistir en circuns- tancias difíciles y la capacidad deRespecto a los menores que son reaccionar positivamente a pesaracogidos normalmente han sufrido de las dificultades. Los menoresexperiencias de negligencia en los acogidos pueden ser ayudadoscasos más leves o carencias, mal- para fortalecer esta capacidad con:trato y abusos en los más graves,con consecuencias en su desa- Una relación emocional establerrollo personal y emocional. Por con al menos uno de los padresello el acogimiento ha de tener una acogedores o persona a sucompleja y profunda preparación, cargo.desde la aceptación del menorde la propuesta de acogimiento, Apoyo social desde la familiahasta la inserción plena en la nue- y fuera de ella con maestros,va familia. compañeros, vecinos.Otros factores que pueden redun- Un clima educativodar en el éxito del acogimiento emocionalmente positivo,referidos al menor son: abierto y orientador mediante normas. Asunción de su problemática yestar motivado ante el acogimiento. Modelos sociales que afronten positivamente las situaciones. No haber estado sometido aun largo período de instituciona- Experiencias que alienten lalización. confianza en sí mismo y un autoconcepto positivo.Todo ello influiría positivamente sucapacidad respecto a: Habilidades interpersonales para afrontar los factores estresantes. Vivir en familia. Hay que teneren cuenta que la experiencia fami- El apoyo que reciba de los profe-liar de muchos de los niños acogi- sionales y de la familia acogedorados no ha sido buena, y pueden para su integración será funda-mostrar gran desconfianza hacia mental.este tipo de vinculación. En algu-nos casos, pueden poner a prue-ba a la familia acogedora paraprevenir así el sentimiento de aban-dono. Sus habilidades emocionales ycognitivas y su personalidad encuanto a la capacidad para adap-tarse a las nuevas situaciones, re-gular y controlar sus emociones,46
  • 48. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.Algunos factores como su casa. Por ello, precisa tiempo para crear nuevos lazosque inciden en el con su familia de acogida, parafracaso de la acogida confiar en un adulto, para confiar en sí mismo.Podemos señalar los siguientes La doble pertenencia a familiasfactores que inciden en el fracaso puede originar en el menor con-del acogimiento familiar: flictos de lealtad y dificultades de identificación. Que el menor esté muy dañadoemocionalmente. Por otro lado, no es fácil para un menor admitir que no puede ser Que haya estado internado en educado por sus padres comocentros durante mucho tiempo. otros menores y puede vivir sen- timientos de culpabilidad o rabia Adolescentes con problemas de ante su situación.conducta serios. En algunos casos, cabe el riesgo Ignorancia de sus orígenes o por de que el menor tienda a repro-qué reciben cuidados especiales. ducir en su familia de acogida la ausencia de relación con sus Falta de preparación por parte padres de origen o la relación dis-de la familia de acogida. funcional que ha vivido, dificultan- do en mayor o menor grado su Rivalidad entre el menor acogido adaptación a la familia acogedora.y los menores de la familia. Los padres acogedores deben saber adaptarse a los distintos modelos de vínculos que los me- nores presentan, reflejo de la his- toria de sus relaciones parentales iniciales. Así deben saber, que hayDificultades de menores que presentan un tipo de apego evitativo, que tienden a seradaptación y su menores más distantes, que bus-resolución can menos ayuda en los adultos; frente a los menores que presen- tan tipo de apego ansioso, queLa integración de los menores tienden a ser más dependientes.generalmente es difícil, aunque noimposible, debido a la complejidad Los menores acogidos pueden pre-de las relaciones, las experiencias sentar también dificultades en sufamiliares vividas y las expectativas desarrollo psicomotor y en su ca-creadas. pacidad de aprendizaje por la falta de estímulos y seguridad vividos,Para el menor acogido implica la toma de conciencia de estassepararse de su familia a pesar de posibilidades evitará posibles preo-la falta de seguridad y atención cupaciones. Por ejemplo, en mu-que ha vivido, no volver en ese chas ocasiones, los acogedoresmomento a la que ha conocido tienden a sentirse responsables de 47
  • 49. Factores que influyen en el éxito o fracaso del acogimiento familiar.las dificultades escolares de los de afectividad, o por una escola-menores, y se sienten impotentes rización deficiente, o por proble-ante estas dificultades, sin ser ple- mas de rechazo en el aula.namente conscientes de que éstasse deben más a la falta de con-centración y atención por desre-gulación emocional, o a la faltade estrategias de aprendizaje odéficit en los conocimientos bási-cos, explicados por su historia vital.Incorporarse a una nueva familiaes descubrir otro nivel social, cul-tural, otras costumbres, alimen-tación, normas, pudiendo generaren el menor un cierto malestar es-tas diferencias con su familia deorigen.Algunos de los problemas más fre-cuentes que presentan los me- Para la familia acogedora puedennores acogidos son: resultar factores de riesgo: Vergüenza por su familia de Querer reparar y hacer olvidar alorigen. Puede reaccionar mintien- menor todas su malas experien-do sobre su realidad pasada, re- cias puede empujar a la familia achazando a la familia biológica o comportarse como si fueran susrechazar a la familia acogedora. padres biológicos y vivirlo como un hijo, que realmente no es suyo. Dificultad para aceptar las nor- Esta situación crea gran confusiónmas familiares. Hay que tener en en los menores, puede tener unoscuenta que muchos de los me- efectos especialmente dramáticosnores proceden de hogares de- en los acogimientos temporales.sestructurados, en los que es fre-cuente la ausencia de normas. Puede verse tambaleado el equi- librio familiar, pues el menor en al- Conductas agresivas bien apren- gunas ocasiones puede intentardidas de su familia de origen, o poner a prueba los límites, revi-como reflejo de su malestar inte- viendo en algunas situaciones susrior, o como vía para conseguir sus dificultades de contacto, agresivi-deseos. dad, etc. Inhibición y desesperanza. La Tras los sentimientos de soli-frustración con que ha vivido pue- daridad y la dedicación ofrecida alde haber recabado en una falta de menor es posible no ver apenasinterés y tristeza. progresos, corriendo el riesgo de sentirse frustrados. Problemas escolares. Bien portener dificultades respecto a su Las familias acogedoras puedencapacidad de aprendizaje y falta presentar, en mayor o menor me-48
  • 50. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.dida, como problemas más fre- nes entre los miembros, o bien porcuentes, y que variarán con el los problemas de conducta quetiempo: presente el menor o por su futuro inmediato. Ansiedad generada por el desa-juste familiar que puede conllevar Sentimientos de culpa por exi-el acogimiento, al verse alterados gir demasiado a su familia o porcomportamientos y comunicacio- rechazo del menor. 49
  • 51. Recursos de apoyo de la Comunidad de Madrid a las familias acogedoras.Recursos de apoyo de laComunidad de Madrida las familias acogedoras.50
  • 52. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.En la tabla que se presenta a con- Madrileño del Menor y la Familia detinuación se exponen los recur- la Consejería de Familia y Asun-sos de apoyo que la Comunidad tos Sociales, ofrece a la familiasde Madrid, a través del Instituto acogedoras. ¿Cómo apoya la Comunidad de Madrid el acogimiento? Por medio de deducciones en el IRPF. Con ayudas económicas de hasta 5000 euros anuales, dependiendo del grado de dificultad del acogimiento. Mediante servicios que realizan el seguimiento de los menores. Mediante servicios y apoyo durante el acogimiento en la modalidad de psicoterapia. Con becas de comedor escolar. Computando a los menores acogidos a los efectos de familia numerosa. Dando facilidades en materia de escolarización (plazas reservadas por el sistema educativo por necesidades sociales). Incrementando la puntuación en el baremo de admisión a escuelas infantiles. Abonando los gastos extraordinarios que puedan causar el acogimiento (gastos odontológicos, de ortopedia, aparatos ópticos, seguro de responsabilidad civil, etc.). 51
  • 53. Compartiendo experiencias. Compartiendo experiencias.“Generalmente los menores acogidos recuerdan la acogida como una de las mejores épocas de su vida” 52
  • 54. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.ALGUNAS La falta de apoyos sociales, por ejemplo, de la familia extensa, deHISTORIAS DE la escuela, de asociaciones de pa-FAMILIAS dres acogedores, que facilitarían elACOGEDORAS intercambio de experiencias entre las familias.En este apartado se exponen al-gunas de las opiniones y vivenciasfrecuentes que se dan en padres Experiencias de losacogedores y menores acogidos. padres de acogidaNuestro objetivo es que las fami-lias que decidan acoger en el futuro En este punto hemos optado porno sientan como inadecuados sus mostrar tres relatos que de algunasentimientos, dudas y miedos. El manera representan muchas deproceso de acogimiento familiar no las vivencias de las familias desdees fácil, pero el balance que las fa- el mismo momento en que semilias y menores hacen de éste es plantean acoger a un menor.en general positivo y gratificante.Hemos detectado que cuando la “Antes de acoger a nuestro hijo,experiencia fracasa total o parcial- tuve todas las dudas del mundo:mente se debe en muchos casos ¿será un niño sano?, ¿se adaptaráa un conjunto de factores que in- bien a vivir con nosotros?, ¿tendráteractúan, entre los que se en- secuelas en su comportamiento sucuentran: vida anterior?, ¿cómo será la mar- ca que dejan los primeros años de Una expectativa errónea sobre su vida?, ¿le habrán tratado bien?,el acogimiento familiar. ¿seré buena madre?, ¿cómo lle- varé las visitas con la familia bio- La ausencia de habilidades y de lógica?, ¿cómo lo llevará él?, ¿daráconocimientos del desarrollo evo- problemas su familia biológica, in-lutivo de los niños por parte de la tentarán recuperarlo?, ¿me lo qui-familia acogedora. tarán?, ¿aceptaré un niño de otra raza?, ¿cómo lo llevará mi propia El desconocimiento, en algunos familia y la de mi marido?, y si escasos, de la historia personal del de otra raza ¿esto qué conse-menor, que ayudaría a comprender cuencias tendrá en nuestra vida?,las dificultades de adaptación que ¿será discriminado?, ¿tendrá pro-presenta. blemas de racismo?, ¿cómo lo llevaremos?, ¿seremos lo suficien- Las características específicas temente fuertes para afrontar to-del menor que hacen difícil el das las dificultades que surjan?...acogimiento. Cuando vi por primera vez a mi Una incorrecta o inadecuada hijo, estaba nerviosa, me dabaasignación de un menor concreto cuenta de lo irreversible de unaa una familia. decisión de este tipo. Ese niño iba 53
  • 55. Compartiendo experiencias.a ser “mi hijo”, iba a formar parte una hora, controlada por las per-de mi familia, sentí un peso de sonas que llevan su caso. Comoresponsabilidad tremendo, me di no tenía un vínculo muy estrechocuenta de que el amor no surge con ella y era muy pequeño cu-al verle de forma inmediata, pero ando vino a vivir con nosotros, latenía muchas ganas de quererle, relación es normal, tranquila. No-de que nos quisiéramos... Las du- sotros, los padres acogedores so-das, los miedos quedaron un poco mos su referencia importante, y laapartados por la emoción. Pero visita con su madre biológica (deuna vez pasados los primeros mo- momento) para el niño es una ac-mentos, las dudas vuelven, los mie- tividad que hace una vez al mes, eldos reaparecen en ocasiones… niño va contento a verla porque juega un rato con juguetes nue-Los primeros días de convivencia vos y lo pasa bien. De momentofueron muy buenos, se mostraba creemos que las visitas para él sontranquilo e independiente. Como beneficiosas puesto que cuandono tenemos más hijos, los prime- vaya creciendo la tendrá tambiénros días son muy raros y llenos de a ella para plantearle él mismo susactividades y experiencias nuevas dudas, sus inquietudes, y conoce-a las que hay que adaptarse rá- rá su historia; creemos que ella lepidamente: presentaciones a la quiere y eso es bueno para él. Porfamilia y amigos, hacer comidas lo que nos cuentan, ella se mues-para él, aprender a preparar purés, tra muy tranquila y respetuosa enpapillas, ir al parque, etc. Así que las visitas. Y nosotros, vemos quenos resultaron agotadores, a pesar al niño las visitas no le perturbande que se portaba muy bien… en absoluto. Ya veremos cuando crezca un poco, pero de momen-La familia lo recibió bien en gene- to todo va muy bien…ral, aunque parte de ella tambiénestaba llena de miedos: ¿os lo po- Existen ayudas económicas, ayu-drán quitar? Al ser un niño de raza das de comedor, en otros aspec-negra, hubo cierta inquietud, mie- tos y niveles, la ayuda en cuanto ado a los posibles problemas que dudas, cuestiones de crianza, etc.,podría suponer… somos asesorados por la Comu- nidad de Madrid.De momento, no hemos tenidodificultades especiales, pensamos Acoger un niño tiene que ser unque las normales de la crianza de acto muy meditado y reflexiona-un niño de su edad… do, que no es fácil, cuanto mayor sea el niño, más dificultades puedeConocemos las grandes líneas de haber, por la carga que lleva delo que fue su vida hasta que vino a su vida anterior, que hay que medirvivir con nosotros. No hemos es- bien antes de hacerlo las propiastablecido una relación “clara” entre capacidades a todos los niveles:lo que conocemos de su vida y al- económico, psicológico, emocio-gunas de sus reacciones o emo- nal. Y que una vez valorado todociones… ello, y si se decide acoger es una experiencia única, preciosa, que me-El niño ve a su madre biológica rece la pena, que te puede llenaruna vez al mes en una visita de la vida de emociones positivas y54
  • 56. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.negativas, como un hijo biológico, le nota. Todavía hay muchas difi-pero que quizá las positivas, sean cultades, vamos limando conduc-un poquito más intensas”. tas y actitudes, pero falta mucho trabajo por hacer. El mayor pro-(Madre acogedora de un menor de 18 meses. blema es el colegio.Acogimiento permanente) No sabemos si conseguiremos tener un niño capaz de acatar“Toda la familia, mis dos hijos bio- normas y ser una persona educa-lógicos y nosotros, decidimos de da pero lo intentamos y nos da-común acuerdo, acoger a un niño. mos cuenta que merece la pena,Una vez decidido, nos pusimos que sólo nos tiene a nosotros yen contacto con la Comunidad el cariño que podamos mostrarlede Madrid a través de un teléfono día a día.que nos facilitaron en un centrode acogida que tenemos al lado Nuestra satisfacción: verle crecerde casa. Después de seguir los como uno más de la familia que-trámites adecuados: charla infor- riendo hablar, opinar y decidir co-mativa, curso de formación, obten- mo cualquiera de nosotros”.ción del Certificado de Idoneidad,etc. nos propusieron el acogimien- (Madre acogedora de un menor de 3 años con necesidades especiales.to permanente de un niño. Acogimiento permanente especializado)Ya cuando nos lo ofrecieron, nosdijeron que era un caso especialcon bastantes dificultades de com-portamiento, de actitud... De he-cho el niño se encontraba entratamiento en el Hospital NiñoJesús. Nuestro mayor miedo enese momento era que pudiese Experiencias detener lesiones cerebrales. Nos menores acogidosaseguraron que no.Vino a casa y los primeros meses Las opiniones que a continuaciónfueron realmente difíciles. No po- se expresan corresponden a me-díamos dejarlo solo ni un momento nores adolescentes acogidos.porque sus reacciones eran ines-peradas. Fue un tiempo de lucha Generalmente los menores sueleny paciencia indescriptible. hacer referencia a sentimientos de miedo e incertidumbre ante la con-Poco a poco se fue adaptando vivencia con la familia que les va aa nosotros y nosotros a él. Consi- acoger, experimentando confusiónguió crear un vínculo hacia no- ante el hecho de tener una familiasotros, que era uno de sus proble- biológica y convivir con otra familia.mas y deficiencias básicas. Se ha Recuerdan el nerviosismo y la ver-ido “serenando”. güenza de los primeros momen- tos, las dificultades para encontrarActualmente nos queremos, es su sitio y para adaptarse a su nue-un hijo más y él lo siente así y se vo hogar. 55
  • 57. Compartiendo experiencias. “Estuve dos años en un centro. Allí vives con más niños, lo compar- tes todo con todos y estás todo el tiempo con tus amigos. Además, los cuidadores tienen turnos, no te cuida siempre la misma persona. Te hacen todo porque es su traba- jo, no porque te quieran. Cuando me preguntaron si que- ría ir con una familia no supe que decir, tenía miedo al cambio, a que no fuera a gustarles o no me gus- taran ellos a mí, a dejar a mis ami- gos y cuidadores… Primero me los enseñaron por fotos, parecían per- sonas agradables. También vi fo- tos de la casa, que era acogedo- ra, y de la que sería mi habitación, una habitación entera sólo para mí. Un día vinieron a conocerme alSin embargo, generalmente reco- centro, sentía curiosidad y algodenocen que lo recuerdan como una vergüenza, no sabía muy bien quede las mejores épocas de su vida decir ni cómo actuar. Ellos fueronen la que “todos me recibieron con muy amables y cariñosos conmi-los brazos abiertos, como si fuera go, se presentaron y dijeron queparte de ellos”. tenían muchas ganas de conocer- me por fin y que les haría muchaRespecto al proceso de acogida, ilusión que fuese a vivir con elloslos menores señalan que les hu- y formara parte de su familia. Mebiese gustado conocer más a la fa- cayeron bien, parecía gente maja.milia acogedora antes de salir de-finitivamente del centro con ellos, Durante un mes estuve yendo aya que saber más de la familia, de su casa los fines de semana. Eracómo era, de qué les gustaba y bastante guay, para empezar teníaqué no; habría hecho que estuvie- mi propia habitación, podía utilizarran menos nerviosos. el baño todo el tiempo que quisie- ra y ver mis programas favoritos“Al principio tenía miedo y no me de la tele sin problemas. Me com-gustó mucho la idea, porque tenía praron ropa nueva y juguetes queun familia biológica y no quería te- eran solo para mí. Íbamos alner otra, pero poco a poco, según cine, al zoo… Poco a poco me fuime hablaban de la familia, me fue sintiendo cada vez más a gustogustando la idea de salir del cen- con ellos y empecé a sentirmetro con los padres que me iban a como en casa. Los domingos poracoger”. la noche volvía al centro, pero ellos venían a visitarme allí y jugaban(Adolescente en acogimiento permanente) conmigo…56
  • 58. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.Un día me dijeron que me iba toy bien también. A los cuatro lesdefinitivamente con ellos. Me dio llamo papá y mamá.pena dejar a mis amigos, pero te-nía ilusión por comenzar mi nueva Cabe la posibilidad de que yovida. Me recibieron en casa con también acoja en un futuro.”una gran fiesta en la que conocí al (Adolescente en acogimiento permanente)resto de la familia: los abuelos, lostíos, los primos… A todos se lesveía muy ilusionados por conocer-me y me dieron la bienvenida a “Estuve varios años en un centro,la familia. el cambio fue bastante grande porque me iba con una familia,El gran cambio que noté es que que iban a estar todo el día con-tenía dos personas que me que- migo, iba a tener hermanos y pa-rían realmente, no eran cuidado- dres… me costó adaptarme alres que lo hacían todo por su tra- cambio, pero es muy bonito.bajo, y no tenían turnos, allí esta-ban para todo lo que necesitase. En la casa hay normas diferentesEso te hace sentir a salvo. En una que en el centro, tenía dos per-familia además del cariño de tus sonas que me querían realmente,padres también tienes el de tus hacían todo porque me queríantíos, abuelos, primos… en un cen- y querían estar conmigo; el cariñotro tienes cuidadores y ya está. es muy diferente.La etapa de mi vida en el centrofue bastante liosa. Una vez en Cuando me dijeron que me aco-la familia se tranquilizó todo. Aho- gían, primero me preguntaron sira voy a un colegio que está quería y tuvieron en cuenta micerca de casa y tengo muchos opinión. Al principio me asustéamigos allí. un poco, pensaba que podía no gustarles.Veo a mis padres biológicos unavez al mes. Al principio, cuando Tuve que cambiarme de colegio yestaba en el centro les veía cada esas cosas, pero con la familia ya15 días, pero las visitas con ellos se tranquilizó la cosa y me quedéeran bastante frías. Desde que fui allí.con la familia, no sé por qué perose rompió el hielo con ellos, quizá Hace muchos años que no veose sientan más tranquilos porque a mis padres, no tengo relaciónven que estoy bien con esta fami- con ellos y yo estoy bien con mislia y que puedo seguir viéndoles de padres de acogida, que para mítodas formas, no sé. Las visitas las ahora son mis padres. A vecesorganiza la Comunidad de Madrid, pienso que cuando sea mayornos vemos dos horas en un centro podría ir a buscarles, pero no séy mis padres acogedores no tienen si me apetecerá, ya veré, no esninguna participación en ellas. Es- tener contacto con ellos, sinotoy acostumbrada a verles así y ver cómo están y qué es de suno siento nada especial, se que vida.les voy a ver ese rato y me gustanesas visitas, luego vuelvo a casa Para mí es todo normal, al principiocon mi familia acogedora y es- me daba vergüenza decir que esta- 57
  • 59. Compartiendo experiencias.ba en acogida, pero ahora pienso con mi propia familia y, a lo mejor,que es mi familia y no me importa, sigo los pasos que han dado mislo digo, mis amigos lo saben y no padres acogedores, estaría bienme siento diferente ni nada. tener hijos propios y alguno en acogida o adoptado”.Cuando sea mayor me veo tra- (Adolescente en acogimiento permanente)bajando en lo que a mi me gusta,58
  • 60. Bibliografía.BibliografíaAmorós, P. y Palacios, J. (2004).Acogimiento Familiar. Madrid: Alianza Editorial.Casas González, R. (2001).La atención educativa a los niños/as de 0 a 6 años en las residenciasde primera infancia de la Comunidad de Madrid.Madrid: Consejería de Servicios Sociales.Díaz, J. y Blánquez, M. P. (2004). El vínculo y psicopatología en lainfancia: evaluación y tratamiento. Revista de Psiquiatría y Psicologíadel Niño y del Adolescente. nº 4. Vol. 1, (82-90).González, E. y Grande, P. (2004).Acogimiento y adopción. Madrid: Boletín Oficial del Estado.Jiménez, J. (2003).Resolver problemas de los hijos y con los hijos.Madrid: Ediciones La Tierra Hoy.López, F., Etxebarria, I., Fuentes, M. J., Ortiz, M. J. (1999).Desarrollo afectivo y social. Madrid: Pirámide.Martínez, C. (2005).Adopción y acogimiento familiar. Pediatría Integral. nº IX. vol. 9,(685-693).Moreno, M. C. (1999).“Desarrollo de la conducta social de los 6 años a la adolescencia”, enJ. Palacios, A. Marchesi y C. Coll (comps.), Desarrollo psicológico yeducación. Vol. 1: Psicología Evolutiva (pp. 405-430). Madrid: Alianza.Muñoz Cano, R. y Redondo Hermosa, E. (1998).Manual de buena práctica para la atención residencial a la infanciay adolescencia. Madrid: FAPMI. Ministerio de trabajo y asuntossociales.Palacios, J. (2003).“Instituciones para niños: ¿protección o riesgo? Infancia y Aprendizaje,26, 353-363.Peine, H. A. y Howarth, R. (2004).Padres e hijos. Cómo resolver los problemas cotidianos de conducta.Madrid: Siglo XXI.Vallejo Pareja, M.A. (1998).Manual de Terapia de Conducta, vol 2. Madrid: Dykinson. 59
  • 61. Direcciones y teléfonos de interés.Direcciones y teléfonos de interésINSTITUTO MADRILEÑO DEL MENOR Y LA FAMILIA(Consejería de Familia y Asuntos Sociales)C/ Gran Vía, 14. 28013 Madrid.Tel:91 580 34 64 - 902 02 44 99Fax: 91 580 37 47www.madrid.orge-mail: acogimientos.familiares@madrid.orgimmf@madrid.orgENTIDADES CONCERTADASCON EL INSTITUTO MADRILEÑO DEL MENOR Y LA FAMILIA(Consejería de Familia y Asuntos Sociales):ASOCIACIÓN MACI - MADRID. ENTIDAD DE INTEGRACIÓN FAMILIAR.C/ General Arrando, 5. Entresuelo izdo.Metro: Alonso Martínez / IglesiaTel: 91 413 44 97Fax: 91 413 91 48www.maci-asoc.come-mail: maci@maci-asoc.comMENIÑOS. FUNDACIÓN PARA LA INFANCIA.San Agustín 3, 3ª. 28014. Madrid.Tel: 91 398 04 65Fax: 91 398 04 66Horario: 9.00 - 14.00 y 16.00 - 19.00www.meninos.orge-mail: meninosm@meninos.org60
  • 62. Acogimiento en la Comunidad de Madrid. INFORMACIÓN SOBRE ACOGIMIENTO FAMILIARInformación actualizada sobre acogimiento familiar en la Comunidad de Madrid, en www.madrid.org Consejería de Familia y Asuntos Sociales Instituto Madrileño del Menor y la Familia Acogimiento Familiar Página principal en www.madrid.org Buscador esquina superior izquierda Búsqueda Avanzada > Buscador Introducir “acogimiento familiar” 61
  • 63. Normativa jurídica aplicable al acogimiento familiar.Normativa jurídicaaplicable al acogimiento familiarLey de 8 de junio de 1957, sobre el Registro Civil.Ley de Enjuiciamiento Civil de 1881, en relación al procedimientode Jurisdicción Voluntaria.Ley orgánica 1/82, de 5 de mayo, de protección civil del derechoal honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.Convención sobre los Derechos del Niño; adoptada por la AsambleaGeneral de las Naciones Unidas, de 20-nov-1989.Decretos 121/88, de 23 de noviembre y 71/92, de 12 de noviembre,sobre el procedimiento de constitución y ejercicio de la guarda delos menores desamparados.Orden 175/1991, de 18 de marzo, de la Consejería de IntegraciónSocial, de desarrollo del Decreto 121/1988, de 23 de noviembre, enmateria de promoción del acogimiento de menores y la adopción.Ley 6/95, de 28 de marzo, de Garantías de los Derechos de laInfancia y Adolescencia en la Comunidad de Madrid.Ley orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídicadel Menor, de modificación parcial del Código Civil y de la Ley deEnjuiciamiento Civil.Decreto 5/2008, de 13 de enero, del Consejo de Gobierno, por elque se modifica el Decreto 198/1998, de 26 de noviembre, por elque se regula la composición y funcionamiento de la Comisión deTutela del Menor.Ley 39/99, de 5 de noviembre, para promover la conciliación de lavida familiar y laboral de las personas trabajadoras.Ley 1/2000, de 7 de enero, de enjuiciamiento civil.Ley 46/2002, de 18 de diciembre, de reforma parcial del Impuestosobre la Renta de las Personas Físicas (Artículo trigésimo cuarto queañade un nuevo artículo 67 bis: Deducción por maternidad, a la Ley40/98, de 9 diciembre del Impuesto sobre la Renta de las PersonasFísicas).62
  • 64. Acogimiento en la Comunidad de Madrid.Ley 42/2003, de 21 noviembre, de modificación del Código Civil yde la Ley de Enjuiciamiento Civil (RCL 200034, 962 y RCL 20011892)en materia de relaciones familiares de los nietos con los abuelos.Ley Orgánica 14/2003 de 20 de noviembre, de reforma de la Ley4/2000 de 11 de enero, sobre los derechos y libertades de losextranjeros en España y su integración social, modificada por LeyOrgánica 8/2000 de 20 de diciembre: Reglamento de Ejecución: RealDecreto 2393/2004, de 30 de diciembre.Decreto 63/2003, de 8 de mayo, sobre la estructura orgánica delOrganismo Autónomo del IMMF.Ley 40/2003 de 18 de noviembre, de protección a las familiasnumerosas.Ley Orgánica 1/2004, de 28 diciembre, de medidas de ProtecciónIntegral contra la Violencia de Género.Orden anual de la Consejería de Educación, sobre admisión dealumnos en los centros sostenidos con fondos públicos que impartenprimer ciclo de educación infantil para cada curso escolar.Instrucciones de la Dirección General de Centros Docentes relativasa la reserva de plaza para cada curso escolar relativas a la educacióninfantil, primaria y secundaria sostenido con fondos públicos.Orden anual, de la Consejería de Educación, por la que se apruebanlas bases para el procedimiento de concesión de becas de comedorescolar y se convocan becas de comedor escolar para cada cursoescolar.Orden de Ayudas Económicas que se aprueba anualmente. 63