Estereotipos en geografía

432
-1

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
432
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Estereotipos en geografía

  1. 1. Agustín Ciudad González: “Dimensiones geográficas y psicosociales de las diferencias regionales: del estereotipo al prejuicio regional”, en Íber. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia, nº 30, octubre de 2001, pp. 114-122 DIMENSIONES GEOGRÁFICAS Y PSICOSOCIALES DE LAS DIFERENCIAS REGIONALES: DEL ESTEREOTIPO AL PREJUICIO REGIONAL Las representaciones sociales de las comunidades españolas y europeas tienen una doble fuente: los medios de comunicación y las disciplinas escolares. Sólo una puesta en evidencia de tales relaciones puede educar geográfica y cívicamente a los futuros ciudadanos españoles y europeos. Presentamos una propuesta de geografía “humanística”, por cuanto asume “críticamente” la construcción de la disciplina geográfica y la construcción de la convivencia interregional española y europea. --------------------------------------------------------------------------- Nuestro punto de partida es el cuestionamiento que hace RODRÍGUEZ LESTEGÁS (2000) de los cuatro principios (las cuatro "R") propios de las disciplinas escolares: realismo, resultados ciertos (sin discusión), rechazo de lo ideológico y uso de un referente consensuado: "Se da por supuesto que esa realidad es directamente aprehensible y comprensible con tal de disponer de una cierta metodología de trabajo y de un vocabulario específico mínimo, obviando los lenguajes, los puntos de vista y las condiciones de construcción del discurso geográfico" (ibid. , p. 113) Así, la clase de geografía es el momento en que se aprenden nombres de ríos, de cordilleras, de países, de ciudades... o bien, en el caso de la geografía regional, el momento en que se aprenden las diferentes tasas regionales de PIB, PIB per cápita, población, densidad, población activa según sectores económicos... No es de extrañar que los escolares piensen que la geografía es una disciplina cultural que sirve sólo para conocer una serie de datos, pero sin que exista la posibilidad de aplicar a la vida real los conocimientos y competencias adquiridos. Pero las consecuencias de una transposición didáctica tan rígida son aún más lamentables que esa identificación de la geografía con la acumulación de datos, porque conduce a la perpetuación de estereotipos y
  2. 2. Agustín Ciudad González: “Dimensiones geográficas y psicosociales de las diferencias regionales: del estereotipo al prejuicio regional”, en Íber. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia, nº 30, octubre de 2001, pp. 114-122 prejuicios regionales y nacionales, contrarios a las intenciones didácticas explicitadas en tantos documentos oficiales. El estereotipo es un heurístico necesario para controlar la inabarcable sucesión de estímulos sensoriales y cognoscitivos que se nos presentan diariamente. Otra característica del estereotipo es que no se fabrica desde la perspectiva del individuo sino desde la perspectiva de la cultura en que el individuo está inmerso. Por tanto, los estereotipos no nacen a la manera del trabajo científico, como hipótesis a verificar, sino que más bien incorporan la mentalidad popular. El problema del estereotipo es que fácilmente se desliza hacia el prejuicio y/o la actitud discriminatoria. De cara a nuestra propuesta los objetivos son: 1. Detectar y analizar los estereotipos y prejuicios de índole geográfica más frecuentes en nuestra sociedad. 2. Valorar las actitudes de solidaridad comunitaria o grupal, entre las diferentes comunidades y naciones del entorno español y europeo. Los contenidos en que se plasman estos objetivos son: I. Diferencias y contrastes regionales, españoles y europeos. Dimensiones y perspectivas de análisis. II. Estereotipos y prejuicios regionalistas: el papel de los medios de comunicación. Actividad: elaboración de una encuesta y los correspondientes mapas perceptivos sobre las diferencias regionales percibidas. Se trata de detectar los desenfoques perceptivos de los alumnos/as a través de la comparación entre las diferencias regionales percibidas y las realmente existentes mediante diversos indicadores socioeconómicos. Nuestro modelo de trabajo es la obra de BOSQUE SENDRA (1992) y CASTRO (1997). El mecanismo básico para realizar este análisis se basa en la existencia de
  3. 3. Agustín Ciudad González: “Dimensiones geográficas y psicosociales de las diferencias regionales: del estereotipo al prejuicio regional”, en Íber. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia, nº 30, octubre de 2001, pp. 114-122 una jerarquía valorativa de los lugares geográficos. Jerarquía que tiene mucho que ver con la autoestima que tenemos del grupo social en que estamos instalados y de la estima que prodigamos hacia los otros grupos. El ejercicio que proponemos consiste en una encuesta en la que se pregunta a los alumnos (a ser posible de otro grupo del mismo nivel educativo, para evitar condicionantes por nuestra parte) en relación con conceptos socioeconómicos que miden el bienestar social en cada región española. Hay que aclarar qué entendemos por nivel de vida: no se trata tanto de asumir miméticamente los indicadores socioeconómicos oficiales, que pueden escapar a la comprensión del alumno medio. Se trata más bien de escoger rasgos que suelen aparecer en las conversaciones habituales de la calle y en los medios de masas que llegan a nuestros alumnos. El cuestionario elaborado presenta los siguientes cinco temas: disponibilidad por persona de ingresos, teléfonos, automóviles, médicos y maestros, fácilmente obtenibles en anuarios de prensa. No buscamos en nuestra investigación tanto a los alumnos bien informados como demostrar la existencia de imágenes preconcebidas. Lo que resulta decisivo para nuestro propósito no es que toda esa información sea captada a la perfección, sino que contribuye a configurar una imagen de las regiones en forma comparativa. En cada uno de los cinco temas propuestos se plantea la lista de las diecisiete comunidades autónomas españolas, proponiendo una de ellas como valor de referencia. Los alumnos encuestados tienen que establecer un valor numérico para las restantes regiones en comparación con la de referencia (ver anexo 1). A continuación se debe obtener la media aritmética de cada valor con relación a todos los encuestados. De este modo, al terminar se tiene una cifra para cada región y cada tema planteado que muestra la posición media de esa región en concreto, con relación a la que se usaba de referencia en el tema. Una cuestión clave en el desarrollo de la encuesta es la selección de la región de referencia en cada tema. Debe ser aquella que, en los datos reales, se encuentra más cerca del valor medio de la variable. Pero esta
  4. 4. Agustín Ciudad González: “Dimensiones geográficas y psicosociales de las diferencias regionales: del estereotipo al prejuicio regional”, en Íber. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia, nº 30, octubre de 2001, pp. 114-122 circunstancia no se debe comunicar a los encuestados, los cuales sólo reciben la lista de regiones y una de ellas ligada a un valor numérico, por ejemplo el 100, que sirve de referencia, teniendo que asignar valores numéricos a cada una de las restantes regiones con relación a cuanto de mayor o menor considera que es el tema planteado respecto al de referencia. Creemos que tanto el diseño de la encuesta como la interpretación resultan ajustadas al nivel de 2º de bachillerato, en que los alumnos estudian materias como psicología y matemáticas aplicadas a las ciencias sociales, que hacen muy factible la comprensión de la terminología usada, pero también es extensible, en forma simplificada, al segundo ciclo de ESO. Para una mejor comprensión es muy útil plasmar los resultados numéricos a mapas que han de comparase con los correspondientes a los datos estadísticos verdaderos (anexo 2). Los resultados obtenidos por BOSQUE SENDRA demuestran que los estudiantes perciben una imagen estereotipada e inalterable que seguramente poco tiene que ver con la realidad geográfica extramental. De acuerdo con esta imagen persisten en posición sobresaliente Cataluña, Levante, Madrid y País Vasco, sin matización alguna para los distintos indicadores. En el extremo inferior del desarrollo arrastran el estigma de la pobreza la España interior, excluida Madrid, junto con Andalucía y Galicia. Puede que la realidad socioeconómica se rebele frente a dicho esquema, pero el esquema mental impera y se impone. Habitualmente las regiones de la España rica no reciben ninguna estimación individual por debajo de 100. Es muy importante el significado de la región de referencia, que es distinto según se trata de una de las regiones ricas o de una de las regiones atrasadas. No es ella la que inspira la ordenación de las regiones (como en principio debería ser, ya que se trata de la región que tiene un valor promedio en el rango regional). La ordenación es un dato establecido a priori en la imagen mental y la región de referencia no hace sino ajustarse a dicha imagen provocando los mecanismos consecuentes (anexo 3). Esto explica que cuando
  5. 5. Agustín Ciudad González: “Dimensiones geográficas y psicosociales de las diferencias regionales: del estereotipo al prejuicio regional”, en Íber. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia, nº 30, octubre de 2001, pp. 114-122 una región como Cataluña se da como referencia, esa referencia la toman como techo, cosa que no sucede en otros casos (Asturias, La Rioja...). Actividad: Análisis de los estereotipos regionales a través de los medios de comunicación. En primer lugar hay que diferenciar dos escalas de análisis: el contexto nacional europeo y el contexto regional español. En segundo lugar, hay que distinguir estereotipos positivos y negativos. En tercer lugar hay que distinguir estereotipos del propio grupo (la imagen del endogrupo) y estereotipos de otros grupos (la imagen del exogrupo). Dentro de la escala europea de análisis, los estereotipos suelen ser muy rígidos. Esto es normal, ya que cuanta menor es la información que se tiene de un grupo, más simplista es la representación de ese grupo. Recordemos que el estereotipo es un heurístico, un esquema mental útil para guiarse en la compleja realidad exterior. Por este mismo motivo, conviene hacer ver al alumnado que los estereotipos no son necesariamente negativos. Valdrían como ejemplo las noticias sobre las actuaciones de los hooligans ingleses en los campos de fútbol, en fuerte contraste con la imagen, anticuada pero todavía vigente, del gentleman británico, cuyo actual exponente sería James Bond. Como en el caso de la encuesta, no se trata de que James Bond sea un representante genuino de la gentry inglesa (que no lo es) sino de que su imagen es lo suficientemente fuerte como para acabar representado a ese grupo social y casi a toda una nación. Pero lo más interesante en este caso es que el estereotipo del gentleman es extendido y favorecido por el cine y los medios de comunicación británicos. Otro ejemplo frecuente es el estereotipo de Francia como país del amor, que aparece en toda la publicidad de colonias y moda en general. A Francia, y especialmente a París, se asocian los estereotipos de elegancia, belleza y erotismo femenino, pero también el buen gusto gastronómico y estético en general.
  6. 6. Agustín Ciudad González: “Dimensiones geográficas y psicosociales de las diferencias regionales: del estereotipo al prejuicio regional”, en Íber. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia, nº 30, octubre de 2001, pp. 114-122 También, y como contrapunto, conviene buscar representaciones de lo extraeuropeo, porque en ellas pueden aparecer estereotipos de los inmigrantes como invasores peligrosos. Es evidente la importancia educativa del tratamiento de estereotipo en la formación de una adecuada identidad europea. Se trata, pues, de comprobar cómo las representaciones sociales que tenemos de las diferentes naciones y regiones europeas y españolas son construidas a través de los medios de comunicación, y que su efecto puede ser positivo o negativo. En el caso de los estereotipos regionales españoles, conviene profundizar, dado que los ejemplos son más numerosos, en las diversas dimensiones que adquieren, y que en nuestra opinión se pueden organizar en torno a los siguientes ejes: RURAL/URBANO ANCIANO/JOVEN ATRASADO/MODERNO Es frecuente que los estereotipos regionales aparezcan ocultos tras estas otras dimensiones, de manera que se trata de representaciones genéricas más que específicas: el norte triste y lluvioso, el sur alegre y soleado; el campo atrasado y envejecido, la ciudad joven y marchosa... El trabajo del grupo de alumnos encargado de este tema consiste en buscar información fundamentalmente en prensa escrita (noticias, fotografías y anuncios publicitarios) pero también en cualquier tipo de soporte (carteles, televisión, etc.), ordenar, analizar y exponer el material y su análisis al resto del grupo/clase. En el anexo 4 se ofrecen diversos ejemplos de estereotipos aparecidos en prensa.
  7. 7. Agustín Ciudad González: “Dimensiones geográficas y psicosociales de las diferencias regionales: del estereotipo al prejuicio regional”, en Íber. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia, nº 30, octubre de 2001, pp. 114-122 Anexos Anexo 1: ejemplo de cuestionario sobre diferencias regionales percibidas. Tomado de BOSQUE SENDRA (1992). Anexo 2: ejemplo de mapas regionales sobre bienestar social (diferencias reales y diferencias percibidas). Tomado de BOSQUE SENDRA (1992). Anexo 3: resultados de la encuesta sobre diferencias regionales percibidas, según BOSQUE SENDRA (1992). Anexo 4: diferentes estereotipos regionales, españoles y europeos, aparecidos en prensa: Nº 1: La imagen de Inglaterra en la prensa, a raíz de una actuación de hooligans. Los hechos son reales, pero la elección de la imagen, con el nombre del país bien visible, y su difusión es decisión de las agencias de prensa. Y el problema del gobierno británico es contrarrestar el estereotipo de los ingleses como borrachos y violentos. Nº 2: Recientemente han aparecido en televisión y prensa diversos anuncios promocionando el turismo en Cataluña. La estrategia ha sido usar como portavoces a famosos no catalanes (por ejemplo, el humorista madrileño FORGES), en un intento por desmontar los numerosos y, en este caso, negativos estereotipos que de los catalanes hay en el resto de España. Es de notar que se ha escrito Cataluña en castellano, y no en catalán como suele ser habitual en los organismos oficiales de esa comunidad. Nº 3: Los estereotipos de la España rural persisten en anuncios como éste, que combina el contraste rural/urbano con el contraste adulto/joven. El contraste se acentúa por la anacronía de suponer a un “paleto” bebiendo vermut con guinda incluida (y no “vino peleón” como prejuzga el estereotipo). Incluso se llega al extremo de acentuar la palidez de los noctámbulos jóvenes urbanos frente a la tez morena, curtida por el trabajo al aire libre, del campesino.
  8. 8. Agustín Ciudad González: “Dimensiones geográficas y psicosociales de las diferencias regionales: del estereotipo al prejuicio regional”, en Íber. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia, nº 30, octubre de 2001, pp. 114-122 Nº 4: En este caso los pueblos se representan según el estereotipo de la incomunicación, reflejada por los escasos cables de la luz, imposibles de soportar la potencia de las modernas redes de comunicación. Referencias bibliográficas: BOSQUE SENDRA, J. ET AL.: Prácticas de geografía de la percepción y de la actividad cotidiana. Barcelona. Oikos-Tau, 1992. CASTRO, C. DE: La geografía en la vida cotidiana. Barcelona. Ediciones del Serbal, 1997. RODRÍGUEZ LESTEGÁS, F.: "La elaboración del conocimiento geográfico escolar: ¿de la ciencia geográfica a la geografía que se enseña o viceversa?", en Íber. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia, nº 24, 2000, pp. 107-116. Anexo 1 INSTRUCCIONES Se te presentan a continuación cinco tópicos distintos En la lista, por orden alfabético, trata de seguir la idea que tienes acerca del tópico en cada comunidad. Toma como elemento de referencia el señalado con el valor 100. Las restantes comunidades se comparan con la de referencia y obtienen valores mayores o menores que 100 Compara cada comunidad exclusivamente con la señalada como referencia HOJA DE RESPUESTA, TÓPICO: DISPONIBILIDAD DE INGRESOS REFERENCIA: ASTURIAS = 100 ___ ANDALUCÍA ___ EUSKADI ___ ARAGÓN ___ EXTREMADURA 100 ASTURIAS ___ GALICIA ___ BALEARES ___ MADRID ___ CANARIAS ___ MURCIA ___ CANTABRIA ___ NAVARRA ___ CASTILLA-LA MANCHA ___ RIOJA ___ CASTILLA-LEÓN ___ VALENCIA ___ CATALUÑA

×