0
La interpretación de los sueñossigmundfreud<br />
Antecedentes<br />
La interpretación de los sueños<br />Sigmund Freud.<br />
Los sueños<br /><ul><li>Según algunos autores  médicos los sueños  no aspiran a ningún significado.
 Los sueños responden a estímulos fisiológicos.
 Freud utiliza la psicoterapia, en este procedimiento propone escribir  en el acto  las propias ocurrencias  dividirlas,  ...
Freud nos dice que los sueños de los niños  son acciones inconclusas o anhelos sin realizar.</li></li></ul><li>Literatura ...
Como es lógico el conocimiento de esas cuestiones a pasado al núcleo general de hombres cultos, pero no dedicados a la inv...
Sin embargo, seria un error suponer una mera comparación del sueño con la vida despierta, para evidenciar la relación exis...
¿Por qué olvidamos al despertar nuestros sueños?<br />Es un proverbio que los sueños se desvanecen a la mañana.<br />El su...
La peculiaridades psicológicas del sueño.<br />El sueño completo se nos muestra como algo ajeno a nosotros.<br />Negaremos...
Los sentimientos éticos en el sueño.<br />El sueño ignora en absoluto toda aspiración moral, sostienen los otros que la na...
Teorías oníricas y función del sueño<br />Las distintas teorías que de ese modo puedan establecerse se diferenciaran en el...
Relaciones entre el sueño y las enfermedades mentales.<br /><ul><li> A relaciones clínicas  cuando u n sueño representa un...
Las transformaciones que la vida onírica sufre en los casos de enfermedad mental.
 A las relaciones internas entre el sueño y la psicosis , esto es a las analogías reveladoras de una afinidad esencial.</l...
El sueño es una realización de los deseos.<br />Puede demostrarse que los sueños evidencian frecuentemente, sin disfraz al...
La deformación onírica.<br />Todo sueño es una realización de deseos y que no existen, por tanto, sino sueños optativos ha...
<ul><li>Material y fuentes de los sueños</li></ul>*Lo reciente y lo indiferente en el sueño<br />*Lo infantil como fuente ...
<ul><li>Para interpretar un sueño, es indispensable que el sujeto acceda a comunicarnos las ideas inconscientes que se esc...
Existe cierto número de sueños que casi todos soñamos en idéntica forma, y de los que suponemos poseen en todo individuo i...
Son merecedores de especial interés por el hecho  de que proceden de fuentes idénticas, y esto los hace muy adecuados para...
El sueño de avergonzamiento ante la propia desnudez<br /><ul><li>El hallarnos desnudos ante personas extrañas, suele surgi...
Cuando trae consigo interés y sentimiento, se considera un sueño típico, lo esencial es la penosa sensación.
La intensidad de la vergüenza, puede ser superior a lo que el grado de desnudez podría justificar.
Las personas ante las cuales nos denudamos suelen ser desconocidas, y de las cuales jamás recibimos algún reproche.</li></...
Sueños fabulas y poetas Todo poeta despierta en sus oyentes impulsos y sentimientos, en el período prehistórico, en los ...
La moralidad no surge simultáneamente en toda línea y que la duración de período amoral infantiles es individualmente dist...
Para un niño <<estar muerto>> no tiene la mis significación, que para un adulto. Lo desconoce y por eso juega con ellos.<b...
El deseo de muerte de los padres, deriva de la infancia.<br />Loa deseos sexuales derivan:<br />Padre hija               ...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

La Interpretación de los Sueños

24,391

Published on

Exposición realizada por estudiantes de la FES-Aragón-UNAM

Published in: Education, Technology
0 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
24,391
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
33
Actions
Shares
0
Downloads
278
Comments
0
Likes
4
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "La Interpretación de los Sueños"

  1. 1. La interpretación de los sueñossigmundfreud<br />
  2. 2. Antecedentes<br />
  3. 3. La interpretación de los sueños<br />Sigmund Freud.<br />
  4. 4. Los sueños<br /><ul><li>Según algunos autores médicos los sueños no aspiran a ningún significado.
  5. 5. Los sueños responden a estímulos fisiológicos.
  6. 6. Freud utiliza la psicoterapia, en este procedimiento propone escribir en el acto las propias ocurrencias dividirlas, para más tarde darles sentido.
  7. 7. Freud nos dice que los sueños de los niños son acciones inconclusas o anhelos sin realizar.</li></li></ul><li>Literatura científica sobre los problemas oníricos<br /><ul><li> En la literatura onírica hallamos gran cantidad de sugestivas observaciones, pero en cambio muy poco que se refiera a la esencia de los sueños o resuelva definitivamente el enigma que los mismos nos plantean.
  8. 8. Como es lógico el conocimiento de esas cuestiones a pasado al núcleo general de hombres cultos, pero no dedicados a la investigación científica.</li></li></ul><li>Relación del sueño con la vida despierta.<br /><ul><li> Nuestro sueños se agregan siempre a las representaciones que poco antes han residido en la conciencia , y una cuidadosa observación encontrara siempre el hilo que los enlaza a los sucesos del día anterior.</li></li></ul><li>El material onírico la memoria en el sueño.<br /><ul><li>Todo el material que compone el contenido del sueño procede, en igual forma, de lo vivido y es, por tanto, reproducido-recordado- en el sueño, es una cosa generalmente reconocida o aceptada.
  9. 9. Sin embargo, seria un error suponer una mera comparación del sueño con la vida despierta, para evidenciar la relación existente entre ambos.</li></li></ul><li>Estímulos y fuentes de los sueños.<br />Existe una teoría que considera a los sueños como consecuencia de una perturbación del reposo. No hubiéramos soñado si nuestro sueño si nuestro reposo no hubiese sido perturbado por una causa cualquiera, y el sueño es la realización de dicha perturbación.<br />
  10. 10. ¿Por qué olvidamos al despertar nuestros sueños?<br />Es un proverbio que los sueños se desvanecen a la mañana.<br />El sueño es susceptible del recuerdo, pues lo conocemos únicamente por el que de él conservamos al despertar, pero con gran frecuencia creemos no recordarlo sino muy incompletamente y haber olvidado la mayor parte de su contenido.<br />
  11. 11. La peculiaridades psicológicas del sueño.<br />El sueño completo se nos muestra como algo ajeno a nosotros.<br />Negaremos pues que las fuentes oníricas, se hallen condicionados por el material que pasa al contenido de sueño, pues ese material es común, en mayor parte a la vida onírica y a la despierta.<br />
  12. 12. Los sentimientos éticos en el sueño.<br />El sueño ignora en absoluto toda aspiración moral, sostienen los otros que la naturaleza moral del hombre perdura también en la vida onírica.<br />HAFFNER. Salvo raras excepciones, el hombre virtuoso, lo es también en los sueños.. Rechazara las tentaciones y resistirá al odio, a la envidia a la cólera y a los demás vicios.<br />SCHOLZ. Nuestros sueños enseñan algo verdadero. En ellos reconocemos nuestro propio yo, a pesar del disfraz de la elevación o el rebajamiento con el que se nos aparece.<br />
  13. 13. Teorías oníricas y función del sueño<br />Las distintas teorías que de ese modo puedan establecerse se diferenciaran en el carácter de los sueños consideren como esencia, enlazando a él las explicaciones y las relaciones constitutivas de su contenido. <br />No habrá de ser una condición indispensable que de todas y cada una de ellas pueda deducirse una función o utilidad del fenómeno onírico, pero obedecen a nuestra acostumbrada orientación teológica.<br />
  14. 14. Relaciones entre el sueño y las enfermedades mentales.<br /><ul><li> A relaciones clínicas cuando u n sueño representa un estado psicótico o queda como residuo del mismo.
  15. 15. Las transformaciones que la vida onírica sufre en los casos de enfermedad mental.
  16. 16. A las relaciones internas entre el sueño y la psicosis , esto es a las analogías reveladoras de una afinidad esencial.</li></li></ul><li>El método de la interpretación onírica.<br />Los sueños son susceptibles a la interpretación. <br />La hipótesis de que los sueños son interpretables fue la principal teoría onírica de Freud.<br />En este método no se ven a los sueños como un acto anímico, sino un proceso puramente somático, cuyo desarrollo se exterioriza en el aparato psíquico por medio de determinados signos.<br />
  17. 17. El sueño es una realización de los deseos.<br />Puede demostrarse que los sueños evidencian frecuentemente, sin disfraz alguno, el carácter de realización de los deseos, hasta el punto de que nos asombra como el leguaje onírico no ha encontrado comprensión hace ya mucho tiempo<br />
  18. 18. La deformación onírica.<br />Todo sueño es una realización de deseos y que no existen, por tanto, sino sueños optativos habrán de alzarse rotundas negativas.<br />Existen en efecto, muchos de contenido penoso que no muestran el menor indicio de una realización de deseos.<br />
  19. 19. <ul><li>Material y fuentes de los sueños</li></ul>*Lo reciente y lo indiferente en el sueño<br />*Lo infantil como fuente onírica<br />*Las fuentes oníricas somáticas<br />
  20. 20. <ul><li>Para interpretar un sueño, es indispensable que el sujeto acceda a comunicarnos las ideas inconscientes que se esconden detrás del contenido manifiesto del mismo.
  21. 21. Existe cierto número de sueños que casi todos soñamos en idéntica forma, y de los que suponemos poseen en todo individuo igual significación.
  22. 22. Son merecedores de especial interés por el hecho de que proceden de fuentes idénticas, y esto los hace muy adecuados para proporcionarnos un amplio esclarecimiento sobre las fuentes oníricas.</li></ul>Sueños típicos<br />
  23. 23. El sueño de avergonzamiento ante la propia desnudez<br /><ul><li>El hallarnos desnudos ante personas extrañas, suele surgir también, sin que durante él experimentemos alguno de vergüenza o embarazo.
  24. 24. Cuando trae consigo interés y sentimiento, se considera un sueño típico, lo esencial es la penosa sensación.
  25. 25. La intensidad de la vergüenza, puede ser superior a lo que el grado de desnudez podría justificar.
  26. 26. Las personas ante las cuales nos denudamos suelen ser desconocidas, y de las cuales jamás recibimos algún reproche.</li></ul>Sujeto/ indiferencia de los demás constituye contradicciones<br /><ul><li>La sensación del sujeto correspondería, que los demás la contemplasen con asombro. Esta ha quedado suprimida por la realización de los deseos, mientras que la sensación de vergüenza ha perdurado = falta de armonía (PAG 265)</li></li></ul><li>Los contextos e que tales sueños aparecen incluidos en el análisis de sujetos neuróticos demuestran que se hallan basados en un recuerdo de infancia. En está edad fuimos vistos desnudos sin que fuera a vergonzante.<br />EDAD AVANZADA INFANCIA EXCITANTE  HASTA QUE ALGUIEN LOS TACHA DE PUDOROSOS<br />La manía de los paranoicos de creerse observados cuando se visten o se desnudan, se enlaza a estos sucesos.<br />PERVERSOSEXHIBICIONISTASIMPULSO INFANTILOBSESIÓN <br />Cuando en la edad adulta se nos aparece está época infantil. Esto es la fantasía colectiva de la niñez.<br />Vivimos sin vergüenza hasta que comienza la vida sexual y la labor de civilización.<br />Los sueños de desnudez, son exhibicionistas. El nódulo queda constituido, no en su vida infantil, si no en la actual.<br />INTENCIÓN CONSCIENTEEXHIBICIÓN= PROSIGUA <br /> CENSURA= INTERRUMPA<br />
  27. 27. Sueños fabulas y poetas Todo poeta despierta en sus oyentes impulsos y sentimientos, en el período prehistórico, en los sucesos infantiles.<br />Aquellos en los que no experimentamos dolor alguno. Al analizarlo hallamos que significa algo muy distinto de lo que constituye. (PAG 270)<br />Aquellos en los que nos sentimos afligidos. Su sentido es el deseo de que muera la persona a que se refieren.<br />Los deseos que el sueño nos muestra realizados, no siempre son actuales.<br />No es necesario que en la actualidad desee que muera, si no en su infancia, y por supuesto lo negaran.<br />RELACIÓN CON HERMANOS<br />El hermano mayor maltrata al menor.<br />El hermano menor envidia o teme al mayor.<br />Sueño de la muerte de personas queridas.<br />
  28. 28. La moralidad no surge simultáneamente en toda línea y que la duración de período amoral infantiles es individualmente distinta. Allí es donde nos tropezamos con la ausencia de lo moral, hablamos de degeneración y nos hallamos ante el retraso del proceso evolutivo.<br />La coincidencia de<<carácter histérico>> con el de un niño <<malo>>singular<br />Muchas personas que en la actualidad aman a sus hermanos y experimentarían su muerte, llevan en su inconsciente deseos hostiles a ellos procedentes de épocas anteriores, y estos pueden hallar en sueño su realización.<br />Niños  Nacimiento de un hermano<br />“Una niña quiso ahogar a su hermanito en la cuna”<br />Ellos experimentan la pasión de celos<br />“Es muy pequeña”<br />Todos han tenido estos sueños, y reflejan una cierta hostilidad, pero no alcanza el grado de maldad.<br />
  29. 29. Para un niño <<estar muerto>> no tiene la mis significación, que para un adulto. Lo desconoce y por eso juega con ellos.<br />“Si haces eso otra vez, te morirás como Paquito”<br />No establece diferencia entre <<viaje y muerte>><br />Este infantil deseo de la muerte de los hermanos queda explicado por el egoísmo del niño, que no ve en ellos si no competidores, y en los padres un amor inagotable.<br />Hombre= padre Mujer= madre<br />En términos generales, diríamos que surge una preferencia sexual, y rivales de amor..<br />Los gérmenes de hostilidad que las relaciones paterno- filiales extrañan, negando al hijo el derecho de escoger su camino en la vida. El dolor causado por la muerte del padre no basta para reprimir la satisfacción de la libertad por fin alcanzada.<br />Las ocasiones de conflicto entre madre e hija, surge cuando la última echa mujer, encuentra en aquélla un obstáculo a su deseada libertad sexual, y a su vez, le recuerda el tiempo de enunciar a la satisfacción<br />
  30. 30. El deseo de muerte de los padres, deriva de la infancia.<br />Loa deseos sexuales derivan:<br />Padre hija Madre hija<br />“Ahora soy la mamá” “Soy el hombre de la casa”<br />Los padres desempeñan el papel principal en la vida anímica infantil de todos aquellos que más tarde enferman de psiconeurosis.<br />Nuestros sueños son testimonios de ellos, de lo que pensamos.<br />En “Edipo Rey”, queda exteriorizada y realizada, como en el sueño, la infantil fantasía optativa, base de la tragedia.<br />La idea onírica formada por el deseo alguno del que nos creamos más lejanos.<br />El deseo reprimido, un camino por el que poder eludir la censura y la deformación por ella impuesta.<br />Todos sin excepción, son egoístas y en todos aparece el amado yo, aunque oculto el disfraz.<br />
  31. 31. La elaboración onírica <br />Todas las tentativas realizadas para solucionar los problemas oníricos se enlazan directamente al contenido manifiesto, esforzándose por extraer de el la interpretación o fundamentar en él.<br />Se nos presenta una nueva labor de investigar las relaciones del contenido manifiesto con las ideas latentes.<br />
  32. 32. La labor de condensación <br /><ul><li>El sueño es conciso, pobre y lacónico en comparación con la amplitud y la riqueza de las ideas latentes.
  33. 33. El sueño que al despertar recordamos es un resto de la total elaboración onírica, ya que si se recordaría por entero, presentaría una amplitud igual a la de las ideas latentes.
  34. 34. el sentimiento de haber soñado mas de lo que se puede reproducir es una ilusión.
  35. 35. Durante el análisis surgen por primera vez algunas asociaciones, pero estas solo se establecen entre ideas que se hallaban ya enlazadas de otra manera con el contenido latente.</li></li></ul><li>El proceso de desplazamiento<br /><ul><li>En la elaboración onírica se exterioriza un poder psíquico que despoja de su intensidad a los elementos de elevado valor psíquico, y crea nuevos valores que pasan al contenido manifiesto. Cuando esto sucede habrá tenido efecto en al formación del sueño una transferencia y un desplazamiento de las intensidades psíquicas de los diversos elementos.
  36. 36. El desplazamiento y la condensación son los elementos cuya actividad es la de la conformación de los sueños.</li></li></ul><li>Los medios de representación del sueño<br /><ul><li>En la transformación del material ideológico latente en contenido manifiesto del sueño actúan dos factores principales: la condensación y el desplazamiento oníricos. A estos hay que agregarles dos nuevas condiciones que ejercen influencia sobre la selección del material constitutivo del contenido manifiesto. El sueño no dispone de ningún medio para representar estas relaciones lógicas de las ideas latentes entre sí. La mayor parte de las veces deja a un lado todas las conjunciones señaladas y toma únicamente para la elaboración el contenido objetivo de las ideas latentes.</li></li></ul><li>Díaz Valadez Eduardo<br /> *Antecedentes<br />Sánchez Alvarenga Sara<br /> *Los sueños<br /> *La literatura científica sobre los problemas oníricas<br /> *El método de la interpretación onírica<br /> *El sueño es una realización de deseos<br /> *La deformación onírica<br />García Vicente Jaime<br /> *Material y fuentes oníricas<br /> -Lo recientes y lo indiferente<br /> -Lo infantil como fuente onírica<br />Bernal Partida Andrea Judith<br /> -Sueños típicos<br /> -El sueño de avergonzamiento ante la propia desnudez<br /> -Sueño de la muerte de personas queridas<br /> -El sueño de exámen<br />Vázquez Morales Selene<br /> *La elaboración onírica<br /> -La labor de condensación<br /> -El proceso de desplazamiento<br /> -Los medios de representación del sueño<br />
  37. 37. Bibliografía<br />Sigmund Freud, La interpretación de los sueños, Edit. Círculo de lectores, Londres 1966.<br />Sigmund Freud, La interpretación de los sueños, Tomo 2, Edit. Círculo de lectores, Londres 1966, pp 640.<br />
  1. A particular slide catching your eye?

    Clipping is a handy way to collect important slides you want to go back to later.

×