Anuario Nº 26
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share

Anuario Nº 26

  • 3,198 views
Uploaded on

Índice Anuario ...

Índice Anuario

1. Presentación. Pág. 7

2. El Motín de Talca del 21 de Julio de 1827.
Por Valentina Verbal Stockmeyer Pág. 10

3. La Campaña que se pudo evitar.
Por Waldo Zauritz Sepúlveda Pág. 22

4. Evolución de la Educación del Ejército Chileno, Bajo
las Influencias de los Modelos Francés y
Alemán (1840 – 1890)
Por Claudio Tapia Figueroa Pág. 37

5. Un recorrido por el Fondo Ministerio de Guerra.
Por Eduardo Arriagada Aljaro Pág. 75

6. Los Generales que han servido al Ejército de Chile
en tiempos de la República.
Por la Academia de Historia Militar Pág. 121

7. Fotografía del Recuerdo Pág. 194

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
3,198
On Slideshare
2,267
From Embeds
931
Number of Embeds
3

Actions

Shares
Downloads
66
Comments
0
Likes
0

Embeds 931

http://www.academiahistoriamilitar.cl 914
http://www.pynova.com 9
http://academiahistoriamilitar.cl 8

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. ANUARIO de la Academia de Historia MilitarNº 26, AÑO 2012 Nº 26, AÑO 2012
  • 2. ANUARIO ACADEMIA DE HISTORIA MILITAR Año 2012, Nº 26
  • 3. ANUARIO Nº 26 DIRECTORIO 2011 – 2014 Presidente General Marcos López Ardiles VicepresidenteDr. Isidoro Vásquez de Acuña y García del Postigo Director General Patricio Chacón Guerrero Director General Roberto Arancibia Clavel Director General Cristián Le Dantec Gallardo Director Brigadier Raúl Dinator Moreno Director Coronel Alberto Márquez Allison † Director Dr. Claudio Tapia Figueroa
  • 4. MIEMBROS FUNDADORES Juan Bancalari Z. Mons. Florencio Infante D. Héctor Barrera V. Guillermo Krumm S. Luis Beas V. Sergio Larraín E. Raúl Campusano K. Alberto Marín M.Washington Carrasco F. Mons. Joaquín Matte V. Miguel Caviedes L. Tomás Opazo S. Carlos Cobo V. Luis Ramírez P. Víctor Chávez D. Manuel Reyno G. Ramón Elzo B. Sergio Rodríguez R. Virgilio Espinoza p. Juan Carlos Stack S. Rafael González N. Carlos Valenzuela S.Edmundo González S. Julio Von Chrismar E. COMITÉ EDITORIAL ANUARIO Nº 26, AÑO 2012 General Erwin Herbstaedt Gálvez Coronel Luis Olivares Dysli Coronel Luis Rothkegel Santiago
  • 5. NUESTRA PORTADA REVISTA ANUARIONuestra portada de este año muestra uno de los La Revista Anuario es el órgano oficial de difusiónretratos del general Manuel Baquedano, de auto- de la Academia de Historia Militar, la que fue crea-ría de Fray Pedro Subercaseaux. da el 9 de agosto de 1977 como una corporación de derecho privado sin fines de lucro, cuya finali-El cuadro está pintado sobre una tela de gran for- dad es investigar y difundir la historia militar, conmato y se ubica en el hall central de la Escuela énfasis en la de Chile y su Ejército.Militar. Esta obra fue ejecutada en el año 1912 y setitula “El general Baquedano revistando sus tropas Las opiniones contenidas en los artículos que seen Quebrada Honda.” exponen en la presente publicación son de exclu- siva responsabilidad de sus autores y no represen-Esta es una clara referencia al artículo “La campa- tan necesariamente el pensamiento de la Acade-ña que se pudo evitar”, que se puede leer en nues- mia de Historia Militar.tro anuario. La reproducción total o parcial de cualquiera de los artículos contenidos en la presente edición, sin la expresa autorización de la Academia, está pro- hibida. Se reserva el derecho de edición y adapta- ción de los artículos recibidos. Anuario de la Academia de Historia Militar 5
  • 6. Índice Anuario1. Presentación. Pág. 72. El motín de Talca del 21 de julio de 1827. Contexto, acontecimiento y significado. PorValentinaVerbal Stockmeyer Pág. 93. La campaña que se pudo evitar. Por Waldo Zauritz Sepúlveda Pág. 204. Evolución de la educación del Ejército chileno, bajo las influencias de los modelos francés y alemán (1840 - 1890). Por Claudio Tapia Figueroa Pág. 325. Un recorrido por el Fondo Ministerio de Guerra. Por Eduardo Arriagada Aljaro Pág. 616. Los generales que han servido al Ejército de Chile en tiempos de la República. Por la Academia de Historia Militar Pág. 1017. Fotografía del recuerdo Pág. 1626 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 7. Presentación del Anuario 2012Por fin la Academia de Historia Militar ha regresa- quien bajo el título “La campaña que se pudo evi-do a su sede del viejo alcázar de Blanco Encalada, tar” desarrolla un tema de la Guerra del Pacíficocuartel que alberga al Museo Histórico y Militar que ha sido analizado de manera insuficiente porde Chile, en una atmósfera que está plagada de la historiografía. En efecto, a partir de dos oficioshistoria y tradición. Después del terremoto del 27 muy poco conocidos que el general Manuel Ba-de febrero de 2010 y a raíz de graves daños en quedano dirigió al ministro José Francisco Verga-la estructura de ese viejo cuartel, debimos tras- ra, el autor nos demuestra la oposición del generalladarnos a una sede provisoria que nos facilitó el en jefe a la desmovilización de las tropas chilenasEjército, en la calle Manuel Antonio Prieto de la en el Perú y concluye que su permanencia en te-comuna de Providencia, donde permanecimos rritorio ocupado habría evitado la costosa campa-por casi dos años. ña de la Sierra, que segó tantas vidas y postergó la firma de la paz. Más allá de estas importantes con-Aquí, de vuelta en Blanco Encalada, hemos prepa- secuencias, este episodio refleja también el gradorado la publicación de la vigésima sexta edición del de profesionalismo del general Baquedano, queAnuario que tiene en sus manos, del cual hemos con franca crudeza pone de manifiesto la equivo-aumentado el número de ejemplares para poder cación política que se va a cometer, la que, muyampliar la distribución a instituciones de estudios a su pesar, se ve finalmente obligado a cumplirhistóricos de Chile y del extranjero. de la mejor forma. No hay en él ni un asomo de obsecuencia frente al poder político, ni tampocoEl primer trabajo del contenido de este Anuario se una posición calculadamente ambigua, la que detitula “El motín de Talca del 21 de julio de 1827” seguro habría sido la más oportuna (u oportunis-y se debe a un aporte efectuado por la señorita ta), considerando que había sectores que queríanValentina Verbal Stockmeyer, quien nos presenta levantar su candidatura a la presidencia.un episodio poco conocido de nuestros iniciosrepublicanos, el que da cuenta de una época de El profesor Claudio Tapia Figueroa, jefe del De-gran inestabilidad política y de aisladas subleva- partamento de Historia de la Escuela Militar yciones militares. Algunos historiadores han dado doctor en Estudios Americanos, en su condicióna este periodo, entre 1923 y 1929, el calificativo de miembro del Directorio de nuestra Academia,de “anarquía”, sin embargo hay otros que discre- nos hace una interesante contribución a través depan de esta denominación, lo que se refleja en el un artículo sobre la educación en el Ejército chi-trabajo de nuestra autora, quien es Licenciada en leno bajo la influencia de los modelos francés yHistoria por la Universidad de Los Andes y estu- alemán (1840-1890). El trabajo describe en formadiante del programa de magíster en Historia que pormenorizada la evolución que en el Ejército ex-desarrolla la Universidad de Chile. perimentó la docencia y hace un reconocimiento al general Manuel Bulnes, quien durante su man-En las páginas siguientes encontramos una cola- dato adoptó especiales medidas en beneficio deboración del ex presidente de nuestra Academia, la educación en el país y en el Ejército. Nuestroel general de división Waldo Zauritz Sepúlveda, autor pone de relieve el rol protagónico que cupo Anuario de la Academia de Historia Militar 7
  • 8. al Ejército, desde mediados del siglo XIX, como verdad es que no resulta tan fácil, especialmenteactor de un proceso sistemático de apoyo a la edu- al abordar a los generales del siglo XIX, pues lacación nacional. En suma, un trabajo novedoso documentación que ha llegado hasta nuestros díasque hace un interesante aporte a la historiografía es muy escasa. Estimamos que esta completa rela-educacional. ción puede servir a los historiadores militares para iniciar investigaciones diversas, como aquellas so-Un colaborador ya tradicional de este Anuario bre el desarrollo profesional de los oficiales, sobrees el magíster en historia militar e historiador las circunstancias políticas que en determinadasresidente de nuestra Academia, el señor Eduar- épocas afectaron al Ejército y a sus generales, ydo Arriagada Aljaro, quien ahora nos presenta sobre los procedimientos de ascenso a los gradosun artículo titulado “Un recorrido por el Fondo superiores, entre muchos otros temas que estánMinisterio de Guerra”. Este artículo es en cierta pendientes en la historiografía militar.medida continuación de otro que se presentó enel Anuario del año 2011, teniendo el que ahora Para terminar, como en anteriores Anuarios, fina-incluimos, un carácter más específico, por cuanto lizamos las páginas de esta edición con una curiosase concentra en el Fondo Ministerio de Guerra del fotografía que está muy relacionada con el trabajoArchivo Nacional Histórico. El trabajo busca ha- que se presenta sobre los generales del Ejército.cer una exploración en su catálogo para extraer de Ella nos ha sido gentilmente facilitada por el co-este último los volúmenes (y sus respectivas des- ronel Francisco Riveros Lagréze y perteneció a sucripciones) más emblemáticos de ese Fondo y que abuelo, el general Francisco Lagréze Frick. Es me-naturalmente sirven para el cultivo de la historia jor quedarnos en el solo anuncio para que el lectormilitar chilena. Esa extracción tiene como crite- pueda apreciar esta fotografía, que no dudamos enrio las campañas militares que tuvieron lugar en calificarla de histórica.Chile durante el siglo XIX, y conforme a ellas seordena y presenta la información extractada. Por Antes de terminar estas líneas, aprovechamos delo tanto, el concepto de historia militar que se uti- exhortar a los miembros de la Academia y a nues-liza, dice relación con la historia de los hechos de tros lectores para que nos sigan enviando artículosarmas. Son pocos los investigadores de la historia para este Anuario o para otros órganos de difusiónque pueden tropezarse con una ayuda como la que que están relacionados con nosotros. Si la historiagenerosamente nos aporta Eduardo Arriagada. de Chile y particularmente su historia militar son poco conocidas para nuestra juventud, en algunaEn un esfuerzo mancomunado, la Academia se medida también nosotros somos responsables.propuso terminar la investigación referida a losgenerales del Ejército de Chile, que años atrás ha-bía iniciado el general Manuel Barros Recabaren,cuando era presidente de nuestra corporación. General Marcos López ArdilesBajo el título “Los generales que han servido alEjército de Chile en tiempos de la República”, Presidente de la Academiase presenta un estudio y un completo listado delos 867 oficiales que han alcanzado ese grado en-tre los años 1810 y 2012. Lo que aparentemen-te puede verse como una sencilla recopilación, la8 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 9. El motín de Talca del 21 de julio de 1827. Contexto, acontecimiento y significado Valentina Verbal StockmeyerIntroducción Pero ¿qué se entiende por estabilidad política? Se- Licenciada en Historia por gún el diccionario de la Real Academia Española la Universidad de los Andes (RAE), estable es “aquello que se mantiene sin pe- y estudiante de magíster en ligro de cambiar, caer o desaparecer”2. Y, en tér- la misma disciplina en la minos institucionales, estabilidad política puede Universidad de Chile. entenderse como la sucesión regular de gobier- nos, según un orden constitucional preestablecido (escrito o consuetudinario), y la trascendencia deUna de las constantes principales en la historia dicho orden en el tiempo. A contrario sensu, ines-de Latinoamérica, especialmente en el siglo XIX, tabilidad política es la ausencia de esta sucesión yha sido su gran inestabilidad política. Expresio- trascendencia temporal; caracterizada, cual círcu-nes de esta inestabilidad han sido tres fenómenos lo vicioso, por los tres fenómenos arriba indica-concretos: el constitucionalismo, la anarquía y el dos: constitucionalismo, anarquía y militarismo.militarismo. Estas expresiones, muchas veces hansido estudiadas en forma aislada, sin explicarse las Aunque para algunos politólogos y especialistas enconexiones entre ellas. Sobre las relaciones entre derecho constitucional, la palabra constitucionalismoel constitucionalismo y el militarismo, Bernardi- sea entendida, en términos positivos, como el pro-no Bravo Lira señala: “En general hasta ahora se ceso histórico de sometimiento del Estado a sistemasha estudiado mucho el uno y solo últimamente se constitucionales escritos y definidos, garantizando elcomienza a estudiar el otro. Además se exalta al principio de separación de poderes y la consagraciónconstitucionalismo y se repudia al militarismo. Lo de derechos individuales3, para otros estudiosos, es-cual es tan absurdo como querer disociar el anver-so del reverso de una moneda”1. 2 Real Academia Española, “Estable”, en Diccionario de la Len- gua Española. Disponible en Internet: http://buscon.rae.es/ draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=estable [último acceso: mayo de 2012].1 Bravo Lira, Bernardino, “Gobiernos civiles y gobiernos mili- 3 En este sentido, el diccionario de la RAE define el constitu- tares en Hispanoamérica. 1810-1889. Estudio histórico-insti- cionalismo como “el sistema político regulado por un sistema tucional”, en Poder y respeto a las personas en Iberoamérica. Siglos constitucional” (Real Academia Española, “Constitucionalis- XVI a XX, Ediciones Universitarias de Valparaíso, Universidad mo”, en Diccionario de la Lengua Española. Disponible en Católica de Valparaíso, Valparaíso, 1989, p. 125. Internet: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_ Anuario de la Academia de Historia Militar 9
  • 10. pecialmente historiadores políticos y del derecho, por la acción de caudillos o de facciones oligárquicas;el término asume una connotación más bien nega- muchas veces, siendo apoyados por ejércitos o portiva. Es el caso del mismo Bravo Lira, quien en otra algunos sectores de estos. Y por militarismo, la sub-de sus obras afirma: “El papel lo aguanta todo. Pero el ordinación del estamento civil al militar, lo que sepaís no. Por eso, las constituciones pasan y las instituciones expresa no solo en el ejercicio del poder por partequedan” 4 . Este autor subraya que, incluso en los paí- de los militares, sino también, al decir de Richardses occidentales, fuertemente influidos por la Revo- Konetzke, en una “intervención de mentalidades es-lución francesa, y aunque hayan dictado numerosas pecíficamente militares en el ámbito civil” 7.constituciones escritas, al final, la estabilidad políticade ellos no deriva de dichos documentos, sino de las Latinoamérica ha sido testigo y víctima de estasinstituciones “permanentes”, consolidadas a lo largo expresiones en el siglo XIX no solo de manera epi-de siglos. Es lo que llama constitución histórica.5 sódica, sino de un modo constante y crudo duran- te toda la centuria. La estabilidad, lo que deberíaSi bien la tesis del profesor Bravo Lira es sumamen- haber sido la regla, se convirtió en la excepción.te discutible (¿existen realmente las instituciones Por ejemplo, el Perú, entre 1839 y 1879 –es decir,“permanentes”?6), resulta dramático constatar que entre el término de la Guerra contra la Confede-en casi doscientos años de vida republicana los es- ración y el comienzo de la Guerra del Pacífico–tados de Latinoamérica han dictado un número si- llegó a tener treinta y dos gobiernos, casi todosmilar de constituciones escritas. Parece que nun- nacidos a partir de golpes militares.8ca, por motivos diversos, ha cesado el utopismolegalista que ve en la promulgación de leyes y de Este trabajo apunta a iniciar un acercamiento alconstituciones, moral y técnicamente “perfectas”, período llamado de “anarquía” o “de ensayos cons-la puerta de entrada hacia paraísos terrenales, ha- titucionales” (según sea la postura del autor) en lacia procesos históricos nuevos y venturosos. perspectiva de si responde o no a una inestabilidad política estructural, especialmente desde el puntoSobre las otras dos expresiones de inestabilidad, diga- de vista del militarismo, aspecto poco estudiadomos algunas palabras. Por anarquía ha de entenderse por la historiografía chilena, al menos en compa-la escasa duración de los gobiernos, particularmente ración con los elementos institucionales o cons-civiles, siendo derrocados por la fuerza, por ejemplo, titucionales de este y otros períodos de nuestra historia.9 Este inicio tendrá como tema central un acontecimiento concreto: el motín de Talca del 21 BUS=3&LEMA=constitucionalismo [último acceso: mayo de de julio de 1827. Para ello, en primer lugar, da- 2012].4 Bravo Lira, Bernardino, El Estado de Derecho en la Historia de Chile, Ediciones Universidad Católica de Chile, Santiago, 1996, p. 31. 7 Citado por Kalhe Günter, El ejército y la formación del Estado en5 Ibíd., p. 66ss. los comienzos de la Independencia de México, Fondo de Cultura6 No cabe duda de que el tránsito de la Colonia a la Independen- Económica, México DF, 1997, p. 15. cia supuso una mixtura entre tradición y modernidad, que la 8 Cfr. Klarén, Peter F., Nación y sociedad en la Historia del Perú, emancipación fue una revolución sobre la base de una cierta Instituto de Estudios Peruanos (IEP), Lima, 2004, pp. 525- evolución institucional, desarrollada en el período llamado de 526. anarquía, en el que, justamente, se inserta este trabajo. Para el 9 Dos conocidas obras que centran el estudio del período en el en- carácter, a la vez, tradicional y reformista de la Independencia foque específicamente institucional-constitucional son: Edwards, chilena, véanse: Villalobos, Sergio, Tradición y reforma en 1810, Alberto, La organización política de Chile. 1810-1833, Editorial Di- RIL Editores, Santiago, 2006; y Collier, Simon, Ideas y Política de fusión Chilena, Santiago, 1943; y Heise, Julio, Años de formación y la Independencia chilena, Editorial Andrés Bello, Santiago, 1977. aprendizaje políticos, Editorial Universitaria, Santiago, 1978.10 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 11. remos algunas pinceladas sobre el contexto de la En el estudio de este período, normalmente,12 laépoca. Y, luego de referir el acontecimiento mis- historiografía pone el acento en los gobiernos demo, abordaremos, a modo de conclusión, su signi- Ramón Freire (que suele circunscribirse a los añosficado; es decir, si responde o no a un episodio de 1823-1826) y al de Francisco Antonio Pinto (queinestabilidad política estructural, especialmente se acostumbra a ceñir a los de 1827-1829). Noen clave militarista. obstante, Etchepare y Valdés enumeran en treinta y uno la cantidad de gobiernos que se sucedieronContexto entre enero de 1823 y marzo de 183113. Además de lo cual –otro factor que justifica, para el casoLos historiadores discuten si el período 1823-29 de nuestro país, la denominación de anarquía–merece o no el calificativo de anarquía, optando en estos cortos nueve años, se promulgaron dosalgunos por el más elegante de ensayos constitu- constituciones14: la moralista de 182315 y la liberalcionales.10 Jaime Etchepare Jensen y Mario Valdés de 182816, amén del llamado ensayo federal deUrrutia hacen un distingo que no deja de tener 1826, del que hablaremos más adelante.importancia. Sostienen que dicha denominaciónno cabe si comparamos la realidad de nuestro país Este caótico estado imperante explicaría el can-con la del resto de Latinoamérica, ya que la anar- sancio de muchos connacionales. Por ejemplo, enquía chilena habría sido de muy corta duración, a la misma senda de Diego Portales, y después dediferencia de la acontecida en la gran mayoría de haber sido su adversario17, Mariano Egaña, quienlos otros estados de nuestro continente. Sin em- entre los años 1824 y 1829 residió en Inglaterrabargo, estos mismos autores añaden que si “anali- como ministro plenipotenciario de Chile18 –y quezamos el problema con el prisma exclusivo de la historianacional se justificaría la tipificación, ya que es el únicoperíodo, a excepción de la anarquía de los años 1931- ingreso a la educación superior, Volumen 1, Editorial Univer- sidad de Concepción, Concepción, 2005, p. 177.1932, en que se suceden con tanta rapidez los gobiernos 12 Al decir normalmente excluimos, como excepciones quey existe tal indefinición respecto de los objetivos y los confirman la regla, las historias de Chile más extensas, enmedios para lograrlos.” 11 especial: Barros Arana, Diego, Historia General de Chile, 16 vo- lúmenes, 2000-2005; y Encina, Francisco Antonio, Historia de Chile, 37 volúmenes, Editorial Ercilla, Santiago, 1984. 13 Cfr. Etchepare Jensen, Jaime, y Mario Valdés Urrutia, op. cit., p. 181.10 Para el período 1810-1830, véase a Etchepare Jensen, Jaime, 14 Para la evolución constitucional chilena, véase a Heise Gon- Manual de Historia política y constitucional de Chile, 1810-1830, zález, Julio, Historia constitucional de Chile; y Campos Harriet, Vicerrectoría Académica — Dirección de Docencia, Univer- Fernando, Historia constitucional de Chile. Las instituciones políti- sidad de Concepción, Concepción, 1999. Esta obra inclu- cas y sociales, Editorial Jurídica de Chile, Santiago, 1969. Para ye, íntegramente, los textos constitucionales promulgados los textos constitucionales promulgados en Chile, véase a Va- durante esos años. Una visión optimista de este período es lencia Avaria, Luis, Anales de la República. Textos constitucionales la de Julio Heise González, quien afirma que los “siete años de Chile y Registro de los ciudadanos que han integrado los poderes [1823-1829] de lucha por la organización del Estado, impro- Ejecutivo y Legislativo desde 1810, Editorial Andrés Bello, San- piamente denominados ‘Anarquía’, constituyen un trozo de la tiago, 1986. vida histórica de nuestra patria, que se nos presenta como un 15 Elaborada por Juan Egaña (1769-1836). período de agitación aparentemente inútil, pero en el fondo y 16 Escrita por el español José Joaquín de Mora (1783-1864). en su conjunto fecundo” (Heise González, Julio, Historia cons- 17 Cfr. Brahm García, Enrique. Mariano Egaña. Derecho y Política titucional de Chile, Editorial Jurídica de Chile, Santiago, 1959, en la formación de la República Conservadora, Centro de Estudios p. 45). Bicentenario, Santiago, 2007, pp. 41-43.11 Etchepare Jensen, Jaime, y Mario Valdés Urrutia, Curso de 18 Período que casi exactamente coincide con el período ahora Historia de Chile. Para la enseñanza media y para pruebas de referido. Anuario de la Academia de Historia Militar 11
  • 12. Ahora bien, el contexto político preciso del acon- tecimiento que es materia de este trabajo es la vi- gencia de las leyes federales. El federalismo fue el proyecto político liderado por José Miguel Infante Rojas (1778-1844) que consistió en la dictación de un conjunto de leyes, entre los meses de julio y agosto de 1826. La primera de ellas estableció el “sistema federal” para Chile (14 de julio) y la últi- ma creó asambleas legislativas en cada una de las provincias de nuestro país (30 de agosto).20 Con cierto realismo, los federalistas optaron por dictar leyes, dejando como meta final la promulgación de una constitución que regulase de manera ge- neral el régimen que se deseaba implantar, bajo la influencia de la revolución estadounidense. Como contexto económico, puede señalarse la Francisco Antonio Pinto y Díaz de la Puente existencia de una grave crisis fiscal. Manuel José Presidente de Chile Gandarillas, el ministro de Hacienda de la época, (5 de mayo de 1827 - 16 de septiembre de 1829) señalaba: “El sistema de nuestras rentas, en su distribu- ción, recaudación y administración, es el más malo queen tal calidad tuvo como principal misión el lo- pudo inventarse. Los oficinistas y sus partidarios confesa-grar el reconocimiento europeo de nuestro país rán la exactitud de esta proporción cuando vean demos-como Estado independiente– se lamentaba pro- trado claramente que los dos tercios de lo que la naciónfundamente, con la perspectiva que le otorgaba la contribuye para los gastos públicos, se evapora, por decir-distancia geográfica –amén de la comprobación, lo así, antes de ingresar en las arcas nacionales”.21en los hechos, de un verdadero Estado en forma,como lo era el británico– del desorden existente Y, con respecto a un contexto que podemos califi-en el Chile de esos años. Enrique Brahm describe car de militar, se trataba de una época de fuerte lu-esta desazón de don Mariano del siguiente modo: cha contra bandas de malhechores, como la de Los“Desde Europa, Egaña observaba con particular desespe- Pincheira. Barros Arana dice que “Por la prolongaciónración estos hechos. Más todavía cuando recibía noticias de la guerra contra la bandas de malhechores que ejercíanmuchas veces fragmentarias de los mismos, a través de sus depravaciones en las provincias del sur, y con el propó-la prensa, fundamentalmente extranjera, sin tener con- sito de mantener el orden interno, el gobierno se creía en lafirmación oficial de ellos por parte de su gobierno. Su precisión de conservar un ejército superior a las verdaderasmolestia aumentaba cuando veía que, como consecuencia necesidades y a los recursos del país, que el erario no podíadel desorden político reinante, Chile perdía credibilidadante las monarquías europeas, y por lo tanto se alejaba laposibilidad de que se le reconociera su independencia.” 19 20 Cfr. Etchepare Jensen, Jaime, y Mario Valdés Urrutia, op. cit., p. 184. 21 La Aurora, Número 11, del 11 de agosto de 1827. Citado por Barros Arana, Diego, Historia General de Chile, Tomo XV, Edi-19 Brahm García, Enrique, op. cit., pp. 52 y 53. torial Universitaria, Santiago, 2005, p. 132.12 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 13. pagar, y que comenzaba a ser objeto de las más tormento- de el sur de su campaña en contra de los mon-sas inquietudes” 22. Y agrega que los “oficiales inscritos toneros, como los mencionados Pincheira– “eranen el ejército excedían con mucho al que correspondía al completamente extrañas a estas perturbaciones políticas,número de soldados; y muchos de ellos no tenían más que y nada hacía temer acto alguno de insurrección” 26.el título de tales, pues nunca habían prestado serviciosefectivos, si bien gozaban de sueldos y de prominencias.” 23 Y, al momento de retornar las tropas desde el sur, el pueblo de Talca estaba resguardado por un es-Importante es indicar que en el momento del motín cuadrón de cazadores a caballo que mandaba elde Talca del 21 de julio de 1827 gobernaba Francisco teniente coronel don Manuel Urquizo, y por elAntonio Pinto, quien tuvo que hacer frente a todas batallón número 1 (Chacabuco), en ese momentoestas dificultades, amén de suspender el régimen fe- a cargo del sargento don Manuel Navarro.deral y reemplazarlo por uno de corte liberal.24 ¿Qué sucedió?Por último, fundamental es señalar –lo que se re-laciona directamente con el tema de este trabajo– La noche del 21 de julio, a las tres de la madruga-que la tropa se encontraba mal pagada y desmo- da, los soldados del escuadrón de cazadores, lide-ralizada. Según Barros Arana, esto se explica por rados por algunos sargentos y cabos, se sublevaronel contexto de general inestabilidad, por ejemplo, en el convento de San Agustín que hacía las vecespor la existencia de “[…] oficiales turbulentos y de cuartel militar. Asimismo, “[…] apresaron a losrevoltosos”,25 protagonistas de reiterados y escanda- oficiales que dormían en él; se apoderaron de la guardialosos motines. de la cárcel y del depósito de armas que allí había, y tomaron, además, como prisioneros a otros oficiales queAcontecimiento vivían en la ciudad”.27Como contexto político local, muy importante Como fuentes principales de este acontecimiento,fue el proceso de demarcación territorial que es- han de considerarse los dos partes militares del co-taba enfrentando el pueblo de Talca. En efecto, la mandante Manuel Urquizo: uno breve e inmediatociudad maulina se había negado a incorporarse a la del 21 de julio de 1827, y otro largo y posterior delprovincia de Colchagua y a enviar representantes 23 de julio del mismo año. Asimismo, interesante,a la asamblea de esta que funcionaba en Curicó. aunque no tan detallado, es el oficio del goberna-Esto hizo que se formara entre los vecinos una dor de Talca, don Juan Nepumoceno de la Cruz deljunta llamada comisión representativa. Esta asam- 24 de julio de 1827. Estos tres documentos fueronblea, reunida el 19 de mayo de 1827, dio cuenta al transcritos en el periódico La Clave del 1 de agostoCongreso y al Gobierno de su instalación, y man- de 1827, así como en las Sesiones de los Cuerpos Le-dó retirar a los diputados que este distrito tenía en gislativos. Además, este acontecimiento fue tratadoSantiago. Barros Arana recalca que, sin embargo, por algunos periódicos de la época, especialmentelas tropas –que en su mayor parte regresaban des- por El Verdadero Liberal de Santiago (31 de julio de22 Ibíd.23 Ibíd.24 Cfr. Collier, Simon, op. cit., p. 272. 26 Ibíd., p. 136.25 Barros Arana, Diego, op. cit., p. 132. 27 Ibíd. Anuario de la Academia de Historia Militar 13
  • 14. 1827), situación que trajo consigo algunos efectos Observé que el que comandaba era el cabo de la 1.ª,“secundarios” que mencionaremos más adelante.28 Bernardo Pérez, pues al preguntarse por mí quién era el autor de aquel movimiento y con quién me debíaUn primer elemento de hecho a considerar, y en entender, se me contestó por éste que con él. Salió alel que coinciden todas las fuentes históricas men- frente, y héchole por mí los cargos del buen trato, y lacionadas ut supra, es que este motín tuvo como exacta asistencia en un todo, con cuanto más pudocausa inmediata el atraso en el pago de los sueldos sugerirme la prudencia y el tino con que debía con-de la tropa. En efecto, el parte del comandante ducirme en aquel caso a fin de retraerlos al orden, seUrquizo del mismo día 21, que hemos calificado me contestó que todo era muy cierto, pero que carecíande breve e inmediato, consigna que a “[…] las nue- absolutamente de sus pagos, que se hallaban debiendove de la mañana se me hizo llamar por los sublevados, en el pueblo; que no tenían lo necesario de sus vicios,y lo verifiqué en el acto; en la entrevista me hicieron y que precisamente antes de deponer las armas habíansaber que únicamente reclamaban sus pagos, a lo que de ser completamente ajustados.contesté: que no estaba en mis alcances el condescendercon su petición, y aunque para contenerlos apuré todos Se le reprodujo por mí que el Gobierno no podíalos medios que en iguales casos dicta la prudencia me hacer más que lo que hacía; que acababan de re-fue enteramente imposible y el desorden tomaba ya un cibir un vestuario; que trescientos y más pesos seaspecto de gravedad”.29 Citemos in extenso, para una me habían suplido a crédito en el pueblo para so-mejor comprensión de este primer elemento, el correrles seis días antes; que se esperaba al oficialparte del día 23, que hemos calificado de largo y conductor de caudales por momentos, en que seríanposterior, en el que Urquizo afirma: socorridos de un modo bastante: que un escuadrón, que jamás había dado que notar en este orden me “Cerciorado plenamente que este cuerpo se hallaba era muy sensible lo verificase ahora, en un pueblo fuera de todo comprometimiento y que estaba ciego de quien había merecido las mayores consideracio- al obedecimiento de mis órdenes, mandé a mi cuar- nes y mejor hospitalidad. Le hice infinitas otras tel a mi asistente, (único hombre que se hallaba reflexiones; pero tenaz en su capricho, unas me re- en franquía de todo el escuadrón) para que se me batía y otras me despreciaba. permitiese hablar con el que comandaba la tropa, pues hasta entonces yo lo ignoraba. Viendo su terquedad traté de entrar en pacto, y des- pués de varios debates quedamos acordes en que Se me accedió, y en el momento fui con ellos, entré si se les daba cuatro pesos a cada uno, cesarían al cuartel y encontré en él el mayor desorden. Los de la empresa. Convine en ello y me fui al Ilustre oficiales todos presos con centinelas; el escuadrón; Cabildo que se hallaba reunido, e igualmente a la formado y los sargentos desarmados, aunque en sus Asamblea, para que ambos cuerpos meditasen de puestos. El almacén descerrajado, y puestos al fren- dónde debía salir este dinero.” 30 te de la línea las municiones sobrantes después de municionados a tres paquetes. El oficio del gobernador de Talca, Juan Nepumo- ceno Cruz, confirma que el motín tuvo como cau-28 No encontramos prensa local de Talca para el tiempo de nues- tro estudio.29 Sesiones de los Cuerpos Legislativos, Tomo XV, N° 41, p. 29. 30 Ibíd., N° 42, p. 29.14 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 15. sa inmediata una motivación esencialmente eco- “Efectivamente se acordó que sin perder momento, senómica: repeliesen los sublevados con la fuerza del batallón Chacabuco y el cuerpo de Nacionales que ya estaba “Bien avenido con los cuerpos militares estacio- reunido. Se dio parte a la Asamblea y Cabildo de la nados en su centro, el batallón Chacabuco y es- resolución antecedente, y estando ambos Cuerpos cuadrón Cazadores a caballo: en el mejor orden conforme en la determinación por ser llegado el y tranquilidad pública: seguros de hostilidades en último caso, y que se habían ya tocado todos los razón de la estación en que nos hallamos a cubier- medios que dicta la buena razón, puse en práctica to de Pincheira y sus satélites: entregados al reposo el ataque dando al efecto las órdenes siguientes. Al que los mismos militares lograban para desahogo bravo teniente Barraza lo estaqué con 20 hombres de sus fatigas y trabajos consiguientes a la anterior a forzar y tomarse a todo trance la guardia de la campaña; entonces es que el antedicho cuerpo de cárcel, por ser la más importante, pues se hallaban Cazadores forja, sin que por otros se trascienda, bajo su custodia los diez mil tiros y el armamento un proyecto de sublevarse escandalosamente en esta de Nacionales. El batallón, en seguida de la van- plaza, como lo verificó el día 21 del que rige a pre- guardia, marchó bajo mis órdenes a distancia de texto de no estar pagados mucho tiempo ha de sus 50 pasos. La intrepidez del teniente Barraza hizo sueldos, y exigiendo sus ajustes de las existencias rendirse por la fuerza a la citada guardia a pesar que suponían en esta tesorería y administración, de haberse sostenido con vivo fuego.” 33 o en caso de que con tales fondos no alcanzaren a pagarse, lo verificara el pueblo bajo el mas serio Esta acción de armas concluyó con la muerte del apercibimiento de un saqueo.” 31 teniente Barraza y de tres soldados de Cazadores. Urquizo informa de la pérdida total de “veintiúnUn segundo elemento de hecho importante es hombres entre fugados y muertos,”34 incluyendo aque, finalmente, el incidente se resolvió por la los sublevados, ya que habla de fugados. En todovía armada. Dice Urquizo en su parte del día 21: caso, resulta claro que los cabecillas del motín“Acordé en Junta de Guerra lo que se debía hacer en esta –Bernardo Pérez, Pablo Arriagada, José María Re-materia, y se resolvió repelerlos con el batallón Chacabu- yes y Rosauro Muñoz– fueron fusilados al día si-co y las milicias que pude reunir: ellos hicieron resisten- guiente, es decir, el 22 de julio de 1827. En suma,cia en la guardia de la cárcel y en el cuartel con bastante y coordinando este documento con el oficio delobstinación. Al ver que me eran infructuosas todas las gobernador de Talca, Juan Nepumoceno Cruz, esmedidas de pacificación me determiné a rendirlos a fue- posible concluir que, a lo menos, murieron cua-go, como efectivamente se verificó. Me anticipo a avisar tro hombres por el lado del Gobierno y, a su vez,a Ud. este resultado porque más de treinta sublevados se cuatro por el lado de los amotinados: los cabecillashan dirigido a esa capital”.32 En el parte del día 23, fusilados.35Urquizo da cuenta con más detalles del enfrenta-miento armado a que dio lugar la intransigencia de Por último, y como un tercer elemento fáctico,los amotinados: el periódico El Verdadero Liberal de 31 de julio de 1827, si bien acoge la misma tesis económica de 33 Ibíd., N° 42, p. 29.31 Ibíd., N° 43, p. 30. 34 Ibíd.32 Sesiones de los Cuerpos Legislativos, Tomo XV, N° 41, p. 29. 35 Cfr. Ibíd., N° 43, p. 30. Anuario de la Academia de Historia Militar 15
  • 16. las fuentes arriba citadas, pone el acento en un Como se observa, un “efecto secundario” del mo-clima político general de desorden, culpando al tín de Talca del 21 de julio de 1827, y a raíz delgobierno del acontecimiento aquí referido: “En apresamiento de Juan Chapuis, editor de El Verda-esta ocasión como en muchas otras hemos sido profetas, dero Liberal, fue una cierta discusión en los diariospara lo cual no nos ha sido necesaria mucha perspicacia, (y, suponemos, en determinados círculos elita-sino solo un poco de buen sentido, y el conocimiento del rios) de la capital en torno a la libertad de im-estado actual del país. Ninguno habrá experimentado prenta. Diríamos, a la luz de nuestra revisión dela menor sorpresa al saber lo acontecido en Talca, pues la prensa periódica de esos días, que este puntoel árbol ha dado su fruto”.36 Esta nota, escrita por ocupó mucho más espacio que el acontecimientoel francés Juan Chapuis, editor del periódico, fue mismo aquí tratado.fuertemente rechazada por el Gobierno. En efec-to, y tal como da cuenta el periódico La Aurora del A modo de conclusión: significado8 de agosto de 1827: del motín de Talca del 21 de julio de 1827 “El 1° del corriente fue encarcelado Mr. Chapuis, editor del Verdadero Liberal, de orden de su exce- Intentemos ahora, a modo de conclusión, captar lencia elVicepresidente de la República, comunica- el significado del acontecimiento aquí abordado a da por escrito al juez de letras en lo criminal, por partir de algunas preguntas. La primera y más bá- el artículo “Acontecimientos de Talca” publicado en sica es la siguiente: ¿el motín de Talca del 21 de julio el núm. 60. El cargo de escribir para el público nos de 1827 tuvo motivaciones de carácter –principalmen- impone registrar este suceso en nuestras páginas te– político o económico? En otras palabras, ¿se trató de para defender la ley de libertad de imprenta que una sublevación en contra del Gobierno o que obedeció, se ha infringido por un golpe de autoridad. Con- más bien, a razones “gremiales”, como el no pago de suel- fesamos que este artículo es descarado, indiscreto y dos en forma oportuna? Claramente, a la luz de las ofensivo del respeto que se debe al gobierno; pero fuentes citadas –partes militares del comandante teniendo éste un camino demarcado por las leyes Urquizo, oficio del gobernador de Talca y notas para hacer vengar su ofensa, y castigar la licen- de prensa– se trató de un conflicto básicamente ciosa manera con que ese escritor se ha producido; “gremial”, originado en el no pago de sueldos en cuando se le había presentado la oportunidad más forma oportuna. El mismo Barros Arana, a pesar favorable de ofrecer un escarmiento que enfrente del contexto general anárquico que describe –po- la audacia de los que intentasen seguir su ejemplo lítico, económico, militar y local– señala que las pernicioso, es muy sensible que haya abusado del tropas eran completamente extrañas a las pertur- poder, invadiendo las fórmulas legales del juicio de baciones políticas de dicha época.38 imprenta, que constituyen las garantías más apre- ciables de las libertades públicas.” 37 Sin embargo, lo anterior no implica, como tam- bién lo insinúa Barros Arana39 –y, como fuente di- recta, Juan Chapuis40– que este y otros motines de36 El Verdadero Liberal, “Acontecimientos de Talca”, 31 de julio de 1827, pp. 1 y 2. Disponible en Biblioteca Nacional de Chile, 38 Cfr. Barros Arana. Diego, op. cit., p. 136. Sección Periódicos. 39 Cfr. Ibíd., p. 132.37 La Aurora, 8 de agosto de 1827, p. 1. Disponible en Biblioteca 40 ElVerdadero Liberal, “Acontecimientos de Talca”, 31 de julio de Nacional de Chile, Sección Periódicos. 1827, pp. 1 y 2.16 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 17. la época en estudio se encuentren efectivamente lo militar en el plano civil. En otras palabras, seinsertos en un contexto general de inestabilidad rompió, al menos en un ámbito descentralizado ypolítica, concretamente de anarquía. Como se- local, el carácter jerárquico y no deliberante queñalamos en el primer apartado de este trabajo, si debe reinar en toda institución castrense. Hay quebien la anarquía chilena del siglo XIX fue corta, decir que, en términos formales, este carácter yano extendiéndose durante la mayor parte de la se encontraba en constituciones tempranas. Porcenturia, al menos en los términos del resto de ejemplo, la de 1823 establece en su artículo 226Latinoamérica –con excepción del caso de Brasil– que la “[…] fuerza pública [armada] es esencialmentesí fue intensa, llegando a sucederse más de treinta obediente: ningún cuerpo armado puede deliberar” 41gobiernos y promulgarse tres órdenes constitu-cionales distintos, aunque uno de ellos, el llamado Cabe consignar que en los tomos del Ministerio deensayo federal, se construyó formalmente sobre la Guerra de 1827 relativos a sublevaciones militaresbase de leyes. Recordemos, por lo demás, que una no encontramos juicios asociados al acontecimientode las causas de la dificultad del reconocimiento que es materia de este trabajo. Hay que recordarinternacional de la Independencia de nuestro país que los cabecillas del motín fueron fusilados al díafue, justamente, el clima de desorden político– siguiente, o sea, a partir de juicios sumarísimos. Yinstitucional reinante en el Chile de esos años. En que en ese tiempo aún estaban vigentes las orde-suma, y si bien, por ejemplo, el motín en estu- nanzas militares de Carlos III, rey de España entredio no respondió a la oposición a la demarcación 1759 y 1788.42 Dice esta norma: “Los que emprendie-territorial emanada de las leyes federales, el am- ren cualquiera sedición, conspiración o motín, indujerenbiente de desorden político existente posibilitó la a cometer estos delitos contra mi real servicio, seguridademergencia de sublevaciones militares a un nivel de las plazas y países de mis dominios, contra la tropa,de mando descentralizado. En otros términos, su comandante u oficiales, serán ahorcados en cualquieraresulta bastante lógico pensar que la falta de una número que sean; y los que hubieren tenido noticia y noautoridad fuerte a un nivel central debilite a las los delaten luego que puedan, recibirán la misma pena” 43.autoridades descentralizadas, incluso en aquellasde tipo jerarquizado como las del ejército. En tercer lugar, la pregunta más compleja –la que en parte también ha sido ya respondida– es si exis-La segunda interrogante que nos planteamos es si te alguna conexión entre las expresiones de ines-el motín en cuestión constituye o no una expre- tabilidad política reseñadas en la introducción desión de militarismo. En parte, esta pregunta ya ha este trabajo: el constitucionalismo, la anarquía ysido respondida. Si la palabra militarismo la en- el militarismo. Si bien este tema ha sido analiza-tendemos en sentido material, como la primacía do, más bien en perspectiva político-institucionalpolítica del estamento militar por sobre el civil, por la historiografía chilena, cabe señalar que sínos parece que no, que no se trató de un motíncon tintes militaristas, puesto que los militares su-blevados no manifestaron la intención de tomarse 41 Citada por Etchepare Jensen, Jaime, Manual de Historia Política y Constitucional, p. 317.el gobierno. Sin embargo, si el término militaris- 42 Para este monarca, véase: Domínguez Ortiz, Antonio, Carlosmo lo consideramos en un sentido formal, como III y la España de la Ilustración, Alianza Editorial, Madrid, 2005.la influencia de lo militar en el ámbito civil, el 43 Ordenanzas del Ejército para su régimen, disciplina, subor- dinación y servicio dadas por su Majestad católica en 22 deconflicto en cuestión sí tendría un carácter mi- octubre de 1768, Imprenta de V. Espinal, Caracas, 1941, pp.litarista, puesto que manifiesta una influencia de 276 y 277. Anuario de la Academia de Historia Militar 17
  • 18. existiría tal conexión. Precisamente la existencia Fuentesde órdenes constitucionales que consagraban unPoder Ejecutivo débil, como fueron las constitu- 1. El Verdadero Liberal, “Acontecimientos de Talca”,ciones y leyes federales del período 1823-29, dio 31 de julio de 1827. Disponible en Bibliotecapie a la sucesión irregular de diversos gobiernos Nacional de Chile, Sección Periódicos.y a la dificultad de asentar gobiernos civiles porsobre los militares. Fue recién a partir de la carta 2. La Aurora, 8 de agosto de 1827. Disponible en Bi-de 1833 en que se consolidó en Chile un régimen blioteca Nacional de Chile, Sección Periódicos.político estable, aunque con ciertas variantes en sutexto y dificultades prácticas, incluso de carácter 3. Ordenanzas del Ejército para su régimen, dis-revolucionario (1851, 1859 y 1891). La particula- ciplina, subordinación y servicio dadas por suridad de esta carta fundamental, a diferencia de las Majestad católica en 22 de octubre de 1768,anteriores, todas de corta duración, es que alcan- Imprenta de V. Espinal, Caracas, 1941.zó una larga vigencia en el tiempo: desde mayo de1833 hasta septiembre de 1924. 4. Sesiones de los Cuerpos Legislativos (SCL), Tomo XV, N° 41, 42 y 43.Y, justamente, la existencia de este orden cons-titucional estable –para el caso de Chile, presi- 5. Valencia Avaria, Luis, Anales de la República.dencialista– fue lo que posibilitó un clima de gran Textos constitucionales de Chile y Registro deestabilidad política, aunque en el marco de una los ciudadanos que han integrado los poderesdemocracia censitaria y oligárquica, lo que, por Ejecutivo y Legislativo desde 1810, Editoriallo demás, se ajustaba a la época: en el siglo XIX Andrés Bello, Santiago, 1986.no había sufragio universal y ni siquiera una par-ticipación política mesocrática, lo que comenzaría Bibliografíarecién en la primera mitad del siglo XX. 1. Barros Arana, Diego, Historia General de Chile,El motín de Talca del 21 de julio de 1827, pese Tomo XV Editorial Universitaria, Santiago, 2005. ,a tratarse de un evento específico –por tanto, nonecesariamente representativo de todas las suble- 2. Brahm García, Enrique, Mariano Egaña. Dere-vaciones militares del período 1823-29– da cuen- cho y Política en la formación de la República Con-ta de un tiempo de gran inestabilidad política, servadora, Centro de Estudios Bicentenario,aunque de corta duración y no extremadamente Santiago, 2007.cruenta. Importante es seguir, en el futuro, estu-diando los otros motines del período con el objeto 3. Bravo Lira, Bernardino, El Estado de Derecho ende tener un panorama más amplio del enfoque de la Historia de Chile, Ediciones Universidad Ca-este trabajo: las conexiones entre las diversas ex- tólica de Chile, Santiago, 1996.presiones de inestabilidad política, especialmentecon relación al militarismo, aspecto mucho menos 4. Bravo Lira, Bernardino, Poder y respeto a las per-estudiado por la historiografía. sonas en Iberoamérica. Siglos XVI a XX, Ediciones Universitarias de Valparaíso, Universidad Cató- lica de Valparaíso, Valparaíso, 1989.18 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 19. 5. Campos Harriet, Fernando, Historia constitu- media y para pruebas de ingreso a la educación cional de Chile. Las instituciones políticas y socia- superior, Volumen 1, Editorial Universidad de les, Editorial Jurídica de Chile, Santiago, 1969. Concepción, Concepción, 2005.6. Collier, Simon, Ideas y Política de la Independen- 12. Heise González, Julio, Historia constitucional cia chilena, Editorial Andrés Bello, Santiago, de Chile, Editorial Jurídica de Chile, Santiago, 1977. 1959.7. Domínguez Ortiz, Antonio, Carlos III y la Espa- 13. Heise, Julio, Años de formación y aprendizaje po- ña de la Ilustración, Alianza Editorial, Madrid, líticos, Editorial Universitaria, Santiago, 1978. 2005. 14. Kalhe Günter, El ejército y la formación del Esta-8. Edwards, Alberto, La organización política de do en los comienzos de la Independencia de Méxi- Chile. 1810-1833, Editorial Difusión Chilena, co, Fondo de Cultura Económica, México DF, Santiago, 1943. 1997.9. Encina, Francisco Antonio, Historia de Chile, 37 15. Klarén, Peter F., Nación y sociedad en la Historia volúmenes, Editorial Ercilla, Santiago, 1984. del Perú, Instituto de Estudios Peruanos (IEP), Lima, 2004.10. Etchepare Jensen, Jaime, Manual de Historia po- lítica y constitucional de Chile, 1810-1830, Vice- 16. Real Academia Española, Diccionario de la rrectoría Académica - Dirección de Docencia, Lengua Española. Disponible en Internet: Universidad de Concepción, Concepción, 1999. http://www.rae.es/rae.html.11. Etchepare Jensen, Jaime, y Mario Valdés Urru- 17. Villalobos, Sergio, Tradición y reforma en 1810, tia, Curso de Historia de Chile. Para la enseñanza RIL Editores, Santiago, 2006. Anuario de la Academia de Historia Militar 19
  • 20. La campaña que se pudo evitar General Waldo Zauritz Sepúlveda General de División; trabajo, y por eso cuando la posteridad recuerde lo que magíster en Historia Militar hizo Chile en 1879 y 1880, tendrá que decir que el y Pensamiento Estratégico. obrero más poderoso de su grandeza fue ese ciudadano que se excedía en las horas opacas y se ocultaba en las Miembro y ex Presidente del triunfo. En la cooperación de Pinto y de Sotoma- de la Academia de Historia yor encuentra el historiador la llave de los sucesos que Militar. se desarrollaron hasta mayo de 1880. Generalmente la iniciativa parte del último y el primero la acepta y de esa concordancia resulta el plan que se realiza. Sotoma-Es de conocimiento general que durante el desa- yor dirige a los hombres, armoniza voluntades, nombrarrollo de la Guerra del Pacífico, las relaciones en- y separa Generales y Almirantes y el Presidente ratificatre los mandos militares y las autoridades políticas lo hecho por su Ministro, en cuya prudencia tiene unaque representaban al Gobierno de Chile en el tea- confianza absoluta.” 1tro de operaciones no fueron siempre buenas, de-bido fundamentalmente a una legislación que no Efectivamente fue Sotomayor quien propusodelimitaba perfectamente el campo de atribucio- como general en jefe al general Baquedano, lue-nes entre los distintos niveles, pero que también go de la renuncia del general Erasmo Escala, confue producida por el choque entre las personalida- quien había tenido serias disputas. Lamentable-des de esas autoridades civiles y militares, lo que mente, en pleno desarrollo de la campaña de Tac-muchas veces provocó roces y disputas que solo na y Arica, el ministro falleció el día 20 de mayoel patriotismo de unos y otros permitió superar, de 1880, cuando el ejército había completado supara salir adelante en la titánica tarea que había concentración en Yaras y Buena Vista, aprestándo-emprendido nuestro país en contra de dos enemi- se para asaltar las posiciones peruano-bolivianasgos, que aliados, aparecían como muy superiores de Campo de la Alianza. Ante la emergencia, ela las capacidades chilenas. Gobierno designó un triunvirato compuesto por el general en jefe Manuel Baquedano, su Jefe deMientras el ministro de Guerra en Campaña fue Estado Mayor coronel José Velásquez y el tenien-don Rafael Sotomayor, esas disputas fueron ami- te coronel de milicias don José Francisco Vergara,noradas gracias a la prudencia del ministro, de que se había desempañado como secretario delquien el historiador Gonzalo Bulnes dice: “Pocos general Escala.ejemplos ofrece la historia de una consagración más efi-caz y modesta que la que prestó Sotomayor desde el día 1 Bulnes, Gonzalo. Guerra del Pacífico. De Tarapacá a Lima. Tomoque se inició la campaña marítima hasta que lo fulminó II; Valparaíso, 1914, Sociedad Imprenta y Litografía Universo,la fatiga, el hastío de la lucha personal, el exceso de p. 723.20 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 21. Vergara propuso un plan de ataque, que consis- perdió el 88% de sus efectivos. Por su parte, lostía en rodear con todo el ejército la posición de- chilenos sufrieron la pérdida de 500 muertos yfensiva por el este, para caer al flanco y espalda, 1.700 heridos, sumando las bajas un 15%.mientras la caballería sería enviada por el cajón delrío Caplina para desviar las aguas, cortando el su- Despechado, Vergara abandonó esa noche el esce-ministro a los aliados. Ese plan, rechazado por el nario de las operaciones, haciendo trascender sucoronel José Velásquez en la junta de guerra que propia visión de lo ocurrido, por lo que las autori-se realizó, era imposible de cumplir, por cuanto dades en Santiago fueron inicialmente informadasla artillería no sería capaz de hacer el rodeo en que dicha batalla había tenido un resultado inciertolos arenales, además que era altamente peligroso y que era comparable con lo sucedido en Tarapacá,hacer desfilar en orden al ejército por el frente de lo que desde luego produjo una gran inquietud.la posición defensiva, exponiéndolo de flanco al Al recibir las noticias de Vergara, su íntimo ami-fuego y los ataques que harían los aliados, toda vez go y aliado político Domingo Santa María le envióque Vergara no consideraba fuerzas para amarrar a un telegrama a Patricio Lynch en que decía: “Loslos defensores en sus posiciones. señores militares han obrado a sus anchas y han hecho una terrible barbaridad. Estamos en un inmenso peligro,Cuatro días antes del ataque, Baquedano realizó si Dios no viene en nuestra ayuda.”.2 También le es-un minucioso reconocimiento, el que repitió el cribió a Eulogio Altamirano indicando: “Resulta endía 24 de mayo ahora como un reconocimiento pocas palabras que la batalla de Tacna es un remedo deen fuerza al mando de Velásquez, apreciando el la batalla de Dolores: que hemos sacrificado brutalmentedispositivo defensivo, la ubicación de las unida- nuestra infantería hasta perder dos mil hombres; que nodes, el alcance de la artillería y las direcciones de hemos sabido aprovechar ni la artillería ni la caballería;aproximación, a raíz del cual resolvió desechar lo que el enemigo se ha escapado sin dejarnos un solo pri-propuesto por Vergara, adoptando un dispositivo sionero ni un solo trofeo de victoria, y hemos entrado aofensivo que consistía en un ataque frontal con un Tacna solo porque se nos dijo que podíamos hacerlo, puesfuerte centro de gravedad en su ala derecha. victoriosos ignorábamos que habíamos vencido.” 3La batalla de Tacna culminó con un completo éxito Cuando la verdad de lo ocurrido se supo en Chile,para las fuerzas chilenas que derrotaron decisiva- a través de los partes oficiales, la pesadumbre semente al enemigo, marcando el punto de inflexión transformó en euforia, la que sería refrendada aen la guerra al destruir completamente a las fuer- los pocos días con la noticia de la conquista de Ari-zas de línea del ejército aliado. El aniquilamiento ca, sellando de esa forma una campaña victoriosafue total; en el campo de combate perdieron al que dejaba en poder de Chile todos los territorios33% de sus efectivos, con 2.000 muertos y heri- desde Moquegua hacia el sur.dos y 2.500 prisioneros. Pero quizás, lo más gravefueron sus 7.500 dispersos, que no pudieron ser El general Baquedano solicitó se le completaranreunidos por los jefes en su retirada. Solo rescata- 18.000 hombres para ir de inmediato a la conquis-ron a 1.300 soldados bolivianos que acompañaron ta de Lima. El Gobierno vaciló.al general Campero hacia La Paz y menos de 400peruanos que se dirigieron hacia Arequipa. En sín-tesis, el Primer Ejército del Sur, que al comenzar 2 Bulnes; op. cit. Tomo II, p. 355.la batalla presentó en combate a 15.000 hombres, 3 Ibíd, p. 356. Anuario de la Academia de Historia Militar 21
  • 22. Según Gonzalo Bulnes, el presidente Pinto estaba nombra un nuevo ministerio, que representabafatigado con año y medio de zozobras y de res- un triunfo completo para la línea de Santa María,ponsabilidades, y lo peor, había perdido a Rafael incluyendo entre sus integrantes, como ministroSotomayor, en quien depositaba toda su confianza de Guerra y Marina a don Eusebio Lillo, quien sey no encontraba otro para reemplazarlo en la de- desempeñaba en esa fecha como secretario del al-licada misión de imponer tino y previsión en el mirante Riveros. Lillo no aceptó el nombramien-ejército, por lo que antes de exponer lo ya logra- to, a pesar de las insistencias personales del propiodo, era remiso a dar un paso en falso, arriesgando Presidente, por cuanto no estaba de acuerdo conlo adquirido. la existencia de un ministro de Guerra en Cam- paña.El mismo historiador indica que al interior delGobierno existían divergencias sobre los pasos a Al no poder convencer a Lillo, el día 15 de julioseguir en la continuación de la guerra, explican- de 1880, el Presidente Pinto nombró como nuevodo que no había cordialidad ni trabajo en equipo ministro de Guerra y Marina a don José Francis-entre los diferentes ministros. “Pinto atribuía esas co Vergara. Esa decisión tuvo un efecto desastrosodivergencias a problemas de carácter de los personeros, en la moral del ejército de operaciones del norte.seguramente por la enemistad evidente que había entre Al “cucalón”, como despectivamente lo llamaban,Gandarillas con Santa María, pero en realidad la causa le atribuían buena parte del desastre de Tarapacá,era más honda. Se relacionaba con la cuestión presiden- al haber sido el responsable de la mala explora-cial o más bien con la candidatura de Santa María que ción que condujo al error en la apreciación de lasmiraba con desapego la mayoría de los miembros del ga- fuerzas que se encontraban en esa quebrada; perobinete.” 4 lo peor era el resentimiento que despertó por su actuación después de la batalla de Tacna.Mientras vivía Sotomayor, no había duda algunaque sería el elegido por el Presidente para suce- El general Baquedano y el coronel Velásquez sederle. Con la muerte de Sotomayor, se abrían las aprestaron a renunciar, junto a muchos jefes delposibilidades para muchos, y Santa María aprove- ejército, lo que fue comunicado por don Máximochó la ocasión, lo que no fue aceptado por Gan- Lira, que era el nuevo secretario de Baquedano,darillas. en un telegrama que le envió al primer manda- tario desde Iquique, cuyo texto completo era elSegún Francisco Machuca, Santa María tenía dos siguiente:motivos para no apoyar la campaña a Lima: “Seganaba la buena voluntad presidencial y terminada la “Tacna, 23 de julio de 1880. Señor don Aníbalguerra, no se forjaba el general vencedor capaz de dispu- Pinto. Santiago. Distinguido señor: Estimo comotarle la banda.” 5 un deber de lealtad y previsión, comunicar a Ud. lo que por acá ocurre desde ayer y aprovecho paraComo resultado de esa lucha al interior del gabi- ello la demora del vapor que ha de conducir lanete, cuatro días después de la toma de Arica se correspondencia. El nombramiento de don José Francisco Vergara4 Ibíd., p. 403.5 Machuca, Francisco. Las cuatro campañas de la Guerra del Pacífi- para Ministro de Guerra ha causado en el ejército co. Valparaíso, 1929. Imprenta Victoria, Tomo III, p. 72. el efecto de la explosión de una bomba y ha veni-22 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 23. do a perturbar profundamente la tranquilidad de con su dignidad su permanencia en el puesto queque estábamos gozando.Y como presumo que Ud. ocupa, siendo ministro el señor Vergara. El coronelno conoce las causas de esta agitación, voy a comu- Velásquez se propone hacer lo mismo y dice quenicárselas aquí, aunque sea brevemente. lo acompañarán los artilleros que fueron –son sus palabras- los más indignamente calumniados porEstábamos sitiando a Arica, cuando principiaron el señorVergara. ¿Cuántos jefes acompañarán a és-a llegar de a bordo noticias de la inquietud que tos? No lo sé aún, porque la noticia no es conocidahabían causado en el sur las noticias que el señor de todos, pero sí temo que sean algunos.Vergara había transmitido y comunicado verbal-mente sobre la batalla de Tacna y sus resultados. ¿Sería posible dominar esta tormenta que amenazaExagerando mucho, sin duda, como sucede siempre traer una desorganización funesta en las actualesen estos casos, se le atribuían palabras y conceptos circunstancias? Por el momento no, porque la irri-destinados a herir profundamente el amor propio tación es muy grande. Se dará una idea de ella elde los principales jefes del ejército. Resumiendo la telegrama que le ha dirigido en la mañana de hoyimpresión dejada por las que se decían revelacio- el general Baquedano, de acuerdo con el coronelnes del señorVergara, se aseguraba que Tacna había Velásquez. Atenuada en lo posible la dureza de lassido un segundo Tarapacá. expresiones y disfrazado cuanto era dable su pensa- miento fundamental, siempre ha quedado algo queTomado Arica, las diversas personas que iban ba- bien pudiera traer una crisis, cuya solución no veo.jando a tierra confirmaban estos rumores; y des-pués, las cartas que llegaban del sur venían a ro- Era el único hombre, oigo decir a cada momento,bustecer la creencia de que el señor Vergara había que no podía ser Ministro de Guerra, porque nosprocurado empequeñecer la acción de Tacna. Puso había injuriado: aunque se den explicaciones, lael sello a esta impresión la correspondencia de El mala impresión que alcanzó a robustecerse, se haMercurio, que se creyó inspirada por el mismo ca- hecho indeleble.” 6ballero, con quien hizo su viaje al sur, el correspon-sal de aquel diario. El día 17 de julio, el ministro Vergara se pre- sentó por primera vez ante la Cámara deLe advierto que soy en este momento simple relator Diputados, ocasión en que el representantede lo que he visto y he oído, y que no exagero ni de Vichuquén don Segundo Molina propusoatenúo nada. una interpelación contra él, en los siguientes términos: “La cámara de diputados cree incon-Hubo, con ese motivo en el ejército un verdadero veniente para la marcha de la presente guerra laalboroto, que se tradujo en murmuraciones violen- designación del señor don José Francisco Vergaratas y en censuras acres contra los cucalones, nom- como secretario de Estado en los Departamentos debres que se complacen en dar al señorVergara. Guerra y Marina.” 7Sin embargo, aquello pasó sin dejar huellas al pa-recer. Pero viene ahora su nombramiento de Minis-tro, y he aquí que han renacido todas las quejas ytodas las censuras con mayor violencia que antes. 6 Machuca, op. cit., p. 75.El general dice que se retira porque es incompatible 7 Ibíd.; p. 76. Anuario de la Academia de Historia Militar 23
  • 24. Vergara pidió tratar el asunto en sesión secreta. transporte marítimo también dedicó gran parteEn la ocasión, expresó ser duro para él iniciarse de su tiempo y de sus esfuerzos.en la vida pública con una cuestión de carácterpersonal, procediendo luego a descartar las des- Durante ese período, las relaciones con el gene-avenencias con el general Baquedano, con quien ral Baquedano –que permanecía en Tacna– nose había despedido de manos en Tacna y que jamás mejoraron, marcadas por decisiones del ministrose habían interrumpido sus buenas relaciones con nombrando oficiales y proponiendo ascensos sinel coronel Velásquez, asegurando que el desacuer- la consulta al general, de lo cual existe constanciado con los jefes del ejército era completamente en numerosos documentos que remitió Baqueda-falso, calumnioso, rumor de calle, de club o de no a Vergara que ni siquiera fueron contestados.corresponsales de diarios que lamentaba que fuera También enturbió las relaciones, el incidente enrecogido y traído al seno de la cámara.8 que Baquedano hizo aprisionar a Eloy Caviedes, el corresponsal que había trasmitido las opiniones deDe cualquier forma, fue extraño que el presidente Vergara después de la batalla de Tacna, instruyén-Pinto se decidiera por Vergara en esas circunstan- dole un sumario para averiguar cómo había ob-cias, existiendo tantos otros posibles personeros tenido Caviedes los partes oficiales, antes de queque pudieron cumplir igual función. Machuca se- estos llegaran a poder del Gobierno, y para esta-ñala que: “El nombramiento de don José Francisco Ver- blecer quién le había dado autorización para viajargara, como Ministro de la Guerra, causa viva alarma en en un buque destinado exclusivamente al servicioel país que lo consideraba como un brulote 9 para hacer del Estado. En esta oportunidad, sí que hubo unsaltar al general Baquedano, imposibilitándolo para duro intercambio epistolar entre el general y elcontinuar en el mando del ejército. Los opositores a la ministro, que desde luego abogó a favor del pe-candidatura de Santa María veían en el señorVergara la riodista, sacándolo de la prisión y embarcándoloinfluencia ministerial puesta al servicio de este caudillo, en la expedición que preparaba Lynch sobre lasque teje la madeja y envuelve en ella a los principales costas del norte del Perú, para alejarlo así de lafuncionarios de la administración.” 10 dura mano del general.El hecho concreto es que Vergara continuó como Cansado de estas luchas sordas, en que se poníanministro, y tanto Baquedano como Velásquez no en tela de juicio sus atribuciones, al disponer in-renunciaron al ejército. cluso una reorganización del ejército por parte del ministro, Baquedano envió al coronel Velásquez aUna vez decidida la campaña sobre Lima, Vergara Santiago, para que se entrevistase con el Presiden-llegó a Arica junto a un numeroso grupo de jefes, te, a fin de obtener una declaración franca sobreoficiales y civiles que se integraron al ejército. En su situación. Velásquez cumplió a cabalidad, remi-el desempeño de sus funciones demostró una no- tiéndole una carta el día 12 de septiembre, en latable actividad, apuntada principalmente a la pre- que le informaba: “He hablado largamente con donparación logística del ejército que se había aumen- Aníbal Pinto, y me he convencido que este señor es untado a la cantidad de 26.000 hombres, para cuyo muy buen amigo de Ud.11 y que sigue con espíritu levan-8 Ibíd.; extraído del Acta de la sesión del 17 de julio de 1980. 11 El Presidente Pinto, don Eusebio Lillo y el general Baqueda-9 Brulote:Torpedo incendiario. En Chile, palabrota, dicho ofensivo. no habían sido compañeros de curso en la escuela primaria en10 Machuca, op. cit., p. 74. Santiago.24 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 25. tado los asuntos de la guerra; creo que Ud. está garantido vimiento por el oriente, a través de la quebradacon él y por más que hagan los politiqueros del día, el de Manchay, que significaba triplicar la distanciageneral Baquedano será el que lleve el ejército a Lima, si de marcha que debían ejecutar las tropas, por unes necesario ir allá. Mi llegada no pudo ser más a tiempo. desfiladero arenoso que impedía el desplazamien-A Ud. se le consultará sobre los nombramientos de jefes to de la artillería de campaña y que podía ser fácil-de divisiones, y en todo lo concerniente a la dirección de mente bloqueado por los defensores, con el agra-la guerra. No se dividirá la Artillería.12 En una palabra, vante que abandonaba el apoyo naval y, ante unlas cosas tomarán un aspecto muy distinto al que tenían revés, impedía la retirada de las fuerzas atacantes.en el momento de mi llegada.” 13 Como el plan afectaba principalmente el desplaza- miento de la artillería de campaña, fue nuevamen-Con el pronunciamiento presidencial señalado y, te Velásquez, comandante general del Arma, quienencontrándose ahora el ejército concentrado en se opuso a él, siendo secundado en esta ocasiónLurín aprestándose para la batalla de Chorrillos, por el jefe del Estado Mayor, el general Marcosnuevamente surgieron las diferencias sobre el plan Maturana.que debía adoptarse. El general Baquedano, des-pués de doce reconocimientos sobre las posicio- Ante la insistencia del ministro, se ordenó un nue-nes enemigas, decidió un ataque frontal con un vo reconocimiento en fuerza, a cargo del coronelmarcado centro de gravedad en su ala izquierda, Orozimbo Barbosa, quien se internó por dichabajo la responsabilidad de la primera división que quebrada con una fuerza de las tres armas, demos-estaba compuesta por más de 9.500 hombres de trando al término del ejercicio lo impracticablelos cuales el 60% de ellos eran veteranos, a los de la propuesta ministerial. Quedó, de esa forma,que debía apoyar una poderosa reserva, también decidido el plan de ataque de Baquedano, que seconstituida por veteranos, sumando en total casi ejecutó perfectamente, resolviendo la batalla de13.000 hombres, vale decir, más del 50% del total Chorrillos a favor de las fuerzas chilenas. Dos díasde las fuerzas atacantes. Las otras dos divisiones, después, en la batalla de Miraflores, quedó aniqui-debían presionar por el centro y la derecha res- lado el resto del ejército peruano.pectivamente, amarrando a los defensores a susposiciones. El plan era simple pero eficaz, toda vez El día 17 de enero de 1881, el Ejército de Chileque el esfuerzo principal podía ser reforzado por hacía su entrada a la rendida capital enemiga.los fuegos de la escuadra. Sin embargo, la celebración que debió haber sidoNo obstante que la conducción de las operacio- unánime por la trascendencia del logro alcanzado,nes era atribución exclusiva del general en jefe, se vio empañada por un incidente que hizo aflorarconforme lo establecía la Ordenanza General del la pugna subyacente que perduraba entre los mi-Ejército,14 el ministro Vergara propuso un envol- litares y los personeros civiles que acompañaban al ejército.12 Vergara había propuesto distribuir la artillería de campaña en las divisiones, con lo que Velásquez, comandante general de Para referir el mencionado incidente, tomemos el esa Arma, habría perdido toda su influencia y el contacto di- relato que de él hace Gonzalo Bulnes: “El día de la recto con el general en jefe. entrada del ejército a la ciudad se encontraron alrededor13 Machuca, op. cit.; Tomo III, p. 116.14 Ordenanza General del Ejército. 1840. Título LIX, Art. 27 y de la mesa de un hotel gran parte de los oficiales chilenos, 28. entre otros Velásquez con sus ayudantes, y algunos civiles Anuario de la Academia de Historia Militar 25
  • 26. entre los cuales don Isidoro Errázuriz, don Adolfo Carras- le contestó lo expresa Lira en estos términos: Enero 21. Aco, el corresponsal de ‘El Ferrocarril’, diario de Santiago, Lillo. El General muy exaltado contestó a Altamirano queetc. La disidencia latente no tardó en manifestarse. él no se haría jamás instrumento de venganzas personales contra jefes meritorios y que no daba la orden.” 16Errázuriz brindó contra la guerra que se dirige sin cien-cia, en forma de embestida; hubo quien hizo insinuación No dudamos de la veracidad de lo relatado pora los ambiciosos que iban a recoger los laureles que sega- Bulnes, en cuanto al enojo que debió haber produ-ban otras manos, alusiones que claramente se referían al cido en el ánimo del general Baquedano el intentoGeneral y al Ministro. Se dice que quienes exteriorizaron de Vergara, pero sí estamos seguros que el generalmás la crítica acerba y personal contra el representante del en jefe contestó por escrito al ministro haciendogobierno fueron los oficiales de artillería, cuya eficiencia uso de una fina ironía, sin ceder en nada a las pre-había sido puesta en duda en las versiones de la batalla tensiones de Vergara. La carta, fechada en Lima elde Tacna, que suponían inspiradas porVergara, a tal punto 19 de enero de 1881 dice así: “Señor Ministro de laque Errázuriz, secretario del ministro, se creyó en el deber Guerra. Acuso recibo de sus dos notas fecha de hoy.de retirarse de la sala. Éste es el resúmen descarnado de eselamentable episodio.Tengo de él versiones de Lira, de Errá- Voy a pedir al Estado Mayor General una lista de loszuriz, deVergara, que no daré a conocer porque el tema es oficiales que no estén en servicio activo para enviarlos alpenoso y desagradable y porque basta para el objeto que sur según los deseos de US.me propongo dejar constancia del hecho.15 En cuanto a la preparación de los elementos que puedanDesde luego que las noticias del incidente en el necesitarse para una probable expedición sobre Arequipa,hotel debieron llegar rápidamente a Vergara. Na- puedo asegurar a US. que ella ya estará hecha cuando elrra Bulnes: “Vergara creyó necesario deslindar su situa- Supremo Gobierno acuerde realizarla. De entre ellos, lación ante el Cuartel General y en vista de la actitud artillería, como US. sabe, se encuentra aquí; por consi-asumida por los oficiales de artillería en el banquete ya guiente no hay necesidad de ir a Arica a alistarla. Ade-recordado ordenó de palabra a Baquedano que envia- más, las funciones del Comandante General de Artilleríase a Arica al coronel Velásquez y al Estado Mayor de su son de tal importancia que no considero conveniente porregimiento, a organizar ahí las fuerzas de su arma en el momento su separación del lugar donde se encuentranprevisión de una posible campaña a Arequipa.” reunidos los dos regimientos de esa arma.“Ya desde su oficina le reiteró la orden por escrito y como Dios guarde a US.Baquedano se encerrara en la misma negativa, le repitió Fdo. Manuel Baquedano.”17el oficio por segunda vez, diciéndole que lo hacía por dis-posición del Presidente de la República, a lo cual volvió a Indignado, Vergara viajó a Arica ese mismo día, ycontestar en igual forma que la vez anterior. De hecho la el 21 de enero le telegrafiaba al Presidente: “Laautoridad del Ministro quedaba desconocida. Altamirano ocupación de Lima ha sido empresa liviana al lado decreyó llegado el caso de intervenir y manifestó al General la desorganización y establecimiento de nuestro poder enque lo sucedido no dejaba otro camino abierto sino que este suelo que nos espera erizado de dificultades. Des-Vergara oVelásquez se marchasen al sur. Lo que Baquedano 16 Ibíd., p. 715. 17 Archivo General del Ejército, Correspondencia del general15 Bulnes, op. cit., Tomo II, p. 713. en jefe Manuel Baquedano.26 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 27. de luego mis relaciones con el General se encuentran en El presidente le contestó el día 26 de enero en losabierto rompimiento porque él quiere abarcarlo todo, se- siguientes términos: “Esta campaña de Lima nos darágún su propio entendimiento sin sujetarse a traba ningu- mucha gloria, pero dejará las cosas en el mismo estado enna, creyéndose ya con una autoridad tan soberana como que se encontraban después de Tacna y Arica. Por el mo-la que residía en los aposentos que ha ocupado.” (Se re- mento no podemos hacer otra cosa que lo que usted indica;fiere al Palacio de los Virreyes que usó Baquedano dejar en Lima y Callao unos 10.000 hombres y esperary luego Lynch). allí algún tiempo el rumbo de los acontecimientos…” 19“Le hablé de pensar en ir enviando al sur algunos cuerpos El historiador don Gonzalo Bulnes, a quien hemospara descargarnos del enorme cuanto innecesario peso citado repetidamente en este estudio, sintetiza laque soporta el país y me manifestó muy perceptiblemente situación de la siguiente forma: “Los telegramas queque no se encontraba dispuesto a permitir que se des- Vergara despachó desde Arica para Santiago, decían: –membrase un solo batallón de su ejército y que si se daba Que la paz se veía muy lejana; – Que convenía reducirla orden no la obedecería. Como vi con evidencia venir al ejército de ocupación a 10.000 hombres. Ambas cosasuna borrasca inevitable creí más conveniente provocarla, eran muy aceptadas por Pinto.ya para aclarar la atmósfera si de desenlazaba bien, yapara saber a qué atenerme y definir bien la situación si Respecto de la Escuadra, pedía Vergara que se decretarala cosa iba por mal. Con este objeto le dirigí una nota su disolución, o en otros términos, que se suprimiera aldiciéndole que ordenase al coronel Velásquez y todo su Almirante con quien se entendía menos aún que con Ba-Estado Mayor que se dirigiese a Arica a preparar las quedano y que cada buque quedara a cargo de su coman-baterías de artillería que existían, para el caso que se dante.Y por fin exigía que el Presidente demarcase las fa-emprendiese una expedición sobre Arequipa. cultades del General en Jefe y del Ministro de Guerra en campaña para concluir con las dificultades que poníanMe contestó que necesitaba esa artillería y que los ser- en peligro la autoridad del Gobierno. Este era el puntovicios del coronel Velásquez eran indispensables en este grave. En ese momento era imposible para éste tomar nin-ejército. Le repliqué que de todos modos tenía que partir guna medida en contra de Baquedano, porque su presti-Velásquez para el sur en cumplimiento de las instruccio- gio había crecido tanto que lo amparaba fuertemente lanes que tenía de S. E. el Presidente y a esto me contestó opinión pública. Algo parecido, aunque en menor escala,con objeciones, pero declarando de viva voz que no obe- le ocurría a Riveros. Los dos habían volado tan alto quedecía tal orden. Estamos pues en plena rebelión…” 18 se habían colocado casi fuera del alcance de sus fuegos. Pero comoVergara planteaba el caso diciendo, o se aceptaEl documento de Vergara es esclarecedor. Uti- mi renuncia o el Gobierno decide el punto de preeminen-lizando verdades a medias, reconoce que fue él cia, éste recurrió a un procedimiento de transacción: quequien buscó el enfrentamiento con el general Ba- la Escuadra volviese a Valparaíso donde se procedería aquedano, pero disfraza el fondo del asunto –su su disolución sin ruido, y decir a Vergara que ofreciese aencono contra el coronel Velásquez– indicándole Baquedano o regresar a Santiago con la parte del ejér-al Presidente que había propuesto “ir enviando al cito que se iba a repatriar o quedarse con el que seguiríasur algunos cuerpos para descargarnos del enor- guarneciendo la capital peruana. Se contaba con queme cuanto innecesario peso que soporta el país”. Baquedano aceptaría la primera proposición y así suce-18 Bulnes, op. cit., p. 717, al pie de página. 19 Bulnes; op. cit., tomo II, p. 702. El subrayado es del autor. Anuario de la Academia de Historia Militar 27
  • 28. dió. En cuanto a quedarse él en Lima con Baquedano, si tratado por Bulnes, pero sobre él no encontramoséste rehusaba lo que se le proponía, eso no lo aceptaba ninguna referencia en su obra.Vergara en ningún caso. En efecto, cuando Vergara retornó a Lima desdeVergara volvió a Lima e hizo a Baquedano la proposición Arica, con las instrucciones del presidente Pinto,indicada por el Gobierno, la cual determinó el regreso a se reunió en dos ocasiones con el general Baque-Chile del General en Jefe.” 20 dano, en las que debe haberle ordenado preparar el regreso de las unidades que se desmovilizarían.El ilustre historiador se detiene aquí, en su rela- Baquedano contestó por escrito, a través del do-ción de lo sucedido desde el momento de la ocu- cumento N° 502 del Cuartel General, fechado enpación de Lima hasta el retorno de las primeras Lima el 6 de febrero de 1881, en los siguientesunidades a Chile, pasando a continuación a rela- términos:tar la llegada a Valparaíso y Santiago, en medio degrandes celebraciones. “Señor Ministro: Refiriéndome a las dos conferen- cias que hemos celebrado para cambiar ideas sobreExtrañamente, no hace ninguna mención a que la reducción del ejército de operaciones, creo opor-Baquedano se opuso, con fundadas razones, a la tuno manifestar a US. por escrito cual es la opi-precipitada desmovilización dispuesta por el mi- nión que sobre este punto me he formado despuésnistro, de lo que hay constancia en dos documen- de maduras reflexiones.tos oficiales remitidos a Vergara por el general, losque se encuentran foliados y con el timbre seco Creo, como US., que después de destruido como estádel general en jefe del Ejército de Operaciones del el poder militar del Perú, ha llegado el caso de re-Norte, por lo que debieron ser conocidos por don ducir en lo posible los gastos que ocasiona a la Re-Gonzalo Bulnes, tal como sí los vio Francisco Ma- pública el mantenimiento de un numeroso ejército.chuca, que si bien no los desarrolla textualmente, Pero de acuerdo en el fondo, no sé si también lo es-hace un resumen del pensamiento de Baquedano, tamos en la apreciación de la oportunidad de estael que se encuentra claramente establecido en medida y en el modo de conseguir aquel resultado.esos documentos.21 También aparecen, copiadostextualmente, en la obra de don Máximo Lira, Para mí, la reducción del ejército de ocupacióndedicada a hacer aclaraciones y observaciones a la no es oportuna por el momento. Sin que la cam-Memoria que había presentado el ministro Vergara paña haya llegado aún al término natural de lael año 1881 ante el Congreso.22 paz afianzada por tratados, el licenciamiento de algunas tropas sería para el enemigo indicio deUn punto tan importante, que tuvo serias reper- que nuestras fuerzas o nuestros recursos se habíancusiones en el desarrollo de la guerra, debió ser agotado y le serviría de estímulo para no apre- surar las negociaciones ya iniciadas. Presumiendo, fundadamente, que nuestra fatiga era ya grande,20 Ibíd; p. 717 a 719. esperaría que fuera mayor para sacar ventajas de21 Machuca, op. cit., tomo III, p. 413. esa situación.22 Lira R., Máximo. Observaciones y exposición a la Memoria del ex Ministro de la Guerra y Marina José Francisco Vergara. Santiago; 1882. Reedición del Instituto Geográfico Militar, Esperar pues, para principiar a efectuar el licen- Santiago, 1987, p. 72 y ss. ciamiento de nuestras tropas, que se despeje un28 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 29. poco el horizonte de la paz, me parece un arbitrio sitan en Chile muchos brazos para las faenas agrí-necesario y prudente, tanto más cuanto que la so- colas, la repatriación de un considerable número delución de esas cuestiones no puede demorar largo soldados que no hallarían ocupación pronta, seríatiempo. Ajustado un tratado cualquiera, la reduc- hasta cierto punto inconveniente.ción del ejército podrá hacerse sin inconveniente. Por todas estas razones, que me limito a señalar,Pienso, al mismo tiempo, que en este período de sin explayarlas, es mi opinión que se aplace el li-expectativa, forzosamente corto, los gastos de ma- cenciamiento proyectado de algunas tropas hastanutención del ejército no deben pesar sobre el era- que no tengamos alguna garantía efectiva de paz.rio chileno. A este respecto creo que sería del casopensar en que el territorio ocupado principie a pa- Dios guarde a US.garlos. Lima puede soportar fácilmente una contri- Fdo. Manuel Baquedano.”bución con ese objeto y, además, hay otras medidasque podrían adoptarse con idéntico propósito. Vergara insistió en la orden, desechando los fun- damentos del general, por lo que Baquedano leLa parte del ejército que debiera licenciarse y aún envió otro oficio, el N° 503, fechado en Lima el 9una mayor podría ser enviada a los ricos valles del de febrero de 1881.norte a vivir de los recursos del país, dejando enLima y en el Callao únicamente la guarnición su- “Señor Ministro de Guerra y Marina en Campaña:ficiente para nuestra seguridad. Quedo impuesto del contenido de la nota de US. N° 291, fecha de antes de ayer, y de que US. noDe este modo se conseguiría el triple resultado de encuentra fundadas las objeciones que tuve el ho-mantener sobre el país la presión de una fuerza nor de presentarle contra la inmediata reducciónconsiderable, de apresurar la realización de los del ejército de mi mando dispuesta por US.tratados por medio de las contribuciones de gue-rra para el sostenimiento de nuestras tropas, y de No insistiré, pues, sobre este punto aunque cadasuprimir los inconvenientes que resultan de una día me convenzo más de que esa reducción no esgrande aglomeración de soldados en las ciudades. prudente en el momento actual en que va a ser necesario apoyar con fuerzas respetables las medi-Otro punto hacia el cual llamo la atención de US. das de rigor que es forzoso aplicar a este país paraes la necesidad de completar la dotación de los re- inclinarlo a la paz, ni conveniente cuando todo nosgimientos de línea, que han tenido en los últimos aconseja extender nuestra dominación a territorioscombates más de dos mil bajas. Me parece que esta ricos que proporcionan al enemigo recursos que de-operación debe ser anterior al licenciamiento, por- berían arrebatársele.que es ilusorio pensar que pueda reclutarse genteen Chile cuando principien a llegar tropas licen- A este respecto US. convendrá conmigo en que diezciadas, y tampoco es posible por razones de segu- mil hombres de las tres armas serán insuficientesridad, reducir el ejército sin dejar los cuerpos de para ocupar los valles del norte y aún algunos dellínea con su dotación completa. sur como los de Ica, Chincha y Cañete. Más, ya que US. tiene formada una resolución sobre el particu-A mayor abundamiento, permítame US. recordarle lar, lo que me cumple hacer es consignar mi opiniónque, no siendo la presente la época en que se nece- y someterme a las decisiones del Supremo Gobierno. Anuario de la Academia de Historia Militar 29
  • 30. US. me dice en la nota que contesto que participa Lamentablemente para nuestro ejército, la animad- de mi convencimiento en lo que toca a la necesidad versión del ministro en contra de Baquedano y del de llenar las bajas de los cuerpos de línea antes de coronel Velásquez, a quienes quería sacar de Lima proceder al licenciamiento de algunos de los mo- a toda costa, primó por sobre las fundadas razones vilizados. Creo también, aunque US. no lo exprese, que con una lógica irrefutable le planteó el general, que será su propósito completar la dotación de los recurriendo para ello a una precipitada desmovili- regimientos “Esmeralda”, “Lautaro” y “Talca” que, zación que causó los efectos pronosticados por el según me lo indica, deben quedar formando parte general en jefe en los documentos expuestos. de la guarnición de Lima y el Callao. Las conversaciones de paz se dilataron por más de Si esto es así US. va a ver cuán difícil será conse- dos años y ante la imposibilidad de ejecutar una guir ese resultado teniendo en cuenta que faltan extensiva ocupación del territorio, se permitió al 4.780 hombres para llenar las bajas de todos esos enemigo organizar la resistencia con montoneras cuerpos como se demuestra con el siguiente estado: y fuerzas regulares que se desarrollaron justamen- te donde el ejército chileno no podía ejercer su Faltan al Buin....................... 570 dominio por carecer de los efectivos suficientes. “ al 2° ......................... 680 “ al 3°......................... 532 A comienzos de marzo, Baquedano se embarcó en “ al 4°......................... 676 El Callao junto a 8.000 hombres de los batallones “ al Zapadores................ 680 cívicos que fueron los primeros en desmovilizarse. “ al Esmeralda................ 322 Ya en abril, las primeras montoneras peruanas ac- “ al Lautaro................... 257 tuaban en Cienaguillas, a pocos kilómetros al sur de “ al Talca .................... 533 Lima, cumpliendo el vaticinio del General en Jefe. Total ................................ 4.780 Entre marzo y julio se desmovilizaron todas las Para llenar estas bajas o, si se quiere, solamente las unidades que habían retornado a Chile, sin em- de los cuerpos de línea, que ascienden a 3.668, ha- bargo, el 16 de agosto se decretó la movilización brá que esperar forzosamente más tiempo del que del batallón de línea N° 8, reclutado en San Ber- US. querría fijar para dar principio al licencia- nardo. Las autoridades chilenas trataban de en- miento de algunos cuerpos movilizados. mendar el error cometido, por cuanto se había generalizado la insurrección en La Sierra, cuyo Si US., conociendo estos datos, insiste en que dé in- sometimiento definitivo nos costó 1.119 muer- mediatamente la orden de prepararse para regresar tos y heridos en combate y otros 1.700 muertos al sur a los cuerpos enumerados en su nota, lo haré por enfermedades, vale decir mil bajas más de lo y para ello espero solamente su contestación. que había significado la gran batalla de Tacna, que fue la que definió la suerte de la guerra. Entre Dios guarde a US. agosto de 1881 y junio de 1884, nos vimos en la FDO. Manuel Baquedano.” 23 necesidad de movilizar otros 10.000 soldados,24 24 Aravena Carrasco, Lisandro. El reclutamiento durante la23 Archivo General del Ejército. Correspondencia del General Guerra del Pacífico. En Revista Anuario, Nº 30, Academia de en Jefe Manuel Baquedano. Historia Militar, Santiago, 2007, p. 74.30 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 31. a los que hubo que duplicar el dinero de la prima Velásquez, en efecto, abandonó Lima acompañando ade enganche, por la falta de interés en participar Baquedano en su retorno a Chile, volviendo luego alen una guerra que ya no tenía el atractivo de la Perú para asumir el mando de las fuerzas que realiza-gloria. La gran mayoría de ellos eran veteranos rían la última operación militar de la guerra, conquis-desmovilizados, que no encontraban puestos de tando Arequipa y Puno en octubre y noviembre detrabajo en Chile. 1883, después de derrotar a las fuerzas del almirante Montero en la cuesta de Huasacache.Esa campaña pudo haberse evitado, si se hubieseatendido la opinión del general que había conquis- Siendo ya general y encontrándose en Quillota entado Lima. Lamentablemente, la pasión primó so- febrero de 1889, recibió la orden de trasladarse abre la razón.Pero las ironías del destino, todavía le Viña del Mar, para presidir en representación delreservarían algunos pesares al ministro Vergara en Gobierno las exequias de un ex ministro de Esta-su relación con el coronel. do fallecido el día 15 de ese mes; el difunto era don José Francisco Vergara.25 General Manuel Baquedano González 25 Archivo General del Ejército: Epistolario del general José Ve- lásquez. Anuario de la Academia de Historia Militar 31
  • 32. Evolución de la educación del Ejército chileno, bajo las influencias de los modelos francés y alemán (1840 – 1890)* Claudio Tapia Figueroa Licenciado en Historia, turales, han tenido a través del tiempo, una inape- magíster en Estudios lable conexión con la vida castrense, estableciendo Internacionales y doctor una constante cooperación entre el mundo civil y el en Estudios Americanos. militar. Así, uno de los ámbitos de interacción co- Es profesor en el Instituto rresponde a la educación, especialmente en el siglo de Historia y Ciencias XIX donde se puede apreciar la iniciativa castren- Sociales de la Universidad se en preparar a su personal de forma constante, si- de Valparaíso. Además, tuación que incluso sobrepasa la acción del Estado es docente y jefe del con respecto a la educación nacional. Departamento de Historia de la Escuela Militar y I. Introducción miembro del Directorio de la Academia de Historia Miliar. Luego de la consolidación del proceso de emanci- pación, la educación pública chilena fue sostenida durante los primeros años por dos planteles prin-Resumen cipales de la enseñanza humanista como lo fueron el Instituto Nacional y la Escuela Militar, con el La historia del Ejército de Chile ha estado tra- nombre esta última de “Academia Militar.” Con el dicionalmente ligada al proceso de construcción desarrollo de esfuerzos para favorecer la educa- y consolidación del Estado. Es por ello que, gran ción, especialmente bajo el gobierno del general parte de las instituciones políticas, sociales y cul- Bulnes, dicho instituto matriz mantuvo relevancia en los aspectos docentes, mientras que a nivel de* Agradecimientos la tropa, se iniciaba la educación de los soldados, antes, incluso, de la puesta en marcha de la prime- Este artículo es resultado del trabajo de investigación originado en el proyecto de investigación de la Acade- ra Ley de Instrucción Primaria creada hacia 1860, mia de Historia Militar 2003/2008: “La Educación en bajo el mandato del presidente Manuel Montt. los Cuarteles. 1840-1910.” Deseo expresar mis agradecimientos a Claudia Rocco Esta primera etapa de impulso a la educación evo- Medina, por sus opiniones y comentarios para mejorar lucionó hacia finales del siglo, con el traspaso cul- este trabajo. tural del modelo educacional francés al alemán,32 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 33. proceso que se llevó a cabo nuevamente al interior rina mercante nacional. La llegada del general Ma-de los cuarteles, antes que en los establecimientos nuel Bulnes Prieto, héroe de Yungay, a la primeraeducacionales. A su vez, se determinaba, por parte magistratura nacional, fue el inicio de un períodode las autoridades militares, que la educación era marcado por la preocupación del Poder Ejecutivode suma importancia en todos los niveles del per- por el desarrollo del país en los distintos ámbitossonal militar. de la vida nacional.2Así, desde inicios del siglo XX se sumó una nueva Durante su mandato, Bulnes inició una serie depreocupación por parte del Ejército, no solo de acciones destinadas al mejoramiento de la calidadtener oficiales y un cuadro permanente forma- de vida nacional, partiendo por la tranquilidad in-dos académicamente, basados en los principios terna del país, a través de la promulgación de unaeducacionales emanados de la influencia prusia- Ley de Amnistía destinada a todos aquellos milita-na ya imperante en el país en la última década res que habían participado en los procesos revo-del siglo XIX. Además, se consolidó la preocu- lucionarios de los años anteriores. Junto con ello,pación por sumar en este esfuerzo a los chilenos se preocupó de concretar el retorno de Bernardoque eran incorporados a través de la conscrip- O’Higgins a Chile, situación que no se concretóción que se estableció a partir de 1901.1 Así, la por la muerte de este último en Perú.3creación del Servicio Militar Obligatorio (SMO)permitió cumplir una doble misión en el proyec- Una vez conseguida la paz interna de la nación,to del Ejército en apoyo a la sociedad chilena: este gobierno se preocupó por desarrollar una po-por una parte mantenía un contingente de solda- lítica de integración territorial que se orientó endos preparados para desarrollar acciones milita- el reconocimiento del territorio de la zona norteres en defensa del Estado y, en segundo término, del país y el extremo sur, a partir de la ocupaciónlos participantes del SMO recibieron una forma- del Estrecho de Magallanes. Además, se dio inicioción en primeras letras de forma sistemática, ya al proceso de colonización del territorio nacionalque, pese a la existencia de escuelas primarias en correspondiente a la zona de Puerto Montt.4el territorio nacional, estas eran poco eficientesen sus resultados. Conjuntamente con este proceso, se inició una política del gobierno destinada a mejorar la explo-II. La Consolidación del Modelo tación de los recursos minerales existentes en lafrancés: 1841 a 1861 zona norte del territorio. A lo anterior se sumó la situación internacional favorable para los produc-Con el término de la guerra contra la Confede- tores de trigo chilenos, que se vieron favorecidosración Perú-Boliviana, el Estado chileno logró por la denominada “fiebre del oro” que mejoró elconsolidar su proceso de integración nacional, apartir del icono que representa el “roto chileno”.Además, estableció el dominio de Chile en el Pa-cífico y el desarrollo de la potencialidad de la ma- 2 Sobre la vida de este presidente se recomienda revisar el trabajo de Garfias Villarreal, Jorge. (1987) El general Manuel Bulnes: Mariscal de Ancash y presidente de la República. Santiago, Biblioteca del oficial.1 VVAA. (1982) Historia del Ejército de Chile. Tomo VIII. Santia- 3 Ibíd., pp. 146 y ss. go: Estado Mayor General del Ejército. 4 Ibíd., pp. 153 y ss. Anuario de la Academia de Historia Militar 33
  • 34. comercio de estos productos hacia el mercado de tanto como una educación para el trabajo. En unaEstados Unidos. segunda categoría, se debía lograr una formación más acabada, que debía enfocarse en los gruposEn cuanto a la situación de la educación nacional, medios, los que serían responsables de la admi-se puede afirmar que Chile no había logrado des- nistración del país. Finalmente, se debía crear unapegar del atraso en el que se encontraba. Los es- educación superior, destinada a las capas superio-tablecimientos educacionales eran reducidos y se res de la sociedad que, a su juicio, serían los res-concentraban en los que respondían a la adminis- ponsables de dirigir el país.tración municipal, escuelas creadas por la IglesiaCatólica, o a esfuerzos de particulares, sin que el Por su parte, Sarmiento, llegado a Chile a iniciosgobierno central se hiciera cargo de esta responsa- de los años 30, se desempeñó como profesor y de-bilidad que estaba consagrada en la propia Consti- dicó importantes escritos en la prensa a discutirtución de 1833.5 sobre los mejores procedimientos para mejorar la calidad de la enseñanza, y junto con ello la canti-Para enfrentar esta problemática, durante este dad de personas que debían acceder a ella. A ellogobierno se hizo un importante esfuerzo guber- se debe sumar sus trabajos en metodología de lanamental destinado a mejorar las condiciones enseñanza, y los textos de estudio que creó paraeducacionales del país, sustentado en la acción del enseñar a leer y escribir.Estado.6 A este esfuerzo se sumaron ilustres per-sonajes que debieron emigrar a Chile debido a los Siendo Manuel Montt Torres, ministro de Justiciaproblemas políticos que se estaban desarrollan- e Instrucción Pública,8 puso en el cargo de rectordo en el resto de la región latinoamericana. Los de la Escuela Normal de Preceptores a Sarmiento,primeros referentes del sistema educativo nacio- con la misión de formar a los maestros encargadosnal fueron Andrés Bello (venezolano) y Domingo de proveer de educación a la sociedad chilena, trasFaustino Sarmiento (argentino). dos años de formación en aula y un año de prác-El primero de ellos consideraba que la educación“tenía que desarrollarse tomando en consideración lasdiferencias entre los distintos grupos sociales entendien- 8 A juicio de Fredy Soto: “En esta mirada del Estado como dinami-do que el contenido debía ser acorde con las necesidades zador de la educación chilena, no puede quedar fuera Manuel Montt. Siendo ministro de Justicia, Culto e Instrucción de Manuel Bulnes,individuales y de cada grupo”.7 Bajo esta noción, es se crearon la Universidad de Chile, la Escuela Normal de Precepto-que Bello planteó la necesidad de una educación res y se echaron las bases de la Escuela de Artes y Oficios. Se prestósegmentada. Se requería crear una educación pri- atención al Instituto Nacional y a los liceos provincianos, a la educa- ción primaria, en especial a la creación de escuelas para niñas. Comomaria, especialmente dirigida a las clases popula- Presidente de la República promulgó la Ley Orgánica de Instrucciónres, en la que se incorporaran aspectos valóricos, Primaria (24 de noviembre de 1860), la que en el art. 1ª expresa que la instrucción primaria se dará bajo la dirección del Estado. Además, establece la existencia de tres tipos de escuelas: las fiscales y municipa-5 Al respecto, en el Artículo 153 de la Constitución de 1833, les, las primeras costeadas por el Estado y las segundas administradas indicaba que: “la educación pública es una atención preferente por los municipios pero financiadas con el Tesoro Público; las escuelas del gobierno”. particulares y las escuelas conventuales. Al admitir la existencia de6 Serrano, Sol. (1994) Universidad y Nación. Chile en el siglo XIX. las escuelas particulares hay un reconocimiento explícito a libertad de Santiago. Editorial Universitaria. enseñanza. Soto, Fredy. “El Estado y el Instituto Pedagógico”,7 Aedo, Ruth. (2000) La educación privada en Chile. Santiago, Revista Intramuros, Universidad Metropolitana de Ciencias de RIL Editores, p. 45 la Educación, N°10.34 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 35. tica en las escuelas.9 Años más tarde, la acción de de José Joaquín Prieto. El prestigio ganado por eleste educador trasandino derivó en la creación de primero en los campos de batalla fue uno de losla primera Ley de Instrucción Primaria en Chile, principales factores que apoyaron su elección. Así,desarrollada bajo el gobierno de Manuel Montt.10 desde 1841 se inició un nuevo gobierno en Chile que se caracterizó por la preocupación de forta-La creación de la Universidad de Chile permitió lecer al Estado, y entregar herramientas para eldar el paso sustancial a favor de la educación chi- desarrollo material y educacional.lena. Este plantel asumió la responsabilidad desupervisar la instrucción en los distintos niveles Con respecto a la situación del Ejército, ya se haque se definieron como: elemental, secundario, expresado anteriormente que las necesidades delespecial y superior. Para cumplir estos requeri- país determinaron el cierre de la Academia Mili-mientos, la universidad, a través de la Facultad de tar, pero de ninguna forma la dejaron en el olvido,Filosofía y Humanidades, se encargaría en calidad tal como señalaba el ministro de Guerra y Mari-de supervisor y fiscalizador de la educación, tanto na en los años 1842 y 1843, donde queda claropública como privada.11 el interés por restablecer el plantel formador de los oficiales. De tal modo, cuando el general JoséAdemás, el modelo de enseñanza del Instituto Na- Santiago Aldunate, ministro de Guerra, empezócional se transformaría en el principal referente a considerar dicha posibilidad, encontró la máseducacional a seguir por los planteles de educa- amplia acogida en el general Bulnes. En agosto deción secundaria de las provincias. En palabras de 1842, presentando su informe ante el CongresoNicolás Cruz: “Fue así como tempranamente se impuso Nacional, argumentaba el ministro de Guerra:el desarrollo de los liceos a lo largo del territorio. Estosdebían reproducir, en cada provincia, el papel educativo “No será posible que la carrera se mantenga entreque el Instituto Nacional representaba en Santiago.” 12 nosotros con el lustre y decoro que es su joya pecu- liar, si retrogradarse por el embrutecimiento, al pasoLa educación en el Ejército que todas las clases de la sociedad progresan. Con la mira de evitar este extremo ha pensado el gobierno enAl inicio de la década del 40 se efectuaron eleccio- erigir un establecimiento de educación militar; perones en Chile, que llevaron a Manuel Bulnes Prieto que sea mucho menos oneroso que el que hemos tenidoa ocupar la primera magistratura, en reemplazo otra vez y más propia de la carrera a que se destinan sus educandos. De este plantel saldrán oficiales aptos para la marina y los cuerpos facultativos del ejército9 Ibíd., p. 49. de tierra en donde es indispensable la educación cien-10 Al respecto se debe destacar la estrecha relación que existió entre Manuel Montt y Domingo Faustino Sarmiento, hecho tífica que se adquiere solo en los colegios.” 13 que se comprueba en el permanente contacto que se desa- rrolló entre ambos. Una de las principales fuentes al respecto Queda de manifiesto que existen tres temas im- corresponde a: Vergara, Sergio. (Notas y selección) (1999) portantes de este argumento: el primero está rela- “Manuel Montt y Domingo F. Sarmiento: epistolario 1833- 1888.” Santiago, Centro de Investigación Diego Barros Arana, cionado con la necesidad de mantener el prestigio Dibam. militar logrado por las fuerzas nacionales frente a11 Aedo, Ruth. Op. cit., p. 51.12 Cruz, Nicolás. Una visión de los estudios secundarios. En: Re- vista de Educación. N° 315, Ministerio de Educación, Santiago, octubre-noviembre 2004. pp. 38-44. 13 MMGM, 1842, p. 7. Anuario de la Academia de Historia Militar 35
  • 36. las confederadas. El segundo está vinculado con la fraestructura, en donde los oficiales del Ejércitoimperiosa necesidad de mantener un plantel que podían aportar de gran manera a cumplir los ob-tenga una mayor dedicación a la preparación mi- jetivos nacionales. Sin embargo, no todo era tran-litar, no desconociendo la formación humanista y quilidad, ya que este centro de educación debiócientífica. Y, finalmente, la necesidad de preparar enfrentar problemas desde incluso antes de quelos cuadros de oficiales del Ejército y de la Marina comenzara a operar, especialmente en lo referidode Guerra nacional. a la preparación del personal de planta, debido a la falta de idoneidad de algunos postulantes paraCon tal premisa, no fue de extrañar que en oc- ocupar las plazas asignadas al cuadro permanente.tubre de ese año el Congreso Nacional aprobarael proyecto de ley que tenía por finalidad la su- Otro aspecto relevante para la educación del paíspresión de los cadetes del Ejército y se pasó a la y la del Ejército, se relaciona con la preponderan-reapertura de la Academia Militar, con la misma cia que tenía Francia en la educación nacional. Endotación de cadetes y cabos (es decir, un número efecto, Chile se había transformado a inicios deque alcanza a los cuarenta para cada nivel). Los la década de 1840 al estar “impregnado en el ape-alumnos de la Academia Militar pasaron a formar go al modelo cultural francés que alcanzará ribetes departe del ejército permanente, por lo que recibi- verdadera transferencia cultural, llegando a permear yrían un sueldo correspondiente a su rango.14 a moldear el sistema educativo nacional por lo menos hasta 1880”.15Para el funcionamiento de la Academia Militar seestablecía un presupuesto anual de 3.500 pesos Lo anterior presenta una clara visión sobre la in-anuales, para los gastos relacionados con sueldo fluencia francesa en la cultura y la educación na-de profesores y otros consumos del plantel. La ad- cional de Chile, situación que se venía producien-ministración del instituto matriz fue encargada al do desde los albores de la vida independiente, acoronel José Francisco Gana y López, que había través de libros de corte ilustrado que recorrieronparticipado en la mayor parte de las acciones de las casas de la aristocracia criolla y que se trans-guerra de la Expedición Libertadora del Perú y en formaron en uno de los sustentos ideológicos dela Segunda Expedición a Chiloé. los movimientos emancipadores. A ello se debe sumar el importante apoyo de los militares fran-Una vez en funcionamiento, la Academia se trans- ceses en la organización de instrucción del ejércitoformó en el centro de preparación de los jóvenes patriota.que deseaban incorporarse a la vida militar, con laesperanza sostenida de parte de la administración Con respecto a los docentes, es correcto afirmardel país sobre los buenos resultados de los cadetes. que la influencia francesa en la educación nacionalLas necesidades del Ejército eran variadas, desde se mantuvo durante gran parte del siglo, con unla capacitación de más personal hasta obras de in- permanente recambio generacional de profesores emigrados desde Francia y que adoptaron a Chile14 Con fecha 6 de octubre de 1842, se estableció la ley que su- primió a los cadetes de los cuerpos e inició una nueva etapa 15 Conejeros, Juan Pablo. (1999) “La influencia cultural france- de la Academia Militar. Varas, José Antonio. “Recopilación de sa en la educación chilena. 1840-1880”. Serie investigación Leyes, Decretos supremos y Circulares concernientes al Ejér- N°17. Universidad Católica Cardenal Raúl Silva Henríquez, cito. 1839-1858”. (1860) Santiago, Imprenta Chilena, p. 62. p. 436 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 37. como su hogar. Al respecto, uno de los casos más como también, la táctica de artillería en el servicioemblemáticos, corresponde al del profesor Hippo- de los cañones de montaña, de campaña y de cos-lyte Beauchemin, quien se incorporó a las filas del ta y nociones de fortificaciones pasajeras, editadoInstituto Nacional en 1832, y que tuvo una impor- como manual en 1875.” 17tante labor en el aula como también en la creaciónintelectual de algunos manuales,16 siendo el más Un claro aporte del modelo militar francés paraimportante de ellos el de Gramática francesa que, di- el Ejército de Chile lo constituye la obra de Ar-cho sea de paso, fue utilizado como texto obligato- mand Legros titulada Guía del Instructor para lario en las clases de la Academia Militar. enseñanza del soldado en treinta días traducida al castellano por Justo Arteaga, comandante de Ar-Dadas las bases del modelo educacional, todas tillería. Al respecto se estableció que: “El gobiernolas áreas del conocimiento científico se vieron viene en resolver se observe en lo sucesivo para la ins-intervenidas por el modelo europeo. Hacia me- trucción de los cuerpos del ejército permanente y lasdiados de 1840, la situación en el seno de la guardias cívicas el método que se prescribe en dichaeducación chilena así lo hizo sentir a partir del obra, así como también el modo de desarmar y limpiarinicio de las actividades docentes de la Univer- las armas que se comprende en la misma obra, a cuyosidad de Chile. efecto el ministerio de la guerra pasará por esta vez al inspector general el suficiente número de ejempla-Tal como ocurría en la educación nacional, la res para que los distribuya proporcionalmente entre losformación al interior del Ejército seguía los pa- mencionados cuerpos”.18rámetros provenientes desde Europa. Entre lasprimeras medidas profundas concretadas duran- Tal como ya se ha enunciado, la activa labor delte el gobierno de Manuel Bulnes, se encuentra gobierno de Bulnes al servicio de la educación na-la contratación de algunos profesores para que cional, no excluyó a la formación del Ejército. Fuedesempeñaran labores de instructores; tal fue el de esa manera que se estableció un presupuestocaso de los comandantes Juillet y Chamoux, que permanente para los gastos de la formación de ofi-desarrollaron labores como docentes en la Escuela ciales y clases de la institución castrense.Militar. Así se puede afirmar que durante su man-dato, el general Manuel Bulnes: La educación militar no solo se restringía a la for- mación de los oficiales y clases; también asumió “… buscó la profesionalización del Ejército, apli- el desafío de fomentar la formación a nivel de los cando las técnicas de guerra francesa y estudios soldados, la que se orientaba fundamentalmente a científicos de las ingenierías impartidas en las es- la instrucción primaria, debido a los altos índices cuelas de enseñanza de ese país. En este ámbito de analfabetismo que existían en Chile hacia me- implementó un nuevo método de instrucción, más diados del siglo XIX.19 sencillo y eficaz a través de los manuales llegados de Francia, destacándose la “táctica del ejercicio En efecto, para el gobierno se hizo necesario par- de guerrilla” utilizada posteriormente durante la ticipar activamente en la formación de su perso- Guerra del Pacífico por las unidades de infantería, 17 Ejército de Chile (2006) “Doctrina…”. Op. cit., p. 21. 18 Varas, José Antonio. Op. cit., p. 144.16 Ibíd. pp. 60-61 19 Ibíd., p. 12 Anuario de la Academia de Historia Militar 37
  • 38. nal militar, especialmente desde la perspectiva de 23 de 1845, al determinar el uso de textos para laque los soldados que se integraban a las diferentes instrucción y que “no se confiara bajo pretexto alguno aunidades militares, lo hacían en condición de “en- la clase la instrucción de los reclutas, debiendo esta hacerseganchados”, es decir, eran voluntarios que se con- precisamente por oficiales del cuerpo”,21 situación que,trataban por un período determinado de tiempo. por cierto, afectaba las labores del oficial, debien-Con este antecedente, es importante indicar que do este sumar a sus responsabilidades militares, lamuchos de estos soldados buscaban una forma de instrucción del personal bajo su mando. Fue en esteascenso social dentro de la Institución y, por tanto, contexto que se comenzó a masificar el uso perma-era necesario que esta se preparara para transfor- nente de material de apoyo para la acción educativa,marse en el tiempo en una entidad instructora, tanto en los aspectos de educación primaria, comoya que los egresados de la Academia Militar no para la instrucción militar.eran los suficientes para completar los cuadros delEjército. Por su parte, hacia finales de la década, la Acade- mia Militar, ya con el nombre de “Escuela Militar”Así, la necesidad de tener un personal con no- estaba en condiciones de enviar a sus cadetes másciones básicas de lectura y escritura se transfor- avanzados a cursar estudios en los centros de per-mó también en una de las intenciones del general feccionamiento en Europa, como el mejor proce-Bulnes en su camino para mejorar el Ejército de so de profundización de sus conocimientos. Es asíChile y, paralelamente, a través de esta acción se que en 1847, el gobierno envió a Francia a trecepretendía colaborar de forma indirecta en el me- cadetes recién egresados “a fin de que en las Escuelasjoramiento educacional del país. Bajo esta premi- de Aplicación de aquel culto país completen sus estudiossa, hacia 1843, se dispuso por ley que: y adquieran los conocimientos facultativos de que tan- to necesitamos para organizar de un modo ventajoso y “Se establecerán en los cuerpos del Ejército per- adecuado el Cuerpo de Ingenieros y el de Artillería de manente que guarnecen esta capital, escuela de nuestro Ejército”. primeras letras por el método de enseñanza mutua para los individuos de tropa, pertenecientes a ellos. El gobierno francés acogió amablemente a los El gobierno proporcionará de fondos fiscales por jóvenes cadetes recién egresados de las aulas del el término de seis meses el pago de maestro que ha plantel. Los tres más preparados fueron destina- de establecer dichas escuelas e instruir a sus indi- dos al Cuerpo de Ingenieros que entonces levan- viduos en el conocimiento del expresado método” 20 taba la “Carta de Francia”; otros cuatro fueron a los Cuerpos de Ingenieros y de Artillería, y losEl esfuerzo inicial por establecer una instrucción demás, destinados a la Sección de Puentes y Cal-primaria para parte importante de las tropas del zadas. Entre esos oficiales se encontraba el subte-Ejército incluyó a la mayoría de los cabos y sargen- niente Alberto Blest Gana, que con el tiempo setos, ya que solo una mínima parte de ellos egresaba transformaría en uno de los más leídos novelistasdel plantel educador y, por tanto, en su mayoría no chilenos, pero que antes de ello realizó clases enestaban en condiciones de realizar la preparación de la Escuela Militar.la tropa, tal como se expresa en el decreto de julio20 Varas, José Antonio. Op. cit., p. 135. 21 Ibíd., p. 144.38 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 39. No solo la artillería y los ingenieros se vieron in- en esta misma promoción, egresaron otros seisfluenciados por el influjo cultural de Francia; la cadetes para la Marina de Guerra. Ello era así por-infantería chilena había recibido una sustancial que en este tiempo el instituto matriz se preocu-modificación en su formación a partir de la pro- paba de la formación de estos futuros oficiales delmulgación del nuevo reglamento para la instruc- mar.23ción de guerrilla en 1846.22 La educación que entregaba la Escuela Militar enEn resumidas cuentas, se debe afirmar que la in- este tiempo estaba fuertemente vinculada al desa-fluencia francesa corrió raudamente por las or- rrollo de la educación nacional. Ello es evidenteganizaciones educacionales civiles como también cuando se aprecia la cantidad de establecimientospor las militares durante gran parte del siglo XIX. secundarios públicos de la época.24 En cuanto a laAdemás, un aspecto que se debe resaltar del pro- educación militar a nivel del Ejército, a partir deceso educativo al interior de la Escuela Militar, co- 1848 se inició la aplicación del “curso de instruc-rresponde a que la instrucción y los cursos que se ción especial de artillería”, para emplearse tantoles entregaban a los cadetes no diferían mucho con en las diferentes unidades militares de esa arma ala entregada a los cabos, siendo esto una constante lo largo del país, como también en la formaciónque se desarrollaría en este tiempo; las diferencias del alumnado del plantel.25sustanciales se referían a la profundidad de los con-tenidos y las horas destinadas para el proceso de Ya para 1849 la formación de la Escuela Militarenseñanza-aprendizaje. Dentro de la promoción era un referente educacional para el resto de lade cabos sometidos a estas exigencias, podemos sociedad chilena, tanto por la carga académica queseñalar que se encontraban Pedro Lagos y Manuel poseía el instituto, como por la estricta formaciónJosé Arriagada, según consta en la documentación disciplinaria y la enseñanza de valores, según looficial de la Sección de Cabos del instituto matriz. establecido en los requisitos para ser aceptadosAmbos militares ocuparon importantes tareas du- como alumnos de la Escuela Militar en cualquierarante la Guerra del Pacífico, siendo el primero el de las dos secciones.26 En este caso específico, laencargado del asalto y toma del Morro de Arica, formación valórica se encuentra fuertemente li-en junio de 1880. gada a la vida cristiana. Reflejo de ello es que en el régimen interno de la Escuela se encontraba laPara abril de 1847, la administración del plantel oración, la misa y las clases de religión, tanto parafue encargada al saliente ministro de Guerra, el cadetes como para la Sección de Cabos.general José Santiago Aldunate, quien se ocupó deregir los destinos de este instituto matriz por lossiguientes catorce años. Coincidentemente con lallegada de este oficial, egresaron de la Academiaonce cadetes, y veintidós cabos y sargentos. Todos 23 MMGM, 1848, p. 4-5.ellos fueron destinados a las distintas unidades del 24 Al respecto, se puede señalar que en 1848 existían los si- guientes planteles educacionales secundarios con responsa-Ejército con el fin de reemplazar y mejorar la for- bilidad del Estado: La Serena (1); Talca (1); Cauquenes (1);mación militar de la Institución. Por otra parte, Concepción (1); Santiago (Instituto Nacional y la Academia Militar). Además algunos establecimientos privados en San- tiago y Valparaíso. Aedo, Ruth. Op. cit., p. 71. 25 Ibíd., p. 231 y 232.22 Varas, José Antonio. Op. cit., p. 166 26 Varas, José Antonio. Op. cit., pp. 244-245. Anuario de la Academia de Historia Militar 39
  • 40. Así es posible afirmar que durante la década de dades a lo largo del país y los manuales de instruc-los 40 el Ejército de Chile inició formalmente su ción de origen galo se multiplicaban en la Escuelapreocupación por aumentar el acervo intelectual Militar, como también en los diferentes cuartelesde sus soldados, a través de la instrucción de las de tropas de línea y de las guardias cívicas.28primeras letras. No sería una tarea fácil, ya queexistía para ese entonces una gran masa analfabeta Es por ello que el ministro de Guerra defendíay, tal como se ha señalado más arriba, si la edu- profusamente la situación de este plantel, frentecación primaria no llegaba a los niños de los es- a las voces críticas que planteaban la posibilidadtratos sociales más humildes, pensar en soldados de cerrar este instituto matriz por razones de pre-adultos era sinónimo de tropas analfabetas. Por lo supuesto; por el contrario, ayudó a fomentarlo ydemás, tanto como un aporte social, era una ne- apoyarlo en su proyecto educador, tanto por lascesidad real de la institución castrense preparar a necesidades de Ejército como de la Armada. Así,sus soldados, especialmente cuando estos debían por ejemplo, en este período encontramos comoconocer algunos aspectos de la ordenanza, el uso cadetes de la escuela a algunos jóvenes que, conde armamentos y los reglamentos necesarios para el tiempo, fueron los responsables de célebres he-desempeñar correctamente sus funciones. chos de armas durante los tiempos de la Guerra del Pacífico. Uno de estos alumnos que fue des-No obstante las buenas intenciones del Ejército, tinado a la Marina de Guerra nacional era Galva-es menester señalar que, al igual que la enseñanza rino Riveros, quien se destacó en la captura de laprimaria a lo largo del país, la instrucción de los nave peruana “Huáscar” durante el combate navalsoldados tropezaba con el serio inconveniente de de Angamos, en octubre de 1879. Por su parte,la ausencia de personal calificado para el correc- tuvieron destinación en el Ejército los cadetesto desempeño de las funciones docentes. Si para Marcos Maturana y Tomás Yávar, por mencionarla sociedad civil era difícil establecer escuelas de a algunos, ambos de importante actuación en lasprimeras letras, auspiciadas por privados o por el campañas de la citada confrontación armada.Estado,27 para las unidades militares nacionales sehacía más complejo aún, debido a la realidad de la Tal como se señalaba anteriormente, la situaciónvida de cuartel. económica del país determinaba la posibilidad de que se cerrara la Escuela Militar. Sin embargo, fi-Hacia 1851, la influencia militar francesa se hacía nalmente se optó por mantenerla, pero con unanotar con mayor fuerza en el Ejército de Chile. finalidad exclusiva hacia la formación militar y conSe concretaba el regreso de varios de los oficiales un número menor de alumnos.que habían sido destinados a cursar estudios en esepaís, se contrataban nuevos oficiales para desem-peñarse como instructores en las diferentes uni- 28 Al respecto se puede revisar VVAA. (1982) Historia del Ejército de Chile. Tomo IV, Santiago EMGE. p. 18; Arancibia Clavel,27 Al respecto es interesante señalar que para 1853, existían Roberto. “La influencia del Ejército chileno en América La- unos 215.000 niños en edad escolar, pero que la matrícula tina” (2002) Centro de Estudios e Investigaciones Militares. a nivel nacional en ese mismo año, solo alcanzaba a 23.136 p. 91 y ss.; “Boletín de Leyes y de las ordenes y decretos del entre establecimientos de educación pública o con responsa- gobierno” (1845) Santiago, Imprenta de la Independencia. p. bilidad del Estado y educación privada. Más antecedentes en 106-107; Cubillos, Adela; Ferrada, Luis; Tapia, Claudio. Op. Aedo, Ruth. Op. cit., p. 62 cit., pp. 49 y 50.40 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 41. Además, se presentó la situación de que fueran los del plantel se mantuvo en ochenta hombres. Lapadres los que solventaran los gastos de formación de formación académica de los alumnos siguió bajolos cadetes, porque este Instituto se había transfor- la estricta aplicación del reglamento disciplinario,mado en un referente educacional y muchos jóvenes el sistema de permisos y de evaluación. Esta áreaaspiraban a tener una educación de calidad que no estaba bajo la supervisión académica de la Univer-encontraban en otros establecimientos educacionales sidad de Chile, a través de un representante quede la época, especialmente en lo referido a la forma- tenía por misión supervisar los exámenes de tér-ción valórica y conductual. Uno de los mecanismos mino de curso realizados en los distintos planteleshabituales empleados en este tiempo para mantener de enseñanza, entre ellos la Escuela Militar.el orden correspondió al castigo físico,29 el que, aligual que en los restantes planteles educacionales, se Personalidades de la estatura de Ignacio Domeyko,practicaba permanentemente en la Escuela Militar. Salvador Sanfuentes y Diego Barros Arana, entre otros, fueron los examinadores responsables dePor otra parte, la necesidad de contar con mili- diversas materias impartidas por este instituto mi-tares preparados en todos los niveles determinó litar, siendo del común de ellos los comentariosque, por orden presidencial, hacia 1851 se estable- de beneplácito por los resultados obtenidos.32 Así,cieran al interior de la Escuela Militar dos compa- por ejemplo, con respecto a los exámenes de His-ñías de soldados para que sirvieran de reemplazo toria de América y de Chile, Francisco Vargas Fon-a las diferentes unidades militares del país que los tecilla señalaba en febrero de 1855 que: “Aunquerequirieran. Por su parte, los alumnos cadetes, no hay ningún libro que pueda servir de texto adecuadocomo también los de la Sección de cabos, estarían para la enseñanza de este ramo, creo poder asegurar quea cargo de la instrucción de dichos soldados.30 los alumnos de la Escuela Militar lo han aprendido con la perfección que es posible apetecer”.33Se debe recordar que la base de la instrucciónmilitar descansaba en la formación del personal Los esfuerzos educacionales desplegados por la Es-de oficiales y clases que egresaban de la Escuela cuela Militar estaban ligados a la situación educa-Militar, pero que una parte sustancial de esta pre- cional de la época, ya que, como se ha mencionadoparación se realizaba a través de los manuales de antes, este plantel admitía a una parte importanteinstrucción militar. Al respecto, en 1854 se aplica- de los alumnos que no seguirían una carrera mi-ron modificaciones a la enseñanza de la Artillería, litar, pero que llegaban al cuartel en busca de unarealizadas a partir de la cartilla preparada por el buena educación, pese a que para 1854 se habíanteniente coronel Antonio de la Fuente.31 multiplicado los establecimientos educacionales en el país.34 Así, los resultados educacionales, yEn cuanto a la Escuela Militar, para 1854 las con- la formación conductual y disciplinaria, bastantediciones generales de la educación no habían cam- rigurosa para la época, fueron un importante es-biado. La dotación del personal de cadetes y cabos29 Amanda Labarca señalaba que: “sosteníase la rígida disciplina a base de castigos corporales, entre los que primaban los en- 32 Cubillos, Adela; Ferrada, Luis; Tapia, Claudio. Op. cit., p. 50 y cierros y los ramalazos del guante” Op. cit., p. 121 51.30 Varas, José Antonio. Op. cit., pp. 290–291. 33 Anales de la Universidad de Chile, p. 21.31 Ibíd., p. 378. 34 Aedo, Ruth. Op. cit., p. 71 Anuario de la Academia de Historia Militar 41
  • 42. tímulo para que las familias acomodadas del país textos que debían ser empleados en todas las uni-optaran por la Escuela Militar.35 dades donde se desarrollaran actividades docen- tes, correspondieran a los tratados de aritmética,Además, la intervención de la Universidad de Chi- gramática castellana y geografía.37 Además, se es-le en el control y dirección del sistema de super- tableció que para cumplir con los requerimientosvisión de los exámenes continuó durante los años de estas escuelas primarias, el gobierno establece-siguientes. Al respecto, se puede destacar lo que ría una serie de aportes en dinero.Ignacio Domeyko expuso al rector de esta casa deestudios en enero de 1856: “He tomado parte el 13 III. La evolución del modelo educati-de diciembre (de 1855) en el examen de Álgebra de la vo: del humanista al científicoAcademia Militar y en general he sido muy satisfechocon la contestación de los tanto por el método que se en- El cambio de gobierno producido en 1861, porseña el ramo en este establecimiento, como por las prue- el cual se dio término al predominio de los polí-bas de aplicación que sus alumnos han manifestado” 36. ticos conservadores, generó también una serie de repercusiones en los más distintos ámbitos de laEl problema de la falta de oficiales se comprende sociedad civil, a partir del advenimiento de idea-por la constante reducción de la cantidad de per- les políticos más liberales inspirados en las doctri-sonas que componían el Ejército. Las necesidades nas europeas, especialmente las emanadas desdede restringir el presupuesto nacional significó la re- Francia, los que dieron paso a una serie de modi-ducción de la fuerza de 2.902 hombres establecida ficaciones en el desarrollo de la vida nacional, nopara 1855, que finalmente en enero de 1856 se es- quedando la educación fuera de ellas.tableció en 2.757 hombres, situación que produjoserias consecuencias como el cierre de unidades, En efecto, para la mayoría de los partidarios li-como el caso del escuadrón “Lanceros”. En cuanto berales de la sociedad chilena era importante in-a la cantidad de cadetes establecida para 1856, ella corporar en las aulas la visión europea, principal-se mantuvo en ochenta, apegándose a lo establecido mente la proveniente de Francia, de la educaciónen la reglamentación vigente de la época. “científica”. Las principales razones que se esgri- mieron en ese entonces para justificar tal cambio,Durante este período, se mantuvo el trabajo de la se relacionaron con las carencias de la educaciónEscuela Militar con los medios humanos y mate- humanista, en cuanto a la formación de un pen-riales con que se contaba, logrando graduar como samiento crítico. Para ellos, el humanismo ense-subtenientes, alféreces o guardiamarinas a catorce ñado en las aulas solo apuntaba a que los alumnosalumnos de la Sección de Cadetes y a otros trece repitieran información y la asumieran sin reparode la Sección de Cabos. alguno, ya que si era producto del discurso del do- cente, este era incuestionable para el alumnado.Por otra parte, la instrucción de los soldados semantenía de forma permanente desde hacía al- “Los positivistas chilenos planteaban una solu-gunos años. Para el año 1855 se dispuso que los ción educativa de la barbarie amenazador a la sociedad de la ‘gente decente’. La escolarización35 Cubillos, Adela; Ferrada, Luis; Tapia, Claudio. Op. cit., p. 46- 47.36 Anales de la Universidad de Chile. 1855, p. 25. 37 Varas, José Antonio. Op. cit., p. 382.42 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 43. serviría para transformar las masas en ciudada- mantener los estándares de excelencia que se nos pasivos que no insistieran en ningún cambio buscaba. profundo de su situación social. Los Amunáteguis argumentaron que ‘el modo más fácil de evitar las En la década de los 70, el debate sobre la educa- revoluciones futuras es enseñar las primeras letras ción secundaria no era menor. Existía una cons- a los niños, el modo más sencillo de terminar las tante fricción entre grupos conservadores y el revoluciones presentes es hacer lo mismo con los gobierno liberal. Los primeros eran opositores a adultos que no las han aprendido.” 38 las estrategias desplegadas por los de la adminis- tración nacional, en cuanto a lo referido al siste-En términos prácticos, el modelo cientificista se ma educacional y la ampliación de las coberturas,instauró con las primeras modificaciones realiza- pero especialmente en cuanto a los lineamentosdas en los establecimientos de instrucción pública y contenidos de la educación nacional. La Ley desecundarios, encabezado por el Instituto Nacio- Libertad de Enseñanza se transformó en una de lasnal, principal referente de la educación nacional.39 banderas de lucha más duras entre los grupos opo-Este plantel, a partir de 1864, inició un proceso de sitores, situación que trajo como resultado algunasadecuación de su malla curricular apuntado hacia alteraciones al ritmo de estudio de los alumnos,el objetivo de incorporar aspectos científicos en la especialmente los secundarios.formación secundaria. Dicho proceso fue impul-sado fuertemente por su rector Diego Barros Ara- Hacia 1879 se modificó el sistema de organizaciónna, siendo imitado a partir del año siguiente por el de la educación nacional, a través de la reformaresto de los establecimientos fiscales del país.40 En de ese año. El principal tópico fue el paso de lasmenos de cinco años se había establecido el mo- atribuciones sobre la instrucción en Chile desdedelo de enseñanza científica en toda la educación la Facultad de Humanidades de la Universidad desecundaria nacional, tanto pública como privada.41 Chile a un Consejo de Instrucción Pública.42Además, durante este período, podemos en- En cuanto a la educación primaria, se puede afir-contrar una serie de alteraciones al esfuerzo mar que esta, si bien aumentó en cantidad, su ca-educativo, especialmente considerando el au- lidad estaba permanentemente puesta en duda,43mento de los planteles de carácter privado quesurgieron durante este tiempo, ante lo cual la 42 Entre las responsabilidades de este Consejo se encontraría: laeducación pública nacional debió competir por fiscalización a los distintos establecimientos, aprobar planes y programas al interior de los mismos, nombrar rectores y pro- fesores de planteles, aprobar textos y libros para ser usados en38 Austin, Robert. (1998) “Elites, pobladores y educación su- clases, validar reglamentos internos de los establecimientos, perior en Chile.1842-1852”; Santiago, Centro de Estudios y con el fin de ordenar el sistema educacional secundario chi- Capacitación Técnico-Pedagógica; p. 6 leno. Más antecedentes al respecto, se pueden encontrar en39 Se debe señalar que este plantel educacional era el de mayor Soto, Fredy. Op. cit., p. 76 y ss. número de alumnos a nivel nacional, por lo tanto, las decisio- 43 Sobre los problemas en el desarrollo de la acción educativa, nes tomadas sobre este establecimiento, tendrían repercusión se recomienda ver el trabajo de Monsalve, Mario …El silencio a nivel nacional durante esta época. Al respecto se pueden en- comenzó a reinar: Documentos para la historia de la instrucción pri- contrar más antecedentes en: Espejo, Juan. (1913) Centena- maria 1840–1920. (1998) Santiago, Centro de Investigacio- rio del Instituto Nacional. Santiago, Imprenta Roma. También nes Barros Arana, Dibam, Universidad Católica Blas Cañas. en: Labarca, Amanda. Op. cit. Este trabajo recoge documentación referida a cada uno de los40 Soto, Fredy. “Historia de…” Op. cit., p. 78. principales problemas para el buen desarrollo de la docencia41 Aedo, Ruth. Op. cit., pp. 73-74. en las escuelas primarias de Chile. Aspectos administrativos, Anuario de la Academia de Historia Militar 43
  • 44. debido a los constantes problemas administra- nes de mejoramiento se pueden relacionar con lativos, de infraestructura y de preparación de los educación al interior del Ejército?docentes,44 como también los problemas deriva-dos de la inconstancia de los alumnos para asistir Es necesario señalar que para 1862, la direccióna clases. de la Escuela Militar fue entregada al coronel An- tonio de la Fuente, a quien le correspondió en-En cuanto a los métodos de enseñanza-aprendiza- frentar una serie de cambios en el plantel forma-je, en este tiempo era bastante utilizado el sistema dor de la base del Ejército, los oficiales y clases.de “nemotecnia”, tanto para la educación primaria Las modificaciones en la reglamentación asociadacomo para la secundaria, por lo que la función del a la influencia francesa llegó en este período a sudocente era restringida a lograr que los alumnos máxima expresión con la adopción del plan de es-aprendieran las lecciones de memoria. Este siste- tudios de la Academia Saint Cyr, que dividía a estama fue también empleado en las unidades milita- –para los efectos de la instrucción– en tres seccio-res para la instrucción de las diferentes técnicas de nes principales: la Escuela Preparatoria, el Cursoempleo de los armamentos, como para los aspec- General y el Curso Especial.45tos relacionados con la disciplina y la ordenanza. Tal como se señalaba anteriormente, el cuadroEl ejército y su reacción frente a los Nº 1 representa claramente la base educacionalcambios en la educación humanista que se entregaba al interior de la Es- cuela Militar y que era muy representativa delComo se ha podido apreciar, la evolución de la sistema educacional nacional de ese tiempo. Poreducación nacional, primaria y secundaria, pasó otra parte, cabe destacar que, de manera similar,en este período por una serie de adecuaciones que se instruía a la Sección de Cabos del Ejército, quetenían por finalidad proponer un sistema lo sufi- entregaba a las filas de la Institución el personalcientemente efectivo, que le permitiera enfren- para completar las dotaciones de cuadro perma-tar la constante preocupación del analfabetismo, nente, salvo en los períodos en los que la Escuelay el mejoramiento de la cantidad y la calidad de no generó egresados, o se cerró temporalmente,la educación en los distintos niveles de enseñanza debido a situaciones de conmoción interna, pro-(primario, secundario y superior). Pero, ¿cuánto blemas económicos o por orden del gobierno.de estos cambios o de qué manera estas intencio- Sobre el curso general, se puede afirmar que per- mitía entregar una serie de herramientas de tipo económicos, disciplinarios, que permitirán al lector crearse humanista y científico, situación que le permitió una visión completa del problema al que hemos hecho refe- ser una alternativa a la formación de estudiantes, rencia.44 Durante el período 1861 a 1890, es correcto afirmar que se tanto para el mundo militar como para la socie- produjo un aumento sostenido en la creación de escuelas pri- dad civil. De ahí se desprende el sostenido inte- marias. A modo de ejemplo se puede señalar que en 1861 rés de algunas familias por entregar al Ejército los existían 933; en 1871 estas aumentaron a 1157; en 1880 estas se redujeron a 1025, probablemente por efectos de la guerra estudios de sus hijos, con el valor agregado que en curso y en 1890 los establecimientos de instrucción pri- entregaba una institución que defendía los valores maria llegaban a 1748 a nivel nacional. Más antecedentes se pueden encontrar en Fisher, Nelson (1974) Chile, the evolutions o fan educational system UK, University of Nottingham. Citado por Aedo, Ruth. Op. cit., p. 69 45 Piuzzi Cabrera, José Miguel. Op. cit., pp. 56-57.44 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 45. CUADRO 1 Plan de Estudios Curso Elemental o Preparatorio Área Cátedra Rudimentos de la gramática castellana Humanista Lectura Elementos de la geografía política y descriptiva Aritmética elemental Científico Sistema métrico decimal Militar - Valórica Catecismo (Fuente: PIUZZI CABRERA, JOSÉ MIGUEL (1994) “Los militares en la sociedad chilena.1891-1970. Relaciones civiles-militares e integración social”. Madrid, Tesis doctoral, Universidad Pontificia de Salamanca. pp. 56–57).patrios y que buscaba fomentar la disciplina den- una reducción del personal de la institución, portro de sus educandos. lo que dicha situación también afectó a los inte- resados en incorporarse al plantel de formación,Una importante formación complementaria era ya que las vacantes se redujeron de 40 a solo 25entregada a través del curso especial. El principal plazas. Para Sergio Vergara, esta situación estabaobjetivo de esta formación correspondía a dotar a relacionada con los problemas disciplinarios y lala Institución del personal técnico especializado, falta de profesores adecuados.46que se desempeñaría en las armas más especiali-zadas, como lo eran la artillería y los ingenieros. No obstante lo anterior, dos años después y de-Estas requerían un mayor nivel formativo en asig- bido al considerable aumento del interés por in-naturas científicas. Además, la preparación de los corporarse a la Escuela, se debió aumentar lasoficiales egresados de este curso, entregaba al país plazas de cadetes hasta completar el centenar deun personal que colaboraba en el desarrollo na- alumnos. Además, el Estado creó una serie de be-cional a través de la construcción de puentes y neficios para los interesados en ingresar al plantel,caminos que requería el Estado, para el desarro- esto encuadrado dentro del interés del gobiernollo de la integración y la conectividad territorial. en mantener un aporte a la educación pública.Varios de los egresados de estos cursos se dedica- José Miguel Piuzzi señala al respecto que: “Para elron a las actividades de instrucción militar, o a la pago de matrículas y mensualidades se creó las catego-traducción de manuales provenientes de Francia, rías de cadetes becarios o agraciados, supernumerarios opara colaborar en la formación de los cuadros dela institución.Pese a que se hicieron esfuerzos por implementar 46 Vergara Quiroz, Sergio. (1993) Historia social del Ejército dede mejor manera el sistema educacional de la Es- Chile. Volumen I. Universidad de Chile, Departamento Técni-cuela Militar, el Estado chileno había optado por co de Investigación, p. 181 Anuario de la Academia de Historia Militar 45
  • 46. semipensionistas, que cancelaban la mitad de las cuotas, para las dotaciones de la Armada Nacional;51 y lasy pensionistas que cancelaban la totalidad.” 47 falencias en infraestructura producían una impor- tante alteración en la rutina educacional de todosNo obstante lo anterior, el sistema de becas otor- estos alumnos, lo que los afectaría en el momentogadas por el Estado para el financiamiento de la de ser destinados a las unidades, ya que su educa-educación de alumnos de la Escuela Militar fue ción era constantemente alterada por los proble-eliminado al poco tiempo, debido a que no se mas de espacio y de recursos para sus actividades.cumplía el compromiso de parte de los educandosde que al término de su instrucción sirvieran en elEjército en calidad de oficiales.48 CUADRO 2El mayor ingreso de alumnos a las aulas de la Es- Plan de estudios de 1862 Curso Generalcuela Militar, para los diferentes cursos, no solo Año Área Cátedraprodujo efectos positivos. Una de las primeras di- Gramática Castellana Humanista Historia Sagradaficultades que este instituto matriz debió enfrentar Científico Aritméticase relacionó con la infraestructura, especialmente Infantería Primerolo relacionado con los laboratorios, dependencias, Militar Contabilidad y Documentación Dibujo natural y de paisajee incluso el mismo programa de enseñanza.49 Gimnasia Valórica OrdenanzaAdemás, durante la década de los 70, la ciudad de Humanista Gramática Castellana y Romana Historia Antigua, GriegaSantiago estuvo intervenida por una serie de obras Científico Algebrade infraestructura, situación que no dejó ajeno al Instrucción práctica, táctica de in-principal establecimiento educacional del Ejérci- Segundo fantería y maniobras Militar Procedimientos de juicios militaresto. En términos concretos, se puede señalar que Dibujo natural y de paisajela “sala de baños”, así como el huerto (donde se Gimnasiarealizaban prácticas de tiro) fueron afectados por Valórica Ordenanzasalteraciones concretas, lo que trajo inconvenien- Arte y historia militar Humanista Historia de América y Chiletes a la formación de los estudiantes.50 Francés Geometría Tercero Científico Trigonometría rectilíneaEsta situación era de gran preocupación para las Cosmografía y geografía física Táctica de caballeríaautoridades militares y políticas. Ello, porque de Militar Esgrimala Escuela Militar egresaban los cadetes con el ran- Valórica -go de oficial y el curso de cabos con el grado de Humanista Francés política Geografíasuboficial. Además, para este tiempo, también de Geometría analítica Científico Principios de geometría descriptivaeste instituto se graduaban los cadetes navales con Cuarto Topografía y fortificacionesel grado de guardiamarina y el personal de planta Teoría de las punterías Militar Instrucción práctica Esgrima Valórica - (Fuente: PIUZZI CABRERA, JOSÉ MIGUEL (1994) “Los47 Ibíd. p. 58 militares… Op. cit., p. 57).48 MMGM. 1870, p. 27.49 Infante, Florencio. Op. cit., pp. 106-107.50 Ibíd., pp. 42 y ss. 51 MMGM. 1871, p. 3646 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 47. Hacia 1871, las autoridades políticas reconocieron Militar también debió enfrentar los problemastambién que, junto con problemas de infraestruc- relacionados con la conducta de alguno de sustura, existía un serio problema con respecto a la alumnos, pese a que, permanentemente, en losmetodología de la enseñanza al interior del esta- informes emitidos por el ministro de Guerra seblecimiento, especialmente en la preparación de hacía referencias a la constante preocupación porlos cursos científicos de los alumnos, situación que la disciplina al interior del plantel.56intentaría ser revertida por los responsables delEjército y los del gobierno para el año siguiente.52 En efecto, durante 1872 se habían producido algu-La principal propuesta del director de la Escuela nas dificultades al interior del Instituto Nacional,Militar al respecto, se relacionaba con el aumento a partir de la discusión sobre la denominada “Li-de los estudios en un año más, especialmente en bertad de Enseñanza”. Es más, para Carlos Orre-áreas científicas como las matemáticas, siguiendo go Barros, a partir de los problemas creados porlos parámetros establecidos por el Instituto Na- la libertad de enseñanza se habrían desatado unacional.53 Así, para 1872, la prioridad educacional serie de manifestaciones por parte de los estudian-del plantel se relacionó con nivelar el aprendizaje, tes del Instituto Nacional, de la Escuela de Artespara mantenerlo a la par de los restantes estableci- y Oficios y de la Escuela Militar.57 A la luz de losmientos de educación secundaria nacional.54 antecedentes recopilados para esta investigación, la Escuela Militar también tuvo problemas disci-Los problemas que presentaba la Escuela Militar plinarios, pero cuatro años más tarde, el 23 de oc-no eran diferentes a los de los demás estableci- tubre de 1876. Al respecto, la prensa de la épocamientos de educación de la época, ya sea por los señalaba:problemas económicos del país, como por ciertadesidia de parte del gobierno. El establecimiento “La reciente sublevación promovida y capitaneadaeducacional no cumplía con las necesidades para por uno de los pensionistas de la Escuela Militarproveer alumnos a la Marina y al Ejército, por lo ha sugerido al gobierno la necesidad de plantearque el director formuló un proyecto de estudios una seria reforma o suprimirla. Si ha de subsistir,e instrucción militar que cumpliera con todos se suprimirá por lo menos, la sección de alumnoslos requisitos necesarios para formar a un oficial, pensionistas, que casi siempre son niños incorre-para ser aprobado por el ministro de Guerra de gibles de las familias, y se establecerá un severoesa época. Si se considera que este es un problema régimen penal para los pocos alumnos del estadomayor, también existían problemas más domésti- que se admitirán en la Escuela.” 58cos, como el caso de los profesores de esgrima ygimnasia, los que debían ser pagados por los pro- En el capítulo anterior se estableció que la escasapios alumnos.55 existencia de establecimientos educacionales de buen nivel se transformó en una de las principalesAdemás, tal como ocurría en los restantes plan- motivaciones para que las familias chilenas envia-teles de la educación pública chilena, la Escuela 56 MMGM. 1870, p. 28 y 29.52 Ibíd., p. 36. 57 Orrego Barros, Carlos. (1952) Diego Barros Arana Santiago,53 Ibíd., p. 106. Editorial de la Universidad de Chile, p. 159.54 MMGM. 1872, p. 46. 58 Editorial de El Mercurio de Valparaíso, jueves 26 de octubre de55 MMGM. 1873, en el Anexo N°1 s/p. 1876, p. 3 Anuario de la Academia de Historia Militar 47
  • 48. ran a sus hijos a educarse a la Escuela Militar, espe- Para 1878 se reabrió la Escuela Militar, no obs-cialmente si se consideraba que este plantel seguía tante que su dotación de alumnos era, por decirestrictamente apegado a los procedimientos y es- lo menos, insignificante. En cuanto a lo reglamen-trategias desarrolladas por el Instituto Nacional, tario, en octubre de ese año surgió el decreto quey por ende, se encontraban frente a un esfuerzo permitió la reapertura del plantel a partir del añoeducativo de alto nivel. No obstante lo anterior, siguiente y al poco tiempo se nominó a Emiliocon el paso del tiempo, la educación pública y pri- Sotomayor como su director, con la idea de quevada chilena fue teniendo un aumento sostenido, esta institución debía continuar aportando en laal menos en la cantidad de establecimientos –ya formación de los futuros oficiales del Ejército y laque la calidad de ellos fue ampliamente cuestiona- Marina nacional. De esta manera se enfocaría esteda en estos años ante la aplicación de la Ley de Li- plantel en la preparación del personal que siguierabertad de Enseñanza– y, por tanto, las familias chi- la carrera militar, a diferencia de lo que ocurríalenas comenzaron a orientar la formación de sus en los años anteriores a la crisis de 1876. Así sehijos a partir de sus valores, por ejemplo, a través enfrentó el período de la guerra hasta la llegada dede establecimientos que seguían credos religiosos, las nuevas orientaciones europeas que se asoma-u otro tipo de característica particular (colegios ban en la formación chilena.católicos, protestantes, educación particular, decolonias, etc.). Pero más allá de la formación de los oficiales y clases del Ejército, la preocupación institucionalUno de los problemas que esta situación generó también se orientaba a la interacción de la base deen el interior de la Escuela Militar se relacionó la institución: el soldado. Así, la enseñanza de es-con los problemas disciplinarios que debió enfren- tos fue aumentando paulatinamente en la medidatar, ya que, en algunos casos, la alternativa de en- que se contó con el personal preparado para cola-tregar a los hijos para la instrucción del instituto borar en su educación, un proceso nada fácil paramatriz del Ejército, radicaba, no en un interés de la época y para la Institución, ya que la calidad deformar oficiales, sino más bien en tenerlos en un la enseñanza dejaba mucho que desear.internado con educación estricta, que los refor-maran disciplinariamente. Esta situación permite Si para el año 1854, la cobertura en instrucciónexplicar cómo se produjo el alzamiento de octu- primaria alcanzaba al 9% del total del país, parabre de 1876. 1865 esta solo había logrado aumentar a un 12%, es decir unos cincuenta mil alumnos de un totalUno de los resultados de la revuelta de los alum- de trescientos sesenta y tres mil niños en edad es-nos de la Escuela implicó el cierre de esta por más colar.60 Si esta circunstancia aquejaba a la educa-de dos años. La disolución del plantel trajo como ción primaria en edad escolar, la situación de losconsecuencia una serie de alteraciones para la for- adultos era aún más crítica, realidad que, eviden-mación del personal de oficiales y el cubrimiento temente, repercutiría en el momento en que unade las vacantes de las unidades militares, lo que en parte de estos adultos se interesasen por incorpo-parte fue subsanado con el concurso de los cadetes rarse al ejército.que no estuvieron vinculados al motín.5959 MMGM. 1877, p. 14. 60 MJIP. Anuarios estadísticos.48 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 49. Es por lo anterior que la formación de los cuerpos La política institucional con respecto a la instruc-del Ejército continuó fortaleciéndose, aunque de ción del soldado, es decir, la educación elementalforma lenta, a través de los años, concentrándo- que comprendía la lectura, escritura y las cuatrose principalmente en la instrucción primaria. No operaciones matemáticas, era solo una de las víasobstante lo anterior, debían enfrentarse una serie de instrucción del soldado. La segunda vertientede problemas, que iban desde la deficiente infraes- se relacionaba más con la instrucción militar. Estatructura, la falta de personal idóneo y materiales se realizaba a través de una serie de manuales ynecesarios para la labor educativa. Sin embargo, cartillas que se proporcionaban a los soldados entambién se habían logrado algunos claros triunfos las unidades militares a lo largo del territorio. Noen la materia. Al respecto, durante el Gobierno de obstante lo anterior, el principal problema de estaJosé Joaquín Pérez, la Institución adoptó un tra- formación era que las enseñanzas entregadas porbajo creado por el profesor José Bernardo Suárez, estos manuales en muchos casos se tornaban obso-titulado “El recreo del soldado”, que a juicio de letas para los nuevos tiempos, ya que mayoritaria-Rafael Pizarro: mente correspondía a evoluciones de la infantería y técnicas de combate de origen napoleónico. “…constituía, en primer término, una exaltación a las más nobles virtudes militares. Destacaba, Si bien es cierto que la instrucción primaria al entre otros aspectos, la importancia y dignidad interior de los cuarteles era un hecho plausible de la profesión militar, al deber, al honor y a la dentro de la sociedad chilena, es interesante des- disciplina. Los valores que resaltaba el autor en tacar también que el Ejército se preocupó por esa época, aunque los tiempos y la sociedad hayan establecer otras instancias de educación para la cambiado, se mantienen hoy intactos, es decir, los tropa. En efecto, por decreto del 9 de enero de contenidos de la obra no han perdido ninguna vi- 1873, se estipuló que se debía crear una “Escuela gencia. Dividido en veintisiete capítulos, se incluía teórico-práctica de música militar”. El objetivo de en cada uno de ellos atrayentes temas históricos este establecimiento era aportar con el personal relacionados con las guerras de la Conquista y de calificado en habilidades y capacidades para poder la Independencia.” 61 desempeñarse como parte de las bandas de las unidades militares a lo largo del país.62 Entre susPara el Ejército, la formación de las tropas era objetivos, es interesante notar que se presentabade vital importancia, tal como se ha señalado. Es como una oportunidad para las clases popularespor ello que, con el paso del tiempo, lejos de dis- de:minuir en sus esfuerzos, la educación de la tropaen los cuarteles fue reforzada permanentemente, “Abrir una nueva carrera, honrosa y lucrativapara lograr entregar un soldado disciplinado mili- cuantos deseen adquirir el aprendizaje de los ins-tarmente, con valores e instrucción, que pudiera trumentos de viento. La enseñanza se da en dichahacer carrera al interior de la Institución o, al me- escuela gratuitamente y corre a cargo de un com-nos, valerse por sí mismo al finalizar su período de petente profesor jefe de las bandas militares exis-contratación. tentes en la capital. Son admitidos en ella niños mayores de 12 años y menores de 18 y todos los61 Pizarro Barahona, Rafael. (2006) Las escuelas primarias en los cuerpos de tropa. 1843-1906. Inédito. 62 MMGM. 1873, p. 19. Anuario de la Academia de Historia Militar 49
  • 50. aprendices de los cuerpos de la guarnición están IV. Nuevo referente en la educación: obligados a concurrir a ella diariamente.” 63 el modelo alemánA la luz de los antecedentes, entre los que se des- La intelectualidad liberal chilena, en permanentetaca la Memoria Ministerial de 1877, es posible búsqueda de la implantación de sus ideas, inten-percibir que existió, por parte de las autoridades, sificó sus contactos con el extranjero tras el tér-una actitud coherente en cuanto a la necesidad de mino de la guerra del Pacífico, con la visión deeducar e instruir a todo el personal de la institu- que se debía ampliar la cobertura educativa, peroción, tanto a los que egresaban de los planteles, primero se tendría que intervenir en la formacióncomo a la tropa, lo que implicaba las áreas de la del docente, ya que pese a existir una serie de es-instrucción militar y la educación elemental, ar- cuelas normales para ese tiempo, estas aún estabangumentando dichas autoridades la necesidad de muy lejos de ser un aporte claro a la calidad de laque esta política se mantuviera en el tiempo.64 educación primaria y secundaria en Chile.No obstante los buenos augurios de las autorida- De esta manera, los gobiernos de Domingo Santades, la situación externa que derivó en la Guerra María y José Manuel Balmaceda procuraron mejo-del Pacífico afectó profundamente el problema de rar significativamente los estándares de calidad dela educación del soldado; especialmente, porque la educación nacional. Al respecto, Robert Austinlos que tenían algún grado de instrucción militar, señala que: “Durante la época de Balmaceda, la tasa deprincipalmente debido a las campañas de la Arau- inversión educativa aumentó tres veces en comparacióncanía y algún grado de alfabetización, fueron as- con el gobierno anterior, subiendo de $2,329,927 encendidos a cabos y sargentos, con el fin de llenar 1886 a $7,198,553 en 1891. El presupuesto del Mi-las plazas de las unidades que debieron movilizar- nisterio de Instrucción en 1890 se multiplicó siete vecesse al frente norte, realizando las instrucciones de la inversión estatal de 1880”.66las diversas armas a través de las “cartillas de ins-trucción” que eran la base de la instrucción militar Una parte importante de este esfuerzo económicopara el soldado en esta época.65 fue la búsqueda de un sistema que se pudiera ade- cuar a los requerimientos nacionales. Para ello se comisionó al educador José Abelardo Núñez, para que recorriera algunos países europeos y estudia-63 MMGM. 1873, p. 19 ra sus sistemas de enseñanza. Este profesor centró64 MMGM. 1877, p. 15. su interés en el paradigma de formación docente65 Al respecto, cabe señalar que los manuales de instrucción para de Alemania, especialmente por las características las armas, eran esencialmente traducciones de textos prove- disciplinarias de este modelo.67 La discusión polí- nientes de Francia, los que eran traducidos al castellano por algunos oficiales chilenos. También existieron algunos textos tica sobre el modelo a seguir no se dejó esperar y producidos por los oficiales de las distintas armas, como por a poco andar se escucharon voces disidentes que ejemplo el Manual de Artillería del general Justo Arteaga, manifestaban su contrariedad por el cambio de que se comenzó a utilizar a partir de 1874 como reglamento para dicha arma. El problema es que para la instrucción el orientación educacional. personal debía saber leer y comprender las instrucciones de dichos textos, lo que obligaba a tener soldados alfabetizados para cumplir con el rol de instructor, especialmente en los 66 Austin, Robert. Op. cit., p. 10. períodos en los que escaseaban los clases y oficiales debido al 67 Avalos, Beatrice. (2003) “Formación docente inicial en Chi- cierre de la Escuela Militar. le”. Universidad Arturo Prat, p. 350 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 51. Con este proceso, se cerraba la influencia europea sistema de organización militar que le había signi-francesa en la educación nacional, dando paso al ficado varios triunfos frente a los restantes paísesestablecimiento del modelo alemán, basado en el de la región, especialmente en las guerras austro-sistema concéntrico de la educación y en el cual prusiana y franco-prusiana.los valores como la disciplina y actos como la pre-paración para la vida, comenzaron a unirse en la Así se logró la contratación de una misión militarbúsqueda de un mejor sistema de formación de la para iniciar el proceso de reformas a la instituciónsociedad chilena, cuyo referente más relevante fue castrense, la que inicialmente debía partir reali-el modelo pedagógico de Johann F. Herbat.68 zando un análisis a la educación, siendo esta la pri- mera etapa de la “prusianización”. Para ello se creóLa irrupción germana en la educa- la Academia de Guerra en 1886, siendo la primeración militar gran reforma educacional al interior del Ejército realizada a semejanza del modelo militar.69Tras el término de la Guerra del Pacífico se inicióen Chile una frenética carrera por establecer las Así como se produjo esta reforma en las capasnuevas bases de un ejército que cumpliera con los superiores de la formación militar, era necesariorequerimientos que los objetivos políticos nacio- también iniciar un proceso de transformación delnales habían logrado con el triunfo de las armas pensamiento de los futuros oficiales del Ejército.nacionales durante los años anteriores. Para tal Con esta claridad, cabe destacar la llegada de Emi-efecto, se requería establecer una fuerza militar de lio Körner a la Escuela Militar, quien se desempe-carácter permanente, y así evitar tener que acudir ñaría como profesor de la Academia de Guerra ya la voluntad de la población civil ante la amenaza de la Escuela, lo que trajo consigo el inicio de losexterna. cambios sustanciales en la preparación al interior de la Institución, que al igual que en el sistemaPor tales motivos, las autoridades políticas y las público educacional que se establecería en Chilemilitares iniciaron la búsqueda de una nueva orga- en esos mismos años, respondía a una visión com-nización militar para el ejército chileno. Para ello, pletamente diferente del “sistema de enseñanza”.70se recurrió nuevamente a Europa, especialmentea Alemania, debido principalmente a su exitoso A juicio de Körner, la preparación en técnicas de guerra para los distintos niveles del mando del68 Filósofo, psicólogo y pedagogo alemán. Influye decisivamente ejército chileno demostraba un importante atra- en la psicología moderna y eleva la pedagogía al nivel cien- so, en algunos casos aún existía para esa fecha un tífico. Ha tenido fervorosos discípulos y realizadores de sus apego a las antiguas tradiciones del Ejército de ideas pedagógicas en varios países de Europa y en América del Norte. El concepto básico de la pedagogía herbartiana es el de interés, que es principio de vida intelectual, fuente de ac- tividad y principio de moralidad. Supone, en un conjunto de 69 Sobre la historia y desarrollo de la Academia de Guerra, una ideas, cierta predisposición a unirse con otras determinadas. de las obras más contemporáneas que recogen una serie de El interés evoca las ideas antiguas, llama a las nuevas, dirige visiones, es la de: San Francisco, Alejandro. (Editor) (2006). la dinámica del espíritu. Las dos vertientes desde donde éste La Academia de Guerra del Ejército de Chile. 1886-2006. Santiago, puede ser fecundado, la experiencia de las cosas de la natura- Centros de Estudios Bicentenario. leza y el trato con los seres humanos, deben fomentarse todo 70 Varas, José Antonio. (1888) “Recopilación de Leyes, Órde- lo posible en la educación. http://www.canalsocial.net/ nes, Decretos Supremos y Circulares concernientes al Ejér- Ger/ficha_GER.asp?id=1559&cat=biografiasuelta [consul- cito desde enero de 1884 a diciembre de 1887”. Santiago, tada 01.09.12] Imprenta El Correo, pp. 668-676. Anuario de la Academia de Historia Militar 51
  • 52. CUADRO 3 Plan de estudios de la Academia de Guerra Año de Tipo de Horas clases Cátedra estudio curso semanal Táctica 4 Fortificaciones de campaña 2 Dibujo militar 2 Balística y estudio de armas 3 Obligatorio Historia militar 4 Primero Geografía militar 2 Conferencias sobre desarrollo actual de las artes militares 2 Química inorgánica y física elemental 3 Algebra, geometría y trigonometría 2 Optativo Historia universal 2 Alemán 4 Táctica 4 Fortificaciones 1 Dibujo militar 2 Topografía y levantamiento de planes 2 Juego de la guerra 2 Obligatorio Geografía militar 2 Historia militar 4 Segundo Conferencias sobre el desarrollo actual de artes militares 2 Física superior y química inorgánica 2 Derecho constitucional y administrativos 2 Algebra superior, calculo diferencial, geometría analítica de tres dimensiones 4 Francés 2 Optativo Historia universal 2 Idioma alemán 4 Servicio de estado mayor, juego de guerra 6 Historia militar 4 Historia militar de Chile 2 Obligatorio Geografía de Chile y países vecinos 2 Higiene militar 1 Tercero Derecho internacional 1 Conferencias 2 Geodesia aplicada, mecánica y dinámica 6 Optativo Idioma alemán 4 Historia universal contemporánea 2 (Fuente: Piuzzi Cabrera, José Miguel (1994) “Los militares… Op. cit).52 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 53. Napoleón.71 Una situación similar se apreciaba en en su país, en la preparación de los futuros oficia-cuanto a los aspectos de la educación de los distin- les del Ejército. Para ello, se debió modificar sis-tos niveles de la jerarquía militar, tanto oficiales temáticamente el plan de estudios del plantel y lascomo el cuadro permanente. Debido a ello es que estrategias educativas diseñadas para cumplir talla modernización del ejército debía pasar primero efecto, situación que fue explicada por el propiopor las reformas educativas. Así lo reafirman los oficial alemán:historiadores Cristian Garay y Fernando García:“El proceso previo de reformas se había centrado en la “…se debía dar mayor importancia y volumen,enseñanza militar: creación en 1886 de la Academia de pero siempre tomando en consideración que no seGuerra del Ejército, reforma de la Escuela Militar y crea- podía limitar a los educandos del último curso ación de la Escuela de Clases (Suboficiales)”.72 la posibilidad de admisión al estudio universitario. Ya que esa condición conducía a una limitaciónPara el militar prusiano, no se podría realizar nin- inaceptable del tiempo necesario para los cursosgún cambio significativo en la institución sin pasar militares, se agregó a los cuatro años existentes, quepreviamente por un proceso de reeducación en debían equivaler a los seis del Instituto Nacional,parte importante de los niveles de la institución. un quinto año, llamado también curso militar, enLa crítica que hacía a los militares chilenos estaba el cual se enseñaba, además de las altas matemáti-centrada en el poco apego de los soldados chile- cas y elementos de la geodesia, como química orgá-nos, especialmente de los oficiales, a la educación, nica y física avanzada, los ramos militares: tácticacon la salvedad de la formación que entregaba la de las tres armas, armamento, balística, fortifica-Escuela Militar hasta ese entonces, pero a sabien- ción, cartografía militar.”.74das de que la oficialidad que egresaba del plantelno era la más amplia dentro del total del ejército, A lo anterior, se sumó la necesidad de establecersiendo este un problema reconocido por las auto- una infraestructura adecuada para el buen desa-ridades políticas del país.73 rrollo de la educación de estos alumnos, ello debi- do a que a través del tiempo, siempre este plantelTal como se ha establecido anteriormente, el mo- había utilizado edificios que no habían sido diseña-delo educacional alemán buscaba entregar una se- dos para tales efectos.75 La justificación era simple:rie de conocimientos de carácter científico a los se requería que los alumnos tuvieran los espaciosalumnos, a partir de metodologías que, para la necesarios para el buen logro de la educación queeducación secundaria pública en Chile, aún esta- se les iba a entregar, laboratorios adecuados (yban en estudio para su eventual empleo. Körner, no adaptaciones) y una biblioteca que contuvieraen su calidad de profesor de la Escuela Militar, se volúmenes actualizados de obras para mejorar lapreocupó por establecer el mismo sistema de edu- capacidad analítica de los alumnos, especialmentecación basado en el sistema concéntrico utilizado aquellas que provenían de Alemania.71 Al respecto se puede ver Arancibia, Patricia, op. cit., p. 204 y ss.72 Garay, Cristian y García, Fernando. (1996-1997) Germaniza- ción y Fuerzas Armadas. Sudamérica bajo el embrujo prusiano. Val- 74 Körner, Emilio. (1910) “El desarrollo histórico del ejército paraíso. Notas Históricas y Geográficas, N°7–8, Universidad chileno”. En: Quiroga, Patricio y Maldonado, Carlos. Op. cit., de Playa Ancha de Ciencias de la Educación, pp. 143-165. pp. 192-193.73 MMG, 1885, p. 12. 75 Infante, Florencio. Op. cit. Anuario de la Academia de Historia Militar 53
  • 54. Educación de la tropa después de la de la Quinta Normal77 que correspondían a losguerra del Pacífico terrenos de experimentación agrícola de la Uni- versidad de Chile. Además, se determinó crearTanto la mantención de la educación primaria en hacia 1884 algunas escuelas agrícolas en otras zo-relación a la instrucción militar y utilizando las nas, como por ejemplo Talca y Concepción.78 Paracartillas de instrucción (acción que permitía de- 1886, la escuela de Concepción estaba construidasarrollar el hábito de la lectura, al menos en tér- y a punto de entrar en funciones, mientras que laminos técnicos militares) durante los años de la de Talca presentaba varios retrasos por problemasconfrontación armada como al término de esta, de adaptación de la infraestructura. Además, sedemuestra la real intención de la institución por había determinado la creación de un tercer plantelavanzar hacia el logro de la escolarización de su de este tipo, ubicado en San Fernando. Así, el Mi-personal, desde los niveles más bajos, es decir la nisterio de Guerra reconocía para ese año una in-tropa. A lo anterior se debe sumar que tras el tér- versión de 412.538,19 pesos en obras destinadasmino de la guerra del Pacífico, la institución cas- al fomento de la educación popular.79 Al respecto,trense asumió la responsabilidad en la creación de Amanda Labarca explicaba que:algunos establecimientos educacionales destina-dos a la preparación de trabajadores en las deno- “Consecuente el Gobierno con su propósito de crearminadas escuelas técnicas, las que principalmente escuelas prácticas de agricultura, destinadas aleran de carácter agrícola. comienzo a servir a los hijos de los soldados de la guerra del Pacifico, contrató en 1885 variosLa acción antes descrita fue un aporte directo por profesores, y tres años más tarde ya estaban enparte del Ejército hacia la educación de los hijos funcionamiento la de Elqui para hortelanos y ar-de los soldados y veteranos de la guerra, especial- boricultores, las de Santiago, San Fernando, Talca,mente los que fueron afectados directamente por Chillán y Concepción. La ley de Junio de 1887 lasla confrontación (como es el caso de los huérfa- trasladó de la dependencia del Ministerio de Gue-nos). Al respecto, Carlos Méndez señala que “para rra, donde habían sido creadas, al de Industrias yenfrentar la problemática de los veteranos, el Estado Obras Públicas, en el cual se creó un departamentocreó una serie de organizaciones que apuntaron prin- de Inspección de enseñanza y fomento agrícola.”  80cipalmente a apoyar a las viudas y a los hijos huérfa-nos, por ejemplo, con la creación de escuelas agrícolas y Sumado al esfuerzo anterior, se puede señalar quemineras”.76 tras el término de la guerra, se mantuvo el trabajo de las escuelas primarias en las unidades militares,En efecto, la institución asumió la responsabilidad algunas de ellas con interesantes resultados en unde organizar y mantener algunos planteles educa- período en el que la instrucción primaria no secionales de carácter esencialmente técnicos. Para preocupaba de manera alguna por la educación decumplir con el objetivo trazado de aportar a la adultos. Esta acción del ejército fue, a la larga, laeducación de un sector social de bajos recursos, base de la educación de adultos del país.los que se ubicaban en Santiago, en los terrenos 77 Varas, José Antonio (1888) Op. cit., p. 90.76 Méndez Notari, Carlos (2004) “Héroes del silencio. Los vete- 78 Ibíd., p. 413. ranos de la guerra del Pacífico”. Santiago, Centro de Estudios 79 MMG, 1886, pp. 20-22. Bicentenario, pp. 44-45 80 Labarca, Amanda. Op. cit., p. 249.54 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 55. Eso sí que la falta de personal docente calificado del soldado, base del Ejército. En el campo de ladeterminó que la instrucción militar del soldado educación, se produjo un cambio radical con lafuera realizada a partir de las líneas directrices creación de la “Dirección General de Instruccióncreadas por los oficiales egresados de la Escue- Primaria del Ejército”.82 Con ello se fomentó unala Militar. Al respecto, podemos señalar que las serie de publicaciones militares destinadas a lacartillas de procedimientos en los manejos de las educación del soldado de la forma más didácticadiferentes armas, eran formuladas por algunos de posible, especialmente por la escasez de tiempolos oficiales que habían egresado años antes de la para dedicarle a los estudios.83 De esta forma, losEscuela Militar y que habían asumido roles de pro- manuales unían los aspectos de alfabetización a losfesores o instructores de la misma, que adaptaban de la instrucción militar y finalmente, ambos loslos manuales de instrucción francesa a la realidad relacionaban a los valores patrios, que se trans-chilena o simplemente lo traducían al castellano. formaron en una preocupación permanente de lasEllo, con la finalidad de que los soldados que te- autoridades castrenses.nían algún tipo de educación asumieran rápida-mente como colaboradores de la instrucción, lo A partir de este momento, se sistematizó la for-que se transformó en una posibilidad de obtención mación educacional del soldado, especialmentede ascensos al interior del ejército. porque buena parte del personal del cuadro de sargentos y cabos de la institución provenían de lasLa educación del soldado en los cuarteles estaba a filas de las diferentes unidades militares del país,cargo del personal de oficiales de menor rango,81 y por tanto, la mayoría de este personal no teníaespecialmente porque estos recientemente habían la preparación que se había entregado tradicional-egresado de la Escuela Militar y, por tanto, se les mente en la sección de cabos de la Escuela Militar,reconocía la capacidad de utilizar las herramientas pese a que en esos años aún se mantenía el sistemametodológicas que habían aprendido en el plantel de enseñanza de primeras letras en las unidadesde formación. Una de las principales amenazas a la militares,84 que no obstante ser un importantepreparación del soldado, al igual que al resto de la avance en materia educacional, todavía estaba le-población que acudía a las escuelas primarias a lo jos de obtener resultados eficientes en todas laslargo del territorio, se relacionaba con la falta de reparticiones militares.constancia para realizar el estudio. En el caso mi-litar, ello se explicaba por las actividades propias Esta situación también fue percibida por Emiliode la vida castrense, especialmente los períodos de Körner, quien planteó la necesidad de crear deinstrucción, las campañas y los problemas propios forma independiente un plantel destinado a la ins-de los soldados en cuanto a la intención de supe- trucción de los cuadros permanentes del Ejército.rarse. La idea principal de este proyecto se centraba en la captación de personal de las unidades militaresHacia 1887, el Ejército de Chile inició un proce- con alguna preparación inicial a partir de la ense-so de reestructuración en todos los escalafones, ñanza de las primeras letras recibidas en los cuer-lo que inevitablemente iba a afectar la situación pos en los que estaban destacados, además de que 82 MMG, 1887.81 VVAA (1982) “Historia del Ejército de Chile”. Tomo VII, Santia- 83 VVAA. Op. cit., pp. 84-85. go, EMGE, p. 84. 84 Varas, José Antonio. (1888) Op. cit., p. 380 Anuario de la Academia de Historia Militar 55
  • 56. demostraran algunas capacidades en urbanidad. ción, como por la consideración de que solo algu-Una vez al interior de este nuevo plantel, ellos nos debían educarse.recibirían una complementación en su educaciónformal, además de ser formados en la instrucción Fue el presidente, general Manuel Bulnes Prieto,moderna a nivel de cabos y sargentos,85 dando quien dio un paso firme en la idea de ampliar lainicio a las actividades docentes de la Escuela de cobertura educacional, atrayendo para ello a in-Clases (Suboficiales). A su vez, la preocupación telectuales y dirigiendo su esfuerzo en la creaciónse hace notar en otras acciones especialmente aso- de la Universidad de Chile como baluarte de laciadas a la educación de primeras letras a la pobla- educación pública, a la par de que se fortaleció lación adulta, tal como lo argumentara el general influencia francesa en los planteles públicos exis-Gana en su memoria dirigida al gobierno del año tentes. En cuanto al Ejército, este mandatario1889.86 también percibió la necesidad de potenciar la edu- cación, no solo de los alumnos que cursaban enPor último, es importante resaltar que algunas de la Escuela Militar, tanto en los cursos de oficialeslas normativas de la instrucción primaria para esos y los de clases, sino que también en cuanto a lamismos años, hacían notar que los establecimien- educación de los soldados que se contrataban en eltos que eran responsabilidad del Estado debían ejército y que por venir de los sectores más pobresdesarrollar instrucción militar, bajo las órdenes de del país, fundamentalmente de las zonas rurales,personal militar, y que inclusive señalaba la posi- no habían accedido a una educación siquiera debilidad de emplear armas en dicha instrucción.87 primeras letras.Situación que se prolongó en el tiempo, y que en1898, quedó de manifiesto al señalar en su artícu- Así, es correcto afirmar que desde mediados dello 25° la realización de ejercicios militares.88 siglo XIX el Ejército chileno inició una política sistemática de apoyo a la educación nacional, des-V. Comentarios Finales de su rol institucional, adaptando los métodos de enseñanza en sus procesos al interior de su plan-Desde los albores del proceso de emancipación se tel formador, como lo fue el paso desde las hu-ha argumentado por parte de una visión historio- manidades y las lecciones repetitivas, a la incor-gráfica tradicional, que existió en este novel esta- poración de los cursos más científicos, siguiendodo una preocupación por mejorar la educación de los parámetros de la educación francesa, hasta lala población del país. Sin embargo, este discurso, posterior incorporación del modelo alemán en elchoca con la realidad de la escasa acción duran- que la formación pasó a tener un componente dete los primeros años de vida independiente, tanto mayor racionalidad, apoyado en la “teoría herba-por los avatares de los problemas de la organiza- tiana”, vinculada a la sicología. De igual modo, y con la misma sistematicidad se preocupó de fortalecer la preparación de su tro-85 MMG. 1887, p. 11. pa, buscando terminar con el analfabetismo en sus86 MMG, 1889, pp. 202 y ss. filas, tarea no menor si se consideran las pocas he-87 Ibíd., pp. 202. rramientas entregadas para ello. No obstante, esta88 “Reglamento General de Instrucción Primaria. Decreto del 20 de octubre de 1898”. En: Mario Monsalve. Op. cit., tarea se asumió desde un principio y se buscaron pp. 253–257. las alternativas para cumplir los requerimientos,56 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 57. como lo fueron los manuales y cartillas para la 3. Ministerio de Justicia e Instrucción Pública.preparación del soldado, al igual que el empleo de Anuarios estadísticos.los silabarios para la enseñanza de primeras letras. 4. Memorias del Ministerio de Guerra y Mari-Ya durante el siglo XX, la creación del Servicio na, (MMGM) años 1842, 1845, 1846, 1848,Militar Obligatorio implicó intensificar el esfuer- 1850, 1851, 1852, 1853, 1854, 1855, 1862,zo, debido a que aumentó sistemáticamente el 1870, 1872, 1873, 1878, 1879.personal de tropa que pasaba por los cuarteles,mayoritariamente campesinos analfabetos, tenien- 5. Memorias del Ministerio de Guerra (MMG)do un breve período de instrucción, acompañado 1886, 1887, 1889, 1892, 1893, 1895, 1896,de las clases que impartieron oficiales y clases. Así 1898.se cumplía también la idea de aportar al país, nosolo preparando a la base del Ejército, la tropa en Fuentes Secundariasla función militar, sino que también entregando, altérmino del servicio, jóvenes con formación ciu- 1. Amunátegui, Domingo. (1891) El Instituto Na-dadana y algún grado de dominio de lectura, escri- cional. Santiago, Imprenta Cervantes.tura y las operaciones matemáticas básicas. 2. Miguel, Ramón. (1896) Índice general de lasEn síntesis, es posible afirmar que la institución leyes y decretos y demás disposiciones tangen-castrense inició, antes que las políticas regulares tes al ramo militar. Santiago, Imprenta de Eldel Estado (nos referimos a la Ley de Instrucción Correo.primaria del Gobierno del presidente ManuelMontt y la Ley de Instrucción Primaria Obliga- 3. Poirier, Eduardo. (1909) Chile en 1908. Santia-toria, de 1920) su preocupación por la educación go, Imprenta Barcelona.de sus miembros, en todos los niveles, avanzandoa la par con la educación pública, y en algunos ca- 4. Risopatrón, Darío. (1882) Legislación militar desos, siendo más eficiente que ésta, especialmente Chile. Tomo I. Santiago, Imprenta Gütemberg.si se considera el aporte a la educación de adultos,transformándose en un vital aporte al Ejército de 5. Varas, José Antonio. “Recopilación de Leyes,Chile y al país, en la búsqueda de la modernización Decretos supremos y Circulares concernien-y el aporte institucional al desarrollo nacional. tes al Ejército. 1839-1858”. (1860) Santiago, Imprenta Chilena.Fuentes y Bibliografía 6. Varas, José Antonio. “Recopilación de Leyes,Fuentes Primarias Decretos supremos y Circulares concernien- tes al Ejército. 1859-1865”. (1866) Santiago,1. “Boletín de Leyes y de las órdenes y decretos Imprenta Unión Americana. del gobierno” (1845). Santiago, Imprenta de la Independencia. 7. Varas, José Antonio. “Recopilación de Leyes, Decretos supremos y Circulares concernien-2. Diario El Mercurio de Valparaíso, Editorial, jue- tes al Ejército. 1878-1883”. (1884) Santiago, ves 26 de octubre de 1876, p. 3 Imprenta el Correo. Anuario de la Academia de Historia Militar 57
  • 58. 8. Varas, José Antonio. “Recopilación de Leyes, de Institutos Militares, Academia de Guerra, Decretos supremos y Circulares concernien- Santiago. tes al Ejército. 1884-1887”. (1888) Santiago, Imprenta Varela. 7. Méndez Notari, Carlos (2004) “Héroes del silencio. Los veteranos de la guerra del Pacífi-9. Walker Martínez, Gustavo. (1901) Estudios co”. Santiago, Centro de Estudios Bicentena- Militares. Santiago, Imprenta Barcelona rio.10. Zapiola, José. Recuerdos de treinta años. Santia- 8. Ortiz, Claudio. (2004) “Chilenos a los cuar- go, Editorial Zig-Zag. teles. Historia de la Ley del Servicio Militar Obligatorio.” PUC, Estudios de Defensa, Do-Revistas cumentos de Trabajo N°10.1. Austin, Robert. (1998) “Elites, pobladores 9. Soto Roa, Fredy. “El Estado y el Instituto Pe- y educación superior en Chile.1842-1852”. dagógico”, Revista Intramuros, Universidad Santiago, Centro de Estudios y Capacitación Metropolitana de Ciencias de la Educación, Técnico Pedagógica. N°10.2. Ávalos, Beatrice. (2003) “Formación docente 10. Oro Blanco, Pablo. (2006) “Edificando espa- inicial en Chile”. Universidad Arturo Prat. cios para la elite: Percepciones sobre los liceos como recintos educacionales. 1870-1910.”3. Brahm, Enrique. “El Ejército chileno y la in- Ponencia presentada a las XIV Jornadas Ar- dustrialización de la guerra. Revolución de la gentinas de la Historia de la Educación, La táctica de acuerdo a los paradigmas europeos.” Plata. Historia N°34, PUC, Santiago. Libros4. Cruz, Nicolás. (2004) “Una visión de los estu- dios secundarios.” En Revista de Educación N° 1. Aedo, Ruth. (2000) La educación privada en 315, Ministerio de Educación, Santiago, pp. Chile. Santiago, RIL Editores. 38-44. 2. Arancibia Clavel, Patricia. (2007) El ejército de5. Garay, Cristian y García, Fernando. (1996- los chilenos 1540-1920. Santiago, Editorial Bi- 1997) “Germanización y Fuerzas Armadas. blioteca Americana. Sudamérica bajo el embrujo prusiano.” Val- paraíso. Notas Históricas y Geográficas, N°7-8, 3. Arancibia Clavel, Roberto. (2002) La influen- Universidad de Playa Ancha de Ciencias de la cia del Ejército chileno en América Latina. Centro Educación, pp. 143-165. de Estudios e Investigaciones Militares.6. Maldonado, Carlos. (1997) “El Servicio Mi- 4. Brahm, Enrique. (2002) Preparados para la gue- litar en Chile: Del Ejército Educador al Mo- rra. Pensamiento militar chileno bajo la influencia delo Selectivo, Ejército de Chile”. Comando alemana. Santiago, Ediciones de la Pontificia Universidad Católica de Chile.58 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 59. 5. Campos Harriet, Fernando. (1960) Desarro- 14. Infante, Florencio. (1985) Escuela Militar del llo educacional 1810-1960. Santiago, Editorial Libertador General Bernardo O’Higgins. Santiago, Andrés Bello. Dirección de Archivos, Bibliotecas y Museos.6. Conejeros, Juan Pablo. (1999) La influencia cul- 15. Labarca H., Amanda. (1939) Historia de la en- tural francesa en la educación chilena. 1840-1880. señanza en Chile. Ediciones de la Universidad Serie investigación N°17. Universidad Católica de Chile. Cardenal Raúl Silva Henríquez. 16. Monsalve, Mario. (1998) …El silencio comenzó7. Cubillos, Adela; Ferrada, Luis y Tapia, Clau- a reinar: Documentos para la historia de la instruc- dio. (2007) La Escuela Militar del Libertador ción primaria 1840-1920. Santiago, Centro de Bernardo O’Higgins. 190 años de historia (1817- Investigaciones Barros Arana, Dibam, Univer- 2007). Santiago, Instituto Geográfico Militar. sidad Católica Blas Cañas.8. Egaña Barahona, María Loreto. (2000) La Edu- 17. Orrego Barros, Carlos, (1952) Diego Barros cación primaria popular en el siglo XIX en Chile: Arana. Santiago, Editorial de la Universidad de Una práctica de política estatal. Santiago, Di- Chile. bam-Lom Ediciones. 18. Pizarro Barahona, Rafael. (2006) Las escuelas9. Ejército de Chile. (2006) Doctrina del Ejército primarias en los cuerpos de tropa. 1843-1906. In- y la Fuerza Terrestre. Comando de Institutos y édito. Doctrina. 19. Piuzzi Cabrera, José Miguel. (1994) Los mi-10. Ejército de Chile. (1997) Sistema educativo ins- litares en la sociedad chilena.1891-1970. Rela- titucional: Filosofía, políticas y alcances. Coman- ciones civiles-militares e integración social”. do de Institutos Militares. Madrid, Tesis doctoral, Universidad Pontificia de Salamanca.11. Fisher, Ferenc. (1999) El modelo militar prusia- no y las Fuerzas Armadas de Chile. 1885-1945. 20. Quiroga, Patricio y Maldonado, Carlos. Hungría, University Press, Pecs. (1988) La prusianización de las fuerzas armadas chilenas. Santiago, Ediciones Documentas.12. Garfias Villarreal, Jorge. (1988) El general Ma- nuel Bulnes: Mariscal de Ancash y Presidente de la 21. San Francisco, Alejandro. (Editor) (2006) La República. Santiago, La Noria Academia de Guerra del Ejército de Chile. 1886- 2006. Santiago, Centro de Estudio Bicentena-13. Ibarra Zoellner, Mauricio. (2004) La formación rio. del cadete de la Escuela Militar desde 1817 hasta 1958. Santiago, Memoria para optar al título 22. Serrano, Sol. (1994) Universidad y Nación. Chile de profesor militar de Escuela en la asignatura en el siglo XIX. Santiago. Editorial Universita- de Topografía. Escuela Militar. ria. Anuario de la Academia de Historia Militar 59
  • 60. 23. Soto Roa, Fredy. (2000) Historia de la educación 25. Vergara Quiroz, Sergio. (1993) Historia social chilena. Santiago, Cepip. del Ejército de Chile. Volumen I. Universidad de Chile, Departamento Técnico de Investiga-24. Vergara Quiroz, Sergio. (Notas y selección) ción. (1999) Manuel Montt y Domingo F. Sarmiento: epistolario 1833-1888. Santiago, Centro de In- 26. VVAA. (1982) Historia del Ejército de Chile. vestigación Diego Barros Arana, Dibam. Santiago: Estado Mayor General del Ejército.60 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 61. Un recorrido por el fondo ministerio de guerra Eduardo Arriagada Aljaro Licenciado en Historia por rrido más detallado por el fondo más importante la Pontificia Universidad del Archivo Nacional Histórico que sirve para el Católica de Chile desde estudio de la historia militar chilena: el Fondo Mi- 2002 y magíster en Historia nisterio de Guerra. Militar y Pensamiento Estratégico por la Academia No obstante lo anterior, se puede afirmar que de Guerra del Ejército desde todos (o casi todos) los fondos que contiene el el 2010. Archivo Nacional Histórico, son de interés para el cultivo de la citada rama de la historia. Esto Entre el 2003 y 2006 último se fundamenta en que el mundo militar se desempeñó como ha permeado la sociedad chilena desde la época investigador en el colonial; incluso se puede llegar a sostener que Departamento de Historia cualquier chileno de la sociedad actual (o la ma- Militar de la Jefatura del yoría de los chilenos) tiene(n) al menos un as- Estado Mayor General del cendiente militar en su árbol genealógico. De- Ejército; actualmente realiza bido a esto, el mundo militar y de la guerra en las mismas funciones en Chile aparece, de una u otra forma, plasmado en la Academia de Historia documentos que están repartidos en los diversos Militar, de la cual además es fondos que guarda el Archivo Nacional Históri- miembro de número. co. Sin embargo, para los efectos de un trabajo acotado como el presente, solo se pretende es- carbar en uno de los mencionados fondos, con el1. INTRODUCCIÓN fin de que pueda ser una guía de orientación para los investigadores.Continuando con el trabajo publicado en el nú-mero anterior del Anuario de la Academia de His- El Fondo Ministerio de Guerra comprende 2.952toria Militar , se pretende ahora hacer un reco- 1 volúmenes que cubren el período comprendido entre los años 1773-1900. Se puede decir que di- cha cartera ministerial regularizó sus funciones a1 Se trata del artículo denominado “Archivos, Fondos Documen- partir de 1817 (no obstante lo anterior, sus pri- tales y Fuentes para el estudio de la historia militar de Chile”, del autor Eduardo Arriagada Aljaro, contenido en Academia de meros antecedentes aparecen en 1811, en el Re- Historia Militar, Anuario, Nº 25, año 2011, páginas 193-227. Anuario de la Academia de Historia Militar 61
  • 62. glamento Constitucional emitido ese año)2, por manera “transcurre por debajo”, permaneció en ello cual la información aparece en forma mas o tiempo, e influyó en forma notable en la configu-menos sistematizada a partir de aquel año3. Como ración de la historia general (y obviamente mili-se puede apreciar, el centro de gravedad de dicho tar) de Chile. Lo que de esta larga coyuntura ven-fondo está en el siglo XIX chileno. dría siendo más propio del siglo XIX, corresponde a la ya mencionada campaña de Incorporación deEsta última centuria es, quizás, la más interesante la Araucanía, proceso que partió inmediatamen-de la historia militar chilena, debido a que en ella te después de los sucesos revolucionarios del añoconvergen los cuatro ejes que han conformado di- 1859 y que termina, como ya se afirmó, en 1883.cha rama de la historia, tomada desde el punto devista de la historia de los hechos de armas. Un segundo eje de la historia militar chilena vie- ne dado por las campañas de la EmancipaciónUn primer eje corresponde a la historia militar Nacional. Este eje solo se presenta en la centu-de la Frontera araucana; se trata de un período de ria decimonónica y guarda ciertas característicastiempo de muy larga duración que va desde el siglo muy especiales: no fue una guerra internacionalXVI (con la llegada a Chile de la hueste de Diego propiamente tal, sino que fue un conflicto inter-de Almagro, después de la cual vino la de Pedro de no donde tanto chilenos como españoles (y otrosValdivia) y llega hasta el siglo XIX (cuando termi- americanos y europeos) se repartieron entre losna el proceso de la incorporación de la Araucanía, bandos patriota y realista. Por lo anterior, tam-lo cual se ve refrendado con la llegada de las tropas poco este eje puede asociarse a las revolucioneschilenas al lugar donde se encontraban las ruinas internas que han tenido lugar en el Chile republi-de lo que fue el fuerte hispánico de Villarrica, en cano, las cuales guardan otras características queel año de 1883). Como se puede observar, este se verán más adelante.eje abarca cronológicamente la mayor parte de lahistoria de Chile, y es una historia que en cierta Un tercer eje corresponde a las guerras internacio- nales presentes en la historia militar de Chile y, al igual que el eje anterior, solo se presenta durante2 Archivo Nacional de Chile, Guía de fondos del Archivo Na- el siglo XIX (tomado desde el punto de vista de las cional Histórico. Instituciones coloniales y republicanas. San- guerras declaradas; si se aborda desde el punto de tiago de Chile, Centro de Investigaciones Diego Barros Arana, vista de las movilizaciones militares y de las tensio- 2009, página 185.3 Cabe señalar que en 1837 se estableció que el Ministerio de nes limítrofes, este eje se proyecta hasta el día de Guerra tendría dos departamentos: Guerra y Marina. Los hoy). En general, dichas guerras se inscriben en el asuntos relativos al Ejército y a la guerra terrestre fueron lle- contexto histórico y militar latinoamericano del si- vados por el Ministerio de Guerra entre 1822 y 1887; luego, glo XIX, en el cual, una vez que las nuevas naciones a partir de este último año y hasta 1932, esos mismos asuntos estuvieron a cargo del Ministerio de Guerra y Marina. El ac- hispanoamericanas consumaron su independencia tual Ministerio de Defensa Nacional (la institución sucesora respecto de España, se adoptó como norma general de los ministerios de Guerra y Marina, y del posterior Mi- la continuación de los límites geográficos, políticos nisterio de Guerra y Marina) se constituyó finalmente en 1932, mientras que la función de Guerra se transformó en y administrativos internos que existían dentro del una subsecretaría a partir de ese mismo año. Ver en Archi- Imperio Español en América (el denominado Uti vo Nacional de Chile, Guía de fondos del Archivo Nacional Possidetis de 1810). Sin embargo, dichos límites eran Histórico. Instituciones coloniales y republicanas. Santiago de Chile, Centro de Investigaciones Diego Barros Arana, 2009, más bien vagos, por lo cual necesariamente acon- páginas 185 – 187. teció un largo período de ajustes de límites y fron-62 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 63. teras, que trajeron consigo las guerras americanas reúnen los tipos documentales relativos a “ofi-que hubo durante el siglo XIX. En el caso específico cios enviados” y “oficios recibidos”, exponién-chileno, se trata de tres conflictos: la Guerra contra dose también un número menor de “decretos”,la Confederación Peruano - Boliviana (1836-1839), “comunicaciones”, “planillas” y “listas de revista”.la Guerra contra España (1865-1866) y la Guerra Se optó por centrarse en los oficios debido a quedel Pacífico (1879-1884.) dicho tipo de documento constituyó la corres- pondencia oficial diaria del Ministerio de Gue-El cuarto y último eje corresponde a las revolucio- rra, y de los diversos cuerpos y reparticiones delnes que acontecieron en Chile en los siglos XIX y Ejército; por lo tanto, corresponden a la docu-XX. Para el presente trabajo, solo interesan los de mentación que más sirve para las investigacionesla primera centuria. Esta última está plagada de relacionadas con los hechos de armas ya indica-conflictos internos de este tipo, pero hay cuatro dos más arriba.hitos que sobresalen: la guerra civil de 1829-1830(con la cual finalizó el período de organización na- Los títulos y las descripciones de los volúmenescional que terminó con la victoria de los conserva- fueron extraídos textualmente del respectivo ca-dores en la batalla de Lircay); las revoluciones que tálogo del Fondo Ministerio de Guerra (con al-tuvieron lugar al comienzo y al término del pe- gunas modificaciones menores destinadas a darríodo presidencial de Manuel Montt (en los años mayor claridad a los lectores); no obstante lo an-1851 y 1859, respectivamente); y, finalmente, la terior, las palabras y las expresiones que van enne-Guerra Civil de 1891. No obstante lo anterior y grecidas son obra de este autor, cuya finalidad escomo ya se dijo, el siglo XIX chileno está plasma- destacar los aspectos más llamativos de los mismosdo por una pugna entre liberales y conservadores, volúmenes.la cual se expresó desde la forma de hechos meno-res (como las insurrecciones de ciertos personajes 2. Desarrollomilitares y de elementos civiles que los apoyaron),hasta las cuatro campañas ya señaladas. 2.1. La Guerra en la Frontera Arau- canaDe una u otra forma, cuando se consulta el catálogodel Fondo Ministerio de Guerra (y los respectivos En la tabla que se expone a continuación se apreciavolúmenes), se puede hacer un seguimiento de es- que varios volúmenes guardan información relati-tos cuatro ejes y dar a conocer los volúmenes de va a las diversas fuerzas militares que operaron endicho fondo que, según el juicio de este autor, son la Araucanía en las décadas de 1860, 1870 y 1880los más interesantes y emblemáticos. Cabe advertir (normalmente recibieron las denominaciones deque los volúmenes que se presentan a continuación “Ejército del Sur”, “Ejército de Operaciones de lano agotan (en cuanto a fuentes primarias) los res- Araucanía”, “Ejército de la Frontera”, etc.); dentropectivos temas y problemas de investigación, sino de estas fuerzas era normal que los documentosque constituyen una selección de volúmenes que fueran enviados y recibidos por ciertas reparticio-pretende ser una guía para los investigadores inte- nes internas, tales como las comandancias en jeferesados en la historia militar de Chile. y las intendencias; por otro lado, dentro de esta documentación destacan los partes de acciones deLos volúmenes que se van a mostrar a continua- guerra y, en general, aquellos relativos a las ope-ción pertenecen principalmente a aquellos que raciones militares que se desarrollaron en el terri- Anuario de la Academia de Historia Militar 63
  • 64. torio araucano (ver, por ejemplo, los volúmenes se establecieron en la Frontera y, en general, al536, 602, 603, 644, 645, 748 y 1045). Destaca servicio de sanidad que operó en esta región (vo-también una unidad militar que operó en el sur y lúmenes 548, 777, 779, 780, 1014, 1045, 1084 yque correspondió al Cuerpo de Ingenieros Milita- 1121). Otros documentos dan cuenta de las rela-res, el cual realizó una vasta tarea de implemen- ciones que se establecieron entre los indígenas ytación de obras públicas en la Araucanía (tendido los chilenos, las que en algunas ocasiones fueronde redes telegráficas, construcción de caminos y pacíficas, mientras que en otros casos tomaron unpuentes, edificación de fuertes, etc.), lo cual faci- aspecto bélico (ver volúmenes números 644, 779litó su penetración y colonización, tanto de parte y 1040). También hay volúmenes con los estadosde civiles como de militares (ver, por ejemplo, los de las fuerzas que operaron en la Araucanía, quevolúmenes 237 y 601). También hay documen- permiten formarse un panorama completo de lastos que entregan datos acerca de las plazas que orgánicas de dichos ejércitos (números 548, 645,se fueron estableciendo en la Araucanía, las cua- 646, 748 y 749). Entre los planes para incorpo-les primero correspondieron a fuertes y que con rar a la Araucanía que se elaboraron en la segundaposterioridad llegaron a ser poblaciones (ver, por mitad del siglo XIX, aparece el original manuscri-ejemplo, los volúmenes 237, 457, 536, y 1040); to elaborado por el general José María de la Cruzhay fuentes relativas a los hospitales militares que (número 486) VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Contiene: Oficios relativos a informes y cuentas de inversión de fondos, en tra- Volumen 237 MGUE, bajos de construcción y reparaciones de almacenes, fortificaciones y “Oficios recibidos del otras dependencias militares en el Territorio de la Alta Frontera, San- Cuerpo de Ingenieros tiago y Valparaíso. Incluye dos informes, sobre trabajos realizados en Valparaíso y Militares, 1868 - 1872”. en la provincia de Arauco (1852 - 1866). Antiguamente, este volumen llevaba el Nº 534 - A. Contiene: Oficios de las intendencias de Arauco y Concepción, comandancias de armas de Arauco, La Ligua y Valparaíso, y General de la División de la Fron- Volumen 457 MGUE, tera, divisiones de operaciones de Arauco y de las montañas Ultra – “Oficios recibidos, Biobío, y de otros cuerpos militares, relativos a ocupación de la Araucanía. 1858 - 1864”. Incluye planos y presupuestos para construcción y reparaciones del Cuartel y Fortín de Nacimiento (1860 marzo) y de caballerizas en el recinto de Los Ángeles (1862 enero). Volumen 469 MGUE, Contiene: Oficios de la Intendencia de Valparaíso, comandancias de las divisio- “Guerra Civil de nes pacificadoras del Norte y del Sur, y de la Inspección General del Ejérci- 1859, 1859 enero - to, relativos a sucesos y acciones de guerra. septiembre”. Contiene: Oficios de la Comandancia General de Armas de Santiago, batallones Volumen 486 MGUE, Aconcagua, Quillota, Rancagua y Rengo, Brigada Cívica Movilizada de Artillería, “Oficios recibidos, escuadrón de Carabineros de la Frontera, regimientos de Arauco y Valparaíso, y 1879 - 1887”. de otras autoridades y cuerpos militares. Incluye informe de José María de la Cruz relativo a la internación en territorio araucano (1862).64 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 65. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Contiene: Oficios de la Comandancia General de Armas de Arauco y del Cuar- tel General del Ejército de Operaciones de la Araucanía, relativos a preparación y organización de expediciones militares, para incorpo- rar los territorios de la Frontera y la Araucanía al Estado chileno. In- cluye relación de compradores y vendedores de terrenos indígenas, y número de Volumen 536 MGUE, escrituras, fecha de venta y tipo de terrenos enajenados, desde 1794 a 1879 (s/f); “Ejército de informes sobre obras militares en Mulchén (1865, febrero) trabajos empren- Operaciones de la didos para ocupación de la plaza militar de Quidico (1866, junio), operaciones Araucanía, militares en el territorio araucano (1867, mayo 10 y 18; y 1868, mayo 08), 1865 - 1868”. poblaciones, fuertes y fuerzas del Ejército en la Frontera (1867); y de la Intendencia de Valdivia, sobre territorios ocupados por indígenas en la provincia; proyecto “Nuevo sistema de ataque entre la caballería y los arau- canos” (1868 julio), y ejemplar del Nº 50 del periódico “El Guía de Arauco” (Los Ángeles, 1865 octubre). Contiene: Estados anuales de la fuerza y pertrechos de guerra existentes Volumen 548 MGUE, en los batallones cívicos de Quillota y Valparaíso, y el Ejército de la Alta Fron- “Estados generales tera, del movimiento de enfermos en los hospitales militares de la provin- de reparticiones cia de Arauco, del número de alumnos y empleados de la Escuela Militar y demilitares, 1865 - 1872”. otras reparticiones militares. Volumen 582 MGUE, Contiene: Relaciones diarias de inversión de fondos asignados por ley de agosto “Registro de inversión de 1868 ($500.000), para el establecimiento de la línea del Malleco, rela-de fondos, 1868 agosto - cionada con la ocupación de la Araucanía. 1871 agosto.” Volumen 601 MGUE, Incluye memorias del Cuerpo (1868-1869 y 1872-1873) sobre la línea de Fron- “Oficios recibidos del tera del Malleco, por Tomás Walton (1870), y de trabajos y reparaciones enCuerpo de Ingenieros fortalezas y obras fiscales del país, realizados por el Cuerpo de Ingenieros (1871).Militares, 1869 - 1873”. Volumen 602 MGUE, Contiene: Oficios relativos a preparación, organización y expedición del “Oficios recibidos Ejército, y de sus campañas en la Araucanía. Incluye informe de la prime- del Ejército de la ra incursión militar a la Araucanía (1869, marzo), y memoria del General en JefeFrontera, 1869 - 1870”. del Ejército de la Frontera (1869, julio). Volumen 603 MGUE, Contiene: Oficios de las comandancias en jefe del Ejército de la Fronte- “Oficios recibidos, ra, y de armas de Imperial y Lebu. Incluye memoria de la Comandancia en 1869 - 1873”. Jefe del Ejército de la Baja Frontera, del período 1870 - 1871. Contiene: Oficios enviados a las intendencias de Aconcagua, Arauco, Atacama, Concepción, Maule,Valdivia y Valparaíso, comandancias en jefe del Ejército Volumen 630 MGUE, de la Alta y Baja Frontera, y generales de armas de Arauco, Concepción, “Oficios enviados, 1870 Colchagua, Santiago, Talca y Valparaíso, inspecciones generales del Ejército y la enero - 1871 marzo”. Guardia Nacional, y a otros servicios públicos. Es copiador. Este volumen posee índice. Anuario de la Academia de Historia Militar 65
  • 66. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 640 MGUE, Contiene: Decretos relativos al funcionamiento del Ejército de la Alta y Baja “Decretos, 1870 enero - Frontera; reorganización de los cuerpos de la Guardia Nacional; enganche de junio”. tropa, y a otras materias. Este volumen posee índice. Volumen 641 MGUE, Contiene: Decretos relativos a custodia de la línea de frontera en el río Ma- “Decretos, 1870 julio - lleco; traslado del Cuerpo de Ingenieros Militares a la Alta Frontera; diciembre”. adquisición de vestuario y armamento militar, y a otras materias. Volumen 644 MGUE, Incluye memorias del General en Jefe del Ejército de la Alta y Baja “Oficios recibidos Frontera, relativos a trabajos ejecutados y relaciones con los indígenas, corres- del Ejército de la pondientes a 1871. Frontera, 1871 - 1873”. Volumen 645 MGUE, “Oficios recibidos Incluye estados mensuales de fuerza efectiva y pertrechos de guerra, del Ejército de la existentes en el Ejército (1873, diciembre - 1874, octubre). Frontera, 1871 - 1874”. Volumen 646 MGUE, Contiene: Planillas de existencia de fuerzas activas y reservas, arma- “Estados generales mento, vestuario y equipos del Ejército permanente y del Ejército de la de reparticiones Alta Frontera, con expresión de los cuerpos que los componen. militares, 1871 - 1884”. Volumen 675 MGUE, Contiene: Decretos con antecedentes relativos a calificaciones, comisiones y fa- “Decretos, 1872 enero - llecimientos de militares; cese del estado de asamblea en Arauco, y a otras junio”. materias. Este volumen posee índice. Contiene: Oficios de la Intendencia de Arauco, Gobernación de Nacimiento, co- Volumen 714 MGUE, mandancias generales del Ejército del Sur y de Armas de Angol, Arauco y “Oficios recibidos, 1874 Biobío, Cuartel General del Ejército de la Alta Frontera, y de otros cuer- - 1881”. pos y jefaturas militares, relativos al avance de la frontera desde Los Sauces hasta Temuco. Volumen 715 MGUE, “Oficios recibidos del Incluye planos y mapas del Cuartel de Artillería de Santiago (1880 febrero) y de Cuerpo de Ingenieros la montaña de Curaco (frontera de la línea del río Malleco). Militares, 1874 - 1881”. Volumen 748 MGUE, “Oficios recibidos Incluye estados de armamento y de acciones en que han participado, del Ejército de la de los cuerpos que conforman el Ejército. Frontera, 1875 - 1877”. Contiene: Planillas de existencia de fuerzas efectivas y de reserva, armamento, Volumen 749 MGUE, vestuario, equipos y de movimiento de fondos, de cuerpos armados de los ejér- “Estados generales del citos permanente y de la Alta y Baja Frontera. Este volumen posee índice. Ejército, 1875 - 1880”. Incluye una planilla de 1883.66 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 67. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Contiene: Decretos con antecedentes relativos a funcionamiento de los hospi- Volumen 777 MGUE, tales de la Frontera; adquisición de artículos de guerra y vestuario militar;“Decretos, 1876 enero.” presupuesto de la Escuela Militar, y a otras materias militares. Este volumen po- see índice. Contiene: Decretos con antecedentes relativos a adquisición de pertrechos de Volumen 778 MGUE, guerra y vestuario para el Ejército de la Frontera; funcionamiento de la Maes-“Decretos, 1876 febrero tranza General de Artillería, y a otras materias militares. Este volumen posee - marzo”. índice. Contiene: Decretos con antecedentes relativos a construcción y reparaciones de Volumen 779 MGUE, instalaciones militares; funcionamiento de hospitales militares en la Fron-“Decretos, 1876 abril - tera; pagos de gratificaciones a soldados del Ejército del Sur por vi- mayo”. gilancia de indígenas rebeldes, y a otras materias militares. Este volumen posee índice. Volumen 780 MGUE, Contiene: Decretos con antecedentes relativos a enganche de tropas; funciona-“Decretos, 1876 junio - miento de hospitales militares en la Frontera; presupuesto para fabricación julio”. de municiones, y a otras materias militares. Este volumen posee índice. Volumen 782 MGUE, Contiene: Decretos con antecedentes relativos a enganche de tropas; desembar-“Decretos, 1876 octubre que de municiones en Coronel; reforma de los cuarteles existentes en la - noviembre”. línea del Malleco, y a otras materias militares. Este volumen posee índice. Volumen 824 MGUE, Incluye informe de Ambrosio Letelier, relativo a ocupación militar de“Oficios recibidos de la la Araucanía (1877); estados anuales de movimientos de los cuerpos del Ejér-Inspección General del cito (1878), y proyecto de organización de un cuerpo de voluntarios, llamado Ejército, 1879”. “Legión Extranjera” (1879). Volumen 956 MGUE,“Oficios recibidos de la Incluye memorias de la Intendencia General, correspondientes a los años 1882Intendencia General y 1883.del Ejército del Sur, 1881 - 1883”. Contiene: Decretos con antecedente relativos a asignación de fondos a hospita-Volumen 1014 MGUE, les militares de la Frontera; traslado de militares enfermos, heridos y muer- “Decretos, 1881 julio tos en Valparaíso, reparación de cuarteles y a otras materias. Este volumen posee 13 - 23”. índice. Volumen 1040 MGUE, “Oficios recibidos de Contiene: Oficios relativos a instrucción de sumario por asesinato de indí- la Comandancia genas en Fuerte Lolco; exploración de cordilleras en la Araucanía; incendioGeneral de Armas de del Fuerte Liucura, y a otras materias.Biobío, 1882 diciembre -1887 junio”. Anuario de la Academia de Historia Militar 67
  • 68. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 1045 MGUE, Incluye informes sobre el estado de los hospitales militares de la Frontera “Oficios recibidos de la (1882) y la campaña militar en los pasos cordilleranos de la Araucanía Comandancia en Jefe (1883), y algunos oficios de la Comandancia General de Armas de Angol (1882 del Ejército del Sur, - 1884). 1882 - 1884”. Contiene: Decretos con antecedentes relativos a nombramientos, sueldos, regis- Volumen 1084 MGUE, tro de fallecimientos, fijación de residencia y licencias de funcionarios; aproba- “Decretos, 1882 marzo ción y pagos de gastos de cuerpos militares; reglamentación de administración 28 - 31”. y funcionamiento de los servicios sanitarios, y hospitales de la Frontera, y a otras materias. Este volumen posee índice. Contiene: Decretos con antecedentes relativos a funcionamiento de hospitales Volumen 1121 MGUE, de la Frontera; pagos de gratificaciones, sueldos y pensiones de invalidez a efec- “Decretos, 1882 tivos; suspensión de mesadas al batallón movilizado Aconcagua, y a otras materias noviembre 27 - 30”. militares. Este volumen posee índice. Contiene: Decretos con antecedentes relativos a pagos de gratificaciones, suel- Volumen 1123 MGUE, dos y pensiones de invalidez a efectivos; enganche de tropas; organización de “Decretos, 1882 expedición a la Araucanía, y a otras materias militares. Este volumen posee diciembre 06 - 09”. índice. Volumen 1125 MGUE, Contiene: Decretos, con antecedentes relativos a enganche de tropas; funciona- “Decretos, 1882 miento de la Comisión Exploradora de la Araucanía; pagos de pensiones a diciembre 16 - 19”. inválidos, y a otras materias militares. Este volumen posee índice.2.2. Guerras De Independencia con ciertas divisiones político-administrativas (partidos, gobernaciones, intendencias) y de ju-En el siguiente cuadro se observan algunos vo- risdicciones militares (comandancias generaleslúmenes del período anterior a 1817, que dicen de armas) que geográficamente se insertaban enrelación principalmente con las fuerzas realistas zonas de conflicto (por ejemplo, los volúmenesque operaron en Chile en los primeros años del 16, 20, 23, 48, 56, 81, 82, 83, 100, 104, 127 ysiglo XIX (volúmenes 1, 8 y 13). A continuación 136). Destacan los volúmenes relativos al Ejérci-se aprecia documentación proveniente de los di- to Unido que operó en Chile en 1818 y que porversos ejércitos patriotas que existieron en Chile lo tanto libró la célebre batalla de Maipo, con ladurante la época de la independencia (más exac- cual se afianzó la independencia nacional; ademástamente a partir de 1817), tales como el Ejérci- hay otros volúmenes de los años posteriores queto de Los Andes, el Ejército de Chile, el Ejército ilustran respecto a qué ocurrió con ese Ejército (yUnido, el Ejército del Sur, etc. (ver, por ejemplo, su correspondiente contingente argentino) hastalos volúmenes 24, 40, 47, 68, 69, 84, 103 y 120); que zarpó desde Valparaíso la Expedición Liberta-también hay fuentes provenientes de determina- dora del Perú, en el mes de agosto de 1820 (ver,dos cuerpos militares (por ejemplo, los volúme- por ejemplo, los volúmenes 67, 68, 77, 84 y 103).nes 129, 130 y 131); otras que dicen relación Se aprecia que desde 1817 (y sobre todo después68 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 69. de 1818), el centro de gravedad del conflicto se venientes de Valdivia y Chiloé, que dan cuenta dedesplazó hacia el sur, lo que queda en evidencia los hechos acontecidos en dichos territorios, unapor la cantidad de información proveniente de vez que se consumaron sus respectivas conquistas,poblaciones ubicadas en la Frontera araucana (o en los años 1820 y 1826, (volúmenes 100 y 164).cerca de ella) y relacionada con ciertas figuras mi- Desgraciadamente, dos volúmenes muy valiososlitares como Bernardo O’Higgins, quien se des- aparecen como extraviados, y de los cuales quedaempeñó como Director Supremo en Campaña y su descripción en el respectivo catálogo (el volu-Ramón Freire, quien mandó la guarnición ubicada men 40, que contiene los documentos del Ejércitoen Concepción (ver, por ejemplo, los volúmenes Unido que operó en Chile en 1817 y el volumen23, 24, 33, 34, 39, 48, 66, 81, 82, 83, 98, 99, 120, que contenía los documentos relacionados104, 117, 127, 129, 130, 131 y 136). También son con el Ejército Libertador del Perú). También esimportantes los documentos provenientes de de- muy interesante la correspondencia que el gobier-terminadas reparticiones militares, tales como la no chileno mantuvo con sus homólogos hispano-Comandancia General de Artillería, la Maestranza americanos, dentro del marco de las campañasGeneral del Ejército y la Comandancia de Prisio- de independencia americana (volúmenes 28, 41neros de Guerra, los que son muy ilustrativos para y 74). Un volumen en particular (el número 47)el estudio de este período de la historia militar muestra los estados de fuerzas que se elevaron enchilena (volúmenes 35, 44, 89 y 132). También Chile entre los años 1817 y 1834, y el cual entregahay documentos relativos a la primera Escuadra un panorama completo de los ejércitos que opera-Nacional, que estuvo operando en las costas chile- ron en Chile entre esos años, con sus respectivasnas y peruanas durante estos años (volumen 69). orgánicas, su contingente y su armamento.Destacan también dos volúmenes con oficios pro- VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Oficios que comunican concesión de licencias para contraer matrimonio a mili- tares españoles con asiento en Chile (1773 - 1810), y aprobación de montepíos Volumen 01 MGUE, a viudas de efectivos (1779 - 1810), recibidos por la Capitanía General y la Real “Oficios recibidos del Audiencia. Incluye hojas de servicio de efectivos de los regimientos de Infan- Ministro de Indias, tería de Milicias Disciplinadas del Rey (1809-1810), y de Caballería de 1773 - 1810.” La Princesa, del Príncipe, de Aconcagua, Curicó, Cuzcuz, Los Andes, y otros (1813-1814). Contiene: Decretos con antecedentes relativos a asignación de fondos; construc- ción y reparación de dependencias militares, y a ascensos, retiros, licencias, re- Volumen 05 MGUE, legaciones y sueldos de efectivos. Incluye nóminas de efectivos que parti- “Decretos, 1810 - 1813.” ciparon en la sofocación del levantamiento del 28 de noviembre de 1811. Este volumen posee índice. Contiene: Oficios de la Administración de la Renta de Licores, Cuartel General de Chillán, efectivos militares, y de particulares, relativos a recaudación de fon- Volumen 08 MGUE, dos y preparación de la expedición contra el Ejército patriota, recibidos “Oficios recibidos, 1813.” por la Comandancia e Intendencia General de Ejército y la Real Hacien- da de las provincias de Concepción, Chiloé y Valdivia. Anuario de la Academia de Historia Militar 69
  • 70. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Contiene: Oficios de las jefaturas del Ejército Real en Chile y en Perú, recibidos Volumen 13 MGUE, por el Capitán General y Presidente de la Real Audiencia de Chile, que informan “Oficios recibidos del sobre formación y preparación del Ejército Libertador de Los Andes, Ejército Real, 1815 - y de la Intendencia del Ejército Real de Alto Perú, recibidos por el Gobernador 1820.” Intendente Presidente del Cuzco. Volumen 14 MGUE, Oficios de la Comandancia General de la División del Norte, y de los “Oficios recibidos, 1817 cuerpos militares de Combarbalá, Copiapó, Huasco, Illapel y La Serena, recibidos - 1821.” por el Director Supremo y el Ministerio de Guerra. Volumen 16 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios de las gobernaciones de La Ligua, Los Andes, Petorca, Quillota y gobernaciones, 1817 San Felipe, recibidos por el Director Supremo. - 1818.” Oficios de la Intendencia de Santiago y de las gobernaciones de Casablanca, Volumen 17 MGUE, Melipilla y Rancagua. Incluye auto de proceso seguido por el Coronel de Mili- “Oficios recibidos, 1817 cias de San Fernando a Lucas Valera, por realista, y listado de prisioneros de - 1818.” guerra, remitidos a Valparaíso por la Intendencia de Santiago (1818). . recibidos por el Director Supremo, Junta Gubernativa del Estado y el Ministerio. Volumen 20 MGUE, Oficios de los partidos de Curicó y San Fernando, de la Provincia de Col- “Oficios recibidos, 1817 chagua. - 1820.” Volumen 22 MGUE, Contiene: Oficios relativos a reclutamiento de tropas; situación del bandida- “Oficios recibidos del je; montoneras y guerrillas realistas; compra de animales; captura y trasla- Partido de Talca, 1817 do de prisioneros, y a otras materias. - 1819.” Volumen 23 MGUE, Contiene: Oficios de las intendencias de Concepción, Maule y Ñuble, relativos a “Oficios recibidos de compra de animales; vigilancia de fronteras; desplazamientos de la guerrilla intendencias, 1817 - realista; listado de batallones, y a otras materias. Incluye ejemplar impreso 1834” (Predomina: 1817 de la Declaración de Independencia de Chile (1818). - 1819). Volumen 24 MGUE, Contiene: Oficios de particulares y funcionarios subalternos del Ejército del Sur, “Oficios recibidos, enero recibidos por el Gobernador Intendente de la provincia de Concepción. Incluye - agosto 1817.” nómina de los caciques que han admitido la paz en Concepción (s/f). Oficios enviados a las gobernaciones de Aconcagua y Talca, administraciones ge- Volumen 25 MGUE, nerales de Aduanas y de Correos, Comisión de Secuestros de Prófugos, Estado “Oficios enviados, 1817 Mayor del Ejército, Superintendencia de la Casa de Moneda, Tribunal del Consu- - 1819.” lado, a otros servicios públicos, y a particulares. Es copiador.70 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 71. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Oficios enviados a autoridades militares, gobernaciones de Aconcagua, Co- Volumen 28 MGUE, piapó, Coquimbo, Huasco, Illapel, Melipilla, Petorca, Quillota, Valparaíso, y de“Oficios enviados, 1817 Córdoba y Tucumán (Argentina), Cabildo de Santiago, Comisión de Secues- - 1818.” tros, Superintendencia de la Casa de Moneda, autoridades militares, y a otros servicios públicos. Es copiador. Volumen 33 MGUE, Contiene: Comunicaciones del Director Supremo del Estado en campaña, “Comunicaciones recibidas por la Junta Delegada de Gobierno en Santiago. Incluye nóminas derecibidas, 1817 - 1818.” prisioneros enviados desde Concepción a Santiago (1817). Volumen 34 MGUE, Contiene: Comunicaciones de la Junta Delegada de Gobierno, con el Director “Comunicaciones Supremo del Estado en campaña militar en Concepción.recibidas, 1817 - 1818.” Volumen 35 MGUE, Oficios que remiten planillas mensuales de existencia de armamento, municio-“Oficios recibidos de la nes, herramientas y artillería en la Maestranza. Incluye nómina de prisione-Maestranza General ros extranjeros destinados a cumplir penas en la Maestranza General (27 abril del Ejército, 1817 - 1827). 1820.” Volumen 37 MGUE, “Oficios recibidos de la Comandancia Incluye nómina de jefes y oficiales de Ejército en Santiago (1819).General de Armas deSantiago, 1817 - 1819.” Volumen 39 MGUE, “Oficios recibidos de Contiene: Oficios de las plazas militares de Concepción, Rere, San Carlos,plazas militares, mayo Santa Juana y otras. - diciembre 1817”. Volumen 40 MGUE, “Correspondencia Volumen extraviado, la información consignada corresponde a la registradadel Ejército Unido y en catálogo antiguo.de su Estado Mayor, 1817.” Contiene: Comunicaciones de las juntas de Gobierno de Buenos Aires, Volumen 41 MGUE, Córdoba, Guayaquil, Mendoza, Salta, San Juan, San Luis y Tucumán. “Comunicaciones Recibidas por el Capitán General del Ejército de Los Andes, Director Supremo, recibidas de juntas de y el Ministerio de Guerra de Chile. Incluye oficios de las legaciones de BuenosGobierno, 1817 - 1828.” Aires (1817 - 1819), Colombia (1822) y Perú (1822 - 1825) en Chile, y de Chile en Buenos Aires (1819 - 1829) y Londres (1818). Anuario de la Academia de Historia Militar 71
  • 72. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 44 MGUE, “Oficios recibidos de la Contiene: Oficios relativos a reclutamiento de soldados, existencia de ar- Comandancia General mas y municiones en los almacenes del Estado en Valparaíso, envío de de Artillería, 1817 - armamento, solicitudes de pago de sueldos, y a otras materias. 1823.” Volumen 47 MGUE, Contiene: Estados de fuerzas de batallones y regimientos, especificando arma- “Estados de fuerzas mento y pertrechos, adscritos a los ejércitos de Chile, de la República de militares, 1817 - 1834.” Chile, de Operaciones del Sur, y Unido de Los Andes y Chile. Volumen 48 MGUE, “Oficios recibidos de Contiene: Oficios relativos a movimiento y control de bandidaje, y de las gue- la Intendencia de rrillas realistas. Concepción, 1817 - 1819.” Volumen 55 MGUE, Oficios de jefaturas del Ejército, relativos a nombramientos de oficiales en “Oficios recibidos, 1817 los batallones y regimientos del país. Recibidos por la Junta Suprema De- - 1818.” legada y el Ministerio. Volumen 59 MGUE, Oficios de jefaturas militares, que remiten solicitudes de autoridades y de funcio- “Oficios recibidos, 1817 narios, relativos a destituciones de subordinados, y a licenciamientos de tropa y - 1824.” oficialidad en el Ejército de Chile. Volumen 56 MGUE, Oficios, con antecedentes, relativos a propuestas para otorgar premios de “Oficios recibidos de constancia por servicios prestados en el Ejército, y cédulas de retiro la Comandancia a militares inválidos. Este volumen posee índice. Incluye un oficio de 1814, y General de Armas de decretos del Ministerio. Santiago, 1817 - 1824.” Contiene: Decretos relativos a la administración y funcionamiento de la Academia Militar, Comandancia General de Artillería del Ejército Volumen 62 MGUE, de Los Andes, Comisaría Principal de Secuestros, y a otras materias. Algunos “Decretos, 1817.” acompañan antecedentes. Incluye decreto relativo a reclutamiento de vagos y criminales en el país. Este volumen posee índice. Volumen 65 MGUE, “Rendición de cuentas de Contiene: Rendición documentada de gastos efectuados por la Comisaría Gene- la Comisaría General ral, en pago de sueldos a las tropas, compras de vestuario, y otros. de Guerra del Ejército, julio - octubre 1818.” Volumen 66 MGUE, “Oficios recibidos de la Comisaría del Ejército Volumen sin descripción. del Sur, enero - abril 1818.”72 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 73. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Contiene: Índice alfabético onomástico de las nóminas de jefes, oficiales y Volumen 67 MGUE, tropa del Ejército chileno - argentino que participaron en la batalla “Batalla de Maipú, de Maipú el 5 de abril de 1818 y que forman parte del Volumen 77. Este índice 1818 mayo - junio”. se elaboró en octubre de 1938. Este volumen se encuentra en la bóveda del Ar- chivo Nacional Histórico. Contiene: Oficios relativos a nombramientos del coronel Luis de la Cruz como Director Supremo Delegado del Estado; defensa del puerto de Valparaíso por contingente inglés; listas de barcos y regimientos realistas despachados desde El VOLUMEN 68 MGUE, Callao para la invasión de Chile; plan de operaciones de Mariano Osorio; “Oficios recibidos del organización de compañías de infantería en cabezas de partidos por seguridad Estado Mayor del interior; desplazamientos de tropas realistas antes y después de la ba-Ejército Unido, 1818”. talla de Maipú; canje de prisioneros de guerra entre Chile y Perú; nómina de oficiales muertos en Maipú, y a otras materias. Incluye reglamento de la Legión al Mérito de Chile (1818). Contiene: Instrucciones enviadas a los comandantes de Escuadra de Volumen 69 las expediciones a Chiloé, Perú y Valdivia. Incluye algunos oficios y co- MGUE, “Escuadra pias de documentación en español e inglés, recibidos y enviados por Beauchef yExpedicionaria, 1818 Wooster, relativos a las expediciones a Chiloé y Valdivia (1822). Es duplicado del - 1825”. Volumen 40 del Ministerio de Marina. Volumen 74 MGUE, Contiene: Comunicaciones del Director Supremo de Buenos Aires, General “Comunicaciones en Jefe de los Ejércitos Unidos, Junta Suprema de Gobierno Delegada, gober- recibidas, 1818.” nadores intendentes, y de autoridades militares, recibidas por el Director Supremo. Contiene: Nóminas de jefes y oficiales chilenos y argentinos con indi- Volumen 77 MGUE, cación de grado, batallón y regimiento; de muertos en combate; de “Batalla de Maipú, militares que no aceptaron empleo en Chile, y de oficiales del Cuerpo de Medi- 1818 mayo - 1819 cina (1818 mayo - junio) que participaron en la batalla de Maipú, ocurrida el 5 marzo”. de abril y notas varias relacionadas con ésta (1818 diciembre - 1819 marzo). Este volumen se encuentra en la bóveda del Archivo Nacional Histórico. Volumen 81 MGUE, “Oficios recibidos de Contiene: Oficios de las comandancias de Cauquenes, Concepción, Chillán, comandancias de Santiago, Yumbel, y otras. Recibidos por el Gobernador Intendente de Armas, enero - junio Concepción, Ramón Freire. 1819.” Volumen 82 MGUE, “Oficios recibidos de Contiene: Oficios de las comandancias de Concepción, Los Ángeles, Santiago, comandancias de San Pedro, y otras. Incluye memoria sobre las fortificaciones de San Pedro. Reci-Armas, julio - octubre bidos por el Gobernador Intendente de Concepción, Ramón Freire. 1819.” Anuario de la Academia de Historia Militar 73
  • 74. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 83 MGUE, Contiene: Oficios de las comandancias de armas de Cauquenes, Concepción, “Oficios recibidos de Chillán, Yumbel y otras. Recibidos por el gobernador intendente de comandancias de Concepción, Ramón Freire. Incluye copiador de oficios, enviados por el go- armas, 1819 - 1822”. bernador intendente a las autoridades militares de la provincia. Volumen 84 MGUE, “Oficios recibidos del Recibidos por el Director Supremo del Gobierno. Ejército Unido, enero - octubre 1819.” Volumen 89 MGUE, Oficios que remiten estados de existencia, filiaciones, nóminas de revistas de Co- “Oficios recibidos de misario, de prisioneros de guerra detenidos en el Depósito de Ranca- la Comandancia gua, y en otros puntos de Santiago. Incluye Reglamento del Depósito de de Prisioneros de Prisioneros de Rancagua (1819). Guerra, 1819 - 1821.” Volumen 93 MGUE, Contiene: Decretos relativos a la organización, e implementación del “Decretos, 1819 - 1824”. Ejército y la Escuadra libertadora del Perú. Este volumen posee índice. Volumen 98 MGUE, Contiene: Oficios de la Intendencia de Concepción, y de las comandancias ge- “Oficios recibidos, 1820.” neral de Guerrillas, y de la Segunda División de Operaciones del Sur. Volumen 99 MGUE, Contiene: Oficios de la Intendencia de Concepción y de la Comandancia de la “Oficios recibidos, 1821.” Segunda División de Operaciones del Sur. Contiene: Oficios de la Intendencia y de la jefatura de las fuerzas de Volumen 100 MGUE, ocupación del Territorio de Valdivia, relativos a transcripciones de docu- “Oficios recibidos, 1820 mentación requisada; descripción de fortificaciones; nombramientos de autori- - 1823.” dades, y a informes sobre bandidaje, avance de penetración patriótica, y a admi- nistración de los territorios ocupados. Volumen 103 MGUE, “Oficios recibidos del Estado Mayor Incluye relación del material de guerra que posee el Ejército de Los Andes. del Ejército de Los Andes, 1820.” Contiene: Oficios de las comandancias de Armas de Chillán, Hualqui, Los Án- geles, Nacimiento, San Carlos, Talcahuano y Talcamávida, Comisaría de Guerra, Volumen 104 MGUE, y de otras jefaturas militares de la provincia de Concepción. Recibidos por “Oficios recibidos, 1820.” el Gobernador Intendente y Comandante General de Armas de Con- cepción, Ramón Freire. Contiene: Oficios del Gobernador Intendente de Concepción, Estado Volumen 105 MGUE, Mayor del Ejército, Comandancia General del Real Ejército, Cuartel General “Oficios recibidos de en Talca, batallones de infantería Cazadores de Chillán, y Nºs. 1 y 3, Compañía de autoridades militares, Infantería de la Patria, regimientos de Caballería Dragones de la Patria, de Artillería julio - diciembre 1820.” de Chile y de Infantería Montada, y de otras autoridades y cuerpos militares.74 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 75. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Contiene: Oficios de la Comandancia General de Armas, y de la Jefatura de Volumen 117 MGUE, Ejército de la provincia de Concepción. Recibidos por el Gobernador In-“Oficios recibidos, 1821.” tendente de Concepción y General en Jefe del Ejército del Sur, Ra- món Freire. Volumen 120 MGUE, Volumen extraviado, la información consignada corresponde a la registrada“Ejército Libertador en el catálogo antiguo.del Perú, 1821 - 1823”. Volumen 127 MGUE, Contiene: Oficios relativos a negociaciones con loncos mapuches procli- “Oficios recibidos de ves a la causa patriota; desplazamiento de la guerrilla realista y control la Intendencia de del bandidaje; libertad de prisioneros de guerra; movimiento portuario, y a otras Concepción, 1822 - materias. 1823.” Volumen 129 MGUE, Contiene: Oficios de los batallones Nº 1 de Infantería de Chile y de Nacionales “Oficios recibidos de de Talca, y de otros cuerpos militares adscritos al Ejército de Operacio- cuerpos militares, nes del Sur, relativos a solicitudes de caballos, armas y alimentos, control del enero - abril 1822.” bandidaje y la guerrilla realista, y a otras materias. Volumen 130 MGUE, Contiene: Oficios del Batallón Nº 1 de Infantería de Chile, División de Tucapel “Oficios recibidos de y Arauco, y de otros cuerpos militares adscritos al Ejército de Opera- cuerpos militares, ciones del Sur, relativos a solicitudes de armas, caballos y alimentos; control agosto - noviembre del bandidaje y de la guerrilla realista, y a otras materias. Recibidos por el 1822.” Gobernador Intendente de Concepción, Ramón Freire. Contiene: Oficios de la Compañía de Milicianos de Colcura, Destacamento Tu- Volumen 131 MGUE, capel de Dragones, Regimiento de Dragones de la Libertad, y otros cuerpos “Oficios recibidos de militares adscritos al Ejército de Operaciones del Sur, relativos a mo- cuerpos militares, vimiento de tropas, relaciones con loncos amigos del Gobierno, control diciembre 1822 - julio del bandidaje y de la guerrilla realista, y a otras materias. Recibidos por el 1823.” Gobernador Intendente de Concepción, Ramón Freire, y, desde el 26 de junio de 1823, por el Gobernador Intendente Juan de Dios Rivera. Volumen 132 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios que remiten nóminas de prisioneros de guerra, con especificación la Comandancia de lugares de detención y de trabajo. de Prisioneros de Guerra, 1822 - 1823.” Volumen 136 MGUE, Contiene: Oficios de las comandancias de Cauquenes, Concepción, Chillán,Yum- “Oficios recibidos de bel y otras. Recibidos por el Gobernador Intendente de Concepción, Ra- comandancias de món Freire, y por la Asamblea de los Pueblos de Concepción. Armas, 1823.” Anuario de la Academia de Historia Militar 75
  • 76. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 164 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios relativos a recepción de armamento y municiones; funcionamiento y esta- la Intendencia de do de los cuerpos militares y cívicos de la Provincia, y a otras materias. Chiloé, 1826 - 1835.”2.3. Las Guerras Internacionales cios, como listas de revista y planillas, documentos todos que entregan un panorama completo acerca2.3.1. La Guerra contra la Confede- de los cuerpos, de los contingentes, del armamen-ración Peruano - Boliviana to y de los recursos logísticos con que contaron dichas fuerzas militares, así como también de losRespecto a esta gloriosa guerra para las armas hechos que acontecieron en su seno y que las inci-chilenas y que, paradójicamente, no es muy co- dencias que experimentaron durante las campañasnocida, hay una serie de volúmenes que contie- (ver volúmenes 238, 240, 241, 254, 255, 256,nen documentos muy útiles. Un primer grupo de 257, 258, 260, 261, 262, 263, 264, 265, 266,fuentes tiene que ver con la primera campaña de 267, 275, 276, 277, 278, 279, 281, 284 y 285).esta guerra (del año 1837) y con lo que fue el ase- Un volumen en particular (el número 282) con-sinato del ministro Diego Portales, hecho que se tiene la nómina de efectivos que participaron enrelaciona bastante con esa campaña (por ejemplo, los dos hechos de armas más emblemáticos de estaver los volúmenes 102, 222, 228, 230 y 247). A guerra (el combate de Buin y la batalla de Yungay),continuación aparecen los volúmenes relativos al mientras que otro (el número 239) contiene losEjército Restaurador del Perú (tanto el primero principales partes, informes y oficios relativos acomo el segundo), los cuales contienen tanto ofi- esta gran guerra. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Contiene: Oficios, instrucciones y estados de tropa, de las comandancias generales de Armas de Santiago y Valparaíso, Inspección General del Ejército, y Volumen 102 MGUE, de otras autoridades militares. Recibidas por el Estado Mayor del Ejército “Comunicaciones Restaurador del Perú. Incluye algunas comunicaciones de 1820 y 1823, y al- recibidas, 1837.” gunos oficios del Estado Mayor del Ejército al Ministerio de Guerra e Inspección General del Ejército. Este volumen posee índice. Contiene: Estado de gastos del Ministerio durante los años 1835 y 1836; nómi- Volumen 222 MGUE, nas de generales, oficiales y tropas que participaron en el combate de “Documentos varios, Barón (1837) y en la batalla de Yungay (1839), y copias de decretos por los 1836 - 1839.” que se concedió medallas al mérito a los que estuvieron en el combate de Barón. Volumen 228 MGUE, Contiene: Oficios relativos a provisión de armas y municiones; asignación de efectivos “Oficios recibidos de a cuerpos cívicos; movimiento de barcos extranjeros y nacionales; declaraciones de la Intendencia de oficiales comprometidos en el Motín de Quillota; medidas preventivas Coquimbo, 1836 - para apresar a los oficiales implicados en la muerte de Diego Portales, y 1841”. a otras materias referidas al funcionamiento de los cuerpos militares de la provincia.76 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 77. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 230 MGUE, Contiene: Oficios relativos a estado de fuerzas acantonadas en la provincia, y de “Oficios recibidos de pólvora y municiones del Batallón Cívico Nº 2 de Valparaíso; sobre el combate la Intendencia de del Barón; apresamiento de los implicados en el motín de Quillota; envío de Valparaíso, 1836 - pertrechos vía marítima al Ejército Restaurador del Perú, y otras materias. 1839.” Contiene: Oficios de la Academia Militar, Comandancia General del Volumen 231 MGUE, Ejército, Escuadrón de Carabineros de Valparaíso, Maestranza del Ejército,“Oficios recibidos, 1836 y de otros cuerpos militares. Incluye comunicaciones de los ministerios de Ha- - 1839”. cienda y del Interior. Volumen 238 MGUE, Contiene: Informes mensuales relativos al estado de la fuerza efectiva y“Informes recibidos del pertrechos que poseen los cuerpos constitutivos del Ejército. Este volumenEjército Restaurador posee índice.del Perú, 1837 - 1838.” Volumen 239 MGUE, Contiene: Oficios de la Comandancia en Jefe, Estado Mayor y de la Intenden- “Oficios recibidos del cia General del Ejército Restaurador. Incluye informe del general ManuelEjército Restaurador Blanco Encalada sobre motín del batallón Maipú en Valparaíso (1837).del Perú, 1837 - 1840”. Volumen 240 MGUE, “Oficios recibidos de la Inspección Oficios, con antecedentes, relativos a propuestas para proveer vacantes de oficia- General del Ejército les en los cuerpos constitutivos del Ejército. Este volumen posee índice.Restaurador del Perú, 1837 - 1839.” Volumen 241 MGUE, “Revistas de Contiene: Revistas mensuales pasadas a la jefatura y oficialidad, Esta-Comisario del Ejército do Mayor, Regimiento Cazadores de Maipú, batallones Portales y Valparaíso, y aRestaurador del Perú, otros cuerpos constitutivos del Ejército. Este volumen posee índice.abril - diciembre 1837.” Contiene: Decretos relativos a nombramientos de funcionarios y autoridades mi- Volumen 242 MGUE, litares; asignación de fondos; pagos de sueldos; enganche de tropas; exención de “Decretos, 1837 - 41.” impuestos a familiares de funcionarios caídos en servicio, y a la organización del Ejército Restaurador del Perú. Este volumen posee índice. Volumen 244 MGUE, Oficios enviados a la Intendencia de Aconcagua, Estado Mayor del Ejército“Oficios enviados, 1837 Restaurador del Perú, Inspección General del Ejército, Comandancia General - 1838.” de Armas de Santiago, y a otras reparticiones dependientes. Es copiador. Contiene: Expediente del sumario y Consejo de Guerra seguido a los Volumen 247 MGUE, implicados en el motín del 3 de junio de 1837, en Quillota durante el “Motín de Quillota, cual fue asesinado el ministro Diego Portales. Incluye acta firmada por los 1837 junio - julio”. amotinados y solicitudes de indulto presidencial. Este volumen se encuentra en la bóveda del Archivo Nacional Histórico. Anuario de la Academia de Historia Militar 77
  • 78. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Contiene: Decretos relativos a organización y disolución de cuerpos mi- litares; nombramientos, traslados, destituciones, indultos y conmutaciones Volumen 251 MGUE, de pena a efectivos del Ejército; constitución de consejos de guerra perma- “Decretos, 1837.” nentes; investigación de la muerte y realización de funerales de Diego Portales, y a otras materias. Volumen 254 MGUE, “Oficios recibidos del Contiene: Oficios relativos a desplazamiento de tropas; aprovisionamiento Ejército Restaurador de materiales bélicos; reparaciones, destituciones, reincorporaciones al servicio, del Perú, enero - abril y abono de sueldos de efectivos, y a otras materias. Este volumen posee índice. 1838.” Volumen 255 MGUE, Contiene: Oficios relativos a movimiento y estado de las tropas, reincor- “Oficios recibidos del poración y destitución del servicio, y a otras materias, referidas a personal del Ejército Restaurador Ejército. Este volumen posee índice. del Perú, mayo 1838.” Volumen 256 MGUE, Contiene: Oficios relativos a movilización y aprovisionamiento de tro- “Oficios recibidos del pas; despachos de oficiales; aumento y pago de sueldos; deserciones y rehabilita- Ejército Restaurador ciones de efectivos; gastos de escritorio; gratificaciones por captura de deserto- del Perú, junio - julio res, y a otras materias. Este volumen posee índice. 1838.” Volumen 257 MGUE, Contiene: Oficios relativos a devolución de bienes a la Prefectura de “Oficios recibidos del Lima; aprovisionamiento de pertrechos; sentencias de muerte por alta traición; Ejército Restaurador relaciones con el gobierno peruano, y a otras materias. Este volumen posee ín- del Perú, agosto - dice. octubre 1838.” Volumen 258 MGUE, “Oficios recibidos del Contiene: Oficios relativos a movimiento de tropas, adquisición de pertre- Ejército Restaurador chos, y a otras materias. Este volumen posee índice. del Perú, noviembre - diciembre 1838.” Volumen 259 MGUE, “Libro de Caja del Contiene: Libro de Caja de los cuerpos militares, y de la oficialidad y tropa del Ejército Restaurador Ejército Restaurador. Este volumen posee índice. del Perú, 1838 - 1839.” Volumen 260 MGUE, “Revistas de Contiene: Revistas pasadas al Estado Mayor General, batallones, brigadas, es- Comisario del Ejército cuadrones, maestranza y hospitales, adscritos al Ejército Restaurador. Este volu- Restaurador del Perú, men posee índice. febrero - septiembre 1838.”78 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 79. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 261 MGUE, “Revistas de Contiene: Revistas mensuales pasadas a batallones, escuadrones, brigadas,Comisario del Ejército cuerpos de voluntarios y hospitales, adscritos al Ejército Restaurador. Este volu-Restaurador del Perú, men posee índice. octubre - diciembre 1838.” Contiene: Planillas que muestran estado de pertrechos, armamento, mu- Volumen 262 MGUE, niciones, tropa efectiva, enfermos, bajas, deserciones, licenciamien-“Ejército Restaurador tos, y otros, de los cuerpos militares, y de voluntarios del Ejército Restaurador.del Perú, agosto 1838.” Este volumen posee índice. Volumen 263 MGUE, Contiene: Planillas en las que se especifican estados de pertrechos y muni-“Ejército Restaurador ciones, tropa efectiva, enfermos, bajas, deserciones, licenciamientos del Perú, 01 - 16 y otros, de los cuerpos militares y de voluntarios del Ejército Restaurador. Este septiembre 1838.” volumen posee índice. Volumen 264 MGUE, Contiene: Planillas que muestran estado de pertrechos, municiones, tro-“Ejército Restaurador pa efectiva, enfermos, bajas, deserciones, licenciamientos, y otros, de del Perú, septiembre los cuerpos militares y de voluntarios del Ejército Restaurador. Este volumen 1838.” posee índice. Volumen 265 MGUE, Contiene: Planillas en las que se especifica estado de las fuerzas militares“Ejército Restaurador activas y de enfermos, de los cuerpos militares y de voluntarios del Ejército del Perú, octubre - Restaurador. Este volumen posee índice. noviembre 1838.” Volumen 266 MGUE, Contiene: Planillas que muestran estado de las fuerzas militares activas,“Ejército Restaurador enfermos, bajas, deserciones, licenciamientos, y otros, de los cuerpos militares y del Perú, diciembre de voluntarios del Ejército Restaurador. Este volumen posee índice 1838.” Volumen 267 MGUE, “Oficios enviados por el Estado Mayor Recibidos por autoridades militares del Ejército Restaurador del Perú, enGeneral del Ejército, Lima. Es copiador. septiembre - octubre 1838.” Volumen 275 MGUE, Contiene: Oficios de las comandancias de los batallones Carampangue, Portales“Oficios recibidos por el y Voluntarios de Aconcagua, Inspección General del Ejército, y de otros cuerpos,Ejército Restaurador recibidos por el Estado Mayor y la Comandancia en Jefe del Ejércitodel Perú, enero - marzo Restaurador. Este volumen posee índice. 1839.” Anuario de la Academia de Historia Militar 79
  • 80. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 276 MGUE, Contiene: Oficios de las comandancias de los batallones Carampangue, Portales “Oficios recibidos por el y Voluntarios de Aconcagua, Inspección General del Ejército, y de otros cuerpos, Ejército Restaurador recibidos por el Estado Mayor y la Comandancia en Jefe del Ejército del Perú, abril - Restaurador. Este volumen posee índice. diciembre 1839.” Volumen 277 Contiene: Revistas mensuales pasadas a jefes, oficiales y tropa de los bata- MGUE, “Revistas de llones Carampangue, Portales, Valparaíso y Voluntarios de Aconcagua, escuadro- Comisario del Ejército nes de Artillería y de Lanceros, y a otros cuerpos adscritos al Ejército Restaura- Restaurador del Perú, dor. Este volumen posee índice. enero - marzo 1839.” Volumen 278 Contiene: Revistas mensuales pasadas a jefes, oficiales y tropa de los bata- MGUE, “Revistas de llones Carampangue, Portales, Valparaíso y Voluntarios de Aconcagua, escuadro- Comisario del Ejército nes de Artillería y de Lanceros, y a otros cuerpos adscritos al Ejército Restaura- Restaurador del Perú, dor. Este volumen posee índice. abril - julio 1839.” Volumen 279 MGUE, Contiene: Planillas mensuales que demuestran el estado de fuerza efecti- “Ejército Restaurador va y de pertrechos que poseen los cuerpos constitutivos del Ejército Restau- del Perú, enero - marzo rador. Este volumen posee índice. 1839.” Volumen 281 MGUE, Contiene: Planillas diarias que muestran el estado de enfermos existen- “Ejército Restaurador tes en hospitales militares, y el número de inválidos y desertores de los cuer- del Perú, enero - junio pos constitutivos del Ejército Restaurador. Este volumen posee índice. 1839.” Volumen 282 MGUE, “Guerra contra la Contiene: Relación de jefes, oficiales y tropa del Ejército Restaurador del Perú, Confederación Perú - que participaron en el combate del puente Buin (6 de enero) y en la batalla Boliviana, 1839, enero de Yungay (20 de enero) en territorio peruano. - junio”. Contiene: Informes de la Inspección General del Ejército, sobre revistas de caja efectuadas a los batallones Aconcagua, Carampangue, Cazadores, Santiago, Val- divia y Valparaíso, del Ejército Restaurador del Perú (1839 - 1841); expe- Volumen 283 MGUE, diente de proceso seguido por el Congreso Nacional Plenipotenciario a generales “Documentos varios, y oficiales que desconocieron la autoridad constituida después de la batalla de 1829 - 1842.” Lircay (1830), y decretos con antecedentes relativos a indultos a militares (1835 -1842). Incluye boletas de calificación de oficiales, realizada por la Comisión Ca- lificadora para la Reforma Militar (1828 – 1829), y estado que manifiesta la tropa del Batallón Yungay (1844).80 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 81. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 284 MGUE, Contiene: Planillas nominales de jefes, oficiales y tropa del Ejército, de- “Ejército Restaurador clarados muertos y/o desaparecidos en campaña, con detalle de sueldos del Perú, 1840.” no reclamados. Volumen 285 MGUE, Contiene: Planillas nominales de jefes, oficiales y tropa del Ejército, de- “Ejército Restaurador clarados muertos y/o desaparecidos en campaña, con detalle de sueldos del Perú, 1839 - 1840”. no reclamados.2.3.2. La Guerra contra España 537, 538 y 539). Destaca un volumen (el número 522) con solicitudes de militares y de civiles queSi bien esta guerra tuvo más que nada hechos de ofrecieron sus servicios con ocasión de esta gue-armas navales, hubo en ella movilización militar a lo rra. También hay un volumen (el número 534) quelargo del país, por lo cual se le puede estudiar desde trata acerca de la labor que los Ingenieros Milita-el punto de vista del Ejército de Chile. No son mu- res cumplieron después de esta guerra, respecto achos los volúmenes que contienen (o que pueden las fortificaciones de Valparaíso y de otros enclavescontener) documentos relativos a esta campaña. costeros. Este último volumen se complementa conDestacan especialmente aquellos provenientes de otro (el número 543), el cual entrega informaciónlas intendencias y comandancias de armas más im- acerca del estado de la artillería en las más impor-portantes para los efectos de este conflicto; aquellas tantes plazas costeras, las cuales también se relacio-ubicadas en Chiloé, donde tuvo lugar el combate naron con esta guerra. Además hay dos volúmenesde Abtao; en Santiago, como centro político del (números 546 y 547) que contienen documentospaís; en Valparaíso, donde tuvo lugar el lamentable provenientes de legaciones y consulados chilenosbombardeo de dicho puerto de parte de la Escua- en el extranjero, algunos de los cuales pueden serdra española; y en Atacama y Coquimbo (ver, por interesantes al momento de estudiar la percepciónejemplo, los volúmenes 521, 531, 532, 533, 535, que esta guerra tuvo en el exterior. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 521 MGUE, “Oficios recibidos de la Comandancia Incluye un oficio de la Intendencia de Chiloé (1864). General de Armas de Chiloé, 1874 - 1883.” Volumen 522 MGUE, Contiene: Oficios de militares, en servicio activo y retirados, y de particulares, “Oficios recibidos, 1864 que ofrecen sus servicios ante la declaración de guerra de Chile a España. - 1866.” Volumen 524 MGUE, Oficios que remiten planillas de inversión de fondos, nóminas de efectivos; in- “Oficios recibidos de la ventarios de pertrechos, e informes sobre la administración y funcionamiento de Inspección General del cuerpos militares. Ejército, 1864 - 1868.” Anuario de la Academia de Historia Militar 81
  • 82. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 531 MGUE, Oficios de las intendencias y comandancias generales de Armas de Acon- “Oficios recibidos, 1865 cagua, Atacama, Coquimbo y Santiago. - 1868.” Contiene: Comunicaciones de los ministerios de Guerra y Marina, In- tendencia, cuerpos militares y otros servicios públicos de la provincia, Auditoría Volumen 532 MGUE, de Guerra, Comandante de la Fragata de S. M. E. Berenguela, inspeccio- “Comunicaciones nes generales del Ejército y la Guardia Nacional, y de otros servicios públicos. recibidas por la Este volumen posee índice. Incluye copiador de oficios enviados por la Coman- Comandancia dancia al Ministerio, Intendencia, cuerpos militares y otros servicios públicos General de Armas de la provincia de Coquimbo, Inspección General de la Guardia Nacional, Co- de Coquimbo, 1865 - mandante de la Fragata de S. M. E. Berenguela y a otros, y oficios de 1866”. efectivos militares activos y retirados ofreciendo sus servicios ante las hostilidades con España. Volumen 533 MGUE, “Oficios recibidos de la Comandancia Volumen sin descripción. General de Armas de Valparaíso, 1865 - 1868.” Contiene: Oficios relativos a informes técnicos, presupuestos, planos y estados Volumen 534 MGUE, de avance de construcción de fortificaciones en la costa de Valparaíso y “Oficios recibidos del de edificio de la Escuela Militar, reparaciones de fuertes en Ancud, y sobre Cuerpo de Ingenieros nuevas armas de artillería. Incluye planos e inventarios de pertrechos, de las Militares, 1865 - 1868.” baterías de fortificaciones de Valparaíso. Volumen 535 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios relativos a la administración y funcionamiento de cuerpos del Ejército y la la Comandancia Guardia Nacional en la Provincia. Incluye memoria de la Comandancia General, General de Armas de correspondiente a 1866-1867. Santiago, 1865 - 1868.” Volumen 537 MGUE, “Oficios recibidos de las comandancias Oficios de las comandancias de Colchagua, Curicó, Maule, Ñuble y Talca. generales de Armas, 1865 - 1868.” Volumen 538 MGUE, “Oficios recibidos Contiene: Oficios de las comandancias de Concepción y Valparaíso. Incluye me- de comandancias moria de la Comandancia General de Valparaíso correspondiente a generales de armas, 1865 – 1866. 1865 - 1868”.82 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 83. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 539 MGUE, Oficios de las comandancias de Chiloé y Llanquihue. Incluye memorias de la “Oficios recibidos Comandancia General de Chiloé, correspondientes a los años 1865, 1866 y de comandancias 1867, y 5 planos de Ancud y de los fuertes Agui, Balcacura, Chaicura generales de Armas, y San Antonio (1866). 1865 - 1868.” Volumen 543 MGUE, “Oficios recibidos de Incluye inventarios mensuales de las existencias en los almacenes de guerra de la Comandancia las plazas militares de Chiloé, Valdivia y Valparaíso (diciembre 1864 – General de Artillería, diciembre1867). 1865 - 1868.” Oficios de la Cámara de Senadores, Comisión Calificadora de la Gratificación Volumen 545 MGUE, Peruana, Hospital Militar de Santiago, Sociedad de Farmacia de Santiago, Super- “Oficios recibidos, intendencia de la Penitenciaría,Tesorería General de la República, Universidad de 1865 - 1867.” Chile, y de otros servicios públicos. Volumen 546 MGUE, “Oficios recibidos de legaciones de Chile Oficios de las legaciones en Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Perú. en el extranjero, 1865 - 1868.” Volumen 547 MGUE, “Oficios recibidos del Volumen sin descripción. Consulado General de Chile en Francia.” Contiene: Oficios enviados a los ministerios del Interior y de Justicia, Culto e Volumen 549 MGUE, Instrucción Pública, comandancias generales de armas de Arauco, Colcha- “Oficios enviados, 1865”. gua, Coquimbo y Valparaíso, inspecciones generales del Ejército y la Guardia Nacional, y a otros servicios públicos. Es copiador. Este volumen posee índice. Contiene: Oficios enviados a las intendencias de Aconcagua, Maule y Santia- Volumen 562 MGUE, go, comandancias generales de armas de Arauco, Atacama, Concepción, “Oficios enviados, Curicó, Chiloé, Talca y Valparaíso, inspecciones generales del Ejército y diciembre 1865 - la Guardia Nacional, y a otros servicios públicos. Es copiador. Este volumen diciembre 1866”. posee índice.2.3.3. La Guerra del Pacífico a veces como “Ejército del Norte”, o “Ejército Ex- pedicionario del Norte”; otra denominación muyEn cuanto a este conflicto, que ha sido el de mayor común es la de “Ejército de Operaciones del Nor-magnitud en la historia militar de Chile, aparecen te”), más exactamente de sus más altas reparticionesvarios volúmenes muy útiles para su estudio. Varios (como la Comandancia en Jefe, la Intendencia Ge-de ellos traen documentación proveniente de la neral, la Comisaría General, la Dirección Sanitaria,fuerza militar que operó en el norte (denominada etc.); y por sobre estas reparticiones se encontraba Anuario de la Academia de Historia Militar 83
  • 84. la de más alta jerarquía, el Ministerio de Guerra y que contienen información sobre los inválidos deMarina en Campaña, respecto del cual también hay esta guerra, los familiares de los fallecidos y de losvolúmenes con documentos provenientes de ese niños que quedaron huérfanos (ver, por ejemplo, losorganismo (ver, por ejemplo, volúmenes 821, 822, volúmenes 954, 1034, 1036, 1037, 1038 y 1039).827, 828, 955, 957, 1044, 1139 y 1140). También Hay dos volúmenes (números 831 y 832) que sonhay que tener en cuenta que junto al ejército chileno muy valiosos a la hora de estudiar las adquisicionesque operaba en el norte, estaba el ejército de guar- de armamento, vestuario y equipo que nuestro paísnición dentro del mismo territorio chileno, llamado hizo en el extranjero con ocasión de esta guerra, asícomúnmente como Ejército del Centro; respecto como también las visiones que en el resto de Sud-de este último hay varios volúmenes (los números américa, las potencias europeas y Estados Unidos894, 919, 920 y 921) que contienen documentación hubo respecto de este conflicto. Hay dos volúmenesrespecto de esta fuerza militar. Otros volúmenes in- (números 830 y 922) provenientes de otras reparti-teresantes contienen documentación proveniente ciones militares (la Dirección General del Parque yde aquellas jurisdicciones militares chilenas que se Maestranza, y el Cuerpo de Depósitos y Reempla-formaron en el norte como consecuencia de esta zos) que manejaron los temas del armamento, mu-guerra (las comandancias generales de armas de Ta- niciones, reclutamiento y efectivos, respecto a estarapacá, y de Arica y Tacna), y de aquellas situadas en campaña. Por último hay dos volúmenes (númerosel centro y sur de Chile (comandancias generales 834 y 835) que contienen documentación miscelá-de armas de Santiago, O’Higgins, Linares y Maule), nea respecto a esta guerra. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 817 MGUE, Contiene: Oficios de las comandancias en Jefe del Ejército de Opera- “Oficios recibidos de ciones del Norte y General de Armas de Antofagasta, Gobernación y autoridades militares, Comandancia de Armas de Tocopilla, y de otras autoridades militares. 1879 - 1887.” Volumen 818 MGUE, Contiene: Oficios de la Comandancia en Jefe de las fuerzas de operación “Oficios recibidos, 1879 en el norte, Gobernación del Litoral del Norte, Comandancia General de - 1881.” Armas de Antofagasta, y de otras autoridades militares. Volumen 819 MGUE, Contiene: Oficios de la Comandancia en Jefe del Ejército de Reserva, je- “Oficios recibidos, 1879 faturas políticas de Arica, Tacna y Tarapacá, y de la Delegación Fiscal de Tarapacá. - 1881.” Este volumen posee índice. Volumen 821 MGUE, “Oficios recibidos de Incluye oficios dirigidos al Ministerio de Marina. Este volumen posee la Comandancia del índice. Ejército del Norte, 1879 - 1884.” Volumen 822 MGUE, “Oficios recibidos Contiene: Oficios relativos a abastecimiento y envío de víveres, armamento y de la Intendencia municiones al Ejército del Norte en Campaña. General del Ejército y Armada, 1879 - 1890.”84 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 85. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 823 MGUE, Contiene: Oficios de la Intendencia General del Ejército y Armada, y de “Oficios recibidos de la Comisaría General del Ejército y Armada en Campaña. Incluye algu- autoridades militares, nos oficios de la Tesorería Fiscal y Comisaría del Ejército y Marina (1879). 1879 - 1884.” Volumen 827 MGUE, “Comunicacionesrecibidas del Ministerio Incluye algunas comunicaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores en Cam- de Guerra y Marina paña, y de la Comandancia en Jefe del Ejército de Operaciones del Norte (1879). en Campaña, 1879 - 1881.” Volumen 828 MGUE, “Oficios recibidos de la Dirección Sanitaria Incluye informe médico sobre situación de los heridos en las batallas de del Ejército en Chorrillos y Miraflores (1881). Campaña, 1879 - 1884.” Volumen 830 MGUE, “Oficios recibidos de la Dirección Incluye relaciones mensuales de armamento, correaje y municiones existen-General del Parque tes en los almacenes de la Dirección (junio - agosto 1880).y Maestranza, 1879 - 1880.” Contiene: Registros de cotizaciones de armamentos y municiones, según calibraje y precios; de armas y vestuario encargado a Buenos Aires, Estados Volumen 831 MGUE, Unidos, París y a la Casa Innes y Cía.; de armamento recibido en Europa, “Documentos varios, según tipos y marcas; de número de efectivos en tropas destinadas al Ejército 1879 - 1881.” del Norte; de cuerpos armados en las campañas del norte, según fecha de organización y batallas en que han participado, y de gastos mensuales aproxi- mados, realizados por el Ejército. Volumen 832 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios de las legaciones en Alemania, Argentina, Bélgica, España, Esta- legaciones de Chile dos Unidos, Inglaterra y Perú. Incluye informe de la Legación de Chile enen el extranjero, 1879 Alemania, sobre la instrucción militar germana (1885). - 1887.” Contiene: Oficios de la Comisión Central de Donativos para la guerra, Inspec- ción General del Ejército, Sociedad de Socorros Mutuos “La Protectora” de La Volumen 834 MGUE, Serena, y de otros servicios públicos e instituciones; solicitudes de reincor-“Guerra del Pacífico, poración al Ejército; propuestas de particulares relativas a organización de 1879 - 1882”. cuerpos de voluntarios; fabricación de artículos de guerra, y a otras materias. Incluye algunos oficios de la Biblioteca Nacional (1869 y 1871). Anuario de la Academia de Historia Militar 85
  • 86. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Contiene: Oficios del Ministerio de Relaciones Exteriores, Almacenes de la Co- misaría de Guerra, Comandancia General del Departamento de Cobija, Inspec- Volumen 835 MGUE, ción General del Ejército, Jefatura Política de Chile en Lima, y de otros servicios “Guerra del Pacífico, públicos, y relaciones de conducta y valor de los jefes y oficiales de los 1879 - 1886”. batallones Aconcagua, Concepción, Curicó, Esmeralda, Lautaro, Lontué, Mira- flores, Zapadores y otros, del Ejército Expedicionario del Norte. Incluye estado de fuerzas del Ejército Expedicionario (1882). Volumen 870 MGUE, Contiene: Solicitudes relativas a enrolamiento voluntario de ex funciona- “Solicitudes recibidas rios del Ejército, y de otros que requieren instrucción militar en los cuerpos de particulares, 1879 - armados de la Guardia Nacional. 1880.” Volumen 889 MGUE, Oficios de la Intendencia de Tacna, y de las comandancias en Jefe del Ejército 1880 - 1887.” de Reserva, y generales de Armas de Arica y Tacna. Contiene: Oficios de la Comandancia en Jefe del Ejército Expediciona- rio sobre Bolivia y Perú, y del Estado Mayor General del Ejército del Nor- te, que informan sobre reconocimientos, enfrentamientos, persecución y captura de tropas enemigas; muertos, heridos y participación de tropas chilenas Volumen 890 MGUE, en los territorios de Arica, Caracoles, Chucatamani, Islai, Los Ángeles, Mo- “Oficios recibidos, 1880.” llendo, Moquegua, Putina, Sama, Tacna, Tala, Tama y otros; y elevan propuestas para ocupar plazas en el Ejército. Incluye nóminas de prisioneros extranjeros, y de muertos y heridos chilenos, y expediente de sumario militar por des- carrilamiento de tren en Pisagua (enero 1881). Volumen 894 MGUE, Contiene: Oficios enviados al Ministerio de Guerra, comandancias del Depósito “Oficios enviados por el de Reclutas, y generales de armas de Arauco, Biobío, Colchagua, Concepción, Ejército del Centro, Curicó, Maule, Ñuble, Rancagua y Talca, Inspección General de la Guardia Na- 1880 enero - 1881 cional, superintendencias de los Ferrocarriles del Norte y del Sur, Tesorería Ge- febrero.” neral de la República, y a otros servicios públicos. Es copiador. Contiene: Oficios de las comandancias en Jefe del Ejército del Norte (1879 - 1881), General de Infantería (1879), y de las divisiones 1, 2 y 4 del Ejérci- Volumen 897 MGUE, to del Norte (1880), Comisaría General del Ejército y Armada en Cam- “Oficios recibidos, abril paña (1879 - 1884), Estado Mayor del Ejército de Reserva (Tacna, 1881), 1879 - junio 1884.” fiscalías en comisión en Moche (1883), Lima (1882) y Tacna (1880 - 1883), y de los hospitales de Chorrillos y Volante Santa Sofía en Lima (1882 - 1884). Incluye cuatro decretos del Ministerio de Guerra y Marina en Campaña (febrero 1880). Oficios enviados a las comandancias generales de Armas de Curicó, Linares, Volumen 900 MGUE, Maule, Ñuble, Santiago y Valparaíso, Dirección General del Parque y Maestranza, “Oficios enviados, Escuela Militar, inspecciones generales del Ejército y la Guardia Nacional, Inten- diciembre 1879 - dencia General del Ejército y Armada en campaña, y a otros servicios públicos. Es marzo 1880.” copiador. Este volumen posee índice.86 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 87. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Decretos relativos a nombramientos de oficiales de Estado Mayor; envío de ves- Volumen 919 MGUE, tuario, armas y municiones; creación de plaza de Cirujano, y a otras materias“Decretos, octubre 1880 referidas al Ejército del Centro. Incluye oficios de las comandancias en - febrero 1881.” Jefe del Ejército del Centro, y generales de Armas de Biobío y Maule, sobre el funcionamiento de los cuerpos militares acantonados en sus provincias. Decretos relativos a envío de tropas a la guerra; entrega de armamento a los escuadrones de Caballería Bueras y Carabineros de la Frontera, y de vestuario y Volumen 920 MGUE, pertrechos al Batallón Arauco, y a otras materias referidas a los cuerpos militares “Decretos, 1881.” del Ejército del Centro. Incluye oficios de la Comandancia General de Armas de Concepción y de los regimientos cívicos movilizados Carampangue, Portales y Rancagua. Volumen 921 MGUE, Oficios, nóminas de efectivos, estados de fuerza efectiva, armamentos “Comunicaciones y pertrechos, y otros documentos, relativos a los batallones movilizados Ánge- recibidas del Ejército les, Arauco, Biobío, Ñuble, Portales y Vichuquén, Cuerpo de Depósitos y Reem-del Centro, noviembre plazos, escuadrones de Caballería, Bueras, Cívico Freire, Carabineros de la Fron- 1880 - enero 1881.” tera, y de otros cuerpos del Ejército. Incluye algunos decretos del Ministerio. Volumen 922 MGUE, “Oficios recibidos del Oficios relativos a estados semanales de efectivos del Cuerpo, con indicación delCuerpo de Depósitos número de enganchados, apresados por la Policía, enviados a otras provincias,y Reemplazos, enero voluntarios y desertores, y a otras materias. 1880 - marzo 1881.” Volumen 954 MGUE, “Oficios recibidos de la Comandancia Volumen sin descripción.General de Armas deTarapacá, 1881 - 1887.” Volumen 955 MGUE, “Oficios recibidos de laIntendencia General Volumen sin descripción.del Ejército y Armada en Campaña, 1881 - 1882.” Volumen 957 MGUE, “Oficios recibidos del Ejército Este volumen posee índice. Expedicionario del Norte, 1881.” Anuario de la Academia de Historia Militar 87
  • 88. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 961 MGUE, “Oficios recibidos de la Dirección Volumen sin descripción. General del Parque y Maestranza, 1881.” Oficios de las comandancias de la División de Tacna y Arica, en Jefe del Volumen 1033 MGUE, Ejército de Reserva, General de Armas de Tacna y Arica, y de la División de “Oficios recibidos, 1882 Observación de Tacna y Arica, Viceconsulado de Francia en Tacna y Arica, y - 1884.” de otras autoridades. Volumen 1034 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios relativos al funcionamiento político y militar del Territorio de la Comandancia Tarapacá. General de Armas de Tarapacá, 1881 - 1883.” Volumen 1036 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios relativos a envío de oficiales de Ejército a la Cárcel; estado del Cuerpo de la Comandancia Depósitos y Reemplazos; permanencia de oficiales del Ejército del Norte General de Armas de en Santiago, y a otras materias. Santiago, 1882 - 1883.” Volumen 1037 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios relativos a estado de menores inscritos para obtener educación la Comandancia y asilo; instrucción de sumarios por invalidez a raíz de campaña militar al Perú; General de Armas de listados de pases libres en Ferrocarril, y a otras materias. O’Higgins, octubre 1882 - diciembre 1887.” Volumen 1038 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios relativos a envío de pases libres por ferrocarril; sumarios para consi- la Comandancia derar a niños como huérfanos de guerra; raciones para tropa encargada de General de Armas de custodiar boquetes de la cordillera, y a otras materias militares en la Provincia. Linares, septiembre 1882 - diciembre 1887.” Volumen 1039 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios relativos a pagos de montepío a familiares de militares fallecidos la Comandancia en la Batalla de Chorrillos; envío de vestuario para el Batallón Cívico de General de Armas de Cauquenes, y a otras materias militares. Maule, agosto 1882 - diciembre 1887.”88 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 89. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 1043 MGUE, “Oficios recibidos de la Inspección General No hay oficios de 1884. Incluye nóminas de inválidos del Ejército (1885). del Ejército, 1882 - 1886.” Volumen 1044 MGUE, “Oficios recibidos de la Comandancia en Este volumen posee índice. Jefe del Ejército Expedicionario del Norte, 1882.” Volumen 1139 MGUE, “Oficios Incluye estados mensuales de fuerzas (1883) y algunos oficios de 1884, del Ejér- recibidos del Ejército cito. Expedicionario del Norte, 1883”. Volumen 1140 MGUE, “Oficios recibidos de la Intendencia General Volumen sin descripción. del Ejército y Armada en Campaña, 1883.”2.4. Las Revoluciones del Siglo Xix cagua, Talca, Concepción y otras), en las cuales tuvieron lugar operaciones militares, o desde las2.4.1. La Guerra Civil de 1829 - 1830 cuales se tomaron importantes decisiones políti- cas y militares (ver, por ejemplo, los volúmenesRespecto a este conflicto, la documentación exis- 38, 43, 100, 145, 153, 162, 163, 182 y 189).tente en el Fondo Ministerio de Guerra está muy También hay volúmenes provenientes de repar-dispersa. Hay volúmenes (números 42 y 149) ticiones militares (ver números 32, 85 y 175).que contienen información acerca de las fuerzas Una vez consumado el triunfo del bando conser-militares que operaron en el país con ocasión de vador, tuvieron lugar numerosas destituciones deesta revolución. Otros contienen documentación elementos civiles y militares que eran afectos alproveniente de las divisiones político – adminis- bando perdedor, las cuales se evidencian en otrostrativas (intendencias de Santiago, Coquimbo, volúmenes (números 191, 194 y 283); estos úl-Aconcagua, Colchagua, Concepción y Maule) y timos también contienen documentos respecto ade jurisdicciones militares (comandancias gene- procesos e indultos que se dieron con ocasión derales de Armas de Santiago, Coquimbo, Acon- este conflicto. Anuario de la Academia de Historia Militar 89
  • 90. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 32 MGUE, Oficios de las comisarías generales del Ejército Pacificador y del Ejército del Sur, “Oficios recibidos de recibidos por el Director Supremo, Junta Delegada de Gobierno y por el Depar- comisarías generales, tamento de Guerra. 1817 - 1835.” Volumen 38 MGUE, “Oficios recibidos Oficios de las comandancias generales de Aconcagua, Colchagua, Concepción, de comandancias Cordillera, Curicó, Chiloé, Frontera, Los Andes, Maule, Melipilla, Quillota, generales de Armas, Rancagua, Santiago, Talca y Valparaíso. 1818 - 1835.” Volumen 42 MGUE, Contiene: Comunicaciones del Ministerio de Guerra en el sur, comandancias ge- “Comunicaciones nerales de Armas de Concepción, Coquimbo, Chiloé y Valdivia, y de la Comisaría recibidas de de Guerra de Valdivia. Incluye algunos oficios de la Jefatura de la División autoridades militares, Norte del Ejército (1830). 1817 - 1823.” Volumen 43 MGUE, Oficios de las comandancias generales de Aconcagua, Concepción, Coquimbo, “Oficios recibidos Chiloé, Talca y Valdivia. Incluye algunos oficios de 1817-1819, 1823 y 1827, de de comandancias las comandancias generales de Armas de Coquimbo, Valdivia y Concepción, res- generales de Armas, pectivamente. Recibidos por el Director Supremo y el Ministerio. 1830 - 1834.” Oficios de los batallones Nºs. 1, 2, 3, 4, 6 y 7, denominados Constitucio- Volumen 85 MGUE, nal, Maipo, Cuerpo de Asamblea, Guardia de la República, y otros, “Oficios recibidos de recibidos por el Director Supremo y el Ministerio de Guerra. Incluye cuadros de cuerpos militares, existencia de fuerzas, vestuario, armamento, fornituras y pertrechos de cuerpos 1818 - 1830.” militares. Oficios de la Intendencia y de la Jefatura de las fuerzas de ocupación Volumen 100 MGUE, del Territorio de Valdivia, relativos a transcripciones de documentación re- “Oficios recibidos, 1820 quisada; descripción de fortificaciones; nombramientos de autoridades, y a infor- - 1823.” mes sobre bandidaje, avance de penetración patriótica, y a administración de los territorios ocupados. Volumen 153 MGUE, Oficios de la Intendencia de Santiago, y de las gobernaciones de Casa- “Oficios recibidos, 1825 blanca, Melipilla y Rancagua. - 1835.” Volumen 145 MGUE, “Oficios recibidos de Incluye oficios de las gobernaciones de La Ligua, Los Andes, Petorca, Quillota y la Intendencia de San Felipe. Aconcagua, 1827 - 1835.”90 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 91. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 149 MGUE, “Oficios recibidos de Incluye estados mensuales de existencias de pólvora y municiones en los alma- la Comandancia cenes fiscales (enero 1824 - abril 1826), y relaciones del material de guerra queGeneral de Artillería, poseen las divisiones Norte y Sur del Ejército (1830). 1824 - 1835.” Oficios, con antecedentes, de la Comandancia General de Armas de Santiago y de Volumen 159 MGUE, la Inspección General del Ejército, relativos a solicitudes de licenciamiento abso-“Oficios recibidos, 1825 luto de efectivos del Ejército. Incluye decretos que dan de baja del Ejército - 1829.” a Bernardo O’Higgins, Ignacio Zenteno y otros militares (1826). Este volumen posee índice. Volumen 162 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios relativos a movimiento y control del bandidaje; referencias para optar a la Intendencia de cargos militares; compra de ganado para la tropa; control de pasos fronterizos; Colchagua, 1826 - funcionamiento de cuerpos militares de la Provincia, y a otras materias. 1835.” Volumen 163 MGUE, Oficios de las intendencias de Concepción y Maule, relativos a movimiento de “Oficios recibidos de barcos nacionales y extranjeros; recomendación de oficiales para optar a ascen- intendencias, 1826 - sos; reacción de la población ante cambios en el poder Ejecutivo, y al 1835.” funcionamiento de cuerpos militares acantonados en sus provincias. Volumen 175 MGUE, “Oficios recibidos de la Inspección General Volumen sin descripción. del Ejército, 1828 - 1829.” Volumen 181 MGUE,“Decretos, 1828 - 1832. Incluye providencias Volumen sin descripción. (enero 1829 - febrero 1830). Es copiador. Volumen 182 MGUE, “Oficios recibidos de la Intendencia de Volumen sin descripción. Coquimbo, 1830 - 1835.” Volumen 189 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios relativos a propuestas para proveer vacantes de oficiales en el Ejército la Comandancia permanente. Este volumen posee índice.General de Armas deSantiago, 1830 - 1831.” Anuario de la Academia de Historia Militar 91
  • 92. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Oficios, con antecedentes, de la Comandancia General de Armas de Santiago y Volumen 191 MGUE, de la Inspección General del Ejército, relativos a solicitudes de licenciamiento “Oficios recibidos, 1830 absoluto de efectivos del Ejército. Este volumen posee índice. Incluye algunos - 1833.” decretos de baja de militares (1830). Volumen 192 MGUE, Oficios relativos a solicitudes de retiro de militares inválidos, y a propuestas de “Oficios recibidos, premios de constancia a efectivos del Ejército permanente. Este volumen posee 1830 - 1834.” índice. Volumen 194 MGUE, Contiene: Decretos relativos a organización de milicias; nombramientos, “Decretos, enero - ascensos, bajas y destituciones de autoridades y funcionarios, y a otras junio 1830.” materias. Volumen 195 MGUE, Contiene: Decretos relativos a nombramientos, traslados, restituciones y bajas; “Decretos, julio - pagos de sueldos y de gratificaciones a funcionarios, y autoridades del Ejército, y diciembre 1830.” a otras materias. Oficios enviados al Ministerio de Hacienda, intendencias de Concepción, Co- Volumen 185 MGUE, quimbo y Santiago, gobernaciones de Rancagua, Valdivia y Valparaíso, Coman- “Oficios enviados, dancia General de Armas de Santiago, General en Jefe del Ejército del Sur, y a 1830 - 1835.” otras autoridades. Es copiador. Contiene: Informes de la Inspección General del Ejército, sobre revistas de caja efectuadas a los batallones Aconcagua, Carampangue, Cazadores, Santiago, Valdi- via y Valparaíso, del Ejército Restaurador del Perú (1839 - 1841); expediente de Volumen 283 MGUE, proceso seguido por el Congreso Nacional Plenipotenciario a gene- “Documentos varios, rales y oficiales que desconocieron la autoridad constituida después 1829 - 1842.” de la batalla de Lircay (1830), y decretos con antecedentes relativos a in- dultos a militares (1835 - 1842). Incluye boletas de calificación de oficiales, realizada por la Comisión Calificadora para la Reforma Militar (1828 - 1829), y estado que manifiesta la tropa del Batallón Yungay (1844).2.4.2. La Revolución de 1851 haber también documentación en los volúmenes que reúnen fuentes relativas a las divisiones políticoRespecto a este conflicto hay dos volúmenes su- - administrativas y de las jurisdicciones militares quemamente valiosos (números 384 y 385), los que fueron teatros de operaciones militares (intenden-reúnen la mayor concentración de partes, oficios y cias de Atacama, Coquimbo, Aconcagua, Valparaíso,listas militares relacionadas con aquel y provenientes Maule, Talca, Concepción, Valdivia y Chiloé; y co-principalmente de las fuerzas militares (y de sus más mandancias generales de armas de Valparaíso, Mau-importantes reparticiones internas) que operaron le, Talca, Concepción, Valdivia y Chiloé; por ejem-tanto en el norte como en el sur del país. Puede plo, ver los volúmenes 354, 356, 359, 394 y 395).92 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 93. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 354 MGUE, Contiene: Oficios de la Intendencia y de la Comandancia General de Ar- “Oficios recibidos, 1849 mas de Valparaíso. - 1851.” Volumen 356 MGUE, Contiene: Oficios de las intendencias y comandancias generales de Ar- “Oficios recibidos, 1849 mas de Maule y Talca. - 1855.” Volumen 359 MGUE, Oficios de las intendencias y comandancias generales de Armas de Chi- “Oficios recibidos, 1849 loé y Valdivia. - 1851.” Oficios enviados a las intendencias de Aconcagua, Atacama, Concepción, Co- Volumen 374 MGUE, quimbo y Valparaíso, Comandancia General de Armas de Santiago, inspecciones “Oficios enviados, 1850 generales del Ejército y la Guardia Nacional, y a otros servicios públicos. Es co- - 1854.” piador. Contiene: Oficios de la Comandancia General de la División Pacificadora Volumen 384 MGUE, del Norte y del Cuartel General del Ejército de Operaciones del Sur, rela- “Guerra Civil de 1851, tivos a sucesos ocurridos durante la guerra. Incluye informe de la Inspección de 1851 - 1852”. Cuerpos del Ejército y Guardia Nacional del Sur (1852). Contiene: Nóminas de jefes, oficiales y tropa de los batallones, regimientos u cuerpos armados del Ejército de Operaciones, que participaron en la bata- lla de Loncomilla (diciembre 1851), de funcionarios llegados a los hospitales general militar y de Talca, y de jefes y oficiales insurrectos dados de baja Volumen 385 MGUE, en 1851; oficios del Estado Mayor del Ejército de Operaciones del Sur, “Documentos varios, Ejército del Norte y de la Inspección General del Ejército y revistas de comisa- 1851 - 1859”. rio pasadas a generales, Estado Mayor y oficiales del Ejército de Operaciones del Sur. Incluye copiador de oficios enviados por el Estado Mayor del Ejército a jefes del Ejército de Operaciones del Sur (1851 octubre - noviembre) y ejemplar del Nº 1226 del periódico El Araucano (1851 mayo). Volumen 394 MGUE, Oficios de la Intendencia y Comandancia General de Armas de Valpa- “Oficios recibidos, 1852 raíso. Incluye algunos decretos del Ministerio. - 1855.” Volumen 395 MGUE, Oficios de la Intendencia y Comandancia General de Armas de Con- “Oficios recibidos, 1852 cepción. Incluye algunos decretos del Ministerio. - 1855.”2.4.3. La Revolución de 1859 tro país, y del Ejército mismo. Otros volúmenes que pueden ser consultados (en los cuales eventualmen-Para esta revolución, hay un volumen (el número te podría encontrarse información) corresponden a469) el cual concentra la mayoría de los partes y ofi- los que concentran documentación proveniente decios que fueron emitidos por las fuerzas militares que las divisiones político - administrativas (intenden-operaron tanto en el norte como en el sur de nues- cias de Atacama, Coquimbo, Valparaíso, Aconcagua, Anuario de la Academia de Historia Militar 93
  • 94. Colchagua, Maule, Talca, Concepción, Arauco, Ñu- algunos casos, fueron teatros de operaciones bélicas,ble y otras), de las jurisdicciones militares (coman- mientras que en otros desde ellas se tomaron im-dancias de armas, y generales de armas varias) y de portantes decisiones castrenses (ver, por ejemplo,altas reparticiones del Ejército (inspecciones gene- los volúmenes 427, 428, 429, 430, 431, 432, 434,rales del Ejército y de la Guardia Nacional), que, en 449, 458 464, 465, 466, 472 y 483). VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 427 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios de las intendencias de Atacama y Coquimbo. intendencias, 1856 - 1859.” Volumen 428 MGUE, Oficios de las intendencias de Aconcagua y Colchagua, y de las comandan- “Oficios recibidos, cias de Armas de Curicó, Curimón, La Ligua, Putaendo y San Felipe. 1856 - 1859.” Volumen 429 MGUE, Oficios de la Intendencia y Comandancia General de Armas de Valpa- “Oficios recibidos, raíso. 1856 - 1859.” Volumen 430 MGUE, “Oficios recibidos, de la Intendencia de Volumen sin descripción. Concepción, 1856 - 1859.” Volumen 431 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios de las intendencias de Arauco y Ñuble. Incluye memoria de la Inten- intendencias, 1856 - dencia de Arauco, del año 1856. 1859.” Volumen 432 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios de las intendencias de Maule y Talca. intendencias, 1856 - 1859.” Volumen 434 MGUE, Oficios de las comandancias generales de Armas de Aconcagua y Santiago, “Oficios recibidos, y de la Inspección General de Guardias Cívicas. 1856 - 1859.” Volumen 449 MGUE, “Oficios recibidos de la Comandancia Incluye algunos oficios de la Intendencia de Valparaíso. General de Armas de Valparaíso, 1857 - 1864.”94 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 95. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 458 MGUE, Oficios enviados a las intendencias de Coquimbo y Ñuble, Escuela Militar, Ins- “Oficios enviados, enero pección General del Ejército, y a otros servicios públicos y cuerpos militares. Es 1858 - septiembre copiador. Este volumen posee índice. 1859.” Volumen 466 MGUE, “Oficios recibidos de Contiene: Oficios de las intendencias de Concepción y Ñuble. intendencias, 1859 - 1864”. Volumen 469 MGUE, Contiene: Oficios de la Intendencia de Valparaíso, comandancias de las divisio- “Guerra Civil de nes pacificadoras del Norte y del Sur, y de la Inspección General del Ejér- 1859, 1859 enero - cito, relativos a sucesos y acciones de guerra. septiembre”. Volumen 472 MGUE, Contiene: Oficios enviados a las intendencias de Aconcagua, Arauco, Atacama, “Oficios enviados, Llanquihue, Maule, Ñuble, Santiago, Talca, Valdivia y Valparaíso, Comandancia septiembre 1859 - General de Artillería, inspecciones generales del Ejército y la Guar- diciembre 1860”. dia Nacional, y a otros servicios públicos. Es copiador. Volumen 483 MGUE, “Oficios recibidos de la Comandancia Volumen sin descripción. General de Armas de Santiago, 1860 - 1864.”2.4.4. La Guerra Civil de 1891 Ejército en Campaña, el Estado Mayor General del Ejército, el Ministerio del Interior, las inspeccionesPara esta campaña, el Fondo Ministerio de Guerra generales del Ejército y de la Guardia Nacional, ycuenta con numerosos volúmenes para su estudio, otras reparticiones militares (números 1874, 1880,de los cuales a continuación se presenta una se- 1882, 1883, 1884, 1888, 1889 y 1904). Otros vo-lección. Varios volúmenes contienen documentos lúmenes contienen documentos provenientes delprovenientes de las diversas comandancias de Ar- bando congresista y de sus más altos organismos,mas y generales de Armas que existían en 1891 a tales como la Junta de Gobierno de Iquique, el Mi-lo largo del país (números 1706, 1810 y 1862). Es nisterio de Guerra Constitucional, el Estado Mayormuy interesante el volumen 1871, el cual reúne la del Ejército Constitucional y los cuerpos militarescorrespondencia enviada por las distintas divisiones del Ejército Constitucional (números 1861, 1865,del ejército balmacedista, durante los meses que 1868, 1916 y 1917). Una vez finalizada la guerraduró esta guerra.También hay otros volúmenes con (en el mes de agosto de 1891), vino el reordena-documentos provenientes de las autoridades políti- miento político y castrense, lo cual se refleja en loscas y militares que existieron en el año 1891, tales documentos provenientes de la Intendencia y Co-como los diversos ministerios del Estado de Chi- misaría General del Ejército, de los cuerpos delle, la Comandancia General de Armas de Santiago, Ejército Constitucional y del Estado Mayor Generalla Intendencia de Santiago, el cuartel general del del Ejército Constitucional (números 1869, 1870, Anuario de la Academia de Historia Militar 95
  • 96. 1872, 1873, 1891, 2075, 2164 y 2165). Por últi- puede apreciar en los documentos enviados por lasmo, es interesante conocer la visión que hubo en legaciones chilenas en el extranjero (volumen nú-el exterior respecto de esta guerra civil, lo cual se mero 1881). VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 1703 MGUE, “Oficios recibidos de la Volumen sin descripción. Dirección de Sanidad Militar, 1890 - 1892.” Volumen 1705 MGUE, “Oficios recibidos de comandancias Oficios de las comandancias de Artillería y de Ingenieros Militares. generales, 1889 - 1892.” Volumen 1706 MGUE, “Oficios recibidos Oficios de las comandancias generales de Aconcagua, Atacama, Colchagua de comandancias y Coquimbo. Incluye algunos oficios de las comandancias de Armas de Chaña- generales de Armas, ral, Los Andes y Taltal. 1889 - 1892.” Volumen 1810 MGUE, Oficios enviados a la Inspección e Intendencia General del Ejército, coman- “Oficios enviados, dancias generales de Artillería y de Armas de Biobío, Concepción, agosto 1890 - agosto Malleco, Maule, Ñuble, Rancagua, Santiago y Valparaíso, y a otras de- 1891.” pendencias. Es copiador. Contiene: Decretos, con antecedentes de la Comandancia de Armas de Tal- tal, y oficios de las aduanas y tesorerías de Caldera, Iquique, Pisagua, Volumen 1861 MGUE, Taltal y Tocopilla, relativos a asignación de fondos y pagos de gastos de cuerpos “Documentos varios, militares constitucionales, enviados a la Junta de Gobierno de Iquique, y de 1891”. jefaturas militares de Arica, Iquique, Tacna y Tarapacá al Ministerio de Gue- rra Constitucional. Incluye órdenes del día del Estado Mayor General del Ejército Constitucional (junio – agosto). Volumen 1862 MGUE, Oficios de las comandancias generales de Armas de Antofagasta, Arauco, Ataca- “Oficios recibidos de ma, Biobío, Cautín, Linares, Malleco, Maule, Ñuble, O’Higgins, Santiago, Valdi- comandancias de via y Valparaíso, y de Armas de Carelmapu, La Ligua, Lautaro, Lontúe, Los Andes Armas, enero - agosto y Quillota. 1891.” Volumen 1863 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios relativos a nombramientos, sueldos, pensiones, gratificaciones y pases li- la Comandancia bres de personal; adquisición de instrumentos musicales, y a la administración General de Armas de y funcionamiento de cuerpos militares de la Guarnición de Santiago. Santiago, septiembre 1891 - diciembre 1893.”96 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 97. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 1865 MGUE, Oficios de las tesorerías fiscales de Pisagua y Tacna, que transcriben decre- “Oficios recibidos de tos de las comandancias de Armas y gobernaciones de Pisagua y Taltal, relativos atesorerías fiscales, abril asignación de fondos para pago de gastos de efectivos y cuerpos militares, - octubre 1891.” remitidos a la Junta de Gobierno para su aprobación. Volumen 1868 Contiene: Oficios del batallón 4º de Línea y de la Brigada de Artillería Blanco MGUE, “Oficios Encalada de Taltal, Columna de Aspirantes de Iquique, comandancia de armas de recibidos de cuerpos Antofagasta, Caldera, Iquique, Pisagua, Tacna y Taltal, y de Reserva de Marina,militares del Ejército Cuartel General, Dirección del Parque y Maestranza, Estado Mayor General; yConstitucional, 1891 de la Inspección e Intendencia General del Ejército y Marina. mayo - agosto”. Volumen 1869 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios relativos a mantención de prisioneros; liquidación de cuentas de la la Intendencia y Intendencia General y Delegación en Campaña; sueldos de personal; llamados a Comisaría General propuesta para aprovisionamiento; movimiento de fondos, y pagos a proveedores del Ejército, de cuerpos del Ejército. septiembre - diciembre 1891.” Volumen 1870 MGUE, “Oficios recibidos de cuerpos del Ejército Oficios de jefes de batallones, escuadrones y regimientos del Ejército. Constitucional, septiembre 1891 - diciembre 1893.” Volumen 1871 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios de las jefaturas de divisiones militares del Ejército 1a. Santiago,divisiones del Ejército, 2a. Valparaíso, 3a. Angol, 4a. Concepción, 5a. Coquimbo y 7a. Valdivia. enero - agosto 1891.” Volumen 1872 MGUE, “Oficios recibidos Oficios relativos a sumarios administrativos; rectificaciones al Escalafón del del Estado Mayor Ejército; revisión de presupuestos por adquisición de terrenos; reparación de General del Ejército, dependencias de cuerpos militares, y otras materias.octubre 1891 - diciembre 1895.” Volumen 1873 MGUE, “Oficios recibidos del Estado Mayor Oficios relativos a instrucción y sueldos de efectivos; rectificaciones al Esca- General del Ejército lafón Militar; aprovisionamiento; presupuestos para amoblamiento de depen- Constitucional, dencias, y a otras materias. septiembre 1891 - diciembre 1892.” Anuario de la Academia de Historia Militar 97
  • 98. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 1874 MGUE, Oficios relativos a ingreso de reos políticos a las cárceles de la ciudad; escrituras “Oficios recibidos de públicas de fianza, y de compromisos de particulares respecto a neutralidad la Intendencia de política, autoexilio y relegaciones, y a informe sobre solicitudes de ex- Santiago, enero - julio carcelación, presentadas por presos políticos al Ministerio. 1891.” Volumen 1880 MGUE, Oficios del Cuartel General del Ejército en Campaña, y del Estado Ma- “Oficios recibidos, yor General del Ejército. enero - agosto 1891.” Volumen 1881 MGUE, “Oficios recibidos de legaciones de Chile Oficios de las legaciones en Berlín, Buenos Aires, Lima y París. en el extranjero, 1891 - 1892.” Volumen 1882 MGUE, “Comunicaciones  Volumen sin descripción. recibidas del Ministerio del Interior, 1891.” Volumen 1883 MGUE, Comunicaciones de los ministerios de Hacienda, Industria y Obras Públicas, “Comunicaciones Interior, Justicia e Instrucción Pública, Marina, y de Relaciones Exteriores, Culto recibidos, enero - y Colonización; direcciones del Tesoro y General de Contabilidad, y del Tribunal agosto 1891.” de Cuentas. Oficios de las comandancias generales de Artillería y de Armas de Santiago, Volumen 1884 MGUE, Cuerpo de Ingenieros Militares, direcciones de Sanidad Militar y General del “Oficios recibidos, Parque y Maestranza, Inspección General del Ejército, Oficina de Tramitación, enero - agosto 1891.” Tribunal Militar, y de otras autoridades y cuerpos militares. Volumen 1888 MGUE, Oficios recibidos de las inspecciones generales del Ejército y de la Guardia “Oficios recibidos Nacional, relativos a propuestas para proveer vacantes de oficiales en ambas re- de inspecciones particiones. Incluye decretos del Ministerio. Este volumen posee índice. generales, 1891.” Oficios de las intendencias de O’Higgins, Santiago y Valparaíso, Club Nacional de Tiro, direcciones del Tesoro y General de Ferrocarriles, Inspección General Volumen 1889 MGUE, del Ejército, Legación de Chile en Francia, y de otras instituciones. Incluye Es- “Oficios recibidos, 1891.” calafón de Jefes y Oficiales del Ejército, y sumarios instruidos para otorgar gracia de invalidez.98 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 99. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Oficios de la Comandancia General de Marina, direcciones generales de Volumen 1891 MGUE, Correos y de Obras Públicas, Escuela Militar de Tiro, Estado Mayor del Ejér- “Oficios recibidos, cito Constitucional, inspecciones generales de Caballería y de Infantería, Pre- septiembre 1891 - fectura General de Policía de Santiago, tesorerías fiscales de Chillán y Talca, y de diciembre 1896.” otras reparticiones. Anotaciones diarias de oficios del Cuartel General de Ejército, direcciones Volumen 1904 del Tesoro y General del Parque y Maestranza, Estado Mayor General del MGUE, “Registro de Ejército, inspecciones generales del Ejército y de la Guardia Nacio-correspondencia recibida, nal, Tribunal de Cuentas, y de otras autoridades y cuerpos militares, con indica- agosto 1891.” ción de remitente, fecha, número y materia. Volumen 1906 MGUE, Oficios enviados a los Almacenes Generales de Guerra, Comandancia“Oficios enviados, enero General de Artillería, Intendencia General del Ejército y Armada, y - mayo 1891.” a otras autoridades y cuerpos militares. Son copias. Este volumen posee índice. Volumen 1916 MGUE, “Oficios enviados por la Oficios enviados a la Comandancia del Batallón Iquique, Inspección General delJunta de Gobierno de Ejército, Tesorería General de Escuadra y Ejército, y a otras autoridades y repar- Iquique, abril – junio ticiones militares. Son copias. 1891.” Volumen 1917 MGUE, “Oficios enviados por la Oficios enviados a la Comandancia General de Armas de Tarapacá, IntendenciaJunta de Gobierno de General del Ejército y Armada, y a otras autoridades y reparticiones militares. Iquique, julio - agosto Son copias. 1891.” Volumen 1919 MGUE, Oficios enviados a la Intendencia de Santiago, Intendencia General del Ejér-“Oficios enviados, enero cito y Armada, y a otras autoridades. Son copias. - agosto 1891.” Volumen 1920 MGUE, Oficios enviados a la Inspección General de la Guardia Nacional, comandancias ge-“Oficios enviados, enero nerales de Artillería, y de Armas de Concepción, Santiago,Tacna y Valparaíso, Direc- - agosto 1891.” ción General del Parque y Maestranza, y a otras reparticiones militares. Es copiador. Volumen 2075 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios relativos a estimación de sueldos adeudados al Ejército Constitucio- la Intendencia y nal; adquisición de ropa de cama para el Hospital Militar de Santiago; envío de Comisaría General instrumentos científicos a la Escuela Militar, y a otras materias. del Ejército, 1892.” Volumen 2164 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios, con antecedentes, relativos a solicitudes de pagos de gratificaciones y la Intendencia y pensiones, de personal militar que participó en las campañas constitu- Comisaría General cionales de 1891 (apellidos letras A-K). Este volumen posee índice. del Ejército, 1893.” Anuario de la Academia de Historia Militar 99
  • 100. VOLUMEN CONTENIDO Y NOTAS Volumen 2165 MGUE, “Oficios recibidos de Oficios, con antecedentes relativos a solicitudes de pago de gratificaciones y pen- la Intendencia y siones, de personal militar que participó en las campañas constitucio- Comisaría General nales de 1891 (apellidos letras L-Z). Este volumen posee índice. del Ejército, 1893.”3. Conclusión demás fondos que guarda el Archivo Nacional His- tórico. El Fondo Ministerio de Guerra se haya to-Todos los volúmenes expuestos son una parte muy davía muy inexplorado, por lo cual su material estápequeña dentro del Fondo Ministerio de Guerra; esperando las consultas que en el futuro realicensi se consulta su catálogo impreso, el investiga- los estudiosos de la historia militar de Chile. Comodor se encontrará con muchos otros volúmenes. se dijo en la introducción de este artículo, no es elEs por eso que también se pueden realizar nuevos único fondo que sirve para el estudio de esta ramaseguimientos en ese fondo a partir de otras con- de la historia, pero es el más emblemáticocepciones de la historia militar; por ejemplo, si sela toma como la historia de los ejércitos y de las Fuentesfuerzas militares en general, pueden originarsemás listados, en los cuales se repetirían varios de 1. Archivo Nacional de Chile, Guía de Fondoslos volúmenes ya expuestos. Sin embargo, la mayor del Archivo Nacional Histórico. Institucionesriqueza de este fondo se halla en la gran variedad Coloniales y Republicanas. Santiago, Centrode volúmenes y de documentos que contiene, que de Investigaciones Diego Barros Arana, 2009.sirven de fuentes para muchísimos problemas deinvestigación que los estudiosos pueden concebir 2. Catálogo del Fondo Ministerio de Guerra, Ar-y trabajar, recurriendo también a la consulta de los chivo Nacional Histórico.100 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 101. Los Generales que han servido al Ejército de Chile en tiempos de la República Un estudio preliminar Academia de Historia MilitarEn mi condición de presidente de la Academia de Desde luego, este listado pormenorizado no exis-Historia Militar he redactado la introducción que us- tía en parte alguna y la idea de elaborarlo nacióted está leyendo, pero de ninguna manera pretendo de la inquietud del ex presidente de la Academia,arrogarme la autoría de este trabajo puesto que han el mayor general don Manuel Barros Recabarren,sido varias personas que conforman, o que han con- quien, con esmerada y personal dedicación, en unformado el equipo estable de la Academia, quienes prolijo manuscrito, lo avanzó en más de un 80%.han colaborado en esta investigación. La recopilación La tarea de completar los nombres y datos ha sidode todos los nombres de los oficiales generales que una tarea menor comparada con el esfuerzo ini-ha tenido el Ejército ha sido una tarea bastante más cial que desarrolló el general Barros, y esta ha sidodifícil de lo imaginable a primera vista, especialmen- efectuada por el coronel Luis Castillo, y por elte cuando es necesario adentrarse en el siglo XIX, historiador Eduardo Arriagada, quienes contaronépoca en la cual los escalafones de oficiales, o son con la invaluable ayuda de la señora Andrea Milla,inexistentes, o son difíciles de encontrar. A pesar del secretaria de la Academia.esfuerzo realizado, tenemos la seguridad de que toda-vía podemos haber omitido algunos nombres, o co- El grado de General en el Ejército de Chile co-metido errores en fechas de ascenso, de retiro, o de rresponde más bien a una usanza de los tiemposfallecimiento y es por eso que lo presentamos como republicanos, porque en el Ejército permanente“un estudio preliminar”, con la esperanza de recibir que instituyó la Corona española para esta leja-contribuciones que permitan optimizar este trabajo. na posesión, dicho grado solo era ostentado por el Gobernador de Chile, quien tenía la jerarquíaAl quedar plasmados sus nombres en una larga lis- de capitán general, y además por el maestre deta, rendimos un sobrio homenaje a los cientos de campo general, un oficial de alta graduación quemilitares que alcanzaron la cúspide de su profesión mandaba las tropas del Reino desde Concepción,y que contribuyeron al prestigio y a la gloria del lo que incluía la región donde se desarrollabanEjército de Chile, reconociendo que su fecunda operaciones militares y que por largos años selabor habría sido imposible si ellos no hubieran le conoció como “La Frontera”. Adicionalmen-contado con la calidad de sus subordinados: los te, por algunos períodos, también fue investidosoldados de Chile de todos los tiempos. con el grado de teniente general aquel oficial que Anuario de la Academia de Historia Militar 101
  • 102. cumplía con la función de jefe administrativo del Lo primero que es posible destacar, es que onceEjército.1 oficiales que alcanzaron el Generalato en el pri- mer Ejército Nacional (republicano), habían ini-Los Generales en Cifras ciado su carrera militar en el Ejército del rey. Du- rante ese mismo período, ascendieron al grado deEste estudio preliminar ha logrado identificar a 866 general siete oficiales extranjeros, de los cualesoficiales de Ejército que alcanzaron el Generalato, cinco eran argentinos, uno italiano y otro francés.aunque hay que precisar que 55 de ellos (el 6,12%) Todos ellos integraron el escalafón del Ejército deno lo ejercieron en propiedad, sino que alcanzaron Chile. Un caso más extraordinario representa laesa jerarquía cuando ya estaban en retiro y en virtud distinción que el gobierno del presidente José Joa-de leyes especiales que, en la mayoría de los casos, quín Pérez hizo a tres mandatarios de repúblicasbuscaban retribuir a los veteranos de guerra los ser- sudamericanas, los que, con el grado de general devicios prestados a la patria, para de ese modo mejorar división y en el año 1866, fueron incorporados alsus exiguas pensiones. Gran parte de las veces, ese escalafón del Ejército chileno. Esto fue motivadobeneficio les llegó cuando alcanzaban una edad muy por la alianza que conformaron sus países duran-avanzada y entonces lo disfrutaron por los escasos te la guerra contra España. Los agraciados fueronaños de vida que les quedaban. En otros casos, los el presidente del Perú, Mariano Ignacio Prado;menos, a través del ascenso a general, el Estado pre- el presidente de Bolivia, Mariano Melgarejo y eltendió reparar una injusticia que había llevado a algún presidente del Ecuador, Jerónimo Carrión. Cabeoficial meritorio a un retiro prematuro, en su gran indicar que el primero de ellos renunció a esta dis-mayoría debido a circunstancias políticas. tinción al iniciarse la Guerra del Pacífico. Generales de División y Generales de Brigada Ascendidos Efectivos Observaciones en retiro Generales de División 338 13 Incluidos los tres presidentes sudamericanos. Siete de ellos también ascendieron a general Generales de Brigada 462 55 de división y forman parte de los trece arriba indicados.A propósito de los grados de los oficiales gene- fueron distinguidos con la nominación de tenien-rales, recordaremos que entre los años 1981 y te general,2 con distintivo de cuatro estrellas; ese2001, el grado para los generales de dos estre- mismo grado le fue conferido en 1996 al generalllas se denominó brigadier general y para los de Ricardo Izurieta Caffarena, en su calidad de Co-tres estrellas, mayor general. En tanto que entre1978 y 1996 hubo diez generales de división que 2 En 1978, los generales H. Brady, C. Benavides y C. Forestier; en 1980, el general W. Carrasco; en 1982, los generales J. Canessa y S. Covarrubias; en 1986, los generales H. Gordon1 Estado Mayor General del Ejército, Historia del Ejército de y S. Sinclair; en 1988, el general J. Zincke; en 1989, el general Chile, Santiago, 1983, Tomo I, p. 35 J. Lucar.102 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 103. mandante en Jefe y al inicio de su gestión, para que en el año 1981 se encontraban con vida. Ellosluego, en el año 2000, volver a usar el grado tradi- fueron los generales Carlos Mezzano Camino, En-cional de general de Ejército. A propósito de este rique Franco Hidalgo, Raúl Araya Stiglich, Luisúltimo rango, diremos que fue recibido por pri- Vidal Vargas, René Vidal Merino, Oscar Izurietamera vez por el general Óscar Izurieta Molina, en Molina, Luis Miqueles Caridi y Sergio Castilloel año 1962, como una denominación reservada Aránguiz (D.S. Nº 918 de 15 Oct. 1981).para el Comandante en Jefe.3 Generales por Armas y ServiciosVolviendo al grado de teniente general, su únicareferencia anterior la encontramos en el teniente Aunque los generales pierden su arma o servi-general Manuel Blanco Encalada, quien, sin dejar cio al momento de ascender a ese grado, másde ser vicealmirante, ascendió al citado rango en abajo se indica la procedencia de sus armas de1826 y con esa dignidad el Congreso Nacional le origen, aunque advertimos que no resultó posi-nombró Presidente de la República, siendo el pri- ble identificar el arma que tuvieron algunos demer mandatario chileno en ostentar ese título.4 ellos, especialmente en el caso de los que fueron ascendidos estando en retiro, o en el caso de losPor otra parte, el grado de capitán general tiene presidentes extranjeros que fueron distinguidossu origen en el ejército español, siendo esa la je- con ese grado. Cabe señalar que, desde media-rarquía militar que correspondía al gobernador dos del siglo XX, los generales dejaron de usarde Chile, quien, además, desempeñaba el cargo el parche del color de su respectiva arma, parade presidente de la Real Audiencia, con lo cual comenzar a usar el parche rojo, sin ribete, parase concentraba en una misma autoridad el Poder así diferenciarlo del distintivo de la Infantería (deEjecutivo, el Poder Judicial y el mando militar. A ese mismo color).partir de la independencia nacional, el grado decapitán general solo lo han recibido los generales Es dable destacar que entre el año 1964 y 1981Bernardo O’Higgins, José de San Martín, Ramón existió el arma de Blindados. Cuatro oficiales ha-Freire y Augusto Pinochet; este último, con de- bían pertenecido a esa arma antes de su ascensorecho a insignias con cinco estrellas, mientras si- a General y ejercieron el generalato mientras esamultáneamente servía el cargo de Presidente de la arma existía. Es el caso de los generales EduardoRepública. Solo de manera honorífica, el gobierno Arriagada Lasa, Nilo Floody Buxton, Adrián Ortizmilitar distinguió con la denominaciòn de capitán Gutmann y Alfredo Calderón Campusano, que engeneral a los ex comandantes en jefe del ejército, el cuadro siguiente aparecen sumados a la Caba- llería Blindada.53 Denominación que se perdía al pasar a retiro, según la norma contemplada en el D/S de 22 de enero de 1962.4 Varas, José Antonio, Recopilación de Leyes y Decretos Supre- mos Concernientes al Ejército, Tomo I, Imp. Nacional, San- tiago, 1870. Decreto del 9 de junio de 1826 “Teniente Jeneral Blanco” y decreto del 12 de julio de 1826 “Presidente de la República”: “…se nombra para Presidente de la República hasta la promulgación de la Constitución al Teniente Jeneral don Manuel Blanco Encalada, i para Vice-presidente a don 5 Los tres primeros se graduaron como oficiales de caballería, Agustín Eyzaguirre” en tanto que el último lo hizo como oficial de infantería. Anuario de la Academia de Historia Militar 103
  • 104. INF ART CAB/CBL ING TEL INT M.G. SAN S.R. J.M. TR Efectivos 304 182 147 64 30 24 7 21 7 14 2 Ascendidos en retiro 28 11 6 1 - 2 - 1 - 1 - TOTAL 332 193 153 65 30 26 7 22 7 15 2 NOTA: A catorce generales no fue posible identificarles su arma de origen con certeza.Los Generales en la Guerra Entre los oficiales que combatieron en las campa- ñas de la Independencia, además de los veintitrésDurante las campañas de la Independencia (1810- que en esa época fueron generales, hay otros ca-1826) el Ejército Nacional tuvo veintitrés genera- torce veteranos que continuaron la carrera militarles, incluyendo a algunos que no tuvieron mando y que años después también alcanzaron el gene-de tropas, ni cumplieron funciones de estado ma- ralato.yor, pero que ostentaron ese grado. Es el caso dedon Mateo de Toro y Zambrano, de don Ignacio Durante el breve período de la guerra contra lade la Carrera y de don Juan Martínez de Rozas. Confederación (septiembre 1837-enero 1839),Discutible es el caso de don José Miguel Carrera, hubo en el Ejército trece generales, de los cualespues no hemos encontrado un antecedente que cuatro tuvieron participación activa en el teatroacredite que haya alcanzado el grado de general y, de guerra: los generales Manuel Blanco Encalada yen cambio, en los documentos de la época figura José Santiago Aldunate, en la primera expedición,como brigadier. Sin embargo, en la Memoria de y los generales Manuel Bulnes y José María de laGuerra de 1886 se incluye en un anexo la nómina Cruz, con el Segundo Ejército Restaurador.de los generales y almirantes que había tenido larepública desde el año 1810,6 nómina en la que Durante la más larga e importante de las guerrasdon José Miguel aparece como general de briga- internacionales, la Guerra del Pacífico (febreroda. Considerando que el grado de brigadier, según 1879 - abril 1884), el Escalafón del Ejército con-ciertos diccionarios militares7, era a veces equiva- tabilizó catorce generales, aunque no todos elloslente al de general de brigada y teniendo en cuen- integraron el Ejército de Operaciones del Norte.ta que Carrera fue el primer General en Jefe delEjército Nacional, hemos seguido el mismo crite- Por otra parte, entre los oficiales de línea (pro-rio observado en la citada Memoria. fesionales) que fueron veteranos de las campañas contra el Perú y Bolivia, hubo cincuenta y tres que posteriormente alcanzaron la cúspide de sus ca- rreras. Además, hemos logrado registrar a veinti-6 Memoria de Guerra del año 1886. Nómina de los señores trés veteranos que, estando retirados del Ejército, Capitanes Jenerales, Vice-Almirantes, Jenerales de División, mediante sucesivas leyes fueron ascendiendo en la de Brigada y Contra-Almirantes que ha tenido la República desde el año 1810. jerarquía militar hasta llegar al grado de general,7 José Almirante, Diccionario Militar Etimológico, Histórico, cuando ya se encontraban en su ancianidad. Tecnológico. Madrid, Imprenta y Litografía del Depósito de la Guerra, 1869, páginas 175 – 181 y Guillermo Cabanellas de Torres, Diccionario Militar Aeronáutico, Naval y Terrestre. Buenos Aires, Bibliográfica Omeba, 1961, páginas 601 y 602.104 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 105. Los Generales en la Guerra del Pacífico Grado y Nombre Fecha ascenso a general de brigada GDD. Justo Arteaga C. 04.OCT.1866 GDD. Basilio Urrutia V. 19.AGO.1871 GDD. Erasmo Escala A. 19.AGO.1871 GDD. José Antonio Villagrán C. 19.AGO.1871 GDD. Manuel Baquedano G. 10.MAY.1876 GDD. Emilio Sotomayor B. 17.JUL.1880 GDD. Cornelio Saavedra R. 17.JUL.1880 GDD. Santiago Amengual B. 17.JUL.1880 GDB. Pedro Lagos M. 17.JUL.1880 GDB. Nicolás Prieto H. 17.JUL.1880 GDD. Marcos Maturana M. 20.AGO.1880 GDD. José Francico Gana C. 02.MAY.1882 GDB. José D. Amunátegui B. 07.ENE.1884 GDB. Marco A. Arriagada P. 07.ENE.1884Durante la guerra fratricida que asoló al país en A continuación se indican los generales que ad-1891, el Ejército de Chile se dividió en dos fac- hirieron a una u otra causa, además de aquellosciones: el ejército balmacedista (o presidencial) que optaron por mantener su neutralidad, a pesary el ejército congresista (o constitucional). Una de lo cual algunos fueron ascendidos por el nuevoparte de los generales se mantuvo en el ejército gobierno. Hay casos en los que hoy resulta difícilpresidencial que estuvo conformado por la ma- definir sus posiciones con claridad.yor parte del ejército de la República, pero hubootros que adhirieron a la causa del Congreso, o Generales que mantuvieron su leal-que se marginaron del conflicto. Es necesario indi- tad al Presidentecar que ninguno de los generales simpatizantes delbando congresista tomó parte en las hostilidades. ~ GDD. José Francisco Gana Castro. Minis-La razón podría encontrarse en el hecho de que tro de Guerra en 1890; General en Jefe enese ejército, en febrero de 1891, estaba mandado 1891.por el entonces coronel Estanislao del Canto, el ~ GDD. José Velásquez Bórquez. Jefe de Esta-caudillo de esa causa al interior del Ejército. Cabe do Mayor en 1891; a raíz de un accidente,señalar que en la Armada, si bien la mayoría de la fue reemplazado por el GDB. José Antoniooficialidad se plegó al bando congresista que enca- Varas.bezó al capitán de navío Jorge Montt, la totalidad ~ GDD. Orozimbo Barbosa Puga. Ascendido ade los almirantes se mantuvieron leales al presi- general de brigada en 1887 y a general de di-dente Balmaceda. visión en 1891; muerto en Placilla. Anuario de la Academia de Historia Militar 105
  • 106. ~ GDB. Samuel Valdivieso Soto-Aguilar. Ascen- ~ GDD. Joaquín Cortés Arriagada. Ascendido dido a general de brigada el 19 de enero de por la Junta a general de brigada el 24 de di- 1889 y a general de división el 8 de junio de ciembre de 1891. 1891; borrado del escalafón el 14 de septiem- ~ GDD. José Manuel Novoa Gormaz. Ascendi- bre de 1891. do por la Junta a general de brigada el 24 de~ GDB. José Miguel Alzérreca Saldes. Ascendi- diciembre de 1891. do por el gobierno a general de brigada el 5 ~ GDB. Marco Aurelio Arriagada Palacios. As- de mayo de 1891; muerto en Placilla. cendido a general de brigada el 7 de enero de~ GDB. José Antonio Varas Calvo. Ascendido por el 1884 y a general de división el 19 de enero de gobierno a general de brigada el 5 de mayo de 1891 1889. Se mostró contrario a Balmaceda y fue y borrado del escalafón en septiembre de 1891. dado de baja por el gobierno. Fue reincorpo- rado por el bando vencedor.Generales que adhirieron a la causa ~ GDB. Luis Arteaga Ramírez (ascendido adel Congreso GDB. el 18 de agosto de 1887 y a GDD. el 30 de noviembre de 1891)~ GDD. Estanislao del Canto Arteaga. Ascendi- ~ GDB. Alejandro Gorostiaga Orrego. Ascen- do por la Junta a general de brigada el 6 de dido a general de brigada el 18 de agosto de abril de 1891 y a general de división el 12 de 1887; cursó su retiro el 8 de agosto 1893. noviembre de 1891. ~ GDB. José Antonio Bustamante Sainz de la~ GDD. Adolfo Holley Urzúa. Ascendido por la Peña. Ascendido por el gobierno a general de Junta el 12 de noviembre de 1891, directa- brigada el 5 de mayo de 1891; sin embargo, mente al grado de GDD. el nuevo gobierno no lo borró del escalafón y~ GDD. Emilo Körner Henze. Ascendido por la obtuvo su retiro en 1894. Junta a general de brigada el 12 de noviembre de 1891. Los generales de ambos bandos se transformaron~ GDB. José Eustaquio Gorostiaga Orrego. As- en acérrimos adversarios, a pesar de que todos, cendido por la Junta a general de brigada el 14 con la sola excepción del general Körner, habían de noviembre de 1891. sido compañeros de armas en la Guerra del Pací-~ GDB. Gregorio Urrutia Venegas. Ascendido a fico, la que había finalizado solo siete años antes. general de brigada el 18 de agosto de 1887 y Casi la totalidad de los oficiales generales y los ofi- a general de división el 12 de noviembre de ciales superiores que se mantuvieron en el Ejérci- 1891. Se mostró contrario a Balmaceda y fue to que fue leal al presidente, fueron dados de baja dado de baja por el gobierno. Fue reincorpo- por el gobierno que lo sucedió. Entre los oficiales rado por el bando vencedor. jefes y los subalternos, hubo una importante can- tidad que fue reincorporada al Ejército despuésGenerales neutrales (o que se nega- de aplicarse sucesivas leyes de amnistía. De estosron a prestar sus servicios al gobier- últimos, fueron muy contados los que alcanzaronno de Balmaceda) el generalato, siendo las excepciones los generales Marcial Pinto Agüero, Guillermo Chaparro Whi-~ GDD. Manuel Baquedano González, aunque te, Diego Dublé Almeyda (ascenso en retiro en permanecía en el escalafón del Ejército, se 1908), y Temístocles Urrutia Anguita (ascenso en marginó de la contienda. retiro en 1904).106 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 107. Con la reestructuración completa del Ejército que tán general, aunque no necesariamente fueran (odispuso el gobierno del almirante Jorge Montt, va- hubieran sido) militares. Sin embargo, estimamosrios oficiales que se destacaron por su adhesión a la que de un total cercano a los 67 gobernadorescausa congresista, o que por años habían permaneci- (incluyendo a los interinos), al menos 53 de ellosdo en la reserva, accedieron al generalato en menor eran, o habían sido militares, encabezando esta lis-tiempo que el normal. Entre otros, fueron los casos ta el propio Pedro de Valdivia.de los generales que se señalan a continuación, conindicación del año de nombramiento como oficial y En tiempos de la República, han sido veintiún ge-del año de ascenso a general: Manuel Bulnes Pinto nerales los que han regido los destinos de Chile(1867-1894); José Manuel Ortúzar Falcón (1879- por períodos de diversa duración y bajo diferentes1897); Jorge Boonen Rivera (1879-1898); José Ló- denominaciones, como la de Director Supremo,pez Fuenzalida (1879-1901); Roberto Silva Renard Presidente de la República, Vicepresidente de la(1879-1904); Patricio Larraín Alcalde, quien ya República y Presidente de la Junta de Gobierno.había sido oficial entre 1879 y 1884 (1891-1901); A continuación solo se presenta esa nómina en or-Vicente Palacios Baeza (1881-1901); Roberto Goñi den cronológico, ya que los períodos de sus res-Simpson (1880-1904); Florencio Baeza (1891- pectivos mandatos se anotan en el listado de los1901), Salvador Vergara Álvarez (1891-1908; había generales.sido oficial de la Guardia Nacional); Juan de DiosVial Guzmán (1891-1908) y Martín Escobar Ravest ~ GDB. Mateo de Toro y Zambrano(1891-1910). ~ GDB. Juan Martínez de Rozas ~ GDB. Ignacio de la Carrera y CuevasAdemás, debemos decir que algunos jóvenes de ~ BGR. José Miguel Carrera Verdugomarcada tendencia política conservadora, inicia- ~ CGL. Bernardo O’Higgins Riquelmeron su carrera militar al alistarse en el ejército del ~ GDB. Juan José Carrera VerdugoCongreso, sin que ese factor hubiera desmerecido ~ GDB. Francisco de la Lastra de la Sottaen lo más mínimo su posterior desempeño pro- ~ CGL. Ramón Freire Serranofesional. Algunos de ellos alcanzaron las más al- ~ TGL. Manuel Blanco Encaladatas posiciones en la institución, como fue el caso ~ GDD. Francisco Antonio Pinto Díazde los generales Luis Altamirano Talavera (1891- ~ GDD. Joaquín Prieto Vial1912), Mariano Navarrete Ciris (1891-1920) y ~ GDD. Manuel Bulnes PrietoJuan Emilio Ortiz Vega (1891-1922). ~ GDD. Manuel Baquedano González ~ GDD. Luis Altamirano TalaveraGenerales en la Primera Magistra- ~ GDD. Juan Pablo Bennett Argandoñatura de la Nación ~ GDD. Padro Pablo Dartnell Encina ~ GDD. Juan Emilio Ortiz VegaAl abordar el recuento de los oficiales generales ~ GDD. Carlos Ibáñez del Campoque por diversas circunstancias debieron asumir la ~ GDD. Arturo Puga OsorioPrimera Magistratura de la Nación, es necesario ~ GDD. Bartolomé Blanche Espejorepetir que en la época del Reino de Chile los go- ~ GDE. Carlos Prats Gonzálezbernadores estaban investidos del grado de capi- ~ CGL. Augusto Pinochet Ugarte Anuario de la Academia de Historia Militar 107
  • 108. Generales que han muerto en acto de servicioPor circunstancias diferentes, ocho generales han muerto en acto de servicio, los que se indican en elcuadro siguiente: Fecha de Grado y nombre Causa muerte GDB. Andrés del Alcázar y Zapata 20.SEPT.1820 Muerto en el combate de Tarpellanca. GDB. José M. Alzérreca Saldes 28.AGO.1891 Muerto en la batalla de Placilla. GDB. Orozimbo Barbosa Puga 28.AGO.1891 Muerto en la batalla de Placilla. Asesinado en Valparaíso por razones GDD. Juan Vidaurre-Leal Morla 18.SEPT.1859 políticas. Muerte como consecuencia de atenta- GDE. René Schneider Cherau 25.OCT.1970 do por razones políticas. GDD. Óscar Bonilla Bradanovic 3.MAR.1975 Accidente de aviación. Asesinado en Santiago por razones po- GDD. Carol Urzúa Ibáñez 30.AGO.1983 líticas. GDB. Fernando Del Valle Villalón 29.OCT.2004 Accidente de aviación.El Alto Mando en Diferentes Épocas 1924 en adelante (D.L. Nº 106). Ese mismo car- go de inspector también existió a partir de 1906,Prácticamente durante todo el siglo XIX, la con- pero entonces no tenía mando sobre las unidadesformación del Alto Mando del Ejército estuvo del Ejército, no obstante que el D.S. del 12 decompuesta por un número que osciló entre cin- mayo de 1906 definía su condición como el másco y diez generales, los que, en la mayoría de las alto puesto en el Ejército, que recaía en el oficialcircunstancias, no tenían relación de mando entre más antiguo en el servicio activo.ellos, pues cada uno respondía directamente a laautoridad política del ministro de Guerra. Hay Según los escalafones del Ejército que hemos teni-que recordar que la figura del comandante en jefe do a la vista, desde los inicios del siglo XX, a partirdel Ejército con las atribuciones de mando que de las reformas impulsadas por el general Körner,hoy le son inherentes solo existe a partir de 1932, se aprecia un aumento paulatino en el número deaunque hay que decir que el anterior cargo de generales, como puede observarse en el cuadroinspector general recibió similar potestad desde siguiente: Escalafón GDE, CGL. o Generales de Generales Total del año TGL. (C.J.E.) división de brigada 1905 4 6 10 1920 5 8 13 1930 5 11 16108 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 109. Escalafón GDE, CGL. o Generales de Generales Total del año TGL. (C.J.E.) división de brigada 1940 5 17 22 1949 5 18 23 1962 1 4 19 24 1970 1 5 20 26 1980 1 9 37 47 1987 1 11 44 56 2004 1 8 24 33 2012 1 9 31 41 Nota: Antes de 1962, el comandante en jefe tenía el grado de general de división. A partir de ese año se le otorga la denominación de general de Ejército y en 1981 recibe el grado de capitán general. En 1998, el comandante en jefe asume su cargo con el grado de teniente general. Desde el año 2002 en adelante, el comandante en jefe es investido con el grado de general de Ejército.Se examinarán ahora los mayores movimientos que Años después, entre abril de 1948 –cuando as-se han producido en los ascensos y retiros de ge- ciende el coronel Carlos Meirelles Gallardo– ynerales durante los siglos XX y XXI, los que habi- agosto de 1953 –cuando asciende el coronel Renétualmente han estado ligados a circunstancias polí- Vidal Merino– se suman seis años, durante losticas. Así, por ejemplo, llama la atención que entre cuales cuarenta y nueve coroneles fueron promo-octubre de 1924 y noviembre de 1925, época de vidos al grado de general, lo que constituye unagran efervescencia política y social, hayan ascendi- gran rotación de generales, si se considera que eldo treinta y seis coroneles, y otro tanto número de escalafón consideraba un número aproximado degenerales haya pasado a retiro. Es decir, si considera- veintitrés oficiales de ese grado.mos que la planta estaba entonces conformada porcerca de catorce generales, es posible darse cuenta Es interesante destacar que durante los seis añosde que en solo catorce meses se renovó práctica- de la segunda administración del presidente Car-mente todo el cuerpo de generales, en al menos tres los Ibáñez del Campo (3.Nov.1952 - 3.Nov.1958),oportunidades. Al revisar en las páginas que vienen, pertenecieron al alto mando setenta y dos genera-el listado de los generales de esos años, se evidencia les. Eso incluye a los que ascendieron durante elque fueron muy pocos los que superaron un año de período del presidente González Videla y pasaronpermanencia en el grado y en cambio son varios los a retiro en tiempos del presidente Ibáñez (16);que se mantuvieron por solo tres o cuatro meses, o como también a los promovidos durante el perío-incluso por algunas semanas. Resulta gráfico cons- do de este último y que dejaron el servicio activotatar que el Ejército en esos años tuvo cuatro ins- durante el mandato del presidente Alessandri Ro-pectores generales (mayor jerarquía institucional). dríguez (15). Anuario de la Academia de Historia Militar 109
  • 110. Siguiendo ese mismo método de contabilización, del presidente Frei Montalva, alcanzó a sesenta ydurante el período del presidente Jorge Alessandri tres. Debe tenerse en cuenta que en todos estos(3.Nov.1958 - 3. Nov.1964), fueron treinta y ocho años la planta de generales no tuvo un aumentolos generales que conformaron el alto mando; es significativo, como lo muestra el cuadro anterior.decir, también se cuentan aquí a los generales quehabían ascendido en la época del presidente Ibáñez Para mayor ilustración y para facilitar las compa-y a los que continuaron por algún tiempo de la raciones, a continuación se presenta un cuadroadministración del presidente Frei Montalva. conformado por cinco períodos presidenciales de igual duración, con las cantidades de genera-Con el fin de seguir la contrastación con otros les expresadas en los párrafos previos. Solo deperíodos presidenciales de igual duración, y con- manera referencial se ha incluido el número detinuado con el mismo procedimiento anterior, es generales que estuvieron en servicio activo du-posible contar treinta y siete generales que es- rante el mandato del presidente Salvador Allen-tuvieron en el escalafón durante el mandato del de, el que, al haber tenido una extensión de dospresidente González Videla, en tanto que la suma años y once meses, presenta restricciones en latotal de los generales durante la administración comparación. Presidencia Período Nº de generales Comandantes en jefe GDD. G. Barrios 3 Nov. 1946 GDD. R. Cañas Gabriel González V. 37 3 Nov. 1952 GDD. G. Barrios GDD. R. Fernández GDD. S. Danús GDD. C. Mezzano 3 Nov. 1952 GDD. E. Franco Carlos Ibáñez del C. 72 3 Nov. 1958 GDD. R. Araya GDD. M. Vidal GDD. L. Vidal 3 Nov. 1958 Jorge Alessandri R. 38 GDE. O. Izurieta 3 Nov. 1964 GDE. B. Parada GDE. L. Miqueles 3 Nov. 1964 Eduardo Frei M. 63 GDE. S. Castillo 3 Nov. 1970 GDE. R. Schneider GDE. C. Prats 3 Nov. 1970 GDE. C. Prats Salvador Allende G. 30 11 Sep. 1973 GDE. A. Pinochet110 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 111. Aunque en una primera mirada es posible dedu- enero de 1956, cada uno de los cuales contó concirlas, escapa a los fines de este estudio la deter- doce generales. Cabe hacer notar que a estas tresminación de las causas políticas o institucionales promociones les correspondió ascender cuando laque originaron estas marcadas diferencias en el planta de generales se había incrementado durantenúmero de generales que integraban el Escalafón el gobierno militar.del Ejército durante los indicados períodos presi-denciales. Ese análisis se encuentra pendiente. Después de este escueto análisis -que podría ex- tenderse a otros aspectos- el lector encontraráAhora, en un plano diferente, se puede constatar en las páginas siguientes un listado completo deque la promoción egresada de la Escuela Militar los generales que han servido al Ejército de Chi-que ha tenido un mayor número de generales, le entre los años 1810 y 2012, los que han sidoes la que recibió nombramiento de oficiales el 1 ordenados por sus respectivas fechas de ascenso ade octubre de 1958, con un total de catorce in- general de brigada y agrupados en ocho períodostegrantes en el alto mando. Ese curso es seguido que, separadamente, muestran características máspor aquellos del 1 de enero de 1955 y del 1 de o menos homogéneas. Anuario de la Academia de Historia Militar 111
  • 112. RELACIÓN DE GENERALES DEL EJÉRCITO DE CHILE
  • 113. RELACIÓN DE GENERALES DEL EJÉRCITO DE CHILE LA INDEPENDENCIA Y CONSOLIDACIÓN DE LA REPÚBLICA GENERALES ENTRE 1810 - 1835 NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO Presidente Junta de Gobierno 1 GDB. Mateo Toro y Zambrano 20.SEP.1727 13 SEP 1809 . 27.FEB.1811 27.FEB.1811 1810 enero 1811 Vocal de la Junta Gubernativa 2 GDB. Ignacio de la Carrera y Cuevas 1747 5 SEP 1811 . 27.JUL.1818 27.JUL.1818 18.SEP .1810 - 2.NOV .1812 Martínez de Rozas Vocal Junta Gubernativa 3 GDB. Juan 1759 5 NOV 1811 . 27.FEB.1813 27.FEB.1813 Correa 18.SEP .1810 - 4.JUL.1811 Presidente Junta Representativa 4 GDB. Juan José Carrera 26.JUN.1782 18 NOV 1791 . 9 MAR. 1812 08.ABR.1818 de la Soberanía 30.MAR.1813 - 12.ABR.1813 Presidente Junta de Gobierno 16.NOV .1811 - 7.ABR.1812 23.JUL.1814 - 8.OCT.1814. Alcanzó 5 BGR. C José Miguel Carrera Verdugo 15.OCT. 1785 18 NOV 1791 31 MAR. 1813 . 02.OCT.1814 04.SEP.1821 el grado de brigadier que puede ser considerado como el primer grado del generalato. Fue, además, el primer general en jefe del Ejército Nacional. Director Supremo 16.FEB.1817 - 27.ENE.1823 Gral. en jefe del Ejército. 21.NOV .1813 - 02.SEP .1814 6 CGL. I Bernardo O’Higgins Riquelme 20.AGO.1778 23 FEB. 1811 23 NOV 1813 . 24.MAY.1826 24.OCT.1842 CGL. 14.DIC.1818 - 24 MAY.1826. El 8.AGO. de 1839, el gobierno de Chile le restituye el grado de capitán general del Ejército. 7 GDB. ING Juan Mackenna O’Reilly 26.OCT.1771 1787 31 ABR. 1814 21.NOV.1814 21.NOV.1814 Irlandés. Ascenso a CGL. 15.AGO.1820. Cdte.Anuario de la Academia de Historia Militar José Francisco San Martín y 8 CGL. C 25.FEB.1777 12 JUN. 1793 20 MAR. 1819 17.AGO.1850 17.AGO.1850 en Jefe del Ejército. 15.JUN.1817 - de Matorras 27.ABR.1819. Argentino.115
  • 114. NOMBRAMIENTOS116 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 9 GDB. Antonio González Balcarce 24.JUN.1774 6 MAY. 1819 15.AGO.1819 15.AGO.1819 Argentino. Director Supremo 1.SEP .1823- 10 CGL. C Ramón Freire y Serrano 27.NOV.1787 12 ENE. 1812 20 MAR. 1820 19.JUL.1826 24.ENE.1850 09.DIC.1851 8.JUL.1826 Gral. en Jefe 21.FEB.1823 - 02.ABR.1830 Pedro Andrés 11 GDB. C Alcázar y Zapata 1750 1770 12 ABR. 1820 28.SEP.1820 28.SEP.1820 Muere en combate de Tarpellanca. del Gregorio de las Heras 12 GDD. I Juan 11.JUL.1780 1 OCT. 1813 20 JUN. 1820 13.FEB. 1823 18.ABR.1865 06.FEB.1866 Argentino. de la Gacha 13 GDD. I Francisco Javier Calderón y Zumelzu 10.SEP.1765 19 SEP 1786 . 7 SEP 1820 . 07.SEP.1820 04.NOV.1830 04.SEP.1849 De la Cruz y 14 GDD. C Luis 25.AGO.1768 17 SEP 1791 . 7 SEP 1821 . 13.SEP.1828 15.OCT.1828 15.OCT.1828 GoyenecheAnuario de la Academia de Historia Militar 15 GDB. Tomás Godoy Cruz 06.MAR.1791 25 SEP 1821 . 15.MAY.1852 Argentino. Presidente de la República 18.SEP .1831 - 17.SEP .1841 Gral. 16 GDD. C Joaquín Prieto Vial 27.AGO.1786 20 AGO. 1805 4 DIC. 1821 12.ABR.1822 22.NOV.1854 22.NOV.1854 en Jefe del Ejército 02.ABR.1830 al 18.SEP .1841 Zenteno del Pozo 17 GDB. I José Ignacio 28.JUL.1786 18 DIC. 1816 13 ABR. 1822 07.MAR.1833 16.JUL.1847 y Silva Bustamante Donoso 18 GDB. I José Antonio 1770 6 FEB. 1805 22 DIC. 1822 01.OCT.1839 18.AGO.1850 Lazo Vicepresidente de la República Francisco 8.MAY.1827 - 15.JUL.1829 Presi- 19 GDD. I Pinto Díaz 23.JUL.1785 25 JUN. 1821 27 ENE. 1823 21.SEP.1829 02.SEP.1851 18.JUL.1858 Antonio dente de la República 19.OCT.1829 - 1.NOV .1829 Rivera y Freire de 20 GDB. C Juan de Dios 20.JUL.1782 20 MAR. 1796 5 FEB. 1823 28.JUN.1843 28.JUN.1843 Andrade Benavente 21 GDB. C José María 10.SEP.1785 1795 16 AGO. 1826 25.SEP.1830 14.OCT.1833 Bustamente Director Supremo 14.MAR.1814 De la Lastra de la 22 GDB. I Francisco 04.OCT.1777 11 SEP 1811 14 . SEP 1826 . 12.MAY.1852 12.MAY.1852 - 22.JUL.1814 30.SEP.1823 - Sotta 2.ENE.1824
  • 115. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO Borgoño Núñez y 23 GDB. A José Manuel 1772 19 DIC. 1811 11 AGO. 1827 29.MAR.1848 29.MAR.1848 Silva 24 GDB. I Enrique Campino Salamanca 1794 22 DIC. 1810 5 FEB. 1832 03.NOV.1854 26.OCT.1874Anuario de la Academia de Historia Militar117
  • 116. LA GUERRA CONTRA LA CONFEDERACIÓN PERÚ-BOLIVIANA Y LAS REVOLUCIONES DE118 1851 Y DE 1859 GENERALES ENTRE 1836 - 1878 NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO Blanco Encalada Pdte. Provisional de la República 1 TGL. A Manuel 21.ABR.1790 13 JUL. 1813 7 SEP 1820 . 31.DIC.1837 05.SEP.1876 Calvo 09.JUL.1826 - 8.SEP.1826 2 GDB. I José Santiago Aldunate Toro 20.ABR.1797 13 OCT. 1810 4 NOV 1827 . 16.ENE.1861 21.JUN.1864 Gral. en Jefe del Ejército. 18.SEP.1841 3 GDD. C Manuel Bulnes Prieto 25.DIC.1799 5 DIC. 1817 16 SEP 1831 . 25.FEB.1839 18.OCT.1866 18.OCT.1866 - 18.OCT.1866 4 GDD. C José María De la Cruz Prieto 25.MAR.1799 1 SEP 1814 15 FEB. 1832 . 02.ABR.1839 24.JUN.1851 23.NOV.1875Anuario de la Academia de Historia Militar 5 GDB. C Fernando Baquedano Rodríguez 28.MAY.1796 19 JUN. 1814 2 ABR. 1839 20.OCT.1862 20.OCT.1862 Benjamín 6 GDB. C Viel Gomets 21.ENE.1787 6 NOV 1817 21 JUL. 1851 . 03.OCT.1866 15.AGO.1868 Francés. Nicolás 7 GDB. I José Francisco Gana y López 24.OCT.1799 8 OCT. 1808 18 JUL. 1854 29.SEP.1857 21.ENE.1864 8 GDD. I Juan Vidaurre-Leal Morla 1802 22 ENE. 1819 18 JUL. 1854 08.JUN.1859 18.SEP.1859 18.SEP.1859 Murió asesinado por motivos políticos 9 GDB. C José Ignacio García Lagos 1800 30 MAR. 1819 18 JUL. 1854 12.MAY.1856 12.MAY.1856 Gral. más antiguo. 18.DIC.1866 al 10 GDD. A Marcos Maturana del Campo 12.JUL.1802 6 MAR. 1820 18 JUL. 1854 05.ABR.1865 21.DIC.1870 30.AGO.1871 01.DIC.1870 11 GDD. I Manuel García Banqueda 1803 29 NOV 1820 18 JUL. 1854 . 01.AGO.1862 10.OCT.1862 04.MAY.1872 12 GDB. C Manuel Riquelme de Vargas 1792 28 FEB. 1811 19 JUL. 1854 04.NOV.1857 04.NOV.1857 13 GDB. I José Rondizzoni Cánepa 14.MAY.1788 26 JUN. 1817 19 JUL. 1854 29.MAY.1861 23.MAR.1866 Italiano. 14 GDB. C Eugenio Necochea Zaraza 03.JUN.1798 20 JUN. 1820 6 AGO. 1861 19.SEP.1868 19.SEP.1868 Argentino - chileno. 15 GDD. Jerónimo Carrión y Palacio 06.JUL.1801 17 AGO. 1866 05.MAY.1873 Presidente del Ecuador. 16 GDD. Mariano Melgarejo Valencia 13.ABR.1820 17 AGO. 1866 23.NOV.1871 Presidente de Bolivia. Presidente del Perú. Renunció a su 17 GDD. Mariano Ignacio Prado Ochoa 18.DIC.1826 17 AGO. 1866 05.ABR.1879 05.MAY.1901 grado en 1879.
  • 117. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 18 GDD. C Domingo Urrutia Vivanco 04.AGO.1791 1 AGO. 1813 4 OCT. 1866 10.MAY.1876 25.JUN.1880 30.ENE.1888 Ascenso a GDB y GDD en retiro. Gral. más antiguo entre el 19 GDD. C Juan Manuel Jarpa Caamaño 31.ENE.1804 9 ENE. 1823 4 OCT. 1866 08.AGO.1871 31.DIC.1875 02.DIC.1876 08.AGO.1871 - 31.DIC.1895 20 GDD. I José Manuel Pinto Arias 31.MAY.1818 17 MAR. 1836 4 OCT. 1866 08.AGO.1871 12.NOV.1873 12.NOV.1873 21 GDB. I Pedro Silva Arancibia 1806 25 ABR. 1823 8 AGO. 1871 12.AGO.1871 24.OCT.1876 22 GDD. I Santiago Salamanca Trewhuela 1813 13 DIC. 1830 19 AGO. 1871 11.ABR.1874 18.SEP.1875 18.SEP.1875 Gral. más antiguo entre el 23 GDD. I Basilio Urrutia Vásquez 14.JUN.1816 14 JUN. 1837 19 AGO. 1871 11.ABR.1874 26.ABR.1881 03.JUN.1881 01.ENE.1876 - 07.ABR.1879 24 GDB. C Ignacio José Prieto Luna 1811 7 ABR. 1830 11 ABR. 1874 14.ENE.1887 14.ENE.1887 25 GDB. C José Vicente Venegas Bahamondes 05.ABR.1807 29 MAY. 1830 11 ABR. 1874 31.DIC.1876 07.DIC.1877 26 GDB. A José Timoteo González p. 1821 10 DIC. 1838 11 ABR. 1874 28.MAY.1875 28.MAY.1875 27 GDD. I Pedro Godoy Palacios 04.DIC.1801 28 ENE. 1818 10 MAY. 1876 17.JUL.1880 16.AGO.1880 14.FEB.1884Anuario de la Academia de Historia Militar119
  • 118. LA GUERRA DEL PACÍFICO Y LOS AÑOS SIGUIENTES120 GENERALES ENTRE 1879 - 1890 NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO General en Jefe del Ejército del Norte 1 GDD. A Justo Arteaga Cuevas 10.ABR.1805 30 MAR. 1819 4 OCT. 1866 11.ABR.1874 18.JUL.1879 09.JUL.1882 08.ABR. al 18.JUL.1879 Gral. en Jefe del Ejército del Norte 2 GDD. A Erasmo Escala Arriagada 02.JUN.1826 25 ABR. 1838 19 AGO. 1871 31.DIC.1879 14.MAY.1880 03.MAR.1884 29.JUL.1879 - 26.ABR.1880 3 GDD. I José Antonio Villagrán Correas 1821 26 ENE. 1839 19 AGO. 1871 20.AGO.1880 08.OCT.1888 17.JUN.1895 Jefe accidental de la República 29 al 30 de AGO. 1891 Gral. en Jefe del 4 GDD. C Manuel Baquedano González 01.ENE.1823 28 AGO. 1838 10 MAY. 1876 09.JUN.1880 30.SEP.1897 30.SEP.1897 Ejército del Norte 03.ABR.1880 -Anuario de la Academia de Historia Militar 03.MAY.1881 5 GDD. A Marcos Segundo Maturana Molina 15.FEB.1830 22 MAR. 1848 20 AGO. 1880 04.ENE.1884 03.ABR.1889 18.MAY.1892 6 GDB. C Nicolás José Prieto Herrera 18.FEB.1815 24 OCT. 1831 17 JUL. 1880 02.NOV.1881 02.NOV.1881 7 GDD. I Santiago Amengual Balbontín 23.MAR.1815 14 JUN. 1837 17 JUL. 1880 18.AGO.1887 12.SEP.1891 29.ABR.1898 Gral. más antiguo entre el 8 GDD. I Juan Cornelio Saavedra Rodríguez 26.JUL.1823 20 OCT. 1837 17 JUL. 1880 17.JUN.1881 22.DIC.1883 07.ABR.1891 03.MAY.1881 - 19.DIC1883 Gral. más antiguo entre el 9 GDD. A Emilio Sotomayor Baeza 05.SEP.1826 17 AGO. 1847 17 JUL. 1880 04.ENE.1884 22.AGO.1888 17.MAR.1894 04.ENE.1884 - 22.AGO.1888 10 GDB. I Pedro Lagos Marchant 03.ABRL.1832 22 NOV 1850 17 JUL. 1881 . 18.ENE.1884 18.ENE.1884 11 GDD. ING José Francisco Gana Castro 19.FEB.1828 15 ENE. 1847 2 MAY. 1882 19.ENE.1889 29.AGO.1891 08.JUL.1894 12 GDB. I José Domingo Amunátegui Borgoño 04.AGO.1832 27 DIC. 1849 7 ENE. 1884 22.JUL.1887 22.JUL.1887 Con fecha 14.SEP.1891, conserva su 13 GDD. I Marco Aurelio Arriagada Palacios 15.ABR.1830 23 OCT. 1851 7 ENE. 1884 19.ENE.1889 22.JUN.1891 28.AGO.1894 grado de GDD por D/S de la Junta de Gobierno. 14 GDD. ING Luis Arteaga Ramírez 18.OCT.1824 15 ENE. 1847 18 AGO. 1887 30.NOV.1891 06.MAR.1895 19.NOV.1896 Gral. más antiguo entre el 15 GDD. I Adolfo Eduardo Holley Urzúa 25.MAY.1832 10 NOV 1851 . 12.NOV.1891 24.OCT.1900 11.NOV.1914 29.AGO.1894 - 13.OCT.1900
  • 119. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 16 GDD. I Gregorio Urrutia Venegas 24.MAY.1829 22 OCT. 1853 18 AGO. 1887 12.NOV.1891 29.NOV.1893 10.SEP.1897 17 GDD. I Orozimbo Barbosa Puga 05.MAR.1838 23 ABR. 1856 18 AGO. 1887 05.MAY.1891 28.AGO.1891 28.AGO.1891 Muere en la batalla de Placilla. 18 GDD. A José Velásquez Bórquez 27.DIC.1833 16 MAY. 1857 18 AGO. 1887 11.AGO.1891 29.ABR.1895 17.JUL.1897 19 GDB. I Alejandro Gorostiaga Orrego 29.MAY.1840 3 FEB. 1859 18 AGO. 1887 08.AGO.1893 30.OCT.1912 Valdivieso Soto - 20 GDB. I Samuel 1827 17 MAR. 1841 19 ENE. 1889 12.MAR.1895 23.SEP.1896 AguilarAnuario de la Academia de Historia Militar121
  • 120. LA REVOLUCIÓN DE 1891 Y LA PRUSIANIZACIÓN122 GENERALES ENTRE 1891 - 1923 NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 1 GDD. I Estanislao Del Canto Arteaga 13.NOV.1840 25 AGO. 1859 6 ABR. 1891 12.NOV.1891 25.JUN.1923 25.JUN.1923 2 GDB. C José Antonio Hinojosa 19 AGO. 1819 24 DIC. 1891 21.SEP.1892 21.SEP.1892 Asciende a GDB por ley. 3 GDD. I Joaquín Cortés Arriagada 07.SEP.1832 31 OCT. 1851 24 DIC. 1891 27.OCT.1897 18.JUN.1898 29.SEP.1898 José Manuel 4 GDD. A Novoa Gormaz 1839 4 SEP 1858 24 DIC. 1891 . 27.OCT.1897 31.MAY.1899 20.JUN.1903 Segundo Bustamante Sainz de 5 GDB. A José Antonio 17.SEP.1822 30 MAY. 1843 5 MAY. 1891 24.ENE.1894 09.DIC.1898 la PeñaAnuario de la Academia de Historia Militar 6 GDB. I José Antonio Varas Calvo 1830 25 MAY. 1848 5 MAY. 1891 12.SEP.1891 7 GDB. C José Miguel Alzérreca Sáldes 07.MAY.1845 16 NOV 1865 . 5 MAY. 1891 28.AGO.1891 28.AGO.1891 Muere en la batalla de Placilla. Inspector general del Ejército. 8 GDD. A Emilio (Emil) Körner Henze 10.OCT.1846 9 MAR. 1886 12 NOV 1891 . 09.ABR.1895 25.JUL.1910 25.MAR.1920 14.OCT.1900 - 19.ABR.1910 9 GDB. A. José Eustaquio Gorostiaga Orrego 1842 22 ENE. 1859 14 NOV 1891 . 31.AGO.1897 10 GDD. ING Arístides Martínez Cuadros 07.JUL.1844 6 JUN. 1864 21 JUN. 1894 14.ENE.1899 31.DIC.1904 27.MAR.1908 11 GDD. C Manuel Bulnes Pinto 10.JUL.1842 25 SEP 1867 21 JUN. 1894 . 18.JUL.1898 18.ABR.1899 18.ABR.1899 12 GDD. I Fernando Lopetegui Mackay DIC.1844 9 NOV 1863 24 AGO. 1896 . 14.JUN.1899 08.JUL.1903 09.JUL.1903 13 GDD. C Wenceslao Bulnes Riquelme 01.ENE.1823 31 OCT. 1851 27 OCT. 1897 26.OCT.1900 14.NOV.1900 17.MAY.1908 José Manuel 14 GDD. A Ortúzar Falcon 1852 16 ABR. 1879 27 OCT. 1897 15.JUL.1903 31.DIC.1907 11.SEP.1912 Segundo 15 GDD. I Salvador Vergara Álvarez 25.JUL.1862 11 ENE. 1891 27 OCT. 1897 23.NOV.1900 07.JUL.1903 12.MAR.1917 Inspector general del Ejército. 16 GDD. I Jorge Boonen Rivera 25.ABR.1858 4 JUL. 1879 24 NOV 1898 . 07.AGO.1903 26.ABR.1921 06.DIC.1921 19.ABR.1910 - 26.ABR.1921 17 GDD. I Patricio Larrain Alcalde 28.NOV.1852 23 JUN. 1879 11 ENE. 1901 13.JUN.1909 29.SEP.1909 10.ENE.1927 18 GDD. I José Ignacio López Fuenzalida 08.JUL.1854 2 OCT. 1879 11 ENE. 1901 11.DIC.1908 10.MAR.1909 20.FEB.1915
  • 121. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 19 GDD. I Vicente Palacios Baeza 25.MAR.1855 4 NOV 1879 11 ENE. 1901 . 19.AGO.1904 14.SEP.1912 08.OCT.1928 20 GDD. I Florencio Baeza 1855 5 AGO. 1881 11 ENE. 1901 04.AGO.1904 16.AGO.1904 30.ENE.1937 21 GDB. I Fidel Urrutia Venegas 24.ABR.1847 24 ABR. 1865 24 AGO. 1904 15.MAY.1908 01.AGO.1925 22 GDD. A Roberto Silva Renard 29.MAR.1856 8 ABR. 1879 8 JUN. 1904 04.MAY.1910 04.ABR.1918 07.JUL.1920 23 GDB. I José Antonio Echeverría Lazo 28.MAY.1851 5 AGO. 1881 8 JUN. 1904 03.AGO.1904 24 GDB. I Marcial Pinto Agüero 17.MAR.1851 13 FEB. 1871 24 AGO. 1904 06.JUN.1905 06.JUN.1905 Roberto 25 GDD. A Goñi Simpson 19.ENE.1859 19 NOV 1880 24 AGO. 1904 . 04.MAY.1910 31.DIC.1912 19.NOV.1937 Anacleto 26 GDB. A José de la Cruz Salvo Poblete 10.OCT.1842 4 OCT. 1860 1 JUL. 1905 08.OCT.1907 16.AGO.1917 Ascenso a GDB en retiro por ley 2105 27 GDB. A Adolfo Silva Vergara 1841 22 ENE. 1859 19 FEB. 1908 22.FEB.1892 16.ABR.1910 de 19.FEB.1908. Ascenso a GDB en retiro por ley 2105 28 GDB. A Diego Dublé Almeyda 27.JUN.1840 4 OCT. 1860 19 FEB. 1908 24.NOV.1900 06.MAY.1922 de 19.FEB.1908. 29 GDB. C Belisario Campo Hermida 11.AGO.1847 1 MAR. 1866 4 JUN. 1908 14.AGO.1908 25.AGO.1926 30 GDD. C José Antonio Soto Salas 17.AGO.1850 20 JUL. 1871 4 JUN. 1908 29.DIC.1910 27.FEB.1913 19.MAR.1913 31 GDD. I Elías Yáñez Ponce de León 05.NOV.1853 9 ENE. 1874 4 JUN. 1908 29.DIC.1910 17.DIC.1913 17.DIC.1913 32 GDD. C Sofanor Parra Hermosilla 16.NOV.1850 3 MAY. 1879 4 JUN. 1908 16.SEP.1912 16.NOV.1916 02.SEP.1925 33 GDB. I José Maria Soto Pereira 04.AGO.1839 4 SEP 1857 . 5 SEP 1908 . 07.NOV.1884 Ascenso a GDB en retiro. 34 GDB. A. Alberto Gormaz Araos 05.AGO.1855 13 ABR. 1880 7 SEP 1908 . 07.JUL.1910 1913 35 GDB. C Juan de Dios Vial Guzmán 30.SEP.1851 17 ABR. 1891 11 DIC. 1908 05.OCT.1912 20.FEB.1931 36 GDB. I Pedro Elías Beytia Gutiérrez 13.AGO.1855 10 SEP 1880 13 MAY. 1909 . 30.JUN.1911 Inspector general del Ejército. 37 GDD. I Arístides Pinto Concha 07.FEB.1859 6 MAY. 1879 4 MAY. 1910 15.ENE.1913 13.FEB.1922 05.JUN.1924 26.ABR.1921 - 13.FEB.1922 38 GDD. C Vicente Del Solar Lermanda 15.AGO.1862 9 SEP 1879 . 4 MAY. 1910 09.MAY.1913 13.ABR.1916 10.DIC.1933Anuario de la Academia de Historia Militar Enrique 39 GDD. I Ledesma Tajan 17.FEB.1855 17 OCT. 1880 23 JUL. 1910 10.JUN.1914 20.FEB.1918 05.JUN.1920 Sinforoso123
  • 122. NOMBRAMIENTOS124 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 40 GDD. A José Maria Bari Lopehandía 02.AGO.1861 8 JUL. 1880 29 DIC. 1910 05.MAY.1916 13.ENE.1920 27.SEP.1920 41 GDB. ING Martín Segundo Escobar Ravest 21.NOV.1858 9 ENE. 1891 29 DIC. 1910 18.MAR.1911 05.FEB.1933 42 GDB. C Mario Tulio Padilla Anguita 01.JUL.1865 23 JUN. 1879 5 ENE. 1911 18.ENE.1916 13.OCT.1923 43 GDD. I Carlos Rojas Arancibia 02.MAR.1861 20 AGO. 1880 5 ENE. 1911 04.DIC.1916 05.JUN.1917 03.AGO.1944 44 GDB SR Rafael Edwards Salas 06.ENE.1878 3 MAY. 1910 9 FEB. 1911 05.AGO.1938 05.AGO.1938 45 GDD. A Guillermo Armstrong Ramírez 16.JUN.1860 10 ABR. 1879 8 JUN. 1911 09.JUN.1917 22.OCT.1921 23.ABR.1933 46 GDD. I Alejandro Binimelis Argomedo 29.NOV.1858 20 ENE. 1880 16 SEP 1912 . 15.ABR.1918 31.AGO.1920 30.ENE.1930 47 GDB. I Eduardo Gormaz Araos 26.JUL.1857 16 MAR. 1891 16 SEP 1912 . 14.JUN.1916 30.JUL.1927 Vicepresidente de la República yAnuario de la Academia de Historia Militar después Presidente Junta de Gobierno 48 GDD. A Luis Altamirano Talavera 05.JUL.1867 16 MAR. 1891 25 OCT. 1912 15.ABR.1918 06.FEB.1925 25.JUL.1938 9.SEP.1924 - 22.ENE.1925 Inspector general del Ejército. 13.FEB.1922 - 28.NOV .1924 49 GDD. I Arturo Marín Briones 01.OCT.1863 16 JUN. 1879 20 ENE. 1913 10.JUL.1919 20.AGO.1920 50 GDD. A Eduardo Ramírez Whytaker 29.JUL.1862 19 ENE. 1883 9 MAY. 1913 20.ENE.1920 22.DIC.1920 09.DIC.1944 51 GDB. I Zenón Villarreal Salvo 01.JUL.1860 21 FEB. 1880 19 JUN. 1914 07.ENE.1916 08.FEB.1917 52 GDD. C Nicolás Eugenio Yávar Jiménez 08.JUN.1863 11 SEP 1880 15 ENE. 1916 . 09.SEP.1920 09.OCT.1924 23.ABR.1932 53 GDB. I Manuel Moore Bravo 08.ENE.1863 23 DIC. 1882 26 ENE. 1916 02.DIC.1921 21.JUN.1925 54 GDD. A Carlos Hurtado Wilson 14.NOV.1864 13 MAR. 1882 28 JUN. 1916 06.OCT.1920 26.ENE.1922 12.ENE.1932 55 GDD. C Víctor Rojas Arancibia 18.SEP.1868 10 MAY. 1887 28 JUN. 1916 11.SEP.1920 13.SEP.1920 56 GDD. A Vitalicio Luis López Rodríguez 07.FEB.1864 13 MAR. 1882 9 DIC. 1916 20.MAR.1934 23.AGO.1920 22.MAY.1947 Ascenso a GDD en retiro. 57 GDB. A Tobías Barros Merino 06.FEB.1866 19 ENE. 1883 8 JUN. 1917 18.JUN.1917 17.NOV.1918 58 GDD. I Luis Felipe Brieba Arán 18.MAY.1870 19 ENE. 1891 30 JUN. 1917 03.ENE.1921 21.OCT.1934 21.MAY.1945 Herrera Ladrón de 59 GDD. ING Alberto 11.AGO.1862 25 NOV 1879 26 ABR. 1918 . 07.DIC.1921 18.DIC.1924 30.MAY.1936 Guevara 60 GDB. C Jermán Fuenzalida Castro 02.MAY.1863 20 OCT. 1880 26 ABR. 1918 13.ABR.1920 04.JUN.1922
  • 123. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 61 GDD. A Luis Contreras Sotomayor 14.ABR.1871 15 ENE. 1889 10 JUL. 1919 19.MAY.1922 22.ENE.1925 04.DIC.1960 Inspector general del Ejército 28.NOV .1924 - 23.ENE.1925 62 GDD. ING Pedro Pablo Dartnell Encina 31.DIC.1870 5 ENE. 1891 30 JUL. 1919 19.MAY.1922 15.JUN.1926 26.SEP.1944 Presidente y después miembro Junta de Gobierno 23.ENE.1925 - 19.MAR.1925 63 GDB. A Pedro Morandé Vicuña 06.MAR.1867 17 MAR. 1891 29 ENE. 1920 07.DIC.1920 13.OCT.1928 64 GDB. C Francisco Vial Manterola 04.OCT.1867 10 MAR. 1887 11 JUN. 1920 20.AGO.1920 20.DIC.1939 Guillermo 65 GDD. ING Dublé Alquízar 17.MAY.1870 5 ENE. 1891 11 SEP 1920 02.ENE.1925 09.MAR.1945 Enrique Inspector general del Ejército. 66 GDD. I Mariano Navarrete Ciris 22.SEP.1866 14 ENE. 1891 23 SEP 1920 . 24.OCT.1924 10.NOV.1925 15.OCT.1940 31.ENE. AL 10.NOV .1925 67 GDB. C Marcos A. Iturriaga Iturriaga 07.OCT.1863 19 ENE. 1883 4 OCT. 1920 16.ENE.1924 03.AGO.1928 68 GDD. I Vicente Ramírez Ortiz 19.JUL.1866 15 ENE. 1889 20 OCT. 1920 02.SEP.1932 09.OCT.1924 15.NOV.1940 Ascenso a GDD. en retiro. 69 GDD. ING - A Luis Abelardo Cabrera Negrete 10.MAY.1871 8 ENE. 1890 21 DIC. 1920 07.NOV.1924 12.MAR.1926 21.DIC.1946 Ascenso a GDD. en retiro por ley 70 GDD. A Enrique Quiroga Rogers 04.JUN.1871 2 ABR. 1891 30 MAY. 1921 25.OCT.1945 04.DIC.1924 06.MAY.1946 6069 71 GDD. C Benjamín Gutiérrez Vásquez 21.FEB.1870 5 ENE. 1891 31 DIC. 1921 04.FEB.1925 09.FEB.1925 24.ENE.1938 Presidente y después miembro 72 GDD. A Juan Pablo Bennett Argandoña 25.ENE.1871 31 MAR. 1883 21 JUN. 1922 04.FEB.1925 10.FEB.1925 12.AGO.1951 Junta de Gobierno 11.SEP.1924 - 22.ENE.1925 Inspector general del Ejército. 73 GDD. ING Juan Emilio Ortiz Vega 24.JUN.1869 21 JUL. 1891 21 JUN. 1922 16.FEB.1925 09.MAY.1928 04.MAY.1929 11.NOV .1925 - 07.ENE.1927 74 GDD. I Jorge Lorca Prieto 15.DIC.1870 7 ABR. 1891 22 JUN. 1922 16.FEB.1925 14.MAR.1925 20.NOV.1946 Ascenso a GDB. en retiro por ley de 75 GDB. C Agustin Echavarría Moreno 14.MAY.1862 19 ENE. 1883 22 JUN. 1923 13.MAY.1919 23.DIC.1925 agosto de 1922.Anuario de la Academia de Historia Militar125
  • 124. MOVIMIENTOS POLÍTICO-MILITARES126 GENERALES ENTRE 1924 - 1932 NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 1 GDB. A Nicéforo Stuardo Prado 26.SEP.1866 15 ENE. 1889 15 ABR. 1924 04.MAR.1932 Ascenso en retiro. Sobreviviente 2 GDD. I Carlos Aldunate Bascuñán 1861 28 ENE. 1880 09.JUL.1953 14.NOV.1900 16.MAR.1956 Campaña 79 - 84 Ascenso a GDD. en retiro. Sobrevi- 3 GDD. I Juan José Ossa Cuevas 1861 18 JUN. 1880 09.JUL.1953 10.JUN.1884 16.NOV.1954 viente Campaña 79 - 84 Abalos Plaza de los 4 GDB SAN Luis 01.AGO.1860 8 SEP 1880 10 MAY. 1924 . 12.MAY.1924 16.FEB.1939 Ascenso a GDB. Ley Nº 4.010. Reyes Ascenso en retiro. SobrevivienteAnuario de la Academia de Historia Militar 5 GDD. I Alejandro Gacitúa Muñoz 21.OCT.1862 11 ABR. 1882 8 SEP 1924 . 30.DIC1933 22.ENE.1916 18.NOV.1949 Campaña 79 - 84 Ascenso a GDD. en retiro, por Ley 6 GDD. I Ricardo Rojas Angulo 1 SEP 1883 . 09.JUL.1953 09.OCT.1900 Nº 11.201 Ascenso a GDD. en retiro por Ley 7 GDD. I Guillermo I Chaparro White 22.NOV.1859 6 FEB. 1880 8 SEP 1924 . 20.NOV.1934 07.ENE.1916 10.OCT.1944 Nº 6.069 8 GDB. INT Carlos BaezaYávar 25 FEB. 1888 24.NOV.1891 Ascenso en retiro 9 GDB. A Julio Navarrete Basterrica 31.MAR.1870 2 MAY. 1888 24 OCT. 1924 10.FEB.1925 26.JUL.1929 10 GDD. C Rafael Toledo Tagle 25.ENE.1871 23 JUL. 1888 24 OCT. 1924 17.FEB.1925 22.MAY.1925 20.NOV.1935 Solís de Ovando 11 GDB. I Francisco A. 03.FEB.1869 8 ENE. 1890 29 OCT. 1924 07.FEB.1925 03.AGO.1929 Baeza 12 GDB. I Moisés Anabalón y Urzúa 09.AGO.1867 4 AGO. 1890 29 OCT. 1924 06.ENE.1934 20.DIC.1924 05.MAY.1940 Ascenso en retiro Ramón 13 GDD. A Cañas Pinochet 21.NOV.1867 22 AGO. 1891 10 OCT. 1924 31.AGO.1945 10.OCT.1924 10.MAY.1947 Ascenso a GDD. en retiro Francisco 14 GDD. A Basilio Maturana Cortínez 14.ABR.1873 13 JUL. 1891 25 NOV 1924 . 26.MAY.1925 05.SEP.1925 10.DIC.1946 Ascenso a GDD. en retiro, Ley Nº 15 GDD. ING Carlos Hinojosa Peña Lillo 30.ABR.1872 5 ENE. 1891 29 NOV 1924 . 19.NOV.1925 18.DIC.1924 16.FEB.1946 6069 16 GDB. I Francisco Carvacho Magna 12.NOV.1868 11 JUL. 1891 17 DIC. 1924 20.NOV.1924 18.OCT.1934 Ascenso a GDB. en retiro.
  • 125. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 17 GDB. SAN Juan Eduardo Ostornol Varas 21.MAY.1868 25 JUL. 1894 17 DIC. 1924 27.SEP.1927 09.JUL.1942 18 GDB. A Carlos Harms Espejo 19.OCT.1870 16 MAY. 1891 5 ENE. 1925 23.ENE.1925 27.NOV.1935 Habría ascendido por decreto individual. Ascenso en retiro. Pasó a 19 GDB. A Benjamín Sanhueza Pacheco 06.OCT.1872 27 AGO. 1891 14.OCT.1904 retiro siendo capitán y ascendió en retiro a GDB. 20 GDB. ING Luis Paredes Toro 12.AGO.1873 30 DIC. 1892 10 ENE. 1925 19.MAR.1925 31.MAR.1942 21 GDD. C Carlos Fernández Pradel 23.OCT.1872 23 FEB. 1892 21 ENE. 1925 06.MAY.1926 17.AGO.1926 15.MAR.1936 22 GDB. A Eduardo Medina Meza 23.DIC.1871 18 ABR. 1891 4 FEB. 1925 26.FEB.1925 06.MAR.1925 23 GDB. I Alberto Lara Espinoza 13.FEB.1870 25 AGO. 1891 4 FEB. 1925 27.FEB.1925 08.NOV.1932 24 GDB. ING Enrique Monreal Nardeaux 05.DIC.1871 16 NOV 1891 . 4 FEB. 1925 30.ABR.1925 12.AGO.1937 25 GDD. I Luciano E. Julio Garín 30.ENE.1872 20 JUL 1891 27 FEB. 1925 25.OCT.1945 13.MAR.1925 10.JUL.1967 Ascenso a GDD. en retiro. 26 GDD. I Ignacio Caviedes Silva 27.JUL.1873 5 AGO. 1891 27 FEB. 1925 25.OCT.1945 14.MAR.1925 11.ABR.1963 Ascenso a GDD. en retiro. José Ramón García-Huidobro 27 GDB. A Estanislao 13.OCT.1869 14 AGO. 1891 27 FEB. 1925 14.MAR.1925 García-Huidobro Calisto 28 GDD. A Francisco Lagrèze Frick 29.OCT.1873 30 AGO. 1891 27 FEB. 1925 10.SEP.1926 13.OCT.1929 11.NOV.1948 29 GDD. I Alberto Gutiérrez Gándara 12.FEB.1875 28 SEP 1891 27 FEB. 1925 . 12.NOV.1945 13.MAR.1925 02.FEB.1957 Ascenso a GDD. en retiro. 30 GDD. I Aurelio Carvallo Casanova 04.OCT.1875 23 DIC. 1891 27 FEB. 1925 06.JMAY.1926 17.AGO.1926 05.OCT.1937 31 GDB. C Pedro José Muñoz Feliú 09.JUN.1876 30 DIC. 1892 27 FEB. 1925 13.MAR.1925 16.OCT.1936 32 GDB. A Carlos López Nieves 25.OCT.1870 2 OCT. 1893 27 FEB. 1925 13.MAR.1925 08.AGO.1950 Por BOL. OF. Nº 1156 p. 12809 de 25.MAR.1925 se le concede el grado de GDB. a contar del 19.MAR.1925. 33 GDD. A Ernesto Medina Fraguela 02.MAY.1867 15 ENE. 1889 19 MAR. 1925 19.MAR.1925 03.MAY.1927 09.SEP.1956 Por BOL. OF. Nº 1157 p. 12823 DE 01.ABR.1925 se le concede el gradoAnuario de la Academia de Historia Militar de GDD. a contar de la misma fecha. 34 GDB. C Luis Alberto Cortés Marín 03.OCT.1873 23 FEB. 1892 19 MAR. 1925 13.ENE.1926 04.JUN.1939127
  • 126. NOMBRAMIENTOS128 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 35 GDB. I Higinio Espíndola Molina 11.EN.1876 23 FEB. 1892 19 MAR. 1925 13.MAR.1925 26.DIC.1926 De la Guarda Peri- 36 GDB. I Florentino 11.ENE.1876 10 MAY. 1892 19 MAR. 1925 30.SEP.1925 09.JUN.1945 Echart Orozimbo de 37 GDD. A Barbosa Urrutia 29.AGO.1874 30 DIC. 1892 19 MAR. 1925 11.MAY.1927 04.JUN.1929 27.OCT.1942 Jesús 38 GDB. A Arturo Oyarzún Lorca 01.JUL.1873 30 DIC. 1892 19 MAR. 1925 04.DIC.1925 20.JUL.1964 39 GDB. I Quintiliano Barbosa Urrutia 08.SEP.1873 11 AGO. 1894 19 MAR. 1925 10.NOV.1925 06.ABR.1937 Inspector general del Ejto. 21.MAR 40 GDD. A Pedro Charpin Rival 22.JUN.1876 4 ENE. 1895 19 MAR. 1925 23.NOV.1927 22.AGO.1931 17.MAR.1958 - 07.NOV .1930. Comandante en Jefe Ejto.05 - 22.AGO.1931Anuario de la Academia de Historia Militar Comandante en Jefe del Ejto. 41 GDD. I Indalicio Téllez Cárcamo 28.AGO.1876 11 AGO. 1894 26 MAY. 1925 21.OCT.1931 11.JUN.1932 20.NOV.1964 25.AGO.1931 - 11.JUN.1932 Ascenso en retiro. Sobreviviente 42 GDB. I Guillermo Arroyo Alvarado 14.FEB.1859 14 NOV 1880 . 8 SEP 1925 . 22.ENE.1916 23.AGO.1928 Campaña 79 - 84 43 GDD. C Manuel E. Véliz Rodríguez 03.FEB.1873 3 SEP 1895 30 . SEP 1925 . 05.JUN.1928 05.MAY.1931 27.SEP.1946 Inspector general del Ejto. 44 GDD. ING Francisco Javier Díaz Valderrama 05.ABR.1877 30 DIC. 1892 27 NOV 1925 . 09.SEP.1926 20.MAR.1930 15.SEP.1950 18.FEB.1927 - 20.MAR.1930 45 GDB. I Aureliano Sáenz Ramírez 15.JUN.1877 13 AGO. 1895 27 NOV 1925 . 07.ABR.1927 24.DIC.1939 46 GDB. I Arturo Ahumada Bascuñán 28.JUL.1872 23 FEB. 1892 6 MAY. 1926 26.ENE.1927 10.NOV.1955 47 GDB. INT Maximiliano Bisquertt Cea 09.OCT.1873 31 AGO. 1896 11 JUN. 1926 11.JUL.1928 09.MAR.1945 48 GDB. C Manuel Bulnes Calvo 08.ABR.1880 8 OCT. 1898 14 JUN. 1926 12.OCT.1927 12.OCT.1927 49 GDB. I Washington Montero Carvallo 10.SEP.1874 10 MAR. 1896 23 JUL. 1926 22.SEP.1927 20.AGO.1949 50 GDB. A Ismael Gómez Ríos 20.MAY.1875 13 AGO. 1895 22 OCT. 1926 22.SEP.1927 03.JUL.1932 51 GDB. A Enrique Bravo Ortiz 25.ENE.1878 10 MAR. 1896 22 OCT. 1926 09.DIC1926 22.JUL.1966 52 GDB. A Alberto Bravo Ortiz 14.ENE.1878 10 MAR. 1896 28 ENE. 1927 20.JUL.1927 12.SEP.1928 53 GDB. C Aníbal Parada Pacheco 08.SEP.1874 13 AGO. 1895 11 MAY. 1927 02.NOV.1928
  • 127. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO Presidente Provisional de la Repúbica 13.SEP .1932 - 1.OCT.1932. Inspec- tor General del Ejto. 07.NOV .1930 54 GDD. C Bartolomé Blanche Espejo 06.JUN.1879 10 MAR. 1896 11 MAY. 1927 12.JUN.1929 27.ABR.1931 10.JUN.1970 - 27.ABR.1931 Comandante en Jefe del Ejto. 27.ABR.1931 - 04.AGO.1931 55 GDB. I Ricardo Olea Rivas 08.OCT.1879 10 MAR. 1896 30 MAY. 1927 11.ABR.1929 05.MAR.1954 56 GDB. A Víctor Figueroa Vega 12.ABR.1876 10 MAR. 1897 3 AGO. 1927 11.ABR.1929 03.OCT.1949 57 GDB. I Nemesio Valenzuela Rojas 26.ABR.1877 21 MAR. 1897 23 NOV 1927 . 04.ABR.1930 05.OCT.1961 58 GDD. I Juan Félix Urcullu López 27.MAR.1878 1 ABR. 1897 23 NOV 1927 . 03.JUN.1930 20.AGO.1931 08.JUN.1962 Moreno Ladrón de Comandante en Jefe del Ejto. 15.JUN. 59 GDD. A Agustín 24.ENE.1879 2 ABR. 1897 23 NOV 1927 . 21.OCT.1931 02.AGO.1932 17.AGO.1964 Guevara AL 02.AGO.1932 60 GDB. C Rafael González González 23.OCT.1878 10 FEB. 1898 23 NOV 1927 . 23.NOV.1927 23.NOV.1927 Vicepresidente de la República 7.ABR.1927 - 20.JUL.1927. Presi- 61 GDD. C Carlos Ibáñez del Campo 04.NOV.1877 10 FEB. 1898 23 NOV 1927 . 11.JUN.1930 27.JUN.1932 28.ABR.1960 dente de la República 21.JUL.1927 - 25.JUL.1931. Presidente de la Re- pública 3.NOV .1952 - 3.NOV .1958 62 GDB. I Carlos Salcedo Teran 10.JUN.1876 9 ABR. 1897 2 DIC. 1927 24.ABR.1928 17.MAR.1942 Comandante en Jefe del Ejto. 63 GDD. I Luis Otero Mujica 13.MAR.1879 20 OCT. 1897 25 MAY. 1928 08.MAY.1931 26.DIC.1932 27.NOV.1938 03.AGO AL 26.DIC.1932 64 GDB. A Arturo Puga Osorio 07.NOV.1879 10 FEB. 1898 25 MAY. 1928 02.ABR.1929 28.ABR.1944 65 GDB. A Ambrosio Viaux Aguilar 07.DIC.1876 10 FEB. 1898 1 JUN. 1928 20.AGO.1931 23.MAR.1964 66 GDB. I José María Barceló Lira 08.NOV.1879 8 OCT. 1898 30 JUL. 1928 14.NOV.1930 19.ENE.1952 67 GDB. A Juan Carlos Pérez Ruiz Tagle 07.FEB.1875 24 MAR. 1898 16 NOV 1928 . 17.MAY.1929 09.MAR.1958 68 GDB. I Roberto Canales Avendaño 26.ENE.1876 10 JUN. 1898 31 MAY. 1929 23.JUL.1932 16.DIC.1961Anuario de la Academia de Historia Militar 69 GDB. I Acasio Rodríguez Carrosini 22.JUN.1877 25 JUN. 1898 31 MAY. 1929 23.JUL.1932 20.MAR.1937 70 GDD. I Ricardo Ludwig Galle 25.DIC.1881 8 OCT. 1898 31 MAY. 1929 25.JUL.1932 19.OCT.1932 08.FEB.1950129
  • 128. NOMBRAMIENTOS130 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 71 GDB. I Javier Palacios Hurtado 18.ABR.1878 8 OCT. 1898 31 MAY. 1929 07.AGO.1930 10.OCT.1950 Fernando M. del 72 GDB. C Sepúlveda Onfray 18.FEB.1877 2 MAY. 1898 21 JUN. 1929 07.JUL.1932 Carmen 73 GDB. I Carlos Daniel Vergara Montero 03.ENE.1883 8 FEB. 1901 8 NOV 1929 . 22.JUN.1932 18.JUL.1959 74 GDD. A Guillermo Novoa Sepúlveda 18.NOV.1881 27 JUL. 1898 3 JUN. 1930 08.AGO.1932 27.DIC.1932 21.JUN.1952 75 GDB. A Luis Depassier Serrano 15.ABR.1880 8 OCT. 1898 11 JUN. 1930 08.ABR.1931 26.NOV.1933 76 GDB. A Julio Olivares Mengolar 26.MAY.1881 8 OCT. 1898 14 AGO. 1930 07.AGO.1931 77 GDB. C Angel Custodio Espinosa Fuentes 28.ABR.1878 27 JUL. 1898 20 NOV 1930 . 18.DIC.1931 03.DIC.1958 Ascenso a GDB. en retiro. Ley 78 GDB. I José Agustín Rodríguez González 18.ABR.1856 8 ENE. 1881 13 FEB. 1931 24.ABR.1911 11.NOV.1932 Nº 6.069Anuario de la Academia de Historia Militar Comandante en Jefe del Ejto. 79 GDD. A Pedro Vignola Cortés 08.DIC.1879 12 ENE. 1900 14 ABR. 1931 08.FEB.1933 21.DIC.1933 28.JUN.1941 26.DIC.1932 - 21.DIC.1933 80 GDB. A Carlos Sáez Morales 03.ENE.1881 12 ENE. 1900 8 MAY. 1931 27.DIC.1932 14.ABR.1941 Comandante en Jefe del Ejto. 81 GDD. A Marcial Alfredo Urrutia Urrutia 09.ABR.1882 8 FEB. 1901 25 JUL. 1932 03.ENE.1934 27.MAR.1934 21.MAR.1960 23.DIC.1933 - 27.MAR.1934 82 GDB. A Rafael Enrique Pizarro Argandoña 21.NOV.1883 15 FEB. 1902 25 JUL. 1932 04.NOV.1932 02.JUL.1952 83 GDB. C Aníbal Segundo Godoy Castro 26.NOV.1884 22 FEB. 1904 25 JUL. 1932 11.OCT.1932 09.ENE.1962 Ascenso a GDB. en retiro. Ley 84 GDB. I Pedro Antonio Barros Fornés 13.JUN.1884 13 FEB. 1903 25 JUL. 1932 11.OCT.1932 23.NOV.1966 Nº 6.069 85 GDB. INT Fabio Cruz Correa 24.JUL.1885 10 AGO. 1903 25 JUL. 1932 28.JUN.1933 28.OCT.1970 86 GDB. A José Elías Veloso Rivera 02.OCT.1883 13 FEB. 1903 26 JUL. 1932 27.DIC.1932 01.AGO.1963 87 GDB. C Armando Marín Mujica 10.JUN.1884 22 FEB. 1904 8 AGO. 1932 27.DIC.1932 24.OCT.1960
  • 129. CUARENTA AÑOS DE ESTABILIDAD INSTITUCIONAL EN CHILE GENERALES ENTRE 1933-1972 NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 1 GDB. A Carlos Plaza Bielich 29.ABR.1886 13 FEB. 1903 28 JUN. 1933 27.MAR.1934 02.ABR.1952 Comandante en Jefe del Ejto. 2 GDD. A Oscar Novoa Fuentes 08.MAR.1886 13 FEB. 1905 28 JUN. 1933 07.JUN.1934 20.DIC.1938 15.ENE.1978 27.MAR.1934 - 20.DIC.1938 3 GDD. A René Ponce del Canto 08.MAR.1886 28 FEB. 1906 28 JUN. 1933 22.ENE.1937 20.ABR.1937 25.JUN.1937 Comandante en Jefe del Ejto. 4 GDD. A Carlos Fuentes Rabe 02.JUL.1887 28 FEB. 1906 28 JUN. 1933 22.ENE.1937 23.AGO.1940 16.MAY.1974 26.DIC.1938 - 23.AGO.1940 5 GDB. A Régulo Larrañaga Morales 19.MAR.1887 13 FEB. 1908 28 JUN. 1933 11.ABR.1934 16.DIC.1955 6 GDD. I Indalicio Anabalón y Urzúa 22.JUN.1865 10 MAY. 1887 20 FEB 1934 02.OCT.1945 30.NOV.1905 29.MAY.1952 Ascenso en retiro. 7 GDB. C Francisco Javier Lira Montecino 26.FEB.1888 13 FEB. 1908 6 ENE 1934 25.ABR.1934 22.AGO.1985 8 GDB. I Romilio Pamplona Atraigth 18.SEP.1863 30 MAR. 1883 21 MAR. 1934 19.AGO.1906 Ascenso a GDB. en retiro. 9 GDB. C Temístocles Urrutia Anguita 1854 15 ABR. 1872 8 MAR. 1934 21.MAY.1895 06.AGO.1937 Ascenso a GDB. en retiro. 10 GDB. I Enrique Salcedo Iribarren 1849 4 OCT. 1865 1 MAR. 1934 10.JUN.1895 18.MAR.1935 Ascenso a GDB. en retiro. 11 GDD. I Juan Segundo Contreras Gajardo 08.NOV.1885 13 FEB. 1908 7 JUN. 1934 15.JUN.1937 23.MAR.1939 30.ABR.1956 12 GDB. I Francisco Villagrán Lattapiat 1844 12 ENE. 1870 24 SEP 1934 . 14.NOV.1899 Ascenso a GDB. en retiro. 13 GDD. I Humberto Gordon Benavides 02.JUL.1889 8 MAR. 1909 25 FEB. 1935 28.SEP.1938 01.ENE.1939 10.JUN.1942 14 GDD. A Jorge Bari Meneses 28.OCT.1891 5 FEB. 1910 25 FEB. 1935 28.SEP.1938 28.SEP.1939 17.SEP.1955 Comandante en Jefe del Ejto. 15 GDD. A Oscar Escudero Otárola 22.MAR.1891 4 JUN. 1910 14 AGO. 1935 21.ABR.1939 31.OCT.1944 04.AGO.1957 23.AGO.1940 - 08.MAR.1943 16 GDB. INT Martín García Aránguiz 05.NOV.1885 16 JUN. 1906 13 NOV 1936 . 04.OCT.1940 09.MAR.1945 Comandante en Jefe del Ejto. 17 GDD. I Arturo Espinosa Mujica 16.DIC.1890 4 JUN. 1910 22 ENE. 1937 21.ABR.1939 11.OCT.1944 28.JUN.1978 12.AGO.1943 - 11.OCT.1944Anuario de la Academia de Historia Militar 18 BGL. I Jorge Escudero Otárola 19.JUN.1892 1 FEB. 1911 22 ENE. 1937 28.ABR.1939 22.MAY.1944 21.FEB.1977 19 GDB. C Germán Vergara Luco 11.SEP.1893 1 FEB. 1911 22 ENE. 1937 01.ENE.1939 25.MAR.1939131
  • 130. NOMBRAMIENTOS132 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO José Víctor 20 GDD. I Cañas Ruiz-Tagle 30.DIC.1889 1 FEB. 1911 22 ENE. 1937 22.DIC1939 26.NOV.1942 Ignacio 21 GDB. I Julio Carvallo Casanova 16.DIC.1890 1 FEB. 1911 22 ENE. 1937 29.DIC.1938 15.SEP.1964 22 GDB. SAN Carlos Cortés Díaz 24.OCT.1883 27 DIC. 1911 13 ENE. 1937 08.MAY.1941 08.MAY.1941 23 GDB. ING Tomás Argomedo Maturana 02.AGO.1892 8 FEB. 1913 21 ABR. 1937 10.ABR.1944 06.MAR.1983 24 GDD. C Waldo Lira Montecino 09.ABR.1891 1 FEB. 1911 15 JUN. 1937 15.JUN.1939 14.MAY.1941 30.AGO.1974 Ascenso a GDB. en retiro. Ley 25 GDB. I Ricardo Irarrázabal Lira 31.DIC.1871 11 AGO. 1891 27 NOV 1937 . 04.FEB.1921 Nº 6.069. 26 GDB JM Ramón Contreras Arriagada 12.AGO.1898 1 ABR. 1918 22 SEP 1938 . 22.JUL.1949 11.SEP.1962 27 GDB. ING Jorge Tagle Montt 17.ABR.1891 5 MAY. 1911 28 SEP 1938 . 23.ENE.1939 15.ENE.1987Anuario de la Academia de Historia Militar 28 GDB. ING Manuel Campo Rencoret 18.ENE.1893 5 MAY. 1911 28 SEP 1938 . 31.DIC.1938 09.OCT.1974 29 GDB. I Daniel Ariosto Herrera Ramírez 21.JUL.1892 7 FEB. 1912 28 SEP 1938 . 24.AGO.1939 07.AGO.1952 Comandante en Jefe del Ejto. 30 GDD. I Alfredo Portales Mourgues 20.ENE.1892 7 FEB. 1912 28 SEP 1938 . 20.MAY.1941 12.NOV.1945 04.JUL.1956 08.NOV.1944 - 12.NOV .1945 31 GDD. I Manuel Urcullú de la Vega 19.FEB.1891 7 FEB. 1912 28 SEP 1938 . 30.DIC.1942 05.AGO.1943 03.OCT.1967 32 GDD. I Ramón Díaz Díaz 02.JUN.1891 7 FEB. 1912 28 SEP 1938 . 18.AGO.1943 11.OCT.1944 16.MAY.1973 33 GDB. A Víctor González González 25.SEP.1890 9 FEB. 1912 28 SEP 1938 . 23.MAR.1939 02.OCT.1949 34 GDB. I Eduardo Ilabaca León 26.FEB.1893 8 FEB. 1913 21 ABR. 1939 25.AGO.1939 05.JUL.1955 Comandante en Jefe del Ejto. 35 GDD. A Oscar Fuentes Pantoja 15.FEB.1895 8 FEB. 1913 21 ABR. 1939 03.JUL.1944 29.NOV.1946 22.SEP.1983 12.NOV.1945 - 29.NOV .1946 36 GDB. I Jorge Berguño Meneses 27.MAY.1893 8 FEB. 1913 21 ABR. 1939 29.JUL.1943 08.SEP.1983 37 GDB. I Armando Solar Parra 03.ENE.1892 8 FEB. 1913 28 ABR. 1939 20.MAY.1941 21.JUN.1970 Ascenso a GDD. en retiro por gracia, 38 GDD. I Humberto Benedetti Miranda 23.AGO.1893 8 FEB. 1913 28 ABR. 1939 07.NOV.1958 11.OCT.1944 07.DIC.1982 Ley Nº 13. 265 del 07.NOV .1958 39 GDB. ING Armando David Michell Villalón 28.MAR.1892 8 FEB. 1913 28 ABR. 1939 29.JUL.1943 03.SEP.1980 40 GDD. ING Jacinto Ochoa Ríos 05.DIC.1891 5 MAY. 1911 29 DIC. 1939 23.NOV.1944 05.MAR.1946 07.AGO.1970
  • 131. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 41 GDB. A Nelson Fuenzalida O’Ryan 06.AGO.1893 8 FEB. 1913 29 DIC. 1939 10.JUL.1944 10.JUL.1944 42 GDB. A Armando Vásquez Ravinet 04.ENE.1892 8 FEB. 1913 29 DIC. 1939 26.NOV.1942 06.NOV.1974 43 GDD. I Roberto Larraín Gundian 28.JUN.1893 8 FEB. 1913 29 DIC. 1939 23.NOV.1944 29.NOV.1946 15.AGO.1978 Ascenso en retiro. Sobreviviente 44 GDB. A Carlos Luis Araos Gormaz 25.AGO.1862 3 MAR. 1881 13 ENE. 1940 22.ENE.1916 05.ENE.1943 Campaña 79 - 84. 45 GDB. I Enrique Caballero Varas 15.JUL.1891 8 FEB. 1913 27 SEP 1940 . 06.JUN.1941 16.ENE.1963 46 GDD. C Eliecer Parada Pacheco 17.OCT.1867 10 MAY. 1887 30 NOV 1940 . 15.NOV.1945 30.MAY.1921 31.OCT.1946 Ascenso a GDB. y a GDD. en retiro. 47 GDD. I Froilán Arriagada Herrera 15.MAY.1892 8 FEB. 1913 20 MAY. 1941 12.DIC.1944 29.NOV.1946 08.MAY.1967 48 GDB. A Luis Soza Cerna 13.MAR.1894 8 FEB. 1913 18 JUN. 1941 26.NOV.1942 20.FEB.1954 49 GDB. SAN Enrique Pacheco Vega 17.JUN.1883 6 FEB. 1917 3 JUL. 1941 31.OCT.1944 06.MAY.1949 50 GDB. I Luis Opazo Henríquez 25.OCT.1893 8 FEB. 1913 16 JUL. 1941 07.JUN.1945 28.MAY.1983 51 GDB. INT Juan Gajardo Miranda 26.ENE.1896 6 SEP 1915 30 JUL. 1941 . 04.FEB.1944 52 GDB. SR Carlos Labbé Márquez 22.NOV.1876 18 AGO. 1941 18 AGO. 1941 17.OCT.1941 17.OCT.1941 53 GDB. SR Teodoro Eugenín Barrientos 01.AGO.1886 1 JUN. 1942 1 JUN. 1942 21.DIC.1959 24.NOV.1974 Valenzuela de la 54 GDB. I Fernando 07.AGO.1891 23 ENE. 1914 30 DIC. 1942 10.ABR.1944 25.JUL.1953 Fuente 55 GDB. A Víctor Labbé Vidal 01.OCT.1894 23 ENE. 1914 30 DIC. 1942 18.OCT.1944 02.MAR.1972 56 GDD. I Leocán Ponce Arellano 19.DIC.1894 23 ENE. 1914 30 DIC. 1942 30.NOV.1945 29.NOV.1946 15.ABR.1973 Comandante en Jefe del Ejto. 29.NOV.1946 - 02.AGO.1947. 57 GDD. I Guillermo Barrios Tirado 02.ABR.1893 23 ENE. 1914 18 AGO. 1943 19.JUN.1946 24.ENE.1952 08.SEP.1967 Comandante en Jefe del Ejto. 08.AGO.1949 - 09.ENE.1950 58 GDB. A Aniceto Muñoz Fuentes 05.AGO.1895 9 ENE. 1915 18 AGO 1943 10.ABR.1944 05.ENE.1974 Ramón Comandante en Jefe del Ejto. 59 GDD. I Cañas Montalva 26.FEB.1896 9 ENE. 1915 10 SEP 1943 . 24.DIC.1946 08.AGO.1949 12.AGO.1977Anuario de la Academia de Historia Militar Alejandro 02.AGO.1947 - 08.AGO.1949 60 GDB. INT Oscar Beytia Verdugo 25.AGO.1887 6 SEP 1915 13 MAR. 1944 . 17.OCT.1944 06.MAR.1945133
  • 132. NOMBRAMIENTOS134 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 61 GDB. I David Frez Tapia 27.OCT.1895 9 ENE. 1915 15 JUN. 1944 10.JUL.1944 21.FEB.1972 Conrado 62 GDD. A Arancibia Laso 20.FEB.1896 9 ENE. 1915 15 JUN. 1944 24.DIC.1946 22.JUL.1949 23.ABR.1969 Horacio 63 GDD. C Jorge C CarmonaYáñez 28.JUN.1896 9 ENE. 1915 15 JUN. 1944 24.DIC.1946 09.JUN.1948 02.FEB.1958 64 GDD. I Guillermo Aldana Stegemöller 03.OCT.1893 9 ENE. 1915 5 JUL. 1944 24.DIC.1946 03.JUN.1948 11.DIC.1982 65 GDB. A Arnaldo Carrasco Carrasco 16.JUN.1893 9 ENE. 1915 9 AGO. 1944 02.NOV.1946 06.MAR.1987 66 GDB. I Enrique Blanlot Reissig 15.DIC.1896 9 ENE. 1915 9 AGO. 1944 19.ENE.1946 19.MAY.1969 67 GDD. A Miguel Quezada Calvo 09.FEB.1898 11 ENE. 1915 23 NOV 1944 . 15.JUN.1948 09.ENE.1950 01.MAY.1976 68 GDB. I Miguel Puga Monsalves 23.ABR.1893 11 ENE. 1915 23 NOV 1944 . 05.MAR.1946 25.MAR.1978Anuario de la Academia de Historia Militar 69 GDD. A Humberto Luco Meza 12.JUL.1894 13 ENE. 1915 23 NOV 1944 . 14.JUL.1948 09.ENE.1950 04.NOV.1967 70 GDB. I Daniel Sánchez Ahumada 05.ABR.1896 11 ENE. 1915 23 NOV 1944 . 08.MAY.1947 12.MAR.1970 71 GDB. I Juan Retamal Díaz 24.JUN.1894 11 ENE. 1915 12 DIC. 1944 08.OCT.1948 20.AGO.1980 72 GDD. I Horacio Carmona Vial 11.MAY.1893 11 ENE. 1915 20 JUL. 1945 09.AGO.1949 09.ENE.1950 18.MAY.1976 Ascenso a GDB. en retiro, Ley 73 GDB. ING Daniel Rocha Saavedra 1860 19 JUL. 1882 2 OCT. 1945 15.MAY.1893 02.OCT.1945 Nº 6.069 Ascenso a GDB. en retiro, Ley 74 GDB. A Julio Brownell Rodríguez 16.JUN.1867 23 AGO. 1891 2 OCT. 1945 05.SEP.1923 03.OCT.1945 Nº 6.069 Ascenso a GDB. en retiro, Ley 75 GDB. A José Miguel Berríos Contreras 30.SEP.1880 12 ENE. 1900 4 OCT. 1945 23.JUL.1932 27.AGO.1954 Nº 6.069 Ascenso a GDB. en retiro, Ley 76 GDB. I Arturo Maillard Gamboa 03.NOV.1882 15 FEB. 1902 4 OCT. 1945 23.JUL.1932 11.JUN.1950 Nº 6.069 Ascenso a GDB. en retiro, Ley 77 GDB. I Guillermo Zavala Aguirre 23.SEP 1885 . 22 FEB. 1904 4 OCT. 1945 16.ENE.1933 06.JUN.1948 Nº 6.069 Ascenso a GDB. en retiro, Ley 78 GDB. A. Alfredo Valenzuela Basterrica 1860 13 JUL. 1877 3 NOV 1945 . 16.MAY.1893 Nº 6.069 Ascenso a GDB. en retiro, Ley 79 GDB. A Emilio Mujica Canto 1867 20 MAR. 1820 3 NOV 1945 . 23.OCT.1904 11.MAY.1948 Nº 6.069
  • 133. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO Ascenso a GDB. en retiro, Ley 80 GDB. I Alberto Sepúlveda Pinto 04.SEP.1869 22 AGO. 1891 12 NOV 1945 . 18.OCT.1921 08.SEP.1955 Nº 6.069 Ascenso a GDB. en retiro, Ley 81 GDB. I Ricardo Carvajal Aguirre 05.JUL.1871 23 FEB. 1892 12 NOV 1945 23.SEP.1905 22.ENE.1953 Nº 6.069 82 GDB. I Jorge Silva Opazo 07.DIC.1895 11 ENE. 1915 30 NOV 1945 . 30.JUN.1947 29.AGO.1980 Ascenso a GDB. en retiro, Ley 83 GDB. I Adolfo Miranda Aguirre 19.FEB.1872 27 AGO. 1891 26 DIC. 1945 04.ABR.1924 30.JUN.1950 Nº 6.069 Ascenso a GDB. en retiro, Ley 84 GDB JM Carlos Covarrubias Arlegui 26 DIC. 1945 19.MAR.1925 Nº 6.069 85 GDB. C Luis Orrego Luco 21.MAY.1866 28 MAY. 1891 4 ENE. 1946 08.ENE.1894 02.DIC.1948 Ascenso en retiro, Ley Nº 6.069 Comandante en Jefe del Ejto. 86 GDD. A Rafael Isaac Fernández Reyes 11.MAR.1897 26 ENE. 1916 19 JUN. 1946 24.AGO.1949 28.OCT.1952 11.JUN.1964 09.ENE.1950 - 28.OCT.1952 87 GDD. ING Teófilo Avelino Gómez Vera 23.MAR.1895 26 ENE. 1916 19 JUN. 1946 17.ENE.1950 31.DIC.1952 09.MAY.1992 Ascenso a GDB. en retiro, Ley 88 GDB. I Guillermo Besoaín Durán 06.MAR.1889 14 ENE. 1909 12 JUL. 1946 25.ABR.1934 17.NOV.1967 Nº 6.069 89 GDB. ING Juan BertossiYetri 15.DIC.1895 26 ENE. 1916 19 JUL. 1946 09.ABR.1948 25.ABR.1955 90 GDD. A Andrés Poblete Briño 04.FEB.1896 26 ENE. 1916 6 DIC. 1946 17.ENE.1950 03.NOV.1950 22.JUN.1981 91 GDB. SAN Samuel Molina Barros 01.JUN.1895 24 MAR. 1920 24 DIC. 1946 03.OCT.1951 20.MAY.1972 92 GDB. INT Carlos Neubaur Luna 30.SEP 1893 . 17 MAR. 1920 24 DIC. 1946 21.MAR.1947 21.JUN.1960 93 GDD. A Silvestre Urízar Banderas 27.ENE.1898 26 ENE. 1916 30 DIC. 1946 17.ENE.1950 30.OCT.1952 10.SEP.1977 Comandante en Jefe del Ejto. 94 GDD. I Santiago Danús Peña 11.ABR.1896 26 ENE. 1916 30 DIC. 1946 14.NOV.1950 11.MAR.1953 18.DIC.1977 03.NOV.1952 - 11.MAR.1953 95 GDB. C Luis Lennon Martínez 05.ENE.1893 26 ENE. 1916 30 DIC. 1946 25.SEP.1947 28.JUN.1965 96 GDD. A Antonio Tovarías Arroyo 24.ENE.1896 27 ENE. 1917 30 DIC. 1946 24.MAR.1952 11.FEB.1953 97 GDD. A Luis Arístides Vásquez Ravinet 02.OCT.1887 27 ENE. 1917 19 MAY 1947 04.DIC.1952 10.DIC.1952 13.AGO.1980Anuario de la Academia de Historia Militar 98 GDD. A Milcíades Contreras Monné 04.JUL.1898 27 ENE. 1917 26 JUL. 1947 04.DIC.1952 10.DIC.1952 19.SEP.1955 99 GDB. INT Gustavo Donoso Espinoza 10.FEB.1899 10 MAY. 1921 11 SEP 1947 . 07.NOV.1952 17.MAR.1991135
  • 134. NOMBRAMIENTOS136 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 100 GDB. ING Eduardo Machuca Green 24.SEP.1899 27 ENE. 1917 31 OCT. 1947 31.DIC.1948 15.JUN.1961 101 GDB. I Carlos Meirelles Gallardo 06.SEP.1895 27 ENE. 1917 28 ABR. 1948 24.MAR.1952 01.JUN.1969 102 GDD. I Alberto Carrasco García 07.AGO.1896 27 ENE. 1917 13 MAY. 1948 04.DIC.1952 10.DIC.1952 19.FEB.1981 103 GDB. A Humberto Gajardo Arriagada 07.JUN.1897 27 ENE. 1917 14 JUL. 1948 03.NOV.1950 10.NOV.1972 104 GDB. C Walton Ojeda Riesgraf 15.ABR.1895 27 ENE. 1917 19 OCT. 1948 05.ABR.1952 10.JUN.1968 105 GDB. JM Lucio Parada Pincheira 17.ENE.1898 7 MAY. 1931 23 JUL. 1949 18.NOV.1950 106 GDB. C Víctor Granifo De la Jara 04.JUL.1896 27 ENE. 1917 24 AGO. 1949 03.MAY.1950 23.JUN.1976 107 GDB. I Guillermo Toro Concha 26.ENE.1896 27 ENE. 1917 31 AGO. 1949 06.NOV.1952 17.ABR.1972 108 GDB. I Alfredo Sánchez Jara 22.MAR.1899 27 ENE. 1917 25 ENE. 1950 08.MAR.1950 04.MAY.1971Anuario de la Academia de Historia Militar 109 GDB. I Carlos Fernández Fernández 09.NOV.1895 27 ENE. 1917 25 ENE. 1950 16.MAY.1951 25.JUN.1985 110 GDD. A Alberto Briceño Fox 18.JUL.1898 7 ENE. 1918 25 ENE. 1950 29.DIC1952 13.MAR.1953 02.MAR.1971 111 GDB. ING Julio Santa María Salgado 01.AGO.1896 7 ENE. 1918 15 MAR. 1950 05.JUN.1950 112 GDB. ING León Guillermo Guillard Tricot 23.MAY.1899 7 ENE. 1918 27 JUN. 1950 06.NOV.1952 11.ENE.1965 113 GDB. I Carlos Casanovas Damothe 07.SEP.1897 7 ENE. 1918 14 NOV 1950 . 13.MAR.1953 08.DIC.1977 114 GDB. I Vicente Martínez Araneda 10.SEP.1898 7 ENE. 1918 14 NOV 1950 . 09.OCT.1952 24.MAR.1992 115 GDB. C José Luis Gálvez Fuchslocher 16.DIC.1899 7 ENE. 1918 28 NOV 1950 . 06.NOV.1952 12.JUL.1979 116 GDD. I Enrique Rodríguez Álvarez 24.SEP.1866 17 OCT. 1880 6 AGO. 1950 09.JUL.1953 31.DIC.1908 Ascenso en retiro a GDB. y a GDD. 117 GDB. JM Leonidas Bravo Ríos 23.NOV.1904 12 SEP 1931 12 FEB. 1951 . 22.MAR.1954 22.MAY.1961 118 GDB. ING Rafael Vigar Fontecilla 14.AGO.1898 7 ENE. 1918 29 MAY. 1951 06.NOV.1952 11.MAR.1972 Ascenso a GDB. y a GDD. en retiro 119 GDD. I Ramón Jofré Ovalle 1862 17 NOV 1880 . 6 AGO. 1951 09.JUL.1953 03.NOV.1893 18.AGO.1955 por leyes Nºs 9.940 y 11.201 120 GDD. INT Enrique Stuven Armas 18.NOV.1867 15 FEB. 1902 6 AGO. 1951 21.AGO.1953 13.JUN.1918 06.MAR.1957 Ascenso a GDD. en retiro 121 GDB. A Manuel Agustin Délano Díaz 17.MAY.1899 31 DIC. 1918 25 MAR. 1952 17.MAR.1953 07.JUL.1964 122 GDB. A Ernesto Medina Parker 10.MAR.1899 31 DIC. 1918 15 ABR. 1952 09.ABR.1953 14.SEP.1977
  • 135. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 123 GDB. A Guillermo López Larraín 07.MAR.1899 31 DIC. 1918 6 MAY. 1952 12.ENE.1953 06.ABR.1979 124 GDB. A Elías Ducaud Ugarte 28.MAR.1900 31 DIC. 1919 28 OCT. 1952 17.MAR.1953 10.MAR.1990 Ascenso a GDB. en retiro, ley Nº 125 GDB. C Arturo Paredes Fuentealba 24.SEP.1885 14 FEB. 1907 15 DIC. 1952 14.ENE.1933 12.NOV.1988 6.069 126 GDB. INT Oscar Linzmayer Gordon 30.SEP.1906 17 FEB. 1925 23 DIC. 1952 08.ENE.1953 29.JUL.1987 127 GDB. I René Álvarez Marín 16.OCT.1901 31 DIC. 1919 2 DIC. 1952 26.MAR.1953 04.SEP.1991 128 GDB. C Enrique Bödecker Lara 10.ENE.1899 31 DIC. 1919 2 DIC. 1952 10.DIC.1952 01.DIC.1980 129 GDB. A Pedro Nolasco Calderón Valencia 11.JUN.1901 31 DIC. 1919 2 DIC. 1952 17.MAR.1953 02.NOV.1965 130 GDD. C Abdón Parra Urzúa 08.OCT.1900 14 SEP 1920 . 2 DIC. 1952 19.AGO.1953 09.DIC.1954 07.ENE.1963 Comandante en Jefe del Ejto. 131 GDD. I Carlos Rodolfo Mezzano Camino 01.ENE.1902 14 SEP 1920 . 2 DIC. 1952 07.ENE.1954 10.JUN.1954 20.MAY.1991 11.MAR.1953 - 10.JUN.1954 Comandante en Jefe del Ejto. 132 GDD. C Enrique Franco Hidalgo 10.AGO.1900 14 SEP 1920 23 DIC. 1952 . 13.ENE.1954 17.MAR.1955 05.ENE.1988 11.JUN.1954 - 17.MAR.1955 133 GDD. A Carlos Guiraldes Massabo 23.FEB.1902 27 ENE. 1922 23 DIC. 1952 22.ENE.1954 11.JUN.1954 15.MAR.1990 134 GDD. A Oscar Herrera Jarpa 14.JUN.1902 27 ENE. 1922 23 DIC. 1952 13.ENE.1954 17.MAR.1955 08.JUL.1971 135 GDB. A Marcos López Larraín 18.MAR.1902 27 ENE. 1922 23 DIC. 1952 11.JUN.1954 13.DIC.1958 136 GDB. I Héctor Sagüez Zúñiga 23.SEP.1902 27 ENE. 1922 23 DIC. 1952 17.MAR.1953 18.MAY.1976 137 GDB. I Alfredo Ríos Almeyda 22.FEB.1901 27 ENE. 1922 20 ENE. 1953 11.FEB.1953 06.FEB.1966 138 GDB. C Jorge García Giroz 22.MAY.1900 27 ENE. 1922 20 ENE. 1953 11.FEB.1953 21.FEB.1967 139 GDB. I Carlos Valenzuela Herrera 20.ABR.1904 27 ENE. 1922 27 ENE. 1953 17.FEB.1953 09.MAR.1984 140 GDB. T Javier Díaz Donoso 18.SEP.1906 28 DIC. 1923 5 MAR. 1953 14.JUL.1955 22.FEB.1976 141 GDB. A Rafael Gualda Palma 31.ENE.1900 27 ENE. 1922 25 MAR. 1953 11.MAY.1953 30.JUL.1980 Raúl Edgardo Comandante en Jefe del Ejto. 142 GDD. I Araya Stiglich 23.SEP.1901 27 ENE. 1922 25 MAR. 1953 12.JUL.1954 08.MAY.1956 23.MAY.1989 Felipe 17.MAR.1955 - 08.MAY.1956Anuario de la Academia de Historia Militar 143 GDB. I Rodolfo Concha Muñoz 20.MAR.1905 3 ENE. 1923 7 ABR. 1953 11.JUN.1954 29.AGO.1971137
  • 136. NOMBRAMIENTOS138 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 144 GDB. I Luis Jerez Pino 18.AGO.1902 3 ENE. 1923 7 ABR. 1953 11.JUN.1954 03.ABR.1989 145 GDD. I Julio Urquieta Araos 24.AGO.1903 3 ENE. 1923 7 ABR. 1953 30.JUN.1954 06.MAR.1956 24.NOV.1994 146 GDB. I Humberto Labarca Moreno 17.SEP.1905 3 ENE. 1923 13 MAY. 1953 11.JUN.1954 15.OCT.1958 147 GDB. C Jorge Cañas Montalva 24.NOV.1902 3 ENE. 1923 13 MAY. 1953 08.JUN.1953 23.OCT.1984 148 GDB. C Daniel García Maffey 11.MAR.1907 3 ENE. 1923 13 MAY. 1953 17.MAR.1955 15.ABR.1972 149 GDB. INT Carlos Spoerer Aguirre 01.JUN.1908 28 ENE. 1926 7 JUL. 1953 22.ENE.1957 19.MAR.1987 150 GDB. I Rubén Morales Prado 8 OCT. 1937 9 JUL. 1953 30.JUL.1885 Ascendió a GDB. en retiro 151 GDD. C José Francisco Feliú de la Rosa 27.OCT.1903 8 ENE. 1925 21 JUL. 1953 03.ABR.1954 22.ENE.1957 03.JUN.1992 152 GDD. C Eduardo Yáñez Zavala 15.ABR.1903 3 ENE. 1923 5 AGO. 1953 08.SEP.1955 02.DIC.1955 04.JUL.1983Anuario de la Academia de Historia Militar 153 GDB. A Carlos Valdés Benavides 03.OCT.1903 28 DIC. 1923 5 AGO. 1953 31.MAY.1955 28.MAR.1982 154 GDB. I Eduardo Beas Álvarez 13.OCT.1904 28 DIC. 1923 26 AGO. 1953 11.JUN.1954 11.ENE.1988 155 GDD. A René Echeverría Zerga 29.MAY.1904 28 DIC. 1923 12 AGO. 1953 08.SEP.1955 21.FEB.1956 13.MAR.2001 Manuel Luis Comandante en Jefe del Ejto. 156 GDD. C Vidal Vargas 06.MAY.1904 28 DIC. 1923 12 AGO. 1953 03.ABR.1956 03.NOV.1958 20.MAY.1989 Osvaldo 08.MAY.1956 - 03.NOV .1958 Comandante en Jefe del Ejto. 157 GDD. I René Vidal Merino 08.OCT.1901 28 DIC. 1923 26 AGO. 1953 03.ABR.1956 13.NOV.1958 07.AGO.1987 03.NOV AL 13.NOV . .1958 Castro Ladrón de 158 GDB. SAN Jorge 06.JUL.1898 14 JUN. 1924 27 OCT. 1953 17.ABR.1956 27.NOV.1987 Guevara 159 GDB. I Ramón Salinas Figueroa 13.MAY.1906 28 DIC. 1923 21 JUL. 1954 19.DIC.1955 03.OCT.1994 160 GDB. I Alfredo Larenas Lavín 01.DIC.1903 28 DIC. 1923 21 JUL. 1954 17.MAR.1955 13.MAR.1992 161 GDD. I Raúl Labarca Carmona 25.MAR.1905 8 ENE. 1925 21 JUL. 1954 03.ABR.1956 22.ENE.1957 14.MAY.1986 162 GDB. T Manuel Feliú de la Rosa 10.MAY.1905 27 NOV 1925 21 . JUL 1954 15.MAR.1955 23.JUN.1987 163 GDB. A Enrique Valdés Muñoz 12.NOV.1906 27 NOV 1925 21 JUL. 1954 . 15.MAR.1955 10.JUN.1968 164 GDB. JM Enrique Leyton Garravagno 05.FEB.1906 13 ENE. 1937 21 JUL. 1954 09.JUL.1964 26.OCT.1987 165 GDD. C Horacio Gamboa Núñez 02.FEB.1906 27 NOV 1925 27 OCT. 1954 . 19.JUN.1956 17.JUL.1957 23.SEP.1976
  • 137. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 166 GDD. A Guillermo Prado Vásquez 19.FEB.1907 27 NOV 1925 21 JUN. 1955 . 09.MAY.1957 15.ENE.1959 12.MAR.1975 167 GDB. I Alberto Greene Baquedano 23.JUN.1907 27 NOV 1925 21 JUN. 1955 . 01.MAR.1957 03.JUN.1990 168 GDB. A Daniel Urra Fuentes 14.NOV.1906 27 NOV 1925 21 JUN. 1955 . 21.OCT.1956 25.MAY.1973 169 GDD. A Alfredo Gacitúa Vidaurre 18.MAR.1906 28 ENE. 1926 21 JUN. 1955 09.MAY.1957 15.ENE.1959 30.SEP.1971 170 GDD. A Jorge Navarrete Zegers 12.FEB.1907 28 ENE. 1926 21 JUN. 1955 08.AGO.1957 15.ENE.1959 07.DIC.1969 Comandante en Jefe del Ejto. 171 GDE. I Oscar Izurieta Molina 02.MAR.1910 29 DIC. 1926 21 JUN. 1955 28.ENE.1959 03.NOV.1964 17.AGO.1990 14.NOV.1958 - 03.NOV .1964 172 GDB. A Adrián Barrientos Villalobos 22.JUN.1909 29 DIC. 1926 3 AGO. 1955 05.NOV.1957 22.JUL.1990 173 GDD. I Armando Conlledo Lopetegui 21.MAR.1906 29 DIC. 1926 3 AGO. 1955 28.ENE.1959 30.NOV.1963 24.DIC1982 174 GDD. A Rodolfo Otto Müller 03.SEP.1906 29 DIC. 1926 3 AGO. 1955 28.ENE.1959 29.FEB.1964 16.AGO.1964 175 GDB. I Daniel Balieiro Thompson 12.JUN.1906 29 DIC. 1926 6 SEP 1955 . 16.JUL.1957 08.MAR.1994 176 GDD. A Horacio Arce Fernández 10.DIC1909 29 DIC. 1926 18 ABR. 1956 28.ENE.1959 02.ENE.1962 08.MAY.1997 177 GDB. A Ramón Luis Álvarez Goldsack 25.ABR.1901 31 DIC. 1918 28 MAY. 1956 16.SEP.1946 23.FEB.1997 Ascenso en retiro. 178 GDB. SAN Roberto Salinas Donoso 27.ENE.1899 27 NOV 1925 19 JUN. 1956 . 10.SEP.1958 179 GDD. A Carlos Pollarolo Maggi 15.SEP.1906 29 DIC. 1926 25 JUL. 1956 28.ENE.1959 31.ENE.1963 28.SEP.1973 180 GDB. C Carlos Poblete Artigas 30.SEP.1906 29 DIC. 1926 25 JUL. 1956 01.MAR.1957 16.ENE.2011 181 GDB. I Álvaro Castro Simms 10.MAY.1910 29 DIC. 1926 25 JUL. 1956 01.MAR.1957 03.JUN.1995 Ascenso a GDB. en retiro, ley Nº 182 GDB. I Enrique Pérez Lavín 14.AGO.1890 8 MAR. 1909 24 OCT. 1956 03.AGO.1932 18.AGO.1978 6.069 183 GDB. A Gregorio Rodríguez Tascón 10.OCT.1905 29 DIC. 1926 4 DIC. 1956 07.MAR.1961 04.JUN.1980 184 GDB. A Enrique González Hemette 30.ABR.1898 27 ENE. 1917 30 ENE. 1957 30.MAR.1942 03.JUN.1987 Ascenso a GDB. en retiro. 185 GDB. INT Eduardo Ravelot Miranda 09.JUL.1895 1 MAR. 1921 30 ENE. 1957 26.FEB.1940 20.MAR.1982 Ascenso a GDB. en retiro. 186 GDD. I Pedro Arancibia Arancibia 13.MAR.1906 29 DIC. 1926 8 MAY. 1957 16.ENE.1962 28.FEB.1963 29.JUL.1983Anuario de la Academia de Historia Militar 187 GDB. C César Burotto Urzúa 03.SEP.1908 29 DIC. 1927 8 MAY. 1957 16.ABR.1959 03.FEB.1981139
  • 138. NOMBRAMIENTOS140 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 188 GDB. A Julio Vargas Sepúlveda 15.FEB.1908 29 DIC. 1927 8 MAY. 1957 31.ENE.1963 25.SEP.1978 189 GDB INT Juan Rubilar León 20.AGO.1905 4 ENE. 1927 14 MAY. 1957 21.NOV.1961 06.NOV.1989 190 GDB. A Alfredo Carrasco Alvarado 31.AGO.1906 29 DIC. 1927 4 JUN. 1957 30.AGO.1961 14.JUL.1981 191 GDD. A Manuel Montt Martínez 08.OCT.1908 29 DIC. 1927 4 JUN. 1957 18.JUN.1963 04.NOV.1964 13.FEB.1984 Comandante en Jefe del Ejto. 192 GDE. A Bernardino Parada Moreno 23.JUL.1908 29 DIC. 1927 8 AGO. 1957 18.JUN.1963 04.JUL.1967 06.MAR.1969 04.JUN.1964 - 04.JUL.1967 193 GDB. ING Benjamín Videla Vergara 09.OCT.1907 29 DIC. 1927 14 NOV 1957 . 31.OCT.1958 25.ABR.1965 194 GDB. I Alfonso Cañas Ruiz-Tagle 25.MAY.1908 29 DIC. 1927 18 DIC. 1957 07.AGO.1963 22AGO.1976 195 GDB. SAN Rafael Urzúa Casas-Cordero 24.OCT.1901 27 NOV 1925 30 . SEP 1958 . 27.ABR.1960 28.JUN.1994Anuario de la Academia de Historia Militar 196 GDB. C José L. Cárcamo Carrasco 31.ENE.1908 29 DIC. 1927 28 ENE. 1959 02.ENE.1962 25.AGO.1981 197 GDB. I Hugo Muñoz del Río 19.NOV.1908 29 DIC. 1927 5 MAY. 1959 22.FEB.1961 10.SEP.1978 198 GDB. ING Carlos Felipe Hepp Dubiau 30.MAR.1910 29 DIC. 1927 5 MAY. 1959 15.ENE.1964 02.OCT.1965 14.DIC.1999 199 GDD. I Héctor Martínez Amaro 27.JUL.1908 29 DIC. 1927 5 MAY. 1959 15.ABR.1964 04.NOV.1964 03.MAY.1982 200 GDB. C Arturo Silva Dreves 21.MAY.1906 29 DIC. 1927 5 MAY. 1959 31.MAY.1961 15.ENE.1980 201 GDB. ING Arturo Vergara Puga 08.FEB.1909 29 DIC. 1927 5 MAY. 1959 09.FEB.1962 16.OCT.1975 202 GDB. T Humberto Zamorano González 10.MAR.1907 29 DIC. 1927 9 JUN. 1959 30.AGO.1961 30.JUL.1993 203 GDD. I Alfredo Agustín Hoyos Candina 08.AGO.1906 29 DIC. 1927 5 ABR. 1961 16.DIC.1964 03.OCT.1965 11.MAY.1985 204 GDB. C Luis Enrique Ortiz Vega 09.MAR.1905 29 DIC. 1927 5 ABR. 1961 28.FEB.1963 26.ABR.1983 205 GDB. I Luis Tassara González 26.FEB.1908 29 DIC. 1927 20 JUN. 1961 04.NOV.1964 07.JUN.1998 206 GDB. SAN Luis Tornero Rodríguez 30.MAR.1903 2 FEB. 1937 20 JUN. 1961 12.ABR.1967 207 GDB SAN Luis Stuven Armas 30.MAR.1903 2 FEB. 1937 20 JUN. 1961 12.ABR.1967 08.JUL.1990 208 GDB. I Eduardo Saavedra Rojas 01.OCT.1909 29 DIC.. 1927 6 SEP 1961 . 09.FEB.1962 29.JUL.1970 209 GDD. C Pelayo Izurieta Molina 15.ABR.1912 28 DIC. 1928 6 SEP 1961 . 16.DIC.1964 07.ENE.1966 20.OCT.2000 210 GDB. INT Raúl Aguirre Valdés 07.NOV.1905 31 MAY. 1929 21 DIC. 1961 01.JUN.1965
  • 139. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 211 GDB. A Oscar Rafael Villegas Reimers 20.AGO.1907 28 DIC. 1928 16 ENE. 1962 30.ABR.1964 18.JUL.1987 212 GDB. I Carlos Gardeweg Costa 18.NOV.1909 28 DIC. 1928 17 ENE. 1962 28.FEB.1965 18.JUN.1994 213 GDD. A Otto Adolf Barth Deppe 25.MAY.1909 28 DIC. 1928 27 MAR. 1962 16.DIC.1964 16.FEB.1967 21.JUL.1973 214 GDD. A Manuel Aníbal Mansilla Andrade 16.ENE.1907 28 DIC. 1928 27 MAR. 1962 26.OCT.1965 16.FEB.1967 20.ABR.2001 215 GDB. SR Francisco Javier Gillmore Stock 09.ENE.1908 27 ENE. 1960 5 DIC. 1962 29.JUN.1984 27.MAY.1990 Ascenso a GDD. en retiro. Fue el 216 GDD. I Ricardo Orellana Olate 18.SEP.1860 6 AGO. 1951 27.JUL.1965 14.NOV.1884 28.JUL.1965 último veterano de la Guerra del Pacífico. 217 GDD. C Alberto Echaurren Gaete 03.FEB.1909 28 DIC. 1928 18 JUN. 1963 26.OCT.1965 16.FEB.1967 23.JUN.1995 218 GDB. T Aníbal Aray L’Houmaud 02.JUN.1908 28 DIC. 1928 26 JUN. 1963 01.MAR.1966 29.OCT.1974 219 GDB. C Jorge Poblete Artigas 22.FEB.1911 28 DIC. 1928 26 JUL. 1963 04.NOV.1964 24.MAY.1987 220 GDD. I Hernán Rodríguez Palacios 14.OCT.1908 28 DIC 1928 26 JUN. 1963 08.ENE.1966 16.FEB.1967 14.ENE.1988 221 GDB. I Germán Otto Müller 30.NOV.1911 24 DIC. 1929 12 SEP 1963 . 14.FEB.1966 18.JUN.1985 Comandante en Jefe del Ejto. 222 CGL. T Luis Miqueles Caridi 30.JUL.1911 24 DIC. 1929 15 ABR. 1964 01.ENE.1967 03.MAY.1968 12.AGO.2000 05.JUL.1967 - 03.MAY.1968 223 GDB. I Ramón Hernán Elzo Barboza 04.NOV.1910 24 DIC. 1929 6 MAY. 1964 01.MAR.1966 10.JUL.1993 224 GDD. A Germán Valdivia Muro 27.SEP.1911 24 DIC. 1929 20 MAY. 1964 01.ENE.1967 31.MAY.1968 04.MAY.1989 225 GDB. JM Camilo Vial Donoso 24.DIC.1907 13 ENE. 1937 12 AGO. 1964 15.JUN.1968 12.NOV.1997 226 GDD. A Juan Bancalari Zappettini 20.JUN.1909 24 DIC. 1929 6 ENE. 1965 01.ENE.1967 31.MAY.1968 31.DIC2011 227 GDD. I Tulio Marambio Marchant 10.ABR.1911 24 DIC. 1929 6 ENE. 1965 01.ENE.1967 31.MAY.1968 30.ABR.1999 228 GDD. ING Renzo De Kartzow Da Bove 08.OCT.1909 24 DIC. 1929 6 ENE. 1965 01.ENE.1967 31.MAY.1968 19.FEB.2003 229 GDB. I Berty Walker Geisse 07.AGO.1911 24 DIC. 1929 6 ENE. 1965 14.FEB.1966 05.SEP.1992 230 GDD. I Oscar Guzmán Soriano 27.OCT.1911 24 DIC. 1929 6 ENE. 1965 01.ENE.1967 01.FEB.1968 15.DIC.1999Anuario de la Academia de Historia Militar 231 GDB. A Fernando Izurieta Molina 26.NOV.1913 23 DIC. 1930 6 ENE. 1965 31.AGO.1968 27.SEP.1997 232 GDB. INT José Badía Gimeno 30.AGO.1909 30 DIC. 1929 22 JUN. 1965 20.FEB.1968 23.DIC1998141
  • 140. NOMBRAMIENTOS142 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 233 GDD. A Jorge Quiroga Mardones 21.FEB.1913 23 DIC. 1930 3 NOV 1965 . 21.FEB.1968 31.OCT.1968 14.ABR.1978 234 CDE. I René Cabrera Soto 06.ABR.1911 23 DIC. 1930 3 NOV 1965 . 21.FEB.1968 31.OCT.1968 05.JUL.1995 235 GDD. C Rodolfo Abé Ortiz 23.ENE.1911 23 DIC. 1930 9 ENE. 1966 21.FEB.1968 31.OCT.1968 27.JUL1991 Comandante en Jefe del Ejto. 236 CGL. I Sergio Lisandro Castillo Aránguiz 28.ENE.1912 23 DIC. 1930 15 FEB. 1966 21.FEB.1968 27.ABR.1970 15.OCT.2002 03.MAY.1968 - 24.OCT.1969 237 GDB. A Félix Eduardo Guerrero Salcedo 25.ABR.1912 23 DIC. 1930 15 FEB. 1966 01.ENE.1968 01.ENE.1968 Juan Narciso 238 GDD. I Forch Petit 23.NOV.1911 23 DIC. 1930 2 MAR. 1966 21.FEB.1968 27.DIC.1968 12.JUL.1991 Jaime 239 GDD. C Roberto Fuentes Stone 19.JUN.1911 23 DIC. 1930 2 MAR. 1966 09.MAY.1968 31.MAY.1969 28.DIC.2000 240 GDD. C Ramón Félix Valdés Martínez 27.FEB.1911 1 ENE. 1932 1 ENE. 1967 28.MAY.1968 27.ABR.1970 07.MAR.2006Anuario de la Academia de Historia Militar 241 GDD. I Arturo René Sagredo Sagredo 30.JUN.1912 1 ENE. 1932 1 ENE. 1967 28.MAY.1968 30.ABR.1970 30.NOV.1984 242 GDD. I Emilio Cheyre Toutin 27.ABR.1912 1 ENE. 1932 1 ENE. 1967 28.MAY.1968 30.ABR.1970 29.ABR.1976 243 GDD. A Alfredo Carvajal Wilson 08.OCT.1913 27 SEP 1933 17 FEB. 1967 . 16.JUL.1968 30.ABR.1970 08.FEB.1975 244 GDB. I Luis Fernando Soto Aguilar Gordon 05.JUL.1913 1 ENE. 1932 17 FEB. 1967 15.SEP.1968 16.SEP.2003 245 GDB. A Tomás Opazo Santander 08.ABR.1912 1 ENE. 1932 17 FEB. 1967 29.FEB.1968 27.OCT.1997 246 GDD. A Alfredo Enrique Mahn Mackenthun 28.AGO.1914 1 ENE. 1933 17 FEB. 1967 18.ENE.1969 05.JUL.1970 14.DIC.1999 247 GDB. SAN José Rodríguez Vélez 15.JUL.1905 2 FEB. 1937 21 AGO. 1967 12.ABR.1974 248 GDB. C Jorge Ignacio Rodríguez Anguita 29.JUN.1912 1 ENE. 1933 21 AGO. 1967 05.JUL.1970 26.FEB.2007 Comandante en Jefe del Ejto. René Edmundo 27.OCT.1969 - 25.OCT.1970. 249 GDD. I Schneider Chereau 31.DIC.1913 1 ENE. 1933 2 ENE. 1968 07.ENE.1970 25.OCT.1970 25.OCT.1970 Gerardo Muere asesinado por motivos políticos. Vicepresidencia 29.NOV .1972 - 14.DIC.1972 Comandante en Jefe del Carlos José 250 GDE. A Prats González 02.FEB.1915 1 ENE. 1934 2 FEB. 1968 07.ENE.1970 23.AGO.1973 30.SEP.1974 Ejto. 26.OCT.1970 - 23.AGO.1973 Santiago En retiro, muere asesinado por moti- vos políticos.
  • 141. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 251 GDD. I Manuel José Pinochet Sepúlveda 13.JUN.1914 1 ENE. 1934 21 FEB. 1968 07.ENE.1970 30.JUN.1972 27.AGO.1992 252 GDD. ING Pablo Raúl Schaffhauser Acuña 28.JUN.1915 1 ENE. 1934 21 FEB. 1968 07.ENE.1970 30.JUN.1972 25.DIC.1980 253 GDD. A Camilo Enrique Valenzuela Godoy 24.FEB.1916 4 ABR. 1934 21 FEB. 1968 07.ENE.1970 16.NOV.1970 01.MAY.1976 254 GDB. INT Jorge Barba Barrera 10.JUN.1914 1 ENE. 1933 22 FEB. 1968 06.ENE.1970 Florián del 255 GDB. C Silva Arce 17.FEB.1916 1 ENE. 1935 21 FEB. 1968 30.ABR.1970 24.ABR.2008 Carmen 256 GDD. I Francisco Gorigoitía Herrera 18.JUL.1915 1 ENE. 1935 5 ABR. 1968 07.ENE.1970 15.JUN.1971 23.MAY.1990 Kurt Hubertus 257 GDB. I Von Hagen Schleiden 26.DIC.1914 23 MAY. 1935 5 ABR. 1968 02.JUN.1970 31.MAY.2003 Otto 258 GDB. JM Pedro Del Río Martínez 23.MAY.1911 13 ENE. 1937 6 JUN. 1968 31.DIC.1972 Eduardo 259 GDB. C Arriagada Lasa 19.JUL.1916 1 ENE. 1936 22 AGO. 1968 15.JUN.1971 22.JUN.2010 Waldemar 260 GDD. C Raúl Arturo Poblete Vergara 01.FEB.1918 1 ENE. 1936 22 AGO. 1968 16.DIC.1970 15.FEB.1972 26.DIC.2001 261 GDB. C José Gonzalo Larraín Cuevas 25.MAR.1917 1 ENE. 1937 3 ENE. 1969 15.JUN.1971 29.ENE.1972 262 GDB. I Tulio Enrique Espinoza Palma 04.AGO.1916 1 ENE. 1937 3 ENE. 1969 05.JUL.1970 26.OCT.2010 263 GDD. ING Galvarino Hugo Mandujano López 15.NOV.1916 1 ENE. 1937 3 ENE. 1969 16.DIC.1970 08.JUL.1973 15.ABR.1998 264 GDB. A Roberto Urbano Viaux Marambio 25.MAY.1917 1 ENE. 1937 3 ENE. 1969 22.OCT.1969 05.SEP.2005 Pdte. de la Junta de Gobierno 11.SEP.1973 - 10.MAR.1980. Augusto José Presidente de la República 265 CGL. I Pinochet Ugarte 25.NOV.1915 1 ENE. 1937 19 ENE. 1969 16.DIC.1970 11.MAR.1998 10.DIC.2006 Ramón 17.SEP.1974 - 10.MAR.1990. Comandante en Jefe del Ejto. 24.AGO.1973 - 11.MAR.1998 Orlando 266 GDD. I Urbina Herrera 24.AGO.1916 1 ENE. 1937 23 OCT. 1969 01.ENE.1972 01.SEP.1974 21.JUL.1997 Humberto Rolando Miguel 267 GDD. C González Acevedo 17.DIC1915 1 ENE. 1938 5 NOV 1969 . 01.ENE.1972 15.ABR.1974 12.MAR.2006 ArturoAnuario de la Academia de Historia Militar 268 GDB. A Enrique José Garín Cea 16.OCT.1919 1 ENE. 1938 11 DIC. 1969 05.JUL.1972 269 GDD. A José Manuel Torres de la Cruz 19.MAR.1918 1 ENE. 1938 11 DIC. 1969 01.ENE.1972 01.SEP.1974 11.SEP.2001143
  • 142. NOMBRAMIENTOS144 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 270 GDD. A Ernesto Julio Baeza Michaelsen 05.ENE.1917 1 ENE. 1939 7 ENE. 1970 01.ENE.1973 30.JUN.1974 03.OCT.2008 271 GDD. I Oscar Adrián Bonilla Bradanovic 24.DIC1918 1 ENE. 1939 7 ENE. 1970 08.ENE.1973 03.MAR.1975 03.MAR.1975 Murió en acto de servicio. Ervaldo José 272 GDB. I Rodríguez Theodor 03.OCT.1920 1 ENE. 1939 7 ENE. 1970 30.ABR.1974 Manuel José Ricardo 273 GDD. I Valenzuela Leyton 28.NOV.1919 1 ENE. 1939 7 ENE. 1970 23.AGO.1973 15.JUL.1975 22.FEB.1994 Alfonso 274 GDB. I Julio Alfredo Canales Márquez 15.SEP.1920 1 ENE. 1939 7 ENE. 1970 21.SEP.1972 19.MAR.1987 275 GDD. C Héctor Hernán Bravo Muñoz 13.SEP.1920 1 ENE. 1939 7 ENE. 1970 15.OCT.1973 01.OCT.1975 12.JUN.2004 276 GDB. MG Carlos Araya Castro 28.AGO.1917 1 ENE. 1939 7 ENE. 1970 02.JUL.1974 10.OCT.1993 277 GDB. I Mario Tulio Sepúlveda Squella 18.NOV.1918 1 ENE. 1939 10 ENE. 1970 24.FEB.1974 24.NOV.1995Anuario de la Academia de Historia Militar 278 GDB. INT Eduardo Cano Quijada 06.ABR.1921 15 NOV 1941 . 1 FEB. 1970 05.MAY.1974 17.DIC.2007 Carlos 279 GDB. A Pickering Vásquez 19.MAY.1920 1 ENE. 1939 16 DIC. 1970 23.FEB.1974 21.OCT.1987 Guillermo 280 GDB. C Hernán Hiriart Laval 15.FEB.1918 1 ENE. 1939 16 DIC. 1970 05.SEP.1972 281 TGL. I Hermann Julio Brady Roche 10.FEB.1921 1 ENE. 1939 16 DIC. 1970 02.ENE.1974 02.JUL.1979 18. MAY.2011 Ascenso a TGL 29.SEP.1978 282 GDD. I Pedro Palacios Cameron 20.OCT.1920 1 ENE. 1939 16 DIC. 1970 01.MAR.1974 15.JUL.1975 09.SEP.2012 283 GDB. I Raúl Contreras Fischer 14.ABR.1921 1 ENE. 1940 16 DIC 1970 30.JUN.1974 284 MGL. T César Raúl Benavides Escobar 12.MAR.1920 1 ENE. 1940 1 ENE. 1972 01.MAR.1974 01.JUL.1986 25.MAR.2011 Ascenso a TGL 29.SEP.1978 285 GDB. C Joaquín Lagos Osorio 11.FEB.1920 1 ENE. 1940 1 ENE. 1972 15.OCT.1974 10.ABR.2003 Gustavo 286 GDD. T Álvarez Águila 27.NOV.1921 1 ENE. 1940 1 ENE. 1972 15.OCT.1974 12.ENE.1977 Guillermo Ascenso a TGL 29.SEP.1978. 287 TGL. I Ernesto Carlos Forestier Haensgen 27.ABR.1920 1 ENE. 1940 1 ENE. 1972 15.OCT.1974 02.ENE.1980 28.AGO.2005 Vicecomandante en Jefe del Ejto. 11.NOV .1977 - 29.NOV .1979. 288 GDB. C Manuel Arturo Vivero Ávila 03.JUL.1920 1 ENE. 1940 1 ENE. 1972 10.FEB.1975 08.SEP.2008 289 GDB. A Sergio Nuño Bawden 03.FEB.1922 1 ENE. 1941 5 SEP 1972 . 31.MAR.1974 290 GDB. JM Osvaldo Ramón Salas Torres 13.SEP.1921 10 FEB. 1949 31 DIC. 1972 02.MAY.1978 21.JUL.1998
  • 143. GOBIERNO MILITAR GENERALES ENTRE 1973 - 1990 NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 1 GDD. I Sergio Víctor Arellano Stark 10.JUN.1921 1 ENE. 1941 7 ENE. 1973 03.MAR.1975 02.JUL.1976 2 GDB. I Augusto Lutz Urzúa 09.MAY.1925 1 ENE. 1942 8 ENE. 1973 28.NOV.1974 28.NOV.1974 3 GDD. I Javier E. Palacios Rummann 11.ARB.1923 1 ENE. 1942 8 ENE. 1973 01.ABR.1975 10.MAR.1977 25.JUN.2006 Ascenso a TGL 01.ENE.1980 4 TGL. I Washington Carrasco Fernández 09.JUN.1922 1 ENE. 1942 8 ENE. 1973 02.ENE.1976 08.FEB.1982 Vicecomandante en Jefe del Ejto. 30.NOV .1979 - 8.DIC.1981 5 GDB. A Fernando E. González Martínez 11.MAR.1924 25 OCT. 1942 23 AGO. 1973 15.OCT.1974 26.NOV.1993 6 GDD. I Agustín Toro Dávila 31.OCT.1924 25 OCT. 1942 24 AGO. 1973 01.AGO.1976 26.OCT.1980 7 GDD. CBL Nilo A. Floody Buxton 16.JUL.1921 25 OCT. 1942 24 AGO. 1973 04.ENE.1977 26.OCT.1980 Víctor Aquiles 8 GDB. ING López Barnechea 26.ABR.1922 25 OCT. 1942 15 OCT. 1973 15.OCT.1974 Agustín 9 GDB. I Pedro Enrique Yochum Jiménez 11.JUL.1922 25 OCT. 1942 30 OCT. 1973 15.OCT.1974 21.DIC.2008 10 GDB SAN Ricardo Sepúlveda Contreras 15.NOV.1903 16 ABR. 1936 19 NOV 1973 . 28.FEB.1975 11 GDD. I Rolando Garay Cifuentes 15.MAR.1924 25 OCT. 1942 1 ENE. 1974 11.MAR.1977 26.OCT.198O 12 GDB. T Julio Sergio Polloni Pérez 05.MAY.1924 25 OCT. 1942 2 ENE. 1974 12.DIC.1975 09.NOV.1997 13 GDB. I Marcelo Hernán Béjares González 30.OCT.1923 25 OCT. 1942 2 ENE. 1974 02.DIC.1977 23.SEP.1983 Cadenasso 14 GDB. MG Sergio 31.DIC.1920 1 ENE. 1942 2 ENE. 1974 28.FEB.1981 23.SEP.2004 Ferroggiaro Ascenso a TGL. 01.ENE.1982 15 TGL. I Julio Octavio Canessa Robert 19.MAR.1925 1 ENE. 1944 1 MAR. 1974 03.ENE.1978 31.ENE.1987 Vicecomandante en Jefe del Ejto. 9.DIC.1981 - 01.DIC.1985 16 GDB. I Aníbal Fernando Labarca Ricci 02.ABR.1924 1 ENE. 1944 1 MAR. 1974 02.JUN.1976 27.OCT.2005Anuario de la Academia de Historia Militar 17 GDB. I Jorge León Villarreal 13.MAY.1923 1 ENE. 1944 31 MAR. 1974 02.DIC1975 18 GDB. INT Jorge Court Moock 01.NOV.1920 25 OCT. 1942 5 MAY. 1974 08.MAR.1977 15.SEP.2005145
  • 144. NOMBRAMIENTOS146 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 19 GDB. SAN Eduardo Díaz Carrasco 25.ABR.1915 28 DIC. 1948 31 AGO. 1974 01.NOV.1978 20 GDB. I Lisandro A. Contreras Tapia 29.MAR.1922 1 ENE. 1944 15 OCT. 1974 02.DIC1975 Fernando M. del 21 GDB. C Paredes Pizarro 26.JUL.1923 1 ENE. 1944 15 OCT. 1974 03.ENE.1976 Carmen 22 TGL. I Sergio A. Covarrubias Sanhueza 11.OCT.1923 1 ENE. 1944 15 OCT. 1974 02.OCT.1978 1.ENE.1983 Ascenso a TGL. 01.ENE.1982 23 GDB. B Adrián Ricardo Ortiz Gutmann 23.JUN.1925 23 DIC. 1944 15 OCT. 1974 02.ABR.1980 21.FEB.2012 24 MGL. A Luis Joaquín Ramírez Pineda 03.JUL.1925 23 DIC. 1944 15 OCT. 1974 22.OCT.1979 31.DIC.1981 25 GDB. ING Juan Germán Hutt Günther 01.JUL.1926 23 DIC. 1944 15 OCT. 1974 02.DIC.1975 05.FEB.2002 26 GDB. I Hernán Alfredo Fuenzalida Vigar 18.JUL.1926 23 DIC. 1944 15 OCT. 1974 02.ABR.1980 07.OCT.1983Anuario de la Academia de Historia Militar 27 MGL. I Enrique Julio Morel Donoso 08.ABR.1925 23 DIC. 1944 28 NOV 1974 . 13.DIC.1979 23.DIC.1982 08.FEB.2002 28 GDB. I Augusto Daniel Reijer Rago 23.AGO.1924 23 DIC. 1944 1 ENE. 1975 02.DIC.1975 11.MAR.2003 29 GDB. I Felipe Geiger Stahr 07.OCT.1924 23 DIC. 1944 1 ENE. 1975 03.ENE.1976 25.OCT.1980 30 GDB. I Odlanier Rafael Mena Salinas 02.ABR.1926 23 DIC. 1944 1 ENE. 1975 02.DIC.1975 Sixto Fco. 31 MGL. ING Rubio Ramírez 16.MAR.1926 23 DIC. 1944 1 ENE. 1975 26.OCT.1980 23.DIC.1983 03.NOV.1993 Rigoberto Carol Miguel Murió asesinado por motivos 32 MGL. ING Urzúa Ibáñez 07.FEB.1926 23 DIC. 1944 1 ENE. 1975 26.OCT.1980 23.DIC.1982 30.AGO.1983 Ángel políticos. 33 MGL. T Rafael Enrique Ortiz Navarro 15.ENE.1927 1 ENE. 1946 31 OCT. 1975 10.NOV.1980 31.DIC1983 34 MGL. ING Patricio Hernán Torres Rojas 18.DIC.1926 1 ENE. 1946 31 OCT. 1975 01.OCT.1981 31.NOV.1983 35 MGL. I Héctor Manuel Orozco Sepúlveda 25.AGO.1928 1 ENE. 1946 3 DIC. 1975 01.NOV.1981 31.DIC.1983 36 GDB. A Pedro Ewing Hodar 23.JUL.1927 1 ENE. 1946 3 DIC. 1975 02.NOV.1977 07.NOV.1989 Humberto 37 TGL. I Gordon Rubio 21.SEP.1927 1 ENE. 1947 3 DIC. 1975 11.DIC1981 30.NOV.1988 15.JUN.2000 Ascenso a TGL. 22.SEP.1986 Alfredo 38 GDB. I Jaime Estrada Leigh 24.AGO.1928 1 ENE. 1947 3 DIC. 1975 03.ENE.1977 39 MGL. A Carlos Edmundo Morales Retamal 26.SEP.1928 1 ENE. 1947 3 DIC. 1975 01.ENE.1982 01.JUL.1983
  • 145. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 40 MGL. I Juan Guillermo Toro Dávila 08.DIC.1927 1 ENE. 1947 15 JUL. 1976 04.AGO.1982 31.DIC.1984 41 GDB. C Horacio Esteban Toro Iturra 04.ENE.1928 1 ENE. 1947 5 OCT. 1976 02.MAY.1978 42 MGL. I Luis Víctor José Prüssing Schwartz 30.MAR.1927 1 ENE. 1947 5 OCT. 1976 23.DIC.1982 02.MAR.1986 43 GDB. A Elio Orazio Bacigalupo Soracco 12.JUL.1927 1 ENE. 1947 5 OCT. 1976 02.MAY.1978 09.ABR.2001 44 GDB. ING Manuel Remigio De la Fuente Borge 09.ENE.1926 1 ENE. 1947 23 NOV 1976 . 29.JUN.1978 13.ENE.1983 45 GDB. C Gastón Zúñiga Paredes 27.AGO.1926 1 ENE. 1947 23 NOV 1976 . 02.MAY.1978 46 BGL. INT Jorge Berríos Bustos 01.MAY.1929 1 ENE. 1949 3 ENE. 1977 31.ENE.1987 47 BGL. TR José Benito Piuzzi Muñoz 01.ENE.1920 1 ENE. 1951 17 JUN. 1977 30.ABR.1982 48 MGL. I Osvaldo Hernández Pedreros 06.ABR.1926 1 ENE. 1947 3 NOV 1977 . 23.DIC.1982 05.ENE.1987 49 MGL. A Enrique Arturo Valdés Puga 27.MAR.1930 1 ENE. 1948 3 NOV 1977 . 01.ENE.1983 02.FEB.1986 22.NOV.2003 50 GDB. ING Juan Manuel Contreras Sepúlveda 04.MAY.1929 1 ENE. 1948 3 NOV 1977 . 21.SEP.1978 Ascenso a TGL. 01.ENE.1986 Santiago Arturo 51 TGL. CBL Sinclair Oyaneder 29.DIC1927 1 ENE. 1948 3 NOV 1977 . 30.SEP.1983 01.ENE.1990 Vicecomandante en Jefe del Ejto. Ariel 01.DIC.1985 - 30.NOV .1988. Manuel 52 GDB. C Rodríguez Véliz 22.ARB.1929 1 ENE. 1948 3 NOV 1977 . 14.FEB.1978 Benjamín 53 MGL. A Julio Mario Fernández Atienza 20.DIC1928 1 ENE. 1948 3 NOV 1977 . 01.NOV.1983 30.NOV.1983 19.AGO.1990 Cristián Ackerknecht San 54 MGL. I 23.MAR.1928 1 ENE. 1948 3 NOV 1977 . 01.DIC.1983 31.ENE.1986 18.JUL.1989 Guillermo Martín 55 MGL. I René Caupolicán Vidal Basauri 15.AGO.1928 1 ENE. 1948 3 NOV 1977 . 01.DIC.1983 02.ENE.1986 56 GDB. JM Carlos Mackenney Vandorsee 14.JUN.1928 12 ABR. 1954 3 NOV 1977 . 02.FEB.1980 57 BGL. I Dante Javier Iturriaga Marchesse 31.MAY.1931 1 ENE. 1949 29 DIC. 1977 30.NOV.1984 15.ABR.2012 58 BGL. C Carol Lopicich Davidson 13.AGO.1930 1 ENE. 1949 29 DIC. 1977 31.OCT.1981 59 MGL. A Luis Francisco Danús Covian 27.DIC.1929 1 ENE. 1949 3 ENE. 1978 01.DIC.1984 30.JUN.1987Anuario de la Academia de Historia Militar 60 GDB SAN Roberto E. Bonilla Bradanovic 15.MAY.1924 1 ENE. 1953 1 MAY. 1978 31.ENE.1982147
  • 146. NOMBRAMIENTOS148 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 61 BGL. I Julio Jara Ducaud 18.NOV.1928 1 ENE. 1949 7 JUL. 1978 30.NOV.1983 62 BGL. T Iván Dobud Urquieta 26.ABR.1929 1 ENE. 1949 31 OCT. 1978 27.FEB.1982 63 BGL. I René Luis Escauriaza Alvarado 14.FEB.1932 1 ENE. 1950 31 OCT. 1978 16.OCT.1979 16.OCT.1979 64 MGL. A Carlos Alejandro Medina Lois 28.FEB.1931 1 ENE. 1950 31 OCT. 1978 01.DIC.1984 01.DIC.1986 22.JUN.2010 65 BGL. MG Mario Hernán Ramos Muñoz 29.ABR.1929 1 ENE. 1950 1 ENE. 1979 30.NOV.1985 23.FEB.1995 66 MGL. A Manuel Barros Recabarren 27.OCT.1928 1 ENE. 1950 3 JUL. 1979 01.ENE.1985 29.FEB.1988 Jorge Felipe 67 MGL. I O’Ryan Balbontín 27.MAR.1929 1 ENE. 1950 3 JUL. 1979 01.ENE.1985 02.JUL.1987 Gonzalo Ricardo 68 GDB JM Lyon Salcedo 13.AGO.1926 1 ENE. 1947 2 AGO. 1979 02.ENE.1985 FernandoAnuario de la Academia de Historia Militar 69 BGL. I Rolando Figueroa Quezada 16.JUL.1929 1 ENE. 1949 15 OCT. 1979 31.ENE.1985 23.JUN.2010 70 BGL. I Jorge Alejandro Dowling Santa María 09.ABR.1931 1 ENE. 1950 15 OCT. 1979 02.DIC.1985 24.NOV.2003 71 MGL. A Roberto Alfredo Soto Mackenney 04.FEB.1933 1 ENE. 1951 17 OCT. 1979 01.DIC.1985 30.NOV.1988 72 BGL. A José Fernando Mutis Puccio 01.MAR.1932 1 ENE. 1951 22 OCT. 1979 31.OCT.1981 73 MGL. T Sergio Osvaldo Badiola Broberg 25.AGO.1930 1 ENE. 1951 13 DIC. 1979 01.DIC.1985 30.NOV.1988 74 GDB. C Manuel Gaspar Cortés Jarpa 14.FEB.1929 1 ENE. 1949 14 ABR. 1980 31.DIC.1984 75 BGL. I René Enrique Pérez Negrete 08.JUL.1929 1 ENE. 1950 14 ABR. 1980 31.OCT.1981 76 MGL. T Roberto Guillard Marinot 25.JUL.1931 1 ENE. 1951 14 ABR. 1980 01.DIC.1985 30.NOV.1988 21.AGO.2012 77 MGL. CBL Alfredo Orlando Calderón Campusano 04.JUN.1930 1 ENE. 1951 14 ABR. 1980 01.DIC.1985 30.NOV.1988 78 BGL. I Gabriel Eugenio Pizarro Seymour 20.ABR.1931 1 ENE. 1951 26 OCT. 1980 31.MAR.1984 79 MGL. ING Julio César A. Bravo Valdés 16.FEB.1932 1 ENE. 1951 26 OCT. 1980 15.SEP.1986 26.FEB.1989 80 MGL. A Claudio López Silva 12.DIC1928 1 ENE. 1951 10 NOV 1980 . 15.SEP.1986 05.ENE.1988 81 MGL. I Daniel Gastón Frez Arancibia 17.SEP.1931 1 ENE. 1952 10 NOV 1980 . 01.ENE.1987 31.JUL.1987 82 BGL. A Rolando Ramos Muñoz 31.MAR.1933 1 ENE. 1952 10 NOV 1980 . 31.JUL.1982 23.FEB.1995
  • 147. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 83 BGL. I Ramsés Arturo Álvarez Sgolia 04.SEP.1933 1 ENE. 1952 1 NOV 1981 . 07.ENE.1988 84 BGL. I Belarnino López Navarro 30.NOV.1931 1 ENE. 1952 1 NOV 1981 . 31.DIC.1983 85 MGL. I Eduardo Ibáñez Tillería 20.AGO.1932 1 ENE. 1952 1 NOV 1981 . 20.AGO.1987 20.NOV.1988 31.AGO.2005 86 BGL. I César Manríquez Bravo 08.ABR.1931 1 ENE. 1952 1 NOV 1981 . 31.DIC.1986 87 BGL. A Fernando Oscar Arancibia Reyes 01.DIC1933 1 ENE. 1953 1 NOV 1981 . 13.ABR.1983 Bruno 88 MGL. ING Siebert Held 13.MAR.1933 1 ENE. 1953 1 NOV 1981 . 2O.AGO.1987 30.OCT.1988 Guillermo 89 MGL. A Washington García Escobar 12.AGO.1934 1 ENE. 1953 11 DIC. 1981 20.AGO.1987 30.NOV.1988 Carlos 90 BGL. I Meirelles Müller 05.JUN.1935 1 ENE. 1953 1 ENE. 1982 30.DIC.1986 21.FEB.2011 Guillermo 91 BGL. SAN Jorge Verdugo Álvarez 05.DIC.1922 18 MAY. 1953 20 ABR. 1982 26.MAY.1988 26.MAY.1988 92 BGL. TR Pedro Edwin Howard Fuenzalida 18.ENE.1930 1 ENE. 1955 20 ABR. 1982 02.ENE.1988 20.AGO.2001 Rigoberto 93 BGL. A Pérez Hormazábal 31.MAR.1934 1 ENE. 1953 30 AGO. 1982 30.MAY.1986 03.NOV.2012 Sergio 94 BGL. I Gustavo Rivera Toro 20.ENE.1933 1 ENE. 1953 23 DIC. 1982 13.MAR.1986 95 BGL. A Luis Alberto Reyes Tastets 04.ABR.1935 1 ENE. 1954 23 DIC. 1982 15.ENE.1987 96 BGL. CBL Carlos Eugenio Ojeda Vargas 22.ENE.1935 1 ENE. 1954 23 DIC. 1982 29.NOV.1988 97 BGL. CBL Manuel Antonio Matas Sotomayor 30.ABR.1934 1 ENE. 1954 23 DIC. 1982 31.DIC.1988 Ascenso a TGL. 06.DIC.1988 Jorge Ernesto 98 TGL. A Zincke Quiroz 05.ABR. 1935 1 ENE. 1955 30 SEP 1983 . 04.NOV.1988 10.ABR.1990 Vicecomandante en Jefe del Ejto. Mario 01.DIC.1988 - 10.OCT.1989 99 MGL. CBL Jaime Arturo González Vergara 11.MAR.1936 1 ENE. 1955 1 DIC. 1983 07.NOV.1988 10.ABR.1990 100 MGL. I Mario Alfonso Navarrete Barriga 12.AGO.1935 1 ENE. 1955 1 DIC. 1983 08.NOV.1988 10.ABR.1990 101 BGL. I Samuel Alexy Rojas Pérez 21.MAR.1934 1 ENE. 1955 1 DIC. 1983 31.JUL.1988 22.NOV.2008Anuario de la Academia de Historia Militar Francisco 102 BGL. ING Martínez Benavides 12.DIC.1934 1 ENE. 1955 1 DIC. 1983 02.FEB.1989 Fernando149
  • 148. NOMBRAMIENTOS150 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 103 MGL. T Julio Andrade Armijo 12.AGO.1935 1 ENE. 1955 1 DIC. 1983 01.DIC.1988 10.ABR.1990 Fernando 104 BGL. CBL Hormazábal Gajardo 01.MAY.1935 1 ENE. 1955 1 DIC. 1983 30.NOV.1988. Alberto 105 MGL. CBL Eduardo Hernán Castellón Keitel 14.FEB.1934 1 ENE. 1955 1 DIC. 1983 01.DIC.1988 10.ABR.1990 16.FEB.2012 106 GDB. SR Joaquín Matte Varas 17.ABR.1923 26 SEP 1973 29 DIC. 1983 . 28.AGO.1995 12.MAY.2010 107 BGL. I Julio Fernando Salazar Lantery 10.MAR.1933 1 ENE. 1954 15 OCT. 1984 30.NOV.1986 Helmut Herman 108 MGL. CBL Kraushaar Scheuch 10.OCT.1933 1 ENE. 1955 15 OCT. 1984 01.DIC.1988 28.FEB.1990 Arturo Sergio Eduardo 109 BGL. A Valenzuela Ramírez 01.SEP.1933 1 ENE. 1955 15 OCT. 1984 30.NOV.1988 Gmo.Anuario de la Academia de Historia Militar Aureliano 110 BGL. I Tello Riquelme 19.MAR.1934 1 ENE. 1955 15 OCT. 1984 31.DIC.1988 Eduardo Ascenso a TGL. 24.OCT.1989 111 TGL. T Jorge Enrique Lucar Figueroa 06.ENE.1934 1 ENE. 1956 1 DIC. 1984 14.ENE.1988 30.JUN.1995 Vicecomandante en Jefe del Ejto. 10.OCT.1989 - 20.NOV .1994. Patricio Rafael 112 MGL. A Gualda Tiffaine 28.SEP.1937 1 ENE. 1956 1 ENE. 1985 01.DIC.1988 28.FEB.1991 Alberto 113 MGL. I Hugo Iván Salas Wenzel 30.OCT.1935 1 ENE. 1956 1 ENE. 1985 01.DIC.1988 30.ABR.1991 114 BGL. I Hugo Prado Contreras 14.MAY.1934 1 ENE. 1956 1 ENE. 1985 30.JUN.1989 Eduardo 115 BGL. JM Avello Concha 02.NOV.1938 13 JUL. 1966 2 ENE. 1985 30.JUN.1989 Cipriano Luis Hernán 116 MGL. A Serre Ochsenius 09.JUL.1935 1 ENE. 1955 2 SEP 1985 . 10.OCT.1989 30.JUN.1993 Patricio 117 BGL. I Patricio Gustavo Martínez Moena 09.AGO.1935 1 ENE. 1956 2 SEP 1985 . 30.NOV.1986 Francisco 118 BGL. A Ramírez Migliassi 13.AGO.1934 1 ENE. 1956 2 SEP 1985 . 30.NOV.1988 25.OCT.1998 Hernán 119 BGL. I Hernán Carlos Chacón Soto 06.DIC1936 1 ENE. 1956 1 DIC. 1985 02.ENE.1988 120 MGL. A Luis Hugo Henríquez Rifo 24.DIC1935 1 ENE. 1956 1 DIC. 1985 10.OCT.1989 30.JUN.1993
  • 149. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 121 MGL. ING Rodrigo Sánchez Casillas 20.NOV.1935 1 ENE. 1956 1 DIC. 1985 10.OCT.1989 31.DIC.1993 122 BGL. CBL Renato Alberto Fuenzalida Maechel 24.NOV.1935 1 ENE. 1956 3 DIC. 1985 31.MAY.1990 Florencio 123 GDB. MG Tejos Martínez 16.OCT.1935 1 OCT. 1958 6 DIC. 1985 30.JUN.1996 Antonio 124 BGL. ING Mario Renato Varela Correa 17.NOV.1934 1 ENE. 1956 8 OCT. 1986 31.MAR.1990 07.AGO.1993 125 BGL. I Jaime Patricio Núñez Cabrera 25.MAY.1938 1 ENE. 1957 8 OCT. 1986 31.DIC.1989 126 MGL. C Jorge Ballerino Sandford 10.OCT.1938 1 ENE. 1957 8 OCT. 1986 31.ENE.1990 30.ABR.1994 127 MGL. A Raúl Eduardo Iturriaga Neumann 23.ENE.1938 1 ENE. 1957 8 OCT. 1986 31.ENE.1990 30.ABR.1991 128 MGL. I Miguel Alfonso Espinoza Guzmán 07.NOV.1938 1 ENE. 1957 1 DIC. 1986 02.NOV.1990 30.JUN.1994 17.NOV.2010 129 BGL. ING Manuel Ernesto Videla Cifuentes 16.JUN.1938 1 ENE. 1957 1 DIC. 1986 30.NOV.1988 130 BGL. I Hernán Saldes Irarrázabal 24.ABR.1936 1 ENE. 1957 1 DIC. 1986 29.FEB.1988 Enrique 131 BGL. A López Silva 24.MAY.1937 1 ENE. 1957 1 DIC. 1986 01.MAR.1989 Alejandro 132 MGL. I Alejandro González Samohod 27.OCT.1938 1 ENE. 1957 1 DIC. 1986 31.ENE.1990 31.ENE.1991 133 MGL. I Héctor Ernesto Darrigrandi Márquez 18.DIC.1933 1 ENE. 1958 1 ENE. 1987 02.NOV.1990 30.JUN.1993 134 BGL. A Carlos Rafael Parera Silva 31.ENE.1937 1 ENE. 1958 1 FEB. 1987 31.JUL.1992 135 BGL. INT Enrique Pedro Seguel Morel 22.AGO.1938 1 ENE. 1957 1 FEB. 1987 31.DIC.1989 136 BGL. ING Manuel René Concha Martínez 16.JUL.1939 1 OCT. 1958 1 OCT. 1987 31.JUL.1992 Vicecomandante en Jefe del Ejto. 137 MGL. CBL Guillermo Garín Aguirre 31.JUL.1937 1 OCT. 1958 20 OCT. 1987 02.NOV.1990 30.MAY.1998 21.NOV .1994 - 20.NOV .1997 138 BGL. I Miguel Luis Sánchez Tapia 11.AGO.1934 1 ENE. 1956 26 OCT. 1987 01.JUL.1990 139 BGL. A Gustavo Ignacio Abarzúa Rivadeneira 03.AGO.1940 1 OCT. 1958 26 OCT. 1987 30.ABR.1991 140 MGL. CBL Richard Ernest Quaas Bornscheuer 30.JUL.1937 1 OCT. 1958 1 NOV 1987 . 02.NOV.1990 30.SEP.1996Anuario de la Academia de Historia Militar 141 MGL. A Ramón Nicolás Castro Ivanonic 24.NOV.1937 1 OCT. 1958 1 NOV 1987 . 08.OCT.1991 30.SEP.1996 142 BGL. I Oscar David Vargas Guzmán 12.OCT.1936 1 ENE. 1957 1 DIC. 1987 01.JUL.1990151
  • 150. NOMBRAMIENTOS152 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 143 BGL. SAN Jorge Castro Avaria 22.MAR.1924 1 MAR. 1958 15 JUN. 1988 10.ABR.1990 144 MGL. I Eterio de Jesús Pavez Muñoz 08.NOV.1936 1 ENE. 1957 7 NOV 1988 . 21.OCT.1992 30.JUN.1995 145 BGL. CBL Humberto Leiva Gutiérrez 11.ABR.1938 1 ENE. 1958 7 NOV 1988 . 01.JUL.1990 146 BGL. ING Fernando Hormazábal Díaz 30.DIC.1938 1 OCT. 1958 7 NOV 1988 . 17.FEB.1993 147 BGL. I Sergio Mario Urrutia Francke 12.SEP.1938 1 OCT. 1958 8 NOV 1988 . 30.JUN.1993 148 MGL. I Jaime Concha Pantoja 01.ENE.1938 1 OCT. 1958 1 DIC. 1988 01.ENE.1993 30.SEP.1996 149 BGL. I Osvaldo Ramón Palacios Mery 31.OCT.1936 1 OCT. 1958 1 DIC. 1988 30.ABR.1991 150 BGL. I Carlos Ariel CarvalloYáñez 17.ENE.1940 1 OCT. 1958 1 DIC. 1988 30.JUN.1993 23.JUN.2003 151 MGL. I Guido Hermes Riquelme Andaur 25.JUL.1938 1 OCT. 1958 1 DIC. 1988 01.ENE.1993 30.JUN.1995Anuario de la Academia de Historia Militar 152 BGL. I Carlos Enrique Rudloff Molina 20.FEB.1939 1 OCT. 1958 1 DIC. 1988 30.JUN.1993 25.JUL.2005 153 BGL. CBL Rafael Miguel Ríos Ojeda 05.FEB.1938 1 OCT. 1958 1 DIC. 1988 01.JUL.1990 154 MGL. A Juan Ricardo Gaete Villaseñor 18.SEP.1940 1 ENE. 1960 1 DIC. 1988 25.NOV.1993 20.JUN.1995 155 MGL. ING Hernán Jorge Abad Cid 01.ABR.1938 1 ENE. 1960 1 DIC. 1988 01.ENE.1994 31.ENE.1995 156 BGL. CBL Juan Américo A. Solari Rincón 07.MAY.1940 1 ENE. 1960 1 DIC. 1988 30.JUN.1993 157 MGL. A Hernán Ramírez Rurange 15.MAR.1939 1 ENE. 1960 1 DIC. 1988 01.NOV.1994 30.JUN.1998 158 BGL. I Patricio Hernán Varela Saldías 28.SEP.1936 1 OCT. 1958 10 OCT. 1989 30.ABR.1891 09.AGO.2005 159 MGL. ING Javier Jesús Salazar Torres 30.NOV.1941 1 ENE. 1961 10 OCT. 1989 01.NOV.1994 30.JUN.1997 160 MGL. T Carlos Enrique Krumm Rojas 08.MAY.1941 1 ENE. 1961 10 OCT. 1989 01.ENE.1995 30.JUN.1996 161 BGL. CBL José Guillermo Carrera Rivera 26.ENE.1940 1 ENE. 1961 10 OCT. 1989 30.JUN.1996 Jorge Gustavo 162 BGL. I Lagos Silva 29.ENE.1941 1 ENE. 1961 10 OCT. 1989 30.JUN.1996 Fco. Germán 163 BGL. SAN Kuhlmann Holtz 17.NOV.1930 1 SEP 1958 10 OCT. 1989 . 31.DIC.1992 Conrado 164 BGL. JM Juan Fernando Torres Silva 03.JUL.1939 17 JUN. 1974 14 NOV 1989 . 13.ABR.1999
  • 151. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO Vicecomandante en Jefe del Ejto. 165 MGL. CBL Rafael Enrique Villarroel Carmona 12.ENE.1942 1 ENE. 1961 2 NOV 1990 . 31.DIC.1995 08.MAR.1998 10.DIC.1997 - 08.MAR.1998 166 BGL. T Ricardo Osvaldo Contreras Fuentes 20.OCT.1940 1 ENE. 1961 2 NOV 1990 . 30.ENE.1993 Humberto 167 BGL. A Julio Reyes 25.OCT.1943 1 ENE. 1962 2 NOV 1990 . 30.JUN.1994 Lautaro 168 BGL. CBL Ramón Lautaro Valdés Rosas 08.AGO.1942 1 ENE. 1962 2 NOV 1990 . 30.JUN.1995 Eugenio 169 BGL. ING Videla Valdebenito 16.AGO.1942 1 ENE. 1962 2 NOV 1990 . 30.JUN.1997 Armando 170 BGL. T Guillermo Letelier Skinner 02.DIC.1942 1 ENE. 1962 2 NOV 1990 . 28.AGO.1994 171 MGL. I Osvaldo Patricio Acevedo Trujillo 24.DIC.1941 1 ENE. 1962 2 NOV 1990 . 01.OCT.1996 06.MAR.1998 172 GDD. I Luis Galvarino Cortés Villa 21.JUN.1940 1 ENE. 1962 2 NOV 1990 . 22.DIC.1996 06.MAR.1998 Guillermo 173 MGL. A Sánchez Rojas 03.OCT.1942 1 ENE. 1962 2 NOV 1990 . 01.OCT.1996 06.MAR.1998 Ricardo E. Ricardo Comandante en Jefe del Ejto. 174 GDE. CBL Izurieta Caffarena 11.JUN.1943 1 ENE. 1963 2 NOV 1990 . 01.OCT.1996 10.MAR.2002 Edmundo 11.MAR.1998 - 10.MAR.2002 175 BGL. INT Víctor Luis Escobedo Román 26.SEP.1933 1 ENE. 1957 2 NOV 1990 . 30.JUN.1991Anuario de la Academia de Historia Militar153
  • 152. PERÍODO CONTEMPORÁNEO154 GENERALES ENTRE 1991 - 2012 NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO Palomino de 1 GDB. INT Aurelio 07.FEB.1942 1 ENE. 1963 2 ENE. 1991 30.JUN.1995 Bernardis Jorge Arturo del 2 BGL. CBL Silva Souper 31.OCT.1941 1 ENE. 1961 8 OCT. 1991 30.JUN.1993 Carmen 3 MGL. ING Sergio Marcelo Moreno Saravia 06.ENE.1943 1 ENE. 1963 8 OCT. 1991 01.OCT.1996 31.MAR.1999 Covarrubias 4 BGL. I Eugenio Adrián 27.JUL.1943 1 ENE. 1963 8 OCT. 1991 31.DIC.1996 Valenzuela 5 BGL. I Juan Fernando Stuven Silva 29.JUN.1942 1 ENE. 1963 8 OCT. 1991 30.JUN.1995Anuario de la Academia de Historia Militar 6 BGL. CBL Manuel Jesús Gárate Meneses 24.DIC.1939 1 ENE. 1962 21 OCT. 1992 30.JUN.1994 7 MGL. I Carlos Patricio Chacón Guerrero 30.ENE.1944 1 ENE. 1963 21 OCT. 1992 03.NOV.1997 30.JUN.2001 8 BGL. CBL Raúl Adolfo Moyano Vatel 08.OCT.1943 1 OCT. 1963 21 OCT. 1992 30.JUN.1996 9 MGL. I Jaime Izarnotegui Valenzuela 18.NOV.1943 1 OCT. 1963 21 OCT. 1992 03.NOV.1997 30.JUN.1999 10 BGL. CBL César Hugo Streitt González 15.NOV.1943 1 OCT. 1963 21 OCT. 1992 30.DIC.1997 11 MGL. I Sergio Roberto Candia Muñoz 25.JUN.1944 1 OCT. 1963 21 OCT. 1992 03.NOV.1997 30.JUN.2001 12 MGL. ING Víctor Federico Lizárraga Arias 26.FEB.1945 1 MAY. 1964 21 OCT. 1992 01.ENE.1998 30.JUN.1999 13 BGL. ING Luis Alberto Iraçabal Lobo 21.SEP.1946 1 MAY. 1964 21 OCT. 1992 31.DIC.1998 14 BGL. T Juan Alejandro Lucar Figueroa 08.ABR.1942 1 MAY. 1964 1 ENE. 1993 30.JUN.1998 Enrique José 15 BGL. A Gillmore Callejas 12.MAR.1944 1 OCT. 1963 25 NOV 1993 . 30.DIC.1997 Patricio 16 MGL. I Juan Carlos Nielsen Stambuk 30.OCT.1942 1 MAY. 1964 25 NOV 1993 . 14.ENE.1998 31.DIC.1998 René Lyncoln 17 BGL. I Vuskovic Gatica 04.JUL.1946 1 MAY. 1964 25 NOV 1993 . 30.JUN.1995 04.ABR.2012 Pedro 18 MGL. CBL Raúl Hernán Carvajal Davidson 17.ENE.1944 1 MAY. 1964 25 NOV 1993 . 14.ENE.1998 30.JUN.2001
  • 153. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 19 MGL. A Sergio Hernán Espinosa Davies 15.OCT.1943 1 ENE. 1966 25 NOV 1993 . 01.DIC.1998 30.JUN.2001 20 BGL. I Hugo Alejandro Jaque Valenzuela 08.MAR.1946 1 ENE. 1966 25 NOV 1993 . 31.DIC.1998 21 BGL. I Rodolfo Enrique Sánchez Rubio 19.MAY.1943 1 ENE. 1966 28 MAR. 1994 30.JUN.1996 Comandante en Jefe Ejto. 22 GDE. I Juan Emilio Cheyre Espinosa 10.OCT.1947 1 DIC. 1966 28 MAR. 1994 01.DIC.1998 11.MAR.2006 11.MAR.2002 - 10.MAR.2006 Hernán 23 MGL. A Reyes Santelices 29.SEP.1946 1 DIC. 1966 28 MAR. 1994 01.DIC.1998 30.JUN.2002 Norberto 24 BGL. SAN Manuel Vitis Engelsberg 31.DIC.1937 19 DIC. 1967 1 ABR. 1994 30.NOV.1997 Martín Alamiro 25 BGL. ING Muñoz Baeza 22.FEB.1945 1 ENE. 1966 1 NOV 1994 . 31.DIC.1998 del C. 26 BGL. CBL. Francisco Javier Pérez Egert 15.DIC.1946 1 DIC. 1966 1 NOV 1994 . 30.JUN.1998 27 MGL. ING Alejandro José Martín Junemann 27.ENE.1946 1 DIC. 1966 1 NOV 1994 . 01.DIC.1998 30.JUN.2002 Timmermann 28 BGL. I Emilio 03.FEB.1945 1 DIC. 1966 1 NOV 1994 . 31.ENE.1999 Undurraga 29 BGL. I Hernán Rómulo Núñez Manríquez 12.SEP.1946 1 DIC. 1966 5 NOV 1994 . 30.ABR.1999 30 BGL. T René Iván Norambuena Véliz 02.OCT.1947 1 DIC. 1966 1 NOV 1994 . 31.DIC.1996 Abraham 31 GDB. INT Bustos Letelier 03.ABR.1943 15 MAY. 1965 1 NOV 1994 . 31.DIC.1998 Antonio 32 GDD. I Hugo Eduardo Arias Sáez 01.MAY.1945 1 DIC. 1966 1 DIC. 1995 01.ENE.1999 30.JUN.2002 Covarrubias 33 BGL. I Eduardo 19.JUN.1947 1 DIC. 1966 1 DIC. 1995 31.DIC.1998 Valenzuela 34 GDD. I Jorge Lazo Pozzi 04.ENE.1948 1 AGO. 1967 1 DIC. 1995 01.ENE.1999 30.JUN.2002 Altamirano 35 BGL. I Máximo D. 27.NOV.1947 1 AGO. 1967 1 DIC. 1995 31.DIC.1998 Falkenstein 36 BGL. A Luis Eduardo Jofré González 26.AGO.1946 1 AGO. 1967 1 DIC. 1995 30.JUN.2001Anuario de la Academia de Historia Militar Roberto 37 GDD. CBL Arancibia Clavel 01.DIC1947 1 AGO. 1967 1 DIC. 1995 01.DIC.2000 31.DIC.2003 Mauricio155
  • 154. NOMBRAMIENTOS156 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 38 BGL. CBL Luis Alberto Guzmán Mayorga 27.SEP.1947 1 AGO. 1967 1 OCT. 1996 30.JUN.2001 39 GDD. I Adolfo Egidio Vásquez Moreno 25.MAR.1948 1 AGO. 1967 1 OCT. 1996 01.DIC.2000 31.DIC.2002 40 BGL. I Juan Ramón G. Fernández Berardi 14.FEB.1946 1 AGO. 1967 1 OCT. 1996 31.DIC.1999 41 GDD. I Julio Cerda Carrasco 08.MAY.1947 1 AGO. 1967 1 OCT. 1996 01.ENE.2001 30.JUN.2003 42 BGL. I Eduardo Abel Jara Hallad 03.NOV.1947 1 AGO. 1967 1 OCT. 1996 31.JUL.2001 43 GDD. CBL Carlos Jaime Molina Johnson 28.SEP.1948 1 ENE. 1968 1 OCT. 1996 01.ENE.2001 16.JUN.2005 Hernán 44 BGL. I Ramírez Hald 03.NOV.1950 1 ENE. 1968 1 OCT. 1996 30.JUN.2001 Alejandro 45 BGL. A Rafael Alfredo Rivas González 04.DIC.1949 1 ENE. 1968 1 OCT. 1996 31.DIC.1999Anuario de la Academia de Historia Militar 46 BGL. I Fidel Alfredo Canales Taricco 20.JUL.1949 1 ENE. 1968 3 NOV 1997 . 30.JUN.2001 47 BGL. CBL Enzo Santiago Cadenasso Castro 30.MAR.1949 1 ENE. 1968 3 NOV 1997 . 30.JUN.2002 26.DIC.2008 48 GDD. I Juan Carlos Salgado Brocal 20.JUL.1949 1 ENE. 1968 3 NOV 1997 . 18.DIC.2001 31.DIC.2005 Gonzalo 49 BGL. T Jara Padilla 01.DIC1948 1 ENE. 1968 3 NOV 1997 . 30.JUN.2002 Eugenio Pedro Carlos Alberto 50 BGL. I Tagle Errázuriz 12.ENE.1949 1 ENE. 1968 3 NOV 1997 . 30.JUN.2000 del S.C. 51 GDD. I Javier Martin Urbina Paredes 22.OCT.1949 1 ENE. 1968 3 NOV 1997 . 18.DIC.2001 31.DIC.2005 52 GDB. MG Gastón Edison Riquelme Vergara 27.SEP.1946 1 ENE. 1968 3 NOV 1997 . 30.JUN.2001 53 GDB. SAN Eduardo Adolfo Arriagada Rehren 12.SEP.1943 5 SEP 1968 . 1 DIC. 1997 30.JUN.2001 Matus Martínez- 54 GDB. A Sergio Alfredo 23.AGO.1949 1 ENE. 1969 1 NOV 1998 . 30.JUN.2002 Conde 55 GDD. A Waldo Patricio Zauritz Sepúlveda 26.AGO.1947 1 ENE. 1969 1 NOV 1998 . 01.ENE.2002 30.NOV.2003 56 GDB. CBL Carlos Rafael Larenas Peñafiel 30.MAR.1948 1 ENE. 1969 1 NOV 1998 . 20.JUN.2003 57 GDD. I Gilberto Ubaldo Sepúlveda del Pino 14.SEP.1949 1 ENE. 1969 1 NOV 1998 . 01.DIC.2002 31.DIC.2003 Comandante en Jefe Ejto. 58 GDE. I Oscar Rodrigo Izurieta Ferrer 18.OCT.1950 1 ENE. 1970 1 NOV 1998 . 01.DIC.2002 10.MAR.2010 11.MAR.2006 - 10.MAR.2010
  • 155. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 59 BGL. ING Orlando Oscar Carter Cuadra 16.ENE.1950 1 ENE. 1970 1 NOV 1998 . 30.JUN.2002 60 BGL. A Juan Carlos Escala Castro 03.DIC.1947 1 ENE. 1970 1 NOV 1998 . 30.JUN.2002 61 BGL. A Mauricio Luis Baker Peredo 25.AGO.1950 1 ENE. 1970 1 NOV 1998 . 10.JUN.2001 62 GDB. T Mario Leopoldo Arce Giulliucci 29.JUL.1949 1 ENE. 1970 1 NOV 1998 . 30.JUN.2003 63 BGL. I Mariano Peppi Onetto 30.MAR.1950 1 ENE. 1970 1 NOV 1998 . 30.JUN.2002 65 GDB. INT Arturo Cid Muñoz 20.SEP.1948 1 ENE. 1968 1 ENE. 1999 31.DIC.2005 64 GDD. CBL Luis Eduardo Clavel Matzen 14.OCT.1949 1 ENE. 1970 1 OCT. 1999 01.DIC.2002 28.FEB.2006 66 GDD. CBL Jorge Alberto Matus Coulomb 30.ENE.1950 1 ENE. 1971 1 OCT. 1999 12.NOV.2003 31.DIC.2007 Alfredo 67 GDD. A Ewing Pinochet 18.ENE.1951 1 ENE. 1971 1 OCT. 1999 12.NOV.2003 31.DIC.2009 Archivaldo 68 GDB. JM Juan Fernando Romero Riquelme 06.ABR.1945 1 NOV 1974 . 1 OCT. 1999 28.FEB.2006 69 GDB. SR Pablo Saturnino Lizama Riquelme 04.JUN.1941 4 NOV 1999 . 4 NOV 1999 . 27.FEB.2004 Duarte García de 70 GDB. SR Gonzalo 27.SEP.1942 1 MAR. 1995 3 MAY. 2000 26.NOV.2004 Cortázar 71 GDB. I Mario Emilio Larenas Carmona 23.MAR.1950 1 ENE. 1971 1 NOV 2000 . 31.DIC.2003 72 BGL. ING Álvaro Guzmán Valenzuela 08.JUN.1949 1 ENE. 1971 1 NOV 2000 . 31.DIC.2003 73 GDD. A Antonio Eulogio Martínez Roa 23.JUN.1951 1 ENE. 1971 1 NOV 2000 . 16.NOV.2004 31.DIC.2007 74 GDB. I Enrique Jorge Slater Escanilla 03.MAR.1950 1 ENE. 1971 1 NOV 2000 . 30.NOV.2005 75 GDB. I Pablo Domingo Gran López 08.OCT.1951 1 ENE. 1971 1 NOV 2000 . 30.NOV.2005 José Miguel 76 GDD. I Piuzzi Cabrera 30.AGO.1952 1 ENE. 1972 1 NOV 2000 . 16.NOV.2004 31.DIC.2006 Ricardo 77 GDB. CBL Ángel Eduardo Izurieta Arceu 30.SEP.1951 1 ENE. 1972 1 NOV 2000 . 29.FEB.2004 78 GDB. I Carlos Eduardo Oviedo Arriagada 09.ENE.1952 1 ENE. 1972 1 NOV 2000 . 30.NOV.2005Anuario de la Academia de Historia Militar 79 GDD. CBL Patricio Virgilio Cartoni Viale 10.JUL.1951 1 ENE. 1972 1 NOV 2000 . 01.ENE.2006 31.DIC.2006 80 GDB. A Arturo Daniel Merino Fernández 18.JUL.1951 1 ENE. 1972 1 NOV 2000 . 31.DIC.2005157
  • 156. NOMBRAMIENTOS158 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 81 GDB. MG Indalicio Gallardo Saldivia 17.SEP.1948 1 ENE. 1970 1 ENE. 2001 31.DIC.2003 82 GDB. SAN Ricardo Enrique Felip Imperatore 05.AGO.1944 2 NOV 1973 . 1 ENE. 2001 31.DIC.2004 83 GDD. CBL Ricardo Hargreaves Butron 06.DIC.1951 1 ENE. 1972 18 DIC. 2001 01.ENE.2006 15.DIC.2006 84 GDB. CBL José Gabriel Gaete Paredes 20.AGO.1951 1 ENE. 1972 18 DIC. 2001 30.NOV.2005 85 GDB. ING Erwin Reynaldo Herbstaedt Gálvez 02.NOV.1952 1 AGO. 1972 18 DIC. 2001 30.JUN.2003 86 GDD. I Tulio Fernando Hermosilla Arriagada 15.AGO.1952 1 AGO. 1972 18 DIC. 2001 01.ENE.2006 31.DIC.2008 87 GDD. I Miguel Eduardo Trincado Araneda 03.DIC.1952 1 AGO. 1972 1 DIC. 2002 01.ENE.2006 31.DIC.2006 Comandante en Jefe Ejto. 88 GDE. I Juan Miguel Fuente-Alba Poblete 31.AGO.1953 1 AGO. 1972 1 DIC. 2002 01.ENE.2006 10.MAR.2010Anuario de la Academia de Historia Militar 89 GDD. A Jorge Humberto Fuenzalida Rojas 08.FEB.1953 1 AGO. 1972 1 DIC. 2002 31.DIC.2006 31.DIC.2009 90 GDD. I Ricardo Alfonso Ortega Prado 04.AGO.1953 1 AGO. 1972 1 DIC. 2002 01.DIC.2007 31.DIC.2008 Alessandro GDB. ORASA a contar de Ene.2008. 91 GDB. CBL Cartoni Pruzzo 21.JUN.1951 1 AGO. 1972 1 DIC. 2002 31.DIC.2007 Ernesto Retiro 01.ENE.2012 Fernando Falleció en acto de servicio. Accidente 92 GDB. ING Del Valle Villalón 24.AGO.1953 1 AGO. 1973 30 OCT. 2003 29.OCT.2004 29.OCT.2004 Patricio de aviación. 93 GDD. I Julio Luis Baeza Von Bohlen 01.FEB.1954 1 AGO. 1973 1 NOV 2003 . 01.DIC.2007 31.DIC.2008 94 GDD. I Cristian Gabriel Le Dantec Gallardo 02.SEP.1953 1 AGO. 1973 1 NOV 2003 . 01.DIC.2007 17.ENE.2011 95 GDB. T Julio Alfredo Figueroa Guerra 02.MAR.1954 1 AGO. 1973 1 NOV 2003 . 31.DIC.2007 96 GDD. CBL Gonzalo Andrés Santelices Cuevas 03.FEB.1953 1 AGO. 1973 1 NOV 2003 . 01.DIC.2007 04.FEB.2008 97 GDD. I Guillermo Iván Castro Muñoz 13.NOV.1953 1 AGO. 1973 1 NOV 2003 . 01.DIC.2005 05.AGO.2011 Ludovico 98 GDB. I Aldunate Herman 11.MAR.1952 1 AGO. 1973 1 NOV 2003 . 31.DIC.2008 Eduardo 99 GDD. CBL Andrés Adolfo Avendaño Rojas 26.ABR.1954 1 ENE. 1974 16 NOV 2004 . 31.DIC.2008 31.DIC.2010 100 GDB. CBL Oscar Alberto Ríos Kauffmann 09.MAY.1955 1 ENE. 1974 16 NOV 2004 . 31.DIC.2006 101 GDB. I Rodolfo Ignacio González Palaneck 03.MAY.1954 1 ENE. 1974 16 NOV 2004 . 31.DIC.2005
  • 157. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO Alejandro 102 GDD. T Martínez Barrios 16.ENE.1955 1 ENE. 1974 16 NOV 2004 . 31.DIC.2008 31.DIC.2009 Joaquín 103 GDB. T Aldo Aurelio Cardinali Meza 23.ENE.1953 1 ENE. 1974 16 NOV 2004 . 31.DIC.2007 104 GDB. A Jorge Edmundo Gualda Salinas 24.NOV.1952 1 ENE. 1974 16 NOV 2004 . 31.DIC.2007 105 GDD. CBL Eduardo Miguel Gárate Neumann 29.ABR.1953 1 ENE. 1974 16 NOV 2004 . 01.ENE.2008 31.DIC.2010 Mandujano 106 GDB. SAN Alejandro 11.AGO.1948 13 SEP 1974 16 NOV 2004 . . 06.NOV.2009 Bronfmann 107 GDB. SR Juan de la Cruz Barros Madrid 15.JUL.1956 26 NOV 2004 26 NOV 2004 . . 108 GDD. A Alvaro Félix Guzmán Fredes 09.MAY.1955 1 ENE. 1974 28 FEB. 2006 01.DIC.2009 31.DIC.2010 Guillermo 109 GDD. I Ramírez Chovar 14.OCT.1956 1 ENE. 1975 28 FEB. 2006 31.DIC.2011 01.ENE.2012 Alejandro Luis Hernán 110 GDB. A Torres Aguirre 07.JUN.1954 1 ENE. 1975 28 FEB. 2006 31.DIC.2009 Patricio 111 GDD. A Marcos Jorge López Ardiles 16.DIC.1955 1 ENE. 1975 28 FEB. 2006 01.ENE.2010 31.DIC.2010 112 GDD. I Hernán Rafael Mardones Ríos 03.OCT.1956 1 ENE. 1975 28 FEB. 2006 01.ENE.2010 113 GDB. I Iván Carlos Hernández Cambiaso 15.FEB.1957 1 ENE. 1975 28 FEB. 2006 31.DIC.2009 114 GDD. I Ricardo Agustín Toro Tassara 23.OCT.1955 1 ENE. 1975 28 FEB. 2006 01.ENE.2011 115 GDB. I Sergio Hernán Gómez Bannura 03.ABR.1956 1 ENE. 1975 28 FEB. 2006 31.DIC.2010 ORASA a partir de junio 2012 Antonio 116 GDD. CBL Cordero Kehr 03.NOV.1956 1 ENE. 1975 28 FEB. 2006 01.ENE.2011 Francisco 117 GDB. JM Juan Patricio Arab Nessrallah 01.SEP.1955 9 FEB. 1982 28 FEB. 2006 02.MAR.2010 02.MAR.2010 118 GDD. ING José Pedro Valdivieso Laso 21.SEP.1956 1 ENE. 1975 31 DIC. 2006 01.DIC.2011 119 GDB. I Luis Ricardo Lobos Santos 20.OCT.1955 1 ENE. 1975 31 DIC. 2006 31.DIC.2008 120 GDB. A Pedro Patricio Olid MartÍnez 29.MAY.1956 12 ABR. 1975 31 DIC. 2006 31.DIC.2009Anuario de la Academia de Historia Militar 124 GDB. I Sergio Julio Béjares Von Chrismar 26.ENE.1957 1 ENE. 1976 1 DIC. 2007 31.DIC.2010 125 GDD. CBL Mario Patricio Arteaga Velásquez 01.OCT.1956 1 ENE. 1976 1 DIC. 2007 03.MAR.2011159
  • 158. NOMBRAMIENTOS160 FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO Guillermo 126 GDB. I Del Castillo Pantoja 07.AGO.1957 1 ENE. 1976 1 DIC. 2007 31.DIC.2010 Alberto Antonio 127 GDB. I Aguilar Moraga 01.MAR.1957 1 ENE. 1976 1 DIC. 2007 31.DIC.2010 Guillermo 128 GDB. T Alvaro Andrés Polloni Contardo 10.ENE.1957 1 ENE. 1976 1 DIC. 2007 01.ENE.2012 129 GDB. I Antonio David Yakcich Furche 06.DIC.1956 1 ENE. 1976 1 DIC. 2007 01.ENE.2012 130 GDD. ING Bosco Fernando Pesse Quappe 02.JUL.1956 1 ENE. 1976 1 ENE. 2009 01.ENE.2012 131 GDB. CBL Juan Andrés Echaurren Guarda 03.NOV.1956 1 ENE. 1976 1 ENE. 2009 31.DIC.2010 132 GDB. INT Jozo Aurelio Santic Palomino 22.NOV.1956 1 ENE. 1976 1 ENE. 2009 133 GDB. A Jorge Ricardo Salas Kurte 05.MAR.1952 1 ENE. 1977 1 ENE. 2009 01.ENE.2012Anuario de la Academia de Historia Militar 134 GDB. CBL Carlos Oscar Mezzano Escanilla 15.ENE.1956 1 ENE. 1977 1 ENE. 2009 01.ENE.2012 135 GDB. I Juan Enrique Biskupovic Moya 22.AGO.1956 1 ENE. 1977 1 ENE. 2009 01.ENE.2012 136 GDB. A Eleuterio Ramírez Beiza 23.JUL.1956 1 ENE. 1977 1 ENE. 2009 31.DIC.2010 137 GDB. I Sergio Arturo Lizana Carrasco 04.MAY.1957 1 ENE. 1977 1 ENE. 2010 01.ENE.2012 138 GDB. T Carlos Nelson Matus Rojas 16.OCT.1956 1 ENE. 1977 1 ENE. 2010 01.ENE.2012 139 GDD. T José Manuel Cichero Santos 23.MAY.1956 1 ENE. 1977 1 ENE. 2010 01.ENE.2012 140 GDB. T Jorge Enrique Fuenzalida Pezzi 24.JUN.1957 1 ENE. 1977 1 ENE. 2010 141 GDB. INT Luis Alberto Pérez Ojeda 15.NOV.1956 1 ENE. 1977 1 ENE. 2010 01.ENE.2012 142 GDB. CBL Werther Víctor Araya Menghini 07.DIC.1958 1 ENE. 1978 1 ENE. 2010 143 GDB. CBL Daniel Arancibia Clavel 19.MAY.1958 1 ENE. 1978 1 ENE. 2010 144 GDB. A Jorge Rodrigo Guzmán Fredes 28.JUL.1958 1 ENE. 1978 1 ENE. 2010 145 GDB. A Alejandro R. Arancibia Ramírez 26.OCT.1958 1 ENE. 1978 1 ENE. 2010 146 GDB. MG Carlos Alberto Villalobos Vera 07.JUL.1958 1 ENE. 1978 1 ENE. 2010 Humberto 147 GDB. I Oviedo Arriagada 28.JUL.1959 1 ENE. 1979 1 ENE. 2010 Patricio
  • 159. NOMBRAMIENTOS FECHA DE FECHA DE FECHA DE Nº GRADO ARMA NOMBRE APELLIDOS OFICIAL GDB GDD OBSERVACIONES NACIMIENTO RETIRO FALLECIMIENTO DIA MES AÑO DIA MES AÑO 148 GDB. ING Günther Bruno Siebert Wendt 02.NOV.1957 1 ENE. 1979 1 ENE. 2010 149 GDB. SAN Oscar Enrique Boettiger Bacigalupo 17.NOV.1951 14 DIC. 1977 1 ENE. 2010 150 GDB. JM Waldo Carlos Martínez Cáceres 30.AGO.1958 18 MAY. 1987 30 NOV 2010 . Alejandro 151 GDB. T Maggi Ducommun 25.MAR.1957 1 ENE. 1977 1 ENE. 2011 Marcelo 152 GDB. I Miguel Ángel Muñoz Farías 27.MAY.1958 1 ENE. 1978 1 ENE. 2011 153 GDB. CBL Víctor Andrés Arriagada Martínez 17.FEB.1958 1 ENE. 1978 1 ENE. 2011 154 GDB. ING Luis Felipe Zegpi Pons 22.OCT.1958 1 ENE. 1978 1 ENE. 2011 155 GDB. CBL Iván Alejandro González López 25.MAR.1959 1 ENE. 1979 1 ENE. 2011 156 GDB. I Alberto Eduardo González Martin 18.DIC.1958 1 ENE. 1979 1 ENE. 2011 Humberto 157 GDB. I Mantero Vargas 28.ABR.1958 1 ENE. 1979 1 ENE. 2011 20.JUN.2011 20.JUN.2011 Arturo 158 GDB. I Ricardo Marcelo Martínez Menanteau 24.FEB.1960 1 ENE. 1980 1 ENE. 2011 159 GDB. I Mario Andrés Messen Cañas 24.ENE.1959 1 ENE. 1980 1 ENE. 2011 160 GDB. ING Mario Luis Puig Morales 09.ENE.1960 1 ENE. 1980 1 ENE. 2011 161 GDB. CBL Guido Enzo Montini Gómez 04.JUL.1960 1 ENE. 1980 1 ENE. 2011 162 GDB. I Juan Carlos Núñez Bustamante 08.ABR.1960 1 ENE. 1980 3 MAR. 2011 163 GDB. CBL Juan Vidal García-Huidobro 11.FEB.1958 1 ENE. 1980 1 ENE. 2012 164 GDB. ING Luis Ernesto Farías Gallardo 05.ENE.1960 1 ENE. 1981 1 ENE. 2012 165 GDB. I Leonardo Juan Martínez Menanteau 24.MAR.1961 1 ENE. 1981 1 ENE. 2012 166 GDB. CBL Cristián Eugenio Chateau Magalhaes 05.OCT.1960 1 ENE. 1981 1 ENE. 2012 167 GDB. I Sucre Alejandro Elgueta Segura 11.FEB.1960 1 ENE. 1981 1 ENE. 2012 RobertoAnuario de la Academia de Historia Militar 168 GDB. CBL Ziegele Kerber 18.ENE.1961 1 ENE. 1981 1 ENE. 2012 Alejandro 169 GDB. I Curt Hugo Witt Sánchez 01.JUN.1960 1 ENE. 1981 1 ENE. 2012161
  • 160. Fotografía del Recuerdo Despedida en el Club Militar Foto: Colección del coronel Francisco L. Riveros LagrézeHay muchísimas fotos donde aparece un grupo de militares en actitud de “pose para la posteridad”, peroesta tiene una particularidad: está conformada por un selecto grupo de generales que, acompañados deun coronel, se reunieron el 2 de septiembre de 1926 para despedir a dos camaradas de armas que seacogían a retiro.Hasta aquí no se ve la particularidad, pero ella consiste en que el coronel es el ministro de Guerra, donCarlos Ibáñez del Campo, y entre los fotografiados hay nada menos que cuatro generales que tuvieron elmando superior del Ejército, ya sea como inspectores generales o como comandantes en jefe.Los generales despedidos visten de civil y son el general de división don Carlos Fernández Pradel (a laderecha del ministro) y el general de división don Aurelio Carvallo Casanova (a la izquierda del Minis-tro). El primero fue general entre el 21 de enero de 1925 y el 17 de agosto de 1926 y su carrera estuvomuy ligada a su arma, la caballería. En tanto, el segundo se había enlistado, en 1891, como miembro de162 Anuario de la Academia de Historia Militar
  • 161. la columna de rifleros del Ejército Congresista. Ascendió a general el 27 de febrero de 1925, pasando aretiro junto con el anterior general.Sentado a la derecha del general Fernández Pradel, se encuentra el inspector general del Ejército, gene-ral de división don Juan Emilio Ortiz Vega, quien ocupó ese puesto entre el 11 de noviembre de 1925y el 7 de enero de 1927. Sentado a la izquierda del general Carvallo está el subsecretario de Guerra,general de brigada don Francisco Javier Díaz Valderrama, quien, en los cinco meses siguientes, sucederíaal general Ortiz Vega como inspector general, cargo que sirvió entre el 18 de febrero de 1927 y el 20de marzo de 1930.Ahora identificaremos a los que están de pie. De izquierda a derecha, con barba blanca, vemos al generalde brigada (O.S.) don Juan Eduardo Ostornol Varas, quien fue director de Sanidad entre el 17 diciembredel 1924 y el 27 septiembre 1927. A continuación, está el general de brigada Indalicio Téllez Cárcamo,quien entonces era el director de la Academia de Guerra y que más tarde sería el comandante en jefedel Ejército, entre el 25 de agosto de 1931 y el 11 de junio de 1932. Siguiendo hacia la derecha, está elgeneral de brigada (Intendencia) don Maximiliano Bisquertt, jefe del Departamento de Administración,entre los años 1926 y 1928.Al centro, vistiendo levita, se aprecia al comandante en jefe de la III División de Infantería, general debrigada Orozimbo Barbosa Urrutia, quien integró el alto mando entre el 19 de marzo de 1925 y el 4 dejunio de 1929, pasando a retiro como general de división. A su izquierda, con las manos cruzadas, vemosal jefe del Estado Mayor General del Ejército, general de brigada don Pedro Charpin Rival, quien seríaprimero inspector general (21 de marzo al 7 de noviembre de 1930) y después comandante en jefe delEjército (5 al 22 agosto de 1931).Siguiendo hacia la derecha identificamos al general de brigada don Francisco Lagréze Frick, entoncesInspector de Artillería y quien, seis días después de la foto, ascendería a general de división, para obtenersu retiro el 13 de octubre de 1929. En el extremo derecho se encuentra el comandante en jefe de laIV División de Infantería, general de brigada don Washington Montero Carvallo, quien pondría fin a sucarrera militar el 22 de septiembre de 1927.El lugar de la reunión es inconfundible. Se trata del antiguo Club Militar de la calle Agustinas, que pocosaños después sería traspasado a la recién creada Fuerza Aérea. Anuario de la Academia de Historia Militar 163
  • 162. ANUARIO de la Academia de Historia MilitarNº 26, AÑO 2012 Nº 26, AÑO 2012