Journal of Oral Rehabilitation2000 27; 802–807                Estimación Cefalométrica de la Dimensión Vertical de la Oclu...
Fig 1. Las variaciones de DVO (AyB) dieron la vuelta alrededor thebicondylarhinge axis defining arotationangle. (After J. ...
La hipótesis inicial de este estudio fue: existe una fuerte correlación entre la morfológica de lamandíbula y la altura fa...
La forma de la mandíbula se midió por 2 valores angulares: el ángulo mandibular (gonial) yel arco mandibular (Figs 6 and 7...
3. Ángulo inferior (DVO inf): el ángulo inferior del gonion mide la altura facial      inferior desde el punto Gonion a la...
Mínimo         30         30           31           3            18           103Máximo         54         64           66...
coeficiente de correlación (r = 0,691). Por lo tanto, después de la medicióncefalométrica del ángulo mandibular (gonion), ...
ciencia muy exacta, debido a la dispersión de los resultados. Sin embargo, losopiniones clínicos también son imprecisos y ...
Articulo dimension vertical de la oclusion
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Articulo dimension vertical de la oclusion

8,399

Published on

0 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
8,399
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
111
Comments
0
Likes
4
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Articulo dimension vertical de la oclusion

  1. 1. Journal of Oral Rehabilitation2000 27; 802–807 Estimación Cefalométrica de la Dimensión Vertical de la OclusiónJ.-D. ORTHLIEB, M. LAURENT & O. LAPLANCHE UFR Odontologie, Universite´ De LaMe´diterrane´e,Marseille, FranceIntroducción:En el glosario de términos de prótesis (1994), la dimensión vertical de la oclusión (DVO) es lamedida de la altura facial inferio entre 2 puntos cuando los elementos de la oclusión están encontacto.Otra definición es más precisa: DVO se refiere a la posición vertical de la mandíbula en relacióncon el maxilar cuando los dientes superiores e inferiores están en intercuspidación en la posiciónmás cerrada.Dawson (1989) distingue la DVO pasiva y la DVO activa, que se caracteriza por laintensa contracción de los músculos de cierre.Valentin&Yakhou (1993) repostaron que la DVO es el límite superior del movimiento de rotacióndel cierre de la mandíbula, y que en variaciones, la DVO es sedio la vuelta aleje de labisagrabicondilaresdefiniendo el ángulo de rotación (fig.1). Porque solo hay una DVO enrelación con el cuerpo mandibular entero, esto podría ser un error para describir una anterior yposterior DVO. Por lo tanto es posible establecer una clara diferencia entre la perdida de DVO y lapérdida del soporte oclusal posterior. Okeson (1989) ha señalado la frecuente confusión entreestos dos.Cuando se fabrica un puente fijo extenso o una dentadura completa, el dentista necesita tomaruna decisión acerca de la DVO. ¿Es esto posible para cerrar quea fin de disminuirla corona:relación dela raíz?¿Es posible incrementarla con el fin de mejorar la retención en el pilar?.Aunque las variaciones de DVO no han sido estadísticamente relacionadas con los trastornostemporomandibulares (TTM) (Seligman&Pullinger, 1991), todavía se considera prudente que unpaciente que requiere tratamiento protésico para tratar y establecer una apropiada lower facialheight (altura facial inferior????).Existen numerosos métodos clínicos para determinar la DVO. El valor de la altura facial inferior eshabitualmente estimada por en análisis estético y la determinación clínica de la posición enreposo. La llamada “posición en reposo” está representada por numerosas posturas mandibularescuando los sujetos están tranquilamente sentados o de pie. Hay un área de descanso en lugar deun “mágico” punto de reposo; el espacio libre presenta una amplia gama (Atwood, 1956; Tallgren,1972; Rugh& Drago, 1981). Drago &Rugh (1982) revisaron la instrumentación empleadas en lasmediciones de la altura facial inferior, que va desde la escala simple milimétrica Boley gaugestocefalométricos, térmicos y métodos magnéticos. Encontraron que ninguno de ellos tienesuficiente fiabilidad y reproducibilidad para asegurarse que el profesional ha registrado la DVOderecha.
  2. 2. Fig 1. Las variaciones de DVO (AyB) dieron la vuelta alrededor thebicondylarhinge axis defining arotationangle. (After J. B. Dufresne.)Los puntos de referencia se encuentran en los tejidos blandos no estales y definitivos por lo tanto,el uso de puntos de referencia óseos aumenta la exactitud de las mediciones (Drago &Rugh, 1982).Edwards et al. (1993) recordaron que la cefalometría radiográfica se ha usado como herramientade diagnóstico en prostodoncia por debajo de 5 décadas, y que los costos y exposición a laradiación son bajos. Numerosos autores como Ricketts (1981), McNamara (1984) and Slavicek(1984) desarrollaron y computarizaron estas técnicas. El análisis cefalométrico puede proporcionarno solo la DVO, pero también la relación del plano oclusal, la curva de Spee, la posición de losdientes anteriores y la guía anterior. Edwards et al. (1993) demostró que el uso del análisiscomputarizado de DVO, usando referencias simples, no son muy creíbles.Parece razonable aceptar una hipótesis alternativa que la correcta o fisiológica DVO puede sermejor descrito como un rango en lugar de un punto fijo. Sin embargo, la anchura de esa zona deconfort ´puede variar entre los individuos y en un mismo individuo en diferentes momentos,porque la capacidad de aceptación individual es desconocida (Rivera-Morales &Mohl, 1991).Considerando la cantidad de trabajo involucrado, el gasto y la irreversibilidad de algunas formasde un amplio tratamiento protésico, la importancia es establecer y evaluar la DVO continúa siendouna cuestión importante. El estudio de la morfología ósea, especialmente la forma mandibular, deun paciente podría ayudar a las profesionales en el tratamiento prostodóntico porque lamorfología de la mandíbula es independiente de su posición. La forma mandibular, según descritopor Ricketts (1981), se puede medir por el ángulo mandibular (gonial) y el arco mandibular. Estaevaluación del ángulo se obtiene fácilmente usando cefalometría lateral de rayos –X.
  3. 3. La hipótesis inicial de este estudio fue: existe una fuerte correlación entre la morfológica de lamandíbula y la altura facial inferior (DVO)? Una fórmula de regresión se podría proponer. Usandoesta fórmula se podría comparar la DVO calculada con la DVO real del paciente y responder, porejemplo la siguiente pregunta: ¿el aumento de la DVO mejora la armonía entre la forma delesqueleto mandibular y la altura facial inferior del paciente?El objetivo de este informe, que usa medidas cefalométricas, fue probar la significación estadísticade las correlaciones entre la forma de la mandíbula y la altura facial inferior en oclusión.MATERIAL Y MÉTODOSEn 1980, una gran colección de cefalometrías laterales de rayos X de pacientes blancoconsecutivos fueron recopilados en clínicas dentales australianas. 505 casos de adultos se hanrecogido para esta colección de datos, en relación con la ausencia de extensas restauracionesdentales, ausencia de cualquier tratamiento de ortodoncia y la calidad de película adecuada (todoslos puntos de referencia tenían que ser claramente visibles). La muestra estaba compuesta por278 mujeres (55%)y 227 hombres (45%). La edad media fue de 31.01 años (s.d. 10·9). El análisiscefalométrico de Ricketts (Ricketts, 1981)se llevó a cabo a través del programa ‘Cadias’® lo quepermitió la definición del tipo esquelético de cada paciente en una dirección vertical (mordidanormal, mordida abierta, mordida profunda) y e dirección sagital (clase I, clase II, clase III)(Slavicek, 1988; Jacobson, 1995). La altura facial inferior en la oclusión se midió por 4 valoresangulares: un ángulo superior, un ángulo medio, un ángulo inferior y el ángulo mandibular deFranckford (AMF). (Figs 2–5).Fig 2. Angulo superior (DVOsup) el ángulo superior se Fig 4. Angulo inferior (DVOinf) el ángulo inferior semide desde el punto del cóndilo de la ANS y un punto mide desde el punto gonion a la ANS y a la puntade la barbilla posterior (punto de intersección de la del mentón.cortical inferior y la cortical posterior.
  4. 4. La forma de la mandíbula se midió por 2 valores angulares: el ángulo mandibular (gonial) yel arco mandibular (Figs 6 and 7).Los ángulos cefalométricos fueron medidos para cada uno de los 505 sujetos, en unidadesde grados y milímetros, por el mismo operador. En pocos casos ciertos puntos dereferencia cefalométricos que eran demasiado difíciles de interpretar no fueronregistrados; por lo tanto hay algunos valores que faltan en los datos estadísticos. Elanálisis estadístico se obtuvo con el análisis descriptivo clásico (medio, s.d, range, s.e.).Correlaciones en simple regresión fueron computarizados. Una asociación significativa espropuesta si P<0.0001 y la cantidad de variación se explica por r2(r al cuadrado).Fig.3. ángulo medio (DVOmed) el ángulo medio se Fig. 5. El FMA se mide entre la mandíbula y elplano mide desde Xi a la ANS y al punto pm. De Frankfort.resultadosAnálisis descriptivo.Tabla 1 muestra los valores estadísticos descriptivos de los seis ángulos estudiados: 1. Ángulo superior de DVO (DVO sup): el ángulo es descrito del punto condilar a la espina nasal anterior (ENA) y a un punto posterior de la barbilla (punto de intersección de cortical anterior y cortical posterior.(Fig. 2). La media fue de alrededor de 40 °, la desviación estándar fue relativamente estrecha (3,88) en comparación con los demás y los valores se iban a sólo 24 °. 2. Ángulo medio (DVO med): ángulo ENA-Xi-pm. Este ángulo mide la altura facial inferior desde el punto XI a la ENA y al punto pm. (fig 3.) (Ricketts, 1981). La media fue 43°y el s.d. fue 5-56.
  5. 5. 3. Ángulo inferior (DVO inf): el ángulo inferior del gonion mide la altura facial inferior desde el punto Gonion a la ENA y al punto barbilla. (fig.4) (Orthlieb, 1990). La media fue 48·5°, la s.d 5·21 y el rango encontrado fue el mas grande (46°). 4. FMA: usado por Tweed (Jacobson, 1995) este mide el ángulo anterosuperior entre los planos mandibular y de Frankfort (fig.5). la media fue23° y el s.d. 6·56. 5. Arco mandibular (arco m.): mide la forma mandibular con el ángulo complementario desde el punto Xi al punto condilar y al punto p.m. (Fig.6) (Ricketts, 1981). La media fue 36·5° y el s.d. 6·88. 6. El ángulo mandibular (gonial): este ángulo mide la forma mandibular desde el gonion al punto articular y mentón. (fig.7). la media fue 126° y el s.d. 7·09.CORRELACIONES.Se calcularon correlaciones de regresión simple entre los cuatro ángulos queestiman la altura facial inferior y los dos ángulos que estiman la forma mandibular(Tabla 2). Los coeficientes de correlación fueron entre 0.691 y 0.438.Las correlaciones fueron siempre estadísticamente significativas (PF0 · 0001), sinembargo, incluso en la mejor correlación, la dispersión han mantenido elevados.En este caso, r2 (0.478)Mostraron que solo el 50% de la varianza de la VDO se explica por el ángulo delarco mandibular.Regresiones simples se calcularon para los diferentes subgrupos de población enrelación con el tipo esquelético (mordida abierta, deepbite, clase II, clase III). Losresultados no fueron más significativos.Tabla 1. Valores estadísticos descriptivos. DVOsup DVOmed DVOinf FMA Arco m. GonionMedia 39.5 43.44 48.46 23.03 36.42 126.38s.d 3.88 5.56 5.21 6.56 6.88 7.09Conteo 482 504 482 505 503 482
  6. 6. Mínimo 30 30 31 3 18 103Máximo 54 64 66 45 62 149Rango 24 34 46 42 44 46s.e 0.177 0.248 0.237 0.292 0.307 0.323Intercuartil 5.00 7.00 7.00 8.00 9.00 10.00Faltantes 23 1 23 0 2 23DVO sup: ángulo superior de Sanial; DVO med: ángulo de la mediana, ANS-Xi-pm ángulode Ricketts; VDO inf: ángulo inferior, el ángulo inferior gonion; FMA: ángulo mandibular deFrancfort, M arco: arco mandibular de Ricketts; Gonion: ángulo mandibular.DISCUSIONEn la literatura, ninguna de las técnicas propuestas ha demostrado sercientíficamente exacta o superior,y la investigación científica sólo ha conseguidodestruir el viejo mito de una altura facial inferior "mágica" en la oclusión (Rivera-Morales y Mohl, 1991), los valores de dispersión de los seis ángulos medidos de laDVO varió desde 3,88 hasta 7,09.Estudios cefalométricos siempre han mostrado gran dispersión de datos es(Orthlieb, 1990), esta dispersión no sólo está relacionada con las variacionesindividuales, sino también a las deformaciones de imagen, superposición deestructuras y la inexactitud de trazado cefalométrico. A la luz de estas dispersionesgrandes, los resultados no deben ser aplicados clínicamente como un dogma.Este estudio confirma los resultados de Edwards y col. (1993) que, utilizando sólolos valores promedio, mostraron los cuatro métodos de prueba y una granvariación de resultados inconsistentes con la DVO existente del sujeto. Asimismo,afirmaron que los cuatro programas de dimensión vertical utilizados (SAM-AXIOCOMPT ®) no eran confiables en la población estudiada. En relación con lainexactitud obtenida con el uso de los valores medios, la correlación de análisismostró resultados más interesantes.El ángulo mandibular (gonion) en función del ángulo DVO inf mostró un
  7. 7. coeficiente de correlación (r = 0,691). Por lo tanto, después de la medicióncefalométrica del ángulo mandibular (gonion), es posible estimar, mediante elcálculo, la DVO ideal del sujeto utilizando la fórmula de regresión VDO inf = 0,508x (mandibular - 15,7).Las correlaciones fueron más interesantes que los valores medios, porque eranmás específicamente relacionadas con el paciente. Sin embargo, la dispersiónsiguió siendo muy grande, porque r 2 = 0,478.Por lo tanto, estos resultados no son suficientes para reclamar una medida muyprecisa de la DVO. El concepto de un rango de confort vertical es generalmenteaceptado, podría explicar la dispersión de los datos (Rivera-Morales y Mohl, 1991)o, al revés, la dispersión de los datos podría explicar el concepto de un rango deconfort vertical.La DVO es el resultado de un equilibrio músculo-esqueletal durante el crecimiento.La morfología esquelética de la mandíbula está claramente relacionada con laorganización los músculos elevadores. Por lo tanto, en relación con un instrumentode medición inexacta, podemos proponer, con el fin de evaluar la DVO, unmétodo pluralista de cálculo utilizando varias fórmulas de regresión para tratar decompensar la imprecisión en comparación con varias estimaciones.Es posible calcular las diferentes estimaciones de la DVO de las dos medicionesde la forma mandibular con las diferentes fórmulas de regresión propuestas en laTabla 2. Si estos valores calculados indican la misma dirección (aumenta la DVO,por ejemplo), los factores corroborantes podría ayudar a la toma de decisionesclínicas respecto a la dimensión vertical. Esta nueva hipótesis debe ser probadaen futuras investigaciones.La dimensión vertical de oclusión es uno de los factores determinantes de lareconstrucción protésica, el análisis cefalométrico también puede ayudar en lasdecisiones relativas a la orientación del plano oclusal, la curva de Spee, lasposiciones de los dientes anteriores y la guía anterior (Or-thlieb , 1997).El uso de fórmulas de estadística aplicadas al análisis cefalométrico no es una
  8. 8. ciencia muy exacta, debido a la dispersión de los resultados. Sin embargo, losopiniones clínicos también son imprecisos y están relacionados con la experienciadel practicante. El médico no debe ser esclavo de los números, sino que necesitade ellos para ayudarse y educarse si va a elaborar un plan para el futurotratamiento protésico. El análisis cefalométrico puede dar información, no sobre laposición precisa de la DVO, sólo en la indicación del tratamiento.Tabla 2. Tabla de correlación (regresión simple)DVO sup: ángulo superior de Sanial; DVO med: ángulo de la mediana, ANS-Xi-pm ángulode Ricketts; VDO inf: ángulo inferior, el ángulo inferior gonion; FMA: ángulo mandibular deFrancfort, M arco: arco mandibular de Ricketts; Gonion: ángulo mandibular .CONCLUSIONLa revisión de la literatura muestra que no hay un "método mágico” para laevaluación de la DVO. El concepto de un rango de confort vertical es deaceptación general y, de hecho, para un paciente, la verdadera pregunta es enque dirección la variación de DVO (aumento o disminución) lleva a una mayorarmonía de sus determinantes musculoesqueléticos. Es más fácil evaluar lamorfología del esqueleto que de los músculos. Por lo tanto, los análisiscefalométricos, a pesar de sus imperfecciones, pueden ayudar al profesional aentender el rumbo del tratamiento considerando la altura facial inferior enoclusión.

×