Your SlideShare is downloading. ×
El error de creer que el entorno digital es sólo Twitter o Facebook
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

El error de creer que el entorno digital es sólo Twitter o Facebook

334

Published on

Mi primer artículo en el periódico "EL Economista" va de 'Netpredicadores'

Mi primer artículo en el periódico "EL Economista" va de 'Netpredicadores'

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
334
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 4OpiniónEL ERROR DE CREER QUE EL ENTORNO Nombre ApellidoDIGITAL ES SÓLO TWITTER O FACEBOOK L.Olivier Scalvinoni, social media IOMarketing la crítica. ¿No es eso en realidad miedo a no- Los vendedores del “dos punto cerismo” ‘SOCIAL GAMING’ Ana Santos sotros mismos? ¿Tan mal lo estamos hacien- también vivimos en sociedad, también sabe- ¿UNA MODA O do en el offline para no dar el paso? mos (antes que nadie por Twitter) de los es- Fundadora de Eventosfera Entonces, señoras y señores empresarios, tragos que la crisis actual afecta a las empre- UNA REVOLUCIÓN pensemos primero en identificar los riesgos sas y entendemos que no todas pueden per- y, después, en poner en marcha un proceso mitirse subcontratar una agencia para que MARQUETINIANA?A nte la pregunta ¿Y tú a qué te dedi- cas? Yo soy predicadora de la web de mejora continua, porque si acercarnos a le lleve las acciones en medios sociales. Te- nuestro potencial cliente nos da miedo, mal ruel existe y la autogestión, también. 2.0 o lo que sería lo mismo: netpre-dicadora. ¿Y eso qué es? Al responder no importa que presentesapabullantes datos estadísticos sobre el uso vamos. ¿Quién no ha oído eso de “el contenido es Pero los netpredicadores es lo que tenemos, el rey” o “los mercados son conversaciones”? que ante la dificultad de este “sagrado mi- Son verdades como puños, pero ¿cómo ges- nisterio” tenemos argu- tionar esos contenidos, có- T odos los usuarios de redes socia- les nos hemos enfrentado al con- cepto de social gaming (juegos so- ciales). ¿Quién no recibió en Facebook unade redes sociales por parte de potenciales mentos de peso no para in- mo estimular esas conver- invitación para Farmville, La Granja, Castle-consumidores de nuestros productos; o cuan- tentar convencer, sino pa- saciones? Y un paso más ville, Mafia Wars u otra aplicación simi-tas infografías con cifras reales que demues- ra hacer razonar. Si acercarnos y el más importante, ¿có- lar? Como usuarios de Internet, todos in-tren el incremento de usuarios e interaccio-nes en este tipo de plataformas. Cuando ex- Hay algo que siempre se debe evitar -no solo en pro- a nuestros mo conocer las experien- cias de usuario en las di- tuimos que se trata de aplicaciones en re- des sociales con las cuales los usuarios vanplicas el elemento diferenciador, el valor aña- yectos o prácticas empre- potenciales clientes ferentes plataformas y que jugando con otros y consiguen construirdido y el complemento que supone la sariales, sino en la vida en nos da miedo, esas experiencias se con- una comunidad, una ciudad u otro obje-presencia de las empresas en la Web 2.0 ca- general- que son los este- viertan en ventas? tivo, compartiendo los logros. El modelosi siempre hay dos mismas respuestas: el mie- reotipos. Hay uno en este mal vamos La autogestión es posi- cloud (nube), que independiza los juegosdo o la supina ignorancia, esa que nos hace mundo 2.0 que se está con- ble siempre y cuando ha- de una consola, es un elemento revolucio-sabios para renunciar a lo desconocido. solidando: “Entrar en re- ya una formación sólida nario que confiere a los social games un Ante lo desconocido: quizás aún no sea- des sociales es entrar en que se anticipe a cualquier potencial nunca logrado en esta industria.mos todos, quizás los nativos digitales toda- Twitter y Facebook”. Pues no. Me alegra co- acción porque las empresas y la Web 2.0 tie- Detrás de su finalidad de entretenimien-vía no sean consumidores ‘de facto’, quizás municarles que “el pajarito” y “el caralibro” nen puntos de unión, convivencia e interac- to, el social gaming es un modelo de ne-los emigrantes digitales somos solo unos mi- son solo una parte del universo 2.0, quizás ción más allá de las conversaciones. El en- gocio basado en el networking y la diver-llones en el mundo pero... ¿No es demasia- sean los instrumentos de mayor uso, pero no torno digital para las empresas es el espacio sión. Por esta vía las empresas pueden pro-do lujo rechazar a millones de usuarios? ¿no por ello son los más útiles, ni más necesarios de las relaciones, la visibilidad, el posiciona- mocionar productos y desarrollar una par-es demasiado osado rechazar a una genera- para todos los casos. miento, en definitiva y por lógica de la coe- te de su estrategia de comunicación yción que ya se asoma o se asomará más a la En este universo online encontramos otra xistencia coherente y razonable, con su pre- marketing. Según la web Reportarte, enventana del mundo de la Red que a la puer- dificultad -no menor y que también necesi- sencia offline. 2011, 250 millones de usuarios de Face-ta de un establecimiento? ¿No es mejor “su- ta de celestial ayuda y favor- hacer compren- Hasta aquí la tarea del netpredicador que book han jugado a social games en la redbirse al carro” a tiempo? der al mundo de la empresa la importancia instruye el comienzo, dirige el desarrollo y social y le reportaron nada menos que un Y el miedo... Parece que entrar en los me- de fijar una estrategia en la Red bien defini- completa la conclusión. A partir de ahora... 12 por ciento de sus ingresos.dios sociales es solamente una exposición a da y enfocada a cada caso en particular. “Alea jacta est”. Los juegos logran crear comunidades en las que las marcas pueden fomentar su reconocimiento, asociando su nombre a ellas de forma poco intrusiva y lúdica. LasEL PRECONCURSO DE ALESTIS Y compañías pueden dar visibilidad a sus marcas y productos de forma concreta,EL CASO DEL GATO DE SCHRÖDINGER insertando publicidad en el juego, hacien- do referencias explícitas a ellos o regalan- do (o vendiendo) artículos o servicios en el juego, válidos en la vida real. En estos casos, se habla de advergaming (del inglés El buque insignia de los señores gestores capacidad en el sector desde hace más de 20 advertising y game, publicidad y juego). Reyes Acosta de la Consejería de Economía, Innovación y años) que si gestionarían Alestis, las respues- Sin embargo, desde un punto de vista más Ciencia, que siempre les traía buenas noti- tas son obvias: “Sin duda, pero no quiero sa- global de marketing, estos juegos pueden Experto aeronáutico de elEconomista cias, ha chocado con su iceberg: “El mundo ber nada de la consejería, hay que tener ma- tener aún más fines, como por ejemplo la real de los negocios”. Y no aprenden, siguen nos libres para redimensionar la plantilla, recogida de datos. en sus trece con un consejo de administra- que la Junta quiere acabar con el paro en Cá- La creación de negocios virtuales conL osdetractoresdelafísicacuánticaargu- mentaban que la interpretación de la función de estado de un sistema en tér-minosdeprobabilidadesteníaquesererrónea. ción compuesto de figurines, gente que va- lía en su día y que hace años que no está en el ajo, desentrenados cuya actitud es la del descanso del guerrero. Gente que no se jue- diz a base de meter gente en Alestis”. Y es que por colocar a los de Delphi, la Jun- ta está poniendo en peligro los miles de em- pleos creados establemente por la industria ofertas canjeables en las tiendas reales permite pasar de un mundo virtual a un mundo real, a la tienda o la web corpora- tiva de la empresa. Luego la imaginaciónPonían el ejemplo de un sistema que activase ga nada. ¿Los empresarios andaluces? Nadie auxiliar. Por colocarlos, se les exige a los nue- y la creatividad de los departamentos deun mecanismo que soltaba un veneno que ani- les ha propuesto ayudar en la gestión. vos empresarios de la Bahía de Cádiz que marketing, las agencias y los desarrolla-quilaría a un gato encerrado en una caja. Co- Nadie en la Consejería habla de la roncha contraten a los de Delphi o no podrán cobrar dores no tienen límites para crear hastamo el sistema estaba en varios estados a la vez, que Alestis ha dejado en la industria auxiliar, subvenciones. Y no lo digo yo, se lo pone por juegos enteros alrededor de una marca.lafísicanopodíaresponderaunapreguntasen- nadie les pregunta: ¿cómo te afecta? ¿Qué escrito el director de la agencia Idea. De for- Las empresas proveen entretenimientocilla: ¿Está muerto el gato? Según las ecuacio- puedo hacer por ti? Nadie hace la pregunta ma que no solo perjudican a Alestis, sino a a cambio de nuestra atención. Además,nes el gato está en un estado híbrido entre vi- del millón: ¿cuánto se le debe a las empresas toda otra empresa que pida subvenciones en los social games tienen ventajas sobrevo y muerto, hasta que alguien destape la caja. vascas y cuánto a las andaluzas? Opacidad la Bahía y con un 50 por ciento de sarcasmo cualquier otro medio, entre otras, la seg- Alestis, voluntariamente, ha entrado en un es el mejor adjetivo para Alestis. y un 50 por ciento de cinismo declaran: “Esa mentación del target es tan precisa queestado híbrido, no se sabe si está viva o muer- Cuando se le pregunta a los empresarios condición ha sido pactada libremente con permite apuntar a potenciales clientesta hasta que alguien no “destape La Caixa”. andaluces (los que han probado de sobra su los empresarios”. muy receptivos y predispuestos. eE EDITORIAL ECOPRENSA SA EL ECONOMISTA PARA CONTACTAR Dep. Legal: M-7853-2006 director: Amador G. Ayora. C/ Condesa de Venadito, 1. 28027. Madrid. presidente-editor: Alfonso de Salas. vicepresidente: Gregorio Peña. adjuntos al director: Lourdes Miyar, Juan Carlos Lozano, Juanjo Santacana y Joaquín Gómez. jefes de redacción: Rubén Esteller, José Luis Fraile Telf: 91 3246700 director gerente: Julio Gutiérrez. y Fernando Cortés. diseño: Pedro Vicente. bolsa & inversión: Pedro Calvo. normas y tributos: Xavier Gil Pecharromán. opinión: María Antonia Gª Quesada. www.eleconomista/opinion.es director comercial: Juan Ramón Rodríguez. corresponsales económicos: Javier Romera y José María Triper. fotografía: Pepo García. eleconomista.es: Rubén Santamaría. ecotrader: Cristina Triana. Las cartas al director deben incluir: relaciones institucionales: Pilar Rodríguez. delegaciones: estados unidos: José Luis de Haro. unión europea: Antonio León. cataluña: Jordi Sacristán, jefe de redacción y coordinador de Economía Real. nombre y apellidos, localidad, DNI y una extensión director gerente de internet: Manuel Bonachela. andalucía: Carlos Pizá. país vasco: Carmen Larrakoetxea. comunidad valenciana: Javier Alfonso. castilla y león: Rafael Daniel. entre 800 y 1.100 caracteres, espacios incluidos.

×