Your SlideShare is downloading. ×

opina4

239
views

Published on

Published in: Travel, News & Politics

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
239
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Reforma del Estado, democratización y reconciliación INICIAR JUICIOS POR CASOS DE DERECHOS HUMANOSLos tiempos políticos en el Perú además de vertiginosos, son imprevisibles. Julio y diciembrefueron los márgenes de un semestre tormentoso, que pasó de una prometida corrección delo mal que se había gobernado hasta entonces a nuevas profundidades en la aprobación dela gestión presidencial. El 8-10% de aceptación ciudadana hacia el presidente Toledo, luegode estar remontando un 12-13% hasta superar el 20%, pareciera un resultado inexplicable sino se tomara en cuenta la vocación del Ejecutivo y el partido gobernante de echar todo por laborda cuando pareciera estar adquiriendo estabilidad.Pero este estilo suicida de hacer política no es exclusivo de Perú Posible. Igualmente carentede imaginación y de ideas para salir de la crisis política resultan las exigencias de adelantarlas elecciones y la convocatoria de una Asamblea Constituyente, expresadas por algunosdirigentes de oposición. Es obvio que ello agravaría la situación y no prevé ninguna salidacoherente al impase. Así, queda en evidencia que la parte más sensible del problema esobviamente el Ejecutivo pero compromete, en mayor o menor medida, a todos los actorespolíticos del país. También a los demás poderes del Estado.Salvaguardar la credibilidad cada vez más tenue de la democracia implica ahora, entre otrascosas, fortalecer e instrumentalizar consensos, entre los que destaca temas como la reformadel Estado. El premier Carlos Ferrero Costa ha apostado a ello. Sin embargo, aunque unprimer paso necesario sería reactivar instancias como el Acuerdo Nacional, no debemos caeren las indecisiones y la falta de propuestas que hizo vacuo los primeros intentos en esesentido. Es allí donde debería tratarse la reforma del Estado con la seriedad que éstamerece.Ésta no puede estar dirigida únicamente por el criterio del ahorro en el gasto. Por el contrario,es lo que debería conseguirse haciendo más dinámico y eficaz al aparato estatal, de maneratal que junto a la racionalización y la mejor productividad adquiera más legitimidad, algo queno se conseguirá con menos servidores públicos sino con mayor participación de la sociedaden los asuntos públicos.La reforma del Estado deberá incorporar la descentralización como el principio básico de laorganización pública. Asimismo, se espera que articule los cambios que vienen aplicándoseen diversos sectores, como Interior y Defensa. Respecto a este último, como se sabe, es unode los aspectos más importantes y cruciales de la democratización del sistema políticoperuano. Las fuerzas armadas peruanas fueron afectadas en grado sumo por el autoritarismoimperante durante los 90 y la necesidad de reestructurarlas fue una de los aspectos en elque se tuvo mayor claridad cuando empezó el ciclo democrático a fines del 2000.Sin embargo, la ausencia de una firme voluntad política para enfrentar la inmensa tarea quesignifica replantear las relaciones entre civiles y militares en un contexto democrático,aumentó las dificultades a un asunto de por sí complejo. A pesar de ello, las posibilidades dedesarrollar la agenda pendiente e, incluso, profundizarla siguen en pie.
  • 2. Al respecto, una de las premisas que debería asumir la reforma militar es aceptando que lasfuerzas armadas llevaron a cabo una lucha contrainsurgente en la que existen una serie decuestiones en torno a los derechos humanos que aún se mantienen pendientes. Comomanifestó el secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos,Francisco Soberón, el 2004 debe ser el año del juicio y sentencia de los militaresinvolucrados en casos de presunta violación de derechos humanos, de acuerdo al informe dela Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR).Debemos entender que resulta imposible una democracia sostenible cuando el Estado noaparece como un agente de justicia. Por ello, la reconciliación no es un simple acto dereparación económica, como creen entender algunos, sino una acción necesaria para larecuperación de la confianza ciudadana en sus instituciones. No hay otro camino a transitarsi el objetivo es articular de manera adecuada las fuerzas armadas con la sociedad civil.Asimismo, el lamentable retraso de la Fiscalía de la Nación para procesar las denunciaspresentadas por la Comisión de la Verdad y la negligencia en la entrega de los fondosnecesarios para culminar con el programa de exhumaciones de los restos encontrados en lasfosas comunes, también resultan cuestiones preocupantes que deben subsanarse.En suma, hay en estos aspectos enormes potencialidades para conducir una reforma delaparato público, en el que están incorporadas las instituciones militares, bajo un ambiente deprofundización de la democracia. Es cuestión de decisión política.Links de interéshttp://www.dhperu.org.http://www.aprodeh.org.pehttp://www.cverdad.org.pehttp://www.mindef.gob.pe