• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Private Content
Cohecho y lavado. columna df abr. andrés baytelman
 

Cohecho y lavado. columna df abr. andrés baytelman

on

  • 641 views

´Columna de opinión mensual de Andrés Baytelman en Diario Financiero.

´Columna de opinión mensual de Andrés Baytelman en Diario Financiero.

Statistics

Views

Total Views
641
Views on SlideShare
641
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Cohecho y lavado. columna df abr. andrés baytelman Cohecho y lavado. columna df abr. andrés baytelman Document Transcript

    • Ingresa Regístrate Suscríbete DFConferencias | RevistaCapital | RevistaEDUFHoy: $22.897,33 UTM: $40.125,00Dólar US: $471,80 Euro: $621,77Martes 16deabril de2013Santiago, 24 ºC Cambiar ciudadPortada Empresas Economía Política Finanzas Internacional Tecnología Opinión InnovaciónyEmprendimiento DFUI DFTV DFMotorEditorial Columnistas CartasAndrés Baytelman1 comentario16/04/2013 - 11:41:03Portada/ Opinión/ Columnistas / Andrés BaytelmanMartes 16 de abril de 2013 | 05:00Ley 20.393, soborno y lavado de dinero:el problema no es que Ud. lo haga…Invariablemente, los empresarios se sienten cómodos asegurando que su empresa está libre de estos delitos.Suenan tan graves, tan inicuos, que son rápidamente descartados como un riesgo real, y, con ello, también el deincurrir en responsabilidad penal de la empresa. Con escasas excepciones, son sinceros al creerlo.Pero ello no implica que sea así. Ilustremos cómo ocurre, con un pequeño ejemplo. Tomemos cualquier nichoempresarial que dependa altamente de su interacción o de autorizaciones del aparato público, por ejemplo el deuna constructora (lo cual no es decir nada sobre ninguna constructora en particular, ni sobre ese rubro; es unejemplo imaginario, aplicable a cualquier nichos que interactúe o dependa regularmente de resoluciones oautorizaciones públicas; buenos ejemplos podrían ser igualmente diversión (restaurantes, pubs, casinos dejuego), minería o farmacéuticas o laboratorios, por nombrar sólo algunos).En el ejemplo, una constructora está construyendo un enorme edificio. La obra va atrasada. El director de Obras deledificio está presionado; sabe que la filial inmobiliaria ha comprometido fechas de entrega a importantescomercios, yque el incumplimiento conlleva cláusulas penales. Puede que el atraso le cueste su bono, incluso supuesto. Es imperativo que la municipalidad le amplíe el permiso, autorizándolo a trabajar los domingos. Conoce ala gente adecuada en la municipalidad. Quizás ni siquiera sea él quien recurre al soborno, sino el funcionariomunicipal quien lo exige; ynuestro director, aun repugnándole, cede a la presión. ¿De dónde sacar la plata para elsoborno? Él sabe que la Dirección de la Empresa lo despediría si se enteraran. Él no tiene cómo pagar, pero unode sus proveedores de concreto, sí. ¿Por qué lo haría? Quizás sólo a cambio de ser contratado en las siguientescinco obras proyectadas; o, menos benigno, quizás a cambio de que el director de Obra acepte que el proveedorsobrefacture el concreto vendido, o abarate el producto cambiando las especificaciones del cemento yla gavilla. Elproveedor le paga directamente al funcionario municipal, y recupera su “inversión” a través de su venta a laconstructora.Pero quizás nuestro director de obra piense en otro aliado: el gerente de la filial inmobiliaria, quien tiene losmismos problemas que él en caso de que ésta se atrase en la entrega de los locales; quizás en lugar de pagosdirectos al funcionario municipal, este gerente puede “arreglar” la “venta” de un departamento rezagado en otroedificio, con rebajas o beneficios crediticios equivalentes o incluso mejores que el soborno pactado.Yasí fue: cohecho, lavado -a través de la propia constructora/inmobiliaria- de los dineros provenientes del soborno;sin el conocimiento, la venia -mucho menos la decisión- de la dirección de la empresa. Aun así, es objeto deeventual investigación ycondena penal por la Ley20.393.Sólo muyocasionalmente el soborno y/o lavado forma parte de una conspiración planificada por la dirección de laempresa. En cambio, de variadas maneras, están a la orden del día en niveles de gerencia intermedia o inclusojefaturas menores. Ese es el gran truco de la Ley20.393.ComentariosTotal comentarios: 1Si todo es posible a nivel de empresarios... sus bonos seganan a cualquier precio... por esta razon, es que debe de ser la autoridad muyimplacable en los controles. Estaba leyendo sobre una empresas salmoneras, ungerente de una, haaciendo negocios a espaldas de los accionistas.. Juicios queno conducen a nada.. yse alargan en el tiempo.. que la gente olvida. Lacondonacion a Cencosud, privilegios de un pais pobre en recursos... No es deAlberto Etchegaray AndrésSanfuentes Axel KaiserCarolinaDell Oro CliveCrook EnriqueManzurErnesto Silva Francisco Armanet Franco BrzovicGuillermo Tagle JoséManuel Silva JoséMiguelBenaventeLuisHernán Paul LuisLarraín Matko KoljaticOlgaFeliú PadreH. Tagle Rafael MiesRafael Rodríguez Richard Branson VerónicaNeghmeFernando ReyesMattaJorgeQuiroz Cristián SaiehBuscar enDiarioFinancieroEdicionesAnteriores Búsqueda avanzadaColumnistasconverted by Web2PDFConvert.com
    • Portada Empresas Economía Política Finanzas Internacional Tecnología OpiniónQuiénes somos Suscripciones Contacto PresentaciónComercial Tarifas dePublicidady df.clAuditado por Miembro de Copyright EdicionesFinancierasS.ATodoslosDerechosReservadosPara comentar este artículo regístrate aquí. Si ya estás registrado,ingresa al sitio aquí.recibo.. que hacen los politicos:NADA... No se inhiben a la hora de votar...Hayquemirar a Chile en su conjunto...Luis MartinezIsla NegraAndrésBaytelman César Pérez Novoa Gonzalo DelaveauPablo CorreaAv. Apoquindo 3885Piso -1, Las Condes, SantiagoMesacentral: 56-2-23391000- Fax Prensa: 56-2-22313340Suscripciones: 56-2-23391048- Fax 23391018Ventapublicitaria: ventas@df.clVersiónMóvilconverted by Web2PDFConvert.com