CUARENTA AÑOS DE TRANSFORMACIONES Y  POLÍTICAS DE RECUPERACIÓN DE LA LENGUA Y CULTURA PROPIA EN LA ESCUELA PÚBLICA VASCA  ...
En resumen, se produjo un desplazamiento lingüístico:      Prácticamente todos los habitantes de Euskal Herria conocían y...
familias. Tras un período de permisividad, en 1979 fueron legales y su desarrollo ha ido     creciendo. A partir de 1983 e...
   Se inicia una recuperación el conocimiento del euskera entre los más jóvenes           en todos los territorios, pero ...
ámbito en el que tienen una aportación cuantitativa, ya que escolariza en torno al 50%del alumnado (las ikastolas acoge en...
planteó la creación del Órgano Autónomo de la Escuela Pública Vasca, con unarelación y un grado de autonomía similar al de...
-   El Gobierno regulará “los modelos lingüísticos a impartir en cada centro       teniendo en cuenta la voluntad de los p...
Pronto se debatió la posibilidad y viabilidad del cambio lingüístico en la escuela,sin merma significativa de los aprendiz...
Evolución del alumnado de E.Infantil de 3 años, por modelos              80              60              40              2...
-   En el modelo B acredita el nivel B2 un 32,6%; si proviene de familia euskaldún       es el 47,7%, pero si es de famili...
Al mismo tiempo han surgido nuevos creadores en los distintos ámbitos del artey de la literatura, en la ciencia y la tecno...
La inclusión de la cultura vasca tiene especial interés en las actividadesdidácticas, ya que la referencia a realidades ce...
E. Infantil y Primaria y el 73,1% en E. Secundaria. En el momento actual, esteprograma dedica una parte de sus esfuerzos a...
mutuamente y permitieron la euskaldunización sin perder de vista la mejora en todos losaspectos de la educación escolar.  ...
populares y, sobre todo, el prestigio social que ha ido adquiriendo el euskera e inclusosu valor práctico en la sociedad y...
contextos comunicativos reales, lo que, en el ámbito escolar, significa que han       de ser lenguas vehiculares en la ens...
-   Que el euskera sea la lengua principal de la enseñanza contradice el derecho       legal de las familias a elegir como...
a la recuperación de su lengua y su cultura y, al mismo tiempo, al conocimiento de otraslenguas y culturas de alcance más ...
identidad colectiva. Los amantes de la modernidad necesitan romper cualquier lazo conel pasado para sentir que han entrado...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

40 años de transfors y políticas de recuper de la lengua y cultura propia en la esc públia vasca

502

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
502
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

40 años de transfors y políticas de recuper de la lengua y cultura propia en la esc públia vasca

  1. 1. CUARENTA AÑOS DE TRANSFORMACIONES Y POLÍTICAS DE RECUPERACIÓN DE LA LENGUA Y CULTURA PROPIA EN LA ESCUELA PÚBLICA VASCA Luis Otano El País Vasco, tras un largo período de grave retroceso de la lengua y la culturavascas, ha iniciado un proceso para su recuperación, cuyos frutos empiezan a servisibles con expectativas positivas de futuro, aunque aún habrá que superar dificultades.Mi propósito es analizar el papel que ha jugado la escuela en los últimos cuarenta añosen esta recuperación, en el contexto de una movilización general. Analizaré lascuestiones que se han ido planteando y las respuestas que han dado y los factores quehan incidido – positiva y negativamente- en este proceso. Me referiré fundamentalmentea la Comunidad Autónoma del País Vasco, donde este proceso es más potente y claro,aunque en ocasiones haga referencias a lo que sucede en Navarra e Iparralde.Apuntes históricos La década de los 60 del siglo XX es el momento más bajo en la implantacióngeográfica del euskera y en el número de vascoparlantes, resultado de un proceso deregresión que había comenzado tiempos atrás, pero que, durante el franquismo llegó aser objeto de persecución, con la escuela como uno de los instrumentos para suerradicación. El euskera se encontraba era una lengua sin normalizar, sin reglasgramaticales que sirvieran de referente común a los diferentes dialectos locales y que ledieran la consistencia necesaria para su desarrollo y le permitieran expresar las nuevasrealidades culturales, tecnológicas y sociales que se iban produciendo. En la vida pública, las relaciones sociales, en las manifestaciones culturales sólose utilizaba el castellano. Las familias euskaldunes enviaban a sus hijos e hijas a laescuela para que aprendieran el castellano, lengua de prestigio social, manteniendo eluso del euskera cada vez más en el ámbito familiar. Los niños y niñas se alfabetizaban,aprendían a leer y escribir en castellano, mientras que, igual que los adultos, erananalfabetos en euskera. La radio y, después, la televisión llevaron el castellano a zonasque hasta entonces apenas lo habían conocido. La inmigración de familiascastellanoparlantes a las ciudades y núcleos industriales redujo la presencia del euskera,donde apenas se utilizaba. 1
  2. 2. En resumen, se produjo un desplazamiento lingüístico:  Prácticamente todos los habitantes de Euskal Herria conocían y se expresaban en castellano o francés y sólo entre las personas de más edad de las zonas del interior quedan hablantes monolingües euskaldunes  El número de hablantes euskaldunes se redujo en todos los territorios: en Alava sólo el 5% de su población sabía euskera; en Navarra, el 10%; en Bizkaia, el 25% y en Guipúzcoa, el 40%. En Iparralde los euskaldunes eran el 20%. Euskaltzaindia, creada en 1919 por las Diputaciones de Araba, Bizkaia,Gipuzkoa y Nafarroa, inició el proceso de normalización del euskera, formulando sugramática, las reglas ortográficas, la lexicología… En 1968 propuso el euskera batua,como lengua común para superar la situación de una lengua fragmentada en dialectos ycontar con una versión oficial del idioma, que, tras algunos años, llegó a ser el másempleado en la enseñanza, en la administración pública, en los medios de comunicacióny en la producción escrita en euskera con un alto grado de aceptación social. El Estatuto de Autonomía de la Comunidad Autónoma del País Vasco, de 1979,declaró al euskera lengua propia y oficial junto con el castellano (art.6) y la Ley deAmejoramiento del Fuero de Navarra, de 1982, lengua oficial en la zona vascófona deNavarra (art.9). Las instituciones que se crearon en ambas normas tienen competenciasplenas en materia educativa y cultural, así como en la regulación e impulso del euskeradentro de sus respectivos territorios. La Ley Básica de Normalización del Uso del Euskera, de 1982, definió losderechos lingüísticos de los ciudadanos de Euskadi y los deberes de los poderespúblicos en relación con el euskera y regulaba la presencia del euskera en la enseñaza.La Ley Foral del Vascuence, de 1986, dividió Navarra en tres zonas: una vascuence,otra no vascuence y una tercera zona mixta, con un tratamiento diferenciado del euskeraen cada zona. En Iparralde la situación del euskera en la enseñanza ha sido precaria, yaque no es lengua oficial, y no ha tenido presencia en la vida pública ni en la enseñanza,aunque haya estado permitido su uso y se ha seguido utilizando en muchas familias. Las primeras ikastolas nacen al principio de los 60 con el objetivo de favorecerla enseñanza en euskera y contribuir así a su recuperación. En los primeros años sonescuelas ilegales y se van expandiendo lentamente, con un gran protagonismo de las 2
  3. 3. familias. Tras un período de permisividad, en 1979 fueron legales y su desarrollo ha ido creciendo. A partir de 1983 el euskera entra en todas las escuelas con pleno derecho y se ha producido un desarrollo que se puede calificar de extraordinario. Gracias, en buena medida, a la acción escolar, pero también gracias al impulso social a favor del euskera, a partir de los años 80 se ha producido una evolución progresiva del número de personas competentes en euskera. Según el III Mapa sociolingüístico, en la C.A. del País Vasco, en 2001, el 32% de la población es bilingüe y el 19% es bilingüe pasiva. La población monolingüe erdaldún, que en 1981 era del 68% se redujo al 50%, en 2001. En los últimos 25 años este progreso se ha producido sobre todo en el grupo de edad de 5 a 24 años, cuya población bilingüe ha crecido del 19 al 55% y la de bilingües pasivos del 19 al 28%. También crece, pero en menor proporción, entre quienes tienen 25 a 44 años, mientras se mantiene estable en los grupos de mayor edad. Evolución de la población bilingüe, según la edad. CAPV.6050403020100 >65 45-64 25-44 5-24 1981 1985 1991 1995 2001 A pesar de este crecimiento de población competente en euskera, no aumenta en la misma proporción el uso social del euskera. Unos porque su entorno familiar y social es erdaldún y otros, a pesar de que su entorno es total o parcialmente euskaldún, por la dominancia del castellano que se impone también en las relaciones sociales. En resumen, la situación del euskera hoy se caracteriza por los siguientes rasgos:  No hay hablantes monolingües euskaldunes 3
  4. 4.  Se inicia una recuperación el conocimiento del euskera entre los más jóvenes en todos los territorios, pero no en su uso social.  El número de hablantes euskaldunes no llega a la tercera parte de la población de Euskal Herria, aunque en Gipuzkoa sea del 49%, en la zona vascófona de Navarra del 59% y en Nafarroa Behere y Zuberoa del 61%.La Escuela Pública Vasca La evolución de la población bilingüe muestra la influencia de la enseñanzaescolar en la recuperación de euskera. Su papel es decisivo, aunque no podríadesempeñarlo sin la colaboración de muchos grupos sociales que han creado las basesculturales y han movilizado a la sociedad, de unas instituciones que han recogido esesentir colectivo y han establecido el marco jurídico y las estructuras necesarias. El proyecto colectivo de recuperación del euskera y de la cultura vasca tiene talenvergadura y para su consecución se necesitan estructuras adecuadas, consolidadas. Enel ámbito educativo, hay un amplio acuerdo de la necesidad de contar con una EscuelaPública Vasca, que muestre y canalice el compromiso colectivo e institucional con esteobjetivo. Pero su configuración ha tropezado con planteamientos contrapuestos por loque la Escuela Pública Vasca no ha logrado el pleno reconocimiento social e incluso lasinstituciones políticas que son sus titulares no siempre la han considerado su escuela. El movimiento de ikastolas, que se inició en los años 60, tuvo desde suscomienzos la voluntad de ser la escuela propia de Euskal Herria y, por tanto, la EscuelaPública Vasca. Su objetivo ha sido impulsar el euskera y la cultura vasca; la mayoríason cooperativas y sus titulares los padres y madres; su modelo de gestión se distinguepor la alta participación e implicación de las familias. Desde que se legalizaron en 1976ha ido aumentando el número de ikastolas, con un alumnado mayoritariamenteproveniente de familias euskaldunes. Hoy, la mayoría de las ikastolas están integradasen la red privada concertada y una minoría en la red pública. Los centros públicos siempre se han considerado escuela pública vasca. Secaracteriza por su carácter abierto, plural e inclusivo, su vinculación al entorno, sugestión democrática y su titularidad pública. Desde la aprobación del Estatuto deAutonomía, asumieron plenamente su compromiso con el euskera y la cultura vasca, 4
  5. 5. ámbito en el que tienen una aportación cuantitativa, ya que escolariza en torno al 50%del alumnado (las ikastolas acoge en torno al 15%) y, sobre todo, cualitativa puesto quesu alumnado, en una gran proporción, procede de familias castellanoparlantes. Laenseñanza privada concertada, que escolariza a la mitad del alumnado vasco, y sucontribución a la recuperación del euskera es importante, aunque el proceso ha sido máslento y no alcanza los niveles de la enseñanza pública. En 1983, el Gobierno Vasco dio los primeros pasos hacia la Escuela PúblicaVasca. Creó el Instituto Vasco de Ikastolas (Euskal Ikastolen Erakundea-EIKE),Entidad de Derecho Público, con personalidad jurídica propia e independiente de laAdministración de la Comunidad Autónoma. En este Instituto se integrarían lasikastolas creadas por el Departamento de Educación y las ikastolas privadas que lodecidieran voluntariamente. Sin embargo, no llegó a ponerse en práctica ante la fuerte demanda social de quela Escuela Pública Vasca se formase con las dos redes escolares, entendiendo que ambastenían mucho que aportar. El movimiento social por la Escuela Pública Vasca fuecreciendo tanto entre quienes estaban en las ikastolas como en la enseñanza pública.Entre el profesorado todos los sindicatos y el movimiento de Renovación Pedagógicaque lideraba el Colectivo Pedagógico ADARRA así como los Elkartes de irakasles deikastolas optaron claramente por avanzar en la línea de convergencia hacia la EscuelaPública Vasca. Entre las familias fueron, sobre todo, las Asociaciones de Padres yMadres de la enseñanza pública quienes más claramente se posicionaron a favor de estaalternativa. La primera iniciativa en este sentido partió del ámbito de las ikastolas, queplantearon la integración de éstas en la red escolar pública con la condición de no darpasas atrás en la euskaldunización de la red de ikastolas. Sin embargo, otros sectoresconsideraron que por esta vía se diluía la aportación de las ikastolas y plantearon laconvergencia de ambas redes en una Escuela Pública Vasca nueva. En 1992, la Confederación de Ikastolas, en febrero de 1992, propuso la creacióndel Consorcio de la Escuela Pública Vasca, como una Corporación administrativa dederecho público que agrupara a todos los centros de la red pública y de las ikastolas quevoluntariamente quieran adscribirse. Desde la enseñanza pública y varias ikastolas se 5
  6. 6. planteó la creación del Órgano Autónomo de la Escuela Pública Vasca, con unarelación y un grado de autonomía similar al de Osakidetza en Sanidad, responsable de ladirección y gestión de todos los centros públicos y de las ikastolas y otros centrosconcertados que quisieran formar parte de la Escuela Pública Vasca. En junio de 1992, PNV y PSE firmaron el Acuerdo político para el PactoEscolar, en el que deciden la publificación de las ikastolas que se reguló en la Ley deEscuela Pública Vasca aprobada en febrero de 1993. Un final bastante pobre, puesto quesólo se hicieron públicas las ikastolas pequeñas con problemas económicos en riesgo dedesaparición y unas pocas que siempre habían apostado por formar parte de la escuelapública. Las más potentes prefirieron formar parte de la red privada concertada. El resultado es que la Escuela Pública Vasca, tal como está configurada, no seconsidera la institución educativa básica ni por una parte importante de la sociedad nipor las instituciones políticas. Sin embargo, es la escuela que, en el momento actual,tiene un compromiso cuantitativa y cuantitativamente más potente en el proceso derecuperación del euskera y de la cultura vasca y, por tanto, quien ha asumido con todassus consecuencias la función que corresponde a la Escuela Pública Vasca.El euskera en la enseñanza En la Ley Básica de Normalización de Uso del Euskera de 1982, - “Se reconoce a todo alumno el derecho de recibir la enseñanza tanto en euskera como en castellano en los diversos niveles educativos” - Se determina “la generalización progresiva del bilingüismo en el sistema educativo de la Comunidad Autónoma del País Vasco”. (con esta disposición se rechaza la escuela monolingüe euskaldún, defendida por algunos sectores, porque, además de empobrecedora, excluye a una parte importante del pueblo vasco cuya lengua familiar es la castellana y se identifica con ella). - El objetivo es “garantizar al alumnado la posibilidad real, en igualdad de condiciones, de poseer un conocimiento práctico suficiente de ambas lenguas oficiales al finalizar los estudios de enseñanza obligatoria y asegurará el uso ambiental del euskera, haciendo del mismo un vehículo de expresión normal, tanto en las actividades internas como externas y en las actuaciones y documentos administrativos”. 6
  7. 7. - El Gobierno regulará “los modelos lingüísticos a impartir en cada centro teniendo en cuenta la voluntad de los padres o tutores y la situación sociolingüística de la zona” (El Gobierno Vasco, en 1983, reguló los modelos lingüísticos). El respeto al derecho a recibir la enseñanza tanto en euskera como en castellanoes el punto que ha sido y sigue siendo objeto de debate político, mediático y social. Enlos primeros años, quienes querían ejercer el derecho a la enseñanza en euskerareclamaban mayor oferta de plazas en euskera, mientras que en algunos centros seproducían resistencias al cambio. En el momento actual, el debate se ha invertido:aumentan las acusaciones a la administración educativa de llevar una política quearrincona e incluso impide la enseñanza en lengua castellana. Correlativamente el debate se centró en el deber de aprender euskera, que lainmensa mayoría asumen. Se cuestiona la validez del modelo A, ya que las evaluacionesdemuestran que quienes cursan sus estudios en este modelo no alcanzan en euskera elnivel marcado por la ley y sus resultados están por debajo de las demás asignaturas. Unaminoría rechazan la obligación de aprender euskera, porque, a su entender, se coloca alalumnado vasco en situación de desigualdad al tener que estudiar y aprobar unaasignatura más que en las Comunidades Autónomas monolingües. En términos didácticos, el debate se centra en la vía más adecuada deaprendizaje del euskera de quienes provienen de familias castellanoparlantes, enconcreto, la lengua vehicular de la enseñanza y el aprendizaje. En los inicios de los 80,nadie dudaba de que los aprendizajes instrumentales, especialmente la lecto-escritura,debe hacerse en la lengua materna o familiar, en concreto, que el alumnado con lenguafamiliar castellana utilizase esa lengua en toda la enseñanza, aunque, con muchascautelas, se planteó que, de forma progresiva, se pudiera utilizar el euskera como lenguavehicular en la enseñanza-aprendizaje de las áreas que requiren menor nivel lingüístico. Sobre estas bases se diseñaron cuatro modelos lingüísticos. Dos paracastellanoparlantes: el modelo A, con la enseñanza en castellano y el modelo B en elque algunas áreas se enseñarían en euskera; para euskaldunes, el modelo D, con laenseñanza en euskera y el modelo C en el que algunas áreas se impartirían en castellano,aunque este último no se implantó al no haber niños y niñas monolingües euskaldunes. 7
  8. 8. Pronto se debatió la posibilidad y viabilidad del cambio lingüístico en la escuela,sin merma significativa de los aprendizajes curriculares. Estudios y experiencias encontextos con alumnado que desconoce la lengua escolar, respaldaban la viabilidad delcambio de lengua en la escuela a través de la “inmersión lingüística”. Así, el modelo Dse abrió a todos los alumnos y alumnas independientemente de su lengua familiar y seconvirtió en un modelo de inmersión en euskera para alumnado castellanoparlante. Los estudios de los expertos y la experiencia demuestran que una segundalengua (L2) se aprende usándola en contextos comunicativos reales, que, en el ámbitoescolar, es el aprendizaje de las áreas curriculares. Se llega así a la convicción de que esinsuficiente la enseñanza de L2 y que ésta necesita apoyarse en actividadescomunicativas en esa lengua, o sea, en la enseñanza en L2. Esta orientación no sólo seaplica al aprendizaje del euskera, sino de las lenguas extranjeras y se han iniciadoexperiencias ya bastante consolidadas de enseñanza plurilingüe, en la que se utilizan eleuskera, el castellano y una lengua extranjera como lenguas vehiculares. Con estaperspectiva, la Ley de Escuela Pública Vasca de 1992 permite que en el modelo A seimpartan en euskera algunas actividades o temas del currículo. A pesar de esto, laevaluación del aprendizaje del euskera en modelo A no alcanza los mínimos exigibles. Quedaba por saber la aceptación social de los modelos. Las familias que puedena optar entre ellos, de forma progresiva pero clara, se han decantado por el modelo D,tanto entre familias euskaldunes como erdaldunes. Entre 1983 y el curso 2003-04 laescolarización en la E. Infantil en modelo A ha caído del 28,6 % inicial al 7,7 % (3,6 en 8
  9. 9. Evolución del alumnado de E.Infantil de 3 años, por modelos 80 60 40 20 0 82-83 87-88 92-93 97-98 02-03 03-04 Modelo A 20,4 28,2 29,8 15,9 9,4 7,7 Modelo B 31,4 37,5 35,1 29,8 30,1 29,5 Modelo D 40 34,3 40,4 54,3 60,5 62,8la escuela pública); en B se mantiene entre el 21,4% inicial y el 29,5% (16,5 en laescuela pública) y en D crece del 40% inicial al 62,8% (79,8 en la escuela pública). La Ley no sólo establece el deber de aprender el euskera, sino que fija comoobjetivo al finalizar la enseñanza obligatoria el mismo nivel en euskera que encastellano, aunque reduce la competencia lingüística necesaria para la vida práctica y lasrelaciones interpersonales, lo que resulta claramente insuficiente. Todos están deacuerdo que quienes acaben la educación obligatoria han de tener la competencialingüística necesaria para realizar aprendizajes posteriores. Utilizando el Marco Europeode referencia de las lenguas el nivel competencial deseable es el B2, de usuarioindependiente avanzado. Pero no hay acuerdo en si esta competencia se ha de exigir atodos en las dos lenguas o sólo en castellano. El Departamento de Educación ha evaluado de forma sistemática el nivel decompetencia en euskera del alumnado y los factores que influyen en su aprendizaje, através de los estudios EIFE (Euskararen Irakaskuntza: Factoreen Eragina / La enseñanzadel euskera: la Influencia de los factores). En 2004, el Instituto Vasco de Evaluación eInvestigación Educativa (ISEI-IVEI) investigó si, al final de la enseñanza obligatoria, elalumnado alcanza el nivel B2 y llegó a los siguientes resultados: - El alumnado de modelo A no fue sometido a evaluación, porque, en el pilotaje de la prueba, demostró que su nivel estaba muy lejos del B2. - El 68 % del alumnado de modelo D alcanza el nivel B2; si su lengua familiar es el euskera lo logra el 74,1%; pero si es el castellano, sólo lo consigue el 47,5%. 9
  10. 10. - En el modelo B acredita el nivel B2 un 32,6%; si proviene de familia euskaldún es el 47,7%, pero si es de familia castellanoparlante el 26,6%. Estos datos muestran que aún no se alcanza la competencia deseable en euskera,aunque es mayor el nivel lingüístico que se alcanza en el modelo D, incluso cuando lalengua familiar sea el castellano. Por otras evaluaciones, se puede concluir que el nivelcompetencial en castellano es bueno en general, aunque sea mejor en quienes lo tienencomo lengua familiar. También se confirma que la lengua familiar –así como la lenguasocial- es determinante en el desarrollo de la competencia lingüística. Por eso preocupala dificultad de muchos chicos y chicas para quienes el euskera sólo es su lenguaescolar. Desde hace unos 10 años está en marcha el Programa de normalizaciónlingüística con el objetivo de extender el uso del euskera a ámbitos distintos de losespecíficamente escolares.La cultura vasca en el currículo escolar La cultura, de la que la lengua es la manifestación más relevante, es la expresiónde la identidad a una colectividad. Unos consideran la cultura vasca un patrimonio quese ha de salvaguardar como un tesoro del pasado y otros quieren volver a una culturadel pasado, sin ninguna “impureza” exterior. El discurso ampliamente mayoritario es elde una sociedad que afirma su propia cultura, adaptada a una sociedad cada día máscompleja y plural e insertada plenamente en la modernidad. La cultura vasca, además deincluir los referentes del pasado, necesita el dinamismo necesario para dar respuestasacordes con los conocimientos, a las formas de expresión y al desarrollo democrático dela sociedad actual. Reclama respeto por parte de todos al tiempo que respeta a las demásculturas y valora el diálogo con todas ellas como una vía de enriquecimiento propio y deconvivencia pacífica y solidaria con todos. En estos años se ha realizado una labor muy importante de recuperación delpatrimonio histórico y cultural, se están realizando numerosos estudios de carácteretnográfico, antropológico, histórico… para conocer en profundidad nuestro pasado yreconocer lo que ha sido el desarrollo del pueblo vasco y los valores que la colectividadha preferido así como los símbolos y ritos que han servido como elementosidentificadores de sus miembros. 10
  11. 11. Al mismo tiempo han surgido nuevos creadores en los distintos ámbitos del artey de la literatura, en la ciencia y la tecnología, y se han ampliado las posibilidades deacceso del público a la cultura, tanto en museos y teatros como en festivales y fiestas.Estamos viviendo un momento de florecimiento de la cultura vasca al tiempo que seabren nuevas vías como corresponde a una sociedad más plural y más compleja, mejorinterrelacionada con otras culturas. Y estos fenómenos tienen lugar en un mundo cadavez más global, con un peso determinante de los mercados, en el que la cultura vasca,como otras culturas minoritarias, encuentra dificultades para hacerse un hueco y se vetentada a encontrar su identidad encerrándose en sí misma o a diluirse en corrientesculturales más poderosas. En este panorama es relevante el déficit en el campo de la enseñanza de lamúsica, la danza y el teatro. Aunque son abundantes las escuelas de música, sólo hacedos años se creó el Conservatorio Superior. En estos días se ha iniciado el proyecto deuna Escuela Superior de teatro y nada se dice de la enseñanza de la danza. La Escuela Pública Vasca responde a un Proyecto Cultural, plural e integrador,democrático y que cohesione socialmente. La educación escolar tiene, entre otras, lafunción de transmitir la cultura a las nuevas generaciones y formarlas para que tengan lacapacidad de conocerla, disfrutarla y desarrollarla, como un elemento necesario para laformación de personas y ciudadanos que se han de desarrollar en un entorno cultural ysocial determinado. El currículo recoge los contenidos culturales propios más significativos. Así seha hecho en los currículos entre los años 1992 y 1995 y el que se acaba de aprobar en2007. En unos y otros se recogen las referencias del entorno natural, social y culturalvasco, dentro del margen que permite la obligada inclusión de las enseñanzas mínimasque determina el Ministerio de Educación para todo el Estado, procurando no caer enlocalismos ridículos. Aunque afectan a todas las áreas, tienen especial interés loscurrículos de algunas de ellas: los currículos de euskera y castellano y sus respectivasliteraturas, en todas las etapas; de conocimiento del medio y de educación artística enPrimaria; de Ciencias Sociales, Plástica y Música en la ESO; de Historia enBachillerato. 11
  12. 12. La inclusión de la cultura vasca tiene especial interés en las actividadesdidácticas, ya que la referencia a realidades cercanas al alumnado y el modo que seentienden culturalmente dan significado y sentido a las nuevas informaciones que aportael currículo, paso necesario para que puedan construir nuevos conocimientos eintegrarlos en la estructura que ya poseen. El alumnado necesita conocer la cultura propia y adquirir las competenciasnecesarias para que, a su vez, sea un agente cultural. En estos años hemos vivido unaampliación –en ocasiones desmesurada- de los contenidos con informaciones, destrezascognitivas y conocimientos, mientras que cada vez tienen menos espacio las actividadesen las que se practican actividades culturales, como la música, el teatro y sólo con uncarácter académico más que creativo, las actividades literarias y plásticas. Sin embargo,en estas propuestas –como también en los proyectos de carácter científico ytecnológico- es donde el alumnado adquiere mejor las competencias básicas, porque enellas se han de integrar los conocimientos y las habilidades cognitivas de diferentesáreas y requieren poner en práctica las habilidades personales y sociales así comoactitudes basadas en principios éticos.El profesorado ante el euskera y la cultura vasca La labor escolar en la recuperación del euskera y de la cultura vasca ha sidoposible en buena medida al profesorado. Fue agente activo en el impulso de la EscuelaPública Vasca, al asumir que su función educativa no sólo está vinculada al entornolingüístico y cultural, sino que su Proyecto Educativo está encuadrado en un proyectocultural de carácter general, de todo el pueblo vasco. El primer paso del profesorado fue su euskaldunización: en 1983 sólo el 5% delprofesorado de la enseñanza pública era euskaldún. En los primeros años muchosdocentes aprendieron euskera por iniciativa propia. Conforme iban avanzando losmodelos con mayor presencia del euskera se fue necesitando más profesorescompetentes en euskera. Aunque con algunas discrepancias, se llegó a establecer quetodo el profesorado del sistema educativo vasco debe tener la competencia necesariapara enseñar en euskera (perfil lingüístico 2) o, al menos, para relacionarse en euskera(PL1), rechazando que haya profesorado sin ningún conocimiento del euskera (PL0).Gracias al programa IRALE, en 2004, el 78,7% del profesorado tiene PL2, el 87,2% en 12
  13. 13. E. Infantil y Primaria y el 73,1% en E. Secundaria. En el momento actual, esteprograma dedica una parte de sus esfuerzos a la mejora del nivel lingüístico delprofesorado que da sus clases en euskera. Tras las cifras se esconde un esfuerzo colectivo de gran envergadura, ya que hasupuesto una reconversión profunda en el trabajo docente, en el que se ha modificado elinstrumento fundamental de la comunicación vital en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Un instrumento que –a diferencia, por ejemplo, del cambio tecnológico quese está produciendo en otros ámbitos profesionales- afecta al proceso cognitivo, a lacapacidad creativa y emocional, en definitiva a la propia persona. Para muchos docentesha supuesto un choque profundo que, en algunos casos, no han podido superar, ybastantes han preferido cambiar de residencia. A pesar de ello, las voces críticas hansido muy pocas. Esta disposición del profesorado ha sido vital en el éxito del proceso deeuskaldunización de la enseñanza pública. También ha supuesto un gran esfuerzoeconómico que demuestra la apuesta de las instituciones y de la sociedad a favor deleuskera en la enseñanza. Un segundo aspecto en el que el profesorado ha tenido que realizar un trabajoextra es en el campo didáctico. En muchas ocasiones se ha tenido que trabajar sin contarcon experiencias ni estudios previos, ya que, en muchos aspectos, la situaciónlingüística del euskera es única. Sólo en el País Vasco la lengua escolar de la mayoríadel alumnado es diferente, al mismo tiempo, de la lengua familiar y social. El trabajorealizado, tanto en la preparación de materiales didácticos –inexistentes o muy escasos-como en el acto de la enseñanza, ha supuesto un esfuerzo enorme, más destacable aúnporque se ha hecho en un momento de cambios en el sistema educativo, de cambios enla sociedad y en el comportamiento del alumnado y de las familias. La capacidad y disposición para la innovación educativa han sido fundamentalespara que esta labor se haya realizado con cordura y eficacia. El profesorado vasco,desde hace tiempo, ha tenido un espíritu innovador, ayudado sin duda por la demandasocial de una enseñanza de calidad. Unos decían que la euskaldunización de laenseñanza fue posible gracias a la capacidad innovadora que había desarrollado elprofesorado en otros campos, mientras que otros afirmaban que la euskaldunización fueel motor de la renovación pedagógica. Sin duda ambos movimientos se alimentaron 13
  14. 14. mutuamente y permitieron la euskaldunización sin perder de vista la mejora en todos losaspectos de la educación escolar. Un tercer aspecto importante ha sido la formación del profesorado en la culturavasca, desconocida por la mayoría, ya que estaba ausente mientras duró el tiempo deformación inicial. Se trataba no sólo ni principalmente de conocer algunos hechos,algunos datos, sino de reconocer las características de una cultura e involucrarse en lamisma, sin caer en simplificaciones ni en sesgos ideológicos acientíficos. Mientras queel aprendizaje del euskera era un objetivo difícil, pero claro, ante la cultura vasca seencuentra con un objetivo más difuso y dinámico, con una complejidad que afecta atodos los aspectos de la vida y también de la actividad escolar. El movimiento de renovación pedagógica del País Vasco ha sido uno de losmotores de todo este proceso. Tanto en la enseñanza pública como en las ikastolas elprofesorado unió experiencia y entusiasmo, estudio y trabajo, para llenar de contenidopedagógico al proyecto educativo de la Escuela Pública Vasca. El momento másimportante fue cuando ambos colectivos se unieron con una convergencia real entreambas redes escolares a nivel de los docentes. Lo que en unos años fue un movimientopromovido y gestionado por el profesorado ha pasado a ser un trabajo institucional enlos servicios de apoyo, con las ventajas e inconvenientes de este cambio. Lo mássignificativo de estos últimos años es la pérdida de entusiasmo, el desapego afectivo demuchos docentes en relación con su trabajo, el malestar docente que limita su capacidadde respuesta a las nuevas demandas y las nuevas condiciones de su actividad.La sociedad ante el euskera y la cultura vasca Nada de lo que estamos viendo hubiera sido posible sin el respaldo y la fuerza deun movimiento social a favor del euskera y de la cultura vasca. No es este el lugar paradescribir y analizar cómo se ha desarrollado ni los logros alcanzado ni las dificultadescon las que ha tropezado. Pero no podía dejar de mencionarlo. En múltiples aspectos el movimiento social a favor del euskera y de la culturavasca ha confluido con el movimiento escolar. Para la escuela ha sido fundamental elresurgir de la literatura en euskera, de la música y todas las artes, de las fiestas 14
  15. 15. populares y, sobre todo, el prestigio social que ha ido adquiriendo el euskera e inclusosu valor práctico en la sociedad y en el empleo.Tiempos de balance y nuevas metas El balance de recuperación del euskera y de la cultura vasca estos cuarenta añosse puede calificar como muy positivo, aunque se detectan cada vez con mayor claridadalgunos desajustes. Esto se puede decir en referencia al ámbito general, pero, en misreflexiones, me ceñiré al ámbito escolar. En los últimos años van creciendo las voces críticas a la ordenación de laenseñanza por modelos. Se ha cubierto una etapa, con un balance positivo, pero hallegado el momento de revisar el sistema, teniendo en cuenta algunos datos: 1. Las familias, de forma mayoritaria, han optado por que sus hijos e hijas aprendan el euskera por un proceso de inmersión lingüística en euskera y han considerado insuficiente la vía que ofrece el modelo A. Sin embargo, algunas familias afirman su derecho a escolarizar a sus hijos e hijas en lengua castellana. 2. Un número importante de familias desean que sus hijos e hijas alcancen en euskera un nivel competencial alto, que les permita seguir sus estudios en esta lengua. Sin embargo, no se siempre lo consiguen, como demuestran las evaluaciones realizadas, por lo que bastantes alumnos y alumnas, al llegar al Bachillerato y a la Universidad, prefieren seguir los estudios en castellano. 3. La elección de modelo, más que una opción lingüística, para muchas familias es una opción de carácter social con la consiguiente división. La ordenación de las enseñanzas por modelos no se compadece con la escuela inclusiva que favorece la cohesión social. En el modelo A se escolariza el alumnado de los dos extremos del arco social: el alumnado de nivel más alto se escolariza en centros privados concertados (muchos de ellos bilingües con alguna lengua extranjera) y el alumnado de nivel más bajo, en centros públicos que se están convirtiendo –o están en riesgo de convertirse- en ghetos escolares, tal como denunciaba el Ararteko (2001). 4. La demanda de una enseñanza plurilingüe (al menos, trilingüe) es generalizada y hay un consenso que, para que sea exitosa, las lenguas se han de utilizar en 15
  16. 16. contextos comunicativos reales, lo que, en el ámbito escolar, significa que han de ser lenguas vehiculares en la enseñanza de algún área o materia. 5. La sociedad vasca desea que la recuperación del euskera se compagine con una enseñanza de calidad. Los indicadores de la enseñanza de la C.A. del País Vasco y de Navarra se sitúan cerca del nivel propuesto por la Unión Europea en Lisboa para 2010. Las evaluaciones estatales e internacionales en varias competencias básicas están en la media de los países de la OCDE, pero son bajos en los niveles de excelencia. ¿En qué medida los resultados en el conjunto de conocimientos y competencias curriculares se ven limitados por una competencia insuficiente en euskera? 6. Para que la inmersión lingüística sea exitosa, el entorno familiar y social tiene que asegurar una buena estructuración en la lengua familiar (L1) sobre la que se va a implantar la segunda lengua (L2). Esta condición está asegurada en las familias de nivel sociocultural medio y alto; pero no en todas las de nivel sociocultural medio-bajo y bajo, cuyo nivel lingüístico en la lengua familiar no aporta bases suficientes. Conforme el modelo D se amplía a las capas sociales menos favorecidas culturalmente, los aprendizajes y los problemas escolares de este alumnado pueden resentirse aún más. El Departamento de Educación se ha comprometido presentar, en la actuallegislatura una propuesta de reforma de los modelos, cuyas líneas se han esbozado enuna comparecencia del Consejero en el Parlamento Vasco y en el Decreto en el que seestablece el currículo de la Educación Básica. En resumen, estas son las líneas maestras; 1. El euskera será la lengua principal de la enseñanza. 2. Al finalizar la enseñanza obligatoria el alumnado deberá acreditar el nivel competencial B2 (usuario independiente adelantado) en euskera y en castellano y el B1 (usuario independiente inicial) en una lengua extranjera. 3. Cada centro, en su Proyecto Lingüístico, establecerá el proceso que va a seguir para alcanzar los objetivos, teniendo en cuenta las características del alumnado y del entorno y el Proyecto Educativo del centro. La propuesta inicial ha tenido una acogida general favorable, aunque no faltancríticas, principalmente en estas cuestiones: 16
  17. 17. - Que el euskera sea la lengua principal de la enseñanza contradice el derecho legal de las familias a elegir como la lengua de enseñanza de sus hijos e hijas una las dos lenguas oficiales; en consecuencia, se demanda el mantenimiento de los modelos, con los retoques necesarios, para respetar ese derecho. - El nivel de euskera que se propone es inalcanzable para una parte significativa del alumnado y, por consiguiente, no puede ser el nivel requerido para obtener el Título de Graduado en E. Secundaria. - Es fundamental para el éxito escolar que en la enseñanza se utilice la lengua familiar. El uso del euskera como lengua vehicular del alumnado erdaldún perjudica el aprendizaje de las áreas curriculares, especialmente de quienes provienen de medios culturales más bajos o quienes acceden a edad tardía al sistema educativo vasco y dificulta a todos alcanzar niveles de excelencia.Nuevos tiempos, nuevos retos A lo largo de estos cuarenta años, se han ido produciendo cambios profundos enla sociedad vasca, sobre todo por la progresiva implantación de la sociedad delconocimiento, en la que quiere participar de forma activa. Estos cambios afectan a todoslos ámbitos de la vida y, como no podía ser menos, también al proceso de recuperaciónde la lengua y la cultura vasca, con nuevos retos que requieren nuevos enfoques.  Mundo global - Identidad En un mundo cada vez más global se necesita conocer alguna de las lenguas conmayor número de hablantes y aprovechar los nuevos canales de información ycomunicación (internet, televisión…) donde no tienen presencia significativa laslenguas y las culturas minoritarias. En este contexto, recuerda Castells, resurge confuerza la necesidad de afirmar la identidad, la pertenencia a los grupos cercanos. En la sociedad vasca se detectan dos tendencias: unos afirman el derecho delpueblo vasco a recuperar su lengua y su cultura, aunque sea minoritaria, porque son susseñas de la identidad; otros prefieren impulsar el aprendizaje de lenguas de gran númerode hablantes, de mayor utilidad en un mundo globalizado. La sociedad vasca,mayoritariamente, apuesta por una enseñanza plurilingüe e intercultural, que contribuya 17
  18. 18. a la recuperación de su lengua y su cultura y, al mismo tiempo, al conocimiento de otraslenguas y culturas de alcance más universal. Asume así el reto, expresado en el InformeDelors, para la educación en el siglo XXI: afirmar las señas de identidad referidas acontextos cercanos y situarse en un mundo abierto, como ciudadanos del mundo.  Integración – Pluralismo y multiculturalidad En el pasado no se discutía el valor integrador de las lenguas y de la cultura,puesto que las sociedades eran monolingües y monoculturales. Hoy son cada vez másplurales y multiculturales. En este contexto la sociedad vasca necesita replantear elpapel integrador de su lengua y su cultura; para que el euskera cumpla su función básicade comunicación en condiciones de igualdad y para que en la cultura vasca tenga cabidala pluralidad y se abra al diálogo intercultural, que, lejos de ser un peligro para lasupervivencia de lo propio, es una ocasión para su desarrollo y enriquecimiento. Algunos, como respuesta al desplazamiento que ha sufrido el euskera, proponenla inversión del desplazamiento lingüístico mediante una creciente funcionalidad socialdel euskera y la transmisión intergeneracional de una lengua que todavía no ha llegado aser el idioma materno de la mayoría de la población, de manera que cada generaciónsucesiva pueda partir de un punto más avanzado que aquél del que partió la anterior. Si bien este proceso es necesario, llevado al extremo, no parece que conduzca ala integración, sino más bien a la asimilación de los diferentes o a su exclusión. Habráque conjugar la afirmación de que el euskera es la lengua propia del pueblo vasco y elhecho de que, para muchos ciudadanos y ciudadanas vascas, el castellano es su lenguapropia. Como habrá que pensar las exigencias que implica a todos los ciudadanos yciudadanas vascas el reconocimiento del derecho al uso del euskera para que no selimite al ámbito privado y público, sino que abarque las relaciones sociales.  Tradición-Modernidad La recuperación del patrimonio cultural nos conecta con el pasado y, en buenamedida, nos ayuda a entender el presente. La modernidad trae los avances de la cienciay la tecnología, los nuevos movimientos sociales, artísticos y literarios. Los nostálgicosde la tradición se resisten a asumir la modernidad, porque la ven como una pérdida de 18
  19. 19. identidad colectiva. Los amantes de la modernidad necesitan romper cualquier lazo conel pasado para sentir que han entrado en el mundo contemporáneo. En torno a las lenguas minorizadas hay un debate similar. La lengua vasca, enconcreto, nació y creció en un mundo ya inexistente y, por diversas causas, no ha tenidoun progreso al ritmo de los tiempos, lo que, para algunos, la inhabilita para expresar elmundo de hoy. Otros, aun siendo conscientes de este problema, quieren que el euskerase desarrolle en todos los ámbitos del saber, en la literatura, en la vida social, que seauna “lengua de prestigio” y “de oportunidades”. Tradición y modernidad se complementan y se necesitan. Cualquier proyectosólido de futuro, que se abra a la modernidad, necesita asentarse en unas raíces queaporta la tradición. Muchos de los conflictos sociales derivan de la diferente forma deentender y compaginar la tradición y la modernidad, incluso de determinar que es lo quese ha de salvaguardar y lo que es bueno incorporar al acervo cultural común. 19

×