Introducción a la literatura   iv dif.a
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Introducción a la literatura iv dif.a

on

  • 1,135 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,135
Views on SlideShare
1,135
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
10
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Introducción a la literatura   iv dif.a Introducción a la literatura iv dif.a Document Transcript

  • INTRODUCCIÓN A LA LITERATURA<br />TEÓRICO – PRÁCTICO<br />Introducción <br />Durante el primer semestre, profundizamos el tema de la “Identidad” en ámbitos de la sociología, antropología y la psicología. También, consideramos la importancia de los asuntos contingentes que afectan a una sociedad y la configuración acerca de las visiones de mundo que recaen en esa realidad, inspiradora y estimulante para la confección de toda obra literaria.<br />La Literatura existe en nuestra realidad como un importante elemento de la red cultural que los seres humanos hemos construido a lo largo de la historia. Existen escritores reales, que escriben texto reales, los cuales se editan, publicitan, compran y venden. También sus lectores existen y somos nosotros mismos, con nuestros gustos y tendencias. <br />Pero además de esta existencia en el mundo real, la literatura existe como un circuito imaginario, creado a partir de un pacto de lectura entre el emisor y el receptor. Esta convención permite creer que lo que se dice en el texto es válido para la realidad que allí se inventa, de modo que lo narrado no se corresponde necesariamente con sus referentes reales. <br />Cotidianamente, el término ficticio se utiliza como sinónimo de falso y engañoso. Este sentido no es aplicable a la literatura, pues su carácter ficcional no implica falsedad, sino creación de una alteridad u otredad que tiene una existencia distinta a la nuestra, con leyes que no corresponden necesariamente a las que regulan y determinan nuestra realidad. La literatura presenta un mundo ficticio, pero no falso. Es por ello que “Identidad” y “Literatura” aportan con la configuración de “realidad”, de “perspectiva” de una sociedad, colectividad y comunidad en palabras conjuradas de un autor, impregnado por los sucesos envolventes de una determinada realidad. A continuación, profundizaremos el concepto de “literatura” desde la teoría, reconociendo así los componentes básicos y caracterizadores de toda obra literaria.<br />LA FICCIÓN<br />Llamamos ficción al resultado de construir un mundo a través del lenguaje. Así, el autor puede dar vida a seres y situaciones que no necesitan una verificación en el mundo real. Lo anterior quiere decir que, en la literatura, los personajes e historias contadas no necesariamente han existido en la realidad. La obra literaria es, en este sentido, autónoma, es decir, se sustenta a sí misma para construir mundos imaginarios que funcionan, cada cual, según sus propias leyes.<br />El escritor no sólo inventa situaciones y personajes, sino que también inventa una voz, un emisor ficticio que se encarga de presentarnos el relato: el narrador (en el caso del género narrativo), que poseerá un punto de vista, esto es, una particular visión de cada personaje, proyectada en la forma de narrar lo que nos dice (o no nos dice). <br />¿QUÉ ES LA LITERATURA?<br />Responder esta pregunta no es fácil, ya que a través de la historia nos hemos encontrado con distintas visiones sobre este punto. Un ejemplo de esto sería el enfoque de los formalistas rusos, quienes nos mencionan que “en la literatura se violenta organizadamente el lenguaje ordinario, el que se transforma e intensifica y se aleja sistemáticamente de la forma en que se habla en la vida diaria. Si en una parada de autobús alguien se acerca a mí y me murmura al oído sois la virgen impoluta del silencio, caigo inmediatamente en la cuenta de que me hallo en presencia de lo literario. Lo comprendo porque la textura, ritmo y resonancia de las palabras van más allá de lo abstracto o como lo dirían los lingüistas no existe proporción entre el significante y el significado. El lenguaje empleado atrae sobre sí la atención, hace gala de su material, lo cual no sucede en frases como ¿No sabe que hay huelga de choferes?” (Terry Eagleton).<br />Por otro lado, quienes plantearon la teoría de la recepción ponen énfasis en el lector, quien es el único capaz de actualizar y darle real valor a lo creado o producido por el autor, en este sentido, nos plantean que la literatura es un proceso interminable en el que se relacionan la producción y recepción del texto con tiempo y espacios múltiples.<br />Finalmente, es interesante plantear que la discusión en torno a qué es la literatura, no está agotada, ya que en ella los juicios de valor que la constituyen son históricamente variables y están cruzados constantemente por las ideologías sociales.<br />A.1 APROXIMACIÓN A LA OBRA LITERARIA<br />Para poder realizar un análisis adecuado de cualquier tipo de texto o discurso debemos enfocar nuestro estudio desde dos perspectivas:<br />A.1.1 El Plano de la Enunciación: <br />Es el acto de utilizar la lengua para la emisión del mensaje en un contexto determinado. Se manifiesta la posición del emisor frente al receptor del mensaje, al contexto espacio–temporal en el que se produce la enunciación y al contenido del propio enunciado, por ejemplo, “He venido hoy aquí a pedirles...”.<br />A.1.2 El Plano del Enunciado: <br />Es una secuencia de palabras transmitidas, de forma oral o escrita, por un emisor a un destinatario, a través de las cuales se realiza una comunicación dotada de sentido y que se considera concluida. Es un mensaje con sentido completo y concreto dentro de la situación en que se produce. Puede constar de una o varias frases o, incluso, de una sola palabra, como por ejemplo, “¡Cuidado!”.<br />A.2 CONCEPTO DE OBRA LITERARIA<br />La forma de acercamiento textual mencionada anteriormente es también aplicable a la obra literaria. Ésta al ser un texto es obviamente afectada por múltiples variables en cuanto a su situación comunicativa (enunciación) que a su vez, encierra un mensaje (enunciado).<br />Es necesario en este momento clarificar aún más estas ideas:<br />A.2.1 La Obra Literaria como Fenómeno de Enunciación: <br />En primer lugar se debe reconocer la obra literaria como el acto de producción de un texto bajo ciertas condiciones y circunstancias temporales, espaciales y culturales, entre otras; lo que se suele llamar, contexto de producción.<br />El autor de la obra es un individuo afectado por factores que lo constituyen (sexo, raza, edad, etc.), los que, entre otras variables, determinan la percepción que se tiene de él como artista.<br />En algunos casos, esto influye en la creación de la tipología o categorización del escritor o escritora (escritor homosexual, escritora indigenista, cuentista de vanguardia, etc.).<br />Ahora bien, la relación que tenga este sujeto con su entorno determinarán las visiones de mundo que el autor puede tener, las que se proyectan en el texto literario mediante ciertos recursos o procedimientos de producción discursiva, como metáforas, imágenes, ironías, tópicos, entre otros.<br />EJERCICIO N°1: <br />“Imagine que está leyendo un estudio acerca de Poeta en Nueva York de Federico García Lorca. ¿Cuál de los siguientes enunciados integra, en la lectura, elementos del contexto de producción de la obra?<br />Poeta en Nueva York, de García Lorca, es uno de los libros más importantes de la vanguardia en lengua española.<br /> El autor de Poeta en Nueva York, Federico García Lorca, fue asesinado durante la Guerra Civil Española.<br />La escritura de este libro surge del impacto que tuvo para García Lorca su estancia en Nueva York en 1929.<br />Poeta en Nueva York, de Federico García Lorca, emplea imágenes oníricas para expresar la realidad.<br />Uno de los mejores poemas de Poeta en Nueva York es ‘Paisaje de la multitud que vomita’.”<br />A.2.2 La Obra Literaria como Fenómeno de Enunciado: <br />Este punto de vista considera la obra literaria como un objeto autónomo hecho con palabras, dejando de lado asociaciones o vinculaciones que se puedan hacer con la situación comunicativa o contexto de producción.<br />No importa dónde, cuándo o quién escribió la obra, lo que interesa es observar el texto, reconociendo procedimientos y recursos de escritura mediante los cuales se representa en forma estética un mundo.<br />En este ámbito se reconoce la presencia del ser humano como un ente ficticio (hecho con palabras), podemos estar en presencia de un narrador o de un hablante lírico o de una serie de personajes, quienes también aparecen afectados por determinantes de tipo social y cultural, viviendo además una realidad creada por el autor o escritor.<br />EJERCICIO N°2: <br /> “Es hielo abrasador, es fuego helado,<br />es herida que duele y no se siente,<br />es un soñado bien, un mal presente,<br />es un breve descanso muy cansado”<br />El amor en este poema es interpretado como<br />privación de la libertad.<br />vivencia de la contradicción.<br />enfermedad permanente.<br />herramienta de salvación.<br />un concepto definible.<br />En síntesis, entendemos por obra literaria un tipo de arte, o sea, una forma de representación ficticia de una realidad, que se expresa a través de la palabra, ya sea en un mensaje oral o escrito.<br />687705129540<br />B. EL PROCESO DE LA PRODUCCIÓN LITERARIA<br />A partir de la situación comunicativa básica, y utilizando el lenguaje como material de trabajo, el autor crea una realidad ficticia, homologando en ella la situación comunicativa.<br />A.3 LAS FUNCIONES DE LA LITERATURA<br />A.3.1 Función Estética de la Obra Literaria: <br />De manera primordial, la obra literaria busca originar, promover la belleza (considerando que este concepto es variable en cada época). Por ejemplo, durante la época barroca latinoamericana nos encontramos con el siguiente poema:<br />“En perseguirme Mundo, ¿qué interesas?<br />¿En qué te ofendo, cuando sólo intento<br />poner bellezas en mi entendimiento<br />y no entendimiento en las bellezas?<br />Yo no estimo tesoros ni riquezas;<br />y así, siempre me causa más contento<br />poner riqueza en mi pensamiento<br />que mi pensamiento en las riquezas.”<br />Sor Juana Inés de la Cruz<br />A.3.2 Función Didáctico – Moral: <br />La obra literaria intenta dar una enseñanza moral. Trata de regular los valores y las costumbres de las personas. Esta función ha tenido más preponderancia en algunas épocas, tales como, la Edad Media y el Neoclasicismo.<br />Las fábulas, por ejemplo, tienen una enseñanza o moraleja. A continuación transcribiremos una fábula, cuya moraleja dice relación con la manía humana de ver los defectos en los demás y no reconocer los propios:<br />“En una alforja al hombro<br />llevo los vicios;<br />los ajenos, delante;<br />detrás, los míos.<br />Esto hacen todos:<br />así ven los ajenos,<br />mas no los propios.”<br /> Félix María de Samaniego, La Alforja<br />A.3.3 Función Cognoscitiva: <br />La obra literaria intenta entregar conocimiento de la realidad en que se sitúa. Leamos el siguiente ejemplo:<br />“Hacia donde se inclinen los temblorosos sentidos del hombre,<br />florecerán como ramas hinchadas de conocimiento<br />porque no hay ni habrá secreto en todo el universo<br />que no sea develado por la luminosa poesía.”<br /> J. Voigh<br />A.3.4 Función de Crítica social: <br />La obra literaria aborda también la "cuestión social" y los problemas éticos del medio histórico en que se desarrolla. Tendencias como el realismo, el naturalismo, el indigenismo (en hispanoamérica) y el realismo socialista son ejemplos claros de la muestra de la crítica de la realidad social, de los problemas indígenas y de las clases obreras.<br />En la lírica también ha sido muy utilizada esta función, ya que a través de la poesía se puede llamar la atención sobre temas contingentes. Como ejemplo, transcribiremos un poema chileno:<br />“A la Gente Pobre se le comunica<br />Que hay Cebollas para Ella en la Municipalidad de Santiago.<br />Las Cebollas se ven asomadas a unas ventanas<br />Desde el patio de la I. Municipalidad de Santiago.<br />Tras las ventanas del tercer piso se divisan<br />Unas guaguas en sus cunas y por las que están un poco más abajo<br />Se ve algo de las Cebollas para la Gente Pobre.”<br /> Rodrigo Lira<br />A.3.5. Función de Entretención: <br />En general esta función se asocia a la literatura popular o de masas (novela policial, novela rosa, etc.), la que tiende a poner énfasis en el desarrollo de las acciones. Ejemplo:<br />“Jacques Sauniére, el renombrado conservador, avanzaba tambaleándose bajo la bóveda de la Gran Galería del Museo. Arrematió contra la primera pintura que vio, un Caravaggio. Agarrando el marco dorado, aquel hombre de setenta y seis años tiró de la obra de arte hasta que la arrancó de la pared y se desplomó, cayendo boca arriba con el lienzo encima.<br />Tal como lo había previsto, cerca se oyó el chasquido de una reja de hierro que, al cerrarse, bloqueaba el acceso a la sala. El suelo de madera tembló. Lejos, se disparó una alarma.<br />El conservador se quedó ahí tendido un momento, jadeando, evaluando la situación. «Todavía estoy vivo.» Se dio la vuelta, se desembarazó del lienzo y buscó con la mirada algún sitio donde esconderse en aquel espacio cavernoso.”<br />Dan Brown, El código Da Vinci<br />Ya hemos establecido que la Literatura posee un carácter ficticio, ya que es una construcción hecha de lenguaje, en la cual todo lo representado (seres, situaciones, lugares, etc.), si bien puede tener un referente real, no necesariamente lo es. Por lo tanto, podemos decir que la literatura podrá hacer ficción a partir de un referente real o crear mundos absolutamente nuevos que se organicen y obedezcan leyes propias, aplicables sólo a ese mundo creado. <br />De esta manera, la Literatura se presentará como una puerta de acceso a otros mundos posibles, que se rigen por principios que no funcionan fuera del texto. <br />2952752032000Por todo lo que hemos afirmado, podemos definir mundo literario como un conjunto imaginario de leyes y principios que regulan una realidad representada únicamente a través del lenguaje. Cada uno de estos mundos se define por oposición a otro, a partir del mundo-base, que es la realidad-referencial, el mundo efectivo en el que habitamos, gobernado por la causalidad y la teoría gravitacional. A partir de éste, se van construyendo los mundos ficticios, regulados por pactos de lectura preexistentes en la sociedad. Por ejemplo, el mundo de lo maravilloso está regulado para ser referido y distribuido, básicamente, entre lectores infantiles. Si un lector adulto lee un cuento para niños, debe acomodar su recepción al punto de vista del pequeño y su ingenuidad.<br />EJERCICIOS<br />I. Elabora un mapa conceptual de los contenidos tratados en este apunte. <br />II. A continuación, se presenta una serie de fragmentos. Léelos atentamente y completa la tabla, con la información que se solicita:<br />N°TEXTOReferente real/ Referente creadoTipo de texto:L= literarioNL= no literario1Político, pensador y guía espiritual indio, más conocido como el Mahatma (gran alma), Gandhi es el padre de la India independiente. Su lucha se caracterizó por el empleo de métodos no violentos y la oposición al uso de las armas, lo que lo ha convertido en uno de los máximos símbolos del pacifismo en el mundo.2¿Vivimos en una época afiebrada? ¿El sueño es una ayuda de los dioses? La respuesta es difícil y probablemente no haya una respuesta única. En El Padrino, primera parte, hay una escena que me gusta mucho: en pleno invierno, hacia fin de año, don Corleone camina entre los puestos de fruta alineados a lo largo de una calle en Little Italy, en Nueva York. Es de noche, las luces son bajas, ha nevado.3La globalizaciónde la abusiva economía,también la corrupción globalizadade un quinquenio a esta partevan en globo¿globo terráqueo? ¿no cautivo?4La llamaban la Divina. Tenía las cejas negras e hirsutas, tan gruesas y prominentes que el resto de la cara pasaba inadvertido. Se hubiera dicho que no tenía nariz, ni boca, ni mejillas, ni dientes (que eran bastante feos), ni pelos, ni ojos: tenía solamente cejas. Algunas personas decían que en la oscuridad cada uno de los pelos, que parecían de bicho quemador era luminoso como los ojos de los gatos, pero nunca pude averiguar si esto sucedía realmente o si era una ilusión de quienes la admiraban.5Úrsula, ya casi ciega, fue la única que tuvo serenidad para identificar la naturaleza de aquel viento irreparable y dejó las sábanas a merced de la luz, viendo a Remedios, la bella, que le decía adiós con la mano, entre el deslumbrante aleteo de las sábanas que subían con ella, que abandonaban con ella el aire de los escarabajos y de las dalias y pasaban con ella a través del aire donde terminaban las cuatro de la tarde.6Hasta el siglo XVIII, el libro y la tradición oral eran las principales formas en la que se transmitían las historias. Pero durante los siglos XIX y XX éstas empezaron a ser contadas por los medios de comunicación y a llegar masivamente a casi todos los hogares. En el siglo XX, se originaron nuevos modos y mecanismos para contar. Estos nuevos contadores de historias fueron la radio, el cine y la televisión.7Anoche fue otra vez, yo tan cansada de pulseras y farándula, de pink champagne y la cara de Renato Viñes, oh esa cara de foca balbuceante, de retrato de Dorian Gray a lo último. Me acosté con gusto a bombón de menta, al Boggie del Banco Rojo, a mamá bostezada y cenicienta (como queda ella a la vuelta de las fiestas, cenicienta y durmiéndose, pescado enormísimo y tanto no ella).8Y dijo Jesús:-De los desposeídos será el Reino de los Cielos.Y yo dije a Jesús:-Así sea.Y Jesús rió.Y yo reí.Y yo reí como Jesús.Y Jesús dijo:-¿Cómo te llamas?Y yo dije a Jesús:-María.Y dijo Jesús:-Como mi madre.Y yo dije a Jesús:-No, mi nombre es mariagua mediagua y soy de Chile.Y dijo Jesús:-¿Dónde queda Chile?Y yo reí –estigmada.Y Jesús comenzó a sangrar.9Cuando ustedes decidieron honrarme con este premio, decidieron honrar a un país de paz, decidieron honrar a Costa Rica. Cuando en este año –1987- concretaron el deseo de Alfred E. Nobel de fortalecer los esfuerzos de paz en el mundo, decidieron fortalecer los esfuerzos para asegurar la paz en América. Estoy agradecido por el reconocimiento de nuestra búsqueda de la paz.10A cuarenta metros del pique se detuvieron ante una especie de gruta excavada en la roca. Del techo agrietado, color de hollín, colgaba un candil de hoja de lata cuyo macilento resplandor daba a la estancia la apariencia de una cripta enlutada y llena de sombras. En el fondo, sentado delante de una mesa, un hombre pequeño, ya entrado en años, hacía anotaciones en un enorme registro. Su negro traje hacía resaltar la palidez del rostro surcado por profundas arrugas. Al ruido de pasos levantó la cabeza y fijó una mirada interrogadora en el viejo minero, quien avanzó con timidez, diciendo con voz llena de sumisión y de respeto: - Señor, aquí traigo el chico.<br />III.- Reflexionemos en parejas:<br />a.- Expliquen con sus palabras por qué ficción es sinónimo de literatura. <br />b.- Definan con sus palabras al “lector cómplice”<br />c.- Analicen la siguiente cita, considerando lo leído en el apunte:<br />“La literatura es, a la vez, reflejo y configuración de esa concepción global que toda cultura conlleva. Es el lugar donde la identidad cultural se imprime, se organiza y se expresa como una experiencia viva, como un diseño simbólico capaz de involucrar un mundo total en movimiento según pautas de percepción, de acción y de conocimiento propias de cada sociedad. En la literatura es donde mejor se registra la idiosincrasia cultural, donde se ve como la mentalidad entrama el acaecer personal con el colectivo, como los procederes empíricos se imbrican con las inclinaciones imaginarias, como la subjetividad se relaciona con la realidad externa. “Ningún otro arte tiene tal capacidad de representar tanto mundo como totalidad en un acto”, dice Saul Yurkievich y, para los latinoamericanos la literatura es, además y sobre todo, el lugar del reconocimiento.”<br />¿Estás de acuerdo con la cita expuesta por Stephen W. Gilbert acerca de la literatura como referente identitario de una sociedad? Justifica.<br />