Lo que vale soñar
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
639
On Slideshare
639
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. LO QUE VALE SOÑAR Autor : Xavier Roque Altamirano Facilitador de INPRHU-IAP 07/09/97Soñar es una cualidad humana individual, negada al nivel colectivo. Es probableque individualmente se tejan sueños, pero a nivel familiar son nulos, pocos oquizás invisibles.Un sueño gigante, pero atado a nuestras manos y al pensamiento es un estímuloque ayuda a vivir, es fuerza vencedora de obstáculos, manantiales de luz que abrena nuestro paso el camino.Soñar todos los días junto a nuestros hijos, la casita, el pedacito de tierra, la vaca,el caballo, a la cabra, que en cuatro meses tendremos cuatro, que el próximo mesestaremos mejor y que los años venideros se abrirán nuevas puertas a lo quepodemos hacer. UNA FAMILIA CAMPESINA QUE SUEÑALa familia de Luis Enrique se atrevió a soñar pariendo una nueva visión, una nuevapráctica y una perspectiva de futuro, un sueño atado a la realidad de la familia.Ha nacido un nuevo aliciente, quizás el único, pero que nos proporciona suficienteenergía para no dejar morir la esperanza. En sólo dos horas que duró laconstrucción de la historia familiar, sembró en cerebros fértiles la ilusión y la fe enel cambio.Luis Enrique y su familia son muy pobres, como propiedad tienen su casita detaquezalt con un solar de una manzana, conformada por el padre, la madre, doshijas de 15 y 13 años y un hijo varón de 8 años. COMO EMPEZO TODO?A través de su vecino Miguel, conoció que un joven quería investigar sobre lahistoria de su comunidad “El Porcal” y que todos podrían aportar lo que sabían yluego salir en un libro que dejarían como recuerdo para que todos los habitantesconocieran la historia de su comunidad.
  • 2. Participó en la reunión de los miembros de la comunidad donde el investigadorconstruyó con ellos el gráfico histórico de la comunidad y le pareció importante loque conoció de otros vecinos, historias y detalles entre ello: Que el Cerro delApante dejó de proporcionar el agua de los riachuelos desde que se fue la serpienteemplumada que vivía allí, obligada por el despale que los comuneros han hecho,según don Moncho Cerro. Pero sobre todo apreció la franqueza con que les hablóel investigador al decirle que no ofrecía, ni les daría nada, pero que podríaayudarles a encontrar una salida para cambiar su situación de pobreza y cuando elinvestigador preguntó quién quería participar en el proceso con su familia, fue elprimero en aceptar la propuesta e invitar al investigador para que su familiareconstruyera su historia. A SOÑAR DESPIERTOUna tarde después del duro día de trabajo, la familia se reunió en la misma saladonde hace 18 años se juntaron Luis Enrique y Francisca, el mismo lugar dondenacieron y crecieron sus hijos. Ahí en ese mismo lugar en poco tiempo emergeríade sus cuerpos y su mente la claridez para una nueva vida. El investigador explicócomo construirían su historia. Se hizo el silencio en la salita con piso de tierra,adornada apenas con una vieja, rota y desteñida imagen religiosa que expresaba laprofundidad de la ruda pobreza en esta familia rural, los niños se miraban y reíanentre apenados y nerviosos, Francisca, su madre, entre confundida y recelosa. LuisEnrique miró a su alrededor, miró a su interior, pensó en sus hijos, tenía la lenguaseca, tragó gordo, no tenía otra alternativa, tenía confianza en lo sucedido en elproceso de su comunidad.Convencido de que no quiere la dura y difícil vida para sus hijos empezó diciendo:“Fue duro, cuando era niño, para mí, hace tanto tiempo, lo recuerdo como hoy, lotengo tan en el fondo, mi madre murió, ni siquiera entendí lo que pasaba, eratodavía tan pequeño. Después mi padre se fue, según mi abuela con quien me crié,se fue a buscar trabajo y jamás volvió Así crecí con mi abuela, más cuidando yode ella, que ella de mí. Muchas veces sin comer y trabajando para algo de comidapara mi abuela, hasta que ella también murió. No aprendí a leer, siempre tuve quetrabajar, nunca tuve a nadie hasta que me junté con la Francisca, ahora la tengo aella y también mis hijas y mi hijo.“Siempre he trabajado, después de caminar todos los días hasta 6 kilómetros paraganarme 8 pesos que apenas dan para medio comer”
  • 3. Así, contó tantas cosas tristes y difíciles de su vda. Su esposa y sus hijosescucharon en silencio todo lo que dijo el padre.Cuando se inició el diálogo cruzado, Francisca contó por qué se había juntado LuisEnrique, él se veía un hombre honrado, trabajador y responsable, a pesar de quehabía crecido solo, también relató como ella trabaja y ha ayudado a su marido enlos momentos de dificultades y de angustia.Según Francisca el principal problema es que no saben qué hacer para salir de estasituación, que su casa es de una sola pieza y que todos duermen allí y después detanto tiempo no han podido mejorar su vivienda.También las hijas platican sus puntos de vista sobre como ven y observan la vidaen su familia. Rosa, la niña mayor, quien aprobó sexto grado hace dos años, contósus grandes deseos de seguir estudiando y poder graduarse algún día comomaestra.La niña menor que estudia y está en quinto grado de primaria, expresa que quiereser enfermera y que no la saquen de la escuela, porque muchas veces ha visto queno quieren que asista o a veces porque no se tiene dinero para comprarle loscuadernos y lápices.El niño menor expresó que no quiere ir a la escuela, que él quiere salir a sembrarfrijoles como su padre.Para Luis Enrique lo más positivo de la conversación iniciada es saber que sushijas sueñan cambiar la situación de su familia a través del estudio, cuando élsiempre creyó que sabían suficiente y que no era necesario estudiar más. Ademásdaba por hecho que sus hijas estaban contentas con la vida que tenían.Lo más importante a juicio de sus hijas fue conocer un mundo desconocido de lavida de su padre, una gran experiencia vivida y la confianza que éste tuvo decontarles su vida y sus sueños. Les dio alegría haber dialogado por primera vezcon su padre y su madre ya que ellas no sabían sus dificultades y sufrimientos.Ahora entendían muchas cosas que no imaginaron antes.En otra tarde del soleado mes de abril de 1997 la familia partiendo de su historiaanalizó su situación actual identificando ¿qué cosas tenían?, ¿qué sabían hacer? y¿qué podrían hacer para abordar su problema como familia y encontrar soluciones?
  • 4. APROVECHAR LA OPORTUNIDADCon ayuda del facilitador encontraron muy pocas fortalezas y muchas debilidades;pocas oportunidades y muchas amenazas.Pero dentro de las oportunidades, Luis Enrique señaló su negativa de tomar uncrédito por C$ 700.00 en plantas por el temor de no poder pagar tan grandecantidad de dinero.En ese momento sus hijas propusieron tomar el crédito, asumiendo ellas laresponsabilidad de dar atención al cultivo, porque significaba que a vuelta de unaño tendrían comida y una forma de adquirir algún ingreso y que lo que gana supadre servirá para otras necesidades que actualmente no pueden satisfacer.También analizaron su propiedad de una vaca y un toro, para lo que decidieronpromover la venta de los servicios de monta del toro que tiene buenascaracterísticas. Luego de esta idea surgieron como en cascada otras, como lapreocupación de que su pequeño hijo asista y le guste la escuela, cómo lograr quesus hijas sigan estudiando, cómo construir un horno. ESTAMOS EN LA CONCRETADespués de 6 meses de participar en el proceso de Investigación de AcciónParticipativa (IAP) de la comunidad y en las conversaciones familiares, LuisEnrique considera que ahora hay una nueva actitud en su familia, trabajan conarmonía, espíritu emprendedor y en lo personal se siente mas animado para ir altrabajo.Su parcela de una manzana, gracias al trabajo de la familia tienen sembrada: 250plantas de piña, 500 matas de yuca, 300 de pitahaya, 100 de banano, 60 árbolesfrutales entre ellos aguacate, naranja, jocote, limones, más 200 plantitas forestalesentre ellas, madreal, roble, cedro, caoba, etc. y algunas hortalizas como chiltoma,calabaza, chaya y maracuyá. A SOÑAR DIARIOSegún los cálculos de la familia en un año tendrán asegurada la alimentación apartir de su parcela y podrán adquirir ingresos por la venta de algunos productos.
  • 5. En caso de no poder vender los excedentes ya están pensando hacer jaleas, vinagrey encurtidos para venderlos en Somoto.Hacer esto nos ha llevado noches enteras sin dormir, pensando como hacer para noperder los cultivos, con la esperanza de que pronto produzcan y es que no puededejar de soñar despierto, siempre hay que pensar positivo par no echar paso atráscomenta Luis Enrique. LAS FUENTES DEL CAMBIO¿Qué ha hecho que la vida de la familia de Luis Enrique haya cambiado?En primer lugar el diálogo, cada miembro de la familia se ve potenciado en lavivencia y experiencia del otro.La actitud positiva que tiene la familia sobre su futuro, con la esperanza detransformar su pobreza en condiciones básicas de vida.Considerar el trabajo como una actividad necesaria y no como una carga queobligadamente tienen que hacer.La familia se ha organizado, cada persona dentro de ella tiene una misión quecumplir desde lo individual, pero juntos se han apropiado de un sueño más allá.Han iniciado un proceso de comunicación a lo interno de la familia entre madre,padre, hijas, hijos de infinito aprendizaje a partir de su propia experiencia.Durante más de 15 años esta familia ha tenido una manzana de tierra que esperóser utilizada para formar parte de la familia y convertirse a través de sus manoslaboriosas en un efecto multiplicador de beneficios sin límite.Cuando este artículo llegue a sus manos estoy seguro que la familia de LuisEnrique tendrá casa nueva y adecuada para vivir mejor . Me lo dijo y le creo.Tan sólo por esto, vale la pena soñar…
  • 6. Nota: Actualmente los 3 hijos son profesionales, casados con su propia familia yles han dado 7 nietos/as. Francisca se graduó en el CEAR y es paratécnica,capacita a otros/as productores en Organización Comunitaria Agricultura Orgánica,Cambio Climático, Procesamiento de productos, para darles valor agregado,Comercialización, Medicina Natural y en Género.-Mediante un Proyecto de INPRHU de Autoconstrucción de vivienda rural, Enriquey su familia tienen una vivienda digna, son referentes en su comunidad comolideres comunitarios. Lo más importante es que se consideran una familia feliz,llena de riquezas y bendiciones.