Monterrey, Nuevo León, Lunes 31 de Agosto del año 2,009<br />Por: Alma Leal<br />Poema dedicado al maestro Lucio Lara Plat...
Poesía En un Atardecer y Único Mar
Poesía En un Atardecer y Único Mar
Poesía En un Atardecer y Único Mar
Poesía En un Atardecer y Único Mar
Poesía En un Atardecer y Único Mar
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Poesía En un Atardecer y Único Mar

2,013 views

Published on

Poesías con Dedicatoria

Published in: Education, Travel
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,013
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Poesía En un Atardecer y Único Mar

  1. 1. Monterrey, Nuevo León, Lunes 31 de Agosto del año 2,009<br />Por: Alma Leal<br />Poema dedicado al maestro Lucio Lara Plata. Mi maestro Coordinador del Diplomado de Museología, Museografía y Gestión de Museos, 2ª. Edición, impartido en Monterrey, Nuevo León, México. De Marzo del 2,009 a Marzo del 2,010. (Año del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución).<br /> <br /> EN UN ATARDECER<br />En un atardecer, <br />Sobre las olas del mar<br />Para luego volver <br />Se fue <br />Por aquellas ondas inescrutables<br />Del principio de los tiempos<br />Para fundirse con los Dioses <br />Por ellos mismos creados<br />Y renacer<br />Sus Dioses no hablan<br />Son mudos, son de piedra<br />Pero adentro de ellos y nosotros <br />Late el espíritu ancestral.<br />Tú y yo somos de carne y hueso,<br />Sustentados por la semilla de la Madre Tierra<br />Por Coatlicue, y Chicomecóatl, por Xilonen, <br />Tláloc y su esposa Chalchiuhtlicue,<br />Por todos sus Dioses de la Naturaleza.<br />Xiuhtecuhtli, Tonatiuh, Huehuetéotl, <br /> Xochipilli y su esposa Xochiquetzal,<br /> Ehécatl Quetzalcóatl, el morador del Templo Redondo.<br />Y nuestras dualidades,<br />Quetzalcóatl, Tezcatlipoca, Huitzilopochtli, <br />Nanahuatzin, Tecuciztécatl,<br /> <br />Y por sus Dioses Creadores,<br />Ometéhotl originario del Omeyocan, el desdoblado en 3, <br />Ometecuhtli y Omecíhuatl,<br />Creadores a su vez de la pareja primigenia, <br />Tonacatecuhtli y Tonacacíhuatl, <br />Padres de los 4 hijos Dioses,<br />Arquitectos de nuestro mundo terrenal <br />El de los 4 soles o etapas <br />Vividos por ellos, revelados a nosotros<br />Y testimoniado en sus Códices, los que nos cuentan, nos relatan de su historia Mexica.<br /> <br />Y por sus Sacerdotes <br />Guardianes de sus templos.<br />Allí se hacía el Ritual de la vida, <br />Del florecimiento, de los vivos,<br />Del Sacrificio por sus Dioses, <br />Y por Mictlantecuhtli,<br />El que cuida el inframundo,<br />El que recibe a los que logran salvar los 9 escalones hacia abajo, <br />El lugar de los muertos, <br />El que otorga un lugar al que merece ir acompañando al Dios Tonatiuh<br />Al despuntar el alba en su recorrido hasta el Cenit, <br />Acompañados por Xólotl, <br />El perro azul, <br />El gemelo precioso de Quetzalcóatl. <br />Otras identidades nos denuncian como incrédulos de su Creación del mundo<br />Y como buenos Curadores creamos y recreamos su mundo quitándoles sus Dioses<br />Y otorgándoles otros de nuestra propia Creación.<br />Nosotros, tú y yo, no somos ellos, <br />Ni fuimos lo que somos,<br />Ni somos lo que fuimos, <br />Pero sí éramos lo que ellos fueron<br />Y sí somos lo que ellos aún son y lo que ellos fueron.<br />No te nombro para que no reaparezcas.<br />Porque en nuestra propia Creación hay más vacío que sustento<br />No existe justificación que reivindique el olvido en la memoria.<br />Y a veces la memoria nos exige levantar a nuestros muertos<br />Para que sus huesos nos sirvan de bastón y no nos encorvemos,<br />Para caminar en una recta que no existe,<br />Porque ya no está la alineación orientadora de las luces de sus Dioses,<br />Nuestros Dioses del Pasado y del Presente.<br />Porque son los mismos.<br />Mientras el hombre nuevo del Quinto Sol perdure en esta Tierra.<br />Y ahora nos piden que no los destruyamos <br />Sabiendo de antemano que se pueden destruir hombres <br />Pero no a éstos, sus Dioses verdaderos.<br />Los Dioses de la Naturaleza están allí,<br />Intrínsecos.<br />Verdaderos como son, <br />Ellos nos han creado <br />Pero sólo algunos hombres merecedores,<br />Los merecidos que creó Quetzalcóatl <br />Pueden trascenderlos y representarlos y comprenderlos,<br />Cuidarlos y respetarlos.<br />Y aún así, <br />Supieron ser humildes <br />En su condición de hombres adoradores, <br />Hombres obedientes a los designios de sus Dioses.<br /> Continuará………………………………..<br /> EN UN AMANECER<br />Se oye el llamado del caracol marino<br />Se aspira el Copal, el incienso aromático<br />Traído por Pochtecas desde la costa lejana<br />Ya se apagan las lumbres de los Templos <br />Para dejar que Tonatiuh y los Guerreros <br />Anuncien su llegada con la luz anaranjada.<br />En las canchas de pelota ya hacen su ceremonia de la guerra<br />Y en el Calmécac, los estudiantes aprenden sus leyes <br />Para llegar a ser los Jueces, <br />Impartir la justicia de los Dioses<br />Y cuidar a los Templos de la Gran Tenochtitlan.<br /> EN UN ANOCHECER<br />La noche llegó de improviso<br />Y su corazón latió desmesuradamente<br />Al ver dos jades verdes centelleando su mirada<br />El jaguar moteado originario de esta Selva<br />Se volvió sobre sus pasos y siguiendo sus instintos<br />Atacó en silencio y con sigilo a un desprevenido.<br /> EN LA CEREMONIA DE 52 AÑOS.<br />En el centro de la Tierra, y en lo alto, en el Huizachtépetl,<br />La Lumbre de la Hoguera……………..<br />…………………………..premonición <br /> <br />Es todavía su tiempo, el del Fuego Nuevo <br />Apuntando, anunciándose el atado de los años<br />Y el entierro del dios Sol Tonatiuh a los 4 puntos cardinales.<br />5 días aciagos. <br />La gente resguardada en su Calli<br />Todo a obscuras, en silencio, sin teas, abandonados todos<br />A la incertidumbre y a la esperanza colectiva<br /> <br />Y luego la promesa del Huey Tlatoani <br />Los Calendarios, los rituales adivinatorios,<br />Tochtli, Calli, Técpactl, Ácatl<br />Luna, Sol, Tierra, Siembra, <br />Una nueva lengua…………………………<br />…………………………..Premonición<br />Los símbolos, los colores, amarillo, verde jade,<br />Nombrados los 4 puntos cardinales con colores<br />Negro, blanco, rojo, verde, amarillo <br />Y en medio de todo <br />El Dios Creador del Sol<br />Xiuhtecuhtli <br /> <br />Aparecen nuevos,<br />Pintados con la cuenta de los días, los meses y los años<br />Antiguos símbolos de los fundadores de la Gran Tenochtitlan <br />Prometiendo certidumbre de vida plena para otro siglo,<br />Manteniendo en secreto………………………la Premonición<br />Que se volvió otro siglo, de otro tiempo, con otra gente,<br />Los días aciagos llegaron <br />El Fuego Nuevo no se los advirtió.<br />Se truncó el tiempo, su tiempo, su fuego nuevo se volvió contra ellos<br />E incendió sus corazones.<br />Los Cuauhxicallis quedaron vacíos. Los Templos destruidos.<br />La lengua náhuatl se volvió “Castilla”<br />En los nuevos alumnos del Colegio Imperial de la Santa Cruz de Santiago Tlatelolco<br />Se hizo el Sincretismo<br />Tal como el Calendario de El Exiguo<br />Suplió su historia con las fechas tomadas al Paganismo.<br />Continuará………………….. <br /> <br /> <br /> <br /> <br /> ÚNICO MAR. DE CHALCHIUHTLICUE.<br />Yo, Alma Minerva Leal Benavides<br /> Con mi nombre y apellidos,<br /> bautizada por mi Madre, te bautizo hoy.<br />A tí,<br />Mar Único, de Chalchiuhtlicue<br />Porque antes no tenías nombre, y hoy no existes.<br />Lo innombrable no lo conocemos,<br />Y sin embargo, como dijo Galileo, estuvo allí.<br />Cuando la tierra y las aguas luchaban entre sí<br />Todavía no se vislumbraba Ometéohtl<br />Ni Tláloc, ni su esposa Chalchiuhtlicue<br />Quizá podríamos decir<br />Que era un único mar. Toda el agua moviéndose sin diques, <br />Sin tierra que la contuviera o le cerrara el paso.<br />Con sus propias corrientes, viajaban del Golfo hacia el Norte,<br />Siempre el Norte en la Tierra ha marcado nuestro rumbo<br />Así como el Oriente ha propiciado la vida, el alimento, el maíz,<br />Y el Ocaso nuestro tiempo de descanso temporal,<br />Aunque el Sur nos contenga ya por siempre.<br />Y en el centro Xiuhtecutli,<br /> en el 13avo. Cielo el Creador de todo<br /> Ometéhotl,<br /> en el 9º. Subsuelo, el inframundo,<br /> y en la entrada Mictlantecuhtli.<br />También del cielo, Tláloc, propiciador de la lluvia,<br />Y de las aguas contenidas en ríos, lagunas y mares interiores<br />Su esposa Chalchiuhtlicue.<br />Los tlaloques del Dios Tláloc de Teotihuacan<br />La Ciudad donde se crearon los Dioses.<br />Pero antes de su tiempo, en el tiempo verdadero<br />De la Creación de la Tierra y de los Mares,<br />Un único Mar<br />Que no era ni el Pacífico, ni el Atlántico.<br />Hace 90 millones de años la tierra fue ocupando<br />Su lugar, llevadas sus islas donde hoy reposan<br />Cuba, Puerto Rico, la antigua Guanahaní<br />Y la antigua Hispaniola, entre otras.<br />La tierra cerrando y dividiendo el Mar Único<br />En el centro, uniendo tierra Norte con Sur<br />Del Continente aún sin nombre<br />Que bautizara en 1507 el alemán Waldsmüller<br />En honor de Américo Vespucio.<br />Unido por primera vez el Continente hace 3 millones de años<br />Y al no tener el Mar un nombre propio<br />Hoy en Septiembre del año 2,009<br />El día 4 de Septiembre y en honor a mi Madre<br />De origen alemán como Waldsmüller<br />Yo, su hija Alma<br />Bautizo al mar inexistente<br />Como el Mar Único, ó de Chalchiuhtlicue.<br />FIN.<br /> <br />

×