WomenCeo_Ponencia_16.6.11

1,155 views

Published on

Published in: Business
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,155
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
794
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

WomenCeo_Ponencia_16.6.11

  1. 1. “Sin el impulso de la mujer, la sociedad no mejorará” Eva Levy - Socia de Eva Levy & Partners yDirectora de la División Mujeres en Consejos de Administración y Alta Dirección de la consultora ExcellentSearch 16-06-2011
  2. 2. “Sin el impulso de la mujer, la sociedad no mejorará” La presente crisis, con su inevitable cortejo de problemas, algunos muy dolorosos, ha hecho aflorar algo positivo,aunque aún no de forma suficientemente explícita, y es el paso adelante de algunos grupos de pensamiento parareflexionar en voz alta sobre los desajustes sociales profundos que se han generado en las últimas décadas,enmascarados por estos años de euforia económica súbitamente truncada. En ese contexto, las mujeres españolas estamos inmersas en esa encrucijada de avanzar o no, que afecta al resto dela sociedad. Constituimos, no una minoría a proteger, como algunas veces parecería por ciertas declaraciones, sinomás de la mitad de la población. No podemos quejarnos del esfuerzo legislativo que viene realizándose en nuestrojusto beneficio desde la proclamación de la Constitución en 1978, que consagra nuestros derechos en todos losterrenos. Los sucesivos gobiernos han tratado de superar, con disposiciones de todo tipo, los elementosdiscriminatorios que pudieran mantenerse. Las normas, siempre perfectibles, no son las que fallan. Las dificultades a las que se enfrenta todavía la mujertienen más que ver con resistencias sociales a los cambios y muy a menudo con la propia percepción femenina de susderechos y de cómo ejercerlos. La transformación de la vida de las mujeres ha sido, en cualquier caso, espectacular desde el advenimiento de lademocracia, aunque el primer impulso fue el fruto del esfuerzo de muchas mujeres que ya entonces estabanpreparadas para aprovechar las oportunidades. La incorporación al mundo laboral ha sido masiva en estos años,la presencia en toda la escala de estudios también, así como la excelencia de los resultados.
  3. 3. Pero hoy se observa cierto desfallecimiento entre las mujeres, fruto de la decepción por no alcanzar las metasacordes a los méritos (se nota, por ejemplo, un sintomático declive de aspirantes a másters especializados en lasescuelas de negocios), así como por la persistente obligación de compatibilizar la vida laboral y la familiar encondiciones difíciles, cuando no a renunciar a esa vida familiar (la maternidad) para mantenerse en la carreraprofesional. Sin embargo, no es cosa de darle vuelta a los problemas, sino de encontrar soluciones y nuevos ánimos. ¿Hay algoque podamos hacer las mujeres para superar esta situación? En este desayuno abordaremos una a una las barreras internas que nos impiden romper inercias y ascender, si asílo queremos, hasta la cumbre. Algunos datos de interés: 1. Las mujeres constituimos 50,70% de la población española, en datos del 2010 y somos el 44% de la población activa. 2. El 61% de los licenciados españoles son mujeres. El 25% de los alumnos de los progra- mas de MBA son mujeres. 3. La presencia femenina en la dirección de empresas es del 13,70% según datos del 2010 (frente al 19%, datos del 2008). 4. En las empresas del IBEX hay un 6,59% de directivas y un 1% en la alta dirección. 5. El porcentaje de consejeras (incluidas dominicales) en las empresas del IBEX es del 10,13%.
  4. 4. 6. El 51% de las mujeres españolas que trabaja no tiene hijos (tasa de natalidad 1,4%).7. La brecha salarial es del 28%, según el estudio de UGT y CCOO (2008) y de un 30, según el IE. La brecha se abre a los 5/7 años de profesión y se mantendrá estable hasta la jubilación.8. Sólo el 45% de las mujeres que trabajan disfrutarán de pensión, frente al 80% de los hombres.9. Hay 3,5 millones de mujeres llamadas inactivas (desean trabajar, pero han tenido que hacer frente a necesidades familiares) cuyo acceso o reintegro al mundo laboral es prácticamente imposible.

×