Your SlideShare is downloading. ×

La escolástica

17,311

Published on

La Escolastica se Dio en el Renaciento

La Escolastica se Dio en el Renaciento

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
17,311
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
146
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. La EscolásticaDefinición y rasgos generales de La EscolásticaLa Escolástica es un método especulativo filosófico-teológico desarrollado,difundido y cultivado en las escuelas de la Europa del Medievo desde elImperio carolingio al Renacimiento. Las escuelas filosóficas que albergaroneste pensamiento se localizaron en catedrales y conventos para, más adelantey en especial durante el siglo XIII, pasar a las universidades.En una definición más extensa, se conoce como Escolástica al movimientodoctrinal que, sin emplear el movimiento racional-conceptual que se enseñabaen las escuelas, se mueve en el mismo entorno y contexto. Buen ejemplo deesto sería la mística así como buena parte de la filosofía musulmana y judíaque, a lo largo del período señalado, entró en contacto con la filosofía de laEscolástica propiamente dicha. El movimiento escolástico se manifestaba através de dos vertientes: la enseñanza y las formas literarias. La base de laenseñanza en las escuelas fueron las artes liberales, divididas en el trívium -gramática, dialéctica y retórica- y el quadrivium -aritmética, geometría, música yastrología-.Los programas donde se enseñaban estas materias gozaban de flexibilidad y,bajo el nombre de dialéctica se enseñaba lógica, práctica y, en general, toda lamateria filosófica y, en la retórica, se incluía también la ética, de acuerdo con latradición grecolatina respecto a la teoría porque, respecto al contenido, hundíasus raíces en la Patrística. Las formas literarias surgieron progresivamente alsocaire de la aplicación de esta enseñanza. De la lectio salieron loscomentarios y, de los comentarios -al Lombardo, a Boecio, al Pseudo Dionisioy, sobre todo a Aristóteles- nacieron las sumas cuando los maestros,desembarazándose de esa fuerte dependencia con los libros de texto -Librosde Sentencias- desarrollaron el corpus doctrinal de una forma libre pero en unorden más sistemático. De la disputatio, técnica consistente en enfrentarpostulados y sus inconvenientes para llegar a una solución final, constituyendoel molde de las sumas medievales, por su parte, nacerían las quaestiones quea su vez se subdividen en Quaestiones disputatae y las Quaestionesquodlibertades.
  • 2. El espíritu y la mentalidad que sigue la Escolástica puede dividirse en dosaspectos: auctoritas y ratio. Las autoridades eran sentencias extraídas de laBiblia, de la Patrística y de los concilios. En filosofía Aristóteles era el filósofopor excelencia y Averroes el commentator. La ratio, finalmente, se encargaríade poner en análisis lo recibido por la tradición procurando conciliar lascontradicciones que de hecho surgían, especialmente entre San Agustín yAristóteles.Desarrollo de la filosofía escolásticaLa filosofía escolástica se divide en tres períodos: formación, del siglo IX al XII;apogeo, durante todo el siglo XIII y, finalmente, un período de transición a lafilosofía moderna. El apogeo de la Escolástica se debió en buena medida a lalabor de la Escuela de Traductores de Toledo que difundió las obras deAristóteles a través de las traducciones al árabe y al latín. Pese al recelo inicialcon el que fueron acogidas, terminarían por integrarse plenamente en elconjunto de dicho sistema filosófico. Las universidades y órdenes mendicantestuvieron, también, un papel destacado en esta labor difusora. Lasuniversidades, por la importancia otorgada a la filosofía y a la teología comocuerpo central de los programas de estudio y, en el caso de los religiosos, porel afán de ahondar en estas dos disciplinas en busca de alcanzar la plenitud delsentido al voto de pobreza. No en vano los principales escolásticos serándominicos o franciscanos, como es el caso de San Buenaventura.Los tres períodos en los que se divide la filosofía escolástica tendrán comonúcleo la discusión -disputatio- y de las sumas Dios y la relación dialécticaentre razón y fe, concibiéndose la filosofía de manera abrumadoramentemayoritaria como un método de profundización en la fe. Respecto a estosgrandes temas surgen tres posturas: los dialécticos, que creen que la fe ha deser demostrada y analizada por la razón. En esta corriente tendremos a JuanEscoto y Berengario de Tours como autores más destacados.Otra corriente la conformarán los antidialécticos. Sostenían que la única fuentede sabiduría era la fe y que la postura dialéctica era un mero reflejo de lasobrevaloración de la capacidad de la razón humana.En tercer lugar, había una posición intermedia sería sostenida, de modoprecoz, en el siglo XI por Gerberto de Aurillac y sería la línea continuada porSanto Tomás a lo largo del siglo XIII. Sostenían los partidarios de la posiciónintermedia qué razón y fe son facultades distintas pero que ambas estánllamadas a confluir en la Verdad. Como ambas facultades son obra de Dios, silos planteamientos de la razón humana eran correctos, no podían diferir deaquellos que procedían de la fe. De este modo, filosofía y teología sondisciplinas complementarias. La filosofía ayuda a la teología demostrando quelos misterios de la fe serían comprensibles y explicables por la razón. Lateología, por su parte, aportaría conceptos filosóficos nuevos como el de laCreación o la dignidad del ser humano en el orden moral. De acuerdo con esto,las verdades reveladas no serían irracionales sino supra racionales.
  • 3. CrisisLa Escolástica entra en crisis a partir del siglo XIV cuando se pone en duda elpilar central que daba sustento a todo el sistema y unificaba de común acuerdoa las distintas tendencias existentes en su seno. La síntesis realizada por SantoTomás parecía perder fuerza y vigencia, pues si nadie, hasta entonces salvolos averroístas, negaba la complementariedad de razón y fe, comenzaba asostenerse que la razón poseía límites y que estos eran considerablementemás estrechos que los de lo que cabía pensar entonces.Escoto señalará que la definición tomista a posteriori, esto es, del efecto a lacausa, no es realmente demostrativa y muchas verdades pueden quedar fueradel alcance con semejantes planteamientos. El número de proposicionesteológicas indemostrables, siendo esto así, iría desde los Diez mandamientoshasta la misma existencia de Dios. La teología dejaría de ser una ciencia alverse incapaz de resolver cuestiones fundamentales. Pasando a ser unconjunto de saberes prácticos que, aunque no poseyeran carácter científico,conducirían a la persona a la salvación de su alma.Los caminos de la teología y la filosofía comienzan entonces a separarseprogresivamente, no tanto por un desprecio por lo teológico sino, más bien alcontrario, por un respeto reverencial a todo lo que tuviera que ver con esteámbito. Se pretende segregar la teología de las demás disciplinas por el valorsupremo otorgado a la fe, pues esta disciplina podía quedar contaminada porotro saber de raíces precristianas como era la filosofía. Mientras los teólogosdesechan el racionalismo por una completa inclinación hacia lo revelado, losfilósofos volcarán su atención en la ciencia y la naturaleza, tendencia que semantendrá y reforzará durante la siguiente centuria, hasta desembocar en larevolución intelectual que dará lugar al Renacimiento y, dentro del contexto deesta nueva etapa, a la Reforma de la Iglesia.
  • 4. Santo Tomas de AquinoSanto Tomás (c. 1225-1274) creó uno de lossistemas filosóficos más completos en lahistoria del pensamiento occidental; al modode una catedral gótica, con su arquitecturaelegante y racional, espigada hacia el cielo,cada concepto está en el lugar que lecorresponde, encaja perfectamente con losdemás, los soporta, y en su interrelación dalugar a un modelo del mundo pocas vecesigualado por otra filosofía. Claro seguidor deAristóteles, Santo Tomás logra de un modosorprendente hacerlo compatible conla doctrina cristiana, razón que sin duda explica el éxito que pronto tuvo en todala cultura cristiana medieval y moderna. No es menor mérito de Santo Tomás elequilibrio que parece lograr entre la razón y su ejercicio y la fe y su práctica; losdos ámbitos le interesaron, aunque, sin duda, el motor de su extraordinarioesfuerzo filosófico fue la experiencia religiosa que siempre le acompañó. Por surelevancia e influencias en la historia de la filosofía y, más aún, por mostrarnosuna posibilidad del pensamiento (acercarse a lo sagrado y absoluto), SantoTomás es un filósofo imprescindible para todo aquél que se atreva a pensarcon radicalidad la vida humana y el mundo.Las fuentes de la síntesis tomistaLa filosofía de Santo Tomás es tributaria de una larguísima tradición histórica. Enalgún sentido puede decirse que el tomismo nace de la confluencia de lasgrandes corrientes de pensamiento que cruzaron la antigüedad y el Medievo:platonismo y aristotelismo, helenismo y arabismo, paganismo y cristianismo, sinolvidar otras corrientes secundarias, como la filosofía hebrea. Habiendo nacido enun momento histórico bien concreto y teniendo el sello cristiano medieval, elpensamiento de Tomás de Aquino es un pensamiento esencial y dialogante. No leimportó enfrentarse a los prejuicios de su tiempo y se mostró siempre abierto atoda aportación valiosa, dando acogida a toda partícula de verdad, sin importarleque ésta procediera de filósofos paganos, griegos, hebreos o musulmanes. Eseera el auténtico espíritu de Tomás de Aquino y, probablemente, una de sus másvaliosas herencias. Su obra constituye un esfuerzo por integrar en unsistema simple, pero coherente, el legado de sus antecesores. En este sentido,conviene señalar que su pensamiento no es la simple suma de elementos de suspredecesores, sino que constituye un sistema propio cuya nota distintiva y originales su noción filosófica del ser, la cual recorre y vertebra el conjunto de supensamiento.
  • 5. El pensamiento de Aquino partía de la superioridad de las verdades de la fe, sinembargo, ello no le impidió presentar a la filosofía como un modo de conocimientoplenamente autónomo capaz de por un lado, concordar armónicamente con lateología y, por el otro, de tratar de forma independiente los más diversos aspectosde la realidad.Se puede analizar su pensamiento de acuerdo a dos etapas:Primera (1245–1259).En este período predominan las influencias Platónicas (Avicena y Alberto Magno)y las neoplatónicas (Agustín de Hipona y el Pseudo Dionisio).Entre las obras más importantes de esta etapa podemos destacar: loscomentarios a las obras de Pedro Lombardo, Boecio (Sobre la Trinidad), elopúsculo titulado De ente et essentia y el libro primero de la Suma contraGentiles. La función de esta obra era servir de apoyo a los predicadores quetenían que discutir con judíos y musulmanes, valiéndose de argumentosracionales y filosóficos sin tener que basarse sólo en la fe.Segunda (1259–1273). Sin cambiar su pensamiento precedente, domina en el filósofo elpensamiento aristotélico, logrando una síntesis entre platonismo y aristotelismo.Así comenta ampliamente la Ética a Nicómaco.En este momento la universidad de París atraviesa un momento de graninestabilidad que se manifiesta en la pugna entre franciscanos, de orientaciónagustiniana, y los dominicos, con fuertes influencias aristotélicas.Tomás de Aquino realiza en esta etapa toda una síntesis de los problemasfilosóficos más discutidos (fe–razón, creación, política). Entre sus obras podemosdestacar: finaliza la Suma contra los gentiles, cuestiones disputadas sobre el mal,sobre el alma, opúsculos contra los averroístas, como De aeternitate mundi yel De unitate intellectus. La obra más importante de Tomás de Aquino esla Summa Theologiae(1265–1272), en la que logra una sistematización entreteología y filosofía.Razón y feSanto Tomás de Aquino replanteará la relación entre la fe y la razón, dotando aésta de una mayor autonomía. El punto de partida externo de la filosofía de SantoTomás fue la necesidad de distinguir la razón de la fe, y también la de ponerlasde acuerdo.
  • 6. La teoría del conocimientoSanto Tomás no se ocupó específicamente de desarrollar una teoría delconocimiento, del modo en que se ocuparán de ello los filósofos modernos. Aligual que para la filosofía clásica, el problema del conocimiento se suscita enrelación con otros problemas en el curso de los cuales es necesario aclarar enqué consiste conocer. En el caso de santo Tomás esos problemas seránfundamentalmente teológicos y psicológicos. Por ser el hombre punto deintersección entre lo meramente corporal y lo espiritual, su modo peculiar deconocer tiene una doble vertiente: por una parte, gracias a su cuerpo, el hombreparte de los sentidos para adquirir conocimiento; pero por otra, gracias a suintelecto, el hombre puede abstraer de las cosas sensibles sus formas o esenciasinteligibles, y remontarse así al mundo espiritual. El proceso del conocimiento seda bajo la cooperación estrechísima de alma y cuerpo.Una metafísica del serLa mayor parte de la metafísica tomista procede de Aristóteles, pero la necesidadde conciliar el aristotelismo con el cristianismo le llevará a introducir una nuevaestructura metafísica, utilizada ya por Avicena, y que constituye uno de losaspectos más originales de su filosofía: la distinción entre "esencia" (essentia) y"ser" (esse). También recurrirá a las teorías platónicas de la participación, de lacausalidad ejemplar y de los grados del ser. Analogía, causalidad y participaciónvertebran y configuran su metafísica del ser.La existencia de DiosLa existencia de Dios no es evidente para el hombre, por lo que necesita serracionalmente demostrada. Tomás de Aquino lleva a cabo dicha demostración através de cinco vías o caminos que son argumentos "a posteriori": parten de lascriaturas como efectos y se remontan a Dios como Causa a través de la analogíay la causalidad. Las vías tienen una estructura parecida: el punto de partida es unhecho de experiencia que es considerado metafísicamente; aplicación de lacausalidad al punto de partida; imposibilidad de proceder al infinito en la serie delas causas; como término final se concluye la existencia de Dios bajo unaformalidad concreta. En este sentido: la primera vía parte de la experiencia delmovimiento y llega a Dios como Primer Motor Inmóvil; la segunda vía parte de laexperiencia de la causalidad eficiente, y concluye la existencia de Dios comoPrimera Causa Incausada; la tercera vía parte de la generación y corrupción, yculmina en Dios como Ser Necesario por sí mismo; la cuarta vía tiene su punto departida en los diferentes grados de perfección que encontramos en los entes yllega a Dios como Ser sumamente perfecto, Acto Puro o Ser por esencia;finalmente, la quinta vía, parte de la experiencia de la finalidad de las cosas yllega a la existencia de Dios como Inteligencia ordenadora del mundo.
  • 7. La esencia de Dios Dios es incomprehensible, en cuanto que su esencia trasciende o excede lalimitación del entendimiento humano. Pero, a pesar de que nuestra inteligencia nopueda abarcar toda la realidad divina, Dios sí que puede ser conocido por elhombre: es cognoscible. Para Santo Tomás, nuestro conocimiento de Dios tieneun carácter analógico cuyo fundamento es la analogía ontológica que seestablece entre Dios y las criaturas. El nombre más propio de Dios es el de IpsumEsse Subsistens (Mismo Ser Subsistente), que constituye su constitutivo formal oatributo fundamental del que se derivan todos los demás.La creación y el orden La creación no debe entenderse, en Santo Tomás, como una emanación de Diosni como una necesidad suya: Al igual que el resto de los filósofos medievalestributarios de la tradición cristiana Santo Tomás afirmará la creación "ex nihilo" (dela nada); es decir, la creación del mundo mediante un acto de Dios totalmentelibre, radical y originario. Santo Tomás ofrece una visión jerárquica y piramidal dela realidad creada. La jerarquía de los seres vendrá dada por la mayor o menorsimplicidad de estos, es decir, por su mayor o menor cercanía al puro ser de Dios.El hombre, cuerpo y alma La doctrina tomista acerca del hombre difiere de la agustiniana y se fundamentaen la concepción aristotélica, la cual tratará de conciliar con creencias básicas delcristianismo como son la inmortalidad del alma y la creación. En línea con elhilemorfismo, afirma que el hombre está compuesto de materia y forma. La uniónentre alma y cuerpo no es accidental, sino sustancial. El hombre es un compuestosustancial de alma y cuerpo, representando el alma la forma del cuerpo. El cuerpoconstituye el principio de individuación; el alma le da al hombre su condición encuanto tal. Frente a la afirmación de algunos de sus predecesores de que existenen el hombre varias formas sustanciales, como la vegetativa y la sensitiva, SantoTomás afirma la unidad hilemórfica del hombre: el ser humano constituye unaunidad en la que existe una única forma sustancial, el alma racional, que informainmediata y directamente a la materia prima constituyendo el compuesto"hombre". Desaparecen así el alma vegetativa y sensitiva, pero no la racional, quetiene ser en sí misma. Cada alma humana es creada individualmente por Dios. Lasubsistencia e inmaterialidad del alma son las características esenciales del alma,a partir de las cuales demuestra su inmortalidad. Por otra parte, también cabedestacarse que Tomás de Aquino considera al hombre como persona: adopta ladefinición de Boecio de persona como "substancia individual de naturalezaracional" que concibe como "lo subsistente en la naturaleza racional".
  • 8. La Ética Tomás de Aquino concibe la ética como la ciencia que considera el orden que larazón humana introduce en los actos de la voluntad. Dicho orden se establececon vistas al fin último de la vida humana; viene expresado por ley moral, y serealiza a través de las virtudes morales.La teoría política La filosofía jurídica y política de Santo Tomás se desarrolla en torno a la idea dela justicia legal recibida de Aristóteles y el concepto agustiniano del orden.Probablemente una de sus más importantes aportaciones al pensamiento políticosea la formulación y explicitación de su célebre definición de la ley como"disposición de la razón para el bien común promulgada por quien tiene el cuidadode la comunidad".La repercusión posterior ejercida por Tomás de Aquino ha sido inmensa y secomprueba ya que su doctrina fue prácticamente el pensamiento oficial de laiglesia durante muchos siglos.

×