Los espacios turísticos.

2,929 views

Published on

Published in: Education, Travel, Business
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,929
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
43
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Los espacios turísticos.

  1. 1. 1 TEMA 15. LOS ESPACIOS TURÍSTICOS. La palabra turista es de origen inglés y se empezó a usar a finales del siglo XVIII para referirse a una persona que realizaba un viaje por motivos recreativos, culturales, de placer... . Durante el siglo XIX el turismo fue una cosa de ricos, una actividad elitista al alcance de muy pocos. Los turistas eran los grandes burgueses y los aristócratas en general. En Europa, desde los años sesenta del siglo XX, el turismo se ha convertido en un fenómeno de masas y por tanto el número de turistas se ha incrementado de forma muy importante. Desde los años sesenta del siglo XX España se ha convertido en una de las primeras potencias mundiales del sector turístico. 1. IMPORTANCIA DEL TURISMO. Desde los años sesenta el turismo ha experimentado un enorme crecimiento en España, lo cual ha convertido a nuestro país una de las grandes potencias turísticas del mundo, tanto por la importancia del turismo extranjero como por el creciente volumen del turismo interior. En el año 2006, España fue el segundo país del mundo que más ingresos por turismo internacional recibió – 40.700 millones de euros- por delante sólo estuvo EEUU. España recibe al 7% del turismo mundial y un 13% del turismo que se dirige a Europa . El turismo es uno de los motores de la economía española: emplea al 12’4% de la población activa y aporta el 11% al PIB (datos del INE de 2005). . El turismo ayuda a compensar nuestra balanza comercial negativa y es una actividad que arrastra a otros sectores como el transporte, las comunicaciones, el comercio, la construcción, la hostelería e infinidad de servicios. Ingresos por turismo y entrada de visitantes. Causas del desarrollo turístico español.
  2. 2. 2 Tal y como hemos dicho antes, el auge del turismo en España se inició en la década de los sesenta del siglo XX. Este auge turístico estuvo provocado por una serie de causas externas y otras internas: Las causas externas fueron: - El crecimiento económico de Europa occidental y del norte tras la II Guerra Mundial. Desde finales de los 50 se produjo un incremento del poder adquisitivo de las clases medias de Europa occidental ( mejoraron sus rentas) y esto supuso un aumento de su capacidad de consumo ( una vez satisfechas las necesidades básicas aún les quedaba dinero para consumir otros servicios como el turismo). Esto les permitió viajar más lejos para pasar su tiempo de vacaciones. Esto se vio favorecido por la generalización en Europa de las vacaciones pagadas. - El progreso del transporte facilitó el traslado : se abarataron los billetes de avión, mejoraron las redes de carreteras y de ferrocarriles, se comenzó a generalizar el uso del automóvil. Las causas internas que contribuyeron al auge del turismo en la España de los sesenta fueron: - La proximidad geográfica de España a la clientela europea. - Las excelentes condiciones climáticas, paisajísticas y de las playas. - El atractivo cultural: monumentos, museos, historia, tradiciones, fiestas, folclore, gastronomía. - El bajo coste por el cambio favorable de la peseta tras su devaluación en 1959 y por el bajo nivel de rentas de España durante aquellos años. - Las actuaciones del gobierno español destinadas a favorecer la llegada de turistas a España. En los años sesenta el gobierno franquista vio que los ingresos del turismo podían ser una buena fuente de financiación para la industria que se estaba desarrollando. Además estos ingresos ayudarían a equilibrar el déficit comercial de España. Por ello y a través del Ministerio de Información y Turismo se impulsaron actividades de diversa índole tendentes a asentar las bases necesarias para convertir España en un destino turístico de primer orden. Así se crearon diferentes organismos destinados a fomentar el turismo: Instituto Nacional de Turismo, Empresa Nacional de Turismo, Paradores de Turismo S.A. ; se invirtió en infraestructuras ( aeropuertos, carreteras de acceso alcantarillado etc. ); se regularon las agencias de viaje, se implantó el menú del día y el menú turístico y se lanzaron campañas destinadas a mostrar a los potenciales turistas, extranjeros o nacionales, la oferta turística del país. Fueron los años de eslóganes oficiales como : Spain is different y Conozca usted España. - La aparición de grandes complejos hoteleros y agencias de viajes. Desde los años sesenta hasta nuestros días España se ha consolidado como una potencia turística mundial. Durante las últimas décadas del siglo XX el sector turístico español ha evolucionado buscando fórmulas para superar o al menos minimizar la estacionalidad, incrementar y diversificar tanto la demanda como la oferta, mejorar la competitividad y la calidad de los servicios y consolidar un modelo de desarrollo sostenible
  3. 3. 3 2.CARACTERÍSTICAS: LA OFERTA TURÍSTICA, TIPOS DE TURISMO, ÁREAS TURÍSTICAS Y LA DEMANDA TURÍSTICA. La oferta turística. La oferta turística comprende todo el conjunto de recursos y servicios que España pone a disposición del turista. Esta oferta incluye los recursos naturales ( sol, playa, paisajes, clima ), los recursos culturales y artísticos, los transportes y comunicaciones, el alojamiento y la manutención, el comercio y el ocio en todas sus modalidades. 1)La oferta de alojamiento en España es muy amplia y se compone de establecimientos hoteleros y extrahoteleros. - Los establecimientos hoteleros ( hoteles, hostales, pensiones, establecimientos de turismo rural) alcanzan un gran volumen ( somos el tercer país con más oferta, después de EEUU e Italia, con cerca de un millón y medio de plazas). En los últimos años se están extendiendo las grandes cadenas hoteleras, pero queda aún mucho “minifundismo” hotelero. - Los establecimientos extrahoteleros ( camping, apartamentos, segundas residencias) suponen más de diez millones de plazas. 2)La oferta de manutención se basa en los servicios de restauración ( restaurantes, cafeterías, bares) también es muy amplia y diversa en precios y calidades. 3)En la oferta de recreo destacan las instalaciones deportivas, los parques temáticos, los parques acuáticos, los clubes de hípica, los campos de golf, las estaciones de esquí y los puertos deportivos. En los últimos veinte años está oferta ha crecido considerablemente y se ha diversificado. Esta oferta de alojamiento y manutención se caracteriza por el predominio de las pequeñas empresas, a menudo de carácter familiar. Esto se convierte en un serio obstáculo a la hora de desarrollar inversiones en innovación tecnológica. Así mismo, tanto el alojamiento como la manutención se caracterizan por la estacionalidad y la precariedad del empleo. Hay que indicar que el turismo tradicional predominante en España ha sido el turismo de sol y playa. Esto ha provocado fuertes desequilibrios en nuestro mapa turístico y en la dotación hotelera de las diferentes regiones. El litoral mediterráneo y canario son las zonas mejor dotadas frente al interior y el litoral cantábrico, que presentan una menor dotación de infraestructuras hoteleras, de restauración y de recreo. Tipos de turismo y nuevos tipos de turismo. El tipo de turismo más importante tradicionalmente en España es el turismo de sol y playa. El turismo de sol y playa se concentra en el litoral mediterráneo y Canarias. En las últimas décadas se han ido desarrollando otros tipos de turismo. El turismo de interior o cultural se apoya en las ciudades sedes de museos o con un rico patrimonio histórico-artístico: Madrid, Barcelona, Sevilla, Granada, Córdoba, Salamanca, Santiago, Cuenca, Segovia, Oviedo etc... . Otro tipo de turismo cada vez más importante es el turismo relacionado con los deportes de invierno, este turismo ha impulsado la instalación de estaciones de esquí y demás infraestructuras turísticas (hoteles, restaurants...) en zonas de montaña contribuyendo enormemente al desarrollo económico de comarcas con escasos recursos y difícil acceso: Pirineo catalán y
  4. 4. 4 aragonés, Sierra Nevada y algunos puntos de la Cordillera Cantábrica, el Sistema Central y la Cordillera Ibérica. En los últimos años la saturación de las áreas de turismo tradicionales y el interés por la naturaleza han fomentado el desarrollo del turismo rural. El turismo rural se ha convertido en un motor de desarrollo de zonas deprimidas y abandonadas que hace unas décadas ofrecían pocas o nulas expectativas de empleo y que expulsaban a su población al éxodo rural. Otro turismo en boga en los últimos años es el turismo termal, algo que ya conocían los romanos y que se ha revitalizado con la aparición de los baños de aromaterapia, los spas y los diversos centros de ocio y descanso que van proliferando por nuestra geografía. El turismo enológico ( del vino ) es una variedad del turismo gastronómico. Es un turismo sin duda minoritario aún, pero que está contribuyendo al desarrollo de rutas para degustar los vinos y visitar las bodegas y viñedos de las diferentes regiones vitivinícolas españolas. Otros tipos de turismo: turismo cinematográfico, turismo ecológico etc... . Áreas turísticas Las áreas receptoras de turismo en España las podemos dividir en zonas turísticas y puntos turísticos. -Las zonas son los espacios con mayor densidad turística : el litoral mediterráneo, Madrid, las islas Canarias y Baleares. -Los puntos turísticos son núcleos turísticos aislados como las ciudades históricas del interior : Santiago, Cuenca, Toledo, Salamanca, Ávila, Segovia.... Otras regiones que cada vez atraen a una mayor demanda de turismo son el litoral gallego (Rías Altas y Bajas); el litoral cantábrico (Asturias, Cantabria y el País Vasco) y el resto de comunidades autónomas del interior que ofrecen al turista una amplia lista de ciudades y pueblos con interés histórico artístico y así como zonas con atractivos recursos naturales.
  5. 5. 5 La demanda turística. La demanda turística está integrada por los que compran el producto. Esta demanda se divide en dos: la demanda internacional y la demanda nacional. a)La demanda internacional ha tenido un ritmo de crecimiento continuo desde finales de los años cincuenta del siglo XX. Este ritmo de crecimiento sólo se ha visto interrumpido por las etapas de crisis económica : la crisis del petróleo de los años setenta , la crisis de 1992 y la crisis actual. La entrada de España en la UE en 1986 supuso un incremento del número de turistas extranjeros. En la actualidad nos visitan casi 60 millones de turistas foráneos. Estos turistas extranjeros proceden en su mayoría de Europa occidental y del norte: británicos, alemanes, franceses, italianos , del Benelux y portugueses. A mucha distancia quedan los norteamericanos y los japoneses. El turista extranjero utiliza el avión como principal medio de transporte ( más de un 70 %). Los principales motivos que traen a estos turistas son el ocio, el recreo y las vacaciones. El turista exterior utiliza todo tipo de alojamientos: hoteleros y extrahoteleros. Este turismo extranjero viene sobre todo en verano , es estival ( julio y agosto principalmente), y se dirige a pasar sus vacaciones principalmente a las zonas de sol y playa: litoral mediterráneo, archipiélagos balear y canario y la costa atlántica andaluza. b)La demanda nacional se ha ido incrementando de forma constante desde los años sesenta gracias a la mejora del nivel de vida de los españoles. Los turistas nacionales proceden sobre todo de las zonas más industrializadas ( Madrid, Cataluña, País Vasco, Comunidad Valenciana). El turista nacional utiliza la carretera ( coche o autobús) como principal medio de transporte. Los principales motivos que mueven al turista nacional son también el ocio, el recreo y las vacaciones, aunque a estos motivos cabe añadir la relación con familiares y amigos. El turista nacional se aloja en establecimientos hoteleros y extrahoteleros pero también de forma significativa en casas de amigos o familiares. Este turismo se reparte más durante todo el año y aunque predomina el turismo estival, las vacaciones de Navidad y las de Semana Santa se convierten en momentos importantes de la actividad turística. No se concentra tanto en las zonas de sol y playa , acude también a la montaña y a los pueblos y ciudades del interior. Los destino preferidos son: Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Castilla y León.
  6. 6. 6 Número de turistas según su país de origen. 3. PROBLEMAS DEL TURISMO. El primer problema de la actividad turística en España es su excesiva estacionalidad. La demanda principal se concentra en verano , temporada alta, excepto en las estaciones de esquí, donde la temporada alta es en invierno y en Canarias, donde el turismo se reparte a lo largo del año. Esta concentración de la demanda en unos pocos meses causa un exceso de utilización estacional de las infraestructuras ( aeropuertos, carreteras, hoteles...), lo que supone saturación, pérdida de calidad y problemas medioambientales. Al mismo tiempo, la escasa utilización durante el resto del año dificulta la amortización del capital invertido y genera una gran estacionalidad en el empleo: hay instalaciones hoteleras y establecimientos de restauración que incluso tienen cerrado durante el invierno. Un segundo problema es la excesiva concentración espacial de la oferta, los desequilibrios territoriales de la oferta. La oferta turística española se concentra en el litoral mediterráneo y en los dos archipiélagos. Estas tres regiones acogen al 85% de los turistas extranjeros y a muchos nacionales. El desarrollo del turismo en el litoral gallego, la fachada cantábrica y el interior peninsular pueden ser una solución para aliviar la congestión de las otras regiones. Un tercer problema es la concentración de la demanda extranjera. El 60% de los turistas foráneos proceden de sólo tres países: Reino Unido, Alemania y Francia. Se hace necesario diversificar esta demanda para garantizar un desarrollo turístico más sostenible. Un cuarto problema que aqueja al turismo en España es la excesiva dependencia de los tour-operadores (intermediarios) internacional. El principal problema que plantea esta dependencia es que el cliente paga en el país emisor gran parte del gasto de sus vacaciones, por lo que este gasto no repercute directamente en España. Otro problema del sector turístico es la gran oferta extrahotelera no declarada y el minifundismo empresarial. Un 90% de los alojamientos turísticos se realizan en apartamentos y otro tipo de viviendas no declaradas. Esta situación supone un grave perjuicio para la hacienda pública y reduce las garantías de los contratantes. Respecto al minifundismo empresarial, hay que señalar que casi la mitad de nuestro parque
  7. 7. 7 hotelero está formado por establecimientos independientes o por cadenas hoteleras de pequeño tamaño. Esta situación dificulta las negociaciones con los touroperadores internacionales, además de ser un freno a la inversión en innovación. Por otro lado, el minifundismo empresarial , que señorea tanto la oferta de alojamiento como la de manutención, repercute en la estacionalidad y precariedad del empleo y, por todo ello, en la competitividad. Otro problema es el impacto ambiental. La construcción de hoteles y segundas residencias ( chalets, bungalows...) destinadas al turismo ha provocado la urbanización masiva y descontrolada de gran parte del litoral mediterráneo e insular. La falta de planificación ha conducido a un importante deterioro ambiental y a una gestión no sostenible de nuestros recursos naturales ( el agua, el suelo...). Por último hay que señalar la necesidad de aumentar la calidad de nuestros servicios turísticos: incrementar el personal cualificado, mejorar la relación calidad-precio, mejorar la infraestructura de alojamiento y transporte y diversificar la oferta turística superando el predominio aplastante del turismo de sol y playa para evitar que se agraven los desequilibrios territoriales y la estacionalidad de la oferta.

×