Novela
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Novela

on

  • 383 views

 

Statistics

Views

Total Views
383
Views on SlideShare
383
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Novela Novela Document Transcript

  • NOVELA LIETERATURA I ALUMNO: JOSE VASCONCELOSPROFESOR: WILLBER ANTONIO RUIZ ESPINOZA 3 SEMESTRE GRUPO 301
  • Capítulo 1: En tierra a la derivaI. Ese verano"¿Estás bien?" pregunto Taichi Yagami a su hermana menor Hikari mientras le pasabagel de para el resfriado en la frente. La pobre muchacha estaba temblando bajo lassabanas con fiebre.Con la sonrisa más brillante que podía lograr, Hikari dijo, "Sí"."Ya veo," respondió Taichi, pero por dentro se estaba reprendiendo a sí mismo. Ahorasabía en retrospectiva que ella venía mostrando síntomas de resfriado desde ayer,pero como no los había reconocido por lo que eran, había arrastrado a Hikari a ir decompras con él por las cosas que llevarían al campamento ese día (aunque la lista decompras sólo consistía de un montón de caramelos).Él había pensado que ella estaba actuando extraño, pero no pensó que fuera por unresfriado...Debió haber empezado ayer por la mañana, cuando estaban viendo la televisiónjuntos. En ese momento, un reportaje de noticias informaba sobre anomalíasclimatológicas en todo el mundo. A pesar de estaban en pleno verano, Estados Unidosestaba cubierto por fuertes nevazones, mientras que fuertes lluvias inundaron el MedioOriente. Contrario a eso, los pantanos en el Sudeste Asiático desaparecieron porcompleto por la sequía.El pronosticador del tiempo dijo que esto se debía a la destrucción del medio ambiente,pero Hikari dijo: “Él se equivoca.””Eh?” Taichi, quien había estado llenándose las mejillas con tostadas cubiertas conhuevo y rodajas de tomate y jamón, la miró extrañado. Los ojos de Hikari se fijaroncon vehemencia en la pantalla de televisión, que no estaba mostrando nada enespacial según veía Taichi. Como si estuviera aturdida, susurró suavemente unapalabra desconocida.“Digi… mon.”“¿Digimon? ¿Qué es eso?” Preguntó Taichi alzando las cejas.Esta vez, Hikari se alejó de la pantalla y lo miró con los ojos muy abiertos.“¿No puedes verlo hermano?” preguntó a su vez.“¿Ver qué…?” Taichi miró a la pantalla. “No puedo ver nada”.“Oh… entonces no importa. No te preocupes”, sonrió Hikari, antes de volver la miradanuevamente a la pantalla. Sus largas pestañas, que Taichi veía en el perfil de suhermana menor, la hicieron parecer triste.Probablemente tuvo la fiebre en ese momento, Taichi se dio cuneta entonces. Si élhubiera revisado su frente en ese momento y le hubiera permitido descansar, suresfrió pudo ser fácilmente prevenido desde el principio. Hikari había estado esperandopor este viaje de campamento tanto como él…En la ruidosa multitud que se paraba en fila frente a los autobuses de salida, los niñosse reunían con sus grupos asignados mientras no paraban de hablar acerca del animeque habían visto ayer, el nuevo videojuego que había salido, el desarrollo de la trama
  • en la última edición semanal de manga, o acerca de la relación romántica de dos ídolospopulares que había tenido mucha publicidad últimamente en una revista semanal.Pero Yamato Ishida no se involucraba en ninguno de estos grupos. No lo hacía porqueera un solitario. De hecho, muchos de sus compañeros lo saludaría con un amistoso“¡Yo!” o “¡Hi!” cuando se encontraran con él y, naturalmente, Yamato respondería conuna sonrisa.Un niño pequeño con un gorro verde y una camisa de manga larga que era del mismocolor que la camiseta sin mangas que usaba Yamato, estaba junto a él. Aunque habíanmuchas personas que hablaban con Yamato, nadie hablaba con el niño pequeño, y élmismo nunca alzó la mano para saludar a alguien más. Simplemente se quedaba juntoa Yamato mientras observaba tranquilamente a su alrededor. Sonriendo ampliamentea ese entorno.La situación era como debía, ya que este pequeño niño no era parte de esta escuela,por lo que no estaba familiarizado con ningún estudiante del lugar. Era el hermanomenor de Yamato, Takeru Takaishi. La razón por la que sus apellidos eran diferentesera porque ahora vivían separados por el divorcio de sus padres. A Takeru lepermitieron participar en el campamento escolar de Yamato luego de recibir unpermiso especial de Fujiyama-sensei, el hombre a cargo de organizarlo.Takeru no parecía preocupado, pero Yamato ansiaba secretamente que Takeru nopudiera relacionarse con los otros niños. Pensaba que las cosas podrían ser mejor siTakeru no hubiera venido desde un principio.Todo empezó en la primera semana de julio, justo antes de que empezaran lasvacaciones de verano.Porque sus padres habían acordado los derechos de visitación después de que eldivorcio estuviese consumado. Takeru iba a pasar la noche en el apartamento deYamato (y su padre) en Odaiba. Para ese momento, Los penetrantes ojos de Takeruhabían marcado en un círculo rojo el primero de agosto en el calendario. Cuando supadre le dijo que ese era el día del campamento escolar, Takeru exclamó que quería ir.Su padre seguramente debió haber compartido los sentimientos de temor de Yamato.Sus problemas aumentaban porque eso significaba llamar a su ex-esposa paraconvencerla. Ahora bien, aunque se quejó enfáticamente de que era una molestia, suexpresión no lo hacía parecer.El día antes del campamento, que fue ayer, Yamato fue a la residencia de su madre enSangenjaya para recoger a Takeru.“Deberías venir de vez en cuando a jugar, Yamato”, dijo su madre un poco incómoda asu primer hijo mientras llenaba la mochila de Takeru con bocadillos hasta casi reventarlas costuras.“Sí”.Incluso Yamato pensó que su pequeña respuesta sonó fría.“Deberías”, repitió su madre alegremente, aunque su sonrisa fue un tanto forzada. Ellaya sabía, incluso antes de que la conversación empezara, que Yamato nunca haría unavisita voluntariamente. Consciente de la seria personalidad de Yamato, ella no dudó enque él consideraría esa inocua acción como el equivalente de traicionar a su padre.“¡Muy bien, mamá, ya me voy!”Con el equipaje de Takeru completo, su madre lo acompañó todo el camino hacía laentrada del apartamento.
  • “Takeru, no le causes demasiados problemas a tu hermano, ¿está bien?”Sus palabras sonaron como si estuviera dejando a su único hijo al cuidado de unextraño. Por supuesto, sin deseos de mala voluntad. Pero Yamato no pudo evitarmurmurar, “No importa si lo hace. Somos hermanos”Capitulo2: En el otro lado de la AuroraDurante de todo el camino en autobús, Mimi Tachikawa se la pasó comentandochismes con sus amigas Taako y Mi-chan, por lo que jamás se molestó en observar elpaisaje cambiante que había fuera de su ventana. Pero no estaba interesada en eso detodas maneras. Si le preguntaran después por dónde pasó el autobús de camino alcampamento en el cañón Mikami, ella hubiera respondido que no tenia idea."Ok, aquí estamos" dijo Fujiya,a-sensei con su voz sonora, muy útil durante lasasambleas matutinas, porque podía llegar hasta las últimas filas del auditoría sin lanecesidad de un micrófono. Pero dentro del estrecho autobús, hizo que los oídos detodos retumbaran."El grupo al que pertenecen está escrito en la hoja que les di antes de partir. Loslíderes estarán usando bandas en los brazos con sus nombres, así que, encuéntrenlos,manténganse en grupo y hagan lo que sus líderes les digan, es todo"Mimi miró su hoja, con pluma alguien habia escrito "Grupo Kido (Lider: Jyou Kido, 6ºgrado)""Oye, ¿sabes quién es Kido?" Le preguntó Mimi a Taako que estaba sentada junto aella, su hoja decia "Grupo Arihara"."Kido-san sería..." Buscando por la ventana, no tardó mucho en señalar "¡Por ahí!"El chico que estaba indicando estaba bien vestido con un camiseta de cuello abierto yun chaleco estilo de la liga Ivy. Ademas llevaba gafas, una banda en el brazo, queindicaba que era uno de los lideres y en el hombro un bolso cuadrado que decía"Proviciones de Emergencía". Parecía que ya comenzaba a sentir las responsabilidadesde ser uno de los líderes ya que se le veia tenso."Hmm... No se ve muy confiable..." Dijo Mimi, pero fue interrumpida por Mi-chan,quien les dijo de manera apresurada "¡Miren!, ¡Miren!". Mi-chan señalaba al frente delautobús, donde un niño vestido con una camisa naranja de manga larga estaba apunto de bajar. Incluso Mimi sabía quien era. Ellos rara vez hablaban, pero era sucompañero de clase, Koushiro Izumi. Mi-chan quería que vieran lo que llevaba en laespalda, una laptop inalámbrica."¿No es raro que traiga eso al campamento?" Dijo Mi-chan con una sonrisa burlona.Mimi no se río, no encontró un motivo para hacerlo.
  • "Hey, Sora"Bajando las cubetas vacías que llevaba en las manos, dejo de bajar la escalera depiedra que llevaba a la fuerte de agua para ver quien la había llamado. Era Kenji,quien se llamaba a si mismo "El Akita de Odaiba" (Se refiere a Akita Yutaka, unjugador de soccer que fue nombrado el mejor defensa de su generación) que jugaba laposición de defensa en el equipo de soccer de Sora."¿Qué pasa?" Pregunto Sora"¿Sabes donde esta Taichi? No puedo encontrarlo por ningún lado""No lo se" dijo Sora de manera cortante "Estamos en grupos diferentes, por supuestoque no lo se""Oh" Kenji asintió con la cabeza y se quejo en voz baja mientras comenzaba a subir lasescaleras. Debido a la gran coordinación que demostraban Sora y Taichi cuandojugaban, se hizo la idea equivocada de que compartían una especie de lazo telepático,y que Sora podría hacer a Taichi venir volando a verlo.Cuándo llego a la fuente de agua, abrió la llave para llenar su par de cubetas. Unarroyo sonaba cerca, pero debido a las normas de sanidad, utilizarían únicamente paracocinar el agua de la fuente. Cuándo las cubetas se llenaron Sora tomo una en cadamano y comenzó a subir las escaleras. El peso de las cubetas le hizo sentir que susbrazos se desprenderían.Normalmente se les asignaba esta tarea a los chicos, mientras que a las chicas se lesasignaban tareas más fáciles (como cortar los vegetales o juntar leña). Como sea, aSora no le gustaban esas cosas. Ella normalmente nunca usaba una falda si podíaevitarlo, seguido negaba el ser una chica. Esos rasgos masculinos se reforzaron cuandoSora entro al equipo de soccer compuesto únicamente por chicos.Estaba comenzando a sudar, así que bajo las cubetas para secarse la frente con elbrazo. Su cabello comenzó a cubrirle los ojos, eso le molestaba, así que se quito susombrero para acomodarse el cabello dentro. Después de ponerse de nuevo elsombrero se animo así misma diciendo: "Vamos"Levanto las cubetas, y cuando estaba apunto de comenzar a subir de nuevo, vio aTaichi sobre ella, estaba durmiendo sobre la rama de un árbol cercano con los brazosdetrás de la cabeza"Taichi, ¿Qué haces ahí arriba?""Nada" respondió perezosamenteIncluso cuando ella dijo "Kenji te estaba buscando""Oh, ok" fue su respuesta
  • Dedujo que Taichi estaba escapando de sus tareas en el campamento, y que nada delo que le dijera sería de utilidad, así que decidió, preguntarle algo que le intrigabadesde que llegaron al campamento"Por cierto, no es visto a Hikari-chan por aquí" Ella había escuchado que estaba muyemocionada por el campamento"Si... Tenía fiebre""¿Un resfriado de verano?" Pregunto Sora de manera simpática"Supongo""Ya veo, que mal""Sí..." Taichi se sorprendió cuando se dio cuenta que algo blanco descendía lentamentefrente a sus ojos¿Qué es eso? Se pregunto Taichi extendiendo la mano, sintió un pequeño hormigueohelado en el dorso de la mano y después vio una pequeña gota de agua sobre su piel,Podría ser difícil de creer, pero era nieve."Hey, está nevando" Le dijo a Sora, pero ella ya se había dado cuenta, una ráfaga deviento había creado un pequeño remolino de copos de nieve detrás de Taichi, cosa quele llamo la atención."Parece que va a haber una ventisca" le grito Sora "démonos prisa y volvamos con losdemás""No puedo creerlo"Observando por la ventana del pequeño templo en que se había resguardado, sesusurro a si mismo Koushiro Izumi completamente asombrado mientras el olor de lamadera podrida le hacía cosquillas en la nariz."Debe ser por el extraño clima que hemos tenido recientemente"Resignándose al hecho de que no podría salir de ahí durante un tiempo, saco su laptopPinapple y la puso sobre su regazo, mientras esperaba que esta encendiera la conectocon su teléfono celular.El sistema operativo de su laptop comenzó a funcionar. Con una facilidad quedemostraba lo acostumbrado que estaba a ello, le dio doble clic al icono de suexplorador de Internet para entrar a un buscador que tenía marcado. Quería revisar elpronóstico del clima.
  • El sonido del modem, y después el de su celular llamando rápidamente, podíanescucharse en el silencio, de cualquier modo, el sonido que indicaba que estabaconectado a Internet no sonó."La tormenta debe estar interfiriendo con la recepción"Pero el no iba a darse por vencido aún, cuando estaba apunto de intentar conectarsede nuevo, la puerta corrediza del templo se abrió de golpe y dos niños entraroncorriendo con las cabezas cubiertas de nieve.Sin darse cuenta de lo que hacia, Koushiro se quedo viendo a los intrusos que habíanentrado sin tocar y caminaban por todo el piso con los zapatos puestos, por lo que élmás alto, y obviamente el mayor, de los chicos se disculpo."Perdona" era Yamato "¿Podemos quedarnos aquí mientras termina la ventisca?""No hay problema" respondió Koushiro un poco nervioso"Gracias" Dijo Yamato antes de darse la vuelta y comenzar a quitar la nieve que cubríala ropa y la gorra de Takeru.Mientras la ventisca continuaba cayendo sin señal de detenerse otros niños llegaron altemplo para protegerseEl mayor, llevando una banda de líder en el brazo, Jyou KidoLa compañera de clases de Koushiro, Mimi TachikawaSora TakenouchiY un chico conocido, Koushiro solo lo conocía debido a que estaban en el mismo club,ya que era un requisito de la escuela, Taichi Yagami.En ese momento ninguno de los niños hubiera imaginado que los 7 ahí reunidos, pronose verían envueltos en una larga, larga aventura.La tormenta gradualmente se detuvo.Cuando los niños salieron del templo, no pudieron esconder su asombro al ver como elverde campo estaba cubierto por una capa de nieve que se veía incompatible con elcielo azul del verano."¡Yay!" con un grito de alegría Takeru brinco a la nieve tomando un puñado con lasmano para hacer un pequeña bola "¡Hey, hermano, podemos tener una pelea de bolasde nieve!""Si... Eso parece" dijo Yamato amablemente mientras observaba a su lindo hermanomenor. Junto a él una voz interrumpió.
  • "¿Qué diablos esta pasando aquí?" pregunto Taichi. La pregunta no iba dirigida a nadieen particular. Taichi tenía el mal hábito de decir lo que estaba pensando.Sin darse cuenta, Jyou miro al cielo, y acomodando sus gafas explico: "Probablementehubo una ráfaga de viento helado que causo la nieve, quizás venía desde America""Hmm" dijo Mimi, sonando impresionada "Debes ser muy listo, Jyou-senpai""Oh, para nada" dijo Jyou con modestia, aun que en su rostro se vieron más de unapizca de orgullo. Viéndolo, Taichi decidió que no se llevarían bien. La piel de Jyou eramuy pálida, incluso siendo la mitad del verano. Debía estar tan cargado con la escuelaque jamás había ido a nadar a una piscina en ese verano."Como sea, Jyou" la razón de que Yamato no agregara un honorario al nombre de Jyouera porque creía que estaban en el mismo grado"¿Ya paso la ventisca?""Si, ¿vez que ya no hay nubes en el cielo? No importa que tan fría sea la temperatura,no se formara la nieve sin nubes, es sentido común" dijo Jyou de manera presuntuosa,antes de darse cuenta. "Ah... Um... No me refería a que ustedes no tuvieran sentidocomún. No se hagan una idea equivocada"Su excusa sonó débil, lo sabía. Viendo como Yamato fruncía el ceño, se dio cuenta quehabía echado las cosas a perder."Hey, por cierto" dijo Takeru que estaba a mitad de hacer un hombre de nieve. Dejode dar palmadas a la nieve para señalar al cielo "¿Qué es eso? No es una nube ¿o si?"Todos miraron arribaUna enorme cortina transparente, que brillaba como una burbuja, ondeabasuavemente sobre ellos"¿Es eso... Una aurora?" pregunto Sora, sus ojos se abrieron llenos de incredulidad"pero, ver una aurora desde Japón es..."De pronto algo increíble sucedió, un espectáculo que llamo la atención de todos. Justoen ese momento, algo dentro de la aurora brillaba, y no era solo uno, eran muchosCreyendo que estaba viendo cosas, Taichi parpadeo, las luces seguían ahí, pero ya noparpadeaban, brillaban más y más, fue entonces cuando Taichi se dio cuenta de queera porque se dirigían hacia ellos."¡Algo se acerca!"Sora y Yamato se dieron cuenta, "Son bolas de luz ¿Serán meteoritos?"
  • Incluso Mimi y Jyou, con su débil vista se dieron cuenta que estaban cada vez más ymás cerca. Eran 7 esferas de luz en total."¡Cuidado!"Todos se cubrieron, Yamato se lanzo hacia Takeru para protegerloBANG!La fuerza del impacto hizo que se levantara un pilar de nieve de más de 2 metros dealto. Uno podía imaginar la cantidad de poder que debían de tener para haber causadosemejante cosa. Afortunadamente, ninguno de los niños estaba herido."¡Que miedo!" Dijo Mimi en cuanto se puso de pie, de cualquier modo, su cara estabapálida, pero no tanto como la de Jyou quien estaba de pie a su lado. De hecho, apenasse veía impresionado ante la situación, como si todo hubiera sido un accidente"¿Qué son esas cosas?" Conducido por su curiosidad, Koushiro corrió a donde se habíalevantado el pilar de nieve. Los extraños objetos que cayeron del cielo, se habíanhundido en la tierra, creando grandes agujeros en la capa de nieve.Koushiro estaba a punto de meter la mano en el agujero cuando, con un grito"¡Hyah!", la quito rápidamente.Un rayo de luz tenue salió del agujero y después un objeto que flotaba, había 7 entotal"¿Que - qué es eso?" Taichi pregunto, su voz casi sonaba histérica.Los 7 objetos flotantes que emitían una suave luz volaron a las manos de cada uno delos niños"Esto es..."Era un aparato pequeño con una pantalla, parecido a un localizador. En su superficie sepodían ver partículas de luz que creaban una nube de color.Esas 7 cosas comenzaron a pitar furiosamenteEn ese instante la aurora sobre ellos comenzó a moverse de manera violenta, como sifuera una cortina sacudida por una ráfaga de viento"¿Serra por las ondas electromagnéticas?" murmuro para sí mismo Koushiro, pero elmismo sabía que era una hipótesis sin fundamentos
  • Los movimientos de la aurora se hicieron más violentos, como si fuese a desprendersey salir volando en cualquier momento. Entonces el cielo comenzó a brillarintensamenteAl mismo tiempo, algo imposible sucedióA pesar de que los niños estuvieran en lo alto de una montaña que se encontraba avarios metros sobre el nivel del mar. Una gran ola apareció frente a ellos, elevándosehacia el cielo. Se partió por el centro haciendo que el agua fluyera hacia dentro comosi fuese una cascada, y con un fuerte rugido, comenzó a succionar el aire alrededor. Lafría atmósfera no estaba siendo arrastrada hacia el fondo, si no, a algún lugar en ununiverso paraleloY después.."¡Aaaaaa!"Atrapados por un poder innegable, los 7 niños fueron arrastrados.