101 chistes del 2010
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

101 chistes del 2010

on

  • 2,124 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,124
Slideshare-icon Views on SlideShare
2,124
Embed Views
0

Actions

Likes
2
Downloads
90
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    101 chistes del 2010 101 chistes del 2010 Presentation Transcript

    • 101 Chistes del 2010
      • Iba una empanada manejando a toda velocidad cuando de repente choca y de inmediato llega la ambulancia diciendo: ¡Está mal, está mal! A lo que la empanada contesta: ¡No soy tamal, soy empanada!
      • Un francés quería ir a un safari y contrató a un guía mexicano y se fueron al safari. Estando en plena selva apareció un tigre, el mexicano corrió y el francés le gritó: ¡Esperra, esperra! Y el mexicano le responde: No, no es perra es, ¡tigre!
      • En la clase de Jaimito, la maestra les pide a los niños que se porten bien aquella tarde porque el director iría a visitar la clase. Les pide específicamente que no digan: "Maestra: ¿puedo ir al baño a orinar?" Sino que digan: "Maestra:¿ puedo ir a cortar una flor?" Pues se escucha más bonito y eso impresionaría al director. Llega la hora, y el director entra y se sienta, los niños empiezan a llamar a la maestra... Juanito "Maestra: ¿puedo ir a cortar una flor?", María: "¿Maestra: puedo ir a cortar una flor?" , Pablito "¿Maestra: puedo ir a cortar una flor?" y sale Jaimito: "Maestra, ¿me presta papel para limpiarme el florero?”
      • Un barco tenía un capitán muy valiente. Un día van a atacar un barco pirata, entonces, el capitán le dice a uno de sus soldados: ¡Tráigame mi camisa roja! El soldado se la lleva, y van a la batalla y ganan. Al otro día vienen dos barcos piratas y el capitán le vuelve a decir: ¡Tráigame mi camisa roja! Ese día vuelven a ganar, entonces, el soldado le pregunta al capitán: Capitán, ¿por qué cada vez que vamos a batalla, usted pide su camisa roja? Y el capitán le contesta: Porque si me llegan a herir, ustedes no se darían cuenta, y seguirían peleando. Al otro día vienen 10 barcos piratas, y el capitán le dice: ¡Tráigame mis pantalones marrones!
      • Había un señor que al salir de su casa para tomar el transporte público siempre le decía otro hombre: Adiós, cornudo. Y él no entendía nada, así pasaron 5, 6, 7 días y lo mismo. Entonces, el señor le dice a su esposa: Oye, sabes que todos los días un hombre me dice: "Adiós Cornudo". Y al siguiente día cuando salió de la casa el mismo hombre le dijo: ¡Encima de cornudo, chismoso!
      • En un partido de fútbol, mientras jugaban los 22 jugadores, el árbitro se da cuenta que hay un jugador que tiene el número de su camiseta de color rojo, al no entender por qué el color del número de ese jugador era distinto al de sus compañeros le pregunta: Oiga, ¿por qué su número es de color rojo y diferente al resto de su equipo? Y el jugador responde: Es que mi nombre es Domingo.
      • Un hombre llega a pedir trabajo en una farmacia o droguería, el administrador le dice: OK, le puedo dar el empleo pero si usted habla inglés. Claro, yo hablo inglés. Demuéstrelo y atienda a ese cliente que está entrando. Cliente: ¿Hay ampolletas? Solicitante: Welcome, mister Polletas, I'm Jorge.
      • Se están bañando dos atlantes en las regaderas del club, y Manolo dice: ¿Me podéis dar un poco de tu shampoo? Oye, pero si tú tienes el tuyo, ¿Acaso se te ha acabado? No, pero mira, el mío dice: "Para cabello seco", y yo ya me lo he mojado.
      • Un día un americano, un francés, y un venezolano discuten sobre la tecnología avanzada que había en cada uno de sus países, entonces el americano dice: En mi país tu pisas un botón, y puff, ya estás viendo la luna. Después llega el francés y dice: En mi país tu pisas un botón, y puff, ya estás viendo el planeta marte. Y por último llega el venezolano y dice: en mi país tu pisas una cáscara de banana, y puff, ya estás viendo las estrellas.
      • Un vaquero encuentra un indio acostado a la orilla del camino con la oreja pegada a tierra. Curioso por esta costumbre india le pregunta qué pasa. El indio le contesta; carreta grande, cuatro ruedas, cuatro caballos, carreta llevar hombre blanco, rifle en brazos, al lado hombre blanco, mujer bonita, pelo largo, mujer llevar niño recién nacido en brazos. El vaquero sorprendido le comenta: ¡Caramba!, yo había escuchado de la habilidad de los indios para detectar si vienen caballos o carretas con solo pegar el oído a tierra pero usted me ha sorprendido, ¿Cómo es que puede dar tantos detalles con solo pegar su oído a tierra? Es que, ¡Acaba de pasarme por encima!
      • Una vez Nadie, Ninguno y Tonto, fueron a buscar agua a un pozo, Ninguno se cayó al pozo, Nadie se quedó a ayudarlo, y Tonto fue a ver al oficial y le dijo: Mire, es que Ninguno se cayó y Nadie se quedó a ayudar. Entonces, el oficial le dijo: ¿Es usted, tonto o qué? Y tonto le dice: Sí oficial, ¿cómo adivinó?
      • Un hombre va a trabajar cuando le pregunta un atlante que estaba de paseo por su ciudad: Oiga, por favor, ¿Me podría decir que autobús tengo que tomar para ir al museo? Sí, aquí mismo, tome el número 48. A mediodía, nuestro hombre vuelve del trabajo para ir a comer y se encuentra al atlante que todavía está esperando en la parada del autobús. ¿Pero qué hace todavía aquí? ¿No le dije que tomara el 48? ¡Claro! Y ya han pasado cuarenta y tres autobuses.
      • Hay tres ingenieros en un auto, un ingeniero eléctrico, un ingeniero químico y un ingeniero de Microsoft. Repentinamente el auto justo se detiene al lado del camino y los tres ingenieros se miran preguntándose que podría estar mal. El ingeniero eléctrico sugiere desmantelar la parte electrónica del auto y tratar de localizar donde una falla podría haber ocurrido. El ingeniero químico, no sabiendo mucho acerca de autos, sugiere que tal vez el combustible se este volviendo emulsionado y este bloqueando alguna parte. Entonces, el ingeniero de Microsoft no teniendo mucho conocimiento acerca de nada aparece con una sugerencia. ¿Por qué no cerramos todas las ventanas, salimos, volvemos a entrar, abrimos las ventanas de nuevo y tal vez funcione?
      • Va una pareja por la calle y aparece un secuestrador que la dice a la mujer: ¡Deme la cartera o la degollo! Y dice la mujer: ¡Goyo! ¡Goyo! ¡La cartera!
      • Un ladrón le dice a su victima: -Esto es un asalto, ¡deme todo su dinero!- -¡Óigame usted no sabe con quien se esta metiendo!, ¡soy un político muy influyente!- -En ese caso, ¡devuélvame todo mi dinero!-
      • Como el juez prometió ser tolerante esta navidad le pregunta a un acusado: Hombre, ¿De qué se le acusa? De haber hecho mis compras navideñas con anticipación. Hombre, pero eso no es un delito, ¿Con cuanta anticipación las compró usted? Antes que abrieran la tienda.
      • Era un ladrón que estaba robando en una casa pero con tal mala suerte que llegaron los dueños de casa y lo vieron, entonces, el ladrón dice: Como ya me vieron, los voy a tener que matar, pero antes quiero saber sus nombres, y le pregunta a la muchacha su nombre y ella dice: Isabel. A ti no te puedo matar porque así se llama mi mamá. Luego le pregunta al muchacho y él le dice: Me llamo Juan, pero mis amigos me dicen Isabel.
      • Una señora va a la iglesia a confesarse y aprovecha de hablar con el cura y le dice: Padre tengo dos loritas que lo único que dicen es: ¡Somos prostitutas y queremos gozar! Me da una vergüenza cuando van visitas a mi casa y las loras lo único que dicen son esas palabrotas. El padre le dice: No se preocupe, tráigame a las dos loras que yo tengo dos loritos los cuales están muy bien educados, rezan y leen la Biblia, lo más probable es que los loros les enseñen cosas buenas. La señora le dice: Muy buena idea. Al otro día llega la señora con las loritas y el cura le dice: Démelas. Las metió en la jaula con los loros que estaban rezando y las loras diciendo, somos prostitutas y queremos gozar, en eso se levanta uno de los loros y le dice al hermano: ¡Deja esa Biblia y el rosario que nuestros rezos dieron resultados!
      • En un avión iban 4 personas, un político, un sacerdote, un jugador y un niño. Un motor del avión se estaba incendiando, entonces el capitán dice hay 4 paracaídas, uno para mí y los restos son suyos, entonces se lanza el político, y dice, yo soy el presidente más inteligente y veraz del mundo, entonces tengo derecho, y se tira. Luego el jugador de fútbol dice, yo agarraré otro, porque el mundo va a necesitar mis goles, entonces me toca agarrar otro, lo agarra y se tira. Entonces el sacerdote dice: ¿Cómo es eso que aún quedan dos paracaídas?, entonces le dice el niño: Es que el presidente más inteligente y veraz del mundo se tiró con mi mochila.
      • En un barco viaja un español y un inglés. El inglés se cae al agua y grita: ¡Help! ¡Help! ¡Help! Entonces dice el español: Gel no tengo, pero si quieres shampoo.
      • Entra un borracho a una cafetería y dice, celebrando, con voz balbuceante: ¡Feliz año nuevo! A lo que una dama le contesta: ¿Feliz año nuevo? ¿En pleno abril? Y dice el borracho: ¿Ya estamos en abril? ¡Ay, mi mujer me va a matar, nunca había llegado tan tarde!
      • Había una vez un chico que le quería decir cosas bonitas a su novia y fue donde su profesor de literatura y el profesor le dijo dile así tienes ojos de lucero tu boca es de cristal y te bajaron del cielo por un corte celestial y el chico fue corriendo donde su novia repitiendo lo que el profesor le había dicho y cuando llego donde su novia le dijo tienes ojos de becerro tu boca es de corral y te bajaron del cielo por bruta y animal.
      • Un policía le pregunta al ladrón: ¿Usted por qué le robó el reloj a la señora? Y el ladrón contesta: Yo no le robé ningún reloj, ella me lo dio. ¿En qué momento ella le dio el reloj? Y el ladrón responde: En el momento que le mostré la pistola.
      • Dos ladrones se paran frente a la vitrina de una joyería y empiezan a contemplar un hermoso collar de diamantes. Un ladrón le pregunta al otro: ¿Cuánto crees que nos darían por esa joya? El otro ladrón le responde: Pues, yo pienso de 5 a 8 años de cárcel.
      • Un señor va a la ferretería y le pregunta al vendedor: Buen día señor, quería saber si tiene serrucho. No. ¿Sierra? Mas o menos a las 8 de la noche.
      • Va un cura corriendo porque lo persigue un león de repente el cura se arrodilla y dice: Señor, te pido que este león se vuelva cristiano. El león se arrodilla y dice: Señor, bendice estos alimentos que voy a consumir.
      • Hillary Clinton después de fallecer fue al cielo y se encontró con San Pedro, y muy curiosa viendo los relojes en la pared le preguntó: ¿Para qué son todos esos relojes, Peter? Y él le contestó: Pues veras, cada uno de ellos es una persona que vivió en la tierra y cada vuelta de las manecillas son las mentiras que pronunció en su vida, por ejemplo: ¿Ves ese de allá? Sí, contesta ella. Pues, ese le perteneció a Abraham Lincoln y sólo dio una vuelta, eso quiere decir que pronunció una mentira en su vida. ¿Y aquel que esta allá? ¿De quién es?, pregunta Hillary. Y San Pedro le contesta: Ese fue de Teresa de Calcuta y nunca dio una sola vuelta. Entonces, muy entusiasmada Hillary pregunta: Y por casualidad, ¿No has visto el de mi esposo, Bill Clinton? Sí, contesta San Pedro, ese lo tiene Jesús en su oficina como abanico.
      • El vecino de un atlante estaba cortando el pasto cuando ve salir a su vecino que se dirige a mirar el buzón para las cartas, da un portazo y entra muy enojado a su casa. Al rato se repite la misma historia, sale el atlante, revisa el buzón de su correo, da un portazo y entra a la casa muy enojado. Al ver a su vecino tan molesto le pregunta: Manolo, ¿qué te pasa que estás tan enojado? Es que la computadora estúpida dice "tienes correo" y vengo a ver y no hay nada.
      • Hola, ¿Está Armando? No, todavía estoy en las instrucciones.
      • Va un abogado con su hijo a su hacienda ganadera. El hijo le pregunta al abogado: Papá, papá, todo lo que veo a mi alrededor es ganado. ¡No hijo, es robado!
      • Definiciones para las palabras tecnológicas que no entendemos: Megabyte: Mordidota en Inglés. Disco Duro: Cualquier disco de Heavy Metal. Zip: Lo contrario de nop. Ratón: Medida de tiempo breve "Te veo al ratón" Chip: Compañero de Dale. Quemador de CD's: Persona que gusta de poner el mismo CD una y otra vez. Inyección de Tinta: Lo que hacen los pulpos. No break: Prohibición de un tipo de baile ochentero. Fuera de Registro: Persona que no tiene acta de nacimiento o credencial de elector. Selección de Color: Equipo de partidos políticos. Tabloide: Pedazooide de Maderoide. Tamaño Oficio: Otra forma de decir "¡Que Chambota!" Foto Digital: Poner el dedo en el lente de la cámara. Mouse: Apellido de Mickey. Macromedia: Prenda para gorditas. Ilustrator: Primo de Terminator a quien le gusta dibujar.
      • Un venezolano y un argentino caminaban por una de las calles de New York, en esa calle construían un edificio de muchos pisos, mientras un obrero de la construcción colocaba una ventana en el piso 10 se le cayó de las manos, y justamente le cayó en la cabeza al argentino que venía pasando por la calle con el venezolano, el argentino se desplomó al instante, y el venezolano empezó a buscar la forma de reanimarlo, pero era imposible, la gente se aglomeró alrededor de los dos latinos, y el venezolano le decía: Che levántate, levántate, che. Un policía al ver que eran latinos le pregunta al venezolano: ¿Qué pasó aquí? El venezolano le responde: Yo iba con my friend (mi amigo) por la street (calle), y de repente del building (edificio) se desprendió una window (ventana), y le cayó a my friend (mi amigo) en la one under (cien), y desde hace rato no vuelve en yes (si).
      • Este era un día en que el señor presidente paseaba por la calle, cuando escucha una voz que dice: ¡Que se muera el presidente! Este mira desconcertado para todos lados y cuando ve un loro en la ventana de una casa decide tocar la puerta de ésta, al abrir la dueña de la vivienda, el presidente disgustado le dice que él pasará mañana y el loro no deberá decir eso. La señora preocupada, fue a casa del sacerdote y éste canjea con ella el loro, la señora se lleva el loro del sacerdote y el sacerdote se queda con el loro de ella. Al día siguiente pasa el presidente y observa que el loro no dice nada, éste enojado le dice al loro: ¿No vas a decir que se muera el presidente? Y el loro contesta: ¡Que Dios te oiga hijo mío, que Dios te oiga!
      • Un hombre ejecutivo destinado temporalmente en Paris por negocios, recibe una carta de su novia desde Chile La carta decía lo siguiente: Querido Alejandro: Ya no puedo continuar con esta relación. La distancia que nos separa es demasiado grande. Tengo que admitir que te he sido infiel diez veces desde que te fuiste y creo que ni tu ni yo nos merecemos esto, lo siento. Por favor devuélveme la foto que te envié. Con amor. María El hombre, muy herido, le pidió a todos sus compañeros de trabajo que le regalaran fotos de sus novias, hermanas, amigas, tías, primas, etc. Junto con la foto de María, incluyó todas esas otras fotos que había recolectado de sus amigos. Había 57 fotos en el sobre y una nota que decía: María, perdóname, pero no puedo recordar quien eres. Por favor, busca tu foto en el paquete y devuélveme el resto.
      • Había una vez un tipo tan tacaño, que estaba soñando que se estaba tomando un café y se despertó para no pagarlo.
      • Tres amigos están jugando póker, uno empieza a hablar sobre su mujer cuando iba a tener un hijo. Antes de tenerlo, estaba leyendo Blanca nieves y los 7 enanos y tuvo 7 niños y 1 una niña. La mía, dijo Jorge, estaba leyendo Peter Pan y tuvo un niño. ¡Caray!, dijo José, al hospital, rápido, mi esposa está leyendo los 101 dálmatas.
      • Dos caballeros que se movían muy deprisa en el interior de un Hipermercado con sus carritos de compras se chocan. Uno le dice al otro: - Perdóneme Usted; es que busco a mi señora. - ¡Que coincidencia, yo también!, Estoy ya desesperado. - Bueno tal vez le pueda ayudar. ¿Cómo es su señora? - Es alta, de pelo castaño claro, piernas bien torneadas, hermoso cuerpo, en fin muy bonita ... ¿y la suya? - Con esa descripción olvídese de la mía, vamos a buscar la suya.
      • Este era una vez un jugador tan malo, pero tan malo, que cuando metió un gol, en la repetición lo falló.
      • Erase una vez dos muchachos a los que les gustaba mucho jugar beisbol, entonces una tarde hablando, se preguntaban si en el cielo existiría un equipo de beisbol y se hicieron una promesa: "El primero de nosotros que muera, va a regresar a la tierra para decir si existe o no un equipo de beisbol en el cielo". Dos años después, uno de ellos muere y regresa a la tierra como había prometido y le dice a su amigo: Tengo una noticia buena y una mala. Y el amigo dice: ¿Cuál es la buena? A lo que el otro le contesta: Sí, hay un equipo de beisbol en el cielo. Y entonces, ¿Cuál es la mala? A lo que el muerto le contestó: ¡Que tú eres el pitcher la próxima semana!
      • En un carro iba una pareja de casados pero iban peleados, al pasar frente a una granja el novio vio unos cochinitos y le dijo a la mujer ¿Familiares tuyos? Y ella le contestó: ¡Sí, mis suegros!
      • Primer acto: Juan Díaz cae del noveno piso. Segundo acto: Pedro Díaz cae del noveno piso. Tercer acto: Roberto Díaz cae del noveno piso. ¿Cómo se llama la obra? Los Díaz pasan volando
      • Primer acto: Oscar Pérez roba un banco y se entrega. Segundo acto: Oscar González roba una joyería y se entrega. Tercer acto: Oscar López roba una joyería y se entrega. ¿Cómo se llama la obra? La entrega de los Oscar.
      • Se trata de 4 hombres que iban a subir un piano al piso 10. Ellos estaban muy cansados y uno de ellos dijo: Que vaya alguien a ver cuántos pisos nos faltan. El otro le dice: Ok, voy yo. El tipo sube y llega hasta el piso 10. Bueno, si subí 6 pisos es porque estamos en el piso 4. El tipo baja y le dice a sus compañeros: Les tengo dos malas noticias. Entonces, uno de los hombres le dice: Dinos una y la otra la dices cuando lleguemos. Ok, nos faltan 6 pisos para llegar. Los hombres ya bien cansados llegaron al piso 10 y uno le pregunta al otro: ¿Y cuál era la otra mala noticia? El tipo le contesta: Este no era el edificio.
      • Ring, ring, suena el teléfono a las cuatro de la mañana, al descolgar se oye una voz que pregunta: Aló, aló, ¿La familia Silva? Una voz dormilona contesta: ¡No tarado, la familia duerme!
      • Llega un paciente donde el dentista con molestia de una muela, es revisado de la misma y entonces le pregunta el paciente al dentista: ¿Voy a perder mi muela, doctor? Y el dentista le contesta: Eso no lo sé señor, yo se la voy a entregar en una bolsita, y si la pierde es problema suyo.
      • La secretaria, una chica moderna, entra en el despacho del director de la importante empresa donde trabaja y le dice: Un joven rubio, de ojos azules, de unos treinta años, tostado por el sol, ancho, fuerte y simpático, quiere hablarle a usted de algo que no recuerdo...
      • Un ladrón a la media noche se mete en una casa a robar. Entra por una ventana, y cuando está adentro en la oscuridad oye una voz que dice: ¡Jesús te está mirando! Entonces, el ladrón se asusta y se detiene. Luego como ve que no ocurre nada continúa. Y de nuevo la voz le dice: ¡Jesús te está mirando! El ladrón asustado prende la luz y ve que la voz venía de un loro que estaba en una jaula, y el ladrón le dice: ¡Ahhh que susto me diste! ¿Cómo te llamas lorito? Y el loro le responde: Me llamo Pedro. Pedro es un nombre extraño para un loro. Y el loro le contesta: Más extraño es el nombre Jesús para un Doberman .
      • El jefe llama al empleado más holgazán para regañarlo, y le dice: ¡Ya me enteré que ha estado haciendo apuestas en la oficina! A lo que el empleado le responde: ¡Le apuesto 100 pesos a que no es cierto!
      • El jefe comenta a su empleado: ¡Hace 17 años que estoy casado!, y todavía quiero a la misma mujer, ¿No es maravilloso? ¡Ojalá que su mujer no se entere nunca!
      • Estaban formados los soldados y en eso el general le pregunta a un soldado: Soldado Maclovio, ¿Para usted qué es la patria? Para mí la patria es como si fuera mi madre, general. Muy bien muchachito, muy bien. Soldado Cornelio, ¿Y para usted qué es la patria? El soldado Cornelio se queda pensando y dice: Para mí es como si fuera mi tía, general. ¿Y por qué? Porque aquí, el soldado Maclovio es mi primo.
      • ¿Qué le dice un semáforo a otro semáforo? No me mires que me estoy cambiando.
      • Entran 2 chicos al aula, y la maestra le dice a uno de ellos: Alumno, ¿por qué llegó tarde? Es que estaba soñando que viajaba por todas partes, conocí tantos países, y me desperté un poco tarde. ¿Y usted, alumno? ¡Yo fui al aeropuerto a recibirlo!
      • Dos amigos, Luis y Juan se fueron en un viaje de camping. Luego de una buena comida y una botella de vino se despidieron, se acostaron y se fueron a dormir. Algunas horas más tarde, Luis se despertó y codeó a su fiel amigo: Juan, mira el cielo y dime qué ves. Juan contestó: Veo millones y millones de estrellas. Y eso, ¿Qué te dice? Juan pensó por un minuto y dijo: Astronómicamente, me dice que hay millones de galaxias y potencialmente billones de planetas, astrológicamente, veo que Saturno está en leo, cronológicamente, deduzco que son aproximadamente las tres y diez; Teológicamente, puedo ver que Dios es todopoderoso y que somos pequeños e insignificantes y, meteorológicamente, sospecho que tendremos un hermoso día mañana. ¿Y a ti qué te dice? Juan calló por un minuto y luego dijo: Eres un tonto, ¡Alguien nos robó la carpa!
      • Erase una vez que Pepito se puso a vender huevos dentro de una iglesia: ¡Huevos, huevos, a 10 pesos cada uno! Y el padre muy molesto grita: ¡Saquen a ese niño de los huevos! Y Pepito asustado le dice: ¡Padre, mejor de la orejita!
      • Llama el general al sargento por teléfono a las 3.00 de la mañana y contesta un soldado: ¡Aló!, dice el soldado. Deme al sargento y apúrese. Lo siento señor, el sargento está durmiendo y no quiere que lo molesten, llame mañana. ¡Mira incompetente, pásame al sargento ahora mismo!, le contesta el general. ¿Es usted duro o qué?, le dije que el sargento está durmiendo y no quiere que lo molesten, llame mañana, le grita el soldado. Señor, ¿Usted sabe quien soy yo?, le grita el general. No sé y no me interesa, le grita el soldado. ¿Y usted sabe, quién soy yo?, le pregunta el soldado: ¡No!, le responde el general. ¡Ah, que bueno!, y le colgó.
      • El profesor repartiendo las notas: Luisito un diez. Pedrito un ocho. Juanito un seis. Jaimito un cero. Oiga profesor, ¿Y por qué a mí un cero? Porque has copiado el examen de Pedrito. ¿Y usted cómo lo sabe? Porque las cuatro primeras preguntas, están iguales, y en la última pregunta Pedrito respondió: "Esa, no me la sé" y tu has puesto: "Yo tampoco".
      • Un cirujano muy conocido, cobra mucho sus visitas, sobre todo a las personas acomodadas. Cierto día pidió 40.000 euros a un acaudalado banquero por una delicada operación que tenía que efectuarle. El paciente encontró el precio exagerado. Eso tiene fácil arreglo, replicó el cirujano, puede usted ir a uno de mis colegas, el doctor Pérez, por ejemplo, a éste sólo tendrá que pagarle la mitad, o quizás menos de la mitad, es decir, usted o sus herederos.
      • No es lo mismo bañarse paulatinamente que, Paulina se baña en la tina.
      • -¡Mamá!, ¡mamá!, en el colegio me dicen: "jabón en polvo" -No te preocupes, Ariel.
      • Esta es una pareja que cuando se pelean se escriben por papel. El esposo le escribe a su esposa, "dame la cena" y ella le escribe "ya está". Cuando se acuestan él le escribe "despiérteme a las 7:00" y ella le escribe "está bien". Pasa la noche y él se despierta y cuando ve son las 11:00 y encuentra al lado de él un papel que dice "son las 7:00, despiértate".
      • En el bautizo de un bebe el cura muy disconforme le dice a los padres: - ¡NO, NO, NOOO hijos...No pueden ponerle Batman al niño! - Bueno padrecito, entonces... ¿Superman? - Tampoco, ¡caramba! Deben ponerle un nombre de pila. - Ya está. Entonces se llamará, Duracel.
      • Llega el hijo después de jugar un partido de fútbol a su casa y le dice a su padre: Papá, me jugué el mejor partido de mi vida, hice 3 goles. Y le pregunta el papá: Y mijo, ¿a cuánto quedaron? ¡Perdimos 2-1!
      • Un niño y su padre están mirando atletismo por la tele y el hijo le pregunta: ¿Por qué corren estos hombres, papá? Porque al primero le dan un premio, le responde el padre. Y el niño dice: ¿Y los demás por qué corren?
      • Están tres náufragos solos en una isla desierta y se encuentran una lámpara maravillosa. El genio les dice que les va a conceder un deseo a cada uno. El primero dice: Deseo irme con mi familia y amigos. Y se lo concede. El segundo dice: Deseo irme con mi familia y amigos. Y se le concede. El tercero, al ver que se había quedado solo dice: Deseo que mis amigos regresen.
      • Primer acto: Sale el diablo jugando football . Segundo acto: Sale el diablo jugando basketball. Tercer acto: Sale el diablo jugando baseball . ¿Cómo se llama la obra? Juegos diabólicos.
      • ¿Cómo se dice Hospital en Japonés? Otikuro otimato
      • Un hombre entra a la ferretería y pregunta: -"Señor, ¿tiene clavos?" -"No, no tengo, responde el vendedor" -"¿Y pintura?" -"La verdad es que tampoco tengo." -"¿Y un serrucho?" -"Mire señor, para serle franco, no tenemos nada." Molesto, el cliente le reclama: -"Bueno, ¿y entonces por qué no cierra?" -"¡Porque no tengo candados!"
      • Estaba un señor vendiendo empanadas y decía: ¡Empanadas, empanadas, empanaditas! Y un hombre le pregunta: ¿Cuánto cuestan las empanadas? Y le dice: Las empanadas cuestan un peso. ¿Y las empanaditas? Un pesito.
      • Una vez un marinero fue donde su capitán muy asustado gritando: ¡Capitán, capitán, nos hundimos! El capitán le contesta: No chico, es que éste es un submarino.
      • Estaba el presidente del país y le dice a todos sus habitantes: Ciudadanos, les tengo una buena y mala noticia. ¿Cuál es la buena? Que nuestras deudas con el extranjero han sido saldadas. ¿Y la mala? Que tenemos 72 horas para abandonar el país.
      • Se encuentra una persona que habla Inglés y dos amigos que hablan Español. La conversación empieza así:
      • ¿Do you speak English?
      • ¿Cómo dice usted?
      • ¿Do you speak English?
      • No entiendo.
      • Le pregunto si usted habla Inglés?
      • ¡Ah, sí, perfectamente!
      • ¿En qué se parecen las mujeres a los huracanes? En que llegan fuertes y salvajes y se van con tu carro y tu casa.
      • Una mujer llega a casa y se encuentra al marido con un matamoscas en la mano ¿Qué haces ? El contesta: matando moscas ¿ y has matado alguna? Sí, ¡3 machos y 2 hembras! Intrigada ella le pregunta: ¿Cómo sabes si son machos o hembras? El contesta: ¡3 estaban en el vaso de cerveza y 2 en el teléfono!
      • En la prueba de los 50 metros de estilo libre en natación de Para-Olímpicos destacan 3 nadadores; el inglés sin brazos, el griego sin piernas, y el español sin brazos ni piernas. Dan la salida y el español se hunde. Pasa un minuto y deciden sacarle y medio ahogado dice: ¡Joder, un año entrenando con las orejas, y me ponen gorro!
      • El dentista le dice al paciente: ¡Joder! Tiene usted la caries más grande que he visto en mi vida, la caries más grande que he visto en mi vida, la caries más grande que he visto en mi vida. Bueno, bueno, no tiene por qué repetirlo tanto. No lo he repetido, ¡Es el eco!
      • ¿Alo? Habla Dora. ¿Habladora? ¡Habladora tu hermana!
    • Un día, Pepe le preguntó a su padre: Papá, ¿dónde está la tarjeta Visa? Pues mira hijo, me la han robado. Pero papá, si ya hace cinco meses, y no lo has denunciado. Pues mira hijo, he estado sacando cuentas y me conviene más que la tenga el ladrón a que la tenga tu madre.
      • ¿Qué le compraste a tu mujer en estas fiestas? Un collar espectacular, ¿y vos? No, yo todavía la dejo suelta.
      • Estaba una señora de puerta en puerta, y entonces se le acerca un señor y le pregunta: “¿Quiere usted ser testigo de Jehová?” A lo que el señor le responde: “¡No, yo no vi cuando atropellaron a ese señor!”.
      • El jefe, enfadado le dice a la secretaria: -¿Es que no oye el teléfono señorita? ¿Por qué no contesta? -¿Para qué, si todas las llamadas son para usted?
      • Estando yo en el quinto piso de un edificio, decidí tomar el ascensor para ir a la planta baja. Conmigo entraron dos secretarias y una de ellas preguntó: ¿Cuál botón aprieto? A lo que la otra contestó: Pues, el que dice pb, ¿No ves que vamos pa' bajo?
      • En un vuelo Caracas-Miami, después de un suave despegue y cuando el avión había alcanzado una altitud confortable, el capitán hace un anuncio por el intercomunicador: Damas y caballeros, les habla su capitán. Bienvenidos al vuelo 293, directo de Caracas a Miami. Las condiciones climáticas son muy buenas y por lo tanto esperamos un tranquilo y agradable vuelo. Ahora recuéstense y relájense. ¡Oh, por Dios! Seguido de un largo silencio y después de unos cuantos minutos, el capitán vuelve a decir por el intercomunicador: Damas y caballeros, discúlpenme si los asusté, pero mientras les hablaba, una aeromoza derramó una taza de café caliente en mis piernas, deberían ver la parte delantera de mis pantalones. Entonces, uno de los pasajeros dice: ¡Eso no es nada, usted debería ver la parte de atrás de los míos!
      • Se encuentra un avión con destino a Miami, entonces están los pasajeros en el avión y dice la azafata: Buenos días queridos pasajeros, por favor abróchense los cinturones que el avión va a despegar. Al rato, la azafata otra vez: Buenos días queridos pasajeros, para los de primera clase tenemos camarones, para los de segunda clase, frijoles con agua panela. Después otra vez la azafata dice: Buenos días queridos pasajeros, para los de primera clase hay whiskey, para los de segunda, agua panela con limón. Y después la azafata dice: Queridos pasajeros el avión tiene fallas mecánicas, para la primera clase salen las máscaras de oxigeno y los chalecos salvavidas, para los de segunda clase, muchas gracias por haber viajado con nosotros.
      • El jefe ordena a su secretaria escribir una nota, citando a reunión con todo el personal, para el próximo viernes. La secretaria no muy experta en ortografía, pregunta a su jefe: ¿Cómo se escribe viernes, con v o b? El jefe responde: ¡Cambie la reunión para el lunes!
      • ¿Por qué los atlantes ponen cubos de hielo sobre el televisor? Para tener noticias frescas.
      • Un atlante se encuentra con un amigo -Pepe -¿Qué pasa Manolo? -Yo he hecho un rompecabezas en tiempo record -¿De cuantas piezas lo has armado? -250 -¿Y cuanto tiempo demoraste? -11 meses - ¡Pero 11 meses no es tiempo record! -Bueno pues en la caja decía de 1 a 3 años
      • ¿Cuál es la diferencia entre una novia, una amante y una esposa? Que la novia te dice “¡ay, que dulce!”, la amante dice “¡ay, que vigor!”, y la esposa dice “hay que pagar la luz, hay que pagar el teléfono, hay que pagar el cable...”
      • Se murió un experto en programación y automatización de sistemas. Llevaba una vida ejemplar, pero no creía en Dios, por tanto lo mandaron al infierno. Era muy bueno programando y en poco tiempo arregló todos los desperfectos en el infierno, dejando todo que funcionara en forma automática, sin tener que resetear (apagar y prender) los equipos. Instaló acondicionadores en las oficinas, cafeteras automáticas, sistema multicanal de TV en todos los departamentos y puso a funcionar muchos otros servicios. Dios al enterarse de todo esto lo quiso transferir al paraíso, pero el Diablo se opuso. Dios se molestó y le dijo: ¡Te voy a demandar! Sí, como no, dijo el Diablo con sarcasmo. ¿Y dónde encontrarás un buen abogado, si en el paraíso no hay ninguno?
      • Esta era una vez un niño que se llama Jesús y su mamá lo mandó a comprar un kilo de azúcar. El niño le preguntó que dónde era la tienda, y la mamá le respondió: Donde veas que entra mucha gente ahí es la tienda. Cuando el niño va por la calle, sonaron las campanas llamando a misa y mucha gente entra a la iglesia, el niño pensando que era la tienda, entra y estando ahí el padre preguntó: ¿A qué vino Jesús a la tierra? Y el niño respondió: A comprar un kilo de azúcar.
    • Había una vez un niño que le gustaban tanto, pero tanto los videos juegos que se cambió el nombre a Fliper y entonces, un día va por la calle, y lo atropellan y la mamá le dice: ¡Hijo, hijo, dime algo! Y él le responde: GAME OVER.
      • Un hombre va por la carretera conduciendo y de repente lo detiene la policía: Buenos días Señor, lo hemos estado vigilando desde que pasó el último pueblo, y hemos observado que respeta todas las normas, se detiene en todos los semáforos, y conduce correctamente. Tráfico ha puesto un premio al mejor conductor y se lo vamos a dar a usted. No, pero si yo no tengo licencia de conducir, dice el conductor. A lo que responde su mujer: No le haga caso, que está bebido. Y la suegra comenta: No, si ya sabía yo que con un coche robado, no íbamos a llegar muy lejos.
      • Un codicioso estaba hablando con Dios y le pregunta: Dios, ¿cuánto es para ti un segundo? Y Dios le contesta: Mil años. ¿Y un centavo? Mil pesos. Luego el codicioso le responde: Entonces, regálame un centavo. ¡Espérame un segundo!
      • Llega un niño de la escuela, va con su papá y le dice: Papá, hoy en la escuela escribí como 3.597 hojas. Y el papá le contesta: ¡Ay hijo, te he dicho 1.756.934 veces que no seas tan exagerado!
      • Sube el telón, Leonardo Di Caprio escapando de una cárcel, baja el telón. Sube el telón, Jennifer López escapando de una cárcel, baja el telón. Sube el telón, Ricky Martin escapando de una cárcel, baja el telón. ¿Cómo se llama la obra? Estrella Fugaces.
      • Un señor va a un bar y le dice al camarero: Un café solo por favor. Y el camarero dice: ¡Todo el mundo fuera!
      • ¿Cuál es el colmo de un pirata? Que su novia le regale un disco original.
      • Una señorita despierta después de una operación, y ve a un señor a su lado derecho y le pregunta: Señor médico, por lo visto todo salió muy bien en la operación. Y el médico le responde: A ver, primero que todo yo no soy su médico, soy San Pedro, y segundo esto no es un hospital, es el cielo.
      • Era un tipo tan tonto, tan tonto, que lo mandaron a Colombia por coca y trajo Pepsi.
      • -¿Buenas tardes, señorita, está el doctor?
      • -No, atiende de tres a cinco.
      • -Bueno, voy a buscar cuatro más y vuelvo.
      • En una escuela la profesora se dirige a un alumno:
      • A ver Juanito, la frase "yo busco novio", ¿qué tiempo es?
      • Tiempo perdido, señorita.
      • Se escapan dos locos de una clínica psiquiátrica. En su huida llegan a una estación de tren y suben al tren contentos de su buena suerte; Resulta que aquel tren llevaba una compañía de marina de maniobras y al ver tanto marino le dice uno a otro:
      • -Oye loco, esto no es un tren, ¡esto es un barco!.-
      • El otro dice:
      • -Vamos a tirarnos al agua antes de que zarpe.-
      • Y se tira. El que está aún en el tren le pregunta:
      • -¿Cómo está el agua?-
      • Y contesta el otro desde el suelo del anden:
      • -¡Tírate por el otro lado que por aquí hay muchas rocas!-