Educación patrimonial, identidad y calidad educativa

4,383
-1

Published on

Educación patrimonial como promotora del desarrollo de la identidad y potenciadora de la calidad educativa

Published in: Education, Technology
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
4,383
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
90
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Educación patrimonial, identidad y calidad educativa

  1. 1. Notas para una aproximación a la educación patrimonial como creadora de identidad y promotora de la calidad educativa Valentina Cantón Arjona (México) Orlando José González Sáez (Cuba) La memoria es la base de la personalidad individual, así como la tradición es la base de la personalidad colectiva de un pueblo. Vivimos en y por el recuerdo, y nuestra vida espiritual no es en el fondo sino el esfuerzo que hacemos para que nuestros recuerdos se perpetúen y se vuelvan esperanza, para que nuestro pasado se vuelva futuro. miguel de unamuno1 www.artesdellibro.com En este texto, elaborado en colaboración en el marco del proyecto de Patrimonio de la Red de Escuelas Asociadas de la UNESCO (RedPEA/UNESCO), los autores abordan el tema de la identidad como elemento central de la educación patrimonial y como detonador del sentido de pertenencia y de las competencias relacionadas con la apro- piación cultural. Considerar estos elementos y estas competencias es indispensable para elevar la calidad educativa. Los incunables americanos forman parte de la Memoria del Mundo. La identidad como horizonte por alcanzar tos. La identidad de un objeto o sujeto se define, pues, a partir del conjunto de sus atributos. Identidad es aquello que puede afirmarse de un Al mismo tiempo que un objeto o sujeto es objeto o sujeto para definir lo que es, lo que no algo dado, es también objeto o sujeto en cons- es y lo que lo diferencia de otros objetos o suje- trucción permanente. Para saber lo que un ob- jeto o sujeto es debemos apelar a su historia y 1 Citado por Federico Mayor, “El Patrimonio, memoria del entender tanto su momento presente como las porvenir.” Correo de la unesco, septiembre de 1997, pp. 42-43. causas que lo determinaron. Entonces, podremos correo del maestro núm. 161 octubre 2009 39
  2. 2. Certidumbres e incertidumbres colegiodefilosofia.unam.mx El campus central de Ciudad Universitaria de la Universidad Nacional Autónoma de México (unam) fue nombrado por la unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad. prever cuáles serán las circunstancias en las que junto de imágenes y significados que un sujeto ese objeto o sujeto puede seguir siendo lo que es, posee y le permiten ser y estar en el mundo con y aquellas en las que puede cambiar. los demás. Es, a diferencia de la identidad física La identidad denota, pues, pasado, presente (características físicas y genéticas), resultado de y futuro, y dinamiza las posibilidades de reali- un proceso en permanente construcción desde zación de la condición humana al movilizar a el nacimiento hasta la muerte. cada individuo y a cada pueblo a nutrirse de su A partir de la identidad podemos reconocer pasado, acoger los aportes externos compatibles que lo individual y lo colectivo son intrínseca- con su idiosincrasia y continuar el proceso de su mente lo mismo, y que no son sino presentacio- propia creación. nes diferentes de una misma cosa. Y justamente En sentido psicológico, la identidad se refiere en la diferencia de estas presentaciones se ex- a lo que cada individuo reconoce de sí mismo presa la particularidad del individuo y su dife- como propio, como idéntico a sí, es decir, lo que rencia respecto a los otros. hablando de sí, lo hace diferente y diferenciable de los demás. En este sentido, la identidad es indispensable para el reconocimiento de la alte- Identidad y sentido de pertenencia ridad y el autorreconocimiento del sujeto como un ser individual entre los otros. En sentido sociológico, el concepto identidad La identidad psicológica (características emo- apela, de manera general, al conjunto de caracte- cionales, afectivas, cognitivas y psicosociales de rísticas que definen a un grupo o a una sociedad, un individuo) se construye a partir de la relación y a partir de ellas ese grupo o sociedad se recono- con los otros, y podemos definirla como el con- ce como diferente de otros grupos o sociedades. 40 correo del maestro núm. 161 octubre 2009
  3. 3. Notas para una aproximación a la educación patrimonial… Este concepto se amplía cuando el conjunto Foto: Juan Gonzalez. www.flickr.com de características de ese grupo o sociedad se refiere a sus creencias, valores, costumbres, tra- diciones y formas de relación entre sus miem- bros, así como a sus producciones materiales e inmateriales. Esta acepción de identidad es identidad cultural. La identidad cultural se expresa en todas las manifestaciones de la vida cotidiana, como las prácticas culinarias, los mobiliarios domés- ticos o la vestimenta; así como en las variantes lingüísticas, la idiosincrasia o las relaciones in- trafamiliares y sociales. Se consolida en las cos- tumbres, las tradiciones, las leyendas y el fol- klore, y se renueva y enriquece a través de las producciones filosóficas, artísticas, científicas, técnicas, educativas, espirituales, ideológicas y políticas. Las construcciones de la Vieja Habana, en Cuba, son Patrimonio de Al ser un elemento indispensable para alcan- la Humanidad. zar niveles superiores en la formación de la nacionalidad, la identidad se traduce como un sistema de valores que parte del autorrecono- tidad nos habla de los atributos, las capacidades cimiento de las aspiraciones y los horizontes y habilidades de un sujeto y de las características de la sociedad que la sustenta. De lo anterior, del grupo, sociedad o cultura a la que pertenece, se infiere que la identidad actúa también como también nos dice cómo, a través de su acción, factor de eticidad capaz de poner en consonan- dicho sujeto reconoce, acepta y se apropia de lo cia al individuo con el medio social en el que que le rodea para enriquecerlo y transformarlo. se desenvuelve, favoreciendo tanto la formación La identidad es, pues, la expresión de una praxis de importantes rasgos de su personalidad co- mediante la cual se realiza la pertenencia. mo de sus competencias éticas y ciudadanas. La identidad nos habla del sujeto en su tiem- po, espacio y circunstancia histórica. Nos refiere Identidad cultural y patrimonio a su trama básica, a la red de significaciones en las que se constituye y que lo constituyen. De Uno de los pilares que sustenta la identidad de ahí que de la noción de identidad de derive la un país o región es la relación que las personas de sentido de pertenencia. mantienen con su patrimonio local. Esto posi- La especificidad de la constitución identi- bilita la formación de ciudadanos conscientes taria de cada sujeto sólo se expresa a plenitud a de los valores de su patria chica y afianza el sen- través de sus actos libres, soberanos y ajenos tido de pertenencia a la comunidad. Hay, pues, a cualquier dictado o mandato proveniente de consenso respecto a que, en principio, la identi- cualquier tipo de dominación (sea ésta ideológi- dad cultural se produce a través del patrimonio ca, religiosa o política). Por eso, si bien la iden- y como una consecuencia de él. Veamos. correo del maestro núm. 161 octubre 2009 41
  4. 4. Certidumbres e incertidumbres www.ymipollo.com Fiesta del Día de Muertos en México, Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad. Patrimonio proviene del latín patrimonium Si bien la acción de legar nos parece más cer- (de pater: padre, y patrius: paternal, del padre) cana y ha sido más estudiada por ser el modo a que significa “bienes que se poseen de los pa- partir del cual se produce la cultura, la acción de dres”. Es, en estricto sentido, lo que los hijos recibir ha sido menos interrogada. heredan de sus padres. Interrogantes útiles pueden ser: ¿Cómo un su- El patrimonio cultural es el conjunto de bie- jeto recibe y acepta un legado que contiene ele- nes históricos y culturales, materiales e inma- mentos constitutivos de su identidad cultural? teriales, que se reconocen como propios y que ¿Cómo y en qué condiciones, un sujeto es capaz son susceptibles de ser heredados o transmiti- de relacionarse con lo que proviene de su cul- dos de una generación a otra. tura, “del padre”? ¿Qué hace que un sujeto de- Siendo el patrimonio herencia, legado, se re- sarrolle hacia su legado sentido de pertenencia y quiere, para que se realice como tal, la acepta- compromiso de conservación, enriquecimiento ción consciente y voluntaria de quien lo recibe. y, de nuevo, transmisión? Sin dicha aceptación, el legatario es incapaz de Es evidente que una acción tan compleja reconocer su herencia como un cuerpo integra- do de bienes que le pertenece. Mientras que, al como la de recibir no es sólo resultado del ins- aceptarlo, reconoce en dichos bienes elementos tinto de supervivencia y preservación de la constitutivos, signos y señas, de su identidad. especie; para ser autónoma y consciente debe La acción patrimonial depende entonces de ser, necesariamente, resultado de una intención dos acciones conscientes y voluntarias, sobera- educativa. Debemos ir al campo de la educación nas: dar y recibir. “Patrimoniar” es, en su sig- para encontrar –y en su defecto construir– res- nificación plena: saber dar y saber recibir. puestas para esas preguntas. 42 correo del maestro núm. 161 octubre 2009
  5. 5. Notas para una aproximación a la educación patrimonial… La educación patrimonial y sus finalidades www.wikipedia.org La educación es el proceso mediante el cual una generación transmite a otra más joven su rique- za material, cultural y espiritual, y sus formas de relación con los bienes de la naturaleza. Al educar cumplimos nuestro compromiso activo con la memoria y con la historia La escuela –espacio de socialización de los saberes y agente que dinamiza la formación de valores en las nuevas generaciones– es la insti- tución idónea para conformar la identidad a partir del conocimiento y aprecio del patrimo- nio de cada comunidad. La educación patrimonial es un campo de la educación cuyo objeto de estudio es el patri- monio. Es una acción educativa organizada y sistemática dirigida a la formación de sujetos a partir del reconocimiento y la apropiación La Gran Muralla China, antigua fortificación ordenada por el de su patrimonio cultural, histórico y ético- emperador Qin, es Patrimonio de la Humanidad. espiritual. Es decir, a partir del reconocimiento de su particularidad como individuos y como por la legalidad; el aprecio por la diversidad, la comunidad, y de la comprensión plena, subje- participación y la democracia, y la resolución tiva y emancipatoria de su cultura –entendida pacífica de conflictos. De estas competencias se ésta como un complejo sistema de valores, derivan las competencias patrimoniales que son creencias, tradiciones, costumbres y horizontes las siguientes: utópicos constitutivo y constituyente de bienes materiales y espirituales únicos, irrepetibles e a) Aceptación y apropiación subjetiva y obje- históricamente determinados.2 tiva de los bienes patrimoniales recibidos. La educación patrimonial no se ocupa sólo b) Conocimiento, comprensión histórica y dis- del conocimiento de los bienes patrimoniales, frute de los bienes patrimoniales. Y, sino también, y principalmente, de la formación de los individuos y las sociedades buscando de- c) Conservación, preservación, atesoramiento y sarrollar la capacidad y el disfrute de reflejarse difusión –con vías a la transmisión genera- en dichos bienes. cional– de los bienes patrimoniales. Mediante la educación patrimonial se pro- mueven y desarrollan competencias como el sentido de identidad y de pertenencia; el respeto La educación patrimonial promueve la calidad educativa 2 Valentina Cantón Arjona, “La educación patrimonial como estrategia para la formación ciudadana”, Correo del Maestro, Reconocemos que aprender no es recibir infor- núm. 154, año 13, marzo de 2009, pp. 31-38. mación, sino elaborar conocimientos. Y para que correo del maestro núm. 161 octubre 2009 43
  6. 6. Certidumbres e incertidumbres los aprendizajes sean significativos tienen que proyectos orientados al conocimiento, con- ser culturalmente pertinentes. El desarrollo cog- servación, atesoramiento y transmisión de los nitivo de las personas se define a partir del bienes patrimoniales. Por último, contexto sociocultural en que se desenvuelven, • El desarrollo de la creatividad y la innova- de modo que si se busca mayor eficiencia y ca- ción en la organización escolar y en las for- lidad en la educación, no queda más que con- mas de convivencia entre alumnos, maestros siderar al patrimonio como un punto de partida y padres para el cabal logro de los proyectos de los aprendizajes escolares. mencionados. Al propiciar el desarrollo de conocimientos, habilidades y actitudes socialmente pertinen- Lo anterior, se resume en el esquema de la tes (competencias), la educación patrimonial página siguiente. coadyuva a la calidad educativa, lo que justifica su reivindicación como campo de lo educativo no sólo en lo que ser refiere al objeto y concep- Conclusiones tos derivados, sino y esencialmente, en lo que se refiere a la práctica. La noción de patrimonio es universal, compar- La educación patrimonial apunta hacia la ele- tida por toda la humanidad en distintos mo- vación de la calidad educativa pues promueve: mentos de su evolución y está presente en todas las culturas. Es una idea que atraviesa la histo- • El desarrollo de competencias éticas y ciuda- ria y todas las formaciones sociales. Si bien la danas –como el autoconocimiento, la identi- naturaleza de los bienes o las formas de trans- dad y el sentido de pertenencia– que facilitan misión puede variar, no ha variado ni variará la la integración y promueven el compromiso necesidad característicamente humana de tras- con la comunidad, pues son indispensables cender en los otros, necesidad última en la que para aprender a ser, conocer, convivir y hacer. se funda –es su inspirador ético– la educación • El desarrollo de acciones a partir de las cuales patrimonial. se genera tanto un acercamiento entre la es- Tomar conciencia de esta necesidad de tras- cuela y la comunidad, como entre el pasado, cendencia, y de su concreción en la creación, el presente y/o el futuro compartido por sus conservación y transmisión de nuestros bienes, miembros. tanto materiales como culturales, es una tarea educativa aún en ciernes; por lo que se requiere • La definición, el diseño y la implantación un gran esfuerzo de creatividad e imaginación de estrategias curriculares longitudinales y y de una política educativa afirmativa e inten- transversales y, consecuentemente, la bús- cionada que la proteja. De ahí que espacios es- queda de soluciones que articulen la prác- colares como las escuelas de la Red de Escuelas tica docente de los distintos grados y niveles Asociadas a la unesco (Red pea) sean llamados educativos. a su realización. En ellas, se demuestra en la • El diseño y desarrollo de estrategias didác- práctica la necesidad y el compromiso de los di- ticas novedosas que, apoyadas en el recono- rectivos y maestros de conocer y estudiar el rico cimiento de la realidad circundante, pueden patrimonio tangible e intangible que poseen ser punto de partida para la generación de nuestras comunidades. Todos somos conscientes 44 correo del maestro núm. 161 octubre 2009
  7. 7. Notas para una aproximación a la educación patrimonial… Identidad y Patrimonio Educación patrimonial Potencialidades educativas Enseñar a partir del patrimonio facilita la formación de un pensamiento lógico, genera gusto estético, propicia la valoración de significados, estrecha las relaciones educando-comunidad, que incluye, a su vez, la interacción con el medio ambiente y su contexto socio-cultural, propicia placer y el desarrollo de capacidades cognitivas, la solidaridad grupal, dignidad personal, la autorregulación y la identidad cultural; todo lo que lleva a la formación de hombres y mujeres dignos de la nueva época, cuyo centro es la cultura. Calidad educativa Promover la formación básica e integral de los alumnos, sobre la base de una cultura general, que le permita estar plenamente identificado con su nacionalidad, su historia e identidad. Conocer y entender su pasado le permitirá enfrentar los retos del presente y los desafíos del futuro. de que sólo así se podrán transmitir los saberes tro de la diversidad, y facilitador de las herra- y valores más profundos y definitorios de la co- mientas básicas para vivir, amar y transformar munidad, la nación y la humanidad. Y debemos el mundo en que nos ha tocado existir. Así se articular coherentemente estos saberes y valores promueven de abajo arriba, desde la escuela ha- para forjar y preservar nuestra identidad. cia la sociedad, las competencias que cada ser Por eso, insistimos, conscientes de que “na- humano debe poseer para enfrentar los desafíos die ama lo que no conoce” y “nadie defiende lo de los momentos actuales. que no ama”, concebimos la escuela como fuen- En esta ruta, si lugar a dudas, el patrimonio te de conocimiento y amor hacia lo propio y sus y la educación patrimonial desempeñan un pa- raíces; como agente promotor de identidad den- pel protagónico. correo del maestro núm. 161 octubre 2009 45

×