Your SlideShare is downloading. ×
0
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Exposición 'El Tiempo en la Mirada'
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Exposición 'El Tiempo en la Mirada'

529

Published on

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
529
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
8
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. EXPOSICIÓN Y CATÁLOGOCentro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (CICUS)Fototeca de la Universidad de Sevilla (Servicio General de Investigación. CITIUS)Diputación Provincial de SevillaDIRECCIÓNConcepción Fernández MartínezGESTIÓN Y PRODUCCIÓNCentro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (CICUS)Fototeca de la Universidad de Sevilla (Servicio General de Investigación. CITIUS)COMISARIADOLuis Méndez RodríguezDIGITALIZACIÓN DE IMÁGENESCarmen Polo SerranoRoberta TolentinoMónica AlcudiaVÍDEOSSAV (Universidad de Sevilla)Ilan WolffDISEÑO Y MAQUETACIÓNJavier MartínezMarta MoreraEva JiménezIMPRIMEIMPRENTA SANDMONTAJEMUNDOMONTAJEITINERANCIASERVIPAQAGRADECIMIENTOSMartí Llorens, Rebecca Mutell, Ilan Wolff, que impartieron los talleres ISBN 978-84-472-1455-6cuya obra se muestra en este catálogo DEPÓSITO LEGAL
  • 2. Vista del río durante la avenida (Sevilla)Formato y Soporte: Vidrio 18x24
  • 3. Manuel García LeónVicerrector de Investigación. Universidad de SevillaLa organización de la investigación moderna requiere la puesta a Igualmente, realiza labores de difusión de la misma a través de mediosdisposición de los investigadores de medios que difícilmente pueden tradicionales y virtuales.alcanzarse y mantenerse de manera individual. Y ello es hoy día aplicable acualquier rama del conocimiento. Esa es la razón por la que la Universidad Una parte sustancial de su misión es el asesoramiento de investigadores yde Sevilla ha realizado una apuesta nítida por la creación y desarrollo docentes en el uso de la colección fotográfica.de Servicios Generales de Investigación. Política que no es nueva, ya estradicional, pero que el actual Rector Prof. Antonio Ramírez de Arellano Puede decirse que son muchos los investigadores que usan los fondos deLópez, anteriormente Director de Servicios Generales de Investigación, la Fototeca, y de diversa procedencia formativa. Por citar sólo algunasincluye como línea maestra de su programa de gobierno en el ámbito de disciplinas, la Antropología Social, la Historia, la Historia del Arte, lala investigación. Arquitectura, la Arqueología, la Geografía, el Turismo, entre otras muchas, encuentran en el material que se conserva en la Fototeca una fuente deEl material fotográfico que se presenta en esta exposición está incluido información única para la investigación en sus especialidades.en el Servicio General de Investigación Fototeca del Laboratorio deArte. Contiene la Fototeca un extenso fondo documental constituido por La procedencia geográfica de los usuarios de la Fototeca es también muyimágenes en distinto soporte que es una magnífica herramienta para la variada. Y es que las puertas de este Servicio General no sólo se abren ainvestigación y la docencia. los investigadores de la Universidad de Sevilla. Bien al contrario, muchos organismos públicos y privados, así como personal de otras UniversidadesLa creación de la Fototeca del Laboratorio de Arte data de 1907 y fue son usuarios tradicionales de los servicios que presta.pionera en la modernización de los estudios de Historia del Arte. Dehecho, fue la primera de su género en España y originalmente se orientó a El Prof. Luis Méndez, profesor del Departamento de Historia del Arte dela recopilación de la más amplia documentación gráfica disponible acerca la Universidad de Sevilla es el comisario de esta exposición, y es, además,de monumentos sevillanos, andaluces y de España en general. Director del Servicio General de Fototeca del Laboratorio de Arte. Su excelente labor de Dirección de la Fototeca sólo puede ser superada por laActualmente, como Servicio General de Investigación, la Fototeca se que ha llevado a cabo en la preparación y coordinación de esta exposición.encarga de inventariar, conservar adecuadamente, catalogar, documentar Un magnífico trabajo, sin duda.y digitalizar para su uso seguro la colección fotográfica que la forma.
  • 4. Concepción Fernández MartínezDirectora del Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (CICUS)En los más de cuatro años que han pasado desde su creación, una de las La exposición que mostramos este verano, en el marco del festival 21señas de identidad del Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad Grados, y que itinerará después, a partir de septiembre, por nuestro entornode Sevilla (CICUS) ha sido el rigor con el que intentamos llevar a cabo territorial, cuenta con la inestimable colaboración de la Diputación delas exposiciones, tanto en el plano de los contenidos como en el no menos Sevilla y trata de sacar a la luz un tesoro patrimonial que merece la pena serimportante del diseño. En este sentido, creemos también que hemos ido contemplado, difundido y reconocido. La muestra da a conocer un trabajodejando algunos hitos en el camino en lo que respecta a exposiciones en de más de un siglo por inmortalizar el arte de nuestros municipios; unel ámbito digital y audiovisual (en nuestro festival Ubicua), en el de artes trabajo que realizaron profesores de la Universidad de Sevilla a principiosplásticas (como en el caso de la exposición Arte en obras, un ejemplo de uso del siglo XX con una todavía muy incipiente tecnología. La toma dede espacios a mitad de camino entre la construcción y la destrucción, a la fotografías tenían en aquel tiempo un marcado carácter pedagógico queespera de una rehabilitación), o en el patrimonial, que es el que aquí nos el tiempo ha dotado de mucho más valor, pues muchas de las obras queocupa. se fotografiaron entonces ya no están en sus lugares de origen. De alguna manera, el esfuerzo y el tesón de aquellos profesores pioneros, lo queremosEl año 2010 produjimos, conjuntamente con el ICAS, la exposición La Real recoger nosotros como un signo de continuación dentro del quehacerFábrica de Tabacos en acción. Aquella exposición nos señaló el camino de lo pedagógico y del compromiso con la investigación y las nuevas tecnologías.que después ha sido un proceso en progresión dentro de la revalorización Es este espíritu el que nos guía en nuestra vinculación cultural y artísticadel patrimonio de la Universidad. La exposición fue un éxito no solo por dentro del Campus de Excelencia Andalucía Tech y el que nos anima asu contenido, prácticamente inédito hasta la fecha, sino por la originalidad seguir trabajando para dar a conocer no solo los nuevos valores del artedel montaje que proporcionaba el mejor entorno a la representación de la contemporáneo sino también a aquellos que abrieron brecha y que, con suobra de teatro sobre Carmen en el patio de la fuente del Rectorado. esfuerzo, hicieron que todo esto fuera posible.Un año después llevamos a la Capilla de Santa María de Jesús, edificioprimigenio de la Universidad de Sevilla, la exposición de retratos Losrostros de una historia, comisariada por el catedrático de Historia del ArteJosé Fernández López, que mostraba una parte importante de la valiosacolección de retratos de la hispalense en sus más de quinientos años dehistoria.
  • 5. EL TIEMPO EN LA MIRADALuis Méndez RodríguezHay quien dijo que, al final de todo, una vida se resume en unas cuantas Desde sus orígenes, la fotografía tuvo uno de sus pilares de actividad en lasimágenes y un puñado de lecturas. Imágenes y textos. Datos y objetos. temáticas viajeras, que llegaron a constituir un género autónomo. El deseoLa mayor parte de nuestra cultura visual son fotografías convertidas en de conservar para la posteridad la memoria de lo próximo, a través de lafragmentos congelados de recuerdos vividos y de impresiones recibidas, imagen verídica de las personas, y de aproximar la imagen de lo lejano altiempo detenido, fotografías en movimiento de experiencias personales espacio íntimo del hogar, por medio de los museos imaginarios, constituyenpara enriquecer, como habría dicho Baudelaire, los archivos de nuestra los dos grandes motores en el desarrollo de una fotografía marcada pormemoria. imperativos tecnológicos. En Noviembre de 1839, tres meses después del anuncio oficial del descubrimiento de la fotografía en la Academia de CienciasLa relación entre tiempo y fotografía es ineludible desde sus propios francesa, el óptico y editor parisino Nicolas-Marie Paymal Lerebours inicióorígenes, cuando el fotógrafo quiso atrapar la realidad circundante con un proyecto novedoso, que consistía en publicar una colección de las vistasveracidad. Diez, veinte, treinta, cuarenta segundos para fijar una imagen de las ciudades y de los monumentos más importantes del mundo utilizandoque pareciese auténtica, que se acercase a la instantánea. Las personas por primera vez como fuente de las ilustraciones imágenes reales, tomadas alacudían al fotógrafo con sus mejores galas, como una ceremonia en familia daguerrotipo. El argumento de veracidad constituía la principal novedad delque encerraba una íntima liturgia, personal, intransferible, entre la cámara proyecto.y el sujeto. Aquel que se moviese quedaría como una fantasmagoría en esaotra mirada que queda atrapada en un vidrio, en un metal o en un papel El realismo en la representación es la que permitió que la fotografía sesalado. vinculase a la historia del arte como disciplina científica. Las fotografías de Talbot de pinturas españolas coleccionadas por William Stirling MaxwellPero la fotografía también es finita y está condenada a desaparecer afectada para la edición de sus Anales de artistas españoles o, más tarde, las imágenes depor procesos y reacciones químicas. De ello se valió Miguel Hernández Laurent del Museo del Prado permitirán conocer y difundir las obras deen su Cancionero y romancero de ausencias, para escribir como “algún día / se arte, siendo un elemento fundamental para su estudio. Durante décadas,pondrá el tiempo amarillo / sobre mi fotografía”. Tiempo y mirada unidos la Historia del Arte se escribió a partir de estas fotografías que acercabanen una ausencia. Ese es el hilo argumental de esta muestra que nos invita la obra artística al estudiante y eran objeto de un análisis minucioso dela reflexionar sobre el patrimonio cultural de los municipios de Sevilla a investigador. A medida que la primitiva industria de edición fotográficatravés de un conjunto de imágenes que se han custodiado en la Fototeca de sobre procedimientos de obtención de copias mediante revelado, fuela Universidad de Sevilla. sustituida por la reproducción por medios mecánicos, la imagen comenzó
  • 6. a introducirse en los libros españoles entre 1880 y 1897. Así, se difundieron perderse, bien por ventas, olvidos, malas condiciones de conservación ocolecciones de láminas fotográficas impresas, merced a la invención y difusión simple desconocimiento. Por lo tanto, se inició una labor pionera que sede la fototipia, que permitía la producción masiva de copias por impresión basó en la catalogación de las obras de arte con la finalidad de su estudio ymecánica y con una calidad similar a las positivadas sobre papel fotográfico. también de su difusión para la protección.Los nuevos procedimientos de impresión abrieron un amplio campo detrabajo, en revistas, libros de viajes, ediciones de arte, láminas, tarjetas postales, De esta época, también conservamos imágenes de los viajes de estudiomodificando simultáneamente la propia función que la imagen cumplía en de Murillo Herrera con sus alumnos por distintos pueblos de la provinciacuanto elemento informativo. y de la geografía española. De estas jornadas queda el testimonio de las emociones de los excursionistas atrapados por la cámara, posando frente aEl cambio de siglo vio consolidarse en Europa las primeras colecciones algún monumento. Asimismo, los fotógrafos aprovechaban estos viajes parafotográficas dedicadas al estudio de la Historia del Arte, siendo la base de tomar un buen número de fotografías, que transportaban en su chasis ynuevas metodologías y planteamientos novedosos, caso del Atlas Mnemosyne portaplacas en alguno de los coches de la época, donde aparecen haciendode Aby Warburg. Un centro de investigación y enseñanza debía contar con un alto en el camino. Estos viajes permitieron acrecentar los fondos de laun banco de imágenes y un gabinete fotográfico que pudiese documentar institución con sorpresas tan notables como el descubrimiento de las obraslas obras de arte que se estaban descubriendo y clasificando. Ésa fue la de Pedro de Millán en El Garrobo. Este será el germen de un proyectoidea que trajo de Europa, Francisco Murillo Herrera, quien había viajado que abarcará varias décadas, uniendo a investigadores y fotógrafos en lapor Alemania, Francia e Italia y era consciente de la necesidad de tener un formación y redacción de un Catálogo Monumental y Artístico de Sevillafondo de imágenes que avalasen la investigación y la enseñanza. Éste será y su provincia. Miguel Bago Quintanilla, Luis Jiménez-Plácer Ciáurriz,el germen del Laboratorio de Arte vinculado con su asignatura de Teoría Enrique Respeto Martín, José María González Nandín, Antonio Gonzálezde la Literatura y de las Artes. En torno a ésta diseñó un gabinete fotográfico Nandín, Diego Angulo, Alberto Palau, Marco D’Orta, Hernández Díaz,capaz de producir un laboratorio de imágenes, que se fue enriqueciendo Collantes de Terán, Sancho Corbacho… son algunos de los nombres a loscon donaciones y adquisiciones, necesarias no sólo para la enseñanza de que se debe la continuidad de un legado.la Historia del Arte, sino también para la investigación, la protección y ladifusión del patrimonio. Era un campo nuevo, donde había que fotografiar Las imágenes de los pueblos sevillanos custodiadas en la Fototeca captanlos más bellos testimonios del arte en Sevilla y su provincia, muchos de ellos la representación verídica del monumento y de la obra de arte en espacioscompletamente desconocidos. La constancia hizo que aquello que nació muy seleccionados, capaces de identificar el edificio, la pintura, laal hilo de una asignatura de un modo accidental, tomase entidad, fuese escultura, la platería… en todo su esplendor. Pero también estos fotógrafoscreciendo y organizándose con sus seguidores hasta reunir un conjunto de documentaron aquellos inmuebles donde el deterioro, el abandono y lacolecciones fotográficas de gran importancia, convirtiéndose con el paso ruina, apenas permitía una casi construcción imaginaria. Los fotógrafosde los años en uno de los fondos universitarios más destacados en número buscaron en ocasiones introducir ambientes humanos, para insertary calidad. un elemento de escala en muchas vistas monumentales, dejando un testimonio documental excepcional de la vida de aquellos años. TambiénLa compra de equipos de fotografía alemanes que todavía se conservan nos sorprende en la actualidad la búsqueda de la sensación tridimensional,en la Fototeca, y que se exponen en esta muestra, junto a una selección de característica de la fotografía estereoscópica, en calles que se alejan en elinstrumental del laboratorio y libros, permitió documentar el patrimonio horizonte o en vistas a ojo de pájaro desde el campanario de una iglesia.artístico de los municipios sevillanos, que comenzaban por entonces a Las tomas fotográficas de estos pueblos constituyen la base documental
  • 7. de la investigación artística que culminará con la publicación de una Palau y Manuel Moreno a la Fototeca permitirá documentar los paisajescatalogación exhaustiva. Con el tiempo se concibió una ficha técnica de urbanos de Sevilla que se han visto con el paso de estas décadas hasta lacada imagen que permitía identificarla tanto por el formato como por el actualidad, profundamente alterados y transformados.objeto que representaba o el municipio donde se encontraba. Este sistemafue completamente eficaz y trazó el cuaderno de bitácora que permitió El conjunto de fotografías que se exponen en esta exposición reflejanatesorar y anclar los detalles de cada imagen en la memoria de la Fototeca, los cambios producidos en Sevilla y su provincia por el paso del tiempo.introduciendo orden en las cada vez más numerosas fotografías, utilizadas Son reflejo de pérdidas irreparables del patrimonio que sólo pueden sertanto para la investigación como para la enseñanza universitaria. documentadas mediante las fotografías de la Fototeca. Muchas imágenes son un testimonio único para la investigación, como ocurre con templosLos fotógrafos también confeccionaron un conjunto de álbumes como la capilla de san José, san Julián, Omnium Sanctorum, san Gil, sanencuadernados con fotografías y datos documentales, que constituían un Marcos, san Sebastián en Alcalá de Guadaira, san Pablo en Aznalcázar; asíprimer catálogo manuscrito e ilustrado con el que trabajar, después de como los derribos de la Aduana, la desaparición de corrales de vecinos yfotografiar el material in situ en las parroquias, los conventos, las calles los ensanches que eliminaron casas y calles, entre otros. De algunas obrasde cada municipio. Ojear sus páginas nos sumerge en un trabajo bien artísticas nos quedan las mutilaciones, de otras tan sólo el recuerdo de unashecho, en el amor y el pundonor de aquellos que un día transportaban imágenes recogidas por el camino. Cabría preguntarse qué puede subsistirtodo su material fotográfico con unas cámaras de gran formato, placas de un pasado antiguo, cuando han muerto los seres y se han derrumbadode vidrio emulsionadas, portaplacas y un trípode, necesario para tomar el las cosas, más frágiles, más vivas, más inmateriales y más fieles que nuncaconjunto de imágenes necesario de cada pueblo sevillano. En este sentido, atrapadas en un conjunto de imágenes, de fotografías atesoradas conlas excelentes fotografías de los hermanos Nandín que se pueden ver en la esmero, una colección de instantes que esperan sobre las ruinas de todo,exposición, destilan el gusto por el viaje y por la visión de lo desconocido, y soportan sin doblegarse el edificio enorme del recuerdo. Fotografíaspues en la planificación de sus expediciones fotográficas estuvieron siempre de rostros, personas, paisajes y monumentos que inspiran la nostalgia dealerta a las novedades y hallazgos que se fuesen produciendo. imposibles viajes por los dominios del tiempo.Este material serviría para la elaboración del Catálogo Arqueológico y Artísticode la Provincia de Sevilla. La publicación de los dos primeros tomos, entre1939 y 1943, dio a conocer un nutrido grupo de obras de arte, muchas deellas reproducidas por primera vez, que los historiadores se encargabande atribuir, documentar y catalogar, siendo ésta la primera medida deprotección de este rico acervo patrimonial. El tercer volumen se publicaríaen 1951, dedicándose a Murillo Herrera que había fallecido ese año. Elúltimo y definitivo tomo vio la luz en 1955, quedando la obra incompleta,pues quedó interrumpida en la localidad de Huévar. No obstante, se haconservado documentación gráfica de otros municipios, ya que el trabajode los fotógrafos había avanzado más que el de los historiadores. A partirde los setenta, la actividad fotográfica fue reduciéndose y cada vez habrámenos encargos. La incorporación de nuevos fotógrafos como Alberto
  • 8. Atrapar las imágenes fue un sueño perseguido por la humanidad, perono fue posible hasta el siglo XIX, cuando los avances en la óptica, losdescubrimientos científicos sobre sustancias fotosensibles y el desarrollo delas primeras cámaras lo permitieron. Los inicios de la fotografía están unidosa la magia de las linternas mágicas que proyectaban fantasmagorías, a lascámaras oscuras que permitían ver en una habitación un paisaje exterioro, incluso, facilitar a un artista la imitación de la realidad. También estuvounida a los entretenimientos y espectáculos, a los que la sociedad del sigloXIX fue asidua, como los grandes panoramas que se fueron incorporandoal paisaje de las grandes ciudades.Desde la invención de las primeras heliografías por Niépce y eldaguerrotipo por Daguerre se desarrolló toda una carrera de invencionesy procedimientos fotográficos que fueron sustituyéndose unos a otros, ycuyos principios se publicaron en los primeros libros de fotografía, algunosde los cuales custodia el fondo antiguo de la Biblioteca de la Universidadde Sevilla. Esta escritura con luz se fue materializando en negativos devidrio, metal, positivos de papel salado… conformando el registro visualde un siglo que se puso en movimiento, al igual que los fotógrafos, hastaconseguir atrapar el instante. Retratos, vistas, paisajes, monumentos, temascientíficos… ocuparon las páginas de libros que dejaron atrás las antiguaslitografías y grabados para incorporar el nuevo invento.
  • 9. Souvenir de la ciudad francesa de DieppeVistas de Goteborg Axel LindahlsAxel Sjoberg. Libro de fotografías del Canal de Göta. Suecia
  • 10. Libro de recuerdos de Milán,con anotación autógrafa del 27 de agosto de 1927.La imagen corresponde al Duomo de Milán
  • 11. El proyecto de un laboratorio fotográfico científico en España: La labor pionera de Francisco Murillo Herrera. La fotografía comenzó pronto a vincularse con la Historia del Arte, empleándola desde un punto de vista científico para fotografiar las obras que hasta el momento habían sido objeto sólo de litografías y grabados. De hecho, el origen de la fotografía estuvo cercano a la búsqueda de un método rápido y económico que permitiese la reproducción de imágenes, a las que Niépce llamará heliografías. Pionero fue William Stirling Maxwell quien ilustrará por primera vez su libro de los Anales de artistas españoles con talbotipos de algunas de las obras atesoradas en su colección de la Pollok House. Los cambios en la enseñanza del arte llevarán a que se creen las primeras fototecas en centros universitarios para apoyo a la investigación y a la docencia, siendo una de las más antiguas la que creó Aby Warburg. En este contexto, hay que situar el origen de la Fototeca del Laboratorio de Arte por Francisco Murillo Herrera, profesor y fundador de una institución que hoy subsiste en la Universidad de Sevilla. Las necesidades demandadas de la enseñanza de su asignatura, Teoría de la Literatura y de las Artes, y su propia formación adquirida en frecuentes viajes por Europa, sobre todo por Alemania, Francia e Italia, le hicieron ver que la fotografía era un medio imprescindible no sólo para la enseñanza sino también para el control y la difusión de la obra de arte. Cuando toma posesión de su cátedra en 1907, solicita de la Junta de Facultad los medios necesarios para poder dar el carácter práctico a la asignatura. Durante estos años Murillo Herrera continuará el proyecto de organizar un fondo de imágenes fotográficas para la docencia, a la vez que considera la idea de fotografiar y documentar el patrimonio artístico disperso por la ciudad y la provincia, iniciando una pionera labor de catalogación como las que por entonces se desarrollaban en otros lugares. Las excursiones que Francisco Murillo Herrera hacía a los distintos pueblos de la provincia y de la geografía española con sus alumnos en viajes deInterior de la Sala de la Junta estudio fueron aprovechados para realizar una labor fotográfica que sede Cultura Historica y Tesoro Artístico reflejaba posteriormente en el aumento de los fondos. Imágenes dondeFotógrafo: González Nandín desfilan los rostros de los antiguos protagonistas de la Universidad.Soporte: Vidrio 18x24
  • 12. Universidad-Patio principal (Sevilla)Autor: José María González-Nandín y PaúlSoporte: vidrio (13x18)Fecha: 10/7/1926Universidad Literaria-Biblioteca de la Facultad de Derecho (Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlSoporte: vidrio (13x18)Fecha: 13/7/1926
  • 13. Aula de Física de la Facultad de Ciencias (Sevilla) Gabinete de Química de la Facultad de Ciencias (Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlSoporte: vidrio (13x18) Soporte: vidrio (13x18)Fecha: 9/7/1926 Fecha: 9/7/1926
  • 14. Universidad LiterariaBiblioteca de la Facultad de Filosofía y Letras (Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlSoporte: vidrio (13x18)Fecha: 25/6/1926
  • 15. “Grupo y puerta”-Iglesia de Santa María del Naranco (Oviedo)Fotógrafo: S. EscuderoSoporte: vidrio (13x18)
  • 16. Grupo de excursionistas ante la fachada principal de Santa María del Naranco. Oviedo.Fotógrafo: Francisco Murillo HerreraSoporte: Vidrio 13x18
  • 17. Mes del té en honor de los alumnos del curso de americanos. PresidenciaFotógrafo: José María González-NandínSoporte: vidrio (13x18)Fecha: 27/7/1923
  • 18. Grupo de alumnos de la Cátedra de Arte. Universidad de SevillaFotógrafo: Francisco Murillo HerreraFecha: 20-12-1922Soporte: Vidrio 9x12
  • 19. Grupo de alumnos de la Cátedra de Arte en un banco. Universidad de SevillaFotógrafo: Francisco Murillo HerreraFecha: 20-12-1922Soporte: Vidrio 9x12
  • 20. Grupo de profesores y alumnos de la Universidad de Sevillaen el Teatro Romano de MéridaSoporte: Vidrio 18x24
  • 21. Teatro romano (Mérida)Fotógrafo: Francisco Murillo HerreraSoporte: vidrio (18x24)Fecha: 27/12/1915
  • 22. Ayuntamiento (Carmona)Fotógrafo: Francisco Murillo HerreraSoporte: vidrio (18x24)
  • 23. Nombramiento de Diego Angulo Íñiguez como Conservador del Museo del PradoFotógrafo: Manuel González SantosSoporte: vidrio (18x24)Fecha: 8/7/1922
  • 24. Tiempo, paciencia, inteligencia y oficio fueron los requisitos imprescindibles para poder hacer una buena fotografía. Las cámaras eran pesadas y requerían de un trípode. El material fotográfico era de vidrio y había que transportarlo sin que se produjesen roturas. Todo esto hacía de la toma fotográfica una liturgia durante el tiempo de exposición que demandaba cada imagen según las condiciones ambientales. Sin las máquinas que se adquirieron no se podría haber formado una colección. Francisco Murillo Herrera compró con dos mil pesetas en 1910 la primera dotación de material fotográfico, creándose lo que entonces se llamó Gabinete Fotográfico. Una máquina fotográfica y accesorios para trabajos con la misma, adquirida en la casa Ernemann de Dresde (Alemania), una máquina de 18 x 24 Herbst Firl Globos, un obturador, un objetivo Tessar Zeiss Serie 11b, un teleobjetivo, un trípode de metal, una lámpara de magnesio, prensas, un lavador de placas, cubetas rotuladas de porcelana o un farol amarillo, cajas de placas de vidrio Lumière, sulfito sódico, carbonato de potasio, hiposulfito de sosa… son algunos de losCamino a Guadalupe objetos que forman la pequeña historia de la Fototeca, fundamental paraSoporte: Vidrio (9x12) poder tomar fotografías y diapositivas que fueron organizándose como unaFecha: Junio de 1932 colección.
  • 25. Iglesia de Santa Catalina (Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlSoporte: vidrio (18x24)Fecha: 6/4/1923
  • 26. Plan de trabajo, fotos del Tesoro.Patio del Antecabildo. Catedral (Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlSoporte: Gelatinobrumuro de plataFecha: 10/7/1954Custodia. Catedral (Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlSoporte: Gelatinobrumuro de plataFecha: 19/6/1954
  • 27. Antiguas murallas. Marchena (Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlSoporte: Gelatinobrumuro de plata
  • 28. Casa en Calle Alcaldía nº 3. Lebrija (Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl Antonio González-Nandín. Écija (Sevilla)Soporte: Gelatinobrumuro de plata Fogógrafo: Antonio Sancho CorbachoFecha: 19/4/1954 Fecha: 1945
  • 29. Capiteles romanos. Las Alcaidias (Osuna, Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlSoporte: Gelatinobrumuro de plataFecha: 14/9/1951
  • 30. Cruz Blanca. Alcalá del Río (Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlSoporte: Gelatinobrumuro de plata
  • 31. La Fototeca se consolidó en la década de 1920 con nuevos investigadores y el aumento considerable de los fondos fotográficos en torno al creado Laboratorio de Arte, contando hacia 1924 con 5.000 negativos fotográficos, 12.000 fotografías, 6.000 diapositivas, un aparato de proyecciones y un completo laboratorio fotográfico. Asimismo se adquirieron fotografías para facilitar el estudio de los alumnos y se completó la realización del Catálogo Monumental y Artístico de Sevilla y su provincia. José María González Nandín y Antonio González Nandín realizaron la mayor parte de las fotografías de estas décadas con cámaras fotográficas de gran formato que sirvieron para ilustrar algunas monografías de los profesores e investigadores del Laboratorio, quienes viajaron por la provincia en busca de obras de arte por las parroquias, los conventos y los principales edificios de los municipios sevillanos, dejando testimonios valiosos en la actualidad para la investigación. No sólo tomaron anotaciones de archivo, sino que completaron las fichas catalográficas y tomaron numerosas fotografías para el catálogo, incrementando los fondos visuales de una manera considerable. De todo esto, queda la organización del material de archivo, cuadernos que recogen el patrimonio histórico-artístico de la provincia, un nuevo material técnico que fue incrementándose con la compra de una cámara de gran formato (30 x 40), destinada a las especiales circunstancias queRomeria de la Virgen de Valme (Dos Hermanas-Sevilla) exigían los fotolitos. Y, por último, las publicaciones, ilustradas muchas deFotógrafo: José María González-Nandín y Paúl ellas con imágenes pioneras que se hacían por contacto para no perderFecha: 23/10/1950 calidad en su reproducción.
  • 32. Posada (detalle) (Lebrija-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlFecha: 02/07/1949
  • 33. Murallas: Arco de la Rosa (Marchena-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlFecha: 02/12/1951
  • 34. Fachada del ayuntamiento (Marchena-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 35. Fachada: Calle J. A. P de Ribera, 54 (Marchena-Sevilla) .Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 36. Torre de los Cuatro Cantillos (Marchena-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlFecha: 07/10/1951
  • 37. Plaza Tetuán: Cruz de la guardia (Lebrija-Sevilla) Vista de la calle de las monjas (Lebrija-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 38. Iglesias Santa María de la Mota (Marchena-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 39. Vista de Carmona. Puerta de Córdoba (Carmona-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlVista desde un balcón del Ayuntamiento (Morón de la Frontera-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlFecha: 16/03/1952
  • 40. Vista exterior de la ermita (Morón de la Frontera-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlFecha: 19/09/1953
  • 41. Molino de Benasola (Alcalá de Guadaira-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 42. Molino de San Juan (Alcalá de Guadaira-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlCamino del rio Guadaira (Alcalá de Guadaira-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 43. Iglesia de San Pedro.Cúpula de la capilla del Sagrario (Carmona-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 44. Vista general desde el castilo (Alcalá de Guadaira-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 45. Vista de la ciudad de Carmona, desde la ermita de San Antón (Carmona-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 46. Vista de la ciudad de Carmona, desde la ermita de San Antón (Carmona-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 47. Vista de iglesia y torre de San Pedro (Sanlúcar la mayor-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlFecha: 10/02/1952
  • 48. Iglesia de Nuestra señora de la Concepción(Navas de la Concepción-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlFecha: 22/11/1953Iglesia parroquial de Santa Marta (Los Molares-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlFecha: 16/11/1952
  • 49. Muralla y calle (Los Molares-Sevilla) Plaza desde la torre de la parroquia (Guadalcanal-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlFecha: 22/12/1951 Fecha: 01/08/1950
  • 50. Azulejo de la Virgen de los Dolores (Gerena-Sevilla) Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 51. Vista del pueblo desde la carretera (Gerena-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 52. Ribera de Guadiamar (Castillo de las Guardas-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 53. Ribera de Guadiamar (Castillo de las Guardas-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 54. Carretera a Aracena (Castillo de las Guardas-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 55. Parroquia de la Encarnación (torre y portada) (Constantina-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 56. Vista desde el paso a nivel junto a la ermita de Jesús(Lora del Rio-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlFecha: 24/08/1951
  • 57. Castillo de las Aquaderas (El Coronil-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 58. Una calle del pueblo (Gelves-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 59. Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción (Albaida del Aljarafe-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 60. Hacienda de TorreblancaSoporte: Gelatinobromuro de plata s/papel
  • 61. Vista de una calle (San Juan de Aznalfarache-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 62. Vista de una calle del pueblo (Constantina-Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y Paúl
  • 63. Fachada de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Albaida. Sevilla.Fotógrafo: González NandínFecha: 7-2-1939Soporte: Vidrio 13x18
  • 64. Cortijo de Porcun (túmulo). Marchena (Sevilla)Fotógrafo: José María González-Nandín y PaúlSoporte: Gelatinobrumuro de plata
  • 65. Cualquiera que se acerque a la Fototeca verá que está formada de instantes. Imágenes de los fotógrafos que pasaron por ella y que lograron reunir una colección de objetos, de personas, de monumentos, de pueblos y ciudades que han ido cambiando o han desaparecido. En los más de cien años que tiene la Fototeca, el tiempo ha ido destruyendo, alterando, transformando todo aquello que quedó atrapado en la gelatina sobre un vidrio, un celuloide o un papel. Rastrear estos fondos nos acerca a formas de vida tradicionales, a calles y rincones, a tesoros olvidados y destruidos a causa del expolio, la guerra, el urbanismo o la especulación, y del que sólo tenemos constancia a través de nuestras fotografías. Que se hayan conservado esas imágenes es por tanto el triunfo de un proyecto, que Murillo Herrera inició a principios del siglo XX. Los fondos que atesora la Fototeca han permitido congelar la mirada en el tiempo. En muchas circunstancias, el trabajo de los fotógrafos documentó una crónica de destrucciones, muchas de las cuales se recogen en esta sección de iglesias, teatros, calles y edificios devastados. Aunque su cometido fue fotografiar principalmente monumentos y obras de arte, en ocasiones la cámara se desplazó para tomar vistas más sociales que documentan como era la vida durante el siglo XX en los municipiosDerribos en la Calle San Pablo. Sevilla sevillanos. Estas fotografías son destacables no sólo por su calidad artística,Soporte: Celuloide 35 mm. sino también por su excelente componente documental.
  • 66. Aduana de SevillaFotógrafo: José María González NandínSoporte: Vidrio. 18x24Fecha: 28-7-1925
  • 67. Calle Candilejo: derribo de una casa (Sevilla)Fotógrafo: R. de SalasFecha: 02/06/1937
  • 68. Parroquia de Omnium Sanctorum (Sevilla)
  • 69. Iglesia parroquial de San Marcos (Sevilla)
  • 70. Parroquia de San Roman (Sevilla)
  • 71. Parroquia de San Gil (Sevilla)
  • 72. Hundimiento del crucero de la Catedral de SevillaFotógrafo: BeauchyFecha: 1888
  • 73. El Servicio General de Investigación Fototeca (CITIUS) es un fondodocumental constituido de imágenes en diferentes soportes y, en suconjunto, una parte importante de nuestro patrimonio visual. Habiendosido pionera de su género en España se ha convertido en la actualidaden referente para investigadores y docentes debido a la gran riqueza desu archivo fotográfico, tanto por la cantidad de negativos y positivos,como por la rareza de sus fondos, constituyendo una fuente informativaprimordial sobre todos los aspectos de la Historia del Arte en Andalucía ydel resto de España.En este último aspecto, el aprovechamiento de esta documentaciónse extiende a todos los organismos públicos y privados que traten delestudio, protección, conservación y difusión del patrimonio cultural. Porla antigüedad y fragilidad de una gran parte de los negativos fotográficosarchivados, se está llevando a cabo su catalogación y digitalización,ofreciendo tanto la consulta de estos fondos como su reproducción a travésde su página web.La Fototeca busca potenciar la divulgación de sus fondos con la recuperaciónde los procedimientos fotográficos antiguos a través de talleres y cursosespecializados, que se han dedicado a la cámara oscura con el artista IlanWolff y a la técnica del colodión húmedo con los fotógrafos Martí Llorensy Rebeca Mutell.
  • 74. Sir John ElliotImágen tomada en el “Taller de colodión húmedo”
  • 75. Ilan WolffImagen tomada en el “Taller de cámara oscura”
  • 76. La exposición, a la que acompaña este catálogo,tuvo lugar del 12 de julio al 31 de agosto de 2012 en el Rectorado de la Universidad de Sevilla.

×