• Save
Lavado gástrico en el niño ante una intoxicación [1]
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Lavado gástrico en el niño ante una intoxicación [1]

on

  • 6,069 views

Protocolo de realización de lavado gástrico y/o administración de carbón activado ante una intoxicación.

Protocolo de realización de lavado gástrico y/o administración de carbón activado ante una intoxicación.

Statistics

Views

Total Views
6,069
Views on SlideShare
6,069
Embed Views
0

Actions

Likes
5
Downloads
0
Comments
1

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • en que casos de encaminamiento se hace lobada gástrico
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Lavado gástrico en el niño ante una intoxicación [1] Lavado gástrico en el niño ante una intoxicación [1] Document Transcript

  • LAVADO GÁSTRICO Y CARBÓN ACTIVADO EN PACIENTES PEDIÁTRICOS TRAS INGESTA DE TÓXICOS Mª Carmen López Cruz (Enfermera Urgencias). Cristina Forner Clavijo (Enfermera Urgencias). Sergio Negre Policarpo (Pediatra UPIQ).AFECTA A - Especialistas en Pediatría del servicio de Urgencias. - Enfermeras de Urgencias.OBJETIVOS - Evacuación de la máxima dosis del tóxico ingerido. - Evitar la absorción del tóxico.DEFINICIÓN- Lavado gástrico: procedimiento empleado con el fín de evacuar sustancias tóxicas delestómago. Consiste en la inserción de una sonda hueca, multiperforada en su extremodistal, en el estómago a través de la cual se irrigan fluidos que posteriormente se extraenpara remover el material que pueda estar contenido dentro del órgano.- Existen 3 sistemas de lavado: 1º- Sistema Pasivo: Es un sistema de gravedad cerrado. Se usa un conector en Yunido a una bolsa para fluido (que se coloca suspendida por encima del nivel delpaciente), a una bolsa de drenaje (colocar más baja del nivel del paciente) y a una sondagástrica. Es un sistema insuficiente para la remoción de sustancias y puede producir unarápida distensión gástrica si no se controla el ingreso de líquidos. Es deficiente tambiénen la desintegración de tabletas. 2º- Sistema Activo. Es un sistema de jeringa por la que se introduce el líquido, seagita y luego se realiza succión. Consta de un sistema abierto que requiere conectar ydesconectar la jeringa, lo que implica un riesgo de exposición a líquidos corporales parael operador. 3º- Sistema Mixto: Es un sistema cerrado de doble jeringa que no requieredesconexión. La jeringa infunde líquido y produce agitación en el estómagopermitiendo la extracción de sustancias de forma rápida, la desventaja es que puede sercaro y su disponibilidad en el mercado. Comercialmente se conoce como Code BlueEasi-LavR.
  • INDICACIONES- Eliminar las sustancias tóxicas ingeridas durante la hora previa. Posteriormente a estetiempo valorar la relación beneficio-riesgo, ya que no se asegura la eficacia delprocedimiento. Es válido en las primeras 6 horas en caso de motilidad intestinaldisminuida (anticolinérgicos, narcóticos, fenotiacinas, tricíclicos), fármacos deliberación continuada o que forman conglomerados (salicilatos).- Sobredosis de tóxicos de eliminación gástrica retardada (AAS, sales de hierro,anticolinérgicos, tricíclicos, narcóticos y fenotiacinas).- Instilación de sustancias quelantes.- Pacientes en coma y sin reflejos faríngeos, previa protección de vía aérea medianteintubación endotraqueal.- Intoxicaciones con riesgo elevado de convulsiones (isoniacida, antipalúdicos,teofilina) o con convulsión previa.- No hay diferencias entre carbón activado aislado o con lavado gástrico, por lo que ellavado gástrico no debe usarse de forma rutinaria (usar sólo si posible dosis letal en unintervalo inferior a 1 hora).- El lavado gástrico puede emplearse de forma aislada, sin carbón activado, en caso deingesta de tóxico no susceptible de rescate con el mismo: ácido bórico, ácidosminerales, hidróxido sódico o potásico, arsénico, bromuro, carbonatos, cáusticos, cesio,cianuro, DDT, diltiazem, etanol y otros alcoholes, etilenglicol, hierro, ipecacuana,isopropanol, yoduros, litio, metales pesados, potasio, tobramicina, tolbutamida,verapamilo.EQUIPO- Material para canalización de una vía periférica.- Material preparado para la estabilización respiratoria.- Sondas de aspiración y aspirador.- Monitor y/o pulsioxímetro.- Bata. Guantes no estériles. Gafas protectoras.- Sondas Faucher de calibre grueso con orificios en el extremo distal: En lactantes 20 French. En niños entre 24-28 French. En niños mayores de 12 años entre 30-40 French.- Lubricante hidrosoluble.- Protector oral.- Esparadrapo.- Fonendoscopio- Pinza para anclaje.- Solución salina normal (0´9%) o a la mitad (0´45%) a Tª de 37ºC.- Preparación de sustancias inactivadotas del tóxico.- Preparación de sustancias precisas para el control de hemorragia (si se diera el caso).- Si se realiza el sistema pasivo: Conector en Y, bolsa de irrigación y bolsa de drenaje.- Si se realiza el sistema activo: Jeringa de 50ml y el recipiente para la recolocación dellíquido evacuado.- Sistema de lavado mixto Code Blue Easi-LavR.
  • PROCEDIMIENTO- Antes de comenzar la técnica se valorará el estado del paciente, su nivel de conciencia,estado respiratorio y circulatorio.- Se estabilizarán las constantes vitales (se administrará 02 y se canalizará una víaperiférica si fuera necesario) y se protegerá vía aérea (si el lavado está indicado y elpaciente está inconsciente, se intubará (tubo con manguito) para evitar aspiraciones).- Se monitorizará al niño y nos informaremos, preguntando a los padres, del tipo detóxico ingerido, cantidad y el tiempo transcurrido; así valoraremos si hay riesgo vitalpara el niño y sólo en este caso se realizará la técnica.- Se explicará al niño la técnica (si está consciente y tiene edad para comprender) ya queasí tendremos mayor colaboración por su parte.Colocación de la sonda naso gástrica:- No colocar nunca sentado. Se colocará al paciente en decúbito lateral izquierdo, enTrendelemburg con la cabeza 20 grados más baja, para impedir el paso del contenidogástrico hacia el duodeno y disminuir el riesgo de aspiración pulmonar en caso devómito.- Introducción de la sonda siempre vía orogástrica, de gran calibre y, a ser posible, dedoble luz.- Lubricar la punta de la sonda.- Medir la longitud a introducir (labios-ángulo de la mandíbula-apéndice xifoides) ymarcar la sonda con una señal.- Colocar un protector oral.- Introducir la sonda muy suavemente. Si el niño es mayor incitarle a que trague salivapara facilitar la introducción. Si la introducción de la sonda es muy rápida puedeocasionar lesiones de las zonas por la que pasa.- Comprobar la correcta colocación aspirando el contenido gástrico o inyectando de 20 a30 ml de aire con jeringa y auscultando con el fonendoscopio el burbujeo del aire sobreel epigastrio.- Fijar la sonda con esparadrapo.- Aspirar el contenido gástrico. La primera muestra se guardará en nevera por si fuesenecesaria para la determinación de tóxicos.Técnica del lavado gástrico:- Se inicia una vez comprobada la correcta ubicación de la sonda en el estómago.- Si procede, administrar inicialmente 1 dosis de carbón activado y esperar 5 minutos.- El lavado se realizará con suero fisiológico templado (38ºC), para evitar la hipotermiadel paciente y aumentar la solubilidad de las sustancias ingeridas. No usar agua.- Instilar 10-15 ml/Kg, sin sobrepasar los 200-300 ml por ciclo.Volúmenes mayoresincrementan el riesgo de que el líquido se desplace hacia el duodeno y las cantidadesmenores no son prácticas debido al espacio muerto del tubo.- Masajear suavemente en la zona del epigastrio antes de extraer el líquido administradopara aumentar la recuperación de material tóxico.
  • - Se deja 2-3 minutos en el estómago y posteriormente se aspira el líquido introducidomediante la jeringa o se baja la sonda por debajo del nivel del estómago para drenar lacantidad de líquido, que ha de ser igual al irrigado.- Se realizarán los ciclos necesarios de lavado-aspiración hasta que el drenaje sea limpioy claro. La cantidad total aproximada suele ser 2 litros. Cantidades superiores puedenproducir alteraciones hidroeléctricas y distensión abdominal.- Administrar posteriormente una nueva dosis de carbón activado o antídoto si estánindicados.- En algunas ocasiones puede incrementarse la eficacia del lavado gástrico añadiendoquelantes, por ejemplo, desferroxamina en intoxicación por hierro, gluconato cálcicopor el ácido oxálico, almidón por el yodo, tiosulfato sódico por el cianuro.- No se retirará la sonda hasta no estar seguros de que no se emplearán dosis repetidasde carbón activado. En caso de duda dejarla, especialmente si el paciente está intubado.- Registrar en la Hª Clínica la técnica utilizada, tipo de sonda, balance del líquidoirrigado y evacuado, características del drenaje y las incidencias ocurridas durante elprocedimiento.- El paciente debe quedar cómodo y se debe explicar a la familia la posibilidad devómito, mareo o dolor.Carbón activado:- Mayor beneficio si se administra en la primera hora tras la ingesta (recupera el 75%del tóxico). En el caso del paracetamol es útil incluso transcurridas más de 4 horas (conla precaución añadida de usar la N-acetilcisteína por vía parenteral).- Dosis: Menores de 1 año: 05-1 g/Kg (máximo 10-25 g). Entre 1 y 14 años: 05-1 g/Kg (máximo 25-50 g). Adolescentes: 25-100 g.- Dilución mínima: 200 cc de agua por cada 25 g de carbón activado. Agitar bien yformar solución homogénea. Continuar removiendo mientras el paciente la bebe oenfermería la administra por sonda.- Si se da vía oral (no por sonda orogástrica), la mezcla con chocolate, zumo de frutas ybebidas con cola mejora el sabor y no modifica la eficacia (aunque no sabe a nada, elaspecto es malo).- Si persiste clínica, usar dosis repetidas de carbón activado (diálisis gastrointestinal) enlas intoxicaciones por sustancias de liberación retardada (carbamacepina, dapsona,fenobarbital, quinina, teofilina, salicilatos) o sustancias con recirculación enterohepáticaactiva (digitoxina, carbamacepina, meprobamato, indometacina, antidepresivostricíclicos, Amanita phalloides).- Si dosis repetidas, tras la dosis inicial las siguientes serán de 025-05 g/Kg cada 2-6horas.
  • Sustancias con adsorción mínima o nula por carbón activado:Sustancias adsorbidas por el carbón activado (* sustancias susceptibles de ser tratadascon dosis múltiples de carbón activado, ** se recomiendan dosis múltiples de carbónactivado):
  • COMPLICACIONESLas complicaciones son poco frecuentes si el personal está bien entrenado y conoce losriesgos.Complicaciones relacionadas con la colocación de la sonda:- Lesión mecánica de vía aérea, esófago o estómago.- Complicaciones respiratorias por el uso de lubricantes liposolubles (vaselina) que nose disuelven si la sonda entra accidentalmente en los bronquios.- Obstrucción o intubación laringotraqueal. Tos, disfonía o pérdida del llanto indicaránque la sonda a entrado en la traquea y se debe retirar inmediatamente.- Laringoespasmos en paciente semiinconscientes.- Aspiración del contenido gástrico provocado por el vómito (neumonía aspirativa).Complicaciones durante el lavado gástrico:- Bradiarrítmias provocadas por el estímulo vagal debido al reflejo nauseoso y alestímulo mecánico producido por el lavado.- Taquicardias, taquipnea, disminución de la saturación de 02, HTA.- Hipotermia por uso de líquidos fríos.- Aspiración del contenido gástrico o líquido de lavado a los pulmones por disminucióndel nivel de conciencia con mal control de vía aérea. Esto puede desencadenar unaneumonía por aspiración.- Distensión gástrica por exceso de líquido dentro del estómago, lo que facilitaría elvómito y aumentaría el riesgo de aspiración.- Sangrado gástrico debido a una succión agresiva.- Alteraciones hidroelectolíticas: hipernatremia (infrecuente, salvo instilación decantidades excesivas de suero) o hiponatremia (por el uso de agua y solucioneshipotónicas).- Paso de tóxico al intestino delgado por la introducción de excesivo líquido (se evita sino se instilan más de 200-300 cc en cada ciclo).- Hemorragia subconjuntival por el esfuerzo, tos o vómitos.Complicaciones del uso de carbón activado:- Vómitos (15%): más frecuente si ya vomitaba antes. Si realiza 1 vómito abundanteantes de 30 min de la administración del carbón activado, dar nueva dosis de 05 g/Kg.- Aspiración pulmonar (06%), especialmente si lavado gástrico. Es fundamental laprotección de la vía aérea.- Estreñimiento.
  • CONTRAINDICACIONESEstán relacionadas con el estado del paciente y del tóxico ingerido: Paciente RiesgosObnubilado / comatoso Aspiración: intubar previo al lavado.Alteraciones anatómicas: estenosisesofágica, riesgo de hemorragia o Perforación esofágica o sangrado.perforación intestinal, cirugía esofágica ovarices esofágicas.Traumatismo craneal, máxilo-facial y/o Penetración de sonda al encéfalo. Se evitasospecha de fractura de base de cráneo. empleando siempre la vía orogástrica. Riesgos Tipo de intoxicación Aspiración y neumonitis químicaIntoxicación por hidrocarburo (contraindicación relativa).Ingestión de cáusticos, álcalis, ácidos y /o Favorece el reflujo. Rotura esofágica.derivados del petróleo No ofrece beneficios y puede aumentar laIntoxicaciones leves morbilidad.CONTRAINDICACIONES DEL CARBÓN ACTIVADO- Vía aérea no protegida y disminución del nivel de consciencia.- Ingestión de ácidos o álcalis (corrosivos).- Ingestión aislada de litio, hierro, metales pesados o etanol.- Si su uso incrementa el riesgo de aspiración de hidrocarburos.- Pacientes con riesgo de hemorragia o perforación gástrica (relativa).- Ingesta de sustancias con riesgo de convulsiones o de disminución del nivel deconsciencia (clonidina, antidepresivos tricíclicos) (relativa).
  • OBSERVACIONES- El lavado gástrico es un procedimiento de urgencia y no una técnica habitual.- Se trata de una técnica no complicada y sencilla, pero donde es primordial lacompenetración del equipo (realización por enfermería, control de vía aérea, indicacióny supervisión por el pediatra especialista, con valoración global, identificación de lascausas y balance riesgo-beneficio).- El tipo de tóxico, la cantidad ingerida, el tiempo transcurrido y la situación clínica delpaciente determinará la actitud posterior, por lo que la rapidez del personal es clave paraque sea un procedimiento efectivo.- El interrogatorio y apoyo a los padres o familiares es importante ya que la mayoría deveces conlleva una carga de culpabilidad, pues en ocasiones el pronóstico esdesfavorable con el resultado de secuelas en el niño y a veces incluso la muerte (inferioral 1%).ERRORES- Indicación inadecuada: intoxicaciones leves con excesivo tiempo de evolución,lavados de castigo, etc.- Posición del paciente sentado o en supino: debe de permanecer en decúbito lateralizquierdo y en posición de Trendelemburg para evitar el paso de tóxicos al duodeno.- Utilizar sondas de poco calibre.- No realizar aspiración previa al lavado, lo que puede provocar distensión gástrica.- Realizar los lavados con agua, lo que puede producir alteración hidroelectrolítica.BIBLIOGRAFÍA1. http://www.enfermería21.com/textos. Esther Fernández Urriola, Guía orientativa dellavado gástrico.2. J.L. Quintana Gómez, M.E. Morrel Sixto. Lavado gástrico: cómo y cuándoutilizarlo. JANO, vol 54,nº 1245.3. http://www.enferurg.com. Técnicas. Protocolo lavado gástrico.4. Álvarez E, Ferro T, Gili P, Montero T, Navarro R, Sans A. Vaciado gástrico enintoxicaciones por vía oral. Rol de Enfermería 1988;(122): 20-25.5. Abbruzzi G, Stork CM. Pediatric toxicologic concerns. Emerg Med Clin NorthAm 2002 Feb;20(1): 223-47.6. American Academy of Clinical Toxicology, European Association of PoisonsCentres and Clinical Toxicologists: Position stament and practice guidelines on the useof multidose activated charcoal in the treatment of acute poisoning. J Toxicol ClinToxicol 1999;37:731-51.
  • 7. Amigo M, Faro J. Descontaminación digestiva en pacientes con intoxicaciónmedicamentosa aguda. Emerg 2003; 15: 18-26.8. Bond GR. The role of activated charcoal and gastric emptying in gastrointestinaldecontamination: a state of the art review. Ann Emerg Med 2002 Mar;39(3):273- 86.9. Burns MM. Activated charcoal as the sole intervention for treatment afterchildhoodpoisoning. Curr Opin Pediatr 2000 Apr;12(2):166-71.10. Pediatric Toxicology. David L. Eldridge, MD et al. Emergency Med Clin NAm 2007;15:283-308.11. Chyka PA, Seger et al. Position paper:single-dose activated charcoal. ClinToxicol (Phila) 2005;43(2):61-87.12. Osterhoudt KC et al. Activated charcoal administration in a pediatricEmergency department. Ped Emerg Care 2004;20(8):493-8.13. Adam cheng, MD et al. Improving the Palatability of Activated Charcoal inPediatrics Patients. Pediatric Emergency Care 2007;23 (6).14. Robert Michael Lapus. Activated charcoal for pediatric poisonings: theuniversal antidote? Current Opinion in Pediatrics 2007; 19:216-222.15. Tucker JR. Indications for thecniques of, complications of and efficacy ofgastric lavage in treatment of the poisoned child. Current Opinions inPediatrics 2000;12:163-165.