TFG-Metodos de Entrenamiento de la Velocidad en Fútbol
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

TFG-Metodos de Entrenamiento de la Velocidad en Fútbol

on

  • 2,274 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,274
Views on SlideShare
2,269
Embed Views
5

Actions

Likes
2
Downloads
88
Comments
0

2 Embeds 5

https://twitter.com 3
http://www.linkedin.com 2

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

TFG-Metodos de Entrenamiento de la Velocidad en Fútbol Document Transcript

  • 1. TRABAJO FIN DE GRADOMÉTODOS DEENTRENAMIENTO DE LAVELOCIDAD EN FÚTBOLREVISIÓN SISTEMÁTICAAutor: Antonio José Rísquez BretonesTutor: Dr. Bernardo Requena SánchezTitulación: Grado en Ciencias de la Actividad Física y del DeportePromoción: 2009/2013
  • 2. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/131INDICEIntroducción………………………………………………………………...Página 2Métodos……………………………………………………………………..Página 3Resultados…………………………………………………………………..Página 4Discusión……………………………………………………………………Página 5Futuras investigaciones……………………………………………………..Página 21Conclusiones………………………………………………………………..Página 21
  • 3. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/132MÉTODOS DE ENTRENAMIENTO DE LA VELOCIDAD EN FÚTBOL –REVISIÓN SISTEMÁTICAAntonio José Rísquez Bretones1(1) Universidad Pablo de Olavide, Sevilla, EspañaINTRODUCCIÓNLa velocidad puede definirse como la capacidad que se manifiesta por completoen aquellas acciones motrices donde el rendimiento máximo no queda limitado por elcansancio (García Manso, et al. 1996). En el deporte debería definirse como lacapacidad de conseguir, en base a procesos cognitivos, máxima fuerza volitiva yfuncionalidad del sistema neuromuscular, una rapidez máxima de reacción y demovimiento en determinadas condiciones establecidas (Grosser, et al. 1992). Estadefiniciones serían correctas en actividades o deportes cíclicos, pero en actividades odeportes acíclicos hay más factores que determinan la velocidad y que pueden serdeterminantes como pueden ser la capacidad coordinativa, la de toma de decisiones,además en una actividad o deporte en el que se incluya un móvil, como es el caso delfútbol, existen factores como la capacidad coordinativa, de equilibrio, la técnica y latáctica respecto al móvil y al rival entre otras. Delecluse, et al. (1995) divide el sprint entres fases: aceleración, máxima velocidad y resistencia a la velocidad. Estas tres fases sedan en cualquier sprint independientemente de que sea un deporte acíclico o un deportecíclico.En fútbol se considera que un jugador está realizando un sprint en un partidocuando se desplaza a >25.2 Km/h (Bradley, S., Di Mascio, M., Peart, D., Olsen, P., &Sheldon, B. 2010; Carling, C., Le Gall, F., & Dupont, G. 2012; Di Salvo, V., Baron, R.,
  • 4. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/133González-Haro, C., Gormasz, C., Pigozzi, F., & Bachl, N. 2010). Como demuestraBradley, et al. (2010) el jugador pasa sólo un 0,6% del tiempo total de partidoesprintando, es decir, recorre una media de 264m (para este dato no se encuentrandiferencias entre jugadores internacionales y no internacionales). Esa distancia equivaleentre 1-12% de la distancia total recorrida en un partido y aunque es poco es una de lasactividades más importantes en fútbol (Di Salvo, et al., 2010; Carling, et al. 2012;Kaplan, T. 2010).Se considera que un jugador está realizando un sprint con balón cuando sedesplaza a más de 19.1Km/h, según esto cada jugador en un partido recorre una mediade 65.3m esprintando con balón, es decir, un 34.3% de la distancia que un jugadorrecorre con balón durante un partido (Carling, C. 2010).Esta revisión surge de la falta de un consenso sobre el entrenamiento que mayorefecto positivo tiene sobre la capacidad de esprintar en fútbol. Los objetivos de estarevisión son (1) analizar y (2) clasificar la literatura de los diferentes métodos deentrenamiento de la velocidad en fútbol; (3) conocer las mejoras producidas en lacapacidad de esprintar y (4) clarificar el método de entrenamiento de velocidad másefectivo en la capacidad de esprintar.MÉTODOSEsta revisión sistemática de la literatura disponible se llevó a cabo de acuerdocon las directrices de la guía PRISMA (Preferred Reporting Items for Systematicreviews and Meta-analyses) (Urrútia, G., & Bonfill, X. 2010). Un revisor realizó elanálisis de la literatura hasta el 15 de diciembre de 2012.
  • 5. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/134Con el fin de garantizar la calidad de los artículos, se investigaron laspublicaciones pertinentes antes del 15 de diciembre de 2012, en la base de datoselectrónica de conocimiento PubMed, utilizando la palabra clave “soccer training”.Los criterios de inclusión para estos artículos fueron: (1) realizados conjugadores de fútbol, (2) tener un pre-test y un post-test en el que se evaluase el sprint y(3) escritos en inglés. Los criterios de exclusión fueron: (1) incluyesen mujeres, (2) noincluyesen un entrenamiento previo y (3) no incluyesen datos relevantes.Para organizar los contenidos, los estudios se agruparon de acuerdo a lasestrategias de entrenamiento utilizadas (fuerza, pliometría, RSA y combinado).Figura 1; Proceso de selección de artículosRESULTADOSLa búsqueda identificó 1596 títulos en la base de datos descrita. Se importarontodas las referencias encontradas mediante un software gestor de referencias (EndNoteX6) y tras la lectura de los títulos y abstracs se eliminaron 1448 quedándonos con 148artículos. Los 148 se leyeron a texto completo y se eliminaron 132 por criterios deexclusión quedando así 16 artículos. Al finalizar el proceso de selección los 16 artículos
  • 6. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/135escogidos fueron leídos y analizados en profundidad para realizar la revisiónsistemática. (Figura 1)El análisis cronológico de los artículos que componen esta revisión pone demanifiesto el reciente desarrollo en este área de conocimiento, destacando que en elperiodo de los últimos cinco años (2008-2013) han sido escritos el 81,25% de losartículos en los que se apoya esta revisión y que en el periodo de los últimos tres años(2010-2013) han sido escritos el 61,5% de dichos artículos.DISCUSIÓNEntrenamiento de fuerzaEl entrenamiento de fuerza contiene variedad de ejercicios y metodologíasdiferentes. Así mismo, la forma en que se cuantifica la carga en las diferentesmetodologías propuestas también difiere. Así, la forma universal de cuantificar la cargade un entrenamiento de fuerza es mediante la RM, aunque recientemente la velocidad ala que se desplaza la resistencia externa se muestra como el modo más válido (Sánchez-Medina, L., & González-Badillo, J.J. 2011). Esta heterogeneidad en la metodologíapropuesta queda de manifiesto en los artículos revisados en el presente trabajo donde noexiste coincidencia en ningún trabajo experimental (véase tabla 1).Según la literatura revisada la primera investigación con entrenamiento de fuerzaen jugadores de fútbol en los que se obtiene una mejora en el rendimiento del sprint esen el artículo de Kotzamanidis, C., Chatzopoulos, D., Michailidis, C., Papaiakovou, G.,& Patikas, D. (2005). En dicho estudio utilizaron jugadores griegos a los cuales lesprogramaron 13 semanas de entrenamiento con 3 sesiones semanales. El entrenamientoconsistió en 3 ejercicios (half squat, step up y leg curl) con una intensidad de 3RM,
  • 7. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1366RM y 8RM y cada intensidad tenía 4 series. Tras el periodo de entrenamiento hallaronuna mejora significativa en el T20m (s) del 0,46% (4,33±0,17 vs. 4,31±0,16).Tras Kotzamanidis et al. (2005) aparece una publicación de Ronnestad, B.,Kvamme, N., Sunde, A., & Raastad, T. (2008) en la que plantearon 7 semanas deentrenamiento (2 sesiones semanales) con jugadores de primera división danesa.Presentaron un programa de entrenamiento de fuerza con dos ejercicios: half squat y hipflexion. El volumen era de 3 a 5 series (con aumento semanal) y una intensidad de4(6)RM. Tras el periodo de entrenamiento hallaron una mejora en el T40m (s) (tiempoempleado en realizar 40 m a sprint) del 1,3% (5,44±0,08 vs. 5,37±0,06), en laaceleración de un 1,7% (1,79±0,03 vs. 1,76±0,02) y en el pico de velocidad (s) de un0,85% (1,18±0,02 vs. 1,17±0,01). Además encontraron unos resultados paralelos en losque muestran que si se añade un entrenamiento pliométrico al entrenamiento de fuerzatambién se obtienen mejoras, pero estas mejoras son menores, de un 1,11% (5,43±0,06vs. 5,37±0,07) en T40m (s) y de un 1,14% (1,76±0,02 vs. 1,74±0,02) en la aceleración(s).Posteriormente Chelly, M., Fathloun, M., Cherif, N., Ben Amar, M., Tabka, Z.,& Van Praagh, E. (2009) platearon con jugadores junior tunecinos, 8 semanas deentrenamiento con 2 sesiones a la semana. El entrenamiento consistió en 4 series de“Back Squat” de 7 a 2 repeticiones variando la intensidad desde el 70% de 1RM hastael 90% de 1RM. Una vez finalizado el entrenamiento obtuvieron una mejora en lavelocidad máxima (m/s) del 11,87% (7,84±0,53 vs. 8,77±0,44) y en la aceleración (m/s)del 7,14% (3,5±0,18 vs. 3,75±0,13). Además hallaron una ganancia en CMJ (cm) del7,4% (33,8±4 vs. 36,3±3) y en SJ (cm) del 9,8% (31,5±4 vs. 34,6±3).
  • 8. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/137Buchheit, M., Mendez-Villanueva, A., Delhomel, G., Brughelli, M., & Ahmaidi,S. (2010) realizaron al inicio de la temporada un periodo de entrenamiento de 10semanas (una sesión semanal) con jugadores de élite adolescentes. Este entrenamientoconsistió en 4-6 series de 4-6 ejercicios (unilateral CMJs to box, horizontal (hop) anddepth (hurdles) plyometric jumps, calf jumps, agility drills (ladders) and repeatedstanding start sprints) a intensidad máxima. El tiempo de recuperación programado fuede 45 segundos entre repetición y de 3 minutos entre serie. Una vez finalizadas las 10semanas obtuvieron mejoras en el T10m (s) (Tiempo en realizar un sprint de 10 m) del0,52% (1.93±0,12 vs. 1,92±0,13) y en el T30m (s) (Tiempo en realizar un sprint de 30m) del 1,96% (4,66±0,23 vs. 4,57±0,23). Además de una mejora en el tiempo de sprint,obtuvieron una mejora en el CMJ (cm) del 14,68% (35,4±7,8 vs. 40,6±8,8).Lo último encontrado en la literatura revisada es de Ronnestad, B., Nymark, B.,& Raastad, T. (2011) los cuales utilizaron jugadores profesionales noruegos a los que leplantearon un entrenamiento de 22 semanas (1 sesión por semana), usando lapretemporada y parte de la temporada. El entrenamiento consistió en un solo ejercicio“half squat” del cual se realizaban 3 series de 4RM. Una vez finalizado enentrenamiento obtuvieron una mejora del T40m (s) del 1,8% (5,39±0,07 vs. 5,29±0,05).Además de la mejora en el sprint obtuvieron una mejora en la RM (kg) del 17,2%, en elCMJ (cm) del 4,5% y en el SJ (cm) del 3,3%.
  • 9. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/138Tabla 1.; Literatura revisada sobre el entrenamiento de fuerza con mejoras en el rendimiento de sprint en jugadores de fútbolARTICULO MOMENTO TEMPORADA DURACIÓN JUGADORES INTERVENCIÓN EFECTOS**Buchheit, M et al. 2010. Inicio de temporada10 semanas(1 sesión/semana)N = 10 adolescentes éliteEjercicios: unilateral CMJs to box, horizontal (hop) anddepth (hurdles) plyometric jumps, calf jumps, agility drills(ladders) and repeated standing start sprintsIntensidad: maximaVolumen: 4-6 series x 4-6 ejerciciosRecuperación: pasiva 45" (repeticiones) y 3’ (series) ↓ T10m (+0,52%) ↓ T30m (+1,96%) ↓ RSAbest (+0,16%) ↓ RSAmean (+0.80%) ↑ CMJ (+14,68%)Chelly, M. et al. 2009. Temporada8 semanas(2 sesiones/semana)N= 11 jugadores juniorsEjercicio: Back squatIntensidad: 70%-90% RMVolumen: 1x7 70%RM1x4 80%RM1x3 85% RM1x2 90% RM ↑RM (Kg) (+35,2%) ↑Pico de trabajo (W) (+7,3%) ↑ SJ (cm) (+9,8%) ↑CMJ (cm) (+7,4%) ↑ aceleración (s) (+7,14%) ↑ Velocidad (m/s) (+11,87%)Kotzamanidis, C. et al. 2005. -13 semanas(3 sesiones/semana)N=11 jugadores griegosEjercicios: half squat, step up y leg curlsIntensidad: 4x 3,6,8 RM ↓ T30m (s) (+0,46%)Ronnestad, B. et al. 2008. Temporada7 semanas(2 sesiones/semana)N= 21 jugadores de Primera División NoruegaEntrenamiento fuerza: Half squat & Hip flexionIntensidad: 4(6) RMVolumen: 3 series las 2 primeras semanas y 4 series las 3siguientes y 5 series la última semana ↑RM (Kg) (+25,9%) ↑ Pico de velocidad (T entre 30-40m)(0,85%) ↑ Aceleración (s) (+1,7%) ↓ T 40 m (s) (+1,3%)Entrenamiento pliométrico + fuerzaEjercicios: Alternate leg bound, double leg hurled jump &single leg forward hop. ↑ RM (kg) (+22,9%) ↑ Pico de velocidad (T entre 30-40m)(+0,85%) ↑ Aceleración (s) (+1,14%) ↓ T40 m (+1,11%)Ronnestad, B. et al. 2011. Pretemporada y Temporada22 semanas(1 sesión/semana)N=7 jugadores profesionales noruegosEjercicio: Half squatIntensidad: 4RMVolumen: 3x4RM ↑ RM (kg) (+17,2%) ↑ CMJ (cm) (+4,5%) ↑ SJ (cm) (+3,3%) ↓ T40 m (+1,8%)* CMJ= Countermovement jump; RM= Repetición máxima SJ= Squat Jump; T10m= Tiempo en 10 metros; T30m= Tiempo en 30 metros; T40m= Tiempo en 40 metros.** Los porcentajes muestran el porcentaje de mejora en los tests.
  • 10. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/139Según la literatura revisada se muestra como un entrenamiento de fuerza basadoen el ejercicio “half squat” trabajado una vez a la semana durante 22 semanas con unaintensidad de 4RM causa el mayor porcentaje de mejora (1,80%) en el T40m (s)(Kotzamanidis, et al., 2005). Se podría argumentar que esta mejora es la mayor porqueel tiempo de entrenamiento es muy superior al del resto de los estudios. Respecto a laaceleración y la velocidad máxima un entrenamiento de “half squat” durante 8 semanas(2 sesiones a la semana) y variando la intensidad desde el 70% al 90% de 1RMconsigue el mayor porcentaje de mejora en el rendimiento (Chelly, et al., 2009). En basea los resultado de Ronnestad, et al. (2008) se podría decir que un entrenamiento aisladode fuerza conlleva mayores ganancias positivas en el rendimiento de sprint que si se leacompaña de un entrenamiento pliométrico.Pese a la compleja variedad en la metodología utilizada en cada investigación,todas ellas obtienen mejora en el rendimiento de sprint en un jugador de fútbol.Entrenamiento de RSA (repeated sprint ability)El fútbol es un juego, que requiere que los jugadores realicen repetidamenteesfuerzos máximos o sub-máximos de corta duración, en periodos de recuperacióncortos durante todo el partido. Por lo tanto, la capacidad de los jugadores para recuperary reproducir el rendimiento en sprint, denominado como la capacidad de sprintrepetidos (RSA) es considerada por muchos entrenadores como un componente físicoimportante. (Girard, O., Racinais, S., Kelly, L., Millet, G., & Brocherie, F. 2011).Este tipo de entrenamientos suelen consistir en la realización de un número derepeticiones de sprint (entre 8 y 16), a la máxima intensidad (“all out”) la cual sueleestar entre el 120% y el 150% de la VAM (velocidad aeróbica máxima) del jugador.
  • 11. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1310En base a la literatura revisada, la primera publicación sobre el entrenamiento deRSA en el que se ve afectado el sprint en jugadores de fútbol es de Dupont, G., Akakpo,K., & Berthoin, S. (2004) (véase Tabla 2). Estos autores plantearon durante latemporada un entrenamiento de 10 semanas con 2 sesiones semanales para jugadoresprofesionales. El entrenamiento consistió en una sesión de RSA de 12-15 repeticiones“all out” de 40m con una recuperación pasiva de 30 segundos y una sesión de HIT(High Intensity Training) en la que se realizaban 2 series de 12-15 repeticiones al 120%de la VAM con una recuperación pasiva de 15 segundos. Tras el periodo deentrenamiento hallaron mejoras en el T40m (s) del 3,73% (5,56±0,15 vs. 5,35±0,13).Posteriormente Buchheit, et al. (2010) utilizaron jugadores de élite adolescentes a losque programaron un entrenamiento (10 semanas y 1 sesión semanal) de carrera al 120%de la VAM. En el entrenamiento se realizaban 2-3 series de 5-6 repeticiones de 15-20metros con una recuperación pasiva de 14 segundos o una activa de 23 segundos. Trasel entrenamiento encontraron mejoras en el T10m (s) del 1,55% (1,96±0,05 vs.1,93±0,08), en el T30M (s) del 2,17% (4,70±0,12 vs. 4,60±0,19). Además hallaron unamejora en el RSAmean (s) –media del tiempo de todos los sprints realizados en unaseries- del 2,68% (6,35±0,20 vs 6,18±0,14).Así mismo, Tonnessen, E., Shalfawi, S., Haugen, T., & Enoksen, e. (2011)utilizaron jugadores juniors noruegos durante 10 semanas (1 sesión semanal) depretemporada. El entrenamiento consistió en 3-5 series de 4-5 repeticiones de 40m a unaintensidad “all out” con una recuperación de un minuto y medio entre repetición y 10minutos entre serie. Finalizado el entrenamiento hallaron mejora en el T40m (s) del1,16% (5,21±0,21 vs. 5,15±0,20), en el tiempo de 10x40m RSA (s) del 2,26%(5,42±0,18 vs. 5,30±0,14) y en la velocidad de 20m (s) del 2,14% (2,38±0,11 vs.2,33±0,13).
  • 12. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1311Finalmente, la última investigación publicada (Meckel, Y., Gefen, Y., Nemet,D., & Eliakim, A. 2012) al respecto mostró el efecto de dos tipos de entrenamiento desprints repetidos durante 7 semanas de la pretemporada (4 sesiones semanales). Ungrupo entrenó mediante “Sprint Cortos” consistente en 2-6 series (aumento progresivosemanal) de 4 repeticiones de sprint de 50 metros con 2 minutos de recuperación entrerepetición y 4 minutos entre serie. Un segundo grupo entrenó mediante “Sprint largos”en 4-6 repeticiones de 200m al 85% de la velocidad máxima con 5 minutos derecuperación entre repetición. Los resultados del entrenamiento de “Sprint Cortos”mostraron una mejora del T30m (s) del 2,53% (4,86±0,19 vs. 4,74±0,20), en el tiempode 4x10m (s) del 2,93% (9,83±0,23 vs. 9,55±0,33) y en el T250m (s) del 3,69%(39,82±2,17 vs. 38,40±2,27). El entrenamiento de “Sprint Largos” mostró una mejoraen T30m (s) del 1,68% (4,82±0,23 vs. 4,74±0,22) y en T250m (s) del 2,85%(38,58±2,48 vs. 37,51±2,52). Aunque la mayor mejora de este entrenamiento se da en elVo2max (ml/kg/min) que mejoró un 10,24% (44,9±5,2 vs. 49,5±5,4). La gran mejora deeste último dato podría deberse a que el entrenamiento se realiza en pretemporada,periodo donde es más fácil incidir sobre el Vo2max debido a que los jugadores vienende un periodo prolongado de descanso. Posiblemente si se reprodujese esteentrenamiento en mitad de temporada no se conseguirían estas mejoras en el Vo2max.En resumen, como se puede observar en base a la literatura revisada, con unentrenamiento basado en RSA de 2 a 6 series de 4 a 15 repeticiones y a una intensidad“all out” o del 120% de la VAM se pueden conseguir mejoras en el T30m (s) de un1,68% hasta un 2,53% además de conseguir una mejora del T10m (s) de hasta un1,55%.
  • 13. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1312Tabla 2.; Literatura revisada sobre el entrenamiento de RSA con mejoras en el rendimiento de sprint en jugadores de fútbolARTICULO MOMENTO TEMPORADA DURACIÓN JUGADORES INTERVENCIÓN EFECTOS**Buchheit, et al. 2010. Inicio de temporada10 semanas(1 sesión/semana)N = 10 adolescentes éliteEjercicio: CarreraIntensidad: 120% VAMVolumen: 2-3x5-6 rep m de 15-20m shuttlesprintsRecuperación: 14 pasiva o 23 activa ↓T10m (+1,55%) ↓T30m (+2,17%) ↓ RSAbest (+2,91%) ↓ RSAmean (+2,68%) ↑ CMJ (+7.04%)Dupont, et al. 2004. Temporada10 semanas(2 sesiones/semana)N = 22 jugadores profesionales francesesRSA (1 sesión/semana)CarreraIntensidad: all-outVolumen: 12-15x40mRecuperación: 30 pasiva+HIT (1 sesión/semana)CarreraIntensidad: 120% VAMVolumen: 2x12-15rep de 15Recuperación: 15 pasiva ↓ T40m (+3,73% )Meckel, Y. et al. 2012. Pretemporada7 semanas(4 sesione/semana)N=11 jugadores juniorsEjercicio: Sprint cortosVolumen: 2-6 series (aumento semanal) 4 x50mIntensidad: all-outRecuperación: 2’ (rep) y 4’ (serie) ↑ Vo2max (+6,50%) ↓ T30m (s) (+2,53%) ↓ T50m (s) (+3,69%) ↓ T 4x10m (s) (+2,93%)N=13 jugadores juniorsEjercicio: Sprint largoVolumen: 1 serie 4-6rep x 200mIntensidad: 85% VmaxRecuperación: 5’ ↑ Vo2max (+10,24%) ↓ T30m (s) (+1,68%) ↓ T250m (s) (2,85%) ↓ T4x10m (s) (+1.04%)Tonnessen, E. et al. 2011. Pretemporada10 semanas(1 sesión/semana)N=10 jugadores junior élite noruegosEjercicio: SprintVolumen: 3-5 series4-5 rep x 40mIntensidad: All-outRecuperación: 1’30’’ (rep) y 10’ (serie) ↓ T40m (s) (+1,16%) ↓ T10x40m RSA (s) (+2,26%) ↑ 20m Top Speed (s (+2.14%) ↑ CMJ (cm) (+7,67%)*CMJ= Countermovement jump; RSA= Repeated sprint ability; T10m= Tiempo en 10 metros; T30m= Tiempo en 30 metros; T40m= Tiempo en 40 metros; T50m= Tiempo en 50 metros; T250m= Tiempo en 250metros; T4x10m= Tiempo en realizar 4 sprint de 10 metros; T10x40m= Tiempo en realizar 10 sprint de 40 metros; Vo2max= Consumo oxígeno máximo.** Los porcentajes muestran el porcentaje de mejora en los test.
  • 14. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1313Entrenamiento de pliometríaEs una metodología de entrenamiento recientemente aplicada al ámbito delfútbol (véase tabla 3). Además hay muy poca información publicada referente a losefectos del entrenamiento pliométrico en la capacidad de esprintar. Impellizzeri, et al.(2008) utilizaron un entrenamiento pliométrico en jugadores amateurs, durante 4semanas (3 sesiones semanales) de la pretemporada en el cual incluyen: verticaljumpings, drop jumps, bounding y broad jumping. El entrenamiento lo realizarondividiendo al equipo en dos grupos, uno entrenó en césped y otro en arena. Tras elentrenamiento hallaron una mejora en el T10m (s) entre el 3,8% (1,89±0,08 vs.1,82±0,07) y el 4,4% (1,88±0,09 vs. 1,80±0,11) y en el T20m (s) entre un 2,5%(3,19±0,15 vs. 3,11±0,11) y un 2,8% (3,23±0,08 vs. 3,14±0,09). Además de encontrarestas mejoras también mostraron como con este tipo de entrenamiento se reducía lasensación de dolor muscular después del entrenamiento.Meylan, C., & Malatesta, D. (2009) utilizaron jugadores adolescentes a los queprogramaron un entrenamiento tradicional de fútbol incluyéndole dos sesionespliométricas a las semana durante 8 semanas en mitad de la temporada. Las sesionespliométricas estaban compuestas por: multiple jumps, horizontal y lateral boundings,skipping y footwork. Tras las 8 semanas encontraron mejoras en el T10m (s) del 2,1%(1,96±0,07 vs. 1,92±0,07).Por último Chelly, M., Ghemen, M., Abid, K., Hermassi, S., Tabka, Z., &Shephard, R. (2010) utilizaron jugadores juniors a los que les programaron unentrenamiento pliométrico (hurdle jumps y drop jumps) de 8 semanas (2 sesionessemanales) durante la temporada. Tras el periodo de entrenamiento, hallaron una mejora
  • 15. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1314en la velocidad máxima (m/s) del 9,75% (8,2±0,2 vs. 9,0±0,2) y en la aceleración (m/s)del 10% (4,0±0,5 vs. 4,4±0,4).En resumen, sobre la literatura revisada, el tipo de entrenamiento mostrado quecausa mejora en el rendimiento de sprint es muy variado y va desde un simple trabajo dehurdle jumps y drop jumps hasta un trabajo en el que se incluyen hasta 6 tipos deejercicios pliométricos. Independientemente de la metodología utilizada, todos losentrenamientos mostrados en las investigaciones revisadas provocan una mejora en elrendimiento de sprint de un jugador de fútbol. Esto lleva a la conclusión de que hay queser eficientes en los entrenamiento y si con menor trabajo se puede alcanzar la mismamejora, mejor ya que el tiempo ahorra se le puede dedicar a la mejora técnico-táctica deljugador.Uno de los problemas que se encuentran en este tipo de entrenamientos es queno se cuantifican los cambios neurales provocados por el entrenamiento para explicar sila mejora en el rendimiento de sprint se debe por cambios a nivel muscular o neural.
  • 16. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1315Tabla 3.; Literatura revisada sobre el entrenamiento de pliometría con mejoras en el rendimiento de sprint en jugadores de fútbolARTICULO MOMENTO TEMPORADA DURACIÓN JUGADORES INTERVENCIÓN EFECTOS**Chelly, M. et al. 2010. Temporada8 semanas(2 sesiones/semana)N=12 jugadores juniorsEntrenamiento tradicional de fútbol+Sesión pliométrica(hurdle jump y drop jumps) ↑ CMJ (N) (+1,85%) ↑ CMJ (W) (+4,78%) ↑ SJ (m/s) (+4,1%) ↑Vmax (m/s) (+9,75%) ↑Aceleración (m/s) (+10%)Impellizzeri, F. et al. 2008. Pretemporada4 semanas(3 sesiones/semana)N=37 jugadores amateursEjercicios: Vertical jumping,Bounding, Broad jumping y Dropjump ↑ CMJ (cm) (+6,45%- 14,5%) ↑ SJ (cm) (5,3% - 10,2%) ↑ CMJ/SJ (+3,8% - 9%) ↓ T10m (s) (+3,8% - 4,4%) ↓ T20m (s) (+2,8% – 2,5%)Meylan, C. et al. 2009. Temporada8 semanas(2 sesiones/semana)N=14 jugadores adolescentesEntrenamiento tradicional de fútbol+Sesión pliométricaEjercicios: Multiple jumps (anklehop, vertical and lateral hurdle jump),horizontal and lateral bounding,skipping, and footwork (speedladder).Volumen: 2-4 series x 6-12repeticiones ↑ CMJ (cm) +7,9% ↓ T10m (s) (+2,1%) ↓ Tiempo de agilidad (s)*CMJ= Countermovement jump; SJ= Squat Jump; T10m= Tiempo en 10 metros; T20m= Tiempo en 20 metros; Vmax= Velocidad Máxima.** Los porcentajes muestran el porcentaje de mejora en los tests.
  • 17. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1316Entrenamiento combinadoLa mayoría de metodologías basadas en este tipo de entrenamiento, suelencombinar un trabajo de fuerza con un trabajo de velocidad, de ahí su nombre de“entrenamiento combinado”. El primer artículo científico empleando esta metodologíade entrenamiento es el de Kotzamanidis, et al. (2005). Los artículos escritosposteriormente (tabla 4) han empleado este artículo como referencia en la discusión desus resultados. Kotzamanidis, et al. (2005) realizaron 13 semanas (3 sesionessemanales) con jugadores de fútbol griegos a los que programaron un entrenamiento defuerza mediante half squat, step up y leg curl con una intensidad de 3, 6 y 8 RM al quese le añadió un trabajo de velocidad consistente en 4-6 repeticiones de 30m a la máximaintensidad. Tras el entrenamiento obtuvieron una mejora significativa en el T30m (s) del3,5% (4,34±0,17 vs. 4,19±0,14). Antes del artículo de Kotzamanidis, et al. (2005), todoslos artículos basados en entrenamiento de fuerza en jugadores de fútbol no mejoraban elrendimiento en sprint. Por ello, este artículo marcó un antes y un después en elentrenamiento en fútbol ya que proporcionó la forma de combinar entrenamiento defuerza y velocidad en la misma sesión para obtener una mejora en el rendimiento desprint. Posteriormente, Mujika, I., Santisteban, J., & Castagna, C. (2009) realizaron unperiodo de entrenamiento en mitad de la temporada de 7 semanas con una sesiónsemanal en jugadores juniors. Dividieron al equipo en dos grupos y les programaron unentrenamiento diferente a cada uno. Para uno el entrenamiento era de fuerza (call rises,parallel squats y hip flexion) más acciones específicas de fútbol basadas en “small sidedgames”. Para el otro grupo se sustituye la sesión de fuerza por una sesión de velocidadla cual consistía en 2-4 series de 4 repeticiones de 30m. Al finalizar las 7 semanasobservaron que el grupo con trabajo de fuerza había reducido significativamente más eltiempo en 15m que el grupo con trabajo de velocidad. Mujika, et al. (2009) mostraron
  • 18. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1317como un entrenamiento corto de fuerza específica da lugar a un mayor rendimiento en elsprint de un futbolista que un programa corto de entrenamiento de velocidad. Asímismo, Maio Alves, J., Natal Rebelo, A., Abrantes, C., & Sampaio, J (2010) realizaronen pretemporada (6 semanas) y con jugadores de élite portugueses un entrenamientocombinado que consistía en 3 estaciones de ejercicios (1.- squat + skipping + sprint 5m;2.- calf extension + vertical jump + high ball header’s; 3.- leg extension + jump fromthe seated + 3 drop jump) más acciones específicas de fútbol y un entrenamientobasado en “small sided games”. Dividieron al grupo en 2, un grupo realizaba esteentrenamiento una vez por semana y otro dos veces en semana. Tras el periodo deentrenamiento obtuvieron mejoras en el T5m (s) del 9,17% (1,13±0,04 vs. 1,06±0,03) yen el T15m (s) del 6,17% (2,57±0,10 vs. 2,49±0,07) en el grupo de una sesión semanaly mejoras en el T5m (s) del 7,03% (1,09±0,07 vs. 0,99±0,03) y en el T15m (s) del3,11% (2,56±0,10 vs. 2,38±0,09) en el grupo de dos sesiones. Maio Alves, et al. (2010)demuestran con estos resultados que una sesión a la semana de este tipo deentrenamiento causa mayor efecto en el rendimiento del sprint del jugador que dossesiones semanales.Por último Wong, P., Chaouachi, A., Chamari, K., Dellal, A., & Wisloff, U.(2010) realizaron en pretemporada (8 semanas y 6 sesiones semanales) unentrenamiento intermitente (HIIT) con jugadores profesionales de Hong Kong. Enentrenamiento consistió en 16 repeticiones de 15 segundos al 120% de la VAM con 15segundos de recuperación más un trabajo de fuerza (high-pull, squat jump, bench press,back half squat y chin-up) a una intensidad de 6RM. Tras el periodo de entrenamientoencontraron une mejora del T10m (s) del 6,17% (1,89±0,02 vs. 1,78±0,02) y del T30mdel 2,79% (4,41±0,03 vs. 4,29±0,03).
  • 19. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1318En resumen, el tipo de entrenamiento combinado mostrado por todos los autorestras la revisión de la literatura (Kotzamanidis, et al. 2005; Mujika, et al. 2009; MaioAlves, et al. 2010; Wong, et al. 2010) presenta una metodología heterogénea respecto aejercicios, volumen e intensidad utilizados en el trabajo de fuerza. Pese a ello, todos losartículos siguen una línea en común, buscan una mejora en el rendimiento de sprintmediante un trabajo de fuerza complementado con un trabajo de velocidad.Entrenamiento aeróbicoSegún Helgerud, J., Engen, L., Wisloff, U., & Hoff, J. (2001) (Tabla 5) medianteun trabajo de 2 sesiones semanales durante 8 semanas en el que se realizó unentrenamiento intermitente de 4 series de 4 minutos a una intensidad del 90-95% de laFCmax con una recuperación activa de 3 minutos al 50-60% de la FCmax, se lograronuna mejora del número de sprints en un partido de hasta el 200%. Este entrenamientofue llevado a cabo por dos equipos juniors noruegos de élite, lo que lleva a pensar quees un estudio con una muestra suficientemente amplia y entrenada. Como aspectonegativo a reseñar en estos resultados es que los resultados se basan en un análisis de unsolo partido, por lo que se podría sugerir que los resultados de este artículo carecen de lareproducibilidad suficiente.
  • 20. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1319Tabla 4.; Literatura revisada sobre el entrenamiento combinado con mejoras en el rendimiento de sprint en jugadores de fútbolARTICULO MOMENTO TEMPORADA DURACIÓN JUGADORES INTERVENCIÓN EFECTOS**Kotzamanidis, C. et al. 2005. -13 semanas(3 sesiones/semana)N=12 jugadores griegosFuerza (half squat, step up y legcurls)Intensidad: 3-8 RM+VelocidadVolumen: 4-6 repeticiones de 30mIntensidad: all outRecuperación: 3’ entre repetición ↑ CMJ (+6,7%) ↑ SJ (7,8%) ↓ T30m (s) (+3,5%)Maio Alves, J. et al. 2010. Pretemporada6 semanas(1 sesión/semana)N=9 jugadores de élite portuguesesEjercicios: 3 estaciones (1.- squat +skipping + sprint 5m; 2.- calfextension + vertical jump + high ballheader’s; 3.- leg extension + jumpfrom the seated + 3 drop jump)Volumen: 3x12 repIntensidad: 60% RM ↓T 5m (s) (+9,17%) ↓T15m (s) (+6,19%) ↑SJ (cm) (+12,60%)6 semanas(2 sesiones/semana)N=8 jugadores de élite portuguesesEjercicios: 3 estaciones (1.- squat +skipping + sprint 5m; 2.- calfextension + vertical jump + high ballheader’s; 3.- leg extension + jumpfrom the seated+3 drop jump)Volumen: 3x12 repIntensidad: 60% RM ↓T5m (s) (+7,03%) ↓T15m (s) (+3,11%) ↑ SJ (cm) (+9,62%)Mujika, K. et al. 2009. Temporada7 semanas(1 sesión/semana)N=10 jugadores juniorsEjercicios: call rises, parallel squats,hip flexionVolume: 3 x 4 rep+Acciones específicas de fútbol ySSGs ↓T15m (s)N=10 jugadores juniorsEjercicio: SprintVolumen: 2-4 series ↓T 15m (s)
  • 21. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/13204 rep x 30mRecuperación: 90’’ (rep) y 3’ (serie)Wong et al. 2010. Pretemporada8 semanas(6-8 sesiones/semana)GE, N = 20 jugadores profesionalesde Hong KongEjercicio: CarreraIntensidad: 120% VAMVolumen: 16x15"Recuperación: 15"+Ejercicios: High-pull, jump squat,bench press, back half squat, chin-upIntensidad: RMVolumen: 4x6 repRecuperación: 3 ↓ T10m (+6,17%) ↓ T30m (+2,79%)* CMJ= Countermovement jump; CMJ20= Countermovement jump con carga 20kg; HS= Half Squat; FS= Full squat; SJ= Squat Jump; SSGs=Small Sided Games;T10m= Tiempo en 10 metros; T15m= Tiempo en 15metros; T30m= Tiempo en 30 metros.** Los porcentajes muestran el porcentaje de mejora en los tests.Tabla 5.; Literatura revisada sobre el entrenamiento aeróbico con mejoras en el rendimiento de sprint en jugadores de fútbolARTICULO MOMENTOTEMPORADADURACIÓN JUGADORES INTERVENCIÓN EFECTOS**Helguerud, et al. 2001Temporada(1ª mitad)8 semanas(2 sesiones/semana)N = 9 Noruegos juniors éliteEjercicio: Carrera ContinuaIntensidad: 90-95%FCmaxVolumen: 4x4’Recuperación: 3’ Jogging 50-60%FCmax ↑VO2máx +10,67% ↑No. de sprints +200% ↑ Distancia recorrida +19,91%* Fcmax= Frecuencia cardíaca máxima Vo2max= Consumo de oxigeno máximo.** Los porcentajes muestran el porcentaje de mejora en los tests.
  • 22. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1321FUTURAS INVESTIGACIONESSobre la revisión de la literatura realizada se sugieren dos consideraciones atener en cuenta en futuras investigaciones. Por un lado, se considera necesariocuantificar la relación entre la capacidad de rendimiento en un sprint lineal con elrendimiento del jugador durante la competición específica. Por otro lados, todos lostipos de entrenamiento revisados han mostrado una mayor o menor incidencia sobretests de velocidad lineal (T10m, T20m, T30m y T40m). Sin embargo, un jugador defútbol rara vez realiza un sprint de más de 10m en línea recta (Bloomfield, J., Polman,R., & O’Donoghue, P. 2007), por lo tanto para futuras investigaciones se hace necesariocomprobar el efecto de entrenamiento de fuerza similares a los empleados conanterioridad sobre tests de velocidad con cambio de dirección más específicos al juego.CONCLUSIÓNComo se ha mostrado anteriormente (Kotzamanidis, et al., 2005; Ronnestad, etal. 2008; Chelly, et al. 2009; Buchheit, et al. 2010; Ronnestad, et al. 2011)independientemente de la edad y nivel del jugador se observa como un periodo mínimode 7 semanas (1-2 sesiones semanales) con un entrenamiento de fuerza y ejercicios de“half squat” logra mejoras significativas en el sprint de los jugadores, en su aceleracióny en su velocidad máxima.Respecto al entrenamiento basado en RSA, independientemente del periodo dela temporada en que se encuentra un equipo, la edad de los jugadores y el nivelcompetitivo, un entrenamiento basado en RSA de 10 semanas con 1-2 sesionessemanales se pueden lograr mejoras en el rendimiento del sprint de un jugador de fútbol(Dupont, et al. 2004; Buchheit, et al. 2010; Tonnessen, et al. 2011; Meckel, et al. 2012).
  • 23. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1322En el entrenamiento pliométrico se observa como independientemente de lacategoría, edad y nivel de los jugadores, un trabajo de 2 sesiones semanales en unperiodo de 8 semanas (sin importar el periodo de la temporada) conlleva una mejora delrendimiento en sprint (T10m y T20m) entre un 2% y un 4,4% (Impellizzeri, et al. 2008;Meylan, C., & Malatesta, D 2009; Chelly, et al. 2010).Con un entrenamiento combinado de fuerza y velocidad de dos sesionessemanales durante un periodo mínimo de 6 semanas se pueden llegar a obtener mejorasde hasta un 6% en el T10m (s) y hasta un 3,50% en el T30m (s) (Kotzamanidis, et al.2005; Mujika, et al. 2009; Maio Alves, et al. 2010; Wong, et al. 2010).Como principal conclusión, tras analizar todos los datos obtenidos en base a laliteratura revisada se puede afirmar que un entrenamiento combinado de fuerza yvelocidad (Kotzamanidis, et al. 2005; Mujika, et al. 2009; Maio Alves, et al. 2010;Wong, et al. 2010) es el que presenta mayor beneficio para el rendimiento en sprint(T10m y T30m) de un jugador de fútbol. Por otro lado se puede decir que unentrenamiento de RSA (Dupont, et al. 2004; Buchheit, et al. 2010; Tonnessen, et al.2011; Meckel, et al. 2012) es el que mayor mejora de rendimiento obtiene en T40m. Esposible que esta mejora se deba a que la repetición de sprint se hace sobre esta distancia.Así mismo, destacar como conclusión secundaria que el entrenamiento aislado de fuerza(Kotzamanidis, et al., 2005; Ronnestad, et al. 2008; Chelly, et al. 2009; Buchheit, et al.2010; Ronnestad, et al. 2011) en jugadores de fútbol es el que menor mejora elrendimiento de sprint.
  • 24. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1323REFERENCIASBradley, S., Di Mascio, M., Peart, D., Olsen, P., & Sheldon, B. (2010). High-intensityactivity profiles of elite soccer players at different performance levels.Journal of Strenght and Conditioning research 24(9), 2343-2351.Bloomfield, J., Polman, R., O`Donoghue, P. (2007). Physical demands of differentpositions in FA Premier League soccer. Journal of Sport Science and Medicine6, 63-70.Buchheit, M., Mendez-Villanueva, A., Delhomel, G., Brughelli, M., & Ahmaidi, S.(2010). Improving repeated sprint ability in young elite soccer players:repeated shuttle sprint vs explosive strenght training. Journal of Strenght andConditioning research 24(10), 2715-2722.Carling, C. (2010). Analysis of physical activity profiles when running with the ballin a profesional soccer team. Journal of Sport Sciencies 28(3), 319-326.Carling, C., Le gall, F., & Dupont, G. (2012). Analysis of repeated high-intensityrunning performance in profesional soccer. Journal of Sport Sciencies 30(4),325-336.Chelly, M., Fathloun, M., Cherif, N., Ben Amar, M., Tabka, Z., & Van Praagh, E.(2009). Effects of a back squat training programo n leg power, jump, andsprintperformance in junior soccer players. Journal of Strenght andConditioning research 23(9), 2241-2249.Chelly, M., Ghenem, M., Abid, K., Hermassi, S., Tabka, Z., & Shephard, R. (2010).Effects of in-season short-term plyometric training programo n leg power,
  • 25. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1324jump- and sprint performance of soccer players. Journal of Strenght andConditioning research 24(10), 2670-2676.Delecluse, C., Van Coppenolle, H., Willems, E., Van Leemputte, M., Diels, R., &Goris, M. (1995). Influence of high-resistance and high-velocity training onsprint performance. Medicine and Science in Sport and Exercise 27(8), 1203-1208.Di Salvo, V., Baron, R., Gonzalez-Haro, C., Gormasz, C., Pigozzi, F., & Bachl, N.(2010). Sprinting analysis of elite soccer players during European ChampionsLeague and UEFA Cup matches. Journal of Sport Sciencies 28(14), 1489-1494.Dupont, G., Akakpo, K., & Berthoin, S. (2004). The effect of in-season, high-intensity interval training in soccer players. Journal of Strenght andConditioning research 18(3), 584-589.García Manso, J.M., Navarro-Valdivieso, M., & Ruiz, J.A. (1996). Pruebas para lavaloración de la capacidad motriz en el deporte. “Evaluación de lacondición física”. Madrid, Gymnos.Girard, O., Racinais, S., Kelly, L., Millet, G., & Brocherie, F. (2011). Repeatedsprinting on natural grass impairs vertical stiffness but does not alter plantarloading in soccer players. European Journal of Applied Physiology 111(10),2547-2555.Grosser, M. (1992). Entrenamiento de la velocidad. Fundamentos, métodos yprogramas. Barcelona, “Deportes técnicas”, Martínez Roca.
  • 26. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1325Helgerud, J., Engen, L., Wisloff, U., & Hoff, J. (2001). Aerobic endurance trainingimproves soccer performance. Medice ans Sciencie in Sport and Exercise33(11), 1925-1931.Impellizzeri, F., Rampanini, E., Castagna, C., Martino, F., Fiorini, S., & Wisloff, U.(2008). Effect of plyometric training on sand versus gras son musclesoreness and jumping and sprinting ability in soccer players. BritishJournal of Sport Medicine 42(1), 42-46.Kaplan, T. (2010). Examination of repeated sprinting ability and fatigue index ofsoccer players according to their positions. Journal of Strenght andConditioning research 24(6), 1495-1501.Kotzamanidis, C., Chatzopoulos, D., Michailidis, C., Papaiakovou, G., & Patikas,D. (2005). The effect of a combined high-intensity strenght and speedtraining programo on the running and jumping ability of soccer players.Journal of Strenght and Conditioning research 19(2), 369-375.López-Segovia, M., Palao Andrés, J. & González-Badillo, J. (2010). Effect of 4 monthsof training on aerobic power, strength, and acceleration in two under-19 soccerteams. Journal of Strenght and Conditioning research 24(10), 2705-2714.Maio Alves, J., Rebelo, A., Abrantes, C., & Sampaio, J. (2010). Short-term effectsof complex and contrast training in soccer players’ vertical jumps, sprint,and agility abilities. Journal of Strenght and Conditioning research 24(4),936-941.
  • 27. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1326McMillan, K., Helgerud, J., Macdonald, R., & Hoff, J. (2005). Physiologicaladaptations to soccer specific endurance training in profesional youth soccerplayers. British Journal of Sport Medicine 39(5), 273-277.Meckel, Y., Gefen, Y., Nemet, D., & Eliakim, A. (2012). Influence of short vs longrepetition sprint training on selected fitness components in young soccerplayers. Journal of Strenght and Conditioning research 26(7), 1845-1851.Mendez-Villanueva, A., Edge, J., Suriano, R., Hamer, P., & Bishop, D. (2012). Therecovery of repeated-sprint exercises is associated with PCr resynthesis, whilemuscle pH and EMG amplitude remain depressed. Plos One 7(12), e51977.Mujika, I., Santisteban, J., & Castagna, C. (2009). In-season effect of short-term sprintand power training programs on elite junior soccer players. Journal of Strenghtand Conditioning research 23(9), 2581-2587.Ronnestad, B., Kvamme, N., Sunde, A., & Raastad, T. (2008). Short-term effectsof strenght and plyometric training on sprint and jump performance inprofessional soccer players. Journal of Strenght and Conditioningresearch 22(3), 773-780.Ronnestad, B., Nymark, B., & Raastad, T. (2011). Effects of in-season strenghtmaintenance training frequency in professional soccer players. Journal ofStrenght and Conditioning research 25(10), 2653-2660.Sánchez-Medina, L., & González-Badillo, J.J. (2011). Velocity loss as an indicator ofneuromuscular fatigue during resistance training. Medicine and Science in Sportand Excercise 43(9), 1725-1734.
  • 28. Antonio José Rísquez BretonesTrabajo Fin de GradoCCAFD 2012/1327Thomas, K., French, D., & Hayes, P. (2009). The effect of two plyometric trainingtechniques on muscular power and agility in youth soccer players.Journal of Strenght and Conditioning research 23(1), 332-335.Tonnessen, E., Shalfawi, S., Haugen, T., & Enoksen, E. (2011). The effect of 40-mrepeated sprint training on maximun sprinting speed, repeated sprint speedendurance, vertical jump, and aerobic capacity in young elite male soccerplayers. Journal of Strenght and Conditioning research 25(9), 2364-2370.Urrútia, G., & Bonfill, X. (2010). PRISMA declaration: A proposal to improve thepublication of systematic reviews and meta-analyses. Medicina Clínica135(11), 507-511.Wong, P., Chaouachi, A., Chamari, K., Della, A., & Wisloff, U. (2010). Effect ofpreseason concurrent muscular strength and high-intensity intervaltraining in professional soccer players. Journal of Strenght and Conditioningresearch 24(3), 653-660.