Bacterias simbióticas

14,030 views
13,686 views

Published on

1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
14,030
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
20
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Bacterias simbióticas

  1. 1. Bacterias Simbióticas Tiago Da Costa S3DV
  2. 2. ÍNDICE <ul><li>1.Portada </li></ul><ul><li>2.Definición de simbiótica </li></ul><ul><li>3.Información </li></ul><ul><li>4.Lugar donde residen </li></ul><ul><li>5.Función </li></ul><ul><li>6.Imágenes </li></ul>
  3. 3. Definición de la palabra Simbiótica <ul><li>Simbiótica: Interacción entre dos o más organismos de especies diferentes, llamados simbiontes, en la que todos resultan beneficiados </li></ul>
  4. 4. Información <ul><li>En el intestino del hombre coexiste aproximadamente un kilogramo de bacterias cuya función es indispensable para la salud: es lo que se llama flora bacteriana o intestinal. Está concentrada sobre todo en la última parte del intestino y está compuesta por bacterias buenas (eubióticas) y bacterias patógenas. La flora bacteriana se mantiene sana cuando hay más cantidad de bacterias buenas que de bacterias patógenas. Entre los dos grupos se establece una verdadera guerra de colonización y de supervivencia: si prevalecen las eubióticas, el organismo se beneficia de ello y se establece un equilibrio que determina salud y bienestar. En particular, las bacterias eubióticas se reproducen aprovechando todo lo que llega al intestino, y, por lo tanto, sustraen el alimento a los gérmenes patógenos que no se pueden reproducir en masa. Ocurre lo mismo que en la naturaleza: la especie que logra nutrirse, crece, mientras que la otra está destinada a detener su desarrollo. Las bacterias eubióticas en teoría comen de todo, pero normalmente su alimento ideal son los hidratos de carbono. Sin embargo, lamentablemente la glucosa, la fructosa y la galactosa de los hidratos de carbono son asimilados por el cuerpo antes de llegar a la última parte del intestino, en donde se encuentra la flora bacteriana eubiótica. Esta es la razón por la que las bacterias eubióticas tienen que hacer fermentar las fibras alimenticias (peptina, inulina ...) para producir sacáridos. Cuando ganan los “patógenos”, como sucede después de una larga terapia con antibióticos o por la ingestión de alimentos contaminados o por estrés, pueden aparecer molestias: dolor de vientre, hinchazón, diarrea... También la ingestión de alimentos que contienen sacáridos (p. ej: las legumbres), de difícil digestión para algunas personas, puede causar meteorismo: llegan al colon y representan el alimento ideal para las bacterias que producen gas. Con la simple alimentación cotidiana es difícil favorecer el crecimiento y el desarrollo de una buena flora bacteriana de protección. Es por eso que se recomienda tomar simbióticos (fermentos lácticos probióticos asociados con sustancias prebióticas), vitaminas y oligoelementos específicos.. </li></ul>
  5. 5. Lugar donde residen <ul><li>Algunas viven en el aparato digestivo de los rumiantes y les ayudan a digerir la celulosa. Otras viven en las raíces de las plantas y les consiguen nutrientes. Otras en el intestino del hombre. </li></ul>
  6. 6. Función <ul><li>Se asocian con otros organismos intercambiando funciones necesarias para la vida. Algunas ayudan a digerir la celulosa y otras consiguen nutrientes. </li></ul>
  7. 7. IMÁGENES

×