Tdh protección infancia

1,028 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,028
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Tdh protección infancia

  1. 1. PROTECCIÓN A LA INFANCIA Protección a la infancia según Tierra de Hombres La definición de protección está íntimamente ligada a los derechos. Para Tierra de hombres se refiere, no solamente al derecho internacional - la Convención de los Derechos de la Infancia - sino también a la Carta de Tierra de Hombres. El concepto de protección de la infancia es para Tierra de hombres una preocupación permanente y prioritaria, centro de sus reflexiones y programas. A través de sus diferentes proyectos, Tdh considera particularmente a los niños: en conflicto con la ley, en situación de calle, huérfanos y víctimas de desamparo psicológico a causa de una enfermedad (como el sida por ejemplo) o de un traumatismo o los niños victimas de explotación. En situaciones de crisis agudas, una guerra o catástrofe natural, Tierra de hombres interviene sobretodo mediante un apoyo psicosocial (actividades recreativas), seguido de un seguimiento individual de los niños, que son los más vulnerables, a fin de protegerlos. Tierra de hombres comprende el concepto de protección según cuatro niveles: 1. A nivel general: la protección de la infancia engloba un conjunto de medidas interdisciplinares que se ponen en marcha para permitir al niño una supervivencia y desarrollo aceptable, respetando estrictamente el marco legal. Se trata no solo de proteger al niño sino también proteger sus derechos. 2. A nivel operacional: la protección se traduce a través de la puesta en marcha de medidas apropiadas y específicas en diversos programas, por ejemplo en el campo de la justicia juvenil o en la lucha contra la explotación y el tráfico 3. A nivel concreto: la protección engloba actividades tales como actividades recreativas, identificación de los niños más vulnerables, su registro y el seguimiento de su reinserción social, familiar o profesional, y conversaciones a nivel institucional u otras. 4. A nivel institucional: la protección, tanto interna como externa de Tierra de hombres, significa un estricto respeto a la Política de Protección de la Infancia, código de conducta utilizado por los voluntarios que colaboran en nuestros programas. Promover los derechos de la infancia a través de su protección es fundamental para Tierra de hombres. Mientras que las actividades de prevención y de acceso a los servicios básicos (salud, educación...) son esenciales, Tierra de hombres tiende a permitir la realización de estas experiencias, pero no puede pretender, por desgracia, garantizarlos.
  2. 2. LOS NIÑOS EN SITUACIÓN DE CALLE En 9 países, Tierra de hombres interviene a favor de los niños en situación de calle, entre los más vulnerables y los menos protegidos en su derecho a llevar una vida decente. Entre 50 y 100 millones en todo el mundo son los que duermen y trabajan en las calles para poder sobrevivir, marginados a causa de las desigualdades siempre crecientes, la gran urbanización y también por la fragilidad de los espacios de integración social como la familia, escuela o lugares de trabajo. Sin ayuda, los niños en situación de calle, tienen una calidad y una esperanza de vida muy reducida. Tierra de hombres se esfuerza principalmente en ayudarles a disminuir su miseria y a reforzar sus habilidades, a la vez que actúa sobre las causas estructurales que les han obligado a vivir en la calle. La visión de Tierra de hombres... Tierra de hombres emplea el apelativo de “niños en situación de calle” en vez de “niños de la calle”, que juzga demasiado estigmatizante. A nuestros ojos, el problema no es el niño en sí mismo, sino la situación en la cual se le ha situado debido al contexto social: es ante todo responsabilidad de los adultos. Para sobrevivir, los niños en situación de calle se dedican a pequeños y múltiples oficios, como limpiador de parabrisas, limpiabotas, vendedor de cigarrillos y periódicos, etc... Las condiciones de trabajo son a menudo difíciles aunque tengan mas libertad que los que trabajan de criados o de obreros en las fábricas. Se espabilan con lo que encuentran y a menudo hacen gala de una gran inventiva para apropiarse de recursos. Los niños en situación de calle se integran a menudo en bandas, compartiendo el modo de vida y los valores, a menudo muy positivos, como el valor , la solidaridad, o la responsabilidad. Sin embargo, raramente pueden mostrar su buena voluntad en actividades más adecuadas (escuela, aprendizaje...) pues estos espacios de integración las rechazan. Reconocer sus actividades positivas estimula a los niños en sus derechos. La acción de Tierra de hombres... Tierra de hombres desea acompañar a los niños de manera personalizada. Debe considerar no solo sus necesidades sino también sus capacidades. Nosotros consideramos el lado positivo de estos niños, su lado “protagonista” y denunciamos las injusticias de las que son victimas. La valoración de los niños es necesaria para orientarles de manera responsable.
  3. 3. Tierra de hombres aplica una herramienta especializada, el “sistema niño-calle” elaborado por el profesor Ricardo Lucchini que permite seguir la evolución individual de los niños ayudados. Se pone el acento en escucharles. Esta manera de rehabilitación del niño está basada en un lazo de confianza entre el niño y el educador, los centros de acogida de día, los centros de alojamiento y de formación. El niño escoge libremente las oportunidades que se le ofrecen para salir de la calle. Esta aproximación se le llama “abierta”. En efecto, trata de favorecer la autonomía progresiva del niño, considerando sus motivaciones y orientándole hacia alternativas realistas y viables a la vida en la calle. El objetivo de Tierra de hombres es el de permitir la integración social de estos niños, particularmente por el trabajo en condiciones dignas y respetando sus derechos, o por un lugar en su familia o en la escuela. Igualmente se trata de reforzar sus habilidades como futuros trabajadores, a través de ofertas de aprendizaje. Vivencias... El rap de un niño en situación de calle, Río de Janeiro La primera dosis de pegamento es gratis La segunda hay que pagarla Si no tienes dinero Piensas en robar A la primera detención policial Te escapas A la segunda detención Vas al correccional A la tercera detención Te meten una bala en la cabeza Este es el fin De un niño de la calle
  4. 4. EL ABANDONO MATERNO En ciertas sociedades, latinas o musulmanas, Tierra de hombres, se compromete en actividades de prevención y de protección ligadas al abandono materno. Este es el caso en Rumania, Marruecos y Argelia. En el primer caso una gran pobreza y la lastimosa estructura social heredada del régimen comunista de Ceausescu , en contraste importante entre una voluntad política de apertura social y una moral todavía muy impregnada de dogmas religiosos, son también razones para que el abandono materno sea una realidad de las penosas consecuencias sociales existentes, las mujeres eran victimas del ostracismo. Tierra de hombres lleva a cabo campañas de prevención y programas de apoyo a las estructuras sociales. La visión de Tierra de hombres... ¿Cómo puede una madre decidir abandonar a su nuevo recién nacido?. Incomprensible a los ojos de la mayoría, sin embargo se trata de un fenómeno que aunque no tiene proporciones sistemáticas, no es por eso menos preocupante. Para Tierra de hombres, una definición del abandono materno, a menudo constatado en el medio hospitalario o en instituciones especializadas, es que “el niño abandonado no recibe la visita de su familia durante varios meses”. En países donde las estructuras sociales y sanitarias están todavía en desarrollo no hay mas que unos pocos procedimientos y protocolos desarrollados para hacerse cargo de estos casos. Las consecuencias del abandono son por lo tanto dramáticas para el niño: carencias afectivas, retraso psicomotor, y mayor riesgo de tráfico y de aumento de niños en situación de calle. En Rumania, el fenómeno está directamente ligado a la pobreza de la sociedad, a la marginación económica y a la falta de educación de un buen número de mujeres, a grupos pequeños todavía minoritarios como los Roms. A esto hay que añadir importantes carencias en el campo social para hacerse cargo de los grupos de riesgo. Los que trabajan en Argelia o Marruecos constatan por ejemplo que la nueva política social propuesta por el rey Mohammed VI choca todavía con una gran resistencia por una importante parte de la sociedad, que mantiene una cultura moral que superprotege al hombre en detrimento de la mujer, causando una presión social que desemboca en el abandono materno. La acción de Tierra de hombres... En Rumania una encuesta preliminar nos ha permitido determinar que la tasa de abandono infantil en la maternidad (una media del 2%) es menos elevada cuando estas estructuras están dotadas de prestaciones de asistencia social.
  5. 5. Nuestro trabajo se desarrolla sobre tres ejes principales: el desarrollo del acceso a la educación y la promoción de una imagen sana de la mujer y de la madre; la prevención de los embarazos no deseados con una mejor educación y el desarrollo de centros de planificación familiar en los medios desfavorecidos; al final, un importante trabajo de desarrollo del trabajo social: formación de trabajadores sociales, apoyo a la creación de estructuras sociales integradas en los servicios públicos y visitas a domicilio a las familias de riesgo. En Argelia, donde la andadura de Tierra de hombres comenzó en 1960, actualmente apoyamos una asociación local que dispone de guarderías en las zonas más vulnerables y participamos en una red de ONGs implicadas en este proyecto. La ayuda no es solo material, sino también psicológica, jurídica, social y médica. Las madres reciben una formación así como también ayuda en el campo profesional. Los niños, son sometidos a seguimientos a largo plazo para evitar que sean abandonados mas tarde en condiciones todavía peores. En Marruecos, Tierra de hombres es un actor reconocido en la problemática de las madres solteras. Con nuestros dos colaboradores, las acciones se desarrollan con éxito en la dirección de proyectos de prevención, lejos de una asistencia lógica a cualquier precio. El acercamiento familiar es privilegiado, con prestaciones de conciliación y de seguimiento para la reintegración familiar. Igualmente animamos a las mujeres a crear redes de solidaridad entre ellas mismas o a la creación de casas cuna. Vivencias... Sin el poder de persuasión de nuestros asistentes sociales, los caminos de Mihaela, 23 años y de Loredana, su joven hija no se habrían cruzado nunca, hace ya 2 años... La ayuda financiera que recibió le permitió comprar comida para su hija y encontrar un apartamento. A demás, Tierra de hombres le hizo seguir un curso de formación profesional y Mihaela pudo encontrar trabajo. Sin este apoyo, sin familia y abandonada por el padre de Loredana, ella había decidido abandonar a su hija después del parto. “actualmente he podido fijar mis prioridades y luchar por el bien de mi niña”. Una gran felicidad dice a la larga... ARGELIA Argelia es el país donde comenzó todo para Tierra de hombres. Trabajamos allí todavía, actualmente sobre dos ejes de intervención: la prevención del abandono materno infantil y el maltrato a la infancia. Abandono infantil: a nivel nacional, las cifras que disponemos hablan de alrededor de 5000 niños, entre los cuales 1500 son recién nacidos. Este fenómeno es una de las consecuencias del ostracismo que azota a las mujeres que viven solas. Para hacer frente a este problema, Tierra de hombres mantiene guarderías en las zonas mas vulnerables y participa en una red de ONGs implicadas en el proyecto. Para mayor eficacia, la ayuda debe ser
  6. 6. material, psicológica, jurídica , social y médica. Así las madres reciben una formación que les sirve de ayuda para su situación profesional. Maltrato: a causa de la extensión de este fenómeno, las autoridades argelinas han hecho una llamada a las competencias de Tierra de hombres para poner en marcha un proyecto de prevención articulado en tres ejes: formación de las personas que trabajan en las instituciones, puesta en marcha de medidas administrativas de prevención y mejorar la acogida de los niños victimas de malos tratos. Tdh ayer... El 14 de noviembre de 1959, en plena guerra de Argelia, el diario “La Reforma” publicó un reportaje sobre los campos de refugiados. Esta revelación sobre la miseria de mas de un millón de argelinos trastornó a Edmond Kaiser fundador de la organización Tierra de hombres en 1960. Rápidamente, hizo venir a Suiza a un campo de vacaciones a un centenar de niños arrancándolos del conflicto argelino. Cuando terminó la guerra, Tdh prosiguió su acción organizando en el lugar un programa ortopédico para paliar las secuelas de la poliomielitis. Desgraciadamente, después de unos años de actividad, este proyecto se interrumpió. Hasta 1998 Tierra de hombres no volvió a Argelia, entonces lo hizo con un programa psicosocial trabajando sobre los traumatismos causados por los años de terrorismo. A partir del año 2000, Tdh puso en marcha los proyectos que hoy en día todavía tiene en curso. Además abrió un programa de cuidados oftalmológicos especializados contando con la clínica oftalmológica de Lausana y la Casa de Massongex. ...y mañana Argelia sale de una década de terror, y a estos traumatismos se les añade los del terremoto de mayo del 2003 que ha provocado cientos de miles de victimas directas e indirectas. Los retos de esta sociedad en pleno cambio son numerosos y demasiado a menudo son los niños los abandonados. Después de varios años de acción en el campo psicosocial, Tdh continuará trabajando en la prevención del maltrato infantil y en el abandono materno.
  7. 7. PROGRAMAS DE REHABILITACIÓN PSICOSOCIAL En ciertas condiciones de extrema vulnerabilidad, como durante las catástrofes naturales o guerras, es necesaria una intervención de ayuda inmediata, pero debe seguirse de una actuación a largo plazo. Es con esta lógica como Tierra de hombres desarrolla los programas de rehabilitación psicosocial, destinados a devolver la confianza a los niños traumatizados y por extensión a su familia y a su comunidad. El objetivo es hacer pasar al niño de una situación traumática a una percepción positiva de si mismo o de bienestar subjetivo. Lo que supone reforzar su seguridad emocional y poner a su disposición tiempo y espacio de expresión, por ejemplo, mediante juegos o verbalizaciones, dentro de un marco especializado. La visión de Tierra de hombres Tierra de hombres considera que sus intervenciones de rehabilitación psicosocial deben ser a largo plazo por eso despliega sus actividades durante 6 meses a 5 años después del suceso traumático (catástrofes naturales, guerras, pobreza extrema, etc...). Las poblaciones afectadas, niños o adultos, deben pasar un periodo de duelo después del trauma. Aunque el objetivo sea el mismo, los medios que se ponen en marcha difieren según el contexto traumático. Los programas están centrados en los niños, pero su entorno familiar y social debe tenerse en cuenta igualmente, siguiendo esta lógica comprobada: cuanto más traumatizados estén los padres, más vulnerable se sentirá el niño. Por extensión la comunidad de la cual se nutre nuestro personal local y los agentes comunitarios, se encuentran también entre los beneficiarios de nuestra acción. Solo una red social densa y positivamente estructurada permite tratar de la mejor manera al niño y cubrir su necesidad de seguridad emocional. Tierra de hombres ofrece principalmente su apoyo a los mecanismos de defensa (facultad de que “te resbale”, periodo de luto, y el trabajo de memoria necesario después de un trauma) individual o colectivo, considerando los diversos factores de riesgo o de protección como la religión, higiene, acceso a los cuidados, educación, entorno social, etc... La acción de Tierra de hombres Concretamente, Tierra de hombres identifica a los niños más vulnerables y pone en marcha para ellos, lugares de expresión encuadrados: centro recreativos. Para los niños de comunidades siniestradas trata de proponer lugares de intercambio mediante la palabra, donde el niño puede, individualmente o en grupo, verbalizar su trauma junto a psicólogos especializados en la infancia.
  8. 8. Igualmente, puesto que el juego es propio de la infancia, Tierra de hombres organiza actividades deportivas y lúdicas con reglas adecuadas que le permitan encontrar valores positivos como confianza, respeto, solidaridad, etc... Tierra de hombres suple también la desestructuración del sistema escolar, proponiendo cursos paliativos. Al final, efectuamos un importante trabajo social movilizando al conjunto de la comunidad siniestrada, para que pueda retomar progresivamente un entorno social adecuado. Vivencias “Hace 2 años llegue con mi familia, huyendo de los combates que había cerca de mi pueblo, a 50 Km de allí. Mi madre ha muerto hace 8 meses y mi padre nos ha abandonado y vivo con mis abuelos. Durante mucho tiempo he observado las puertas del centro de actividad psicosocial de Tierra de hombres, sin atreverme a entrar. Tenía miedo de encontrarme delante de otros niños. Pero el supervisor de este centro reparó en mi y comenzó a hablar conmigo y con mi abuela que me autorizó a ir al centro de actividad. Después de un tiempo de adaptación, durante el cual me sentía tímido y no me atrevía a hablar con los demás ni a participar en las actividades, empecé a dibujar, a hablar, a integrarme en las actividades con los demás. ¡Ahora soy yo el que maneja el cotarro! Es nuevo para mi tener tantos amigos, creo que esto me gusta mucho. Ahora tengo ganas de aprender a leer, a ir a la escuela, trabajar y ayudar a los demás...” Amra, 9 años, campo de Armata, oeste de Darfour, Sudan.
  9. 9. DEPORTE Y DESARROLLO En “2005, año internacional del deporte y de la educación física” según una resolución de la ONU, Tierra de hombres (Tdh) ha cogido la sartén por el mango para poner en marcha primero en Iran y luego en Colombia, un proyecto piloto titulado “Movimiento, juego y deporte”(MJS) y después a principios del 2006 en Sri Lanka La finalidad de este proyecto es contribuir a la integración social positiva de niños particularmente vulnerables, ofreciéndoles la posibilidad de un desarrollo personal aceptable en un entorno familiar y comunitario que favorezca su estabilidad tanto emocional como física. Paralelamente, también se trata de impartir formación: educadores, animadores sociales, o profesores de educación física que junto a los niños son educados para ser capaces de hacer perdurar el modelo en el seno de sus comunidades. La acción de Tierra de hombres Aunque para Tierra de hombres se trata de un proyecto piloto, la actividad física no es tan extraña en los programas llevados a cabo en nuestros centros de acogida. El deporte y el juego ponen de relieve los valores positivos de respeto, o de cooperación entre otros, por citar alguno. Por lo tanto, Tierra de hombres ha decidido probar un programa piloto en dos contextos delicados: en el entorno de una catástrofe natural como el terremoto de Bam en Irán y en el de un país en guerra civil, Colombia. En cada contexto, el programa respondía a una gran necesidad y está dirigido a más de 400 niños con edades comprendidas entre 4 y 18 años. En Bam, el proyecto se puso en marcha después de 15 meses de la catástrofe, en el momento crucial de la reconstrucción psíquica de los niños y sus comunidades, que es cuando la mayoría de las ayudas acaban de retirarse. En Colombia, más de 3 millones de desplazados y una violencia social omnipresente hacen que sea un terreno abonado para la puesta en marcha de un proyecto portador de valores positivos, en Cartagena. De esta doble experiencia se ha llevado a cabo un análisis mas fino durante el despliegue del proyecto MJS en Sri Lanka, país a la vez victima del tsunami y de una guerra civil, proyecto dirigido a los formadores de equipos locales, que enseguida enseñan ellos mismos a los animadores comunitarios. En contextos de reconstrucción psicológica es ilusorio dirigirse directamente a los niños sin educar a los intermediarios que están en contacto con ellos, para conseguir un acogimiento cualitativo de los niños. La confianza en si mismos de los animadores es indispensable para llevar a cabo una actividad con fines sociales. Gracias al juego, los niños explorar un tiempo y un lugar de expresión para desarrollar respeto y confianza, solidaridad y cooperación hacia sus compañeros y también aprenden a resolver conflictos gracias al dialogo y no a la agresividad

×