ORÍGENES DE LA TRAGEDIALa cuestión de los orígenes de la tragedia ha sido debatida infinidad de vecesdesde, al menos, la é...
La segunda interpretación es la communisopinio, y sinembargo tropieza con la dificultad de que, en origen, los sátiros se ...
DESARROLLO DE LA TRAGEDIAAunque no podamos precisar cómo surgió el género, lo cierto es que poseemosun corpus notable de t...
A pesar de la incomodidad, el pueblo llano de Atenas acudíasin dudarlo al teatro, y las autoridades de la ciudad hicieron ...
una misma persona desempeñase varios papeles.Y es que debemos pensar que, a diferencia de lo quesucede hoy en día, en Aten...
nuestra paciencia como espectadores; es cierto que los atenienses pasaban unbuen número de horas en el teatro mientras dur...
Los episodios son donde se desarrolla la acción con los personajes. Y el éxodo esel final de la obra, es decir su resoluci...
COLEGIO DE BACHILLERES PLANTEL 22ALUMNA:MARIA GUADALUPE GUZMAN GARCIAMAESTRA:MARIA LUISA ALVAREZ CHABLEMATERIA:LITERATURAG...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Orígenes de la tragedia

6,491

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
6,491
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
33
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Orígenes de la tragedia

  1. 1. ORÍGENES DE LA TRAGEDIALa cuestión de los orígenes de la tragedia ha sido debatida infinidad de vecesdesde, al menos, la época de Aristóteles, quien trató del tema en su Poética.Es oportuno recordar además que nos hallamos ante un problema que no atañesólo a la filología, pues las ramificaciones antropológicas o filosóficas del asuntoson múltiples.Por una parte es relativamente sencillo identificar los géneros que han dejado suimpronta en la tragedia:la épica y la lírica coral narrativa (p. ej., Estesícoro) le prestan sus temasmíticos;la lírica coral dórica desempeña un papel fundamental en relación con laspartes confiadas al coro trágico;el trímetro yámbico y el tetrámetro trocaico hacen también lo propio con losparlamentos y las partes recitadas.Ahora bien, la identificación de estas fuentes literarias no equivale a unaexplicación del origen del género: es muy difícil definir cuáles fueron lascircunstancias reales en que surgió la tragedia.Una primera pregunta que cabe plantearse es la del propio significado de sunombre, pues “tragedia” es “canto del macho cabrío”, expresión que ha sidoaclarada de formas diversas:¿se trata de un canto por el que se daba como premio un macho cabrío?¿se trata del canto de un coro de sátiros disfrazados de machos cabríos?(lo que esos sátiros entonarían sería un ditirambo: mira más adelante).
  2. 2. La segunda interpretación es la communisopinio, y sinembargo tropieza con la dificultad de que, en origen, los sátiros se representabancon forma equina, no caprina.Sobre este asunto mira Burkert (1966).De otro lado, es palmaria la relación de la tragedia con los rituales dedicados aldios Dioniso, en cuyas fiestas se celebraban los certámenes dramáticos (como seexplicará en la sección siguiente de esta entrada).Pero a la vez resulta llamativo que los argumentos dionisíacos sean mínimos (aquíse han de mencionar las Bacantes de Eurípides); de hecho se convirtió enexpresión proverbial decir que la tragedia no tiene “nada que ver con Dioniso”(mira la entrada 21. El drama satírico).Aristóteles decía que la tragedia se desarrolló a partir del ditirambo, danza coralcelebrada en honor a Dioniso y entonada por los sátiros.Sin embargo no resulta evidente cómo se pudo desarrollar la tragedia a partir delditirambo, pues este canto coral difícilmente puede dar cuenta de la parte recitadade la tragedia. Mira Vara Donado (1996, 15):¿Cómo la parte recitada de la tragedia, de carácter serio y cuya temática es épico-heroica, puede derivar del ditirambo, entonces singularmente dionisíaco, condiciónsiempre conservada por él en mayor o menor medida?Para complicar aún más las cosas se ha de tener en cuenta que algunos datosfugaces apuntan a que la tragedia no nació en el Ática sino en el Peloponeso,hipótesis de la que también se hace eco Aristóteles.(Ello podría explicar también el carácter “dórico” de las partes corales)Una hipótesis de mínimos sobre el origen de la tragedia puede ser la que supongaque, en un momento determinado, un miembro del coro se separó de éste paradramatizar los hechos cantados en lugar de narrarlos; este primer actor, quedialogaba con el coro, se vio luego acompañado por un segundo actor, con lo quese avanzó en el proceso de dramatización.
  3. 3. DESARROLLO DE LA TRAGEDIAAunque no podamos precisar cómo surgió el género, lo cierto es que poseemosun corpus notable de tragedias que nos permiten formarnos una idea adecuadadel tipo literario.Una de las cuestiones preliminares que han de aclararse en relación con latragedia de la Antigüedad es la de la propia organización de las representacionesdramáticas.Es decir: ¿dónde y cuándo se representaba teatro en Grecia?; ¿de qué manera sedesarrollaban esas representaciones?Para ilustrar el aspecto estrictamente físico del teatro antiguoconviene examinar este dibujo que representa la planta del teatro de Dioniso enAtenas.Como se puede ver, el teatro se componía de un auditorio semicircular destinadoal público.En el caso del teatro de Dioniso en Atenas ese auditorio contenía ochenta filas deasientos, construidas en pendiente aprovechando la ladera de la Acrópolis.No se trataba de un espacio cubierto, pues todos los interesados en larepresentación dramática (público, coro y actores) se hallaban al aire libre.Para facilitar la colocación de los espectadores, el auditorio estaba cruzado porcorredores radiales y transversales; los asientos donde se sentaban los asistentesa la representación no eran, ni de lejos, cómodos; en principio se trataba deasientos de madera, que después fueron sustituidos por otros de piedra.
  4. 4. A pesar de la incomodidad, el pueblo llano de Atenas acudíasin dudarlo al teatro, y las autoridades de la ciudad hicieron todo lo posible porfacilitar el acceso a estas representaciones que se convirtieron en la fiestaprincipal de la democracia.En un principio se cobraba una entrada mínima; en época de Pericles una muestramás de la política populista del momento fue eliminar incluso el precio de esaentrada.Las condiciones acústicas del teatro antiguo eran muy buenas. En cambio, lascondiciones visuales dejaban mucho que desear.Piénsese que aquellos teatros tenían unas dimensiones inmensas, por lo que elespectador se hallaba muy alejado de los actores. Se ha calculado que un actoralto, de 1.80 m., sería visto por el público de primera fila como una figura de 9 cm.;los de la última fila sólo verían una miniatura de 2 cm. de altura.En las plantas de los teatros se aprecia la existencia de un espacio autónomoentre el auditorio y la escena, la orquestra, palabra que en griego significa “lugardonde se baila”.Efectivamente la orquestra era el lugar donde evolucionaba el coro y, endeterminadas circunstancias, podía llegar a bailar.Interesa indicar que en medio de la orquestra había un altar, lo cual nos recuerdael carácter religioso que poseían en la Antigüedad las representacionesdramáticas: las representaciones trágicas formaban parte del rito en honor al diosDioniso, y por ello posee pleno sentido la presencia de su altar en medio delteatro.De la orquestra pasamos a la escena. Si el auditorio era el espacio del público y laorquestra el del coro, la escena es, obviamente, el lugar propio de los actores.Éstos, que eran siempre hombres, aparecían ante los espectadores ataviados conlas máscaras trágicas, de rasgos muy marcados, al objeto de facilitar que elpúblico reconociese de qué personaje se trataba en cada caso: no olvidemos queel público veía malamente a los actores.El hecho de representar con la cara cubierta por la máscara permitía además que
  5. 5. una misma persona desempeñase varios papeles.Y es que debemos pensar que, a diferencia de lo quesucede hoy en día, en Atenas el número de actores por obra era muy reducido:como ya hemos dicho antes, primero era uno solo que dialogaba con el coro,después dos y, por fin, tres; en el Edipo Rey de Sófocles intervienen ochopersonajes, y sin embargo tres actores bastan para la representación de latragedia.El hecho de que el drama formase parte del ritual de Dioniso tenía tambiénimplicaciones desde el punto de vista de los momentos óptimos para lasrepresentaciones, pues en la Antigüedad no eran sagrados por igual todos lostiempos.Había representaciones dramáticas en las fiestas más importantes del diosDioniso, que en Atenas eran las Leneas y las Grandes Dionisias; las primerascaían a finales de enero y estaban dedicadas fundamentalmente a la comedia; lassegundas tenían lugar en la última semana de marzo y en ellas se celebraba elconcurso trágico más importante.En la Atenas democrática, la organización del festival trágico (atestiguado desde el534 a. C.) era una empresa pública. No obstante, para su realización secomisionaba a tres particulares adinerados (los coregos). Cada uno de ellos debíasufragar los gastos de representación de las obras de un autor, pues el número delos poetas que eran escogidos para participar en el concurso se reducía a tres.En tres días sucesivos, cada uno de los trágicospresentaba ante el público ateniense las obras con las que competía: trestragedias (más un drama satírico) por concursante.Cuatro obras al día, tres días seguidos, puede parecernos demasiado para
  6. 6. nuestra paciencia como espectadores; es cierto que los atenienses pasaban unbuen número de horas en el teatro mientras duraba el festival, pero no tantascomo nos podríamos imaginar: debe tenerse en cuenta que la extensión media deuna tragedia griega es bastante inferior a la de las obras con las que nosotrosestamos familiarizados.Tragedia antigua y moderna En la tragedia griega el personaje difícilmente podrá librarse de su muerte osufrimiento debido a que es un castigo divino por algún fallo suyo, a pesar deque lucha contra las adversidades defendiendo o desafiando los valoresestablecidos, todo lo que haga lo encaminará al desastre. En la tragedia moderna, el desenlace estará siempre causado por lairresponsabilidad del personaje, aquí el desastre ya no es obra deldestino.Presenta una acción con resultados fatalesELEMENTOS DE LA TRAGEDIAESTRUCTURA EXTERNAEn su estructura externa podemos dividir la tragedia en un prólogo, episodio,éxodo y el canto del coro que a su vez de divide en “párodos” y “stásimon”. Elprólogo es lo que precede a la entrada del coro. En él puede aparecer unpersonaje que presenta la situación en lo inmediato.Luego entra el coro con el párodos y allí se ubica al espectador en hechos muyposteriores que permiten comprender cómo se ha llegado a ella. El coro es larepresentación del pueblo, y es lo que de ritual queda en la tragedia. Por eso,como dice Hauser, es gracias al coro que se puede unir la política (“polis”, ciudad)con lo ritual. Las siguientes apariciones del coro son los stásimos, que se hayanentre episodio y episodio y cuestionan y comentan la acción de los episodios. Elcoro será algo así como la “doxa”, la opinión pública. El coro también puedeparticipar de los episodios dialogando, interrogando, cuestionando a alguno de lospersonajes, y su papel es el de guía del público en los conflictos morales quepresenta la obra.
  7. 7. Los episodios son donde se desarrolla la acción con los personajes. Y el éxodo esel final de la obra, es decir su resolución.ESTRUCTURA INTERNALa estructura interna tiene como primera instancia un marco en el que se presentala situación, un nudo en el que se desarrollan los hechos y un desenlace, en elque se resuelven los mismos. Este desenlace está precedido por dos hechosfundamentales: la peripecia y la anagnórisis.La peripecia es la caída en desgracia del protagonista. Es ese suceso queprecipita el desenlace. Es cambio de situación que define a la tragedia. Y laanagnórisis es cuando el personaje, por medio de la acción reflexiva, comprendeque ha caído en desgracia.
  8. 8. COLEGIO DE BACHILLERES PLANTEL 22ALUMNA:MARIA GUADALUPE GUZMAN GARCIAMAESTRA:MARIA LUISA ALVAREZ CHABLEMATERIA:LITERATURAGRADO:”4”GRUPO: BTURNO:MATUTINO.

×