Sobre Arte Contemporáneo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Sobre Arte Contemporáneo

on

  • 137 views

Cinco cuestiones para entender el Arte Contemporáneo.

Cinco cuestiones para entender el Arte Contemporáneo.

Statistics

Views

Total Views
137
Views on SlideShare
137
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Sobre Arte Contemporáneo Sobre Arte Contemporáneo Document Transcript

  • DISEÑO S5 CINCO CUESTIONES SOBRE ARTE CONTEMPORÁNEO La incomprensión del arte de vanguardia suele ir acompañada de una serie de observaciones o preguntas. Una reflexión detenida sobre las más comunes puede aproximarnos a la raíz de algunos problemas que impiden la comprensión de un fenómeno que, indudablemente, supone una ruptura. NO ENTIENDO LO QUE SIGNIFICA Ciertamente el arte contemporáneo es complejo. No es fácil sintetizar en pocas palabras el significado de las obras de arte de vanguardia, ni dar unas pautas únicas para su comprensión. De manera innata, el ser humano siente atracción o rechazo por unas formas, colores u objetos a los que dota de significado. El alcance del significado en el arte contemporáneo no es equiparable al de otras épocas. Una obra de vanguardia PUEDE NO SIGNIFICAR COSAS RECONOCIBLES. En general, no cuenta historias, sino que evoca sensaciones o presenta otras formas de ver el mundo. Marel Duchamp, Rueda de bicicleta, 1951
  • ESO LO HACE CUALQUIERA Una de obra de arte encierra, siempre, un pensamiento en un objeto. En ninguna época pueden separarse esos aspectos. Pero, en general, los artistas del siglo XX han reivindicado su condición de intelectuales frente a la de artesanos. La creatividad que hay en un objeto cualquiera, con independencia de que lo consideremos artístico, no radica en su adecuada existencia física sino en la idea de haberlo concebido así. En todas las épocas aceptamos que los edificios son obra de un determinado arquitecto, aunque nunca interviene físicamente en la construcción. Es el pensamiento que encierra la obra de arte donde verdaderamente radica la creatividad artística. Por otra parte, en el arte contemporáneo, valores como la espontaneidad o la ingenuidad no son fáciles de conseguir. Muchas obras que parecen fáciles son, en realidad, muy difíciles de realizar. Exigen una depuración y un punto de vista perceptivo que demuestran excepcionales habilidades. Tom Wesselmann; Según Matisse, 1959
  • YO NO PAGARÍA NADA POR ELLO Todo el mundo sabe que el precio de las cosas no tiene nada que ver con su valor. El precio está sometido a ciertas leyes de mercado. Existen valores sentimentales o simbólicos, difíciles de traducir a términos monetarios universales para quien no comparta esos afectos. De todas maneras, existen algunos valores a los que se suele poner alto precio, como la originalidad, o la condición de obra única. Carlo Carrà, Persecusión, Milán. NO MERECE ESTAR EN UN MUSEO Tenemos tendencia a ver los museos como templos, a la manera del siglo XIX, y, en consecuencia, considerar que todo lo que guardan es sagrado. Pero en un museo, especialmente de arte contemporáneo, es algo mucho más próximo a la realidad cotidiana. Por eso, contemplar una obra de arte en un museo debe considerarse un hecho de importancia relativa, algo que nos permite acercarnos al objeto para poder apreciarlo, pero que no significa necesariamente su consagración definitiva como tal pieza artística. Kataryna Kobro, Composición espacial, 1929 Por otra parte, en la clasificación de una pieza artística reciente como objeto “museable” intervienen muchas personas, desde críticos, historiadores, conservadores, patrocinadores o los mismos artistas. Aún así, se trata de decisiones arriesgadas que, en todo caso, se ven confirmadas o rechazadas con el paso del tiempo. Con cierta perspectiva histórica el riesgo se reduce: no hay que olvidar que los museos guardan la memoria de lo sucedido.
  • CÓMO LLEGAR A PRECIAR ARTE CONTEMPORÁNEO Exige el mismo proceso de estudio que conocer y apreciar el arte de cualquier época. Es necesario realizar una contemplación detenida, analizar el proceso creativo, las repercusiones de la obra en su tiempo y su valoración histórica. Pero, ante todo, es muy importante reflexionar de manera general sobre lo que ha significado el arte en épocas pasadas, es decir, la teoría del arte: la mayor causa de incomprensión del arte contemporáneo deriva de la suposición de que todo arte anterior obedece a unos principios únicos que, repentinamente, se hubiesen cambiado en el siglo XX. Por otra parte, difícilmente podemos llegar a apreciar el arte contemporáneo si las ideas, el talante que late tras la creación, no nos resulta, de algún modo, afín. Desde luego no es que sea necesario asumir el pensamiento que ha impulsado toda la creación artística contemporánea, como tampoco el de épocas pasadas; pero sin una traslación vital, afín. Desde luego no es que sea necesario asumir el pensamiento que ha impulsado toda la creación artística contemporánea, como tampoco el de épocas pasadas; pero sin una traslación vital, afectiva, del espíritu que impulsó a los artistas de vanguardia, es difícil llegar a asumir sus propuestas estéticas.