LA PRESIÓN AGRÍCOLA EN LA RESERVA FORESTAL CAPARO EN EL ESTADO                           BARINAS.               RAFAEL ANT...
LA PRESIÓN AGRÍCOLA EN LA ZONA OCUPADA DE LA UNIDAD I DE LA              RESERVA FORESTAL CAPARO EN EL ESTADO BARINAS.    ...
INDICECapítulo                                                  Página      DEDICATORIA                                   ...
II.    MARCO TEORICO                                                                  17       A. Antecedentes            ...
4. Vegetación                                           104       5. Familias de plantas forestales de Caparo según       ...
F. Análisis de los escenarios                              145G. Modelos de uso actual propuestos                        1...
h. Producto obtenido al primer aclareo   164         i. Plantación final al año 20            164V.   CONCLUSIONES Y RECOM...
INDICE DE CUADROSCuadro Nº                                                               Pagina1      Matríz para determin...
Forestal de Caparo10   Distribución de las explotaciones según tiempo de             115      permanencia y formade ocupac...
banco20   Características físiscas y químicas de los suelos de   127     bajío21   Inventario de especies maderables en po...
INDICE DE FIGURASFigura                                                                   Pagina1        Reserva Forestal ...
LA PRESION AGRICOLA EN LA ZONA OCUPADA DE LA UNIDAD I DE                 LA RESERVA FORESTAL DE CAPARO EN EL ESTADO BARINA...
I. INTRODUCCION      Las reservas forestales forman parte del conjunto de las Areas Bajo Régimen deAdministración Especial...
De tal manera que el proceso de colonización agraria de las reservas forestales,con la consecuente desaparición del capita...
Actualmente, este frente de colonización avanza y actúa sobre la Reserva Forestal deTicoporo.       El otro frente más rec...
En un segundo capítulo se fundamente teoricamente todo lo referente a losantecedentes y las bases teóricas que permitieron...
recuperación, aprobado en el mes de julio de 1992, por el Consejo de Ministros (Decreto636), en el mismo se plantea la uti...
boscosa, desvirtuándose la finalidad central como es la producción de materia primapara abastecer la industria forestal na...
B. OBJETIVOSGENERAL:              Analizar la situación actual de la ocupación de la ReservaForestal Caparo y sus posibles...
expansión de la agricultura capitalista en gran escala, así como las presiones políticas desectores del campo y las ciudad...
E. ALCANCES               La investigación está enmarcada en la Unidad I de la Reserva Forestal deCaparo, ubicada entre lo...
Instituto Universitario de la Universidad de Los Andes, Ministerio del Ambiente,Seccional Mérida y Barinas, lo que le perm...
créditos                 Transporte                                  Venta               del Venta             de         ...
Organización   Criterios           de Tipo              de               organización.          organización              ...
DEFINICIÓN DE VARIABLES       Tenencia de la tierra:       Se entiende como la propiedad o poseción que elproductor tenga ...
2. Estratégias metodológicas:       Considerando la naturaleza de los objetivos propuestos, se usó un modelodocumental des...
El instrumento que permitió recoger toda la información necesaria fue la encuestaestructurada (Ver anexo 1) el cual fue ap...
18general, estos países enfrentan una situación caracterizada, entre otros aspectos, por unfuerte incremento poblacional, ...
19bosques. Se trata de grupos privados diversos, unos en procura de terrenos donde fundarexplotaciones agrícolas, y otros,...
20        Como se dijo anteriormente, la colonización de tierras nuevas ha sido implementadapor todos los países de Améric...
21         De la misma forma, la implementación de mejoras e infraestructuras por parte delestado, tales como la construcc...
22producción. En el lapso 1950-80 se incorporaron más de 200 millones de hectáreas, lamayor parte ubicadas en el trópico h...
23        Tan sólo en los Llanos Occidentales, durante el período 1959-1975, Veillon, J.P.(1975) afirma que se deforestaro...
24sustancial del espacio      agrícola     y   la   implementación   de   una   agricultura   moderna(Hernández,J. 1985). ...
25incorporación que en buena parte         la ha efectuado sin los estudios previos, resultando, enmuchos casos, suelos no...
26         Este proceso de deforestación que lleva a cabo el campesino, se ha vistointensificado mediante la inmigración i...
27fertilizantes y demás insumos, que junto con las prácticas de quema repetidas, araduras,compactación y obras de infraest...
28desempleo, todo esto influye notablemente en la ocupación de bosques con fines deexplotación.        Sin embargo, en Ven...
29vista ecológico, por ser los únicos reservorios de bosque húmedo tropical en la zona, ydesde el punto de vista económico...
30       Esta última característica representa una de las mayores defiiciencias en la materia,puesto que no permite la inc...
31       Por otra parte, la declaratoria de reservas no constituye por si mismo un elementoque garantice su preservación, ...
32        El pago de bienhechurías y reubicaciones tampoco ha resultado efectivo, ya que sinlas adecuadas medidas de contr...
33        La revista Recursos (1988) admite que en los últimos 20 años se han talado yquemado más de cien mil hectáreas de...
34los estudios realizados (MARNR, 1983) para el año 2000 las necesidades de materia primaforestal estarán en el orden de l...
35        Esta superficie está sujeta a una serie de especificaciones en cuanto a objetivos,normativa de uso, restriccione...
36           El proceso implica, pues, un cambio en el uso del espacio, cuyos efectos sobre lamasa boscosa, manejada o no,...
37ser administradas por el MAC y que en ningún caso podrán ser colonizadas o enajenadassin la previa autorización del Cong...
38aviso. La selección se hace en base a las mejores condiciones económicas, deinfraestructura, equipos y funcionamiento de...
39        De la misma forma los organismos administrativos, en cumplimientos de susfunciones, cuando deban efectuar avalúo...
40cause alteración o destrucción de la flora o vegetación, en violación de las normas sobre lamateria, será sancionado con...
41Unidad III e implementar acciones a fin de evitar las invasiones al área mediante unefectivo plan de vigilancia y contro...
42        En razón de ello contempla para las áreas en concesión el desarrollo de sistemas deordenación más adecuados, el ...
43ordenamiento espacial que adelanta la CVS desde 1986, el cual si bien no presentalineamientos directos sobre la Reserva ...
44   que consolidarán una gran actividad económica en la zona como punto de intercambio   entre los Andes, Llanos Occident...
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Reserva forestal caparo
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Reserva forestal caparo

4,317 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
4,317
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
15
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Reserva forestal caparo

  1. 1. LA PRESIÓN AGRÍCOLA EN LA RESERVA FORESTAL CAPARO EN EL ESTADO BARINAS. RAFAEL ANTONIO OLIVAR CALDERA.UNIVERSIDAD CENTRO-OCCIDENTAL “LISANDRO ALVARADO” DECANATO DE ADMINISTRACIÓN Y CONTADURÍA COORDINACION DE ESTUDIOS DE POSTGRADO MAESTRIA EN GERENCIA AGRARIA BARQUISIMETO MARZO DE 1999
  2. 2. LA PRESIÓN AGRÍCOLA EN LA ZONA OCUPADA DE LA UNIDAD I DE LA RESERVA FORESTAL CAPARO EN EL ESTADO BARINAS. POR:RAFAEL ANTONIO OLIVAR CALDERA TRABAJO DE GRADO PARA OPTAR AL TITULO DEMAGISTER SCIENTIARUM EN GERENCIA AGRARIA UNIVERSIDAD CENTRO OCCIDENTAL “LISANDRO ALVARADO” DECANATO DE ADMINISTRACIÓN Y CONTADURÍA POSTGRADO EN GERENCIA - MENCIÓN AGRARIA BARQUISIMETO, MARZO DE 1999
  3. 3. INDICECapítulo Página DEDICATORIA iii AGRADECIMIENTO iv CURRICULUM VITAE v RESUMEN vi INDICE DE CUADROS vii INDICE DE FIGURAS xI. INTRODUCCION 1 A. Planteamiento del problema 5 B. Objetivos 7C. justificación 8D. Alcances 10E, Limitaciones 10F. Metodologia 10 1. Tipo de investigación 10 2. Estrategia metodológica 15 3. Técnica de investigación 15 4. Población 15 5. Muestra 15 6. Diseño y aplicación del instrumento 15 a. Recolección de la información 15 b. Diseño de la encuesta 16 c. Aplicación del instrumento 16 d. Procesamiento de la informaciión obtenida 16
  4. 4. II. MARCO TEORICO 17 A. Antecedentes 17 1. La deforestación como consecuencia de la 21 colonización agraria en Venezuela B. Bases teóricas 27 1. La ocupación de la Reserva Forestal de Caparo 33 2. Instrumentos que regulan y controlan las 38 actividades en la Reserva Forestal de Caparo a. Legales 38 b. De planificación 42 c. Administrativas 49 3. Análisis histórico del proceso de ocupación de la 49 Reserva Forestal deCaparo 4. Una visión cronológica del proceso de ocupación 68 de la Reserva Forestal de CaparoIII. DIAGNOSTICO 97 A. Características generales de la Reserva Forestal de Caparo 97 1. Ubicación geográfica y política 97 2. Clima 99 3. Geomorfología y suelos 102
  5. 5. 4. Vegetación 104 5. Familias de plantas forestales de Caparo según 107 importancia florística B. Situación actual 108 C. Situación actual del área de estudio 118 1. Resultados de los indicadores estudiados 118 2. Conclusiones del diagnóstico del área de estudio 130IV. PROPUESTA DEL MODELO 132 A. Método utilizado para el análisis de los escenarios 132 B. El problema y su contexto 135 C. Agentes de cambio 136 1. El Estado 138 2. Ministerio del Ambiente 138 3. Universidad de los Andes 139 4. Instituto Agrario Nacional 140 5. Fuerzas Armadas de Cooperación 141 6. Corporación de los Andes 141 7. Corporación Venezolana de Suroeste 141 8. Campesinos 142 9. Organización político sindicales 142 10. Grupos capitalistas 143 11. Terratenientes 143 12. Contrabandistas 144 13. Banca Pública y Privada 144 E. Elaboración de los escenarios 144 1. Primer escenario 144 2. Segundo escenario 145 3. Tercer escenario 145
  6. 6. F. Análisis de los escenarios 145G. Modelos de uso actual propuestos 152H. Sistemas Agroforestales propuestos 152 1. En condiciones de banco y sub-banco 152 a. Cultivos en plantaciones 153 b. Combinaciones de frutales y cultivos 153 c. Huerta casera familiar 154 2. En condiciones de bajío 154 a. Silvoagrícolas 154 b. Silvopastoriles 154 c. Cercas vivas 155 I. Diseños a fincas seleccionadas 157 1. Finca Buenos Aires 157 a. Silvopastoriles 157 b. Silvoforestales 157 2. Finca Charco Hediondo 157 3. Finca Campo Alegre 158 4. Finca Las Acacias 158 5. Finca Las Piedritas 159 J. Posibles usos e ingresos que pueden obtenerse en los 160 aclareos de tecas 1. Fijación de normas para productos de raleo 160 a. Fundo Buenos Aires 161 b. Plantación al año 6 162 c. Indice de espaciamiento 162 d. Producto obtenido del primer aclareo 162 e. Análisis 163 f. Plantación al año 12 163 g. Indice de espaciamiento 164
  7. 7. h. Producto obtenido al primer aclareo 164 i. Plantación final al año 20 164V. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 166 A. CONCLUSIONES 166 B. RECOMENDACIONES 168 BIBLIOGRAFIA 169 ANEXOS 185
  8. 8. INDICE DE CUADROSCuadro Nº Pagina1 Matríz para determinación de variables e indicadores para la 11 elaboración de la encuesta estructurada2 Empresas concesionarias de la Reserva Forestal de Caparo 563 Reservas climatológicas 1014 Superficie ocupada por sectores en la Unidad I de la Reserva 109 Forestal de Caparo(1981)5 Distribución de las explotaciones según clases de tamaño en 110 la Reserva Forestal de Caparo(1989)6 Distribución de las explotaciones de acuerdo a las actividades 111 que desempeñan en la Unidad I de la Reserva Forestal de Caparo (1989)7 Distribución de la explotaciones de acuerdo al número de 112 animales de la Unidad I de la Reserva Forestal de Caparo (1989)8 Características de las viviendas en la Unidad I de la Reserva 113 Forestal de Caparo9 Disponibilidad de Servicios en la Unidad I de la Reserva 114
  9. 9. Forestal de Caparo10 Distribución de las explotaciones según tiempo de 115 permanencia y formade ocupación en la Unidad de la Reserva I Forestal de Caparo11 Nacionalidad de los ocupantes en la Unidad I de la Reserva 116 Forestal de Caparo12 Ocupación de la Reserva Forestal de Caparo 11713 Tipo de vegetación del área estudiada 11814 Número de hectáreas y distribución relativa (%) del 119 uso actualde la tierra15 Distribución de las fincas de acuerdo a la superficie 12016 Número de hectáreas y porcentaje del área dedicada 121 a actividades productivas y no productivas por cada uno de los ocupantes17 Número de ocupantes y superficie de los principales 122 cultivos sembrados en las fincas18 Número de hectáreas y distribución de rebaños por 123 productor19 Características físicas y químicas de los suelos de 126
  10. 10. banco20 Características físiscas y químicas de los suelos de 127 bajío21 Inventario de especies maderables en potrero 12822 Inventario de especies maderables según categoría 129 diamétrica23 Superficie total y número de árboles de los diseños 156 agroforestales propuestos
  11. 11. INDICE DE FIGURASFigura Pagina1 Reserva Forestal de Caparo 362 Reserva Forestal de Caparo, linde ros según acta declaratoria 373 Proyectos de desarrollo propuestos a la Reserva Forestal de 44 Caparo4 Eje fluvial Apure-Orinoco 475 Reserva Forestal de Caparo, Unidades de manejo 576 Reserva Forestal de Caparo, Vialidad y acceso 657 Método para la evaluación de los escenarios y para el 133 planteamiento de la propuesta
  12. 12. LA PRESION AGRICOLA EN LA ZONA OCUPADA DE LA UNIDAD I DE LA RESERVA FORESTAL DE CAPARO EN EL ESTADO BARINAS. AUTOR: RAFAEL ANTONIO OLIVAR CALDERA TUTOR: DR. EDUARDO ESCALANTE AÑO: 1999 RESUMEN EL PRESENTE TRABAJO DE INVESTIGACIÓN ESTÁ REFERIDO A ANALIZAR LA SITUACIÓN ACTUAL DE LAOCUPACIÓN DE LA R ESERVA FORESTAL DE CAPARO Y LAS POSIBLES ALTERNATIVAS DE SELECCIÓN. DENTRO DELESQUEMA DE LA ORDENA CIÓN TERRITORIAL, LAS RESERVAS FORESTALES COMO PARTE DE LAS ÁREAS BAJORÉGIMEN DE ADMINISTRACIÓN ESPECIAL, CONSTITUYEN ESPACIOS DEFINIDOS Y SUSTENTADOS PO UN BASAMENTOLEGAL. N O OBSTANTE, ELLOS ESTÁN SOMETIDOS ACTUALMENTE A UN PROCESO DE OCUPACIÓN ANÁRQUICA CONFINES AGROPECUARIOS, QUE TRASGREDE DICHA NORMATIVA E IMPOSIBILITA EL CUMPLIMIENTO DE SUS OBJETIVOS;FENÓMENO ÉSTE QUE SE INSERTA EN LA DENOMINADA “ COLONIZACIÓN DE TIERRAS NUEVAS, CON EXPANSIÓN ALOS PAISES DE AMÉRICA TROPICAL Y QUE DENUNCIA ESA PROBL EMÁTICA DE ORDEN LEGAL, ECONÓMICO,SOCIAL,ECOLÓGICO Y POLÍTICO. ESTE PROCESO EXIGE SALIDAS CONSECUENTES CON LA REALIDAD , RAZÓN ÉSTASUFICIENTE PARA EMPRENDER UN PROGRAMA DE R ECUPERACIÓN DE LA RESERVA CUYO INICIO COINCIDE CONPROPUESTAS DE ESTA N ATURALEZA , ESFUERZO REALIZADO CON EL ANÁLISIS PROSPECTIVO. SÓLO TRESESCENARIOS POSIBLES, PERMITEN EVALUAR LA FUTURA SOLUCIÓN DE LA SITUACIÓN, LOS CUALES ADEMÁS DEESTAR SUJETOS AL RAZONAMIENTO DE UN CONJ UNTO DE VARIABLES Y SUCESOS QUE SE DESARROLLARON A LOLARGO DEL PROCESO DE OCUPACIÓN. EL ESCENARIO Nº. 1 TRATA DE MANTENER LA TASA Y EL PATRÓN DEOCUPACIÓN DE LA RESERVA, ANTE LA INSUFICIENCI A E INEFICACIA DE LAS MEDIDAS DISEÑADAS POR EL ESTADO,QUE SUPONE LA PERMANENCIA DE LAS CONDICIONES Y FACTORES QUE CARACTERIZAN LA SITUACIÓN ACTUAL, ELCUAL PREVÉ LA OCUPACIÓN TOTAL DE LA RESE RVA, ESCENARIO ESTE , QUE DEMUESTRA EL FAVORECIMIENTO DELA DESTRUCCIÓN DE LA RESERVA. E L ESCENARIO Nº. 2 PREVÉ LA ACTUACIÓN DEL ESTADO, ENMARCADA EN LANORMATIVA LEGAL VIGENTE SOBRE OCUPACIÓN DE LAS RESERVAS, ESCENARIO ESTE, QUE DIFICULTA EVALUARLOPOR NO VISLUMBRAR LOS ACONTECIMIENTOS ANÁRQUICOS QUE ARROJARÍA TAL MEDIDA , RAZÓN POR LA CUALEVITA SER ANALIZADA CON PROFUNDIDAD Y LAS EXPERIENCIAS EXISTENTE CONDUCEN A QUE UNA VEZEFECTUADA TAL MEDIDA , MOTIVARÍA AÚN MÁS EL PROCESO DE OCUPACIÓ N. EL TERCER ESCENARIO QUE TRATADE LA DESAFECTACIÓN, PREVÉ LA INSTRUMENTACIÓN Y APLICACIÓN DE UN PROGRAMA DE MANEJOAGROFORESTAL QUE BRI NDE LAS POSIBILIDADES DE ÉXITO TANTO A LA PRODUCCIÓN FORESTAL COMO A LAECONOMÍA CAMPESINA A LLÍ ESTABLECIDA . ESTA PROPUESTA A SU VEZ ES CAPÁZ DE ESTAB LECER UN MANEJOFORESTAL SOSTENIDO. F INALMENTE , LA EVALUACIÓN DE LO PROPUESTO APUNTA HACIA LA DEFINICIÓN DEALTERNATIVAS DE ACCIÓN AJUSTADAS A LA REALIDAD Y LOS OBJETIVOS PLANTE ADOS , CUMPLE SU COMETIDODENTRO DEL PROCESO DE PLANIFICACIÓN , POR LLEGAR A LA ETAPA DE PROPUESTA DE UNA ACCIÓN QUE SEENMARCA DENTRO DE LA MODALIDAD DE ESTUDIOS DE PROYECTOS.
  13. 13. I. INTRODUCCION Las reservas forestales forman parte del conjunto de las Areas Bajo Régimen deAdministración Especial decretadas por el Ejecutivo Nacional con el objeto de protegeráreas boscosas con reconocida capacidad productiva para cubrir la demanda deproductos forestales, fundamental para el funcionamiento de la industria madereranacional; en ese sentido disponen de una normativa legal que consagra suaprovechamiento y protección. No obstante, están sometidas a un proceso dedestrucción progresivo a consecuencia fundamentalmente, del avance de frentes decolonización agraria, que afectan seriamente el cumplimiento de los objetivos para loscuales fueron declaradas. Así se encuentra que la totalidad de las reservas forestales del país poseen algúngrado de intervención agrícola, particularmente aquellas ubicadas al Norte del Orinocopresentan una intervención que supera el 40% de sus superficies. Los procesos de colonización expresa, de forma general, una salida a la presióncampesina por tierras, a las necesidades de expansión de la agricultura capitalista, a lanecesidad inevitable de la reforma agraria o un medio para salvaguardar la soberaníanacional en áreas fronterizas (Rojas-López, 1989). Sin embargo, la controversia surge de la necesidad de preservar los recursosboscosos mediante un aprovechamiento racional respaldado jurídicamente, versus, laampliación del espacio agrícola, en buena parte justificado por la necesidad de produciralimentos, aún cuando ello no asegure un aumento en la productividad agrícola, nimejoras en la redistribución de la tierra, ni de los ingresos. Peor aún, cuando laevolución del proceso de ocupación de estas áreas manifiesta la tendencia hacia laconcentración de la propiedad y la proletarización del campesinado.
  14. 14. De tal manera que el proceso de colonización agraria de las reservas forestales,con la consecuente desaparición del capital boscoso y la destrucción de relictosecológicos únicos, no representa en el corto plazo una salida justa al conflicto campesinopor la tierra, por cuanto favorece a los sectores con mayor capacidad financiera y degestión política. De cualquier modo la ocupación agrícola, tal como viene ocurriendo, resultaincompatible con los objetivos de las reservas forestales y representa una transgresión ala normativa que las rige. La unidad I de la Reseva Forestal de Caparo ubicada en el municipio Zamora delestado Barinas, se seleccionó como caso de estudio por los agudos conflictos queintroduce el proceso de ocupación en el manejo de la misma. Por otro lado esta parte dela Reserva concentra el mayor esfuerzo de investigación científica que en materia demanejo de bosques posee el país. A pesar de no contar con un estudio sistemático que décuenta del mismo. El fenómeno de la explotación de los recursos forestales de los Llanos AltosOccidentales, donde se ubican cuatro de las seís reservas forestales con que cuenta elpaís al Norte del Orinoco, se encuadra en la valorización de la región como frontera derecursos para la ampliación del espacio agrícola, que conduce a la consolidación desistemas agroindustriales y pecuarios extensivos a costa del retroceso del límite boscoso. Así, se aprecian dos frentes de colonización agraria en la región, uno que avanzadesde el Noroeste, teniendo como punto de partida la implantación de un modelo deproducción agrícola empresarial: la Colonia Agrícola de Turén en la década del 50, cuyodesarrollo significó la deforestación de prácticamente las 90.000 hectáreas de bosques dela Reserva Forestal deTurén, hoy convertida en pujante zona agroindustrial.
  15. 15. Actualmente, este frente de colonización avanza y actúa sobre la Reserva Forestal deTicoporo. El otro frente más reciente, se desplaza desde el Suroeste, caracterizado porcorrientes migratorias de las zonas montañosas andinas y las áreas fronterizas, queconjuntamente con la aparición de fuertes intereses económicos y políticos en la zona esel responsable de la desafectación y ocupación de grandes extensiones de la ReservaForestal de San Camilo, que muestran sistemas agropecuarios extensivos con unaelevada concentración de la tierra. El otrora macizo boscoso de Caparo representa en la actualidad el punto regionalde convergencia de ambos frentes de colonización agraria, que ya muestra sus efectosevidentes en la dinámica reciente de su proceso de ocupación. Como se puede apreciar, la permanencia de las reservas forestales, o su viabilidadsocio-política como se le ha denominado, plantea serios conflictos cuya soluciónpareciera estar en el conocimiento integral de su funcionalidad, representada tanto porsus condiciones intrínseca como por los contextos globales de su encuadramiento,sociales, económicos, legales, políticos, técnico y otros. Este conocimiento permitiría, porsu parte, descifrar con propiedad las causas, que el proceso de ocupación manifiesta,hacer pronósticos en términos de futuro, para finalmente construir los caminos(escenarios) para alcanzar aquellas situaciones que representen los mayores beneficiosen función de unos objetivos preestablecidos. En esta línea se inscribe la presente investigación, en tanto que se ha estructuradoen cinco capítulos, en los que primeramente se hace una descripción del problema y losobjetivos que se desean alcanzar; así como también el desarrollo de la metodología queha permitido llevar a cabo generar la información necesaria para establecer lasalternativas.
  16. 16. En un segundo capítulo se fundamente teoricamente todo lo referente a losantecedentes y las bases teóricas que permitieron servir de instrumento para laelaboración de la propuesta. En el tercer capítulo se desarrolla una aproximación a la situación actual tanto delárea de estudio como de su entorno, ya que la misma está cisrcunscrita en toda launidad de análisis. En el cuarto capítulo se propone en primer lugar un modelo de análisis de losposibles escenarios que se mantienen presente en la interacción del desarrollo delproblema planteado, todo esto con la finalidad de llegar a la proposición de un modelode uso actual que permita dar inicio al proceso de transformación del sector. Por último en el capítulo cinco se plasman opiniones y se hacen lasrecomendaciones que han sido producto de la reflexión de tan difícil situación como laque nos planteamos.A. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA Las reservas forestales han venido siendo sometidas a un proceso de ocupación ydeforestación progresiva para cederle el paso a las actividades agropecuarias. Estasituación plantea la necesidad de un manejo integral que permita recuperar el uso, porla cual fueron decretadas como reservas forestales; en tal sentido, el Ministerio delAmbiente y de los Recursos Naturales Renovables (MARNR), a través del ServicioAutónomo Forestal Venezolano, SEFORVEN, consciente del valor irremplazable delpatrimonio de la Reserva Forestal de Caparo, ha elaborado el programa de
  17. 17. recuperación, aprobado en el mes de julio de 1992, por el Consejo de Ministros (Decreto636), en el mismo se plantea la utilización de sistemas que permitan un uso racional delos recursos naturales, con la participación de todos los ocupantes para la recuperaciónde áreas. La Universidad de Los Andes, ULA, a través del Instituto de Silvicultura,en su afan por realizar una política de extensión, sin perder de vista sus objetivosfundamentales como lo son la investigación y la docencia, se encuentra desarrollandoun Proyecto de Desarrollo Forestal participativo como alternativa para el manejo de laReserva Forestal Caparo. Estas alternativas no son nada novedosas como práctica desarrollada por laspoblaciones rurales en diferentes cultivos del mundo, lo que corresponde valorar es elesfuerzo desplegado en el rescate de tales sistemas y sus implicaciones tecnológicas,productivas y sociales en el mundo, que ha venido olvidando la enorme importancia dela diversidad de las prácticas tradicionales que, en el momento pudieran establecer unarelación más armónica de la naturaleza, además de satisfacer necesidades básicas de laspoblaciones contribuyendo a su bienestar. La Ley Forestal de Suelos y Aguas establece en el artículo 54 que la funciónprincipal de las reservas forestales es asegurar el suministro continuo de materia primapara la industria forestal nacional, pero las mismas han venido desarrollando en losúltimos años en un acentuado proceso de ocupación y destrucción, para el desarrollo delas actividades agrícolas, pecuarias, mineras, urbanísticas etc, al punto que algunas deellas han desaparecido (Turén y Río Tocuyo); proceso que de continuar al cabo de pocotiempo el país no contará con bosques naturales, ni plantaciones forestales paraabastecer la industria forestal nacional. (Silva, 1993). Las reservas forestales en los llanos occidentales ha sido sometido en los últimosaños a procesos intensivos y no controlados de invasión. De esta manera la ReservaForestal de Caparo se ha visto disminuida aproximadamente en 48% de su superficie
  18. 18. boscosa, desvirtuándose la finalidad central como es la producción de materia primapara abastecer la industria forestal nacional y limitando su capacidad como reservoriode biodiversidad. Este proceso de degradación progresiva de bosques está asociada principalmentea la expansión de la frontera agropecuaria, lo cual conlleva a un cambio de uso de latierra que en muchas oportunidades es innecesario e improductivo debido a la pobrezade los suelos, agresividad climática e inundaciones periódicas entre otras limitantes. Las medidas tomadas por los organismos oficiales no han detenido esta tendenciade ocupación anárquica con fines agropecuarios, es esto lo q ue hace necesario buscarsoluciones alternativas que permiten incorporar a los ocupantes en el manejo forestalmediante actividades que sean compatibles con los fines de la reserva y satisfaga lasnecesidades de los ocupantes, reduciendo la presión para convertir tierras forestales entierras agrícolas. Una de las soluciones es la implantación de una forma de uso de la tierra en lacual se combinan especies arbóreas con cultivos agrícolas y/o la cría de animalesalternativa, que permita resolver graves problemas de deterioro del ambiente, debidoque por su diversidad son más estables ecológicamente que los monocultivos, ademásproteger al suelo contra la erosión, siendo más eficiente que otras estrategiastradicionales de protección del suelo. En consecuencia este tipo de actividad permiterecuperar e incremetar la productividad de los suelos, estabiliza la agriculturamigratoria y generar un sin número como alimento, leña, materiales de construcción yforraje que a su vez se traducen en ingreso para el productor. En el presente estudio se analizarán los escenarios posibles de solución y almismo tiempò proponer una alternativa de desarrollo para cinco ocupantes de las 3400has. de la Unidad I, en Caparo.
  19. 19. B. OBJETIVOSGENERAL: Analizar la situación actual de la ocupación de la ReservaForestal Caparo y sus posibles alternativas de soluciónESPECÍFICOS: _ Conocer la evolución histórica de ocupación de la zona de estudio. _ Identificar las principales características de la zona. _ Identificar los posibles escenarios que permitan darle solución al problema planteado. - Proponer una alternativa de desarrollo que responda tanto a la situación socio-económica del ocupante como a la condición misma de reserva.D. JUSTIFICACIÓN El proceso de ocupación puede ser visto como una especie de colonizaciónespontánea que ha resultado favorecido tanto por las limitaciones que han existido parael control y vigilancia, como por el potencial económico que encierra para la ampliaciónde la frontera agrícola. Sin embargo, la situación se hace compleja por cuanto la presiónpor las tierras que se origina en regiones cercanas, se suman a las necesidades de
  20. 20. expansión de la agricultura capitalista en gran escala, así como las presiones políticas desectores del campo y las ciudades. Las consecuencias nefastas que conlleva este proceso por la destrucción irracionalde reservas importantes para el futuro forestal del país y la industria maderera nacionaly el poco éxito de las medidas implantadas para tratar el problema de la ocupación,hacen pensar en la necesidad de intentar proposiciones basadas en el conocimiento de ladinámica socioespacial del proceso. La idea que sustentamos en el presente trabajo es que los procesos de ocupación,son claros e imcompatibles con las funciones biológicas, económicas y sociales de unareserva forestal; sin embargo, la dinámica rebasa la normativa jurídica vigente, hasta elpunto de que el comportamiento actual de los hechos en la reserva corresponde a unaárea de colonización independientes de las restrinciones legales que le imponen elrégimen de reserva. Evaluando toda esta situación, surge la posibilidad de proponer alternativas quepermitan la utilización múltiple, sostenida y rentable del recurso bosque, tanto como enel espacio como en el tiempo, basadas en el conocimiento de la dinámica del proceso deocupación. De allí que la justificación e importancia de esta investigación se concreta alos resultados que se obtengan, con el cual se espera una importante contribución encuanto a producción e incorporación de tierras al proceso productivo sostenible de lazona a estudiar. Además, con la realización de este trabajo se persigue proyectar la zona ocupadade la Reserva Forestal Caparo, que tienda al mayor y mejor aprovechamiento de losrecursos de manera sustentable, para lo cual se requiere de una clara instrumentación dela política de ocupación y que esta sea capáz de responder a los nuevos esquemas dedesarrollo, así como que responda tanto a los intereses del productor como del Estado.
  21. 21. E. ALCANCES La investigación está enmarcada en la Unidad I de la Reserva Forestal deCaparo, ubicada entre los límites de la Unidad Experimental Caparo y ConcesionariaIMADELCA, con una área aproximada de 3.400 Ha. del estado Barinas, donde selocalizan 17 ocupantes, de los cuales sólo se lograron encuestar 13, debido a que el restono se pudieron ubicar en el área de estudio. Al mismo tiempo se menciona que se obtuvo información a través de fuentessecundarias, entre las que se pueden destacar, Leyes, Decretos, Resoluciones,Reglamentos, Recortes de Prensa, Convenios y estudios realizados por diferentesorganismos (ULA,MARNR, CORPOANDES, Concesionarias).F. LIMITACIONES Entre las limitaciones más importantes se puede mencionar : el acceso al área deestudio, debido a la difícil transitabilidad, así como lo dispersa que se encuentran lasáreas de producción.C. METODOLOGÍA 1. Tipo de investigación: Para la elaboración del presente trabajo se hizo necesario recurrir a fuentesprimarias de información, que permitiera registrar, analizar, describir e interpretar todala información disponible, al mismo tiempo se recurrió al banco de información del
  22. 22. Instituto Universitario de la Universidad de Los Andes, Ministerio del Ambiente,Seccional Mérida y Barinas, lo que le permite a este trabajo contar con el aval científicosuficiente para proponer un modelo sustentado en información confiable. Elaboración de la matríz para determinar las variables e indicadores para laelaboración de la encuesta estructurada (Ver Cuadro Nº 1). Se definen las variables en estudio operando bajo la función de los objetivos.CUADRO Nº 1 MATRIZ PARA LA DETERMINACIÓN DE VARIABLES E INDICADORES PARA LA ELABORACIÓN DE LA ENCUESTA ESTRUCTURADA. OBJETIVOS VARIABLE INDICADORES ITEMS Producción a. Tenencia de la Tipo de Propietario Agrícola tierra propiedad Arrendatario Otro b. Tamaño de la Superficie Area cultivada Unidad de cultivable Area no producción en Has. cultivada c. Rubros Rubro y Has. Plátano Maíz cultivados sembradas Cacao Hortalizas Yuca Pastizales d. Asesoramiento Transporte Compra de Técnico Obtención de maquinaria créditos
  23. 23. créditos Transporte Venta del Venta de producto productos Tipo de cosecha Rotación de Uso de controles cultivos químicos, Grado de biológicos. otorgamiento. Calidad y adquisición de semillas. Financiamiento Nombre de la Conocimiento de Organización de organización la existencia de productores Pertenencia otras organizacio- nes en Caparo. Transferencia Obtención de Obtención de Tecnológica créditos créditos Compra de Compra deOrganización maquinarias, insumos. equipos, semillas Organización Criterios de Tipo de organización. organización Cooperativas Empresas campesinas Otros.
  24. 24. Organización Criterios de Tipo de organización. organización Cooperativas Empresas campesinas Otros. Preparación de Preparación de tierras tierras Cosecha Cosecha Uso de la tierra Uso de la tierra Uso de Uso de Controles Controles Biológicos Biológicos Químicos Químicos Rotación de Rotación de cultivos cultivosOrganización Criterios de Tipo de organización organización Cooperativas Empresas campesinas Otros.
  25. 25. DEFINICIÓN DE VARIABLES Tenencia de la tierra: Se entiende como la propiedad o poseción que elproductor tenga sobre la tierra. Tamaño de la Unidad de Producción: Esta se refiere a la extensión de tierras enhectáreas que es cultivable y pertenecen a un productor. Rubros cultivados: Son los principales cultivos que siembran o sembraron losproductores durante el año de investigación. Asesoramiento Técnico: Este se refiere a la ayuda especializada recibida por elproductor en las diferentes áreas del proceso productivo. Grado de conocimiento de organizaciones de productores: Es el conocimientoque tiene el productor en cuanto a la existencia de organizaciones de productores. Transferencia tecnológica: Es el grado de participación de los entes involucradosen el proceso productivo, forestal, agrícola y pecuario, en cuanto a créditos,equipamiento de infraestructura, compra-venta de los productos. Organización: Es el nivel de interés que el productor manifiesta por pertenecer auna organización.
  26. 26. 2. Estratégias metodológicas: Considerando la naturaleza de los objetivos propuestos, se usó un modelodocumental descriptivo, con el cual se pretende describir la situación y/o eventos paraluego ser sometidos a un amálisis. 3. Técnica de Investigación: Se utilizó la técnica del fichaje con el fin de organizar y sistemizar la informaciónal mismo tiempo, se utilizó la técnica de la encuesta estructurada y escrita y lacomunicación personal con especialistas en el área. 4. Población: La población está constituida por la totalidad de los ocupantes de la Unidad I,localizada entre los límites de la Unidad Experimental Caparo y la EmpresaConcesionaria IMADELCA. 5. La Muestra: La muestra está constituida por 17 ocupantes , los cuales conforman la totalidadde la población. 6. Diseño y aplicación del instrumento: a. Recolección de la información:
  27. 27. El instrumento que permitió recoger toda la información necesaria fue la encuestaestructurada (Ver anexo 1) el cual fue aplicado en el mes de julio de 1997 b. Diseño de la encuesta: Para la elaboración de la encuesta se procedió:• Seleccionar los indicadores componentes de cada variable, correspondiente a los objetivos específicos en estudio.• Se formularon preguntas que permitieran cuantificar cada uno de los indicadores. El juicio y la experiencia de expertos permitieron que la encuesta fuera elaboradacon la finalidad de lograr obtener sólo la información necesaria. c. Aplicación del instrumento: En la aplicación del instrumento participaron dos estudiantes de la Escuela deIngeniería Forestal y el autor de este trabajo. d. Procesamiento de la información obtenida: Para el procesamientos de los datos se elaboró la llamada sábana en donde sevació toda la información obtenida con el fin de efectuar la cuantificación para cadaocupante, luego con la ayuda de un programa (Excel) se determinaron porcentajes ypromedios. II. MARCO TEORICO A. ANTECEDENTES La ocupación de las reservas forestales se inserta dentro de un fenómeno común en los paises de América Latina denominado colonización de “tierras nuevas”. De manera
  28. 28. 18general, estos países enfrentan una situación caracterizada, entre otros aspectos, por unfuerte incremento poblacional, insuficiente abastecimiento de alimenttos básicos, reducidasposibilidades de generación de empleo, desigual distribución de la tierra e incremento de lamarginalidad urbano-rural. En este sentido, se han planteado dos salidas: una el aumento dela productividad de las tierras actualmente cultivadas y la otra, la incorporación de “tierrasnuevas” a la producción. Esta última constituye la opción más manejada en los países del área, que confrecuencia obedece a la debilidad de la reforma agraria, en tanto que no expropia losgrandes latifundios, y la colonización, entónces, se transformae en paliativo para lademanda campesina de tierras. El calificativo de “tierras nuevas” (Nelson, M. 1977; Boadas, A. 1979) denota unrecurso con bajo nivel de explotación en función a la cantidad de mano de obra y capitalrelacionado con la tierra en el proceso de producción. Son espacios potencialmenteincorporables a la producción y con posibilidades para iniciar procesos de ocupación, yaque poseen como elementos característicos el vacío poblacional y una baja participación enla vida económica del país; desde el punto de vista físico-biótico la formación vegetal porexcelencia en esta áreas l constituye la selva (bosques), con sus respectivas degradaciones aproducto de la intervención humana y de otros factores naturales, pero cuya presencia yextensión no disminuye la expresión forestal del paisaje, lo que le confiere enormespotencialidades. En efecto, para estos países las tierras nuevas representan una alternativa importantepara lograr la solución a muchos de los problemas antes mencionados, por lo cual, losgobiernos y planificadores promueven la utilización de estos espacios como fronteraagrícola hacia donde orientar las corrientes migratorias. En función de las potencialidades que estos espacios guardan, se amasan ideas enrelación a estas tierras, especialmente aquellas mejor dotadas de recursos: agua, suelos
  29. 29. 19bosques. Se trata de grupos privados diversos, unos en procura de terrenos donde fundarexplotaciones agrícolas, y otros, en búsqueda de medios para aumentar su podereconómico, generalmente bien fundado en otras regiones (Boadas, A. 1979). La colonización de “tierras nuevas” se corresponde, entónces, con la movilizaciónde población hacia tierras baldías o subutilizadas que conduce a su poblamiento yaprovechamiento. Así, surge la noción de frontera agrícola para denotar la disponibilidadde tierras para el “desarrollo horizontal” de actividades agrícolas. Como sinónimo de colonización se utiliza generalmente el término pionerismo, asícomo, región pionera, designa a aquellos territorios en proceso de incorporación al espaciohumanizado. Según su origen el pionerismo se clasifica en espontáneo y organizado (Boadas, A.1979). El primero ha sido la forma más comun de ocupación de “tierras nuevas” yobedece a la acción emprendida por una persona o un grupo de ellas, por su cuenta yriesgo; generalmente resulta de las diversas formas de practicar la agricultura desubsistencia. Sin embargo, el carácter de “espontáneo” que se le atribuye a esta forma deacción se pone en duda, por cuanto presupone una riesgosa operación de movilización,adaptación y adecuación a nuevos lugares (Heckadon, S. 1981). En razón a las numerosasdecisiones personales debía llamársele colonización autogestionada (Rojas López, 1990). La colonización organizada, por su parte, es aquella que se realiza en la medida enque los sectores oficiales, paraoficiales, privados o combinación de ellos, están en la basedel proceso y asumen desde algunas a todas las responsabilidades del mismo. Dentro deesta categoría, Nelson, M. (1977) incluye la colonización dirigida, caracterizada por unelevado grado de control gubernamental sobre los colonos, tamaño de los predios,inversiones y otros.
  30. 30. 20 Como se dijo anteriormente, la colonización de tierras nuevas ha sido implementadapor todos los países de América Latina, especialmente aquellos ubicados en el área tropicaltienen una experiencia muy semejante sobre el fenómeno, que vale la pena considerar. Las principales motivaciones que han tenido para la colonización de tierras nuevas,particularmente para la ampliación del frente agrícola, son las siguientes:♦ La existencia de extensas áreas de tierras del Estado, denominadas baldías, aparentemente con buenas posibilidades para el desarrollo de actividades agropecuarias.♦ Un sistema de tenencia que conlleva una alta concentración de la propiedad en pocas manos, especialmente sobre aquellas tierras con verdadera capacidad agrícola.♦ La existencia de una gran masa de campesinos que muestran bajos niveles de vida, y ejercen una relativa presión demográfica.♦ Las políticas de integración territorial, valorización de recursos fronterizos y reforma agraria. En cuanto a la colonización “espontánea” la experiencia muestra la carencia deobras de infraestructura y servicios de apoyo indispensables para el buen aprovechamientode las tierras incorporadas, quedando las decisiones practicamente en manos de la iniciativaprivada, cuyos intereses y capacidades frecuentemente no coinciden con los de la sociedaden cuanto a técnicas, uso racional y conservación de los recursos. Una preocupaciónresultante de este proceso radica en la utilización de manejos agrícolas que pudieran no serlos más adecuados para esas tierras, generándose gran incertidumbre sobre el futuro de lospioneros, así como de las tierras. Aparentemente este tipo de colonización ha sido poco exitosa en su objetivo deproporcionar una alternativa viable a los marginados del campo para superar su estado depobreza, en vista de que la conquista de tierras salváticas constituye una tarea muy dificilpara colonos empobrecidos, que son los que con mayor frecuencia emprenden este tipo decolonización (FAO, 1985).
  31. 31. 21 De la misma forma, la implementación de mejoras e infraestructuras por parte delestado, tales como la construcción de carreteras, con frecuencia estos procesos“espontáneos” de ocupación que se caracterizan por un gran dinamismo y anarquía, que dalugar a asentamientos rurales inestables y de escasa productividad agrícola (Venturini, O.1968). Las colonizaciones dirigidas en los paises del área, a más de ser muy costosas, nosiempre han dado los resultados esperados, ya que a excepción de algunos proyectos, unagran parte de ellos presentan deficiencias en aspectos fundamentales como: desarrollosocial, organización y capacitación de los beneficiarios, a fin de convertirlos en empresarioseficientes y autónomos, y la dotación de infraestructura mínima necesaria para promover eldesarrollo económico y el bienestar de la comunidad. En ese sentido, la dependencia delcolono de un tipo de paternalismo gubernamental frena la capacidad autogestionaria delmismo, manteniéndolo en una etapa de subsistencia (FAO, 1976-1985). Por otra parte, las condiciones de desventaja del colono, “espontáneo o dirigido, concierta frecuencia ha dado lugar al hecho de que cedan en venta con mucha facilidad la tierraposesionada, lo que conlleva problemas de concentración fundiaria, que provoca a su vez,la proletarización del agricultor, repitiéndose justamente muchos de los problemas que sepretendían resolver. La reforma agraria como proceso tendiente a lograr la transformación ymodernización de la estructura agraria y la incorporación de la población campesina alproceso productivo nacional incorpora nuevas tierras en el logro de sus objetivos, y confrecuencia muestra las deficiencias antes mencionadas. Para algunos especialistas (FAO, 1985) el ritmo de expansión de la frontera agrícolaen América Latina, en las últimas tres o cuatro décadas, ha estado por encima de losrequerimientos reales de nuevas tierras para satisfacer las necesidades de incremento de la
  32. 32. 22producción. En el lapso 1950-80 se incorporaron más de 200 millones de hectáreas, lamayor parte ubicadas en el trópico húmedo. Más aún, la acelerada expansión del espacio agrícola sin aplicación de criteriosselectivos sobre las condiciones naturales de las tierras que se incorporan al procesoproductivo y la ausencia de un desarrollo paralelo de las capacidades exigidas para un buenmanejo y conservación de los suelos, bosques, agua y fauna, ha dado lugar a una masivadestrucción, desperdicio y deterioro de estos recursos. Los bosques, principal exponente vegetal de estas áreas, a consecuencia de esteproceso, se encuentran sometidos a una explotación irracional y una progresivadisminución, que atenta no sólo contra el equilibrio ecológico y la existencia de pueblosindígenas, sino que también pone en peligro la función social que están llamados a cumplir,ya que, como patrimonio nacional deben ser utilizados en beneficio de toda la sociedad. 1. LA DEFORESTACIÓN COMO CONSECUENCIA DE LA COLONIZACIÓN AGRARIA EN VENEZUELA. Venezuela no escapa en forma alguna a este fenómeno. La necesidad de ampliar elespacio agrícola han devastado miles de hectáreas bajo bosque, particularmente aquellasubicadas al Norte del Orinoco, área que históricamente ha sido asiento de la dinámicaeconómica y demográfica del país. Ya en 1936 Pittier manifestaba el estado deplorable de cosas en materia destrucciónde bosques y de esterilización de los suelos en los valles centrales del país (Quintero, E.1983). En la década comprendida entre 1950 y 1960, según el Banco Central, se extrajeronde los bosques maderables la cantidad de 2.541.490 metros cúbicos de maderas finas, durasy blandas, lo cual juzgado con criterio conservacionista representa alrededor de 800.000árboles (Lasser, T. 1969).
  33. 33. 23 Tan sólo en los Llanos Occidentales, durante el período 1959-1975, Veillon, J.P.(1975) afirma que se deforestaron aproximadamente 1.289.000 hectáreas que representauna tasa de 51.560 hectáreas deforestadas por año. Matute, citado por Luna, A. (1983), establece que en promedio unas 80.000hectáreas de vegetación alta y media son deforestadas anualmente con permisos otorgadospor el Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (MARNR), y otras30.000 hectáreas lo son sin el permiso correspondiente. Históricamente es a partir de la década del 40 cuando se inician las intervencionesmás violentas sobre el bosque nacional, producto del desarrollo de la industria de laconstrucción que exigía una mayor demanda de productos forestales. Estas intervenciones,debido a los instrumentos y normas establecidas por el Estado, se efectuaron a través desimples explotaciones amparadas por permisos anuales y/o deforestaciones con finesagropecuarios (Sociedad Venezolana de Ingenieros Forestales, 1983). Pero es a partir de ladécada del 50 cuando la transformación de los bosques con fines agropecuarios se aceleraen nuestro país. De manera general se han identificado (Sierra Club, 1976; Luna, A. 1983; Franco,W. 1987) algunos factores responsables de la desaparición de los bosques en Venezuela. El primero lo constituye el Estado venezolano, quien a consecuencia de la difícilsituación de nuestra agricultura y de los efectos de la expansión de la producción petroleradesde la década de los 50, viene planteando políticas de asignación de una alta prioridad alsector agrícola dentro de las estrategias de desarrollo global nacional, las cuales hanfavorecido, de manera directa e indirecta, la deforestación de amplias zonas en el país, yaque en la búsqueda de importaciones, así como de una reducción en el grado devulnerabilidad externa en materia alimentaria, ha dirigido el impulso de la producciónagropecuaria sobre la base del acondicionamiento de millones de hectáreas y la ampliación
  34. 34. 24sustancial del espacio agrícola y la implementación de una agricultura moderna(Hernández,J. 1985). Según Hernández J. (1985) este fenómeno de apertura y rápida ampliación delfrente agrícola, a partir de un extensivo proceso de colonización, afectó principalmenteáreas de los piedemontes andinos, llanos altos y cuenca del Lago de Maracaibo,originalmente cubiertas de vegetación boscosa, para el establecimiento de explotacionesganaderas y agroindustriales. Ello coincide con el planteamiento de Rangel, D. (1977), según el cual el desarrolloagrícola capitalista que ocurrió en el país, al amparo de la sustitución de importaciones fueeminentemente extensivo, en el cual la organización de la agricultura se hizo en tierras decolonización arrebatadas al paludismo. Dentro de esta política general la Reforma Agraria, implementada por el InstitutoAgrario Nacional (IAN) desde 1960, concebida como una empresa profundamente humana,cuyo objetivo fundamental es la transformación y modernización de la estructuralatifundista y la incorporación de la población campesina al proceso productivo nacional,juega un papel importante dentro del proceso de disminución de la superficie boscosanacional. En este sentido Portocarrero, B. (1985) en su análisis de la praxis reformista agrariadesde 1960 en nuestro país, afirma que lo operado en gran medida fue un proceso decolonización de tierras del Estado a un elevado costo, cuyos resultados no se corresponde nieconomicamente, ni socialmente con los ingresos invertidos, dejando sin afectar la granpropiedad de la tierra, otrora latifundista y hoy, después de un proceso reformista agrario,transformado en buena parte, en complejos agroindustriales. El IAN ha sido un importante proveedor de madera en el país, materia primaproveniente de la tala de miles de hectáreas incorporadas a la actividad agropecuaria,
  35. 35. 25incorporación que en buena parte la ha efectuado sin los estudios previos, resultando, enmuchos casos, suelos no aptos para el desarrollo de estas actividades, convirtiéndose encorto plazo en sabanas de ínfima productividad (una cabeza de ganado para 10 Ha.).(Franco, W. 1987). Otro factor que realiza deforestaciones en el ámbito nacional lo constituye elempresario del campo, el cual incluye a la agroindustria, como productora de materia primapara la industria cerealícola y azucarera principalmente, y el productor pecuario, ambosfinanciados en buena parte por organismos oficiales, la acción destructiva de vegetaciónboscosa de este sector resulta voraz, en el sentido de que requieren de extensas superficiespara sus labores , con el agravante de presentar una mínima eficiencia por lo extensivo de laactividad, principalmente la pecuaria. Como tercer factor se ubica al campesinado, cuya intervención en las áreas boscosasestá vinculada a las prácticas tradicionales de conuquerismo, tumba-quema-roza, conalgunas variantes tal como lo señala Franco (1987a), respecto al típico sistema deagricultura migratoria practicado en Asia, Africa y algunos países de América Latina. En nuestro p el conuquero deforesta y usa la tierra de uno a tres años con cultivos aístradicionales (maíz, frijol, yuca, plátano), en la producción de alimentos para la subsistenciay el logro de un pequeño excedente para el mercado; este excedente alcanza un máximo yluego comienza a decrecer por el progresivo agotamiento de la fertilidad del suelo, regandoluego semilla de pasto, por lo que se le ha denominado “conuquerismo sabanizante”. Nuestro campesino no posee tradición en las actividades forestales y ve en e bosque lun obstáculo para el desarrollo de la agricultura. Una de las razones que frecuentemente seexpone para justificar esta intervención del bosque, es la aparente fertilidad del suelo, sinembargo, son más sólidos los argumentos basados en la injusticia social imperante en elcampo, ya que,generalmente, es el campesino marginado, desasistido y desposeido el queactúa como agente destructivo de los recursos naturales renovables.
  36. 36. 26 Este proceso de deforestación que lleva a cabo el campesino, se ha vistointensificado mediante la inmigración ilegal procedente de países vecinos, Colombia yBrasil, en su mayoría provenientes de clases sociales marginales que penetran la frontera enbusca de mejores condiciones de vida y establecen conucos en áreas boscosas, generándose,a su vez, situaciones problemáticas de seguridad fronteriza. Hasta acá la finalidad última de la deforestación es la ampliación del frente agrícola,sin ambargo, la expansión urbana constituye otro factor de destrucción de bosques. Aunqueel área que afecta es reducida su efecto no deja de ser importante, en el sentido de que lasáreas verdes aledañas a los centros urbanos cumplen funciones vitales, como productorasde agua para el consumo humano, zonas de esparcimiento, reguladoras del ambiente, yotros. Finalmente, están las explotaciones medereras que tradicionalmente se hanconsiderado como el principal enemigo de los bosques en nuestro país, pero es discutiblehablar de destrucción de bosque, ya que, las características de los mismo, lasdisponibilidades tecnológicas y las condiciones del mercado nacional de la madera hanpermitido una extracción selectiva, que en todo caso empobrece al bosque ecológica yeconómicamente. Sin embargo, han contribuido indirectamente a la desaparición de losbosques mediante la apertura de las vías de penetración, que han sido utilizadas por loscampesinos para adentrarse e instalarse en áreas vírgenes, y por la falta de permanencia ycontinuidad de la actividad forestal en áreas explotadas. Las pérdidas y el deterioro de los recursos naturales renovables que se operan conestas deforestaciones masivas son sin duda cuantiosas. No sólo considerando los volúmenesde madera potencialmente aprovechables que son despilfarrados en un país que hasta hacepoco importaba más de la mitad del consumo nacional, sino también la ruptura violenta delequilibrio estable, de un ecosistema natural complejo, para sustituirlo por un sistemasimplificado y artificial, y un ambiente seriamente disturbado por la cantidad de biocidas,
  37. 37. 27fertilizantes y demás insumos, que junto con las prácticas de quema repetidas, araduras,compactación y obras de infraestructura terminan por alterar gravemente las condicionesnaturales de vastas áreas. Además, existen otras consecuencias derivadas de la perturbacióndrástica de la cobertura vegetal protectora como son la alteración del clima, del régimen delos vientos y de las aguas, la erosión de los suelos, el azolvamiento de presas, laeliminación de refugios de fauna silvestre, la pérdida del patrimonio genético animal yvegetal, la proliferación de plagas y enfermedades, entre otras. A partir de 1994 dentro del Programa de Investigación que desarrolla el comodatoULA-MARNR, en la Unidad Experimental de la Reserva Forestal Caparo, se vieneejecutando un Proyecto de Manejo Múltiple e Integral de la Finca de la Universidad de LosAndes. Dentro de este estudio se desarrollan los modelos silvoagrícola en el que se asociael cedro, caobas y pardillo con lechosa; Silvopastoril, en el que se combinan pastos conárboles forrajeros y maderables y un sistema agrosilvopiscícola que consiste en la cría decachamas en laguna artificiales con cultivos agrícolas y especies arboreas. (Arends, 1994). Por otra parte, el estado está tratando de incorporar los sistemas de producciónforestal a la planificación y desarrollo del país, de tal manera que el Ministerio delAmbiente y los Recursos Naturales Renovables a través del Servicio Forestal Venezolano(SEFORVEN), viene estableciendo una serie de parcelas pilotos a diferentes modalidadesen diferentes regiones como Apure, Barinas, Bolívar, Trujillo y Zulia. En 1992, SEFORVEN inicia un programa de recuperación de reservas de Caparo yTicoporo mediante plantaciones internas y la incorporación de prácticas forestales enparcelas y fincas. Como antecedente de este problema se puede señalar que en los últimos años handado una serie de condiciones que contribuyen a acelerar la ocupación y explotación de losrecursos forestales en los llanos occidentales, como lo son: una política de explotación delrecurso forestal, una crisis económica que golpea a los sectores más pobres, aumento de
  38. 38. 28desempleo, todo esto influye notablemente en la ocupación de bosques con fines deexplotación. Sin embargo, en Venezuela los estudios sobre Sistemas Forestales son relativamentenuevos y no muy amplios. Hasta el momento se conocen muy pocos ensayos con limitadadifusión de sus evaluaciones.B. BASES TEORICAS El Estado venezolano introdujo un conjunto de medidas de carácter legal con elpropósito de protegerlos y controlar su aprovechamiento. De esta manera, desde 1950, sevienen declarando en el país áreas de aprovechamiento especial, creándose entre otras lafigura de reserva forestal, cuya finalidad es la de preservar áreas boscosas para elabastecimiento de materia prima a la industria forestal nacional, mediante normas precisasque garanticen la producción permanente a través de planes de ordenación y manejoforestal. De acuerdo al artículo 55 de la Ley Forestal de Suelos y de Aguas se define ReservaForestal como: “... macizos boscosos que por su situación geográfica, composicióncualitativa y cuantitativa florística o por ser los únicos disponibles en la zona,constituyen elementos indispensables para la industria madere ra nacional”. Hasta la fecha han sido declaradas en el país, mediante resoluciones y decretos, diezreservas forestales con una superficie aproximada de 11,4 millones de hectáreas. e apreciala mayor superficie de reservas, un 88,28 %, se localiza al sur del Orinoco.sin embargo, lasubicadas al norte de este río se consideran como las más importantes, desde el punto de
  39. 39. 29vista ecológico, por ser los únicos reservorios de bosque húmedo tropical en la zona, ydesde el punto de vista económico, por su cercanía a los centros de consumo yprocesamiento, y por su riqueza en maderas finas y blandas de mayor demanda en funcióna las disponibilidades tecnológicas del país. Aunque tal superficie existe bajo la figura de reserva, ello no significa que toda esaárea se encuentre bajo bosque, en razón a la presencia de formaciones arbustivas,extensiones de sabanas, zonas de protección de suelos y aguas, así como un elevado gradode intervención humana que merma notoriamente su capacidad forestal. De acuerdo al texto de las diferentes resoluciones de declaratoria de las reservasforestales, el objetivo fundamental al que obedeció esta política era proteger de lacontingencia a quellas áreas con potencial forestal para asegurar la demanda futura de esosproductos, la contingencia se refería a los efectos del creciente desarrollo de la industria dela construcción nacional para el momento. Sin embargo, esta política, tal como lo afirma Gutierrez, O.(1989), tendía más haciael aprovechamiento de los recursos maderables presentes en tierras baldías, particularmentemaderas de alto valor comercial, sin considerea aspectos de tipo social, dicho en otraspalabras, se introdujeron mecanismos legales para enfrentar el problema de la destrucciónirracional de los recursos forestales, pero no se consideraron en esencia los factores que losoriginaban. Una revisión de la normativa legal que fundamenta la política forestal venezolana(Ley Forestal de Suelos y Aguas y su Reglamento, Ley de Reforma Agraria, Ley Orgánicadel Ambiente, y la Ley Orgánica para la Ordenación del Territorio, Ley Penal del Abiente),refleja un celo en relación a la protección, explotación y aprovechamiento racional de losrecursos naturales renovables, así como, un carácter punitivo y restrictivo, pero adolece deaspectos de tipo social que regulan la participación de grupos privados vinculados con elaprovechamiento y conservación del recurso.
  40. 40. 30 Esta última característica representa una de las mayores defiiciencias en la materia,puesto que no permite la incorporación sistemática del campesico a la explotación forestal,siendo justamente los problemas de ocupación ilegal con fines agrícolas uno de los factoresque más han afectado y afectan esta áreas del país, principalmente las reservas forestales,con la consiguiente degradación del patrimonio boscoso. Este fenómeno se conoce con el nombre de invasión, ya que consiste en laocupación de tierras ajenas, en este caso del Estado, y como tal representa una transgresiónjurídica, puesto que no existe ley alguna que autorice o consagre estas acciones,(Hernández, O. 1968). No obstante, el concepto de ocupación de reserva forestal quedadefinido como la colonización de tierras del Estado, con fines principalmente deaprovechamiento agropecuario, generándose conflictos sobre la base de un uso forestallegalmente establecido incompatible con las actividades que se pretenden desarrollar. Aunque se establecen medidas para resguardar y proteger estas áreas, al mismotiempo se comtemplan disposiciones que protegen a los grupos que pudiera salir afectadoscon tales medidas. En efecto, el artículo 139 del Reglamento de la Ley Forestal de Suelos Yde Aguas, señala que las superficies afectadas por una reserva forestal podrán ser reducidasparcialmente por razones de órden técnico, económico, social, legal o científico que secomprueben a juicio del Ministerio del Ambiente. De la misma manera, disposiciones de esta normativa que permitirían controlar elproceso de ocupación en reservas forestales no se cumplen, tal como lo destaca, Delgado yotros (1986), respecto a los artículos 57 y 138 de la Ley Forestal de Suelos y de Aguas y suReglamento respectivamente, los que preveen que las reservas no pueden ser colonizadas,sin la previa autorización del Congreso Nacional, y en el caso en que hayan ocupantes enellas se aplicará lo establecido en la Ley de la Reforma Agraria, artículo 69, en el sentidode que se hace obligatorio el traslado de esas poblaciones a lugares aptos, ubicados en áreascercanas.
  41. 41. 31 Por otra parte, la declaratoria de reservas no constituye por si mismo un elementoque garantice su preservación, si no se implementan los planes de manejo que pongan envigencia tal régimen. La falta de planes de manejo con programas de control y vigilanciaefectivos que permitan detener el proceso de ocupación y/o circunscribirlo a determinadossectores, agudiza el problema, ya entran en juego agentes y estrategias de apropiación delespacio que sacan partido de este tipo de deficiencias, rebasando la normativa legal(Delgado y otros, 1986). Un reflejo de ello es que hasta 1970 es cuando se otorga el primercontrato administrativo de manejo a largo plazo, en la Reserva Forestal de Ticoporo,decretada en 1955. (Unidad de Manejo II, empresa CONTACA). Rojas López (1989), dice: asimismo, las medidas hasta ahora adoptadas por elEstado para enfrentar la situación -desafectaciones, pago de bienhechurías y desalojos- nohan arrojado resultados satisfactorios, al contrario se catalogan de contraproducentes,costosas e inoperantes y en algunos casos, paradógicamente, incentivadoras del proceso. En efecto, las desafectaciones en las Reservas Forestales de Ticoporo y San Camilo,que involucraron aproximadamente 280.000 hectáreas, han constituido, a mediano y largoplazo, un incentivo para generar movimientos masivos de ocupación, basados en laesperanza de ser incluidos por la vía de los hechos en los planes de Reforma Agraria(Comité de Conservación del Estado Barinas, 1990). Esta pudiera considerarse una medidade justicia social, en tanto que busca una distribución equitativa de las tierras, pero enmuchos casos lo que se hace es consagrar la propiedad existente con anterioridad,resultando beneficiados en primer término los grandes ocupantes, y en la medida en quecontinúa el mercadeo de tierras y bienhechurías en las áreas desafectadas se agudiza elproceso de concentración de tierras, (Delgado y otros, 1986). Según testimonios del Comité de Conservación del Estado Barinas (1990),actualmente los terrenos otorgados al IAN, a raíz de la desafectación realizada en SanCamilo, están en manos de fuertes grupos económico del estado Táchira principalmente.
  42. 42. 32 El pago de bienhechurías y reubicaciones tampoco ha resultado efectivo, ya que sinlas adecuadas medidas de control y vigilancia más bien se transforman en incentivo deatracción de nuevos ocupantes con pretendidas esperanzas de pago de bienhechuríasfomentadas. De hecho en la Reserva Forestal de Ticoporo en 1975 se aplicó esta medidacon un costo aproximado de 18 millones de bolívares, pero, actualmente la situación deocupación es mayor en esa área (Comité de Conservación del Estado Barinas, 1990). Laineficiencia reiterada de esta medida condujo a la promulgación del Decreto PresidencialNº 1569 del 14 de Mayo de 1976 (Gaceta Oficial Nº 30.981/14-05-76) el cual prohibe elpago de indemnizaciones pretendidas por ocupantes en áreas protegidas. Delgado y otros (1986) describe el desalojo como medida de control en el procesode ocupación de las reservas forestales, aparte de constituir una medida socialmente injusta,ya que el contenido de sus acciones generalmente recae sobre aquellos ocupantes demenores recursos y con escasas posibilidades de gestión, se revela como ineficiente paracumplir con los objetivos de la legislación ambiental, por cuanto el fenómeno de lasinvasiones es de tipo recurrente. Basta verificar en cualquiera de las reservas forestales deoccidente, donde los operativos militares de desalojo reiterado no han logrado solución alproblema . En la actualidad, el proceso de ocupación afecta a la totalidad de las reservasforestales nacionales, sin embargo, aquellas ubicadas al sur del Orinoco se habíanmantenido relativamente sin intervención, debido principalmente a su inaccesibilidad. Noobstante, recientemente han estado sometidas a fuertes presiones, producto de la ambiciónminera desatada en la región por los llamados “garimpeiros”. Las reservas forestaleslocalizadas al norte del Orinoco, presentan una intervención humana que las afecta, deacuerdo a algunos estudios (Acero, P. 1980; Castañeda y otros, 1982) en más de 50% desus superficies.
  43. 43. 33 La revista Recursos (1988) admite que en los últimos 20 años se han talado yquemado más de cien mil hectáreas de bosques productores por año. Así tenemos que, la Reserva de Turén, está prácticamente deforestada y dedicada acultivos agroindustriales, quedando tan sólo un 3% de su superficie bajo bosque (Sanchez,A. 1990). Ticoporo, desafectada en una superficie de 83.000 hectáreas, sufre en laactualidad un avance del proceso de ocupaciones que afecta alrededor del 37% de susuperficie (Dugarte, 1990) impidiendo el desarrollo de los planes de ordenación y manejoprevistos. San Camilo, también desafectada en un 53%, de la superficie restante,aproximadamente el 24% se encuentra afectado por ocupaciones ilegales dirigidasprincipalmente por grupos económicos y políticos de la región y es objeto de una avanzadacolonizadora de corrientes migratorias de Colombia y de los andes venezolanos (Comité deConservación del Estado Barinas, 1990). Caparo, con una ocupación violenta, en los últimoaños cuenta con aproximadamente el 53% de su superficie original bajo bosque (Sanchez,M. 1989). Río Tocuyo, está ocupada casi en su totalidad por fincas de grupos poderosos(Comité de Conservación del estado Barinas, 1990). En cuanto a la Reserva Forestal deGuarapiche, en el oriente del país, no se cuenta con la información pertinente. Con respecto a las denominadas reservas forestales de Occidente -Ticoporo,Caparo y San Camilo- algunos expertos opinan que su ubicación no fue la más adecuada,dadas las condiciones ecológicas y geográficas favorables para el desarrollo de actividadesagrícolas que compiten por el uso del espacio, lo que conlleva una elevada vulnerabilidadde estas áreas respecto a los procesos de ocupación agraria. Centeno, J. (1988) afirma que,aproximadamente el 70% de su superficie ha pasado a usos agropecuarios. La situación es realmente alarmante considerando que éstas áreas constituyen unaoferta muy importante para satisfacer las necesidades nacionales de productos forestales,ante la imposibilidad de mantener el ritmo de importaciones para el sector1. De acuerdo a1 Para 1981, Venezuela importó el 70% de la demanda nacional de materia prima forestal a un costo de 2000millones de bolívares (Carrero, N. 1985).
  44. 44. 34los estudios realizados (MARNR, 1983) para el año 2000 las necesidades de materia primaforestal estarán en el orden de los 8,5 millones de metros cúbicos rollizos de madera yaproximadamente 11,3 millones de hectáreas de tierras forestales bajo planes de manejo,para la industria mecánica y de pulpa y papel nacional. Esta demanda deberá ser cubiertapor los bosques con fines productores con que cuenta el país, como son, las reservasforestales y los lotes boscosos. Aparte se consideran los 25,2 millones de hectáreas deterrenos forestales necesarios para protección y recreación. Los señalamientos anteriores permiten ubicar y delimitar la dimensión del problemaque confrontan las áreas boscosas del país, particularmente las reservas forestales. Se tratasin duda de un problema estructural, que va más allá del cambio de uso, se trata de unproblema jurídico, social. Político, económico y en algunos casos de seguridad y defensa,que atañe no sólo al subsector forestal y sus componentes, sino también a todos los sectoresinvolucrados, lo que amerita ser abordado desde un punto de vista integral para lo cual elmétodo de escenarios ofrece un gran aporte. 1. LA OCUPACIÓN DE LA RESERVA FORESTAL DE CAPARO. La Reserva Forestal de Caparo fue declarada por el Ejecutivo Nacional el 02 defebrero de 1961, Resolución Nº. 22 aparecida en Gaceta Oficial Nº. 26.479 del 10 defebrero del mismo año. Se localiza en jurisdicción de los municipios Ezequiel Zamora yPedraza del estado Barinas, con una superficie aproximada de 174.370 hectáreas. Elperímetro está definido por los linderos incluidos en el documento de su declaración(Figura 1 y 2).
  45. 45. 35 Esta superficie está sujeta a una serie de especificaciones en cuanto a objetivos,normativa de uso, restricciones y controles que el ejecutivo nacional ha instrumentado paratales fines y que constituyen la normativa legal que rige para este tipo de figura jurídica.Paralelamente, existen algunos instrumentos formales e informales cuyas acciones, efectose inflencias recaen directa e indirectamente sobre el área de la reserva. Estos documentosrecogen en teoría, las directrices que dirigen el funcionamiento del área para la producciónforestal, y consagran su protección, por lo cual a los fines de este estudio se les hadenominado instrumentos de control y regulación para la Reserva Forestal de Caparo. Como se mencionó anteriormente, la ocupación de una reserva es un procesomediante el cual grupos de personas organizadas o no invaden y se establecen de maneratemporal o definitiva dentro de su perímetro, con el propósito de desarrollar actividadesagropecuarias que entran en conflicto con el uso forestal legalmente establecido, para locual son desplegadas un conjunto de acciones de usufructo que permiten incorporar partede la superficie de la reserva al patrimonio particular de cada uno de los agentesinvolucrados; apropiación, es en este caso, el concepto que engloba dicha idea. La reserva constituye, entonces, una entidad espacial dotada de un doble carácter:teatro de operaciones del conflicto y objeto mismo del conflicto. La lucha entre los agentesde ocupación tiene como objetivo estratégico a mediano o largo plazo liberar un espacio yejercer su control a través del lugar o de los recursos contenidos en él. (Méndez, A. 1990). El fenómeno puede ocurrir con o sin la presencia de empresas concesionariasencargadas de llevar a cabo los planes de ordenación y manejo forestal en el área,aprovechando en el primero de los casos las labores de campo adelantadas por lasempresas: vías de penetración, aclareos, extracción, y otros, para el emplazamiento de susactividades e impidiendo el libre desenvolvimiento de las tareas de manejo en el área,asimismo, la presencia de las compañías madereras representa un cierto control en el árealo que, de alguna manera, frena el avance del frente agrícola y la desaparición del bosque.
  46. 46. 36 El proceso implica, pues, un cambio en el uso del espacio, cuyos efectos sobre lamasa boscosa, manejada o no, depende de la dinámica evolutiva y la naturaleza del procesomismo, así como de las características de los ocupantes, y de la intensidad del sistema deluso de la tierra que se establezca. 2. INSTRUMENTOS QUE REGULAN Y CONTROLAN LAS ACTIVIDADES EN LA RESERVA FORESTAL DE CAPARO. a.- LEGALES: Declaratoria de la Reserva Forestal de Caparo, según Resolución Nº. 22 delMinisterio de Agricultura y Cría (MAC) de fecha 02/02/61, publicada en Gaceta Oficial Nº.26.479 del 10/02/61. La misma pone de manifiesto el potencial económico forestal de laselva de Caparo y la conveniencia de protegerlo para la producción forestal. Define, porotra parte, la jurisdicción y los linderos del área que será sometida a régimen de reservaforestal en base a puntos de orientación geográfica, que posteriormente fueronrepresentados en un mapa a escala 1:500.000 con información básica que determina u área naproximada de 172.190 hectáreas. (Gráfico 2). Finalmente, declara que el área únicamente podrá ser explotada con fines forestalesbajo las normas técnicas que establezca el MAC, hoy Ministerio del Ambiente y de losRecursos Naturales Renovables (MARNR). Ley Forestal de Suelos y de aguas (1965): La sección sobre AprovechamientosForestales en Reservas Forestales, artículos 54, 55, 56, 57, establece que el EjecutivoNacional creará las figuras necesarias para asegurar el suministro contínuo de materiaprima forestal a la industria nacional. Define las condiciones que deben reunir esos macizosboscosos para ser considerados como reservas forestales, finalmente establece que deberán
  47. 47. 37ser administradas por el MAC y que en ningún caso podrán ser colonizadas o enajenadassin la previa autorización del Congreso Nacional. Reglamento de la Ley Forestal de Suelos y de Aguas (1977): El capítulo VI rigetodo lo concerniente a los aprovechamientos en las reservas forestales, de esta maneradefine a las mismas como áreas boscosas con reconocida capacidad productiva, conlinderos definidos, destinadas al aprovechamiento forestal racional, con base a planestécnicos que formulen el Ejecutivo Nacional y los particulares (Art. 135). Se establecen las condiciones que deben guardar estas áreas para ser declaradascomo reservas por medio de decretos emanados del Ejecutivo. En cuanto a usos no seexcluyen aquellos compatibles con los fines para los cuales fueron creadas. Refiere al artículo 69 de la Ley de Reforma Agraria el cual regirá en el caso en queexistan ocupantes en las áreas de reservas forestales (Art. 138). Preveé la posibilidad de reducir parcialmente las áreas bajo reservas -desafectaciones-, por necesidad de emprender obras de utilidad pública o por razones deorden técnico, económico, social, legal o científico, previo estudios técnicos pertinentes. En cuanto al manejo, establece que podrá ser efectuado por el Servicio Forestal opor medio de particulares, la superficie a menejar será determinada por el MARNR. Elmanejo del Servicio Forestal se realizará mediante licitación de una o más de una cuotaanual de explotación hasta un máximo igual al turno previsto en el Plan de Ordenación yManejo; en los casos en que la licitación no diera los resultados esperados, se declararádesierta y los productos se venderán en forma directa. Para someter un área de reserva a menejo de particulares, el MARNR publicaráaviso de prensa que notificará a los industriales madereros la disponibilidad para recibirsolicitudes para la elaboración de planes de ordenación y manejo en las áreas que indique el
  48. 48. 38aviso. La selección se hace en base a las mejores condiciones económicas, deinfraestructura, equipos y funcionamiento de los interesados. El seleccionado tendrá unplazo de dos años para hacer entrega del mencionado plan, el cual tendrá las correccionesque el MARNR amerite, una vez aprobado se procederá a redactar un contrato del cualformará parte dicho plan. Finalmente, se contemplan disposiciones sobre la participación de profesionalesforestales en la elaboración y ejecución de los planes de ordenación y manejo, laposibilidad que funcionarios del Ministerio del Ambiente realicen experiencias deinvestigación en aquellas áreas manejadas por particulares, y la imposibilidad de otorgarsimultáneamente a una misma persona natural o jurídica, en lapsos totales o parciales, másde una concesión. La Ley Orgánica para la Ordenación del Territorio (1983): Incluye a las reservasforestales dentro de las áreas sometidas a régimen de administración especial (ABRAE),conforme a leyes especiales, que deberán ser declaradas por Decreto Presidencial enConsejo de Ministros (Art. 17) y prevé la desafectación por vía ejecutiva, previoconocimiento de la Comisión Nacional de Ordenación del Territorio y el cumplimiento deciertos requisitos: Plan de Ordenación y un Reglamento de Uso del área a desafectar. Ley Orgánica de Administración Central: Atribuye competencias al MARNR sobrela administración de estas áreas en concordancia con las especificaciones de la LeyForestalde Suelos y Aguas. Decreto Nº. 1569: aparecido en Gaceta Oficial Nº. 30.981 del 14/05/76, mediante elcual en terrenos calificados por la Ley Forestal de Suelos y Aguas como parquesnacionales, reservas forestales, zonas protectoras, cuencas hidrográficas y reservas deregiones vírgenes, el Ejecutivo Nacional no reconocerá indemnizaciones que se pretendanpor ocupaciones o utilizaciones de éstos terrenos.
  49. 49. 39 De la misma forma los organismos administrativos, en cumplimientos de susfunciones, cuando deban efectuar avalúos, aceptación de derechos y actividades similares,no reconocerán ningún derecho que pretenda fundarse en la ocupación o utilización deestos terrenos baldíos denominados inalienables. Sin embargo, existe la posibilidad dellegar a convenios equitativos con los interesados, cuando se trate de situaciones de hechocreadas con anterioridad a la fecha del Decreto y se evidencie buena fe, decisión quetomará el presidente de la República en Consejo de Ministros. Decreto Nº. 636, publicado en Gaceta Oficial Nº. 34.421 de fecha 05/03/90, el cualprohibe terminantemente la ocupación y la realización de actividades contrarias a los finesde creación de las reservas forestales y lotes boscosos, para lo cual prevé la realización deun censo de ocupantes en estas áreas para determinar el número de ellos, las condiciones detenencia y actividades que desempeñan, con el objeto de seleccionar aquellos ocupanteslícitos -sujetos de reforma agraria, de buena fe y anteriores a la fecha de declaratoria- eilícitos para los cuales se tienen acciones previstas. El decreto reafirma la condición de las reservas forestales como áreas productorasde materia prima forestal para cuya función encarga al MARNR, MAC, Ministerio deRelaciones Interiores y Ministerio de la Defensa. Ley penal del Ambiente (1992) , publicada en Gaceta Oficial Nº. 4.358Extraordinario del 3 de Enero de 1992, tipifica como delitos aquellos hechos que violen lasdisposiciones relativas a la conservación, defensa y mejoramiento del ambiente y establecelas sanciones penales correspondientes, así como las medidas precautelativas, de restitucióny de reparación a que haya lugar. Particularmente el Capítulo V, art. 58, advierte que el que ocupare elícitamente lasAreas Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE) o ecosistemas naturales ydedicare a actividades comerciales o labores de carácter agropecuario, pastoril o forestal,
  50. 50. 40cause alteración o destrucción de la flora o vegetación, en violación de las normas sobre lamateria, será sancionado con prisión de dos meses a un año y multa de dosciento a mil díasde salario mínimo. Asimismo, están previstas sanciones para otras acciones que serelaciones con la ocupación en áreas protegidas. b.- DE PLANIFICACIÓN. Plan para el Ordenamiento del Territorio del Estado Barinas (MARNR, 1987):Instrumento contentivo de los lineamientos esenciales de producción, distribución de lapoblación y de las actividades productivas, racionalización y tecnificación del medionatural y la conservación de los recursos naturales y del medio ambiente. Plantea como uno de los principales problemas del estado Barinas en esta materia, lairracional explotación forestal y la ausencia de reglamentación de las diferentes ABRAEcon que cuenta. En este sentido, uno de los principales objetivos de la ordenación del territorioconsiste en incentivar y estimular el aprovechamiento integral y sostenido del bosque, paralo cual se recomienda la elaboración de un plan estatal de Desarrollo de los RecursosForestales que dicte las pautas para el manejo del mismo, desde el aprovechamiento yregeneración del bosque hasta el procesamiento industrial, que incluya la diversificación dela industria en el estado. En cuanto a las reservas forestales plantea la implementación de los reglamentos deuso y la construcción de la infraestructura mínima necesaria para impedir las invasiones ylas ocupaciones ilegales de las mismas. Específicamente para la Reserva Forestal de Caparo se contempla la ratificación desus linderos y los objetivos para los cuales fue creada. Así como agilizar la concesión de la
  51. 51. 41Unidad III e implementar acciones a fin de evitar las invasiones al área mediante unefectivo plan de vigilancia y control. Paralelamente, se proponen proyectos de desarrollo en zonas aledañas y que sesuperponen a la superficie de la reserva de Caparo, como el Proyecto Uribante-Caparo cuyoobjetivo es el aprovechamiento integral de los recursos, recomendándose el usoagropecuario bajo sistemas de producción intensivo y semi-intensivo conjuntamente con elaprovechamiento forestal y plantaciones. (Figura 3). Plan Nacional de Desarrollo de los Recursos Forestales, (MARNR, 1988).Constituye el instrumento básico para una ordenación adecuada de las diferentes fases delproceso productivo forestal, para la definición de una política forestal nacional que enmarcala actividad y coadyuva en el proceso de planificación de aquellos sectores que podríanentrar en conflicto por el uso del espacio con la actividad forestal. Sin embargo, Centeno, J.(1990) opina que este documento no llena las expectativasen cuanto a estrategias definidas de desarrollo para el sector, ya que evade gran parte de losaspectos plíticos y administrativos básicos que ameritan revisión y que se expresan comovicios de la política y práctica forestal vigente. En cuanto al manejo del recurso bosque en el país el plan lo caracteriza en trescategorías:• Agotamiento acelerado del recurso, bien por vía de un mal aprovechamiento legal o ilegal y por las deforestaciones indiscriminadas, permisadas o no, con fines agropecuarios.• Indice elevado de pérdidas y subaprovechamiento del recurso, tanto en la fase primaria como en el procesamiento industrial.• Reposición o recuperación insuficiente del recurso que se explota.FIGURA 3
  52. 52. 42 En razón de ello contempla para las áreas en concesión el desarrollo de sistemas deordenación más adecuados, el mejoramiento de los sistemas silviculturales, la rehabilitaciónde los bosques degradados y áreas explotadas, integrándolas, asimismo, a programas dedesarrollo múltiple con fines sociales, el mejoramiento y optimización de la industria y lareorientación y reforzamiento de la estructura institucional que permita al Estado unamayor y eficiente participación tanto a nivel técnico como administrativo sobre los planesde aprovechamiento. Respecto a la conservación del bosque -reservas forestales y lotes boscosos- planteala necesidad de ejercer un mayor control y seguimiento de los planes de manejo, los cualesdeberán orientar la conservación del recurso como objetivo vital, no sólo mediante lapreservación de áreas vírgenes como reserva genéticas, sino también a través de laejecución de un aprovechamiento racional basado en un amplio conocimiento ecológico delbosque, a fin de garantizar que este, aún con una estructura más simplificada, constituyafuente segura de bienestar y desarrollo para las generaciones venideras. También la política deberá prever la inclusión, en la estructura del plan de manejo,de la dinámica social alrededor del recurso, la cual constituye eje protagónico de la fuertepresión de uso que sobre este se ejerce. Al respecto, se debe considerar el uso de sistemasalternativos de aprovechamiento múltiple -plantaciones y sistemas agroforestales, entreotros- en aquellas áreas donde se prevean y evidencien conflictos por el uso de la tierra,teniendo presente que el aspecto social es el principal objetivo a lograr a fin de minimizarlas causas de dichos conflictos y por ende el deterioro del recurso. Establece entre sus conclusiones que el futuro de las reservas forestales de losLlanos Occidentales dependerá en buena medida de los esfuerzos que se hagan paraimprimirle un mayor dinamismo al sector forestal, ello incluye la industrialización de lamadera en la zona de producción. Proyecto de Desarrollo del Eje Fluvial Apure-Orinoco (Corporación Venezolana delSuroeste. CVS, 1989): Constituye un proyecto prioritario para el desarrollo regional y el
  53. 53. 43ordenamiento espacial que adelanta la CVS desde 1986, el cual si bien no presentalineamientos directos sobre la Reserva Forestal de Caparo, plantea alteraciones en elmediano y largo plazo sobre la formas de ocupación del espacio en el área de influencia delproyecto, que comprende parte de los estados Táchira, Apure, Barinas, Guárico,Anzoátegui, Bolivar, Monagas y los recientes estados Delta Amacuro y Amazonas. Los ríos Apure y Orinoco atraviesan áreas con un inmenso potencial de producciónagrícola, pecuaria, forestal y minero; en este sentido la implementación del Eje FluvialApure-Orinoco podría proveer una serie de impactos beneficiosos a nivel regional y porende a nivel nacional, como son:• Ruptura de los desequilibrios territoriales entre los diversos espacios regionales.• Integración inter-regional de diversos proyectos.• Ordenación y mejor aprovechamiento de las planicies inundables.• Diversificación de los sistemas de transporte y disminución de los costos de movilización de grandes volúmenes de carga.• Reforzamiento y creación de un sistema potuario y urbano a lo largo del Eje.• Creación de un sistema de seguridad y defensa como apoyo del desarrollo fronterizo. Entre las actividades que incluye la puesta en marcha del proyecto y que afectanmás directamente el espacio de la Reserva Forestal Caparo, y que influiría en el proceso deocupación actual de la reserva, están:• El proyecto de ingeniería de trasvase del río Uribante Viejo, el cual, presumiblente, permitirá extender la navegación hasta el piedemonte andino, utilizándose unos 226 m3 /seg de caudal del río Caparo para la navegación, respetándose un caudal ecológico de 25 m3 /seg (CVS, 1989), lo que conjuntamente con el alineamiento hidráulico del río Apure tiene como objetivo fundamental mejorar las condiciones de navegación en el río Apure y extender el período de navegación a 12 meses/año.• Mejoramiento y ampliación del Puerto Santos Luzardo, muy cercano al límite Sur de la Reserva Forestal de Caparo, a orillas del río Apure, así como la ubicación de astilleros
  54. 54. 44 que consolidarán una gran actividad económica en la zona como punto de intercambio entre los Andes, Llanos Occidentales y Oriente a través del Eje Fluvial (CVS, 1989).c.- ADMINISTRATIVOS. Los Contratos Administrativos de Ordenación y Manejo Forestal que establece elEstado venezolano, representado por el MARNR, con las empresas concesionariasencargadas de elaborar e implementar El Plan de Ordenación y Manejo de La ReservaForestal de Caparo, los cuales contienen todas las especificaciones técnicas que el Estadoimpone a las empresas para asegurar el cumplimiento de la normativa legal en la materia yla conservación, protección y aprovechamiento racional del área. Como ejemplo de este tipo de instrumentos se anexan el Contrato Administrativo deOrdenación y Manejo Forestal MARNR-IMADELCA C.A. y el Contrato de ComodatoULA-MARNR. (Anexo 2). 3. ANALISIS HISTÓRICO DEL PROCESO DE OCUPACIÓN DE LA RESERVA FORESTAL DE CAPARO. Cuando se analiza el proceso de colonización de la región en la que se inserta laReserva Forestal de Caparo, se nota una ausencia oficial que se mantiene aún después de lapolítica nacional de protección de áreas con vocación forestal (1960), la cual al parecer noestuvo apoyada por los estudios forestales y socioeconómicos que sustentarandelimitaciones cónsonas con las diversas realidades en cada uno de esos espacios. La declaratoria de la Reserva Forestal de Caparo aparentemente constituyó un actofuera del contexto regional, una decisión a nivel central sin la debida consulta técnica y

×