La poesía española a principios del siglo xx
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

La poesía española a principios del siglo xx

on

  • 7,087 views

 

Statistics

Views

Total Views
7,087
Views on SlideShare
4,984
Embed Views
2,103

Actions

Likes
2
Downloads
56
Comments
0

4 Embeds 2,103

http://sofiavazro.wordpress.com 2099
https://sofiavazro.wordpress.com 2
http://webcache.googleusercontent.com 1
https://www.google.es 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

La poesía española a principios del siglo xx La poesía española a principios del siglo xx Presentation Transcript

  • La poesía española a principios del siglo XX Unidad Temática 5. Hablar por los codos Sofía Vaz Romero
  • La poesía española a principios del siglo XX
    • 1. La crisis de fin de siglo
    • 2. El Modernismo
      • Temas, estilo y métrica.
    • 3. Los poetas modernistas
      • Rubén Dario
      • Antonio Machado
      • Juan Ramón Jiménez
  • 1. La crisis de fin de siglo
    • A finales del siglo XIX fraguan en la conciencia europea una serie de conocimientos que la humanidad había ido adquiriendo a lo largo de los últimos siglos y que la religión había puesto en duda: que la Tierra no era el centro del universo (Galileo), que el hombre descendía del mono (Darwin) o, ya a finales del siglo XIX, que los sueños influían en nuestros actos conscientes y voluntarios (Freud).
    • A medida que estos conocimientos se van asentando como verdades científicas racionales, se desarrolla una amplia crisis religiosa que hace que hace que el hombre se refugie en la ciencia. Pero también esta es insegura y no da respuesta a las eternas preguntas de la condición humana: ¿qué es el hombre?; ¿qué sentido tiene la vida?. La respuesta a esta crisis espiritual y religiosa vendrá del lado de la filosofía y la melancolía, que favorecerá la aparición del existencialismo.
  • 1. La crisis de fin de siglo
    • Políticamente, el enfrentamiento entre las naciones debido a la expansión capitalista, que necesitaba nuevos mercados, originó en España el desastre del 98 –la pérdida, a favor del colonialismo emergente de los E.E.U.U., de las colonias de Cuba, Filipinas y Puerto Rico-. Esto provocó la decadencia de España como potencia y la sumió en un tremendo pesimismo y en ansias regeneracionistas.
  • 2. El Modernismo
    • Se denomina así al movimiento nacido en Hispanoamérica en el último cuarto del siglo XIX y difundido en España por Rubén Darío. Nació como respuesta rebelde de los intelectuales a finales del siglo XIX a la crisis de fin de siglo.
    • Su período de auge fue breve, pero su importancia fue decisiva, ya que supuso una renovación total de la poesía española.
    • El Modernismo fue, sobre todo, un movimiento poético, pero también triunfó en pintura y arquitectura. Se caracterizó porque representó una nueva actitud ante la vida.
    • Las principales fuentes modernistas y sus influencias literarias son:
    • El Romanticismo.
    • Los poetas norteamericanos, Edgar Alan Poe y Walt Whitman.
    • Las dos tendencias esenciales de la poesía francesa:
      • El parnasianismo, “el arte por el arte”.
      • El simbolismo, que busca la indefinición, la sugerencia vaga…
  • Modernismo
  • 2.1 Temas y estilo
    • El rechazo a la realidad cotidiana lleva a los autores modernistas a mostrar la intimidad del poeta, sus sentimientos de melancolía y tristeza. Como los románticos, expresan un deseo de evasión y de huida que, ahora, se orienta bien hacia mundos exóticos y lejanos en el tiempo y en el espacio, bien hacia mundos idealizados y bellos. El amor, la sensualidad, el erotismo y el indigenismo también aparecen con frecuencia en el Modernismo.
  • 2.2 Lengua literaria
    • Es en la lengua literaria donde el Modernismo supone una verdadera revolución, pues renueva todos sus elementos:
    • El léxico es muy sonoro, con abundantes adjetivos y cultismos.
    • Los recursos fónicos, la métrica y los ritmos internos, así como los paralelismos y las anáforas favorecen la musicalidad de los textos.
    • Es frecuente el uso de sinestesias, muy sensoriales por mezclar los sentidos, y de símbolos, que les permiten sugerir vagamente.
    • La renovación del lenguaje se produjo en el verso, en la prosa y el teatro.
    • El escritor modernista adopta un talante aristocrático que desprecia lo vulgar y se consagra a la belleza. Su estilo de vida es el de la bohemia: el mundo de los cafés, las tertulias, la noche…
    • La huella del Romanticismo se prolonga en las dos líneas temáticas principales del Modernismo: la línea escapista y la línea íntima.
  • - La línea escapista
    • Es la más representativa. El poeta modernista se refugia en lugares exóticos y épocas antiguas. Evoca palacios, jardines, castillos… Los protagonistas del poema son caballeros nobles, princesas tristes, guerreros legendarios o cisnes y ninfas. El erotismo aparece como muestra de rebeldía.
  • - La línea íntima
    • Expresa el malestar del poeta con la realidad. El amor y el mundo son vistos con melancolía y tristeza. La nostalgia y la angustia se reflejan en paisajes otoñales, en crepúsculos o en solitarios jardines.
    • Los poetas modernistas emplean todas las posibilidades que el lenguaje les ofrece para conseguir la belleza: el ritmo musical, el léxico cultista, la abundancia de figuras retóricas y la diversidad métrica.
  •  
  • 3. Los poetas modernistas
    • Rubén Darío
    • Antonio Machado
    • Juan Ramón Jiménez
  • 3.1 Rubén Darío
  • 3.1. Rubén Darío
    • Félix Rubén García Sarmiento nació en Nicaragua en 1867. Desde muy joven compuso poesía y viajó como periodista por Hispanoamérica. En 1892, centenario del descubrimiento de América, vino a España, donde trabó amistad con varios escritores. Volvió a Europa como cónsul de Nicaragua y vivió en París y Madrid. Sus numerosos viajes por Europa y las dos Américas le permitieron difundir el modernismo. Murió en 1916.
    • Publicó su primer libro, Azul , en 1888, mezcla de poesía y prosa. Este libro contiene los elementos del Modernismo: ritmo y musicalidad, exotismo, erotismo y exaltación de las raíces americanas frente a lo español.
    • Prosas profanas (1896) es el libro que estableció un modelo de poesía que sería rápidamente imitado en Hispanoamérica y en España. En él se encuentran la mayor parte de los rasgos que hemos señalado como características generales del Modernismo. A pesar de su título está escribo en verso. Abundan el esta obra princesas, cisnes y mundos lejanos.
    • Su obra posterior, Cantos de vida y esperanza (1905), introduce composiciones con temas intimistas, políticos y con preocupaciones existenciales. En esta obra recupera las raíces históricas y literarias españolas, que exalta frente al imperialismo norteamericano.
  • 3.1. Rubén Darío
  • 3.1. Rubén Darío
    • A René Pérez
    • Dichoso el árbol que es apenas sensitivo,
    • y más la piedra dura, porque esa ya no siente,
    • pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo,
    • ni mayor pesadumbre que la vida consciente.
    • Ser, y no saber nada, y ser sin rumbo cierto,
    • y el temor de haber sido, y un futuro terror…
    • y el espanto seguro de estar mañana muerto,
    • y sufrir por la vida, y por la sombra, y por
    • yl que no conocemos y apenas sospechamos,
    • y la carne que tienta con sus frescos racimos,
    • y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos,
    • ¡y no saber adónde vamos,
    • ni de dónde venimos!...
    • Rubén Darío
    • Cantos de vida y esperanza
  • 3.2 Antonio Machado
  • 3.2. Antonio Machado
    • Los inicios de Machado son cercanos al Modernismo. En Soledades (1903) la atmósfera poética está llena de ambientes quietos y silenciosos, jardines y parques de cipreses desiertos. El intimismo, el tono triste y melancólico y el simbolismo son algunas características de esos poemas. Usa símbolos como el sueño, la fuente o las galerías del alma, sentimientos de tristeza y soledad en un intento de encontrarse a sí mismo.
    • El Machado más conocido es el de Campos de Castilla (1912 y 1917). La emoción del poeta al enfrentarse con Castilla le lleva a un modo de expresión distinto. Su poesía se hace más realista, más austera, como el paisaje que ve a su alrededor. Otros poemas son retratos de amigos, composiciones en recuerdo de su mujer y de Soria, y poemas breves con sentencias y reflexiones, que anuncian su tercera obra: Nuevas canciones (1924).
    • En la métrica, Antonio Machado emplea formas populares, aunque destaca su gusto por la silva con rima de romance. El estilo se caracteriza por la falta de complicaciones retóricas: es sobrio y claro, adecuado para comunicar directamente sus emociones más hondas.
  • 3.2. Antonio Machado
  • 3.2. Antonio Machado
  • 3.3. Juan Ramón Jiménez
  • 3.3. Juan Ramón Jiménez
    • Su trayectoria poética está marcada por la total dedicación a la Poesía y a la búsqueda incesante de la belleza. Su obra se divide en tres etapas:
    • La primera etapa, la etapa sensitiva, llega hasta 1915 e incluye libros de inspiración modernista. La suave musicalidad y los paisajes y jardines crepusculares aparecen en Arias tristes (1903) o La soledad sonora (1908). Por entonces compone su libro de prosas poéticas Platero y yo (1917).
    • La etapa intelectual, iniciada con el Diario de un poeta recién casado (1916), abre el camino a la poesía pura. Mezcla prosa y verso y desaparece la decoración colorista y musical. El lenguaje quiere nombrar lo esencial de las cosas y el poema se simplifica para hacer transparentes las sensaciones.
    • La tercera etapa o etapa suficiente la desarrolla en el exilio. Con La estación total (1946) intenta una poesía abstracta, difícil y hermética.
  • 3.3. Juan Ramón Jiménez
  • 3.3. Juan Ramón Jiménez
  • 3.3. Juan Ramón Jiménez
    • Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Solo los espejos de azabache de sus ojos son duros cuan dos escarabajos de cristal negro.
    • Lo dejo suelto, y se va al prado, y acaricia tibiamente con su hocico, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas … Lo llamo dulcemente: "¿Platero?" y viene a mí con un trotecillo alegre que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal …
    • Como cuanto le doy. Le gustan las naranjas, mandarinas, las uvas moscateles, todas ámbar, los higos morados, con su cristalina gotita de miel …
    • Es tierno y mimoso igual que un niño, que una niña … pero fuerte y seco por dentro, como de piedra.
  •