LOS OLVIDADOS EN LA HISTORIA DE LAASTRONÁUTICA: PRIMERA PARTE
Carlos Eduardo de Jesús Sierra Cuartas1
Profesor Asociado, U...
quien fuera director del programa Saturn V y que se vio obligado a renunciar a la ciudadanía
estadounidense; y el propio W...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Resumen de la Charla: Los olvidados en la historia de la Astronáutica primera parte 12 de octubre de 2013

593

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
593
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
10
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Resumen de la Charla: Los olvidados en la historia de la Astronáutica primera parte 12 de octubre de 2013

  1. 1. LOS OLVIDADOS EN LA HISTORIA DE LAASTRONÁUTICA: PRIMERA PARTE Carlos Eduardo de Jesús Sierra Cuartas1 Profesor Asociado, Universidad Nacional de Colombia, Facultad Nacional de Minas Sumario Elías Trabulse, investigador mexicano de la historia de la ciencia y la tecnología en Latinoamérica, destaca con tino que ésta es nuestra historia secreta, dado su ocultamiento, circunstancia que, sin duda, hace ver a los nuestros como países bárbaros e incultos a los ojos del Primer Mundo. En general, como señala José María López Piñero, al hispano medio no le importa tal historia, cual nefasta resonancia de la desconcertante frase de Miguel de Unamuno: “Que inventen los otros”. Así, la incultura campa por sus respetos en el mundo hispano. Para colmo, como destaca Gabriel Zaid, la educación superior hoy dista en mucho de ser cultura superior. En realidad, éste es un mal mundial. Así las cosas, no debe sorprender la existencia de personas que, en la historia de la astronáutica, hicieron aportes conspicuos, pero que, así y todo, han quedado sumidas bajo el légamo de la desmemoria. Por fortuna, gracias a la labor denodada de algunos investigadores comprometidos, tal olvido vergonzoso comienza a corregirse. De este modo, esta conferencia hace las veces de modesto homenaje a tales personas. Habitualmente, en la historia de la humanidad, los descubridores y los inventores han tenido que soportar de todo, incluso la persecución y el destierro. Por así decirlo, no pocas veces, quienes se adelantaron al futuro tuvieron que aguardarlo en albergues muy incómodos. Hacer la historia de la astronáutica sólo con las grandes figuras, con las respectivas estrellas de primera magnitud, es un enfoque sesgado a más no poder, máxime cuando la investigación saca a la superficie la existencia de personajes injustamente olvidados. Desde luego, esto sin demérito de las figuras conocidas con amplitud en tal historia. Del mismo modo, conviene evitar la tentación de hacer una historia anticuaria al respecto, basada tan sólo en datos curiosos y anécdotas descontextualizadas. Es decir, la historia de la astronáutica debe ser crítica ante todo, en especial si se trata de leerla en clave bioética global rigurosa, con su estatuto epistemológico y según la concibió Van Rensselaer Potter. Al categorizar la información correspondiente, se insinúa un primer nivel, compuesto por los olvidados en los países centrales en la historia de la astronáutica y los olvidados en otros países, incluidos los hispanos como cabe imaginar. A su vez, en lo tocante a los países centrales, estimo aconsejable distinguir entre los alemanes que sufrieron persecución y destierro en los Estados Unidos a pesar de los enormes servicios prestados a lo largo de un cuarto de siglo y entre las personas olvidadas casi por completo en tales países. En esta primera parte, el foco de atención son los países centrales. He aquí algunos ejemplos de ingenieros y científicos alemanes del grupo de Peenemünde que sufrieron persecución en los Estados Unidos, su país de adopción tras la Segunda Guerra Mundial: Walter Johannes Riedel, quien abandonó los Estados Unidos y retornó a Alemania; Arthur Rudolph, 1 Acerca del conferenciante: Carlos Eduardo de Jesús Sierra Cuartas es Magíster en Educación Superior de la Pontificia Universidad Javeriana e Ingeniero Químico de la Universidad Nacional de Colombia. Además, es Profesor Asociado de la Universidad Nacional de Colombia, Facultad de Minas; Miembro de The New York Academy of Sciences, de The History of Science Society, de The British Society for the History of Science, de The Newcomen Society for the Study of the History of Engineering and Technology y de The International Committee for the History of Technology. También, es Biographee de Marquis Who´s Who, del American Biographical Institute y del International Biographical Centre. De otra parte, es miembro del grupo de investigación Bioethicsgroup, línea de Bioética global y complejidad, de la Universidad Militar Nueva Granada, Colombia; y es miembro del Comité de Ética de la Investigación de la Universidad Nacional de Colombia, Sede Medellín.
  2. 2. quien fuera director del programa Saturn V y que se vio obligado a renunciar a la ciudadanía estadounidense; y el propio Wernher von Braun, objeto de fuertes envidias en la propia NASA. Entre los olvidados propiamente dichos, señalemos al alemán Reinhold Tilling, pionero en el uso de los cohetes para fines postales; al austríaco Friedrich Schmiedl, otro pionero del uso postal de los cohetes, al igual que el también alemán Gerhard Zucker; el alemán Karl Poggensee, fundador de la Hermann Oberth Gesellschaft para el desarrollo de los cohetes civiles; y Eugen Sänger, acaso el más genial en esta subcategoría, el padre del transbordador espacial sin ir más lejos con su Silbervogel. Junto con esto, por lo curioso y estrafalario, mencionemos el Proyecto Magdeburgo, llevado a cabo en el período de entreguerras, una idea de los ingenieros Rudolf Nebel y Herbert Scheffer. En suma, estamos hablando de personajes que no se merecen el irrespeto del olvido y la ingratitud consecuente. Incluso, el mundo actual, con una globalización mal entendida, le exige a toda persona culta conocer bien a quienes viven en las antípodas. Entretanto, dada la delicada situación de colapso de la actual civilización, a causa del agotamiento de la Segunda Revolución Industrial, estas historias, que son parte de lo más selecto de la ciencia, la tecnología y la alta cultura humanas, quedarán preservadas gracias a la invaluable y denodada labor de aquellos que Morris Berman denomina con tino como nuevos individuos monásticos, auténticos humanistas sacro-seculares, entre quienes cabe contar al crítico más lúcido de la civilización industrial, el filósofo, historiador y teólogo austríaco Iván Illich. Es decir, la historia crítica de la astronáutica forma parte del mundo de la alta cultura. Loor a los olvidados que han contribuido a la forja de la alta cultura. Todo lo demás es mera ilusión.

×