Capítulo II: Nuestra Diversidad Biológica                                                         DIVERSIDAD DE ESPECIES  ...
Biodiversidad de Chile, Patrimonio y Desafíos                                                                             ...
Biodiversidad de Chile, Patrimonio y Desafíos                                                                             ...
Biodiversidad de Chile, Patrimonio y Desafíos                                                                             ...
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Biodiversidad de Especies
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Biodiversidad de Especies

17,819 views
17,667 views

Published on

aca van encontrar Gran variedad de Figuras e informacion tanto d eFauna Y Flora en General ..Disfrutenlo

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
17,819
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
173
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Biodiversidad de Especies

  1. 1. Capítulo II: Nuestra Diversidad Biológica DIVERSIDAD DE ESPECIES Bibliografía Las especies restantes se distribuyen fundamentalmente Cattan, P. 1995. “Helmintos”. En Simonetti, J. et al. (eds.). Diversidad al sur de la V Región y hasta Tierra del Fuego. Kerria saltensis, Biológica de Chile, 364 pp. de la zona de Valparaíso, también ha sido registrada en el Zdzitowiecki, K. 1991. “Acanthocephala”. In Synopses of the Antarc- tic Benthos, vol. 3 (J.W. Wägele & J. Sieg eds.) Königstein, Koltz archipiélago Juan Fernández. Scientific Books, 115 pp. Este grupo ha sido poco estudiado en Chile y no cuenta con especialistas nacionales. Destaca como experto en este grupo Adras Zicsi (Hungría), que ha descrito parte importante de las especies actualmente conocidas. 2. ANNELIDA En el siguiente cuadro se resume la situación de este gru- Walter Sielfeld po en Chile. Los anélidos son organismos articulados, con segmentos Bibliografía al menos externamente muy homogéneos entre sí; en algunos Avel, M. 1961. “Classe des Annélides Oligochetes”. Traité de Zoologie Tome V, fascicule I, Masson et Cie. Editeurs, Paris, France. grupos pueden existir parapodios, a los que asocian paquetes Baer, J. G. 1931. “Etude monographique du groupe des Temnocepha- de cerdas. En los anélidos se reconocen habitualmente tres les”. Bull. Biol. France et Belgique, vol 55: 1-57. grandes grupos: poliquetos, oligoquetos y hirudinidos. Los dos Brinkhurst, R.O. & B.G. Jameson. 1971. Aquatic Oligochaeta of the últimos se agrupan a menudo como Clitelata. World. Oliver and Boyd. Edinburgh. Gluzman, C. 1990. “Nuevos aportes al conocimiento de los oligoque- Tanto los Clitelata como los Polychaeta parecen ser grupos tos acuáticos de Chile”. Studies on Neotropical Fauna and Envi- polifiléticos (Hennig, 1994). ronment 25(2): 89-92. Los poliquetos son organismos marinos, fundamentalmen- Hennig, W. 1994. Wirbellose II. Gustav Fischer Verlag, Jena. 335 pp. te bentónicos, pero también presentan especies de tipo pelági- Juget, J. & M. Lafont. 1994. “Distribution of Oligochaeta in some lakes ANIMALES and ponds of Bolivia”. Hydrobiologica 278: 125-127. co, los que se tratan en la sección de invertebrados marinos. Michaelsen, W. 1904. “Catálogo de los oligoquetos del territorio chi- INVERTEBRADOS leno-magallánico y descripción de nuevas especies”. Revista Chi- lena de Historia Natural 7: 262-292. INVERTEBRADOS TERRESTRES OLIGOCHAETA Esta clase incluye los conocidos gusanos de tierra, de ta- Santelices, M., V. Irribarra, R. Valdés y F. Silva. 1973. ”Sobre algunos oligoquetos del Norte Chico“. Anales. Museo Historia Natural, Valparaíso 6: 67-74. maño variable, desde algunos milímetros hasta sobre un me- Zicsi, An. 1989. “Revision der Gattung Yagansia Michaelsen, 1899 tro de longitud, aunque la mayoría son pequeños. De cuerpo (Oligochaeta, Acanthodrilidae) Regenwürmer aus Südamerica”, claramente separado en segmentos, los que por lo general 11. Acta Zoologhica Hungarica 35(3-4): 413-430. Zicsi, An. 1993. Neue und bekannte Regenwürmer aus Chile (Oli- presentan cerdas, cuya base está inserta en la piel. Los oli- gochaeta) (Regenwürmer aus Südamerika 19). Revue Suisse de goquetos son, con toda seguridad, un grupo polifilético y no Zoologie, 100(3): 627-640. hay consenso respecto de su ordenación sistemática (Hennig, Zicsi, An. 1993. “Revision der Gattung Chilota Michaelsen sowie wei- 1994), destacando la de Avel (1961) y Brinkhurst y Jameson tere neue Angaben zur Regenwurmfauna Chiles”. Regenwürmer aus Südametrika 20. Mitt. Hamb. Zool. Mus. Inst. 90: 151-173. 1. ACANTHOCEPHALA que cita como huéspedes a los géneros Notothenia, Noto- (1971), que no son totalmente concordantes entre sí. Para la Zicsi, An. 1995. “Regenwürmer aus Bolivien (Oligochaeta)”. Revue Walter Sielfeld theniops, Pagothenia, Tramatomus, Channichthys, Chaeno- presente lista se utiliza esta última, que incluye tres subórde- Suisse de Zoologie, 102(3): 585-608. cephalus, Harpagifer, entre otros. La distribución conocida nes: Monilogastrida, Lumbriculida y Haplotaxida. Las espe- Este grupo, al igual que otros casos de parasitosis, está de estos parásitos es magallánica y antártica. cies terrestres de los oligoquetos de Chile corresponden todas asociado a estudios de salud de animales domésticos o de En Polymorphida los representantes del género Corynoso- al último suborden. Se agrupan en cinco familias, con 84 es- HIRUDINIDA criadero, algunos de los cuales han derivado en estudios eco- ma tienen como huéspedes finales a especies de los géneros pecies y 24 géneros. Esta clase incluye las sanguijuelas, que se caracterizan lógicos de especies silvestres. Las citas en Chile son escasas Arctocephalus, Hydrurga, Lobodon Otaria, Phalacrocórax, Este conjunto incluye algunas especies introducidas, por la presencia de clitelo, en el extremo posterior del cuerpo (Cattan, 1995), y sin duda, el grupo está poco estudiado en con huéspedes intermedios, como Genypterus, Micropogon, como Henlea vedntriculosa, Frisericia striata, Lumbricillus ve- una ventosa y, a menudo, una ventosa en el extremo anterior, nuestro país. Muraenolepis, Notothenia, Patagonotothen, entre otros. Profi- rrucosus, Enchytraeus albidus y E. buchholzi (Enchytraeidae), en la cercanía de la boca. La mayoría de las especies viven Los representantes conocidos para Chile corresponden licollis tiene como huésped final a Chionis alba y las especies Microscolex dubius, M. phosphoreus (Acanthodrilidae) y Phe- en aguas continentales y marinas, unas pocas son semiterres- a la clase Palaeacanthocephala, que se agrupan en tres fa- de Balbosoma parasitan a mamíferos de las familias Ziphiidae, retima hawayana (Megascolecidae). tres. Muchas especies son ectoparásitas, que se alimentan milias, todas ellas parásitas de peces óseos. La información Balaenopteridae, Physiteridae, Balaenidae. En el siguiente chilena viene fundamentalmente de Zdzitowiecki (1991) cuadro se resume la situación de Acanthocephala en Chile. Oligochaeta en Chile. Acanthocephala en Chile. Suborden Superfamilia Familia Géneros Especies Clase Orden Familia Géneros Especies Tubificina Enchytraeoidea Enchytraeidae 6 12 Palaeacanthocephala Echinorhynchida Heteracanthocephalidae 1 1 Tubificoidea Phredrilidae 1 2 Arhythmachantidae 1 2 Lumbricina Lumbricoidea Lumbricidae 7 11 Echinorhynchidae 2 7 Glossoscoleoidea Glossoscolecidae 2 2 Polymorphida Polymorphidae 3 16 Megascolecoidea Megascolecidae 8 57 Total 2 4 7 26 Total 5 5 24 84126 127
  2. 2. Biodiversidad de Chile, Patrimonio y Desafíos Capítulo II: Nuestra Diversidad Biológica de sangre y otros fluidos corporales de sus huéspedes. Unas Andrassy (1993, 2002), Coomans y Raski (1988, 1991), Raski 4. NEMATOMORPHA o menos diferenciada; posee protonefridios más o menos pocas especies son depredadoras de otros invertebrados. y Coomans (1990), Raski y Maggenti (1984). aparentes y diferenciados; aparato reproductor de tipo her- Walter Sielfeld Los hirudinidos chilenos han sido puestos al día en la En el siguiente cuadro se resume la situación del grupo mafrodita. Reúne especies parásitas, de vida libre, terrestres revisión de Riguelet (1985) y Siddall y Borda (2004) han des- en Chile, donde se incluyen especies tanto silvestres como y acuáticas. Los representantes del phylum se denominan común- crito especies adicionales. Brusca y Brusca (1990) conside- aquellas que viven en el suelo, asociadas a plantas de cul- La sistemática supragenérica de los platyhelmintos es mente “crines de agua” o “culebras de pelo” y reúnen anima- ran tres subclases: Acanthodellida, Branchiobdellida y Hiru- tivo. Se han excluido deliberadamente las especies que son aún poco clara y objeto de debate. Se sigue aquí a Brusca y les vermiformes, largos y delgados, con longitudes de hasta dinea. Las especies chilenas continentales sólo corresponden parásitas de animales —tanto invertebrados como vertebra- Brusca (1990), que reconocen las clases Turbellaria, Mono- aproximadamente 30 cm, todos parásitos durante el estadio a la última. dos, incluido el hombre—, por considerar esto un tema que genea, Trematoda y Cestoda. Temnocephalida es reconocida larval. Los adultos son de vida libre acuática. Lastaste (1896) La distribución de las especies chilenas es fundamental- requiere de un estudio particular al respecto. por algunos autores como clase independiente, criterio que señala a Gordius como parásito de Mantis en Chile. Carvalho mente continental, en su mayoría desde la IV Región hacia el Se citan 17 familias con 70 géneros y 121 especies. De aquí se sigue. (1942) indica a Paragordius varius y Paragordius esavianus sur. Destacan, sin embargo, especies de la zona altiplánica, éstas, al menos 81 viven asociadas a especies de cultivo y Turbellaria y Temnocephala son de vida libre, o ectopa- como parásitos del hombre. El género Nectonema es parásito tales como Adaetobdella cryptica y Theromyzon tesselatum producen daños en grados variables y según la zona. rasítica en el último caso. Monogenea, Trematoda y Cestoda de crustáceos. (Glossosiphonidae). Helobdella duplicata (Glossosiphoni- son endoparásitos estrictos de animales, principalmente ver- A nivel chileno este grupo es prácticamente desconoci- dae) es común al continente y a las islas de Juan Fernández. tebrados y no se incluyen en el presente análisis. do y los escasos antecedentes son entregados por Blanchard Nesophilaemon skottsbergi (Mesobdelidae) es endémica de Nemátodos en Chile. (1849) en la obra de Claudio Gay. Destacan a nivel sudame- la isla Alejandro Selkirk (Más Afuera). En el siguiente cuadro ricano los trabajos de Heinze (1935 y 1937). Mirelles (1977) Géneros Especies se sintetiza la situación del grupo en Chile. TEMNOCEPHALIDA Familia Orden presenta una síntesis de la situación en la República Argenti- Esta clase incluye lombrices con aspecto de sanguijuelas, na. Recientemente, Villalobos y otros (2000) aportan nuevos PP Hirudinida en Chile. de afinidad imprecisa, incluida por Avel (1961) en la clase antecedentes sobre estos organismos en ese país. Enoplida Alaimidae 2 4 - Oligochaeta, mientras Baer (1961) los reconoce como parte En Chile está presente la familia Gordiidae con las espe- Géneros Especies Dorylaimoida Longidoridae 2 8 8 de la clase independiente Temnocephalida. Familia cies Gordius chilensis Blanchard, 1849 (Chile central), Gor- Orden Trichodoridae 2 2 2 En Chile se ha encontrado a la fecha sólo la familia Tem- dius paranensis Camerano, 1892 (Chile, Nueva Zelanda) y Araeolaimida Leptolaimidae 1 1 - nocephalidae, de amplia distribución en Sudamérica, Euro- Beatogordius latastei (Camerano, 1895) (Santiago; Chile cen- Glossiphoniiformes Glossiphonidae 6 15 Anguilloida Anguillilidae 1 1 - pa, Asia y Norteamérica; incluye nueve géneros, uno citado tral; Argentina). Hirudiniformes Americobdellidae 1 1 para Chile. Tylenchida Tylenchidae 37 61 38 Semiscolecidae 1 2 La única especie chilena fue descrita inicialmente como Tylenchulidae 1 1 1 Bibliografía Mesobdellidae 2 2 Camerano, L. 1892. “Sur quelques Gordiens nouveaux ou peu con- Branquiobdella chilensis Moquin-Tandon, 1846 e incluida Tylenchorhynchidae 1 1 1 nus”. Bull.Soc.Zool. France 18: 216. por su autor en el orden Hirundinacea considerando su apa- Total 4 10 20 Pratylenchidae 2 7 7 Camerano, L. 1895. “Gordiens nouveaux ou peu connus du Musée riencia externa. Blanchard (1849) crea el género Temnoce- Paratylenchidae 1 1 1 d’Histoire Naturelle de Leyden”. Notes Leyden Mus. 17: 9. phala para la misma especie, la que también incluye entre Camerano, L. 1895. “Description d´une nouvelle espèce de Gordius Hoplolaimidae 5 5 5 du Chili”. Act. Soc. Sci. Chili 5: 8-9. las sanguijuelas (Hirundinacea). Finalmente Baer (1931) y Bibliografía Brusca, R.C. & G.J. Brusca. 1990. Invertebrates. Sinauer Associates, Belonolaimidae 1 1 1 Camerano, L. 1897. “Nuova classificatione des Gordii”. Zool. Anzei- Bresslau y Reisinger (1933) establecen su carácter como or- Inc. Publishers. Sunderland, Massachusetts, 922 pp. ger, 20: 225-229. den independiente y denominado Temnocephalida a partir Meloidoginidae 1 4 4 Camerano, L. 1897. “Monografía dei Gordii”. Mem R. Accad. Sci. Ringuelet, R.A. 1985. “Sinopsis de los Hirudineos de Chile (Anneli- del género de Blanchard. da)”. Bol. Soc. Biol. Concepción 56: 163-179. Heteroderidae 2 5 5 Torino (ser. 2) 47: 339-419. Camerano, L. 1915. “Revisione dei Gordii”. Mem R. Accad. Sci. To- La biología de la única especie chilena que vive en aso- Siddall, M.E. & E. Borda. 2004. “Leech collections from Chile inclu- Nacobbidae 2 2 2 ding two new species of Helobdella (Annelida: Hirudinikda)”. rino (ser. 2) 66(1): 1-66. ciación con las especies de crustáceos del género Aegla Criconematidae 7 15 5 Miralles, D.A. 1977. Gordiida. Biota Acuática de Sudamerica Aus- American Museum Novitates 3.457: 1-18. de Chile central, ha sido estudiada por Goetsch (1935), y Aphelechoididae 2 2 1 tral. S.H. Hurlbert (ed.), pp. 80-82. según Del Valle (2000), sobre Parastacus pugnax en la VIII Schmidt-Rhaesa, A., S. Thomas & R. Poulin. 2003. Redescription of Total 17 70 121 81 Región. Gordius paranensis Camerano, 1982 (Nematomorpha), a spe- cies new for New Zealand. Journal of Natural History 34(3): La única especie se denomina Temnocephala chilensis 3. NEMATODA 333-340. Moquin-Tandon, 1846 y se distribuye en Chile central. Bibliografía Villalobos, C., A. Schmidt-Rhaesa y F. Zanca. 2003. “Revision of the Walter Sielfeld Alcaíno, H. & T. Gorma. 2005. “Parásitos de los animales domésti- Genus Beatogordius (Gordiida, Nematomorpha). II. South Ame- cos de Chile”. Artículo Especial. Unidad de Enfermedades Para- rican Species with Description of Two New Species”. Mem. Inst. Bibliografía El estudio de los nemátodos de los ambientes continenta- Oswaldo Cruz, Rio de Janeiro, 98(1): 115-128. Avel, M. 1961. Classe des Annélides Oligochetes. Traité de Zoologie sitarias, Facultad de Ciencias Veterinarias Universidad de Chile. Tome V, fascicule I, Masson et Cie. Editeurs, Paris, France. les de Chile se ha centrado fundamentalmente en su relación 17 pp. Bresslau, E., & R. Reisingere. 1933. Temnocephalida. Kükenthal, con la salud humana, los animales domésticos y las plantas. Bastian, H.C. 1864. Monograph on the Anguillulidae (Free Nema- Handbuch der Zoologie. Vol. 2: 294-309. toides, Marine, Land, and Freshwater; with Descriptions of 100 Cattan (1995) ha presentado una síntesis sobre las especies Baer, J.G. 1931. “Etude monographique du groupe des Temnocepha- New Species). parásitas de animales, trabajo que ha sintetizado estudios an- Cattan, P. 1995. “Helmintos”. In Simonetti, J. et al. (eds.). Diversidad 5. PLATYHELMINTHES les”. Bull. Biol. France et Belgique, vol. 55: 1-57. Del Valle, E. 2000. Temnocephala sp. en Parastacus pugnax de la teriores sobre el tema (Tagle, 1970; Barbero y otros, 1975, Biológica de Chile, 364 pp. Walter Sielfeld VIII Región, Chile. Resúmenes, XX Jornadas de Ciencias del Mar, 1976, 1979; Barbero y Murúa, 1987, 1990; Cattan, 1992; Cobb, N.A. 1916. “Notes on new genera and species of nematodes”. Concepción, Chile, p. 108. I. Antarctic Nematodes. J. Parasitology 2. entre otros). Los gusanos planos son metazoos de simetría bilateral, Goetsch. 1935. “Biologie und Regeneration von Temnocephala chi- Linstow, O. 1896. “Nematelminthen”. Ergebnisse der Hamburg Ma- Recientemente, Alcaíno y Gorma (2005) han entregado con forma más o menos aplastada dorsoventralmente; las lensis”. Zool. Jahrb. Syst., 67: 195-212. galhaens Sammelreise, III, 8. una puesta al día de las especies asociadas a los animales do- Linstow, O. 1906. “Nematodes of the Scottish National Antarctic Ex- especies más grandes son de forma foliácea o cilíndrica o mésticos del país. Magunacelaya y Dagnino (1999) entregan pedition”. Proc. Roy. Soc. Edinburg 26. subcilíndrica, más o menos alargada; carecen de aparato una síntesis sobre especies que viven asociadas a plantas, circulatorio o respiratorio; el tubo digestivo es en general TURBELARIA especialmente de cultivo. Especies silvestres no asociadas a atrofiado, frecuentemente presenta ramificaciones, y tiene Las planarias son gusanos planos de vida libre. La siste- cultivos han sido descritas principalmente para la zona aus- un solo orificio ubicado en un sector variable, pero siem- mática y el conocimiento de las planarias de Chile es aún tral de Chile, destacando los aportes de Wouts y Bello (1998), pre en la faz ventral del cuerpo; la faringe se presenta más insuficiente; sin embargo constituyen una base bastante só-128 129
  3. 3. Biodiversidad de Chile, Patrimonio y Desafíos Capítulo II: Nuestra Diversidad Biológica lida los aportes de Marcus (1954) para especies acuáticas y Götsch, W. 1933. “Verbreitung und Biologie der Landplanarien de Pascua, archipiélago Juan Fernández y San Félix y San DIPLOPODA (MILPIéS) marinas y Fröhlich (1978) para especies terrestres. Aportes Chile’s”. Zool. Jahrbücher (Syst.) LXIV: 245-288. Ambrosio; Succinea y Endodontidae son características de Los diplópodos o milpiés incluyen aproximadamente Götsch, W. 1935. “Biologie und Regeneration von Temnocephala recientes han sido presentados por Moretto (1996) para el chilensis”. Zool. Jahrb. Syst., 67: 195-212. los bosques lluviosos del sur y zona austral de Chile y Juan 80.000 especies, de las cuales sólo se han descrito a la fe- género Dugesia y Baeza y otros (1997) para el género Tytha- Hyman, L.H. 1959. “On the freshwater planarians from Chile”. Am. Fernández; Systrophiidae es de distribución austral, Strep- cha entre un 11 y un 12 por ciento (Hoffman y otros, 1996). nosceros. La ordenación general adoptada aquí para el grupo Mus. Novitates 1932: 1-11. taxidae y Haplotrematidae son familias tropicales. Acavidae Constituye uno de los grupos más numerosos de animales, se basa en Beauchamp (1961). Marcus, E. 1954. “Reports of the Lund University Chile Expedition (Macrocyclidae) está representada por el caracol más grande después de los insectos y los arácnidos. 1948-1949”. 11. Turbellaria. Lunds Universitets Arskrift N. F. De los órdenes conocidos para Chile (Archoophora, Ma- Avd. 2 Bb. 49(13): 1-114. de Chile y típico de la zona centro-sur del país. En total re- Los diplópodos son mesófilos e hidrófilos, por lo que la crostomida, Eulecithophora, Protriclada, Triclada y Polycla- únen 14 familias y 133 especies. mayoría de su riqueza específica y diversidad se centra en da), sólo Triclada está presente en ambientes continentales. las zonas tropicales y subtropicales del mundo. Los hábitat Este orden está representado por los subórdenes Paludi- Bibliografía de condiciones extremas, tales como desiertos y zonas frías, cola (géneros Dugesia y Curtisia), que habita ambientes hú- Valdovinos, C. 1999. “Biodiversidad de moluscos chilenos: Base de 6. MOLLUSCA datos taxonómica y distribucional”. Gayana, 63(2): 111-164. corresponden a zonas marginales de distribución y son, por medos, ríos y lagos desde el altiplano hacia el sur, y Terricola Walter Sielfeld lo general, evitadas por estos artrópodos. (géneros Gusana, Timyma, Geoplana y Liana) netamente te- Todos los diplópodos son detritófagos y tienen un impor- rrestres, desde Huasco hasta Chiloé. En el siguiente cuadro El estudio de los moluscos en Chile comienza con tante papel en la reducción de material de origen vegetal se resume la información existente. los trabajos de Molina (1782); posteriormente, una gran y formación de suelo. La mayoría de las especies son es- 7. ARTHROPODA cantidad de científicos han aportado al conocimiento del tratobiontes (viven sobre el suelo); otros son cavernícolas, grupo. geobiontes o edafobiontes o epiphytobiontes (Golovatch, Turbelarios en Chile. Miriapodos Actualmente son varios los zoólogos interesados en el 1987). Walter Sielfeld tema, los que han ampliado la investigación, incorporando La situación del orden en Chile ha sido estudiada por Suborden Gervais (1847), Silvestri (1903), Chamberlin (1957) sobre Géneros Especies aspectos biológicos de estos organismos. Al respecto, Val- Familia CHILOPODA (CIEMPIéS) Orden dovinos (1999) realiza un trabajo recopilatorio del grupo material de la expedición LUND a Chile, y aportes poste- Los quilópodos o ciempiés están ampliamente distribui- entregando su distribución por cada cinco grados de latitud, riores de Demange y Silva (1971a y b) sobre Spirostreptidae dos en las zonas templadas y tropicales del mundo, estando Tricladida Paludicola Planariidae 2 6 más islas y territorio antártico chileno. y Sphaerotrichiopidae, Mauries y Silva (1970) sobre Sipho- sólo ausentes en las zonas polares. Todas sus especies son Terricola Geoplaniidae 4 10 Actualmente para Chile se reportan más de 1.200 espe- notidae y Shear (1988) sobre Eudigonidae. En el siguiente depredadoras, fundamentalmente nocturnas, y en muchos Total 2 2 6 16 cies, principalmente marinas, y más de 100 especies, entre cuadro se esquematiza la situación de la clase en Chile. casos disponen de glándulas ponzoñosas asociadas a sus terrestres y dulceacuícolas. quelíceros. En Chile se les encuentra desde el extremo norte Diplopoda en Chile. hasta la región austral, con dos subclases, cuatro órdenes y Bibliografía Beauchamp, P. 1939. “Results of the Percy Sladen Trust Expedition quince familias. Orden Familia Géneros Especies GASTROPODA Los quilópodos han sido poco estudiados, destacando los to Lake Titicaca, 5 Rotiferes et Turbellaries”. Transactions of the Polyxenida Polyxenidae 1 3 Los caracoles terrestres (siguiente cuadro) corresponden Linnean Soc. of London 1: 51-79. primeros aportes realizados por Silvestri (1899), el trabajo Polyxonida Siphonotidae 2 10 Curino, A.C. & N.J. Cazzaniga. 1993. “A new species of freshwater al orden Stylommatophora y están representados por 14 de Chamberlin (1955) sobre material colectado durante la Julida Julidae 2 2 planarian from Chile (Tricladida) with a nomenclature note on familias. De estas son introducidas Zonitidae, Limacidae y Girardia festae (Borelli, 1898)”. Proceedings of the Biological expedición LUND a Chile y el de Kraus (1957) sobre Psellio- Helicinae. Reúnen en conjunto nueve especies. La familia Nemasomidae 1 1 Soc. of Washington 106: 633-644. didae. La situación de la familia en Chile está descrita en el Pupillidae es tropical y abarca desde Perú hasta el norte de Spirobolida Rhinocricidae 1 2 Fröhlich, E.M. 1978. “On collections of Chilean land planarians”. siguiente cuadro. Bol. Zool. U. Sao Paulo 3: 7-80. Atacama. Las especies de Tornatellidae son exclusivas de Isla Spirotrepida Cambalidae 2 2 Chilopoda en Chile. Spirotreptidae 1 2 Chordeumida Eudigonidae 3 5 Caracoles en Chile. Polydesmida Strongylosomidae 4 5 Infraclase Géneros Especies Familia Orden Dalodesmidae 3 20 Clase Subclase Orden Familia Géneros Especies Polydesmidae 1 1 Gastropoda Pulmonata Stylommatophora Verocinellidae 2 2 Epimorpha Geophilida 7 20 37 Sphaetrichopidae 7 24 Pupillidae 1 3 Scolopendrida 3 4 14 Total 12 28 77 Tornatellinidae 4 21 Succineidae 2 16 Anomorpha Lithobida 3 7 13 Strophocheilidae 1 4 Scutigerida 1 1 2 Bibliografía Endodontidae 7 30 Total 14 32 66 Demange, J.M. & F. Silva. 1971. “Nouvelle espèce chilienne du genre Autostreptus Silvestri et description du matériel type de Limacidae 3 5 Iulus chilensis Gervais, 1847, type du genre (Myrapode, Di- Zonitidae 1 2 plopode, Spirostreptoidea, Spirostreptidae, Spirostreptinae)”. Bibliografía Streptaxidae 1 1 Bulletin du Musée National d´Histoire Naturelle 42 (4): 708- Chamberlin, R. 1955. “The Chilopoda of the Lund University and 715. Systrophiidae 2 3 California Academy of Science expeditions”. Lunds Universitets Demange, J.M. & F. Silva. 1971. “Abatodesmus velosoi nov. sp. Arsskrift N.F. Avd. 2, Bd. 541, n. 5: 61 pp. Haplotrematidae 1 1 nouvelle espèce chilienne de la famille des Sphaerotrichiopidae Silvestri, F. 1899. “Contribución al estudio de los Quilópodos chile- (Myrapode, Diplopode: Polydesmoidea)”. Bulletin du Musée Na- Acavidae 1 1 nos”. Revista Chilena de Historia Natural, III (10-11): 141-152. tional d´Histoire Naturelle 42 (5): 881 - 886. Würmli, M. “Synopsis der neotropischen Psellioididae (Chilopoda, Bulimulidae 7 42 Hoffman, R.L., S.I. Golovatch, J. Adis & J.W. de Morais. 1996. “Prac- Scutigeromorpha)”. Studies on Neotropical Fauna and Environ- Helicidae 1 2 tical keys tot the orders and families of milipedes of the Neotro- ment 13(2): 135-142. pical Region (Myriapoda: Diplopoda)”. Amazoniana XIV (1/2): Total 1 1 14 34 133 1-35.130 131
  4. 4. Biodiversidad de Chile, Patrimonio y Desafíos Capítulo II: Nuestra Diversidad Biológica Mauries, J.P. & F. Silva. 1970. “Colobognathes du Chili I. Espèces ONYCHOPHORA llei Bl. Revista Chilena de Historia Natural, v. 31, pp. 223-236. cie di eutardigrado della Terra del Fuogo. Animalia 21: 87-91. nouvelles du genre Siphonotus Brandt (Diplopoda)”. Bulletin du Cockerell, T.D.A., 1908. Review of Monographie des Onychophores Binda, M.G. & G. Pilato. 1999. Dactylobiotus lombardi sp. n. (Eutar- Los onicóforos o gusanos terciopelo son pseudoartró- Musée National d´Histoire Naturelle 42 (5): 887-902. by E. L. Bouvier, extracted from Annales des Sciences Naturelles, digrada: Macrobiotidae) from Tierra del Fuego, with a Key to the Shear, W.A. 1988. The chordeumatid millipedes of Chile (Diplopoda, podos de cuerpo vermiforme y blando, sin metamerización Zoologie_ (1907). Science, v. 27, pp. 619-621. Dactylobiotud – species. Zoo. Anzeiger 238: 147-155. Chordeumatida). American Museum Novitates 2912: 1-10. aparente y externamente sin definición de regiones particula- Gravier, C. & L. Fage. 1925. Sur une nouvelle espèce de Péripate Dastych, H. 1984. The Tardigrada from Antartica with description of res. Son animales lentos, fundamentalmente nocturnos, que du Chili (Opisthopatus costesi). Annales des Sciences Naturelles, several new species. Acta Zool. Cracov. 27: 377-436. Zoologie, 10, v. 8, pp. 185-200. Dastych, H. 1989. An annotated list of tardigrada from the Antarc- contraen su cuerpo al estilo de las sanguijuelas y no ondulan Johow, F. 1911. Observaciones sobre los onicóforos chilenos. Bol. tic. 136/ 137. Entomol. Mitt. Zool. Mus. Hamburg 136/ 137: psEUdoarTHropoda el cuerpo durante su traslación. Durante el día se refugian en Mus. Nac. Hist. Nat. Santiago, III (1): 79-98. 249-257. Walter Sielfeld la vegetación o en grietas. La alimentación es carnívora, sien- Peck, Stewart B. 1975. A review of the New World Onychophora Maucci, W. 1988. Tardigrada from Patagonia (Southern South Ame- do conocido el caso de M. blainvillei que se alimentaría de with a description of a new cavernicolous genus and species rica) with description of three new species. Rev. Chilena Ento- from Jamaica. Psyche, v. 82, pp. 341-358. mología 16: 5-13. Los pentastómidos, onicíforos y tardígrados constituyen Neotermes chilensis según Johow (1911). Las especies chile- Porter, C.E. 1905. Los Onicóforos. Rev. Chil. Hist. Nat., IX (2-3): McInnes, S. 1995. Taxonomy and ecology of tardigrades from An- clases zoológicas de filogenia inadecuadamente definida. nas habitan bosques húmedos, donde se refugian durante el 124-130. tarctic lakes. M. Phil. Open University, p. 248. Presentan características intermedias entre vermes y artró- día en galerías antiguas de insectos xilófagos, en troncos y Porter, C.E. 1917. Bibliografía chilena razonada de Miriápodos y Mihelcic, F. 1967. Ein Beitrag zur Kenntniss der Tardigraden Argenti- podos, por lo que se les considera a menudo como parar- madera putrefacta y descompuesta. Onicóforos. Revista Chilena de Historia Natural, v. 21, pp. niens. Verh. Zool. Bot. Ges. Wien, 107: 43-56. 52-62. Murray, J. 1913. Notes on the Natural History of Bolivia and Peru trópodos, lo que no constituye, sin embargo, una categoría Las formas actuales se distribuyen en dos familias: Pe- (Scottish Oceanographic Laboratory), Edinbourgh. sistemática. ripatidae y Peripatopsidae. La primera es de distribución Nelson, D.R., R. Prins y R.O. Schuster. 1987. Preliminary report on fundamentalmente ecuatorial, con miembros en la Améri- Tardigrada from southern Chile. Journal of the Tennessee Acade- ca tropical, África, Málaca, Borneo, Sumatra y al pie de los TARDIGRADA my of Sciences 62(2): 1-42. Los tardígrados son animales de vida marina, agua dulce Pilato, G. & M.G. Binda. 1990. Tardigradi di Terra del Fuoco e Ma- PENTASTOMIDA Himalaya. La segunda familia es de distribución austral con gallanes. 3. Macrobiotus punctillus, nuova specie di Macrobioti- y de ambientes húmedos; son de talla pequeña (aproximada- Los representantes de esta clase son parásitos internos de representantes en el sur de África, Nueva Zelanda, Australia, dae del grupo hufelandi. Animalia (Catania) 17: 123-129. mente 1mm de longitud). Se han descrito más de 800 espe- otros animales y se les conoce como pentastómidos o gusa- Tasmania y Chile. Las especies chilenas han sido estudiadas Pilato G. & M.G. Binda 1997/98. Remarks on Diphascon alpinus cies, que viven asociadas a musgos, agua dulce y el mar. En Murria, 1906, D. chilenense Plate, 1889 and D. pingue (Marcus, nos linguiformes. Sus larvas son del tipo tardigradiforme, con por Blanchard (1849), Bouvier (1902, 1928), Claude-Joseph el ambiente continental habitan dos grupos característicos: 1936) (Eutardigrada,Hypsibiidae) and description of a new spe- dos pares de pies armados de garras, donde, por lo general, (1928) y Johow (1911). La situación de la clase en Chile se orden Eutardigrada (formas blandas, nunca armadas y muy cies of the pingue group. Zool. Anzeiger 236: 181-185. su desarrollo considera un cambio de huésped. Aparente- presenta en el siguiente cuadro. Rahm, G. 1931. Tardigrada of the South of America (esp. Chile) Re- móviles) y orden Heterotardigrada (formas armadas, con nu- mente se produce una infestación primaria de un herbívoro vista Chilena de Historia Natural XXXV, pp. 118-141. Onychophora en Chile. merosos apéndices y placas, poco móviles). Un tercer orden Rahm, G. 1937. A new Ordo of Tardigrades from the hot springs of mediante huevos expulsados al exterior. En este herbívoro –Mesotardigrada– incluye una sola familia (Thermozodiidae) Japan. Annot. Zool. Jap., 16. se desarrolla la larva hasta un tamaño tal que sea capaz de con una especie: Thermozodium esakii Rahm, 1937, conoci- Rahm, G. 1911. Südamerikanische Tardigraden. Zool. Anzeiger, vol Distribución infestar al carnívoro que consume habitualmente a la especie 36, Leipzig. da únicamente en aguas termales (40 ºC) de Japón. de herbívoro inicial. Entre los huéspedes terminales se cono- Rahm, G. 1904. Vorläufiger Bericht über die Antarktische Moosfau- Especies Familia Los tardígrados de Chile han sido estudiados en una na. Verhandl. Deutsche Zool. Gesellschaft. cen una serie de animales de presa tales como serpientes, primera fase por Rahm (1904, 1911, 1931) y luego Usher y Ramazzotti, G. 1964. Tardigradi del Cile – III, con descrizione delle cocodrilos, aves y mamíferos. Como huéspedes intermedios Dastych (1987), Dastych (1989) y McInnes (1995) para terri- nuove specie Oreella minor e Pseudechiniscus lateromamilla- se citan mamíferos y aves. Metaperipatus tus. Atti. Soc. Ital. Sc. Nat. e Mus. Civ. St. Nat. Milano, 103: torio antártico, Ramazotti (1964), Binda y Pilato (1991, 1992, La distribución geográfica depende directamente de la Peripatopsidae blainvillei Contulmo 347-355. 1994, 1999), Pilato y Binda (1997-1998), Maucci (1988), Usher, M.B. & H. Dastych. 1987. Tardigrada from the maritime An- distribución de los huéspedes definitivos, representados ma- (Gervais, 1853) Nelson, Prins y Schuster (1987), entre otros. tarctic. British Antarctic Survey Bull. 77: 163-166. yoritariamernte por serpientes de tipo tropical y subtropical. Paropisthopatus Santiago y La situación de la clase en Chile se resume en el siguiente La clase ha sido poco estudiada en Chile, conociéndose con cotesi (Gravier & Valparaíso cuadro. certeza a la fecha sólo una especie. La clase incluye dos ór- Fage 1925) denes: Cephalobaenida y Porocephalida. Para Chile sólo se Paropisthopatus Tardigrada en Chile. HExáPODOS ha citado al orden Porocephalida y de éste la familia Lin- umbrinus (Johow, Zapallar guatulidae. 1911) Suborden ¿Qué son los hexápodos? Géneros Especies Esta familia incluye el género Linguatula Fröhlich, 1789, Familia Orden con cuatro especies, cuyas larvas y los adultos parasitan ma- Resulta poco frecuente referirse a los hexápodos como un míferos de Eurasia, África, Australia y Sudamérica. La especie grupo animal, pero es la forma de resolver la dicotomía que Bibliografía más ampliamente distribuida es Linguatula serrata Fröhlich, Heterotardigrada Echiniscoidea Echiniscidae 2 8 constituyen los animales que se caracterizan por presentar Blanchard, E. 1849. Onycophora. En: Gay, C. (ed.) Historia Física y 1789, cuyas larvas parasitan más frecuentemente a Lagomor- Política de Chile, Zoología, vol. 3, pp. 59-60. Oreellidae 1 3 tres pares de patas, con una rama considerada más primitiva pha (conejos y liebres) y los adultos se instalan en los senos Bouvier, E.-L. 1905-1907. Monographie des Onychophores. Ann. Sc. llamados Parainsecta, formada por los órdenes Collembola Nat., Zoologie, 9ª ser, 2-5. Eutardigrada Macrobiotidae 9 29 nasales y frontales del lobo, zorro, perro y muy excepcional- y Protura, y la otra más evolucionada, correspondiente a los Bouvier, E.-L. 1901. Sur la reproduction et le développement du Pe- Milnesiidae 1 2 mente cabra, caballo, oveja y el hombre. Esta especie ha sido Insecta y constituida por 31 órdenes. De ellos, 28 están pre- ripatopsis blainvillei Blanchard. Compte-rendus de l’Académie Total 4 13 42 citada en senos nasales del perro doméstico de Chile central des Sciences de Paris, v. 133, pp. 518-521. sentes en Chile. Hacen excepción los Grylloblattodea, Zo- por Sievers (1926). Bouvier, E.-L. 1902. Sur l’organisation, le dévelopement et les affi- raptera y Mantophasmatodea. nités du Peripatopsis blainvillei Gay-Gervais. Zoologischer Jahr- bücher Supplementband, Fauna Chilensis, v. 2, pp. 675-730; Pl. Bibliografía Bibliografía XX-XXII. Binda, M.G. & G. Pilato. 1991. Tardigradi di Terra del Fuoco e Ma- Sievers, H. 1926. Linguatula serrata Fröhlich y su existencia en Chile. Bouvier, E.-L. 1928. A propos des observations du Pr. Claude-Joseph gallanes. 1. Milnesium brachyungue, nuova specie di tardigrado LOS PARAINSECTOS Revista Chilena de Historia Natural XXX, p. 306. sur un Péripate du Chili. Annales des Sciences Naturelles, Zoo- Milnesiidae. Animalia (Catania) 17: 105-110. Ariel Camousseight logie, 10, v. 11, p. 260. Binda, M.G. & G. Pilato. 1992. Minibiotus furcatus, new systematic Claude-Joseph, H.J. 1928. Observations sur un Péripate du Chili position for Macrobiotus furcatus Ehrenberg, 1859, and descrip- Orden Collembola (Opisthopatus blainvillei Gay-Gervais). Annales des Sciences tion of two new species of Minibiotus. Animalia (Catania) 19: Naturelles, Zoologie, 10, v. 11, pp. 285-298. 111-120. Los colémbolos pueden dividirse de manera general, en Claude-Joseph, H.J. 1928. Observaciones sobre el Peripatus blainvi- Binda, M.G. & G. Pilato. 1994. Dactylobiotus caldarellai nuova spe- dos grandes grupos, aquellos con cuerpo alargado y con segmentos corporales bien diferenciados —Arthropleona—132 133

×