Your SlideShare is downloading. ×
Amuletos y otras yerbas
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Amuletos y otras yerbas

158

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
158
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. AMULETOS Y OTRAS YERBAS Trabajo de investigación de Silvina G. Carrizo Santiago del Estero
  • 2. Obtener algo a través de un objeto es una costumbre muy generalizada en el mundo entero y la argentina no está exenta de ello: Más aún, tiene sus propias adaptaciones. Aferrarse a algún objeto, en la convicción de que, por su intermedio, algo se obtiene, es imaginarse estar en posesión de determinado poder transitorio con intensiones de hacer el bien y a veces, todo lo contrario.
  • 3. • Con la misma ambigüedad o imprecisión de rango y clase, aceptan que un amuleto, talismán o fetiche puede ser el medio para concretar deseos, prosperidad, amor o negaciones para el interesado o para terceras personas.
  • 4. • Es ese el fundamento de los llamados remedios mágicos que, desde los orígenes de la Humanidad, nos acompañan: se estima que entre el 50 y 60 % de los practicantes de las grandes religiones cree en astrología y que cuanto menos, el 10 % fue alguna vez a consultar a un adivino o asistió a alguna sesión espiritista.
  • 5. • Pero, más allá del dato, en el trato diario, en las observaciones de conductas o en el cotejo de la información periodística, no es difícil comprobar la propensión nacional hacia la idolatría, las cábalas o sortilegios que se han incorporado, promoción mediante, en pautas regulares que difunden los medios de comunicación.
  • 6. • Cargando un poco las tintas, casi podría afirmarse que la materialización ritual, con una gama enorme de recursos, es un flamante perfil de la sociedad argentina contemporánea. • Sólo un ejemplo: disponer de cierta vestimenta y colocar objetos siempre de la mismas manera para seguir por televisión un partido de futbol, es algo tan habitual como reconocido por muchos aficionados.
  • 7. Entre nosotros, la oferta de provisión y servicios, los programas y consultorios anunciados en diferentes secciones o programación de los medios, sociedad urbana posmoderna tiene, surgiendo que semejante movimiento y despliegue debe sostenerse mediante una financiación de magnitud, lograda en el ejercicio regular de profesionales pociones, imágenes y objetos.
  • 8. • Un cuadro referencial que ratifica la plena vigencia de un perfil humano tradicional y universal, que poco tiene que ver con los estadios de desarrollo cultural, aunque es cierto que en aquellas sociedades con estructuras primitivas se hace mucho más elocuente; pero también entre los cristales espejados de los rascacielos urbanos actuales, la cibernética y la globalización, surge reemplazos formales, pero con idéntica esencia, que son los nuevos talismanes, amuletos o hierbas (yerbas).
  • 9. Entre unos y otros hay diferencias que vale la pena subrayar. • El amuleto que se expone en ferias, joyerías o santerías no ha logrado encontrar una raíz u origen que justifique plenamente su etimología estimándose que proviene del latín amori , cuya traducción según Félix Coluccio, podría ser ¨ expulsar ¨.
  • 10. La enciclopedia dice: • ¨ del latín amulétum, talismán, objeto portátil al cual se le atribuye poder…¨
  • 11. • Esta desinteligencia impide mayores precisiones, pero como sinónimos, siendo que para el primer autor, talismán deriva de la palabra griega telesma y significa algo así como boato u objeto de lujo y era para los bizantinos la expresión usada para señalar un objeto consagrado: ¨ apotelesma ¨.
  • 12. • Al margen del intríngulis, un dato aleatorio para distinguir un talismán es su valor artístico de confección, comprobándose la existencia de verdaderas piezas de joyería cincelados en metales nobles y piedras preciosas.
  • 13. En lo referente a fetiches … • remarcar la equivalencia lingüística es prudente, adjuntando que fetichismo, además de referirse al culto de los objetos, implica una idea que vincula al hombre, desde sus tiempos primitivos y salvajes, posibilitando una simplificación de la que puede inferirse que, entre los antepasados remotísimos y nosotros, en este rubro, al menos, las cosas mucho no se han alterado.
  • 14. Aun hoy es habitual ofrendar a la Pachamama
  • 15. Como así también … • Encender una vela, roja de pasión, verde para llamar al dinero, negra para convocar a la muerte
  • 16. • usar prenda especial bajo la ropas, • no cruzar bajo una escalera,
  • 17. rehuir del gato negro en el camino
  • 18. Regar un sendero con ceniza • según los Mapuches, para que el alma no pueda ver las pisadas si se arrepiente y quiere volver.
  • 19. Atar una cinta roja para aventar la envidia
  • 20. • Un inagotable repertorio al considerar las compañías imprescindibles de las que hay que rodearse para triunfar, ser amado, proyectarse o concretar la felicidad.
  • 21. El repertorio de objetos con poderes es tan inagotable como los usos que se pretenden.
  • 22. Como así también especiales con las más curiosas hierbas se entremezclan con estampitas de origen católico a la hora de aferrarse a este sentimiento para–religioso: » un sentimiento remotísimo que no reconoce fronteras ni estratos sociales.
  • 23. • Hasta las personas más impermeables a esta clase de creencias no pueden evitar sentir cierto malestar si se cruza en su camino un gato negro o se ven obligados a atravesar por debajo de una escalera.
  • 24. Creer o no creer es decisión de cada uno Fin
  • 25. Trabajo de Silvina G. Carrizo Santiago del Estero 7mo grado Taller de periodismo para chicos 1998

×