Tomo i. b (compacto)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Tomo i. b (compacto)

on

  • 489 views

 

Statistics

Views

Total Views
489
Views on SlideShare
417
Embed Views
72

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

5 Embeds 72

http://culturayterritorio.blogspot.com.ar 64
http://www.culturayterritorio.blogspot.com.ar 5
http://culturayterritorio.blogspot.com.br 1
http://culturayterritorio.blogspot.fr 1
http://culturayterritorio.blogspot.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Tomo i. b (compacto) Tomo i. b (compacto) Document Transcript

  • 2. PREDIAGNÓSTICO DEL AREA. VARIABLES ANTRÓPICAS. NIVELES DE ANTROPIZACIÓN. TIPOS DE USOS Y ASENTAMIENTOS 2.1. ANTECEDENTES HISTÓRICOS Primer plano conocido de la Cuenca del Plata. El Delta es sintetizado como un triángulo J.E.Hardoy. Cartografía urbana de América Latina y el Caribe.1991 2.1.1. DEL PERÍODO PRECOLOMBINO A LA INDEPENDENCIA Las islas del Delta estaban habitadas por tribus guaraníes, que cazaban y pescaban en ellas, cuando Solís descubrió el Río de la Plata. Tras bautizarlo Mar Dulce, explorar sus aguas y las del Paraná, navegar contra la corriente fundando fuerte Sancti Spiritu aguas arriba, fue matado por los indígenas finalizando abruptamente la excursión exploratoria. Sucedieron otras, mejor pertrechadas para subsistir y afirmar la pertenencia española de estas tierras, jaqueadas seriamente por los portugueses. Así fundaron un puesto a orillas del Río de La Plata en 1536. Después que los fundadores “ayunaron y los indios comieron", según la sintética expresión de 44
  • Borges, la ciudad puerto de Santa María de los Buenos Ayres fue obstinadamente refundada por Juan de Garay en 1580 (Arrese, 2002). Los orígenes del Tigre se remontan a esta fundación y al reparto de tierras efectuado por Don Juan de Garay en coincidencia con la misma, cuando en 1580 distribuye las situadas fuera del ejido de la ciudad. Denominó al paraje Las Conchas, y entregó las islas del delta como “mercedes” poco después, pero no fueron colonizadas. Estos actos coronaron una expansión colonizadora interior y descendente sobre Sudamérica, con origen en los territorios ya consolidados de Asunción del Paraguay. Como resultado del mismo impulso, se fundó Santa Fe, un puesto intermedio sobre el río Paraná. Asunción, capital de la provincia del Río de la Plata, y Santa Fe se vinculaban con Buenos Aires por la cuenca navegable interior y caminos terrestres paralelos a la misma. La fundación de Corrientes en 1588, y el establecimiento de las Misiones del Guayrá a principios del siglo XVII tienden a afirmar también la soberanía española ante el avance lusitano. El desarrollo sobre el litoral de la cuenca del Plata de un próspero sistema urbano y poblacional reforzó la posición estratégica de Buenos Aires como puerta de entrada al mismo (Arrese, 2002). Según testimonios documentales, los primeros colonizadores establecidos en las islas fueron jesuitas españoles, que iniciaron con la plantación de frutales una tradición isleña de hondo arraigo (Estancia “Las Palmas”). Con la consolidación del puesto de Buenos Aires, se forma en la desembocadura sobre el Luján del río las Conchas (hoy Reconquista) un caserío, aprovechando su condición de puerto natural para transportar carbón, leña y maderas del lugar a la Gran Aldea. Con los años constituyó un puerto alternativo sobre el Río de la Plata, utilizado para cruces y viajes furtivos al Uruguay en épocas de políticas fragosas, y como refugio de embarcaciones. Al caserío del puerto se sumaron nuevos asentamientos, constituyendo de esta manera el Pueblo Las Conchas, cuyos primeros antecedentes documentales se remontan a finales del siglo XVIII. En la segunda mitad de ese siglo algunos españoles se habían convertido en pobladores isleños, surgiendo los primeros establecimientos dedicados al pastoreo de hacienda. Durante la colonia, el continente extraía allí leña y frutos, pagando reducidas tasas al comandante del puerto. Para 1778 sobre el Camino Real se instala una posta, denominada de Las Conchas. El pueblo sigue creciendo y para 1780 posee 9 aserraderos y un astillero En 1784, el núcleo urbano se convirtió en partido de las Conchas, nombrándose al primer alcalde. (Giesso Mezzera. “Breve historia del Tigre”, 2002.) El 4 de Agosto de1806, Santiago de Liniers hizo alto en Tigre regresando de la Banda Oriental para reconquistar Buenos Aires de los invasores británicos. 45
  • 2.1.2. DE LA INDEPENDENCIA AL CORREDOR INDUSTRIAL ROSARIO - LA PLATA Una enorme crecida y sudestada en 1820 abrió el curso del actual río Tigre, y dio lugar a la mudanza del pequeño puerto al nuevo y más amplio cauce. Ya operaba por entonces su puerto rival en la zona, el Canal San Fernando, hoy límite del partido homónimo, que fuera fundado por el virrey Sobremonte en 1806. Al calor de las actividades portuarias aumentó la población en estos sitios, dando lugar al nacimiento de los pueblos de San Fernando y Tigre, cuyo nombre homenjeó a pumas y yaguaretés que asolaban el lugar. Sin embargo, en 1855 las islas estaban prácticamente desocupadas. En 1856 asumió el primer gobierno de Tigre elegido por votación popular y en 1865 llegó el ferrocarril al pueblo, que tenía 960 habitantes y 22 casas “de azotea”. La habilitación en 1865 de las dos estaciones terminales en el Tigre del Ferrocarril Central Argentino, hoy Gral. Bartolomé Mitre, llamadas la del Tren del Alto (actual Estación Fluvial), y la del Tren del Bajo, actual Estación Delta del Tren de la Costa, ayudaron a establecer definitivamente a los pobladores. Tigre tuvo auge repentino como refugio de la epidemia de fiebre amarilla que asoló a Buenos Aires en 1870. Muchos refugiados se convirtieron en pobladores permanentes de grandes quintas, similares a las mansiones de estancia que se levantaron por la misma época en la pampa argentina (Giesso - Mezzera, 2002). Entre 1860 y 1889 se construyeron las primeras de estas casonas, que aún caracterizan a Tigre, y también clubes náuticos, como el Rowing Club en 1875, LaMarina en 1876 y el Tigre Boat Club en 1888. Más tarde, la comunidad italiana tubo sus Canottieri, los alemanes el Teutonia y los judíos el Hacoaj (Chimirri et al, 1995). Club de Remo La Marina 46
  • Sarmiento fue el primer publicista de las ventajas isleñas en los medios porteños del siglo XIX, hizo fundar su primera escuela y fue uno de sus primeros pobladores efectivos en esta nueva etapa, habitando la quinta “Prócida”. Santiago Albarracín, hizo lo propio en “La Reculata”. Por esa época, había 248 pobladores nativos y 128 inmigrantes. Las tierras eran fáciles de obtener, una vez demostrada su “vacancia”. Los títulos de propiedad recién se entregaron en 1888, cuando el gobierno las “vendió” oficialmente y regularizó la situación dominial. Estas medidas dieron sus frutos, habiendo 6.700 habitantes censados en 1895 (Giesso - Mezzera, 2002). De modesta aldea, Buenos Aires, había devenido a capital de un país promisorio, construyendo el puerto más importante del país y creciendo desde entonces con fuerte impulso. A esta afirmación continental, se sumó la actividad económica de las islas del Tigre, proveyendo leña, frutas y productos regionales a la ciudad. Las plantaciones de álamos y sauces para embalajes y la explotación del junco, el formio y el mimbre hicieron crecer a la población isleña. Con la instalación del Tigre Hotel en 1896 y del Tigre Club en 1907, donde funcionó el primer casino del país, Tigre se consolidó como lugar de ocio de la gran burguesía porteña, encontrando su máximo esplendor durante la llamada “Belle Époque”. Años más tarde, el mismo sector social desplazó sus veraneos a Mar del Plata, con ruleta incluida, y Tigre comenzó a languidecer, con un levísimo repunte turístico entre 1930 y 1934. Entre 1945 y 1975, Buenos Aires fue centro de un corredor industrial y portuario de 450 kilómetros de extensión, integrado por los puertos de San Martín, Rosario, San Nicolás, San Pedro, Zárate, Campana, Buenos Aires y La Plata. A partir de 1960, se construye la Autopista Panamericana, que canaliza el crecimiento del AMBA hacia el norte. En coincidencia con las políticas desarrollistas de la época, se localizan importantes fábricas automovilísticas y de autopartes sobre este corredor en la localidad de General Pacheco, constituyendo una 47
  • importante fuente de empleo en un sector muy dinámico de la economía. La expansión de la clase media y sus nuevos hábitos de vida asociados al automóvil y el ocio de fin de semana tuvieron fuerte incidencia en el Área, demandando escenarios como los que dejara vacante la gran burguesía a principios de siglo. Muchos porteños optaron por tener una pequeña casa o cabaña de fin de semana en el Delta, o sumarse a las actividades deportivas de los clubes de remo fundados a partir de finales del siglo XIX y comienzos del XX. Los canales se poblaron de lanchas motorizadas, se construyeron guarderías y talleres náuticos, recreos, etc. El crecimiento demográfico y urbano del AMBA, por otra parte, exigió nuevas obras: caminos, red de agua potable, desagües, escuelas, centros de salud, plazas y paseos. 2.2. EL AMBA EN LAS NUEVAS ESCALAS REGIONALES 2.2.1. TRANSFORMACIONES EN EL AMBA 1.Tigre/2.SanMiguel/3.SanIsidro/4Luján/5.Belgrano/6.SanMartín/7.Flores/8.Morón/9.Avellaneda/10.Quilmes/11LaPlata /13.Puerto de Zárate/14.Puerto de Campana/15.Puerto Nuevo/16.Dock Sur/17.Puerto de La Plata/18.Parque Sarmiento/19.Bosques de Palermo/20.Reserva ecológica/21.Parque Almirante Brown/22.Bosques de Ezeiza/23. Parque Pereyra Iraola/ 24.Islas del Delta. Fuente Arrese 2002 48
  • Durante los noventa, el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) sufre grandes transformaciones. Comprende entonces 27 jurisdicciones diferentes, residendo en él 12.100.000 habitantes. Dentro de los límites jurisdiccionales de la ciudad de Buenos Aires (GCBA) se radican 2.776.138 de ellos, en una superficie de 200 kilómetros cuadrados, y en los otros municipios lo hacen 9.323.862 habitantes en 3.880 kilómetros cuadrados de superficie. Su estructura radio concéntrica ocupa el territorio en la forma de un abanico desplegado desde la costa hacia el territorio. Los caminos y vías férreas confluyen al centro, que fue Casco Histórico fundacional, como las varillas del abanico (Odilia Suárez, 1998). El Corredor Costero define el límite ribereño de la urbanización, vinculándola con el conjunto urbano-industrial del litoral ya descrito. Las autopistas Panamericana y Buenos Aires - La Plata lo prolongan por el norte y el sur, canalizando gran parte de su circulación a nivel urbano y regional. Junto a la autopista del Oeste, la ruta nacional 2 y las rutas provinciales 210 y 205 constituyen los ejes de nuevos desarrollos periféricos, dependientes en su mayoría de la movilidad automotriz. A las dos coronas transversales de vinculación (General Paz y Canmino de Cintura) debe sumarse una tercera, en vías de ejecución, tangente por el sudeste a la conurbación de La Plata, de 500.000 habitantes, y por el noroeste al fulminante desarrollo industrial, residencial y de servicios de Pilar, que pasó de 133.000 a 250.000 habitantes en seis años 4 (Lámina 10). En su periferia se levantaron enclaves residenciales para quienes abandonaban los centros urbanos, complementados con nuevos servicios educativos, de salud, comerciales y recreativos, desde zoológicos a parques de diversiones. Esto equipamientos acompañaron el proceso de suburbanización de los sectores medios y medio-altos definiendo nuevas centralidades de borde. En los casos concretos de Pilar y Tigre, los nuevos desarrollos adquieren tal magnitud que en pocos años han equiparado, y hasta superado, centros de paciente evolución, como San Isidro y San Miguel. Corredores supranacionales en la Globalización. Fuente Arrese2002 Corredor portuario del Litoral.1Santa Fe /2Paraná / 3San Lorenzo /4Rosario / 5Campana /6 Buenos Aires / 7La Plata 49
  • Los corredores supranacionales cobraron mayor importancia en la era de los mercados globales, produciéndose grandes transformaciones territoriales a lo largo de sus trazas (Lámina 11e). Tigre se vincula mediante un corto tamo carretero con los dos corredores terrestres más importantes de la región, conformando la llamada banana del Mercosur. El primero vincula el Área Metropolitana de Buenos Aires con la de San Pablo, mientras el segundo, transoceánico, lo hace con los puertos de Buenos Aires y Valparaíso/ San Antonio. La Hidrovía Paraná-Paraguay estructura un tercer corredor, hidráulico y terrestre, que prolonga a escala internacional el corredor regional del litoral. Con una extensión de 5.800km y un calado de navegación de diez pies, vincula todos los puertos de la cuenca del Plata. Tiene un área de influencia directa de 720.000km2, abarcando el corazón selvático de Brasil y las fértiles planicies de la pampa, que concentran la mayor población de la Argentina (Lámina14 a). Sobre ella se desarrolla una cadena de puertos que sigue concentrando en este período el grueso de la producción agrícola e industrial de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Tiene en esta sección, sobre el Canal Mitre, una profundidad media de alrededor de 9 metros y un ancho de 1km, permitiendo su navegación por embarcaciones de ultramar de 30 piés de calado. 2.2.2. TIGRE CONTINENTAL Y EL AMBA La localidad de Tigre culmina al AMBA por el norte y su eje urbano más importante, la avenida Cazón, constituye la prolongación norte del Corredor Ribereño, clave de su estructura que define el borde costero del Área Metropolitana. La Hidrovía limita por el norte las islas del Delta de Tigre (Paraná de las Palmas), superponiéndose su componente terrestre al corredor anteriormente descrito. El partido de Tigre esta casi totalmente comprendido dentro de la franja territorial delimitada por la Hidrovía (Paraná de las Palmas en este tramo), y su contraparte terrestre (ruta nacional 8, Panamericana), a la que solo excede en el sector Don Torcuato. Red Viaria La red viaria permite una fluida conexión de Tigre con el AMBA, así como con otras localidades vecinas, el norte del país, el litoral y la Mesopotamia argentinos. Las principales vinculaciones de Tigre a nivel regional y nacional están constituidas por las siguientes vías: - Avenida del Libertador Gral. San Martín (coincidente con Ruta Provincial N° 195), vincula Tigre con la Capital por el llamado “Camino del Bajo”, atravesando por zonas densamente urbanizadas los partidos de Vicente López, San Isidro y San Fernando. - Avenida Centenario - Santa Fe - Maipú: paralela a la anterior, constituye una vinculación alternativa con la Capital con características similares a la anterior, originada en el antiguo “Camino del Alto a Santa Fé”. 50
  • - Acceso Norte (Ruta Panamericana), Ramal Tigre: Una corta vinculación, con característica de autopista, conecta el casco urbano de Tigre con la ruta Panamericana, y a su través con Buenos Aires, el Corredor Portuario Industrial Ribereño, Paraguay y Brasil. El tiempo de viaje entre Tigre y la Capital Federal por este medio es aproximadamente de 30 minutos. Sobre su llegada a Tigre, en coincidencia con la estación del FCGBM, una gran playa de estacionamiento permite definir una terminal de automóviles conectada con las estaciones fluvial y ferroviaria. Principales conexiones ferroviarias y viales de Tigre. Fuente Tigre Clarín - Ruta Provincial N° 197 : vincula el centro de Tigre con Talar de Pacheco, Pacheco y Panamericana. - 51 Ruta Provincial N° 202 : une Tigre con Don Torcuato, localidad del Partido.
  • - Ruta Provincial N° 27 : vincula Tigre con Benavídez y Panamericana. Sobre ella se han asentado los nuevos desarrollos residenciales de Santa Bárbara, Nordelta y otros, ubicados sobre la misma y la costa del río Luján. Transporte Público Automotor de Pasajeros Sobre la red viaria circula gran cantidad de líneas de transporte público de pasajeros, de alcance internacional, nacional, regional y local, así como de automóviles particulares. Numerosas líneas de servicio urbano nacionales e intermunicipales atraviesan el partido: Líneas como 15, 21 y 60 unen el partido con Capital Federal, pasando por centros de transbordo como Liniers, Puente la Noria, Puente Saavedra y Puente Uriburu. Las líneas 365, 203, 343, 204 y 430 unen el partido con el de San Fernando, San Isidro, Vicente López, San Martín, Escobar, Luján y Zárate, entre otros. Las líneas locales 720, 721 y 723 recorren gran parte del municipio. El partido cuenta además con servicios de transporte a nivel nacional, vinculándolo con varias provincias de la Republica. Para esto cuenta con 2 terminales "El Motivo" y "El Turista" sobre la Panamericana en su intersección con la ruta 197. Red Ferroviaria Los ferrocarriles metropolitanos, que fueran soporte de la estructura urbana del AMBA y entraron en un proceso de decadencia progresiva durante los 90, mantienen sin embargo su vigencia en el ramal Tigre del FCGM. - Ferrocarril Bartolomé Mitre, ramal Retiro- Tigre: El servicio demora 55 minutos en realizar este recorrido, regularmente habiendo trenes cada 15 minutos en horario diurno. Los fines de semana transportan numerosos turistas con destino Tigre, ya que la nueva estación ferroviaria está muy próxima a la Estación Fluvial. El servicio está concesionado a una empresa privada. - Tren de la Costa: Une en un viaje de 40 minutos las estaciones Borges, en Olivos, y Delta en el Parque de la Costa, Tigre. Transporta en general turistas, ya que su costo y tiempo de viaje compiten desfavorablemente con el ramal Mitre (su recorrido indirecto exige transbordos y es mayor el costo del boleto). 52
  • La Estación Ferroviaria de Tigre y su área adyacente Transporte Fluvial El transporte fluvial completa las conexiones de Tigre a escala internacional, provincial y regional. Parten desde la Estación Fluvial viajes diarios a Uruguay (vía Carmelo), a Puerto Madero y a las islas del Delta. La Estación Fluvial Domingo Faustino Sarmiento dista unos 300m de la estación ferroviaria, que se comporta como Estación Terminal terrestre. Una amplia playa anexa es utilizada como estacionamiento de automóviles particulares. Sin embargo, durante los fines de semana y en la temporada estival, es notoria la carencia de plazas suficientes para estacionamiento de los vehículos particulares que ingresan a Tigre. No hay una correlación entre demanda y oferta de cocheras disponibles, observándose carencias en este item, que no se verifican en el parque náutico. Este posee gran cantidad de guarderías y amarras bien distribuidas en los ríos. Estando ya integradas las estaciones terminales de las redes ferroviaria, vial y fluvial en un área, deberían complementarse con estacionamientos suficientes. Este punto se desarrolla con mayor extensión en 2.4.2. TRANSPORTE PÚBLICO ACUÁTICO. Plano 4. 2.2.3. NUEVOS DESARROLLOS EN TIGRE CONTINENTAL A partir de sus múltiples conexiones, Tigre se convierte durante los 90 en sitio privilegiado para el desarrollo de emprendimientos urbanísticos y turísticos de gran escala y nivel de inversión económica” (Leonardo Fernández, 2002), sufriendo grandes transformaciones. Nuevos desarrollos residenciales fueron planteados en enclaves de acceso restringido, resultando socialmente selectivos y de alta especialización funcional, ligados en general a la movilidad automotriz de las nuevas autopistas. En la periferia, algunos barrios cerrados anexan universidades, clubes de campo y otros equipamientos exclusivos, hipermercados con centros de diversiones, oficinas parque y nuevos centros de distribución solicitados por la concentración económica. Estos nuevos emprendimientos, en general de gran escala y destinados a sectores altos y medios, están 53
  • protegidos por verdaderas murallas, ya que lindan con el gigantesco crecimiento de los asentamientos residenciales informales de la creciente población encuadrada como NBI. Las zonas ribereñas del AMBA no han escapado a estas solicitaciones de crecimiento, adquiriendo en estos años además carcterísticas de escenario preferencial para los mismos. En Benavídez, Tigre, Quilmes y Berazategui gigantescos terraplenes convierten áreas bajas en nuevos y exclusivos barrios residenciales, con comodidades náuticas anexas. La concentración económica condicionó la escala de estos desarrollos, que conformaron así “centralidades de borde” de proporciones gigantescas. La nueva topografía urbana acarreó nuevas tipologías, determinadas por la escala, localización, condiciones de seguridad y movilidad de los emprendimientos. La falta de regulaciones urbanísticas e indefinición normativa sobre escenarios estratégicos constituyó un acicate adicional a estos desarrollos periféricos, permitiendo multiplicar los beneficios de inversiones especulativas. Nordelta. Vista aérea. Fuente Nordelta 54
  • Las Nuevas Tipologías Residenciales Nuevos conjuntos residenciales se amurallaron sobre la Ribera Norte y Benavídez, equipándose como entidades autosuficientes de acceso restringido. Ofertan a sus usuarios, según su escala y ubicación, una amplia gama de servicios, abarcando desde puertos deportivos sobre la ribera y universidades de uso exclusivo hasta modestos saunas y salas de video. Las nuevas tipologías residenciales comprenden: - Torres exclusivas de emplazamiento urbano y gran altura, con vistas dominantes sobre la ribera y grandes parques. - Condominios de menor altura, destinados a sectores medios, con dotación interna de servicios y comodidades deportivas acordes a la escala del emprendimiento, dispuestos en áreas consolidadas o en vinculación directa con instituciones sociales y/ o deportivas. - Viviendas unifamiliares en “country clubs” con servicios especializados, que alcanzan hasta los cien mil habitantes, emplazados en áreas de contacto directo con una “naturaleza” trabajosamente construida, de características campestre ribereñas para las de mas alto nivel o solamente “campestre” para los sectores medios y medio altos. - Asentamientos residenciales informales ubicados en vecindad a los nuevos desarrollos formales, destinados a desocupados que buscan reconvertirse en modestos servidores no calificados de las nuevas áreas residenciales y de servicios. Desarrollo urbanístico Marinas del Golf. Fuente Marinas del Golf 55
  • Áreas Comerciales y Nuevos Centros de Esparcimiento Nuevos centros comerciales y de esparcimiento se localizaron en los años ´90 en Tigre Continental. La rehabilitación del Tren de la Costa como circuito turístico acarreó nuevos comercios en su estación terminal, a la que se vinculó el nuevo Parque de la Costa, centro de diversiones con nuevas atracciones como teatros, cinco montañas rusas, patio de comidas, etc. El casino Trilenium también agregó espectáculos a su oferta de juegos (ruleta y máquinas tragamonedas) y se reordenó la oferta comercial en el Puerto de Frutos. Estos desarrollos incrementaron el atractivo turístico de Tigre durante los fines de semana en horario diurno y nocturno. Shopping Center En Nordelta, la calle comercial a cielo abierto fue reemplazada por el shopping center para cobijar grandes concentraciones de locales comerciales y atracciones complementarias, garantizando máxima seguridad para los comerciantes y el público usuario. Los distintos locales son cuidadosamente distribuidos dentro del conjunto según pautas de zonificación que obedecen a estrategias de marketing, y los usos dominantes son complementados con áreas de estacionamiento, gastronómicas, cines y espectáculos ocasionales, supermercados, distintos eventos comerciales, horarios especiales, promociones ocasionales, etc. Áreas de Trabajo Sobre ruta 27, en inmediaciones de Nordelta y otros emprendimientos se levantan oficinas parque de última tecnología. Aprovechan tierras más baratas para alojar en edificios de baja altura y gran desarrollo centros de cómputo y áreas administrativas de las grandes corporaciones, así como oficinas administrativas de sedes industriales aledañas. Su accesibilidad, mayormente automotriz, determina grandes desplazamientos de empleados y público. 2.2.4. POBLACIÓN DEL TERRITORIO CONTINENTAL La periferia metropolitana, históricamente estructurada en cordones decrecientes en su conformación física y social según su distancia al centro, sufrió considerables cambios con la combinación de concentración económica, exclusión social y desigualdad en la distribución de la riqueza. Economías formales de alto nivel de inversión e informales de mera subsistencia se manifestaron codo a codo en los nuevos desarrollos que acogió el AMBA, yuxtaponiendo en su estructura a ricos y pobres dentro de una nueva topografía. Centros tradicionales entraron en decadencia, mientras áreas ribereñas centrales y nuevas centralidades periféricas fueron 56
  • promovidas por la recuperación urbana de viejas infraestructuras portuarias y la movilidad y escala de las nuevas autopistas. En el Área Metropolitana se observa a partir de los ´90 un fenómeno caracterizado por el decrecimiento de las actividades industriales, con el consiguiente crecimiento de la tasa de desocupación y de los índices de pobreza. Pese a que concentra el 55% del total de los puestos de trabajo, el 64% de la industria manufacturera y el 62% de la producción comercial, es baja su participación (22%) en el dinámico rubro de producción y servicios, que se ha expandido sensiblemente en nuestro país durante el período de la economía global en detrimento de la producción “clásica”. En el AMBA se concentra la mayoría de la población con necesidades básicas insatisfechas (NBI). Crecientemente excluida de los beneficios del nuevo orden económico, alcanza hoy más del 30% de los habitantes del partido de Florencio Varela, y entre el 20 y el 30% la correspondiente a los partidos de Tigre, Escobar, Pilar, Luján, General Rodríguez, Merlo, San Justo, La Matanza y Echeverría. (Plan Urbano Ambiental, La Ciudad de Buenos Aires en el Sistema Metropolitano, 2000) La demanda periférica de nuevos servicios residenciales atrajo al sector informal, que buscando fuentes alternativas de trabajo se estableció sobre los bordes de las nuevas urbanizaciones, ofreciendo servicios domésticos no calificados y atentando a largo plazo contra la seguridad de los nuevos enclaves, como lo demostró la crisis del 2001. Como se ve, un complejo proceso de re-localización espacial dentro de una estructura metropolitana en crecimiento, en el que actores formales e informales del circuito productivo actúan en algunas ocasiones como complementarios y asociados, y en otras como enfrentados contendientes (Arrese, 2007). En el área continental del partido de Tigre se manifestaron estas solicitaciones sociales extremas sobre sus riberas y bajos adyacentes. Según L.Fernández, se pueden reconocer tres modalidades básicas sobre las mismas: - “La población de mayores ingresos se dirigen al modelo de la extensión de las periferias, privilegiando varias direcciones. Estos sectores se ubican hacia zonas absolutamente aisladas, en complejos semiurbanos, semirurales y cerrados. - Otra modalidad es la de sectores de altos ingresos vinculado a productos panorámicos que no sólo se dan en áreas consolidadas de la ciudad, sino que también se desarrollan en áreas del paisaje deltaico sobre corredores fluviales. - Por último la de población de ingresos bajos vinculados a la pobreza que se localizan en zonas vacantes sobre la vera de cursos de agua en la forma de ocupaciones irregulares.” (L. Fernández, 2002). Predomina en ellas la casilla de un único ambiente 57
  • materializado con muros panderetes y techo de chapa, sin servicios urbanos elementales. La población total del partido de Tigre era, según el censo de 257.228 habitantes en 1991, alcanzando en 2001 a 301.223 habitantes, cuya distribución geográfica se aprecia en el cuadro siguiente. POBLACIÓN DEL PARTIDO DE TIGRE. INDEC CENSO 2001 Localidad Población (Hab) 1991 2001 Indice de Variación (%) Tigre (planta urbana) 31.710 31.106 -1,90 Rincón de Milberg 22.384 27.620 23,39 Dique Luján 1.945 2.676 37,58 Benavídez 21.027 34.162 62,47 Ricardo Rojas 16.041 19.492 21,51 General Pacheco 36.984 43.287 17,04 El Talar 41.456 43.420 4,74 Troncos del Talar 24.750 29.559 19,43 Don Torcuato 57.763 64.867 12,30 1° sección de Islas 3.168 5.034 58,90 TOTAL 257.228 301.223 17,10 Surge del mismo que la población de la planta urbana propiamente dicha ha decrecido (-2%), se ha mantenido casi estable en Talar, Don Torcuato y Troncos del Talar, con crecimientos oscilantes entre el 4 y el 19%. Ha crecido con tasas mayores al 20% en Rincón de Milberg, Dique Luján y Ricardo Rojas, mientras ha crecido sensiblemente en Benavídez y el Sector Islas, correspondiéndoles los índices más altos (entre el 58,9 y el 62,5%). Este crecimiento se encuadra dentro del proceso combinado de nuevos desarrollos residenciales destinados a los sectores medio-altos y crecimiento de sectores marginales ya descrito. 2.3. POBLACIÓN DEL TERRITORIO ISLEÑO 2.3.1. POBLACIÓN PERMANENTE Y TEMPORARIA Población permanente En relación a la totalidad del delta paranaense, las islas de Tigre, cuya superficie corresponde al 20% del total, se caracterizan por poseer mayor densidad de población, quizás como consecuencia directa de su cercanía con una zona metropolitana multitudinaria. Esa proximidad ocasiona un mejor acceso a las comunicaciones, al transporte fluvial y terrestre, al equipamiento sanitario y al educativo, a las redes de servicios eléctricos y telefónicos, etc. El último censo 58
  • poblacional (2001) informa que la población isleña en el Partido de Tigre era de 5.034 habitantes, mientras que el resto del Delta bonaerense contaba para la misma fecha con una población de 5.668 habitantes, distribuida sobre el 80% restante de la superficie. Las actividades agrícolas y artesanales, que en algún momento caracterizaron a las islas, se encuentran hoy en franco retroceso (ver USOS DE LA TIERRA Y EL AGUA, Punto 2.5). Como consecuencia de ese retroceso y del avance de las actividades turísticas, el grueso de la población isleña brinda servicios de escasa calificación para esas actividades, como el mantenimiento de parques y jardines, la limpieza de casas particulares, recreos, restaurantes y cabañas de alquiler, su vigilancia, etc. Esta particularidad de la población hace que su dependencia del turismo sea importante, y su falta de capacitación en otras áreas, impide su inserción en otras actividades. Población Temporaria Mientras decrece la población permanente, ha crecido la población de fin de semana, ya que las islas de la Primera Sección del Delta no han escapado a las transformaciones operadas en el territorio continental durante los últimos años. Una normativa ambigua y contradictoria ha desprotegido al sector insular frente a una ola de inversiones inmobiliarias que modifica costas y cotas de nivel, crea lagunas y amenaza al humedal, transpolando a las islas modos de vida y usos de la tierra propios del continente, que se analizan en el punto 2.5. La población de segunda residencia (fines de semana), mantiene un flujo estable que duplica la población permanente durante todo el año. Repercute sensiblemente en el desarrollo del área, ya que incrementa el número de habitantes más de 2 veces la población permanente. Durante el semestre de noviembre a abril, el flujo de turismo de fin de semana crece substancialmente, debiendo sumarse a la población citada un incremento de visitantes. De la información relevada, y a partir de los distintos datos suministrados, se estima que la afluencia de turistas promedio es de 32.945 por mes. Esto implica que la población los fines de semana alcanza las 11.900 personas, además de la población estable citada (un 237% mayor que la población permanente). Por otra parte, durante los meses de Junio y Julio se registran los menores flujos de turistas, tanto por las condiciones climáticas como por los períodos de vacaciones de invierno de la población metropolitana. Al evaluar cualquier acción sobre las islas, debe tenerse en cuenta el impacto de estos tipos de poblaciones, que incrementan la demanda de servicios e influyen en su desarrollo. Una 59
  • demanda con una fluctuación tan abierta implica una carga de difícil resolución para su sutentabilidad. Por otra parte, los perfiles socioeconómicos de la población estable, así como, sus patrones culturales son muy distintos a los de la población de fin de semana, y esto repercute en la visión y expectativas de cada una de las distintas poblaciones del delta de Tigre. El gráfico que se presenta a continuación muestra la evolución de la población en los últimos sesenta años al que se le incorpora una proyección para el año 2011. Los resultados del próximo censo permitirán un ajuste de las cifras estimadas. Grafico evolución de la población. Fuente: elaboración propia 2.3.2. DESARROLLO HUMANO Las potencialidades laborales de la población estable se limitan a las tareas citadas, siendo que no cuentan con posibilidades de capacitación en otras áreas. La única acción desde el sector público conocida de inserción laboral, se produce a través de una cooperativa que realiza acciones de capacitación laboral a cerca de 20 isleños. Respecto al empleo, el mismo tiene altos niveles de informalidad y se desarrolla en forma anárquica, dado que no es simple su control. Por otra parte, no existen los niveles de capacitación requeridos para las obras de infraestructura que en la actualidad se encuentran en proceso de desarrollo. El nivel de educación de las islas no avanza sobre los niveles de escuelas medias técnicas, ni existe un sistema de anexos de escuelas técnicas continentales en las islas. Tampoco se desarrollan centros de formación laboral. Del relevamiento realizado surgen algunas Escuelas Medias, Técnicas y Centros de Formación Laboral, que si bien dictan sus 60
  • cursos en continente, cuentan con docentes y elementos para brindar capacitación en área de interés para la formación técnico profesional de la población de islas. A modo de ejemplo: - Escuela de Educación Media 9 (matrícula 735 alumnos): Dicta las especialidades de Ciencias Sociales, Economía y Administración, Ciencias Naturales y Artes Visuales. - Escuela de Educacion Media 10 (matrícula 700 alumnos): Dicta las especialidades de Humanidades, Ciencias Sociales, Economía y Gestión - Escuela de Educación Tecnica 5 (matrícula 1100 alumnos): Dicta las tecnicaturas en Electromecánica, Electrónica, Construcciones. - Centros de Formación Laboral : funcionan en el horario de 18 a 21 hs. Dictan: Arte Don Orione (Marqueteria) AGA (Gastronómico) Por lo tanto, el Municipio ya cuenta con la capacidad para ofrecer las especialidades de Economía y Administración o gestión, electromecánica, electrónica, construcciones, gastronomía, etc, que pueden brindar al poblador permanente de las islas una mejora en su oferta de empleo para abastecer a las demandas de las empresas que invierten en la zona. Como actividades a desarrollar se proponen: - Iniciar un proceso de consulta con pobladores de las islas, a los efectos de relevar en forma directa, su situación laboral, sus intereses, y las potencialidades de capacitación en relación a infraestructura, movilidad, etc. Para esta actividad, y habiéndose reconocido a las escuelas de islas, como el ámbito socialmente aceptado por la mayoría de la población, se realizarán 2 reuniones con los pobladores, a partir de la agente territorial de islas y el concejal de las mismas. - Desarrollar en forma simultánea un proceso de consulta con los sectores interesados en realizar inversiones en las islas, a través de reuniones con las cámaras u organizaciones representativas. - Analizar las consultas de los puntos 1 y 2 a los efectos de potenciar aquellas acciones que sean comunes o bien que puedan ser incluidas en las propuestas de cada sector. - Elaborar una propuesta de capacitación laboral, integrado entre el municipio y las organizaciones empresarias y sindicales (de turismo, de construcción, y entre otros) a los efectos de formar mano de obra especializada para las distintas actividades que en la actualidad se desarrollan y que, mayormente se demanda en el continente. (a modo de ejemplo, carpintería, albañilería, pintura, chef, mozo, jardinería, enfermería, etc) Esto permitirá una reducción de los costos en personal, y una mejora en la calidad de vida de la población de islas. 61
  • - Evaluar, en forma conjunta con el municipio, acciones de incentivo para las actividades que se proponga desarrollar en islas, a partir de exenciones fiscales, subsidios al transporte, obras de infraestructura, etc. 2.4. TRANSPORTE ACUÁTICO 2.4.1. RED FLUVIAL La red fluvial del área de estudio se encuentra limitada por los ríos Paraná de las Palmas, Luján y de la Plata y el Canal Gobernador Arias. Innumerables riachos y canales estructuran una red de navegación en malla dentro del cuadrilátero. Se describen a continuación las principales características de los cursos de agua que limitan el citado cuadrilátero desde el punto de vista de la navegación: Paraná de las Palmas: Constituye naturalmente el eje circulatorio y estructural del Delta Inferior, hecho que ha sido reforzado por la disposición del canal de navegación Emilio Mitre, que conecta Delta Medio y Superior con el Río de la Plata. Río Luján: es un lento río de llanura que constituye un eje secundario de circulación hacia el Río de la Plata. A partir de su conexión con el Paraná de las Palmas, mediante el canal Arias, aumentó su caudal y cauce en este sector. Por él suelen navegar chatas areneras o de transporte de madera, y embarcaciones de todo tipo, como cruceros y catamaranes turísticos. Su frente local tiene un desarrollo aproximado de 20km entre el canal Arias y el Río de la Plata, y su calado de 17 piés. El Luján recibe la contaminación que arrastran las aguas del río Reconquista a través del Canal Aliviador y del río Tigre. Sobre ambas márgenes del Luján se encuentran astilleros para la construcción y/o reparación o de embarcaciones. Río de la Plata: El canal Mitre del Paraná se prolonga en el Río de la Plata hasta su desembocadura en el océano Atlántico, vinculando los puertos de la cuenca del Plata con el mundo. Posee entre 30 y 32 piés de calado en este tramo. Dada su inusual amplitud (su ancho varía de 38km en el tramo Colonia a 200km en su desembocadura), los vientos se sienten muy fuertemente en él. Los del cuadrante Sudeste, llamados Sudestadas, provocan el efecto de tapón sobre las aguas que pugnan por llegar al estuario. Las crecidas anuales del Paraná combinadas con las sudestadas hacen muy peligrosa la navegación por los ríos interiores del Delta, aislando a los pobladores de las islas. 62
  • Canal Gobernador Arias: abierto en 1910, vincula al Paraná de las Palmas con el río Luján, continuando en esta sección la traza del Canal Gobernador de la Serna (2ª Sección de islas). Tiene alrededor de 12km. de largo y un calado de 14 piés. Se puede identificar una red primaria de circulación apta para el transporte de pasajeros en lanchas colectivas y catamaranes, embarcaciones deportivas como cruceros y lanchas rápidas, y para el transporte de cargas por areneros, chatas y lanchones que recorren los principales cursos de agua. Integran esta red el Paraná de las Palmas, Canal Arias, Luján, Caraguatá, Carapachay, Espera, Sarmiento, Capitán, San Antonio, Vinculación, Urión, Canal del Este, Canal Honda. Otros ríos no tan caudalosos conforman un circuito menor, recorrido por pocas lanchas y por pequeñas embarcaciones motorizadas. Esta red secundaria se interna en el núcleo de las islas a través de ríos como el Antequera, Esperita, Rama Negra, Abra Vieja, Toro, etc. Finalmente, los arroyos y pequeños riachos, como el Torito, Gélvez, Fulminante, muchas veces secos por las bajantes, conforman una red terciaria recorrida mayormente por botes a remo y lanchas de los isleños, cuando la altura de la marea lo permite. Conservación y Mantenimiento de la red fluvial El dragado de los ríos del Delta corresponde jurisdiccionalmente a la Dirección de Hidráulica de la Provincia de Buenos Aires. A través de convenios con los municipios ribereños se establecen planes anuales de mantenimiento y profundización para permitir el pasaje de embarcaciones en el sistema de canales y cursos de agua. Esta tarea es vital para la circulación de habitantes y mercaderías transportadas, ya que mientras el río corre con caudal y velocidad adecuados, conserva en suspensión arcilla coloidal, que deposita donde no hay obstáculos naturales, vegetación, fondo poco profundo y curvas o meandros, frenan su traslado, produciendo sedimentos. Señalización de la Red Constituye un déficit de la red fluvial la falta de señalización de ríos, canales y arroyo y sus respectivas numeraciones, a fin de orientar a los navegantes y facilitar el transporte de personas y cargas. El Gobierno Municipal está elaborando un nomenclador de ríos con efectos catastrales para poder identificar las parcelas y su localización. 63
  • 2.4.2. TRANSPORTE PÚBLICO Estación Fluvial Domingo Faustino Sarmiento Los servicios de lanchas colectivas que recorren la 1ª Sección del Delta parten de esta estación fluvial, ubicada en el edificio que originariamente perteneció a la Terminal Ferroviaria de Tigre, ramal Mitre. Con una superficie de 1500m2, alberga además 30 locales comerciales destinados a la promoción turística y aprovisionamiento, y una playa de estacionamiento descubierto de hormigón armado para 90 automóviles. La estación fluvial propiamente dicha es un puerto artificial. Emplazado sobre la orilla derecha del río Tigre, consta de un pontón flotante de aluminio construido en Canadá, de 30 metros de largo. La estructura permite embarcar pasajeros mediante pasarelas móviles y escalinatas deslizables que acompañan la altura del agua. Las lanchas, que transportan hasta 70 pasajeros sentados, en su mayoría emplea motores de explosión a gasoil, sin silenciador, alterando con su atronar la calma del paisaje isleño. En la Estación funcionan las principales empresas privadas de lanchas colectivas, ubicadas sobre la margen derecha del río, en calle Mitre nº 305. Pontón flotante en la Estación Fluvial. 64
  • Se destacan tres empresas: - “Interisleña”: tiene los mayores recorridos en extensión y cantidad de salidas, abarcando en sus trayectos el Paraná de las Palmas, el Canal del Este y el Urión. - “Delta Argentino”: le sigue en importancia; circula por el río Luján hasta el canal Arias y llega al Paraná de las Palmas. Recorre además el Caraguatá y el Arroyo de los Nogales. - “El Jilguero”: tiene tan solo un servicio por el río Carapachay hasta el Paraná de las Palmas y por el río Angostura. Ver Planos 4, 5 y 6 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • Los servicios se prestan diariamente de lunes a domingo entre las 7hs y las 21hs, quedando interrumpidos durante la noche. Contar con servicios nocturnos, como los microómnibus y trenes urbanos, constituye una vieja aspiración de la población isleña. Parten también del Puerto de Tigre pequeñas lanchas de alquiler, lanchas taxi y remises de río que realizan viajes cortos y rápidos a las islas. Catamarán de pasajeros navegando por Río Luján.Fotografía R.Gassó Estación Fluvial Internacional Fue construida como resultado del contrato de anticresis celebrado entre el Municipio de Tigre y la empresa Cacciola SA por decreto 2366/88, 1/9/88. Ubicada sobre el márgen izquierdo del Río Tigre, posee delegaciones de Migraciones, Aduana e Interpol de la PFA. Desde allí, las empresas Cacciola, Sturla y Líneas Delta Argentino realizan viajes de escala regional (isla Martín García y puertos de la República Oriental del Uruguay, como Carmelo y Nueva Palmira). Están ubicadas sobre la margen izquierda del río Tigre (sector Internacional) y cuentan con lanchas y catamaranes. Puerto de Frutos Ubicado sobrte la márgen derecha del Río Luján, a 150m de la desembocadura del Río Sarmiento y a 8,2km del Río de la Plata, tiene buena conexión terrestre con Acceso Norte, y las 69
  • localidades vecinas, como San Fernando, Rincón de Milberg, Benavídez y Gral Pacheco. Tiene una superficie de 12has y tres dársenas, cuyos muelles poseen una extensión total de 1.700m. Puerto de Frutos de Tigre. Terraza de una cafetería sobre el río y escalinatas hacia el agua. El Puerto de Frutos mueve anualmente 221.044 toneladas de carga, correspondiendo el 80% de la misma a productos de la explotación forestal de las islas. El segundo rubro en movimiento corresponde a la “importación “de piedra para defensas costeras, provenientes en general de demoliciones, con 48.00 toneladas anuales, y el tercero al aprovisionamiento de los isleños por lanchas almacenes, moviendo 33.240 toneladas de alimentos en el mismo período. Si bien es un puerto comercial, ha desarrollado en los últimos años un creciente atractivo turístico, en principio destinado a la comercialización de frutos y productos artesanales de la zona. Hoy se radican en el puerto un centro comercial al aire libre, dos paseos de compras cubiertos y aproximadamente 100 locales comerciales, comprendiendo restorans frente al río y cafeterías. Como resultado directo de su atractivo turístico, se operan desde sus muelles paseos en catamarán (por las empresas Río Tour Catamaranes, Don Humberto, Bambi y Turismo Lucía Victoria) y se pueden contratar lanchas taxi para paseos en grupos, habiendo 4 compañías instaladas en este puerto. El puerto fue municipalizado en 1979. Otros Medios En el año 2009 el Municipio de Tigre habilitó amarras flotantes públicas sobre la margen derecha del río, (sector con pontones en la costa comprendida entre los puentes Sacriste y Rocha), destinadas exclusivamente a pobladores isleños. 70
  • Puerto y Mercado de Frutos de Tigre. Planta dársenas. Fuente: Municipalidad de Tigre Red Peatonal Ribereña La singularidad de las islas en el Delta, con sus costas más elevadas que el centro, ha influido en la ocupación de su territorio, realizado sobre los frentes ribereños del albardón. De forma espontánea se ha establecido un circuito peatonal que recorre los bordes de los ríos en sectores de las islas. Como veredas urbanas, pasan por los frentes de las parcelas vinculando las casas con los embarcaderos, utilizados también como parada por el transporte público. Sin embargo, los muelles públicos son escasos y los vecinos no siempre permiten el paso de personas por el “camino de sirga” obligatorio, forzando a largos rodeos para circular por la ribera. Puentes y pasarelas vecinales, de reciente instalación, cruzan la red terciaria (de arroyos) y permiten la conexión entre islas, facilitando la relación con otros medios de transporte y abastecimiento. 71
  • Ribera del río Capitán. Muelle, senda peatonal y casa. Fotografía R.Gassó Seguridad en el río Existen regulaciones referidas al comportamiento de los usuarios de todo tipo de embarcaciones, ya sean remeros o conductores de lanchas. Son Ordenanzas Marítimas, impartidas por Prefectura Naval Argentina y fiscalizadas en su cumplimiento por el mismo organismo. Establecen zonas para la práctica de deportes náuticos, como el esquí acuático, otras de privilegio para remeros, zonas de velocidad sin limitaciones y medidas de seguridad a cumplir por toda embarcación que recorra el Delta. Estaciones de servicio El aprovisionamiento de combustibles y lubricantes al parque náutico se resuelve a través de estaciones de servicio distribuidas en las islas, que deben cumplir con normas específicas para su habilitación Su localización puede observarse en el Plano 16. 2.5. USO DE LA TIERRA Y EL AGUA 2.5.1. SUBDIVISIÓN DEL SUELO Registro Catastral de Dominio El Municipio, con considerable esfuerzo, está desarrollando acciones tendientes a regularizar el relevamiento actualizado de las parcelas y las construcciones levantadas en las mismas, así como la nomenclatura e incripción dominial del territorio de las islas. A partir de imágenes satelitales recientes e información de Catastro, está construyendo la correspondiente base de datos, pero todavía esa tarea no ha finalizado. De esta manera, se podrán identificar y numerar todos los cursos de agua, mejorando la identificación de parcelas, la ubicación de los habitantes, 72
  • la regularización impositiva en relación a cargas territoriales y servicios, etc. Regularizar la situación de dominio en las tierras constituye un viejísimo problema a resolver, con importantes connotaciones para el Municipio, que ha detectado 800.000m2 de construcciones realizadas fuera de todo marco legal. También para la población isleña, que se siente ocupante ilegal permanente de su territorio. Propiedad Pública Surge de la simple observación de los planos catastrales que ni el frente Este de avance deltaico, lindante con el Río de la Plata, ni el Noreste, conexo al canal Emilio Mitre, poseen subdivisión parcelaria. Son parte de las nuevas tierras, generadas por arrastre de sedimentos, y como tal pertenecen al dominio público. En el plano de Subdivisión del Suelo, puede observarse la extensión del área descripta, de aprox. 3000ha. Otras áreas de dominio público corresponden a las fracciones donde se asientan edificios escolares, el Museo Sarmiento, la Policía de la Provincia de Buenos Aires, la sala y centro de salud y pequeñas parcelas cedidas dentro de loteos realizados a lo largo del tiempo. Propiedad privada Más del 86% de la superficie de la primera sección de islas corresponde al dominio privado. Tipologías de subdivisión del suelo. Cabe acotar que del estudio de los planos de Catastro se desprende la existencia de distintas tipologías de subdivisión del suelo. Estas son: - Fracciones indivisas: Son territorios que no consignan subdivisión catastral, están ubicados en el borde Este y Noreste de la sección 1ª, y se presume que son de dominio público, como se indicó anteriormente. Suman alrededor del 10% de la superficie de las islas. - Grandes fracciones: Esta categoría agrupa parcelas de superficie mayor a las 5ha Ocupan mayoritariamente los centros de las islas, dado que los bordes costeros han sido parcelados en muchos casos. El territorio afectado en esta categoría, ocupa aproximadamente 12.000ha, lo que representa algo más del 50% de la superficie isleña. - Medianas fracciones: Esta categoría integra fracciones cuya superficie oscila entre los 1ha y 5ha. Este fraccionamiento ocupa una superficie aproximada a las 3190ha, que corresponde casi al 13,8% de la superficie total isleña. 73
  • - Pequeñas fracciones: esta categoría esta conformada por lotes menores a 1 ha. Del total de las parcelas que son 18278, 16.214 tienen una superficie menor a los 10.000m² que fija la norma. Representan el 15.4% de la superficie total. Están distribuidas con cierta concentración en el sector central y frente al continente. Plano 7. En este fraccionamiento, los lotes resultantes son frentistas a los cursos de agua y sus proporciones geométricas entre frente y fondo son variables de acuerdo a la particular localización del lote. En la mayoria de estas fracciones, el segmento territorial más próximo al curso de agua es ocupado con instalaciones y construcciones, dejándose el resto del terreno sin intervención antrópica. En el gráfico siguiente se refleja que más del 70% de las parcelas están entre 300 y 3000m² y representan el 9% de la superficie total de las islas. Plano 8. 60 50 PORCENTAJE 40 30 % de superficie sobre el área 20 10 TAMAÑO DE LA PARCELA EN M² 0 0a 0 0 0 0 0 0 0 0 0 300 1.00 3.0 0 0.00 0.00 0.00 0.00 0.00 0.00 0.00 7 1 0 .40 1 a 001 a 0 1 a 1 01 a 3 01 a 9 1 a 2 1 a 8 a 2.4 30 1. a2 3.0 10.0 30.0 0.00 0.00 .001 ayor 9 27 810 M Se detectaron de 86 sectores con tramas atípicas, las mismas importan una tipología similar a los loteos del continente generando muchos lotes sin frente de agua, sin embargo las construcciones de estas urbanizaciones se han consolidado mayoritariamente sobre los cursos de agua. Plano 9. Se adjunta en el apéndice las 84 fichas de los fraccionamientos atípicos donde constan los datos relevantes del parcelamiento y su ocupación de c/u. 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 2.5.2. Intensidad de ocupación Un análisis de la intensidad de ocupación del suelo permite observar que hay una notable concentración en el área de encuentro entre ríos Sarmiento, Capitán y Abra Vieja. También se advierte sobre un tramo del Río Luján cercano a su intersección con el Río Sarmiento. Plano 10 Respecto de las áreas que evidencian menor ocupación como es la zona del frente aluvional cercano al Río de la Plata (zona este de las islas), se destacan muy claramente los emprendimientos Santa Mónica e Isla del Este. En el sector oeste del territorio isleño hay una ocupación homogénea con rangos menores de superficie (100m2). En el Plano 11 se están consigna la superficie cubierta construida, y se la grafica sobre la parcela considerando 8 rangos. Esto permite observar que existen numerosos sectores que se ubican dentro de los rangos de mayor superficie construida a pesar de encontrarse en la zona aluvional frontal (sector este) donde, desde el punto de vista ambiental, se requiere un nivel de protección mayor. En el mismo plano se puede notar que existen muchas parcelas que no poseen contrucciones o son menores a 25m2 (están graficada en blanco). Si se analiza el factor de ocupación total (FOT) que se da en este territorio insular, Plano 12, nuevamente se advierte la concentración de ocupación en los frentes de los ríos Sarmiento, Capitán y Abra Vieja, así como un sector sobre el Río Lujan (entre 0,01 y 0,1), mientras que la mayoría del territorio no llega a 0,01.La excepción son los emprendimientos ya mencionados. Si se considera la cantidad de parcelas en relación a los rangos de FOT considerados, se obtiene el siguiente cuadro. De todo lo contruido en las islas, hay que tener en cuenta que el Municipio, ha detectado más de 800.000m2 de construcciones ilegales sobre un total de 18.278 parcelas. 78
  • 79
  • 80
  • 81
  • 2.5.3 Uso de Suelo Para la elaboración del plano N° de Uso de Suelo se contó con un plano base suministrado por la División de Catastro del Municipio de Tigre, elaborado por Aeroterra S.A. y un listado de establecimientos turísticos y comerciales. Dicha información se complemento con investigaciones realizadas por Consultores integrantes de F&A. Cabe mencionar que las categorías utilizadas por Aeroterra S. A. para el catastro difirieren con las categorías usadas para la realización del plano definitivo. Se adjunta ambas categorizaciones las cuales se busco compatibilizar para consolidar la información. Compatibilización de categorías AEROTERRA S.A. Categoría Comprende CONSULTORA F&A Categoría Baldío Vacante Vivienda Residencial Vivienda y Comercio Comercio Comprende Servicios Comercio Edificio Público Bomberos Prefectura Policía Vivienda Unifamiliar Vivienda Multifamiliar Despensa Proveeduría Venta de combustible Bar / Restaurant Cabañas Camping Hostería Hotel Recreo Educativo Deportivo Cultural Escuela Club de Futbol Museo Centro Cultural Religioso Sanitario Iglesia Centro de Salud Sala de 1eros aux. Seguridad Bomberos Policía Prefectura Escuela Escuela Equipamiento Iglesia Iglesia Industria Otros 82 Astillero Club de futbol Centro Cultural Camping Producción Astillero Explotación forestal Esta categoría se disgrego, relocalizando según su Uso.
  • Metodología Aplicada para cada categoría Vacante: forman parte todas aquellas parcelas que su superficie construida cubierta es menor a 25 m2 y que no forman parte de ningún establecimiento de servicio ni de producción. Residencial: son todas aquellas parcelas que no forman parte de ninguna de las demás categorías. Comercio: al listado del Municipio se complementó con información propia y se localizaron las parcelas.Esto dejó en evidencia la excesiva cantidad de parcelas destinada para tal fin no pudiéndose encontrar la veracidad de las mismas. Dichas parcelas no verificadas pasaron a formar parte de la categoría "Residencial" Producción: fue establecida gracias a la imagen satelital, ubicando los astilleros y las producciones forestales y demás. Dichas actividades no se encontraban explícitamente en la categoría "Industria". Se ha dado el caso en que una parcela de considerable magnitud posee actividad forestal y a su vez se encuentra ubicada una iglesia, quedando catalogada como "producción". Servicios: se realizó un relevamiento por Internet de numerosos portales que publican las ofertas turísticas (hoteles, recreos, etc.) que se encuentran en la zona en estudio. Se compararon ambos listados, el provisto por el Municipio de establecimientos turísticos y el recabado por la Consultora y se identificaron las diferencias en cuanto a cantidad y sus respectivas ubicaciones. Estas diferencias fueron saldadas en función de la información que brindan las páginas web de numerosos establecimientos que definen su localización por medio de mapas y/o coordenadas. Para las ubicaciones dudosas se examinó atentamente la imagen satelital y comparándola con fotos de la web se llegó a una ubicación con muy poco grado de indeterminación. Equipamiento: no se hallaron complicaciones con respecto a las ubicaciones dadas por los consultores como por el Municipio, exceptuando un lugar de culto y una escuela que no se hallaba en el listado municipal. En terminos generales, la distribución de las actividades o usos en las islas sigue el siguiente patrón: el área central es la que reúne la mayor densidad de equipamiento y comercio y servicio acompañando la mayor densidad residencial, la actividad industrial se concentra en un sector de la margen norte del Río Luján y la forestal en casi todas las islas, menos en el area nueva. Plano 13 83
  • 84
  • 2.5.3.1. USO AGRÍCOLA. La explotación forestal y la industria de la madera constituyeron en el pasado la mayor fuente de empleos del Sector Islas. Su principal recurso lo constituyó el Monte Blanco, bosque silvestre habitado por especies de madera blanda, como ceibo, sauce, aliso, timbó, sarandí, sombra de toro, etc, que se empleaban como leña, para la construcción de cajones y para la elaboración de pasta de celulosa. El Monte fue talado hasta su agotamiento definitivo, y los albardones costeros donde habitaba fueron reforestados por salicáceas. La explotación del junco silvestre, junto a plantaciones de especies exóticas como el mimbre y el formio, arraigadas en el lugar a partir del siglo XIX, constituyeron otras actividades económicas de importancia. El mimbre fue introducido por Sarmiento y se adaptó muy bien al lugar, así como los frutales. La cestería derivada de estos cultivos constituyó en el pasado otra importante fuente de ocupación para los isleños. La producción frutícola vivió su máximo florecimiento en la década de 1940. A partir de entonces comenzó a decaer, prevaleciendo las ventajas comparativas de otras regiones del país, como San Pedro y el valle del Río Negro, en relación a la producción en las islas. Las tareas de forestación y explotación maderera reemplazaron a la producción frutícola. Hoy, se localizan en la Sección 1ª de las islas pequeños productores forestales de maderas de sauce y álamo, mimbreros, apicultores y algunos pocos productores frutícolas de cítricos y nuez pecán. La producción que caracterizó a las islas desde sus inicios ha decaído, así como su valoración por el continente. Presenta un alto nivel de informalidad, prevaleciendo el desarrollo familiar de pequeña escala. El Puerto de Frutos mueve 132.000 toneladas anuales de maderas producidas en la zona, correspondiendo el 60% a madera de sauce y el 40% restante a la de álamos (PROSAP, 2009). La actividad forestal tiene presencia en casi todas las islas, menos en las areas nuevas. La misma se presenta en dos modalidades: forestación comercial a zanja abierta o forestación comercial endicada y por otro lado, aparece la forestación sin manejo como resabios de una actividad que fué más dinámica. Su distribución registra una leve diferencia con más intensidad en una franja central que las atraviesa de norte a sur tal como se muestra en el Plano 14. 2.5.3.2 INDUSTRIAS Y ARTESANÍAS. Artesanías derivadas del tejido de fibras de mimbre y formio, dieron origen a la manufactura de canastos, utilizados en ese período como recipiente y medida para el transporte y/o venta a granel de distintos productos de la zona, como las frutas. La comercialización fraccionada de 85
  • algunos frutos demandó la fabricación de cajones, realizados en sauce, que constituyó otra actividad asociada a la producción agrícola en las islas. 86
  • Debe sumarse a estas actividades la fabricación en el Delta de muebles utilitarios, como bancos con asiento tejido en junco y sillones de mimbre. Nobles y sencillos, equiparon como productos “standard” de bajo costo, cocinas y patios de viviendas argentinas hasta la segunda mitad del siglo pasado, constituyendo durante años una artesanía de producción masiva. La plantación de frutales en las islas atrajo a la zona grandes fábricas de alimentos, como “Tigre Packing”, productora de duraznos en almíbar marca “Tigre” y Noel Hnos, de los dulces y golosinas “Noel”. Se instalaron también varias plantas de elaboración de sidra y de mermeladas (Leonardo Fernández, 2002). En 1938 comienza a funcionar en su actual ubicación el Mercado de Frutos del Puerto de Tigre, importante punto de comercio de la producción isleña y simultáneo atractivo turístico. Tradicionalmente, allí se compraban productos artesanales en mimbre y madera producidos en la zona. En la actualidad, se siguen vendiendo en ese lugar artesanías en mimbre, ratán y madera, pero producidas en Oriente. La actividad industrial más importante que ha permanecido son los astilleros que se ubican al sur de las islas en la margen izquierda del Río Luján tal como se indica en el Plano 14. Según el Plano de Uso de Suelo entregado por el Municipio, se trata de 8 instalaciones, con una superficie cubierta de 1090m2 y semicubierta de 1061m2, totalizando 2151m2 construidos, las mismas ocupan 45 parcelas, con una superficie de 134.052m2. 2.5.3.3. RESIDENCIAL El modelo residencial tradicional, constituido por una parcela agrícola o forestal con una vivienda unifamiliar palafítica emplazada sobre el albardón costero, se fue modificando en la misma medida que esas actividades decrecían y aumentaba el turismo de fin de semana. La demanda de viviendas con ese fin estimuló la subdivisión de las quintas y chacras en forma de loteos especulativos, muchos todavía vacíos, cuyas dimensiones no cumplen con las regulaciones establecidas por la ley 8912 de la Provincia de Buenos Aires. En el Plano 15 se indican las dos tipologías de urbanización dominantes, destinadas a sectores medios y medio-altos respectivamente, cuyas principales características se enuncian a continuación: - Urbanización en Pequeñas Fracciones: En esta categoría se incluyen urbanizaciones con subdivisión del suelo en fracciones no mayores a los 2.000 m2 c/u. La mayoría de los frentes de los lotes no tienen su frente sobre los principales cursos de agua, sino 87
  • - 88
  • sobre pequeños cursos laterales. Se localizan principalmente en el cuadrante sur, en ubicación relativamente próxima al continente. Estas urbanizaciones ocupan una superficie próxima a las 1.600ha, que corresponde aproximadamente al 8% de la superficie total, registrando en general un bajo nivel de consolidación, como se verá mas adelante. - Urbanizaciones Especiales (Barrios Náuticos): Son emprendimientos relativamente nuevos, que generalmente comprenden equipamientos, infraestructuras y movimientos de suelo importantes, acompañados con la apertura de cursos y espejos de agua generando marinas y amarras privadas. Están dirigidos a sectores de ingresos altos o medio-altos y ofrecen comodidades relacionadas con la actividad náutica. No se diferencian de las urbanizaciones ya señaladas por el tamaño de las parcelas, que son similares, sino por su gran escala territorial, su oferta más sofisticada de servicios, y grandes movimientos de suelo, rellenando por encima de la cota de máxima creciente en sectores y produciendo nuevas aguas en otros. Ocupan una superficie total de aproximadamente 450ha, correspondiendo al 2% de la sección islas, porcentaje nada desdeñable teniendo en cuenta su reciente aparición y las tendencias emergentes observadas. El barrio Colony Park, actualmente en construcción, puede ejemplificar a las mismas. La alteración de los cauces de ríos y arroyos por los intensos dragados y rellenos característicos en la mayoría de estos emprendimientos, sumada a la defensa de sus costas mediante albardones compuestos por tablestacados superpuestos, perjudican el escurrimiento y flujo natural de las aguas. Al impedir el régimen habitual de inundación de los humedales, trasladarán las crecientes a sectores no afectados por ese fenómeno en la actualidad y producucirán mayor erosión en las costas. Por otra parte, la desaparición de playas y juncales en las orillas, que moderan los repuntes, afectará la práctica deportiva del remo. A continuación se hace una breve descripción de los principales emprendimientos realizados y/o en ejecución que permitirá evaluar la envergadura de los mismos: - Isla del Este: Ubicada en canal del Este, entre Urión y Río de la Plata, sus lotes oscilan entre 600 y 2500m2. Se ha generado un gran espejo circular de agua en el centro de la urbanización, de 8 metros de profundidad, bordeado pr una playa contínua, y se ha 89
  • elevado el nivel de los terrenos hasta alcanzar la cota 4,60m. (la máxima creciente histórica llegó a la cota 3,55m en 1928). Más allá de los equipamientos náuticos propuestos, consistentes en amarras privadas, lago central para deportes náuticos como surf y ski a vela, etc, ofrecen tendido de luz y agua corriente y mencionan en las visitas de venta la existencia de plantas de tratamiento de efluentes cloacales. Para su promoción comercial se utiliza el slogan: “En medio de la nada, todo”. Actualmente se encuentra medianamente consolidado. - Country Isla Santa Mónica: Ubicado en próximidad a la desembocadura del Río San Antonio, también ha generado un gran espejo de agua, en el que se han instalado marinas. Ocupa una superficie de 36ha, en el cual se ubican 83 lotes de 1000m2 c/u. El terreno ha sido rellenado hasta la cota +5.00m. No hay mención acerca del tratamiento de sus efluentes cloacales. Actualmente se encuentra consolidado - Colony Park Marinas, Isla Privada: Gran emprendimiento con una extensión aproximada de 300ha. Se se está refulando para elevar la cota de los terrenos, protegiendo su borde por dos tablestacados superpuestos de hormigón armado. Como consecuencia del movimiento de suelos se han generado lagunas interiores, aunque se plantea como un emprendimiento respetuoso del medio ambiente. Se indica que los lotes contarán con agua potable y el barrio poseerá una planta de tratamiento para efluentes cloacales. Actualmente se encuentra en construcción la primera etapa. Desarrollo Colony Park Marinas Isla Privada. Fuente Colony Park 90
  • - Marina Serena: Esta urbanización está ubicada entre el Arroyo Caraguatá y el Carapachay. Ocupa en una primera etapa, una superficie de 7 hectáreas en la cual se localizarán 36 lotes de 1000m2. Contará con seguridad las 24 horas y tendrá club house con restaurante, gimnasio, sauna, salón de usos múltiples y piscina. El área deportiva proyectada tendrá jaulas de golf, canchas de tenis, fútbol y vóley, gimnasio, sauna y amarradero, telefonía. No hay mención acerca del tratamiento de sus efluentes cloacales. Se encuentra en proceso de comercialización, sin haber comenzado su construcción - Bajos del Paraná: Ubicado en la confluencia del Paraná de las Palmas y canal Honda, no se tienen datos acerca de las infraestructuras a implementar. De acuerdo a sus desarrolladores, se trata de “Un Complejo Náutico con estilo y diseño para exigentes, un espacio único para disfrutar el Delta y su naturaleza con el confort y la seguridad que busca un navegante. La infraestructura y los servicios que ofrecerá el complejo fueron delineados por nautas, asegurando de esta manera las mejores prestaciones para vivir agradables momentos”. Actualmente se encuentra en proceso de comercialización y construcción - Dos Ríos: Este emprendimiento merece especial mención, dado que en el mismo se disponen sobre las dos riberas lotes de 1ha cada uno, enmarcando una reserva natural interior que preserva las características del humedal, a diferencia de los anteriores. Todo el desarrollo inmobiliario manifiesta un alto respeto por el ambiente deltaico y plantea una intervención en armonía con el mismo. Sin duda constituye una buena práctica como desarrollo, tanto en materia de ocupación territorial como de preservación del paisaje isleño y su cultura, resultando deseable su replicación. En el Apéndice se consignan en fichas las principales características de cada uno de estos emprendimientos. 2.5.3.4. TURISMO La actividad turística en Tigre es reconocida actualmente como actividad económica principal. Aprovecha para ello ventajas comparativas derivadas de su cercanía a la zona metropolitana y la posible afluencia de turistas, facilitada por la gran accesibilidad del AMBA a escala nacional e internacional. El área de islas no presenta acciones concretas del municipio para la promoción y fomento del turismo, salvo la difusión realizada por guías turísticos que se encuentran en los puestos de información turística del continente. Se ha elaborado un listado de restaurantes, recreos y sitios 91
  • con camas disponibles (hoteles, cabañas, hosterías y campings), según datos aportados por el Municipio y organismos privados. El total de establecimientos turísticos registrados en el Sector Islas, comprende 70 establecimientos. Plano 16 - 81 cabañas/hoteles - 42 restaurantes - 25 campings/recreos Las plazas de hoteles y hosterías comprenden 700 camas, registrándose en los últimos años un sensible incremento de sus índices de ocupación. Los establecimientos se ubican, en su mayoría, sobre los ríos Sarmiento, Capitán y San Antonio, distribuyéndose el resto sobre la ribera de ríos y arroyos de menor importancia. En los últimos años el rubro de hosterías y hoteles dió cabida a una oferta de servicios más sofisticada, ligada fundamentalmente al desarrollo de prácticas deportivas (piletas de natación, servicios náuticos, amarraderos, alquiler de motos, jet ski, wake borrad, etc), servicios de SPA vinculados a hotelería boutique, etc. 92
  • 93
  • Según datos de febrero del 2010 brindados por el Municipio: - La cantidad de turistas durante ese mes fue de 34.449 personas contra 50.098 del mismo mes del año 2009. Esto muestra una reducción del 31,2% del flujo de turismo en ese mes. - La misma situación se da en relación al flujo de turistas a recreos y restaurantes, en donde los valores bajaron un 14,6% en el flujo a recreos de un año al otro, y descendieron 24,2% en restaurantes. - Se observó un incremento en la ocupación hotelera, dado que la misma creció de 5049 a 5514 (un 9,2%) en igual mes de un año al otro. Las “mareas”, o sudestadas, tienen incidencias en las diferencias entre flujos turísticos. Durante febrero 2010 se produjeron 4 “mareas” que repercutieron en dificultades de acceso a recreos y restaurantes. Los turistas que habían realizado reservas anticipadas para pernoctar sin conocimiento de la evolución de las mareas, consumieron el servicio de la hotelería ya abonado, pero no se agregaron otros visitantes en la cantidad habitual. El porcentaje de ocupación hotelera cayó en un 13,7% por causas atribuíbles al mismo origen. Las plazas hoteleras pasaron de 490 en el 2009 a 707 en el 2010 (44,3%). Esto muestra una tendencia de incremento de las inversiones privadas en las islas, coincidente con estimaciones crecimiento realizadas por el mismo sector. El Producto Bruto de Turismo en el Delta de Tigre (incluyendo alojamiento, transporte y recreos) es de $35.000.000, según información del Municipio. Esta cifra sería en realidad mayor, ya que no incluye la facturación de los restaurantes y cabañas no registradas. Para la habilitación de estos establecimientos, son aplicables las mismas normas para el continente y las islas. Como consecuencia, existen condicionantes que hacen muy costosa las habilitaciones en islas, (como plantas de tratamiento de efluentes, o normas de construcción particulares, etc) que, por otra parte, no resguardan la particularidad de la zona y permiten también la edificación de obras que atentan contra el normal desarrollo del sistema del humedal. El desarrollo turístico, planificado y ambientalmente regulado, se presenta como una potencialidad de desarrollo económico regional. A partir del relevamiento de información disponible, brindada por el Municipio de Tigre, así como información recabada en páginas de Internet, reuniones informativas, y el Proyecto Desarrollo Sustentable del Delta Bonaerense elaborado por el PROSAP (de Agosto/09) y de la reunión mantenida con distintos funcionarios del Municipio de Tigre el 27 de Mayo 2010, surgen los 94
  • siguientes datos de relevancia para el análisis de propuestas económicas de un manejo integrado de los recursos del Delta Tigre. 2.5.3.5. EQUIPAMIENTO En el Plano 17 se indica la ubicación de equipamiento educativo, cultural, de salud, seguridad y culto, dentro del conjunto isleño correspondiente al partido de Tigre. EQUIPAMIENTO EDUCACIONAL Existen en la sección 6 establecimientos escolares públicos y uno privado, cuyas características particulares serán señaladas a partir de las respuestas a las consultas dirigidas a cada uno de los responsables (ver consulta). En el Plano 18 se han analizado los niveles de proximidad y cobertura de estos establecimientos, detectándose una eficiente distribución espacial de los mismos dentro del conjunto isleño, con radios de cobertura que oscilan entre los 2,5 a 4 km. Se puede observar además que en áreas escasamente consolidadas, como son las existentes entre los ríos Urión y de la Plata, la cobertura es menor, siendo mayores las distancias entre residencia y equipamiento escolar. Se adjunta un detalle de los mismos: Establecimientos Públicos Inicial 912 Río Sarmiento 350 4728-0425 EP 12 - ES 46 Río Sarmiento nº 402 (Paraje 3 Bocas) 4728-1893 EEM 12 Río Sarmiento ( 1° Sección) 4728-3211 12Inicial 913 Aº Espera y Gelvez 4728-0762 EP 8 - ES 45 Aº Espera y Gelvez (1° Sección) 4728-0762 Inicial 914 Río Lujan Cuartel Villa Irsa 03327-484266 EP 10 - ES 46 Río Lujan Cuartel Villa Irsa (1° Sección) 03327-484266 Inicial 928 Río Carapachay 4728-0393 EP13 - ES 46 Río Carapachay 4728-0393 Inicial 934 Canal Honda y Arroyon 4728-3029 EP 17 - ES 45 Canal Honda y Arroyon 4728-3029 Inicial 936 Aº Toro 561 4728-0993 EP 9 - ES 45 Aº Toro y Torito (1° Sección) 4728-0993 Arroyo Abra Vieja (1° sección) 155-742-7871 Establecimientos Privados Capilla Escuela La Concepción Inic./EP/ES 95
  • 96
  • La Provincia de Buenos Aires, responsable del área educativa primaria y secundaria en las islas, ha contratado servicios de lanchas colectivas que trasladan a alumnos y maestros hasta las escuelas distribuidas en el Delta. EQUIPAMIENTO CULTURAL El equipamiento cultural existente en la Sección es limitado y por su localización, está mayoritariamente concentrado en las proximidades del continente. La utilización de infraestructuras existentes vacantes o parcialmente empleadas podría revertir esta situación. A modo de ejemplo se puede señalar que las escuelas de Islas tienen una localización estratégica, con dispersión territorial amplia, instalaciones adecuadas y disponibilidad de uso, ya que el horario específico de las labores docentes es acotado a un turno. Analizar y acordar su factibilidad de uso para actividades culturales puede viabilizar las futuras estrategias culturales que se encaren. Un detalle del equipamiento cultural existente, es el siguiente: Museo Domingo Faustino Sarmiento Está ubicado sobre Río Sarmiento en la primera sección de islas, a escasa distancia de la estación fluvial (aproximadamente a 20 minutos de navegación), en la isla que Sarmiento denominara Prócida en recuerdo de la pequeña isla que enfrenta Nápoles, construyendo en la misma además un pequeño puente que denominara Rialto. En sus jardines y plantaciones se encuentran también valiosos ejemplares plantados por el mismo Sarmiento, como un gigantesco Timbú. La casa principal de madera, con techo de tejas, fue construída en 1855 mediante una ejecución que combinaba tirantes y entablonados. Declarada Monumento Histórico Nacional, fue protegida por un templete de vidrio. Constituye testimonio, además, de las primeras construcciones del Delta, con planta baja libre (hoy modificada) y nobles proporciones Vivienda de Domingo Faustino Sarmiento en su estado original. Planta y fotografía de época. 97
  • Posee salas de exposición dispuestas en los cuartos originales de la casa, en los que se aprecian muebles, objetos y libros del sanjuanino. En un pabellón anexo se ha instalado la Biblioteca Pública Paula Albarracín de Sarmiento. Es intención de las autoridades convertir al conjunto en un centro cultural, reforzando su dotación con un muelle apropiado a tal fin. Imagen del Museo Sarmiento Casa Museo del escritor Haroldo Conti Casa en la que habitara el gran escritor Haroldo Conti, desaparecido durante la dictadura militar, ha sido convertida por sus familiares en centro cultural con el auspicio del Municipio de Tigre. Concluidas las tareas de recuperación y puesta en valor de la residencia, se inauguró allí el Rincón del Escritor, biblioteca y espacio cultural abierto a la comunidad en 2009. Está situada a orillas del arroyo Gambado y fue declarada Patrimonio Histórico Cultural, por la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires. Casa de Haroldo Conti. 98 MADA. Casa TallerD’ Arienzo
  • Museo de Arte en el Delta Argentino (MADA) El Museo de Arte en el Delta Argentino, ubicado en el taller de Miguel Alfredo D`Arienzo, esta emplazado a orillas del Río Lujan, próximo a la desembocadura del Río Carapachay. Consiste en un conjunto de edificios independientes pero interconectados, destinados a taller, salas de exposición y casa habitación, que funcionan como una unidad. Se expone en sus salas la obra de Miguel D’Arienzo y en los jardines, esculturas diversas realizadas con ensamblajes de objetos encontrados en las islas, como maderas, troncos, chapas y hierros. Instituto Universitario Ortega y Gasset Es una organización privada dedicada principalmente a la formación de profesionales con desempeño en las administraciones públicas, del Poder Judicial y del Poder Legislativo y que también desarrolla actividades culturales específicas. Su sede se encuentra localizada sobre el arroyo Gallo Fiambre y Río Carapachay, en un edificio que originalmente fuera Convento Franciscano y posteriormente escuela de enseñanza de oficios, dirigida a la población local y gestionada por dicha orden secular. La construcción es obra del arquitecto italiano Virgilio Cestari, y se erigió en la primera década del siglo pasado. En el año 2003 comenzaron las obras de restauración para la instalación de la sede del Instituto Ortega y Gasset de Argentina. 99
  • EQUIPAMIENTO DE SALUD A nivel público, la Municipalidad de Tigre tiene dos establecimientos sanitarios en islas: el Centro de Salud Río Carapachay (localizado sobre el Rio Carapachay - 4728-0056), y el Centro de Salud de Río Capitán (ubicado sobre el Río Capitán y el Arroyo Toro - 4728-0525). Complementa el equipamiento sanitario una lancha ambulancia y un catamarán sanitario, dependen también del Municipio y recorren a diario los establecimientos educativos con médicos a bordo. Realizan atención primaria y control sanitario de los alumnos y sus familias, llevando el control sanitario de las poblaciones de riesgo. Las principales patologías son consecuencia de la ausencia de agua potable por red. A nivel privado existe un servicio de urgencias médicas náuticas, ofrecido por la empresa Deltamedic a sus asociados. EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD Dos instituciones se ocupan de la seguridad del sector y tienen presencia en las islas. Ellas son la Prefectura Naval Argentina y la Policía de la Provincia de Bs.As. Prefectura Naval Argentina El edificio principal de la Prefectura Naval en el Partido de Tigre se ubica sobre la margen izquierda del río Tigre, en su encuentro con el Luján. El edificio corresponde al ex Club Teutonia, donde también se encuentra el fondeadero de las embarcaciones de patrullaje. Sobre la calle Mitre, frente al edificio del Buenos Aires Rowing Club, están las oficinas locales de Prefectura, que atienden trámites administrativos y denuncias por incidentes en el río. Otras sedes de Prefectura están distribuídas en los ríos de la 1ª Sección. Policía de la Provincia de Buenos Aires La Policía de la Provincia de Buenos Aires mantiene presencia isleña mediante dos Comisarías que integran la Delegación Islas de la Comisaría de Tigre, ubicadas sobre la ribera del Paraná de las Palmas y del Río Carapachay EQUIPAMIENTO RELIGIOSO Culto Católico Existen en la Sección tres capillas de culto católico, las cuales no cuentan con sacerdotes residentes. Pertenecen al Obispado de San Isidro y para el oficio periódico del culto, dependen de la Parroquia de Nuestra Señora de Fátima, ubicada en Dique Lujan. Las capillas existentes constituyen centros misionales y son las siguientes: 100
  • - Capilla Nuestra Señora de Luján: Localizada en el arroyo Espera y A° Angostura. Fu e construida por los padres Franciscanos en 1920, y en 1958 fue restaurada y bendecida por Mons. Aguirre. - Capilla Oratorio Nuestra Señora de la Ternura: Ubicada en el Rio Sarmiento. Cumpliendo el deseo de la Sra. Adelaida Velázquez, en 1994 su hijo dona el terreno para una capilla - Capilla - Escuela La Concepción: Ubicada en el arroyo Abra Vieja. A raíz de una donación se construye una escuela y capilla que comienza a funcionar en 1962. - Capilla Flotante Cristo Rey: Los restos existentes en la desembocadura Río Carapachay con el Paraná de Las Palmas, de lo que fue una Capilla Flotante llamada Cristo Rey constituyen un elemento histórico/turístico de interés por su curiosidad. La capilla, donada por el armador Alberto Dodero, durante la presidencia de Justo, fue botada en 1936. Originalmente tenía capacidad para 150 fieles, sacristía, comedor, cocina y cinco camarotes. Recorría el Delta dando misas, celebrando casamientos y otros oficios religiosos. Imágenes de la época muestran sus características y envergadura. 101
  • Otros Cultos La Dirección de Cultos de la Pcia de Bs. As., no tiene registro de la existencia de templos no católicos localizados en islas. En el territorio continental de Tigre están denunciados los siguientes, lo cual podría suponer la posibilidad de existencia de filiales insulares Asociacion Cristiana Evangelista Centro Espirita Hombres de Fe Culto Afrobrasilero Centro Espirita Reino de Oxala Ogum Iglesia Cristiana Evangelica Iglesia Cristiana Evangelica en Tigre Iglesia Evangelica Pentecostal "Templo El Lirio" Iglesia Evangelica Pentecostal El Buen Pastor Iglesia Evangelica Pentecostal Nueva Victoria en Cristo EQUIPAMIENTO COMERCIAL TERRESTRE Y FLOTANTE El comercio existente en el área de estudio, se caracteriza por su escaso tamaño, por localizarse en forma dispersa y no haber conformado alineamientos. En la actividad minorista, se pueden reconocer dos tipologías diferenciales considerando su infraestructura y área de captación: comercio con localización fija y comercio itinerante Comercios con instalaciones fijas Son múltiples los establecimientos comerciales de abastecimiento diario localizados sobre las márgenes de los principales arroyos y ríos en la 1° sección de en islas. Como se mencionó, todos tienen como denominador común su escaso tamaño y cierta y elemental diversidad de los productos comercializados. Puede decirse que se trata en general de pequeños comercios polirubros, de escala familiar, gran parte de los cuales están asociados con otras ramas de actividad: venta de combustibles, viveros, recreos turísticos, etc El conjunto ellos define un patrón de localización relativamente equilibrado, es decir que su distribución territorial se manifiesta con características homogéneas, por lo que sus áreas potenciales de mercado tenderían a ser semejantes en extensión. Los vacíos de cobertura más acentuados se registran sobre el cuadrante Este. No se ha detectado en las islas la presencia de grandes o medianas superficies comerciales, aunque si de otro tipo de comercios, por fuera de los destinados al abastecimiento diario. Un 102
  • detalle de los mismos se encuentra reflejado en las guías de servicios de amplia difusión en el Delta 1y cuyo detalle es el siguiente RAMA DE ACTIVIDAD Ramos generales Ferreterías Panaderías Herrería Viveros Aserraderos NOMBRE ESTABLEC. DIRECCION Mangrullo Lo de Matías La Catalina Costa Mosquito Lucas Montiel Fe y Sacrificio Quinta Mirasol Las Angélicas Sonia Sandra Villa Mónica Los Negritos Rio Capitán 58 A° Estudiantes y Felicaria 3 Bocas y Abra Vieja Rio Carapachay 94 Canal Seoane (ex5) Rio Sarmiento 213 Arroyo Blanco Canal Seoane (ex5) Rio Carapachay 123 A°Abra Vieja 399 A° Felicarita- Quinta Lola A° Espera 344 Río Carapachay 141 Comercios Itinerantes Las denominadas “lanchas almaceneras”, constituyen establecimientos comerciales, montados sobre embarcaciones adaptadas a tal fin, que admiten una carga de entre 8 y 9 toneladas cada una. Definen la segunda categoría, correspondiente al comercio itinerante. Son 15 las embarcaciones que realizan recorridos regulares de abastecimiento en las islas de Tigre, con base de operaciones y fondeaderos localizados en el Puerto de Frutos, moviendo una carga total estimada de 8,5 toneladas semanales, o 33.240 toneladas por año, 8 de ellas están identificadas NOMBRE EMBARCACION La Negrita Ondimar Nilda Alicia Sublime III Madreselva Carmencita Anita Juan y Juan 1 Revista La Isla N° 100- Agosto 2010 103 CONTACTO 47456410 1551452967 1554709382 47496775
  • Estas embarcaciones tienen recorridos con horarios fijos por los principales ríos y arroyos todos los días, lo cual hace previsible su servicio para su clientela. Se detienen en los muelles a requerimiento de los compradores, abasteciendo no solo productos alimenticios, sino también un cúmulo de elementos de uso diario (artículos de limpieza, combustibles, algunas especialidades medicinales elementales, etc). Por su movilidad, tienen un área de cobertura más extensa que los comercios fijos, constituyendo además un atractivo turístico por su singularidad. Las lanchas almacén son el tercer rubro en importancia del movimiento total del Puerto de Frutos de Tigre, moviendo anualmente 33.240 toneladas de carga sobre un total de 221.044, aproximadamente el 15% (PROSAP, 2009). 104
  • 2.5.3.5. ÁREAS DE RESERVA MUNICIPIO DE TIGRE. Bajo jurisdicción del Municipio se encuentra un Área de Reserva ubicada en el sector norte del Delta con una superficie de 6,4ha. Ver plano que se presenta a continuación. 2.6. INFRAESTRUCTURA 2.6.1. RED DE ENERGÍA ELÉCTRICA El servicio de provisión de electricidad es prestado por la empresa Edenor. La red eléctrica de media tensión (13,5KV) tiene una cobertura casi total de los frentes de los principales ríos y arroyos en la primera sección de islas y cubre las actuales necesidades locales de energía. Su tendido se desarrolla en forma perimetral a cada una de las islas, como puede observarse en el Plano 19. Sin embargo, se producen discontinuidades en la red, generalmente en coincidencia con frentes ribereños muy discontínuos o en áreas que registran edificación muy dispersa. Estos sitios deficitarios surgen al comparar los frentes consolidados (Plano 20) con la red de tendido eléctrico. Podemos observar que los déficits de cobertura principales están localizados en la franja media central del la 1° Sección, y también e n el cuadrante Este de la misma, 105
  • 106
  • específicamente en la zona comprendida entre el río Urión, el canal Emilio Mitre y el Río de la Plata, área caracterizada por la existencia de edificación dispersa. De la lectura del mismo plano surge que no cuentan con aprovisionamiento directo de media tensión más del 60% de los frentes ribereños con edificación dispersa. 2.6.2. RED DE ALUMBRADO PÚBLICO Tiene una cobertura casi total de los frentes de los principales ríos y arroyos en la primera sección de islas, aunque se limita a la iluminación de embarcaderos. Su tendido se desarrolla en forma perimetral a cada una de las islas, como puede observarse en el Plano 19. Se producen discontinuidades en la red en coincidencia con frentes ribereños discontínuos y áreas de edificación muy dispersa. 2.6.3. SANEAMIENTO No existe en las islas una infraestructura sanitaria centralizada: no habiendo provisión de agua potable en red ni red de evacuación de líquidos cloacales. La potabilización del agua en edificios reservados al uso público como escuelas, unidades sanitarias, conjuntos turísticos o habitacionales se realiza a partir de sistemas de tratamientos de potabilización individuales. La mayoría de las viviendas captan agua directamente del río, sometiendo a la misma a procesos de decantación e incorporación de cloro para su uso doméstico. Los sectores de menores recursos la utilizan también como agua potable. En cuanto a los desagües cloacales, no existiendo colectoras, los efluentes son derivados en general al tratamiento por cámara séptica y posterior pozo absorbente. Cuando la capilaridad de los mismos se reduce por impermeabilización, se realiza volcamiento directo de las aguas grises a los cursos de agua, incidiendo negativamente en su calidad. Esta causa incide negativamente en la calidad de las aguas interiores, indicando la presencia de coli fecales en los cursos de agua (Del Giúdice, 2002). Los valores de contaminación se consignan en el APENDICE. 2.6.4. PLANTAS DE TRATAMIENTO DE EFLUENTES Respecto a plantas de tratamiento para los efluentes cloacales en las sislas, son escasas las referencias a su existencia y contados los complejos recreativos y hoteleros que manifiestan poseerlas. 107
  • 2.6.5. INFRAESTRUCTURAS SANITARIAS PROYECTADAS Estimación de la demanda El Partido de Tigre corresponde al área originalmente atendida por OSN, y que fuera concesionada primero a la empresa Aguas Argentinas (AA) en 1993, y luego a la empresa nacional Agua y Saneamiento Argentino S.A. (AYSA). En 1998 se dotó a la zona de la Planta Depuradora Norte con capacidad para atender a 540.000 habitantes. Actualmente se prevé la ampliación de esta planta. Las nuevas conexiones domiciliarias de agua realizadas por AYSA S.A. entre el año 2006 y septiembre del 2009, ascienden a 2.200 para Tigre. Respecto a nuevas conexiones domiciliarias de cloacas realizadas por AYSA S.A. entre el año 2006 y septiembre del 2009, corresponden a Tigre un total de 1930. La población total de Tigre era, según el censo de 1991, de 257.228 habitantes, alcanzando en el 2001, a 301.223 habitantes, correspondiendo 295.189 a la población continental y 5.034 a las islas. Se observa en ese cuadro de población del punto 2.3.1, un crecimiento intercensal 1991 y 2001 del 17,1% para el total del partido, mientras, las Islas muestran un incremento del orden del 58,9%. Realizando una estimación conservadora, con la misma tasa de crecimiento, puede afirmarse que actualmente la población total del Municipio alcanzaría a alrededor de 350.500 habitantes2 y las Islas a los 9.000 habitantes estables. Con la misma tendencia se tendrían 422.000 habitantes totales para el año 2020, de los cuales 16.200 se ubicarían en las Islas. Estas estimaciones dan como resultado una participación cada vez mayor de la población de Islas en el total municipal, pasando de un 1,6% en el 2001, a 2,5% en 2010 y a 3,8% en el 2020, acorde con una tendencia de ocupación actual con barrios y clubes náuticos. En el Capítulo Análisis de la situación Catastral del presente Estudio, se han identificado distintos desarrollos en ejecución en la zona de las islas. Si se estima a diez años un total de aproximadamente 600 lotes/amarras/cabañas, con una ocupación del 70%, es decir 420 y considerando un módulo de 3,8hab/vivienda, se tendría una población del orden de los 2280 habitantes. Considerando la población de Islas al 2010 de 9. 000 habitantes estables se tendría una necesidad de consumo de agua de aproximadamente 2.250m3/día y un aporte cloacal de 2 La proyección de INDEC para 2010 indica3 45.970 habitantes. Estimaciones de población total por departamento y año calendario-Período 2001-2010 –INDEC N° 34 Serie análisis demográfico 108
  • 1800 m3/día, incluyendo en el valor per cápita un consumo extra de equipamientos, clubes y recreos. La demanda en al año 2020, según estas estimaciones, sería de 16.200 habitantes demandando un abastecimiento de 4.860m3/día y un aporte cloacal de 3.888m3/día, incluyendo además del equipamiento general de las islas- mencionado anteriormente-, el equipamiento específico, Club-House, Spa, piscinas, restaurantes, lavado de buques, etc, de los nuevos Barrios Náuticos, ya en funcionamiento. Calidad y Estado de los Cuerpos Receptores Entre las principales amenazas ambientales que enfrenta la región del Delta, se encuentra la contaminación de sus cursos de agua. Cabe señalar que la contaminación es una alteración negativa del estado natural del medio ambiente generada por la actividad humana. Para que exista, la sustancia contaminante deberá estar en cantidad relativa suficiente para provocar un desequilibrio. Esta cantidad relativa puede expresarse como la masa de la sustancia introducida en relación con la masa o el volumen del medio receptor de la misma. Este cociente recibe el nombre de “concentración”. Los agentes líquidos de contaminación que dañan el agua provocando la muerte de diversas especies acuáticas, incluyen las aguas negras o servidas provenientes de desagües cloacales, los desechos industriales, los agroquímicos y los derrames de combustibles derivados del petróleo. A esta contaminación se agrega la provocada por desechos sólidos con inadecuada recolección y disposición final. Río Paraná Tiene una longitud de 3.940km y un caudal medio de 15000m3/s, a la altura de la ciudad de Rosario. Al desembocar en el Río de la Plata (considerando todos los brazos de su delta), su caudal es de 17.000m3/s. Sólo este gran caudal del río y su capacidad de autodepuración han evitado hasta el momento mayores consecuencias derivadas del vuelco de efluentes, sobre todo en el frente costero del eje fluvial industrial Rosario-Buenos Aires. El Curso inferior del río (comprende sus últimos 298km, desde la ciudad de Diamante hasta su desembocadura en el río de la Plata), es coincidente con el área en estudio. El Paraná de las Palmas recibe voluminosos desechos industriales, descargas cloacales y agrotóxicos del tramo citado, que se corresponde con la zona más poblada y desarrollada del país. Este tramo el de mayor navegación, y sobre sus riberas se disponen gran cantidad de puertos y áreas industriales. Sus principales afluentes son Carcarañá y Luján por la margen derecha y Victoria y Gualeguay por la izquierda. 109
  • Sobre el Paraná de Las Palmas, que forma el límite norte del Partido de Tigre, se está construyendo una importante Planta de Potabilización de Agua para abastecer a 900.000 habitantes de la zona Norte y Oeste del Gran Buenos Aires. Esta Planta cuenta con capacidad para la venta de agua en bloque para emprendimientos inmobiliarios actuales y futuros. Las características de esta instalación se describen más adelante. Río Luján Es afluente por la márgen derecha del río Paraná. Las características de su cuenca son las típicas de los cursos de llanura, con cauces serpenteantes, escurrimiento lento y amplios valles de inundación, como consecuencia de las escasas pendientes3. La creación del Comité B de la Cuenca del Río Lujan, se dispuso por Resolución de la Autoridad del Agua N° 272/08, aún no convalidada. Dicho comit é está integrado por municipios que conforman su cuenca inferior: Moreno, J C Paz, Malvinas, Escobar, Gral. Rodriguez, Pilar y Tigre. Contar con un registro actualizado de los distintos parámetros de calidad de agua a lo largo del Río Luján es uno de los principales objetivos de ese Comité. Hasta la creación del mismo, los Municipios solo poseían análisis de vuelcos puntuales. En virtud de un convenio con el INA, se ha iniciado un relevamiento de la calidad del agua y de los sedimentos en los puntos más significativos (Inicio de muestreos 08/2004 y finalización del mismo 02/2005). Las estaciones de muestreo para análisis de calidad del agua sobre el Río Luján son 12. Se presenta un Cuadro resumen de los valores del índice de Calidad del Agua (Berón, 1984) para los tres muestreos efectuados en el marco del Comité. El ICA varía entre 0 = contaminación muy elevada y 10 = ausencia de contaminación. Utiliza información de las siguientes variables: temperatura; oxígeno disuelto; DBO5; cloruros y nitrógeno amoniacal. 3 Comité Cuenca Río Luján - Convenio INA – Municipalidad de Luján- Autor: Lic. Aníbal Sánchez Caro. Director de Bromatología y Medio Ambiente, Municipalidad de Luján. Presidente del Comité Regional A. http://www.cima.org.ar/propuestasambientales.htm 110
  • Hacia la cuenca inferior se aprecia un ICA de valores aceptables. El índice varió entre 4,8 y 8,1; lo que se interpreta como contaminación moderada, y es posible asociarla a descargas localizadas. El parámetro oxígeno disuelto fue uno de los que más variación espacial evidenció: el nivel disminuyó progresivamente desde 7,2mg/L en la cabecera de cuenca hasta 2,5mg/L en la zona más industrializada, para luego recuperarse donde comienza la influencia de las aguas del Paraná-Plata. Cadmio total mg/l 0,0015* (4) 0,0015 Tabla 1-Calidad del agua del Río Luján (Tramo inferior)- Período Agosto 2004-Mayo 2005 (1) Zinc total mg/l 0,023-0,072 0,048 Río Luján Puente Ruta Nacional N° 9, Partidomg/lEsc obar (Latitud Sur: 34° 17’ 54,5''; 0,014 de Longitud Cobre total 0,010-0,093 Oeste: 58° 52' 54,2'') Cromo total Parámetro Mercurio total mg/l Unidad µg/l Plomo total Temperatura 0,0075*-0,025 0,0075 Período Agosto 2004-Mayo 2005 0,15*-0,50 Rango 0,27 Mediana mg/l ° C 0,015* (4) 16,4-27,0 0,015 20,7 Níquel total pH mg/l Unidades de pH 0,009*-0,029 6,90-8,00 0,009 7,64 Oxígeno disuelto mg/l 1,3-2,8 1,5 Nitrógeno de nitritos mg/l 0,008-1,200 0,180 Nitrógeno de nitratos mg/l 0,07-1,40 0,17 Nitrógeno amoniacal mg/l 1,8-6,2 3,5 Nitrógeno total Kjeldahl mg/l 3,6-9,6 5,7 Demanda bioquímica de oxígeno (2) mg/l 5-11 8 Hidrocarburos totales mg/l 0,3*-1,2 0,6 Sustancias fenólicas mg/l 0,0005*-0,001 0,0005 Bacterias coliformes totales UFC/100 ml (3) 4500-6000 4500 Bacterias coliformes fecales UFC/100 ml (3) 2500-2750 2625 111
  • El tramo superior se corresponde con áreas de menor densidad poblacional y con actividades económicas esencialmente de tipo agropecuario; en los tramos subsiguientes se registran mayores densidades poblacionales y una intensificación de las actividades industriales, actuando el curso como receptor de líquidos residuales, de origen cloacal e industrial, crudos o con tratamiento insuficiente, con aportes contaminantes de naturaleza orgánica e inorgánica. El tramo inferior, en el que se produce un cambio de rumbo hacia el SE, el río recibe aportes contaminantes significativos directamente sobre su curso y a través de sus tributarios, destacándose entre estos últimos el río Reconquista. Con el fin de presentar la condición del río Luján se contrastan datos de calidad de agua y sedimentos publicados en 2006 por el Centro de Tecnología del Uso del Agua, perteneciente al Instituto Nacional del Agua (Tabla 1), con niveles guía de referencia para fuente de provisión de agua para consumo humano con tratamiento convencional, protección de la vida acuática, uso para actividades agropecuarias y uso para recreación (Tabla 2). Los niveles guía constituyen pautas de calidad sustentadas en el conocimiento científico, resultante de estudios toxicológicos y ecotoxicológicos, que salvaguardan los componentes bióticos involucrados en los destinos o usos sustantivos asignables al agua ambiente. 4 Se aprecia que el río Luján registra el impacto adverso de la acción antrópica en todo su curso, lo que se manifiesta en la presencia de materia orgánica, que en términos de demanda bioquímica de oxígeno, excede los niveles guía de calidad de agua para todos los usos que se han evaluado, los que son: protección de la vida acuática, fuente de provisión de agua para consumo humano con tratamiento convencional, uso para actividades agropecuarias y uso para recreación humana. Este comportamiento se agudiza en su tramo inferior, lo que es coherente con la disminución progresiva de los tenores de oxígeno disuelto, cuyas medianas son francamente inferiores a los respectivos niveles guía de referencia para los fines antedichos, a partir de la última estación de muestreo del tramo medio. Las concentraciones de nitrógeno amoniacal y nitrógeno de nitritos también manifiestan el impacto antrópico sobre el río Luján pues exceden los niveles guía para protección de la vida acuática y uso para fuente de provisión de agua para consumo humano con tratamiento convencional.Los valores correspondientes a la presencia de bacterias coliformes, no sólo afectan las posibilidades de uso recreativo sino también la de uso para actividades agropecuarias e incluso para fuente de provisión de agua para consumo humano con tratamiento convencional. En algunas estaciones de muestreo, se ha detectado la presencia de 4 Países de la Cuenca del Plata de 1987 112
  • sustancias fenólicas y algunos metales pesados, no sólo en el agua sino también en los sedimentos, con valores que exceden los niveles guía para protección de la vida acuática. Tabla 2- Niveles guía de referencia para calidad de agua (1) Parámetro Unidad Fuente de provisión de agua p/ consumo humano con tratamiento convencional Oxígeno disuelto mg/l ≥5 ≥5 ≥4 ≥5 pH Unidades de pH 6,5-8,5 6,5-8,5 6,5-8,5 6,5-8,5 Demanda bioquímica de oxígeno mg/l ≤3 ≤3 ≤3 ≤3 Nitrógeno amoniacal mg/l ≤ 0,5 ≤ 0,02 (2) - - Nitrógeno de nitratos mg/l ≤ 10 - - - Nitrógeno de nitritos mg/l ≤ 0,1 ≤ 0,06 - - Bacterias coliformes totales NMP/100ml ≤ 5,0x10 3 - ≤ 1,0x10 - Bacterias coliformes fecales NMP/100ml ≤ 1,0x10 3 - - ≤ 200 Protección de la vida acuática Uso para actividades agropecuarias Uso para actividades recreativas con contacto directo 3 (1): Niveles guía de calidad de calidad propuestos por la Contraparte Técnica Argentina en la Segunda Reunión de Contrapartes Técnicas de los Países de la Cuenca del Plata (Referencia 4) (2): Como fracción no ionizada (3): Número Más Probable de Colonias de Microorganismos/100 ml La presencia apreciable de materia orgánica, medida a través de la demanda bioquímica de oxígeno, se registra en todo el curso del río Luján, superando los valores recomendados por los niveles guía de referencia, esto ocurre de manera más marcada en las dos últimas estaciones del tramo inferior. Esta excedencia también se manifiesta en los dos arroyos que dan origen al río Luján, siendo ligera en el A° Los Leones pero s ignificativa en el A° El Durazno. El río de Reconquista corre con rumbo dominante SO-NE, desembocando actualmente en el río Luján en la zona de Tigre. Posee una longitud de 82Km y drena una cuenca de 1738Km². Su caudal puede variar entre 1 a 3m3/s. Su tramo superior y medio, que corresponde al 60% de la cuenca, tiene características rurales, mientras que el 40% restante, perteneciente a su tramo 113
  • inferior. Un poco antes de la bifurcación se ha construido un canal aliviador que se utiliza como Pista Nacional de Remo y que tiene una capacidad de 200m³/seg. Presenta valores altos de contaminación orgánica. Es el segundo curso de agua más contaminado de la Argentina después del Riachuelo. Las aguas atraviesan 18 municipios bonaerenses y en su cuenca hay 12 mil industrias, entre ellas algunas papeleras, que afectan a 14 millones de personas5. El Comité del Río Reconquista fue ratificado por ley 12653, como ente autárquico, con capacidad para actuar en derecho público y privado, participando del mismo el Municipio de Tigre, junto con los de M. Paz. Merlo, Moreno, Gral. Rodríguez, Gral. Las Heras, Lujan, Malvinas Argentinas, Ituzaingó, Hurlingham, José C Paz, Morón, San Miguel, 3 de Febrero, Tigre, Vicente López, San Isidro y San Fernando. Expansión del Sistema de Agua Potable y Planta Potabilizadora El Partido de Tigre se ubica dentro del Area Norte de la concesión de servicios sanitarios a la Empresa AySA (Agua y Saneamiento). En la actualidad AySA abastece de agua potable a la Región Norte de la Concesión, desde la Planta Potabilizadora San Martín y la Batería de Pozos Pacheco. El crecimiento sustancial de la población que se ha registrado en los últimos años, principalmente en los Partidos de Tigre y San Fernando, aumentó significativamente la demanda de servicio de agua potable en la zona. Esta zona ha tenido durante los últimos años un importante desarrollo inmobiliario, con fuerte proyección futura, condición que limita y condiciona fuertemente el abastecimiento de agua subterránea, que se encuentra en el límite de los parámetros reconocidos como agua potable. Se decidió realizar la obra “Expansión del Sistema de Agua Potable a la zona norte del Gran Buenos Aires y Planta potabilizadora Paraná de las Palmas” para cubrir la demanda actual y futura de abastecimiento de agua potable en esos Partidos6. La expansión permitirá la incorporación de nuevos usuarios de los mismos partidos que actualmente se abastecen de pozos domiciliarios sin calidad controlada. El Sistema de Potabilización Área Norte comprende: Toma de agua en el Paraná de Las Palmas, Conducto en túnel que lleva el agua hacia la planta, Planta potabilizadora "Paraná de las Palmas" y Acueductos para el transporte de agua potable. Los trabajos incluyen la ejecución de la infraestructura necesaria para la distribución a los centros de consumo. El sistema se ha proyectado a los fines de reforzar y ampliar la cobertura actual de las redes de agua de los Municipios de San Fernando y Tigre así como para posibilitar la venta de agua “en bloque” a nuevas urbanizaciones y barrios cerrados que se localicen en éstos. 5 Asamblea Delta y Río de la Plata- Fundación ProTigre-2009 http://www.clarin.com/diario/2007/04/09/um/m-01396759.htm 6 AYSA, RESUMEN EJECUTIVO ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL -PLANTA POTABILIZADORA DE AGUA”PARANÁ DE LAS PALMAS - Partido de Tigre 114
  • Planta Potabilizadora Paraná de las Palmas La Planta Potabilizadora Paraná de las Palmas se emplaza en el predio sito en la Ruta 26 y calle Brasil, en la localidad de Dique Luján del Partido de Tigre y en un predio de 16ha. La planta potabilizadora "Juan Manuel de Rosas" se ha proyectado con capacidad máxima de 1.200.000m3/día de producción de agua potable a desarrollarse en dos etapas. Ubicación de Planta Potabilizadora Proyectada En la primera etapa se pondrán en marcha 3 módulos de tratamiento que producirán un caudal diario de agua tratada de 900.000m3. El abastecimiento de agua cruda en esta primera etapa se realizará desde una toma emplazada sobre el Río Luján. En la segunda etapa, se prevé la ampliación de la planta (4° módulo) para producir u n caudal máximo diario de 1.200.000m3, suficiente para cubrir la demanda de aproximadamente 2.5 millones de habitantes. En esta segunda etapa el abastecimiento de agua cruda se realizará desde una toma ubicada sobre el río Paraná de las Palmas. El proceso de tratamiento de la planta obedece a las características del agua cruda de la zona y adoptará el siguiente esquema: Coagulación – Floculación – Decantación – Filtración – Desinfección – Neutralización (Figuras 2 y 3). La construcción de la planta, fue iniciada en febrero de 2009. El plazo total de ejecución será de 36 meses Figura 2: Planta Potabilizadora Paraná de las Palmas 115
  • Las unidades principales de tratamiento, decantadores y filtros estarán contenidas en estructuras modulares para acompañar de forma simple las etapas de construcción. Los conductos a instalarse desde la toma hacia la planta y desde ésta hacia la distribución se construirán mediante tunelería dirigida, respetando las trazas de los viales de la zona. El plano de la Figura 3 muestra la disposición de los módulos de potabilización (piletas por las que se inicia el proceso de potabilización), la estación elevadora de entrada que toma el agua que viene desde el Paraná de las Palmas y la Estación Elevadora de Salida, que impulsa el agua potabilizada a través de los acueductos. También los edificios administrativos, el taller, las cisternas de barros y las bombas de cal. Estación de Bombeo de entrada a la Planta La Estación de bombeo de entrada es una construcción que introducirá el agua que proviene desde el Paraná de las Palmas (990.000m3 por día) para ser potabilizada en los módulos de potabilización de la planta. La estación posee 4 bombas que elevan un caudal de caudal de 2,86m3/s a una altura manométrica de 26m.c.a. La estación está realizada en hormigón, a través de la técnica de muro colado, y posee un caudal de diseño de 1.500.000m3 por día. Este volumen corresponde al caudal máximo futuro de la planta 1.200.000m3 por día, más una eventual derivación futura de agua cruda de la cámara de aspiración hacia otro establecimiento. Figura 3: Componentes de la Planta 116
  • Figura 4. Estación de Bombeo de Entrada a la Planta Estación Elevadora de Salida La Estación elevadora de salida es uno de los edificios íconos de la obra, con capacidad para 900.000m3 por día (Figura 5). Aloja dos funciones diferentes pero relacionadas, en dos naves paralelas, una para las bombas elevadoras y la otra para los variadores de velocidad que controlan a dichas bombas. Figura 5: La Estación de Bombeo de salida de la Planta Por su función, sus dimensiones y su ubicación es un edificio ícono de la obra. Para su construcción se tienen en cuenta algunos factores que van a condicionar su estructura, como la necesaria disipación térmica de las bombas y variadores, así como la aislación acústica de las fuentes de ruido alojadas. Las fachadas exteriores serán dobles, con cámara de aire entre dos muros, uno exterior y otro interior. Esta composición tiende a resolverdos aspectos que han sido mencionados: la aislación acústica, consecuencia de la doble pared y la cámara de aire, y la posibilidad de ingreso de aire a los interiores de las naves, circulando entre las dobles paredes. Los vanos y perforaciones en cada uno de estos dos muros están ubicados desfasados, a efectos de reducir la propagación sonora. 117
  • Toma sobre Paraná de las Palmas Para abastecer la planta con agua cruda se construirá una toma en el río Paraná de las Palmas, al Norte del Puerto de Escobar, con capacidad para captar hasta 1.500.000m3 por día (Figura 6). La toma será una estructura de Hormigón (Figura 7) Figura 6. Toma de agua Figura 7. Ubicación de Toma y conducto de impulsión hasta la Planta Potabilizadora Proyectada Transporte y Distribución El transporte del agua cruda hasta la Planta se realizará a través de un Túnel subterráneo de 3,60m de diámetro y 15km de extensión, con capacidad para transportar 900m3 por día. El túnel se construirá a 18m de profundidad a la altura de la toma y llegará a 22 metros a la altura de la planta. La distribución del agua potable hacia los centros de consumo se realizará a través de 3 118
  • acueductos: Dique Luján, Pacheco-Benavidez y Tigre Centro. Los conductos serán de acero de fundición de 1200mm de diámetro y tendrán una longitud total de 40km. Figura 10. Acueducto Dique Luján Acueducto Benavidez -Pacheco Su construcción se inició en agosto de 2009. Recorrerá las localidades Benavidez y El Talar del partido de Tigre. Consiste en una cañería de fundición dúctil de 1.200mm de diámetro, con una longitud aproximada de 17.000m y una capacidad de transporte de 150.000m3/día. La obra se realiza a cielo abierto, con tecnología de última generación. Este tramo permitirá también expandir el servicio del agua potable a Las Tunas y Don Torcuato, y liberar la capacidad de transporte para desarrollar la expansión en los partidos de San Martín, Tres de Febrero, Hurlingham, Ituzaingó y Morón. Los beneficiarios directos serán alrededor de 300 mil personas. Acueducto Benavídez 119
  • Acueducto Tigre Centro La construcción del acueducto Tigre - Centro de la planta potabilizadora Paraná de las Palmas se encuentra en ejecución. Este acueducto permitirá la expansión del servicio en el centro de Tigre, Dique Luján y Rincón de Milberg (Figura 11). Este conducto recorre las localidades de Benavidez, Rincón de Milberg y el centro de Tigre, y constará de una cañería de fundición dúctil de 1.200, 1.000 y 700mm de diámetro. El acueducto Tigre-Centro llevará el agua potabilizada de la planta hacia el centro de Tigre. Cabe recordar que se trata de la red troncal sobre la que se sustentará la ampliación de la red domiciliaria. Conclusiones De acuerdo al diagnóstico efectuado se observa que el incremento de urbanizaciones y de la ocupación poblacional en la primera sección de islas se encuentra en proceso de consolidación, acompañado por importantes proyectos de expansión de los sistemas de saneamiento básico. La provisión de agua de fuente superficial en cantidad y calidad adecuada tiene su contrapartida Figura 11: Acueducto Tigre Centro de 1200 metros de diámetro que recorre 17 kilómetros. en importantes aportes cloacales, estimados en un 80% de las dotaciones para consumo. En función de la legislación provincial de protección del medio ambiente en general y de cursos y espejos de agua, en particular, así como la normativa de regulación de vuelcos de efluentes hídricos, puede suponerse que los grandes emprendimientos inmobiliarios y barrios náuticos, contarán con sistemas internos de distribución de agua comprada en bloque a Aguas del Paraná de las Palmas, y con sistemas de depuración de efluentes adecuados. El problema de abastecimiento seguro y disposición correcta de efluentes clocales que hoy se verifica, subsistirá para las viviendas individuales y otros equipamientos aislados, ubicadas de manera 120
  • dispersa en el extenso territorio de las Islas. El Plan de Manejo deberá incluir algunas tipologías de solución para este último tipo de demanda y la recapitulación de normas aplicables a vuelcos cloacales en cursos superficiales, como guía de actuales y futuras localizaciones, tanto de tipo individual como colectivo. 2.6.6. RED DE COMUNICACIONES Los teléfonos fijos en la 1° Sección emplean tecnol ogía inalámbrica y la empresa prestadora es Telecom. La señal de telefonía celular cubre prácticamente toda el área y es el medio de comunicación más difundido y accesible para la población estable, sin embargo entre la demanda de los vecinos se registra insatifación en el servicio 2.6.7. SERVICIO DE RECOLECCIÓN DE RESIDUOS DOMICILIARIOS En enero de 2010, el Municipio de Tigre ha puesto en marcha un servicio de recolección de residuos domiciliarios en las islas del Delta de su partido. Siete (7) lanchas recolectan en muelles determinados la basura depositada en bolsas. A través de este sistema se ha verificado la existencia de aproximadamente 9000 domicilios usuarios. 2.7. PATRIMONIO ISLEÑO Debe señalarse que las islas poseen un considerable patrimonio ambiental, paisajístico, edilicio e histórico, que no está contemplado en la Ordenanza Nº 2987/08, por lo que requeriría un tratamiento especial. Se consignan algunos aspectos a considerar en relación a los valores Ambientales, Paisajísticos, Edilicios e Históricos. La preservación de los valores señalados redundaría en un incremento de nuevas actividades turísticas, ligadas a la protección de la naturaleza, el patrimonio cultural y su uso inteligente y sustentable. Manejadas con inteligencia, podrían constituir un circuito virtuoso que aproveche rasgos identitarios y singulares de Tigre para promover su desarrollo sustentable. Explotando su sabor particular para diferenciarlo del turismo global destructivo y anómico, generando mayores recursos y puestos de empleo. Deben elaborarse asimismo planes para difundir este patrimonio y manejar con inteligencia el Turismo en el Delta, incluyendo el cuidado del patrimonio local (a coordinar con la Agencia de Turismo de Tigre). 2.7.1. VALORES AMBIENTALES El humedal, con sus potencialidades como reservorio ambiental en proximidad a un área metropolitana de gran extensión y antropización, debe ser preservado como un conjunto integral 121
  • que abarque sus aguas, islas, fauna y flora. La creación de Áreas Protegidas por la Ley de la Nación Nº 22.351/80 permitiría proteger amplios sectores del Delta. Debe señalarse además que en 1991 se aprobó por Ley Nº 23.919 el Convenio relativo a Humedales de importancia Internacional (Ramsar, Irán, 1971), encuadrándose las islas de la 1ª Sección dentro de estas características. 2.7.2. VALORES PAISAJÍSTICOS Existe en las islas un valioso patrimonio paisajístico, en el que conviven rasgos del paisaje silvestre autóctono (pajonales, junqueras, pequeños restos de bosques silvestres) con otros característicos de la antropización (plantaciones en hilera de salicáceas, al tresbolillo de frutales, parquizaciones como la isla Noel, por ej.). Así también ámbitos caracterizados por una urbanidad verde infrecuente en el país, como canales abovedados por plantaciones, casi excavados entre albardones costeros, bordeados por sendas peatonales paralelas a su cauce, ritmadas cada tanto por la presencia de muelles, puentes y casas en palafito. En defensa de este paisaje característico del Delta, debería controlarse el oleaje generado por la navegación a motor, que actúa sobre las costas retrocediendo su línea y desmoronando albardones y árboles costeros, lo que demanda la prolongación permanente de los muelles. Muchos pobladores han utilizado tablestacas de madera en defensa de las costas (que llaman atajarepunte), alterando el borde natural constituido por playas y juncales. Las maderas empleadas, duras y resistentes al agua, se anclan al continente mediante tensores metálicos soportando el empuje de la tierra en la bajante. Estas defensas requieren mantenimientos periódicos al ser debilitadas por el constante oleaje. Se ha generalizado el empleo de defensas 122
  • “duras” sin mantenimiento, constituidas por pilotes hincados de hormigón o metal y paneles de cerramiento de placas premoldeadas en hormigón. Esta protección aumenta el “rebote” de las olas, afectando aún mas las orillas indefensas. Similares efectos provocan las defensas realizadas con escombros de pavimentos de hormigón o asfalto, que además desnaturalizan y degradan al sitio. 2.7.3. VALORES EDILICIOS Los primeros pobladores isleños recurrieron para sus construcciones a los materiales que ofrecía el Delta: tierra, paja, cañas y troncos de árboles. Aún hoy se encuentran en las islas ranchos similares a los de la pampa argentina, con paredes de adobe caleadas y techos actualizados de chapas de cinc, ligeramente elevados sobre el albardón. El empleo del muro construido con “chorizos” de paja embarrada, colocados sobre alambres horizontales que unían las maderas u horcones constitutivos de ese paramento, se completaba con una capa de barro o revoque en ambas caras. En ocasiones se colocaban sobre el “chorizo” tablas de madera o chapas de cinc. Bungalow . bun’ ga-low. Casa de campo de un piso con anchas galerías (Banga. Bengal) La atracción que el Delta produjo en las clases más pudientes y la prédica de quienes como lo un promovían nuevo Edén, introdujo en el continente y las islas de Tigre la construcción con materiales más nobles. Inspiradas en modas e ismos europeos, las casas hacen uso de la infaltable escalinata para acceder a la planta noble, y ubican en un piso superior los dormitorios. El despliegue ornamental se completaba con techos el continente como en las islas, de inspiración nórdica, con fuertes pendientes y abundancia de limahoyas, castilletes y pináculos, rematados con cresterías. Una fuerte simetría acompañaba el diseño que a veces se quebraba ex profeso. Las viviendas tenían muros con estructura de madera, que se completaba con mampostería a la vista entre las piezas estructurales (“pan de bois”). 123
  • Las dificultades para levantar construcciones mas sofisticadas en lugares alejados, sumadas a la escasez de artesanos, impulsaron la importación de viviendas prefabricadas procedentes de Europa. A fines del siglo XIX se podía elegir de un catálogo el modelo de casa de madera, que se enviaba desarmada por barco, conformando un “kit” que era trasladado a las quintas veraniegas del Tigre o a sus islas. Se da inicio de esta forma al nacimiento de la tradicional casa de madera, con marca escandinava o inglesa, que aún encontramos sobre los canales y ríos del Delta que conforman su cuenca inferior Caracteriza a estas construcciones en madera el uso de estructura puntual, llamada “frame”, recubierta con tablas horizontales en ambas caras, conformando pisos y cerramientos verticales en forma de paneles o bastidores. Estas unidades son rígidas y pueden ensamblarse rápidamente con tornillos y uniones, como toda construcción en seco. Venían pintadas en sus caras exteriores o interiores. Las cubiertas, también de vigas y entablonados de madera, llevaron revestimientos de tejas cerámicas, pizarras, de fibrocemento o piezas metálicas y chapas. Las casas se presentaban en modelos simples y despojados, o elaborados con riqueza ornamental. Construcción en Ballom Frame. Fotog.Rodolfo Gassó La amenaza de la inundación dio impulso a la tipología de casas palafitos, montadas sobre plataformas de madera, sobreelevadas del suelo entre 0,50 y 2 metros, a las que se accede por escaleras. Soportadas por columnas o postes de madera, dejan por debajo de las mismas plataformas un espacio libre de altura variable. Cuando ese espacio tiene altura suficiente, se genera un lugar sombreado, habitualmente utilizado para las comidas al aire libre o como depósito de algún bote o enseres de trabajo. 124
  • Si el suelo de la construcción se levanta sobre el terreno natural menos de 1 metro, se cierra el espacio vacante mediante un “treillage” de madera o un cerco vivo de ligustrinas u hortensias. Casa palafítica en madera. Fuente Giesso- Mezzadri Las casas palafitos y los muelles y embarcaderos sobre el agua construidos en madera mediante el mismo sistema constructivo caracterizan la ocupación del espacio isleño por cada habitante, otorgándole un sello distintivo. Los embarcaderos y muelles son lugares de permanencia y 125
  • contemplación del río. Pueden estar protegidos por cubiertas que individualizan con su pintoresquismo cada intervención. La aparición de los aserraderos y la comercialización de la madera en forma de tablas, vigas y machimbres hizo del Tigre el lugar ideal para el empleo de una tecnología constructiva “en seco” utilizando estos materiales, con ventajas comparativas respecto a la tecnología tradicional de estructuras de hormigón armado y mampuestos cerámicos, vinculados entre sí por medios húmedos. Los suelos aluviales del humedal poseen baja capacidad portante y resultan particularmente apropiadas para ellos, por su reducido peso y facilidad de transporte e instalación, estas arquitecturas livianas despegadas de la tierra, pródigas en galerías y espacios abiertos. Conviene recordar que la madera admite deformaciones por su flexibilidad, soportando mejor los asentamientos y movimientos del terreno que otros elementos constructivos más rígidos, como el hormigón o la mampostería. Las casas de tipo palafito constituyen un excelente ejemplo de adaptación del hombre al medio donde vive sin deteriorarlo, dado que no implican grandes modificaciones del suelo ni movimientos o desmontes para su instalación, resultando particularmente aptas para sitios inundables. 126
  • Viviendas palafíticas en Ancud, Chile. (Gassó) Casa del sultán en Melaka, Malasia (Arrese) Esta modalidad constructiva ha sido utilizada por distintas civilizaciones en zonas bajas, a fin de adaptar las construcciones a los desniveles del terreno. (Casas en Angelmó, puerto de Chiloé, Horreos en Asturias y Galicia, etc) Ver ejemplo adjunto. Estas viviendas reconocen inspiración también en las casas “bungalows” provenientes del lejano oriente, (China, Japón y Malasia), que retomaron los ingleses para sus construcciones coloniales en la India y sudeste asiático. Las galerías que rodean exteriormente a la casa son llamadas “verandas”. En un terreno sobre el arroyo “Esperita”, distante unos 600m de su desembocadura en el río Carapachay, se han instalado para alquiler cabañas importadas de Tailandia construidas en madera de palmera y equipadas con muebles de diseño oriental. Comparten rasgos de las casas tradicionales, como la plataforma elevada del suelo y la galería exterior. Su implantación en la isla no generó impacto negativo al no modificador el nivel del terreno y respetar el humedal existente. Las viviendas locales, las construidas con modelos europeos y las importadas mantenían en su esquema básico un espacio intermedio de transición entre el exterior y el interior, constituido por la galería techada. Sitio sombreado y fresco, de proporciones generosas, en él se pasaba buena parte de la vida familiar y funcionaba como ingreso a cada casa. Estas galerías podían ser centrales, en donde la casa con forma de “U” la rodeaba, o dispuesta en un vértice de la planta o bien ser un corredor amplio que rodeaba todos los frentes de la vivienda. 127
  • El agregado del “treillage” para cerrarla parcialmente a las vistas externas, o la simple colocación de mosquiteros con puerta incluida en estas galerías, hizo de las mismas el ambiente necesario para controlar los insectos, el frío y el calor durante todo el año. Los techos de estas galerías tenían finas columnas de hierro que soportaban la solera de borde, la cual recibía además el remate de una guarda que rodeaba la casa y que podía ser de madera o metálica, dibujando contra el fondo del cielo sus filigranas como verdaderas puntillas. Casas de Interés Patrimonial en 1ª Sección. Plano 21. 12.- Villa Bullrich, Río Luján, margen izquierda, hoy SUTEBA. 13.- La Merced, Río Luján, margen izquierda. 14.- La Suiza, Río Luján, margen izquierda. 15.- Isla Flora, 1er. Recreo del Delta, Río Luján, margen izquierda. 16.- MADA, Museo Arte Delta Argentino, Río Luján y Carapachay.D’Arienzo esc. 17.- Isla Noel, Aº Espera y Ramita. Parque de Carlos Thays. Intervenida 18.- Isla Paquita, Río Luján y Aº Caraguatá. Flia. Masllorens. Llobet escultor 2.7.4. VALORES HISTÓRICOS Casas de vecinos ilustres en el Delta de Tigre 1.- Enrique Santos Discépolo, Río Carapachay, Casa “Corrientes y Esmeralda” 2.- Hugo del Carril, Río Carapachay, Museo - Casa en Laguna Idahome. 128
  • 3.- Oliverio Girondo, Arroyo Rama Negra, Casa “Champagne” 4.- Marcos Sastre, Aº. Rama Negra y Ramita, Casa “El Tempe Argentino” 5.- Roberto Arlt, Arroyo Abra Vieja, Casa “El Mundo” 6.- Rodolfo Walsh, Río Carapachay 7.- Horacio Butler, Río Carapachay 8.- Haroldo Conti, Aº. Fulminante y Aº Leber, Museo y Biblioteca de la Memoria 9.- Xul Solar, Río Luján, (Vª La Ñata) Futura Casa-Museo Fundación Pan Club 10.- Domingo F. Sarmiento, Río Sarmiento y Aº. Los Reyes, Museo y Biblioteca 11.-Juan Agustín García, Río Carapachay y Aº Gallo Fiambre. Casa intervenida La selección de casas de vecinos ilustres y de interés patrimonial efectuada busca no afectar el derecho de propiedad de sus poseedores. 2.7.5. PATRIMONIO INTANGIBLE Pese a su tardía ocupación y desarrollo, las islas del delta tienen una muy rica historia que hace referencia a su patrimonio cultural inmaterial o intangible de fines del s. XIX y el s. XX. Los ríos de la región sirvieron como primer refugio de las naves ante las peligrosas aguas y tormentas del Río de la Plata y así en sus costas nacieron los puertos como el de Las Conchas y San Fernando para la salida de los frutos y productos del delta. El río y puerto de la Reconquista está ligado además al desembarco del grupo que transportó a Liniers desde la costa oriental para liberar a Buenos Aires de la primera invasión inglesa en 1806. Testimonios de esa epopeya pueden verse en el Museo de la Reconquista en el casco viejo de Tigre. 129
  • 130
  • Podemos hablar de una corriente de intelectuales, poetas, escritores, pintores, músicos y artistas que eligieron a estas tierras como espacio en donde llevar a cabo algunas de sus producciones. Recorrer sus casas, cuando permanecen, constituye una verdadera ruta cultural que merece conocerse, con sitios y lugares asociados a la memoria de sus ocupantes. El vínculo material lo constituyeron islas y casas de residencia permanente o temporal, las que identificadas pasaron a integrar el catálogo de bienes culturales destacados de la zona. Literatura La labor de los pobladores isleños que se radicaron en las nuevas tierras fue destacada por escritores y políticos como Marcos Sastre, que en el “El Tempe Argentino”, y Domingo Faustino Sarniento en el “El Carapachay”, exaltaron las virtudes y condiciones naturales del delta de Tigre previendo en él una futura Arcadia o hasta una capital para la República que el gran sanjuanino denominó “Argirópolis” e imaginó en la isla Martín García. Ambos escritores tuvieron sus casas en las islas, Sastre en el arroyo Rama Negra y el Ramita llamada “Bonanza”, y Sarmiento sobre el río que lleva su nombre y arroyo Los Reyes, lugar que hoy ocupa el Museo y Biblioteca Sarmiento. Otros escritores fueron: .- Oliverio Girondo con su quinta “Champagne” en el arroyo Rama Negra a la que concurría con su mujer Norah Lange y amigos; .- Roberto Arlt cuyas cenizas se arrojaron en la confluencia del río Sarmiento con el Abra Vieja, arroyo en donde ocupara la casa “El Mundo”, diario en el que trabajó; .- Rodolfo Walsh quien se refugiaba en su casa “Lorelei” sobre el río Carapachay huyendo de las persecuciones que lo acuciaban; .- Haroldo Conti, con la casa sobre el arroyo Fulminante y el Leber, en donde pergeñó una de sus mejores obras literarias, la novela “Sudeste”. El lugar hoy está convertido en Museo y Biblioteca de la Memoria. El paisaje descripto en la novela que transcurre en las islas y bancos en formación sobre el Río de la Plata y el arroyo Anguilas en particular, han desaparecido al alterarse toda la fisonomía del entorno por un enorme emprendimiento inmobiliario que arrasó y transformó el sitio. - Marcos Aguinis en su novela “La matriz del infierno”, nos recuerda la década que se inició en 1930 cuando las ideas nazi-fascistas tomaron auge en la Argentina y se formaron grupos conspirativos de simpatizantes que buscaban en las islas del delta el lugar seguro para hacer sus ejercicios militares y prepararse para el conflicto que estaba en ciernes en Europa. 131
  • Pintura Entre los pintores que vivieron en Tigre y lo registraran en sus pinturas se pueden citar a: - Horacio Butler, quien tuvo su casa en el río Carapachay donde disfrutó de la luz, los colores y la vegetación que iluminan sus obras, muchas dedicadas a ese período allí vivido. - Xul Solar, su casa “Li Tao” ubicada sobre el continente, margen derecha del río Luján en “Villa La Ñata”, Dique Luján, en donde se está formando un Museo con la ayuda de la Fundación Pan Club. Una de sus obras es “Proyectos y fachadas para casas en el Delta”. - Miguel A. D’Arienzo, escultor que en su casa taller del río Luján y Carapachay ha creado el Museo de Arte del Delta Argentino, MADA, frente al Museo de Arte de Tigre, MAT. Música Entre los músicos dos grandes representantes de nuestro tango vivieron allí Enrique Santos Discépolo, con la casa “Corrientes y Esmeralda” sobre el río Carapachay y Hugo del Carril, que cuenta con un Museo casa sobre el río Carapachay y Laguna Idahome, donde hubo un criadero de nutrias que explotó durante un tiempo. Cinematografía El cine argentino ha abordado las problemáticas del Delta en films como: - “Los isleros”, de Lucas Demare, filmada en los ríos del delta adyacente a San Pedro - “Isla Brava”, de Mario Soffici. - “Tres hombres del río”, de Mario Soffici - “Sudeste”, de Sergio Bellotti, sobre la obra homónima de Haroldo Conti. - “La León”, de Santiago Otheguy, filmada en la tercera sección del delta. - “Miss Mary”, de Ma. Luisa Bemberg, con escenas filmadas en los ríos de Tigre. Deporte Hay un patrimonio que tuvo su arraigo en el delta debido a las colectividades extranjeras, ligado al deporte acuático, el remo, cuyo gran impulsor fue el presidente Sarmiento. Los clubs de remo fueron los principales difusores de las bondades de la zona lacustre del Tigre y las competencias deportivas se convirtieron en verdaderos hechos sociales en donde se mezclaban concurrentes de todas las nacionalidades con la población local. El río Luján fue escenario, y aún hoy lo sigue siendo, de las clásicas regatas entre clubs afincados en el Tigre que también se efectuaron en la llamada “Cancha Larga” del río Capitán antes de su encuentro con el río San Antonio. 132
  • Infinidad de anécdotas, fiestas y festejos, nacimiento de amistades y de amoríos completan una extensa página de la historia cultural del pueblo de Tigre, en los años finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX, que tuvieron a los edificios y sedes de los clubs como testigos. Parte de estas celebraciones se llevaron a cabo en las islas propiedad de dichos clubs en los ríos vecinos. El edificio del club de regatas “La Marina”, inaugurado por el presidente Marcelo T. de Alvear en 1927, muestra su imponente figura en la margen izquierda del río Luján en su cruce con el arroyo Fulminante. Otros hechos de interés Hechos como la epidemia de fiebre amarilla que diezmó a Buenos Aires en 1871, hicieron que se formara un cementerio en las islas en el encuentro entre los ríos Carapachay y Luján, dando lugar a un nombre local, “La isla de los espíritus”, hoy olvidado. A principios del siglo XX se fundó un Monasterio Franciscano en el río llamado Gallo Fiambre, que fue usado como Casa de retiro de los hermanos. Posteriormente pasó a otras manos y hoy es la sede del Instituto Universitario Ortega y Gasset. La fábrica de la sidra Real estaba en el mismo canal y debió mudarse al Alto Valle del río Negro tras las inundaciones de los años 1940 y 1950. Aún pueden verse sus instalaciones. Los recreos como “El Tropezón”, técnicamente en la 2º Sección ya que está en la margen izquierda del Paraná de las Palmas y el Canal de la Serna continuación del Arias, tiene en su historial el de haber sido el sitio en donde el poeta Leopoldo Lugones se quitó la vida en 1938. Este susceso ocurrió en la habitación Nº 9 de este Recreo, es muy visitada por este motivo. Otras hosterías y recreos guardan en el delta la memoria de numerosas personalidades que los han frecuentado. No tan alejado de ese relato, la isla “Ostende” en el encuentro de los ríos Capitán y San Antonio del delta de Tigre perteneciente al industrial alemán Ludwig Freude, fue el escondite de algunos jerarcas nazis refugiados en el país luego de la finalización de la guerra en mayo de 1945, merced a la intercesión del gobierno argentino. Esta isla había sido el lugar en donde previamente estuvo alojado el ex presidente Juan D. Perón junto a su entonces novia Eva Duarte, antes de los sucesos de octubre de 1945. 133
  • Valores Culturales a Rescatar Las últimas son las que se destacan por su arquitectura típica o vernácula. En esta ocasión no se han confeccionado fichas para su catalogación y se deberá proponer un modelo como los seguidos en otros casos. En el municipio existe una norma para proteger a las construcciones anteriores a 1930. Hace necesario consultar a la autoridad de aplicación en el caso de intervención de un edificio antiguo, como fue en “Villa Venecia” cuya restauración se ha logrado que se haga de acuerdo a planos originales. Una forma de avanzar en el tema patrimonio sería recopilar y hacer un ordenamiento de las leyes que están vigentes en el orden Nacional, Provincial y Municipal en el país, viendo las dificultades de aplicación de las mismas y logros alcanzados. Existe un Plan Estratégico Municipal de Tigre (PEM) 2020, que establece metas a obtener en el futuro mediato sobre muchos temas, entre los que el medio ambiente, el ordenamiento territorial y el desarrollo armónico prevalecen. A tal fin entre las “Lineas de Acción”, punto 1.3, correspondiente al Eje Estratégico Nº 1, Desarrollo Urbano y Ambiente Sano, se propone en el punto f) “formular una política integral para la recuperación y preservación del patrimonio histórico, natural y cultural” de Tigre. En el punto k) sobre las acciones a impulsar se habla de la planificación de tres Deltas: el productivo, el turístico y el residencial, los que deben ser sustentables en términos ecológicos y ambientales y diferenciando las áreas naturales del sector de construcciones tradicionales y de las actuales. En el sector de islas podría seguirse el modelo usado por la Dirección del Casco Histórico de Buenos Aires en su clasificación de Bares Notables de la Ciudad, tomando como edificios a destacar o preservar según sus valores, a recreos distribuídos en ríos y canales del delta. Los numerosos clubs de remo y sus instalaciones en el continente, así como las construcciones que poseen en el sector de islas, deberían ser analizados y catalogados según su valor. La Provincia de Buenos Aires cuenta con la Ley Nº 10.149/86 que crea la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural, en la que se basó la Municipalidad de Tigre para redactar la Ordenanza Nº 2987/08 de protección de inmuebles en el Partido que tengan 50 o más años de antigüedad, respondan a un determinado perfil arquitectónico, y que hayan sido residencia de alguna personalidad o sede de una institución pública. La Dirección Coordinadora del Patrimonio Cultural y Museos dependiente de la Subsecretaría de Cultura de la Municipalidad de Tigre, preparó la siguiente lista de los inmuebles ubicados en el sector de islas del Partido. 134
  • 3. ASPECTOS LEGALES 3.1. MARCO INSTITUCIONAL 3.1.1. COMPETENCIA DEL MUNICIPIO Tratándose de un proyecto originado en el Municipio del Partido de Tigre, a ser implementado en su territorio, mediante el dictado de normativa por su órgano legislativo, se resaltarán en primer término las facultades y obligaciones del Municipio en orden a la concreción de esta propuesta. Para ello se considerarán en este apartado las disposiciones que surgen de la Constituciones Nacional y Provincial y de la Ley Orgánica de Municipios de la Provincia de Buenos Aires. 3.1.1.1. CONSTITUCIÓN NACIONAL (CN): Los principios que guían la interpretación de las competencias que corresponden a los distintos niveles gubernamentales, nacional, provincial y municipal, según el diseño constitucional, en los temas que interesan al caso en estudio, son los de “competencias originarias provinciales”, “presupuestos mínimos de protección ambiental” y “autonomía municipal“. De acuerdo al primero, todo poder no delegado expresamente en la Nación permanece en la órbita provincial, atento a la preexistencia de las Provincias, las que, en homenaje a la conformación del Estado Nacional, delegaron en éste las facultades imprescindibles para su existencia, delegación que debe surgir de expresas normas constitucionales. La reforma de la CN de 1994 innovó en materia de competencias ambientales, introduciendo el principio de “presupuestos mínimos de protección ambiental”, cuyo dictado corresponde a la Nación (Art. 41 CN), estando a cargo de las provincias el completamiento del sistema, mediante el dictado de normas provinciales, debiendo siempre respetarse las jurisdicciones locales, en cuanto a la aplicación de todas las normas. Quedó así establecido que las leyes que contengan las prescripciones y estándares básicos aplicables en todo el país, las dictará la Nación y las provincias completarán el sistema, ajustándolo a sus características y necesidades locales, correspondiendo a sus órganos de gobierno la aplicación dentro de su territorio. 135
  • En cuanto a la “autonomía municipal”, fue expresamente reafirmada por la reforma constitucional de 1994 (art.123 CN), aunque tanto la mayoría doctrinaria como la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación ya la consideraban vigente. El contenido de la autonomía municipal en el aspecto que nos interesa, lo encontramos dentro del campo que se denomina “materia propia” del municipio, como aquellos temas específicos en que está facultado a decidir, con atribuciones de legislación y ejecución, aunque tal materia sea compartida (Rosatti, Horacio “Tratado de Derecho Municipal” T I, p.105) El municipio, como ente autónomo de existencia necesaria, encuentra su origen normativo y carácter básico en la CN, sin perjuicio de su reconocimiento como persona jurídica de carácter público en el Código Civil (art. 33), reconocimiento cuyo sentido es facilitar su actuación en la gestión de los negocios municipales, aunque la existencia del Municipio resulta de la CN, texto de 1853, art. 5º. No obstante y sin que esto perjudique a la autonomía municipal, el conjunto de facultades que hacen a la existencia del municipio, se ejercen en el marco de un derecho no originario, que se reconoce como subordinado, aunque dictado y aplicado por poderes propios. En tal entendimiento, el reconocimiento de este orden jurídico superior con el que la normativa municipal deberá articularse, obliga al análisis de la normativa vigente en todos los niveles, respecto de cada uno de los temas considerados, como sistema que debe ser funcional a los objetivos que se expliciten. Tal es lo que resulta del juego armónico de nuestra organización institucional, republicana, representativa y federal (art. 1° CN), mientras que el art. 5° al tiempo que establece que las , provincias deberán darse sus Constituciones dentro de este régimen político, les ordena organizar su régimen municipal, el que debe ser autónomo, en virtud de lo expresamente dispuesto por el art. 123 CN reformado, que ha despejado todo resto de duda que pudiese subsistir al respecto. 3.1.1.2. CONSTITUCIÓN DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES (CPBA) La Provincia de Buenos Aires se dio una nueva Constitución en el año 1994, poco después de la reforma de la CN. Su Sección Séptima, en Capítulo Único, estableció lo relativo al Régimen Municipal, manteniendo el anterior sistema de “municipio partido“, el que no fue adaptado a la reforma de la Constitución Nacional. De esta forma, el art. 190 de la CPBA pone a cargo de las Municipalidades, la administración de los intereses y servicios locales en la Capital y cada uno de los partidos que formen la Provincia. 136
  • La CPBA atribuye a la legislatura provincial (art. 191) el deslinde de atribuciones y responsabilidades municipales, las que deben ser suficientes para atender eficazmente los intereses y servicios locales, sentando las bases a las que deberá sujetarse tal atribución. De acuerdo con estas disposiciones, los municipios de la Provincia de Buenos Aires, no están habilitados para darse su propia carta orgánica, sino que todos ellos se rigen por la que dicte la Legislatura Provincial. 3.1.1.3. LEY ORGÁNICA DE MUNICIPIOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES En este marco, de postergada actualización, continúa vigente en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires la Ley Orgánica de Municipios, decreto ley 6769/58 y sus modificaciones, la que determina las facultades de todos los municipios bonaerenses: Conforme esta norma, entre las competencias, atribuciones y deberes del “Departamento Deliberativo” (Concejo Deliberante) se cuenta el dictado de ordenanzas que respondan a los conceptos de ornato, sanidad, asistencia social, seguridad, moralidad, cultura, educación, protección, fomento, conservación y demás estimaciones encuadradas en su competencia constitucional que coordinen con las atribuciones provinciales y nacionales.(art. 25), con el correspondiente “poder de policía” local (art. 26), mientras que el art. 27 contiene un listado enunciativo de las posibles reglamentaciones a dictar por estos cuerpos. Estas disposiciones contienen reiteradas referencias a la reserva de la competencia provincial y a la necesidad de que la normativa municipal no se oponga a las normas que dicta la Provincia y que atribuyan competencia a organismos provinciales. No obstante, entendemos que no se debería interpretar esta limitación como la atribución a los Municipios de una “competencia residual”, sobre aquello en que no disponga la Provincia, sino de un deslinde que atribuye materias y, sobre todo, niveles dentro de éstas materias, propias a cada jurisdicción. Sin duda la comprensión y aplicación de este deslinde se vería muy favorecida con una actualización normativa desde su más alto nivel, estableciendo un sistema claramente acorde a lo que dispone la Constitución Nacional. No obstante y pese a que la ley orgánica reserva expresamente al nivel provincial fijar políticas normativas de aplicación general sobre la mayoría de los temas que nos interesan en este caso, debiendo supeditarse a ella los Municipios, como así también a la participación de los organismos de aplicación provinciales, esta circunstancia no puede referir más que a la fijación de leyes marco 137
  • o generales, que necesariamente deben ser completadas y aplicadas por los Municipios, tal como ocurre con el decreto ley 8912/78. Como principio orientador en la interpretación de las competencias entre jurisdicciones, se tendrá presente que aquellas cuestiones en que el gobierno provincial ha fijado una estrategia de conjunto para toda la provincia mediante un marco regulatorio específico y sus autoridades de aplicación, este marco deberá ser tenido en cuenta al momento de dictar las ordenanzas que los ejecuten en el nivel municipal, con la convalidación de la autoridad provincial. 3.1.2. CONCLUSIONES En atención a la expresa mención que la CN hace a la autonomía municipal, siendo ésta la norma jerárquicamente superior, entendemos que el régimen municipal de la Provincia de Buenos Aires, no obstante no haberse adecuado explícitamente a las nuevas disposiciones constitucionales merece ser interpretado y aplicado, otorgando a la autonomía un contenido acorde a la prescripción de la Constitución Nacional. El Municipio de Tigre, dentro de las delimitaciones señaladas, cuenta con facultades suficientes para dar protección ambiental y ordenar el territorio a su cargo, disponiendo su zonificación y usos, como así también regular las actividades turísticas en el sector involucrado en este proyecto y las relativas a la protección del patrimonio cultural del área, para lo cual se tendrá presente la normativa vigente aplicable, tanto de orden nacional como provincial y local, sobre cuyo sistema se podrá diseñar una normativa especial ajustada al diagnóstico actual de su situación y necesidades de protección y desarrollo. 3.2. PRINCIPALES ASPECTOS DEL MARCO LEGAL REFERIDO AL MEDIO AMBIENTE EN GENERAL 3.2.1. METODOLOGÍA En atención a los objetivos del proyecto, se entiende necesario analizar en esta primera etapa y en primer término, la normativa que regula al ambiente en forma general, aplicable dentro del área de proyecto, la que se encuentra delimitada por la Sección Islas del Partido de Tigre. 138
  • La metodología elegida en este capítulo consiste, luego de haber descripto el marco institucional y las facultades del Municipio de Tigre para darse una ordenanza que determine el plan de manejo del Sector Delta del partido, el abordaje de aquella normativa que contiene los aspectos generales en la protección del medio ambiente. Se entenderá al medio ambiente conformado por componentes naturales y culturales, de acuerdo a la conceptualización aportada por la actual normativa, aunque el análisis respecto de los aspectos culturales se realiza en capítulo aparte. De esta forma se intenta contar con un acceso ordenado al tratamiento legal del medio ambiente, dejando para los capítulos sucesivos el tratamiento de los principales componentes ambientales que forman el sector. 3.2.2. EL AMBIENTE Y LA CONSTITUCION NACIONAL El tratamiento jurídico del medio ambiente vino a recibir una nueva configuración con la reforma constitucional de 1994, la que creó un sistema de competencias ambientales (art. 41 CN), ordenando las que corresponde dictar a la Nación y aquellas, de carácter complementario, que se establecerán por las Provincias y Municipios. Hasta ese momento la competencia ambiental era concurrente, sin que se distinguiera el tipo de norma o la materia ambiental que cada nivel estaba autorizado a dictar, sujetas cada una a su alcance territorial, sin embargo las leyes nacionales, en atención a su aplicabilidad en todo el país, presentaban un carácter de generalidad en cierto modo coincidente con lo que ahora consideramos un “presupuesto mínimo”, dando directivas generales, sin llegar a particularidades y detalles propios de cada localización. El deslinde se realizó recurriendo al concepto de “presupuestos mínimos de protección ambiental”, cuyo dictado corresponde a la Nación mientras que las normas destinadas a completar el sistema, son de competencia local. Mucho se ha debatido acerca del alcance de los “Presupuestos Mínimos”, los que en general se entienden como estándares básicos, obligatorios como marco protectorio general, como mínimo indispensable en el resguardo de los bienes ambientales.. La ley nacional N° 25746 (Ley General del Ambiente) aportó una definición del concepto, en su ARTICULO 6º: “Se entiende por presupuesto mínimo, establecido en el artículo 41 de la Constitución Nacional, a toda norma que concede una tutela ambiental uniforme o común para todo el territorio nacional, y tiene por objeto imponer condiciones necesarias para asegurar la protección ambiental. En su contenido, debe prever las condiciones necesarias 139
  • para garantizar la dinámica de los sistemas ecológicos, mantener su capacidad de carga y, en general, asegurar la preservación ambiental y el desarrollo sustentable.” De acuerdo a este esquema, las jurisdicciones locales podrán aumentar las medidas protectorias y ajustarlas en sus detalles particulares de aplicación concreta, a las realidades locales, mediante normativa complementaria, pero no podrán disponer en su contra ni disminuir los estándares básicos. Siempre se deberán respetar las jurisdicciones locales, lo que significa que la aplicación y el “poder de policía” de la normativa ambiental corresponde a las provincias y/o municipios en el ámbito de sus territorios. Como indicamos, con anterioridad a esta modificación las competencias ambientales eran simplemente concurrentes, lo que daba lugar a un conjunto normativo difícil de armonizar, siendo el criterio diferenciador en caso de conflicto, detectar si la norma impactaba en ámbitos más amplios que los de la provincia, en cuyo caso la Nación debía tener a su cargo la regulación. Al presente subsisten en gran medida estas dificultades, en cuanto persisten muchos temas en los que no se han dictado leyes de presupuestos mínimos, o bien no se encuentran reglamentadas, como el caso de aguas, supuestos en que la normativa provincial y municipal no cuenta con tal marco. También existen leyes provinciales u ordenanzas municipales que tratan temas respecto de los cuales, con posterioridad, se dictó la ley nacional de presupuestos mínimos, como ocurre en el caso de las leyes generales del ambiente nacional y provincial, por lo que habrá que analizar en cada caso y con los criterios enunciados, la existencia de posibles conflictos entre normas. 3.2.3. EL AMBIENTE Y LA CONSTITUCIÓN PROVINCIAL El art. 28 de la Constitución Provincial recepta similares principios respecto del tratamiento del medio ambiente, que el art. 41 de la CN, reconociendo también el derecho al ambiente sano, el deber de preservarlo y la solidaridad intergeneracional. En cuanto a la relación nación-provincia respecto de los recursos naturales, se rige por el nuevo art. 124 CN que reza “Corresponde a las provincias el dominio originario de los 140
  • recursos naturales existentes en su territorio”, principio que encuentra su correlato en el art. 28 de la Constitución provincial, que dice: “…la Provincia ejerce el dominio eminente sobre el ambiente y los recursos naturales de su territorio incluyendo el subsuelo y el espacio aéreo correspondiente, el mar territorial y su lecho, la plataforma continental y los recursos naturales de la zona económica exclusiva, con el fin de asegurar una gestión ambientalmente adecuada…” 3.2.4. EL AMBIENTE. LA ACCION DE AMPARO Y LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO Ambas Constituciones incorporan el Amparo, como remedio judicial rápido para encarar situaciones de riesgo ambiental inminente, estableciendo su procedencia y los sujetos legitimados. La CN lo hace mediante el art. 43 y la Provincial por el art. 20, mediante disposiciones, que si bien tienen diferencias, emplazan a este derecho como una de las garantías constitucionales no solamente de los derechos individuales, sino de los colectivos. Por tal motivo la acción de amparo se ha constituido en un remedio ampliamente usado para la salvaguarda del medio ambiente y los derechos colectivos en general. En ambos casos el “Defensor del Pueblo” se encuentra expresamente legitimado para defender el medio ambiente, pudiendo interponer la acción y actuar dentro de sus competencias, para los mismos fines. 3.2.5. EL AMBIENTE, LA LEY NACIONAL N° 25675 Y LA LEY PROVINCIAL 11723 La ley general del ambiente, N° 25675, establece lo s presupuestos mínimos para el logro de una gestión sustentable y adecuada del medio ambiente y la preservación de la diversidad biológica, en el marco del art. 41 CN. Esta ley explicita como objetivo general la gestión sustentable y adecuada del ambiente, la preservación de la diversidad biológica y la implementación del desarrollo sustentable, estableciendo los objetivos particulares y diez principios de política ambiental, que deberán ser tenidos en cuenta por todas las jurisdicciones del país: congruencia, prevención, precautorio, equidad intergeneracional, progresividad, responsabilidad, subsidiariedad, sustentabilidad, solidaridad y cooperación. 141
  • También fija los instrumentos de la política y la gestión ambiental, dentro de los cuales el “ordenamiento ambiental del territorio” reviste la mayor importancia en este caso, debiendo tenerse en cuenta en su implementación las consideraciones que deberán regir la localización de actividades antrópicas, establecidas en el art. 10 y que apuntan al reconocimiento de la vocación de cada zona o región, en función de sus recursos ambientales y la sustentabilidad, tanto social como económica y ecológica. También se considerará a los fines del ordenamiento, la distribución de la población y sus características particulares, la naturaleza del bioma, sus alteraciones producidas por los asentamientos o actividades humanas y la protección de “ecosistemas significativos”. Los otro instrumentos de política y gestión ambiental (art. 8), son la obligatoriedad de la evaluación de impacto ambiental (EIA), el sistema de control sobre el desarrollo de actividades antrópicas, la educación ambiental, el sistema de diagnóstico e información ambiental y el régimen económico de promoción del desarrollo sustentable. La normativa de EIA detallará el procedimiento a seguir y deberá ser dictada por la provincia y/o municipio y aplicada por sus autoridades, ya que serán éstas las que tienen a su cargo autorizar la obra o actividad los que debe contar con la EIA antes de la toma de la decisión respectiva. La imprescindible coordinación entre distintas jurisdicciones a los efectos del ordenamiento ambiental se atribuye al CONSEJO FEDERAL DE MEDIO AMBIENTE -COFEMA-, el que actuará en la concertación de interesas de los distintos sectores sociales entre si y con la administración pública. La autoridad nacional en materia de medio ambiente es la SECRETARIA DE AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTABLE -SAyDSPor su parte la ley provincial N° 11723, dictada c on anterioridad a la nacional, tiene por objeto la protección, conservación, mejoramiento y restauración de los recursos naturales y del ambiente en general en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires, a fin de preservar la vida en su sentido más amplio; asegurando a las generaciones presentes y futuras la conservación de la calidad ambiental y la diversidad biológica. Fue autoridad de aplicación de la norma el Instituto Provincial del Medio Ambiente, posteriormente reemplazado por el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), estando a su cargo fijar la política ambiental, siguiendo los lineamiento de la ley 142
  • 11.469 y las disposiciones de la ley 11723, cuya ejecución descentralizada con los municipios es coordinada por el OPDS, a cuyo efecto arbitrará los medios para su efectiva aplicación. La mencionada ley 11469, parcialmente derogada, mantiene en vigencia como lineamientos de la política ambiental provincial a los siguientes (art. 3° ): a) Promover el ordenamiento ambiental provincial teniendo en cuenta los aspectos sociales, culturales, físicos, económicos, políticos, jurídicos y ecológicos. b) Preservar la calidad de los recursos naturales. c) Propender a la utilización racional de los recursos naturales, preservando y restaurando el equilibrio ecológico. d) Promover y proteger actividades productivas y/o de servicios, destinados a la preservación del medio ambiente y/o reconversión ambiental de las existentes. e) Prevenir los riesgos ambientales que pudieran derivarse de obras o acciones del hombre o de la naturaleza. f) Fomentar y promover la conciencia y educación ambiental de la población y favorecer su participación en la gestión y protección del ambiente. g) Establecer un sistema provincial de información para generar un diagnóstico permanente de la situación ambiental. h) Atender y proponer alternativas de desarrollo ambientalmente adecuadas. i) Promover la ejecución descentralizada de la política ambiental, en forma coordinada con otros organismos públicos y/o privados, nacionales, provinciales y/o municipales. j) Estimular el uso de tecnologías ambientales adecuadas. k) Fomentar el uso racional de la energía y la utilización de fuentes alternativas y/o no convencionales de energía. Por su parte la ley 11723, como indicamos, ya existente al tiempo de sanción de la ley nacional de presupuestos mínimos, pues data de 1995, establece los siguientes principios de política ambiental (art.5° ): Inciso a): El uso y aprovechamiento de los recursos naturales, debe efectuarse de acuerdo a criterios que permitan el mantenimiento de los biomas (sustentabilidad). Inciso b): Todo emprendimiento que implique acciones u obras que sean susceptibles de producir efectos negativos sobre el ambiente y/o sus elementos debe contar con una evaluación de impacto ambiental previa. Inciso c): La restauración del ambiente que ha sido alterado por impactos de diverso origen deberá sustentarse en exhaustivos conocimientos del medio, tanto físico como social; a tal fin 143
  • el estado promoverá de manera integral los estudios básicos y aplicados en ciencias ambientales. Inciso d): La planificación del crecimiento urbano e industrial deberá tener en cuenta, entre otros, los límites físicos del área en cuestión, las condiciones de mínimo subsidio energético e impacto ambiental para el suministro de recursos y servicios, y la situación socioeconómica de cada región atendiendo a la diversidad cultural de cada una de ellas en relación con los eventuales conflictos ambientales y sus posibles soluciones. Inciso e): El Estado Provincial promoverá la formación de individuos responsables y solidarios con el medio ambiente. A tal efecto la educación ambiental debe incluirse en todos los niveles del sistema educativo, bajo pautas orientadas a la definición y búsqueda de una mejor calidad de vida. Puede advertirse que los indicados objetivos y principios, aunque con distinta enunciación, son de contenidos compatibles con la ley nacional de presupuestos mínimos, aunque resultaría provechoso la adaptación explícita de las normas provinciales a la ley nacional, ya que la misma provee un marco ordenado, facilitando la adopción de una terminología común, lo que en definitiva propiciaría un mayor nivel de acatamiento de las normas ambientales. Prevalecerá la ley nacional a la provincial, en la medida en que se detecten discrepancias entre los principios, lineamientos e instrumentos fijados por la ley nacional y los provinciales, y no se estime suficientemente asegurados los objetivos propuestos. La normativa de la EIA, es contemplada especialmente en la norma provincial, con un nivel de precisión mayor y una articulación necesaria entre niveles provinciales y municipales. Según ella todos los proyectos consistentes en la realización de obras o actividades que produzcan o sean susceptibles de producir algún efecto negativo al ambiente de la Provincia de Buenos Aires y/o sus recursos naturales, deberán obtener una DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL expedida por la autoridad ambiental provincial o municipal según las categorías que establezca la reglamentación. Las disposiciones de las leyes ambientales generales, tanto nacional como provinciales, vienen a sumarse, desde una óptica actualizada, a las normativas de ordenamiento territorial vigentes en la provincia de Buenos Aires, en especial al decreto ley 8912/78, ley básica que determina los criterios e indicadores para regular el uso del suelo, cuyas pautas máximas no pueden ser superadas por los municipios, sin dejar de reconocer en estos la responsabilidad primaria del planeamiento. 144
  • Este decreto ley es de vital importancia dentro del ordenamiento territorial ambiental del municipio y deberá ser interpretado a la luz de los objetivos, principios e instrumentos diseñados por las leyes ambientales generales, las que operan como marco regulatorio general, evitando que las normas particulares haga ilusorio el cumplimiento de los objetivos ambientales. 3.2.6. EL AMBIENTE Y EL DECRETO LEY 8912/78 Este decreto-ley, vigente desde el año 1977, fija los objetivos y principios del ordenamiento territorial provincial, mediante criterios e indicadores que regulan la ocupación y el uso del suelo y brindan pautas máximas que no pueden superar los municipios. Son objetivos del ordenamiento territorial en el ámbito provincial: a) Asegurar la preservación y el mejoramiento del medio ambiente, mediante una adecuada organización de las actividades en el espacio. b) La proscripción de acciones degradantes del ambiente y la corrección de los efectos de las ya producidas. c) La creación de condiciones físico-espaciales que posibiliten satisfacer al menor costo económico y social, los requerimientos y necesidades de la comunidad en materia de vivienda, industria, comercio, recreación, infraestructura, equipamiento, servicios esenciales y calidad del medio ambiente. d) La preservación de las áreas y sitios de interés natural, paisajístico, histórico o turístico, a los fines del uso racional y educativo de los mismos. e) La implantación de los mecanismos legales, administrativos y económico-financieros que doten al gobierno municipal de los medios que posibiliten la eliminación de los excesos especulativos, a fin de asegurar que el proceso de ordenamiento y renovación urbana se lleve a cabo salvaguardando los intereses generales de la comunidad. f) Posibilitar la participación orgánica de la comunidad en el proceso de ordenamiento territorial, como medio de asegurar que tanto a nivel de la formulación propuesta, como de su realización, se procure satisfacer sus intereses, aspiraciones y necesidades. g) Propiciar y estimular la generación de una clara conciencia comunitaria sobre la necesidad vital de la preservación y recuperación de los valores ambientales. El decreto ley 8912/77 considera que al ordenamiento territorial como un proceso ininterrumpido, en el cual las pautas y disposiciones normativas orientan las decisiones y acciones del sector público y encauzan las del sector privado, hacia el logro de objetivos 145
  • predeterminados, reajustables en función de los cambios no previstos, que experimente la realidad sobre la que se actúa. Es el Gobierno Provincial quien fija los objetivos y estrategias, junto con los planes provinciales y regionales de desarrollo económico y social y de ordenamiento físico. Estas pautas deberán respetarse, dada su condición de ley marco, base del planeamiento concreto que efectuará la comuna, por lo cual las leyes complementarias, los reglamentos generales, las ordenanzas municipales, disposiciones de ejecución y actos administrativos serán acordes a sus directivas (Scotti, Edgardo Legislación Urbanística de la Provincia de Buenos Aires ordenada y comentada, Scotti Editora Pág. 14). La norma, además de los principios, contiene reglamentaciones concretas, pues fija estándares urbanísticos e indicadores genéricos a los que deben sujetarse los planes que dicte el municipio, interpretándose que, si bien el estado provincial interviene en el planeamiento, asigna a los municipios la responsabilidad primaria del mismo. De acuerdo a la norma, el municipio tiene facultad exclusiva en materia de zonificación y edificación y atribuciones compartidas en cuanto a la creación y ampliación de núcleos urbanos, subdivisión de tierras y movilización de suelo urbano, en cuanto se trate de decisiones que afectan políticas de toda la provincia. La ordenanza municipal deberá ser sometida a la verificación de su grado de concordancia con los objetivos y estrategias definidos por el Gobierno de la Provincia para el sector y con las orientaciones generales y particulares de los Planes Provinciales y Regionales de desarrollo económico y social y de ordenamiento territorial (artículo 3, inciso b), así como el grado de compatibilidad de las mismas con las de los Municipios linderos. La autoridad Provincial deberá verificar si se ajustan en un todo al marco normativo referencial dado por el decreto ley 8912/77 y sus disposiciones reglamentarias, y si al prever ampliaciones de áreas urbanas, zonas residenciales extraurbanas e industriales se han cumplimentado las exigencias contenidas en la misma para admitir dichos actos. Conforme señala Scotti (obra citada) esta aprobación previa dejó de ser usada, pasando a ser convalidación posterior, la que se cumple mediante decreto del Ejecutivo Provincial. La zonificación establecida en la norma prevé la existencia de áreas urbanas, rurales y complementarias (Art. 5 y 6), las urbanas son las destinadas al uso humano intensivo, actividades terciarias y productivas compatibles, en las que a su vez pueden distinguirse 146
  • zonas residenciales y comerciales administrativas compatibles; las áreas complementarias son las adyacentes a las urbanas, relacionadas funcionalmente con éstas (reserva de ensanche, equipamientos y otros usos específicos), por último las áreas rurales están destinadas al emplazamiento de usos relacionados con la producción agropecuaria. Esta última calificación del suelo interesa especialmente al caso, en cuanto es la zonificación vigente en las Islas del Delta del Partido de Tigre (Zona A2 Área de Equipamiento Rural). En el área rural se prevén las siguientes zonas: Residencial Extra Urbana, destinada a asentamientos no intensivos, de usos relacionados con la residencia no permanente y emplazada en las áreas complementarias o rural (incluye clubes de campo). De Reserva Para Ensanche Urbano, destinada a futuras ampliaciones del área urbana y De Recuperación, se trata de tierras no aptas para usos urbanos, pero susceptible de ser recuperada para ellos. Tanto en áreas urbanas como rurales o complementarias, podrán ubicarse zonas de esparcimiento, industriales, de reserva y de usos específicos (transporte, comunicaciones, producción, transmisión de energía defensa, seguridad u otros específicos. Siempre deberán tenerse presentes la necesidad de equipamiento básico en servicios públicos, para autorizar el uso que implique habitabilidad, permanente o temporal y la densidad de población bruta promedio será menor a cinco habitante por hectárea, mientras que todo proyecto de construcción de viviendas en áreas rurales que ocasione densidades mayores, se considerará cambio de uso y sujeto a aprobación previa, esta limitación no existe si las construcciones son propias de la explotación rural. 3.2.7. EL AMBIENTE Y LA ORDENANZA 1849/96 La complementación del decreto ley 8912/77 por el Municipio de Tigre se realizó mediante la Ordenanza 1849/96, convalidada por Decreto PE Provincial N° 3780/98. Es objetivo explicitado en los fundamentos de la norma brindar una disposición ágil, flexible y que se adelante a los hechos, previéndose el cambio de indicadores a medida que avance la provisión de equipamiento. Conforme la ordenanza las Islas se encuentran dentro del área rural, Zona A2, Área de Equipamiento Rural, cuyo parcelamiento mínimo será de una hectárea, con 40m de frente y 147
  • 250m de fondo permitiendo una vivienda cada 2500m2 y una densidad neta de 40 habitantes por hectárea. En lotes menores a 2.500m2, de fraccionamiento preexistente, los indicadores deben responder a zona residencial, las guarderías náuticas se permitirán solamente en lotes frentistas a ríos o arroyos, los destinos residenciales en áreas rurales, se rigen por el art. 70 de la ordenanza y el uso dominante es el turístico y el complementario según planilla general de usos. El art. 70 de la ordenanza, relativo a los destinos residenciales en áreas designadas como rurales, dispone que los propietarios de inmuebles en áreas rurales podrán destinar dichos predios a emprendimientos residenciales cuando los mismos se doten de la infraestructura que prevé el decreto ley 8912 para la Subárea Urbanizada, siendo de aplicación para estos supuestos los indicadores urbanísticos de R1u, procediéndose en tal oportunidad a comunicar a las autoridades provinciales competentes. Conforme el decreto ley y la ordenanza, es posible en las Islas el emplazamiento de los denominados “Clubes de Campo” o “Barrios Cerrados”, los que también tienen su regulación básica en el decreto ley 8912/77 y complementaria en la ordenanza ya citada. La ley provincial los define y fija los requisitos básicos necesarios para su creación y el procedimiento para ello, el que tiene dos etapas: la convalidación técnica preliminar (prefactibilidad) y final (factibilidad) con sus exigencias. Se trata de las conocidas como “urbanizaciones especiales” u “urbanizaciones cerradas“, resultantes de un plan urbanístico particularizado, caracterizada por la existencia de múltiples inmuebles o unidades independientes con sectores y servicios comunes estando ambos sectores vinculados en forma indisoluble, jurídica y funcional. Su principal finalidad es recreativa, deportiva, social y cultural, aunque con su desarrollo comenzaron a tener destino de vivienda permanente, como es en la mayoría de los barrios cerrados. Se encuentran normados en los Art. 64 a 69 y los decretos 9404/86 y 1549/83, los que determinan el procedimiento de creación y sus exigencias. El artículo 64 requiere en forma expresa que la creación de los clubes de campo, además de estar localizados en área no urbana, debe cumplir con la previa autorización municipal y posterior convalidación técnica de los organismos competentes Provinciales. 148
  • El municipio debe designar y delimitar las zonas rurales donde se los podrá establecer e indicar la densidad máxima bruta para cada zona. Serán a cargo del desarrollador del proyecto las obras de infraestructura y servicios esenciales, las que están especialmente contempladas en relación al agua, cloacas, energía eléctrica, calles y accesos, residuos y forestación. Ya indicamos que estas urbanizaciones están permitidas en el sector Islas, lo que conlleva un importante riesgo ambiental, no subsanable por la previa Evaluación de Impacto Ambiental, en caso de que la misma no contemple los efectos acumulativos de los emprendimientos que se vayan autorizando sucesivamente, sobre el ecosistema natural y social. Se suma a ello la existencia detectada de emprendimientos del tipo “Club de Campo” en el Sector Islas del Delta del Tigre, que no cuentan con la autorización pertinente y que no obstante avanzan en las tareas de construcción, con importantes movimiento de suelos, que podrían afectar al ambiente de humedal en todos sus componentes en forma irreversible, resultando imprescindible y urgente que tanto el estado municipal como el provincial tomen intervención para evitarlo, en cumplimiento de todo el plexo normativo ambiental que rige en el área y que en sus lineamientos principales se ha señalado en el presente. 3.2.8. CONCLUSIONES De la reseña realizada puede advertirse que la normativa que protege al medio ambiente en general, dentro del área de proyecto, es completa y ha incorporado los más actuales principios reconocidos por la ciencia ambiental, estableciendo los lineamientos que deberá seguir la política en esta materia y los elementos para su gestión. Este marco legal, en sus niveles nacional y provincial, brinda la base necesaria y operativa para poner en práctica sus principios y políticas ambientales, dentro del área del proyecto. Sin embargo, para lograrlo en forma efectiva, la normativa de ordenamiento territorial del Municipio requiere ser adaptada a los objetivos y lineamientos de la política ambiental nacional y provincial, teniendo en cuenta los elementos de diagnóstico actualizados. 149
  • Con ello el Municipio de Tigre contará con el dispositivo normativo necesario para lograr, mediante normas adaptadas a las particularidades de este territorio, el tratamiento ambiental adecuado de su Sección Islas. 3.3. AREAS PROTEGIDAS 3.3.1. CONCEPTO – CATEGORIAS DE MANEJO Conforme la definición elaborada por la Resolución 70/03 del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA), al aprobar el Marco Estatutario del Sistema Federal de Áreas Protegidas, las mismas son zonas de ecosistemas continentales (terrestres o acuáticos) o costeros/marinos, o una combinación de los mismos, con límites definidos y bajo algún tipo de protección legal. Esta medida indica que las Áreas Protegidas (AP), atendiendo a la heterogeneidad de sus categorías, deberán ser lugares de excelencia para el ensayo y la demostración de métodos de conservación y desarrollo sostenible, contribuyendo a la conservación de los paisajes, los ecosistemas, las especies y la heterogeneidad genética; fomentando un desarrollo económico y humano sostenible desde los puntos de vista sociocultural y ecológico; prestando apoyo a proyectos de fortalecimiento institucional, de educación y capacitación sobre medio ambiente y de investigación y observación permanente en relación con cuestiones locales, regionales, nacionales y mundiales de conservación y desarrollo sostenible (art. 1). 3.3.2. NORMATIVA NACIONAL SOBRE AREAS PROTEGIDAS: No obstante que las disposiciones del art. 41 de la CN (1994) brindan la posibilidad del dictado de una norma de presupuestos mínimos sobre este tema, hasta el presente no existen antecedentes que demuestren que esta posible legislación haya pasado a formar parte de la agenda legislativa ambiental, sin perjuicio de lo cual se viene registrando un importante crecimiento en superficie y cantidad de las AP creadas en los últimos años, sobre todo las de carácter provincial. La única ley nacional de AP es la N° 22.351, que da ta del año 1980. Se rigen por ella todas las AP de jurisdicción nacional, siendo su órgano de aplicación, el ente autárquico ADMINISTRACION DE PARQUES NACIONALES (APN), el que está dirigido y administrado por un Directorio compuesto por un Presidente, un Vicepresidente y cuatro vocales designados por el Poder Ejecutivo Nacional. 150
  • La ley establece los mecanismos jurídicos para la creación de nuevas AP nacionales; constituye el Cuerpo de Guardaparques Nacionales, dentro de dicha Administración, asignándole funciones de policía administrativa en las áreas a su cargo. Podrán declararse Parque Nacional, Monumento Natural o Reserva Nacional, las áreas del territorio de la República que por sus extraordinarias bellezas o riquezas en flora y fauna autóctona o en razón de un interés científico determinado, deban ser protegidas y conservadas para investigaciones científicas, educación y goce de las presentes y futuras generaciones, con ajuste a los requisitos de Seguridad Nacional. En cada caso la declaración será hecha por ley (art. 1° Las tierras fiscales existentes en los ). Parques Nacionales y Monumentos Naturales, son del dominio público nacional. También tienen este carácter las comprendidas en las Reservas Nacionales, hasta tanto no sean desafectadas por la autoridad de aplicación (art. 2° ). La creación de nuevos Parques Nacionales, Monumentos Naturales o Reservas Nacionales, en territorio de una provincia, sólo podrá disponerse previa cesión a favor del Estado Nacional, del dominio y jurisdicción sobre el área respectiva. La norma define las tres categorías de AP nacionales y las normas de manejo que rigen en cada una. Es el Directorio de la APN el que dicta la reglamentación de las AP, emitiendo los correspondientes actos administrativos. En el año 1990, mediante los Decretos del Poder Ejecutivo Nacional Nº 2148 y 2149, y 453/94 se amplían las categorías de manejo incorporándose la de Reserva Natural Estricta (asimilable a Categoría I de la UICN), y Reserva Natural Silvestre destinadas a excluir ciertos sectores de los Parques y Reservas Nacionales del uso público o a encuadrar en dicha nominación otros predios fiscales nacionales. Dentro de la ecorregión Islas y Delta del Paraná, en la Provincia de Buenos Aires existe la Reserva Natural Estricta OTAMENDI, creada por el Decreto PEN N° 2149/90, está comprendida en el Municipio de Campana y cuenta con una superficie de 3000ha de un terreno que pertenecía al Consejo Nacional de la Minoridad y Familia, siendo su objetivo general educativo y de interpretación ambiental. Como corresponde a esta categoría, la reserva está destinada a ofrecer las máximas garantías para la conservación de la diversidad biológica y del ecosistema al que pertenece. Se encuentran prohibidas todas las actividades que modifiquen sus características naturales, puedan disminuir la diversidad biológica o afecten a cualquiera de sus componentes, con la única excepción de las 151
  • actividades necesarias para su manejo. Esta Reserva está asimismo incorporada a la lista de Humedales de Importancia Internacional, Convenio RAMSAR, como se señala a continuación. No obstante que las disposiciones del art. 41 de la CN (1994) brindan la posibilidad del dictado de una norma de presupuestos mínimos sobre este tema, hasta el presente no existen antecedentes que demuestren que esta posible legislación haya pasado a formar parte de la agenda legislativa ambiental, sin perjuicio de lo cual se viene registrando un importante crecimiento en superficie y cantidad de las AP creadas en los últimos años, sobre todo las de carácter provincial. La única ley nacional de AP es la N° 22.351, que data del año 1 980. Se rigen por ella todas las AP de jurisdicción nacional, siendo su órgano de aplicación, el ente autárquico ADMINISTRACION DE PARQUES NACIONALES (APN), el que está dirigido y administrado por un Directorio compuesto por un Presidente, un Vicepresidente y cuatro vocales designados por el Poder Ejecutivo Nacional. La ley establece los mecanismos jurídicos para la creación de nuevas AP nacionales; constituye el Cuerpo de Guardaparques Nacionales, dentro de dicha Administración, asignándole funciones de policía administrativa en las áreas a su cargo. Podrán declararse Parque Nacional, Monumento Natural o Reserva Nacional, las áreas del territorio de la República que por sus extraordinarias bellezas o riquezas en flora y fauna autóctona o en razón de un interés científico determinado, deban ser protegidas y conservadas para investigaciones científicas, educación y goce de las presentes y futuras generaciones, con ajuste a los requisitos de Seguridad Nacional. En cada caso la declaración será hecha por ley. (art. 1° Las tierras fiscales existentes en los Parques Nacionales y Monumentos ). Naturales, son del dominio público nacional. También tienen este carácter las comprendidas en las Reservas Nacionales, hasta tanto no sean desafectadas por la autoridad de aplicación (art. 2° ). La creación de nuevos Parques Nacionales, Monumentos Naturales o Reservas Nacionales, en territorio de una provincia, sólo podrá disponerse previa cesión a favor del Estado Nacional, del dominio y jurisdicción sobre el área respectiva. La norma define tres categorías de AP nacionales: Parque Nacional, Monumento Natural y Reserva Nacional y las normas de manejo que rigen en cada una. Es el Directorio de la APN el que dicta la reglamentación de las AP, emitiendo los correspondientes actos administrativos. En el año 1990, mediante los Decretos del Poder Ejecutivo Nacional Nº 2148 y 2149, y 453/94 se amplían las categorías de manejo incorporándose la de Reserva Natural Estricta (asimilable a Categoría I de la UICN), y Reserva Natural Silvestre destinadas a excluir ciertos sectores de los Parques y Reservas Nacionales del uso público o a encuadrar en dicha nominación otros predios fiscales nacionales. Estas categorías se asimilan a las propuestas por la UICN, de la siguiente manera: - 152 Reserva Natural Estricta (Decreto Nacional 2148/90) Categoría I
  • - Parque Nacional, Categoría II - Monumento Natural, Categoría III - Reserva Nacional, Categoría VI Dentro de la ecorregion Islas y Delta del Paraná, en la Provincia de Buenos Aires existe la Reserva Natural Estricta OTAMENDI, la que fue creada por el Decreto PEN N° 2149/90, está comprendida en el Municipio de Campana y cuenta con una superficie de 3000ha de un terreno que pertenecía al Consejo Nacional de la Minoridad y Familia, siendo su objetivo general educativo y de interpretación ambiental. Como corresponde a esta categoría, la reserva está destinada a ofrecer las máximas garantías para la conservación de la diversidad biológica y del ecosistema al que pertenece. Se encuentran prohibidas todas las actividades que modifiquen sus características naturales, puedan disminuir la diversidad biológica o afecten a cualquiera de sus componentes, con la única excepción de las actividades necesarias para su manejo. Esta Reserva está asimismo incorporada a la lista de Humedales de Importancia Internacional, Convenio RAMSAR, como se señala a continuación. 3.3.2.1 HUMEDALES La ley 23919, del año 1991, aprobó el Convenio relativo a los humedales de importancia internacional (1971), mientras que su enmienda, del año 1982, fue aprobada por ley 25335. Este Convenio, celebrado en la localidad de RAMSAR, Irán, reconoce la importancia de las funciones ecológicas internacionales de estos ambientes, como reguladores de los regímenes hidrológicos, del habitat de flora y fauna y como recurso cultural, económico científico y recreativo, cuya pérdida sería irreparable. Define al humedal y a las aves acuáticas (ART 1) y establece el compromiso de cada Estado parte en designar los humedales de su territorio, para la incorporación a la “lista” debiendo arbitrar todos los medios a su alcance para asegurar un manejo sustentable de los mismos. A los efectos de la Convención son humedales las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros y son aves acuáticas las que dependen ecológicamente de los humedales. La República Argentina (RA) ha designado numerosos Humedales; dentro del ambiente deltaico de la provincia de Buenos Aires, se encuentra la ya mencionada Reserva Natural Estricta Otamendi, reconocida como tal por decreto nacional N° 2149/90 . 153
  • La Reserva es uno de los sitios AICA (Área de Importancia para la Conservación de las Aves) del país y fue declarada Sitio Ramsar el 22 de marzo de 2008 “Día Mundial del Agua”. También en la Provincia de Buenos Aires se encuentra el Humedal “Bahía de Somborombón” designado como Reserva Natural Integral de Acceso Restringido, que, si bien no pertenece a la ecorregión “Delta del Paraná”, constituye junto con otras AP, un sistema que tiende a dar protección a todo el ambiente costero de la Provincia. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires ha inscripto en esta categoría a la Reserva Ecológica Costanera Sur (2005) la que se encuentra protegida por normativa local, a partir de la propia Constitución de la Ciudad, art. 27 inc. 4, y se encuentra designada como zonificación especial ARE, “Área de Reserva Ecológica“, dentro del Código de Planeamiento Urbano. La designación de humedales para la Lista de Ramsar se propone en base a la solicitud formal de las autoridades provinciales competentes. En el supuesto de partir la propuesta del nivel Municipal, podrán sus autoridades competentes delimitar el área y otorgarle normativa en relación a los temas a su cargo, la que se elevará a la Provincia para que ésta a su vez la remita a la SAyDS , la que será la encargada, con intervención del Comité Nacional Ramsar y de la Cancillería, en cuanto se trata de la aplicación de un Convenio Internacional, de remitir la solicitud a la Secretaría de Ramsar –con sede en Suiza– a fin de que se incorpore formalmente el sitio a la Lista de Ramsar. El Comité Nacional Ramsar fue creado por Resolución de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente Humano de la Nación, actual Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, para coordinar y asesorar en relación a la aplicación de la Convención sobre los Humedales en la Argentina. El Comité está integrado por la Subsecretaría de Ordenamiento y Política Ambiental a través de la Dirección de Recursos Ictícolas y Acuícolas, que tiene a su cargo las funciones ejecutivas dentro del Comité, la Administración de Parques Nacionales, la organización Humedales Internacional Américas, el Grupo sobre Humedales del Comité Argentino de UICN y las Provincias que incluyen Sitios Ramsar en su territorio. El manejo de los sitios Ramsar es competencia de las administraciones provinciales o de la APN, de acuerdo con la jurisdicción del mismo y en el supuesto de un humedal designado dentro de una jurisdicción municipal, esta tendrá a su cargo la elaboración del plan de manejo, el que debe ser aprobado por la autoridad de aplicación de la Provincia. 154
  • Es importante señalar que desde 1990, en el marco de la Conferencia de las Partes Contratantes de la Convención de Ramsar, surge el “Fondo de Pequeñas Subvenciones” o “Fondo para la Conservación de los Humedales”, como un mecanismo para asistir a países en desarrollo en la aplicación de la Convención y permitir la conservación y el uso racional de los recursos de humedales. 3.3.2.2. RESERVAS DE LA BIOSFERA: Esta categoría internacional nace como un intento para enfrentar el gran desafío que significa la continua pérdida de biodiversidad y la preservación de ecosistemas, sin dejar de satisfacer las necesidades humanas. A esos fines UNESCO creó el “Programa sobre el Hombre y la Biósfera o Programa MaB (Man and Biosphere), proponiendo que los Estados seleccionaran los sitios para experimentarlo. Se trata de un programa basado en la investigación interdisciplinaria, entre ciencias naturales y sociales, incluyendo la participación de los pobladores en los proyectos de conservación. Las Reservas de Biosfera son zonas de ecosistemas terrestres o costeros/marinos, o una combinación de los mismos, reconocidas en el plano internacional como tales en el marco del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO, cuyo punto focal en la Argentina es la SAyDS. En el marco del MaB, las Reservas de Biósfera han sido establecidas para promover y demostrar una relación equilibrada entre los seres humanos y la biósfera. Son designadas por el Consejo Internacional de Coordinación del Programa MaB a petición del Estado interesado, quienes deben proponer zonas de su territorio que cumplan con los criterios fijados. Las reservas de biosfera, quedan sujetas a la soberanía exclusiva del Estado en la que está situada y por lo tanto sometida únicamente a la legislación nacional, provincial o municipal, constituyen una Red Mundial en la cual los Estados participan de manera voluntaria. Esta forma de organización promueve el intercambio de información, experiencias y personal científico, en especial entre Reservas de Biosfera con ecosistemas semejantes o con experiencias similares en la solución de problemas relacionados con la conservación y el desarrollo. De este modo, la Red Mundial de Reservas de Biósfera contribuye a alcanzar los objetivos del Convenio sobre Diversidad Biológica, del que Argentina es Estado Parte, aprobado por ley nacional N° 24375. 155
  • Dentro de la ecorregión Delta del Paraná, en territorio de la Provincia de Buenos Aires, se encuentra incorporada a esta categoría la Reserva Municipal de la Biosfera Delta del Paraná, que abarca la 2a y 3a Sección Islas del Partido de San Fernando. Esta Reserva se encuentra manejada por el Municipio, el que estableció la declaratoria mediante Ordenanza N° 7470/2000, reglamentada mediante el Decreto Municipal N° 1303/2000, reglamentario a su vez de la norma sobre usos del suelo y zonificación, ordenanza N° 589/83. 3.3.3. LEGISLACION PROVINCIAL SOBRE ÁREAS PROTEGIDAS La Provincia de Buenos Aires cuenta con una norma específicamente dedicada a la creación y regulación de AP, las que denomina genéricamente “RESERVAS NATURALES”: La ley N° 10907, texto ordenado con sus modificatorias Nos. 12459, 12905 y 13757. Cabe recordar que esta norma, de aplicación en todo el territorio provincial, contempla la posibilidad de creación de Reservas en territorios municipales y privados (art. 10° ). Los Municipios podrán proponer la creación de Reservas en su territorio, lo que harán ante el organismo de aplicación provincial, Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible, (OPDS), junto a un informe técnico que acredite los supuestos que justifican su creación. El órgano de aplicación evaluará los antecedentes, decidiendo acerca de la procedencia de la creación de la reserva, en caso de coincidir, se elevará el proyecto de ley a la firma del Poder Ejecutivo provincial y posterior remisión a la Legislatura, ya que en todos los casos la creación de una Reserva Provincial se perfecciona mediante una ley provincial (art. 16 decreto reglamentario 218/94) También el Plan de Manejo que se ordene deberá contar con la aprobación de la autoridad provincial (decreto 218/94 art, 18). El Ejecutivo Provincial puede realizar una declaración provisoria, en supuesto de urgencia, debiendo ser confirmada por ley en el plazo máximo de dos años (art.3). El PE debe reglamentar el manejo de cada una de las AP art. 5 o bien aprobar el que dicte el Municipio art. 18 dec. 218/94. Las declaraciones se anotan en el Registro de la Propiedad. Se reglamenta un procedimiento para la declaratoria en tierras privadas (arts. 7 y 10 de la ley y art. 16/17/18/19 del decreto reglamentario citado). Según su estado patrimonial las reservas pueden ser: Provinciales, Municipales o Privadas (art. 10-1). Según su tipo, podrán ser: (art. 10 2) A) Parques Provinciales Atractivo natural, objetivo de protección de la naturaleza y solaz y zonifican como (art. 12) 156 educación del pueblo. Se
  • 1. Zona intangible, solo fines científicos 2. Zona primitiva, científicos y recreación primitiva 3. Zonas de uso extensivo, educativo y recreativo de baja densidad 4. Zonas de uso intensivo, educativo y recreativo intensivo 5. Zona de uso especial: no más del 5%, para usos necesarios, aunque no propios del parque B) Reservas Naturales Integrales Protegen a la naturaleza en su conjunto, acceso limitado, solo investigación o exploración científica C) Reservas Naturales de Objetivos Definidos Protegen los componentes del medio natural y cultural, en forma conjunta o aislada, actividad humana reglamentada. Pueden ser 6. Botánicas 7. Faunísticas 8. Geológicas y Paleontológicas 9. De Protección de Suelos o Cuencas 10. Escénicas 11. Educativas 12. De Objetivos Mixtos D) Reserva de Uso Múltiple Orientadas a la investigación y experimentación del uso racional y sostenido del medio y los recursos naturales. Se seleccionan como representativas de un paisaje y deben servir a la preservación del sistema más que a especies individuales. Se zonifican en (art.13): 1. Zona intangible; conservación 2. Zona de amortiguación proteccion de la anterior 3. Zonas experimentales: unidad de evaluación de efectos antropogénicos E) Refugios de Vida Silvestre Zonas propicias para la conservación de la fauna, con veda de caza. F) Monumentos Naturales (Art.11) A) regiones, objetos o especies B) naturales terrestres o acuáticos o vivos C) Puedes formar parte de una reserva natural. La norma crea el cuerpo de guardaparques, con facultad de actuar como fuerza pública y designa como órgano de aplicación al ORGANISMO PROVINCIAL PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE (OPDS) el cual cuenta a su vez con una DIRECCION DE AREAS NATURALES PROTEGIDAS. 157
  • Se establecen prohibiciones generales de actividades en las Reservas y los requisitos para los casos excepcionales, en que se pueden realizar obras u acciones que no estén permitidas (art. 21), mientras que las normas de manejo son delegadas a la autoridad de aplicación, según cada clase de Reserva. En cuanto a las Reservas Provinciales anteriores a la ley 10907, el Art. 30 dispone que las Provinciales existentes con anterioridad, mantendrán provisionalmente su carácter de tales, debiendo el Poder Ejecutivo producir una evaluación técnica en un plazo no mayor a tres (3) años, indicando si todas o alguna de ellas justifican aún su continuidad como Reservas Naturales. De aquellas cuya continuidad se estimare conveniente, se elevará a la legislatura el proyecto de ley que sancione su carácter definitivo, esto quiere decir que aquellas Reservas que no sean ratificadas expresamente, quedan en una situación indefinida, ya que tampoco se establece su caducidad en forma expresa. 3.3.3. LEGISLACIÓN PROVINCIAL SOBRE AREAS PROTEGIDAS La Provincia de Buenos Aires cuenta con una norma específicamente dedicada a la creación y regulación de AP, las que denomina genéricamente “RESERVAS NATURALES”: La ley N° 10907, texto ordenado con sus modificatorias Nos. 12459, 12905 y 13757. Esta norma, de aplicación en todo el territorio provincial, contempla la posibilidad de creación de Reservas en territorios municipales y privados (art. 10° ). Los Municipios podrán proponer la creación de Reservas en su territorio, lo que harán ante el organismo de aplicación provincial, Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible, (OPDS), junto a un informe técnico que acredite los supuestos que justifican su creación. El órgano de aplicación evaluará los antecedentes, decidiendo acerca de la procedencia de la creación de la reserva, en caso de coincidir, se elevará el proyecto de ley a la firma del Poder Ejecutivo provincial y posterior remisión a la Legislatura, ya que en todos los casos la creación de una Reserva Provincial se perfecciona mediante una ley provincial (art. 16 decreto reglamentario 218/94). También el Plan de Manejo que se ordene deberá contar con la aprobación de la autoridad provincial (decreto reglamentario N° 218/94 art. 18).El Ejecuti vo Provincial puede realizar una declaración provisoria, en supuesto de urgencia, debiendo ser confirmada por ley en el plazo máximo de dos años (art.3).El PE debe reglamentar el manejo de cada una de las AP (art. 5) o bien aprobar el que dicte el Municipio (art. 18 dec. 218/94). Las declaraciones se anotan en el Registro de la Propiedad, lo que da certeza y publicidad a la restricción. La norma reglamenta un procedimiento para la declaratoria en tierras privadas (Art. 7 y 10 de la ley y art. 16/17/18/19 del decreto reglamentario citado). 158
  • Según su estado patrimonial las reservas pueden ser: Provinciales, Municipales o Privadas (art. 101). Según su categoría, podrán ser: (art. 10-2) A) Parques Provinciales: Por su atractivo natural, objetivo de protección de la naturaleza y solaz y educación del pueblo. Se zonifican como (art. 12) Zona intangible, sólo fines científicos Zona primitiva, científicos y recreación primitiva Zonas de uso extensivo, educativo y recreativo de baja densidad Zonas de uso intensivo, educativo y recreativo intensivo Zona de uso especial: no más del 5%, para usos necesarios, aunque no propios del parque B) Reservas Naturales Integrales Protegen a la naturaleza en su conjunto, acceso limitado, sólo investigación o exploración científica C) Reservas Naturales de Objetivos Definidos Protegen los componentes del medio natural y cultural, en forma conjunta o aislada, la actividad humana está reglamentada. Pueden ser: Botánicas Faunísticas Geológicas y Paleontológicas De Protección de Suelos o Cuenca Escénicas Educativas De Objetivos Mixtos D) Reserva de Uso Múltiple Orientadas a la investigación y experimentación del uso racional y sostenido del medio y los recursos naturales. Se seleccionan como representativas de un paisaje y deben servir a la preservación del sistema más que a especies individuales. Se zonifican en (art.13): Zona intangible; conservación Zona de amortiguación; protección de la anterior Zonas experimentales: unidad de evaluación de efectos antropogénicos E) Refugios de Vida Silvestre Zonas propicias para la conservación de la fauna, con veda de caza. F) Monumentos Naturales (Art.11), podrán ser: 159
  • a) regiones, objetos o especies b) naturales terrestres o acuáticos o vivos c) Pueden formar parte de una reserva natural La norma crea el cuerpo de guardaparques, con facultad de actuar como fuerza pública y designa como órgano de aplicación al ORGANISMO PROVINCIAL PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE (OPDS) el cual cuenta a su vez con una DIRECCION DE AREAS NATURALES PROTEGIDAS. La norma establece prohibiciones generales de actividades en las Reservas y los requisitos para los casos excepcionales, en que se pueden realizar obras u acciones que no estén permitidas (art. 21), mientras que las normas de manejo son delegadas a la autoridad de aplicación, según cada clase de Reserva. En cuanto a las Reservas Provinciales anteriores a la ley 10907, el Art. 30 dispone que las existentes con anterioridad, mantendrán provisionalmente su carácter de tales, debiendo el Poder Ejecutivo producir una evaluación técnica en un plazo no mayor a tres (3) años, indicando si todas o alguna de ellas justifican aún su continuidad como Reservas Naturales. De aquellas cuya continuidad se estimare conveniente, se elevará a la legislatura el proyecto de ley que sancione su carácter definitivo, esto quiere decir que aquellas Reservas que no sean ratificadas expresamente, quedan en una situación indefinida, ya que tampoco se establece su caducidad en forma expresa. 3.3.4. NORMATIVA DEL MUNICIPIO DE TIGRE EN MATERIA DE AREAS PROTEGIDAS Con anterioridad a la sanción de la ley provincial N° 10907, se creó en la Sección 1a de las Islas de l Tigre, la RESERVA NATURAL INTEGRAL “PARQUE ECOLÓGICO DE LA PRIMERA SECCIÓN DE ISLAS DEL DELTA DEL PARANÁ, PARTIDO DE TIGRE”, mediante la ordenanza N° 758/88. De acuerdo a su exposición de motivos, esta creación obedeció al imperativo de garantizar que la zona preserve las condiciones para el natural desarrollo ecológico, al tiempo de posibilitar el uso turístico y productivo sustentable, invocando las facultades del órgano legislativo Municipal que surgen de los arts. 26, 27 inc 3, 7,14 y 25, de la ley orgánica de municipios y en la ley 9533 sobre régimen de los inmuebles del dominio provincial y municipal. La Reserva está formada por las tierras no catastradas y juncales formados y que se formen en el futuro por el proceso natural de sedimentación, que se extiende entre los cauces de los ríos Paraná de las Palmas y Luján, proyectados en el estuario del Río de la Plata, creciendo en forma constante y prosiguiendo el sistema natural que dio origen a la formación de la 1a Sección de Islas del Delta del Paraná, partido de Tigre, cuya superficie se encuentra en constante incremento. La norma determina 160
  • una “1a etapa” no inferior a las tierras catastradas, como se indica en el gráfico que como Anexo forma parte de la norma y se agrega al final del apartado. Esta ordenanza no ha alcanzado una completa implementación, ni ha recibido hasta el presente la convalidación provincial. Deberá tenerse en cuenta además que las nuevas islas y el territorio aluvional sobre el cual se declara la Reserva, pertenecen al dominio provincial, lo que, sin bien no impide al Municipio ejercer sus competencias sobre el mismo, por tratarse de parte de su territorio, hace aún más necesaria la articulación entre ambas instancias jurisdiccionales. En cuanto a las especificaciones de la categoría de manejo de la Reserva Municipal, el régimen resulta de las propias expresiones de la norma, cuyo objetivo manifiesto es la “integral” preservación de los componentes ambientales del sitio (art.1), preservación que considera de “utilidad pública”. Cabe entender que esta manifestación implica una afectación al “dominio público” de las tierras que componen la Reserva al presente y las que se agreguen en el futuro, sobre las que se presenta el conflicto ya indicado.Esta afectación anula la posibilidad de enajenación del suelo, lo que condice con la búsqueda de una protección integral. El art. 4° indica que la creación de la Reserva “…configura total restricción de dominio con relación a posibles derechos de terceros, cualquiera sea su situación legal, correspondiendo al Departamento Ejecutivo arbitrar las medidas que resulten necesarias para liberar la Reserva de toda ocupación de terceros, garantizando así el normal desenvolvimiento del proceso natural sin alteraciones artificiales…”. Consideramos que este artículo no está destinado a establecer restricciones al dominio sobre inmuebles privados existentes en la Sección 1ª Islas, ya que la ordenanza las excluyó expresamente y que, de establecerse restricciones, la norma debió contener las precisiones necesarias sobre los derechos alcanzados y los límites de la restricción establecida, la que nunca puede ser “total”. A nuestro entender, la norma apunta a la posible recuperación de espacios ocupados sin derecho, a fin de evitar la interferencia con los fines propuestos. La ordenanza no propone expropiaciones, ya que la declaración recae sobre tierras públicas y faculta al Ejecutivo a librar comunicaciones al Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia (entonces autoridad de aplicación) y a la posterior celebración de convenios o acuerdos que resulten necesarios para preservar la reserva, la realización de estudios, la administración, la vigilancia y todo acto administrativo consecuente con los fines enunciados. El decreto de promulgación de la ordenanza, N° 1879 /88, estableció un programa de tareas en su cumplimiento, notificando al Partido de San Fernando, que fue invitado a sumarse a la propuesta (art. 161
  • 3 Ord. 758/88); designando a la escribanía interviniente (art. 5° ordenando la publicación en el ); Boletín Oficial de la Provincia de Buenos Aires y la notificación a la Prefectura Naval Argentina, para que actuara como órgano de control. El plan de tareas incluyó también la intervención de la Dirección de Catastro Municipal, a los efectos de inscribir la reserva creada en la documentación cartográfica municipal, mientras que la Secretaría de Planeamiento debería incorporar la reserva en los planos territoriales del Partido y elevar el proyecto de decreto reglamentario y organigrama de funciones de los organismos municipales que tendrán a su cargo la Administración de la Reserva creada por la Ordenanza. Posteriormente se dictó el decreto 2393/88 designando asesora y coordinadora honoraria de los trabajos y estudios a efectuarse en la Reserva a la Estación de Biología Delta, la que debería coordinarlos con la Dirección de Planeamiento Urbano. No hay constancias de avance respecto a estas previsiones, con excepción del Decreto Municipal N° 115/09, que ordenó la toma de posesión, en el marco del art. 2351 CC, de tierras no catastradas que identifica, para afectarlas al cumplimiento de la Ordenanza 758/88, en el sector graficado, cuya imagen se agrega al final de este apartado. En la medida que subsista la consideración de las nuevas islas y tierras aluvionales como tierras del dominio de la Provincia, resultará necesario implementar una modalidad acorde a ello, en la posible creación de una nueva norma protectora del área. Para ello, el municipio podrá proponer una norma protectora dentro de las materias de su incumbencia, las que le corresponden en todo el territorio bajo su jurisdicción, sin perjuicio de evaluar la posibilidad de gestionar ante las autoridades provinciales una protección integral sobre las tierras públicas, que contemple la necesaria articulación para el logro de objetivos que sin duda han de ser compartidos. Actualmente en el nivel municipal existe en curso de desarrollo, mediante la celebración de un Convenio de Cooperación con la Asociación Ornitológica del Plata, de acciones tendientes a la creación, desarrollo y consolidación de reservas naturales urbanas en su territorio, con fines educativos y de conservación, cuyo primer objetivo es la creación de una Reserva Natural en el Delta del Tigre, en tierras de propiedad del Municipio, comprometiéndose la Asociación al relevamiento de flora y fauna, zonificación y diseño de plan de manejo para la reserva, diseño de senderos, cartelería, folletería, integración con la comunidad y capacitación. La concreción de esta reserva se enmarca en el Programa Turismo Sustentable, firmado entre la SAyDS de la Nación y el Municipio y brindará la posibilidad de contar con un área destinada a la preservación, con finalidades educativas y turísticas. 162
  • El Convenio, firmado por el Sr. Intendente, fue registrado mediante Resolución 1523/09 de la Secretaría de Gobierno. A continuación se incorporan imágenes que acompañan al decreto 115/09 “Isla Nueva”. 163
  • 3.3.5. CONCLUSIONES No obstante reconocer la necesidad de resolver la dispersión de jurisdicciones en la materia de creación y regulación de AP, lo que podría hacerse por la vía del dictado de una ley nacional que instituya mínimos presupuestos jurídicos para un Sistema Federal de AP unificado, fijando estándares comunes sobre AP para todo el Territorio Nacional, roles institucionales de los organismos competentes, nacionales y provinciales, llamando a formular el Plan Nacional de Ampliación y Consolidación del Sistema de AP, integrado al Ordenamiento Ambiental del Territorio que el país adoptó como instrumento de gestión ambiental mediante la Ley General del Ambiente (Informe APN citado), también se debe reconocer y resaltar la posibilidad de celebrar convenios interjurisdiccionales, o de recurrir a los mecanismos del denominado “federalismo de concertación”, que posibilite la creación de AP que abarquen más de una provincia o municipio, dotándolos de normativa homogénea y planes de manejo compatibles. En tal sentido es viable desde el punto de vista del marco legal e institucional vigente, que los Municipios con jurisdicción sobre la Ecorregión Delta e Islas del Paraná, de la Provincia de Buenos Aires, aprovechando la existencia de organismos como el CONINDELTA y los Comités de las 164
  • cuencas compartidas, marchen hacia acuerdos para brinden protección a todo el sector, subsanando el escaso control que parece existir sobre las numerosas AP del Delta del Paraná y la carencia de Planes de Manejo con carácter normativo y autoridades de aplicación con recursos y facultades suficientes. En cuanto a la normativa específicamente municipal, la ley provincial brinda un marco para la declaración de áreas protegidas en este nivel, siendo posible también evaluar la pertinencia de declaratorias bajo categorías internacionales, especialmente la de “Reserva de la Biósfera”, que aporta flexibilidad de manejo y puede completarse mediante normativa local de ordenamiento territorial y ambiental. 3.4. PRINCIPALES ASPECTOS DEL RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS AGUAS Y LA NAVEGACIÓN 3.4.1. LA NAVEGACIÓN EN EL ORDEN JURÍDICO NACIONAL Siendo el área de proyecto un sector de la ecorregión “Islas y Delta del Paraná”, resulta de importancia comprender el régimen jurídico de las aguas que lo conforman, de las que liminarmente diremos, que se trata de aguas “con aptitud para satisfacer usos de interés general (art. 2340 inc 3° CC), los que las coloca dentro del régimen de los bienes del dominio público. A partir de esta calificación, es el Estado, en sus distintos niveles jurisdiccionales, el garante de la preservación de estas aguas, en su carácter de recurso natural afectado a usos de interés general, mediante el dictado y aplicación de las normas que compatibilicen su preservación con las distintas formas de uso y aprovechamiento de que el agua es pasible, entre las cuales se encuentra la navegación en todas sus formas. Con respecto a este uso, cabe anticipar que la navegabilidad de los cursos de agua goza de una especial consideración dentro de nuestro ordenamiento legal, por su cualidad de medio de comunicación y de transporte de mercancías y personas, medio que si bien no tiene actualmente en el país la importancia relativa que otrora tuviera, las importantes y numerosas vías fluviales y cauces que lo cruzan, además de su extenso litoral marítimo, continúan siendo elementos cuyo uso y aprovechamiento hace al bienestar general, lo que resulta especialmente aplicable en el sector que nos ocupa. La Constitución Nacional contempla, desde su primera redacción de l853, como uno de los derechos fundamentales que reconoce, a la libertad de circulación por todo el territorio nacional (arts. 10, 11, 12 y 26) incluyendo la libre navegación de los ríos interiores, únicamente sujeta a las reglamentaciones nacionales. 165
  • Sin perjuicio de lo señalado, en la actualidad el tratamiento jurídico de las aguas excede en mucho su uso para la navegación, junto con el correspondiente a los distintos tipos de cauces aptos a ese fin, encontrándose el agua en el centro de la atención ambiental, en cuanto elemento esencial para la vida humana y la sustentabilidad de todos sus sistemas. En tal abordaje, el agua es considerada como un componente vital de los ecosistemas, siendo el sector islas del partido de Tigre, parte del sistema de humedal, poseedor de capacidades específicas para prestar servicios ambientales, cuya continuidad debe mantenerse. El tratamiento jurídico de esta categoría de ecorregión y su posible incorporación dentro de las áreas protegidas, se desarrolla en el informe sobre dichas áreas, mientras que en el presente se aborda en forma conjunta y coordinada el agua y la navegación. 3.4.1.1. JURISDICCIÓN SOBRE LOS CURSOS DE AGUA Sin perjuicio de lo adelantado y de acuerdo al sistema institucional que nos rige, son las provincias las que ejercen el llamado "dominio originario" o “dominio eminente” sobre los recursos naturales existentes en su territorio, cuya regulación en lo que hace a su preservación y aprovechamiento se encuentra a su cargo, tal como se desprende de la reserva del art. 124 CN in fine: “...Corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio...”. Esto es entendido por la mayoría de la doctrina, con los mismos alcances del “dominio eminente” de las provincias sobre sus recursos naturales, que reconoce su facultad de .administración de los recursos, mediante concesiones u otras modalidades administrativas (CPBA art. 28). La provincia de Buenos Aires concreta esta facultad mediante el Código de Aguas y la ley N° 10106 que organiza el régimen provincial en materia hidráulica, normas que coexisten con leyes nacionales que rigen el derecho de la navegación (dictadas en virtud de las facultades del Congreso Nacional en sancionar las leyes “de fondo”, art. 75 inc 10 CN) y la ley de presupuestos mínimos para la gestión del recurso, dictada en virtud de la distribución de competencias que estableció el nuevo art. 41 CN. Esta aclaración es pertinente para la mejor comprensión del sistema, ya que es necesario distinguir entre la normativa destinada a regular la navegación como forma de transporte y comunicación, de la legislación que aborda a los cursos de aguas y las obras que los afectan, y aquella que se ocupa del agua como recurso natural, cuya preservación hace a las condiciones ambientales en que se desarrolla la vida social. 166
  • 3.4.1.2. LOS CURSOS DE AGUA SON BIENES DEL DOMINIO PÚBLICO El Código Civil, al fijar las normas relativas a los denominados “derechos reales” (Libro 3° Título 1) o sea aquellos que vinculan a las personas (físicas o jurídicas) con las cosas, en Capítulo Único y reafirmando los principios constitucionales, establece (art. 2339): “las cosas son Bienes del dominio público del Estado general que forma la Nación, o de los estados particulares de que ella se compone, según la distribución de los poderes hecha por la Constitución Nacional; o son bienes privados del Estado general o de los estados particulares”. Esta distinción entre las dos categorías de bienes que pueden integrar el patrimonio del Estado (sea éste el estado nacional, provincial o municipal); entre bienes de dominio público o bienes de dominio privado, reviste la mayor importancia en cuanto se derivan de ella consecuencias jurídicas trascendentales: el dominio público es inalienable e imprescriptible, mientras que el dominio privado está sujeto a reglas casi iguales que la propiedad privada. Son bienes pertenecientes al dominio público del Estado, tal como los reconoce la doctrina administrativista, todos aquellos que, por los fines que con ellos se persigue, se hallan sometidos a un régimen jurídico especial de derecho público. No existe en nuestro sistema una definición legal de estos bienes, sino que su determinación como tales depende de la afectación a un uso de utilidad pública, como principal nota que los distingue. No por surgir de las normas del Código Civil esta distinción entre dominio público y privado del Estado, significa que las categorías delineadas se encuentren regidas por normas privadas, sino que este cuerpo normativo fijó sus propios límites, al instalar como bienes del Estado a determinada categoría, cuya regulación precisamente quedarían por fuera de las disposiciones del derecho civil, correspondiendo al derecho administrativo. Nuestra legislación civil, ya señalamos, no define estos bienes, sino que los individualiza, en el art. 2340, cuyo incisos 3° 4° y 6° revisten especial in terés para este caso: “Quedan comprendidos entre , los bienes públicos….inc. 3 los ríos, sus cauces, las demás aguas que corren por cauces naturales y toda agua que tenga o adquiera la aptitud de satisfacer usos de interés general, comprendiéndose las aguas subterráneas,… 4° Las pla yas del mar y las riberas internas de los ríos entendiéndose por tales la extensión de tierra que las aguas bañan o desocupan durante las altas mareas normales o las crecidas medias ordinarias… y 6° “…las islas formadas o que se formen en el mar territorial o en toda clase de río o en los lagos navegables, cuando ellas no pertenezcan a particulares….” 167
  • Por su parte el art. 2341 del código Civil determina que “Las personas particulares tienen el uso y goce de los bienes públicos del Estado o de los Estados, pero estarán sujetas a las disposiciones de este Código y a las ordenanzas generales o locales”, lo que significa que si bien el uso de los bienes dominiales pertenece al pueblo en general, este uso podrá estar sujeto a regulaciones en función del interés general en su preservación y sustentabilidad, siendo el Estado quien tiene la función irrenunciable de garantizar esta continuidad. Contamos entonces con un régimen básico, de derecho público, sobre los ríos o cursos de agua con capacidad de satisfacer usos de interés general, los que pertenecen al dominio público del Estado provincial. A esta categoría de dominio corresponden los cursos de agua que corren por territorio provincial, carácter que alcanza a los que fluyen por el territorio de la Primera Sección de Islas del Delta del Paraná, en jurisdicción del partido de Tigre. Lo señalado es sin perjuicio de la jurisdicción nacional, la que abarca todo cuanto se relaciona con la policía de la navegación y los derechos sobre la misma, que se analizan más abajo. En cuanto a las facultades del municipio, se tendrá presente, además de las competencias otorgadas por la ley provincial 10106 sobre las llamadas vías navegables vecinales, que el municipio tiene a su cargo ciertos temas que hacen a la calidad de las aguas, como es el caso de la recolección de residuos, la higiene en las costas o los vertidos domiciliarios. 3.4.1.3. PODER DE POLICÍA DE LA NAVEGACIÓN Atendiendo a la navegación de los cursos de agua, el “poder de policía” sobre la misma corresponde a la Prefectura Naval Argentina (PNA), regulada por la Ley N° 18398, cuyo Art. 2º indica que ésta es la Fuerza por la que el Comando en Jefe de la Armada ejerce el servicio de policía de seguridad de la navegación, el servicio de policía de seguridad y judicial y, parcialmente, la jurisdicción administrativa de la navegación. En tal carácter (art. 4° corresponde a la PNA actu ar en los ríos, canales y demás aguas navegables ) de la Nación que sirvan al tránsito y comercio interjurisdiccional, en las márgenes de los ríos, lagos canales y demás aguas navegables hasta una distancia de 35m desde la línea de ribera, en cuanto se relacione con el ejercicio de la policía de seguridad de la navegación. Asimismo corresponde a la 168
  • Prefectura Naval dictar ordenanzas en relación con las leyes que rigen la navegación y hacerlas cumplir. 3.4.1.4. DERECHO DE LA NAVEGACIÓN Se encuentra regulado por la ley nacional N° 20094 , la que también cuenta con normas relativas a la jurisdicción sobre cursos de agua navegables, en su Título III, reiterando su condición de bienes públicos, siendo su objetivo principal la regulación de los derechos y obligaciones relativos a las personas o bienes dedicados a la navegación como actividad comercial. Como puede advertirse de toda esta normativa relativa a la navegación, su objetivo principal es asegurarla, para que pueda cumplirse en condiciones de seguridad, removiendo todos los obstáculos que se le puedan presentar y brindando normas de seguridad en las vías navegables y en las instalaciones que la sirven. Así resulta desde la misma Constitución Nacional, en los artículos reseñados, pasando por el Código Civil, art. 2641, que reitera: “Si los ríos fueran navegables, está prohibido el uso de sus aguas que de cualquier modo estorbe o perjudique la navegación, o el libre paso de cualquier objeto de transporte fluvial”, dentro de los cuales quedan comprendidos no sólo embarcaciones de todo tipo sino también otras formas de transporte, como las jangadas, o todos aquellos denominados “flotables”, dando entonces preferencia a este uso por sobre otros aprovechamientos posibles del recurso. 3.4.1.5. LOS CURSOS DE AGUA COMO RECURSO NATURAL Sin perjuicio de esta visible preferencia otorgada por la ley al uso de los cursos de agua para la navegación, la misma debe ser compatibilizada con su preservación ambiental, evitando su contaminación, el agotamiento u otras formas de destrucción o menoscabo. Así es como normas de protección ambiental se encuentran en distintas legislaciones sobre navegación, como la propia ley 18398 que organiza a la PNA y que ya hemos comentado. Con el propósito específico de proteger el agua como recurso natural, la Nación ha dictado la ley N° 25688, de régimen de gestión ambiental de las Aguas, se trata de una norma de presupuestos mínimos, dictada dentro del esquema creado por el nuevo art. 41 de la CN, lo que quiere decir que contiene aquellos estándares básicos de protección que las provincias deberán completar, de acuerdo a su realidad local. 169
  • No obstante haber sido promulgada en el año 2002, la norma no ha sido reglamentada por el PE hasta el presente y si bien las disposiciones de la misma se pueden considerar operativas, obsta a esa operatividad la falta de constitución de los organismos pertinentes destinados a su implementación. Como indicamos, esta norma, a pesar del tiempo transcurrido y de la intimación cursada por la Defensoría del Pueblo de la Nación (Res 39/2007) para que se procediera a su reglamentación, no lo ha sido hasta la fecha, con lo cual los comités de cuenca no están funcionando a nivel nacional, ni existe una autoridad de aplicación que ejerza las facultades que la norma otorga, en especial las relativas a la determinación de estándares de uso. En tal circunstancias el Código de Aguas de la Provincia de Buenos Aires es la norma de máxima jerarquía en el tema, aplicable en toda la Provincia. 3.4.2. NORMATIVA PROVINCIAL SOBRE AGUAS Y NAVEGACIÓN 3.4.2.1. RÉGIMEN GENERAL EN MATERIA HIDRÁULICA La ley N° 10106, Denominada “Régimen General en Mat eria Hidráulica”, fue sancionada el 29 de noviembre de 1983 y modificada por las leyes 10385, 10988 y decreto 2307/99, en uso de la facultad legislativa que corresponde a los estados locales para regular la forma de efectuar por parte de los particulares el uso y goce de los bienes públicos a su cargo. El objeto de esta norma es la regulación de los estudios, anteproyectos, proyectos, ejecución y financiación de obras de drenaje rurales; desagües pluviales urbanos; dragado y mantenimiento de cauces en vías navegables; dragado de lagunas u otros espejos de agua y su sistematización, así como cualesquiera otros trabajos relacionados con el sistema hidráulico provincial. El Ministerio de Obras Públicas, a través de sus organismos específicos, tendrá a su cargo la vigilancia, protección, mantenimiento y ampliación del sistema hidráulico provincial. La ejecución de cualquier tipo de trabajo que pueda afectar el equilibrio de dicho sistema requerirá la intervención técnica del Organismo de Aplicación, el que podrá establecer restricciones al dominio privado, ejercer el poder de policía, ejecutar obras de restitución en caso de obras clandestinas y aplicar multas. 170
  • Conforme el art. 3º, el Organismo de Aplicación, podrá delegar en los Municipios el poder de policía, hasta los límites de capacidad de los cuerpos receptores que, a juicio de la misma, no comprometan el normal funcionamiento de los sistemas de drenaje zonal y total. En cuanto al tratamiento de las vías navegables, el Artículo 10º establece que se regirán por sus disposiciones las obras y trabajos a realizar en las vías navegables, que tengan por objeto: a) La profundización de cauces existentes y su rectificación mediante dragado. b) La apertura, mediante dragado, de nuevos canales de navegación o desagües. c) El saneamiento de zonas bajas ribereñas mediante el rellenado por refulado. d) La construcción y mantenimiento de endicamientos para recibir el material refulado y tareas auxiliares entre ellas, limpieza, perfilado de taludes, tendido y movimiento de cañerías. e) La eliminación de troncos y otros obstáculos para la navegación, sumergidos, semisumergidos y flotantes, así como su señalización en caso de ser necesaria. f) La ejecución y mantenimiento de profundidades adecuadas en puertos y accesos a mercados de frutos o estaciones de enlace. Los artículos 11 y 12 establecen una distinción importante entre vías de navegación de interés general y de interés local, siendo las primeras aquellas que por su tránsito o importancia por las vinculaciones que realiza, adquieren el significado de “rutas de navegación” y son atendidas por la Provincia exclusivamente, mientras que las que no estén incluidas en esta condición se considerarán “vías navegables de interés vecinal” y podrán ser atendidas en forma indistinta por las Municipalidades o por el Órgano de Aplicación. Las Municipalidades podrán percibir una “tasa por dragado y conservación de vías navegables vecinales” con cargo a los propietarios o poseedores de los inmuebles ubicados en las zonas ribereñas de influencia. Los fondos que por este concepto ingresaren, se afectarán a atender erogaciones de este tipo de obras. Los frentistas estarán obligados a recibir el material refulado y aceptar las rectificaciones de cauces en la forma y condiciones que disponga el Organismo de Aplicación si se trata de vías navegables de interés general o el Organismo de Aplicación y/o la Municipalidad, si se trata de vías navegables de interés vecinal. Los frentistas no podrán efectuar construcciones que afecten la navegación o entrañen un peligro para la misma, el escurrimiento de las aguas o el tránsito por la ribera de acuerdo al Código Civil. Son responsables de retirar los árboles y las cosas, caídos o próximos a caer en los cursos de agua, que puedan perturbar la navegación. 171
  • El Organismo de Aplicación estará obligado a refular el material proveniente del dragado de vías principales en aquellos recintos que estuvieran construidos con el objeto de conformar ataja repuntes por los propietarios frentistas. Los estudios, proyectos y ejecución de los recintos deberán ser aprobados por el Organismo de Aplicación y serán ejecutados y pagados por los frentistas propietarios o poseedores a título de dueños. El art. 24 de la ley 10.106, con la redacción que le impuso el art. 7° de la ley 10.385, determina que “…el organismo de aplicación de la ley será la Dirección Provincial de Hidráulica del Ministerio de Obras y Servicios Públicos”, de tal modo que este último es el organismo público encargado de efectuar la ya mencionada distinción entre vías navegables de interés general y de interés local. 3.4.2.2. CÓDIGO DE AGUA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES: Con posterioridad a la ley 10106 fue dictado el denominado “Código de Agua” de la Provincia de Buenos Aires, ley 12257, el que establece el régimen de protección, conservación y manejo del recurso hídrico de la Provincia. El Código preserva en el Poder Ejecutivo provincial, además de sus facultades para la fijación, publicación e instrumentación de las políticas de agua, dentro de los lineamientos legislativos, las de decretar reservas que prohíban uno o más usos, establecer preferencias por categorías, regiones, o cuencas, fijar los cánones de los permisionarios, fijar dotaciones de agua, suspender el suministro para algunos usos en caso de emergencia e imponer limitaciones y restricciones al dominio privado, para el mejor aprovechamiento del agua y del medio ambiente. El cumplimiento de estas atribuciones se hará con la asistencia del ente autárquico creado por la norma, como órgano de aplicación de la misma, denominado Autoridad del Agua. Este ente deberá realizar una planificación hidrológica que le permita satisfacer las demandas de agua protegiendo su calidad, deberá confeccionar cartas de riesgo hídrico y podrá establecer restricciones al uso, en salvaguarda de la salud pública. Goza de amplias facultades en el cumplimiento de su cometido, incluida la de realizar inspecciones y recurrir al auxilio de la fuerza pública en la supervisión de las obras que afectan al recurso y en su mantenimiento. 172
  • A cargo de la Autoridad se encuentra la realización de un “Catastro“ que registre la ubicación, cantidad y calidad del agua pluvial, superficial y subterránea y las obras hidráulicas, debiendo también inscribirse en el Registro Inmobiliario todos los derechos o restricciones que beneficien o afecten a los inmuebles, en relación al uso del agua. El Código reafirma el uso público y gratuito del agua, conforme los reglamentos generales, para las necesidades domésticas: bebida, higiene, transporte gratuito, pesca deportiva o esparcimiento. Regula lo relativo a permisos y concesiones para la ocupación, uso y aprovechamiento del agua. Según el Artículo 55 los usos especiales que se otorgarán por concesión son los siguientes: Abastecimiento de agua potable; Uso agropecuario; Uso industrial; Uso recreativo, deportivo y de esparcimiento; Uso energético; Uso de aguas con propiedades terapéuticas, medicinales y termales o vapor de agua; Uso minero; Uso piscícola; Flotación y navegación, enunciación que no es taxativa. Los usos relativos a la navegación, deportivos y de esparcimiento son los que se entiende de mayor interés para el caso en análisis: Usos recreativos, deportivos y de esparcimiento: Se refiere a aquellos que se empleen para fines turísticos, deportivos de recreación y esparcimiento público, y que puede ser objeto de concesión, con previa opinión de la autoridad turística o recreativa, tanto municipal como provincial. Las actividades de navegación y flotación deberán ser autorizadas y controladas por las Autoridades nacionales y provinciales pertinentes. Reiterando la preferencia hacia la navegación, la norma afirma que de conformidad con lo dispuesto en el artículo 2641 del Código Civil, la Autoridad del Agua deberá velar para que los permisos y concesiones de los distintos usos del agua pública otorgados sobre cursos o cuerpos de agua navegables, no estorben ni perjudiquen la navegación o el libre paso de cualquier objeto de transporte fluvial o lacustre. Resulta pertinente al caso en estudio tener presente que dentro del capítulo relativo a la defensa contra los posibles efectos perjudiciales del agua, se encuentra la “Defensa de Márgenes” (Artículo 96), que señala que los dueños de predios que linden con cauces públicos, pueden defender sus márgenes contra la fuerza del agua, mediante endicamientos marginales o atacarrepuntes, plantaciones o revestimientos que pueden situarse aún en la ribera. Para hacerlo deberán obtener permiso de la Autoridad del Agua con quince días de antelación. Cuando ello amenace causar perjuicio, la Autoridad del Agua podrá, con audiencia previa de los interesados, mandar suspender tales operaciones y aún restituir las cosas a su estado anterior, siendo esta una disposición que reitera las de la ley 10906. 173
  • El Código cuenta con un apartado sobre vertidos (art. 104) y sobre intrusión salina, (art. 106) mediante la limitación de la explotación de los acuíferos afectados y redistribución de los captadores. 3.4.2.3. “LÍNEA DE RIBERA” La demarcación cierta de la llamada “línea de ribera” es de crucial importancia para la correcta aplicación de todo el régimen del dominio público y su deslinde con el dominio de los particulares. De acuerdo a la definición legal, art. 2340 inc 4° CC, se entiende por tal a la “…extensión de tierra que las aguas bañan o desocupan durante las altas mareas normales o las crecidas medias ordinarias…” (Texto s/ley 17711). Se adopta así el criterio de las “mareas normales” y “crecidas medias ordinarias” para determinar la extensión que las aguas ocupan y desocupan, con el cual la franja de tierra que conforma la línea se acota, al no considerarse las mareas o crecidas extraordinarias en su fijación. En el sector Islas del Delta que nos ocupa, que registra variaciones en su conformación producida por la sedimentación, que podrá modificar el perfil de sus costas, la fijación de esta delimitación es muy importante. Se trata de un procedimiento análogo en sus efectos, a la fijación de las líneas oficiales o líneas de edificación que separan ambos dominios, aunque en este caso, determinan el límite a partir del cual, pudiendo ser ya dominio privado, se aplicará el “camino de sirga” del art. 2639 CC . La provincia de Buenos Aires dictó la ley 11964, cuya parte pertinente establece que las operaciones a los fines de la fijación de la línea de ribera, pueden ser instadas y cumplidas por decisión del organismo de la administración provincial responsable de administrar el dominio hídrico público, de oficio o a petición de la parte interesada. También podrán ejecutarse por un Juez competente en juicios de mensura o deslinde, o que actúe por aplicación del Código Civil, cuando instada la autoridad de aplicación de esta Ley rehusase practicar la operación o no la finiquitase en el término de tres (3) meses de solicitada. Estos juicios tramitarán conforme a las reglas del procedimiento sumario del Código de Procedimiento en lo Civil y Comercial, pero los peritos judiciales deberán solicitar instrucciones técnicas y someter sus trabajos a la aprobación técnica de la autoridad de aplicación de esta Ley. Una vez obtenida, presentarán los trabajos al Juez para la decisión final de éste en los temas de su competencia específica. 174
  • En todos los casos, las Municipalidades que utilicen esas aguas para prestar servicios públicos o que tengan atribuidas facultades sobre las riberas, deberán ser citadas para su participación en el control de las mismas. También el Código de Aguas contiene normas sobre la fijación de la línea de ribera, la que estará a su cargo en los casos de concesionarios amparados por el Código de Aguas. La demarcación procederá de oficio o a instancia de parte. Conforme esta norma se considerará crecida media ordinaria a aquella que surja de promediar los máximos registrados en cada año durante los últimos cinco años. A falta de registros confiables se determinará conforme a criterios hidrológicos, hidráulicos, geomorfológicos y estadísticos, evaluados a la luz de una sana y actualizada crítica. 3.4.2.4. CAMINO DE SIRGA Esta antigua servidumbre administrativa reconoce como origen la necesidad de prestar servicios a la navegación, mediante el despeje de las zonas adyacentes a la línea de ribera, la que, permaneciendo dentro del dominio privado, no puede ser invadida por construcciones ni obstruida en forma alguna, debiendo permanecer libre de todo obstáculo que entorpezca el paso por el mismo. La servidumbre de sirga no recibe indemnización alguna, debiendo ser soportada por el propietario ribereño. Se aplica a los propietarios limítrofes con los ríos o con canales que sirven a la comunicación por agua, los que están obligados a dejar una calle o camino público de treinta y cinco metros hasta la orilla del río, o del canal, sin ninguna indemnización. Los propietarios ribereños no pueden hacer en ese espacio ninguna construcción, ni reparar las antiguas que existen, ni deteriorar el terreno en manera alguna (art. 2639 CC). El Art. 2.640 CC dispone que si el río o canal atravesare alguna ciudad o población, se podrá modificar por la respectiva Municipalidad el ancho de la calle pública, no pudiendo dejarla de menos de quince metros. En virtud de este último artículo, la Municipalidad de Tigre dictó la ordenanza Nº 2669/05, estableciendo en 15 metros el ancho del camino de sirga7. Sin embargo, hasta el presente la Provincia 7 Fijase, en uso de las atribuciones conferidas por el artículo 2640 del Código Civil, un ancho de quince (15) metros para la calle o camino público previsto en el artículo 2639 del mencionado Código, para todos 175
  • no la ha convalidado, con lo cual se presenta una dificultad seria a la hora de la concreción de los datos catastrales, regularización dominial y permisos de construcción. Mínimo 1 Ha. Zonificación 35 Pci m s/ a. 15 ms Mu nic / ipa l Camino de Sirga Línea Exterior Servidumbre Administrativa o Legal s/ Dominio Privado Línea Interior Dominio Público Linea de Ribera Cause del Río Dominio Público Provincial. Transporte y Policia de Navegación, Jurisdicción Nacional 3.4.2.5. ALUVIÓN En atención a la importancia que reviste el acrecentamiento y modificación de la superficie de las islas del Delta del Paraná, por la acumulación del material que trae en suspensión la corriente fluvial, conocido como “crecimiento aluvional”, es necesario considerar también el tratamiento que la normativa imparte a esta forma de adquisición del dominio, regulada en el Código Civil. El Art. 2.572 del CC define como “accesorios” de los terrenos confinantes con la ribera de los ríos, a los acrecentamientos de tierra que reciban paulatina e insensiblemente por efecto de la corriente de las aguas, los que, siguiendo la suerte de lo principal, pertenecen a los dueños de las heredades ribereñas, con la importante excepción de los supuestos en que el acrecentamiento se produzca en las costas del mar o de ríos navegables, en cuyo caso pertenecen al Estado. En consecuencia, las tierras aluvionales que acrecen la superficie de las islas de la Sección 1a del Delta del Tigre, son del dominio del Estado, restando interpretar si este dominio corresponde al Estado Nacional, Provincial o Municipal, en atención a que la norma no lo aclara. aquellos predios comprendidos en la Primera Sección de Islas del Delta del Paraná, Partido de Tigre, de acuerdo a lo establecido por la Ley 12.599. 176
  • Al respecto, desde siempre, la Provincia de Buenos Aires reivindicó su dominio sobre los ríos navegables, conformados por cauce, agua y ribera, entendiendo que se trata de recursos naturales cuyo dominio las provincias nunca delegaron a la Nación, formando parte del dominio originario de las mismas (arts. 121 y 124 CN). Este dominio comprende también, en tal interpretación, el acrecentamiento aluvional y las islas que se formen en el lecho de los ríos, como parte del dominio público provincial sobre los mismos. Así lo viene ejerciendo la autoridad provincial, mediante la regulación y control de estos recursos, dictando y aplicando las leyes que analizamos en este capítulo. Este entendimiento coloca a todas las tierras aluvionales del Delta del Paraná, en el dominio público de la provincia, lo que les atribuye todas las características del mismo: Se encuentran, por tanto, fuera del comercio, de la misma forma que el cauce y las aguas, no pueden adquirirse por usucapión y son inembargables. Cabe reiterar que este dominio es sin perjuicio de las competencias nacionales sobre la navegación y el comercio fluvial y de los municipios en las materias de sus competencias. 3.4.2.6. ISLAS NUEVAS La aparición de nuevas formaciones insulares es un proceso continuo e incesante en la región Delta, cuyo frente este, sobre el Río de la Plata, es escenario de la aparición y consolidación de nuevos territorios, los que, estando dentro de los límites físicos del Partido de Tigre, se encuentran bajo su jurisdicción, en los temas de su competencia. Conforme el art. 2340 del CC, inciso 6° quedan com prendidos entre los bienes públicos las islas , formadas o que se formen en toda clase de ríos. Se consideran islas a las extensiones de suelo rodeadas totalmente de agua, cuya formación exige, conforme la opinión de la doctrina sobre el tema (Marienhoff M. Tratado de Derecho Administrativo, Vol VI p. 717), que parte sustancial del terreno exceda la altura de las más altas aguas en su estado normal, para considerar que ya no forman parte del lecho del río. No debe tratarse de una superficie flotante sino fija, aunque no incide su tamaño ni aptitud para los usos productivos: Estas precisiones, cuya comprobación siempre dependerá de una operación técnica 177
  • sobre cada caso, apuntan a distinguir a las islas de los “bancos” de arena o limo, que podrán ser islas en el futuro o desaparecer, pero que en el presente no alcanzan a serlo. El dominio público sobre estas islas obedece, conforme lo señala la doctrina, a la extensión a las mismas, por accesión, de la condición del lecho del río y, sobre todo a la necesidad de disponer de su destino, de resultar necesario eliminarlas o reducirlas, por obstaculizar la navegación. Lo cierto es que la ley fue terminante, las islas pertenecen al dominio público, que es de las provincias, en virtud de su dominio originario (CN art. 124). Esto significa que la enajenación de las islas solamente será posible previa desafectación, la que necesita de una ley especial que así lo determine. La Provincia de Buenos Aires dictó desde muy temprano, leyes de enajenación de tierras del Delta del Paraná Bonaerense (N° 4207y 4276), desafectado con ello del dominio público estas formaciones, con el objetivo de volcarlas a las actividades productivas. Actualmente se encuentra vigente el Código Rural, cuyo Título II, “Régimen de Venta de Tierras Fiscales en el Delta del Paraná Bonaerense“, pone en aptitud de enajenación las “tierras fiscales” libres de ocupantes, siempre con objetivos productivos, regulando también un procedimiento para vender a los actuales ocupantes y a los arrendatarios. De esta forma, desconociendo la necesidad de ley nacional para la desafectación del dominio público que ha sido establecido expresamente por la ley civil (Marienhoff, obra citad Vol VI pág. 720 , Botassi, Carlos “Ensayos de Derecho Administrativo” Cap. II, pág. 134), la Provincia hizo prevalecer la tesis de que, tratándose de bienes de dominio público provincial, su desafectación podrá decidirse en ese nivel, dependiendo la procedencia de esta decisión de la efectiva utilidad común de los bienes afectados, si esta ha dejado de existir, el Estado podrá cambiar su destino. Esta postura fue convalidada por un fallo de la Suprema Corte de Justicia, reconociendo, en un caso sentenciado en el año 1942, el derecho a adquirir las tierras por usucapión a un poseedor de la Isla Santiago (Fallo JA 1942-I-1015 causa “Cardile, P c/ Provincia de B Aires”). Cabe señalar por fin, a los fines específicos de este informe, que la pertenencia de estos territorios al dominio público o privado del Estado o al dominio de personas de derecho privado, no debe significar, de ninguna forma, su desprotección jurídica, por cuanto siempre sus titulares deberán cumplir con la normativa vigente, tanto nacional como provincial y municipal, cuyo alcance y efectivo cumplimiento deberá ser suficiente como para asegurar los fines de preservación ambiental y desarrollo. 178
  • 3.4.2.7. COMITÉS DE CUENCA: RÍO LUJAN Y RÍO RECONQUISTA Aunque la falta de reglamentación de la ley nacional N° 25688 es un obstáculo para el funcionamiento de comités de cuencas interjurisdiccionales, la Provincia de Buenos Aires, a partir de la sanción del Código de Aguas (ley 12257), ha puesto en funcionamiento esta posibilidad para las cuencas que corren por su territorio, mediante los denominados “Comités de Cuenca”, reglamentados en el Título VIII, artículos 121 a 135. Se trata de organismos descentralizados, creados a propuesta de la Autoridad del Agua y refrendados por leyes provinciales, cuyos objetivos son la creación de programas de desarrollo integrado de la cuenca y atender la marcha de los mismos, como así también considerar y evaluar todos aquellos proyectos que afecten a la cuenca, creados por los organismos pertinentes de cada jurisdicción que atraviesa. Cuentan con presupuesto propio y la facultad de gestionar el financiamiento de los proyectos que apruebe y tienen la obligación de presentar un informe anual ante la autoridad Provincial, sobre la marcha de los programas y cumplimiento de sus objetivos. La ley establece los criterios geográficos para determinar el territorio de cada cuenca, cuyos Comités estarán integrados por un representante de cada municipio incluido en el área geográfica de su competencia. Estos se darán su “carta orgánica”, que deberá ser homologada por la Autoridad del Agua. Como resultado de estas disposiciones se crearon, dentro de las cuencas que nos interesan, el Comité “B” de Cuenca del Río Luján y el del Río Reconquista, (este último afluente del primero), cuyo control es vital para la preservación ambiental de los cauces que discurren por el sector Islas. Los Comités deben funcionar con la asistencia de una “Comisión Asesora”, integrada por representantes del sector público con facultades sobre el agua, de los consorcios existentes en el área y por representantes de la actividad privada, agropecuaria, industrial, comercial y aquellos que realicen su actividad dentro de la cuenca, a propuesta de las instituciones representativas del sector, con el propósito de integrar un canal de participación en el manejo de los Comités. La creación del Comité B de la Cuenca del Río Luján, se dispuso por Resolución de la Autoridad del Agua N° 272/08, aún no convalidada, y está integrad o por los municipios de Moreno, J C Paz, Malvinas, Escobar, Gral. Rodríguez, Pilar y Tigre, que conforman la cuenca inferior del indicado Río. Por su parte el Comité del Río Reconquista fue ratificado por ley 12653, como ente autárquico, con capacidad para actuar en derecho público y privado, participando del mismo el Municipio de Tigre, junto con los de M. Paz. Merlo, Moreno, Gral. Rodríguez, Gral. Las Heras, Luján, Malvinas Argentinas, Ituzaingó, Hurlingham, José C Paz, Morón, San Miguel, 3 de Febrero, Tigre, Vicente López, San Isidro y San Fernando. 179
  • Mediante la Resolución 3/09 fue aprobada la estructura orgánico-funcional del Comité de Cuenca del Río Reconquista, cuyo órgano de vinculación con el Poder Ejecutivo provincial es el Ministerio de Infraestructura. Mediante dicha Resolución, se determina la estructura organizativa, cargos y acciones. Como se puede advertir se trata de organismos que gozan de amplias facultades para disponer las acciones de saneamiento y gestión de las cuencas, mediante evaluación y coordinación de programas locales o a través de mecanismos que determine en propio Comité, en coordinación con la Autoridad del Agua. 3.4.3. NORMAS MUNICIPALES QUE AFECTAN A LOS CURSOS DE AGUA Teniendo como guía las facultades del Municipio en materia ambiental y de servicios públicos, han sido dictadas una serie de ordenanzas que buscan minimizar la contaminación de las aguas, en especial aquellas que obligan a obras de saneamiento, evitando los vertidos a los cursos de agua. Interesa en especial la Ordenanza N° 3021/09, que a utorizó al Ejecutivo a suscribir con el CEAMSE, el Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable y el Municipio de San Fernando, un Convenio Marco para la gestión integral de residuos sólidos urbanos, tendiente a combatir la contaminación mediante el manejo integrado de sus residuos en las islas, cuyos programas y acciones se implementarán mediante actas complementarias. En virtud de ese Convenio el Municipio ha implementado un nuevo servicio de recolección domiciliaria en Islas, que se presta tres veces por semana, y de limpieza de los residuos sobrenadante. También mantiene su vigencia la ordenanza 301/61 que prohíbe arrojar residuos de ningún tipo a los cursos de agua, desaguar directa o indirectamente las aguas de los pozos negros, o conectar a ellos letrinas o zanjas de desagüe. Es aplicable asimismo la Ordenanza 631/52 que prohibió el desvío de aguas servidas hacia los cursos naturales o artificiales que rodeen o estén contenidos dentro de las islas, y ordena la fijación de un plazo para construir cámaras sépticas, cuyo cumplimiento será condición necesaria para otorgar permisos de edificación. Está vigente también la ordenanza del 9 de agosto de 1906, que prohíbe e impone multas, a la descarga a los cursos de agua de productos vegetales de podas o desmalezamiento, como así también obliga a los propietarios a la limpieza de sus riberas, por lo menos dos veces al año. La misma ordenanza prohíbe las plantaciones en la costa, sobre el lecho del río y a determina la distancia (1,5m) para las plantaciones, en el caso de arroyos menores de 10m. Si el arroyo tuviese menos de 6m fija 180
  • mayores distancias según el tipo de planta. Tampoco se podrá en estos casos depositar madera en las costas. Esta ordenanza permite la quema de estos residuos, la que debería ser coordinada con la ley nacional 26.562 que establece presupuestos mínimos de protección ambiental para control de actividades de quema en todo el territorio nacional, entendido como el uso del fuego con el propósito de habilitar un terreno para su aprovechamiento productivo. Las disposiciones municipales reseñadas apuntan a obtener buenas prácticas entre los vecinos, imponiéndoles la obligación de mantenimiento de sus predios mediante conductas que impidan el deterioro de los cursos de aguas y sus orillas. 3.4.4. CONCLUSIÓN A los efectos de ordenar el marco legal aplicable al agua y a la navegación en el Sector Islas del Partido de Tigre, hemos distinguido entre normas relativas a la navegación, a los cursos de agua y al agua como recurso natural y dentro de esta clasificación, abordado la normativa correspondiente a los tres niveles gubernamentales. Resulta evidente de la información analizada, que los aspectos indicados se encuentran abundantemente tratados por la normativa vigente, la que aporta un marco de suficiente alcance para la regulación y protección de los aspectos que trata, el que debería ser prontamente completado mediante la reglamentación de la ley nacional de presupuestos mínimos. Dando operatividad a la ley nacional se avanzaría sobre bases más firmes en los programas de descontaminación de los cursos de agua de todo el país, que al presentan cuentan con acciones insuficientes, circunstancia que se advierte, en nuestro caso, en la situación de la cuenca del río Reconquista, que afecta la calidad de las aguas en el Sector estudiado. Se señala también, como carencia de la normativa, la falta de disposiciones específicas para la ecorregión, sobre todo que contemplen la necesidad de protección ambiental de las especiales características de sus costas. No obstante que la mayor parte de las incumbencias sobre los temas considerados corresponden a la Nación y a la Provincia de Buenos Aires, al nivel Municipal le cabe una responsabilidad importante, por tener a su cargo tanto la higiene y la recolección y tratamiento de residuos, como la regulación de la ocupación y los usos en las islas, con los correspondientes permisos o habilitaciones, ordenamiento 181
  • cuyo alcance y cumplimiento podrá evitar buena parte de las afectaciones a los cauces, las costas y las aguas, como así también del sistema hidrológico en general. 3.5. NORMATIVA RELATIVA A LA PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL EN LAS ISLAS DEL TIGRE 3.5.1. COMPETENCIAS EN MATERIA CULTURAL Señalaremos en primer término que, según el concepto adoptado por nuestro marco jurídico, el patrimonio cultural es un componente del “medio ambiente”, el que se integra tanto por aspectos naturales como culturales, en íntima e irrescindible unión. Así lo reconoce la CN, cuyo art. 41, segundo párrafo instala al patrimonio natural y cultural en conjunto, como objeto de la obligación de salvaguarda. No obstante, la ley general del ambiente no abunda en forma explícita en relación a los componentes culturales del medio ambiente, si bien los mismos deben considerarse comprendidos en sus disposiciones, tal como resulta del artículo 2° qu e fija los objetivos de la política ambiental nacional, , dentro de los que se encuentra la preservación, conservación, recuperación y mejoramiento de la calidad de los recursos ambientales, tanto naturales como culturales, en la realización de las diferentes actividades antrópicas. En cuanto a las competencias para proveer al desarrollo de la cultura, se trata de facultades concurrentes entre todos los niveles de gobierno, tal como resulta de la distribución que realiza la Constitución Nacional, en cuanto la misma no ha sido objeto de una delegación expresa de las Provincias hacia la Nación (art. 121 y 125 CN) mientras que, entre las facultades del Congreso Nacional también se encuentra la de dictar normas dirigidas a proteger la identidad y pluralidad cultural, la libre creación y circulación de obras de autor, el patrimonio artístico y los espacios audiovisuales y culturales (art. 75 inc. 19). Conforme esta distribución, la Nación podrá dictar leyes de presupuestos mínimos en materia de protección del patrimonio cultural, lo que hasta la fecha no ha ocurrido, continuando la vigencia de la ley 12665, del año 1940, que creó a la COMISIÓN NACIONAL DE MUSEOS, MONUMENTOS Y LUGARES HISTÓRICOS (CNMMLH). La CNMMLH está facultada para formar la lista de Monumentos Nacionales, los que serán sometidos al Poder Ejecutivo para su declaración como tales mediante decreto, en alguna de las categorías vigentes, 182
  • las que, a lo largo del tiempo de aplicación de la ley, se fueron ampliando para adoptar los nuevos criterios de identificación y valoración del patrimonio cultural. En este marco se han declarado Monumentos Nacionales a cinco inmuebles en el partido de Tigre, aunque ninguno de ellos se localiza en la sección Islas. Esta declaratoria significa que el bien queda bajo la superintendencia de la CNMMLH, la que deberá aprobar cualquier posible intervención sobre el mismo, acordando con los propietarios sobre las modalidades de conservación, si se trata de una propiedad privada o de dominio público de otra jurisdicción. Asimismo la CNMMLH podrá proponer al ejecutivo la expropiación del bien, cuando resulte imprescindible para su protección. 3.5.2. COMPETENCIAS Y NORMAS PROVINCIALES En cuanto a las facultades de la Provincia de Buenos Aires para entender en la materia del caso, además de las disposiciones de la CN ya indicadas, la Constitución Provincial trata sobre su patrimonio cultural en el art. 44 “La Provincia preserva, enriquece y difunde su patrimonio cultural, histórico, arquitectónico, arqueológico y urbanístico y protege sus instituciones. La Provincia desarrollará políticas orientadas a rescatar, investigar y difundir las manifestaciones culturales, individuales o colectivas, y las realizaciones del pueblo que afirmen su identidad regional, provincial y nacional, generando ámbitos de participación comunitaria”. Del texto transcripto resulta la obligación asumida por la Provincia de Buenos Aires en la protección de su patrimonio cultural, tanto material como inmaterial, en cumplimiento de cuyo mandato, se han dictado leyes y creado organismos destinados a su gestión. La ley 10419, con las modificaciones introducidas por las leyes 12739 y 13056, creó la Comisión Provincial del Patrimonio Cultural de la Provincia de Buenos Aires, dependiente del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, cuya misión es llevar a cabo la ejecución y el control de esa ejecución, de las políticas culturales de conservación y preservación de los muebles e inmuebles, sean estos últimos sitios, lugares o inmuebles propiamente dichos, públicos provinciales o municipales o privados declarados provisoria o definitivamente como patrimonio cultural. La declaración como bien del Patrimonio Cultural, podrá ser provisoria o definitiva. Para llegar a ser definitiva deberá ser realizada mediante ley, sancionada por la Legislatura Provincial. 183
  • La declaración provisoria o definitiva implica respetar las normas de conservación y preservación que dicte la Comisión y en el supuesto de bienes del dominio privado, la Comisión podrá proponer su expropiación si estas normas no son aceptadas. En todos los casos, las declaraciones de pertenencia al Patrimonio Cultural importarán la prohibición de la destrucción, deterioro, demolición, ampliación, reconstrucción o transformación, en todo o en parte, de los bienes a ellas sujetos sin previa autorización de la Comisión Provincial del Patrimonio Cultural. La Comisión tiene a su cargo relevar, registrar y valorar los bienes declarados, proyectar las normas relativas a los mismos, acordar con sus titulares lo necesario para su conservación y elaborar el plan para dar asistencia técnica, sobre preservación, restauración, reutilización y refuncionalización. La Comisión está facultada para declarar provisoriamente y proyectará y elevará los proyectos de normas proponiendo declaratorias definitivas. En cuanto a su relación con los Municipios, la Comisión designará un representante ante cada uno de ellos, y podrá asesorarlos respecto de la nomenclatura y en los nombres históricos de los pueblos, así como en lo relativo a la denominación de calles y sitios. Como puede advertirse esta norma guarda similitud con la ley nacional 12665, en cuanto a su conformación y funciones. En ambos casos la Comisión está integrada por miembros honorarios, si bien las facultades de la Comisión Nacional son más amplias ya que sus propuestas se concretan por decretos presidenciales (en virtud de la delegación contenida en la ley 12665), mientras que las propuestas de la Comisión Provincial necesitan de una ley para su aceptación definitiva. En ambos casos los organismos carecen de un presupuesto propio dedicado al cumplimiento de sus misiones de preservación de los bienes declarados. En el caso nacional, la concreción de las obras propuestas depende de la Dirección Nacional de Arquitectura, del Ministerio de Planificación Federal, siendo que la Comisión Nacional actúa en la órbita de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación. En cuanto a la Comisión Provincial, su dependencia orgánica es con el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, y las obras en cumplimiento de sus misiones, se encuentran a cargo del Ministerio de Infraestructura (ley 13175 art. 22). Con respecto a la financiación de obras destinadas al patrimonio cultural, está parcialmente vigente en la Provincia parte de la ley 6174, instituyendo el llamado “porcentaje cultural”, que destina a la promoción cultural el 1% del monto correspondiente al presupuesto provincial de obra pública de arquitectura. Este fondo está principalmente destinado a obras artísticas, parquización de espacios públicos, y también al 184
  • embellecimiento de edificios destinados al uso público que no hayan resultado beneficiados por la aplicación del régimen y que sus características arquitectónicas o fines funcionales lo requieran, lo que abre la posibilidad de destinarlo a la preservación del patrimonio edilicio público provincial. Esta norma ha recibido nueva reglamentación mediante el decreto 1690/03, reglamentario de la ley 13056, en cuyo anexo II se dispone que se entenderá por “obra pública de arquitectura” aquella que ejecuten los organismos técnicos de la Provincia por sí y/o por medio de contratos de locación de obras y/o servicios con personas o entidades privadas u oficiales, con excepción de las obras de conservación o de mantenimiento. Aquellas obras de arquitectura que sean accesorias de la obra principal también se considerarán incluidas en las previsiones de la ley. Este fondo es asignado al Instituto Cultural, quien deberá implementarlo mediante los mecanismos que la norma y su reglamentación disponen. El único caso de un bien localizado en el área de proyecto, protegido en el marco de la ley 10419, es la que fuera casa de Haroldo Conti en el Delta del Tigre, declarada bien de valor simbólico testimonial mediante la Ley 13921. Cabe señalar por último en relación a las instituciones culturales de la Provincial, que el Instituto Cultural, del que depende la Comisión Provincial, es un ente autárquico, creado por la ley 13056, dependiente directamente del Poder Ejecutivo, que sucede a la Subsecretaría de Cultura, de la Dirección General de Cultura y Educación, entre cuyos objetivos se cuenta preservar, enriquecer y difundir el patrimonio cultural e histórico. Éste organismo tuvo la intención de agilizar la gestión de los fondos que administra, mediante su descentralización funcional y la capacidad para designar fideicomisos, si bien, en materia de obra patrimonial, su presupuesto y ejecución, con la excepción de la ley 6174, se mantiene en el Ministerio de Infraestructura. 3.5.3. COMPETENCIAS Y NORMAS MUNICIPALES Teniendo en cuenta la concurrencia en las competencias culturales que reconoce nuestro ordenamiento jurídico institucional, el Municipio cuenta con las facultades necesarias para proteger su patrimonio cultural, lo que hace que la normativa al respecto revista especial importancia, en cuanto podrá establecer los mecanismos propios para la protección patrimonial de los bienes localizados en su territorio. En este sentido, deberá tenerse en cuenta que, en lo que refiere a la posibilidad de creación de Áreas de Protección Patrimonial como parte de la normativa de zonificación, el decreto ley 8912/77, no previó la 185
  • existencia de este distrito específico destinado a proteger valores históricos, arquitectónicos, simbólicos y ambientales, a pesar de figurar entre sus objetivos, sin perjuicio de lo cual, tal protección podrá encontrarse mediante las disposiciones que contemplan la preservación de inmuebles particulares, de los paisajes, y del ambiente en general, en virtud de las facultades que tiene el Municipio para esos objetivos en forma explícita dentro de la misma norma y en la ley orgánica. Nada impide, por otra parte, que el Municipio dicte una ordenanza con el objetivo de proteger su patrimonio cultural, en todas sus categorías, estableciendo las medidas de restricción al dominio, de compensación, promoción o estímulo que considere pertinentes a esos fines, las que encuadran dentro de sus competencias. Así debe entenderse de la interpretación realizada al inicio, a la que se suman las expresas atribuciones contenidas en la Ley Orgánica de Municipios, art. 27 inc 3. “…La conservación de monumentos, paisajes y valores locales de interés tradicional, turístico e histórico…”. Es este entendimiento, consideramos que la Ordenanza N° 2987/08 no ha pote nciado las facultades del Municipio, restringiendo su actuación a algunos casos muy limitados, ya que remite a la ley provincial y agrega que “ello no implica restricción al dominio”, lo que significa abdicar de una facultad que le es propia. En efecto, el establecimiento de las llamadas “restricciones y límites al dominio” establecidas en función del interés público, pertenecen al derecho administrativo y son aplicables por el municipio, dentro de las facultades a su cargo, resultando la delimitación normal del derecho de propiedad, que no significan su vulneración ni deben ser indemnizadas (art. 2611 CC). Con respecto a las instituciones dedicadas a la protección del patrimonio cultural en el Municipio de Tigre, se cuenta con la Subsecretaria de Cultura, dependiente de la Secretaría de Promoción Comunitaria, cuyo objetivo es desarrollar una política cultural descentralizada que jerarquice y fomente los valores culturales de toda la comunidad, dándole a todos los barrios el derecho de acceder a sus espacios culturales. Dentro de esta Subsecretaría se encuentra la Dirección Coordinadora de Patrimonio Cultural, a la que le corresponde la defensa del patrimonio cultural, tangible e intangible, el apoyo a las instituciones y asociaciones de historiadores tigrenses, la implementación del programa “Registro Oral de Viejos Vecinos” en conjunto con el Instituto de Investigaciones Históricas del Partido de Tigre. Dentro de la Sección Islas, se encuentra localizado el Museo Casa de D. F. Sarmiento, transferido de la Nación al Municipio, mediante ordenanza 1802/96, cuya organización y programación se encuentra a cargo de la Subsecretaria. 186
  • 3.5.4 CONCLUSIONES: La normativa de base, nacional y provincial, debería completarse con el dictado de una ordenanza que cree un régimen de protección propio del Municipio, destinado a resaltar sus particulares características y que contemple los mecanismos suficientes para lograr la protección del patrimonio cultural en el área de estudio. Proceder a un relevamiento de los edificios representativos de la historia y la arquitectura de las islas, proveerá de un primer insumo a esos fines, si bien su protección completa depende de la creación de un régimen legal específico, que tenga en cuenta sus características y necesidades. 3.6. ASPECTOS JURÍDICOS DE LA ACTIVIDAD TURÍSTICA EN LAS ISLAS DEL TIGRE 3.6.1. COMPETENCIAS Siendo la actividad turística uno de las actividades principales del sector en estudio, se entiende necesario exponer los aspectos más importantes que hacen al marco regulatorio de la actividad. Las competencias sobre el turismo responden, en el nivel de la CN, al concepto de “cláusula de prosperidad”, que contempla todos aquellas acciones que conducen a mejorar la productividad de la economía y la generación de empleo, facultad expresamente reconocida por el art. 75 de la CN al Congreso Nacional, el que podrá intervenir en la economía del país, en pos de los objetivos señalados, de mejora en la calidad de vida, de logro del “bienestar general“ de todos los habitantes de la Nación. Por su parte las Provincias también se reservaron expresamente la facultad de promover sus industrias, dentro de las cuales, el turismo es un importante capítulo generador de ingresos y creador de empleo (art 125 CN). Existe, por lo señalado, una competencia concurrente entre Nación y Provincia, si bien será la primera la que podrá dictar las normas relativas a la regulación de esta actividad en cuanto a ejercicio del comercio, por ser esta una de las facultades delegadas por las Provincias a la Nación (art. 126 CN), como es el caso del decreto ley 18829, que regula la actividad de las agencias de viajes. En cuanto a las atribuciones de los Municipios bonaerenses para promover lo relativo al desarrollo turístico en sus territorios, es facultad que se puede considerar implícita dentro de las funciones básicas comprendidas en el concepto de “desarrollo local”, que si bien no cuenta con una definición legal expresa, está contenida organización municipal. 187 dentro de las facultades que hacen a la propia existencia y fines de la
  • 3.6.2 ORGANISMOS PUBLICOS COMPETENTES Existiendo competencias concurrente, de los tres niveles gubernamentales, todos ellos han creado estructuras organizativas destinadas específicamente al cumplimiento de los objetivos de desarrollo de la actividad turística, la que a nivel nacional ha recibido el reciente reconocimiento de rango ministerial, mediante el decreto 919/2010, de fecha 28/6/2010. Este decreto crea el Ministerio de Turismo que, como Secretaría, formaba parte del Ministerio de Industria y Turismo, fijando sus competencias, objetivos y políticas en el área de su competencia para la ejecución de sus planes, programas y proyectos, dentro de las pautas impartidas por el Poder Ejecutivo Nacional. El reciente Ministerio, continuador de la Secretaría, se ocupará de la promoción y desarrollo en el país de la actividad turística interna y del turismo internacional receptivo y en materia de inversiones en dicha actividad, dentro de la cual se entiende el desarrollo de la oferta brindada por el país a fin de adecuarla a la demanda del turismo internacional receptivo. Cuenta también con competencias en materia de promoción, publicidad, asesoramiento y en la percepción, depósito y fiscalización del impuesto sobre pasajes aéreos. Dentro de su órbita se encuentra, aunque con autarquía administrativa, la ADMINISTRACIÓN DE PARQUES NACIONALES, lo que le atribuye competencia en lo relativo a la supervisión de este Ente, a cuyo cargo se encuentra la preservación y administración de los bosques, parques y reservas nacionales, áreas protegidas y monumentos naturales. Es autoridad de aplicación de la Ley Nacional de Turismo Nº 25.997 o la norma que en el futuro la reemplace y administra el FONDO NACIONAL DE TURISMO. Entiende en las relaciones institucionales con las organizaciones regionales, internacionales, oficiales y privadas, y con los organismos públicos, nacionales y provinciales referidos a la actividad turística. Preside el accionar del INSTITUTO NACIONAL DE PROMOCION TURISTICA y al COMITÉ INTERMINISTERIAL DE FACILITACIÓN TURÍSTICA, cuya existencia, como la del CONSEJO FEDERAL DE TURISMO, resultan de la ley 25.997 y se reseñan más abajo. En cuanto a la Provincia de Buenos Aires, ejerce sus facultades para promover el desarrollo del turismo mediante la SECRETARIA DE TURISMO, dependiente en forma directa del Gobernador, cuyas misiones y funciones resultan del decreto 3977/08, siendo las principales, dentro del interés de este trabajo, 188
  • además de la formulación y conducción de la política del área y las generales de promoción del turismo sustentable y de calidad, las siguientes: - Acordar y coordinar con otros organismos mecanismos para fomentar la conservación, protección y aprovechamiento de los recursos y atractivos turísticos naturales y culturales de la Provincia. - Promover formas alternativas de turismo impulsando el turismo no convencional y acciones relativas a la prestación de servicios turísticos para grupos específicos como niños, adultos mayores, personas con discapacidad y carenciados de la Provincia de Buenos Aires. - Promover la coordinación e integración normativa de los diferentes organismos provinciales y municipales relacionados directa e indirectamente con la actividad turística, facilitando el desarrollo armónico de las políticas turísticas provinciales, facultad que expresa la necesidad de coordinación entre jurisdicciones con similares competencias, a fin de evitar las superposiciones y potenciar las políticas. - Promover la descentralización turística a través de la creación de zonas, corredores, consorcios turísticos, circuitos, rutas y áreas de recreación, con los Municipios, también en este caso las facultades de la Secretaria de Turismo reconocen expresamente la necesaria articulación con los Municipios provinciales. - Estimular la inversión de capitales locales, nacionales e internacionales y promover la creación de un banco de proyectos de inversión para emprendimientos del sector y un sistema de créditos destinados al desarrollo del turismo. Está a su cargo administrar las Unidades Fiscales Provinciales relacionadas con la actividad turística y actuar en representación de la Provincia ante el Consejo Federal de Turismo o ante cualquier otra modalidad de interacción y podrá celebrar convenios de colaboración y reciprocidad con organismos públicos y privados. Tiene a su cargo también elaborar las Declaraciones de Interés Turístico Provincial o de Fiesta Provincial con sus actividades relacionadas con lugares y acontecimientos turísticos. Deberá crear y administrar el Sistema de Información Turística Provincial electrónico y mantener actualizado el Registro de Prestadores de Servicios Turísticos de la Provincia de Buenos Aires en los términos señalados por las leyes vigentes. Asimismo actuará en el diseño e implementación de estrategias de capacitación de recursos humanos y promoción de estudios e investigaciones aplicadas al turismo social y comunitario. Coordinará con la Secretaría de Turismo de la Nación las acciones relativas a la prestación de servicios del Programa Federal de Turismo Social. Como un objetivo específico se plantea definir políticas tendientes a posicionar a la provincia de Buenos Aires como destino de congresos, convenciones y todo tipo de evento nacional o internacional, 189
  • generando estrategias de identificación relacionadas con las fiestas populares que se llevan a cabo en la provincia de Buenos Aires. Por último a su cargo está gestionar la asistencia financiera a las entidades y municipios de la provincia de Buenos Aires, atendiendo las demandas de los mismos. Por su parte el Municipio de Tigre, conforme a la gran importancia que la actividad tiene para su desarrollo, ha creado, dentro del Organigrama del Departamento Ejecutivo, delimitado por la ordenanza N° 2860/07, las “Unidades Administrativas”, dentro de las que se encuentra la Agencia de Desarrollo Turístico, cuyo titular tiene el mismo rango y jerarquía que los Subsecretarios, siendo sus misiones y funciones las de asistir en todo lo inherente a la promoción, asistencia y ejecución de planes vinculados a la actividad turística, recreativa y cultural, en especial le compete: 1. Formular y conducir la actividad turística como generadora de desarrollo local y regional, estimulando la inversión pública y privada. 2. Fomentar el cuidado y aprovechamiento de los recursos y atractivos turísticos preservando su equilibrio ecológico. 3. Coordinar la implementación de acciones con los organismos internacionales, nacionales, provinciales y organizaciones de la comunidad para propender a compensar y preservar los espacios naturales con zonas afectadas a la actividad turística y recreativa. 4. Promover formas alternativas de turismo, con la participación de asociaciones que reúnan a personas con capacidades especiales, impulsando el turismo no convencional. En dependencia del organismo se encuentran la Dirección General de Desarrollo y Promoción Turística y dependiendo de ésta la Dirección de Coordinación y Turismo Social. Existe también una Dirección General de Puerto de Frutos y Estación Fluvial de Pasajeros. Como puede advertirse de este recorrido por las facultades de Nación, Provincia y Municipio, para llevar adelante políticas de desarrollo turístico, existe una creciente institucionalidad dedicada a estos fines, con facultades concurrentes, contando tanto Nación como Provincia, con recursos específicos para ello, provenientes de la aplicación de determinados impuestos. Esta situación determina que el Municipio, con la finalidad de ampliar los recursos destinados a estos fines, pueda recurrir a la celebración de acuerdos de colaboración, destinados a desarrollar distintos aspectos que hacen a los objetivos propios de su política turística, tal como se refiere más abajo, acuerdos y articulaciones que, como pudo advertirse, están expresa y reiteradamente previstos y reconocidos, dentro de las misiones y funciones de los organismos competentes, como una imprescindible modalidad para la concreción de las políticas del área. 190
  • 3.6.2.1. NORMATIVA NACIONAL Se encuentra vigente la LEY NACIONAL DE TURISMO, N° 25997, que declara de interés nacional al turismo como actividad socioeconómica, estratégica y esencial para el desarrollo del país. La actividad turística resulta prioritaria dentro de las políticas de Estado. Esta declaración justifica el tratamiento especial otorgado a las actividades que directa o indirectamente se relacionen con el turismo, habiendo seguido la norma en la identificación de estas actividades, la calificación de la Organización Mundial del Turismo (Anexo I ley 25997). Es objeto de la ley el fomento, el desarrollo, la promoción y la regulación de la actividad turística y del recurso turismo, mediante la determinación de los mecanismos necesarios para la creación, conservación, protección y aprovechamiento de los recursos y atractivos turísticos nacionales, resguardando el desarrollo sostenible y sustentable y la optimización de la calidad, estableciendo los mecanismos de participación y concertación de los sectores público y privado en la actividad. La norma crea el “Comité Interministerial de Facilitación Turística” para coordinar y garantizar el cumplimiento de las funciones administrativas de las distintas entidades públicas de nivel nacional con competencias relacionadas y/o afines al turismo. Está presidido por el titular de la Secretaría de Turismo de la Presidencia de la Nación, actual Ministerio de Turismo e integrado por los funcionarios que designen los titulares de las entidades de la administración pública nacional que oportunamente establezca la reglamentación, los cuales no podrán tener rango inferior a subsecretario. La norma también da consagración legal al Consejo Federal de Turismo, el que tendrá carácter consultivo y podrá ser convocado las veces que la autoridad de aplicación lo considere necesario. Al Consejo Federal de Turismo corresponde examinar y pronunciarse sobre cuestiones referentes a la organización, coordinación, planificación, promoción, legislación y estrategias de las actividades turísticas de carácter federal siendo su composición de un (1) representante de la autoridad de aplicación, por los funcionarios titulares de los organismos oficiales de turismo de cada provincia y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o quien ellos designen. Se trata de un Consejo interjurisdiccional, que justifica su existencia en la necesidad de coordinar las distintas situaciones, necesidades, potencialidades, proyectos y programas turísticos provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires, facilitando la articulación entre ellas, optimizando el uso de recursos y potenciando sus resultados. 191
  • Las atribuciones del Consejo le permiten convocar al sector privado, como miembros no permanentes, con voz pero sin voto, participar en la elaboración de políticas y planes con la autoridad de aplicación, proponer la creación de zonas, corredores y circuitos turísticos, con acuerdo de los municipios, para desarrollar políticas comunes. Podrá fomentar en las provincias y municipios, el desarrollo de políticas de planeamiento estratégico compartidas entre el sector público y el privado; asesorar en cuestiones referentes a la organización, coordinación, promoción y reglamentación de las actividades turísticas, tanto públicas como privadas; promover el desarrollo turístico sustentable de las diferentes regiones, provincias, municipios y Ciudad Autónoma de Buenos Aires. A los fines de desarrollar y ejecutar planes, programas y estrategias de promoción del turismo receptivo internacional, se creó, como ente de derecho público no estatal, el Instituto Nacional de Promoción Turística, en el ámbito de la Secretaría de Turismo de la Presidencia de la Nación, actual Ministerio de Turismo. El Instituto está presidido por el titular de la autoridad de aplicación y tendrá un directorio compuesto por cinco vocales por el Ministerio de Turismo, tres por la Cámara Argentina de Turismo y tres por el Consejo Federal de Turismo y forma sus recursos básicos con los aportes de la Nación y con el 40% del impuesto del art. 24 inc b), 5% del precio de los pasajes aéreos y marítimos al exterior; y los fluviales al exterior, pudiendo también recibir aportes del sector privado y recaudar por actividades como conferencias, seminarios, cursos y publicaciones. Se reconocen al Instituto Nacional de Promoción Turística facultades para el cumplimiento de sus objetivos, sobre todo los relativos a la promoción en el mercado internacional del turismo de la imagen de la "Argentina" como marca y como destino turístico; realizar trabajos y estudios relativos al cumplimiento de sus objetivos; organizar y participar en ferias, conferencias, exposiciones y otros eventos promocionales prioritariamente en el extranjero; coordinar misiones de promoción turística comerciales y periodísticas; editar, producir y desarrollar toda acción, material publicitario y promocional necesario para el cumplimiento de sus objetivos; brindar asesoramiento a sus integrantes sobre oportunidades y características de los mercados extranjeros. El Fondo Nacional de Turismo, creado por la ley, está integrado principalmente con el impuesto del 5% sobre la venta de pasajes internacionales, por medios aéreos, marítimos y fluviales, los aranceles que en cada caso se establezcan con relación a las habilitaciones para la prestación de servicios turísticos; el producto de la venta, arrendamiento y concesión de los bienes de la autoridad de aplicación y los administrados por ésta, cuando correspondiere; los tributos nacionales y aportes que por las leyes 192
  • especiales se destinen para el fomento, promoción y apoyo de la infraestructura, el equipamiento y los servicios turísticos y los fondos provenientes de servicios prestados a terceros y de las concesiones que se otorgaren. Interesa indicar también que la norma prevé la posibilidad de otorgar beneficios y estímulos para la realización de programas y proyectos de interés turístico, cuya operatoria será determinada por la autoridad de aplicación, estimado prioritarias las iniciativas que tiendan al cumplimiento de los siguientes objetivos: a) La utilización de materias primas y/o insumos nacionales; b) El incremento de la demanda turística; c) El desarrollo equilibrado de la oferta turística nacional; d) El fomento de la sustentabilidad; e) La investigación y especialización en áreas relacionadas al turismo; f) Toda otra que, a juicio de la autoridad de aplicación, tienda al cumplimiento de las finalidades de la ley. Asimismo resulta de interés señalar la creación del Programa Nacional de Inversiones Turísticas, en el que se incluyen las inversiones de interés turístico, a ser financiadas por el Estado Nacional, a cuyos fines en la ley de Presupuesto de la Administración Nacional, se incluirán anualmente las previsiones de gastos suficientes para financiar las inversiones anuales y se distribuirán los créditos en las jurisdicciones, subjurisdicciones y programas, con competencia en cada caso. Las provincias deben remitir a la autoridad de aplicación los proyectos por ellas propuestos para la realización de inversiones generales de interés turístico. La autoridad de aplicación se expedirá respecto de la conveniencia y viabilidad de los mismos conforme al Sistema Nacional de Inversión Pública. Los proyectos seleccionados integrarán el Programa Nacional de Inversiones Turísticas, el cual será remitido al Consejo Federal de Turismo, previo a su elevación. Como ejemplo de implementación de este Programa se encuentra el Convenio entre el Ministerio de Turismo de la Nación, la provincia de Entre Ríos y el Municipio de Diamante, para el financiamiento de la construcción de un centro de servicios para visitantes en el Parque Nacional Predelta en Diamante, en el marco del Programa Nacional de Inversiones Turísticas. También en cumplimiento de esta norma se ha dictado y actualizado el Plan Estratégico de Turismo Sustentable (PFETS), cuyo origen se encuentra en la firma de un acta de compromiso por el Consejo Federal de Inversiones; la Administración de Parques Nacionales como responsable de una parte sustantiva de la oferta turística nacional; el Consejo Federal de Turismo que agrupa a todas las provincias del país, y la Cámara Argentina de Turismo como socio estratégico activo reconocido en esta 193
  • condición por la Ley Nacional de Turismo, el que reconoce y coordina acciones en los corredores turísticos de desarrollo prioritario y potencial. Como resulta de la reseña que antecede, resulta evidente que las normas vigentes pone en manos de la autoridad de aplicación una serie de recursos más que interesantes para impulsar el desarrollo del turismo receptivo, a ser aplicados en todo el país, para lo cual se deberá contar con la coordinación e iniciativa de los gobiernos provinciales y municipales, mediante la activación de los mecanismos existentes, a cuyo cargo estará la posibilidad de lograr que estos recursos encuentre cauce en el desarrollo local, que es objetivo principal de su creación. 3.6.2.2. NORMATIVA PROVINCIAL Rige en la Provincia de Buenos Aires la ley 5254, dictada en el año 1948, que creó la Dirección de Turismo y Parques, como organismo de la administración central, a cuyo cargo puso la conservación de sitios naturales y culturales, como atractivos turísticos, la coordinación de políticas mediante convenios, la creación de lugares de descanso públicos y gratuitos, el turismo social y la protección del turista, facultades que actualmente se encuentran a cargo de la Secretaría de Turismo, cuyas misiones y funciones fueron reseñadas y del Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable y su Dirección de Áreas Naturales Protegidas. La norma dispone que los recursos con los que se cumplirán las misiones del área, se obtendrán, además de los créditos presupuestarios, de los importes que se recauden por concepto de fomento del turismo de los casinos de juego existentes en la actualidad que no tuvieren otro destino determinado especialmente por ley; del importe de subvenciones, donaciones, legados, aportes y contribuciones de personas o entidades cualquiera fuera su naturaleza; de las sumas provenientes de la publicidad y propaganda en sus guías, folletos y demás formas o medios de difusión que realice; de los ingresos por concepto de ventas de productos, concesiones de venta y otros servicios que se realicen en zonas, lugares y caminos de turismo, en los sitios en que se practiquen actos especiales, deportes o festejos organizados por la autoridad de aplicación; de la recaudación por venta de carnets, precintos, banderines e insignias de turismo; del producido del arrendamiento de locales y terrenos que se hallen bajo la administración de la autoridad y de los importes provenientes de la aplicación de multas por infracciones a la ley, la que también dispone de un régimen de faltas. Asimismo la ley creó el Registro Provincial de Hoteles y Afines que comprende a los hoteles, hosterías, restaurantes, albergues, fondas, pensiones o casas donde existan habitaciones o camas que puedan ser alquiladas por días, bares y confiterías situadas en las zonas de turismo declaradas tales por el Poder 194
  • Ejecutivo. El registro será condición del funcionamiento de estos establecimientos y posibilita el control sobre sus tarifas. Como puede advertirse, tanto en el orden nacional como provincial, las leyes que regulan el turismo, crean recursos o fondos especiales, que serán destinados a la promoción de la actividad, provenientes o generados por la misma, lo que demuestra la rentabilidad de este rubro de la economía, permitiendo que estos recursos se aparten de la caja única del Estado, para cumplir con fines específicos pautados por las normas. 3.6.2.3. NORMATIVA MUNICIPAL Tal como ya señalamos, las oportunidades que se presentan a los municipios de obtener la colaboración de los organismos nacionales o provinciales, podrán concretarse mediante la celebración de Convenios de Colaboración, que aporten recursos, económicos y técnicos, en el desarrollo de las políticas turísticas del municipio. En tal sentido el Municipio de Tigre ha celebrado un CONVENIO MARCO PARA LA PROMOCIÓN DEL TURISMO SUSTENTABLE, con la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, la que conformó en el ámbito de la Subsecretaria de Promoción y Desarrollo Sustentable, una Unidad de Turismo Sustentable y Ambiente, teniendo presente la necesidad de coordinar el desarrollo turístico con la preservación de los ecosistemas, reconociendo los impactos tanto sociales como económicos y ambientales de la actividad turística. Este Convenio prevé la firma de Acuerdos Complementarios, para desarrollar acciones, programas o proyectos específicos, de lo que resultó el Acuerdo Complementario N° 1 (4/11/08) con el objeto de implementar el Proyecto “Turismo Sustentable en el Municipio de Tigre” como experiencia piloto en centros de excursión, proponiendo la ampliación de equipamiento e instalaciones turísticas, desarrollo de recursos humanos y campañas de concientización y comunicación sobre turismo responsable. El indicado Programa señala como problemática a resolver, el crecimiento vertiginoso del parque automotor, tanto de los residentes como por el ingreso de visitantes los fines de semana, lo que ha determinado un altísimo grado de congestión vehicular; la falta de conectividad entre distintas zonas de la Ciudad; la falta de recorridos y circuitos alternativos, que usen nuevos espacios y diversifiquen actividades turísticas; la carencia de conciencia de “turismo responsable” y la creciente generación de residuos. Entre las acciones propuestas interesa señalar la creación de una Reserva Municipal en la Primera Sección Islas del Delta, en la zona de Canal Honda y Canal Hambrientos, en un predio de 28ha. 195
  • propiedad del Municipio, el que será destinado a ofrecer alternativas prácticas de familiarización con la flora y fauna autóctona y desarrollar una coordinación con la Reserva de la Biósfera del Delta del Paraná, de la que está adyacente. El Programa previó un desarrollo de tres años, pudiendo extenderse por acuerdo de partes y se encuentra en etapa de implementación. La normativa de zonificación y usos también es parte fundamental para brindar las condiciones necesarias para el desarrollo sustentable del turismo en la Sección Islas, actualmente dispuesta por el decreto ley provincial 8912/77 y la ordenanza municipal 1849/96, que ya fueron analizadas en el Capítulo relativo al medio ambiente en general, aunque en el presente conviene resaltar una vez más, que la zonificación del sector lo designa como área rural, zona A2, área de equipamiento rural, cuyo uso dominante es el turístico. Existe también normativa local sobre la actividad hotelera, su calificación y registro, tendiente a mejorar la calidad de las prestaciones turísticas en todo el territorio. 3.6.3. CONCLUSIONES: La recorrida realizada resalta la existencia de numerosa normativa y organismos cuyo objetivo es promover la actividad turística, sobre la que existe coincidencia acerca de su importancia económica y social, al punto de considerársela “estratégica”. Resulta también evidente que toda esta normativa reconoce la necesidad de articulación entre instancias jurisdiccionales y también entre áreas de una misma jurisdicción y con la actividad privada, no solamente en razón de las competencias concurrentes de cada jurisdicción sino también por el mismo carácter de la actividad, la que se despliega en muy diversas formas, moviliza recursos de distintos orígenes y envergadura y alcanza a todos los sectores sociales, circunstancia que resulta necesario estimular y ordenar al mismo tiempo. La existencia de fondos específicos, tanto nacionales como provinciales y de organismos de articulación, posibilitan la canalización de recursos al desarrollo de proyectos propios, resultando necesario su diseño específico para el sector en estudio, acerca del cual el ejemplo más cercan se encuentra en el Convenio reseñado, cuya continuidad y extensión sería altamente conveniente, pues aporta una visión, objetivos oportunidades y recursos propios a la región insular del Partido. 196
  • 3.7. AREAS DE RESERVA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES La Provincia de Buenos Aires posee un Sistema de Conservación de Ambientes Naturales que permite asegurar la disponibilidad de recursos y contribuir al desarrollo mejorando la calidad de vida de sus habitantes. Actualmente se cuenta con 526.102ha catalogadas como área natural protegida. Un área natural protegida constituye una muestra representativa de ambientes naturales donde, a través de un Plan de Manejo, se asegura la conservación del ecosistema. Unidades Funcionales de Conservación Las Áreas Naturales Provinciales se hallan agrupadas en Unidades Funcionales de Conservación de acuerdo a la Ley 10.907/94 de Parques y Reservas Naturales. Se categorizan en Parques Provinciales, Reservas y Monumentos Naturales y Refugios de Vida Silvestre. A través de esta Ley se posibilita la participación de los bonaerenses, incorporando las categorías de Reservas Municipales y Privadas. Categorías de Manejo de Áreas Protegidas de la UICN Las áreas protegidas no son en modo alguno entidades uniformes, ya que abarcan un amplio abanico de objetivos y están administradas por muchos y diversos actores. Así, podemos encontrar un número de sitios de acceso totalmente prohibido, debido a su gran fragilidad, pero también áreas protegidas que engloban territorios y espacios marinos tradicionalmente habitados, donde la acción humana ha moldeado los paisajes culturales con alta biodiversidad. En algunos casos, la propiedad y gestión de los sitios están en manos de los gobiernos, mientras que en otros esta propiedad y gestión corresponden a particulares: empresas privadas, comunidades y grupos religiosos. La UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) desarrolló, hace más de 25 años, un sistema preliminar de categorías para organizar y definir la gestión de áreas protegidas, cuya intención era crear un entendimiento común y un marco internacional de referencia para áreas protegidas, entre países y dentro de ellos. Hoy en día, las categorías están aceptadas y reconocidas por organizaciones internacionales, como las Naciones Unidas, el Convenio sobre la Diversidad Biológica y gobiernos nacionales como punto de referencia para definir, recordar y clasificar las áreas protegidas. Categoría I. Protección estricta I-a. Reserva Natural Estricta. Su objetivo es conservar a escala regional, nacional o global ecosistemas, especies (presencia o agregaciones) y/o rasgos de geodiversidad extraordinarios: dichos atributos se han conformado principalmente o exclusivamente por fuerzas no humanas y se degradarían o 197
  • destruirían si se viesen sometidos a cualquier impacto humano significativos. La provincia de Buenos Aires posee un total de 15 Áreas de Categoría I I-b. Área natural silvestre. Su objetivo es proteger la integridad ecológica a largo plazo de áreas naturales no perturbadas por actividades humanas significativas, libres de infraestructuras modernas y en las que predominan las fuerzas y procesos naturales, de forma que las generaciones presentes y futuras tengan la oportunidad de experimentar dichas áreas. No hay ejemplos de esta categoría en América del Sur. Categoría II: Conservación y protección del ecosistema Parque Nacional. Su objetivo es proteger la biodiversidad natural junto con la estructura ecológica subyacente y los procesos ambientales sobre los que se apoya, y promover la educación y el uso recreativo. La provincia de Buenos Aires cuenta con 1 Área de Categoría II. Categoría III: Conservación de los rasgos naturales. Monumento natural. Su objetivo es proteger rasgos naturales específicos sobresalientes y la biodiversidad y los hábitats asociados a ellos. La provincia de Buenos Aires cuenta con 4 Áreas de Categoría III. Categoría IV: Conservación mediante manejo activo Área de manejo de hábitats / especies Objetivo: Mantener, conservar y restaurar especies y hábitats. Categoría V: Conservación de paisajes terrestres y marinos y recreación Paisaje terrestre y marino protegido. Su objetivo es proteger y mantener paisajes terrestres/marinos importantes y la conservación de la naturaleza asociada a ellos, así como otros valores creados por las interacciones con los seres humanos mediante prácticas de manejo tradicionales. La provincia de Buenos Aires cuenta con 2 Áreas con Categoría V. Categoría VI: Uso sostenible de los recursos naturales Área protegida manejada. Su objetivo es proteger los ecosistemas naturales y usar los recursos naturales de forma sostenible, cuando la conservación y el uso sostenible puedan beneficiarse mutuamente. La provincia de Buenos Aires cuenta con 20 Áreas de Categoría VI. Además de esta clasificación existen áreas declaradas de interés internacional: - Sitios RAMSAR: Actualmente existen 3, Bahía de Samborombón, Campos del Tuyu y Punta Rasa. - Reservas de la Biosfera (UNESCO): Existen 4 Áreas dentro de esta categoría, Delta del Paraná de San Fernando, El Destino, Mar Chiquita y Parque Costero del Sur. 198
  • DELTA DEL PARANA DE SAN FERNANDO Reserva de biósfera PARQUE PROVINCIAL COSTERO DEL SUR BAHIA DE SAMBOROMBON Natural Integral 199
  • Areas Protegidas Listadas por SIFAP Se consignan en el APÉNDICE, TOMO III las áreas protegidas por SIFAP (Sistema Federal de Áreas Protegidas), de la Provincia de Buenos Aires y Entre Ríos relacionadas directamente con las Islas del Tigre y a continuación se muestra las áreas protegidas de la Provincia de Buenos Aires. Reservas Provincia de Buenos Aires relacionadas con Área de Estudio. Fuente SIFAP 200