Your SlideShare is downloading. ×
0
La biblia como preparación a la liturgia
La biblia como preparación a la liturgia
La biblia como preparación a la liturgia
La biblia como preparación a la liturgia
La biblia como preparación a la liturgia
La biblia como preparación a la liturgia
La biblia como preparación a la liturgia
La biblia como preparación a la liturgia
La biblia como preparación a la liturgia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

La biblia como preparación a la liturgia

1,150

Published on

La biblia como preparación a la liturgia

La biblia como preparación a la liturgia

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,150
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
18
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. La Biblia comopreparación a la liturgia
  • 2. La función de la Biblia en la liturgia:  A través de las oraciones.Ellas están verdaderamente “inspiradas” en ellenguaje y en los conceptos bíblicos, tan evocativos delas maravillas de Dios y tan pedagógicos. Esta es unariqueza, que no debiéramos descuidar en una buenacatequesis litúrgica. Y no sólo las oraciones, tambiénlos himnos, los signos, la asamblea, etc. Todas estasrealidades simbólicas de la liturgia están impregnadaspor el espíritu bíblico. Y no sólo esto, sino hasta elvocabulario y conceptos bíblicos.
  • 3. Tienen una capacidad de evocación tal que, quien noesté familiarizado con el mundo bíblico, se pierde deuna gran parte del mensaje litúrgico. (SC 24). 24. En la celebración litúrgica la importancia de la Sagrada Escritura es sumamente grande. Pues de ella se toman las lecturas que luego se explican en la homilía, y los salmos que se cantan, las preces, oraciones e himnos litúrgicos están penetrados de su espíritu y de ella reciben su significado las acciones y los signos. Por tanto, para procurar la reforma, el progreso y la adaptación de la sagrada Liturgia, hay que fomentar aquel amor suave y vivo hacia la Sagrada Escritura que atestigua la venerable tradición de los ritos, tanto orientales como occidentales.Por ejemplo ¿Cómo se profundizaría el sentidosacrificial de la Santa Misa, si no se entendiera, almenos, el vocabulario sacrificial del AntiguoTestamento, incluso de la carta a los Hebreos, o si sedesconociera la celebración de la Pascua judía?
  • 4. ¡Mucha gente asiste a del Nuevo Testamento!Misa y no sabe nadade esto! En fin, que la Sagrada Escritura es una excelente preparación ¡Cómo se enriquecería paranuestra vivencia comprender, gustar ylitúrgica si se vivir lacomprendiera, por liturgia, pues, losejemplo, la simbología signos no pueden serprofética (acciones que comprendidos más queson símbolos) o la a la luz de toda lasimbología Escritura.apocalíptica, que tantoinfluyó en la formación
  • 5. A modo de ilustración, se ofrecen acontinuación algunas de las oracionesque se rezan, invocan o cantan en laEucaristía, en las que podemosapreciar el contenido bíblico quetienen. No olvidemos que la Eucaristíahunde sus raíces en la Biblia:
  • 6. 1) En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Invocación que se hace a la Santísima Trinidad, en cuyo nombre la Iglesia se reúne y ora, mientras se hace la señal de la cruz. En parte, la expresión y su sentido están sugeridos en Mt 28,19 y Col 3,17.2) ¡Señor, ten piedad! (En griego, Kyrie eleison). Expresión que se encuentra en los evangelios (ver Mt 15,22; 20,30), mediante la cual pedimos a Dios su perdón.
  • 7. 3) ¡Gloria a Dios en el cielo! Himno de alabanza a Dios, cuyo inicio está tomado del canto que entonarón los ángeles, allá en Belén al nacer Jesús (véase Lc 2,14).3) ¡Aleluya! Aclamación hebrea, típica de varios salmos (véase 111-117), que significa “alabad a Yahvé”, es decir, al Señor.
  • 8. 5) ¡El Señor esté con vosotros!. El sacerdote dirige cuatro veces este saludo a la asamblea. Alude al nombre mesiánico de Emanuel (“Dios con nosotros”), atribuido a Jesús (véase Is 7,14; Mt 1,23), y a la promesa de Jesús Resucitado de estar con los suyos todos los días (véase Mt 28,20).6) Credo. Profesión de fe, que proclama los acontecimientos salvadores fundamentales revelados en la Biblia.
  • 9. 7) ¡Santo, Santo, Santo! Proclamación de la santidad de Dios, tres veces santo y digno de toda alabanza y bendición. Recoge un texto de Isaías (Is 6,3) y la aclamación jubilosa y alegre del ¡Hosanna! (que significa “Salva, pues”), con que la gente recibió a Jesús, cuando entró a Jerusalén el domingo de ramos (ver Sal 118,25-26; Mt 21,9).8) “Cordero de Dios”. Invocación a Jesucristo, llamado así por Juan Bautista (Jn 1,29.36). El título referido a Cristo también aparece en el libro del Apocalipsis, al menos 29 veces. Cristo es el Cordero de Dios, que por su sacrificio, borró los pecados del mundo.

×