Your SlideShare is downloading. ×
Mastitis bovina.
Mastitis bovina.
Mastitis bovina.
Mastitis bovina.
Mastitis bovina.
Mastitis bovina.
Mastitis bovina.
Mastitis bovina.
Mastitis bovina.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Mastitis bovina.

445

Published on

Ensayo de mastitis bovina

Ensayo de mastitis bovina

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
445
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. MASTIS BOVINA. BENEMERITA UNIVERSIDAD AUTONOMA DE PUEBLA FACULTAD DE MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA REYES FLORES SILVANA VALERIA 1
  • 2. Índice Introducción........................................................................................................3 Factores……………………………………………………………………………….. 3 Tipos de mastitis…………………………………………………………………… …4 Patógenos……………………………………………………………………………...5 Tratamiento de la mastitis…………………………………………………………......6 Prevención y detección……………………………………………………………......6 Importancia económica de la mastitis bovina………………………....................... 9 2
  • 3. Introducción La mastitis es una enfermedad infecciosa que afecta la ubre de la vaca en diversos grados de intensidad, provocada por aproximadamente 90 organismos distintos. Todos los métodos comerciales de producción lechera, buenos o malos, proporcionan condiciones favorables para la propagación de los organismos causantes de mastitis de una vaca a otra. La mastitis trae como consecuencia una reducción en el volumen de producción de leche, altera la composición de la misma y puede influenciar su sabor. También provoca pérdidas por ordeño lento en las vacas enfermas, por mano de obra y tiempo dedicados a la aplicación de medicamentos y, por último, en recursos alimenticios por la ineficiencia de las vacas enfermas. La mastitis se produce cuando varios factores de administración o ambientales actúan recíprocamente para crear las condiciones que favorecen la aparición de la enfermedad. La Mastitis bovina es un complejo singular de enfermedades, que causa una gran cantidad de pérdidas a nivel mundial y en especial en las regiones conuna producción lechera intensiva. La causa más común para un sacrificio temprano de las vacas lecheras son los problemas de salud de la glándula mamaria, además de problemas de Fertilidad. El 26.5% de las vacas lecheras sacrificadas en el continente americano es debido a trastornos ocasionados por la mastitis. En el caso de Hesse en Alemania los problemas de mastitis son la segunda causa más común de eliminación (19.4%) de las vacas lecheras. Factores de riesgo Errores de manejo sobre el ordeño Lavado inadecuado Material contaminado Medio ambiente sucio 3
  • 4. Falta de sellado en los pezones al terminar el ordeño Mamilas de ordeño de tamaño inadecuado Tipos de mastitis De acuerdo con el grado de intensidad de la infección, la mastitis se puede clasificar como clínica y subclínica. Mastitis clínica Es aquella que se puede ver a simple vista y se caracteriza por anormalidades en la leche tales como escamas o grumos. A nivel de la vaca enferma, el cuarto afectado puede estar caliente, inflamado y sensible. Mastitis subclínica No es fácilmente visible ni se puede detectar sin ayuda de pruebas especiales. Casi todos los cuartos afectados se ven normales y la leche tiene apariencia normal. Esta es la forma de mastitis más importante por diversas razones: Generalmente precede a la forma clínica, por lo tanto, si queremos controlar la forma clínica, debemos empezar por controlar la subclínica. Es de larga duración. Es difícil de detectar. Disminuye la producción de leche. Influye negativamente en la calidad de la leche. Provoca infección en otros animales del rebaño. 4
  • 5. Patógeno La mastitis es ocasionada por organismos microscópicos que penetran la ubre a través del canal de los pezones. La penetración puede ocurrir por multiplicación, movimiento mecánico, propulsión durante el ordeño o por una combinación de factores. Aproximadamente del 90 al 95% de los casos son provocados por cuatro microorganismos. Ellos son: Staphylococcus aureus, Streptococcus uberis, Streptococcus agalactiae y Streptococcus dysgalactiae. Staphylococcus aureus: está permanentemente en el medio ambiente de la vaca y su depósito principal en las vacas adultas lo constituyen las ubres y tetas afectadas. Este organismo no progresa en la piel de las tetas sanas, pero rápidamente forma colonias en los canales de los pezones, especialmente si existe lesión en o cerca de las puntas de las mismas, lo cual facilita su penetración al interior de la ubre y la invasión de los tejidos de la misma, ocasionando la formación de un tejido cicatrizal. Este tejido impide que las drogas y medicamentos penetren en los lugares infectados, haciendo que el tratamiento en la lactancia sea a menudo ineficaz. Se puede hacer resistente a algunos fármacos y el tratamiento durante el período seco es el método que se prefiere para tratar la mayoría de las infecciones. Las vacas crónicamente infectadas deben ser desechadas del rebaño. No se debe escatimar esfuerzos en reducir la tensión a las vacas, asegurando el buen funcionamiento de las máquinas de ordeño; una buena higiene durante el ordeño reduce también la tasa de infección. Streptococcus agalactiae: es común en muchos rebaños lecheros y se encuentra principalmente en ubres infectadas. En rebaños infectados, el organismo puede aislarse del aire, en el lugar donde duermen los animales, en el equipo de ordeño, las manos del ordeñador y otros objetos, pero su presencia en esos lugares es el resultado de la contaminación con leche infectada; al no haber infección en la ubre, el organismo desaparecerá de todos estos lugares secundarios, normalmente dentro de las tres semanas. Este es el único organismo común de la mastitis, susceptible de ser erradicado de todo un rebaño lechero. El microorganismo es muy sensible al tratamiento de penicilina, incluso, durante la lactancia. Una excelente higiene, el buen manejo del ordeño, el tratamiento de las infecciones conocidas durante la lactancia y el tratamiento de rutina en las vacas secas erradica el organismo o lo mantiene a u n nivel muy bajo. Streptococcus dysgalactiae: la fuente principal son las ubres infectadas, amígdalas y lesiones en la piel. En los rebaños que se encuentran libres de infección 5
  • 6. deStreptococcus dysgalactiae, los organismos que provocan nuevos casos de mastitis se originan probablemente en la boca de la vaca; muy raramente se consiguen en la piel de tetas sanas. Streptococcus uberis: se encuentran con mayor frecuencia en la piel de la ubre de las tetas, que dentro de éstas. Es la causa más importante de infecciones antes de la primera parición y durante el período de secado de la vaca. Tratamiento El papel que debe desempeñar el veterinario en el tratamiento de las mastitis es fundamental, implantando unas buenas prácticas de manejo en el control de esta enfermedad. El tratamiento de la mastitis clínica es una parte del control de mastitis que ya incluía el plan de los cinco puntos del National Institute for Research in Dairying (NIRD) de Reading (Inglaterra). Gracias al avance en la implantación de programas de control de mastitis, la enfermedad contagiosa se ha controlado bastante. Por el contrario, algunos gérmenes como el Staphylococcus aureus y el Streptococcus agalactiae siguen siendo la causa principal de mastitis clínica, sobre todo si no se ha hecho un buen trabajo en prevención. No obstante, son los patógenos ambientales los que siguen causando la mayoría de los casos de mastitis clínica. Los microorganismos ambientales más representativos son Escherichia coli y Klebsiella spp., que, al no adaptarse al hospedador, ocasionan mastitis clínica con síntomas clínicos leves o moderados y ocasionan una reacción inmunitaria. Microorganismos como Streptococcus uberis tienen mejor capacidad para adaptarse al hospedador, por lo que la mastitis dura más o incluso puede transformarse en una mastitis subclínica. Prevención y detección Para controlar la mastitis en el rodeo, la prevención de las nuevas infecciones posee un beneficio mayor que el intentar curar los casos clínicos. Aún si el grado de la nueva infección se reduce, infecciones existentes que son tratadas pueden ser curadas con éxito limitado. 6
  • 7. La lucha contra la mastitis es un esfuerzo a largo plazo que debe ser persistente debido a que es imposible el prevenir completamente la transmisión de bacterias u otros organismos causantes de la enfermedad. Prácticas de higiene y manejo mejoradas es una forma efectiva de reducir el grado de nuevas infecciones, pero las infecciones existentes son difíciles de resolver y las vacas infectadas permanecen en el rodeo por un largo período, aún después de que la nueva infección decae. Es solamente luego de que un esfuerzo continuo por un largo tiempo (años), que el número de vacas infectadas en el hato decrece. Detección Mastitis, conteo de células somáticas y pérdidas en la producción en el rodeo Más del 98% de las células somáticas que se encuentran en la leche provienen de las células blancas que ingresan a la misma en respuesta a la invasión bacteriana de la ubre. Un alto conteo de células somáticas se asocia con la pérdida de la producción de leche. Cuando la leche de todas las vacas en el rodeo se mezcla, como en el tanque a granel, el conteo de células somáticas en una muestra compuesta es un buen indicador de la prevalencia de la mastitis en el rodeo. Un conteo de células somáticas mayor de 200,000 células/ml indica la presencia de mastitis subclínicas. Los conteos de células somáticas por debajo de 400,000 células/ml son típicos de los rodeos que poseen buenas prácticas de manejo, pero que no hacen un particular énfasis en el control de la mastitis. Los rodeos que poseen un programa de control efectivo de la mastitis poseen en forma consistente conteos por debajo de las 100,000 células/ml. Conteos de células somáticas mayores de 500,000 células/ml indican que un tercio de las glándulas se encuentran infectadas y que la pérdida de leche debido a mastitis subclínica es mayor de 10%. El conteo de células somáticas de una muestra compuesta no revela el tipo de infección, ni la identidad de las vacas infectadas. Prevención La prevención de la mastitis puede conseguirse siguiendo pasos muy simples que tienen comoobjetivo el reducir el grado y la duración de la infección. Adecuada higiene de ordeño: Los pezones deben de ser limpiados y secados antes del ordeño. Si la leche se filtra, la presencia de partículas (material sólido) en los filtros indica una limpieza insuficiente del pezón durante la preparación de la ubre o la falta de higiene durante la colocación y remoción de la unidad de ordeño. 7
  • 8. La máquina de ordeño debe funcionar y ser operada adecuadamente: Los niveles de vacío en la unidad de ordeño deben estar entre 275 y 300 mm de mercurio y deben fluctuar lo menos posible. Las fluctuaciones pueden reducirse considerablemente evitando las entradas de aire o deslizamientos de la unidad durante el ordeño, y apagando el vacío de la unidad antes de que las pezoneras sean removidas. El regulador de vacío debe ser mantenido limpio y su exactitud debe monitorearse en forma regular. Sellado de pezones luego del ordeño: Las investigaciones indican que el grado de nuevas infecciones pueden disminuir en más del 50% cuando un desinfectante adecuado se utiliza para sumergir o rociar los pezones completamente. El sellado de pezones post-ordeño es más efectivo contra Staphilococcus aureus y Strep. agalactiae, las dos bacterias productoras de mastitis más contagiosas. El sellado de pezones no afecta las infecciones existentes. Tratamiento al secado de todos los cuartos: El uso efectivo de un antibiótico a largo plazo colocado en cada cuarto de la ubre en el último ordeño de la lactancia, reduce la incidencia de nuevas infecciones durante el período de seca. Además, la terapia de secado de las vacas es la mejor forma de curar las mastitis crónicas y subclínicas que durante la lactancia son tratadas muy rara vez. Tratamiento adecuado y a tiempo de todos los casos clínicos: Una terapia adecuada debe ser decidida por el veterinario, la vaca debe ser manejada de acuerdo para evitar la diseminación de la enfermedad. Descarte de vacas infectadas en forma crónica: Generalmente este método es efectivo debido a que en la mayoría de los hatos, solamente 6 a 8% de todas las vacas son las responsables de 40 a 50% de todos los casos de mastitis. Una buena nutrición mantiene la capacidad de la vaca para defenderse de las infecciones: Las deficiencias de selenio y vitamina E en la dieta han sido asociadas con un incremento del grado de nuevas infecciones. Otras prácticas útiles de manejo: Algunas prácticas simples ayudan a reducir la diseminación de la mastitis. Alimente a las vacas inmediatamente después del ordeño de manera de que puedan permanecer de pie por lo menos una hora antes de echarse. Ordeño al último a las vacas infectadas. 8
  • 9. Importancia económica de la mastitis bovina La mastitis es la enfermedad más costosa de la producción lechera. Las pérdidas queproduce la mastitis son dos veces superiores a las pérdidas que produce la infertilidad y las enfermedades reproductivas. La mayoría de los tamberos ve las pérdidas a través de: • Los casos clínicos que ellos encuentran • Los animales que deben refugiar Fracasar en el control de la mastitis en un rodeo lechero es comparable con derramar Leche por el desagüe, porque las vacas infectadas producen significativamente menos leche que las vacas no infectadas. Trabajos de investigación demostraron que las vacas con bajos CCS tienen una vida productiva más larga. Además, la leche con altos CCS contiene menos de los componentes deseables como lactosa, caseína y grasa, y más de los componentes indeseables como las enzimas que atacan a los componentes de la leche. Cuando una leche con altos CCS es usada para hacer quesos, el rendimiento es bajo y la calidad es menor. 9

×