Revista: Israel, sueños y tora
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Revista: Israel, sueños y tora

on

  • 408 views

 

Statistics

Views

Total Views
408
Views on SlideShare
408
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
5
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Revista: Israel, sueños y tora Revista: Israel, sueños y tora Presentation Transcript

  • ISRAEL, SUEÑOS Y TORÁ JOVERET 2 JJJaaalllooommmooottt lllaaaMMMeeedddiiinnnááá • Dirección General BAMA Yudit Iumal • Dirección general Jalomot Sara Bloch • Coordinación pedagógica Jalomot Laura Steinberg • Idea y realización Jalomot laMediná Natalia Susevich Claudia Mager Créditos
  • ISRAEL, SUEÑOS Y TORÁRACIONAL Medinat Israel cumple este año su 60º aniversario y el tzevet de Jalomot se propone acercar a uds. distintas propuestas ligadas a la esencia de nuestro programa. Jalomot… sueños soñados desde la diáspora con el corazón puesto en Israel, con la mirada direccionada hacia allí, con nuestro anhelo teñido de azul y blanco. Jalomot distintos, en distintas épocas, encarnados en distintos hombres y mujeres. Jalomot que se soñaron noches de estrellas, Jalomot que se lucharon en arenas políticas, y en arenas de guerra. Nos proponemos explorar Israel a través de los sueños. Pretendemos con este proyecto, acercar Eretz Israel a nuestros alumnos desde sus diversas caras, desde los distintos personajes que la pensaron, la vivieron, la sintieron… la soñaron y contribuyeron a su realidad de hoy. Deseamos que los contenidos de esta serie favorezca el abordaje de contenidos y recursos variados con una mirada amplia sobre nuestra tierra y su proceso de formación, y que ello favorezca a profundizar el vínculo histórico, espiritual y afectivo de nuestros talmidim con Eretz Israel. Nos preparamos así, para celebrar en Comunidad este Iom Haatzmaut, tan especial, y trabajar a lo largo de este ciclo lectivo diferentes aspectos de nuestra Mediná. El 5 de Iyar de 5708, 14 de mayo de 1948, hace ya 60 años, se comenzó a concretar el sueño milenario esperado por tantos, anhelado por tantos, luchado por tantos…soñado por todos. Nosotros tenemos el privilegio de ser parte y testigos de esta realidad. La mediná, nuestra Mediná, cumple sus primeros 60 años. Vamos a festejarlo! Traté, mil veces por lo menos, mantener hasta al final los ojos abiertos Para por fin poder saber: ¿Qué siente realmente una persona en el momento exacto en el que se queda dormida? Traté un montón de veces pero siempre… nada. Porque en el último instante cuando lo voy a averiguar, me quedo dormido justo al final. Iehuda Atlas ‫אטלס‬ ‫יהודה‬ Joveret 1: El sueño del Estado Joveret 2: Israel, Sueños y Torá Joveret 3: Desde la tradición Joveret 4: Ciencia, Tecnología y Futuro 1 2
  • Quizá no exista ningún acto tan frecuente en nuestras vidas como los sueños. Nos sorprenden, nos generan curiosidad, nos preocupan. Los sueños son hechos de mucha importancia en la vida de varios pueblos, y la gente cree en el papel "pronóstico" de los sueños. A veces se piensa que se puede descubrir el futuro o lo que nos va a pasar por medio de los sueños o, por lo menos, uno fantasea a menudo que tienen un mensaje oculto. ¿Cuándo hemos tenido un buen sueño y cuándo uno malo? ¿Cuándo el mensaje de un sueño debe ser tomado con la máxima seriedad y cuándo debemos minimizar su importancia? ¿Cómo saber cuando un sueño encierra un mensaje importante y cuándo es solamente material onírico producto de nuestra imaginación? Soñar es un proceso mental involuntario, lo queramos o no todos soñamos, y lo que hay en ellos son reelaboraciones de informaciones que almacenamos en la memoria relacionadas con experiencias que vivimos. El soñar nos sumerge en una realidad virtual formada por imágenes, sonidos, pensamientos y/o sensaciones. Y cuando nos despertamos nuestros recuerdos a veces pueden ser simples (una imagen, un sonido, una idea, etc.) o muy elaborados, hasta recordar con detalle cada parte de nuestros sueños, o incluso hay veces que ni recordamos haber soñado. Pero lo cierto, es que desde siempre el hombre se interesó en los sueños. ¿Son verdaderas esas imágenes tan extrañas y raras que vemos en los sueños? ¿Tienen acaso algún significado? ¿De dónde es que vienen? ¿Y, por qué es que soñamos? En general en la antigüedad tomaban a los sueños como parte de la realidad. El sueño era, para ellos, una continuidad de lo que ocurría en el día y, en algunos casos, un mensaje o una señal de lo que ocurriría en el futuro. El sueño era una parte de la realidad y existía una relación entre él y la vida diaria. En las culturas antiguas los sueños tenían un lugar muy importante. Los babilonios y los asirios creían que los espíritus de los muertos venían a molestar al hombre en las horas de descanso y eran los causantes de que soñáramos. Ellos interpretaban los sueños de diferentes maneras. Por ejemplo, sueños en los que aparecían personas volando significaban alguna catástrofe futura, o cuando alguien bebía vino en un sueño simbolizaba una vida corta, pero si bebían agua auguraba una larga vida. Los egipcios, en cambio, creían que los sueños eran señales que los dioses mandaban al hombre. Los dioses los prevenían de consecuencias o desastres y daban, además, respuestas a las preguntas que el soñador se hacía. La tarea de los sabios egipcios era interpretar los sueños de los faraones. 3 Iosef, por ejemplo, interpretó los sueños del faraón (Bereshit 41:1-36) y eso lo terminó convirtiendo en la segunda persona más importante de Egipto. De hecho, también en Grecia la oniromancia (adivinar los sueños) fue una actividad habitual. Y aún existe un manual de interpretación de sueños: el de Artemidoro, del siglo II. Los chinos, por su parte, creían que el sueño venía del alma que abandonaba el cuerpo en las horas de descanso y que el cuerpo influenciaba en los sueños. Por ejemplo, decían que si un hombre dormía con el cinturón puesto, soñaba con serpientes… Pero también el pueblo judío y sus fuentes (los libros antiguos más importantes) se ocupan de los sueños. En el Tanaj nos cuentan sobre muchos de los sueños de los Patriarcas del Judaísmo (hay sueños de Abraham, de Iaacov y de Iosef), de los Jueces, los Reyes (como el sueño de Shlomó) y los Profetas (por ejemplo el sueño de Daniel). Incluso en el Talmud hay 4 capítulos dedicados a los sueños y se habla de 24 especialistas en esta materia que vivían en Jerusalem y a los que se les pagaba muy bien por su oficio. Rabi Jisda, un rabino de esa época, dijo: “Un sueño no interpretado es como una carta que aún no ha sido leída”. Rabi Bizna, nos cuenta que una vez recibió 24 explicaciones diferentes sobre el mismo sueño y que todas esas explicaciones eran igualmente verdaderas. En el Tanaj se atribuye un valor profético al sueño, concebido como un mensaje cifrado que es necesario desentrañar. Un mensaje de Adonai. Según la Torá hay dos clases de sueños. Unos que son comunes y otros que tienen inspiración divina. En ellos Dios anuncia, advierte, revela, prohibe, ordena, etc. a través de los sueños. Si observamos el relato de los sueños que aparecen en el Tanaj hay de distintos tipos, algunos transmiten: una orden o prohibición de Adonai (ej. Bereshit 20,3-7 a Abimélej, Bereshit 37,5-9 a Iosef) un anuncio de victoria (a Gedeón, lude 7,13), un anuncio de muerte (ej. al copero del Faraón, Bereshit 40,9), un anuncio de salvación (al repostero del Faraón, Bereshit 40,16), o un anuncio de destrucción y ruina (a Nebujadnetzar, Daniel 2,1.18). A veces Dios se aparece en un sueño y luego se construye un santuario, como en el caso de Betel que crea Iaacov después del sueño de la escalera (Bereshit 28,11). Y también aunque no se presente directamente, el hombre puede sentir la presencia de Dios de un modo impreciso, pero especial, en un sueño (ej. lob 4,12.; 7,13; 33,15). 4
  • ¿Qué dice la Torá sobre el vínculo del pueblo judío con la tierra de Israel? El lazo judío con la tierra de Israel y su amor por ella tiene 4.000 años de historia. Y como siempre todo empieza por el principio, con el primero… El primer ivrí es Abram, ese que luego de hacer el pacto con Adonai, se transforma en Abraham (porque recibe la ´‫ה‬ de ‫אדוני‬ en su nombre, como símbolo de haber recibido a Adonai en su vida). Abraham es el primer patriarca. De él nace lo que es hoy el pueblo judío. Abraham nació en Caldea y se supone que fue justo 1948 años después de la creación del mundo. Es decir, en el año 1948 antes de la Era Común nace el primer hebreo que va a ir a Eretz Cnaan (que hoy es Israel) así como en 1948 pero después de la era común se crea el Estado de Israel como nación de todos los judíos descendientes de aquel hebreo. (fuente: www.shalomhaverim.org) La narración bíblica muestra que Dios le dijo a Abraham que dejara su tierra, Ur Kasdim, y se fuera a la tierra que Él le iba a mostrar. Dios le prometió a Abraham que él y sus descendientes heredarían la tierra de Israel como posesión eterna. Bíblicamente, los derechos judíos sobre esta tierra son eternos, aunque siempre basados en el cumplimiento del pacto. No se trata solamente de una promesa divina, sino es parte de la misma obra de la creación. Luego de recibir la orden de Dios: “Lej Lejá” (Vete hacia ti), se fue de Caldea y se estableció en Eretz Israel (Canaán en ese entonces) e instituyó el monoteísmo en una época en que la mayor parte de las personas adoraba ídolos y creía en muchos dioses, incluyendo a su padre. En palabras más sencillas, lo que sucede con Abraham es que Dios le dice vos creés en mí y yo voy a hacer de vos un gran pueblo y a ese pueblo le voy a dar una tierra especial. Entonces, el primer hebreo lo primero que recibe es la promesa de la tierra, una tierra para sus descendientes, una tierra hebrea. El elemento fundante del pacto entre Dios y Abraham, es la tierra. Por lo que extensivamente se podría decir que el pacto entre Dios y el pueblo judío, empieza por la tierra. Hay un contrato entre Dios y el pueblo. Yo voy a ser para uds. el Dios elegido, el único, y uds. serán para mí el pueblo elegido. Y por eso les daré la Tierra elegida. Hay una trilogía entre Dios, el pueblo y la tierra. Cuando Dios elige un pueblo elige con él una tierra: Pueblo elegido, tierra elegida. (Basado en explicaciones del Rab. Dr. Felipe C. Yafe) Pero sobre todo hay muchos de esos sueños que también se relacionan directamente a nuestra tierra, a Eretz Israel… ya desde aquella época. El primer sueño lo tuvo Abraham cuando hizo su pacto con Dios y él le aseguró que sería padre de un gran pueblo. En ese momento quedó adormecido y oyó la voz de Dios que le dijo el futuro de su descendencia, sus sufrimientos en el desierto y su recompensa. Y que esa tierra (donde es hoy Israel) sería de sus hijos y de los hijos de sus hijos, y de los hijos de sus hijos… El segundo sueño lo tuvo, el nieto de Abraham, el patriarca Iaacov cuando huía de su hermano Esav y soñó con la escalera que llegaba hasta el cielo, por la cual subían y bajaban ángeles. Dios le habló desde la cima de la escalera y le prometió que iba a protegerlo a él y todos sus hijos y además le aseguró que esa tierra pertenecería a su descendencia (que somos todos nosotros). Y así otros después de ellos soñaron con esa tierra también… Los sueños, Israel y la Torá están relacionados desde siempre. Porque nuestros sueños y los sueños que relata la Torá estuvieron y están vinculados indefectiblemente con nuestra Mediná. Pero también la Torá habla de otros sueños, sueños que no se soñaron al caer la noche, sino que se pensaron, y se lucharon de día con los ojos bien abiertos. Porque existe otra forma de soñar, tener un sueño en el que somos conscientes de que estamos soñando. Por eso se dice que se puede “soñar despiertos”. Porque también llamamos sueño, a los anhelos o grandes ilusiones que movilizan a una persona. Muchos llaman a esto una visión. Un sueño, o visión, puede ser lo que dé rumbo a toda nuestra vida. En este sentido, un sueño, es la imagen o situación real que proyectamos tener en el futuro. Es una esperanza. Normalmente tenemos un sueño, un motivo de existir, una razón para crear, para luchar, para ser y hacer. Todo lo que ha sido creado, primero fue un pensamiento, un sueño, una visión. Luego, activando todos los recursos disponibles, el soñador hizo realidad su sueño. Luchar por nuestros sueños y tratar de hacerlos realidad, pelear por lo que creemos justo, tener esperanzas y creer en un futuro mejor es muy importante. Justamente, como venimos aprendiendo, es por gente que soñó con un Estado Judío y luchó durante muchísimos años por conseguirlo… Es por el sueño que mantuvo todo el pueblo de Israel a lo largo de la historia de tener una tierra propia y sin perder las esperanzas que, hoy, estamos festejando estos 60 años de triunfo de ese sueño maravilloso. Ese sueño que hoy nosotros continuamos queriendo ver a Israel conviviendo en paz y armonía con todos los países, sin guerras ni atentados, ni violencia. Ese sueño que hace que todos nosotros y los judíos de todo el mundo estemos tan felices de tener a Israel. 6 DIOS, EL HOMBRE Y LA TIERRA 5
  • Pero la tierra no sólo nos fue prometida, sino que además hubo que ganarla. Y como esta tierra estaba habitada por otros pueblos (eran 7! -los quenitas, los cananeos, los quenizitas, los cadmoneos, los hititas, los ferezeos, los refaítas, los amorreos, los gergeseos y los jebuseos-). Al llegar, después de la salida de Egipto y los 40 años de vagar por el desierto, hubo que conquistarla. La conquista de Eretz Israel en la época de Ioshúa (el que queda a cargo del pueblo después que muere Moshé) tiene una importancia histórica primordial. No sólo porque se trata de la primera conquista que tuvo esta tierra, sino porque se trata de algo más que una “simple conquista”. Por primera vez Eretz Israel dejó de ser un territorio de “ciudades estado” (donde cada ciudad por separado era en sí un estado independiente) y pasó a ser una única unidad política gobernada por un pueblo poseedor de valores espirituales y nacionales. Estos valores cristalizaron en un reino que se levantó y existió durante muchas generaciones. No sucedió lo mismo con otras conquistas a esta tierra que sucedieron después. Por ejemplo, la conquista de árabe que tuvo lugar 1850 años más tarde, en el siglo VII de la Era Común, fue una larga serie de conquistas que la precedieron, pero que no tuvo (al igual que la de otros pueblos o civilizaciones) el cariz que tuvo la conquista de Ioshúa. Más aún: los pueblos conquistados en ese entonces por el pueblo de Israel desaparecieron, no existen más, y hoy ninguno de ellos reclama el “derecho a la primacía”, es decir el derecho a poseerla por ser los primeros habitantes de esta tierra. Sin embargo, el pueblo judío, durante todas las conquistas que sufrió el país a manos de otros pueblos, no cesó nunca de reclamar su pertenencia a esa tierra. Por eso, como en la antigüedad la conquista por medio de la guerra era reconocida internacionalmente como uno de los factores que otorgaban a un pueblo el derecho a poseer un territorio determinado, el reclamo del pueblo judío sobre Israel, también fue atendido sobre esta base. (Fuente: www.infotzion.wordpress.com) Sin embargo, hay que tener en cuenta que siglos después, en la Revolución Francesa (1789) -en la que se aprobó La Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano- se plantearon principios como la renuncia a la guerra de conquista y a los ataques contra la libertad de las naciones. Lamentablemente hoy sabemos que esto no siempre se cumple y aún persisten conflictos de fronteras, luchas étnicas y violación a los DDHH… Por eso nosotros debemos trabajar -cada cual desde su lugar- para que por fin las disputas entre países y pueblos se resuelvan siempre de formas pacíficas. ¿No te parece? 7 8 "‫וה‬'‫אברם‬ ‫אל‬ ‫אמר‬...‫שא‬-‫שם‬ ‫אתה‬ ‫אשר‬ ‫המקום‬ ‫מן‬ ‫וראה‬ ‫עיניך‬ ‫נא‬:‫צפונה‬ ‫ונגבה‬,‫וימה‬ ‫וקדמה‬.‫רואה‬ ‫אתה‬ ‫אשר‬ ‫הארץ‬ ‫כל‬ ‫את‬ ‫כי‬,‫עד‬ ‫ולזרעך‬ ‫אתננה‬ ‫לך‬ ‫עולם‬")‫י‬ ‫בראשית‬"‫ג‬,14-15 “Y le dijo el Eterno a Abraham... Alza ahora tus ojos y mira desde el lugar donde estás en dirección al norte, al sur, al oriente y al occidente, por cuanto toda la tierra que puedes ver te la daré a ti y a tu simiente para siempre”. (Bereshit 13: 14-15) “Dios le dijo a Abram: deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que te mostraré. Haré de ti una nación grande, y te bendeciré; haré famoso tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan; ¡por medio de ti serán bendecidas todas las familias de la tierra!”. (Bereshit 12: 1-3) CONQUISTA DE LA TIERRA “Al anochecer, Abram cayó en un profundo sueño, y lo envolvió la oscuridad. El Eternote dijo: Debes saber que tus descendientes vivirán en tierra extraña, donde serán esclavizados y maltratados durante 400 años. Pero yo castigaré a la nación que los esclavizará, y luego tus descendientes saldrán en libertad y con grandes riquezas (…) cuatro generaciones después volverán a este lugar, a esta tierra” (Bereshit 15:12-16) “A tus descendientes les daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el gran río, el Éufrates”. (Bereshit 15:18) “Pongan en práctica mis leyes y observen mis preceptos, y habitarán seguros en la tierra que les daré”. Algunos Psukim de la Torá “He descendido para librarlos del poder de los egipcios y sacarlos de ese país, para llevarlos a una tierra buena y espaciosa, tierra donde abundan la lecha y la miel”. (Shemot 3: 8)
  • SOÑANDO CON… IAACOV 1º Sueño (Bereshit 28:12–15. Parashá: VAIETZÉ) 9 Iaacov se escapaba de su hermano Esav que quería matarlo porque Iaacov había tomado las bendiciones de su padre que le correspondían a Esav, por ser el mayor. Iaacov sabía que su viaje encerraba grandes peligros, entre ellos, su destino final: la casa de Labán, el hermano de Rivká, su mamá en Jarán. Iaacov, huyendo, se detiene a dormir en el camino. En su sueño Dios se le aparece diciendo, "Yo soy el Eterno, Dios de Abraham, tu padre, y Dios de Isaac; la tierra sobre la cual estás acostado, te la daré a ti y a tu descendencia. Y he aquí que Yo estoy contigo, y te guardaré donde quiera que anduvieres, y te haré volver a esta tierra; porque no te abandonaré, hasta que haya cumplido lo que te he hablado". Dios le promete a Jacob dos cosas. Primero, no importa a donde viaje Jacob, la tierra que está a punto de dejar siempre le pertenecerá a él y a sus hijos. Segundo, a pesar de cualquier dificultad que Jacob tuviere que enfrentar en sus viajes, Dios estará con él. Es decir, Dios no le promete a Iaacov, como se lo prometió a Abraham, que él será bendecido con riqueza y reputación. Esencialmente, lo que Dios promete, es que lo va a proteger a él y a su descendencia hasta que pueda regresar al lugar en donde le aguardan bendiciones, su tierra, la tierra de su familia (Israel). Pero la estadía de Iaacov finalmente se extendió y lo que empezó como una visita a su familia en busca de una esposa para traer consigo a su casa, a Canaán, se convierte en una estancia de casi 20 años en la casa de Labán y con una vida bastante difícil en la que aprendió mucho, y superó muchos rasgos oscuros de su personalidad. Hasta que Dios le dice, “Ahora levántate, sal de esta tierra y vuelve a la tierra de tu nacimiento" (Bereshit, 31:13). Dios le dice a Iaacov: Tú has extraviado tu camino, equivocadamente has hecho de una parada en tu ruta, como tú destino. Ha llegado la hora de terminar esta parada y regresar a tu verdadero y correcto lugar. Algunas interpretaciones sobre este sueño 10
  • De acuerdo con otra interpretación del primer sueño de Iaacov, los ángeles subiendo y bajando la escalera representan las naciones de mundo, los pueblos, que crecían en poder (subían) y que a través de la historia con ese poder oprimieron al pueblo judío, pero luego cayeron (bajaron). Según esta explicación, este sueño inspira esperanza porque comunica la promesa eterna de Dios de proteger a Iaacov y al pueblo de Israel, más allá de cualquier dificultad de la historia. • De acuerdo con la tradición del Midrash, la escalera simboliza los exilios que el pueblo judío sufriría. Un primer ángel representa los 70 años de exilio en Babilonia; el siguiente representa el exilio en Persia, y otro más, el exilio en Grecia. El último ángel, que representa el exilio final en Roma o Edom (identificado con el propio Esav), asciende y asciende hacia el cielo; pese al miedo de Iaacov a no poder librarse nunca de la dominación de Esav, Dios le garantiza que algún día también él caerá. • Otra interpretación de la escalera acentúa el hecho de que los ángeles primero ascienden y luego descienden. Así el Midrash explica que Iaacov, como hombre justo, estaba siempre acompañado de ángeles. Al alcanzar la frontera de Canaán (la futura tierra de Israel), los ángeles asignados a defenderla volvieron al Cielo, mientras que los de otras tierras descendieron de él para conocerlo. Cuando Iaacov volvió a Canaán (Génesis 32:2-3), es saludado por los ángeles asignados a la Tierra Prometida. • El lugar en el que Iaacov se detuvo a descansar se cree que coincide con el Monte Moriá, donde se construyó el Templo de Jerusalem. Así pues, la Escalera simbolizaría el "puente" entre el Cielo y la Tierra, establecido a través del pacto entre Dios y el pueblo judío, y fortificado por las oraciones y rezos realizados en el Templo. Además, la escalera representaría a la Torá, como un nuevo vínculo entre cielo y tierra. El término hebreo para "escalera", sulam - ‫סלם‬ - y el de la montaña en que se dictó la Torá (el Monte Sinaí) - ‫סיני‬ - tiene la misma guematria (valor numérico de las letras que las componen). Los comentaristas de la Torá vieron en la historia personal de nuestros patriarcas una síntesis de la historia del pueblo de Israel… Por ejemplo, Iaacov a partir de esta pelea con su hermano se ve obligado a deambular por tierras extrañas, muy lejanas de la tierra de Israel. Su vida simboliza el largo exilio que sufrimos desde hace casi 2000 años, cuando fuimos exiliados y dispersados entre todos los pueblos de la tierra, después de la destrucción del Segundo Templo de Jerusalem a manos de los Romanos (68 e.c.). Además, en la primera noche de Iaacov fuera de su hogar, él pernoctó en el lugar que más tarde en la historia, sería elegido para construirse en él, el Templo de Jerusalem (Beit Hamikdash). Según esta interpretación para poder vivir nuestras vidas de la mejor manera posible debemos asemejar nuestras vidas a aquella escalera de Iaacov. ¿Cómo? Debemos tener los pies bien firmes en la tierra (estar atentos y conectados con la realidad, pero nuestra mente y nuestro corazón debe llegar hasta el cielo). 11 12 Los comentaristas clásicos del judaísmo ofrecen diferentes interpretaciones para el episodio de la Escalera de Iaacov:
  • 14 2º Sueño (Bereshit 32:12- ¿??) El segundo espisodio con carácterísitcas divinas que tiene Iaacov está en la parashá Vaishlaj ("Envió") que es la 8º del primer tomo de la Torá, el sefer Bereshit. Iaacov reza a Adonai y le dice: "Rescátame, Te lo ruego, de la mano de mi hermano, de la mano de Esav, porque le temo. No sea que venga y me mate, madre junto con hijos." ¿Cómo podemos entender correctamente este pedido, y el temor que aparenta tener? ¿Acaso Iaacov no era el que supo vencer a los engaños y maldades de su tío y suegro Labán? ¿Acaso Iaacov no fue el que prosperó en tierra aramea, a pesar de tener todos los aspectos materiales en su contra? ¿Acaso Iaacov no es el que luchaba contra enviados celestiales y contra personas, y vencía? Y especialmente, ¿acaso Iaacov no era aquel que había recibido en varias oportunidades la bendición de parte de Dios, en la cual se le prometía abundancia, vida, trascendencia? ¿Cómo este Iaacov, que es un luchador y vencedor, de pronto parece tener tanto miedo ante la idea del encuentro con su hermano? Si comprendemos lo que está pasando en la mente, y en la vida, del patriarca, reconoceremos en Iaacov dos temores bien fundados. 1. Él no está temeroso por lo que le pueda hacer su hermano físicamente. En todo caso, ¡teme lo que él pueda hacerle a Esav! Iaacov sabe que él está en condiciones de acabar con su hermano, pero no quiere llegar al extremo de tener que hacerlo. Prefiere que la situación se resuelva de manera pacífica, porque si Esav lo ataca, Iaacov se defenderá y terminará ganándole. Iaacov no desea la lucha, odia la pelea, detesta que la gente se mate o se dañe. Pero tiene los recursos como para ganarle a su contrincante. 13 Algunas interpretaciones sobre este episodio -No te dejaré hasta que no me bendigas Entonces, el hombre le preguntó -Cuál es tu nombre? Y él le respondió -Iaacov 2º episodio (Bereshit 32:12–14) Parashá: VAISHLAJ
  • PARA PENSAR…. 1. ¿Qué son los sueños? ¿Qué tipo de sueños conoces? 2. ¿Qué son los sueños para el judaísmo? ¿Qué tipos de sueños aparecen en la Torá? 3. ¿Qué sueño te gustaría que se cumpla cuando seas grande? ¿Qué harías por lograrlo? 4. ¿Qué interpretación le darías al sueño de Iaacov? Así que, Iaacov ruega a Dios para poder resolver las cosas por la vía del entendimiento, y no a través de demostraciones de su poder. 2. Y, Iaacov teme otra cosa. Él tiene miedo por sus descendientes. Iaacov confía lo suficiente en sí mismo, y más todavía en las promesas de Dios. Por lo cual, él sabe que ninguna herida que le haga Esav los va a matar a él o a sus hijos porque Dios se lo prometió. Pero, también sabe que Esav puede engañar a sus hijos. Esav como muchos se disfrazan como buenos, pero su corazón es malo. Se hacen pasar por buenos, pero no creen en la verdad, la justicia y la vida. Así que Iaacov teme por sus hijos. Tiene miedo que Esav los engañe. Por esto reza Iaacov, para encontrar una salida que no le obligue a liquidar a su hermano, y para que no confundan a sus hijos y los lleven por malos caminos. Hoy, nosotros, los que seguimos siendo los hijos (descendientes) de Iaacov-Israel, deseamos -al igual que él- que: • Que nuestros enemigos que son aquellos que quieren sacarnos del mapa, matarnos o matar a nuestros hermanos, no actúen ni cometan actos buscando ese fin, para que no tengamos que defendernos, causando situaciones que no nos gustan como pueblo pacífico que somos. • Que nosotros no nos confundamos y tomemos caminos malos (como mentir, ser corruptos, robar, etc.) simplemente porque parecen más fáciles o porque hay más gente que los sigue. Y que siempre tengamos en claro nuestros valores y lo que nos enseñaron nuestros padres y abuelos. (Adaptado de en una explicación del prof. Lic.Yehuda Ribco) 15 16
  • 17 FRASES Sueña soñador que tu sueño le da al mundo alegría y color. Rosario Galarza "No sueñes tu vida, vive tus sueños" Felipe Jorquera La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante. Paulo Coelho Sólo es capaz de realizar los sueños el que, cuando llega la hora, sabe estar despierto. León Daudí. Todo comienza con el ensueño de alguien Larry Niven 1. Luego de haber leído sobre los sueños, ¿Cómo definirías el sueño que tuvo Herzl? 2. Compará los sueños de Herzl y de Iaacov: - ¿A qué se refiere cada uno? - ¿En qué se parecen? - ¿Cuáles son sus diferencias? - ¿Se cumplieron ambos, o aún faltaría algo? Dios no te hubiera dado la capacidad de soñar sin darte también la posibilidad de convertir tus sueños en realidad Hector Tassinari Deja que tus sueños sean olas que se van libres como el viento en mitad del mar. Coti Sorokin (canción cantado por Diego Torres) Israel sigue siendo hija de profetas, de visionarios, de soñadores prácticos, que creyeron en sus propios sueños y se animaron a realizarlos. Anónimo 18 pARA COMPARAR…
  • 20 SÓLO EN ISRAEL ISRAEL EN EL MUNDO En el norte de Iaffo hay un templo que se llama Sulam Yaakov (escalera de Iaacov). En las parshiot (porciones semanales) que se leen durante el mes de Kislev del calendario hebreo, encontramos la mayoría de los sueños mencionados en la Torá. En toda la Torá (en los cinco libros) encontramos 10 sueños explícitos, soñados por 7 "soñadores" y todos en el libro de Bereshit (Génesis). Jerusalem es la capital judía desde la época del Rey David. Jerusalem, la capital de Israel, se menciona 700 veces en el Tanaj. Israel es el único país del mundo que tiene la llamada “Ley del Retorno” (en hebreo, Jok Hashvut). Es una de las leyes más importantes de Israel, ya que concede residencia y -junto con otras leyes- ciudadanía a los judíos de cualquier lugar del mundo que deseen emigrar a este país. A través de esta Ley los iehudim o descendientes de iehudim hasta tercera generación (hijos, nietos, sus cónyuges e hijos menores de edad de los cónyuges) tienen derecho a emigrar a Israel y recibir la ciudadanía israelí con sus beneficios, derechos y obligaciones. Y todo en base a aquel pacto de Dios con Abraham. En el Mundo…. Existen más de 3000 traducciones de la Torá en el mundo. Esto significa que fue traducido a todos los idiomas del mundo. 19
  • 21 22 PARA TRABAJAR PRIMER NIVEL 1. Te proponemos que, junto a tus compañeros, teatralices el sueño de Iaacov 2. Te proponemos que, junto a tus compañeros, teatralices el sueño de Iaacov, según la interpretación que dice que cada uno de los ángeles representa a un dirigente de cada pueblo, o nación, etc. Te sugerimos incluir en la obra: - Nombrar que pueblos o países aparecen. - Diálogos entre los distintos dirigentes mientras suben y bajan la escalera. SEGUNDO NIVEL Para trabajar en grupos: 1. Te proponemos reescribir el sueño de Iaacov pero en la actualidad. Te sugerimos incluir en el relato: - Nombrar que pueblos o países o grupos aparecen y por qué. - Diálogos entre los distintos dirigentes mientras suben y bajan la escalera. 2. Te proponemos que imagines ahora un encuentro entre Iaacov y Herzl o entre Abraham y Herzl. Luego de escribir el relato te pedimos que lo actúes con tus compañeros. Para este diálogo tener en cuenta: - Cuándo y dónde se encuentran. - Sobre qué conversan. - Qué repreguntan el uno al otro. - Qué le pediría Iaacov a Herzl. - Qué le pediría Herzl a Iaacov. - Qué consejo se dan el uno al otro. - Cómo se despiden.
  • 23 24 PARA JUGAR Iaacov tuvo un sueño. En su sueño, Adonai le dijo: "A vos y a tu familia les voy a dar la tierra sobre la que estás durmiendo." Animate a encontrar el camino a través del laberinto de nubes! Animate a armar una sopa de letras ilustrada en ivrit con estos dibujos ‫מלאך‬ ‫סולם‬ ‫ארץ‬ ‫ישׂראל‬ ‫חלום‬ Escribí y ubicá en sentido horizontal o vertical las palabras que corresponden a estos dibujos dentro de la sopa. Después agregá diferentes letras para completar el resto de los casilleros. Pasásela a un compañero y cada uno trate de resolver la del otro.
  • 25 26 Marcar la respuesta correcta y agregar un comentario propio 1) Según algunos investigadores los sueños son: - Solamente imaginación y siempre eso. - Información que almacenamos en la memoria, con fantasía. - Solamente ideas que pensamos cuando dormimos sin ningún sentido. 2) En la antigüedad los sueños eran considerados: - parte de la realidad. - historias contadas por los antepasados. - problemas de la vida no resueltos. 3) Según la Torá los sueños son: - leyendas bíblicas. - mensajes específicos de Adonai. - recetas para una vida mejor. 4) El primer sueño que aparece en la Torá, relacionado con Eretz Israel fue: - el de Moshe. - el de Iaacov y los ángeles. - el que tuvo Abraham cuando hizo el pacto con Dios. 5) El pacto entre Dios y Abraham fue: - Voy a hacer de vos y de tu descendencia un gran pueblo y les daré una tierra especial. - Te daré una gran casa en América del Norte. - A ti y a tu familia una hermosa tierra les regalaré. 6) La tierra de Israel: - Fue prometida por Adonai, entonces llegamos y entramos. - Fue prometida por Adonai pero hubo que conquistarla con mucho esfuerzo. - Fue comprada en su totalidad por los patriarcas de la Torá. 7) En el sueño de la escalera de Iaacov: - Dios le dice “esta tierra será tuya y de tu hijos”. - Adonai le dice que deberá compartirla tierra con los ángeles. - Adonai le dice que elija donde quiere vivir.
  • 27 28 ANEXOS 28 Tengo un sueño… Que una Paz justa, humana, digna y verdadera reine en Nuestra Tierra y en todo el Mundo. Soñar con el amor con amar y ser amado dando todo sin medirlo recibiendo todo sin pedirlo. Que podamos construir un Futuro de Justicia Social y de Igualdad de Oportunidades. Soñar con la paz en el mundo, en mi país... en mi mismo, y quién sabe cuál es más difícil de alcanzar. Soñar que tendré la fuerza, la voluntad y el coraje para ayudar a concretar mis sueños en lugar de pedir por milagros que no merecería. No basta con los sueños, no basta con mis sueños personales, debemos juntar e integrar a todos nuestros sueños y aunarlos en un gran Anhelo Colectivo, que nos conduzca a lograr nuestra gran realización: Una Israel y un Mundo digno de ser vivido para todas las Generaciones Futuras. Soñar que cuando llegue al final podré decir que viví soñando y que mi vida fue un sueño soñado en una larga y plácida noche de la eternidad. Guido Maisuls Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando. Soñar con la libertad, Soñar con la justicia, soñar con la igualdad y ojala!!... ya no tuviera necesidad de soñarlas. (Martin luther King) Según la tradición bíblica, la posesión de la tierra se efectivizaba al pisarla. Esto es, que se debía caminar la tierra para poseerla. Pisarla, recorrerla. Por eso Dios le dice a Abraham (el primer poseedor hebreo de la tierra de Canaán): “levántate, pasea por la tierra a su largo y a su ancho porque a ti he de heredártela”. (Bereshit 13:17) La costumbre antigua era que el comprador de un terreno, como poseedor del mismo se pasease por él para confirmar legalmente su adquisición.
  • Jumash Hamercaz, Ed. Centro Educativo Sefaradí de Jerusalem, 1999. Bereshit. Antiguos relatos en busca de nuevos lectores, Misrad Hajinuj Hakeilatí Algunas de las imágenes fueron tomadas de www.jewishprograms.org 29 30 LIBRERÍA BIBLIOGRAFÍA Keller, Werner, Y la biblia tenía razón, Ed. Omega, Barcelona, 1959. Biblia de Jerusalén, Editorial española Desclee de Brouwer, 1969 (buena traducción en castellano) Belli, Gioconda, El infinito en la palma de la mano, Ed. Seix Barral, 2008. Harris Rosenblatt, Naomi, Después de la manzana, Ed. Giralbo.