La Linterna Mágica (Sema D'Acosta) Laura Brinkmann

  • 381 views
Uploaded on

Texto crítico para el catálogo de la exposición 'Volutas' de LAURA BRINKMANN. Sala Ollerías, Málaga. Marzo 2008.

Texto crítico para el catálogo de la exposición 'Volutas' de LAURA BRINKMANN. Sala Ollerías, Málaga. Marzo 2008.

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
381
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
3
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Laura Brinkmann. “VOLUTAS” Diputación de Málaga. Málaga. Marzo 2008 La linterna mágica “Quiero mostrar cosas que no se podrían ver en la vida normal. Hago que las cosas normales parezcan especiales. Quiero que la gente vea la vida de una manera nueva y diferente, pero siempre basándome en la realidad”1 Rineke Dijkstra I Roland Barthes en su libro ‘La cámara lúcida’ diferencia dos conceptoscomplementarios para enfrentarse al análisis de una fotografía: El studium y elpunctum2. El studium es aquello que podemos deducir, las coordenadas que nos sirvenpara ubicar y entender una imagen; es decir, los aspectos codificados que nos ayudan acomprender el campo visual. El punctum por el contrario es imprevisible e inesperado,una atracción que no logramos controlar. Un detalle que nos conmueve, una rareza quenos inquieta, un giro incomprensible que nos desconcierta…Cualquier elemento que sinsaber cómo ni por qué, atrapa nuestra atención. El studium es lo que vemos, el punctumlo que imaginamos. Una dicotomía que, aplicada al trabajo de Laura Brinkmann, tieneen la presencia turbadora del humo su máximo punctum. Un motivo desavenido queconvierta el estado natural de las situaciones en capítulos extraños sin comienzo ni final, 1
  • 2. interminables momentos que no empiezan ni acaban nunca donde un escogido elenco depersonajes vulnerables, frágiles habitantes del filo de la existencia, se transforman enseres mágicos inmunes a las maldades. La teatralidad (la búsqueda de localizaciones convenientes, la puesta en escena yel uso de un determinado atrezo), es una de las características que definen el modo dehacer de Brinkmann, una fotógrafa que se preocupa tanto o más por la consecución quepor el resultado. Como remarca el propio Barthes “no es a través de la pintura como lafotografía entronca con el arte, es a través del teatro”3, un planteamiento especialmenteválido cuando nos referimos al trabajo de esta artista malagueña. A Laura le interesa elproceso, el modo de hacer, la manera de conseguir atmósferas acudiendo alextrañamiento y la aberración, constituciones habituales de muchos inventos que son elantecedente directo del cine, artificios que favorecen con sus trucajes la percepción de latridimensionalidad o del movimiento. Si el zootropo o el praxinoscopio se basaban en lapersistencia retiniana, el diorama de Daguerre y Bouton era un escenario giratoriocompuesto por diferentes cuadros superpuestos, un espectáculo que mezclando efectoslumínicos y decorados lograba crear sensaciones creíbles de profundidad. Era tal elrealismo que percibían los asombrados espectadores, que para cerciorarse de queaquello no era un paisaje verdadero sino una tela pintada, tiraban bolitas de papelpensando que se iban a perder en la lejanía.4 Pero quizás de todos estos aparatos ópticos proto-cinematográficos, el que másinteresa a Brinkmann por sus cualidades expresivas sea la linterna mágica inventada porel jesuita Athanasius Kircher en el siglo XVII. En la Biblioteca Nacional de París seconserva un grabado suyo de 1646 que muestra una precisa reproducción de una cámaraoscura portátil. Acompañando al dibujo se explica el modo de conseguir imágenesinvirtiendo el procedimiento, iluminando el interior del habitáculo con una lámpara ydirigiendo el resultado sobre una pared. Con el paso de los años esta técnica se fueperfeccionando, utilizándose para acentuar la espectacularidad de algunos divertimentosteatrales, que recurrirán a la proyección sobre humo para impresionar a los asistentes. Y 2
  • 3. es justamente el humo como materia, bien sea como sostén o como recurso, la sustanciamaleable que usa Laura como argumento para su trabajo. A ella le atrae lo intangible, loimprevisible, las continuas fluctuaciones de la imagen sobre las volutas, cambios sincontrol sobre una textura inconsistente que da unos resultados sorprendentes.Curiosamente, en esta misma línea de soportes volátiles también se puede ubicar la obra‘Chamán’ que Eugenio Ampudia presentó en ARCO 2007. Sobre un chorro de aguapulverizada se proyectaba una imagen en movimiento de Joseph Beuys, un espectro deapariencia incorpórea que se nos manifestaba como si fuese un ectoplasma quecaminara en el vacío. II Si en las serie fotográfica inmediatamente anterior de Brinkmann(‘Invernaderos’, 2005-06) el lugar y la intervención eran aspectos preponderantes quedeterminaban un site- specific entre onírico y real, en ‘Volutas ‘observamos unaconstante preocupación por la secuenciación, el paso del tiempo y la diacronía. Losfotogramas concatenados de sus vídeos, proyecciones duplicadas que tienen una versiónen castellano y otra en alemán -dualidad inevitable en esta artista-, son el resultado deuna acción sincopada donde los protagonistas, personas reales que se salen de lanormalidad, han sido elegidos por ser individuos de la periferia. Sin saber por qué, aLaura le ocurre como a Diane Arbus, le atraen los excluidos, los hombres y mujeres queviven alejados de los estereotipos y aislados del sistema. Una pareja de cabreros delpequeño pueblecito serrano de Istán, un peluquero muy especial, un amigoincomprendido….Actuantes que al ser retratados preservan toda su dignidad y entereza,participando de manera cómplice y bienhumorada de las argucias de la fotógrafa, que alsaberse dueña de la situación, se las ingenia para superar las barreras de la lógica y crearun clímax surrealista mantenido. 3
  • 4. El fraccionamiento y la repetición son aprovechados por Brinkmann en sutrabajo de manera abstracta y no como el resultado de un simple procedimiento deregistro. Pretende recoger una acción a través de las imágenes, conquistando parámetrosintangibles y evitando el azar de la sincronía. En la segunda mitad del siglo XIXmuchos fueron los que intentaron captar el movimiento y con él atrapar el tiempo.Eadweard Muybridge investigó las fases del desplazamiento animal y la locomociónhumana; Étienne-Jules Marey, a diferencia del anterior, en vez de obtener una serie defotogramas consecutivos, realizaría en la misma placa diferentes exposicionessuperpuestas que darían como resultado diagramas esquemáticos. “Tanto Muybridgecomo Marey intentaron realizar y registrar documentalmente las diversas fases deldesarrollo de un movimiento. Más tarde, pintores como Duchamp, con su Desnudodescendiendo una escalera de 1912, interpretarían de forma creativa estosdescubrimientos. Los fotógrafos todavía tardarían algunos años en hacerinterpretaciones artísticas de dichas series de movimientos, concebidas originalmentemás bien como investigación científica sobre el dinamismo.”5 Estos autores lo único quepretendían con sus secuencias era descomponer las fases de un proceso. Desarrollarejercicios cinéticos, de talante experimental, sin ninguna intencionalidad creativa. Noserá hasta la llegada de la fotografía futurista, cuyo máximo exponente son loshermanos Bragaglia, cuando estas representaciones tomen un aspecto más artístico. Laura Brinkmann se desenvuelve en una dimensión diferente -conceptualista ynada cientificista-, que tiene más que ver con las inquietudes actuales de la fotografíaque con estos anhelos decimonónicos. Una tendencia, que más bien es una reflexión, entorno a la naturaleza cambiante del ser humano y sus condiciones vitales. Inclinacionesestéticas que la vinculan de modo directo con el trabajo de Javier Vallhonrat y sus seriesde 2003 relacionadas con el humo. ‘Casa de humo’ o ‘Vuelvo a ti’ son obras que,recurriendo a la videoinstalación, desarrollan de manera paradójica los conceptos de loespontáneo, lo previsible, la anticipación y la frustración. Ideas volátiles y mutablescomo los gases visibles que dan cuerpo a las imágenes, piezas irónicas de una bella 4
  • 5. factura plástica que nos hablan de las variaciones impredecibles y las posibilidadesinesperadas. Hay también otras dos artistas contemporáneas del concierto internacional queusando la fotografía como medio de expresión enlazan, aunque no sea de maneraexplícita, con las preocupaciones de Brinkmann en torno al ser, sus circunstancias y eltranscurso del tiempo. La norteamericana Roni Horn y la holandesa Rineke Dijkstra. Laprimera explora de modo perspicaz las nociones de identidad a través de ladiferenciación meticulosa de la uniformidad; espacios, lugares y situaciones queinvestiga de manera obsesiva hasta desmenuzar la esencia de los individuos y de lascircunstancias que los envuelven. Las series de la segunda también giran en torno a laidentidad, pero con la salvedad de tener un cariz más antropológico. Las personas que leinteresan a Dijkstra son gentes que posan con una consentida naturalidad, dialogandocon la cámara en un juego tenso de seducción, una interacción “donde cada imagen esinvadida por una emoción contenida, por la especificidad psíquica que caracteriza acada retratado.”6 En ambas series los protagonistas son lánguidos, apagados, ajenos,pero hay un matiz en los trabajos de Horn que los diferencia con respecto a la obra dela malagueña, y es que sus fotografiados terminan convirtiéndose en seres simbólicos,distantes e idealizados, que mutan según la mirada del observador. Los personajes deBrinkmann por el contrario son concretos y particulares, desvalidos ciudadanos de unaatractiva inestabilidad, individuos atrapados por accidentes existenciales que no puedenhuir de su inevitable condición de desheredados sociales. Sema D’Acosta 5
  • 6. NOTAS:1: Respuesta de la fotógrafa holandesa Rineke Dijsktra a una pregunta de Anne-Celine Jaeger. Cita obtenida del libro Creadores deimágenes, escrito por la propia Anne-Celine Jaeger, pg.139. Editorial Océano. 2007. Barcelona.2: Barthes, Roland. La cámara lúcida. Pg. 63, capítulo 10. Editorial Paidós Comunicación. 1989. Barcelona.3: Barthes, Roland. Op. cit. pg 71.4: Sougez, Marie-Loup. Historia de la Fotografía. Pg. 43, Cuadernos de Arte de Cátedra. 2001. Madrid.5: Calbet, Javier y Castelo, Luís. Historia de la Fotografía. Pg. 53. Editorial Acento. 2002. Madrid.6: Gómez Isla, José. Fotografía de creación. Pg, 49. Editorial Nerea. 2005. San Sebastián. 6