Your SlideShare is downloading. ×
0
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Clase 7
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Clase 7

149

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
149
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. historia del arte religioso cristiano Unidad II / Clase nº 7 La influencia de San Francisco de Asís y Santo Tomás de Aquino
  • 2. Simone Martini, La Anunciación , 1333, Galleria degli Uffizi, Florencia AVE MARIA, GRATIA PLENA.
  • 3. Mira este ángel... Observa sus alas, sus manos, el movimiento de su manto... ¡el nudo que lo sujeta en su cuello! Ahora, observa esta imagen de María... su mano izquierda sosteniendo el libro, su mano derecha cubriéndose... ¡su gesto de pudor y sorpresa! ¿Y qué me dices del jarrón que está en medio y las azucenas que contiene?
  • 4. Pero ¿tanto realismo no va en contra de todo lo que hemos dicho de las imágenes religiosas? Seguro que sí, pero ahora nos van a complicar la cosa otra vez... ya verás.
  • 5. Yo no veo cuál es la complicación. El mundo no se detiene y las cosas cambian, digo yo. Sí, pero se supone que las cosas del Jefe son eternas. Alguien tiene que ser responsable de tanto cambio
  • 6. Santo Tomás de Aquino (1225-1274) San Francisco de Asís (1182-1226) ¡He aquí a los culpables!
  • 7. Yo ya lo sospechaba... Tanta pobreza no podía ser buena. ¿Y qué dicen del Tomás? Mucha filosofía y mucha cosa, pero al final... Caramba, cómo les encanta un chisme. Nada más espero que lo cuenten completo y no lo dejen a la mitad...
  • 8. Maestro de San Francisco San Francisco de Asís , h.1325 Capilla de San Francisco, Pisa. Pero ¿qué pudo haber hecho el poverello ? San Francisco de Asís hizo muchas cosas muy importantes para la historia de la Iglesia. Pero deseamos resaltar una especial: la introducción de un nuevo modo de aproximarse a la religión, a su doctrina, a Dios mismo. ¿Y en cristiano sería más o menos qué cosa? CÁNTICO DE LAS CRIATURAS “ Loado seas por toda criatura, mi Señor, y en especial loado por el hermano sol, que alumbra, y abre el día, y es bello en su esplendor, y lleva por los cielos noticia de su autor. Y por la hermana luna, de blanca luz menor, y las estrellas claras, que tu poder creó, tan limpias, tan hermosas, tan vivas como son, y brillan en los cielos: ¡loado, mi Señor! Y por la hermana agua, preciosa en su candor, que es útil, casta, humilde: ¡loado, mi Señor! Por el hermano fuego, que alumbra al irse el sol, y es fuerte, hermoso, alegre: ¡loado mi Señor! Y por la hermana tierra, que es toda bendición, la hermana madre tierra, que da en toda ocasión las hierbas y los frutos y flores de color, y nos sustenta y rige: ¡loado, mi Señor!” Vamos a leer un trozo de una de sus más famosas oraciones para que puedas comprender mejor a qué nos referimos... Yo no hice nada. Sólo me puse a predicarle a los pajaritos.
  • 9. Sí, pero predicándole a los pajaritos, lo que quería decir San Francisco era que todo en este mundo forma parte de la más grande obra de Dios: la Creación. Esto significa que no puede ser ningún pecado el aproximarse al mundo terrenal, apreciarlo, incluso, amarlo, porque es obra de Dios. En la oración Cántico de las Criaturas , San Francisco nos habla de lo maravillosas que son las cosas que nos brinda la naturaleza y nos estimula a alabar a Dios por habernos dado regalos tan hermosos. Con estas cosas sencillas, San Francisco abrió paso a una aproximación más amable y más humana a Dios. Esto es lo fundamental. ¿Y este tercio quién es? ¿Será que nos quiere serruchar el puesto? ¡Mosca!
  • 10. Todo eso de predicarle a los pajaritos y al sol me parece muy bueno, pero volvamos a nuestro asunto: el arte religioso cristiano . ¿Significa que ahora a los artistas no les importará tomar como modelo a la realidad? No necesariamente. Veamos el problema más de cerca... San Francisco busca enseñar el amor a Dios a través de su propia obra ( la Creación bajo todos sus aspectos), pues es en ella donde se siente mejor la presencia del amor divino . Valorar la Creación en todos sus aspectos, implica ciertamente mirar a la realidad, pero en modo alguno significa que se promueve el realismo en el arte, entendido éste como reproducción de la realidad. ¿Entonces? ¡Espera! Hablemos primero un poco de Santo Tomás de Aquino antes de sacar ninguna conclusión definitiva.
  • 11. Muy bien... ¿Qué hizo el Doctor Angélico? Hagamos algo de historia para comprender mejor... Antes de Santo Tomás, San Anselmo (1033-1109) había expresado: “ No pretendo comprender que pueda creer, pero creo que pueda comprender. Por eso mismo, creo que, a menos que primero tenga fe, no podré comprender.” Se muestra una clara disyuntiva entre la fe y la razón, entre la verdad que nos llega a través de la fe y la que nos llega a través de los sentidos. Algo más tarde, cae en manos de San Alberto (1200-1280) un conjunto de obras que resultaron ser la traducción latina de la traducción e interpretación en árabe del original griego del cuerpo completo de obras de Aristóteles. Santo Tomás se convierte en el alumno predilecto de San Alberto y éste le inicia en el estudio de las obras de Aristóteles y de su más famoso comentarista, el filósofo islámico Averroes. Así, el Doctor Angélico llega a la histórica conclusión de que la mente, sin ayuda de la fe, podía llegar a las verdades concernientes al universo físico. No obstante, sin la ayuda de la Gracia de Dios, la sola razón desamparada no podría captar verdades espirituales como la Trinidad o la Encarnación.
  • 12. Con esta idea, Santo Tomás aceptaba el hecho de que a través de los sentidos, puede llegar a conocerse la realidad terrenal. Incluso llega a explicar que aquellas cosas que correspondan a la divinidad y que la razón no pueda llegar a conocer, es por falla de la razón, no porque no sea posible. Lo cierto es que, de alguna manera, Santo Tomás bautiza el don de la observación. Eso está muy bien, pero ese Aristóteles que mencionaron ¿no fue el alumno de Platón? Cierto. Como ya dijimos, el pensamiento de Aristóteles es de nuevo valorado entre los siglos XII y XIII Pero entonces ¿Qué tiene de nuevo lo que dice Santo Tomás? Pues que hace cristianas las ideas de Aristóteles, ¿te parece poco? Bueno vale, yo nada más preguntaba...
  • 13. ¿Cuándo nos van a decir qué tiene que ver esto con el arte religioso cristiano? Porque ya con esto que dijo Santo Tomás los artistas tienen definitivamente permiso para copiar la realidad ¿o no? No necesariamente. Veamos... Santo Tomás confía en que la razón humana es el punto de conexión entre el mundo natural y el mundo espiritual. Pero esto no significa que la razón pueda hacer vida independiente de la fe. En otras palabras, los asuntos de la fe (como las imágenes sagradas) pueden iluminarse a través de la razón, pero no se trata de un proceso de racionalización de la fe. ¿Es decir?
  • 14. Cimabue Crucifijo , 1271 Iglesia de San Domenico, Arezzo Esto implica un gran cambio en la formas de representación de las imágenes religiosas. San Francisco había colocado un sonido amable a la realidad terrenal , mientras que Santo Tomás había concluido que a través del conocimiento del mundo terreno podemos acceder al divino. Ciertamente, la realidad sensible , es decir, la que percibimos a través de los sentidos, era una herramienta válida para los artistas. No obstante, esto no significa que lo que los artistas buscasen de ahora en adelante fuera la más pura reproducción de la realidad. En un principio, lo que buscaron los artistas era brindarle cierta lógica realista a sus obras. Es por ello que notamos algunos intentos por demarcan dónde han de ubicarse las sombras... ...cómo habrían de lucir los pliegues de las ropas o la constitución misma del cuerpo humano. Incluso, la inclusión de un sentimiento, de una expresión en los rostros de los personajes sagrados.
  • 15. Giotto di Bondone Crucifijo , 1317 Templo Malatestiano, Rimini Poco tiempo después, la inclusión de la lógica de la realidad se hace cada vez más frecuente y más adecuada a la observación. En este crucifijo, por ejemplo, las manos asumen una posición más acorde con lo que sería lógico ver en la realidad sensible . El paño que cubre el cuerpo de Cristo cae con mayor similitud a como lo haría un paño en la realidad , adhiriéndose incluso al cuerpo. Cristo, el Hijo de Dios, es aquí un hombre. Es humano. Tiene una forma corporal similar a la de un hombre real , tiene un volumen y un peso.
  • 16. Giotto di Bondone, Crucifixión , h. 1306, Capilla Scrovegni, Padua Observa atentamente esta obra del pintor italiano Giotto di Bondone. Toma nota de los cambios que observas y luego compararemos...
  • 17. El sentimiento y el amplio sentido de la expresión del mismo es algo novedoso en esta obra. No olvides cuántas representaciones de la Crucifixión habíamos visto en clases anteriores... Los cuerpos o sus partes, se desenvuelven en un espacio muy similar al de la realidad terrenal , por lo que se puede observar cómo adquieren posiciones coherentes con sus acciones. Es visible el notable intento por individualizar el rostro de cada personaje, así como su expresión y sus gestos. Esto le brinda a la obra un marcado carácter terrenal y temporal .
  • 18. Simone Martini, San Antonio y San Francisco de Asís , 1317, Capilla de San Martino, Asís. ¿Acaso esto no nos hace a nosotros, los representados en las imágenes, algo más realistas ? Es lo que yo digo... No, señor. ¿O es que ustedes han visto algunas vez a alguien con una aureola, tan reluciente como ésta, caminando por ahí? Con esa sí que nos fregó, hay que admitirlo...
  • 19. Giotto di Bondone, Madonna Ognissanti , 1320, Galleria degli Uffizi, Florencia Aunque los artistas nos representen como si tuviéramos un peso, dejando de levitar en un espacio sobrenatural, o individualicen nuestros gestos y facciones... ...o yo aparezca ya más parecido a un niño pequeño que a un adulto miniaturizado... ...y algunos de los objetos dentro del cuadro hayan sido desarrollados intentando darles cierta profundidad... ...aún nos desenvolvemos en un espacio no identificable con ninguno del mundo natural. Todavía es el espacio sagrado, donde sólo nosotros habitamos. Además, no producimos sombras, porque no somos de este mundo sino de aquel... ¡Las sombras! ¿Cómo no me fijé en ese detallito?
  • 20. Simone Martini, Beato Agostino Novello , 1327, Pinacoteca Nazionale, Siena Parece ser que los artistas no estaban interesados en reproducir la realidad sino en darle un toque de realismo a la realidad sobrenatural. Es decir, las obras son aún representaciones. ¡Epa! Secreto en reunión es mala educación.
  • 21. Simone Martini Cristo bendiciendo , 1317 Museo Nazionale di Capodimonte Lo que si está claro es que para este momento ya el hombre está entendiendo que el conocimiento del mundo sensible y su racionalización, iluminan la comprensión sobre el ámbito de la fe. Es que se ve tan humano, Jefe... Claro, porque mientras más humano me veo, mejor los hombres pueden llegar a conocerme. Es decir, me conocerán mejor mientras más me adapte a la realidad que a ellos les está dada conocer a través de los sentidos. Usted siempre tan clarito.
  • 22. Giotto di Bondone, Aparición de San Francisco en Arlés , 1297-99, Basilica de San Francisco, Asís ¡Hermanos, salgamos al mundo a darle la buena nueva! Hmm... Oigo un murmullo por ahí. ¿Qué será? ¡El mundo exterior, el terrenal, ya no es nuestro enemigo! ¡Lucifer ya no vive en los árboles o los pájaros! Insisto, escucho un murmullo...
  • 23. Giotto di Bondone, Encuentro de Santa Ana y San Joaquín , 1306, Capilla Scrovegni, Padua. ¡Por los ojos de Santa Lucía! ¡Cuánto libertinaje! Tranquilo hombre, que libertinaje ni que nada. Con ese beso, puro y casto, mis padres Ana y Joaquín, me conciben. Así que el hecho no puede representarse de una forma más hermosa. Anónimo francés, Virgen con el Niño , 1290, Museo del Louvre, París La irrupción de la realidad sensible en las obras de arte religioso cristiano no implicó un apego exclusivo a ella, sino su uso como una herramienta útil para el conocimiento de aquello que nos era dado conocer por su carácter divino. Empleando la realidad sensible como guía tan sólo se resaltó e impulsó muchísimo más el rasgo pedagógico de las obras de arte religioso, que era, además, una función vital de éstas. En el futuro, esta relación con la realidad seguirá cambiando.
  • 24.  
  • 25. Fin de la clase nº 7. Recuerda leer los textos que corresponden a la siguiente clase antes de iniciar la presentación correspondiente.

×