• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Clase 1
 

Clase 1

on

  • 347 views

 

Statistics

Views

Total Views
347
Views on SlideShare
347
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
4
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Clase 1 Clase 1 Presentation Transcript

    • historia del arte religioso cristiano Unidad I / Clase nº 1 Nacimiento del Cristianismo y la necesidad de las primeras imágenes
    • Antes de continuar deseamos advertir que con la intención de hacer amenas estas clases sin profesor, sin compañeros, sin salón de clases, haremos uso del humor. Lo que en modo alguno significa que se hará mofa de los contenidos de la religión cristiana ni de aquellas personas que son ejemplos positivos dentro de ésta.
    • En el principio... ¡Alto! Cambien ese discurso o les cobro derechos de autor.
    • De acuerdo. El asunto es que el Cristianismo, como todos saben, es la doctrina religiosa derivada de las enseñanzas de Cristo. Cristo nació en tiempos del Imperio Romano y fue considerado por muchos un rebelde sin causa... el primer anti-imperialista... Eso quiere decir que a los romanos no les debe haber hecho mucha gracia eso de predicar puro amor al prójimo y cero adoración al emperador (que dicho sea de paso era considerado una divinidad )
    • RoMA IMPeRIAL Por supuesto que no nos causó ninguna gracia. Pero los cristianos resultaron más útiles de lo que pensamos al principio...
    • ¡Hombre, no exageremos! ¡No los defiendas que después te agarra la Inquisición! ¿Será que no se van a poner serios en esta clase?
    • Formación del Arte Cristiano / Paleocristiano
      • Si bien es cierto que la Roma imperial persiguió a lo cristianos
      • durante casi tres siglos, también es verdad que la propia
      • circunstancia del imperio favoreció la rápida expansión
      • del Cristianismo.
      • El Imperio romano vivía hacia finales del siglo III d.C. una
      • considerable crisis dentro de su propia religión tradicional.
      Pero finalmente los cristianos llegaron para quedarse. Y lo peor es que nosotros mismos les dimos el permiso.
    • La verdad verdadera es que estaba metido en un berenjenal. Tenía que ganar una batalla decisiva para la unidad del imperio y no hallaba cómo. Una noche tuve un sueño, una revelación como le llaman por ahí. En ese sueño una voz fuerte y poderosa (como si fuera la voz de Dios, diríamos) me lanzó un latinazo: In hoc signo vinces , como el latín todavía estaba vivo comprendí perfectamente la señas y resulta que gané la batalla siguiendo las instrucciones al pie de letra. Constantino, el Grande El signo que Don Constantino vio en su sueño. Este signo es un monograma realizado con las dos primeras letras del nombre de CRISTO en griego: Chi (X) y Rho (P).
    • En el año 313 d.C., el emperador Constantino, a través del Edicto de Milán sella el inicio de una relación simbiótica entre Iglesia y Estado, que caracterizará la era cristiana hasta el siglo XIX. Pero antes de eso ¡como nos fastidiaron! Tuvimos que andar bajo perfil, medio escondidos y además utilizando sus mismas imágenes para expresarnos, así evitamos la censura. ¿Cómo será eso? Interior de la Catacumba de Priscilla, Roma.
    • Este es un ejemplo de un sarcófago al mejor estilo romano imperial. Las figuras escenifican algunas leyendas mitológicas, propias de sus creencias religiosas. Este otro es un ejemplo de los sarcófagos realizados por los primeros romanos cristianizados. Observa que las diferencias no radican tanto en el despliegue de las figuras como en los contenidos. Incluso hasta podrían confundirse.
    • Veámoslo más de cerca... Dios Padre con Adán y Eva... y la serpiente, claro... La visita de los tres Reyes Magos al Niño Jesús... Jesús, entre los apóstoles, bendice el pan y el vino... Como ves, los cristianos emplearon una expresión artística típicamente romana, con siglos de tradición, y la adaptaron a sus necesidades. No olvides que para el Cristianismo la vida comienza realmente al morir, pues si has cumplido con los preceptos de la religión, serás premiado con la vida eterna. De tal manera que las escenas de este sarcófago nos hablan sobre la necesidad de identificar al difunto con unas creencias particulares, distintas a aquellas del común de la sociedad romana.
    • Dentro de las catacumbas, también aprovechamos para practicar en la creación de ciertas imágenes que serán luego el distintivo del Cristianismo. La representación de un hombre con una oveja a cuestas se había identificado en el mundo romano con la idea de humanidad , pero los cristianos la convirtieron en un símbolo de Cristo, como el Buen Pastor que da la vida por sus ovejas El Buen Pastor , fresco de la Catacumba de Priscilla, Roma (Siglo II d.C.)
    • Entre muchos de los elementos que cambiaron de significado en manos de los cristianos o que adquirieron una cualidad simbólica a partir del Cristianismo podemos mencionar los siguientes: El pavo real fue símbolo de inmortalidad y realeza en el mundo pagano. Los cristianos lo asociaron con la resurrección, sobre todo porque sus plumas crecen más bellas y brillantes cada vez que se renuevan. El pelícano se asumió como símbolo de Cristo, puesto que esta ave da de comer a sus crías de su misma sangre, si es necesario, para evitar que mueran. La granada fue para los romanos símbolo de realeza y de futura prosperidad dada la cantidad abundante de sus semillas. Para los cristianos fue símbolo de la Pasión de Cristo por su intenso color rojo interior y también, símbolo de la propia Iglesia, donde la multitud de semillas representan a los fieles cristianos.
    • El pez fue el símbolo secreto empleado por los primeros cristianos para identificarse. Se refiere a las iniciales de las palabras Jesús Cristo Hijo de Dios Salvador, escritas en griego que conforma la palabra pez en esta misma lengua (ichthus ) : iasous christos theos uios sotar. Las espigas se habían asumido en el mundo pagano como símbolo de prosperidad. Los cristianos las asociaron con el cuerpo de Cristo que está representado en el pan que se elabora a partir del grano que ellas contienen. Son también símbolo de resurrección. La vid o las uvas eran el símbolo del dios pagano Baco, deidad de las fiestas y la bebida. Como las espigas , las uvas se asociaron a la sangre de Cristo que está representada en el vino y fue uno de los símbolos más profusamente usados en el arte cristiano.
      • El cristianismo apeló al simbolismo en las primeras imágenes que empleó,
      • por dos factores fundamentales:
      • Para transmitir mensajes diferentes con imágenes ya conocidas y
      • muy empleadas por los romanos en sus expresiones artísticas.
      • 2) Porque desde el principio quiso marcar distancia respecto a la idolatría
      • que persistía en la sociedad romana (en sus distintas regiones).
      • No podían permitirse ser identificados como adoradores de imágenes .
      Pero... ¿cómo evitaron que la gente no comenzará a adorar las imágenes del Buen Pastor de la misma forma que los romanos adoraban una figura del dios Apolo? Me parece que ha sido una gran imprudencia de tu parte hacer esa pregunta... ¡Seguro que ahora la cosa se nos pone complicada!
    • Sencillo. Las primeras cabezas pensantes del Cristianismo decidieron que, como les urgía una serie de argumentos elaboradísimos, se dedicarían a bautizar las ideas de las cabezas pensantes del paganismo grecorromano. Es así como se aprovechan del pensamiento de: PLOTINO (h. 204 – 270) el uno “ El UNO es la absoluta unidad y plenitud. De él emana todo ser, pero también toda belleza. Ningún ser existe fuera de la unión del UNO. En el UNO residen todas las ideas, es decir, los arquetipos eternos de las cosas... Ascender hacia el UNO es un proceso de purificación. El arte nos conduce, a través de la percepción de la belleza aparente, hacia la captación de la belleza más pura, la que reside en el UNO.” Plotino ¿Alguien me puede explicar cómo se bautiza esto?
    • Caramba, eso que decía Plotino sobre el UNO se parece mucho a otras cosas que he escuchado, pero sobre Dios. ¿Será que le piratearon el libro al señor ese? A lo mejor hasta lo vendían en la autopista bien barato. ¡Que desvergüenza! Vamos a tener que darles de la frutica esta... Adán y Eva , fresco de la Catacumba de Priscilla, Roma (Siglo II d.C.)
    • ¡Calma! Ninguna desvergüenza. ¡El que haya inventado la pólvora que lance la primera piedra! Eso se llama ser prácticos señores, porque qué necesidad hay de gastar neuronas en una idea original cuando hay un montón por ahí que nadie está usando. Hay que economizar. De modo pues, que las ocurrencias de Plotino vinieron como anillo al dedo a un tal San Agustín de Hipona, a quien sólo le faltó ganarse el Premio Nobel de Literatura, porque hasta Padre de la Iglesia lo nombraron después. ¡Pero si todavía faltan como 1500 años para que el Premio Nobel sea creado! Bueno vale, era sólo un decir... ¡Sigamos adelante para no perder el hilo de este asunto tan complicado!
    • San AgusTIn (354 – 430) Después de leer a Plotino, San Agustín tuvo una idea genial: el UNO será DIOS, así todo residirá en la naturaleza misma de DIOS, ideas, belleza, unidad, todo todito. Mente de Dios Tenemos entonces que en la mente de DIOS se ubican los arquetipos de todas las cosas (las ideas originarias). Esto significa que todo ha estado primero en la mente de DIOS y que lo que nosotros vemos en el mundo terrenal o material es sólo un pálido reflejo de la idea arquetípica. En otras palabras, lo que vemos no es ni podrá ser perfecto, la perfección sólo está en DIOS.
    • ¡Ejem!... Disculpen, pero eso más que a Plotino me suena al griego Platón. Aquí hay gato encerrado y no soy yo. ¡Tranquilizaos que ya os vamos a explicar el asunto! San Agustín lee a Plotino quien a su vez había leído a Platón, de modo que indirectamente, San Agustín es también platónico o neoplatónico como se decía entonces. ¡Ah! Ahora sí. Sigan pues...
    • “ Dios es la causa originaria de todas las cosas, incluso de la verdad misma. Dios crea al mundo a partir de la nada. Antes de la creación no había materia ni tiempo. Dios queda al margen de la materia y el tiempo.” ¿Será que ahora nos van a explicar qué tiene que ver todo esto con el arte? ¡Ojalá, porque ya me estoy enredando otra vez! San Agustín expresa lo siguiente: Esto quiere decir que, en el plano de las artes visuales, cualquier imagen que esté relacionada con la divinidad no tiene que recurrir a la imitación de la realidad, pues a Dios y lo que de él proviene no se le puede copiar fielmente. Claro, nadie ha visto a Dios. Y, además, si lo que está en la mente de DIOS es lo perfecto ¿para qué malgastar energías tratando de hacer una cosa perfecta que nunca lo será? No te molestes, pero creo que te lo has tomado muy deportivamente...
    • “ Si el arte ha de imitar, que imite entonces el mundo invisible, que es eterno y más perfecto que el visible. Y si el arte ha de limitarse al mundo visible, que busque entonces en ese mundo las huellas de la belleza eterna.” San Agustín Caray, con razón no nos vemos tan agraciados en esta imagen. Si se supone que pertenecemos al mundo invisible no podemos lucir como la gente común del mundo visible. Por estas razones veremos cómo el arte religioso cristiano comienza su larga evolución hacia una atmósfera profundamente simbólica que no busca hacer referencias concretas al mundo natural o sensible, sino más bien abstractas. El arte religioso cristiano se conformó casi desde sus primeras imágenes alrededor de una filosofía y una concepción del mundo fundamentalmente idealista. No debe extrañarnos entonces que estos artistas de los primeros siglos del cristianismo trabajen con poco o ningún apego a la realidad . Esto debemos tenerlo muy presente para el futuro. La Virgen con el Niño y dos santos , ilustración del siglo V d.C.
    • Fin de la clase nº 1. Recuerda leer los textos que corresponden a la siguiente clase antes de iniciar la presentación correspondiente.