Boletin la voz_del_heraldo_no_1_01_2009
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Boletin la voz_del_heraldo_no_1_01_2009

on

  • 641 views

1era edición Boletín La Voz del Heraldo, enero 2009

1era edición Boletín La Voz del Heraldo, enero 2009

Statistics

Views

Total Views
641
Views on SlideShare
641
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
9
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Boletin la voz_del_heraldo_no_1_01_2009 Boletin la voz_del_heraldo_no_1_01_2009 Document Transcript

    • Volumen 1, nº 1 enero, 2009 La Voz del Heraldo ¡Un Ministerio que profesa la Verdad Presente! www.alaluzdelabiblia.org Puntos de interés especial Y el santuario será purificado. Primera Parte. ¿Qué es el Santuario? Por: Samuel Saldaña ¿Qué servicios se realiza- Mucho se ha hablado y discutido sobre el te- criaturas de Dios era llevarlas por sendos ban dentro del Santuario? ma del Santuario; sin embargo, por razones caminos de muerte. obvias de cuales Satanás se ensaña, podemos El Continuo reconocer que es de gran importancia y edifi- Ninguna criatura de Dios debe experimentar cación conocer este tema, donde el Plan de el conocimiento del bien y del mal mezclado; La Expiación Dios y Su carácter es revelado. Tanto la San- si no, que su conocimiento original debe estar La Purificación del San- ta Ley de Dios, Su amor incalculable, el res- siempre inclinado para el bien hacer. cate de la humanidad a través de los méritos tuario divinos en el proceso de la purificación de los El conocimiento que Satanás ofreció a Eva en El Sellamiento pecados del individuo, la nación y el templo, el Huerto del Edén era hacia el mal. Fue la todos son enseñanzas que nos permiten com- misma oferta que hizo en el Reino de los Los redimidos y la Libera- prender cómo es Dios. Cielos durante el génesis del pecado y la ción de los santos muerte. En los primeros años de constitución eclesiás- tica, tanto la Roma Imperial como Papal se La idea concebida llenó de dudas a las criatu- dedicaron en el esfuerzo de mezclar las ense- ras fieles, pero Dios tendría que respetar por ñanzas bíblicas con la filosofía, dando como el mismo amor a Sus criaturas, escogieran consecuencia una nueva iglesia que se esta- servirle a Él o al Príncipe de la muerte. Por blecía por encima de la iglesia pre-establecida otra parte, Dios tendría que dejar el pecado se y fundada por Cristo. desarrollara y consigo fatales consecuenciasContenido: que demostraron al universo que otra caída y La constitución del santuario, el pan y vino de rebelión no valdría la pena y tampoco seríaEl Servicio Sacerdotal 1 la proposición, purificación del templo, así tolerado. como también la ofrenda y obra del sacerdoteVínculo entre Cristo y el cordero 2 eran parte clave para que el Señor tomara co- Una vez ingresada la maldad en la Tierra, asíEl sacerdote y el holocausto 3 mo acepto la nación entera una vez en el con- como en el Cielo, era necesario una figura vite se convocarán, confesaran y arrepintieran que hiciera la paga y compra o recuperara la los pecados diarios de la nación. A esos per- raza que se había perdido; pero por otro lado,Cristo como sacerdote 4 íodos de tiempo en fechas particulares la na- esa misma figura divina que alcanzaría la ción las entendía como las Fiestas Solemnes Tierra así con el universo y se demostraríaMacho cabrío, Azazel 5 de Dios porque así los había ya establecido, aún a los ángeles, que Dios es Un Dios Tier- sin embargo, no hubiera sido necesario si el no y Leal, Justo y Verdadero; por tanto, SuCristo sale del Santísimo hacia 6 pueblo de Israel, salido de Egipto hubiera Hijo Unigénito tendría que reivindicar ella Tierra, antes de Su SegundaVenida atendido los mandamientos del Gran Decálo- Santo Nombre de YHWH. go.Liberación del pueblo santo de 7Dios Ante la paga del pecado que es muerte, para Aún en el sistema provisional del Servicio del la remisión, la ley exigía del pecador, derra-La expiación no se consumó en 8 Santuario, Dios se revelaba, hemos de recor- mamiento de sangre. Sin embargo, Uno quela cruz del calvario dar que desde antes del origen del pecado, es Divino, Uno que Es Justicia y Poder otor-Sello de Dios: El Sábado y el 9 tanto el Padre y el Hijo habían establecido un gado por el Padre (Sal. 110.1) y quien poseeEspíritu Santo plan donde se rescataría no sólo a la humani- naturaleza plenamente divina (Heb. 1.5) teníaReceta licuado frutas 13 dad, si no también aquellos ángeles del Cielo que morir, aunque su propia condición no le que habían empezado a familiarizarse con el colocaba en esa posición. pecado y la muerte. Era y aún sigue siendo anti-natural que las criaturas de Dios murie- Ya en el jardín del Edén se veía el primer ran, ellos no habían sido creados conociendo sacrificio de aquel cordero que asumía el la maldad. Cultivar ideas impropias en las pecado; Adán y Eva comprendieron que no
    • Página 2 La Voz del Heraldo ... Continuación del artículo anterior sólo ellos morirían como consecuencia de Hijo de Dios, le permitían vislumbrar una una falsa adoración y la mediación de un dios estrella de esperanza que iluminaba las tinie- no verdadero, sino que su pecado alcanzaba blas de su terrible futuro, y le proporcionaban hasta el Reino de los Cielos, y Cristo confor- alivio en su total desesperanza y ruina”. me al consejo o concilio de paz (Zac. 6.13) HR.52. pactado por el Padre, se incorpora en esta Tierra para asumir no sólo la falta sino que Desde el mismo momento la Divinidad puso por Sus méritos, transmitía expedita, Su Jus- en curso el plan de redención ya pre- ticia. establecido hasta el cumplimiento del anti- típico en la figura de Cristo. La vinculación entre Cristo y el cordero “Para Adán el ofrecimiento del primer sacri- “Al día siguiente vio a Jesús que venía hacia ficio fue una ceremonia muy dolorosa. Tuvo él, y dijo: He ahí el Cordero de Dios que qui- que alzar la mano para quitar una vida que ta el pecado del mundo”. Jn. 1.29. sólo Dios podía dar... Mientras mataba a la inocente víctima temblaba al pensar que su Cristo estuvo presente en el jardín edénico pecado haría derramar la sangre del Cordero junto a Adán y Eva para dar testimonio de inmaculado de Dios. Esta escena le dio un que sus vestiduras eran la cubierta de Su jus- sentido más profundo y vívido de la enormi- ticia. dad de su transgresión, que nada sino la muerte del querido Hijo de Dios podía ex- “Adán daba muerte a No fue Cristo quien realizaría el sacrificio piar. Y se admiró de la infinita bondad que porque Él no pecó. Sin embargo, Cristo pre- daba semejante rescate para salvar a los cul- la víctima inocente, le senciaba el sacrificio que Adán realizaba por pables”. PP. 54, 55. parecía que estaba los de su casa. Desde entonces, hombres fieles realizaron el derramando con su “Cuando Adán, de acuerdo con las indicacio- cumplimiento aunque no se había establecido propia mano la sangre nes especiales de Dios, presentó una ofrenda por escrito, si por precepto y la normativa fue por el pecado, fue para él una ceremonia su- escrita en la mente. del Hijo de Dios” mamente penosa. Tuvo que levantar la mano para tomar una vida que sólo Dios podía dar, Noé ofreció holocausto de animales puros para presentar su ofrenda por el pecado. Por primera vez estuvo en presencia de la muerte. “Y edificó Noé un altar á Jehová y tomó de Al contemplar la víctima sangrante en medio todo animal limpio y de toda ave limpia, y de las contorsiones de su agonía, se lo indujo ofreció holocausto en el altar”. Gén. 8.20. a observar por fe al Hijo de Dios, a quien esa víctima prefiguraba, y que moriría como sa- Abraham crificio en favor del hombre. En Génesis 14:17-20, encontramos la ofrenda Esta ceremonia, ordenada por Dios, debía ser por primera vez cuando Abraham le dio a un constante recordativo para Adán, como Melquisidec el diezmo de todo (He. 7.2). asimismo un reconocimiento penitencial de su pecado. Este acto de tomar una vida dio a Isaac representación del Cordero Adán una impresión más profunda y perfecta de su transgresión, que para expiarla se requi- “Y Abraham se levantó muy de mañana, y rió nada menos que la muerte del amado Hijo enalbardó su asno, y tomó consigo dos mozos de Dios. Se maravilló de la infinita bondad y suyos, y á Isaac su hijo: y cortó leña para el del incomparable amor puesto de manifiesto holocausto, y levantóse, y fué al lugar que al dar semejante rescate para salvar al culpa- Dios le dijo. ”. Gn. 22.3 (ver versos 1-24). ble. Cuando Adán daba muerte a la víctima inocente, le parecía que estaba derramando Jacob ofreció sacrificio en el monte con su propia mano la sangre del Hijo de Dios. Se dio cuenta de que si hubiera perma- “Luego ofreció Jacob un sacrificio en el mon- necido fiel al Señor y leal a su santa ley, te, y llamó a sus parientes a comer; y comie- jamás habrían muerto ni hombres ni anima- ron, y pasaron la noche en el monte”. Gén. les. No obstante los sacrificios, al señalar 31.54. hacia la gran y perfecta ofrenda del amado
    • Volumen 1, nº 1 Página 3... Continuación del artículo anteriorEl sacerdote de Madián para que sirva de memorial, y haz saber a Josué que yo borraré por completo la memoria de Amalec de debajo del cielo. Y“Y el sacerdote de Madián tenía siete hijas, las cuales fue- Moisés edificó un altar, y llamó su nombre El SEÑOR Es Míron a sacar agua y llenaron las pilas para dar de beber al Bandera (YHWH-nisi)”. Éx. 17.13-15.rebaño de su padre”. Éx. 2.16. “Luego tomó el libro del pacto y lo leyó a oídos del pueblo, y“Y Moisés apacentaba el rebaño de Jetro su suegro, sacer- ellos dijeron: Todo lo que el SEÑOR ha dicho haremos y obedece-dote de Madián; y condujo el rebaño hacia el lado occi- remos”. Éx. 24.7.dental del desierto, y llegó a Horeb, el monte de Dios”.Éx. 3.1. “Y colocó el altar del holocausto á la puerta del tabernáculo, del tabernáculo del testimonio; y ofreció sobre él holocausto y pre-Moisés y su suegro Jetro sente; como Jehová había mandado á Moisés”. Éx. 40.29.“Y tomó Jetro, el suegro de Moisés, holocaustos y sacrifi- Rey Acaz da indicaciones al sacerdote Urías desde Damascocios para Dios; y vino Aarón y todos los ancianos de Israela comer pan con el suegro de Moisés delante de Dios”. “Cuando vino el rey de Damasco y vio el altar, el rey se acercó alÉx. 18.12. altar y subió hasta él; quemó su holocausto y su ofrenda de cere- al, derramó su libación y roció la sangre de sus ofrendas de pazMoisés recibe instrucción Divina para la elección de sobre el altar; Y el altar de bronce que estaba delante de Jehová,lugares de los holocaustos hízolo acercar delante de la frontera de la casa, entre el altar y el templo de Jehová, y púsolo al lado del altar hacia el aquilón”. 2“Harás un altar de tierra para mí, y sobre él sacrificarás tus Reyes 16.12-14.holocaustos y tus ofrendas de paz, tus ovejas y tus bueyes;en todo lugar donde yo haga recordar mi nombre, vendré a Ezequielti y te bendeciré”. Éx. 20.24. “Esta es la ley del templo: todo su territorio sobre la cumbre delMoisés envió a los hijos de Israel monte por todo alrededor será santísimo. He aquí, ésta es la ley del templo.“Y Moisés escribió todas las palabras de Jehová, y le- Y díjome: Hijo del hombre, así ha dicho el Señor Jehová: Estasvantándose de mañana edificó un altar al pie del monte, y son las ordenanzas del altar el día en que será hecho, para ofrecerdoce columnas, según las doce tribus de Israel. Y envió sobre él holocausto, y para esparcir sobre él sangre. Darás á losjóvenes de los hijos de Israel, que ofrecieron holocaustos y sacerdotes Levitas que son del linaje de Sadoc, que se allegan ásacrificaron novillos como ofrendas de paz al Jehová”. mí, dice el Señor Jehová, para ministrarme, un becerro de la va-Éx. 24.4-5. cada para expiación. Al segundo día ofrecerás un macho cabrío sin defecto para la ofrenda por el pecado, y purificarás el altarMoisés y las reiteraciones de la ley como lo purificaron con el novillo. Y los ofrecerás delante de Jehová, y los sacerdotes echarán sal“Y Josué deshizo a Amalec y a su pueblo a filo de espada. sobre ellos, y los ofrecerán en holocausto á Jehová”. Ez. 43.12,Entonces dijo Jehová a Moisés: Escribe esto en un libro 18-19, 22, 24.Cristo mismo el Cordero "Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como un cordero fue llevado al matadero; como una ovejadelante de sus trasquiladores, enmudeció, no abrió su boca. Por medio de violencia y de juicio fue quita-do; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue arrancado de la tierra de los vivientes, y por la rebe- lión de mi pueblo fue herido. Se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte.Aunque nunca hizo maldad ni hubo engaño en su boca, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándolo a padeci- miento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá descendencia, vivirá por largos días y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada. Verá el fruto de la aflicción de su alma y que-dará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará sobre sí las iniquida-des de ellos. Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los poderosos repartirá el botín; por cuan- to derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores". Isaías 53:7-12.
    • Página 4 La Voz del Heraldo ... Continuación del artículo anteriorCristo como Sacerdote“Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino; y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abra-ham del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra; y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu ma-no. Y le dio Abram los diezmos de todo". Gén. 14:18–20.Nuestro señor Jesucristo "hizo la paz con la sangre de su cruz" (Col. 1.20). Por la fe en él somos declarados justos. "siendo justi-ficado por la fe tenemos paz con Dios a través de nuestro señor Jesucristo" (Rom. 5.1; 3.21, 26). Pablo se dijo: "porque el reinode Dios no es comida ni bebida; sino justicia, paz, y alegría, en el Espíritu Santo" (Rom. 14.17). El profeta hebreo Jeremías dijode él, "le llamarán el SEÑOR NUESTRA JUSTICIA" (Jer. 23.5, 6).Melquisedec se describe en las escrituras como no teniendo conocida genealogía. No existe referencia su descendencia, o delprincipio y final de Su vida. Él es " sin padre, sin Madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida, sino hechosemejante al Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre” (Heb. 7.3).Con forma de nobleza este sacerdote-rey era un tipo del Dios-Rey y del Sacerdote Altísimo.Sal 109.1-4: “Tú eres sacerdote eterno, según el rito de Melquisedec”.El rey David bajo inspiración del Santo Espíritu de Dios dijo con respecto al Mesías que vendría:“Juró Jehová, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec" (Sal. 110.4).Estas palabras las escribió David mil años después de que el sacerdote Melquisedec vivió y sirvió como sacerdote del Dios altísi-mo. David declaró como modelo, que los últimos sacerdotes deben ser como Aquel Melquisedec quien fue encontradosin padre, sin madre, sin genealogía terrenal.El sacerdocio de YASHÚA, nuestro Sacerdote Altísimo, fue posterior a la orden de Melquisedec (Heb. 5.5, 6, 10; 6.19, 20; 7.1,3, 17, 20, 28; 8.1,3, …).El hijo de Dios entró dentro del primer velo como precursor, y allí habita al tiempo de hoy en el segundo velo ejercitando Sufunción como Sumo Sacerdote. Todas las calidades reveladas en la cuenta histórica de este sacerdocio-reinado vinieron a suúltimo cumplimiento en la figura de Cristo.Hemos de recordar que no es el tipo el que prepondera sobre el anti-tipo, sino más bien el anti-tipo determina el tipo. No se re-trata a Cristo después del patrón de Melquisedec, pero Melquisedec "es hecho como el hijo de Dios" (Heb. 7.3).Es mención de Aquél Ángel de YHWH y es muy probable se refiera por sus atributos del anti-tipo a Hijo del Dios Altísimo.Gén. 32.30; Éx. 3.2; 14.19; 23.20; Josué 5.13-15; Juec. 13.22; Isa. 63.9.En la Biblia no se registra nada de la ascendencia de Melquisedec, o la progenie, nada se dice acerca de su nacimiento o muerte.Él aparece como un hombre vivo, Rey de Salem (note que es un título aplicativo a Cristo: Príncipe de Shalem o Paz, ver Is. 6.9)y así mismo desaparece. Aquí se ve el eterno ser del hijo de Dios. Éste es el lado eterno del sacerdocio del Mesías. No estamosmirando la perspectiva humana de Cristo en este pasaje.Melquisedec sigue siendo sacerdote continuamente para la duración de su aspecto en la narrativa bíblica. Sin embargo, el antiti-po Cristo sigue siendo sacerdote continuamente sin la calificación para siempre.El comentario divino en este gran paso en Génesis, deja claro que Cristo es el Gran Sacerdote Altísimo de quien Melquisedec eraun tipo. Los capítulos cinco a diez de Hebreos explican cómo el sacerdocio de Cristo es superior al de Aarón y a los levitas. Elénfasis entero de Hebreos está en un sacerdote mejor, un convenio y santuario mejor, un sacrificio mejor y por tanto mejorespromesas. Y si Melquisedec era mayor que Abraham, su sacerdocio debe ser mayor que el sacerdocio común, que remonta sudescendencia desde Abraham. Abraham reconoció la superioridad de Melquisedec dando los diezmos a Melquisedec y recibien-do también Sus bendiciones. El sacerdocio de Melquisedec goza de un estado más alto que el sacerdocio Levítico en Hebreos.Jesús era de la tribu de Judá, no de Leví. Él no podría nunca servir como sacerdote de los Levitas. Por otra parte, ningún Levitapodía servir siempre como el rey Mesías.
    • Volumen 1, nº 1 Página 5... Continuación del artículo anteriorCristo como Sumo SacerdoteEl autor del libro de los Hebreos procura convencernos acerca de la figura de Cristo. Hemos de recordar que en el primer capítu-lo de este libro se explica acerca de la Divinidad del Señor, y el segundo capítulo se destaca la humanidad del Señor. Pero entérminos generales el libro explica tres aspectos básicos pero que son relevantes.Primero, el sacerdocio de Cristo destruye y desplaza completamente la estructura del sacerdocio judío y el culto del templo. Yano es posible contemporizar el sistema antiguo con el sistema del sacerdocio de Cristo, porque Él es el anti-tipo.Segundo, Cristo en su sacerdocio inauguró un Nuevo Pacto entre Dios y su pueblo, haciendo del antiguo pacto algo obsoleto asícomo sus formas rituales y sacerdotales, Cristo había dejado de ser el Cordero Expiatorio, pero, se venía a conformar en el Reinode los Cielos, en el Lugar Santo específicamente donde se practicaba el Tamid o Continuo, Sumo Sacerdote.Tercero, la persona y obra de Cristo son definitivas, y cancelan toda otra opción típica o común. Por eso y mucho más, habiendoconocido a Cristo no se puede volver en los tiempos hacia atrás, como si fuese necesario el servicio de Continuo o justificatorio,sin una conversión santa que se logra únicamente en el segundo departamento.Cristo al salir del Lugar Santísimo (gr. Ta Hagía)“Mas estando ya presente Cristo, pontífice de los bienes que habían de venir, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, nohecho de manos, es á saber, no de esta creación; Y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, mas por su propia sangre,entró una sola vez al Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención. Porque si la sangre de los toros y de los machoscabríos, y la ceniza de la becerra, rociada á los inmundos, santifica para la purificación de la carne, ¿Cuánto más la sangre deCristo, el cual por el Espíritu eterno se ofreció á sí mismo sin mancha á Dios, limpiará vuestras conciencias de las obras de muer-te para que sirváis al Dios vivo?”. Hb. 9.11-14.Particularmente en el verso 12, existe una diferencia sustancial donde se ve a Cristo como Sumo Sacerdote. Y, aunque existecontroversias sobre la obra expiatoria del Señor, muchos emplean algunas traducciones equívocas para indicar que el departa-mento era el Lugar Santo o bien, peor aún, el Santuario completo. Sin embargo, con detenimiento encontramos que al repasar eltérmino griego Ta Agía o Ta Agión está refiriéndose al Santísimo o lo que comúnmente conocemos como el Lugar Santísimo(gr. Ta Hagía).Este versículo es cónsone con una profecía donde se ve a Cristo pasando entre departamentos, a lo profundo del velo. Me refieroa Daniel 8.14 donde al fin de las 2300 tardes y mañanas, el Señor siendo el Sacerdote Máximo pasa del Lugar Santo donde seencontraba desde que murió, resucitó y ascendió al Reino de los Cielos, hacia el Lugar Santísimo o el Santo de los Santos, dondepermanece en estos momentos desde el fin de las profecía larga de los 2300 años.“Después que Jesús se levante del trono como mediador, todo caso habrá sido decidido, y la opresión y la muerte de los hijos deDios, no serán entonces un testimonio en favor de la verdad”. Manuscrito 6, de 1889.Cordero AzazelEn la Fiesta Solemne de la Expiación, el Sumo Sacerdote (diferente al sacerdote común de continuo), quien llevaba el pecado dela nación dentro de Él (recordemos que el sacerdote consumía la carne para tal efecto, pero Cristo llevó en Su propia carne, todoel peso universal del pecado) por lo que le acreditaba adentrarse hasta el velo que le llevaba al Santísimo. Al fin del tiempo de laExpiación (Yom Kippur), el Sumo Sacerdote que había sido acepto por la Gloria de YHWH, saldría a transmitir los pecados queportaba hacia Azazel, el Macho Cabrío dedicado como Satanás, recibiría los pecados de la nación y del Sumo Sacerdote y sucasa. Simbólicamente el sacerdote príncipe abandonaba el Lugar Santísimo, pasaba nuevamente al Santo y luego al Atrio dondeestaba el Macho Cabrío de perdición o pecado, el cual sería abandonado en el desierto Azazel.Levítico 16.22-26: Los israelitas sabían que habían pecado y que no alcanzaban la norma de lo que Dios esperaba de ellos. Sinembargo, durante el día de la expiación habían tenido una demostración visual del completo alejamiento de los pecados que hab-ían confesado y que les habían sido perdonados durante el año que había terminado, y podían ver también la bondad de Dios alhaberles preservado la vida. Sabían que no merecían la gracia que les había sido extendida. Sin embargo, por la sangre derrama-da del sacrificio del día de la expiación, el mismo registro de sus pecados perdonados había sido raído del santuario. Al contem-plar la partida del macho cabrío de Azazel, eran testigos del último acto del drama: Satanás, con todos los pecados que habíainstigado, ahora vueltos "sobre su cabeza" (Sal. 7: 16), alejándose hacia su condenación.
    • Página 6 La Voz del Heraldo... Continuación del artículo anteriorCristo sale del Santuario hacia la Tierra antes de Su Segunda Venida"El Señor durante el juicio caminará por la tierra al fin del tiempo; las terribles plagas comenzarán a caer. Entonces aquellos quehan despreciado la Palabra de Dios y la han valorado a la ligera "irán errantes de mar a mar; desde el norte hasta el oriente discu-rrirán buscando palabra de Jehová, y no la hallarán" [Amós 8:12]. Hay un hambre en la tierra por oír la Palabra. Los ministrosde Dios habrán hecho su última tarea, ofrecido sus últimas oraciones, derramado sus últimas lágrimas amargas por una iglesiarebelde y un pueblo impío. Su última y solemne amonestación ha sido dada. Entonces, aquellos que han profesado la verdad y nola han practicado ¡cuán rápidamente darían casas y terrenos... dólares que han sido acumulados miserablemente... para recibiralgún consuelo!... Pero no, deberán padecer hambre y sed en vano; su sed nunca será saciada, ni podrán obtener consuelo. Suscasos están decididos y fijados para siempre. Es un tiempo temible, terrible". Manuscrito 1, Junio de 1857.PurificaciónEl pecado entró en la Tierra, pero la duda que es pecaminosa en el Cielo. Por tanto, el Nombre de YHWH tenía que ser restaura-do delante del universo. YAHSHÚA o YAHOSHÚA (Dios salva a Su pueblo, Dios libertador, Dios libera Su pueblo) no sólorealizaba la obra de expiar toda desgracia en la Tierra, sino que los ángeles tentados a pensar que el Reino de Dios es un reino deinjusticia porque Se le adoraba con temor al “Dios Tirano”; no todo había sido concreto a pesar que los ángeles que permanecie-ron con Dios en el Cielo, habían eliminado toda duda.La muerte de Cristo en la cruz del calvario, había demostrado en definitiva que YHWH es Justo y Verdadero, y que entregabatodo incluso al Hijo Unigénito por aquella raza que se había perdido. Él era capaz de traer Su Reino a la Tierra por amor.Quedaba establecido ante todo el universo, que el carácter de YHWH es amor. Y su consumación no fue concluida en la cruz,sino que conllevaba así como el servicio sacerdotal en el Santuario Terrenal, una vez la ofrenda, ser tomada por el sacerdote yadentrarse de continuo en el Lugar Santo. Pero aún era necesario para ser píos delante de la Gloria de YHWH, purificarlos parasiempre al fin del tiempo.La obra expiatoria de Cristo no se consumó (gr. Tetelestia: consumado; hecho, culminado) en la cruz:“Y como Jesús tomó el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, dió el espíritu”. Jn. 19.30.Ver también Lc. 23.45; Heb. 7.18, 19; 8.13, más bien, aunque sus palabras presentaron una consumación del sacrificio, aún falta-ban dos consumaciones que obligaban conforme al Plan de Restauración, ser llevados al Lugar Santo, el Lugar Santísimo ytransmitido la carga del pecado a Satanás.Cristo presenta al Padre en aquella hermosa oración de Juan 17, había “consumado” la obra que YHWH le había dado:“Yo te he glorificado en la tierra; he acabado (tetelestia) la obra que me diste que hiciese”. Jn. 17.4.El segundo “Consumado Está” ocurrirá al fin del Tiempo de la Gracia:“El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía;y el que es santo, santifíquese todavía”. Ap. 22.11.La tercera ocasión del “Hecho o Consumado es” es al final de la gran controversia y la liberación del pueblo de Dios:“Y el séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió una grande voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho es.Entonces fueron hechos relámpagos y voces y truenos; y hubo un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no fuéjamás desde que los hombres han estado sobre la tierra. Y la ciudad grande fue partida en tres partes, y las ciudades de las nacio-nes cayeron; y la grande Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del furor de su ira. Y toda islahuyó, y los montes no fueron hallados.”. Ap. 16.17-20.“Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras sonfieles y verdaderas. También me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tiene sed, yo le darégratuitamente de la fuente del agua de la vida”. Ap. 21.5-6.Una vez Cristo restaure el Reino Sempiterno y el Nombre del Padre Eterno, entregará todo a YHWH, incluso el mismo Señor sesujetará al Padre por todos los siglos venideros, para que Dios sea Uno con Israel.
    • Volumen 1, nº 1 Página 7... Continuación del artículo anterior“Bien podían, pues, los ángeles regocijarse al mirar la cruz del Salvador; porque aunque no lo comprendiesen entonces todo,sabían que la destrucción del pecado y de Satanás estaba asegurada para siempre, como también la redención del hombre, y eluniverso quedaba eternamente seguro. Cristo mismo comprendía plenamente los resultados del sacrificio hecho en el Calvario.Los consideraba todos cuando en la cruz exclamó: "Consumado es".Esa misma voz sacude los cielos y la tierra. Síguese un gran terremoto, "cual no fue jamás desde que los hombres han estadosobre la tierra." (Vers. 18.) El firmamento parece abrirse y cerrarse. La gloria del trono de Dios parece cruzar la atmósfera. Losmontes son movidos como una caña al soplo del viento, y las rocas quebrantadas se esparcen por todos lados. Se oye un estruen-do como de cercana tempestad. El mar es azotado con furor. Se oye el silbido del huracán, como voz de demonios en misión dedestrucción. Toda la tierra se alborota e hincha como las olas del mar. Su superficie se raja. Sus mismos fundamentos parecenceder. Se hunden cordilleras. Desaparecen islas habitadas. Los puertos marítimos que se volvieron como Sodoma por su corrup-ción, son tragados por las enfurecidas olas. "La grande Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vinodel furor de su ira." (Vers. 19.) Pedrisco grande, cada piedra, "como del peso de un talento" (vers. 21), hace su obra de destruc-ción. Las más soberbias ciudades de la tierra son arrasadas. Los palacios suntuosos en que los magnates han malgastado sus ri-quezas en provecho de su gloria personal, caen en ruinas ante suvista. Los muros de las cárceles se parten de arriba abajo, y sonlibertados los hijos de Dios que habían sido apresados por sufe”. El Deseado de todas las Gentes, 707-714.Liberación del pueblo santo“Los hijos de Dios oyen una voz clara y melodiosa que dice:"Enderezaos," y, al levantar la vista al cielo, contemplan el arcode la promesa. Las nubes negras y amenazadoras que cubrían elfirmamento se han desvanecido, y como Esteban, clavan la mi-rada en el cielo, y ven la gloria de Dios y al Hijo del hombresentado en su trono. En su divina forma distinguen los rastros desu humillación, y oyen brotar de sus labios la oración dirigida asu Padre y a los santos ángeles: "Yo quiero que aquellos tam-bién que me has dado, estén conmigo en donde yo estoy." (S.Juan 17:24, V.M.) Luego se oye una voz armoniosa y triunfante,que dice: "¡Helos aquí! ¡Helos aquí! santos, inocentes e inmacu-lados. Guardaron la palabra de mi paciencia y andarán entre los ángeles;" y de los labios pálidos y trémulos de los que guardaronfirmemente la fe, sube una aclamación de victoria.Es a medianoche cuando Dios manifiesta su poder para librar a su pueblo. Sale el sol en todo su esplendor. Sucédense señales yprodigios con rapidez. Los malos miran la escena con terror y asombro, mientras los justos contemplan con gozo las señales desu liberación. La naturaleza entera parece trastornada. Los ríos dejan de correr. Nubes negras y pesadas se levantan y chocanunas con otras. En medio de los cielos conmovidos hay un claro de gloria indescriptible, de donde baja la voz de Dios semejanteal ruido de muchas aguas, diciendo: "Hecho es." (Apocalipsis 16: 17)”. CS.695.“Se me señaló el tiempo cuando el mensaje del tercer ángel cerraría. El poder de Dios había descansado sobre su pueblo. Hab-ían realizado su obra, y estaban preparados para la hora de prueba que estaba ante ellos. Habían recibido la lluvia tardía, o elrefrigerio de la presencia del Señor, y el testimonio viviente había sido revivido. La última gran amonestación había cundido portodas partes y ésta había sacudido y enfurecido a los habitantes de la tierra, que no habían querido recibir el mensaje.Vi ángeles apresurándose de un lado a otro en el cielo. Un ángel regresó de la tierra con un tintero de escribano en la cintura, yle comunicó a Jesús que había realizado su obra, y que los santos habían sido numerados y sellados. Entonces vi a Jesús, quienhabía estado oficiando ante el arca conteniendo los diez mandamientos, arrojar el incensario, y elevando sus manos, dijo a granvoz: Consumado es. Y toda la hueste angélica depuso sus coronas a medida que Jesús hizo la solemne declaración: El que esinjusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que essanto, santifíquese todavía.“Al salir Jesús del lugar santísimo, oí el tintineo de las campanillas de su túnica, y cuando salió, una nube de oscuridad cubrió alos habitantes de la tierra. Entonces no había mediador entre el hombre culpable, y un Dios ofendido. Mientras Jesús había esta-do ministrando entre Dios y el hombre culpable, había un freno sobre la gente, pero cuando Jesús dejó de estar entre el hombre yel Padre, se removió el freno y Satanás tuvo el control del hombre. Era imposible que se derramaran las plagas mientras Jesús
    • Página 8 La Voz del Heraldo ... Continuación del artículo anterior oficiara en el santuario, pero cuando su obra “La cual tenemos como segura y firme ancla del allí terminó, cuando su intercesión cerró, nada alma, y que entra hasta dentro del velo; Donde pudo ya detener la ira de Dios, y ésta cayó entró por nosotros como precursor Jesús, hecho furiosamente sobre la desamparada cabeza del Pontífice eternalmente según el orden de Melchî- pecador culpable, quien había despreciado la sedec”. Heb. 6.19-20. salvación y aborrecido la reprensión. En ese terrible tiempo, después del cierre de la inter- Entonces pregunto: ¿Cuándo la frase "dentro del cesión de Cristo los santos estaban viviendo a velo", ha significado algo distinto al "lugar santí- la vista de un Dios santo, sin un mediador. simo"?. Para confirmarlo, basta leer estos textos: Había sido decidido cada caso y cada joya numerada. Jesús se detuvo por un momento en “Y Jehová dijo á Moisés: Di á Aarón tu hermano, el departamento exterior del santuario celes- que no en todo tiempo entre en el santuario del tial, y los pecados que habían sido confesados velo adentro, delante de la cubierta que está sobre mientras él estuvo en el Lugar Santísimo, los el arca, para que no muera”. Lev. 16.2. colocó sobre el diablo, el originador del peca- do. Él deberá sufrir el castigo de esos peca- “Y pondrás el velo debajo de los corchetes, y me- dos”. La Gran Controversia. p. 694-695. Cap. terás allí, del velo adentro, el arca del testimonio; El Cierre del Mensaje del Tercer Ángel. 1858. y aquel velo os hará separación entre el lugar san- to y el santísimo”. Éx. 26.33. El Señor a la Diestra del Padre El acto de expiación empezó en la cruz, luego el “Los pecados que “El cual siendo el resplandor de su gloria, y la Servicio dentro del Santuario habían sido misma imagen de su sustancia, y sustentando todas las cosas con la palabra de su potencia, “Pero éste, habiendo ofrecido por los pecados unconfesados mientras él habiendo hecho la purgación de nuestros pe- solo sacrificio para siempre, está sentado á la estuvo en el Lugar cados por sí mismo, se sentó á la diestra de la diestra de Dios”. Heb. 10.12. Santísimo, los colocó Majestad en las alturas”. Heb. 1.3. “Habiendo hecho la purgación de nuestros peca- sobre el diablo, el dos por sí mismo, se sentó á la diestra de la Ma-originador del pecado” “ASI que, la suma acerca de lo dicho es: Te- jestad en las alturas”. Heb. 1.3. nemos tal pontífice que se asentó á la diestra del trono de la Majestad en los cielos”. Heb. “Que no tiene necesidad cada día, como los otros 8.1 sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus pecados, y luego por los del pueblo: porque esto “Pero éste, habiendo ofrecido por los pecados lo hizo una sola vez, ofreciéndose á sí mismo”. un solo sacrificio para siempre, está sentado á Heb. 7.27. la diestra de Dios”. Heb. 10.12. “Y no por sangre de machos cabríos ni de bece- “Puestos los ojos en al autor y consumador de rros, mas por su propia sangre, entró una sola vez la fe, en Jesús; el cual, habiéndole sido pro- en el santuario, habiendo obtenido eterna reden- puesto gozo, sufrió la cruz, menospreciando la ción. vergüenza, y sentóse á la diestra del trono de … mas ahora una vez en la consumación de los Dios”. Heb. 12.2. siglos, para deshacimiento del pecado se presentó por el sacrificio de sí mismo”. Heb. 9.12, 26. “El cual siendo el resplandor de su gloria, y la misma imagen de su sustancia, y sustentando “En la cual voluntad somos santificados por la todas las cosas con la palabra de su potencia, ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una sola habiendo hecho la purgación de nuestros pe- vez. cados por sí mismo, se sentó á la diestra de la Pero éste, habiendo ofrecido por los pecados un Majestad en las alturas”. Heb. 1.3. solo sacrificio para siempre, está sentado á la diestra de Dios, Nota: Ver también Mat. 22.69; Hec. 7.55, 56; Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para Rom. 8.34; Efe. 1.20; Col. 3.1; 1 Ped. 3.22. siempre á los santificado. Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por pecado”. Heb. 10.10, 12, 14, 18. Además, tenemos el siguiente pasaje:
    • Página 9 La Voz del Heraldo... Continuación del artículo anterior“Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados”. Hec. 3.19.“El cual mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros siendo muertos á los pecados, vivamosá la justicia”. 1 Ped. 2.24.“Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él”. 1 Jn. 3.5.“Aquel templo, erigido para morada de la presencia divina, estaba destinado a ser una lección objetiva para Israel y para elmundo. Desde las edades eternas, había sido el propósito de Dios que todo ser creado, desde el resplandeciente y santo serafínhasta el hombre, fuese un templo para que en él habitase el Creador. A causa del pecado, la humanidad había dejado de sertemplo de Dios. Ensombrecido y contaminado por el pecado, el corazón del hombre no revelaba la gloria del Ser divino. Peropor la encarnación del Hijo de Dios, se cumple el propósito del Cielo. Dios mora en la humanidad, y mediante la gracia salva-dora, el corazón del hombre vuelve a ser su templo”. DTG.132.“Por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de lanaturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia”. (2 Ped. 1.4).Un cristiano fuerte es quien tiene a Cristo formado dentro, la esperanza de gloria. Ama la verdad, la pureza y la santidad. Gra-cias a su amor a la Palabra de Dios, su vitalidad espiritual lo lleva a buscar la comunión con los que viven en armonía con ella,a fin de poder captar cada rayo de luz que Dios comunica para revelar a Jesús, con el propósito de hacerlo más precioso para elcreyente. El que tiene una fe sólida halla que Cristo es la vida del alma, y que para él es como una fuente que brota para vidaeterna. Así, con placer, somete todo poder personal a la obediencia a Dios. El Espíritu, con su influencia vivificante, guardará aese creyente en el amor de Dios.A los cristianos se les escribe: "Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús. Comotodas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento deaquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, paraque por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causade la concupiscencia; vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, cono-cimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; yal afecto fraternal, amor. Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuantoal conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvi-dado la purificación de sus antiguos pecados. Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elec-ción; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en elreino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo" (2 Ped. 1:2-11)". Review and Herald, 11 de diciembre de 1894.El Sello del Dios es también la consumación del Santo Espíritu de YHWH“El sello del Dios viviente sólo será colocado sobre los que son semejantes a Cristo en carácter”. 7CBA.981. (1895).“El sello de Dios no será nunca puesto en la frente de un hombre o una mujer que sean impuros. Nunca será puesto sobre lafrente de seres humanos ambiciosos y amadores del mundo. Nunca será puesto sobre la frente de hombres y mujeres de co-razón falso o engañoso. Todos los que reciban el sello deberán estar sin mancha delante de Dios y ser candidatos para el cie-lo”. 2JT.71. (1882).“El amor se expresa en la obediencia, y el amor perfecto echa fuera el temor. Los que aman a Dios, tienen el sello de Dios enla frente, y obran las obras de Dios”. HH.53. (1894).El Sello de Dios es el Sábado“En el cual esperasteis también vosotros en oyendo la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salud: en el cual también des-de que creísteis, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa”. Efe. 1.13.“Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual estáis sellados para el día de la redención”. Efe. 4.30.Pero también dice a quién aplicaba el pasaje de Eze. 20: “Mas ellos se rebelaron contra mí, y no quisieron obedecerme: noechó de sí cada uno las abominaciones de sus ojos, ni dejaron los ídolos de Egipto; y dije que derramaría mi ira sobre ellos,para cumplir mi enojo en ellos en medio de la tierra de Egipto.
    • Página 10 La Voz del Heraldo ... Continuación del artículo anteriorSaquélos pues de la tierra de Egipto, y trájelos al desierto;Mas rebeláronse contra mí la casa de Israel en el desierto; y mis sábados profanaron en gran manera; dije, por tanto, que habíade derramar sobre ellos mi ira en el desierto para consumirlos.Antes dije en el desierto á sus hijos: No andéis en las ordenanzas de vuestros padres. 20 Y santificad mis sábados, y sean porseñal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios.Y los hijos se rebelaron contra mí: no anduvieron en mis ordenanzas… Dije entonces que derramaría mi ira sobre ellos, paracumplir mi enojo en ellos en el desierto”. Ez. 20.8, 10, 13, 18, 21.El Espíritu Santo es el don de la promesa“Mas el Consolador, el Espíritu Santo, al cual el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordarátodas las cosas que os he dicho”. Jn. 14.26.“Y estando juntos, les mandó que no se fuesen de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, que oísteis, dijo, de mí.Porque Juan á la verdad bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo no muchos días después deestos”. Hec. 1.4-5.El Espíritu Santo sella a los que obedecen“Y Pedro les dice: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y reci-biréis el don del Espíritu Santo”. Hec. 2.38.“Estando aún hablando Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el sermón.Entonces respondió Pedro: ¿Puede alguno impedir el agua, para que no sean bautizados éstos que han recibido el Espíritu San-to también como nosotros?”. Hec. 10.44, 47.“Y sacándolos fuera, le dice: Señores, ¿qué es menester que yo haga para ser salvo?Y ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú, y tu casa.Y le hablaron la palabra del Señor, y á todos los que están en su casaY tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó los azotes; y se bautizó luego él, y todos los suyos”. Hec. 16.30-33.“Díjoles: ¿Habéis recibido el Espíritu Santo después que creísteis?. Y ellos le dijeron: Antes ni aun hemos oído si hay EspírituSanto.Oído que hubieron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban”. Hec.19.2, 5, 6.Podemos apreciar que existe una armonía perfecta en las citas anteriores y que todos estos coinciden con Efesios 1.13:"… desde que creísteis, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa". Luego, resulta claro que la obediencia es poste- rior al sellamiento de los creyentes.Podemos concluir que el sello de Dios es el Espíritu Santo y el Sábado (Conciencia y Obediencia, Fe y Obra). La manifesta-ción visible de ese sellamiento espiritual, viene por el origen de la nueva persona o recreación, que es consecuencia de la obrade ese maravilloso poder en el corazón de los creyentes, los cuales son capacitados para obedecer.En Daniel 9.24 aparece: "…Y poner fin al pecado, expiar la iniquidad, traer la justicia perdurable….y ungir al Santo de lossantos".Aquí, la expresión "Santo de los santos" viene del hebreo: "qodesh qodeshim", literalmente significa "santidad de santidades".Por muchos años se creyó que esta frase se refería a Cristo, pero en el contexto judío se sabe que esta frase es usada para refe-rirse al Lugar Santísimo del Santuario Terrenal, y tiene la misma aplicación en el Santuario Celestial. Ahora bien, resulta quela misma profecía de Daniel 9 predecía la destrucción del Santuario Terrenal que es el tipo, tanto el Tabernáculo del Desiertocomo el Templo de Salomón tanto el edificado como el re-edificado. Por lo tanto, la conclusión obligatoria y elemental es quela frase "ungir el Santo de los Santos", en realidad se refiere al "Lugar Santísimo Celestial". ¿Para qué se ungiría el Santísimoen el Santuario Terrenal que sería desechado y destruido?
    • Página 11 La Voz del Heraldo ... Continuación del artículo anterior Por otra parte, es bueno señalar que ese ungimiento del "qodesh qodeshim", está interconectado con el término de las "70 Semanas" o los 490 años (69+1); el contexto no permite otra interpretación que la siguiente: "Setenta semanas están determinadas…para… poner fin al pecado, expiar la iniquidad, traer la justicia perdurable…. y ungir al Santo de los santos". Es decir, que el límite de tiempo natural de todo lo mencionado aquí, son las "70 semanas", lo cual incluye: “el fin del pecado y la expiación de la iniquidad, así como el ungimiento del "Lugar Santísimo"“. ¿Cuándo se cumplieron estas "70 semanas"? ¿Cuándo se le dio fin al pecado y se hizo la expiación? Leamos: "Mas ahora una vez en la consumación de los siglos, para deshacimiento del pecado se presentó por el sacrificio de sí mismo. Habiendo hecho la purgación de nuestros pecados por sí mismo, se sentó á la diestra de la Majestad en las alturas. Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre á los santificados. Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado…". En consecuencia, es evidente que tanto el mensaje de Daniel 9.24, como el del libro de Hebreos, giran en torno a la misma época: “la ascensión del Señor al cielo” a entrar al primer departamento tal como se efectuaba el servicio terrenal. Por consecuencia, el sacrificio del Cordero Inmaculado en el atrio (Tierra) era parte del proceso de la expiación, sin embargo, era necesario que el Sacerdote pasara al Lugar Santo para hacer la obra del Tamid o Continuo. El tiempo en el reloj celestial daría espacio para que Cristo, el Sumo Sacerdote según la orden de Melquisedech, pasara detrás del Segundo Velo conocido como el Lugar Santísimo del Santuario Celestial. Como parte final para la expiación com- pleta, debe transmitirse todos los pecados de la nación que confesó e hizo ofrenda a YHWH, al Macho Cabrío dedicado como Satanás el cual sería abandonado a su suerte en el desierto para que muriese consumido en sus obras. Cristo es nuestro Intercesor, y mora en nosotros como la conexión vital con Dios "Mientras Jesús sea nuestro Intercesor, suplicará por nosotros en el cielo, los trabajos del Espíritu Santo será en nosotros, y será para hacer de Sí placentero. Todo el cielo está interesado en la salvación del alma. ¿Entonces qué razón tenemos nosotros para dudar que el Señor no va a ayudarnos? Debemos enseñar a la gente a tener una conexión vital con Dios. En el espíritu y el trabajo nosotros deberíamos ser para la gente una fuente; porque Cristo está en nosotros y es agua que parece la vida eterna. La enfermedad y el dolor pueden probar e intentar nuestra paciencia y nuestra fe, pero el resplandor de la Presencia del universo es con nosotros y de- bemos ocultarnos detrás de Jesús... ". 2MR.37. “Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna. (Romanos 6: 22). El Señor quiere que los suyos sean sanos en la fe: que no ignoren la gran salvación que les es ofrecida tan abundantemente sólo por la obediencia que el mismo Señor suple para ser superada, nadie está obligado a corresponderle a Satanás a sus ten- taciones, las evidencia de la salvación de los santos puestos a prueba hasta lo sumo es evidencia de que Dios es Justo y Mise- ricordioso, y está anuente a cada detalle con tal de sostenernos en medio de la tormenta más acérrima, y Cristo hizo Su mani- festación tanto en la creación cuando todo estaba convulsionado, desordenado y vacío, y su reiteración manifiesta en medio de la tempestad y la barca con los apóstoles, temerosos, hacía Su presencia salvadora, constructora y restauradora. Que el Señor le bendiga y guarde para la eternidad.
    • Página 12 La Voz del Heraldo Recetas de Plantas Medicinales. Por: María A. Villalobos Licuados de frutas: Contra la Anemia De uva, naranja y limón 2 porciones Ingredientes 6 naranjas 8 limones 2 racimos pequeños de uvas verdes 2 tazas de agua ¼ de taza de miel Agua necesaria Preparación Se extrae el jugo de las naranjas y los limones y se colocan en la licuadora. Licuar los ingredien- tes perfectamente a alta velocidad y beberlo en el momento. Función Ayuda a purificar la sangre e incrementa los nive- les de hierro previniendo la anemia; también sir- ve para combatir los estados de debilidad y de- presión. Tomar un vaso diario durante 2 veces por sema- na.
    • El Ministerio A la Luz de la Biblia, tiene como propósi- to, pregonar la Verdad Presente dado desde lo Alto del Cielo. Por la Gracia de nuestro Señor Jesús, es entre- gado a toda nación, tribu, lengua y pueblo.¡Un Ministerio que profesa la Verdad Presente! Estamos gustosos que Dios bendiga al mundo por me- dio de Su Verdad, ésta no debe permanecer oculta como Dirección web: si tuviese algo por qué temer, más bien, debe ser exalta- www.alaluzdelabiblia.org da como joyas preciosas y lucida a un mundo que pere- ce en tinieblas. Correos electrónicos: Por lo tanto, desde ahora usted tiene una cita con Cris- to! alb@alaluzdelabiblia.org correspondencia@alaluzdelabiblia.org ¡Que el Señor Todopoderoso les bendiga y guarde para la eternidad! Nos complacemos en poder servirle. Ministerio A la Luz de la Biblia Desde 2006 WWW. ALALUZDELABIBLIA .ORG Editora A la Luz de la Biblia Comité Editorial: María A. Villalobos, Samuel Saldaña. Editor, Arte y Diseño Gráfico: Samuel Saldaña. Escritores: María Villalobos, Samuel Saldaña. Temas de Salud: María A. Villalobos. Editado quincenalmente por este ministerio.