Educación a distancia en el siglo XXI
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Educación a distancia en el siglo XXI

on

  • 1,325 views

Se analiza la educación superior a distancia de acuerdo con los escenarios emergentes que acompañan a la sociedad del conocimiento en los albores del siglo XXI. Se subrayan algunos aspectos de la ...

Se analiza la educación superior a distancia de acuerdo con los escenarios emergentes que acompañan a la sociedad del conocimiento en los albores del siglo XXI. Se subrayan algunos aspectos de la problemática de la educación a distancia en América Latina y posibles vías de acercamiento, así como supeditar las tecnologías a los programas y los sujetos presentes en las relaciones educativas, independientemente de que sea presencial o a distancia como elementos claves en el horizonte de una sociedad del conocimiento cada vez más globalizada con una clara tendencia a la conformación de modelos educativos híbridos, pero multiplexados y provistos de visiones contradictorias acerca del papel de la educación superior en la generación y gestión de conocimientos. En este contexto, ¿cómo enfrentar tales circunstancias desde la Universidad pública?, ¿hasta cuándo y hasta dónde se establecerán los límites y convergencias de la presencialidad y la virtualidad en nuestro sistema educativo? [ABSTRACT FROM AUTHOR]

Statistics

Views

Total Views
1,325
Views on SlideShare
1,325
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
18
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Educación a distancia en el siglo XXI Educación a distancia en el siglo XXI Document Transcript

  • Educación adistancia en elsiglo xxIMartín Pastor Angulo*Palabras clave:Sociedad del conocimiento, paradigma de lacompetencia, aula virtual, tecnología telemática.* Centro de Investigaciones y Servicios Educativos. Universidad Autónoma de Sinaloa, México. mpastor@uas.uasnet.mx.0 Apertura, Año 5, núm. 2 (nueva época), noviembre de 2005 ISSN 1665 - 6180.
  • resumen Se analiza la educación superior a distancia de acuerdo con los escenarios emergen- tes que acompañan a la sociedad del conocimiento en los albores del siglo xxi. Se subrayan algunos aspectos de la problemática de la educación a distancia en Amé- rica Latina y posibles vías de acercamiento, así como supeditar las tecnologías a los programas y los sujetos presentes en las relaciones educativas, independiente- mente de que sea presencial o a distancia como elementos claves en el horizonte de una sociedad del conocimiento cada vez más globalizada con una clara tendencia a la conformación de modelos educativos híbridos, pero mul- tiplexados y provistos de visiones contradictorias acerca del papel de la educación superior en la generación y gestión de conocimientos. En este contexto, ¿cómo enfrentar tales circunstancias desde la Universidad pública?, ¿hasta cuándo y hasta dónde se esta- blecerán los límites y convergencias de la presencialidad y la virtualidad en nuestro sistema educativo?Apertura, Año 5, núm. 2 (nueva época), noviembre de 2005 ISSN 1665 - 6180. 1
  • introducciónEn el horizonte de la sociedad del co- versitaria en modalidades educativasnocimiento, los sistemas nacionales e que todavía resultaban marginales1 ainstitucionales de educación superior finales del siglo pasado, y que en la ac-tienden a conjugar en grado diferencial y tualidad, resultan opciones estratégicasde acuerdo a factores claves tanto de tec- tales como la educación a distancia.nología como de capacidad de gestión y Emilio Durkheim (1979) planteaba quealianzas estratégicas, un modelo híbrido a cada hito histórico de la sociedad leque incorpora modalidades presenciales correspondía un determinado sistemay a distancia. Lo cual a su vez, marca de educativo. En mi opinión, la sociedadmanera distintiva los niveles de aprendi- del conocimiento estará marcada porzajes significativos y gestión de conoci- un “sistema educativo híbrido” en el quemientos entre sus estudiantes. convergerán los sistemas presenciales Los nuevos escenarios de la sociedad que ya conocemos, con modalidadesdel conocimiento traen consigo cambios alternativas como las tutoriales, semie-radicales en todas las estructuras e ins- scolarizadas y a distancia. En un futurotituciones sociales, donde la educación, cada vez más cercano, ya no tendrá sen-y particularmente la correspondiente al tido distinguir entre educación presen-nivel superior y el posgrado, están sien- cial y educación a distancia. Todo serádo severamente cuestionadas en todos una misma educación.sus aspectos. De acuerdo con Elia Mella No obstante, para que suceda lo an-(2003), podemos concebir la sociedad terior, los sistemas educativos actualesdel conocimiento como una estructura tendrán que evolucionar en los sentidosresultante de los efectos y consecuencias relativamente inciertos de la sociedadpropiciados desde los procesos de mun- del conocimiento y del desarrollo tecno-dialización y globalización. lógico. Si partimos del reconocimiento Esta estructura dinámica surge de de que las instituciones de educación su-la creación de un sistema de comunica- perior representan un papel clave comoción diverso que se construye desde la instituciones formadoras de profesio-tecnología. En este sentido, cobra gran nales e intelectuales, veremos que és-importancia el estudio de las relaciones tas se identifican con una estructurasociales entre la educación superior y organizada de producción, transmisiónlas nuevas estructuras tecnológicas que y divulgación de saberes para el desa-pueden potenciar la intervención uni- rrollo y progreso de la sociedad.1 En términos comparativos de poblaciones escolares, es notoria la gran diferencia entre estudiantes universitariosde sistemas presenciales con respecto a los que cursan parcial o totalmente sus estudios en sistemas a distancia.2 Apertura, Año 5, núm. 2 (nueva época), noviembre de 2005 ISSN 1665 - 6180.
  • La sociedad del conocimiento y los sistemas de educación superior tienden a conjugar un modelo híbrido que incorpora modalidades presenciales y a distancia.Apertura, Año 5, núm. 2 (nueva época), noviembre de 2005 ISSN 1665 - 6180. 3
  • En un futuro no tendrá sentido distinguirentre educación presencial y educación adistancia. Las nuevas configuraciones de la so- fesional en un campo de conocimientosciedad del conocimiento apuntaladas específico (educación, filosofía, derecho,por los constantes avances de la revo- etcétera). Y que en el caso del postgrado,lución científico-tecnológica, están em- persigue formar cuadros científico-dis-pujando al pesado sistema de educación ciplinarios altamente especializados ysuperior no sólo a demandas de nuevas actualizados. En ambos niveles, los pro-habilidades, conocimientos, competen- cesos de enseñanza-aprendizaje y orga-cias y egresados especialistas en áreas nizacionales no se realizan totalmenteemergentes, sino también, a incursionar en una modalidad físicamente presen-en modalidades como la educación a cial, sino en la utilización de medios tec-distancia, inéditas en la mayoría de las nológicos de difusión de la información,instituciones de educación superior (ies) que permiten la comunicación diferidadel país y del Noroeste de México hasta o simultánea entre los alumnos por unel año de 1995, como son los casos de la lado, y los profesores y administradoresUniversidad Autónoma de Sinaloa y la del programa o sistema respectivo, porUniversidad de Occidente para el estado otro.de Sinaloa.2 Miguel Casas Armengol (1998), deca- En este escrito se entiende por edu- no de la Universidad Nacional Abierta decación superior a distancia en un sen- Venezuela, y experto reconocido en estetido amplio, como el ciclo de educación campo, acepta que no son ningún secre-formal que tiene su antecedente acadé- to las debilidades de muchos sistemasmico en el bachillerato –o su equivalen- educativos latinoamericanos, las cualeste– que para el caso del nivel licenciatu- consigna en dos clases: limitaciones cul-ra, se dirige a formar profesionistas con turales externas y limitaciones internasconocimientos, actitudes y destrezas al- institucionales. La tabla 1 ilustra estatamente calificados para la práctica pro- relación propuesta por el autor.2 No así en los casos de la unam, ipn, itesm o la u de g, entre otras pocas ies mexicanas que tienen una historia másprolongada en la educación a distancia. Apertura, Año 5, núm. 2 (nueva época), noviembre de 2005 ISSN 1665 - 6180.
  • Desde este horizonte, es factible la En América Latina se están profundizan- afirmación de Casas Armengol al soste- do en el último tiempo las experiencias ner que ninguna planificación teórica e basadas por un lado en el aprendizaje ideal, que pretenda ignorar los elemen- cooperativo y por otro, en la cooperación tos arriba señalados, podrá producir institucional para compartir los recursos resultados satisfactorios (1998:21). Por de información a través de las ciberbiblio- otro lado, Escotet (1980) reconoce la tecas, para la utilización de plataformas existencia de grandes dificultades en los tecnológicas comunes y centros tecnológi- programas de educación a distancia para cos regionales hasta llegar a la figura inte- establecer un contacto personal, real y gral del consorcio (Mena, 2004:33). permanente entre el tutor o profesor y el estudiante. A pesar de tales limitaciones, En este contexto y de acuerdo con R. coincido con Marta Mena (2004) en que Ackoff (1996), es necesaria la innovación la educación a distancia del futuro tendrá en todo el sistema educativo, sea tanto como uno de sus rasgos más fuertes, a la presencial o a distancia. Puesto que si cooperación por encima del paradigma no existe integración de niveles y mo- de la competencia instaurado por los mo- dalidades, se continuará tratando con delos neoliberales. los mismos criterios acostumbrados atabla 1. Limitaciones externas e internas propias de los sistemas latinoamericanos de educación a distancia. Limitaciones culturales externas Limitaciones internas institucionales Tendencias hacia la improvisación, contrarias a la Indefinición de la direccionalidad institucional previsión o planificación. (ausencia de políticas). Grandiosos programas pero sin seguimiento. Estructuras organizacionales inapropiadas. Políticas sin continuidad. Insuficiente desarrollo de la administración y gerencia modernas. El latinoamericano, un estudiante singular. Recursos humanos limitados y diluidos entre muchas Cultura tecnológica inmadura. instituciones. Predominio del titulismo versus el conocimiento. Resistencia a la innovación. Fuerte interferencia de factores políticos y sindicales.Fuente: Casas A., Miguel (1998:20).Apertura, Año 5, núm. 2 (nueva época), noviembre de 2005 ISSN 1665 - 6180. 
  • los modelos organizacionales y los pro- des metas de la educación escolar de pre-ductos surgidos de los nuevos procesos parar estudiantes para una adaptacióneducativos a distancia. Por ejemplo, flexible ante nuevos problemas y escena-estudios recientes de la Academia Na- rios: “…las habilidades de los estudiantescional de Ciencias en los EEUU sobre las para transferir lo que ellos han aprendidonuevas tendencias de las competencias a nuevas situaciones, los provee de un ín-de aprendizaje requeridas en todos los dice de aprendizaje flexible, adaptativo.niveles educativos, destacan lo referen- Ver cómo ellos hacen ésto, puede ayudarte a la transferencia del aprendizaje a que los educadores evalúen y personali-(Bransford, 2000) como una de las gran- cen su enseñanza” (p. 235).La educación a distancia de principiosde siglo xxi no termina todavía deacomodarse el corsé de la era industrial.nuevos PArAdigmAs en LAeducAción A distAnciA Desde los viajes ilustrados de la an- A escala mundial, la ocde reconocía yatigüedad, hasta los modernos sistemas esta situación:de instrucción por correspondencia, laeducación a distancia transitó remisa- ...ha sido limitado el grado en que lamente hasta mediados del siglo xx. Im- nueva tecnología ha afectado a las técni-pactada primero por la explosión de las cas de educación y aprendizaje. Aunquecomunicaciones satelitales y alámbri- es verdad que se han utilizado máqui-cas, y después por el paradigma digital nas para la enseñanza (computadoras,de las redes telemáticas, la educación a cintas magnetofónicas y videos) y paradistancia de principios del siglo xxi no la educación a distancia (vía telecomu-termina todavía de acomodarse el corsé nicaciones), tales técnicas aún debende la era industrial con los enfoques de penetrar en la educación superior [...]producción en serie, cuando es lanzada dominada por las clases lectivas y todasde nuevo a la aventura postindustrial las consiguientes duplicaciones de es-con premisas de manufactura flexible. fuerzos (1990:169).  Apertura, Año 5, núm. 2 (nueva época), noviembre de 2005 ISSN 1665 - 6180.
  • Esta observación pone de relieve no sólo los problemas para la incorporación tecnológica de las ies, sino también, las limitaciones de carácter pedagógico con las que se adaptan las tecnologías a los procesos educativos, dominados por es- quemas basados en “lecciones tradicio- nales”3 poco compatibles con el carácter flexible e interactivo de las tecnologías de la información. De cualquier forma, para la ocde es tecnológicamente posible –y necesario– aumentar los niveles de productividad en los sistemas educati- vos mediante la introducción de nuevas tecnologías (ocde,1990:171). Como afir- ma Otto Peters: Si la universidad quiere prepararse para las tareas que enfrentará en el futuro no bastará con que vea las nuevas tecnolo- gías como simples unidades adicionales y las malinterpreten como una extensión y extrapolación de la enseñanza tradicio- nal que todos conocemos. No debe usar estas tecnologías como usaba los medios audiovisuales en el pasado. Lo que la universidad del futuro necesita son nue- vos conceptos educativos fundamentales (2002:216). 3 Aquí nos colocamos en una polémica presente en la historia de la pedagogía, respecto a los distintos modelos educativos que han surgido en el pasado. Sin pretender abundar en este asunto, por “lecciones tradicionales” se entiende al tipo de lecciones basadas en las premisas de repetición y memorización de información de los sujetos que aprenden, con escaso o nulo nivel de aprendizaje significativo. Cfr. Coll, C. y Solé, I. (1989): “Aprendizaje significativo y ayuda pedagógica”, Cuadernos de Pedagogía, Fontalba, Barcelona, marzo, pp. 16-20.Apertura, Año 5, núm. 2 (nueva época), noviembre de 2005 ISSN 1665 - 6180. 
  • Innovar un ambiente de aprendizaje a distancia, no estrasladar la docencia de un aula de adobe a un aulavirtual, es transformar en sus bases, las relacionespersonales en las que se dan los procesos educativos. Después de la era de la información sición al cambio y a lo inesperado, y nocaracterizada por el apogeo de los me- encerrar nuestro entendimiento de ladios masivos unidireccionales de comu- realidad (y la educación con ella) en losnicación durante las décadas de los 70’s y viejos cánones escolásticos de la educa-80’s, la ead fue empujada desde los años ción tradicional.90’s por las nuevas tecnologías electró-nicas de la información y comunicación, Lo inesperado nos sorprende porque nosa la época de la postinformación con las hemos instalado con gran seguridad enredes telemáticas y la realidad virtual: nuestras teorías, en nuestras ideas y éstas“de la era del átomo a la era del bit”. Con no tienen alguna estructura para acogersólo un golpe de teclado. La perspectiva lo nuevo. Lo nuevo brota sin cesar; nuncadel debate actual sobre la relación tec- podemos predecir cómo se presentará,nología-educación, debería replantearse pero debemos contar con su llegada, esentonces a partir de considerar como decir, contar con lo inesperado (Morin,uno de sus principales referentes el he- 1999:30)cho de que los medios telemáticos, a di-ferencia de sus antecesores mass-media, Las premisas de comunicación diferi-no operan sólo como vías de transmisión da del contenido textual como eje básicounidireccional y masiva, sino que llegan entre maestros y estudiantes, así comoa tener capacidad de respuesta inmedia- la preeminencia del cuerpo técnico yta e individualizada, es decir, multidirec- administrativo, entre otras, han perdi-cional. En esta perspectiva, y como indi- do terreno aceleradamente frente a lasca Nicholas Negroponte, parafraseando tecnologías de comunicación inmediataa Marshall McLuhan: “En el mundo y múltiple como la telemática. En estedigital, el medio no es el mensaje. Es la contexto, los ambientes de aprendizaje4encarnación del mismo” (Negroponte, surgen como una de los fenómenos cla-1996:91). Las innovaciones tecnológicas ves para entender las nuevas configura-nos enseñan que debemos prepararnos ciones sociales en torno a los procesostambién para tener la suficiente dispo- educativos que tienen lugar tanto en4 No es fortuito que el vi Encuentro Internacional de Educación a Distancia, celebrado en Guadalajara durante laprimera semana de diciembre de 1997, se haya titulado “Desarrollo de ambientes de aprendizaje en la educación adistancia”. Apertura, Año 5, núm. 2 (nueva época), noviembre de 2005 ISSN 1665 - 6180.
  • espacios físicos (aula tradicional) como más a un consumismo desenfrenado,virtuales (aulas interactivas). El diseño que a las necesidades y posibilidadesinstruccional está cambiando de la edu- de nuevas formas educativas” (1998:6).cación programada por textos impresos, Esta preocupación, también es compar-a la tecnología misma: correo electrónico, tida por Manuel Moreno:conferencias por redes satelital y de cóm-puto en tiempo real, navegación virtual Innovar un ambiente de aprendizaje apor el Web 5 en una red como Internet distancia, no es trasladar la docencia decon acceso de más de 79 millones de per- un aula de adobe a un aula virtual, nisonas en el mundo;6 irc (Internet relay cambiar el gis y el pizarrón, por un piza-chat) que es un medio de comunicación rrón “inteligente”, cuando hay docentesdirecta para conversar en línea; grupos que ni siquiera el tradicional pizarrónde interés o de discusión (newsgroups) han sabido incorporar a su práctica, nicuyos temas van desde la política fiscal entregar los materiales de estudio por In-hasta colecciones de timbres postales, ternet en lugar del correo tradicional, sinoentre otros nuevos recursos telemáticos. transformar en sus bases, las relaciones personales en las que se dan los procesos educativos (Moreno, 1997:8).interActividAd y tecnoLogíAs PArAeL APrendizAje La incorporación de nuevas tecno- logías en los centros educativos, debeLos sistemas telemáticos integrados examinarse considerando a los sujetosproveen medios flexibles para disponer que van a utilizarlo, y los contextos deo incrementar la estructura de diálo- trabajo donde habrán de operar desdego requerido, minimizando la relación un enfoque pedagógico, dado que: “...de tiempo entre los actos de enseñar y Un programa no es utilizable sólo por loaprender, en contraste con los medios que es en sí, sino por lo que significa ytradicionales de ead, como la correspon- representa en los contextos en que va adencia postal, la radio o la televisión. En ser aplicado, y lo que exige a los profe-consecuencia, es ya un hecho que los sores como agentes educativos” (García,avances tecnológicos, en particular tele- 1996:195). En la tabla 2 se ofrece unamáticos, están cambiando radicalmente interpretación de Bruce Landon (1997)la naturaleza de la educación, especial- acerca de las características que supues-mente en la modalidad a distancia. Pero, tamente se promueven en los procesoscomo apunta Casas Armengol, la expan- de aprendizaje, mediante la utilizaciónsión tecnológica conlleva el riesgo de que de algunos tipos de tecnología telemáti-su utilización se ocupe de “...responder ca para la educación a distancia.5 Buena parte del material de estudio recopilado para el desarrollo de la presente investigación, debe su origena la red Internet, a través de los servicios de información, revistas electrónicas, consultas a catálogos y libreríasvirtuales.6 De acuerdo con cifras del inegi y de la itu, disponible en www.inegi.gob.mx/est/contenidos/espanol/rutinas/ept.asp?t=tinf142&c=4870.Apertura, Año 5, núm. 2, nov. 2005 ISSN 1665 - 6180. 
  • Tabla 2. Características del aprendizaje de acuerdo con el tipo demedio tecnológico utilizado por los estudiantes de educación a distancia. Tipo de tecnología telemática Características del aprendizaje Correo electrónico. Retroalimentación, interacción uno a uno, aplicación, reflexión. Servicios de investigación bibliográfica. Análisis, dirección autosuficiente. Discusiones de textos (listas de correo electrónico o Interacción grupos a grupos, retroalimentación, conferencias por computadora. tutoreo de pares, reflexión, colaboración, aprendizaje experiencial, simulaciones, juegos de roles. Audioconferencias. (Mismas características que las discusiones de textos), favorece el aprendizaje estilo auditorio, permite sonidos y lenguaje de presentaciones. Videoconferencias. (Mismas características que las discusiones de textos), favorece el estilo de aprendizaje visual, da margen al desarrollo de habilidades y demostraciones ejecutadas por especialistas. Lotus Notes (programa informático para grupos de Todos los atributos del audio y video, y de las trabajo). discusiones de textos. Enseñanza Asistida por Computadora (cai) con Favorece los estilos de aprendizaje visual y multimedia. de auditorio, provee de limitada interacción y retroalimentación, práctica y sondeo, simulaciones, tutoriales. World Wide Web (entorno gráfico de navegación por Provee del análisis y aprendizaje autodirigido; la red Internet). favorece los estilos de aprendizaje visual y de auditorio; actualmente dispone de interacción y retroalimentación limitada, con interfaces que incluyen conferencias, las cuales proveen de un rango completo de atributos de textos de discusión. Fuente: Landon, Bruce (1997):”Reaching distance students with computer network technology (parte iii)”, Distance Education Report, Madison, WI, Magna Publications Inc., July, pp. 4-8.0 Apertura, Año 5, núm. 2 (nueva época), noviembre de 2005 ISSN 1665 - 6180.
  • Estas características del aprendizajea distancia mediado por los nuevos ser-vicios en telecomunicaciones, permitenaprovechar los recursos de transmisiónen línea y consulta interactiva, tantoa sistemas de bancos de información,como a otros individuos con acceso a lasredes telemáticas. Por ejemplo, Landonseñala que las conferencias por com-putadora –a excepción del libro de tex-to– permiten que tanto la conversacióncomo todos los materiales auxiliares semanejen en línea (1997:4). Asimismo,la utilización de paquetes informáticospermite enlazar redes de cómputo lo- La reconceptualizacióncales en un ambiente enriquecedor deaprendizajes al compartir las activida- de la interactividaddes educativas entre varios usuarios co-nectados sincrónicamente entre sí. Del supone lamismo modo, los cursos ofrecidos en In-ternet, se acceden mediante navegadores multidimensionalidadcomo Internet Explorer, de la compañíaMicrosoft o Netscape, de Netscape Com- humana mediada por lasmunications Corporation, entre otros.Dichos cursos pueden ser compartidos tecnologías telemáticas.por cualquier cantidad de personas entodo el mundo y pueden tener capacidadmultimedia, grupos y áreas de discusión,así como guías del curso en hipertextocon las que se enlazan los estudiantes aotros recursos en línea provistos de in-formación para sus respectivos trabajosacadémicos.77 La Universidad Virtual del itesm, hace un usointensivo de la red Internet para sus programasacadémicos. Incluso, en un principio llegó a serrequisito obligatorio para entrar a este sistema, contarcon una computadora portátil y conexión a Internet.Actualmente ya se canceló esta exigencia, pero haquedado en el ámbito de “recomendación” para los“alumnos virtuales”.Apertura, Año 5, núm. 2 (nueva época), noviembre de 2005 ISSN 1665 - 6180. 1
  • De esta manera, la educación a dis- preguntas de otros estudiantes o profe-tancia representa una realidad que ten- sores. Esta reconceptualización de la in-drá un constante crecimiento durante la teractividad, trasciende la otrora nociónprimera década del siglo xxi, potenciada que descansaba en la capacidad mecá-con la incorporación de las innovaciones nica de respuesta de un sistema tecno-en el campo de las nuevas tecnologías lógico a la acción humana. Es decir, dede comunicación electrónica. Se trata la interacción unidimensional estable-además, de una modalidad educativa cida desde las máquinas de enseñar deemergente más acorde con las exigencias S. L.Pressey y B. F. Skinner,8 la nuevaactuales de independencia, individuali- concepción de interactividad supone lazación, transferencia e interactividad del multidimensionalidad humana media-aprendizaje. da por las tecnologías telemáticas (véase Cabe aclarar que al mencionar la di- tabla 3). Lo anterior implica la necesidadmensión interactiva del proceso educa- de innovaciones pedagógicas para lativo, se hace referencia a la posibilidad educación a distancia en este campo, alreal que pueden tener los estudiantes potenciar nuevas formas de cooperaciónpara enviar y recibir mensajes, ideas y y colaboración educativas.8 Cfr. Skinner, B.F. (1982): Tecnología de la enseñanza, Barcelona: Labor.Tabla 3. Capacidad de respuesta interactiva de tecnologías aplicadas a la educación. Tecnología educativa Tipo de interacción Capacidad de respuesta Ábaco. Unidireccional. Sujeto 1 Tecnología Sujeto 1 Máquinas de tests de S. L. Pressey. Máquinas de enseñar de B. F. Skinner. Enseñanza por medios impresos, radio, televisión, audiovisuales. Enseñanza asistida por computadora (en inglés, Computer-Aided Instruction o Computer-Assisted Instruction, CAI). Tecnologías telemáticas. Multidireccional. Sujeto 1 Sujeto 2 Sujeto 1 Tecnología Sujeto 3 Sujeto 4 Sujeto n2 Apertura, Año 5, núm. 2 (nueva época), noviembre de 2005 ISSN 1665 - 6180.
  • Desde la década de los noventa existe conducción de la señal de teleconferen-un movimiento mundial hacia la incor- cias), red isdn (para enlaces internacio-poración gradual de la virtualización en nales de videoconferencia), rdi (comola educación superior. En nuestro país, medio de comunicación dedicado paralas instituciones con mayor antigüedad y videoconferencia con otras Institucio-cobertura nacional en este campo son: el nes) e Internet con diversos programasprograma de Educación a Distancia con- en línea; y el Instituto Tecnológico y devenido desde 1996 entre la Secretaría de Estudios Superior de Monterrey conEducación Pública (sep), el Instituto Lati- su sistema de Universidad Virtual ennoamericano de Comunicación Educati- más de 30 campus distribuidos en elva (ilce) y la Dirección General de Televi- país, y enlazados a través de sus redessión Educativa (dgtv), que mantienen la satelitales (SatMex2), videoconferen-mayor cobertura de telemática educativa cia interactiva e Internet. Es obvio queen México al aplicar los sistemas de Red además de conjuntar diversos recursosEscolar (red informática) y Videoteca telemáticos, estas instituciones hanNacional Educativa (nivel de educación construido una concepción de tecno-básica, media y escuelas normales), así logía educacional más ad hoc para lacomo la red satelital edusat (aunque pre- modalidad a distancia, que el resto dedomina la programación de soporte para las ies en México. Además, la anuies,educación básica, media, normal y tele- desde el año 2000 incorporó una im-secundaria, tiene un canal con progra- portante discusión sobre la educaciónmación constante sobre cuestiones de a distancia para la educación superioreducación superior). También la unam, en nuestro país, que fue canalizada porcon su Sistema de Universidad Abierta y su Dirección de Innovación Educativa,Educación a Distancia que mantiene una misma que, mediante una consulta ared nacional de videoconferencia e In- todas las ies del país generó un deba-ternet con la mayor parte de ies del país te inclusivo que aportó elementos ini-y sus centros académicos localizados en ciales para la redacción y aprobaciónMéxico y eua. El Instituto Politécnico posterior del documento “Plan Maes-Nacional con el Programa de Educación tro de Educación Superior Abierta y aContinua y a Distancia, en donde utiliza Distancia. Líneas estratégicas para susu Red Satelital (para enlazar los Centros desarrollo” en la xxxi Asamblea Gene-y Escuelas foráneas y como medio de ral Ordinaria. En el reciente encuentroApertura, Año 5, núm. 2, nov. 2005 ISSN 1665 - 6180. 3
  • internacional de educación superior “Virtual Educa 2005” celebrado duran- te el mes de junio del 2005 en la Ciudad de México, se presentó su propuesta de reglamentación para las “modalidades alternativas a la escolarizada”. Para concluir, deberá aceptarse que las tecnologías telemáticas no constitu- yen un recurso inapelablemente eficaz para el aprendizaje de los alumnos, sino Es necesario integrar que resulta necesario integrarlas en un programa educativo bien fundamentado las tecnologías para aplicarse pedagógicamente. Puesto que la conjunción de todos los elementos telemáticas a un relativos al proceso educacional (obje- tivos, contenidos, metodologías, estra- programa educativo tegias, actividades, etc.) son las condi- ciones indispensables que permiten a la bien fundamentado telemática adquirir realmente un sen- tido educativo. Como sostiene Torsten para aplicarse Husén “Empezamos a comprender que en el corazón del proceso educativo que pedagógicamente. tiene lugar en la escuela está la interac- ción entre individuos: profesor y alum- Apertura, Año 5, núm. 2 (nueva época), noviembre de 2005 ISSN 1665 - 6180.
  • no” (1988:300). La educación superior se planteen de acuerdo con modelos edu-pública en México está pasando por un cativos que respondan a las exigencias demomento crítico de redefiniciones y re- mundialización económica y pensamien-formas en las ies y las políticas de Estado to global de la sociedad del conocimientorespectivas, sobre todo, en el propósito que está todavía en nuestro porvenir ycompartido de lograr mayores niveles de cuya única certeza es la incertidumbre.calidad y rendición de cuentas. En este La educación a distancia es un senderocontexto, es necesario que las fuertes in- que apenas estamos abriendo en univer-versiones en infraestructura tecnológica sidades del interior del país.bibLiogrAfíAAckoff, Russell (1996), Rediseñando el futuro, México: Limu- Mena, Marta (2004), La educación a distancia en América sa-Noriega Editores. Latina. Modelos, tecnologías y realidades, Buenos Ai-anuies (2001), Plan maestro de educación superior abierta res: icde-iesalc-unesco y Ediciones La Crujía. y a distancia. Líneas estratégicas para su desarrollo, Moreno, Manuel (1997), “El desarrollo de ambientes de México: anuies. aprendizaje a distancia”, ponencia presentada en el (2004). Elementos normativos a considerar para vi. Encuentro Internacional de Educación a Distancia: los programas de educación superior impartidos en Desarrollo de ambientes de aprendizaje, Guadalajara, modalidades alternativas a la escolarizada, México, México: Universidad de Guadalajara, 4-7 de diciembre. anuies. Morin, Edgar (2001). Los siete saberes necesarios para laCasas A., Miguel (1998), “Tendencias actuales e innovacio- educación del futuro, México: El correo de la unesco. nes en la educación superior a distancia. Potencialidad Negroponte, Nicholas (1996), Ser digital, México: Océano. y restricciones en Latinoamérica”, ponencia presentada ocde (1990), Las nuevas tecnologías en la década de los en la Conferencia Internacional de Educación a Distan- noventa. Una estrategia socioeconómica, Madrid: mtss, cia: Los retos de la educación a distancia frente a las Col. Informes ocde Núm. 35. nuevas tendencias socioeconómicas y políticas mun- Peters, Otto (2002), La educación a distancia en transición. diales, Toluca, Estado de México: uaem, 8-10 de Julio. Nuevas tendencias y retos, México: Universidad deDurkheim, Emile (1979), La educación como socialización, Guadalajara. Salamanca: Sígueme. Bransford, John et al. (2000), How people learn. brain,Husén, Torsten (1988), Nuevo análisis de la sociedad del mind, experience, and school, Washington, Committee aprendizaje, Barcelona: Paidós. on Developments in the Science of Learning and Com-Landon, Bruce (1997), “Reaching distance students with mittee on Learning Research and Educational Practice, computer network technology (part ii)”, The Distance National Academy Press. Education Report, Madison, usa: Magna Publications Skinner, B.F. (1982), Tecnología de la enseñanza, Barcelona: Inc., July, pp. 4-8. Labor.Mella, Elian (2003), “La educación en la sociedad del cono- Tejedora, Francisco y García, Ana (eds. 1996), Perspectivas cimiento y del riesgo”, en Enfoques Educacionales, vol. de las nuevas tecnologías en la educación, Madrid: 5, núm. 1, Santiago: Facultad de Ciencias Sociales de la Narcea. Universidad de Chile.Apertura, Año 5, núm. 2 (nueva época), noviembre de 2005 ISSN 1665 - 6180.